Anda di halaman 1dari 5

ANÁLISIS TERMODINÁMICO DE UN SISTEMA DE REFRIGERACIÓN SOLAR

POR ABSORCIÓN USANDO SOLUCIONES DE MONOMETILAMINA - AGUA


PARA LA CONSERVACIÓN DE ALIMENTOS

Las pérdidas producidas antes de la cosecha de frutas y verduras son difíciles de predecir, sin
embargo se espera que entre el 20 y 50% se pierden durante las diversas etapas que
componen la cosecha del sistema de consumo.

Existen algunos métodos de enfriamiento utilizados para el tratamiento de los productos antes
de la cosecha, con la finalidad de prolongar la vida útil, mantener un buen mantenimiento.
Algunos de estos tratamientos que son con bajas temperatura no son viables en las zonas
rurales. Y por otro lado teniendo los ciclos de refrigeración basados en el principio de
absorción proporcionan un modelo distinto.

Los sistemas de refrigeración por absorción se pueden utilizar para hacer un pre enfriado de
frutas y esto sucede cuando su temperatura se reduce de 3 a 6°C y es lo suficientemente frío
para realizar un transporte seguro. Un enfriamiento de las frutas con un aire frío es la práctica
más común. Existen distintos tipos de cuartos de enfriamiento, pero generalmente consta de
una unidad de refrigeración la cual consiste en que el aire frío se pasa a través de un
ventilador. La ventaja en este sistema es el costo porque no se requiere ninguna Instalación
específica. Y el valor añadido se realiza en el pre-enfriamiento del producto,
consiguientemente después de la cosecha, lo que reducirá el deterioro y mantendrá el
producto en una excelente condición para el consumidor.

Es importante saber que cuando se combina el secado al sol y un conocido proceso de


fermentación, con el enfriamiento que posee la fruta, ésta puede ser almacenada a bajas
temperaturas de refrigeración, y extender su vida útil por un tiempo prudencial de (6-12
meses y más).

El ciclo de refrigeración por absorción puede ser realizado con fuentes de energía térmica o
solar. Por lo que estas aplicaciones conllevan a ahorros energéticos y también a la protección
del medio ambiente. Sin embargo, las aplicaciones encontradas de los ciclos de refrigeración
por absorción normalmente usados como son amoniaco agua y bromuro de litio están
condicionadas porque no pueden operar a bajas temperaturas de generación, fácilmente
alcanzables con la radicación solar térmica.

Por la elección del fluido de trabajo adecuado en este sistema de refrigeración por absorción
específicamente para alimentos es muy difícil. En las aplicaciones industriales y comerciales
la combinación amoniaco-agua y bromuro de litio-agua se utilizan comúnmente. Sin
embargo, estos fluidos de trabajo tienen cierta desventaja, como los requisitos de alta y baja
presión, toxicidad, problemas de cristalización y corrosión.

En este trabajo se propone el uso de la mezcla mono-metlilamina-agua (MMA-A) como un


par refrigerante-absorbente muy adecuado para este ciclo de refrigeración. Porque las
propiedades termodinámicas y físicas de esta mezcla son convenientes. Es decir, presiones de
vapores moderados a temperaturas relativamente bajas en el generador, posee un menor calor
latente que el amoniaco y también una mejor capacidad de absorción del agua
En la tabla siguiente haremos las comparaciones entre las distintas mezclas utilizadas en el
sistema de refrigeración por absorción:

Tomado de: Isaza et al. 2010.

La mezcla MMA-A posee las características necesarias para operar con fuentes de calor de
baja temperatura, además las presiones en una operación son bajas, permitiendo la
fabricación de equipos muchos más económicos y alcanzando temperaturas ligeramente más
bajas que con el par LiBr-Agua. Sin embargo, al igual que la solucion Amoniaco-Agua,
requiere rectificación por ser una sustancia considerada tóxica; posee un fuerte olor que
permite la detección de fugas fácilmente.

Refrigerador solar por absorción para la conservación de alimentos


Figura 1-2

Tomada de: Refrigerador solar– ciclo de absorción Universidad de los Andes

Aquí se muestra el diagrama esquemático del sistema de refrigeración solar por absorción
utilizando solución de MMA-A. Aquí, la energía solar es obtenida a través del colector y
acumulándose en el tanque de almacenamiento. El agua caliente se suministra al generador
para desorber la MMA de la solución de MMA-A. El vapor de MMA después es rectificado,
con el fin de aumentar la concentración de vapor. Este dispositivo va a condensar una
fracción del absorbente de la mezcla de vapor, que después regresar al generador. La MMA
se enfría en el condensador para luego ir al evaporador, donde se evapora de nuevo a baja
presión, proporcionando así un enfriamiento del espacio necesario. Mientras tanto, la
solución fuerte que abandonada por el generador entra al intercambiador de calor para
precalentar la solución débil. Luego pasa al generador. En el absorbedor, la solución fuerte
absorbe el vapor de MMA que sale del evaporador.

