Anda di halaman 1dari 2

3.1 Hoy en día todos nos vemos afectados por el tan temido estrés.

Controlar
las emociones, pensar bien antes de tomas las decisiones, confiar en sí mismo
tolerar a los demás, son signos de gozar de madurez emocional”.

Es importante la inteligencia emocional en nuestros objetivos ya por causa de algún


momento de nuestra vida que se presente una emoción negativa podemos poner
impedimentos para el logro de nuestras metas, por ello debemos gestionar estas
emociones negativas en positivas.

Saber controlar nuestras emociones nos hace sentir más capaces de enfrentarnos a
diferentes retos nos mantiene saludables, nos aleja de los trastornos como la
depresión, nos ayuda a tener mejores relaciones con los demás, y puede evitarnos las
consecuencias negativas como los cambios de humor drásticos, ya que estos afectan
nuestras relaciones interpersonales.

“Una mayor inteligencia emocional favorece la toma de decisiones, según Cote, y


García (2016) las personas emocionalmente inteligentes cuando toman decisiones
obvian las emociones que nada tienen que ver con la decisión a tomar, teniendo en
cuenta las que si son relevantes. “

3.2 socializar con su tutor, en la que haya demostrado tener madurez


emocional y otra, en la que no haya sido maduro(a) emocionalmente para
resolver una situación problema. Escriba su comentario en el formato anexo a la
guía.

Cuando realizaba las prácticas profesionales, la docente quien era mi tutora me grito
delante de todo el auditorio realmente me dio rabia, sentí humillación. Le dije profe
cálmate que hablamos de la inteligencia emocional. Ella me miro y se fue. Yo seguí con
la rabia pero no lo demostré.

En una reunión de trabajo nos molestaba la actitud de una compañera que no le


gustaba nada de lo que los demás hicieran ese dia le grite y le dije doña perfecta deje
que las demás nos equivoquemos.
3.3 Escriba un ensayo, en el que desarrolle los siguientes aspectos:

MANEJANDO ADECUADAMENTE MIS EMOCIONES

Introducción breve sobre Madurez Emocional. Bisquerra (2007) manifiesta la


regulación emocional como la capacidad para manejar las emociones de forma
apropiada, tomando de la relación entre emoción, cognición y comportamiento para
tener buenas estrategias de afrontamiento y consecuentemente una mayor capacidad
para autogenerar emociones positiva.

Las emociones se identifican como un sistema de alarma que informa sobre cómo se
puede encontrar el individuo, caracterizando las necesidades, intereses o necesidades
de cambio en sus vidas. Este es uno de mis objetivos a corto plazo identificar en el otro
la emoción que en ese momento lo posee.

Una buena expresión, implica saber leer las emociones y vivenciarlas, para lo cual
es necesario mantener un buen dominio para reconocer el estado emocional que
posee, así como la base para aprender a controlarse, moderando empáticamente sus
reacciones y no dejarse arrastrar por impulsos o pasiones exaltadas, ante esta
inminente reacción el individuo genera expresiones de sus emociones que le permiten
entender las propias así como las de los demás. Teniendo madurez emocional puede
lograrse este objetivo.

El crecimiento emocional promete liberar de todas las formas de dolor del ser
humano para no llegar a ser objeto de las emociones, pensamientos, sentimientos y
comportamientos, de allí, que la persona requiera su desarrollo emocional. Todo
impedimento a este desarrollo, genera dolor y sufrimiento, a corto y largo plazo, que se
traduce en el fracaso y en las frustraciones, como sentimientos endulzantes de la vida.
Ser emocionalmente maduro es aprender a enfrentar los miedos y dejar de vivir en
ansiedad, aprender cómo controlar la agresividad, convertir los sentimientos negativos
en positivos, detener la depresión antes que esta lo domine.