Anda di halaman 1dari 5

Módulo de Improvisación Teatral para Profesionales

- Curso Técnicas de Impacto para Hablar en Público -

Introducción

Según la R.A.E. (Real Academia de la Lengua Española) improvisar es “Hacer algo de


pronto, sin estudio ni preparación”.

Con esta afirmación, cuesta creer que la Improvisación Teatral se haya convertido en
una disciplina que aplica una metodología y herramientas propias. Parece que el solo
hecho de trabajar desde la nada, implicaría una desnaturalización de cualquier tipo de
enseñanza artística. Y precisamente es justo lo contrario.

Keith Johnstone (educador, dramaturgo, actor y director de teatro) : “Trabajamos


exclusivamente con lo que traemos”. “El acto de imaginar debería ser algo que no
requiera ningún esfuerzo, tal como percibir.”

La Improvisación Teatral es un género con múltiples posibilidades de extrapolación


al ámbito profesional. La capacidad de improvisar no debe entenderse como un “libre
albedrío”, en el que todo vale. La Impro es una disciplina artística, en la que se entrenan
habilidades que potencian nuestro imaginario y capacidad creativa.
A diferencia del teatro convencional, no se trabaja el guión, imprevisible, sino la forma
de abordar cualquier guión que nos surja. Esto es precisamente lo que resulta tan valioso
para el mundo profesional: mejorar la comunicación, la escucha, la capacidad
de adaptación, etc., todo lo que nos permitirá una mejor gestión del cambio y de la
incertidumbre del día a día.

¿Qué competencias se trabajan en Impro aplicables al mundo profesional?

 Escucha activa: Estar en alerta, receptivos, reconocer que los demás son importantes
en mi trabajo.
 Flexibilidad: Mi propuesta no siempre es la única ni la mejor. Sumar el conjunto de
aportaciones hace al sistema más fuerte.
 Aceptación: Tiene que ver con la flexibilidad. Es encaminarnos a objetivos que a priori
no compartíamos, pero que reconocemos como válidos.
 Creatividad: Inherente al ser humano, la creatividad se puede trabajar. Disparar
nuestro imaginario a través de la co-creación de historias nos permitirá estar más
activos e ingeniosos a la hora de proponer nuevas soluciones.
 Gestionar los conflictos: En la Impro, las historias se desenvuelven en conflictos que
deben ser resueltos con ingenio para satisfacer las expectativas del público. La
discrepancia y la confrontación es necesaria para que haya cambios, avances y
ruptura de paradigmas, en la vida misma y en el ámbito laboral. Aprender a buscar
soluciones objetivas, dejando al lado los prejuicios personales que nos afectan más
allá de lo necesario.
 Comunicación: Es el cómputo de todo. Ser comunicativos en su más pura esencia. La
expresión artística te da una visión diferente de ti mismo y de la realidad que te rodea.
Ser capaz de jugar diferentes roles o estilos comunicativos, en función de cada
situación.
Manejarnos en definitiva !!!

Impro y Oratoria

¿Hablar bien en público, misión imposible?

Al día, el ser humano está inmerso en cientos de procesos comunicativos, de persona a


persona o de persona a grupo. Nadie se plantea la capacidad de hablar bien o mal en
la mayoría de estas situaciones. ¿Pero qué pasa cuando la comunicación se traslada a
un auditorio y al ámbito profesional? Que a menudo aparecen los miedos,
los bloqueos y todas aquellas debilidades que, en la mayoría de los casos, no son reales,
pero se apoderan de nosotros porque el paradigma de la incapacidad de hablar en
público es demasiado sólido.

Nos toca “desaprender” la asignatura que varias generaciones hemos sufrido en la


escuela y en la universidad. La de “no hables en público”. Cuando una competencia
tan necesaria para el futuro se ha trabajado tan poco en la base, es francamente difícil
llegar a alcanzar la normalidad y el disfrute de la Oratoria.
Por supuesto que romper con todo esto no es fácil. Es habitual que la ansiedad y los
nervios apareciendo durante cada exposición. El objetivo es aprender a controlarlos. Y
ser capaces de poner el foco y esfuerzo en la forma y el fondo del discurso, por encima
del “qué pensarán” o “por favor, que termine ya esto”.

¿Por qué Impro y Oratoria?

Si hay una competencia profesional que se alinea claramente con la expresión artística
y la representación actoral, esa es la Oratoria.

En la exposición pública nos convertimos en actores, que representan un rol, y que


desean ser veraces ante su audiencia. Nuestro guión, a diferencia de la Improvisación
Teatral, puede estar prefijado, pero igualmente vamos a
necesitar agilidad, frescura, escucha, capacidad creativa, puesta en escena, en
definitiva todas las herramientas que nos proporciona la Impro y que nos permiten ganar
en confianza y seguridad, para hacer más elegante y atractivo el discurso.

