Anda di halaman 1dari 3

El hombre entre la libertad y el determinismo

Uniwffi~daddeNavarra
-

La polaiidad IibeiTad-determinisnio es una de las pueatas sencillas liasca las nlás coinplejas, es fruto de
paiadojas de nuestio tiempo. I'oi un lado, hay una ieflejos condicionados La maycii parte se clebarroilan
defensa a ultranza de la libertad y por otio, la mvesti- al maigen de nuestra concienwa por lo que dan la im-
gación biológica va aportando datos que llevan a un presión de que provienen de una decisión de la voluii-
buen número de científicos a admitir el determinismo tad Por eso Pavlov, iefiiiéndose a la libertad decia "El
en la conducta Iiuinana. libre aibitrio puede ser examinado bajo un punto de
Un heclio de mnstatacióil diaira es que todos de- vista estrictamente científico (reflejos condicíon;iclos)..
fienden con uñas y dientes su Iibeitad, tanto a nivel puesto que el hoinhie es iiil siatenla, una máquina, y
peisonal como familmr y social. Los jóvenes, sobie todo, está sometido, corno cualquier otro s3stema de la natu-
son especialmente sensibles a cualquier actuación que raleza, a lm leyes natuiales~.
juzgan lesiva de su libertad, aunque en algunas ocasio- Conductistas Los conductistas, basados en b~iena
nes lo que defienden más que la Iibeitad es el Iiberti- pai- en la doctiina pavloviana, afirman que la con
naje Uno de los peoies insultos, alioi.a, es tachar de ducta del hombre es fiuto del entorno. Skinner (32,
nazi a una pelsona o a un iSgimen y clialquier pdrtido uno de los más conocidos behaviofistas afirmó que: <.el
políiico tiene como lema defender la libertad de los ambiente social constituye lo que denominamos, una
ciudadanos. cultura y modela y mantiene la conducta de aquellos
Frente a esta glorificación de la libeitad -no siempre que viven inmersos en ellas. Más adelante, mencionan-
entendida en el buen sentido- , deleminados descu- do una frase d e Seldes (41,escribió: "el honibre es una
brrmientos neurocientíficos y genéticos van inrnando uiatura de las cucnnsi.ancias. Si cambiáramos los am-
al menos aparentemente el libre arbitrio del Iionlbre y bientes de tremta pequeños hotentotes y treinta niños
llevan a pensar a algunos que somos seres totalmente de la atistociacia inglesa, los aristócratas se converti-
condicionados Éstos suelen afiimar, como decía rían en liotcntotes y la7 hotentotcs en peqiiefios con-
Spinoza (1) que la ignorancia de las causas que nos se~vasiores.
mueven a actuzii, es la que nos lleva al convencimiento Psicocirugia. La psicociiugía, inidüda con la
utópico de que sonios libres. kucotomía hontal de Egaa Monie (51, también ha sei'
El problema libeitad-determinismo no es nuevo. vido d e base al determinisnio cle algunos
Desde la filosofía clásica hasta nuestros dias, es LUI tema nairocientíficos. Cuando se seccionan las fibras que
debatido con apasionamiento, y no es de extrañar pues, proyecran al lóbulo frontal, se producen notables cam-
según se admita o se niegue la libertad humana, la bios en la psicología del leucotoniiwdo disniinuye la
condición d d Iionibie cambia iadicalnrcnte Si no hay agresivitlad, desaparece la ansiedad, el conlpoi tanlien-
libeitad no hay responsabilidad y si no hay responsa- to ético es el d e una persona sin inoral ni verguenza
bdidad no tienen sentido las leyes penales. social (en cohtiaste manifiesto con la conducta ante-
1101). POTotra paite, son mcapaces de resolver proble-
Biología y determinismo mas conipiejos, aunque el cociente mlelectual no se
Veainos cuales son los Iieclm biológicos que Iian encuentra afectado La lobt>tomíafrontal pmvoca, pues,
dado pie a que algunos científicos liayan p u e m en un verdadeio cambio de personalidad
tela de juicio el libre arbitrio del hornbiee. Expcrinientos d e destiucción d e centros
Reilexólogos: Uno de estos descubrimientos, el pri- hipo~alái~iicos han logrado canlbiar la conducta
mero en orden cronológico, es el de los reflejos condi alimentaria. Cuando se eliiiluia el centiu de la socic-
cíonados. Según Pavlov (2) la conducta, desde las res- dad C6), sr~uadoen la región tiibeial, aparece un npeti-
4 4 REV ME0 UNlV NAVARRAIVOL43,NP3,1889,44.116 136
to voraz que arrastra al individuo a comer en todo aparecido recientemente e n Nature C13) un aítículo en
nmmento. Al cantiario, criando se siipriine el centro el que se refiere que unas miitacimes en el "loci~sde
ck.1 apetito 01, localizzado en el Iiip«tkílamo lateral, se la mahogsny9up~imen103 fenotipos pleiotrópicos,
produce una anorexia muy difkil de vencei. entre las que se incluye la obesidad. Los autot~sstfia-
Diinorfhno sexual Hace veinte allos, Gorsici et lan que el "gen caoba'>se expresa en el hipot3lamo
al. (8) pusieron de n~anifiestola existencia de un claro lateral, dando lngal al aumento del apetito, y a la
