Anda di halaman 1dari 25

Anatomía de la cabeza

La cabeza es la parte del cuerpo que se encuentra sobre el tronco. Su anatomía es la


más compleja del cuerpo humano, lo que está en consonancia con sus funciones.
Está formada por un armazón esferoidal de huesos planos donde se encierran
órganos muy delicados, como el centro de control, registro y proceso de datos
denominado encéfalo.
Aloja el encéfalo, varios órganos sensoriales, y presta inserción a numerosos
músculos que la dotan de gran movilidad. Pivota sobre la columna vertebral
(cervical) y ejerce los movimientos de rotación a través de los músculos del cuello.
La cabeza se divide en dos zonas bien diferenciadas: el cráneo y la cara o macizo
facial. En la parte delantera, denominada cara se encuentran otros órganos
importantes que componen los sentidos, como la vista, el oído, el equilibrio, el olfato
y el gusto. En la parte posterior, el cráneo es una caja ósea que encierra el encéfalo.
El esqueleto de la cabeza se compone de 26 huesos de forma más o menos irregular.
Si también se cuentan los huesecillos del oído martillo, yunque y estribo, el esqueleto
de la cabeza consta de 29 huesos en total. Estos están unidos a través de las
correspondientes suturas, como es el caso las placas óseas de la bóveda craneal, o de
articulaciones, como en el caso de los huesos de los maxilares superior e inferior o
los huesecillos del oído. El hioides también forma parte del esqueleto de la cabeza.
Este tiene forma de U y sirve como punto de inserción de la musculatura de la lengua.
Estos huesos se unen formando una unidad y constituyen el esqueleto de la cabeza
que cumple diversas funciones.

En principio, el esqueleto de la cabeza se subdivide en el viscerocráneo (huesos de


la cara) y el neurocráneo (huesos que rodean el encéfalo).

Generalidades del cráneo


El cráneo es una compleja caja ósea articulada destinada a alojar y proteger la parte
más voluminosa y más noble del neuroeje: el encéfalo. Esta articulada por debajo a
nivel de su base occipital con la primera vértebra cervical o atlas. Está formado por
ocho huesos. Cuatro pares y cuatro impares.
Su principal función es la de proteger el conjunto de estructuras del encéfalo, a
modo de barrera que impide que golpes, lesiones y agentes patógenos nocivos
puedan atacar directamente el cerebro. También permite que este mantenga una
estructura y que pueda existir cierta flotabilidad de este que impide que cualquier
golpe haga que choque contra sus paredes, al actuar como contenedor.

Huesos que

componen el cráneo
Como hemos visto, el cráneo o neurocráneo está configurado por un total de ocho
huesos unidos y soldados a lo largo del desarrollo del individuo en lo que se vienen
a denominar suturas. Todos ellos disponen de diferentes aberturas y orificios por los
circulan vasos sanguíneos y nervios.

Los 8 huesos del cráneo son:


 Hueso frontal
El hueso frontal forma la frente, el lecho de las órbitas y la mayor parte de la
porción anterior de la base del cráneo. En los niños recién nacidos la porción
izquierda y derecha del hueso frontal están unidas por la sutura metópica, que
generalmente desaparece entre los 6 y 8 años.

 Huesos parietales del cráneo


Los dos huesos parietales forman la porción más grande de las partes laterales
del cráneo, así como su techo. La superficie interna presenta numerosas
protrusiones y depresiones donde se hallan los vasos sanguíneos que irrigan
la duramadre, el tejido conectivo superficial que recubre al cerebro.

 Huesos temporales del cráneo


Los dos huesos temporales forman la porción inferior y lateral del cráneo y
parte de la base del cráneo. Tiene la forma de un cuadrilátero y ofrece 2 caras
y 4 bordes.

 Hueso occipital del cráneo


El hueso occipital forma la parte posterior y la mayor parte de la base del
cráneo. También se puede observar en la vista inferior del cráneo el foramen
magno (agujero occipital). El bulbo raquídeo (la porción más inferior de)
encéfalo) se continúa con la médula espinal a través de este agujero; también
pasan a través de él las arterías espinales y las vertebrales. Los cóndilos
occipitales son apófisis ovoides de superficies convexas, situados a ambos
lados del foramen magno que se articulan con depresiones en la primera
vértebra cervical (atlas) y forman la articulación atlantooccipital. Esta
articulación permite el movimiento de la cabeza usada para denotar
asentimiento. Por encima de ambos cóndilos occipitales, en la superficie
inferior del cráneo, se encuentra el conducto del nervio hipogloso.

