Anda di halaman 1dari 67

Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra;

aclamad con júbilo al Dios de Jacob.


Entonad cantos de alabanza, y tocad el pandero,
la melodiosa lira con el arpa.
(Salmo 81: 1 – 2)
Parroquia
«La Santa Infancia de Jesús»

Cantoral de
Semana Santa
2019
Oración del Corista Litúrgico

¡Oh Padre, creador del universo!


Tú has puesto en todas las cosas el signo de tu infinito amor
y has dado a las criaturas la impronta de tu belleza.
Hazme auténtico cantor de tu amor.
Que con mi canto, pueda experimentar un poco
de aquella armonía sublime, que tú has puesto en todas las cosas,
y que mueve el cielo y la tierra, en forma admirable,
abrazándolo todo.
Que mi canto esté siempre al servicio de tu gloria,
que no me vanaglorie de este don, que ofrezca mi servicio
a la Iglesia sin ninguna vanidad ni soberbia,
sabiendo asumir este deber de amor para con Dios y mis hermanos.
Pon en mi corazón un canto nuevo,
que surja del corazón del Resucitado, y que, animado por tu Santo
Espíritu, pueda ensalzarte y darte alabanza, para tu única gloria,
viviendo en el servicio litúrgico el anticipo de la liturgia celeste.
Te lo pido por Cristo, Salvador nuestro,
causa y modelo de nuestro canto.

Amén
Domingo de
Ramos
Entrada
¡Tú reinarás! Este es el grito que ardiente exhala nuestra fe.
¡Tú reinarás! Oh Rey Bendito, pues Tú dijiste, "Reinaré".

Reine Jesús, por siempre, reine su corazón.


/En nuestra patria, en nuestro suelo,
que es de María la nación/

Tú reinarás! Dulce esperanza que al alma llena de placer.


Habrá por fin paz y bonanza, felicidad habrá doquier.

¡Tú reinarás! Dichoso eres, dichoso pueblo con tal Rey;


Será tu Cruz nuestra bandera, Tu amor será nuestra ley

Tú Reinarás, Reina ya, ahora en nuestra casa y población;


ten compasión del que te implora y acude a Ti en la aflicción
Interleccional
/Honor y Gloria a Ti, Señor Jesús/

Cristo por nosotros se sometió incluso a la muerte


Y una muerte de Cruz, por eso
Dios lo levantó sobre todo
Y le concedió el Nombre sobre Todo Nombre

Ofrendas
Los niños hebreos, llevando ramos de olivo,
salieron al encuentro del Señor
aclamando:
Hosanna en el cielo (3)

Portones:
Abrid los
dinteles,
que se abran
las puertas eternas;
Va a entrar el Rey de la gloria,
Héroe valeroso y Dios de Israel.
Santo
(15)
Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del Universo
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria
Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene


En nombre del Señor
Hosanna en el cielo.

Cordero
(07)
/Cordero de Dios
que quitas nuestros pecados/
/ten piedad, ten piedad/
/Cordero de Dios
que quitas nuestros pecados/
/danos la paz, danos la paz/
Comunión
Gloria, alabanza y honor, gritad ¡Hosanna! y haceos
Como los niños hebreos al paso del redentor.
Gloria, alabanza y honor
al que viene en el Nombre del Señor.

Como Jerusalén con su traje festivo,


vestida de palmeras, coronada de olivos,
viene la cristiandad, en son de romería,
/a inaugurar tu Pascua, con himnos de alegría./

Ibas como va el sol a un ocaso de gloria,


cantaban ya tu muerte, al cantar tu victoria;
pero Tú eres el Rey, el Señor, el Dios fuerte,
/la vida que renace del fondo de la muerte./

Tú que amas a Israel y bendices sus cantos,


complácete en nosotros el pueblo de los santos;
Dios de toda bondad que acoges en tu seno,
/cuanto hay entre los hombres sencillamente bueno. /
/No hay Dios tan grande como tú,
No lo hay, no lo hay/
/No hay Dios que pueda hacer las cosas
como las que haces tú/

