Anda di halaman 1dari 16

Artículo de revisión

Trastornos del sueño:


¿qué son y cuáles son
sus consecuencias?
Paul Carrillo-Moraa,b, Karina Gabriela Barajas-Martínezc,
Itzel Sánchez-Vázquezd , María Fernanda Rangel-Caballeroe

Resumen mala calidad del sueño puede tener sobre la salud a mediano
Desde hace décadas, el ritmo de la vida moderna ha ge- y largo plazo. En esta revisión se incluyen los trastornos del
nerado múltiples cambios en nuestra conducta y hábitos. sueño más comunes o representativos, los estudios que se
Especialmente, los hábitos alimenticios y de ejercicio se han utilizan para su diagnóstico y, finalmente, se da un panorama
modificado de manera importante, pero uno de los cambios general sobre las consecuencias de estos trastornos en la
más evidentes ha ocurrido en el sueño. En la actualidad, el salud a largo plazo.
tiempo dedicado a este ha disminuido drásticamente, pero Palabras clave: Apnea del sueño, insomnio, parasomnias, obe-
no solo se trata de la cantidad, sino también de la calidad sidad, diabetes mellitus.
del sueño que se ha visto afectada de forma relevante en
todos los grupos de edad, en especial en la población joven. Sleep disorders: what are they and what are
Desde hace algunos años se sabe que el sueño juega un their consequences?
papel muy importante para el óptimo funcionamiento físico Abstract
y mental del ser humano, pero solo recientemente hemos For decades, the rhythm of modern life has generated mul-
comenzado a conocer y entender las consecuencias que una tiple changes in our behavior and habits. Especially, the way
we eat and our exercise habits have changed significantly
a
Departamento de Neurociencias. Subdivisión de Neurobiología. but one of the most evident effects is regarding sleep be-
Instituto Nacional de Rehabilitación “Luis Guillermo Ibarra Ibarra”. havior. Nowadays, sleep has decreased dramatically, but not
Ciudad de México, México.
b
Departamento de Integración de Ciencias Médicas. Facultad de
only in quantity. The quality of sleep has been affected in a
Medicina. UNAM. Ciudad de México, México. significant way on all age groups, especially in the young
c
Estudiante de Medicina (4º año). Facultad de Medicina. UNAM. population. For several years, we’ve known that sleep plays an
Ciudad de México, México.
essential role for an optimal physical and mental performance
d
Estudiante de Medicina (2º año). Programa AFINES. Facultad de
Medicina. UNAM. Ciudad de México, México. in the human being. Only recently we’ve begun to discover
e
Estudiante de Medicina (2º año). Facultad de Medicina. UNAM. and understand the consequences that sleep disturbances
Ciudad de México, México. can have on health in the long term. In the present article we
Correspondencia: Paul Carrillo Mora.
Correo electrónico: neuropolaco@yahoo.com.mx include a general review of the most common or representa-
Recibido: 29-05-2017. Aceptado: 30-10-2017. tive sleep disorders, the studies used for their diagnosis and

