Anda di halaman 1dari 8

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA BENITO

JUÁREZ DE OAXACA
Facultad de Medicina y Cirugía

“ANATOMÍA RADIOLÓGICA DE TÓRAX”

IMAGENOLOGÍA
Materia

DRA. LIS AURELIA CONTRETRAS TEBAR


Catedrático

RUÍZ CANSECO BRENDA LOOHVANA


Alumna

3° “E”

Mayo 2014
CAJA TORÁCICA
A) Partes Blandas:
La piel, el tejido celular subcutáneo y los músculos forman los tejidos blandos visibles en la
radiografía posteroanterior de tórax.
La sombra de ambos músculos esternocleidomastoideos se puede ver en el cuello y en los
vértices pulmonares, bajando hasta fundirse con la sombra acompañante de los bordes
superiores de las clavículas, que a su vez está formada por los tejidos blandos de Ja fosa
supraclavicular, que se colocan tangenciales a la dirección del haz de rayos X. Los pliegues
axilares, formados por el borde inferior de los músculos pectorales, dan lugar a una curva
descendente que se superpone a la parte lateral de ambos pulmones en los individuos
musculosos. La sombra de ambas mamas es más claramente visible en la mujer que en el
hombre, pero en ambos casos produce un aumento de densidad sobre las bases
pulmonares.
B) Huesos
Las costillas son visibles en toda su longitud, pero mientras que el borde superior se
delimita perfectamente, el inferior puede estar mal definido en la parte media e inferior
del tórax.
La sombra acompañante de la primera y segunda costillas es una densidad tenue, lineal y
paralela al borde inferior costal, de 1 ó 2 mm de ancho, debida a la visión en proyección
tangencial de la pleura parietal y partes blandas normales. Así mismo, la sombra
acompañante de la escápula, cuando se superpone al pulmón, puede inducir a error al
simular condensaciones pulmonares.
La columna vertebral tiene una densidad que, en la proyección lateral , disminuye
uniformemente en dirección cráneo caudal.
El esternón no es visible en la proyección
anteroposterior debido a la superposición
con la silueta cardiovascular. En
proyección lateral, el esternón se ve de
perfil. En la parte superior puede verse el
manubrio, habitualmente bien
diferenciado, pues sólo se funde al cuerpo
en el 10 % de los adultos.
C) Pleura
Las hojas parietal y visceral de la pleura
no son visibles en una radiografía de
tórax normal, debido a que sus sombras
se confunden con la densidad agua de la
pared torácica, el mediastino y el
diafragma. Sólo la pleura visceral, situada dentro de las cisuras, puede verse
habitualmente.
D) Diafragma
En proyección posteroanterior es visible en toda su longitud, desde el ángulo cardiofrénico
hasta el seno costodiafragmático, aunque la parte del diafragma izquierdo superpuesta a
la sombra cardiaca sólo se ve en radiografías bien penetradas. En el lado derecho, el
diafragma se funde por debajo con la densidad uniforme del hígado. En el lado izquierdo,
es frecuente observar la burbuja gástrica delimitando la anchura normal del diafragma,
que es aproximadamente de 4 a 5 mm. El diafragma derecho es más alto que el izquierdo
en la mayoría de los sujetos normales, si bien alrededor del 9 % puede tener el diafragma
izquierdo más elevado o al mismo nivel que el derecho. En proyección lateral el diafragma
izquierdo no es visible en su tercio anterior, debido al corazón, cuya densidad es similar a
la del diafragma, y al apoyarse en él se funden las imágenes de ambas vísceras, no
existiendo interfases que las delimite. El diafragma derecho es visible en toda su longitud.