diniorfiomo sexual enla región prebptica de la rata En liiperfagia y obesidad subiguientes
106 machos, la región medial de esta área Cque Gorslu
clenvinind núcleo sexual dimórficol, presenta un volu- Biologfa y metabiología
men mayos que en las hembras. Años más taide, Le Tomando los daros hasta aquí mencionadas con una
Vay (59,conocido neui~ocicntíficoy lider gay en mentalidad b~ologieista,se puede llegar a la conclu
California, investigó el comportamiento de ese núcleo sión de que el hombre, como el ivsto de los ani~nales,
sexual dimórfico en homosemiales Según este autor no es líbxe, sino que su conducta viene determinada
uno de los cuatro núcleos mresticiales del hipotálamo par el ambiente, por los centros nervmsus y por los
anterior, que denominó nilcleo inres2icial htpotal<mic« genes. Ahora bien, si el horizrrnte inquiridor m queda
3, tlene un voliunen 2,5 veces mayor en los varones limitado a la brolugfa sino que se abre a un hhiizonte
que en las niujet~sy en los hombres Iiomosexuales su metabiológico se llega a una comprensión ni& com-
volumen es parecido al de la&mujeres. Este rciidtado pleta de la polaridad libertad-determuiismo.
he ai~+eadu por los medios de comunicación afines a Siempre se ha wncedido una gran iinportancia a los
b06 gap, apreejendo titulares como: "Le Vay y su equi- Factares ambientales en la Formacióul del carácter y,
po han descubierto el asiento <ierehd de la gaycidad". conmientemente, sc ha procuréido que tanto cl en-
Y los homosexuales recibieron con alhomzv esta nvt- torno familiar como social fueran idáneos para adqui-
cm,pues su tendencia seria pivducto de la naturaleza rir las virtudes humanas necesarias para la conviven-
y no una perversión cia. Por otra parte, desde ta época hipoci-atica se viene
Un bucn número de neurocientíficos t10) acugieron relacionando la consritución corpml con el tempera-
con escepticismo los resultadm publicados por Le Vay menta y, aún hoy, se habla de temperamento flemgti-
y pusieron de manifiesto los puntos débiles del traba- co, sanguíneo, etc. Ahora bien, una Cosa es que el
fm gfan dispersión de los valores (en algunvs homo- ambiente y la genética influyan en la peisona y otra
sexuales el volumen del citado núcleo era semejante al que ésta no sea sino un mero mecanismo ejecutor de
de L o s heteosemales). número insuficiente de casos, lo ya progranlado en su código genético y de los hábi-
la detmnunación del volumen no es método adecuado tos adqui~idos.Es necesario considerar, como hizo
para ctmvcer el nivel de funcionamiento, etc. Todas Binswmger (142, frente a1 "horno natura", al "Iiomo
estas objeciones llevaron a Le Vay a reconocm que era existentialis" El prrmem, pura biología animal, el se-
necesaiio hacer un estudio más amplio y i.iguroso pai-a gundo un ser racional, dotado de voluntad, capaz de
cvnfirtnat sus primeros i-esuliadós. sobrepvneisey de diiigir los impulsos animales. Frankl
Genética. No han sido si20 las trabajos de Le Vay (152 reaccivnando Frente al ieduec~onismo~ tan frecuente
los que han pretendido dar una explicación bialógica entre los neumcien~icos,afirma que el vcrdadmo en-
a la humoscxualidad, Hama C111, otro conocido gay, foque del hombie ha de ser tridimensional: físico, bio-
dedicado a los estud~mgcnitttcos, pnbllcó en 19% un lógico y noético, p a o que estos tres niveles c o n a -
trabajo sensacionalista en el que sc a h a b a qite en la yen una unidad indivrsible, sieado el piano ndtieo
regtón Xg28 del brazo largo del ciomomma X, se en- <espiritual) el piopiu del hombre y el que redlmente lo
Luentra un gcn responsable de la gayudad. M e titba- constituye en un 5vr libre y responsable.
jo, como el de Le Vay, suscit0 serias dudas sobre el Tarnbie% el Papa Juan Pablo 11, en su encíclica: Tides
rigor Uei~tíEicocon el que fue ieiilizado. De hecI10, et fatus., pide a los que naq niovemw en las uencias,
otro genetiira, Ebem, que replic6 e1 anidio de I+$n~er, biológicas que @vamosconscientes de que la bdsque
no ha podido confirmar los regultados de &te, y e1 da de la verdad, incluso cuando ataiie a una realidad
NIH de EEUU ( 1 3 , sospechando qile los resultados limttada del mimdo u del hombre ..re& siempre a
Fi~e~vn manipulados por mmer, oidená que se invcsti- algo que está por encima del objeto ininedhto de los
gara si se dio tal manipulación. estudios ...
En reIa~~Ón con otro instinto, el de la nutrición, ha En defhinitiva, se llega a la conclusión de que hay
dos discursos paialelw: el de los reducclonístas que al bioquínm) y por tanto no puedcn admitir la libertad,
no admitir elcomponente espiritual del hombre tienen y el de los que damos por supuesta la existencia de
que basar su coliducta en meras reacciones bioqi~~micas una facultad espiiitual, la voluntad, en la que propia-
<el propio Severo Ochoa dijo que el honihre sólo es mente radica e1 libre albedfio

