Anda di halaman 1dari 5

Esto significa que la velocidad de entrada de calor por conducción = la velocidad de salida de calor

por
conducción; esto es, qx es constante en el tiempo para la transferencia de calor en estado
estacionario.
En este capítulo nos interesa el volumen de control, cuya velocidad de acumulación de calor es cero
y tenemos transferencia de calor en estado estacionario. Por consiguiente, la velocidad de
transferencia
de calor es constante en lo que respecta al tiempo y las temperaturas de los diversos puntos del
sistema
no varían con el tiempo. Para resolver problemas de transferencia de calor en estado estacionario, es
necesario integrar diversas expresiones mecanísticas en forma de ecuaciones diferenciales, tales
como
la ley de Fourier, para las diferentes formas de transferencia de calor. En este capítulo se obtendrán
las expresiones para el perfil de temperaturas y el flujo específico de calor.
En el capítulo 5 se usará nuevamente la expresión de conservación de la energía, ecuaciones (2.7-
2) y (4.1-3), para los casos en los que la velocidad de acumulación no es cero y hay una transferencia
de calor en estado no estacionario. Se empleará la expresión mecanística de la ley de Fourier en
forma
de ecuación diferencial parcial, para aplicarla a aquellas situaciones en las que las temperaturas de
los
diversos puntos y la transferencia de calor cambian con respecto al tiempo. En la sección 5.6 se
deducirá una ecuación diferencial general de los cambios de energía, que se integrará para varios
casos
específicos, con el objeto de determinar el perfil de temperaturas y el flujo específico de calor.
4.1B Mecanismos básicos de transferencia de calor
La transferencia de calor puede verificarse por medio de uno o más de los tres mecanismos de
transferencia: conducción, convección o radiación.
1. Conducción. Por este mecanismo, el calor puede ser conducido a través de sólidos, líquidos y
gases. La conducción se verifica mediante la transferencia de energía cinética entre moléculas
adyacentes. En un gas las moléculas “más calientes”, que tienen más energía y movimiento, se
encargan de impartir energía a moléculas colindantes que están a niveles energéticos más bajos. Este
tipo de transferencia siempre está presente, en mayor o menor grado, en sólidos, líquidos y gases
en los que existe un gradiente de temperatura. En la conducción la energía también se transfiere por
medio de electrones “libres”, un proceso muy importante en los sólidos metálicos. Entre los
ejemplos en los que la transferencia se verifica ante todo por conducción, se cuentan la transferencia
a través de paredes o intercambiadores de una nevera, el tratamiento térmico en el forjado de acero,
la congelación del suelo durante el invierno, etcétera.
Cap. 2. Convección. La transferencia de calor por convección implica el transporte de calor en un
volumen y la mezcla de elementos macroscópicos de porciones calientes y frías de un gas o un
líquido. Además, con frecuencia incluye también el intercambio de energía entre una superficie
sólida
y un fluido. Conviene aclarar que hay una diferencia entre la transferencia de calor por convección
forzada en la que se provoca el flujo de un fluido sobre una superficie sólida por medio de una
bomba,
un ventilador, u otro dispositivo mecánico y la convección libre o natural, en la cual un fluido más
caliente o más frío que está en contacto con la superficie sólida causa una circulación debido a la
diferencia de densidades que resulta del gradiente de temperaturas en el fluido. Entre los ejemplos
de transferencia de calor por convección puede citarse la pérdida de calor en el radiador de un
automóvil (un ventilador hace circular aire), la cocción de alimentos en un recipiente que se agita,
el enfriamiento de una taza de café caliente al soplar en su superficie, etcétera.
3. Radiación. La radiación difiere de la conducción y la convección en cuanto a que no se requiere
un medio ñsico para la transferencia. La radiación es la transferencia de energía a través del espacio
por medio de ondas electromagnéticas, de manera similar a las ondas electromagnéticas que
propagan y transfieren la luz. La transferencia radiante de calor se rige por las mismas leyes
que dictan el comportamiento de la transferencia de luz. Los sólidos y los líquidos tienden a absorber
la radiación que está siendo transferida a través de ellos, por lo que la radiación es más importante
en la trasferencia a través del espacio o de gases. El ejemplo de radiación más ilustrativo es el
transporte de calor del Sol a la Tierra. Otros ejemplos son la cocción de alimentos cuando se hacen
pasar bajo calentadores eléctricos al rojo, el calentamiento de fluidos en serpentines dentgo de un
horno de combustión, etcétera.
