Anda di halaman 1dari 20

ISSN 1409-214X #221 MARZO 2012

EL NUEVO CAMINO
FRONTERIZO
AMBIENTE Y CONTEXTO POLÍTICO

Allan Astorga Heidy Vega y Juan D. Gómez Nicolás Boeglin


Aspectos ambientales del camino Dinámica fronteriza y relaciones Alcances de la demanda en La Haya
paralelo al río San Juan políticas entre Costa Rica y Nicaragua: de Nicaragua contra Costa Rica en
del abandono a la prioridad territorial relación con la de Costa Rica contra
Freddy Pacheco Nicaragua referente al dragado:
La ruta 1856 “Juan Rafael Mora Carlos Murillo ¿ejercicio de paralelismo inverso?
Porras” Costa Rica-Nicaragua: una historia de
litigios fronterizos Enrique Castillo
Alexander López El derecho comunitario y Costa Rica
Desarrollo fronterizo como alternativa
al desarrollo transfronterizo
EL NUEVO CAMINO
FRONTERIZO
AMBIENTE Y CONTEXTO POLÍTICO

Director y editor: Eduardo Mora


Consejo editor: Manuel Argüello, Gustavo Induni, Wilberth Jiménez, Luis Poveda
Asistencia y administración: Rebeca Bolaños
Diseño, diagramación e impresión: Programa de Publicaciones, UNA
Fotografía: www.galeriaambientalista.una.ac.cr
Teléfono: 2277-3688. Fax: 2277-3289
Apartado postal: 86-3000, Costa Rica
Correo electrónico: ambientico@una.ac.cr
Sitio web: www.ambientico.una.ac.cr
Marzo 2012. Número 221 ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Editorial |Pp. 2-3| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

rendir dictamen rápidamente y dar ima- cia a la satisfacción de los deseos de quie-
gen de imparcialidad, porque esta imagen nes detentan ese Gobierno. Y esta histo-
peligra siempre que el analista expone in- ria es también base o determinante del
formación que no es para todos visible o impedimento de navegar por el San Juan
que es compleja y se presta a interpreta- que ese Gobierno impuso a los costarri-
ciones diversas, y peligra también cuando censes. Y este impedimento, y la amena-

La carretera. El contexto el analista establece juicios sobre mate-


rias difícilmente cuantificables a los que
za creciente del Gobierno de Ortega, es lo
que mayormente condujo al Gobierno de
puede entonces imputárseles ser mera Costa Rica a construir apresuradamente
opinión interesada. Cierto es que los ac- una carretera paralela al San Juan, sin
tos últimos realizados por los actores de estudio de impacto ambiental, porque a

H
un conflicto normalmente son consecuen- los campesinos ticos de las vecindades
ay quienes porfían en examinar el conflicto entre
tes con el proceder habitual de cada uno de ese río les urgía seguir con sus vidas,
los Gobiernos de Nicaragua y Costa Rica toman-
Sumario do en consideración solo los últimos actos o suce-
de ellos, y son consecuentes también con seguir movilizándose en vez de quedarse
la historia del conflicto en sí, razón por la aislados en sus casas de rodillas.
sos. De ese mismo modo actúa, correctamente, el juez de
2 que el conocimiento de esos actos últimos La historia del Gobierno de Costa
Editorial tránsito; pero quien juega de analista político yerra grose-
ayuda a entender las “biografías” de los Rica (de los sucesivos Gobiernos) no ca-
Allan Astorga
ramente procediendo así. Ante una colisión de dos vehícu-
actores y la historia del conflicto. Cierto. rece de vilezas (como por ejemplo el mal-
Aspectos ambientales del 4 los, a aquel le importa la velocidad de estos pero no el por
camino paralelo al río San Juan Pero volvemos al punto: para entender trato a los comunistas durante más de 20
qué del apresuramiento de los choferes; le importa si ellos
los actos últimos de los Gobiernos tico y años mientras la Guerra Fría) pero, en
Freddy Pacheco respetaron o no las señales en la vía, pero no si su insu-
La ruta 1856 “Juan Rafael 8 nica en el conflicto de la frontera hay que general, está exenta de matonismo y de
misión o sumisión son de cuna o aprendidas; le importa la
Mora Porras” tener presente las “biografías” de ambos atropellos recurrentes a nadie. Es más
cantidad de alcohol en su sangre, pero no la angustia que
Gobiernos; a la luz de estas, aquellos co- bien una historia de evitación permanen-
Alexander López los hizo beber, o la alegría. Asemejándose al proceder del
Desarrollo fronterizo 12 bran su pleno significado. te no solo del choque sino también de la
como alternativa al desarrollo juez de tránsito, ante el conflicto fronterizo algunos ven
La invasión militar de territorio simple confrontación, como atinadamen-
transfronterizo solo: (1) la invasión militar nica a territorio tico y la tala
costarricense -con tala de bosque- que te lo dicen quienes critican a nuestro
de bosque que hicieron, (2) el dragado del río San Juan
Heidy Vega y Juan D. Gómez hace varios meses hizo el Gobierno de país y a sus ciudadanos. La construcción
Dinámica fronteriza y 17 por parte del Gobierno nica sin estudio de impacto am-
relaciones políticas entre Costa Daniel Ortega no puede desligarse de la apresurada de la humilde carretera fue
biental, (3) los impedimentos, puestos por el Gobierno ni-
Rica y Nicaragua: del abandono larga y documentada historia de atrope- la reacción natural del pacífico y huidizo
a la prioridad territorial caragüense, a la navegación de costarricenses por el San
llos -e impunidad- a todas las personas e Gobierno tico.
Juan y (4) la construcción, por parte del Gobierno tico, de
Carlos Murillo instituciones que han mostrado resisten-
una carretera paralela al río sin previo estudio de impac-
Costa Rica-Nicaragua: una 22
historia de litigios fronterizos to ambiental y sin consultárselo al Gobierno vecino. Ver
Nicolás Boeglin
estos actos desligados entre sí es la vía segura para no
Alcances de la demanda comprenderlos, y no ver ese conjunto de actos a la luz de
en La Haya de Nicaragua contra 26 las historias de los Gobiernos protagonistas, de sus “bio-
Costa Rica en relación con la
de Costa Rica contra Nicaragua grafías”, aleja aun más de la comprensión. Aunque ver las
referente al dragado: ¿ejercicio
de paralelismo inverso? cosas de eso modo ingenuo tiene una “ventaja”: permite

Enrique Castillo 31
El derecho comunitario y
Costa Rica

2 3
Editorial Editorial
ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Artículo 1 |Pp. 4-7| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

que se ha seguido como eje principal del tenciado la vulnerabilidad a las amenazas
trazado la existencia de pequeños trillos o naturales, tales como procesos erosivos,
senderos que comunicaban comunidades derrumbes o una eventual inundación.
ribereñas. Así como el hecho de que se ha A pesar de eso, los impactos am-
Aspectos ambientales del realizado así, cuando el uso del suelo com- bientales generados siguen siendo loca-
camino paralelo prendía potreros y no cobertura arbórea,
minimizando así la afectación a zonas bos-
les y directos, es decir limitados al área
del proyecto y de una pequeña área de
al río San Juan cosas. Además, se incluyó como parte de la influencia directa. Al desarrollo de estos
construcción la mejora de varios caminos impactos ambientales se hace necesaria
de acceso en sentido norte-sur, con lo que la realización de medidas de corrección,
Geólogo especialista Allan Astorga se facilita la movilización no solo a lo largo mitigación o compensación ambiental. E
en sedimentología y del corredor fronterizo sino también hacia incluso de prevención en lo referente al
evaluación de impacto el sur, hacia la parte central del país. Aun- uso que se le vaya a dar al camino cuando
ambiental. Profesor en la que no hay datos precisos todavía, se esti- ya esté en plena operación.
Universidad de ma que la obra atraviesa de 10 a 20% de De acuerdo con lo observado por
Costa Rica. terrenos con bosques o con cobertura arbó- el autor y por la información suministra-

E
rea; el resto del recorrido está conformado da por el Consejo Nacional de Vialidad
l camino paralelo al río San Juan, en construcción
principalmente por potreros. (Conavi), ya se han estado aplicando ese
desde hace algunos meses por parte del Gobierno de
Como parte de la obra se ha tenido tipo de medidas ambientales, incluyendo
Costa Rica, es una respuesta a la situación de con-
que hacer movimientos de tierra, en par- colocación de geotextiles para el control
frontación con Nicaragua originada por la invasión de este
ticular donde se presenta algún relieve, de erosión, manejo de drenajes y refo-
país al extremo noroeste de isla Calero y, a su vez, una so-
con el desarrollo de cortes y taludes de re- restación de especies nativas en diversas
lución para las comunidades costarricenses ribereñas para
lleno. En algunos casos se han tenido que áreas del corredor fronterizo norte.
que no tengan que depender de la navegación por ese río
extraer materiales de fuentes de materia- Además de los impactos ambienta-
para comunicarse entre sí y con las ciudades costarricenses
les temporales localizados al mismo lado les directos señalados se producen los im-
localizadas más al sur. La construcción se ha dado ampara-
del camino. En el paso de las pequeñas pactos estratégicos o de mayores dimen-
da a un decreto de emergencia nacional, con lo cual se ha
quebradas se han instalado rellenos con siones y alcances, tanto en el tiempo como
exceptuado de la realización de una evaluación de impacto
alcantarillas. por su extensión. Uno de estos impactos
ambiental.
Aparte de la corta de cobertura ve- se refiere a la potencial afectación del río
La obra comprende, en su primera fase, la construc-
getal, se ha generado un efecto ambiental San Juan, que en razón de que se trata
ción de un camino de 160 km entre Los Chiles y Delta Costa
en la geomorfología y el paisaje, así como de un territorio de otro país se identifica
Rica, de los cuales 120 km se disponen de forma paralela
Volver al índice el drenaje pluvial. Se han generado im- como un “impacto transfronterizo”.
al San Juan. Se trata de un derecho de vía de 20 metros,
pactos ambientales locales y directos en el Tratándose de un camino rústico,
dentro del que se localiza el camino con unos ocho metros de
suelo, el aire, la cobertura vegetal y el sis- que se construye a partir de movimientos
ancho. Es un camino lastrado. La parte que transcurre pa-
tema de drenaje superficial, principalmen- de tierra y colocación de lastre como su-
ralela al San Juan se dispuso en algunos sectores de forma
te. Además, con el desarrollo de cortes y de perficie de rodamiento, sin uso de asfalto
muy cercana a este, en algunos casos a menos de 15 metros.
taludes de relleno, o la disposición del ca- para colocación de una carpeta, es lógico
Se ha esbozado como argumento que esto se ha hecho por-
mino cerca de la margen del río, se ha po- derivar que el mayor potencial impacto