/No es con espadas, ni con ejércitos,


más con tu Santo Espíritu/
Que mi vida cambiará (3)
con tu Santo Espíritu

Viva la Fe, viva la esperanza,


Viva el amor (3)
/Que viva Cristo/
Que viva el Rey (Bis)
/Que viva, Que viva Cristo (3)
Que viva el Rey/

/Hosana Hey, Hosanna ah


Hosanna hey, Hosanna hey
Hosanna ah/

/Él es el Santo,
es el Hijo de María,
es el Dios de Israel,
es el Hijo de David/
/Vamos a Él con espigas de mil trigos
y con mil ramos de olivo,
siempre alegres, siempre en paz./

/Yo te alabo con el corazón;


yo te alabo con mi voz./

Y si me falta la voz yo te alabo con las manos,


Y si me faltan las manos yo te alabo con los pies
Y si me faltan los pies yo te alabo con el alma
Y si me falta el alma es que me he ido con Él.

/En el cielo se oye


y en la tierra se canta/
/Vamos todos a alabar al Señor
con panderos y guitarras/

/Cristo me dijo
que luchara otra vez (3)/
/Que no me desesperara sino que tuviera Fe/
/Y yo, y yo, y yo le estoy alabando/
/Nosotros no, Señor, a Ti es quien te toca;
Yo cantaré Lo que pongas en mi boca/
/Lo que pongas (3) en mi boca,
Yo cantaré Lo que pongas en mi boca/
Salida
/María Tú, Intercesora,
María Tú nuestra Señora/

Eres la gracia viva, Dios contigo,


Eres la elegida
Y tu Hijo Jesucristo
entre tu vientre te consagró
Madre Universal

Santa,
Santa María,
Madre de Dios,
Madre del Hombre
Envía tu fortaleza
ejemplo vivo
de perseverancia
en Jesús.
Jueves Santo
En la Cena del Señor
Entrada
En memoria del Señor celebramos esta cena
/de gracia el alma se llena al renovar su pasión/

A la muerte el redentor entrega su Cuerpo y Sangre


/este sacrificio grande renovamos con fervor/

Es el Cordero de Dios que el pecado purifica


/su vida nos comunica en la Santa Comunión/

Vivamos este misterio, este signo de unidad


/vamos en marcha hacia el cielo, unidos en caridad/

Cada día en el altar los hermanos nos juntamos


/y la cena celebramos en que Cristo es el manjar/

Este pan nos fortalece para seguir el camino


/hacia el último destino que es la ciudad fraternal/
Ten Piedad
de la Misa «Alrededor de tu Mesa»
de Francisco Palazón

/Señor, ten piedad/


/Cristo, ten piedad/
/Señor, ten piedad/
Gloria
de la Misa «Alrededor de tu Mesa»
de Francisco Palazón

Gloria a Dios en el cielo


y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor

Por tu inmensa gloria te alabamos,


te bendecimos te adoramos,
te glorificamos, te damos gracias.

Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso,


Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

Tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de


nosotros; Tú que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestra súplica; Tú que estás sentado a la
derecha del Padre, ten piedad de nosotros;
porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor,
sólo tú Altísimo, Jesucristo,
con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre.

Amén.

Interleccional
(Francisco Palazón)

Nosotros hemos de Gloriarnos


en la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo,
en Él está nuestra Salvación,
Vida y Resurrección
Él nos ha salvado y libertado.
Lavatorio de los Pies
/Amaos, amaos como Yo os he amado/

Si Yo, el Maestro,
os lavo los pies,
también vosotros debéis serviros
unos a otros

Un mandamiento
nuevo os doy:
que os améis unos a otros
como Yo os he amado

Esta es la señal
de que sois de los míos:
que os améis unos a otros
como yo os he amado
Ofertorio
Donde hay caridad y amor
/allí está el Señor/

Una sala y una mesa, una copa, vino y pan;


los hermanos compartiendo en amor y en unidad,
nos reúne la presencia y el recuerdo del Señor,
celebramos su memoria y la entrega de su amor.

