Anda di halaman 1dari 3

Un buen trabajo de filosofía tiene que:

1. Exponer una tesis. Puede ser de vario tipo. El autor hace alguna de las
siguientes cosas:
 Critica el argumento de alguien más, o muestra que algunos
argumentos favor de una tesis no están bien .
 Defiende un argumento o tesis de las críticas de alguien más.
 Ofrece razones para creer una tesis.
 Ofrece contra ejemplos para una tesis.
 Compara los puntos débiles y fuertes de una tesis .
 Da ejemplos que explican mejor una tesis o la hacen más
plausible .
 Explica que cierto filósofo tiene que aceptar una dada tesis,
aunque explícitamente no lo haga, porque ésta se sigue de sus
afirmaciones .
 Presentar una objeción a una tesis que lleve a modificarla,
aunque no a rechazarla del todo.
 Presentar un ejemplo que no parece estar bien resuelto por una
tesis, y ver qué efectos tiene esto para la tesis.
La tesis suele ser un punto preciso, modesto y pequeño sobre un dado tema.

2. Dar argumentos a favor o en contra de una tesis.

 explicar por qué se critica una tesis


 explicar por qué se apoya una tesis

Es siempre bueno, aunque no siempre es posible, presentar también posibles


objeciones de terceros a la propia tesis, e intentar resolverlas.

3. Es aconsejable que la estructura sea:

 APERTURA O INTRODUCCIÓN : presentación del tema, el


problema, la polémica, justificación de su importancia,
consideraciones por las cuales el ensayista aborda el tema, etc.. Se
puede (así se hace en los ensayos contemporáneos, pero no en los
antiguos) plantear la tesis y un resumen de las conclusiones así
como de los argumentos que se usarán.
 CUERPO O DESARROLLO: se desarrollan los argumentos,
razones, ejemplos en los que se apoya la tesis del autor, así como la
argumentos, razones y contraejemplos para refutar o al menos poner
en duda tesis opuestas o distintas. La filosofía es crítica1, dialéctica2
y polémica.
 CONCLUSIÓN: Se repite la tesis y –no siempre- los principales
argumentos que han llevado a ella y las consecuencias que tiene
probar o mantener cierta tesis así como su relación con otros
problemas que se ven afectados por ella. Que un ensayo tenga una
conclusión no significa necesariamente afirmar una solución o tesis
de manera categórica3 y apodíctica4 a problemas planteados;

NO CORREGIDO
AYUDAS AL LECTOR: para facilitar la lectura, es bueno que vayas
indicando al lector en qué punto de tu desarrollo se encuentra: 'en primer
lugar, en segundo lugar...', 'como decíamos anteriormente...', 'como diré en la
sección 2...', 'en breve,...', 'sin embargo', 'por lo tanto', 'por otra parte', 'de esto
se sigue que...', 'esto sugiere que...', 'a continuación...', 'Por ejemplo,...'. Esto
hace la lectura más simple, porque así el lector puede seguir mejor tus
argumentos.

4. Controlar ortografía y gramática

FASES EN LA ELABORACIÓN DE UN ENSAYO

1.PREPARACIÓN:
No hay que intentar resolver las grandes cuestiones de la filosofía, sino
agarrar un asunto filosófico evidente en la vida cotidiana y reflexionar sobre él
a fondo.
Lo primero, por tanto, es pensar el tema o cuestión que se abordará, la tesis
que se va a defender y los argumentos que se usarán. Además, se precisa tener
conocimiento de las diferentes opiniones sobre el objeto del ensayo que
existen. No obstante, no es preciso documentarse en exceso, sino ante
reflexionar, argumentar y refutar.

En resumen, hay que:


- Buscar las opiniones sobre el objeto del ensayo

1
Crítica en el sentido del ensayista español Jerónimo Feijoo, es decir, como operación que tiene que ver
con la clasificación, la discriminación, la distinción y la comparación.
2
Se hace cargo de contradicciones y oposiciones.
3
Categórico: (1) Que no admite objeción o discusión. (2) Dicho de un juicio o de un raciocinio: afirmado
o negado sin restricción ni condición.
4
Apodíctico: incondicionalmente cierto, necesariamente válido. En lógica, que expresa o encierra una
verdad concluyente o que no deja lugar a duda o discusión.
- Hacer un breve resumen sobre el ensayo que se quiere redactar (que se
irá modificando sobre la marcha, pero que ha de conservar en todo
momento su estructura lógico-formal) y un esquema sobre los
argumentos y refutaciones.
Una vez hecho esto, la escritura como tal del ensayo es lo más fácil: la parte
difícil es pensarlo.

2. ESCRITURA

En principio, la composición del ensayo debe ser ordenada, su estilo claro,


sencillo y ameno, su tono humilde y sereno, y su terminología espontánea y
natural, es decir, sin recurrir a términos técnicos alejados del habla cotidiana y
desconocidos para el lector no especialista, aunque si es preciso se hará uso de
ellos. En ensayo recurre con normalidad a la anécdota, el ejemplo y la
digresión. Pese a todo, es un género mucho más abierto y literario que otros a
los que ha echado mano la filosofía, por lo que hay ensayistas de todos los
estilos, desde el más lacónico5 al más afectado6. Todo esto ha llevado a que
haya ensayos escritos bajo la forma de epístolas, novelas, dramas, colecciones
de sentencias, sátiras, parodias, poemas, etc., porque por ensayo se entiende
no sólo un género narrativo sino un modo de pensar que “ensaya”, “intenta”,
“prueba” reflexionar sobre una cuestión.

3. REVISIÓN

Conviene hacer varias redacciones del trabajo y dejarlo 'descansar' varios días,
para luego retomarlo y leerlo con “nuevos ojos”: leerlo en voz alta para
controlar redacción, comprobar que la estructura adoptada es claramente
comprensible, identificar posibles errores, etc.

5
Lacónico: breve, conciso, compendioso
6
Afectación: (1) falta de sencillez y naturalidad. (2) Extravagancia presuntuosa en la manera de ser, de
hablar, de actuar, de escribir.