4 5
Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental Aspectos ambientales del camino paralelo al río San Juan
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

ambiental al río San Juan lo representa el la corrección y mejora de los sistemas de


aporte de sedimento desde el camino. No drenaje, en particular el área de paso de
obstante, cuando se hace un balance, en el quebradas y arroyos, así como la revege-
peor escenario de erosión de los 120 km de tación con especies nativas del área de in-
camino que transcurren paralelos al río se fluencia del camino, en particular la mar-
concluye que el aporte de sedimento que se gen derecha del San Juan.
podría dar sigue siendo insignificante res- También hay una serie de medi-
pecto al tamaño de la cuenca y, en particu- das ambientales estratégicas de mediano
lar, a la cantidad de sedimento que lleva y largo plazo que deben ser desarrolladas
consigo el mismo San Juan. y aplicadas como parte del camino. Una
Con fines ilustrativos es posible de estas se refiere al establecimiento de
hacer algunos números sencillos: Si se un plan de ordenamiento y manejo de uso
toma en cuenta que el camino paralelo al del suelo para el corredor fronterizo nor-
río San Juan tiene una extensión de 120 te, de forma tal que se regule y norme el Camino
fronterizo
km con un ancho de derecho de vía de 20 uso de la tierra para toda la zona. Este Allan Astorga
metros, obtenemos que el área total im- plan resulta clave para dar sostenibilidad
pactada es de 240 hectáreas, es decir 2,4 al camino y al uso del suelo a futuro, cuyo San Juan son muy grandes, y solo esto, munidades ribereñas del San Juan el ca-
km2. Si se toma en cuenta que la cuenca objetivo primordial debería ser la recu- cuando se constata con los habitantes mino representa un importante impulso
hidrográfica del San Juan tiene una su- peración de áreas degradadas y la pro- de esas zonas, parece ser suficiente para al desarrollo y una nueva y significativa
perficie total de 38.500 km2, resulta que tección de los ecosistemas frágiles de la justificar la obra realizada. Además de ventana de oportunidad para su progreso.
el área impactada por el camino es de zona, así como promover actividades pro- independizarlos del uso del río San Juan Progreso que debe estar bien planificado
0,00006% del total, es decir un valor muy ductivas compatibles y sostenibles, como para su movilización, con todo lo que eso y normado a fin de que exista una verda-
pequeño, cuando se compara con otros ti- el ecoturismo, el turismo rural promovido implicaba, como pedir autorización a las dera sostenibilidad para el desarrollo fu-
pos de uso del suelo que se dan en la cuen- por las comunidades rivereñas, el geotu- autoridades nicaragüenses cada vez que turo de la zona.
ca, como zonas de cultivo o zonas urbanas rismo y actividades de agricultura orgá- se requería, se ha acortado enormemen- Visto así, la decisión de realizar la
que hay en los territorios de ambos países. nica o ecológica. te la cantidad de tiempo requerido para obra fue positiva, lo que no debe ser en-
De esta manera es posible afirmar que la También resulta clave establecer movilizarse hacia San José y hacia otras tendido como una justificación para no
construcción del camino, hasta ahora, no las bases de uso del camino durante su ciudades de la parte norte de Costa Rica, realizar medidas ambientales correctivas
representa ningún daño ambiental ni pe- operación. Lo ideal sería que el camino como Ciudad Quedada y Guápiles. Lo que o las acciones estratégicas ambientales
ligro de contaminación para el San Juan, no quedara lastrado, pues seguiría siendo desde el punto de vista del acceso a servi- antes señaladas. Todavía hay tareas por
y que por tanto no hay impacto transfron- vulnerable a la erosión y requeriría de un cios de salud resulta sumamente positi- cumplir para dar sostenibilidad a la obra
terizo como producto del mismo. mantenimiento casi constante. La medi- vo. Por otro lado, la apertura del camino y al desarrollo de todo el corredor fronte-
Pese a lo anterior, es de gran im- da ambiental más acertada sería adoqui- ha permitido instalar tendido eléctrico rizo norte, para lo cual se requiere la par-
portancia aplicar medidas ambientales nar el camino. El asfaltado no debería ser en toda la zona, así como servicio de te- ticipación activa de todos los costarricen-
locales y directas, como la compactación una alternativa, para evitar el uso de po- lefonía, con lo cual se han integrado to- ses, a fin de que las acciones emprendidas
de los suelos expuestos, el mejoramien- tenciales fuentes de contaminación al río. das esas comunidades a las comodidades no sean temporales sino permanentes y
to de los taludes y su revegetación para Los beneficios producidos a las y beneficios tecnológicos del siglo XXI. Es con ellas se impulse el desarrollo sosteni-
disminuir su vulnerabilidad a la erosión, comunidades costarricenses rivereñas al claro que para los pobladores de esas co- ble para la toda la zona norte.

6 7
Allan Astorga Aspectos ambientales del camino paralelo al río San Juan
ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Artículo 2 |Pp. 8-11| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

reconocido triunfo y, de paso, una reafir- y sus gobernados. Situación que provoca
mación de que ante los atropellos del Go- en los habitantes de la zona amenazada

La ruta 1856 “Juan bierno del país vecino, están vigentes las
opciones del derecho internacional que
por las fuerzas armadas nicaragüenses
un estado de zozobra e inseguridad que el

Rafael Mora Porras” permiten a Costa Rica resolver por vía


pacífica los conflictos que otras naciones
resto de los costarricenses no padecemos,
pues pese a que como lo ha reconocido la
con ejército optan por enfrentar por vía citada Corte, dichos habitantes tiene de-
armada. rechos consuetudinarios, fundamentados
Ahora bien, pese al fallo de la CIJ en la costumbre, para comunicación por
ratificando el derecho perpetuo a la li- el río San Juan e incluso para pescar en
Biólogo especialista en Freddy Pacheco bre navegación de los costarricenses por sus aguas, pero que el Gobierno del país
estudios de impacto la parte del río San Juan donde su ribe- vecino irrespeta impunemente. Ante ello
ambiental. Profesor en ra derecha es costarricense, el Gobierno y ante la amenaza latente de sufrir una
la Universidad Nacional de Daniel Ortega, sistemáticamente ha nueva invasión sin importar el pretexto
(frepaleon07@gmail.com) seguido obstaculizando el ejercicio pleno (recordemos con qué clase de personas es-
de ese derecho vital para los habitantes y tamos tratando) el Gobierno de Costa Rica
visitantes de la zona limítrofe, y amena- optó por construir una vía de comunica-

E
l 13 de julio de 2009, la Corte Internacional de Jus- zando irrespetar la soberanía territorial ción, al menos de carácter rústico, que per-
ticia (CIJ), principal órgano judicial de la Organiza- costarricense, por ejemplo cuando plan- mitiera ofrecer a los habitantes de los lu-
ción de las Naciones Unidas con sede en La Haya, tea ante la CIJ la posibilidad de que se le gares fronterizos opciones alternativas de
Países Bajos, emitió el esperado fallo sobre la demanda pre- permita a los nicaragüenses libre navega- transporte de bienes y personas, ajenas a
sentada por Costa Rica contra Nicaragua en defensa del de- ción por el río Colorado, como corolario de la impertinencia de los guardias del ejérci-
recho a la libre navegación que se estipula en el Tratado de la invasión que sus soldados hicieran en to nicaragüense, todo eso sin renunciar al
Límites Cañas–Jerez vigente desde 1858. Así, el prestigio- parte de isla Calero, territorio igualmen- ejercicio del derecho a la libre navegación
so tribunal, al decidir conforme al derecho internacional la te perteneciente a la provincia de Limón. sin tener que pagar nada por ello.
controversia planteada por el gobierno del presidente Abel Ante ello, y como alternativa razo- Así se avanzó también, como parte
Pacheco, terminantemente y sin posibilidad alguna de ape- nable y, muy importante, pacífica, el Go- de una estrategia preventiva de defensa
lar, reafirmó los derechos costarricenses. En su aspecto me- bierno de Costa Rica tomó las previsiones nacional, con un proyecto que aunque no
dular, la Corte ratificó el derecho a la libre navegación con legales que, a partir de una decisión pa- fue calificado de secreto, tomó por sorpre-
objeto de comercio (como dice el Tratado de 1858) incluyen- triótica e inteligente, le permitieran cons- sa tanto a nicas como a ticos, provocando
do el transporte de pasajeros y de turistas, el uso de embar- truir una trocha, una carretera rústica en algunas personas reacciones inmedia-
Volver al índice caciones oficiales y, muy significativo para los habitantes que, al enlazar los caminos existentes en tas, atropelladas y contradictorias. Mien-
de la ribera costarricense del río San Juan de Nicaragua, el terrenos de propiedad privada y pública, tras unos alegaban que Costa Rica estaba
derecho a navegar sin reportarse siquiera al inicio y al final pudieran resolver por vía pacífica y efec- otorgando a Nicaragua, “en bandeja de
de los viajes (como sí ha de hacerse en los otros casos) para tiva las necesidades de comunicación de plata”, razones para una demanda ante
satisfacer sus necesidades básicas. los pobladores que estaban siendo sen- la CIJ, al tiempo que emitían críticas
De esa forma, los representantes del Estado que ar- siblemente afectados en su calidad de premonitorias de lo mal que le iba a ir a
gumentaron el caso a favor de Costa Rica, lograron un muy vida por los atropellos de Daniel Ortega Costa Rica en un proceso como ese, otros

8 9
Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental La ruta 1856 “Juan Rafael Mora Porras”
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

