Anda di halaman 1dari 5

Alimentación del niño

¿Es importante el lavado de manos antes de comer?


Sí, es importante porque previene muchas enfermedades.
¿Cuándo debo lavarme las manos?
• Antes de preparar los alimentos y antes de
Comer o dar de comer.
• Después de haber cambiado los pañales.
• Después de ir al servicio higiénico (o letrina).
• Después de estar en contacto con animales.
¿Qué necesitas para lavarte las manos?
• Agua a chorro.
• Usar cualquier jabón (de preferencia líquido).
• Secarte bien con papel toalla o al ambiente.
¿Por qué la alimentación complementaria se inicia a los 6 meses?
Porque la leche materna ya no cubre las necesidades de energía, hierro y otros nutrientes que
tu bebé necesita para su adecuado crecimiento y desarrollo.

¿Qué es Alimentación Complementaria?


Es cuando la niña o el niño reciben otros alimentos, además de la leche
materna a partir de los 6 meses.

¿Cómo debe ser su alimentación? De 6 a 8 meses

2 a 5 cucharadas del alimento:


(2 a 3 = ¼ de plato mediano = ¼ taza). (3 a 5 = ½ plato mediano = ½ taza)

Consistencia cantidad frecuencia alimentos recomendados

Papillas, mazamorras o purés.


2 a 3 comidas al día.
(Media mañana, mediodía y a media tarde)
Tubérculos: papa, camote, yuca y oca.
Alimentos de origen animal: hígado, sangrecita,
Bazo, yema de huevo y carne.
Cereales: fideos, sémola, maicena y otras harinas.
Además arroz, trigo, maíz y chuño.
Vegetales: zapallo, zanahoria y espinaca.
Frutas: plátano, durazno, papaya y otros.
Grasas: aceite y mantequilla.
Menestras sin cáscara.
De 9 a 11 meses de 12 meses a más

5-7 cucharadas del alimento= 3/4 plato mediano = 1 taza

Consistencia cantidad frecuencia

Alimentos picados y desmenuzados.


4 comidas por día.
(Temprano, media mañana,
Mediodía y media tarde). Todos los alimentos que consume la Niña o niño de 6
meses, más clara de huevo.
7-10 cucharadas de alimento = ¾ de plato mediano = 1 taza.

Consistencia cantidad frecuencia alimentos recomendados


Segundos.
5 comidas por día. (Temprano, media mañana, mediodía, media tarde y
noche). La niña o niño puede consumir todos los alimentos de la olla familiar.

La cantidad, consistencia, frecuencia y tipo del alimento que se debe


proporcionar a la niña o niño es de acuerdo a su edad.

¿Cuándo debe ofrecerse una consejería en nutrición?

Es importante reconocer las diversas oportunidades de contacto que existen entre el


personal de salud y las madres o tutores de los niños para brindar una consejería en
nutrición. Estas oportunidades son buenas para ofrecerle una buena orientación,
acerca de la alimentación de su niño ya sea que esté enfermo o sano. Estas pueden
ser:
1. Cuando una madre acude al servicio de salud para el control de su niño menor
de 05 años y especialmente si es un niño menor de 2 años.
2. Cuando lleva a vacunar a su niño también es una gran oportunidad para
evaluar la alimentación del niño y aconsejarla alentando prácticas adecuadas y
atención integral.
3. Cuando el niño está enfermo ya sea por infección diarreica o respiratoria,
generalmente la madre está preocupada por la salud de su hijo y está motivada
a poner en práctica los consejos que se le ofrecen.
4. Cuando se hace una visita de seguimiento en domicilio, es una breve
oportunidad para evaluar y aconsejar a la madre sobre la alimentación de su
niño.

A NIVEL INTRAMURAL:

La atención integral del niño durante la consulta, es una buena oportunidad para dar
una consejería sobre alimentación a la madre. En esta oportunidad trate de informar a
la usuaria sobre la alimentación del niño utilizando la cartilla de alimentación que se
muestra en la página 13.
A NIVEL EXTRAMURAL:

Las visitas de seguimiento domiciliario, permiten verificar la adopción de


comportamientos adecuados en alimentación en los usuarios y son también momentos
oportunos para reforzar la consejería.

¿Qué pasos hay que seguir para dar una buena consejería?