1.Spinoza B. de. Ética 01,esco-


lio 35)
7. Ahdercon GH, Li ET y GClan-
ville N. Brain rnechamisms and tlie
1 male sexual oiientation. Science,
1993; 261: 321-37.
qiiantitative aspects of food intalce. l
2. Pavlav, 1. El reflejo condido- Brain R r s BuU 1984, 12: 167.74. 12 Mafshal E. NIII's gay gene
nal. 1939. Rewgido en Pavlov: Fi- study qucstioned. Science, 1995;
siología y Psicolagía. Alianza edi- 8. Gorski. Evidente for a mor- 268: 1840-41.
mital Madrid, 1968. phological sex ciifferencewithin the
media1 preoptic atea of tlie rat 13. Nagle SH, Mc Grail SH y
3. Skinner BF. Más alli de la li- bram. Bi-ain Res 1978; 1.48: 333-46. Vitale J. The mahogamy pmtein is
bertad y de la dignidad CFontabella, a receptor involved in suppression
Bartelona, 1972). 9 L e Vay S. A difference in of obesity. Nazure, 1999; 398: 148-
hypothalamic svucture hetween 52.
4. Seldes G. The stammering heterosexual and homosexuaI men.
Centwy (Day, Nueva Y&, 19281 Science, 1991; 253 1036-1037. 14 Binswanger t. AusgeMhlte
Vortrage und Aufsatze, (Fcancke,
5. Moniz E. Tentativa opera- 10. Swaab DF y Hofman MA, Berna, 1355)
mires dans le traitement de certai- Sexual differentiation of human
nes psychoses. (Masson, París, hypothalamus in relation to the 15. Franltl, V. Theorie und
1936). gender and sexual orientation, Therapie der Neuivsen. Einfúhning
nNS; 1995, B. 26470. in Logotherapie und Existenza-
6. Storlien LH. The r d e of the nalyse. Reinhardt. Basilea, 1970
ventromedial hypothalarnic afea in 11.Hzdmer, DH, Magnuswn VL y
periprandial glucoregulation. Life Hu N A linkage between DNA
Sci 1985: 360: 505-12. markers on the X chromosome and