66 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM


P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

finally we made an overview of the consequences of these salud del ser humano, tanto a corto como a largo
disorders on health. plazo. En este sentido, la mayoría de los estudios
Key words: Sleep apnea, insomnia, parasomnias, obesity, dia- poblacionales sugieren que existe un aumento glo-
betes mellitus. bal en la frecuencia de los diferentes TS, quizá un
poco porque se pone más atención en ellos y por
lo tanto se diagnostican más, pero quizá también
INTRODUCCIÓN debido a un verdadero aumento en su incidencia,
El sueño es una función biológica de central impor- que puede estar influido por el ritmo de vida actual,
tancia para la mayoría de los seres vivos. Los estudios que de ninguna manera privilegia o respeta las ho-
sobre la fisiología del sueño han demostrado que ras dedicadas a esta actividad fisiológica. Por esta
durante este se produce una diversidad de procesos razón, se incluyen en esta revisión general los TS
biológicos de gran relevancia, como la conservación más comunes, su frecuencia y etiología, los estudios
de la energía, la regulación metabólica, la consoli- paraclínicos que se utilizan en su diagnóstico, para
dación de la memoria, la eliminación de sustancias finalmente describir cuáles son las consecuencias
de desecho, activación del sistema inmunológico, que dichos trastornos pueden generar sobre la salud
etc. Todos los seres humanos estamos familiarizados del individuo a corto y largo plazo1.
con el proceso de sueño, ya que lo experimentamos
cotidianamente; sin embargo, resulta difícil definirlo EL SUEÑO NORMAL Y SUS FASES
conceptualmente, por lo que es más fácil señalar Esta función biológica suele dividirse en 2 grandes
cuáles son sus características conductuales: fases que, de forma normal, ocurren siempre en la
misma sucesión: todo comienza con el llamado sue-
1. Existe una disminución de la conciencia y de la ño sin movimientos oculares rápidos (No MOR),
reactividad a los estímulos externos. que tiene varias fases, y después se pasa al sueño con
2. Se trata de un proceso fácilmente reversible (lo movimientos oculares rápidos (MOR).
cual lo diferencia de estados patológicos que cur- La Academia Americana de Medicina del Sueño
san con alteraciones del estado de alerta como señala las siguientes etapas o fases del sueño:
el estupor y el coma).
3. Generalmente se asocia a inmovilidad y relaja- Sueño No MOR
ción muscular. Fase N1. Esta fase se corresponde con la somnolen-
4. Suele presentarse con una periodicidad circa- cia o el inicio del sueño ligero, en ella es muy fácil
diana (diaria), por lo común en relación con los despertar al individuo, la actividad muscular dismi-
ciclos de luz y oscuridad. nuye paulatinamente y pueden observarse algunas
5. Durante el sueño los individuos adquieren una breves sacudidas musculares súbitas que a veces
postura estereotipada. coinciden con una sensación de caída (mioclonías
6. La ausencia de sueño (privación), induce dis- hípnicas); en el electroencefalograma (EEG) se ob-
tintas alteraciones conductuales, psicológicas serva actividad de frecuencias mezcladas de bajo
y fisiológicas; además de generar una “deuda” voltaje y algunas ondas agudas (ondas agudas del
acumulativa de sueño que eventualmente deberá vértex).
recuperarse (rebote de sueño). Fase N2. En el EEG se caracteriza porque apa-
recen patrones específicos de actividad cerebral lla-
De manera paralela al estudio de la fisiología del mados husos de sueño y complejos K; en lo físico,
sueño, a nivel clínico, cada día se conoce un poco la temperatura, la frecuencia cardiaca y respiratoria
más acerca de cuáles son las alteraciones o trastornos comienzan a disminuir paulatinamente.
del sueño (TS) que existen, cuál es su frecuencia, Fase N3 o sueño de ondas lentas. Esta es la fase
sus causas y, más importante aún, cuáles son las de sueño No MOR más profunda, y en el EEG se
consecuencias que pueden tener dichos TS sobre la observa actividad de frecuencia muy lenta (< 2 Hz).