4.1C Ley de Fourier para la conducción de calor
Los tres tipos principales de procesos de velocidad de transferencia -transferencia de momento
lineal, transferencia de calor y transferencia de masa- están caracterizados en su aspecto más
fundamental por el mismo tipo de ecuación básica (la transferencia de corriente eléctrica también
puede incluirse en esta categoría):
velocidad de un proceso de transferencia =
fuerza impulsora
resistencia
(2.3-l)
z
Esta igualdad establece un principio que ya conocíamos de manera intuitiva: para que se pueda
transferir una propiedad como el calor o la masa, es necesario que exista una fuerza impulsora que
contrarreste la resistencia.
La transferencia de calor por conducción también obedece esta ecuación básica y se expresa como
la ley de Fourier para la conducción de calor en fluidos y sólidos.
(ãx=-kdT
A ak
(4.1-2)
donde qx es la velocidad de transferencia de calor en la dirección x, en watts (W), A es el área de
corte transversal normal a la dirección del flujo de calor en m2, í”es la temperatura en K, x la
distancia
en m y k es la conductividad térmica en W/m * K en el sistema SI. La cantidad q,lA se llama flujo
específico (flux) de calor y se expresa en W/m2. La cantidad dT/ak es el gradiente de temperatura
en la dirección x. El signo negativo de la ecuación (4.1-2) se incluye debido a que si eI* flujo de
calor
es positivo en determinado sentido, la temperatura disminuye en ese mismo sentido.
244 4.1 Introducción y mecanismos de la transferencia de calor
La ecuación 4.1-2 también puede expresarse en unidades cgs con qx en cal/s, A en cm2, k en cal/
s . “Ce cm, Ten “C y x en cm. En el sistema inglés, qx se expresa en btuh, A en pie2, Ten “F, x en
pie, k en btu/h * “F . pie y qx/A en btu/h . pie2. De acuerdo con el apéndice A.l, los factores de
conversión para la conductividad térmica son
1 btu/h * pie . ‘F = 4.1365 x 10p3 caVs . cm . “C
1 btuih . pie . “F = 1.73073 Wlm . K
Para el flujo específico de calor y la potencia,
1 btuih *pie2 = 3.1546 Wlm2
1 btuih = 0.29307 W
(4.1-5)
(4.1-6)
(4.1-7)
(4.1-8)
La ley de Fourier, ecuación (4.1-2), puede integrarse para el caso de transferencia de calor en
estado estacionario a través de una pared plana con área de corte transversal constante A, donde la
temperatura interior en el punto 1 es Tl y T2 es la temperatura del punto 2 a una distancia de x2 - x1
m.
Reordenando la ecuación (4.1-2),
4x x2
A x,
j dx=-kjTydT (4.1-9)
Se integra, suponiendo que k es constante y no varía con temperatura, y eliminando por conveniencia
el subíndice x de qx,
(4.1-10)
EJEMPLO 4.1-I. Pérdida de calor a través de una pared con aislamiento
Calcule la pérdida de calor por m2 de área de superficie para una pared constituida por una
plancha de fibra aislante de 25.4 mm de espesor, cuya temperatura interior es de 352.7 K
y la exterior de 297.1 K.
Solución: Con base en el apéndice A.3, laconductividad térmica de la fibra aislante es
0.048 W/m . K. El espesor es x2 - XI = 0.0254 m. Sustituyendo en la ecuación (4.1-lo),
4A -- &(q - G) = $fj$ (352-297.1)
= 105.1 W/m2
= (JeJ546W,,m2ibtu/h. pie2) = 33*30 btdh * pie2
4.1D Conductividad térmica
La expresión de definición de la conductividad térmica es la ecuación (4.1-2), y las mediciones
experimentales de las conductividades térmicas de diversos materiales, se basan en esta definición.
Cap. 4 Principios de transferencia de calor en estado estacionario 245
En la tabla 4.1-1 se agrupan algunas conductividades térmicas de materiales como base de
comparación.
