Anda di halaman 1dari 4

Clasificación de las plantas

La clasificación de las plantas tiene distintas formas debido a la enorme variedad de estas.

Según su tamaño
Según su tamaño y la rigidez de su tallo y ramas, las plantas pueden clasificarse en árboles,
arbustos y plantas herbáceas.

Árboles Son las plantas de mayor tamaño. Hay de variadas formas y tamaños. Poseen un único
tallo, duro y leñoso.
Arbustos Son vegetales más pequeños que los árboles. Sus ramas nacen desde el suelo. Poseen
varios tallos, algunos leñosos y otros no.

Plantas herbáceas Son pequeñas plantas que sobresalen apenas del suelo. Su tallo es blando
y flexible. En general son de corta vida. Las herbáceas son cultivadas por el hombre con diversos
fines, como alimento o adorno.

Plantas sin flor


Su forma de reproducción es mediante esporas. Las más conocidas son los musgos, helechos y
algas. Son los vegetales más antiguos, necesitan mucha humedad, pues sus esporas deben
reproducirse en el agua.

- Musgos: son las primeras plantas terrestres, tienen pequeñas raíces, un tallito y unas hojas
muy pequeñas, no toleran el sol directo. ubican en cortezas de árboles, rocas lisas, etc.

- Helechos: los más primitivos tenían grandes tamaños, y se extendían por una superficie muy
extensa. Los helechos son plantas con raíz, tallo y hojas, pero sin semillas.

Plantas con flor


Son la mayoría de las plantas. Los órganos reproductores se encuentran en las flores, y de ellas se
forman las semillas y los frutos,

Gimnospermas: no tienen un fruto que proteja a la semilla, son de flores simples y


generalmente pequeñas. Son gimnospermas, por ejemplo, los abetos, la araucaria y los cipreses

- Angiospermas: son plantas más evolucionadas, sus flores son complejas y por lo general
muy llamativas. Las semillas se encuentran recubiertas por un fruto. Por ejemplo, el limonero y el
cerezo.
¿Qué es el sistema circulatorio? El sistema circulatorio es uno de los más importantes de nuestro
organismo. Los nutrientes deben llegar a todas las células del cuerpo. Para ello, el “medio de
transporte” que utilizan es el sistema circulatorio. Este sistema es el encargado de distribuir la
sangre por todo el cuerpo con el fin de alimentarlo y recolectar los desechos.

La sangre Es un líquido rojo, espeso y de sabor salado. Formado por los glóbulos rojos, glóbulos
blancos, las plaquetas y el plasma que es un líquido incoloro formado principalmente de agua.

Los glóbulos rojos o eritrocitos: Contienen la hemoglobina que da el color rojo a la sangre y se
encarga de llevar el oxígeno a todo el cuerpo.

Los glóbulos blancos o leucocitos: Son células redondas y blancas, que se encargan de la defensa
del organismo destruyendo los microbios que entran al cuerpo.

Las plaquetas: Son células muy pequeñas que se juntan para tapar las heridas y evitar las
hemorragias.

El corazón: Es un músculo fuerte y hueco del tamaño de un puño cerrado y se aloja entre los dos
pulmones, descansa sobre el diafragma y es el encargado de bombear la sangre a todo el cuerpo..

Las arterias Son vasos sanguíneos de paredes


muy elásticas que llevan la sangre desde el
corazón hasta los tejidos.

Las venas Son vasos sanguíneos, que tienen


paredes delgadas y que se encargan de
regresar la sangre al corazón. En su recorrido
presentan válvulas que impiden el retroceso
de la sangre.

¿Qué debemos hacer para cuidarlo?

1. Usar ropa adecuada que permita que la sangre circule con facilidad.

2. Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco porque causan problemas en la circulación.

3. Practicar ejercicios físicos y deportes al aire libre.

Enfermedades del sistema circulatorio

La anemia Es la falta de alimentos ricos en hierros, esta es una enfermedad que se presenta por
un bajo número de glóbulos rojos en la sangre.

La hipertensión arterial Esta consiste en una subida brusca o mantenida de la presión arterial de la
sangre, se manifiesta en muchas ocasiones con fuertes dolores de cabeza

La leucemia Se caracteriza por presentar alteraciones en el número de glóbulos blancos, se le


conoce como cáncer de la sangre.
La célula es la parte más pequeña de un ser vivo que realiza todas las funciones vitales.

La célula es la unidad anatómica, funcional y de origen de todos los seres vivos.

Es la unidad funcional por que realiza todas las funciones vitales para la vida: crece, se reproduce,
se nutre y se relaciona.

La mayoría de las células tienen tamaño microscópico, por ejemplo las bacterias y los protozoos.
También existen células que se pueden observar a simple vista como la yema de los huevos de las
aves (la célula más grande).

Clasificación de los seres vivos

Según el número de células que los forman, los seres vivos se pueden clasificar en unicelulares y
pluricelulares.

ü Unicelulares (procariotas ) :Son todos aquellos organismos formados por una sola célula. En
este grupo, los más representativos son las bacterias, los protozoos -ameba, paramecio, euglena-,
que sólo pueden observarse con un microscopio.

ü Pluricelulares (eucariotas ): Son todos aquellos organismos formados por más de una célula.
Existe gran variedad de ellos, tales como los vertebrados (aves, mamíferos, anfibios, peces,
reptiles) y los invertebrados (arácnidos, insectos, moluscos, etc.).

En los vegetales, podemos tomar como ejemplos a las plantas con flores (angiosperma), sin flores
típicas (gimnospermas), musgos, hongos, etcétera.

Todos los seres vivos realizan tres funciones vitales: nutrición, relación y reproducción. Estas tres
funciones se llevan a cabo en todas las células.

Función de nutrición

La membrana de la célula pone en comunicación a ésta con el medio exterior, con el que
intercambia sustancias: moléculas inorgánicas sencillas (agua, electrólitos,...), monómeros
esenciales (monosacáridos, aminoácidos,...)

Función de reproducción

Las plantas y los animales están formados por miles de millones de células individuales
organizadas en tejidos y órganos que cumplen funciones específicas. Todas las células de cualquier
planta o animal han surgido a partir de una única célula inicial (célula madre) por un proceso de
división, por el que se obtienen dos células hijas.

Función de relación

Como manifestación de la función de relación, existen muchas células que pueden moverse. Este
movimiento puede ser vibrátil o ameboide.