ESPACIOS AÉREOS
A) Tráquea y bronquios principales
En las radiografías de tórax, la tráquea es claramente visible como una estructura
vertical, más radiotransparente por su contenido en aire que los órganos vecinos. En su
pared se pueden ver una serie de anillos cartilaginosos que se pueden calcificar en el
individuo adulto. Desde el cuello hasta el tórax, la tráquea está en la línea media, excepto
en su parte final, que se desvía ligeramente hacia la derecha, probablemente debido a la
posición del arco aórtico. En los niños menores de 5 años, la tráquea, por su menor rigidez,
se desvía hacia la derecha con gran facilidad.
B) Lóbulos
Es posible delimitar la forma y tamaño de los lóbulos gracias a la presencia de las cisuras
interlobulares. El pulmón derecho está dividido en tres lóbulos: superior, medio e inferior,
por dos cisuras, la mayor y la menor u horizontal. En el lado izquierdo, sólo existe la cisura
mayor, que divide al pulmón en lóbulo superior y lóbulo inferior.
Las dos cisuras mayores corren oblicuamente desde la altura de la quinta vértebra dorsal
hacia adelante y hacia abajo hasta el diafragma, unos centímetros por detrás de la pared
torácica anterior. No son visibles en proyección anteroposterior, pero se ven a menudo en
proyección lateral. La cisura menor u horizontal se extiende en un plano
aproximadamente horizontal a nivel de la cuarta costilla anterior. Por ser horizontal se
puede ver tanto en proyección posteroanterior como lateral. Es frecuente la presencia de
lóbulos accesorios en el pulmón. El más frecuente es el lóbulo accesorio de la ácigos. Se
reconoce por la presencia de una línea fina, convexa hacia fuera, visible entre el
mediastino superior derecho y el ápice pulmonar, con la sombra redondeada de la vena
ácigos visible en su parte más inferior. Esta línea es fácilmente detectable por presentar
cuatro hojas pleurales, las dos viscerales y las dos parietales de ambos lóbulos.
C) Segmentos
Los segmentos no tienen representación radiográfica en el individuo normal. Sin embargo,
el conocimiento de su situación anatómica es importante para reconocer su afectación
patológica.
Lóbulo superior derecho. El bronquio del lóbulo superior derecho sale del bronquio
principal a nivel de la carina y rápidamente se divide en sus tres bronquios segmentarios.
Ocasionalmente, hay cuatro segmentos, por tener doble origen el bronquio posterior,
originándose el llamado segmento axial, situado en la región lateral del pulmón.
Lóbulo medio derecho. El bronquio intermediario continúa hacia abajo 3 ó 4 cm y se
bifurca en los bronquios de los lóbulos medio e inferior.
Lóbulo inferior derecho. El bronquio del segmento superior del lóbulo inferior nace en la
cara posterior del bronquio intermediario, siempre a nivel del origen del bronquio del
lóbulo medio. Los cuatro segmentos basales tienen un origen bastante constante en el
siguiente orden: medial, anterior, lateral y posterior. Es muy frecuente la presencia de un
subsegmento entre el segmento superior y los basales, con su propio bronquio, que sale por
debajo del bronquio del segmento superior del lóbulo inferior.
Lóbulo superior izquierdo. La subdivisión superior se divide inmediatamente en dos ramas
segmentarias la apicoposterior y la anterior; con menor frecuencia se trifurca, dando lugar
simultáneamente a los bronquios apicoposterior, anterior y de la língula.
El bronquio de la língula a su vez se divide en sus ramas superior e inferior.
Lóbulo inferior izquierdo. Las divisiones del bronquio del lóbulo inferior izquierdo son
idénticas a las del derecho.
D) Anatomía subsegmentaria
El lobulillo secundario suele definirse como la parte más pequeña del pulmón que está
rodeada por tabiques de tejido conjuntivo. Está constituido por el conjunto de 3 a 5
bronquiolos terminales que forman el modelo milimétrico de ramificación al final de un
trayecto bronquial, junto con el tejido respiratorio correspondiente.

