Anda di halaman 1dari 5

A LA DERIVA (HORACIO QUIROGA)

El hombre pisó algo blancuzco, y en seguida sintió la mordedura en el pie. Saltó adelante, y al volverse con
un juramento vio una yaracacusú que, arrollada sobre sí misma, esperaba otro ataque.
El hombre echó una veloz ojeada a su pie, donde dos gotitas de sangre engrosaban dificulto-samente, y
sacó el machete de la cintura. La víbora vio la amenaza, y hundió más la cabeza en el centro mismo de su
espiral; pero el machete cayó de lomo, dislocándole las vértebras.
El hombre se bajó hasta la mordedura, quitó las gotitas de sangre, y durante un instante contempló. Un
dolor agudo nacía de los dos puntitos violetas, y comenzaba a invadir todo el pie. Apresuradamente se ligó
el tobillo con su pañuelo y siguió por la picada hacia su rancho.
El dolor en el pie aumentaba, con sensación de tirante abultamiento, y de pronto el hombre sintió dos o
tres fulgurantes puntadas que, como relámpagos, habían irradiado desde la herida hasta la mitad de la
pantorrilla. Movía la pierna con dificultad; una metálica sequedad de garganta, seguida de sed quemante, le
arrancó un nuevo juramento.
Llegó por fin al rancho y se echó de brazos sobre la rueda de un trapiche. Los dos puntitos violeta
desaparecían ahora en la monstruosa hinchazón del pie entero. La piel parecía adelgazada y a punto de
ceder, de tensa. Quiso llamar a su mujer, y la voz se quebró en un ronco arrastre de garganta reseca. La sed
lo devoraba.
-¡Dorotea! -alcanzó a lanzar en un estertor-. ¡Dame caña1!
Su mujer corrió con un vaso lleno, que el hombre sorbió en tres tragos. Pero no había sentido gusto alguno.
-¡Te pedí caña, no agua! -rugió de nuevo-. ¡Dame caña!
-¡Pero es caña, Paulino! -protestó la mujer, espantada.
-¡No, me diste agua! ¡Quiero caña, te digo!
La mujer corrió otra vez, volviendo con la damajuana. El hombre tragó uno tras otro dos vasos, pero no
sintió nada en la garganta.
-Bueno; esto se pone feo -murmuró entonces, mirando su pie lívido y ya con lustre gangrenoso. Sobre la
honda ligadura del pañuelo, la carne desbordaba como una monstruosa morcilla.
Los dolores fulgurantes se sucedían en continuos relampagueos y llegaban ahora a la ingle. La atroz
sequedad de garganta que el aliento parecía caldear más, aumentaba a la par. Cuando pretendió
incorporarse, un fulminante vómito lo mantuvo medio minuto con la frente apoyada en la rueda de palo.
Pero el hombre no quería morir, y descendiendo hasta la costa subió a su canoa. Sentándose en la popa y
comenzó a palear hasta el centro del Paraná. Allí la corriente del río, que en las inmediaciones del Iguazú
corre seis millas, lo llevaría antes de cinco horas a Tacurú-Pucú.
El hombre, con sombría energía, pudo efectivamente llegar hasta el medio del río; pero allí sus manos
dormidas dejaron caer la pala en la canoa, y tras un nuevo vómito -de sangre esta vez- dirigió una mirada al
sol que ya trasponía el monte.
La pierna entera, hasta medio muslo, era ya un bloque deforme y durísimo que reventaba la ropa. El
hombre cortó la ligadura y abrió el pantalón con su cuchillo: el bajo vientre desbordó hinchado, con grandes
manchas lívidas y terriblemente dolorosas. El hombre pensó que no podría jamás llegar él solo a Tacurú-
Pucú, y se decidió a pedir ayuda a su compadre Alves, aunque hacía mucho tiempo que estaban
disgustados.
La corriente del río se precipitaba ahora hacia la costa brasileña, y el hombre pudo fácilmente atracar. Se
arrastró por la picada en cuesta arriba, pero a los veinte metros, exhausto, quedó tendido de pecho.
-¡Alves! -gritó con cuanta fuerza pudo; y prestó oído en vano.