Digamos que Impro y Oratoria es una combinación perfecta para el equilibrio entre la
palabra y la representación de la misma.

Dinámicas de trabajo

Se utilizan técnicas de expresión artística y teatral, y específicamente la improvisación,


de manera que el alumno va ganando progresivamente en confianza, a través de un
proceso de autodescubrimiento. La utilización de dinámicas y juegos teatrales genera
un clima relajado que permite al individuo enfatizar en su “yo artista” y predisponerse
adecuadamente para pasar a la acción.

1. Dinámicas de calentamiento: Bala, volcán, yo digo...

- Objetivo: Predisponer al alumno a una situación de alerta positiva y potenciar la


escucha activa.
- Consiste en: Varios ejercicios de calentamiento que generan una actitud positiva
por parte del alumno. Se fomenta la escucha y se produce una desinhibición
casi inconsciente.

2. Yo y el grupo

- Consiste en: Caminamos por espacio, mirando al resto de compañeros, y


tomando diferentes actitudes hacia ellos (respeto, cariño, enfado...)
- Objetivo: Tomar conciencia del espacio y de nuestra actitud hacia el colectivo
de compañeros, eliminando poco a poco el pudor que nos bloquea y aumentar
nuestro nivel de confianza.

3. ¿Qué estás haciendo?

- Consiste en: Cada alumno se disponer a hacer una acción. Otro entra en escena
y le pregunta qué está haciendo. Se responde con una acción completamente
diferente, que será interpretada después por el siguiente compañero.
- Objetivo: Potenciar la adaptabilidad del alumno a situaciones diversas. Enfatizar
nuestro nivel de convicción en el discurso.
4. La historia compartida

- Consiste en: Crear una historia compartida a partir de un estímulo. El alumno


debe mantener la lógica y coherencia sobre la propuesta de su compañero. Se
trata de mantener un hilo secuencial con criterio y proponer un final que
provoque impacto en el público oyente.
- Objetivo: Utilizar la imaginación y la creatividad al servicio de la expresión oral.

5. La bomba

- Consiste en: Por parejas. Se propone una escena y dos personajes. Se parte de
una relación existente entre ambos. En un momento dado, uno le tira una
bomba al otro (noticia de impacto que cambiará sus vidas para siempre). El otro
reacciona libremente a tal estímulo, pero siempre desde la calma y la reflexión,
y poco después le devuelve otra bomba. Se debe buscar un final que trate de
beneficiar a ambos.
- Objetivo: Reaccionar ante el conflicto con naturalidad y capacidad de
adaptación.

6. Teletienda

- Consiste en: De forma individua o por parejas, se deberá vender al resto de


compañeros un objeto imaginario, que no disponga de una lógica aparente.
Exponer los beneficios y rebatir cualquier tipo de objeción generada por el
público asistente. Se puede aumentar el grado de dificultad, utilizando perfiles
de comprador variopintos. ¿Por ejemplo, ¿cómo vender un jamonero mágico
en el que nunca se agota el jamón? ¿Y si se lo tengo que vender a un musulmán?
- Objetivo: Utilizar la imaginación y la creatividad al servicio de la expresión oral.
Identificar los puntos fuertes de nuestro discurso y adaptarlos en función del perfil
de nuestra audiencia.

7. Yiviris

- Consiste en: Se reparten papeles del 1 al 10. En orden de asignación, cada


alumno va saliendo a escena y tiene que contar en 1 minuto algo que le cabree
mucho. La particularidad es que lo tiene que hacer en lenguaje inventado, al
estilo arévalo. Se trata de poner énfasis, energía y expresión corporal, más que
lenguaje. El siguiente debe contagiarse de esa energía e imitar lo que el otro ha
dicho, interpretando cómo lo ha entendido (pero ya en lenguaje normal). Una
vez termina, su turno de 1 minuto para explicar otra vez en lenguaje inventado
lo que a él le molesta.
8. Comité de expertos

- Consiste en: Por parejas o tríos, se asignan roles de expertos, y tienen que debatir
y defender cada uno un argumento o postura. Por ejemplo, uno que la tierra es
redonda y el otro que es plana, uno que dios existe y el otro que no, uno que hay
vida después de la muerte y otro que no hay nada .... Se puede hacer imitando
el acento de otros países. Esto queda muy gracioso y se ven obligados a
interpretar.

9. Escenas de Improvisación libre


- Consiste en: Por parejas, les marco una relación de personajes entre ambos, y
un entorno. Tienen que improvisar una escena, introducir un conflicto y resolverlo,
no importa si bien o mal. Aquí les puedo marcar algunos matices de la técnica
de improvisación, para que vayan profundizando. Por ejemplo, que no nieguen,
que vayan a favor de la historia, que jueguen a status bajo y alto ....