 Hueso esfenoides del cráneo


El hueso esfenoides yace en la porción media de la base del cráneo. Este hueso
es la piedra angular de la base del cráneo ya que se articula con el resto de los
huesos craneales manteniéndolos unidos entre sí.

 Hueso etmoides del cráneo


El hueso etmoides tiene una apariencia esponjosa, se ubica en la línea media
en la parte anterior de la base del cráneo, por dentro las órbitas. Se encuentra
delante del esfenoides y detrás de los huesos nasales. El etmoides forma:
forma parte de la porción anterior de la base del cráneo, las paredes internas
de las órbitas, la porción superior del tabique nasal, que divide la cavidad
nasa) en cavidad derecha e izquierda y la mayor parte de la pared superior de
la cavidad nasal. El hueso etmoides constituye una de las principales
estructuras de sostén de 18 cavidad nasal.
Generalidades de la cara
La cara es la región anatómica ubicada por encima del cuello y en la parte inferior y
anterior de la cabeza. Pueden describírsele dos tipos de límites: óseos y superficiales.
Los límites óseos corresponden, de medial a lateral, por encima a los arcos
superciliares del frontal y a las articulaciones frontonasal, frontolagrimal,
frontomaxilar, frontoesfenoidea y frontomalar. El esqueleto facial corresponde al
viscerocráneo o esplacnocráneo. Contiene en sus cavidades la mayoría de los
aparatos de los sentidos.
La cara cumple gran cantidad de funciones: unas para procesos clásicos de la
fisiología, otras participan en las relaciones sociales, de la expresión emocional y
afectiva, y de la identidad. Alberga la porción periférica de todos los sistemas
sensoriales: ojos, nariz y mucosa olfatoria, lengua, oído externo y gran cantidad de
receptores cutáneos de temperatura, dolor, vibración, tensión y presión. Ofrece
protección mecánica para estas estructuras, además de inmunológica en las mucosas
debido a que allí se ubican las entradas a los tractos digestivo y respiratorio.
Los huesos de la cara son un conjunto de complejas estructuras entrelazadas que en
conjunto forman un complejo anatómico conocido como el macizo fronto-facial. Se
trata de huesos de todas las formas y tamaños posibles que, a pesar de estar muy
unidos entre sí, cuentan con características particulares. En la cara hay catorce
huesos, doce son formados por seis pares. Los otros dos son impares o únicos y se
localizan en la línea media.
Los 14 huesos que componen la cara son:
2 maxilares superior, en el centro de la cara;
2 palatinos, por detrás de los precedentes;
2 malares, o huesos de la mejilla;
2 nasales, que forman el dorso de la nariz;
2 lagrimales en la parte interna de la órbita;
2 cornetes inferiores, dentro de las fosas nasales;
1 vómer, que forma parte de tabique de las fosas nasales;
1 maxilar inferior, en la parte inferior de la cara.
 Maxilar Superior
Es un hueso par que forma la mandíbula superior. Cada maxilar presenta. La
apófisis ascendente que forma parte del borde interno de la órbita, la espina
nasal; la apófisis palatina, que forma en parte el paladar, y en el borde inferior,
los alveolos, o cavidades en las cuales se insertan los dientes.

 Malar O Pómulo
Es un hueso par colocado entre el maxilar superior, el frontal, el ala mayor del
esfenoides y el temporal, su forma es cuadrilátera siendo su cara interna
cóncava y su cara externa convexa y muy prominente. Su borde superior
forma parte del reborde de la órbita con su apófisis orbitaria. Su articulación
con la apófisis zigomática del temporal forma la arcada zigomática. (“asa” de
la calavera).

 Nasal
Los nasales o huesos propios de la nariz, son dos huesillos cuadriláteros,
situados entre las apófisis ascendentes de los maxilares superiores, a ambos
lados de la línea media; forman gran parte del esqueleto de la nariz, Además
de articularse entre sí y con los maxilares, se unen hacia arriba con el frontal
y hacia abajo con el cartílago de la nariz.

 Lagrimal O Unguis
Es un huesillo par, situado en la parte anterior de la cara interna de la órbita.
Su cara externa presenta el canal lagrimal. Sus bordes son delgados e
irregulares y se articulan con el frontal, con el etmoides (es decir. con la cara
externa de las masas laterales) y con la apófisis ascendente del maxilar
superior.

