Anda di halaman 1dari 6

En niif cada partida podría reconocerse de varias formas, y la manera correcta de hacerlo

dependerá de las cualidades específicas de cada caso. Cuando se trate de terrenos, debe evaluarse
cómo se compra y para qué será utilizado.

En el caso de las empresas que compran y venden terrenos en su ciclo normal de operaciones, se
registran como bienes del inventario, pues según la NIC 2 y la Sección 13 de la NIIF para pymes, los
inventarios son activos que se adquieren o se tienen para venderlos en el ciclo de operación
normal del negocio.

Si lo que hace la entidad es comprar terrenos, conservarlos para que se valoricen y venderlos en el
largo plazo, entonces dicho bien ya no es inventario sino propiedad de inversión.

El tercer caso es en el que se compran terrenos para construir edificios y luego venderlos; desde
cuando se compra el terreno ya se está pensando en la construcción de un edificio y su posterior
venta; y, por tanto, en ese caso el terreno hace parte del costo de la formación de un inventario
que se llama edificio.

Respuesta de Karen Claro que se registran como bienes de inventario ya que la empresa los utiliza
para su venta en este caso se habla de una empresa comercial ya que ofrece productos o servicios
tangibles, y estos tienen que tener un registro en un inventario para la compra y venta, en este
caso venta y así mismo tienen que estar en un siclo de operaciones o año vigente para cualquier
auditoria que se presente

Los activos fijos se definen como los bienes que una empresa utiliza de manera continua en el
curso normal de sus operaciones; representan al conjunto de servicios que se recibirán en el
futuro a lo largo de la vida útil de un bien adquirido. Para que un bien sea considerado activo fijo
debe cumplir las siguientes características:

Ser físicamente tangible.

Tener una vida útil relativamente larga por lo menos mayor a un año o a un ciclo normal de
operaciones, el que sea mayor.

Sus beneficios deben extenderse, por lo menos, más de un año o un ciclo normal de operaciones,
el que sea mayor. En este sentido, el activo fijo se distingue de otros activos útiles de escritorio,
por ejemplo que son consumidos dentro del año o ciclo operativo de la empresa.

Ser utilizado en la producción o comercialización de bienes y servicios, para ser alquilado a


terceros, o para fines administrativos. En otras palabras, el bien existe con la intención de ser
usado en las operaciones de la empresa de manera continua y no para ser destinado a la venta en
el curso normal del negocio.
Es importante aclarar que la clasificación de un bien como activo fijo no es única y que depende
del tipo de negocio de la empresa; es decir, algunos bienes pueden ser considerados como activos
fijos en una empresa y como inventarios en otra. Por ejemplo, un camión es considerado como
activo fijo para una empresa que vende artefactos eléctricos si es que lo usa para entregas de
mercadería; pero es considerado como un inventario para ser destinado a la venta en una
empresa distribuidora de camiones.

Vida útil

La vida útil de un activo fijo es definida como la extensión del servicio que la empresa espera
obtener del activo. La vida útil puede ser expresada en años, unidades de producción, kilómetros,
[[ Unidades de tiempo|horas]], o cualquier otra Unidad de medida. Por ejemplo, para un
inmueble, su vida útil suele estimarse en años; para un vehículo, en kilómetros o millas; para una
máquina, de acuerdo con las unidades de producción; para las turbinas de un avión, las horas de
vuelo.

Factores que limitan la vida útil de los activos

Factores físicos

Desgaste producido por el uso del activo y el deterioro causado por otros motivos distintos del uso
y relacionado con el tiempo.

Factores funcionales

Obsolescencia tecnológica, incapacidad para producir eficientemente. Insuficiencia para la


capacidad actual de la empresa expansión del negocio.

La estimación de la vida útil de un activo fijo debe ser realizada tomando en cuenta dos aspectos:
el desgaste físico producido por el uso del activo y el desgaste funcional. El primero es producido
por el uso de los activos y el deterioro ocasionado por motivos distintos a su uso como aquellos
relacionados con el factor tiempo óxido y corrosión de la maquinaria. Los factores funcionales se
relacionan con la obsolescencia tecnológica y con la incapacidad del activo para operar con
eficiencia.