-¡Compadre Alves! ¡No me niegue este favor! -clamó de nuevo, alzando la cabeza del suelo. En el silencio de
la selva no se oyó un solo rumor. El hombre tuvo aún valor para llegar hasta su canoa, y la corriente,
cogiéndola de nuevo, la llevó velozmente a la deriva.
El Paraná corre allí en el fondo de una inmensa hoya, cuyas paredes, altas de cien metros, encajonan
fúnebremente el río. Desde las orillas bordeadas de negros bloques de basalto, asciende el bosque, negro
también. Adelante, a los costados, detrás, la eterna muralla lúgubre, en cuyo fondo el río arremolinado se
precipita en incesantes borbollones de agua fangosa. El paisaje es agresivo, y reina en él un silencio de
muerte. Al atardecer, sin embargo, su belleza sombría y calma cobra una majestad única.
El sol había caído ya cuando el hombre, semitendido en el fondo de la canoa, tuvo un violento escalofrío. Y
de pronto, con asombro, enderezó pesadamente la cabeza: se sentía mejor. La pierna le dolía apenas, la sed
disminuía, y su pecho, libre ya, se abría en lenta inspiración.
El veneno comenzaba a irse, no había duda. Se hallaba casi bien, y aunque no tenía fuerzas para mover la
mano,contaba con la caída del rocío para reponerse del todo. Calculó que antes de tres horas estaría en
Tacurú-Pucú.
El bienestar avanzaba, y con él una somnolencia llena de recuerdos. No sentía ya nada ni en la pierna ni en el
vientre.
¿Viviría aún su compadre Gaona en Tacurú-Pucú? Acaso viera también a su ex patrón mister Dougald, y al
recibidor del obraje.
¿Llegaría pronto? El cielo, al poniente, se abría ahora en pantalla de oro, y el río se había coloreado
también. Desde la costa paraguaya, ya entenebrecida, el monte dejaba caer sobre el río su frescura
crepuscular, en penetrantes efluvios de azahar y miel silvestre. Una pareja de guacamayos cruzó muy alto y
en silencio hacia el Paraguay.
Allá abajo, sobre el río de oro, la canoa derivaba velozmente, girando a ratos sobre sí misma ante el
borbollón de un remolino. El hombre que iba en ella se sentía cada vez mejor, y pensaba entretanto en el
tiempo justo que había pasado sin ver a su ex patrón Dougald. ¿Tres años? Tal vez no, no tanto. ¿Dos años y
nueve meses? Acaso. ¿Ocho meses y medio? Eso sí, seguramente.
De pronto sintió que estaba helado hasta el pecho.
¿Qué sería? Y la respiración…
Al recibidor de maderas de mister Dougald, Lorenzo Cubilla, lo había conocido en Puerto Esperanza un
viernes santo… ¿Viernes? Sí, o jueves…
El hombre estiró lentamente los dedos de la mano.
-Un jueves…
Y cesó de respirar.
FIN.
ENSAYO SOBRE LAS NUEVAS APLICACIONES TECNOLÓGICAS

Las nuevas tecnologías han venido a cambiarnos la vida. Ésa es mi hipótesis, pero sin duda, y posiblemente apoyada
por muchos otros, es una realidad.
Simplemente miremos a nuestro alrededor, ¿no ha cambiado demasiado nuestra vida cotidiana? ¡Claro que sí!
Nuestra forma de investigar, nuestra forma de comunicarnos, de compartir nuestras experiencias, incluso de vivirlas.
Todo se ha visto modificado significativamente, más si nos comparamos con años pasados.
A mí me parece increíble cómo hemos adaptado nuestra vida en función de la tecnología. Las distancias se han
acortado, aparentemente, los modos de comprar ahora son más prácticos, podemos, aunque casi siempre ocurra lo
contrario, administrar mejor nuestros tiempos y aprovecharlos al máximo.
Puedo dar infinidad de argumentos sobre lo que la tecnología ha venido a hacer con nuestra vida. Ahora estudiar no
parece una idea tan alejada, tan imposible. Tenemos acceso a infinidad de información. Internet es un mundo
inmenso que nos llena de posibilidades.
