Anda di halaman 1dari 4

Qué es el colesterol

El colesterol es uno de los lípidos o grasas más importantes que se encuentran en nuestro cuerpo. Sirve,
fundamentalmente, para la formación de las membranas de las células de nuestros órganos y como “materia
prima” para la síntesis de hormonas sexuales y las de origen suprarrenal; también es precursor de los ácidos
biliares, que son sustancias que forman parte de la bilis y que facilitan la digestión de los alimentos grasos.

¿De dónde obtenemos nuestro colesterol?

En circunstancias normales, casi todo el colesterol de nuestro organismo procede del que absorbemos de los
alimentos y del que el hígado es capaz de elaborar. Este colesterol pasa a la sangre - donde es transportado
por unas proteínas especialmente diseñadas para ello, las lipoproteínas, - para ser distribuido hacia los
diversos aparatos y sistemas del cuerpo humano.

¿Por qué es importante mantener un nivel adecuado de colesterol?


Cuando existe un exceso de colesterol circulante en la sangre, tiende a depositarse en la pared de las
arterias, originando las denominadas “placas de ateroma”. Las placas de ateroma están constituidas,
principalmente, por el colesterol allí almacenado, por células que fagocitan el colesterol: los macrófagos, y por
células musculares, que acuden a estas lesiones donde sintetizan sustancias que fibrosa y hacen a las placas
susceptibles de calificación.

Los niveles altos de colesterol en sangre perpetúan este proceso. Las placas van aumentando de
tamaño, lo que contribuye a una mayor rigidez de los vasos sanguíneos y a una progresiva
obstrucción de los mismos. En ocasiones, las placas se rompen, formándose trombos que
potencialmente pueden ocluir total o parcialmente la arteria.

En el transcurso de estas rupturas y trombosis se pueden desprender émbolos que viajarían por el
torrente circulatorio hasta impactar en arterias de menor calibre, impidiendo desde ese momento la
irrigación del tejido que dependía de ellas.

Todos estos fenómenos originan una enfermedad denominada arteriosclerosis, responsable de


diversos cardiopatía isquémica: angina de pecho e infarto agudo de miocardio; accidentes
cerebrovasculares: infartos y trombosis cerebrales; arteriopatía periférica: isquemia de los miembros
inferiores; aneurismas aórticos e isquemia intestinal.

¿Existen dos tipos de colesterol?


Sí..., aunque con matices. Si bien el colesterol es un principio único, como hemos dicho antes, es transportado
en la sangre por las lipoproteínas. Básicamente, hay dos lipoproteínas que se encargan de este transporte:
las lipoproteínas de baja densidad o LDL (del inglés, las de alta densidad o HDL (Las primeras son
encargadas de llevar el colesterol a los tejidos, y su exceso se asocia al desarrollo de la arteriosclerosis. Las
HDL extraen el colesterol sobrante de las células y de las placas de ateroma.

En los análisis del laboratorio, además del colesterol total, se determina el colesterol ligado a ambos tipos de
lipoproteínas: colesterol-LDL y colesterol-HDL. Corresponden, dadas sus propiedades de aumentar o
disminuir las placas de ateroma, a lo que coloquialmente se denomina colesterol “malo” o “bueno”.
¿Cuál es el nivel de colesterol adecuado?

Diversos estudios epidemiológicos han puesto de manifiesto que concentraciones en sangre de colesterol
total superiores a 200 mg/dl están relacionadas con un incremento de sufrir procesos cardiovasculares.

En presencia de otros factores de riesgo concomitantes o de enfermedades cardiovasculares este nivel


debería ser menor. Para ello nos guiamos por el nivel de colesterol-LDL (el malo).

En pacientes con muy alto riesgo, considerados así a los diabéticos tipo 2 y a los que ya han sufrido una
enfermedad cardiovascular, o su riesgo calculado de morir a causa de ella es superior al 10% en 10 años,
deberán intentar conseguir niveles de colesterol-LDL por debajo de 70 mg/dl.

Para aquellos con un riesgo alto (del 5-10%) el nivel máximo serían los 100mg/dl y para aquellos con un
riesgo moderado (1-5%) su nivel de LDL no debe exceder de 115 mg/dl.

¿Qué podemos hacer si tenemos alto el colesterol?

Consulte con su médico de atención primaria. Él le orientará sobre el probable origen de esa elevación e
iniciará el oportuno tratamiento dietético, que puede ser complementado con fármacos.

También juzgará si por su cuantía, o por la necesidad de un diagnóstico de precisión, precisa ser remitido a
nuestra Unidad de Lípidos. En un próximo vídeo hablaremos de la influencia de la dieta y el ejercicio en los
niveles de colesterol

¿Qué es el colesterol bueno?


Se estima que entre un cuarto a un tercio del colesterol presente en la
sangre es transportado a través de las lipoproteínas de alta densidad (HDL).
Se lo identifica como bueno porque si se encuentra en un alto nivel va a
proteger el cuerpo de un ataque al corazón.
¿Qué es el colesterol malo?
Es reconocido con la sigla de LDL y el nombre de. En caso que circule en
exceso la sangre, poco a poco se va a ir adhiriendo a las paredes internas
de las arterias con otros elementos que van a formar una placa. Esta placa
se va a endurecer y estrechará las paredes de las arterias. Una condición
de este tipo puede derivar en un ataque al corazón o un derrame cerebral.
Diferencias entre colesterol bueno y malo
Colesterol bueno Colesterol malo
Este tipo de colesterol tiene Este tipo se alojan en paredes
como función en eliminar el de todas las arterias pudiendo
colesterol malo formar una placa y finalmente
transportándolo al hígado. un coagulo bloqueando las
arterias.

ALIMENTOS SIN COLESTEROL


LÁCTEOS

FRUTAS

FRUTOS SECOS

GRASAS

FRUTOS SECOS

FRUTAS Y VERSURAS

ALMENTOS CON COLESTEROL


CREMA DE LECHE
YOGURES ENTEROS
FRITURAS
MANTEQUILLA
“Año de la lucha contra la corrupción e impunidad”
Tema: el dilema del colesterol

Nombre y apellido: Cristian López, esneider Pérez

Docente: René pinchi ushiñahua

I.E: CADELA

GRADO Y SECCIÓN: 4° “B

AÑO:

2109