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 77


Trastornos del sueño y sus consecuencias

Sueño MOR se presentan en los distintos TS para así tratar de


Fase R. Se caracteriza por la presencia de movimien- identificarlos y cuantificarlos en cuanto a su fre-
tos oculares rápidos; en lo físico, el tono de todos los cuencia y severidad.
músculos disminuye (con excepción de los músculos
respiratorios y los esfínteres vesical y anal); asimis- 1. Existen escalas enfocadas en estimar el riesgo o
mo la frecuencia cardiaca y respiratoria se vuelve probabilidad de padecer un TS específico: como
irregular e incluso puede incrementarse. Durante el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS)
el sueño MOR se producen la mayoría de las enso- (cuestionario de Berlín, el sleep disorders ques-
ñaciones (lo que conocemos coloquialmente como tionnaire, la escala STOP) o el insomnio (escala
sueños), y la mayoría de los pacientes que despiertan de insomnio de Atenas).
durante esta fase suelen recordar vívidamente el 2. Escalas que miden las consecuencias que produ-
contenido de sus ensoñaciones1. cen los TS, como la somnolencia diurna excesiva
Un adulto joven pasa aproximadamente entre 70 (escala de Epworth).
y 100 min en el sueño no MOR para después pasar 3. Cuestionarios que tratan de medir la calidad
al sueño MOR, el cual puede durar de 5 a 30 min, y global del sueño en los días previos a la evalua-
este ciclo se repite cada hora y media durante toda la ción (índice de calidad de sueño de Pittsburgh)4.
noche de sueño. Por lo tanto, a lo largo de la noche
pueden presentarse normalmente entre 4 y 6 ciclos Sin embargo, debido a la inconsistencia de los
de sueño MOR. Sin embargo, es importante men- resultados obtenidos a través de estos cuestiona-
cionar que la duración de dichas fases tiene cambios rios, aún no se consideran como una herramienta
significativos en relación con la edad. Por ejemplo, que permita el diagnóstico de certeza de los TS5.
conforme la edad avanza, la duración porcentual Se trata en realidad de herramientas que apoyan o
de las etapas N1 y N2 aumentan mientras que la enriquecen el diagnóstico de los TS y permiten la
duración de la fase R disminuye paulatinamente2. estimación de los componentes subjetivos de dichos
trastornos (calidad de sueño, satisfacción, repercu-
MÉTODOS DIAGNÓSTICOS PARA EL siones en la vida cotidiana, etc.). Además, permiten
ESTUDIO DE LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO evaluar el sueño en un marco temporal más amplio,
El estudio clínico de los trastornos requiere el rea- y no solo durante una noche de sueño “típico” como
lizar distintos estudios diagnósticos, algunos de los estudios de PSG convencional4.
ellos necesitan equipos e instalaciones especiales
para llevarlos a cabo (polisomnografía [PSG]), lo Polisomnografía
cual lamentablemente puede complicar su acce- Es el estudio paraclínico que se considera el “están-
sibilidad para la población general, pero algunos dar de oro” para el diagnóstico de los diferentes TS.
otros, como las escalas y cuestionarios, nos permiten Se realiza en un laboratorio especializado donde se
evaluar o cuantificar, aunque de forma subjetiva, la monitorizan simultáneamente múltiples variables
probabilidad de la existencia de un TS basándose biológicas del individuo durante una noche “típica”
en sus síntomas asociados o en sus repercusiones de sueño, como la estadificación de las etapas del
funcionales. A continuación se realizará una revi- sueño mediante monitoreo continuo del EEG, elec-
sión general sobre los métodos diagnósticos para el trooculograma (EOG), electromiograma submento-
estudio de los TS3. niano (EMG), flujo de aire nasal u oral, el esfuerzo
respiratorio, oximetría, electrocardiograma (ECG),
Cuestionarios y escalas electromiograma (EMG) del musculo tibial ante-
Existe una gran diversidad de escalas y cuestionarios rior y monitorización de la posición del paciente.
para la evaluación de los TS. Como se comentó Dependiendo del diagnóstico clínico del paciente,
previamente, estos cuestionarios se basan en pre- pueden añadirse otros parámetros: monitorización
guntar y cuantificar los síntomas que típicamente transcutánea de CO2, actividad muscular de las

88 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM


P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

extremidades, video-EEG ampliado; intumescencia Tabla 1. Principales datos y variables que se