no lo vimos así y pudimos observar cómo sostenible que involucre proyectos como proyecto jamás se hubiera cumplido, pues Pero como se ha de tener especial
algunos críticos cedieron ante los argu- el que nos ocupa, habrá de colocarse en por la extensión de la ruta, un trabajo cuidado en mitigar cualquier impacto del
mentos en pro de una acción semejante. una balanza el impacto social y económi- multidisciplinario semejante, exhaustivo, proyecto de construcción de la trocha, es
Y cómo para enredar el inminente fallo a co (en este caso beneficioso) para así valo- con estudios geológicos, hidrogeológicos, satisfactorio constatar que el gobierno
favor de Costa Rica que se espera vaya a rar objetivamente la viabilidad de un pro- ingenieriles, arqueológicos, biológicos, so- de la República, con la participación de
emitir la CIJ en el caso de la invasión y yecto. Es precisamente aquí donde para cioeconómicos, dentro de otras formalida- diversos entes del Estado (Instituto Cos-
daño ambiental en isla Calero, el régimen la mayoría de los conciudadanos, pero des reglamentarias, hubiera requerido al tarricense de Electricidad, Conavi, mu-
de Daniel Ortega solicitó que ambos casos más directamente para los habitantes de menos un par de años. Había que actuar nicipalidades, Coopelesca, Dinadeco y los
se vieran como uno solo, y como medidas la zona ahora conectados por una vía te- rápido, pues la situación de emergencia ministerios de Ambiente, Relaciones Exte-
precautorias pidió que se obligara a Costa rrestre acompañada de servicios de elec- era y es reconocida. riores, Seguridad Pública, Salud y Presi-
Rica a detener y revertir la construcción tricidad y comunicación telefónica, se tra- Fue fundamentada la legalidad en dencia) se comprometió responsablemente
de la obra que, según sus ocurrentes ju- ta de un proyecto positivo desde el punto el Decreto de Emergencia Nacional Nº a tomar en cuenta la protección del am-
ristas, amenazan con “destruir” el río San de vista de los beneficios socioeconómicos 36440-MP, a su vez sustentado en la Ley biente. Compromiso estampado en el “Plan
Juan. Ante tal sinsentido la CIJ ni unió inherentes a él. Y si a ese aspecto funda- Nacional de Emergencias y Prevención de preliminar para la mitigación y/o compen-
los dos casos ni acogió una sola de las me- mental le sumamos la estrategia como se Riesgos (Nº 8438), que estipula que en los sación ambiental del área impactada por
didas cautelares solicitadas en la presen- decidió enfrentar la conflictiva geopolítica casos en que se identifique la probabili- la construcción del camino paralelo al río
tación de la demanda. del área, más razonable parece la decisión dad de que se presenten pérdidas, daños San Juan” elaborado por el Minaet y en
Es inevitable que la construcción tomada por desarrollar un proyecto que, o consecuencias económicas o sociales, el cual se reconoce la posibilidad de daños
de la ruta 1856 hubiere traído consigo pese a lo alegado por algunas personas y bajo circunstancias de eventual calami- ambientales a lo largo de la ruta (¡no ne-
algunas acciones que podrían aumentar gobernantes nicaragüenses, no pretende dad pública, se permite gestionar, por la cesariamente sobre el río San Juan!) para
el impacto ambiental que las actividades jamás provocar degradación ambiental, vía de excepción, las acciones y la asigna- eventualmente establecer prioridades y
humanas han venido provocando, a tra- ni sobre el río San Juan ni sobre ningún ción de recursos necesarios para atender, elaborar un plan conducente a mitigar y,
vés de los años, sobre la extensa cuenca ecosistema de la vasta área de influencia como en este caso, la emergencia. Y es si es del caso, compensar, como es usual en
binacional del río San Juan y sus tributa- directa e indirecta, a lo largo de los 160 que no solo se estaba ante una situación los procesos de evaluación ambiental, los
rios principalmente costarricenses. Espe- km de recorrido. de amenaza, sino que se estaba viviendo impactos sobre el ambiente que pudieren
cialmente por las actividades agrícolas y En concordancia con los alegatos ni- lo que la misma ley define como peligro haberse dado. Documento donde se explica
pecuarias extensivas, los bosques de esta caragüenses ante la Corte Internacional latente provocado por el hombre, capaz que al decidir por razones prácticas la in-
zona no se libraron de los procesos de de Justicia, algunas personas han cues- de producir efectos adversos en las per- terconexión de trochas ya existentes para
deforestación que alguna vez le dieron a tionado el hecho de que el proyecto de la sonas, bienes y los servicios públicos. Así, así evitar la tala en lo posible, hubo que
Costa Rica el vergonzoso primer lugar en ruta “Juan Rafael Mora Porras” no goce de el gobierno estaba obligado a ejecutar ac- acercarse en unos pocos sitios a la ribera
la tasa de deforestación a nivel mundial, un acuerdo de viabilidad ambiental emi- ciones inmediatas con el fin de evitar el del río San Juan sin causar daño a éste.
por lo que la pérdida de las característi- tido por la Secretaría Técnica Nacional sufrimiento y atender las necesidades de De esta forma se identificaron impactos re-
cas ambientales de todo el trayecto a lo Ambiental (Setena) obtenido vía estudio los afectados. Ha de quedar claro que la lacionados con la tala de árboles, contami-
largo de la trocha, es una constante que de impacto ambiental. Los que así se han Ley Orgánica del Ambiente sigue incólu- nación sónica y por residuos, extracción de
estaba presente antes de iniciar la cons- incomodado parecieran desdeñar la situa- me, plenamente vigente, no se le está de- materiales en tajos existentes, obstrucción
trucción de la ruta y que, por tanto, no ha ción conflictiva que reseñamos antes y la gradando, pues los actos que permitieron parcial de drenajes naturales, movimien-
de sorprender al observador informado. necesidad de actuar ágilmente. De haber- alcanzar la meta propuesta se dieron bajo tos de tierra y deslizamientos, para cada
También es reconocido que, como se seguido el camino usual determinado el contexto de la excepcionalidad, según uno de los cuales se señalan las medidas
parte de cualquier proceso de desarrollo para situaciones ordinarias, el objetivo del lo permiten la Constitución y las leyes. necesarias para atenderlos.

10 11
Freddy Pacheco La ruta 1856 “Juan Rafael Mora Porras”
ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Artículo 3 |Pp. 12-16| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

partes del paisaje los puestos del ejército turales, económicos y de otros tipos que

Desarrollo fronterizo o la policía nacional, las aduanas y los


puestos migratorios. Es posible distinguir
tienen lugar en las zonas de frontera,
es decir, donde las interrelaciones entre

como alternativa varios rasgos característicos de las fron-


teras terrestres de América Central que
comunidades y espacios naturales trans-
cienden el límite y generan como resulta-

al desarrollo son evidentes en el caso de la frontera


Costa Rica-Nicaragua:
do la conformación de dinámicas sociales
propias de las regiones de frontera.
transfronterizo Son áreas periféricas en contrapo-
sición con la capital. Esto se une a una
Los anteriores elementos explican y
dan forma al argumento central de este
condición de marginalidad con respecto al artículo, que es que, ante la imposibili-
Especialista en Alexander López desarrollo económico y político del resto dad de generar una institucionalidad de
relaciones de los países. Esto se hace axiomático en desarrollo transfronterizo para nuestra
internacionales. la frontera Costa Rica-Nicaragua. frontera norte, se opta por una opción de
Director de la
Son áreas donde se expresa la visión desarrollo fronterizo dentro de la que la
Escuela de Relaciones
de seguridad y la soberanía nacional, por construcción de la carretera Juan Rafael
Internacionales de la
varias razones, entre ellas la desconfian- Mora Porras se presenta como el elemen-
Universidad Nacional.

C
za de los Estados sobre esos espacios por to más visible, pero que, como se explica
omo consecuencia del proceso de configuración li- motivos que van desde el tráfico hasta la seguidamente, debe ser parte de un plan
mítrofe que tuvo lugar después de la disolución de suspicacia respecto de las acciones de los de desarrollo de mayor alcance.
la Federación Centroamericana en 1824, América otros Estados, como es el caso de Costa
Central se ha convertido en una de las regiones más frag- Rica-Nicaragua. ***
mentadas del planeta, pues en esta pequeña franja ístmica Son espacios en que, a pesar de las
de 523.160 kilómetros cuadrados se encuentran siete esta- fuertes interacciones fronterizas donde La carretera que se construye en el
dos. Esta división territorial originó 10 colindancias, entre se comparten recursos como humedales y margen derecho del San Juan se ubica en
ellas la de Costa Rica-Nicaragua. cuencas -entre otros-, no existe una insti- una región de escasa conexión con el res-
Así que los Estados tuvieron que formarse en terri- tucionalidad de cooperación transfronte- to de las actividades que se desarrollan
torios poco conocidos, y este escenario de poca precisión riza y esta debilidad institucional es uno desde la Gran Área Metropolitana (Gam)
territorial provocó que una de las primeras tareas de los de los factores que explican por qué los por el Gobierno central. Es así que el de-
nacientes Estados fuera iniciar las negociaciones limítrofes conflictos crecen en lugar de decrecer. sarrollo de infraestructura y servicios ha
para conformar los territorios que hoy ocupan. Este proceso, Son zonas donde se concentra una permeado esta región solamente por el
aún no totalmente resuelto como lo demuestra el caso Costa gran cantidad de personas en condición acceso que permite, en mayor o menor
Rica-Nicaragua, estuvo marcado por largos periodos de ne- de migrantes permanentes y estaciona- medida, la vía fluvial del San Juan y las
Volver al índice
gociaciones, formación de comisiones de límites y disputas, les. De nuevo el caso de la frontera Costa políticas de tránsito dispuestas por las
lo cual generó que varios de los límites tuvieran que ser Rica-Nicaragua ilustra muy bien este fe- autoridades nicaragüenses. Para consta-
establecidos mediante laudos arbitrales. nómeno. tar el abandono del que tradicionalmente
Tradicionalmente, en Centroamérica las fronteras son Finalmente, la baja institucionali- ha sido víctima esta región, en menoscabo
el lugar donde se expresa con mayor claridad el peso de la dad de cooperación transfronteriza con- de todo su potencial por desarrollar, vale
soberanía nacional. En estas zonas es posible observar como trasta con los intercambios sociales, cul- la pena recordar algunos indicadores: la

12 13
Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental Desarrollo fronterizo como alternativa al desarrollo transfronterizo
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

Región Huetar Norte (RHN) represen- la búsqueda de actividades productivas un 83% por empresas micro, pequeñas y ***
ta el 7% de la población del país en un alternativas que complementen y refuer- medianas, tendrá la posibilidad de trans-
área de 9.803 km2 (18% del territorio cen las actuales y le permitan a la región portar en camiones el ganado y no arrian- La construcción de la carretera pue-
nacional), lo que indica una densidad po- generar nuevas fuentes de desarrollo. do los hatos en trayectos de 30 km o por de convertirse en dinamo que potencie la
blacional promedio de 30 habitantes por Tradicionalmente, la distribución la tradicional vía fluvial. A los poblado- generación de empleo y de actividades
kilómetro cuadrado, en contraste con los de la población de la RHN está asociada res se les facilitará el traslado a centros productivas, y desde la institucionalidad
803 habitantes por kilómetro cuadrado de con la ubicación de la actividad producti- de estudio y servicios de salud dentro del puede ser de beneficio para la mejora de
la Gam (4% del territorio nacional); asi- va y los servicios básicos, de tal manera territorio nacional por la vía terrestre in- la gobernanza para la sostenibilidad de
mismo, la RHN muestra bajos índices de que el grado de urbanización y el desarro- dependientemente de las disposiciones de estas zonas, permitiendo a las institu-
desarrollo social, principalmente en los llo turístico consecuentemente han tenido las autoridades nicaragüenses. ciones gubernamentales una mejor vigi-
cantones Upala -en el puesto 77- y Los relación directa con la disponibilidad de Al ser esta una región de gran ex- lancia y movilización para garantizar su
Chiles –en el 79-, y también un bajo índi- infraestructura vial primaria o secunda- tensión territorial, concentra una gran preservación y permitir realizar acciones
ce de desarrollo humano: puestos 73 y 79, ria, como por ejemplo la utilización del río cantidad de recursos naturales: 1.036 prontas y oportunas en caso de inminente
respectivamente, del total de 81 cantones San Juan, provocando disparidad entre el km2 (10% del territorio de la RHN) co- daño.
del país. desarrollo de los distintos cantones que rresponden a zonas de conservación y re- Al respecto es importante desta-
Estos bajos valores en los índices se- conforman la región y que de manera ge- servas administradas por el Sistema Na- car que la RHN cuenta con la Asociación
ñalados sugieren bajos niveles de ingreso neral tienen mejores estadios de desarro- cional de Áreas de Conservación, lo cual Agencia para el Desarrollo de la Región
en la RHN, lo que, unido a una reducida llo por su proximidad a la Gam. favorece tanto el desarrollo de una im- Huetar Norte, quien ha promovido la
diversificación productiva (seis productos Dadas las condiciones anteriores, portante oferta productiva agropecuaria estrategia de Zona Económica Especial,
concentran el 90% del total del área sem- el fortalecimiento de la competitividad dirigida al mercado local y la exportación iniciativa que busca fortalecer la compe-
brada en la RHN: piña, naranja, yuca, de las actividades productivas y de de- como también el desarrollo de la activi- titividad de la Región e incidir en la gene-
caña de azúcar, palmito y granos básicos) sarrollo de la región en cuanto a infraes- dad turística, sector que se ha diversifi- ración de empleos, promover la articula-
y a una baja calificación de la mano de tructura productiva y física, así como un cado y especializado y del cual la región ción de actores claves del territorio como
obra, limita la posibilidad de generar un mayor apoyo para la generación de mano puede potenciar el ecoturismo, el agrotu- lo son los municipios, los empresarios, el
mayor desarrollo (Procomer, 2008) de obra calificada, se convierte en algo rismo, el turismo de aventura, el turismo sector educativo y las instituciones públi-
En general, las actividades agríco- imprescindible. El fortalecimiento de la educativo, el turismo gastronómico, el et- cas del ámbito productivo y empresarial.
las han generado empleo y desarrollo en competitividad regional, más el aprove- noturismo, el turismo técnico-científico y Esta Asociación realiza en forma conjun-
la región; entre ellas, algunas no tradicio- chamiento de los recursos productivos de el turismo de salud. Esta variedad puede ta acciones de gestión e incidencia orien-
nales como la piña, de rápida expansión, la zona, podría permitir ampliar la oferta permitir el encadenamiento y desarrollo tadas a impulsar proyectos estratégicos
que en el periodo 2003-2007 duplicó su productiva del país y con ello aprovechar de empresas familiares de esta región en que fortalezcan la competitividad territo-
área de siembra sobrepasando las 17.000 el potencial exportador de la zona. mipymes, lo que dependerá en gran me- rial y empresarial.
hectáreas. Estas y otras acciones aisla- Con la construcción de la carretera dida del crédito de la banca para el desa- Teniendo una visión global de las
das le han permitido a la región aprove- se proyecta que al menos 30 comunidades rrollo y la atracción de inversión para ex- iniciativas que se realizan desde distintos
char las oportunidades comerciales de la fronterizas se verán de manera directa be- plotar estas riquezas para el crecimiento frentes paralelamente a la construcción
demanda internacional. Como lo señala neficiadas, y ella facilitará al resto de la y desarrollo humano de la región siempre de la carretera al margen del San Juan,
Procomer en su análisis de la oferta po- población costarricense y turistas el acce- bajo un sistema de desarrollo sostenible. se podría pensar que este emprendimien-
tencial exportadora de la región, dado el so a los atractivos naturales al margen del to le dará un nuevo impulso al proyec-
potencial en cuanto a recursos producti- San Juan. El sector de pequeños producto- to Puerto Seco, que es un megaproyecto
vos es menester orientar esfuerzos hacia res agropecuarios, que está conformado en

