Anda di halaman 1dari 2

UNFV Salguero Garcia, Carlos Alberto

Código: 2014239786

FAMILIA Y ESCUELA

La familia es el primer núcleo social que el hombre tiene conciencia. Actualmente se ha


ido generalizando diferentes tareas para la familia, la cual ya no está capacitada para
cumplirlas. Así, la educación ha pasado en manos de la escuela o los colegios, las cuales
se ocupan del proceso educativo y los procesos colectivos, mientras que la familia presta
una atención más bien individualizada.

Influencia de las variables de la familia en el rendimiento y adaptación escolar del niño

1) Influencia de la estructura familiar

Se entiende por la estructura familiar a la composición de la familia, pueden ser familias


intactas (ambos padres), familias reconstituidas (los padres vuelven a formar pareja) y
familias uniparentales.

Entre los estudios se destaca que el divorcio tiene efectos negativos sobre los hijos y el
rendimiento. Las familias reconstituidas tienen un mayor desempeño en el rendimiento
escolar de sus hijos y los alumnos de familias intactas tienen menos probabilidades de
padecer deserción escolar.

Sin embargo, en las familias reconstituidas los hijos se enfrentan a un mayor desafío por
tener que adaptarse a un nuevo marco familiar.

2) Influencia de estilos de relación familiar

Es la percepción que tiene el niño en relación al apoyo brindado por sus padres y el grado
de cercanía con cada uno de ellos, así como la existencia de un ambiente grato, apoyador
y que primen las relaciones interpersonales.

En muchas investigaciones se encuentra que el grado de desarrollo social del niño


depende de la calidad experimentada en su hogar. En tanto las buenas relaciones sociales
entre padres e hijos determinan el índice o grado en que una persona puede delinquir,
adaptarse a otras situaciones y autoestima. Por otra parte, los niños que tienen buenas
relaciones familiares, tienden a tener mejores notas en el colegio. Otra investigación
muestra que los padres que desarrollan intereses por sus hijos, sus hijos tienden a ser más
responsables y competentes en la vida diaria. Al contrario, la pobre relación con los
padres llega asociarse con la delincuencia y conductas antisociales.
3) Influencias de las actitudes y conductas de los padres

Son las disposiciones y el compromiso de los padres en relación a la educación de sus


hijos, sus expectativas en relación con su desarrollo escolar y su disposición a otorgarles
apoyo por un mejor rendimiento.

Entre las investigaciones destaca que la seguridad de los padres influye


determinadamente en la vida escolar de los niños, la seguridad y la confianza de los padres
hacia sus hijos auguran un buen desempeño escolar.

Otro punto, es que las actitudes positivas demostradas por los padres ayudan a mejorar y
reforzar el desempeño escolar.

Los padres pueden mostrar tres tipos de compromisos: Demostraciones de compromisos,


compromiso personal y compromiso cognitivo – intelectual.

Otro punto a destacar son los recursos motivacionales que pueden presentar los padres,
ellos deben ser capaces de comprender el control, el cual se basa en entender los
resultados que se relacionan con su comportamiento; otro es el de las competencias
percibida, el niño debe percibirse a sí mismo como un ser competente que puede realizar
diversas actividades; por ultimo esta la autorregulación, el niño debe percibir su
comportamiento como autónomo o elegido.

4) Influencia de la escolaridad de los padres

Esta variable está asociada al rendimiento de los niños es la influencia de la escolaridad


de los padres, con el supuesto de que padres más educados generarían un ambiente
familiar más orientado a lo educacional y poseerían más herramientas para ayudar a sus
hijos.

5) Medios

Los medios por el que se pueden trabajar son:

- Reuniones de apoderados
- Escuela para padres o familias, en donde los temas deben ser elegidos por los
propios padres, tomando en cuenta el desarrollo del niño, las relaciones sociales
en la niñez y la adolescencia, los valores y el ambiente familiar y educacional.