Invitados a la mesa del banquete del Señor,


recordamos su mandato de vivir en el amor;
comulgamos en el Cuerpo y en la Sangre que Él nos da
y también en el hermano si lo amamos de verdad.

Este Pan que da la Vida y este Cáliz de salud


nos reúne a los hermanos en el Nombre de Jesús;
anunciamos su memoria, celebramos su pasión,
el misterio de su Muerte y de su Resurrección.
Santo
Santo, Santo, Santo, Santo es el Señor,
/Santo es el Señor Dios del universo/

Llenos están el cielo y la tierra de tu Gloria


/Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo/

Bendito el que viene en nombre del Señor


/Hosanna, Hosanna, Hosanna en el cielo/

Cordero
Cordero de Dios
que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros
Cordero de Dios
que quitas el pecado del mundo
ten piedad de nosotros
Cordero de Dios
que quietas el pecado del mundo
danos la paz, danos la paz
Comunión
Doce hombres, el maestro,
doce panes y la vida,
doce copas y la alianza
se mezclaban aquel día

Donde Jesús lavándoles los pies


les enseñaba lo que es la vida,
donde Jesús derramando su sangre
les perdonaba su maldad vivida, Eucaristía

Muchos hombres, un maestro,


muchos panes, una vida,
muchas copas, una alianza
se comparten hoy en día

Donde Jesús con su Resurrección


sólo nos pide amarnos siempre y sin medida,
donde Jesús con su Eucaristía
nos da la gracia de la nueva vida, Eucaristía

Un cordero, el Maestro,
una ofrenda: su vida,
una muerte, el camino
forma nuestra Eucaristía
Donde Jesús se hace carne viva
y nos la ofrece como pan de vida,
donde Jesús, nos baña con su sangre
y nos la ofrece como alianza nueva

Eucaristía, la gracia santa de la paz,


Eucaristía, signo sagrado de unidad,
Eucaristía, presencia viva de Jesús,
Eucaristía, el don más grande del Amor de Dios
Comiendo del mismo pan,
bebiendo del mismo vino,
queriendo en el mismo amor,
sellamos tu alianza, Cristo.

La noche de su Pasión
Tomó el pan entre sus manos
/y dijo: «Tomad, Comed»
esto es Mi Cuerpo entregado/

La noche de su pasión
tomó el Cáliz en sus manos
y dijo: «Tomad, Bebed;
es Mi Sangre que derramo»

La noche de su pasión
nos dio el Señor su mandato:
«Amaos unos a otros,
lo mismo que Yo os Amo»
Procesión al Monumento
Oh Buen Jesús, yo creo firmemente
que por mi bien estás en el Altar
que das tu cuerpo y sangre juntamente
/al alma fiel en celestial manjar/

Indigno soy, confieso avergonzado


de recibir la Santa Comunión,
Jesús que ves mi nada y mi pecado
/repara Tú mi pobre corazón/

Pequé, Señor, ingrato te he ofendido,


infiel te fui, confieso mi maldad,
contrito ya, perdón Señor te pido
/eres mi Dios, apelo a tu bondad/
Espero en Ti, piadoso Jesús mío,
oigo tu voz que dice: «Ven a Mí»
porque eres fiel, por eso en Ti confío,
/todo, Señor, espérolo de Ti/

Dulce maná y celestial comida,


gozo y salud de quien te come bien,
ven sin tardar: mi Dios, mi Luz, mi Vida
/desciende a mí, hasta mi pecho ven/

Oh Buen Pastor, amable y fino amante,


mi corazón se abraza en santo ardor,
si te olvidé, hoy juro que constante
/he de vivir tan sólo de tu amor/
Al terminar la Procesión con el Santísimo Sacramento, y
en el momento en que se deposita la reserva en el
sagrario se canta el «Tantum Ergo» de J.S. Bach.
Viernes Santo
En la Pasión del Señor
Interleccional
Cristo
por nosotros
se sometió
incluso
a la muerte
y una muerte
de Cruz
por eso
Dios
lo levantó
sobre todo
y le concedió
el Nombre
sobre
todo Nombre.
Adoración de la Santa Cruz
Oh Cruz fiel, árbol glorioso,
Único en flor, en hoja, en fruto
Oh dulce leño que con dulces clavos
Sostiene el dulce peso.