 Palatino
Es un hueso par situado por detrás del maxilar superior. Se distinguen en el
dos porciones:
 La lamina horizontal.
 La Lamina Vertical.

 Cornete Inferior
Es un hueso par que en forma de lámina arrollada sobre si misma se desprende
de la pared externa de las fosas nasales (por debajo de los cornetes superiores
y medio). Su cara interna, convexa, mira hacia el tabique de las fosas nasales;
la externa cóncava, mira a la pared externa de las fosas nasales.

 Vómer
Es un hueso impar, medio y delgado que constituye la parte posterior del
tabique medio de las fosas nasales. Presenta la forma de una reja de arado; de
sus cuatro bordes:
 El superior se articula con el esfenoides.
 El anterior se une a la lámina perpendicular del etmoides y con el
cartílago del tabique nasal.
 El inferior se encaja en la hendidura que al unirse dejan entre si los
maxilares superiores y las láminas horizontales de los palatinos.
 El posterior es libre y separa los orificios posteriores de las fosas
nasales.

 Maxilar Inferior
Es un hueso impar, medios y simétrico que constituye por si sola la mandíbula
inferior: es el único hueso movible de la cabeza.

 Hueso Hioides
Es un hueso impar, medio y simétrico que sirve de base a la lengua. Está
situado en la parte ante posterior del cuello, por encima de la laringe.
Ofrece el aspecto de una herradura de concavidad posterior. Presenta un
cuerpo, dos astas mayores y dos astas menores.
El hioides es el único hueso del esqueleto que está aislado de los demás. En
él se insertan numerosos músculos que lo mantienen en su posición.
Cara anterior del cráneo

La cara anterior del cráneo está compuesta por:

 Hueso frontal: Hueso que forma el frente.


 Entrecejo: Parte del cráneo situada entre las cejas.
 Cavidad orbitar: Parte Huesca del cráneo donde está el ojo.
 Pómulo: Hueso de la mejilla.
 Espina nasal anterior: Parte saliente y alargada del hueso.
 Maxilar superior: Parte ósea superior de la mandíbula.
 Mandíbula: Parte ósea inferior de la mandíbula.
 Eminencia barbillera: Parte de la mandíbula que forma el mentón.
 Borde alveolar: Borde de la cavidad donde los dientes quedan encastrados.
 Cavidad de la barbilla: Cavidad relativa al mentón.
 Cuerpo del maxilar inferior: Parte principal de la mandíbula.
 Escotadura nasal: Recorte relativa al nariz.
 Ramificación del maxilar inferior: Parte ósea que une la mandíbula a la caja
craneal.
 Hueco suborbital: Cavidad situada bajo de la órbita ocular.
 Hueco malar: Cavidad relativa a la mejilla.
 Reborde orbitar inferior: Borde inferior de la órbita ocular.
 Fosa del conducto lacrimal: Apertura del conducto donde las lágrimas
circulan.
 Arco orbitar: Hueso combado que forma la parte superior de la órbita ocular.
 Escotadura supra orbitar: Recorte encima de la órbita ocular.
 Arco ciliar: Hueso que forma un arco, situado al nivel de las cejas.
.
Cara lateral del cráneo
Cráneo (vista lateral): Caja ósea que contiene el encéfalo. La cara lateral del cráneo
está compuesta por:
 Arco ciliar: Hueso que forma un arco, situado al nivel de las cejas.
 Arco orbitar: Hueso combado que forma la parte superior de la órbita ocular.
 Fosa del saco lacrimal: Cavidad donde está la bolsa en la quien contienen las
lágrimas. Reborde orbitar inferior: Borde inferior de la órbita ocular.
 Hueco suborbital: Cavidad situada bajo de la órbita ocular.
 Espina nasal anterior: Parte saliente y alargada del hueso nasal.
 Maxilar superior: Parte ósea superior de la mandíbula.
 Borde alveolar: Borde de la cavidad donde los dientes quedan encastrados.
 Mandíbula: Parte ósea inferior de la mandíbula.
 Comisura posterior del hueso malar o zigomático: Parte trasero del hueso
de la mejilla.
 Arco zigomático: Hueso combado situado al nivel del pómulo.
 Apófisis mastoides: Excrecencia ósea a la base del cráneo.
 Hueco mastoidieno: Cavidad del hueso situado a la base de la oreja.
 Meato auditivo externo: Conducto situado en el hueso temporal por lo que
los sonidos van al tímpano.
 Articulación tempero mandibular: Articulación que une el hueso del tempo
al maxilar inferior.

