Anda di halaman 1dari 6

El libro “Todo comenzó en Curanilahue…” redacta las experiencias de un grupo de jóvenes

católicos que participaba por tercer año en misiones universitarias, en esa ocasión deciden
levantar una mediagua que hacía las veces de una capilla, lo que llevo a una relación “de
igual a igual” con la comunidad, además provoco que los jóvenes sintieran la pobreza y el
sufrimiento humano de los habitantes de Curanilahue.

A raíz de esta experiencia surge la iniciativa de construir en conjunto viviendas de


emergencia para quienes vivían en condiciones precarias y de esta forma se comienza con
una nueva forma de hacer misión. Si bien al principio no se tenía muy claro los resultados
de esta iniciativa, se intuía que sería todo un éxito ya que se mezclarían la justicia y la fe
dando origen a “Techo”.

En los comienzos de esta iniciativa se acuño una frase que inspiraría las acciones de Techo
en los tres primero años "No fue culpa nuestra que cuando naciera el Hijo de Dios, no
tuviera donde nacer... pero sí será nuestra responsabilidad si en su cumpleaños número
dos mil aún no tenga una dónde nacer" de este modo los jóvenes se involucraron con la
pobreza de Chile y posteriormente con los excluidos de toda Latinoamérica.

Los universitarios al involucrándose cada día más en esta iniciativa fueron abriendo sus
ojos frente a la pobreza existente en el país y siendo de alguna manera la voz de aquellos
que en ese momento no la tenían, nace además la necesidad y responsabilidad de ser un
aporte real en la vida de aquellas personas y por tanto del país.

Esta vivencia trae un sinfín de consecuencias positivas, por un lado los universitarios que
descubrieron a personas carentes de recursos materiales y oportunidades pero ricas en
humanidad, y por otra parte, para los pobladores que descubrieron que podían ser
verdaderos protagonistas de su proyecto y destino y así se reunieron en una organización a
nivel nacional con reconocimiento legal llamada: “corporación de dirigentes poblacionales;
también somos chilenos”.

¿El próximo desafío? Chile ha ido avanzo a lo largo del tiempo en temáticas de salud,
pobreza, vivienda, etc. En concreto en las políticas de vivienda se podría decir que el país
ha terminado estructuralmente con los campamentos, sin embargo existe algunos Chilenos
que aun viven en micro-campamentos, pero el país cuenta con las políticas para subsanar
este dilema. El gran desafío de los jóvenes de un Techo en Chile es combatir la cultura del
consumo que ha desplazado a la cultura del trabajo. Teniendo su origen en la delincuencia y
del deterioro de generaciones de jóvenes que van quedando marginadas.

Hoy en día los jóvenes privados de cultura no poseen posibilidades de esparcimiento y


agotan su día en no hacer nada, lo que podría conllevar a una serie de problemáticas tales
como el consumo de drogas, alcohol, entre otros, de Muchos otros también buscan la
identificación en estereotipos sociales, se podría decir que la sociedad actual ha matado sus
sueños y deseos de proyección. Por lo que hace necesario cambiar la cultura del consumo
por una cultura del trabajo, ya que esta trae consigo creatividad, nuevos vínculos sociales
además de lograr que las personas sean un aporte para la sociedad.

Techo ya ha comenzado con proyectos para el mejoramiento de esta debilidad visualizada


socialmente.

Latinoamérica En el año 1997 a raíz de un accidente aéreo donde fallecieron varios


jóvenes chilenos que tenían proyectado conocer Latinoamérica, se genero la iniciativa por
parte de los padres de estos jóvenes fallecidos de apadrinar a jóvenes latinoamericanos que
estudiaban en Chile lo que produjo que estos jóvenes dieran a conocer el Techo en sus
propios países. Luego en el año 2001 y tras dos terremotos ocurridos en el sur de Perú y el
Salvador, lo jóvenes de techo se desplazaron a esto dos países para así comenzar su misión
por todo el continente.

Posteriormente se generaron diversas peticiones por diversos países que pedían abrir el
Techo, sin embargo y a consecuencia de una ingenuidad por parte de los creadores, se
produjeron ciertas debilidades ya que no lograron captar la esencia de esta iniciativa.

Es importante destacar que Techo posee sus raíces en la doctrina social de la iglesia de
católica, en la iglesia sonada por el vaticano II y ratificada en las conferencias Episcopales
Latinoamericana de Medellín y Puebla, vale decir abierta y pluralista.

Por último en el año 2003 se lleva a cabo una reunión con los diversos países donde Techo
estaba y se dieron las bases y políticas del esta iniciativa.