14 15
Alexander López Desarrollo fronterizo como alternativa al desarrollo transfronterizo
Marzo 2012. Número 221 ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Artículo 4 |Pp. 17-21|

hasta ahora supeditado a la construcción


del trayecto vial Tapón de Chilamate, a
dado que implica la creación de reglas e
instituciones que incorporan nociones de Dinámica fronteriza y
la construcción del ferrocarril desde Río
Frio hasta San Carlos y a otras obras
responsabilidades y deberes compartidos.
Del mismo modo, hay ciertos conflictos
relaciones políticas entre
mayores, para unir las costas Pacifico y asociados al manejo de esta interdepen- Costa Rica y Nicaragua:
Caribe. Con el proyecto Puerto Seco se
pretende, entre otras acciones positivas,
dencia, ya que los costos y beneficios tie-
nen que ser distribuidos entre los Estados
del abandono a la
favorecer el descongestionamiento de la y, por lo tanto, se precisa un nivel de coor- prioridad territorial
Gam al evitar que se internalicen produc- dinación y de desarrollo de institucionali-
tos para luego sacarlos y transportarlos a dad transfronteriza allende los conceptos
las regiones, se disminuya la contamina- tradicionales de soberanía y seguridad Profesional en Heidy Vega y Juan Diego Gómez
ción y gastos de transporte al evitar subir nacional. relaciones internacio-
carga al valle Central y luego distribuirla nales y diplomacia con
a las regiones, como se hace actualmente. Referencias bibliográficas énfasis en ambiente y
Área de conservación Arenal Huetar Norte. ACA-HN.
Se puede argumentar que la im- desarrollo. Académica e
Recuperado el 23 de febrero de 2012. http://www.
posibilidad de desarrollar un verdadero guiascostarica.com/ap10.htm.
investigadora del Centro

D
esquema de cooperación transfronteriza Jiménez, F. De frente y no de espaldas a Costa Rica. La de Estudios Generales de
ebido a la dinámica tecnológica de la globalización
Costa Rica-Nicaragua en la cuenca del Nación, Opinión, (2012, 14 de febrero). la Universidad Nacional
Procomer, Sepsa(2008). Región Huetar Norte: Oferta ex- del siglo XXI, en muchos sectores del imaginario
San Juan, en los humedales e incluso en (hveg@una.ac.cr).
portadora actual y oferta exportadora potencial popular se considera que las fronteras de espacio
bahía Salinas, ha hecho que la apuesta de productos agropecuarios alternativos. Recupe-
y tiempo no existen. Actualmente, la interdependencia y el
rado de:http://www.territorioscentroamericanos.
costarricense sea por un desarrollo fron- org/turismorural intercambio de bienes y servicios entre países (incluida la
terizo en lugar de transfronterizo, cuya Prodcar-Iica. (2006) Análisis del potencial turismo rural mano de obra) se han convertido en una necesidad para la
más evidente expresión es la carretera en los cantones de Upala, los Chiles, Guatuso y
La Cruz. 2006. Recuperado de: http://www.in-
subsistencia de las sociedades. Incluso, varios autores men-
Juan Rafael Mora Porras, pero que sin foagro.go.cr/SEPSA/documentacion/pub/Huetar_ cionan que las fronteras nacionales tenderán a desapare-
embargo debe ser parte de un proyecto NorteLibro-final.pdf cer y permitir el libre flujo de personas. Morales (1997: 10)
Proyección preliminar de los Sectores, Mercados y Pro-
mayor que implique toda la región Hue- señala, a propósito de las fronteras como figuras de trans-
ductos con mayor potencial económico en la Zona
tar Norte y que genere una nueva diná- Huetar Norte de Costa Rica. Director de Proyecto. formación, lo siguiente: “La frontera misma como un hecho
mica de desarrollo. La imposibilidad de Recuperado el: 23-2-2012 en: http://www.sirzee.
político inmutable, pero también como categoría jurídica,
itcr.ac.cr/modules/Guia_Exportar/mercado_pdf/
desarrollo transfronterizo se explica por Profesional en derecho está siendo desbordada transversalmente por dinámicas so-
sector_agroindustrial.pdf
muchos factores que van desde las condi- y relaciones
ZEE. Zona Económica Especial: Zona Norte Costa Rica. ciales que, nacidas como riachuelos, desembocan como ríos
ciones políticas en Nicaragua, y algunos Presentación. Recuperado el 14-2-2012 http:// internacionales.
www.zeezn.com/
en una reconfiguración territorial más amplia.
episodios históricos que tienen que ver Académico e investigador
Desde la óptica ambiental, Centroamérica es una
con el imaginario político y el significado del Centro de Estudios
realidad territorial pequeña de gran interdependencia. En
Generales de la
que Nicaragua le asigna a esa frontera, esta región el recurso hídrico posee un papel estratégico.
Universidad Nacional
hasta elementos más “técnicos” como por En los ámbitos nacionales existen cuencas hidrográficas
(jdgomezn@gmail.com).
ejemplo el hecho de que la administración de gran influencia económica y en el ámbito internacional
de recursos compartidos, como la cuenca alcanzan un rol geoestratégico de importancia política. El
del San Juan, plantea un severo desafío

Volver al índice

16 17
Alexander López Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

La actual controversia tiene sus raí- ambientales como uno de los principales
ces en la disputa surgida, entre septiem- motivos de su desacuerdo con Nicaragua,
bre del 2005 y julio del 2009, por los de- y habla de ecocidio. Así, volvió a denun-
rechos de navegación en el río San Juan. ciar ante la conferencia de la Onu sobre
En este caso, el fallo de la Corte Interna- cambio climático, celebrada a principios
cional de Justicia de La Haya reconoció de diciembre de 2010 en Cancún, el daño
los derechos de navegación de Costa Rica a los humedales y la destrucción de sus
sobre el río, aclarando que la soberanía bosques por el dragado nicaragüense.
sobre este pertenece a Nicaragua. Por su parte, el 23 de diciembre del
En octubre del 2010, como una ma- 2011, Nicaragua denunció a Costa Rica
Camino fronterizo nera de ejercer su poder soberano en el ante este tribunal internacional porque, a
Allan Astorga
río San Juan, Nicaragua invadió la isla su entender, está causando graves daños
Calero, con militares y civiles y causó da- ambientales en la frontera entre los dos
ños ambientales directos en un humedal países a causa de obras de construcción
fronterizo. de una carretera paralela al curso del San
En noviembre del 2010, Costa Rica Juan. Según las autoridades nicaragüen-
acusó a Nicaragua de nuevo ante la Cor- ses las obras estarían dañando el “frágil
te Internacional de Justicia de La Haya ecosistema” de ese río. En este momento,
caso particular del río San Juan y la ac- deberes y derechos fronterizos concretos,
por daño ambiental, en referencia a los la Corte Internacional de Justicia ordenó
tual conflictividad diplomática es un claro frente a las violaciones unilaterales a las
dragados nicaragüenses para hacer más que Nicaragua puede presentar sus argu-
ejemplo. Tradicionalmente, las zonas de normas contenidas en el tratado de lími-
navegable el último tramo del río. La de- mentos por escrito hasta el 19 de diciem-
frontera se convierten en expresión física tes territoriales Cañas-Jerez de 1851; su
nuncia de Costa Rica se encuentra en es- bre del 2012; mientras que Costa Rica, en
del nacionalismo, en la concreción de la interpretación legal y sus posibles reper-
tos momentos todavía en su fase escrita calidad de país denunciado, tendrá plazo
noción de Estado en un sentido más real, cusiones. Esta frontera posee elementos
-en la que las partes presentan documen- para presentar los suyos hasta el 19 de
visible y confrontable. Cada Estado tie- de potencial conflicto per se comparables
tación-, pero ya ha contado con una orden diciembre del 2013
ne el derecho y el deber de proteger sus con cualquier otra frontera en el mundo.
provisional, dictada en marzo de 2011, en De los elementos anteriores se des-
fronteras y así salvaguardar los intereses Aunque este potencial ya se ha expresa-
la que se prohibió a ambos países colocar taca el hecho de que ambos Estados han
nacionales de su población. La frontera se do en momentos históricos, resulta válido
tropas o personal civil en el área de la manifestado su interés por intervenir (mo-
convierte en el espacio de separación fren- preguntarse cuál es la particularidad co-
zona en disputa. dificar) las características ambientales,
te a otras unidades político-administrati- yuntural que genera la conflictividad di-
Las repercusiones ambientales fue- tanto del río como de sus zonas adyacen-
vas. La defensa de la frontera reafirma la plomática por el río San Juan en los años
ron el primer detonante de las diferencias tes, para el beneficio de sus poblaciones.
identidad colectiva y se convierte en una recientes y qué implicaciones y qué sig-
bilaterales ante el dragado de Nicaragua, Este es un elemento de gran importancia,
prioridad en la agenda de los gobiernos. nificado político puede atribuirse a esta
que buscaba reforzar su soberanía sobre que demuestra que esta zona de frontera,
La actual controversia entre Nica- controversia. A continuación haremos
el curso fluvial en cuestión. Aunque poste- caracterizada históricamente por el aban-
ragua y Costa Rica despierta de nuevo el algunas consideraciones que pueden ayu-
riormente se han añadido otros factores, dono y la pobreza, en la actualidad se está
interés por el tema del territorio y por el dar a responder estas preguntas.
Costa Rica mantiene las implicaciones convirtiendo en una prioridad, incluso
tema de la defensa y legitimidad de los

