Anda di halaman 1dari 6

ACIDO

ASIGNATURA
QUIMICA

PRESENTADO POR
ANGIE CAROLINA PEREA VIVEROS

PRESENTADO A
SNITH PORRAS

GRADO
10-B

AÑO
2018
ACIDO

Un ácido (del latín acidus, que significa agrio) es considerado tradicionalmente como
cualquier compuesto químico que, cuando se disuelve en agua, produce una
solución con una actividad de catión hidronio mayor que el agua pura, esto es, un
pH menor que 7.1Esto se aproxima a la definición moderna de Johannes Nicolaus
Brønsted y Thomas Martin Lowry, quienes definieron independientemente un ácido
como un compuesto que dona un catión hidrógeno (H+) a otro compuesto
(denominado base). Algunos ejemplos comunes son el ácido acético (en el vinagre),
el ácido clorhídrico (en el salfumán y los jugos gástricos), el ácido acetilsalicílico (en
la aspirina), o el ácido sulfúrico (usado en baterías de automóvil).

Los sistemas ácido/base se diferencian de las reacciones redox en que, en estas


últimas hay un cambio en el estado de oxidación. Los ácidos pueden existir en forma
de sólidos, líquidos o gases, dependiendo de la temperatura y también pueden
existir como sustancias puras o en solución.

Propiedades de los ácidos


 Tienen sabor agrio como en el caso del ácido cítrico en la naranja y el limón.
 Cambian el color del papel tornasol azul a rosa, el anaranjado de metilo a
rojo y deja incolora a la fenolftaleína.
 Son corrosivos.
 Producen quemaduras en la piel.
 Son buenos conductores de la electricidad en disoluciones acuosas.
 Reaccionan con metales activos formando sal e hidrógeno.
 Reaccionan con bases para formar sal más agua.
 Reaccionan con óxidos metálicos para formar sal más agua.
Fuerza de los ácidos
La fuerza de un ácido se refiere a su habilidad o tendencia a perder un protón.
Un ácido fuerte es uno que se disocia completamente en agua; en otras
palabras, un mol de un ácido fuerte HA se disuelve en agua produciendo un
mol de H+ y un mol de su base conjugada, A-, y nada del ácido protonado
HA. En contraste, un ácido débil se disocia sólo parcialmente y, en el
equilibrio, existen en la solución tanto el ácido como su base conjugada.
Algunos ejemplos de ácidos fuertes son el ácido clorhídrico (HCl), ácido
yodhídrico (HI), ácido bromhídrico (HBr), ácido perclórico (HClO4), ácido
nítrico (HNO3) y ácido sulfúrico (H2SO4). En agua, cada uno de estos se
ioniza prácticamente al 100%. Mientras más fuerte sea un ácido, más
fácilmente pierde un protón, H+. Dos factores clave que contribuyen a la
facilidad de deprotonación son la polaridad del enlace H-A. La fuerza de los
ácidos suele ser discutida también en términos de la estabilidad de la base
conjugada.
Los ácidos más fuertes tienen Ka más alto, y pKa más bajo que los ácidos
más débiles.
Los ácidos alquilsulfónicos y arilsulfónicos, que son oxácidos orgánicos, son
un tipo de ácidos fuertes. Un ejemplo común es el ácido toluenosulfónico
(ácido tósico o tosílico). A diferencia del ácido sulfúrico mismo, los ácidos
sulfónicos pueden ser sólidos. En efecto, el poliestireno funcionalizado en
sulfonato de poliestireno, es un plástico sólido fuertemente ácido, que es
filtrable.
Los superácidos son ácidos más fuertes que el ácido sulfúrico al 100%.
Algunos ejemplos de superácidos son el ácido fluoroantimónico, ácido
mágico y ácido perclórico. Los superácidos pueden protonar
permanentemente el agua, para producir "sales" de oxonio iónicas,
cristalinas. También pueden estabilizar cuantitativamente a las
carbonaciones.
Polaridad y el efecto inductivo
La polaridad se refiere a la distribución de electrones en un enlace químico, la región
de espacio entre dos núcleos atómicos donde se comparte un par de electrones
(ver TREPEV). Cuando los dos átomos tienen aproximadamente la
misma electronegatividad (potencia para atraer electrones del enlace), los
electrones son compartidos aproximadamente por igual y pasan el mismo tiempo
en cualquier extremo del enlace. Cuando hay una diferencia significativa en
electronegatividades de los dos átomos enlazados, los electrones pasan más
tiempo cerca al núcleo del elemento más electronegativo, y se forma un dipolo
eléctrico, o separación de cargas, tal que hay una carga parcial negativa localizada
en el elemento electronegativo, y una carga parcial positiva en el elemento
electropositivo. El hidrógeno es un elemento electropositivo y acumula una carga
ligeramente positiva cuando está unido a un elemento electronegativo como
el oxígeno o el bromo. Al decrecer la densidad electrónica en el átomo de
hidrógeno, se hace más fácil que sea abstraído en forma de protón, en otras
palabras, es más ácido. Al moverse de izquierda a derecha a lo largo de una fila en
la tabla periódica, los elementos tienden a hacerse más electronegativos, y la fuerza
del ácido binario formado por el elemento aumenta coherentemente en:

