Anda di halaman 1dari 3

1

UNIVERSIDAD LIBRE SECCIONAL BARRANQUILLA

TRABAJO DE CONSTITUCIONAL COLOMBIANO

ANÁLISIS DE LA SENTENCIA C-1052 DE 2001

PRESENTADO A:

PATRICIA MORRIS BOLAÑO

PRESENTADO POR:

MARÍA ALEJANDRA BARROS CABAS

ISABELLA MOLINA PÉREZ

NELSON DANIEL PINEDO

CURSO:

2°C

BARRANQUILLA

3 DE ABRIL DE 2018
2

ANÁLISIS SENTENCIA C-1052 DE 2001

Demandante: Darío José Pérez Otero

1. NORMAS DEMANDADAS:

Las normas demandadas en este caso sería el artículo 51:

“Artículo 51. Extensión de las incompatibilidades de los contralores y personeros. Las


incompatibilidades de los contralores departamentales, distritales y municipales y de los
personeros distritales y municipales tendrán vigencia durante el período para el cual fueron
elegidos y hasta doce (12) meses posteriores al vencimiento del período respectivo o la
aceptación de la renuncia.”

Referido a la extensión de las incompatibilidades de los contralores y personeros, de la ley 617


de 2000 “por la cual se reforma parcialmente la Ley 136 de 1994, el Decreto Extraordinario 1222
de 1986, se adiciona la Ley Orgánica de Presupuesto, el Decreto 1421 de 1993, se dictan otras
normas tendientes a fortalecer la descentralización, y se dictan normas para la racionalización
del gasto público nacional”.

2. SÍNTESIS DE LAS RAZONES PLANTEADAS POR EL ACCIONANTE PARA DEMANDAR LAS


NORMAS PREVIAMENTE IDENTIFICADAS:

En primer término, el demandante señala que se le debe llamar la atención a la “honorable


corporación” ya que “las incompatibilidades son definidas como aquellas prohibiciones que se
le determinan a un servidor Público en ejercicio de su cargo".

Luego indica que los términos que se expresan en la norma demanda extiende 12 meses
después del límite y deja por fuera la posibilidad de que el ex servidor público, o en este caso
el ex personero, pueda ejercer su vida profesional, y desde luego laboral restringiendo así su
área de trabajo limitándolo a ejercer solamente como profesor universitario. Dado a esto el
demandante considera que se vulneran el derecho fundamental universal al trabajo
consagrado en los artículos 25 y 53 de la constitución política, afectando así al trabajador y a
su familia arrastrándolo a situaciones indignas y desiguales.

3. CONSIDERACIONES:

1. La demanda en la que se pide que se declare inexequible el artículo 1 de la ley 617 del
año 2000 no cumple con los requisitos necesarios.
2. La demanda no cumple con los requerimientos mínimos razonables pedidos al instaurar
un proceso de inconstitucionalidad.
3. La consagración de estos requisitos mínimos supone que el demandante de una norma
cumpla con una carga mínima de comunicación y argumentación que ilustre a la Corte
sobre la norma que se acusa, los preceptos constitucionales que resultan vulnerados, el
concepto de dicha violación y la razón por la cual la Corte es competente para
pronunciarse sobre la materia, todo esto con el fin de lograr hacer un debate
conducente.
4. La demanda no cuenta con los requisitos necesarios para proceder al estudio de fondo
de la norma acusada, debido a que no es específica, ni pertinente, ni suficiente.
5. El demandante no cumple el numeral 5° del artículo segundo del Decreto 2067 de 1991,
en donde se indica que las demandas de constitucionalidad deberán indicar las razones
por las que esta Corporación es competente para conocer de lo allí solicitado.
3

4. ANÁLISIS DE LOS PLANTEAMIENTOS SOBRE CLARIDAD, PERTINENCIA, CERTEZA Y


ESPECIFICIDAD:

Los requisitos exigidos en una demanda de constitucionalidad son claridad, certeza,


especificidad, pertinencia, y suficiencia. Según lo leído en la mencionada sentencia (SC
1052/2001), se puede evidenciar que no se cumplen ninguno de estos requerimientos que son
necesarios para la efectividad del derecho político denominado acción de inconstitucionalidad.

 En primera medida, la demanda no es específica por que no llega a analizar


concretamente la relación que existe entre la norma acusada y la Constitución, mucho
menos realiza una argumentación que demuestre o ponga en duda la asequibilidad de
la misma: las afirmaciones expresadas por el demandante no permiten evidenciar
oposición alguna entre el artículo 51 de la Ley 617 de 2000 y el texto de la Constitución.
 Por otro lado, afirmamos que no es pertinente porque se basa en un tema distinto al
que reglamenta la norma acusada. El artículo 51 de la Ley 617 de 2000 trata sobre la
extensión del régimen de las incompatibilidades aplicable a quienes se han
desempeñado como contralores o personeros de las entidades territoriales por un año,
luego de la terminación del período o de la aceptación de la renuncia. Para que la
demanda fuese pertinente, era necesario que el demandante demostrara que el artículo
51 acusado remite a un régimen de incompatibilidades aplicable a quienes se han
desempeñado como contralores o personeros de las entidades territoriales.
 Tampoco es suficiente porque no hace referencia a todas aquellas personas que son
cobijadas por el artículo 51 de la Ley 617 de 2000. El demandante sólo menciona que la
norma acusada viola el derecho al trabajo de los ‘’ex personeros’’, pero deja a un lado
el análisis relacionado a quienes han desempeñado el cargo como contralores de las
entidades territoriales. Además, a partir lectura de la demanda de los argumentos
expresados por el demandante, no se produce duda razonable y justificada acerca de la
exequibilidad de la norma acusada pues los asertos allí contenidos no cuestionan el
contenido real de la misma. Y, al no cumplirse ninguno de los tres requisitos
mencionados anteriormente, puede afirmarse que tampoco se cumple en su totalidad
la claridad y la certeza, pues es poco viable lograr establecer la conducencia del
concepto de la violación en la demanda.