18 19
Heidy Vega y Juan Diego Gómez Dinámica fronteriza y relaciones políticas entre Costa Rica y Nicaragua: del abandono a la prioridad territorial
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

desde el punto de vista de la infraestruc- cilitar el acceso a diversos territorios. En Chiles, lo que a futuro se convertirá en un espacios fronterizos compartidos y los es-
tura. Y esto es lógico porque las zonas de este sentido Quirós (2012) señala que: “Si anillo ecoturístico, según los planes de la pacios fronterizos nacionales. No es admi-
frontera deben contar con la infraestruc- bien estamos frente a una obra que por administración Chinchilla Miranda” (Siu, sible seguir gastando recursos económi-
tura necesaria para garantizar la protec- ahora podríamos considerar preliminar, 2011). cos en denuncias internacionales cuando
ción del Estado pero especialmente de las nos permite consolidar un sueño centena- “En este trayecto se instalarían cin- estos pueden ser utilizados para el desa-
poblaciones que habitan estos lugares. rio de nuestro pueblo al unir ambos océa- co puestos de seguridad resguardados por rrollo y bienestar de las poblaciones fron-
Deben existir servicios públicos necesa- nos por la ruta más accesible, esto es, sin oficiales de la Fuerza Pública. Sin embar- terizas. Tal y como se mencionó al inicio
rios. Debe haber un cuerpo de seguridad pasar por las elevaciones de la cordillera go, esto estaría para una segunda etapa” de esta reflexión, se puede considerar que
con presencia permanente, entrenado en meridional. Así la nueva vía constituye la (Siu, 2011). en el siglo XXI hay una redefinición de
asuntos migratorios y de lucha contra el base lógica de un canal seco interoceáni- “La carretera abrió el paso al trans- los alcances del concepto de frontera. En
contrabando, el narcotráfico e incluso la co que podría unir comercialmente ambos porte en autobús, estamos cambiando la este caso, es necesario que ambos Esta-
trata de personas. Obviamente las obras océanos de una manera más competitiva vida de estas personas; estamos hablando dos superen las limitaciones de la visión
deben contar con estudios de impacto am- que Panamá; o el canal seco Honduras-El de poblados que no tenían comunicación nacionalista a la defensiva. Cada Estado
biental. La intervención de parte de los Salvador de operación actual en aquellos entre sí, lo que es sinónimo de subdesa- tiene el derecho y el deber de proteger sus
Estados de un lado o del otro de la fron- países. Proyectos que traerían consigo rrollo, creando una situación de vulnera- fronteras para salvaguardar los intere-
tera debe procurar la mayor armonía y el empleo digno en aquellos olvidados terri- bilidad en materia de seguridad”, señaló ses nacionales de su población. Pero esta
beneficio común, debido a la cercanía y a torios, que bien podrían capturar mano de Zamora, quien destacó que ahora los ve- protección debe hacerse por medio de una
la estrecha interrelación que existe en un obra migrante elevando el nivel de vida cinos de estas poblaciones también están planificación estratégica que involucre a
espacio ambiental como este y no asumir, transfronterizo; catapultando un desarro- gozando de lavadoras y de ver televisión todos los interesados y/o beneficiados o
como se ha dado hasta este momento, un llo descentralizado en la zona norte”. nacional (Siu, 2011). afectados. Esta frontera debe convertirse
carácter de supremacía e intimidación, de Por ejemplo, el ministro de Seguri- “Desde el punto de vista de preven- en un espacio de interacción positiva y no
denuncias y venganzas. dad, Mario Zamora, destaca los beneficios ción de la delincuencia, la carretera está ser un escenario recurrente de conflictos
Con respecto a lo que se puede con- que la carretera traerá para los vecinos de colaborando para evitar la proliferación coyunturales desgastantes.
siderar la raíz del conflicto, el tema de la poblaciones cercanas a isla Calero, quie- de grupos mafiosos” (Siu, 2011).
navegación en el río San Juan, Costa Rica nes habrían estado por más de 40 años en Como consideración final, aún no es Referencias bibliográficas
tiene derecho (según el Tratado de Lími- el abandono: “Estamos dando libertad de posible establecer cuál será el desenlace Morales, A. (1997). Las fronteras desbordadas. Cuaderno
de Ciencias Sociales. N° 104. FLACSO.
tes) a utilizarlo como vía de comunicación tránsito a nuestras poblaciones, que an- de la actual controversia. Hay que espe-
Quirós, G. (2012, enero 10). Carretera norte sobre pas-
y tránsito. Si Nicaragua unilateralmente tes se veían obligadas a transitar por el rar el fallo de la Corte Internacional de
tizales. Diario Digital ElPaísCr. Disponible
le niega esta posibilidad Costa Rica se en- San Juan. Con el caso de Calero hubo una Justicia. Como conclusión, creemos que en: http://www.elpais.cr/frontend/noticia_deta-
cuentra legitimada para tomar medidas interrupción comercial y del curso lectivo; más allá de un conflicto por fronteras este lle/3/60385
alternativas. En este caso, la construc- eso refleja una situación de vulnerabili- tema debe generar en las autoridades de Siu, M. (2011, diciembre 14). Carretera trae desarrollo
ción de la carretera se encuentra justifi- dad de los costarricenses al tener que so- ambos Estados una visión de la necesidad a poblados cercanos a Calero. Diario Extra. Dis-

cada, porque se está llevando a cabo en- de la cooperación y la comprensión mu- ponible en: http://www.diarioextra.com/2011/di-
meterse a una autoridad extranjera” (Siu,
ciembre/14/nacionales03.php
teramente en el territorio costarricense, 2011). tua, de los deberes y especialmente de los
y que además podría beneficiar indirecta- “La carretera consta de 120 kilóme- derechos que pueden ser ejercidos en los
mente a los mismos nicaragüenses, al fa- tros, que va desde Sarapiquí hasta Los

20 21
Heidy Vega y Juan Diego Gómez Dinámica fronteriza y relaciones políticas entre Costa Rica y Nicaragua: del abandono a la prioridad territorial
ISSN 1409-214X. Ambientico 221 Artículo 5 |Pp. 22-25| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

Costa Rica - Nicaragua:


de punta Castilla –punto de inicio del lí- casi desde la misma firma del pacto, de con-
mite– desapareció hace bastante tiempo y troversias, suspendiéndose totalmente ese
hoy se ubica mar adentro. derecho a embarcaciones costarricenses o
una historia de litigios El tratado Cañas-Jerez establece
algunas disposiciones que son interpreta-
cobrándoseles algún tipo de «impuesto».
Esto fue resuelto por la Corte de La Haya
fronterizos das de manera particular por cada una de
las partes, a pesar de la claridad con que
a través de la sentencia del 13 de julio de
2009, en que se precisó que las embarca-
fueron incluidas en el texto. En el artículo ciones ticas tienen derecho a navegar por
IV se declara que las bahías de San Juan el río, de acuerdo a los fines establecidos
del Norte y de Salinas «serán comunes a en el tratado de límites; mientras que in-
Carlos Murillo ambas Repúblicas, y de consiguiente lo dicó el derecho nicaragüense de regular la
Especialista
en relaciones serán sus ventajas y la obligación de con- navegación, pero sin adoptar medidas que
internacionales. Profesor currir a su defensa». Este tipo de obliga- la impidan. Pero esto no fue cumplido por
en la Universidad de ciones se aplica al río, puesto que «concu- las autoridades nicaragüenses.
Costa Rica y en la rrirán las dos Repúblicas a su defensa en Tras la decisión de La Haya, las res-
Universidad Nacional. caso de agresión exterior, y lo harán con tricciones y los obstáculos para que cos-
toda la eficacia que estuviere al alcance». tarricenses, sobre todo residentes en la

E
Mientras que en el artículo VI se expone zona fronteriza, hicieran uso del derecho,
s probable que cuando José María Cañas (represen-
el acuerdo respecto al río San Juan, en continuaron y provocaron perjuicios eco-
tante costarricense) y Máximo Jerez (nicaragüense)
el sentido de que «la República de Costa nómicos. Esto porque para pobladores y
firmaron el 15 de abril de 1858 el tratado de límites,
Rica tendrá en dichas aguas los derechos comunidades de la zona el río constituía
atendiendo algunas presiones estadounidenses para que el
perpetuos de libre navegación, desde la la única vía para el transporte de perso-
río San Juan no fuera la línea divisoria, sino su ribera sur,
expresada desembocadura hasta tres mi- nas y bienes, ante la escasa infraestruc-
no imaginaron que el producto de sus negociaciones sería
llas inglesas antes de llegar al Castillo tura vial existente. La situación se agra-
objeto de tantos litigios. Algunos de ellos se han dirimido
Viejo», para ello «las embarcaciones de vó cuando el gobierno nicaragüense inició
mediante arbitrajes, como los del presidente Grover Cleve-
uno ú otro país podrán indistintamente las operaciones de dragado en el San
land y el Ing. Edward Alexander –ambos estadounidenses–,
atracar en las riberas del río, en la par- Juan e invadió la denominada isla Porti-
y juicios en la Corte Internacional de Justicia.
te en que la navegación es común, sin co- llos (parte de isla Calero), argumentando
Pero no se trata solo del juego de intereses políticos y
brarse ninguna clase de impuestos». Los –aun en contra de los mapas oficiales de
económicos de los gobernantes de ambos países –particu-
laudos Cleveland y Alexander precisaron Nicaragua, hoy desaparecidos– que era
larmente de Nicaragua, donde existen dos arraigados mi-
esas competencias y responsabilidades. nicaragüense, al mismo tiempo que in-
tos: que se trata del país en la región que más territorio ha
Volver al índice Lo de la defensa común no ha sido dicaba que el Gobierno costarricense no
perdido a lo largo de su historia y que Costa Rica mantiene
aplicado en ningún momento, y desde la garantizaba la seguridad en esa parte de
la meta de apropiarse del río San Juan–, sino del uso del
perspectiva de los mitos predominantes su territorio y por tanto facilitaba la libre
tema fronterizo para desviar la atención de los problemas
en Nicaragua la obligación que tiene Cos- circulación de drogas y narcotraficantes.
domésticos. También hay que tener en cuenta la fragilidad
ta Rica en esa materia sería imposible de Costa Rica presentó una demanda
de la cuenca del San Juan y las características de la costa
hacer efectiva. Mientras, la libertad de na- ante la Corte de La Haya, mientras au-
caribeña de ambos países. Prueba de esto es que el mojón
vegación en el río San Juan ha sido objeto, mentaba la presencia de tropas y civiles