Canta Oh lengua la batalla gloriosa


Canta el noble triunfo de la Cruz:
El redentor del mundo,
Inmolado, surge victorioso

Cuando el fruto del árbol fatal


Precipitó a la muerte al progenitor
Escogió Dios un árbol
Que destruyera el mal antiguo
Cuando del tiempo nos llegó la plenitud,
El Padre Eterno nos envió a su único hijo
Del vientre de la Virgen;
Viene a nosotros, Dios hecho carne.

Cuando a los treinta años se ofrece a la pasión


cumpliendo la obra para la cual Él nació,
como un cordero inmolado
fue levantado en el leño de la Cruz

Así, vinagre, caña, hiel, saliva y clavos,


así, la lanza que atraviesa su costado,
sangre y agua brotan:
río que lava la tierra, el cielo, el mundo.

Dobla tus ramas y ceden tus miembros


Se reblandece la dureza de tu tronco
relaja en el dulce leño
todos sus miembros el Rey del cielo

Tú fuiste digno de portar la redención


Y el mundo náufrago conduces a buen puerto,
Salpicado de sangre
Derramada del cuerpo del Cordero.
Sea Gloria al Padre
Sea Gloria al Hijo y al Espíritu Santo.
A Ti, Gloria Eterna, Trinidad Beata
Que donas Vida y Salvación.

Pueblo mío ¿qué te he hecho?


¿en qué te he ofendido? Respóndeme

Yo te saqué de Egipto,
tú preparaste una cruz para tu Salvador.

Hagios o Theos: Santo Dios.


Hagios Ischyros: Santo y fuerte.
Hagios Athanatos, eleison himas:
Santo e inmortal, ten piedad de nosotros.
Yo te guie cuarenta años por el desierto;
te alimenté con el maná;
te introduje en una tierra excelente.
Tú preparaste una cruz para tu Salvador.

¿Qué más pude hacer por ti?


yo te planté como viña mía, escogida y hermosa.
¡Qué amarga te has vuelto conmigo!
Para mi sed me diste vinagre.
Con la lanza traspasaste el costado a tu Salvador.
Comunión
Tarde de Viernes Santo
ha muerto ya Jesús.
Tarde de pena y llanto
que destrozó una cruz.

Miras al hijo muerto,


me miras luego a mí
Tú me lo diste vida,
yo te lo doy así.

¿Quién te cargó, madero?


¿Quién te obligó subir?
¿Quién te clavó Cordero?
Te condené a morir.

Aunque tu alma llora,


llora junto a la Cruz.
en tu dolor, Señora,
hoy nos has dado a luz.
Postrado ante la cruz en la que has muerto,
y a la que yo también te he condenado.
Sólo puedo decirte que lo siento.
Sólo puedo decirte que hoy te amo.
Y te pido perdón por mis errores,
y te pido perdón por mis pecados.

/Perdóname Señor,
hoy me arrepiento.
Perdóname mi Dios crucificado/

Yo he cargado de espinas tu cabeza,


cuando he vuelto la espalda a mis hermanos.
Yo he llenado Tu cuerpo de tormentos,
cuando a algún semejante he despreciado.
Y yo clavo en la cruz tus manos y tus pies,
siempre que a mis amigos yo defraudo.

Yo he colmado Tu faz de sufrimiento,


cuando he visto injusticias y he callado.
Yo he sembrado tu alma de amargura,
al fingir siempre ser un buen cristiano.
Yo atravieso tu pecho con la lanza,
siempre que espero amor y yo no amo.
Sermón de las
Siete Palabras
Introducción
Pedro te negó tres veces,
mil veces yo te negué;
/si Pedro lloró su culpa,
mi culpa yo lloraré/

Hoy quisiera llorar igual que Pedro,


porque al igual que Pedro te he negado.
Hoy te vengo a decir que me arrepiento,
y que soy de los tuyos, y que sigo a tu lado.
Hoy quisiera llorar igual que Pedro,
porque al igual que Pedro te he negado.

