Anda di halaman 1dari 2

“Estructura” y “génesis” son dos conceptos carados de interpretaciones por una tradición

filosófica anterior, y además se piensan como contradictorios antitético, por lo que un trabajo
que parte de ellos puede parecer que “introduce previamente aquello que planea encontrar”
p.211
Husserl presenta una aversión por la aporía y el dilema, que son formas de terminar con la
reflexión mediante la conclusión de la existencia de un punto sin salida.
El fenomenólogo es positivista que vuelve a las cosas mismas. Husserl está en contra de la
especulación metafísica, y da importancia al devenir histórico del sentido, como aquello que se
mantiene abierto dentro de una estructura -esencia-.
La estructura puede abrirse: es una apertura estructural que contempla una estructura menor
cerrada y la estructuralidad de la abertura [o una abertura estructuralmente posibilitada]. Así,
algunos datos deben verse en forma de génesis y otros en forma de estructura. Unas capas de
significado son complejos/sistemas/configuraciones estáticas dentro de los cuales hay
movimiento y génesis, los cuales obedecen a la legalidad y a la significación funcional de la
estructura. 212. Las capas cuya esencia pertenece a la génesis y al movimiento/inaugural/ devenir
son entendidas como datos a partir de la génesis.
El privilegio de uno u otro de estos conceptos en el análisis depende del análisis de la descripción
y de los datos. Son dos conceptos operatorios complementarios, a pesar de que, según los
esquemas tradicionales estos dos conceptos supondrían tensión y conflicto.
Estructuralista (comprensión de la totalidad formada por una sistematicidad y legalidad formal
en sus elementos puestos en relación) génesis (origen y fundamento de la estructura).
Husserl busca alejarse tanto del “logicismo formal” que piensa a las estructuras como entidades
independientes de una conciencia general o particular, provenientes de una razón superior
atemporal, no obstante, mantiene la autonomía normativa de la lógica de cualquier conciencia
fáctica/particular; para Husserl, estas formas dependen de una conciencia-general-concreta.
Asimismo, se busca distanciar del genetismo que se basa en esquemas causalítsticos y del
naturalismo de “hechos”: del psicologismo empirista/genetismo mundano.
. La respuesta a la búsqueda de la raíz común ente pasividad/actividad y genetismo/estructura
es la “experiencia trascendental” a la que Husserl trata de acceder mediante las reducciones,
primero como reducción de la génesis psicológica particular. Es necesario que el espacio
fenomenológico y la descripción trascendental entren. El fundamento de la objetividad es
problema central.
Noema [contenido de la vivencia de la consciencia] no es real en el sentido en el que es-para-la-
consciencia, pero tampoco le pertenece enteramente a la conciencia “Éste, que es la objetividad
del objeto, el sentido y el «como tal» de la cosa para la consciencia no es ni la propia cosa
determinada, en su existencia salvaje, y cuyo nóema es precisamente su aparecer, ni un momento
propiamente subjetivo, «realmente» subjetivo, puesto que se da indudablemente como objeto
para la consciencia. No es ni del mundo ni de la consciencia, sino el mundo o algo del mundo
para la consciencia.” 224.
.