22 23
Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental Costa Rica - Nicaragua: una historia de litigios fronterizos
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

nicaragüenses en el río e isla Portillos. por «razones de carácter social». Si bien Sin embargo, desde la perspectiva surado– para eliminar la dependencia del
Esto incrementó los problemas de nave- este tipo de caminos paralelos a las líneas de Managua se han atribuido a la obra río y debilitar algunos de los principales
gación y aisló todavía más las poblaciones limítrofes no son comunes, si existen va- otros fines, sobre todo de naturaleza mi- argumentos nicaragüenses. Prueba de
fronterizas, que en general carecían de rios países que los utilizan. Incluso Costa litar y como plataforma para «invadir» ello es que el gobierno anunció que tras
energía eléctrica y de otros servicios bá- Rica y Panamá han construido una carre- Nicaragua y «tomar de una vez por todas» la conclusión de la vía se iniciarán las
sicos. Incluso se dificultó el intercambio tera que sirve de línea divisoria en algu- el río San Juan. Pero también se ha ar- obras de mitigación del impacto ambien-
comercial de subsistencia entre comuni- nos tramos y que zigzaguea el límite en gumentado un daño ambiental irreversi- tal (oficio DP-0013-2012; 9 de enero de
dades de ambos países. Esto demostró la otros, por el que circulan policías de am- ble sobre los bosques ticos de la franja 2012). En ese oficio Chinchilla identifica
escasa presencia del Estado en esa parte bos países, sin que se generen problemas fronteriza y sobre el río, que provocará los impactos de la obra y las acciones que
del territorio y la urgente necesidad de políticos ni litigios. que «este desaparezca por la cantidad de se adoptarán.
buscar una solución definitiva y no solo Este hecho constatable desarma la sedimentos y árboles arrancados de raíz En síntesis, la historia de las rela-
una reducción de la dependencia de la posición de algunos especialistas ticos que que se lanzaron al cauce», generándose, ciones fronterizas tico-nicaragüenses ha
navegación por el San Juan –que se hará se oponen a una vía fronteriza por consi- según comunicados oficiales, «un crimen estado distanciada de lo establecido en
más difícil cuando se dicte sentencia en el derarla contrario a los principios de dere- contra la naturaleza». El gobierno costa- el tratado de 1858 y en los laudos y sen-
litigio por la ocupación del territorio cos- cho y política internacionales. Pero junto a rricense solicitó, en al menos tres opor- tencias. Por ende, lamentablemente es de
tarricense–. estos argumentos la construcción ha pro- tunidades, pruebas sobre ese daño a su esperar que la construcción de esta vía no
Ello porque al momento que la Cor- vocado dos denuncias contra Costa Rica, homólogo nicaragüense, pero estas no ponga fin a las argumentaciones nicara-
te Internacional de Justicia reitere lo dis- una por parte del Gobierno nicaragüense fueron presentadas. güenses, pues no es un asunto de legali-
puesto por el laudo Alexander, la reacción en La Haya, y otra de grupos ambienta- Para Nicaragua la construcción de dad o ambiental sino del juego político.
nicaragüense –teniendo en cuenta los ci- listas afines al presidente Daniel Ortega esta carretera es un componente del juego
tados mitos– hará que se generen nuevos ante la Corte Centroamericana de Justicia político que desde hace años maneja el go-
problemas para el tránsito de costarricen- (de la cual el país no es parte y por ende bierno de Ortega –al igual que otros en el
ses. Ante esta perspectiva se vio vital el es improcedente, primero por no tener esa pasado–, por lo que el discurso ambienta-
desarrollo de la infraestructura vial en la instancia jurisdicción sobre las acciones lista es parte de su retórica y no su verda-
zona para interconectar los poblados a lo costarricenses, y segundo por no atender dera preocupación. Esto porque tradicio-
largo de la ribera sur del río. lo establecido en el estatuto de creación de nalmente los gobiernos nicaragüenses no
El gobierno de Laura Chinchilla esa Corte en cuanto a sus competencias). han adoptado políticas ambientalistas en
acordó, en tiempo record y argumentan- Desde la perspectiva de la adminis- gran escala y este no ha sido tema de la
do emergencia nacional (según decreto tración Chinchilla, el camino no solo sirve agenda en la cuenca del San Juan, como
36440), la construcción de una vía entre para conectar a las comunidades fronte- lo evidencia la construcción del proyecto
Los Chiles y Delta Costa Rica (con una rizas al resto del territorio nacional, sino hidroeléctrica Brito con dos represas y el
longitud de 160 km, de los cuales unos que, como indicó el vicecanciller Carlos dragado que están realizando en esa vía
120 km van paralelos al río San Juan), Roverssi, se construye para «no depender fluvial.
complementada con la rehabilitación de del río». Esto ha sido reconocido por me- Mientras que desde la perspectiva
300 kilómetros de rutas de acceso a los dios de prensa en Nicaragua. Por ejemplo costarricense se trata de un intento –ur-
diferentes poblados de la zona fronteriza. El Cronista Digital.com tituló, el 19 de gente y por eso en algunos aspectos apre-
Ello con el propósito de la «defensa de la diciembre de 2011, uno de sus informes: Camino fronterizo
Allan Astorga
soberanía y de la integridad territorial» y «Ticos abjuran del río San Juan».

24 25
Carlos Murillo Costa Rica - Nicaragua: una historia de litigios fronterizos
ISSN 1409-214X. Ambientico 221, Artículo 6 |Pp. 26-30| Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

culiaridad del extremo de la Zona Norte indicó que faltaban 4 millones de dólares
de Costa Rica, a saber: zona sumamente para construir los puentes en Medio Que-
Alcances de la demanda en La vulnerable, índices de precipitaciones su- so, sobre el río San Carlos, el Sarapiquí
Haya de Nicaragua contra Costa Rica mamente altos y densidad de la red hí- y otros ríos sumamente caudalosos. Tam-
drica que exige sumo cuidado a la hora poco se logra encontrar en el documento
en relación con la de Costa Rica contra de ordenar trabajos de esta naturaleza. que aporta el Minaet y el Plan Preliminar
Nicaragua referente al dragado: Aunado a ello, y pese a seguridades del de Mitigación una razón técnica que jus-
¿ejercicio de paralelismo inverso? Ministerio del Ambiente (Minaet), según tifique la necesidad de aproximarse tanto
el cual “aunque se procuró mantener una al margen del San Juan en algunos pun-
distancia mínima de 50 metros de la ribe- tos (a sabiendas de lo sensible que es el
Nicolás Boeglin ra del río San Juan en los puntos en que país vecino sobre este tema).
esta constituye línea de frontera, existen En la controversia sobre los dere-
sitios a lo largo del camino en que tales chos de navegación entre Costa Rica y
Nicolás Boeglin distancias no se cumplieron” (sic) (Gueva- Nicaragua, muchos de los argumentos
Profesor de derecho ra, 2012), existen tomas aéreas que des- oídos de cada lado del río San Juan des-
internacional dicen que se haya respetado la distancia de octubre del 2010, y más recientemente
público en la
de 50 metros en gran parte del recorrido a finales de 2011, recuerdan algunos de
Universidad

E
de esta carretera. Un problema adicional los esgrimidos por Argentina y Uruguay
de Costa Rica. l pasado 26 de enero, la Corte Internacional de Jus-
de esta carretera, llamada oficialmente en relación con la instalación (a partir de
ticia de La Haya (CIJ) anunció los plazos otorga-
como tal al iniciar las obras, y luego “ca- 2004) de plantas de celulosa en territorio
dos a Nicaragua y a Costa Rica en relación con el
mino”, “trocha” o “vía” por algunas autori- uruguayo susceptibles de afectar el río
nuevo caso contencioso entre ambos, a raíz de la deman-
dades nacionales, es que pareciera consis- Uruguay, fronterizo entre ambas nacio-
da presentada por Nicaragua el 22 de diciembre de 2011.
tir en dejar expuestas grandes cantidades nes. La sentencia de abril del 2010 ( http://
La CIJ aprovechó la ocasión para denominar oficialmente
de tierra y material a la intemperie, sin www.icj-cij.org/docket/files/135/15877.pdf
este nuevo caso como “relativo a construcción de una ruta
ningún tipo de carpeta asfáltica o alguna ) sobre este caso ha sido objeto de duras
a lo largo del río San Juan”. Notemos que en el caso in-
cobertura que la proteja de la erosión. El críticas por parte de la doctrina, cuestio-
terpuesto anteriormente por Costa Rica en noviembre de
documento antes mencionado del Minaet nando la extrema prudencia de la CIJ y
2010, en relación con el dragado del río y la ocupación ile-
reconoce que el Consejo Nacional de Via-
gal de su territorio, ocurridos en octubre de 2010, la CIJ
lidad no ha realizado trabajos de drenaje.
optó (extrañamente) por denominar el asunto “relativo a
Teniendo en cuenta los altos niveles de
algunas actividades de Nicaragua en la zona fronteriza”. A
precipitación, podría incluso debilitarse
estas acciones en La Haya se suma el caso anterior plan-
Volver al índice en algunos lugares la margen derecha
teado por Costa Rica relativo “a los derechos de navegación
costarricense. Ello sin contar el efecto de
y derechos conexos” resuelto por la CIJ en julio de 2009.
las aguas del San Juan, propensas a inun-
La ausencia de un estudio de impacto ambiental
daciones en algunos puntos: el 17 de di-
(EIA) previo a las obras realizadas a lo largo de los 160 ki-
ciembre pasado se reportó en Delta que el
lómetros de la carretera (basándose en un decreto de emer-
San Juan había inundado una parte de la
gencia aprobado en febrero de 2011) contrasta con la pe-
carretera. En otro reportaje de prensa se

26 Alcances de la demanda en La Haya de Nicaragua contra Costa Rica en relación con la de Costa Rica
27
Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental
contra Nicaragua referente al dragado: ¿ejercicio de paralelismo inverso?
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