Te he negado Señor, y fui cobarde,


porque no quise dar por ti la cara.
Tuve miedo y fingí no conocerte
y al pasar a mi lado yo te he dado la espalda.
Hoy quisiera llorar igual que Pedro,
porque no quise dar por ti la cara.
Primera Palabra
«Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen»

Hay un hombre llamado Jesús


que sudaba sangre en el huerto,
que flagelaron y coronaron de espinas
Porque decía la verdad

Hay un hombre llamado Jesús,


que llevó una cruz sobre sus hombros
y a su madre María encontró
y unas lágrimas piadosas derramó

/Jesús, te pedimos perdón,


que por amor, Tú nos salvaste/

Hay un hombre llamado Jesús


que los brazos tiernos de su madre,
acariciaron el encanto de su amor
hay un hombre que es nuestro Salvador

Hay un hombre llamado Jesús


que murió clavado en una Cruz
Y una voz del corazón herido exclamó:
«Padre, Perdónalos»
Segunda Palabra
«En Verdad te digo, que hoy estarás conmigo en el Paraíso»
Nadie puede cargar con su cruz
si no lleva la cruz de sus hermanos.
Y, ante esa inmensa cruz que arrastra el mundo,
todos hemos de ser solidarios.
Señor, yo quiero ser un cirineo
que aligere la cruz de mis hermanos.
Quiero cargar a diario con la angustia
que oprime el corazón de los humanos.
Quiero arrimar el hombro
al dolor de este mundo.
Quiero echar una mano. Señor,
quiero ayudar
al que tropieza,
y animarme a mí
mismo cuando caigo.
Quiero encontrar en
los que me rodean
la fuerza y el valor
de que estoy falto.
Quiero poner mi grano
diminuto de arena,
Quiero seguir luchando.
Tercera Palabra
«Madre: ahí tienes a tu Hijo; Hijo: ahí tienes a tu Madre»

Cuando el Señor va a la muerte junto al Señor estás tú,


lloran tus ojos de Madre, lloran mirando a la cruz.

Pero Tú, junto a la cruz, olvidas el dolor


y nos das en tu mirar la fuerza del amor.

Virgen que sufres y lloras junto a la cruz


tu dolor, dime si ves a los hombres
o sólo ves al Señor.
Ves el dolor de los hombres,
hombres clavados en cruz,
hombres que miran al cielo,
hombres sedientos de luz.

Virgen
que sufres y lloras,
junto a la cruz tu dolor,
sufres por ver a los hombres
no porque muere el Señor.
Cuarta Palabra
«Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has abandonado?»

/Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado? /

Lo dicen las Escrituras,


Los profetas lo anunciaron:
El pueblo está ante la cruz
Mirando al que traspasaron

/Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado? /
Con la corona de espinas
Los hombres lo han coronado
Al que encendió las estrellas
Los ojos se le han cerrado

/Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado? /

Mira las manos divinas


Taladradas por los clavos
Ellas hicieron el mundo
Y lo siguen abrazando

/Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado? /

El corazón tiene abierto


Por la herida del costado
Es la ternura del Padre
La que se está revelando

/Dios mío, Dios mío,


¿por qué me has abandonado? /
Quinta Palabra
«Tengo Sed»

Cuanto en el
mundo existe,
si yo lo poseyera
cuanto en el mundo existe
no me puede saciar;
es todo muy pequeño,
mi corazón
muy grande;
es todo
muy pequeño,
yo necesito
más.
Yo tengo sed ardiente
que me devora el alma
Yo tengo sed ardiente,
Yo tengo sed de Dios
Sed de Dios, sed de Dios,
Sed de Dios

Como el ciervo sediento


suspira por el agua
mi espíritu impaciente
se lanza hacia su Dios
Y bebe de esas fuentes
que dan la Eterna Vida
Pero ahí siente enseguida
la misma sed de Dios.