Cara superior del cráneo


Cráneo (vista superior). La cara superior del craneo esta constituido por:
 Hueso frontal: Hueso que forma el frente.
 Sutura coronal: Línea de articulación entre el hueso frontal y los parietales.
 Sutura sagital: Línea de articulación de los dos parietales.
 Cavidad parietal: Cavidad situada en el hueso parietal cerca de la sutura
sagital.
 Sutura lambdoidea: Línea de articulación entre el hueso occipital y los
parietales.
 Hueso occipital: Hueso que forma la parte posterior inferior del cráneo.
 Eminencia parietal: Protuberancia situada sobre el hueso parietal.
 Eminencia frontal lateral: Protuberancia situada sobre el lado del hueso
frontal.
Cara posterior del cráneo
Cráneo (vista posterior): Caja ósea que contiene el encéfalo. La cara posterior del
cráneo está constituido por:
 Cavidades parietales: Cavidades situadas en el hueso parietal cerca de la
sutura sagital.
 Sutura sagital: Línea de articulación de los huesos parietales.
 Protuberancia occipital externo: Eminencia situada en el lado exterior del
hueso occipital.
 Mandíbula: Parte ósea inferior de la mandíbula.
 Apófisis mastoides: Excrecencia ósea a la base del cráneo.
 Cresta occipital externo: Excrecencia dentada situada sobre el hueso
occipital, le cruzando de arriba a abajo.
 Hueso occipital: Hueso que forma la parte posterior inferior del cráneo.
 Sutura lambdoidea: Línea de articulación del hueso occipital y de los
parietales.
 Hueso parietal: Hueso que forma los lados y la parte superior de la caja
craneana.
cara externa de la base del cráneo
Base del cráneo (lado exocráneana): Conjunto de los huesos que contiene el
esqueleto del cuerpo humano. La cara externa de la base del cráneo esta constituido
por:
 Cavidad incisiva: Cavidad de la parte de la mandíbula que contiene los
incisivos.
 Sutura Inter palatina: Unión de las dos partes del paladar.
 Apófisis cigomática del hueso temporal: Excrecencia ósea del pómulo
situada sobre el hueso del tempo.
 Sutura palatina: Unión del paladar y de la mandíbula.
 Sutura occipitomastoideana: Unión del hueso occipital y del mastoides.
 Conducto cóndiliano posterior: Conducto de la superficie redondeada y lisa
del lado posterior del cráneo.
 Protuberancia occipital externa: Eminencia situada en el lado exterior del
hueso occipital.
 Cresta occipital externa: Excrecencia dentada situada en el hueso occipital
que se cruza de arriba a abajo.
 Cavidad occipital: Cavidad en el hueso occipital en el lado posterior del
cráneo.
 Cóndilo occipital: Superficie redondeada y lisa del hueso occipital.
 Hoyuelo del escafoides: Cavidad pequeña del hueso escafoides.
 Cavidad palatina principal: Cavidad principal del paladar.
 Hueso cigomático: Hueso de la mejilla.
 Sutura incisiva: Unión del paladar, y cavidad de la parte de la mandíbula,
que contiene los incisivos.
Cara interna de la base del cráneo o endocraneo
Principales aberturas de la base interna del cráneo.
 Conducto óptico: nervio óptico (II) y la arteria oftálmica.
 Los orificios de la lámina cribosa del etmoides: se encuentran a ambos lados
de la crista Galli y son atravesados por los haces del nervio olfatorio (I).
 La fisura orbitaria superior: por donde atraviesan los nervios oculomotores
(III), troclear (IV) y abducens (VI), así como la rama oftálmica del trigémino
(V1) y la vena oftálmica superior.
 El agujero redondo: discurre el ramo maxilar del nervio trigémino (V2).
 El agujero oval: discurre el ramo mandibular del nervio trigémino (V3), así
como la arteria meníngea accesoria y el nervio petroso menor.
 El agujero espinoso: lo atraviesa la arteria y vena meníngea media.
 El agujero rasgado: no lo atraviesan estructuras de importancia.
 El conducto carotídeo: este orificio atraviesa la porción petrosa del hueso
temporal y a través de él discurre la arteria carótida interna.
 El Agujero magno: lo atraviesan el bulbo raquídeo o medula oblonga,
meninges, las arterias vertebrales y las raíces espinales del nervio espinal o
accesorio (XI).
 El Conducto del hipogloso: da paso al nervio hipogloso (XII).
 El agujero yugular: da paso a la vena yugular junto a los nervios
glosofaríngeo (IX), vago (X) y accesorio (XI) (tres penúltimos nervios
craneales.
 El conducto auditivo interno: por dicho conducto discurren el nervio
vestibulococlear (VIII), el nervio intermedio y el nervio facial (VII) y la
arteria laberíntica.
La órbita
Las cavidades orbitarias u órbitas son dos profundas cavidades situadas superior y
lateralmente a las cavidades nasales, entre la fosa craneal anterior y el macizo facial.
Contienen el conjunto de las estructuras que forman el órgano de la visión. Cada una
de las cavidades orbitarias presenta la forma de una pirámide cuadrangular de base
anterior y vértice posterior.
En la órbita se describen cuatro caras o paredes, cuatro ángulos o aristas, una
base y un vértice.
Las paredes: Se dividen en superior, inferior, medial y lateral
 Pared superior o techo de la órbita:
La pared superior es triangular y está formada anteriormente por la porción
orbitaria del hueso frontal y posteriormente por el ala menor del hueso
esfenoides. Esta pared presenta una concavidad que es bastante más acuosa
anterior que posteriormente.
En ella se encuentran:
a) anterior y lateralmente, la fosa de la glándula lagrimal.
b) anterior y medialmente, la fosita troclear, donde se fija la tróclea del
músculo oblicuo superior.
c) posteriormente, la sutura esfeno frontal, que articula el hueso frontal
con el ala menor del hueso esfenoides.