La Latinoamérica que nos habían mostrado. Tanto Culturalmente como socialmente se


nos ha hecho creer que los pueblos originarios son los responsables del sub-desarrollo de
Latinoamérica, sin embargo no hemos caído en la cuenta que las costumbres, cultura de
estos pueblos son una verdadera riqueza y que estamos cayendo en la ignorancia de un
mundo que no conocemos derechos humanos.

Otra idea que se nos ha inculcado en la que Latinoamérica es un continente pobre, pero la
realidad radica en que la injusticia impuesta es la culpable de que sus habitantes vivan en
esas condiciones deshumanas.

La Latinoamérica que nos conquistó. Las personas que viven en condiciones precarias es
la que provoco una nueva mirada a la vida.

La América Latina con la cual queremos comprometernos. El futuro de Latinoamérica


se está construyendo con los universitarios comprometidos y con los pobladores, se usará
toda la tecnología al alcance en nuestros días para crear una Americana Latina sin fronteras.

Estos lazos entre los países serán tan fuertes que los problemas no los destruirán, sin olvidar
que los problemas son creados por el poder y no por los pobladores. Sería importante
recordar que los problemas radican en la desigualdad social y la egoísta indiferencia de los
jóvenes universitarios que pudieron revertir el daño y no lo hacen.

Conceptos que revisar Se hace indispensable comenzar con cambiar nosotros mismo si
nuestro objetivo es cambiar la sociedad.

Es bien sabido que la pobreza existe y que no queremos que exista, pero de vez en cuando
ciertas conductas nuestras alimentan la pobreza por lo que se debe revisar: que se entiende
por juventud, que significa ser universitario, como entendemos la pobreza, el concepto
libertad, compromiso, la manera en que se enfrenta el sufrimiento, la importancia del
trabajo en equipo, opinión de la política, la producción vista como un fin y nuestra postura
ante lo religioso.

¿Qué significa ser joven? Los jóvenes deben reflexionar si no están dejando tiempo libre
para contagiarse con la realidad del país, dejarse cuestionar con la pobreza, la desigualdad,
la injusticia.

Existen jóvenes que son transformados por el alcohol y las drogas como también otro
porcentaje que se dejan llevar por una identidad volátil adaptada a la moda

Para los jóvenes, que se involucrados con la pobreza, se transforma en una oportunidad
para servir, por lo que ser joven significa poder arriesgar descentrarse de uno mimo
descubrir que estamos hechos para amar y servir.

¿Qué significa ser universitario? El universitario que al vincularse con la pobreza


descubre que su condición de universitario es un privilegio una gran oportunidad y que está
a su vez implica un compromiso. De alguna manera descubre que el país ha contribuido a
su educación. Los universitarios deben tomarle el peso de que un país ha puesto
expectativas en él como futuro profesional y lo insta a que tome conciencia de ser un aporte
en un corto plazo en la radicalización de la pobreza.

¿Qué es la pobreza? Las personas no son pobres, se vive en situaciones de pobreza. La


pobreza es la falta de oportunidades y la carencia de redes de contacto o redes de apoyo.

La pobreza ha visitado y a su vez se ha instalado en nuestros países esta se alimenta de


soberbia, clasismo, egoísmo humano y nos ha hecho creer que es parte de nuestro paisaje.

¿Qué es el clasismo? Es una actitud, que toma ciertas características físicas, de lenguaje,
de vestir o de origen que se asocia a un sector socioeconómico, clasifica a las personas en
una clase social atribuyéndoles de manera no consensuada atributos o negativos prejuicios.
Para combatir la pobreza se debe eliminar toda expresión y actitud de clasismo, ya que no
se puede tener imparcialidad o inocencia ante ello.
¿Qué es la libertad? La libertad verdadera es aquella que se asume lo que uno es y tiene.
Las cosas que me constituyen como persona como por ejemplo la existencia, sexo que se
posee, familia que se proviene, inteligencia, fe, etc.

¿Qué significa comprometerse? Compromiso significa libertad ejercida. Comprometerse


significa apostar la vida, jugársela. La juventud es la etapa propicia para comprometerse,
una etapa de hacer realidad los sueños. Se hace necesario tener claro que en sociedad que
incitan al éxito, que desconoce el fracaso es el gran obstáculo para anular los deseos de
compromiso.

¿Qué es el sufrimiento? El sufrimiento es parte de nuestra cotidianidad está presente a lo


largo de toda nuestra existencia, sin embargo la cultura actual se caracteriza por evitar las
vivencias de dolor. Lo que nos lleva a ser frágiles y débiles. Se debe ser capaz de curar
nuestras propias heridas, no podemos buscar consuelo en cada adversidad.