Por ejemplo, los teléfonos inteligentes. Aquellos que contienen todo lo que necesitamos para hacer de nuestro día a
día más práctico, más ordenado.
Vemos cómo constantemente éstos van actualizándose, incluyendo cada vez más funciones, más ventajas, más cosas
novedosas; ni se hable sobre las aplicaciones.
Existen aplicaciones para todo, éstas se han convertido en un increíble negocio. Y la verdad que se trata de un
negocio bastante bien sustentado, con muchas opciones y aciertos. Es increíble, pero las aplicaciones, así como la
tecnología se ha encargado de facilitarnos la vida.
Existen aplicaciones para descargar videos, canciones, películas, para hacer ejercicio, editar fotografías, pedir comida
a domicilio, para saber las noticias del día, para comprar boletos ya sean del cine, teatro o conciertos; para comprar
en línea cualquier producto, tu despensa.
Los teléfonos inteligentes, con sus aplicaciones, han transformado nuestros hábitos. No sé a qué grado para bien o
para mal.
Probablemente podremos abrir un debate sobre los verdaderos beneficios y las reales desventajas de estos aparatos
tecnológicos.
Pero, por ejemplo, poder promocionar tu negocio a través de una aplicación que facilite el acercamiento, ¿no vale la
pena? Pensemos en el usuario y en nosotros (como empresa) las ventajas que éstos nos dan.
Piensa en las personas que cada mañana se levantan a hacer ejercicio y tienen que descargar la música que los
motiva, o llevar un control, un monitoreo de sus avances. Qué tal si pensamos en aquellos que viajan y desean
capturar las mejores fotografías para poder compartirlas (y que también necesitan música como inspiración).
O qué tal si pensamos en aquellos que no tienen tiempo para cocinar, para salir del trabajo y comprar algo, ¡qué
mejor que una aplicación que te lleve la comida a donde estés!, como lo hace Sin delantal, por ejemplo.
Y esto es sólo por mencionar algunos ejemplos, porque existen miles de aplicaciones con objetivos distintos. Su
finalidad es hacer de tu rutina una metodología sencilla y rápida, facilitar tu trabajo, tus comprar, promocionar a tu
empresa, darla a conocer.
Sin embargo, incluso aquellos que no están de acuerdo, deben tener argumentos completamente válidos e
interesantes.
Otros datos que podrán apoyar mi hipótesis son los siguientes:
Primero, hablemos sobre las ventajas que ésta ha traído a nuestra vida, de una forma puntual.
Ventajas
Es un excelente medio de comunicación. No sólo para mantenernos en contacto con nuestros amigos y familiares,
también para las empresas, las grandes marcas, internet es uno de los mejores medios para darse a conocer.
Mejor aprendizaje. A través de las nuevas tecnologías, las instituciones educativas pueden incluir un
nuevo sistema de aprendizaje que permita a los estudiantes una superior comprensión sobre los temas. Digamos que
es un inigualable medio para adquirir información, ya que es una enorme fuente.

Genera mayor desarrollo de destrezas. La gente se vuelve más hábil, al utilizar la tecnología, al comprenderla y al
indagar en ella. Descubriendo nuevos métodos de aprendizaje y al descifrar su complejidad.
Aumenta la productividad económica. Gracias a Internet, como mencionábamos al principio, miles de empresas se
han dado a conocer, ofrecen sus servicios y utilizan las aplicaciones modernas para ganar posicionamiento y
adquirir valor en su marca. Miles de nuevos empresarios empiezan generando una página web antes de siquiera
contar con las instalaciones necesarias, como una oficina; darse a conocer es posiblemente la acción más importante
hoy en día e internet es el mejor medio de publicidad.
Fuente de investigación. Lo repito; internet es la mejor fuente de investigación que existe en estos tiempos. Aquí
tenemos acceso a infinidad de información, datos importantes sobre cualquier tema, cualquiera, y hasta tenemos
oportunidad de agregar, corregir o desmentir datos de las páginas. Podemos conocer sobre temas relacionados con la
misma tecnología, la antología, política, sociedad, historia, física, ciencias, ¡lo que sea!
Fomenta actividades comerciales y científicas. Es un excelente medio para tener contacto y estar al tanto de
actividades referentes al comercio y al ámbito científico.