 Pared inferior o suelo de la órbita


La pared inferior, también triangular, forma un plano inclinado inferior,
lateral y anteriormente. Está constituida:
a) Anterior y medialmente, por la cara orbitaria de la apófisis cigomática
del maxilar.
b) Anterior y lateralmente, por la cara medial de la apófisis frontal del
hueso cigomático.
c) Posteriormente, por la vertiente superior de la superficie no articular de
la apófisis orbitaria del hueso palatino.
En esta pared se encuentran:
a) Las 2 suturas que unen el maxilar con el hueso cigomático lateralmente
• Y con la apófisis orbitaria del hueso palatino posteriormente.
b) El surco infraorbitario, que tiene continuación anteriormente con el
conducto infraorbitario.

 Pared medial
Esta pared es muy delgada y frágil; es casi vertical y paralela al plano sagital,
si bien se encuentran ligeramente inclinada inferior y lateralmente. Es
cuadrilátera, casi rectangular y alargada de anterior a posterior.
Está constituida, de anterior a posterior por: la apófisis frontal del maxilar, el
hueso lagrimal, la lámina orbitaria del hueso etmoides y la parte anterior de la
cara lateral del cuerpo del esfenoides.

En la pared medial se encuentran:


a) Las 3 suturas verticales que unen las 4 piezas óseas de esta pared.
b) anteriormente, el surco lagrimal y las crestas lagrimal anterior del
maxilar y lagrimal posterior del lagrimal.
La pared medial de la órbita se relaciona con las cavidades nasales y sus
cavidades anexas: las celdas etmoidales y el seno esfenoidal.
 Pared lateral
La pared lateral es la más gruesa y resistente de las 4. Es plana y triangular;
está constituida en su tercio anterior de la apófisis frontal del hueso cigomático
y en sus dos tercios posteriores por el ala mayor del esfenoides. Se aprecian
en esta cara la sutura esfenocigomática y el orificio cigomático.

Ángulos o aristas
Las paredes de la cavidad orbitaria se continúan unas con otras, formando 4 aristas
de ángulos diedros, denominados ángulos de la órbita.
 El ángulo superomedial
sigue la sutura que une el hueso frontal con la apófisis frontal del maxilar, con
el hueso lagrimal y con la lámina orbitaria dl hueso etmoides

 El ángulo inferomedial
Es obtuso. En su parte anterior se aprecia el orificio superior del conducto
naso lagrimal con el gancho lagrimal del hueso lagrimal y posteriormente a
este orificio, las suturas lagrimo maxilar, etmoidomaxilar y esfenopalatina.

