Anda di halaman 1dari 4

Trabajo de inyección diésel 3

Integrantes:

 Daniel Marin
 Dario mayancela
Realizar el diagnóstico y solución que se debería realizar de las siguientes fallas
más comunes en el sistema de inyección diésel.

Problemas de arranque del motor.


1) Poco tiempo de aplicación de las bujías de precalentamiento

Si la batería se encuentra en buen estado este síntoma no es fácil que se presente en los
automóviles Diésel modernos porque el tiempo de uso de los calentadores está regulado
automáticamente. Sin embargo, puede darse el caso de que alguna bujía tenga algún
contacto falso que le haga consumir corriente pero que no produzca el calor
adecuado. Desde el punto de vista del usuario, deberá conectar varias veces la posición de
calentamiento hasta conseguir que por lo menos los otros cilindros estén lo suficientemente
calientes como para iniciar la puesta en marcha

2) Filtro de aire obturado

En el motor Diésel ya hemos dicho que el buen estado de los filtros es fundamental. El
mismo filtro de aire puede ocasionar dificultades importantes a la hora de la puesta en
marcha si restringe por debajo de ciertos niveles el paso del aire hacia el interior de los
cilindros. No se olvide que es la temperatura del aire debida a la comprensión la que va a
hacer posible el encendido del combustible inyectado. El cilindro debe estar alimentado al
máximo de aire para conseguir así la máxima compresión y, en su consecuencia, la máxima
temperatura.

3) Alimentación de combustible defectuosa

Otro punto importante es la nula o defectuosa llegada del gasóleo hasta los inyectores. Ante
el síntoma que nos ocupa, lo primero que hay que observar es si la bomba de inyección
recibe el combustible. En primer lugar, asegurarse de si hay o no gasóleo en el depósito. Si
hay combustible véase hasta donde llega, accionando para ello la bomba de mano.

Comprobar que llegue hasta el filtro principal, si es necesario aflojando el tornillo de purga
y comprobando que el gasóleo no tenga burbujas y que el circuito esté cebado. Si después
de esta prueba el motor arranca pero se para enseguida puede ser debido a mala
alimentación por parte de la bomba de alimentación. Si el motor sigue sin arrancar
tendremos que fijar nuestra atención en el regulador. Aunque este trabajo es ya propio de
un especialista nosotros nos limitaremos solamente en observar el mando de paro para ver
que no se halle atascado o corrido, de forma que coloque la bomba en posición de no
suministro.

4) Calado incorrecto de la inyección


Si el calado o puesta a punto de la bomba no es correcto la puesta en marcha puede llegar
a ser imposible. Si el motor funcionaba correctamente antes de la parada y ahora tiene las
dificultades de puesta en marcha a que nos referimos en este caso, no es probable, sin
embargo, que esta sea la causa, pero de todos modos, no se olvide que los tornillos de
fijación de la bomba pueden haberse aflojado. Comprobar que la bomba esté firme en su
sujeción y si no lo está, la causa puede ser de puesta a punto, pero su reparación es cosa
de un taller de mecánica.

5) Compresión insuficiente

El motor Diésel puede no poder alcanzar una compresión mínima cuya temperatura sea
satisfactoria para el encendido del combustible. Las fugas de compresión pueden
establecerse por muchos lugares, como es sabido: Junta de culata, válvulas, segmentos o
aros, u ovalizaciones en el cilindro. La comprobación de este síntoma pasará por la
utilización del compresómetro y, de hallarse una causa mecánica, el desmontaje del motor
y su reacondicionamiento, todo ello trabajo para especialistas y un taller bien equipado.

Se oyen golpes al arrancar.


1) Baja presión de compresión:

Se produce un golpeteo metálico agudo debido a que la temperatura del aire comprimido
es baja. (La distancia o abertura entre las curvas de presión descompresión y la temperatura
de encendido de la mezcla tiene a ser más pequeña que lo normal)

2) Tiempo prematuro de la inyección del combustible:

También se escucha un pesado golpeteo diesel cuando el combustible es inyectado


demasiado temprano (antes del instante preciso). El tiempo prematuro de inyección se
refiere que el combustible es inyectado al interior de la cámara, antes que la temperatura
del aire sea ideal, por lo tanto las gotas de combustible, se evaporan en forma más lenta
que lo normal y requieren de un tiempo más largo antes de que pueden encenderse, esto
lleva a un periodo de demora del encendido, más largo; por lo tanto una vez que el
combustible se enciende una gran cantidad se quema enseguida, esto es lo que produce
el golpeteo diesel.

3) Tiempo de la inyección del combustible retardada:

El tiempo de inyección retardada, no permite el tiempo suficiente para que las gotas se
evaporen, por lo tanto el encendido ocurre cuando el pistón comienza abajar; la temperatura
y la presión comienza a bajar inmediatamente, y por lo tanto la llama no se extiende
demasiado en el periodo de propagación de la llama, y esta pronto se apaga, por esta razón
algo del combustible se evapora, el cual se descarga sin ser quemado lo que da como
resultado humo blanco a través del tubo de escape.