HILIOS
El hilio pulmonar es una zona deprimida, en la superficie mediastínica del pulmón, por
donde arterias y venas, bronquios principales y linfáticos entran y salen del pulmón. Estas
estructuras, rodeadas por la pleura, forman el pedículo pulmonar.
En la radiografía posteroanterior, los hilios se reconocen como dos estructuras de densidad
agua, a cada lado de la silueta cardiovascular. Las venas de los lóbulos inferiores no
cruzan el hilio en su trayecto hacia la aurícula izquierda y por tanto no contribuyen a la
formación de la sombra hiliar; los bronquios aportan poca densidad por estar llenos de
aire; los ganglios linfáticos normales son demasiado pequeños. Por tanto, las sombras
hiliares normales están formadas en su mayor parte por las arterias pulmonares y por las
venas de los lóbulos superiores. En el lado derecho, la arteria pulmonar se divide dentro
del mediastino en una rama superior y otra inferior. La rama superior o arteria del lóbulo
superior se sitúa medial a las venas del lóbulo superior, las cuales forman la mayor parte
del perfil de la mitad superior del hilio. La rama descendente que irriga los lóbulos inferior
y medio forma la mitad inferior. Por tanto, el ángulo entre las porciones superior e inferior
del hilio derecho está formado por la vena pulmonar superior, por encima, y por la arteria
descendente, por debajo. Otra característica importante es que tanto la arteria principal
como sus ramas principales, se sitúan anteriores al bronquio principal derecho, bronquio
del lóbulo superior y bronquio intermediario.
En el lado izquierdo, sin embargo, la arteria pulmonar se dirige hacia atrás y cruza por
encima del árbol bronquial, en el ángulo formado por el bronquio principal y el bronquio
del lóbulo superior. El lóbulo superior izquierdo está irrigado por múltiples ramas que sal
n de la arteria principal cuando cruza sobre el bronquio izquierdo. La arteria del lóbulo
inferior desciende posterolateral al bronquio del lóbulo inferior.
En las radiografías posteroanteriores, el hilio izquierdo está situado entre 0,5 y 3 cm más
alto que el derecho en más del 90 % de los sujetos. El tamaño hiliar también es importante
y, en la gran mayoría de los casos (84 %), los hilios son de igual tamaño. La densidad de los
hilios es similar también en el 90 % de los casos. Por tanto, sólo en raras ocasiones, un
hilio es mayor o más denso que el otro.

ESTRUCTURAS VASCULARES
A) Arterias y Venas
El sistema arterial pulmonar acompaña al árbol bronquial y tiene las mismas divisiones
que él, es decir, siempre hay una ramificación arterial que acompaña a la correspondiente
bronquial.
Normalmente, hay dos grandes venas a cada lado, que entran en el mediastino por debajo
y por delante de las arterias. En el lado derecho, la vena superior drena los lóbulos
superior y medio, y la inferior, el lóbulo inferior. En el lado izquierdo, las venas superior e
inferior drenan los lóbulos correspondientes.
B) Linfáticos
Los vasos linfáticos del párénquima pulmonar no se pueden ver en condiciones normales, a
pesar de ser muy abundantes. El flujo linfático de las zonas más superficiales del pulmón
va hacia la pleura, mientras que el de las zonas profundas va hacia el hilio. Todos estos
linfáticos drenan a un sistema de ganglios que forman agrupaciones conectadas entre sí,
cuyas localizaciones más importantes son las siguientes:
l. Ganglios traqueobronquiales. Situados a lo largo de ambas caras laterales de la tráquea
y en la unión traqueobronquial, incluyendo el ganglio de la vena ácigos, muy constante.
2. Ganglios subcarinales. También llamados de la bifurcación. Situados en el espacio
subcarinal. Sus
3. Ganglios bronquiopulmonares. Se sitúan en los hilios, entre las bifurcaciones
bronquiales y adyacentes a arterias y venas pulmonares.
4. Ganglios mediastínicos anteriores. Hay dos grupos: los ganglios de la arteria mamaria
interna y los ganglios prevasculares, situados por delante del timo
y de los grandes troncos vasculares del mediastino anterior. Drenan la pared torácica y los
órganos del mediastino anterior.
5. Ganglios mediastínicos posteriores. A lo largo del esófago inferior y de la aorta
descendente. Comunican con los ganglios subcarinales y drenan al conducto torácico.
C) Silueta Cardiovascular
En el lado derecho, y de arriba abajo, puede verse la sombra de la vena cava superior y
superpuesta a ella, parte de la aorta ascendente, la aurícula derecha, que forma el borde
cardiaco derecho y, ocasionalmente, la línea de la cava inferior en el ángulo cardiofrénico.
En el lado izquierdo, el botón aórtico es la prominencia alta de la silueta cardiovascular,
seguido del tracto de salida de la arteria pulmonar y del ventrículo izquierdo. La aorta
descendente puede verse a través del corazón izquierdo como una línea paralela y lateral a
la línea paraespinal. En proyección lateral, el borde cardiaco anterior está formado por el
ventrículo derecho, viéndose por encima la sombra de la arteria pulmonar principal y, más
arriba, la raíz de la aorta. El borde cardiaco posterior está producido, de arriba abajo, por
la aurícula izquierda, el ventrículo izquierdo y la vena cava inferior, que se puede ver, en
el 82 % de los sujetos, con su típico contorno cóncavo hacia atrás.