sus limitaciones para lidiar con asuntos El ambiente hizo una breve aparición utilizada para sistematizar reglas lo su- la tienen recogida en su respectiva le-
de carácter sumamente técnico (como los en el caso de los derechos de navegación ficientemente generales y consolidadas gislación y falta solo la voluntad política
asuntos de carácter ambiental). No obs- cuando la CIJ debió resolver, entre mu- en el quehacer internacional como la de para usarla y evitarse así posibles daños
tante, la CIJ precisó el alcance de algunos chos otros temas, el siguiente: mientras “impedir que se causen daños sensibles a y más probables fricciones futuras”.
principios generales, como por ejemplo el Costa Rica cuestionaba que Nicaragua otros Estados del curso de agua” (artícu- La demanda presentada por Ni-
considerar como una regla de carácter pudiera restringir los derechos de nave- lo 7), la de cooperar a fin de lograr “una caragua persigue en parte el objetivo de
consuetudinario la obligación para el Es- gación basándose en consideraciones de protección adecuada de un curso de agua debilitar ante los 15 jueces de La Haya
tado de “recurrir a todos los medios a su tipo ambiental inexistentes en el tratado internacional” (artículo 8) y de notificar todos los argumentos de tipo ambiental
disposición para evitar que las activida- de 1858, Nicaragua sostenía todo lo con- oportunamente “antes de ejecutar o per- de Costa Rica presentados en relación
des que se desarrollan en su territorio o trario. En su decisión, la CIJ fue tajante mitir la ejecución de medidas proyecta- con el dragado del San Juan y expues-
sobre todo espacio sometido a su jurisdic- al declarar (párrafo 89) que: “a lo largo de das que puedan causar un efecto perju- tos en un número anterior de esta mis-
ción causen un daño sensible al ambiente los 150 años que han pasado desde la con- dicial sensible a otros Estados del curso ma revista (http://www.ambientico.una.
de otro Estado” (párrafo 101). Adicional- clusión del tratado de 1858, los intereses de agua” (artículo 11). Esta Convención a ac.cr/209.pdf). Los requerimientos de es-
mente, la CIJ consagró como obligación de que deban ser protegidos mediante una la fecha ha sido ratificada por 24 Estados tudios previos, la necesidad de informar
carácter consuetudinario (y no solo con- regulación tomada con base en el interés (por parte de América Latina cuenta úni- al otro Estado ribereño del alcance de las
vencional, lo cual constituye un preceden- público, pueden perfectamente haber evo- camente con las firmas de Paraguay y de obras, la evaluación del posible impacto
te de peso) la obligación de proceder a una lucionado de una manera que, en la épo- Venezuela). transfronterizo de las obras previstas, la
evaluación del impacto ambiental cuando ca, no podría ser prevista por las partes, Ante el faltante de información téc- vulnerabilidad de la zona, las obligacio-
un proyecto es susceptible de provocar un la protección del medioambiente es un nica de proyectos de un Estado suscepti- nes internacionales en materia ambiental
daño importante de tipo transfronterizo. excelente ejemplo al respecto. La Corte bles de provocar alguna preocupación o de un sinnúmero de convenios vigentes
“La diligencia debida, y el deber de vigi- considera que al adoptar ciertas medidas dudas razonables por parte de otro Es- entre ambos Estados ribereños del San
lancia y de prevención que implica, podría cuestionadas, Nicaragua persigue el obje- tado, el estudio de impacto ambiental Juan, son argumentos que posiblemente
considerarse que no fue ejercida, si una tivo legítimo que constituye la protección transfronterizo constituye una útil he- presente ahora Nicaragua en relación con
parte que proyecta obras susceptibles de del ambiente” (traducción libre del autor). rramienta, recogida tanto en el derecho los 160 kilómetros de la carretera para-
afectar el régimen del rio o la calidad de Los dos nuevos casos pendientes de internacional (Convención sobre Biodi- lela al San Juan. De manera igualmente
sus aguas no realizó un estudio de impac- resolución (el relativo al dragado del 2010 versidad, artículo 14 p. e.), como en el paralela, la tarea de minimizar el impac-
to ambiental de los efectos potenciales de y el relativo a la carretera del 2011) per- derecho interno de ambos países (Costa to ambiental de las obras realizadas, de
las obras previstas” sentenció (párrafo mitirán posiblemente a los jueces de La Rica: artículo 7 del Reglamento General denunciar una probable sobrevaloración
204, traducción libre del autor). Notemos Haya responder a las críticas suscitadas sobre Procedimientos de EIA, Decreto de los daños ocasionados, o su carácter
que en este caso, ambos Estados celebra- por el fallo entre Argentina y Uruguay Ejecutivo 31849 de 2004, Nicaragua: artí- irreversible recaerá esta vez en Costa
ron una cumbre presidencial a escasos del 2010, y asentar más aun los princi- culo 13 de la Ley General del Medio Am- Rica. De ahí que se pueda esperar en los
ocho días del fallo de la CIJ del 20 de abril pios y las reglas que deben imperar entre biente y los Recursos Naturales y artículo años venideros en La Haya un delicado
de 2010, y aprobaron con posterioridad la Estados ribereños. Varias de ellas están 4 del Decreto 76-2006 sobre el Sistema de ejercicio de paralelismo inverso por parte
creación de un órgano técnico conjunto incluso plasmadas desde 1997 en la Con- EIA). Ya habíamos tenido la oportunidad de ambas delegaciones, y del que los jue-
para evaluar los daños ambientales: ges- vención sobre el derecho de los usos de de mencionar, en relación con el dragado, ces en La Haya saquen posiblemente un
tos simbólicos buscando armonizar sus los cursos de agua internacionales para en septiembre de 2010, y luego en estas único ganador: la protección del ambien-
relaciones deterioradas después de una fines distintos de la navegación: se tra- mismas páginas (Boeglin, 2011: 17) que: te. Notemos además que estos dos casos
prolongada y desgastante guerra verbal. ta de una convención “marco”, técnica “Está la herramienta legal, ambos países

28 Alcances de la demanda en La Haya de Nicaragua contra Costa Rica en relación con la de Costa Rica
29
Nicolás Boeglin
contra Nicaragua referente al dragado: ¿ejercicio de paralelismo inverso?
Marzo 2012. Número 221 ISSN 1409-214X. Ambientico 221 Artículo 5 |Pp. 31-34|

permitirán también valorar el alcance de resolver las graves tensiones surgidas en


la demanda interpuesta en abril de 2008 relación al San Juan. Al alto costo políti-
por parte de Ecuador contra Colombia en co (debido al desgaste que significa una
relación con aspersiones químicas aéreas
en la zona fronteriza realizadas por Co-
demanda internacional entre países veci-
nos) habrá que sumar el costo económico: El derecho comunitario
lombia (caso pendiente de resolución).
Con esta nueva demanda interpues-
un caso contencioso en La Haya signifi-
ca para cada Estado un monto que oscila y Costa Rica
ta por Nicaragua en La Haya son ya tres entre 4 y 8 millones de dólares. Declara-
distintos casos contenciosos los presen- ciones del canciller de Costa Rica en las
tados por ambos Estados en poco más de que reconoce presupuestar 2 millones de
seis años. No existe precedente alguno dólares por año (La Nación, 10-12-2010) Abogado y sociólogo. Enrique Castillo
ante la CIJ en que dos Estados recurran para el caso relativo al dragado del San Exministro de Justicia
de manera tan frecuente y en un lapso de Juan permiten vaticinar el costo que sig- y actual ministro de
Relaciones Exteriores de
tiempo tan corto a la justicia internacio- nificará para ambos Estados esta situa-
Costa Rica.
nal para intentar resolver distintas dis- ción totalmente inédita en los anales de
putas relacionadas con un rio fronterizo. la justicia internacional.

A
Lo cual evidencia limitaciones muy serias lgunos costarricenses se han preguntado cómo apli-
de sus aparatos diplomáticos para resol- Referencias bibliográficas ca el derecho comunitario centroamericano a Costa
ver por los canales usuales este tipo de Boeglin, N. (2011, Febrero). Implicaciones internaciona- Rica en el tanto nuestro país no forma parte de la
controversias. Si bien en muchos manua- les del dragado del río San Juan: de advertencias Corte Centroamericana de Justicia (CCJ). La relación que
desatendidas a riesgos de sanjuanización, Am-
les de derecho internacional público se in- existe entre el derecho comunitario y los sistemas jurídi-
bientico, 209. Disponible en: http://www.ambien-
dica que las primeras organizaciones in- cos nacionales no es aún bien comprendida por algunos cír-
tico.una.ac.cr/209.pdf
ternacionales que se crearon en el mundo Guevara, L.-Viceministra de Ambiente-. “Plan prelimi-
culos judiciales. Primero hay que enfatizar que no existe
fueron precisamente comisiones mixtas nar de Mitigación y/o compensación ambiental una fórmula jurídica que se aplique de manera igual a los
fluviales como la del Rhin (1831) y la del de la zona impactada por la construcción del Ca- diferentes sistemas comunitarios. Así, por ejemplo, usar
Danubio (1856), modalidad seguida en un mino paralelo al río San Juan, Oficio DVM-002- como guía el procedimiento y los alcances de la jurisdicción
2012, 2 de enero de 2012. Copia en posesión del y competencias de la Corte de Justicia de Europa (CJE) en
sinfín de ríos fronterizos (que cuentan así
autor.
con entidades técnicas de carácter supra- relación con las limitadas potestades de la CCJ es un error
“País presupuesta $2 millones por año para juicio en La
nacional para resolver problemas de esa Haya”. La reuñón Disponible en: http://www.na-
que comúnmente se comete. La Corte Europea tiene una
índole y evitar su excesiva politización), cion.com/2010-12-10/ElPais/NotasSecundarias/ jurisdicción y unas competencias que son particulares de la
pareciera, en el caso de Costa Rica y de ElPais2617933.aspx?Page=5 complejidad y especialidad del régimen comunitario euro-
Nicaragua, que será la CIJ la llamada a Volver al índice peo. Pero aun esta Corte tiene límites, reconocidos por ella
misma. 
¿Puede coexistir un derecho comunitario y una Corte
supranacional pero que no tiene jurisdicción sobre un país
parte de la comunidad? Sí, sí puede, porque cuando un país
acepta participar en segmentos del régimen de derecho co-

30 31
Nicolás Boeglin Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

Camino fronterizo
Allan Astorga a una norma centroamericana, acepta- nacional no puede rechazar una acción
da por Costa Rica, es perfectamente re- judicial basada en una violación de una
mún de ninguna forma significa que ese ¿Se afectan los derechos de los cos- batible en los tribunales de justicia del norma centroamericana en el tanto esa
país acepta todo el régimen. Un ejemplo tarricenses si el país no es parte de la país. Esto es, el derecho comunitario es norma esté incorporada al marco jurídi-
de esto es el Reino Unido, que participa CCJ? No, no se afectan. La no participa- aplicable en Costa Rica por los tribuna- co nacional luego de su ratificación.
en la mayoría de ámbitos de la Unión Eu- ción de Costa Rica en la CCJ no limita el les nacionales, por lo que el derecho de ¿Si el tema se resuelve con acceso a
ropea pero no comparte la moneda, un as- derecho de los costarricenses a la acción los costarricenses para “beneficiarse” del la justicia a nivel local, para qué es nece-
pecto central de la Unión. En el limitado procesal en conexión con normativa co- “disfrute” de ese marco legal está ple- saria una Corte supranacional? Una Cor-
marco del Sistema de Integración Cen- munitaria centroamericana, siempre que namente respaldado por su derecho de te supranacional de derecho comunitario
troamericana (Sica), Costa Rica participa esa normativa haya sido ratificada por acción judicial en Costa Rica. Las dos puede tener varios objetos, pero el princi-
en unos órganos del sistema pero no en Costa Rica y esté vigente. formas principales de la acción judicial pal objeto es la interpretación armoniza-
todos. Como es bien conocido, el país no ¿Cómo se resuelve la aplicación ju- en la aplicación del derecho comunitario da de las normas comunitarias. Natural-
es parte ni del Parlamento Centroameri- dicial del derecho comunitario a costa- que puede ser ejercido en Costa Rica son mente los Estados miembros establecen
cano ni de la Corte Centroamericana de rricenses o en Costa Rica? Una medida o el recurso de amparo y el procedimien- los límites que consideran necesarios. El
Justicia. norma local que se repute como contraria to contencioso-administrativo. Un juez único otro caso de una Corte comunitaria