4) Baja presión en la inyección:

A presión normal, durante la inyección el combustible se atomiza bien; pero si la presión de


inyección del combustible es baja, este no se atomiza bien, y el tamaño de las gotas de
combustible es más grande de lo normal.
Estas grandes gotas toman más tiempo en evaporarse y encenderse lo que da como
resultado un periodo de demora del encendido más largo. Por lo tanto una gran cantidad
de combustible se quema rápidamente de una vez y causa el fuerte golpeteo diésel.

5) Excesiva inyección de combustible:

Falta oxígeno en la cámara de combustión, el oxígeno es quemado totalmente durante el


periodo de combustión directa, cuando la inyección es normal, pero cuando hay un exceso
de inyección de combustible, no puede mezclarse el aire y se calcina por el alto calor. El
combustible sin quemar se transforma en carbón yes este carbón el que produce humo
negro.

En definitiva, podemos afirmar que el motor diésel funciona bien cuando el combustible se
quema normalmente. Una alta presión de compresión y una apropiada inyección de
combustible, son las 2 condiciones esenciales para la combustión normal y total del
combustible.

Escape con humo blanco.


Si en el primer arranque del día a tú coche le cuesta un poco arrancar (también podría darse
el mismo problema sin que cueste arrancar) y al hacerlo sale humo blanco y espeso como
si fuese una pequeña nube blanca que tarda en disolverse y que huele a combustible, en
este caso siempre estamos ante uno de los siguientes problemas que los exponemos a
continuación y debemos de resolverlos cuanto antes:

1) QUE LOS INYECTORES ESTÉN SUCIOS, OBSTRUIDOS:

Ésta es una de las principales causas, ya que un inyector sucio u obstruido no pulveriza
correctamente el combustible, al no atomizarse bien el combustible no se genera una nube
fina de vapor de diésel imprescindible para una correcta combustión (generando un goteo
del inyector o un incorrecto abanico de pulverización). Ya que los coches diésel a diferencia
de los gasolina tienen muchos más problemas si la combustión no es adecuada, porque
ésta no se produce por chispa como en los gasolina sino por compresión. Si un inyector
está sucio no pulveriza la cantidad adecuada de combustible por lo que no se quemará todo
el gasoil en la cámara de combustión, pasando el diésel crudo hacia el tubo de escape y la
alta temperatura del mismo quemará el diésel que no prendió en la cámara y al evaporarse
genera el característico humo blanco espeso con olor a combustible, que se puede ver por
el tubo de escape del coche, que no es otra cosa que vapor de diésel.

2) QUE TENGAMOS MAL ALGÚN CALENTADOR DEL COCHE.

La misión de los calentadores en los diésel, como su nombre indica está en calentar el aire
que entra en los cilindros para facilitar la combustión sobre todo en el primer arranque del
día del coche o cuando hace frío. Si los cilindros no están lo suficientemente calientes la
compresión aire/combustible no se podría realizar correctamente y de nuevo no se
quemaría todo el gasoil pasando otra vez más al tubo de escape y por el calor del mismo
saldría el humo blanco.

3) QUE LA BOMBA DE INYECCIÓN ESTÁ FUERA DE PUNTO.


La bomba es la encargada de suministrar el combustible a los inyectores, por lo que si la
bomba inyecta combustible demasiado tarde o antes de tiempo, pasaría exactamente lo
mismo que en los puntos anteriores, es decir al no pulverizarse de nuevo la nube fina de
vapor de combustible en el momento adecuado, no se quemaría todo el combustible en la
cámara y el resto de diésel no quemado se calentaría de nuevo al llegar al tubo de escape
dando lugar al humo blanco y espeso.

4) QUE TENGAMOS UN PROBLEMA EN LA JUNTA DE CULATA:

Este problema podría darse en el motor diésel pero no es tan habitual, se da mucho más
en los gasolina como ahora explicaremos, no obstante los ponemos esta causa por si
viendo las anteriores el problema persiste.

Marcha irregular.
El aire en el circuito de combustible es una causa por la cual el motor diésel trabaja inestable
en baja velocidad y ralentí, ya que se produce un exceso de aire y falta de combustible, lo
que genera una mala combustión. La presencia de aire en el circuito puede ser producida
por:

1) El agotamiento del combustible en el estanque, lo que permite el ingreso de aire a la


línea de combustible.

2) El desmontaje o desconexión en el filtro de combustible o en la bomba cebadora del


circuito.

3) La rotura de alguna cañería del circuito, ésta rotura debe estar entre el estanque de
combustible y la bomba inyectora para que pueda ingresar el aire a la línea.

El motor se para por sí solo.


Excesiva presión del filtro al arrancar.
El motor no alcanza las revoluciones máximas y/o carga total.
El motor hace hollín.