Anda di halaman 1dari 3

ORIGEN DE LAS ESPECIES

¿Cuál es el origen de las especies? Esta es la pregunta que Charles Darwin en el año 1859 a
través de sus investigaciones intento responder, basándose en una serie de proposiciones, sin
soporte experimental ni justificación suficiente, ya que en su época se desconocían muchas
teorías que podían soportar sus argumentos, basada en su intuición. Sin embargo, Darwin
tuvo un gran éxito en difundirla y justificarla describiéndola muy inteligentemente en su
ensayo el origen de las especies.
Pero ¿Quién es Charles Darwin y cuáles son sus basamentos teóricos que sustentan el origen
de las especies? Darwin fue un biólogo que, aunque no fue el primero con una teoría de que
la diversidad de los organismos es el resultado de procesos a través de la historia, fue la mejor
argumentada, en su libro El Origen de las Especies, donde afirma que las especies cambian
continuamente, apareciendo nuevas y extinguiéndose otras. El cambio en ellas es gradual y
continuo; es decir, no se producen cambios bruscos. Afirma que organismos semejantes
tienen un antepasado común,
En relación a lo anterior, se puede afirmar que las teorías de Darwin se pueden resumir en
dos leyes: la lucha por la existencia y la selección natural, la primera se da, porque los
alimentos no se producen en la misma proporción que nacen las especies, los que obtienen
alimento son los más aptos y tienen mejores descendientes, la segunda tienen que ver con
ciertas características favorables que ayudarían a que sobrevivan; de lo contrario,
contribuirán a su extinción. De esta forma la naturaleza selecciona a los que por sus
características físicas están mejor capacitados para sobrevivir. Luego estas leyes las agrupa
en el principio de supervivencia del más apto, que llama selección natural,
En fin, se puede inferir entonces que todos estos cambios acumulados a lo largo de los siglos
en las especies dan lugar a la evolución, por lo que las teorías de Darwin desechan el hecho
de que las especies en el mundo habían sido creado por Dios y todo se puede explicar a través
de la selección natural, incluso las no tan maravillosas enfermedades. Aunque se mantenga
la fe en un Dios, creador del universo, en el caso de Darwin el desecha todos los fenómenos
y causas sobrenaturales, afirmando que la selección natural explica las adaptaciones y
diversidad del mundo únicamente de manera materialista,
Guardando una estrecha relación con lo antes expuesto, es importante señalar que las
especies tienen la capacidad de sobrevivir y reproducirse en el ambiente en que habita, es
decir, si el ambiente sufre alteraciones o el organismo se desplaza a otras condiciones
donde sufre presión selectiva, según estas teorías, pueden sufrir cambios que le permitan
sobrevivir, es decir tienen la capacidad de adaptarse.
Estas adaptaciones se puede observar en la naturaleza de diversas formas: morfológicas
cuando los organismos sufren cambios en su estructura externa que les permite
confundirse con el medio ambiente, fisiológicas donde los organismos alteran la
fisiología de sus cuerpos, órganos o tejidos y también se puede observar las adaptaciones
de comportamiento que implican una modificación en la conducta de los organismos,
cuando las condiciones ambientales son desfavorables para asegurar su sobrevivencia,
En este mismo orden de ideas, en la naturaleza se puede observar infinidad de ejemplos
que respaldan lo anteriormente expuesto, tales como: el camaleón con su cambio de color
, una adaptación morfológica, la hibernación de los osos donde las funciones vitales del
mismo, se colocan en reposo, ilustrando la fisiológica y por última la migración, donde
esta conducta les permite a las aves y otros animales trasladarse a otros sitios, que
constituyen los lugares de reproducción, como ejemplo de la adaptación de
comportamiento.
Otra parte importante, es la diversidad de las especies, ya explicada con anterioridad,
basándose en las teorías de Darwin, la cual tiene un componente teórico referido a la
divergencia de los caracteres genéticos, si esta diferenciación es importante, grupos de
individuos no podrán cruzarse y tener descendencia, por lo tanto, no pertenecen a la misma
especie, lo cual se explica por el aislamiento de las especies,
Este conjunto de barreras, que se dan por aislamiento, y que no permite que dos especies
se apareen, pueden ser de diferentes tipos: ecológicas, estacionales y fisiológicas. Donde
el aislamiento ecológico se da cuando dos grupos, estando en la misma área, pueden llegar
a ocupar hábitats diferentes y dejar de encontrase en la época de apareamiento, o cuando
aun viviendo en una misma región geográfica, pero sus periodos reproductivos ocurren
en diferentes estaciones del año, que corresponde al aislamiento estacional o
sencillamente la diferencia en la conducta sexual de los individuos de poblaciones
diferentes, pero de la misma especie, impiden o restringen su apareamiento, siendo este
último aislamiento fisiológico,
En concordancia con lo planteado hasta estos momentos, la evolución son cambios que
ocurre en las características de los individuos en una población a través del tiempo, A
partir de esta concepción surge una serie de interrogantes: ¿Qué factores intervienen en la
producción de estos cambios?, ¿es acaso la selección natural?, ¿o sólo es debido a un
conjunto de eventos aleatorios que ocurren sin una aparente finalidad? Hasta ahora no
existe una respuesta definitiva de la especie a las exigencias o presiones selectivas del
medio.
Así, por ejemplo, un mamífero responde con precisión a un cambio de temperatura externa,
para mantener su temperatura interna y en esa respuesta balanceada no existe el azar, no
ocurre esto con las especies, donde ellas se adaptan a los cambios del ambiente, solo a través
de mutaciones, que si se dan por azar.
Para finalizar, se puede decir, que todas estas teorías se complementan entre sí, aunque la
teoría de Darwin no se apoya en una base científica, si se puede decir, que se apoya mucho
en las características físicas o fenotípicas y Monod lo hace desde los genotipos, es decir, a
través de los genes. Charles Darwin no pudo encontrar la causa de los cambios graduales,
aunque afirmó que la casualidad no le parecía una causa convincente, sin embargo, hoy día
esta idea es rebatible. Al parecer si hay entonces elementos de azar y necesidad en la
aparición de la vida y la subsecuente evolución.