En muchos casos, como las computadoras por ejemplo, los activos pueden quedar obsoletos antes
de su desgaste físico, por lo que su vida útil puede haber terminado a pesar de que se sepa que
todavía permanecen en condiciones de trabajar por mucho más tiempo. Otro caso es el de una
expansión del negocio, lo que origina que el activo actual no sea capaz de satisfacer en forma
eficiente las necesidades de la empresa, aún cuando esté en buenas condiciones operativas.

La vida útil constituye una estimación contable y por lo tanto está sujeta a valores subjetivos; su
estimación es probablemente la parte más difícil de la contabilidad para depreciación. En general,
las empresas suelen basar sus estimaciones en experiencias anteriores, referencias de
especialistas, revistas especializadas y otro tipo de publicaciones. Con el tiempo, es posible revisar
la vida útil de los activos dado que ningún negocio tiene un pronóstico perfecto. Sin embargo, en
el caso de que se modifique la vida útil de un activo se denomina como "cambio en el estimado
contable", los principios contables establecen que se informe la naturaleza, razón y efecto del
cambio sobre la utilidad neta. Por ejemplo, en el sector de telecomunicaciones, en la década de
los 70, se consideraba para una central telefónica una vida útil de 15 años. En los 80’s, ésta se
redujo a 10 años, y en la actualidad se consideran solamente 7 años, habiendo un requerimiento
de las empresas del sector para reducirla a 5 años.

Foro3

Los inventarios son necesarios para las ventas, las cuales generan utilidades, así una
administración deficiente de inventarios da como resultado un exceso de inventarios, generando
una baja de rendimiento sobre el capital invertido, afectando el ciclo de conversión de efectivo.

El costo aproximado para mantener sus inventarios es altísimo, por eso el mantener niveles
excesivos de inventarios puede arruinar a la compañía, ya que tienen que reducir los precios y
absorber las pérdidas, y si faltan puede reducir las ventas, ahora mantienen los niveles de
inventarios de acuerdo a los pronósticos de ventas.

Una buena planeación así como pronosticar las ventas antes de establecer niveles óptimos de
inventarios, la adecuada administración de inventarios requiere de una estrecha coordinación
entre las áreas de ventas, compra y finanzas.

Es muy importante que se tome en cuenta en la administración de los inventarios los artículos que
merecen mayor atención de acuerdo al comportamiento de las ventas. Tomar en cuenta los costos
de mantenimiento, los costos de pedido, embarque, los costos de incurrir en faltantes de
inventarios y el deterioro que ocasiona su mala administración.

La base de esta empresa comercial es la compra y ventas de Suministros Eléctricos, el manejo de


inventario tanto físico como contable permitirá a la empresa mantener el control oportuno, así
como también conocer al final del período de su actividad, un estado confiable de la situación
económica de la empresa.

En toda empresa es importante que en el organigrama de la empresa el almacén ocupe un lugar


especial ya sea como puesto de trabajo o como staff, para garantizar que la persona responsable
del almacenamiento del inventario lo realice con eficiencia y eficacia. Por ser los inventarios un
Activo muy importante, la ubicación de la mercadería debe ser prioridad para la Empresa cumplir
con las normas de Higiene y Seguridad de los empleados, para evitar el riesgo de accidentes.

La rotación del almacenamiento del inventario, los costos totales, la tasa del costo de
mantenimiento, conocer el volumen de compra más económico y determinar el número óptimo
de pedido debe de ser un estudio constante en la empresa.

El exceso de inventarios no es la mejor opción para no perder las ventas y el efecto de un mal
control de los inventarios genera pérdida para la empresa, inventario obsoleto, inventario dañado,
el que por ser un activo muy sensible debemos de cuidar para no incurrir en pérdidas.

Es muy importante que la Empresa mantenga su inventario de seguridad para poder amortiguar
un pedido inesperado o una inesperada falta d

Aunque NIC 2 no mencione el término deterioro de forma directa, si menciona que la idea de
rebajar el importe en libros de los inventarios hasta su valor neto realizable (si este fuese menor)
se hace con el objetivo de no registrar ningún importe de inventarios por un valor superior al que
se espera obtener a través de su venta o uso[3].

La comparación entre los importes en libros de los inventarios y su valor neto de realización debe
hacerse por cada tipo de inventarios, no es muy adecuado en estos casos realizar partidas
homogéneas de inventarios, debido que algunos podrían subsidiar la pérdida que pueda mostrar
unas partidas de inventarios de forma particular.