En el apéndice A.3 se incluyen mayores datos para materiales orgánicos e inogánicos y en
el A.4, para materiales biológicos. Obsérvese en la tabla 4.1-1 que los gases tienen valores de
conductividad térmica bastante bajos, los líquidos tienen valores intermedios y los metales sólidos
tienen valores muy altos.
1. Gases. El mecanismo de conducción térmica de los gases es bastante simple. Las moléculas
poseen un movimiento continuo y desordenado y chocan entre sí intercambiando energía y momento
lineal. Si una molécula se desplaza de una región de temperatura elevada a otra de temperatura
inferior, transporta energía cinética a esa región y la cede al chocar con moléculas de baja energía.
Puesto que las moléculas se mueven con más rapidez cuanto menor es su tamaño, los gases como
el hidrógeno tienen conductividades térmicas más elevadas, como lo señala la tabla 4.1- 1.
Las teorías que se explican en la bibliografía (Rl) con respecto a la predicción de conductividades
térmicas de gases, son bastantes precisas. La conductividad térmica aumenta aproximadamente
según
la raíz cuadrada de la temperatura absoluta y es independiente de la presión por lo menos hasta
algunas
atmósferas. Sin embargo, a presión muy baja (vacío) la conductividad térmica tiende a cero.
2. Líquidos. El mecanismo físico de conducción de energía en los líquidos es bastante similar al
de los gases, ya que las moléculas de energía más alta chocan con las de energía menor. Sin
embargo,
las moléculas de los líquidos están mucho más juntas entre sí y los campos de fuerza moleculares
ejercen un efecto considerable sobre el intercambio de energía. Puesto que no existe una teoría
molecular adecuada para los líquidos, la mayoría de las correlaciones para predecir sus
conductividades son de tipo empírico. Reid y Shenvood (Rl) han estudiado esto en forma detallada.
La conductividad térmica de los líquidos varía de manera moderada con la temperatura, variación
que casi siempre puede expresarse con una función lineal,
k=a+bT (4.1-11)
donde a y b son constantes empíricas. Las conductividades térmicas de los líquidos son
esencialmente
independientes de la presión.
El agua tiene una conductividad térmica elevada en comparación con los líquidos orgánicos como
el benceno. Tal como indica la tabla 4. l-l, la conductividad térmica de la mayoría de los alimentos
sin
congelar, como la leche descremada, o el puré de manzana que contiene grandes cantidades de agua,
tienen conductividades térmicas cercanas a la del agua pura.
3. Sólidos. Las conductividades térmicas de los sólidos homogéneos son muy variables, como
indica la escala de valores de la tabla 4. l- 1. Los sólidos metálicos como el cobre y el aluminio
tienen
valores muy elevados, mientras que algunos materiales aislantes no metálicos, del tipo de la lana
mineral y el corcho, tienen conductividades muy bajas.
La conducción de calor o energía a través de los sólidos se verifica mediante dos mecanismos. En
el primero, que se aplica principalmente a los sólidos metálicos, el calor, al igual que la electricidad,
es
conducido por los electrones libres que se mueven en la red estructural del metal. En el segundo, que
existe en todos los sólidos, el calor es conducido por la transmisión de energía vibracional entre
átomos
adyacentes.
246 4.1 Introducción y mecanismos de la transferencia de calor
TABLA 4.1-I. Conductividades térmicas de algunos materiales a 101.325 kPa (1 atm) de
presión (k se da en W/m K)
Temp. Temp.
Sustancia (K) k Ref: Sustancias iW k Rej
Gases Sólidos
Aire 273 0.0242 W) Hielo 273 2.25 (Cl)
373 0.0316 Ladrillo de arcilla 473 1.00 (Pl)
H2 273 0.167 W) Papel - 0.130 (Ml)
n-Butano 273 0.0135 W) Caucho duro 273 0.151 (Ml)
Líquidos Corcho prensado 303 0.043 (MI)
Agua 273 0.569 (Pl) Asbesto 311 0.168 (Ml)
366 0.680 Lana mineral 266 0.029 (Kl)
Benceno 303 0.159 W) Acero 291 45.3 (Pl)
333 0.151 373 45
Materiales biológicos Cobre 273 388 (Pl)
y alimentos 373 377
Aceite de Oliva 293 0.168 (PI) Aluminio 273 202 (Pl)
373 0.164
Carne de res magra 263 1.35 (Cll
Leche descremada 275 0.538 (Cl)
Puré de manzana 296 0.692 (Cl)
Salmón 277 0.502 (Cl)
248 1.30
Las conductividades térmicas de los materiales aislantes, como la lana mineral, son similares a la
del aire, pues contienen grandes cantidades de aire atrapado en espacios vacíos. Los superaislantes
que
se destinan a materiales criogénicos como el hidrógeno líquido, están formados por capas múltiples
de
materiales altamente reflectivos, separados por espacios aislantes al vacío. Los valores de la
conductividad térmica son, entonces, bastante más bajos que para el aire.