Desventajas
No brinda total seguridad en los datos personales: Internet también se ha vuelto el directorio favorito. Todo puedes
encontrar aquí, incluso lo que deseas que nadie encuentre. A pesar de los esfuerzos por aumentar la seguridad, no se
ha logrado avanzar. Todo lo que se encuentra en internet, es público, y hay que tener eso muy presente.
Inadecuado manejo de la tecnología y todas sus herramientas. Muchas personas, empresas u organizaciones no
saben utilizar estas herramientas tecnológicas y el lugar de sacarles provecho se convierten en un medio
contraproducente para ellos. Algunas personas usan este medio para dar a conocer situaciones sociales, conflictos de
interés, y de mal modo, comparten pornografía o videos explícitos sobre ciertos temas, que no deberían de estar al
fácil alcance del usuario.
Adicción a quienes la utilizan. Los medios digitales son también la debilidad de muchos. Una vez que entras al mundo
de la tecnología es muy difícil que salgas de él. Hoy en día toda la comunicación se lleva a cabo a través
de redes sociales, de aplicaciones que te permiten mandar mensajes de forma gratuita, a partir de correos. Es más,
¿cuántas veces has salido por un café y te has encontrado con que, en la mesa de alado, en lugar de hablar están
mirando sus celulares? La tecnología posee muchísimas ventajas pero ninguna será superior a la interacción con otras
personas. ¿No crees?
Contaminación ambiental. Las empresas también han ingresado la tecnología a sus medios de producción, y muchas
veces ésta cumple una función que no favorece al planeta, especialmente al medio ambiente, lo que ocasiona daño a
las personas, de un modo progresivo.
Es posible suplantar la identidad y personalidad de una persona. Posiblemente ésta es la desventaja más crítica de
nuestra lista. A través de tus redes sociales, personas ajenas tienen acceso a tu información y a tus fotografías, lo que
puede utilizarse con otros fines y no precisamente los mejores. Aunque tengamos total privacidad y seamos muy
selectivos con la información que publicamos, recordemos que la seguridad no es el fuerte de la tecnología.
Existen muchas teorías, muchos puntos de vista sobre la tecnología. Puntos de vista a favor y en contra. ¿Cuánto bien
nos hace la tecnología?, ¿cuánto mal?
Es muy interesante escuchar la percepción de todas las personas, desde sus diferentes áreas de interés y desarrollo,
podemos descubrir y entender los argumentos que dan para defender su punto de vista. Sin embargo, aunque no he
realizado estudios cuantitativos, me atrevo a afirmar que más del 80% está de acuerdo con los avances tecnológicos.
Es realmente sustancial el impacto que ha tenido en nuestra vida cotidiana. Tal y como lo mencionaba al principio
del ensayo. La tecnología se ha vuelto parte de nuestro día a día y es increíble como ahora no nos podemos imaginar
un instante estando sin ella. ¿Te ha pasado? Seguro que sí.
Hablamos sobre los avances tecnológicos, inventos, creaciones que superan nuestra expectativa,
las computadoras modernas, los teléfonos inteligentes, y éstos incluyen uno de los mejores inventos, el iniciador de
todo: Interne.
Veamos a continuación cuál es el uso que se le da a Internet, para qué se utiliza y desde dónde se conectan los
mexicanos, particularmente.
¿Te quedas en casa porque prefieres estar conectado a internet? Más del 70% de los mexicanos sí lo hace.
Cinco de cada diez conexiones se realizan a través de un Smartphone.
Sin embargo, las computadoras portátiles y las de escritorio, siguen siendo los medios favoritos para navegar por
internet.
El día en que más se conectan es el viernes.
El día en que menos se conectan es el domingo.
Al menos el 20% utiliza internet para realizar compras en línea.
EL 19% hace operaciones bancarias.
Y, porque es una muy buena forma, o la más usual ahora, el 13% se dedica a buscar empleo en su navegación.
Aquí vienen más datos interesantes: el 9% ingresa a sitios con contenido para adultos
El 6% busca pareja.
¿Qué hay sobre las redes sociales?
9 de cada 10 internautas, acceden a una red social.