Fórmula Nombre pKa7

HF ácido fluorhídrico 3.17

H2O agua 15.7

NH3 amoníaco 38

CH4 metano 48
El elemento electronegativo no necesita estar unido directamente al hidrógeno ácido
para incrementar su acidez. Un átomo electronegativo puede "jalar" densidad
electrónica desde el enlace ácido, a través del efecto inductivo. La habilidad para
atraer electrones disminuye rápidamente con la distancia del elemento
electronegativo al enlace ácido. El efecto es ilustrado por la siguiente serie de ácidos
botánicos halogenados. El cloro es más electronegativo que el bromo y, en
consecuencia, tiene el efecto más fuerte. El átomo de hidrógeno unido al oxígeno
es el hidrógeno ácido. El ácido botánico es un ácido carboxílico.

Estructura Nombre pKa8

ácido butanoico ≈4.8

ácido 4-clorobutanoico 4.5

ácido 3-clorobutanoico ≈4.0

ácido 2-bromobutanoico 2.93

ácido 2-clorobutanoico 2.86


Radio atómico y fuerza del enlace

Otro factor que contribuye a la habilidad de un ácido para perder un protón es


la fuerza de enlace entre el hidrógeno ácido y el anión de la molécula que lo tiene
(ver base conjugada). Esto, a su vez, es dependiente del tamaño de los átomos
que comparten el enlace. Para un ácido HA, a la vez que aumenta el tamaño del
átomo A, la fuerza del enlace disminuye, significando esto que es más fácil de ser
roto, y la fuerza del ácido aumenta. La fuerza del enlace es una medida de
cuánta energía es necesaria para romper un enlace. En otras palabras, requiere
menos energía romper el enlace cuando el átomo A se hace más grande, y el
protón es más fácilmente removible por una base. Esto explica parcialmente por
qué el ácido fluorhídrico es considerado un ácido débil, mientras que los demás
ácidos de halógeno (HCl, HBr, HI) son ácidos fuertes. Aunque el flúor es más
electronegativo que los otros halógenos, su radio atómico es también mucho
menor, por lo que comparte un enlace fuerte con el hidrógeno. Al moverse hacia
abajo en una columna en la tabla periódica, los átomos se hacen menos
electronegativos, pero también significativamente más grandes, y el tamaño del
átomo tiende a dominar la acidez en el enlace con el hidrógeno. El sulfuro de
hidrógeno, H2S, es un ácido más fuerte que el agua, incluso aunque el oxígeno es
más electronegativo que el azufre. Esto es debido a que el azufre es más grande
que el oxígeno, y el enlace hidrógeno-azufre es más fácilmente rompible que el
enlace hidrógeno-oxígeno.