Anda di halaman 1dari 1

Esta historia es la de un niño huérfano, que se encontraba en un orfanato de

aquella ciudad, su nombre era Enrique, un dia sucedió algo sorprendente.

El se encontraba llorando en el sótano de ese lugar, era su lugar favorito, ya


que allí iba cuando quería estar solo, para que así nadie lo molestara.

De repente, escuchó un ruido de unas personas hablando, y se acercaban más


y más donde él se encontraba, él se escondió para que no lo vieran y escuchó
lo que estaban planeando.

El no lo podía creer, era la directora del orfanato con otras personas que jamás
había visto. Estaba oscuro, sin embargo, pudo ver como de sus bocas salía una
lengua como de un lagarto y sus rostros se transformaban en unas bestias
horripilantes. Del susto casi lo descubren, pero tuvo suerte de que no lo
hicieran.

El rápidamente abandonó el sótano, no sin antes escuchar el plan malevolo de


la directora. Ella junto con esas personas estaban diciendo que para mañana
era luna llena y que era el tiempo exacto para matar a todos los niños y poder
sacar su sangre, ya que eso era lo que les permitía vivir muchos años.

El corriendo dio aviso a todos los niños de aquel lugar y pudieron salir todos,
por supuesto Enrique los dejó encerrado a la directora con las otras personas
sin que ellos se dieran cuenta.

Enrique fue a la policía y contó todo lo que había visto y oído.

Así que la policía llegó al sótano del orfanato y los vieron transformados en
esas bestias horrorosas, los policías dispararon en contra de ellos y los
mataron.

Esa noticia fue difundida por toda la ciudad, y así cada ciudadano pudo
adoptar a cada niño, Enrique pudo tener una familia.