Anda di halaman 1dari 6

EL CONTROL INTERNO EN LAS ENTIDADES DE SERVICIO PÚBLICO

Con el surgimiento del estado considerado como la unión o la suma de un territorio, una

población y un gobernante, y visto como la estructura política y social cuya función principal es

velar por el bienestar de la población en todos los ámbitos, se designan las leyes, los derechos y

obligaciones de los habitantes y los directivos de cada país, de este modo “Colombia es un

Estado social de derecho organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con

autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el

respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en

la prevalencia del interés general. En ese sentido, subyace la necesidad de generar mecanismos

de control al interior del Estado, a fin de garantizar el correcto funcionamiento de las

instituciones creadas por el mismo y sobre todo para la adecuada regulación de las actuaciones

estatales conforme a las leyes impugnadas dentro de la sociedad.” (VELASQUEZ, 2015)

“De este modo en la actualidad los estados modernos han adoptado y desarrollado

modelos de auditoria interna, entendidos como el mecanismo más adecuado para la

identificación, control y monitoreo de contingencias que alteran el apropiado cumplimiento de

los fines institucionales y en su defecto, la eficiencia, eficacia y transparencia de la gestión de la

administración pública.” (VELASQUEZ, 2015)

Es así como en la constitución política de Colombia del año 1991en el articulo 1 refleja

que “Colombia es un Estado social de derecho organizado en forma de República unitaria,

descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y

pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las

personas que la integran y en la prevalencia del interés general.” (JUSTIA, s.f.), a raíz de lo
descrito y postulado en la constitución política de Colombia se enuncia dentro de la misma la

evidente importancia de promover un sistema de control interno a las actuaciones y/o acciones

del estado, manifestado en los siguientes artículos:

Artículo 209. La función administrativa está al servicio de los intereses generales y se desarrolla

con fundamento en los principios de igualdad, moralidad, eficacia, economía, celeridad,

imparcialidad y publicidad, mediante la descentralización, la delegación y la desconcentración de

funciones. Las autoridades administrativas deben coordinar sus actuaciones para el adecuado

cumplimiento de los fines del Estado. La administración pública, en todos sus órdenes, tendrá un

control interno que se ejercerá en los términos que señale la ley. (CONSTITUCIÓN POLÍTICA

DE COLOMBIA, s.f.)

Artículo 269. En las entidades públicas, las autoridades correspondientes están obligadas a

diseñar y aplicar, según la naturaleza de sus funciones, métodos y procedimientos de control

interno, de conformidad con lo que disponga la ley, la cual podrá establecer excepciones y

autorizar la contratación de dichos servicios con empresas privadas colombianas.

(CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE COLOMBIA, s.f.)

Así mismo, el artículo primero de la ley 87 de 1993 por la cual se establecen normas para

el ejercicio del Control Interno en las Entidades y Organismos del Estado, define el Control

Interno como el Sistema integrado compuesto por el esquema de organización y el conjunto de

planes, métodos, principios, normas, procedimientos y mecanismos de verificación y evaluación

adoptados por las entidades, a fin de procurar que las actividades, operaciones y actuaciones y la
administración de la información y los recursos se realicen conforme a las normas

constitucionales y legales vigentes, dentro de las políticas trazadas por la dirección, en

concordancia con las metas y objetivos previstos. (VELASQUEZ, 2015)

Sin embargo, al estar este tipo de leyes y normas establecida que regulan y direccionan el

control interno en una entidad publica a diario salen a la luz un sin numero de actos de

corrupción tanto en el orden nacional como territorial, contando con servidores públicos quienes

se prestan o son los actores intelectuales en la manipulación de procesos, documentos,

decisiones, contratos y por supuesto la adquisición ilegal de dineros y bienes.