¿Por qué es importante el trabajo en equipo? A lo que se debe tender es a caminar con
otros, a trabajar con los demás. El trabajo en equipo otorga la fuerza que no tiene el
solitario. Esto no es fácil dentro de una cultura individualista y privilegiada. Debemos
construir una sociedad distinta, una sociedad a escala humana, donde el más débil sea el
centro de preocupación del más fuerte.

¿Por qué es importante la política? La política juega un papel importante en la


construcción del sueño en común y el trabajo en equipo. La política es la preocupación por
el bien común, la búsqueda de consensos, la concreción de los ideales y la participación en
ellos. Ella clarifica las metas e ideales, pero tiene la prudencia de ver lo que es posible en
una sociedad concreta.

La política es clave para mejorar las leyes y las políticas públicas y por ende cambiar las
estructuras injustas. Por lo que se hace necesario participar en política, ya sea
informándose, opinando y ejerciendo el derecho a voto o participando en algún partido
político.

¿Cuán importante es producir? La producción es el nuevo ídolo, quién produce es quien


vale, no importando para nada sus otras dimensiones. La riqueza de un país, su desarrollo,
se mide prácticamente sólo por su capacidad de producción.

Es necesario reflexionar que existe una cierta lógica donde se ve envuelto el propio ser
humano, y esta gira según lo que ellos produzcan, por los pobres, ancianos, personas con
alguna discapacidad los hace ineptos para producir, pasan a ser un estorbo para la sociedad.

La iglesia que los jóvenes y los pobres buscan

Un cambio espiritual profundo No basta tener una experiencia espiritual profunda si ésta
no se expresa en principios y valores que humanicen, que hagan más libres y que vinculen
al ser humano con los demás. Si esta experiencia espiritual es madura y verdadera nos
sacará de nosotros mismos y nos llevará a compartirla con otros y a concretarla; encarnarla
en ritos, valores, principios y actitudes. Por eso que una espiritualidad madura y verdadera
lleva a vivirla en una religión con otros.

¿En qué Dios no creo? Nos encontramos frente a un continente que posee casi el cincuenta
por ciento de los católicos del mundo y en que que la mitad de sus quinientos millones de
habitantes sobrevive en la pobreza. Un continente privilegiado con riquezas naturales y
humanas incomparables, suficientes como para llenar de oportunidades a todos sus
habitantes y que, sin embargo, está marcado con escandalosas desigualdades sociales y
pobreza. Para poder desenmascarar a estos ídolos que nos exigen sumisión sin saciar jamás
su codicia de riqueza y poder, debemos revisar en que dios no creemos. No basta declarar
que soy católico y que creo en Dios, decir el Credo y participar de la liturgia de la Iglesia.
Debo también declarar y hacerme consiente de en qué dios no creo para así desenmascarar
cuáles son los ídolos incompatibles con el Dios de Jesucristo.

¿Es Chile un país católico? Chile, semejante a otros países latinoamericanos, es un país
en que casi el 90% de su población se declara cristiana y más del 70% de ella se dice
católica. La gran masa del país quiere ser católico y ordenar su vida según los valores que
se desprenden del evangelio, pero de alguna manera la Iglesia pareciera dialogar con dos
grupos, pequeños en número, pero con mucha presencia en los medios de comunicación e
influencia en los grupos de poder.

Una iglesia católica efervescente Frente a una Iglesia Católica efervescente, con peso
moral, involucrada con los que sufren, consciente de su rol en la historia y, por lo mismo,
haciendo de oposición a los regímenes dictatoriales, se aplicaron desde afuera y desde
dentro de la Iglesia, en todos los países latinoamericanos, estrategias comunes para
contrarrestar, y en lo posible anular, su influencia. Medidas a corto y a largo plazo, tomadas
desde afuera pero también adentro de la misma Iglesia.

Una Iglesia Latinoamérica debilitada para e siglo XXI Nos encontramos frente a una
iglesia debilitada, se muestra, en este siglo, como defensiva en algunos temas y acusadora
en otros.

Que vive a cuenta del peso moral y del prestigio social que adquirió en los setenta y
ochenta en la defensa de los derechos humanos. Hoy parece más bien una Iglesia
preocupada en marcar las diferencias entre católicos y no católicos que en destacar lo que
nos une. Una Iglesia que se mira a sí misma, centrándose en ella. Que observa con cierta
desconfianza a un mundo globalizado que se presenta sin fronteras y decididamente más
pluralista. Una Iglesia que expresa su acercamiento a Dios más a partir de un tipo de
teología que de una experiencia cristiana sólida.

El terremoto de la iglesia católica y sus consecuencias