El agua fría encontrada en la torre de enfriamiento extrae tanto el calor de la mezcla


producido en el absorbedor, como el calor de condensación del condensador. Y por esto la
temperatura de absorción tiene una mayor influencia en la eficiencia del sistema que la
temperatura de condensación; consiguientemente el agua de enfriamiento que extrae este
calor, debe pasar primero por el absorbedor antes que pase por el condensador.

La Aplicación de paneles solares en sistema de refrigeración por absorción

(Ansari, 2017, pp. 17-18), estudia que la técnica de instalar paneles solares consiste en
alimentar calor al generador mediante el empleo de agua caliente procedente de los captadores
solares térmicos, a una temperatura nominal de 88°C aunque ya se logra el efecto frigorífico
con agua a partir de 70°C. La capacidad frigorífica depende de la temperatura de entrada del
agua caliente, siendo mayor cuanto más elevada sea esta.
Aunque es necesario realizar un cálculo preciso en función de la ubicación del campo solar y
las características de los paneles utilizados, para una primera aproximación, puede considerarse
que se necesita en torno a 2,5 - 3 m2 de superficie de captación por cada kW de capacidad
frigorífica de la enfriadora por ciclo de absorción utilizando agua caliente a 88°C. (Ansari,
2017, pp. 17-18).

(Ansari, 2017, pp. 17-18) dice que: “También es necesario instalar uno o más depósitos
acumuladores de agua caliente para reservar en ellos la diferencia de aportaciones de calor
cuando la insolación excede la demanda de la enfriadora, de manera a poder utilizarla después
cuando la aportación sea deficitaria frente a la demanda. Para calcular el volumen a acumular
se deberá calcular con la mayor precisión posible la curva horaria de demanda y compararla
con la de insolación”.

(Ansari, 2017, pp. 17-18), interpreta ademas que la aplicación más adecuada para este tipo de
instalaciones, es aprovechar un campo solar para obtener gratuitamente agua refrigerada de
apoyo al sistema de climatización, cubriendo sólo una parte de la demanda frigorífica, la que
permita la insolación en cada momento. El resto de las necesidades se cubren con enfriadoras
convencionales.

Puede convertirse en una importante fuente de ahorro ofreciendo además la ventaja de


aprovechar el calor captado por los paneles solares en vez de asumir el coste de su disipación.
Los edificios más adecuados para diseñar instalaciones de este tipo, son principalmente hoteles
de tamaño mediano o grande y hospitales. (Ansari, 2017, pp. 17-18).

(Ansari, 2017, pp. 17-18), analiza que cuando se pretenda cubrir la totalidad de la demanda
frigorífica con una máquina de absorción, será necesario disponer de una aportación
suplementaria o alternativa de agua caliente, también de origen gratuito o residual, no pudiendo
proceder de ninguna caldera o sistema convencional de obtención de agua caliente ya que la
eficiencia energética resultante no es aceptable en modo alguno, ni ecológica ni
económicamente.
El ciclo debe considerar las siguientes hipótesis:
a. El sistema debe operar en régimen estacionario.
b. Las corrientes de salida del absorbedor, generador, condensador y evaporador ese
encuentran en condiciones de saturación.
c. No se han conseguido pérdidas o ganancias de calor a través de los diferentes componentes
del sistema y en los conductos.
d. El proceso en las válvulas es considerado como isoentápilco.
f. Se desprecia el trabajo de una bomba, el cual representa al menos de un 10% de la energía
de entrada.

La eficiencia de los ciclos de refrigeración por absorción operados usando energía solar,
depende de la eficiencia de los colectores solares y del rendimiento en el sistema de
refrigeración por absorción utilizado.

CONCLUSIONES

El comportamiento del ciclo de refrigeración por absorción usando la mezcla MMA-A, posee
una temperatura de generación óptima, donde el COP alcanza un valor máximo. Sin
embargo, para valores por encima o por debajo de esta temperatura, el COPs decrecerá
considerablemente. Es necesario hacer un cuidadoso diseño del generador y contrlar la
temperatura de operación, para mantener operando el ciclo en un alto rendimiento.

Se puede decir que un sistema de refrigeración por absorción usando la mezcla o solución
MMA-A puede ser operado con energía solar teniendo un alto desempeño, comparado con
otros grupos o pares de refrigerantes y ser usados para la conservación de alimentos en
zonas no interconectadas.

Los resultados podrían mejorarse mediante la mejora del diseño en el intercambiador de calor
de solución, el evaporador y el rectificador. Los resultados teóricos indican que el uso de la
solución de MMA-A puede ser usada en sistemas de refrigeración por absorción operados con
energía térmica y energía solar de baja calidad.