Yo tengo sed ardiente


que me devora el alma
Yo tengo sed ardiente,
Yo tengo sed de Dios
Sed de Dios, sed de Dios,
Sed de Dios
Sexta Palabra
«Todo está cumplido»
Al pie de la Cruz estaba afligida y dolorosa,
la madre triste y llorosa traspasada el corazón,
sufriendo junto a su hijo el dolor de su Pasión.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros al Redentor.
Lloramos Madre la culpa por la muerte de tu hijo,
y nos conmueve el perdón de un amor tan infinito
que a ti nos da como Madre y a nosotros como hijos.
Tus lagrimas Madre nuestra, mantenidas de esperanza
aun cuando tu hijo expira, crees siempre en su palabra,
si el grano de trigo muere resurge una nueva espiga.
Contigo estamos Señora Madre de dolor transida,
para enjugar esas lagrimas que corren por tus mejillas
ofreciéndote el consuelo de una vida arrepentida.
Séptima Palabra
«Padre: en tus manos encomiendo mi Espíritu»

Eres Madre dolorosa,


roca firme junto al Hijo
que se entrega por amor.
Fruto excelso levantado, en el árbol nos redime
traspasado de dolor.
Madre llena de amargura, ojos de mirar el llanto
con que llora el corazón.
Los que clavan a tu Hijo han clavado en ti, primero,
una espada de aflicción.
Sin defensa, sin justicia,
como oveja al matadero
a la muerte se entregó.
Sin figura, sin belleza,
despreciado de los hombres,
nuestros crímenes llevó.
Madre Santa Dolorosa,
en su sangre beba el mundo
la semilla de la paz.
Que los hombres queden libres
de mentira y de pecado
y reciban su bondad.
¡Oh Cruz, única esperanza,
donde Dios salva a los hombres,
lleno de debilidad!
¡Árbol de copiosos frutos,
donde nace a nueva vida
una nueva Humanidad!

Madre Santa Dolorosa,


que la sangre de tu Hijo
nos alcance su perdón.
Que el fluir de su costado
nos devuelva la esperanza,
nos renueve el corazón.
Descendimiento
Tiembla la tierra y llora, ha muerto el redentor
Junto a la cruz, señora mueres en tu dolor.

Hondo penar fecundo,


Grande como el amor;
Todo el dolor del mundo
Llora en tu corazón.

Si la semilla muere, nace una nueva flor,


Nuestro dolor florece, Madre en la redención.

Sobre tu alma herida


Brota la flor mejor:
Muerte que da la Vida
En la resurrección

Ya no te quedas sola, sola junto a la cruz;


Somos también ahora hijos como Jesús.

Ya no te quedas sola,
Sola junto a la cruz,
Madre corredentora,
Hoy nos has dado Luz.
Sábado Santo
Solemne Vigilia Pascual
La Ceremonia comienza con la Bendición del Fuego Nuevo y
la Preparación del Cirio Pascual, fuera de la Iglesia. Al estar el
cirio encendido, comienza la procesión de entrada. Al llegar el
diácono con el Cirio a la Puerta de la Iglesia, lo eleva y dice en
voz alta: «Luz de Cristo» y el pueblo responde: «Demos Gracias
a Dios». Posteriormente se hace el canto del Pregón Pascual y
la liturgia de la Palabra.

Salmo, posterior a la lectura del Éxodo

Pues Tú Glorioso Eres, Señor


y tu Nombre es digno de alabar.
Has mi corazón
Puro y santo ante Ti,
Yo te adoro con todo mi corazón

Yo te adoro Señor con todo mi ser


Yo con salmos te alabaré.
Yo te adoro Señor con todo mi ser,
Todo el día te alabaré.