MEDIASTINO
A) División anatomo-radiológica:
1.- Mediastino superior
2.- Mediastino anterior
3.- Mediastino posterior
-Área prevertebral.
-Área paraespinal.
-Área retrocrural.
B) Anatomía radiológica convencional
El mediastino puede definirse como el
espacio extrapleural que queda entre los
pulmones. Sus límites anatómicos son
los siguientes: lateral , los repliegues de
la pleura parietal en la cara medial de
ambos pulmones; superior, el istmo
torácico; inferior, el diafragma; anterior,
el esternón, y posterior, las caras anteriores de los cuerpos vertebrales dorsales.
Líneas mediastínicas. En proyección posteroanterior. Ambos pulmones se unen en el
espacio retroesternal y, ocasionalmente, la línea de unión anterior es visible superpuesta
al esternón. Menos frecuentemente se puede ver la línea de unión posterior, cuando los dos
pulmones se juntan por detrás del tercio superior del esófago.
La pared traqueal derecha está en íntimo contacto con el pulmón, por lo que puede verse la
línea paratraqueal derecha, que no suele sobrepasar los 3 mm de espesor. En su parte más
inferior, la línea está interrumpida por la presencia de una sombra ovalada en el ángulo
que forma la tráquea con el bronquio principal derecho, producida por la vena ácigos. En
posición erecta, el diámetro más ancho del botón de la ácigos no debe superar los 10 mm.
Cuando la radiografía se obtiene en posición supina, como en el caso de las tomografías de
tórax, el diámetro mayor del botón no debe ser superior a 16 mm, siendo más
habitualmente de unos 14 mm. .
En proyección lateral, se puede ver la línea traqueal posterior, delimitada por el pulmón,
u, otras veces, por el aire intraesofágico. No debe tener más de 3 mm de espesor.
En proyección posteroanterior, las estructuras vasculares forman , a su vez, una serie de
líneas visibles en el mediastino superior. En el lado derecho, la cava superior y los troncos
supraaórticos delimitan claramente la silueta mediastínica. En el lado izquierdo, la
subclavia presenta una línea cóncava hacia afuera , por encima del botón aórtico.
Las líneas paraespinales, producidas por la reflexión de ambas pleuras sobre los bordes
laterales de la columna, pueden verse en radiografías bien penetradas.
La línea paraespinal izquierda es visible en prácticamente toda su longitud, mientras que
la derecha sólo es visible en su parte más inferior.
El esófago , en contacto con el pulmón derecho , puede dar lugar a la línea paraesofágica
derecha, incurvada de arriba abajo y de derecha a izquierda.
En la exploración del mediastino es importante el estudio del esófago con papilla de bario,
que, en proyección posteroanterior, presenta tres salientes en su borde izquierdo, uno por
encima del botón aórtico, otro por debajo del botón y otro por debajo del bronquio, principal
izquierdo.
Esquema de anatomía mediastínica. 1y 2 líneas PARA del mediastino. A: línea PARA
aórtica. E: línea PARA espinal derecha e izquierda. P: línea de unión posterior. S: línea
PARA esofágica. J: línea de unión anterior. B: línea PARA traqueal. Z: botón de la ácigos.
V: línea PARA venosa de la cava inferior (flechas sólidas): Línea PARA arterial de las
arterias subclavias. 3 En proyección AP el esófago lleno de bario tiene dos indentaciones
(flechas sólidas) producidas las superior por el arco aórtico y la inferior por el bronquio
principal izquierdo, que dibujan tres prominencias (A, B, C) visibles en el normal y que
tienden a desaparecer por masas cercanas.