1. Pregunte y escuche:
Indague y pregunte sobre la alimentación del niño, siga las preguntas que se incluyen
en la sección correspondiente a evaluación de la Alimentación del Niño de la Historia
Clínica y regístrelas en la sección que corresponde.

2. Evalúe la alimentación:

La evaluación de la alimentación del niño, especialmente de los menores de 2 años,


debe ser hecha cuando el niño está sano o enfermo. Utilice el carné de crecimiento
para orientar a la madre o tutor si su niño está creciendo bien y ofrecerle mayor
información sobre cómo seguir alimentándolo para que siga creciendo bien.
Si el niño no ha ganado peso últimamente o tiene un bajo peso para su edad, es
importante dedicar más tiempo para preguntarle sobre la cantidad de alimento, el
apetito y cómo come el niño.

3. Aliente:

Elogie y aliente a la madre a seguir con las prácticas apropiadas, mencione las
ventajas y logros en la nutrición y salud del niño para que continúe realizándolas.
Recuerde que ésta es una oportunidad de aprendizaje para la madre o tutor.

4. Aconseje:

Una vez identificados los puntos críticos de la alimentación del niño según su edad,
evaluado su crecimiento y ganancia de peso y registrados estos datos en la Historia
clínica, ofrezca a la madre orientación clara y precisa utilizando un lenguaje sencillo y
comprensible.
Esto es especialmente importante en ámbitos urbanos. Algunos cambios menores en
el manejo práctico de la lactancia pueden ser recomendados, en esta situación, para
darle más confianza a la madre a fin de mejorar la lactancia materna.

¿Cómo usar la cartilla de alimentación?

Este material de apoyo es muy importante en la relación entre la usuaria y el personal


de salud. Puede usar esta Cartilla de Alimentación para recordar los mensajes que
debe darle a la madre. Esta cartilla hace énfasis en los más importantes y le va a ser
de mucha utilidad.
RECOMENDACIONES GENERALES SOBRE ALIMENTACIÓN INFANTIL

1.- Consumir alimentos de origen animal ricos en hierro

Recomiende:
• Los más baratos como la sangrecita, bazo, bofe, hígado, molleja, riñón, tome
en cuenta la información de precios de alimentos de mercados de la zona.
• Que el niño coma 2 cucharadas de esos alimentos en papillas o segundos por
lo menos 3 veces por semana.

2.- Consumir frijoles, habas, lentejas, arvejas secas y otras menestras


Recomiende:
• Dar al niño por lo menos 3 veces por semana este tipo de alimentos. Si es
menor de un año se debe quitar la cáscara, puede pasar el frijol o lenteja por
un colador, aplastarlo con un tenedor o cuchara para que la pulpa del alimento
pase al plato y la cáscara que queda en el colador se bota. También puede
preparar las menestras utilizando harina de habas, de arvejas o soya, en forma
de papilla o de mazamorra. El niño mayor de un año puede comer la menestra
sin necesidad de quitarle la cáscara.
 Cada vez que prepare alguna menestra sirva por cada porción de frijol,
lentejas, etc. el doble de arroz, quinua, trigo, etc.

3.- Comidas espesas: segundos purés, papillas o mazamorras

Recomiende:
• Sus niños estarán mejor alimentados si les da comidas espesas, segundos,
mazamorras pues alimentan más que las sopas, caldos o agüitas. Sus niños
estarán sanitos y crecerán mejor.
• Hacer la comida del niño utilizando los alimentos que ha preparado para toda la
familia.

4.- Verduras y frutas

Recomiende:
• Consumir frutas y verduras de color amarillo, anaranjado, verde oscuro como:
papaya, naranja, maracuyá, plátano de isla, mango, zanahoria, zapallo,
espinaca, acelga, jataco, hojas de quinua, tomate, escogiendo siempre las de
menor precio.

5.- El niño debe comer 5 veces al día

Recomiende:
• Darle al niño de comer 5 veces al día comidas espesas, explique que los niños
tiene el estómago pequeño, se llenan rápido.
• Darle pan, mazamorra, plátano, camote u otro alimento sólido que tenga para
darle entre comidas.

Si el niño está enfermo no dismuya el número de comidas, al contrario, debe darle de


comer pequeñas cantidades pero más veces al día de comidas espesas. Tenga en
cuenta que la enfermedad en el niño puede disminuir el apetito.