/Cantaré al Señor por siempre


Su diestra es todo poder/
Echó a la mar quien nos perseguía,
Jinete y caballo echó a la mar.
/Mi padre es Dios y yo le exalto,
Mi padre es Dios y le exaltaré/

Echó a la mar
Los carros del faraón (hey, hey)
La la la la la la la la
La la la la…

Gloria
(Remitirse al Jueves Santo)

Salmo Aleluyático
Interleccional
Gloria, Gloria, Aleluya (3)
Jesús Resucitó

En Belén de Palestina el Señor Jesús nació


Y después de treinta años en la cruenta cruz murió
Pero vive para siempre pues la tumba ya venció
Jesús Resucitó

Liturgia Bautismal
He aquí Yo estoy a tu puerta hoy
/Ábreme que quiero entrar
Dulcemente me dijo el Señor/
Yo escuché su voz muy en mi interior
Y le abrí por entero las puertas
De mi corazón

/Aleluya, Cristo es mi Señor


Aleluya Gloria a Dios/
He aquí Yo estoy a tu puerta hoy
/Ábreme que quiero entrar
Dulcemente me dijo el Señor/
Yo escuché su voz muy en mi interior
Y ese día cenamos los dos con su Paz me dejó.

/Aleluya, su Paz me dejó


Aleluya, Gloria a Dios/

//Aleluya, Cristo es mi Señor


Aleluya, Gloria a Dios//

/Mi Dios está vivo, Él no está muerto/


Lo siento en mis manos, lo siento en mis pies,
Lo siento en mi alma, lo siento en todo mi ser.

Oh, oh, oh, oh


Hay que nacer del agua,
Oh, oh, oh, oh
Hay que nacer del Espíritu de Dios
/Oh, oh, oh, oh
Hay que nacer del agua y del Espíritu
De Dios, hay que nacer del Señor/
/Jesús Resucitó, alábalo que vive/
Alábalo (3) que vive (Bis)

Estamos pidiendo un avivamiento


Estamos pidiendo el poder de Dios
/El poder del Padre, el poder de Hijo,
El poder del Santo Espíritu de Dios/

Bautízame Señor con tu Espíritu (4)


Y déjame sentir el fuego de tu amor
Aquí en mi corazón Señor
Aspérjame, Lávame, Renuévame, Límpiame, Purifícame,
Bendíceme, Ilumíname, Sálvame, Protégeme.

Ofertorio
Alza tus ojos y mira, la cosecha está lista,
El tiempo ha llegado, la mies está madura.
Esfuérzate y sé valiente, levántate y predica
A todas las naciones que Cristo es la Vida.

/Y será llena la tierra de su gloria


Se cubrirá como las aguas cubren la mar/
No, no hay otro nombre dado a los hombres
Jesucristo es el Señor.

Santo
/Santo es el Señor mi Dios, digno de alabanza
A Él el poder, el honor y la Gloria/

/Hosanna (5) Oh Señor/

/Bendito el que viene en nombre del Señor,


Con todos los Santos cantamos para Ti/

Cordero
/Cordero de Dios que sabéis perdonar
Todos los pecados de la humanidad
Ten piedad de mí y de todos los demás,
Cordero de Dios, que sabéis perdonar/
Comunión
Cuando la aurora nacía el Señor resucitó.
Hoy es el día gozoso de la nueva creación;
Es la Victoria admirable, es el día de salud.
Brilla la Gloria de Cristo, Dios Eterno, Luz de Luz.

/¡Alleluia, Alleluia, Alleluia!/

Dios ha sellado la alianza en el Hijo de su amor


Hoy se cumplió la promesa del misterio Salvador.
Si renació de la muerte Jesucristo Rey triunfal
Renaceremos nosotros a la Pascua Celestial.

Muerta la ley del pecado, revestidos del Señor,


Cesen los vicios antiguos, reina Cristo, Dios de Dios.
Gloria y Honor a Dios Padre, Gloria al Hijo redentor,
Gloria al Espíritu Santo que en su gracia nos creó.
Salida
Hoy el Señor resucitó
y de la muerte nos libró.

Alegría y paz hermanos


Que el señor resucito

Porque esperó, Dios le libró


y de la muerte lo sacó.

La luz de Dios, en él brilló,


de nueva vida nos llenó.

Todos cantad: aleluya.


Todos gritad: aleluya.