Ahora bien, en el artículo segundo de la ley 87 de1993 se establecen los objetivos o fines

de un sistema de control interno, expresados así:

ARTÍCULO 2º. Objetivos del sistema de Control Interno. Atendiendo los principios

constitucionales que debe caracterizar la administración pública, el diseño y el desarrollo del

Sistema de Control Interno se orientará al logro de los siguientes objetivos fundamentales:

a. Proteger los recursos de la organización, buscando su adecuada administración ante posibles

riesgos que lo afecten;

b. Garantizar la eficacia, la eficiencia y economía en todas las operaciones promoviendo y

facilitando la correcta ejecución de las funciones y actividades definidas para el logro de la

misión institucional;

c. Velar porque todas las actividades y recursos de la organización estén dirigidos al

cumplimiento de los objetivos de la entidad;

d. Garantizar la correcta evaluación y seguimiento de la gestión organizacional;


e. Asegurar la oportunidad y confiabilidad de la información y de sus registros;

f. Definir y aplicar medidas para prevenir los riesgos, detectar y corregir las desviaciones que se

presenten en la organización y que puedan afectar el logro de sus objetivos;

g. Garantizar que el Sistema de Control Interno disponga de sus propios mecanismos de

verificación y evaluación;

h. Velar porque la entidad disponga de procesos de planeación y mecanismos adecuados para el

diseño y desarrollo organizacional, de acuerdo con su naturaleza y características.

Entonces se sintetiza el control interno como el sistema que busca un optimo y preciso

uso de los recursos económicos, buscando economía, eficiencia, y transparencia de toda aquella

actividad realizada por los servidores del estado colombiano. La constitución política de

Colombia define a un servidor público como: “aquella persona individual, que

independientemente de su jerarquía y calidad, presta servicios en relación de dependencia a una

entidad sometida al ámbito de aplicación de la presente Ley. El término servidor público, para

efectos de esta Ley, se refiere también a los dignatarios, funcionarios y empleados públicos u

otras personas que presten servicios en relación de dependencia con entidades estatales,

cualquiera sea la fuente de su remuneración.” (WIPO, s.f.), estos funcionarios quienes, en

calidad de trabajadores del estado, estarán reglamentados bajo los siguientes deberes:

ARTÍCULO 8° (DEBERES). Los servidores públicos tienen los siguientes deberes:

a) Respetar y cumplir la Constitución Política del Estado, las leyes y otras

disposiciones legales.
b) Desarrollar sus funciones, atribuciones y deberes administrativos, con puntualidad, celeridad,

economía, eficiencia, probidad y con pleno sometimiento a la Constitución Política del Estado,

las leyes y el ordenamiento jurídico nacional.

c) Acatar las determinaciones de sus superiores jerárquicos, enmarcadas en la Ley.

d) Cumplir con la jornada laboral establecida.

e) Atender con diligencia y resolver con eficiencia los requerimientos de los administrados.

f) Mantener reserva sobre asuntos e informaciones, previamente establecidos como

confidenciales, conocidos en razón a su labor funcionaria.

g) Velar por el uso económico y eficiente de los bienes y materiales destinados a su actividad

administrativo.

h) Conservar y mantener, la documentación y archivos sometidos a su custodia, así como

proporcionar oportuna y fidedigna información, sobre los asuntos inherentes a su función.

i) Cumplir las disposiciones reglamentarias relativas a la seguridad e higiene en el trabajo.

j) Presentar declaraciones juradas de sus bienes y rentas conforme a lo establecido en el presente

Estatuto y disposiciones reglamentarias.

k) Declarar el grado de parentesco o vinculación matrimonial que tuviere con funcionarios

electos o designados, que presten servicios en la administración.

l) Excusarse de participar en los comités de selección de ingreso de funcionarios de carrera,

cuando exista con los postulantes vinculación o grado de parentesco hasta tercer grado de

consanguinidad y segundo de afinidad inclusive, conforme al cómputo establecido en el Código

de Familia.
En caso tal y si en algún momento llegaran a infringir, omitir o violar los objetivos del

control interno y/o sus deberes como servidores públicos dará lugar a sanciones que incluyan

llamadas de atención, multas, suspensión temporal de funciones o destitución del cargo, de

acuerdo a reglamento.

“Es así domo se identifica que el sistema de control interno colombiano ha sido débil y no

ha logrado cumplir con los objetivos planteados en la concepción normativa y jurídica del

mismo, de tal modo, que no ha contribuido desde su alcance, a prevenir los riesgos de la ilegal

gestión administrativa pública y por ende, ha facilitado la aparición de la corrupción en todas sus

posibles manifestaciones.” (VELASQUEZ, 2015)

Stiven Fernando Cobo Pinta