El valor neto realizable es el importe por el cual se pueden vender los activos, menos los costos
relacionados con la venta, y los costos necesarios para la terminación del producto (inventarios en
proceso).

Los costos de venta, son aquellos que ocurren si el producto es vendidos, pero no estarían
presentes si tal venta no fuere realizada, para efectos de lo anterior lo ilustraremos con el
siguiente

En el proyecto de reforma tributaria estructural se dice: “(…) 1. Los siguientes costos, aunque
devengados contablemente, generarán diferencias temporarias y su reconocimiento fiscal se hará
en el momento en que lo determine este Estatuto: ?a. Las pérdidas por deterioro de valor parcial
del inventario por ajustes a valor neto de realización, sólo serán deducibles al momento de la
enajenación del inventario. (…)” -artículo 38 del proyecto, que reformaría el artículo 59 del
Estatuto Tributario-

Según la exposición de motivos: “(…) Costo y deterioros de los inventarios. ?La normativa
tributaria ha considerado el término ‘activos movibles’ para referirse a lo que sería considerado
‘inventario’ de acuerdo con la normativa financiera. En consecuencia, la propuesta de reforma
considera el término ‘inventario’. ?En la propuesta de reforma, el concepto de costo del inventario
se alinea con el que está contemplado en la NIC 2 – Inventarios (o Sección 13 en la NIIF para las
PYMES). ?Cuando un inventario sufre un deterioro parcial en su valor (es decir, una obsolescencia
parcial), se propone que la pérdida contable registrada por dicho concepto no sea deducible de
Impuesto a la Renta y Complementarios sino hasta el momento de su enajenación.
?Adicionalmente, se propone que los inventarios que hayan sufrido un deterioro completo en su
valor (es decir, una obsolescencia completa), sean deducibles de Impuesto a la Renta y
Complementarios, siempre y cuando hayan sido destruidos y se mantengan los respectivos
documentos probatorios. La entidad deberá informar a la DIAN anticipadamente sobre la
destrucción de dichos inventarios. (…)”

La determinación de diferencias temporarias es cuestión de la cual debiera ocuparse la


contabilidad financiera y no la contabilidad tributaria.

Cuando la ley desconoce la pérdida de valor del inventario, está aumentando la base gravable y
cobrando impuestos sin considerar la realidad económica.

La pérdida de valor puede provenir de causas diferentes a la obsolescencia. Hay cosas que pierden
valor, pero no dejan de usarse, ni cuando se consideran anticuadas.

No siempre es posible vender el inventario deteriorado. Puede que se le baje el precio y que se le
lleve a almacenes especiales, pero, aun así, es posible que nadie quiera adquirirlo. También puede
ocurrir que el vendedor retire el inventario del mercado y no intente enajenarlo, para mantener su
posición y prestigio en el mismo. Como se sabe, hay una gran diferencia entre perecederos y
maquinarias.

En algunos casos es posible donar el inventario en mal estado a instituciones de beneficencia


pública, en las que les sacan provecho debido a las circunstancias. Tal sería el caso de los bancos
de alimentos.

Pregunta de karen En contabilidad hay dos términos valorización y depreciación cuando hablamos
de valorización nos referimos a una mayor ganancia y la depreciación es todo lo contrario, es la
pérdida o desgaste del activo, cuando decimos que se nos deteriora un inventario hablamos por
ejemplo de un artículo, las empresas comerciales que se encargan de la venta de terreno, o
cualquier materia prima dependiendo del tiempo que pase o la falta de uso así mismo se da el
valor por ejemplo si yo tengo un terreno y pasa el tiempo y yo no le invierto a dicho terreno puede
que este pierda el valor por el contrario si le invierto tengo una ganancia del activo entonces ahí
hay un deterioro del inventario, entonces cuando se pierde el valor del producto ahí hay un
deterior del inventario

Foro 4

Respuestas de Karen Están las empresas que se encargan de los sorteos por ejemplo una lotería,
por otro lado las empresas que tienen una actividad económica diferente pero que los bienes que
tiene dicha empresa los utiliza para hacer sorteos.

Las empresas que se encargan de los sorteos o que la actividad económica principal es esa ellas
por obligación deben tener un inventario, dicho inventario es el que le dice a la empresa cuanto
queda y cuanto sale, en contabilidad a esto se le llama inventario para su objeto social