 El ángulo supero-lateral
Presenta en su parte anterior la fosa de la glándula lagrimal. Está ocupado
posteriormente por la fisura orbitaria superior, que tiene forma de coma con
el extremo grueso posteromedial.

 El ángulo inferolateral
Está formado en su cuarto superior por la apófisis frontal del hueso
cigomático. En sus tres cuartos posteriores corresponde a la fisura orbitaria
inferior.
La base: tiene forma de Cuadrilátero. Mide aproximadamente 40 mm de Ancho 35
mm Alto El Plano se orienta Anterior – Medial e Inferior
Vértice: corresponde al Extremo Medial de la Fisura Orbitaria Superior Se
encuentra un Surco sobresaliente llamado Tubérculo Infra óptico En el Surco y en
el Tubérculo se inserta el Anillo Tendinoso Común.
Región temporal
La región temporal en el hombre se encuentra ubicada en la parte externa del cráneo,
inferior a la región occipitofrontal, superior a las regiones maseterina, parotídea, y
posterior a la zona orbitaria. En su parte anterior se aprecia un relieve formado por
la rama terminal de la arteria temporal superficial.2
Límites
Delimitación desde una vista externa
 Superior: Se encuentra limitada por la línea temporal superior
 Anterior: Ubicada la apófisis cigomática y borde posterosuperior del hueso
cigomático.
 Inferior: Arco cigomático.
Planos
 Piel: La zona se encuentra cubierta por cabello en su parte superior y posterior,
en su parte anterior e inferior se encuentra lampiña, flexible y fina.
 Tejido Subcutáneo: Posee numerosas glándulas sebáceas y sudoríparas en la
zona posterior y superior. Anteriormente se vuelve laxo y permite el
deslizamiento de la aponeurosis epicraneal. Se encuentran la mayor cantidad
de vasos.
 Capa muscular aponeurótica superficial: En este plano se encuentran
ubicados, prolongaciones de la aponeurosis epicraneal previamente descripta,
y los músculos auriculares superior y anterior que nacen de esta.

 Plano Esquelético
o Hueso Frontal
o Ala mayor del Esfenoides
o Porción escamosa del Hueso temporal
o Hueso Parietal
Estos huesos se encuentran unidos por suturas cuyo conjunto constituye el punto
PTERION.
La articulación temporomandibular
La articulación temporomandibular o ATM es la articulación formada por la parte
superior de la mandíbula y el hueso temporal del cráneo. Este hueso actúa como una
bisagra deslizante y, en ocasiones, puede presentar problemas debido a la
complejidad de los movimientos que realiza.

La articulación temporomandibular (también llamada complejo articular


craneomandibular) es la articulación sinovial tipo bicondilea que existe entre el
hueso temporal y la mandíbula. En
realidad, se trata dos articulaciones, una
a cada lado de la cabeza, que funcionan
sincronizadamente. Es una de las pocas
articulaciones móviles que hay en la
cabeza, junto con la cabeza del
atlantooccipital.
La articulación temporomandibular está
compuesta por un conjunto de
estructuras anatómicas que, con la
ayuda de grupos musculares
específicos, permite a la mandíbula
ejecutar variados movimientos
aplicados a la función masticatoria
(apertura y cierre, protrusión, retrusión, lateralidad).
La nariz
La nariz es el órgano del olfato situado en el centro de la cara. La parte interna de la
nariz se encuentra por encima del techo de la boca. La nariz está formada por:
 El meato externo. Proyección de forma triangular localizada en el centro de
la cara.
 Los orificios nasales. Dos cámaras divididas por el tabique nasal.
 El tabique nasal. Formado principalmente por cartílago y hueso y recubierto
por membranas mucosas. El cartílago también le da forma y soporte a la parte
externa de la nariz.
 Las fosas nasales. Conductos recubiertos por una membrana mucosa y
diminutos pelos (cilios) que ayudan a filtrar el aire.
 Los senos paranasales. Cuatro pares de cavidades llenas de aire, también
recubiertas por una membrana mucosa.