32 Enrique Castillo
33
El derecho comunitario y Costa Rica
Marzo 2012. Número 221 Revista Mensual sobre la Actualidad Ambiental

es la ya referida Corte de Justicia de Eu- les son plenamente competentes para su


ropa, la cual es regulada por un extenso aplicación.
Normas mínimas para la presentación
cuerpo normativo y cuyas competencias Conviene aclarar que cualquier
y jurisdicción están claramente demar- normativa, aun aquella comunitaria, es
de artículos a Ambientico
cadas, aunque no ha escapado al debate. aplicable en circunstancias de actividad
Notablemente, los integrantes de la CJE normal del Estado. Cuando un Estado Modo de entrega en la primera referencia; posteriormente, solo se coloca el
son solo aquellos Estados que de forma debe atender acontecimientos especiales El artículo ha de ser presentado en lenguaje Word apellido del/de la primer/a autor/a seguido de “et ál.”, sin
y entregado en CD o vía internet. cursiva y con punto después de ál.
inequívoca han manifestado su voluntad de emergencia, sean provocados por la Tamaño, elementos gráficos y separaciones internas (Pérez, Chacón, López y Jiménez, 2009) y luego,
soberana de someterse a ella. Es claro naturaleza o por otros Estados, está ple- El artículo no debe exceder las 1.650 palabras. (Pérez et al., 2009)
Cada figura e ilustración que el artículo contenga
que no todas las Cortes internacionales namente facultado para aplicar medidas debe ser entregada con la mejor resolución posible; de pre- Obra con autor desconocido o anónimo o autora
son iguales. Un error que comete la CCJ de excepción para proteger la vida de las ferencia en tamaño real, en 300 dpi. Es importante que en desconocida o anónima
el texto se señale entre corchetes los lugares del artículo Si la obra carece de autor explícito habría que
es usualmente compararse, sin lograrlo, personas, las comunidades y/o la sobera- en que deben aparecer. consignar, en vez de este, entre comillas las primeras pa-
con la CJE y apoyarse en su jurispruden- nía y la integridad territorial de aquel Asimismo, se requiere una fotografía, tamaño pa- labras del título. Otra opción es colocar el nombre de la
saporte, del autor o la autora. obra; seguidamente, la fecha de publicación, separada por
cia, lo cual es pernicioso porque la norma- país. En esa situación, particularmente Los cuadros sí pueden ir incluidos en el mismo ar- una coma.
tiva comunitaria entre la UE y el SICA en los casos de amenaza extranjera, un chivo del texto del artículo en formato Word. (“Onu inquieta”, 2011) o en el periódico La Nación
Ambientico no usa subtítulos, sino que, donde cla- (2011)
es distinta y cumple objetivos diferentes. país tiene derecho, bajo el derecho inter- ramente se cierra o suspende un tema para pasar a otro, Solo cuando se incluye una cita textual debe indi-
En cuanto a los alcances de la activi- nacional, a emprender aquellas acciones se deja un doble espacio antes del párrafo siguiente. carse la(s) página(s).
(Pérez, 1999, p. 83)
dad procesal propiamente dicha de la CJE, que sean necesarias para garantizar su Citas textuales
en el caso Dzodzi v. Belgium 1990 ECR legítima defensa. Ello también significa Las citas textuales cortas (menos de 40 palabras), Presentación de la bibliografía
no han de ponerse en cursivas, ni usar sangría, ni en párra- Al final del artículo, debajo del subtítulo Referen-
1-3763, esta señaló que un Estado Miem- que el marco jurídico ordinario, incluyen- fo aparte, sino entrecomillas. cias bibliográficas, habrá de consignarse todas las obras
bro tiene completa discreción en ciertos do la llamada normativa comunitaria, no La cita textual de más de 40 o más palabras, se colo- referenciadas, en letra Times N.º 9.
ca en un párrafo aparte, con mayor sangrado y sin comillas,
asuntos internos y que ella (la CJE) no puede constituirse en un obstáculo para ni cursiva. Libro
puede interferir con esa discreción. Sola- la efectiva defensa del Estado y de sus ha- Primero se anotará el apellido del autor o de la au-
Referencias bibliográficas tora, luego, precedido de una coma, la inicial de su nom-
mente, y solamente si así se le solicita, po- bitantes. A partir del Manual de la American Psychological bre; después, e inmediatamente luego de un punto, el año
dría, si acaso, aconsejar al Estado Miem- En conclusión, la existencia de una Association (APA) (2010), se exponen los siguientes linea- de publicación de la obra entre paréntesis; seguidamente,
mientos con respecto a la citación de referencias biblio- y en cursivas, el título de la obra; posteriormente, y des-
bro en la interpretación de sus acciones Corte supranacional de derecho no es un gráficas. pués de un punto, el lugar de publicación de la obra (si la
y provisiones internas. Más aun, existe requisito esencial para que las normas Existen dos modalidades de presentación para las ciudad es internacionalmente conocida no hace falta seña-
referencias bibliográficas intercaladas en el texto: lar el país; pero si no, solo el país), y, finalmente, antecedi-
vasta jurisprudencia de esta Corte donde comunitarias operen, y sí existen meca- Acuña (2008) asegura que el sistema de áreas pro- do por dos puntos, el nombre de la editorial.
señala una y otra vez que el derecho comu- nismos para salvaguardar los derechos de tegidas… Pérez, J. (1999). La ficción de las áreas silvestres.
Los problemas ambientales han resultado el prin- Barcelona: Anagrama.
nitario europeo se determina y se aplica en los costarricenses derivados de la norma- cipal foco de conflicto (Morales, 2009).
los tribunales locales de cada país. tiva comunitaria sin necesidad de que el Artículo contenido en un libro
Obra con un autor o una autora Se enuncia el apellido del autor o de la autora se-
¿Existe un derecho comunitario am- país pertenezca a una Corte supranacio- Entre paréntesis, se coloca el apellido del autor o guido de una coma y la inicial del nombre con un punto;
biental? Existe normativa centroamerica- nal para esos propósitos. Asimismo, Cos- de la autora al que se hace referencia separado por una inmediatamente, entre paréntesis, la fecha y, fuera ya del
coma del año de publicación de la obra. paréntesis, un punto. Enseguida ha de ponerse la prepo-
na que apoya la implementación de me- ta Rica tiene derecho de conducir acciones (Pacheco, 1989) sición “En”, y, luego, el apellido seguido de una coma y la
jores prácticas ambientales en los países de defensa de su integridad territorial y inicial del nombre del editor o de la editora o del compila-
dor o de la compiladora de la obra; entre paréntesis “Ed.”
centroamericanos. Alguna de esa norma- de sus habitantes sin que la normativa Obra con múltiples autores o autoras o “Comp.” como sea el caso; inmediatamente, separado
tiva ha sido aprobada y ratificada por el comunitaria pueda constituir un obstácu- Cuando la obra posee dos autores o autoras, se ci- por una coma se indica el nombre del libro con cursivas y,
tan ambos siempre, separados por la conjunción “y”. entre paréntesis, las páginas del artículo precedidas por
país, y los tribunales de justicia naciona- lo para el ejercicio de tal derecho. (Núñez y Calvo, 2004) la abreviatura “p.” o “pp.” seguido de un punto; posterior-
Cuando la obra posee tres, cuatro o cinco autores mente, el lugar de publicación de la obra, y, antecedido
o autoras, se cita todos los autores y todas las autoras por dos puntos, la editorial.

34 Enrique Castillo
35
Normas mínimas para la presentación de artículos a Ambientico
Marzo 2012. Número 221

Mora, F. (1987). Las almitas. En Ugalde, M. (Ed.), riormente, por la frase “comunicación personal”; luego se
Cuentos fantásticos (pp. 12-18). Barcelona: Planeta. coloca el nombre del mes y el día, que se separa con una
coma del año en que se efectuó la comunicación se cierra,
Artículo contenido en una revista entonces, el paréntesis.
Se indica el apellido del autor o de la autora; prece- (L. Jiménez, comunicación personal, septiembre
dido por una coma, se coloca la letra inicial de su nombre; 28, 1998)
luego de un punto, entre paréntesis, la fecha y un punto; Las comunicaciones personales no se consignan en
el título del artículo finaliza con punto. El nombre de la la sección de “Referencias bibliográficas”.
revista se enuncia en cursivas; inmediatamente y entre
paréntesis se indica el número de la edición o del volumen Notas al pie de página
separado por una coma de las páginas que constituyen el Aparte de las referencias bibliográficas, pero solo
artículo, en seguida, se coloca el punto final. en casos imprescindibles, podrá insertarse notas al pie de
Fernández, P. (1999, enero). Las huellas de los di- página con el fin de hacer aclaraciones o ampliaciones al
nosaurios en áreas silvestres protegidas. Fauna prehistó- lector o la lectura (preferible es insertarlas en el texto en-
rica, (39), 26-29. tre paréntesis, si no son largas).

Artículo contenido en un periódico Uso de cursivas y de comillas


Si la referencia fuera a un diario o semanario, ha- Se usará cursivas –no negritas ni subrayado– para
bría de procederse igual que si se tratara de una revista, enfatizar conceptos. Vocablos en otras lenguas no acepta-
con la diferencia de que la fecha de publicación se con- dos por la Real Academia Española de la Lengua, y neolo-
signará completa iniciando con el año, separado por una gismos, han de escribirse también en cursivas. Asimismo,
coma del nombre del mes y el día, todo entre paréntesis. irán en cursivas nombres de obras de teatro y cinemato-
Antes de indicar el número de página se coloca la abrevia- gráficas, de libros, de folletos, de periódicos, de revistas
tura “p.” o “pp.” y de documentos publicados por separado. Capítulos de
Núñez, A. (1999, marzo 16). Descubren vida inteli- libros y artículos de publicaciones periódicas se pondrán
gente en Marte. La Nación, p. 3A. entrecomillados.

Material en línea Uso de números y unidades de medida


En caso de que el artículo provenga de un periódico Cuando las cantidades sean escritas numérica-
o una revista en línea, se conserva el formato correspon- mente ha de usarse un espacio en blanco para separar
diente y, al final, se coloca la frase “disponible en” seguido los grupos de tres dígitos en la parte entera del número,
de la dirección electrónica, sin punto al final. según la nueva Ortografía de la Lengua Española.
Brenes, A. y Ugalde, S. (2009, noviembre 16). La
mayor amenaza ambiental: dragado del río San Juan Las unidades de medida, en caso de consignarse abre-
afecta el río Colorado y los humedales de la zona. La Na- viadamente, habrán de escribirse en singular y en minúsculas.
ción. Disponible en: http://wvw.nacion.com/ln_ee/2009/
noviembre/16/opinion2160684.html Información del autor o de la autora
En la página de apertura de cada artículo hay una
Autores o autoras múltiples muy breve presentación del autor o de la autora con la
Cuando el texto referenciado tenga dos autores, el siguiente información: campo de formación académica,
apellido de cada persona se separa por una coma de la ini- especialidad dentro de ella, institución o entidad donde
cial de su nombre; además, entre cada uno o una pondrá se labora o con la que se colabora y cargo que se ejerce.
la conjunción “y”. Además, el o la articulista debe adjuntar una fotografía
suya, tamaño pasaporte, y su correo electrónico. En caso
Otárola, A. y Sáenz, M. (1985). La enfermedad de varios autores o varias autoras, la anterior informa-
principal de las vacas. San José: Euned. ción debe ser provista para cada uno o una. Cuando el
autor o la autora es institucional, en vez de fotografía se
Al tratarse de más de tres autores o autoras, se co- envía el logotipo.
loca el apellido de cada uno o unaseparado por una coma
de la inicial de su nombre con un punto; y, entre uno y
otro autor o una y otra autora media una coma. Antes del
último autor, se coloca la conjunción “y”.
Rojas, A., Carvajal, E., Lobo, M. y Fernández, J.
(1993). Las migraciones internacionales. Madrid: Síntesis.

Comunicaciones personales o entrevistas


La mención en el texto de comunicaciones perso-
nales o entrevistas se hará así: luego de una apertura de
paréntesis se consigna la inicial del nombre, se coloca un
punto seguido del apellido de la personas entrevistada,
sucedido este, inmediatamente, por una coma y, poste-

36
Normas mínimas para la presentación de artículos a Ambientico