El hielo tiene una conductividad térmica (Tabla 4.1-1) mucho mayor que la del agua. Por
consiguiente, las conductividades térmicas de alimentos congelados que se incluyen en la tabla 4.1-
1
son bastante más elevadas que las de los mismos alimentos sin congelar.
4.1E Coeficiente convectivo de transferencia de calor
Es un hecho muy conocido que un material se enfría con mucha mayor rapidez cuando se sopla
sobre
él o se le aplica una corriente de aire. Cuando el fluido que rodea a la superficie del sólido tiene un
movimiento convectivo natural o forzado, la velocidad de transferencia de calor del sólido al fluido
(o viceversa) se expresa mediante la siguiente ecuación:
q = h.4 (T, - 7) (4.1-12)
donde q es la velocidad de transferencia de calor en W, A es el área en m2, T, es la temperatura
de la superficie del sólido en K, Tfes la temperatura promedio o general del fluido en K y h es el
coeficiente convectivo de transferencia de calor en W/m2 . K. En unidades del sistema inglés, h se
da en btuk . pie2 * “F.
El coeficiente h es una función de la geometría del sistema, de las propiedades del fluido, de la
velocidad del flujo y de la diferencia de temperaturas. En muchos casos existen correlaciones
empíricas
Cap. 4 Principios de transferencia de calor en estado estacionario 241
para predecir este coeficiente, pues es muy común que no pueda determinarse por medios teóricos.
Puesto que sabemos que cuando un fluido fluye por una superficie hay una capa delgada casi
estacionaria adyacente a la pared que presenta la mayor parte de la resistencia a la transferencia de
calor,
a menudo h se llama coeficiente de película.
En la tabla 4.1-2 se muestran valores de h de diversos órdenes de magnitud para diferentes
mecanismos de convección libre o natural, convección forzada, ebullición y condensación. El agua
tiene los coeficientes de transferencia de calor de valor más alto.
Para transformar el coeficiente de transferencia de calor h de unidades del sistema inglés a SI,
1 btu/h +pie2 *“F = 5.6783 w l m2 . K
TABLA 4.1-2. Magnitudes aproximadas de algunos coeficientes de
transferencia de calor
Intervalo de valores de h
Mecanismos btu/h pie2 “F W/m2 K
Condensación de vapor 1000-5000 5700-28000
Condensación de líquidos orgánicos 200-500 1100-2800
Líquidosen ebullición 300-5000 1700-28000
Aguaen movimiento 50-3000 280-I 7000
Hidrocarburos en movimiento 1 O-300 055-I 700
Aire en reposo 0.5-4 02.8-23
Corrientes de aire 2-10 ll .3-55
4.2 TRANSFERENCIA DE CALOR POR CONDUCCIÓN
4.2A Conducción a través de una placa plana o una pared
En esta sección se usará la ley de Fourier, ecuación (4.1-2), para obtener expresiones de la
conducción de calor unidimensional en estado estacionario a través de algunas geometrías simples.
Para una placa plana o pared en la que el área de corte transversal A y k para la ecuación (4.1-2)
son constantes, se obtuvo la ecuación (4.1-lo), que puede escribirse como
(4.2-l)
Esto se ilustra en la figura 4.2-1, donde Ax = x2 -x1. La ecuación (4.2-l) indica que si T es sustituida
por T2 y x por x2, la temperatura varia linealmente con la distancia, como ilustra la figura 4.2-lb.
Si la conductividad térmica no es constante, sino que presenta una variación lineal con la
temperatura, entonces, al sustituir la ecuación (4. l-l 1) en la (4.2-2) e integrar:
a+bl;+T,
hw2 (T-T,)=gy%-T,) (4.2-2)
donde
k,=a+b-!$Z (