Los senos paranasales son cavidades, o bolsas llenas de aire, cerca de las fosas
nasales. Al igual que en las fosas nasales, los senos paranasales están revestidos por
membranas mucosas. Existen cuatro tipos diferentes de senos paranasales:
o El seno etmoidal: ubicado dentro del
rostro, alrededor de la zona del puente de la
nariz. Ya se encuentra desarrollado al
momento del nacimiento y luego sigue
creciendo
o El seno maxilar: ubicado dentro del
rostro, alrededor de la zona de las mejillas.
También se encuentra desarrollado al
momento del nacimiento y luego sigue
creciendo.
o El seno frontal: ubicado dentro del
rostro, alrededor de la zona de la frente. El seno no empieza a desarrollarse
hasta aproximadamente los 7 años.
o El seno esfenoidal: ubicado en la profundidad en la cara, detrás de la nariz.
Por lo general, no se desarrolla hasta la adolescencia.
Estrutura nasal externa.
La estructura nasal externa (la que vemos externamente en la cara) consiste
básicamente en un armazón de hueso y cartílago cubierto por músculos muy finos y
a su vez cubierto todo por piel.
Los huesos nasales se encuentran en la raíz de la nariz (entre los ojos) y son
fácilmente palpables por su consistencia dura. Tiene una función estática de soporte,
pero extremadamente importante en el sostén de todo el dorso de la nariz
Dando el soporte y forma a la punta de la nariz encontramos los cartílagos alares. Su
función es estructural al
dar forma y soporte a la
punta, pero también
participan en la
formación de las
válvulas externas, que
regulan el paso inicial
del aire desde el
exterior.
Los músculos que
cubren la nariz son muy finos y aunque participan activamente en la expresividad de
toda la cara, su actividad es más visible con el movimiento de los ojos y la boca.
La piel que recubre todas las estructuras anteriores tiene una importancia vital en el
postoperatorio de las Rinoplastias ya que condiciona la visualización de asimetrías
y defectos e influye notoriamente en la duración de la desinflamación.

La cavidad oral
La boca es la abertura del sistema digestivo por donde entran los alimentos, sin
embargo, su función no se limita exclusivamente a esto, vinculados a la boca o
cavidad bucal (u oral) existen también otros órganos accesorios importantes en la
función alimentaria, tales como los dientes, las glándulas salivares y la lengua.
Cavidad oral
La cavidad oral (o simplemente boca) es una cavidad recubierta por mucosa y sus
fronteras son: los labios anteriormente; las mejillas lateralmente; el paladar
superiormente y la lengua inferiormente.
El orificio anterior se llama orificio oral, y posteriormente la boca es continua con
la orofaringe. Las paredes de la boca deben resistir un considerable rozamiento con
los alimentos y por ello su mucosa está formada por epitelio escamoso estratificado
en lugar del típico epitelio simple columnar. En las encías (gingival), el paladar
duro (la parte anterior del cielo de la boca.
El espacio encerrado externamente por labios y mejillas e internamente por encías y
dientes de llama vestíbulo, mientras que el área que yace dentro de dientes y encías
es la cavidad oral propiamente dicha.

La fosa pterigopalatina
La fosa pterigopalatina es un conducto en forma de gota invertida que se encuentra
ubicada entre los huesos maxilar, palatino y esfenoides.
A pesar de ser una cavidad diminuta, importantes ramificaciones del nervio maxilar,
fibras post-ganglionares y terminales de la arteria maxilar pasan a través de esta fosa,
permitiendo la comunicación entre diferentes espacios del cráneo y del esqueleto
facial.
Características y elementos contenidos en la Fosa PterigopalatinaLa fosa
pterigopalatina está delimitada
por los huesos del palatino, el
maxilar y el esfenoides,
seguidamente se presentan los
órganos y las estructuras que
demarcan este conducto:
 Límite Anterior: Pared
posterior del seno
maxilar.
 Límite Posterior:
Apófisis pterigoides del
esfenoides.
 Límite Inferior: Hueso
palatino y canales
palatinos.
 Límite Superior: Fisura
orbital inferior del ojo.
 Límite Medio: Apófisis
palatina vertical.
 Límite Lateral: Fisura
pterigomaxilar.
El contenido de la fosa pterigopalatina incluye: el nervio maxilar y sus
ramificaciones, el ganglio pterigopalatino y la arteria maxilar y sus ramificaciones
terminales, todas ellas de gran importancia para el desarrollo de las funciones
neurovasculares.
Comunicaciones
Comunica con la fosa infratemporal lateralmente a través de la fisurapterigo maxilar,
con la órbita através de la hendidura orbitaria inferior, con la cavidad nasal a través
del orificio esfenopalatino y porlaregión posterosuperior con la fosa craneal media
a través del agujero redondo mayor.