Al menos el 6% canceló su red social. ¿El motivo principal? Las redes sociales les causan problemas personales.
Mientras otro 6% las cierran porque les resultan aburridas.
El 83% de los mexicanos se queja porque la conexión es muy lenta.
Podemos ver cómo la conexión a internet o redes sociales genera un fuerte impacto sobre lo que hacemos o no
durante toda la semana, cada día de éste, cada hora.
Pero no quiero perder de vista la premisa de mi ensayo, si bien es hacer referencia al impacto que ha tenido la
tecnología en nuestras vidas, es también importante que no perdamos el hilo del tema, es que reconocer los
beneficios y saber sacar provecho de internet y todo lo que venga incluido.
Para los estudiantes, internet es una maravilla. Para quienes se están preparando, para quienes tienen deseo de
adquirir nuevos conocimientos y crecer profesionalmente, para aquellos que quieren darse a conocer, quien
promocionar su trabajo.
¿Para quién no es ventajoso internet?
Para las estrellas mexicanas, y de cualquier parte del mundo, internet es la llave para empezar a ser reconocidos,
para que su marca vaya siendo identificada por los usuarios y después adquirida.
Las aplicaciones también van de la mano con el conocimiento de la marca. Reitero el inicio de este ensayo; muchas
empresas empieza a ofrecer el servicios a domicilio y para facilitar el proceso hacen uso de las aplicaciones. Crean la
suya y empiezan a compartirla, a través de éstas ganan puntos en el reconocimiento de la marca mientras los
usuarios ganan tiempo y energía. Las aplicaciones son creadas para cubrir una necesidad, para aportar un ahorro de
tiempo a quienes las descargan, tienen un objetivo: satisfacer una necesidad, creándola a partir de propio producto.
Conclusión
La tecnología es responsable de la metamorfosis social y personal por la que ahora atravesamos. Buscamos trabajo a
partir de estos medios, hacemos el trabajos usando las herramientas que nos aporta internet, nos comunicamos con
nuestros seres queridos, sin importar la distancia, a través de este medio, incluso nuestro entretenimiento se basa
en juegos o descargas de internet.
Creo que la afirmación "La tecnología es responsable de la metamorfosis social y personal por la que ahora
atravesamos" no es tan correcta; nosotros somos responsables de que la tecnología haya causado tanto impacto en
nuestra vida, porque hemos permitido su entrada, la hemos aprovechado, para bien o para mal.
Definitivamente su aparición es ventajosa, y puede ser provechosa. Es la fuente de comunicación, de información y
de distribución.
Podremos encontrar muchas opiniones al respecto. Por qué sí o por qué no aprovecharla. Hemos leído las ventajas,
las desventajas, cómo los mexicanos hacen uso de la red. Finalmente, el propio usuario decide qué mirar y qué
compartir en este medio, porque en todo esto, hay algo ineludible: la tecnología (incluido internet), seguirá
avanzando sin siquiera cuestionarse si hay algún tope.
Y por ende, los usuarios, irán aprovechando cada avance tecnológico, comprarán cada nuevo teléfono con nuevas
funciones, (lo recomendable es que verdaderamente sea útil y necesario).
Ya sea que pidas comida a domicilio, que descargues una aplicación para mostrar tu ubicación y descubrir cómo llegar
a tal lado, que cuente las calorías que ingieres, que te ayude a realizar una rutina de ejercicios, que te permita bajar
videos, canciones, ¡lo que sea!, para lo que sea que lo utilices, debes entender que esto sirve para que hagas mejor tu
trabajo, para que administres mejor tu tiempo, y no para volverse una adicción o una razón de ser.
Las aplicaciones tecnológicas llegan también al ámbito médico, donde, desde mi opinión, es el mejor sitio y más
productivo donde pueden estar.
Posiblemente nuestras opiniones sean muy extremas, a favor o en contra. Pero claro que hay argumentos válidos y
muchos indican las verdaderas ventajas de éstas.
¿Por qué no intentamos darle chance, y mejor aún, aprovecharlo al máximo?
Los dos polos de la tecnología atraen a los usuarios y podemos asegurar que esto no es más que una prueba de todos
los avances tecnológicos que están por venir.