Anda di halaman 1dari 1

Preguntas del capítulo 2

El discurso: sus recorridos analíticos


1- ¿Por qué se ha caracterizado y que propone evidenciar el análisis del discurso francés? Se
ha caracterizado por dar cuenta del nivel de uso escrito de la lengua, principalmente,
atendiendo al discurso institucional y doctrinal; y se propone evidenciar como se construye
el discurso y su significación desde sus recursos textuales.

2- ¿Cuáles son las dos orientaciones que se han formulado en la tradición de la escuela
francesa del análisis del discurso?
- En primer lugar, sus fundamentos en la teoría de la enunciación.
- En segundo lugar, el análisis social del discurso procedente de los planteamientos de
Foucault.

3- ¿Cuál es la convicción de la que parte la escuela francesa? Parte de la convicción que el


discurso no puede ser estudiado de manera aislada, sino que, para ser entendido y para
arrojar conocimiento cualitativo de la sociedad, debe estudiarse incluyendo tanto el sujeto
que lo produce como los contextos sociales en que se genera, por lo que se entiende el
discurso como una práctica social en la que se incorporan numerosos elementos de la vida
social.

4- ¿Por qué se caracterizan los estudios discursivos de la escuela anglosajona? Se caracterizan


por centrar su interés sobre la situación concreta de la comunicación verbal y, en particular,
sobre la manera como los sujetos construyen el significado social en el discurso y cómo
actúan en consecuencia con las señales y modos específicos de funcionamiento propio de
la comunicación que incluye lo verbal, sin agotarlo.

5- ¿Cómo se caracteriza y qué rasgos describen de manera sistemática la toma de turnos en la


conversación? En la toma de turnos de la conversación se pueden identificar cambios de
participantes; ausencia o presencia de solapamientos; variabilidad en la temporalidad, la
longitud, la distribución, la cantidad y el orden; la flexibilidad del tema y del ritmo
conversacional, el cual puede ser continuo o discontinuo; utilización de distintas unidades
de marca de turno por parte de los participantes, y presencia de mecanismos de rectificación
para los errores y las violaciones en la toma de turnos. El funcionamiento de los turnos se
describe, además, en términos de las reglas propias de los actos de habla.