del pene, presión esofágica o monitoreo continuo obtienen durante la PSG
de la presión arterial4,6. Los principales datos que se • Tiempo total del sueño, tiempo de despertar, tiempo
total de registro
obtienen en un estudio de PSG típica se resumen
• Eficiencia del sueño (tiempo de sueño total/tiempo
en la tabla 1. total de registro)
• Latencia para el inicio del sueño (tiempo que tarda
Actigrafía el individuo en quedarse dormido), latencia para el
Se trata de un estudio que emplea un dispositivo sueño REM y otras etapas del sueño
portátil, generalmente colocado en la muñeca de al- • Duración (en minutos) y proporción del tiempo total
de sueño y de las etapas del sueño
guna de las manos (como un reloj) y que cuantifica
• Frecuencia de apneas e hipopneas por hora de sueño
(mediante un acelerómetro), el tiempo de actividad (índice de apnea-hipopnea)a
o los movimientos y los periodos de reposo-sueño • Valores de saturación y eventos de desaturación de
que presenta un individuo a lo largo de 24 horas. Es la oxihemoglobina (caídas de > 3% en la saturación de
un estudio sencillo que permite cuantificar la laten- oxigeno durante 10 segundos)
cia de sueño, la duración del sueño, la duración de • Número total e índice de los movimientos periódicos
de las extremidades inferiores por hora de sueño
alerta y el número de despertares durante la noche. • Número total e índice de microdespertares por hora
Aunque no sustituye a un estudio de PSG puede de sueño y su relación con los eventos respiratorios o
resultar de utilidad en personas que no toleran las movimientos de las extremidades inferiores
condiciones de un laboratorio de sueño (niños y • Frecuencia y ritmo cardiaco
ancianos) o en trastornos del ciclo circadiano4. • La grabación simultánea de video durante la PSG
permite identificar y relacionar conductas anormales
durante las distintas etapas del sueño y relacionarlas
Estudio de latencias múltiples de sueño con parasomnias
Se trata del estudio de primera elección en los tras- • La distribución, duración y proporción de las distintas
tornos de hipersomnia diurna o sospecha de narco- etapas puede ser representada mediante un grafico
denominado hipnograma
lepsia. Es un estudio que se realiza durante el día,
generalmente entre 1.5 a 3 horas después de haber PSG: polisomnografía; REM: rapid eye movement.
terminado el sueño nocturno (por lo común la no-
a
Lo normal es que existan < 5 apneas/hipopneas por hora de
sueño. Hipopnea significa una reducción del flujo respiratorio
che previa se ha realizado una PSG convencional); de al menos 30% respecto del flujo normal.
el estudio, técnica y método, son muy similares alos
de la PSG, pero este se realiza durante 4 o 5 epi-
sodios breves y diurnos de sueño (siestas). Durante en su tercera actualización considera 4 categorías
este estudio se evalúa principalmente la latencia del principales de TS: 1) las disomnias, 2) las parasom-
sueño y sobre todo la latencia del sueño MOR; es nias, 3) los TS asociados con otras enfermedades
decir, qué tan rápido el individuo se queda dormido médicas psiquiátricas o neurológicas, y 4) otros TS
durante el día y con cuánta rapidez entra en la fase no clasificables7.
del sueño MOR. La presencia de 2 o más inicios de
sueño en fase MOR o una latencia de sueño pro- DISOMNIAS
medio de menos de 5 min se considera anormal y Las disomnias incluyen a los trastornos para ini-
muy sugestiva de narcolepsia (véase parasomnias)4. ciar o mantener el sueño normal, y los trastornos
En la siguiente parte se describirán algunos de por somnolencia diurna excesiva. A su vez estos
los TS más comunes o más representativos, sus ca- trastornos suelen dividirse en TS 1) intrínsecos (es
racterísticas y factores relacionados, para finalmente decir, que son originados o desarrollados dentro
describir algunas de las consecuencias que estos TS del organismo del individuo); 2) extrínsecos, en
tienen sobre la salud del individuo a corto o largo donde la causa de la alteración de sueño es externa
plazo. Aquí es importante resaltar que la Clasifi- al organismo (ambiental); y 3) los trastornos del
cación Internacional de los Trastornos del Sueño ritmo circadiano7.

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 99


Trastornos del sueño y sus consecuencias

Tabla 2. Factores asociados al insomnio


Factores psicológicos Estrés, ansiedad y depresión
Estrés postraumático Pesadillas, terror a quedarse dormido o volver a dormir
Asma, artritis, hipertensión, diabetes, insuficiencia cardiaca, enfermedad de
Enfermedades Párkinson, cáncer
Medicamentos Benzodiazepinas, barbitúricos, antidepresivos
Factores ambientales Luz en la habitación, sonidos de alta intensidad, calor o frío excesivos
Sustancias Alcohol, cafeína, nicotina y otras drogas
Otros trastornos del sueño Síndrome de piernas inquietas y síndrome de apnea obstructiva del sueño, etc.

Insomnio Este trastorno puede generar además problemas


El insomnio es uno de los TS que más comúnmente conductuales como irritabilidad, ansiedad, hipe-
se presenta en la población mexicana; la frecuencia ractividad, impulsividad o agresión; además suele
del insomnio crónico se estima entre el 10 y el 30%, tener un impacto importante sobre el estado de
pero se calcula que hasta el 80% de la población ha ánimo y es un factor de riesgo para el desarrollo de
sufrido de insomnio transitorio al menos una vez depresión a largo plazo11.
en su vida. El insomnio se define como la dificultad Existen diversos tratamientos para mejorar los
para conciliar o mantener el sueño, acompañada síntomas ocasionados por este trastorno; sin embar-
de una sensación de sueño no reparador, a pesar de go, el tratamiento debe asignarse de manera indi-
que las condiciones para el sueño son adecuadas (es vidualizada de acuerdo con la duración y severidad
decir, que las condiciones ambientales son óptimas), del trastorno, así como de las causas y circunstancias
y que suele acompañarse de fatiga y somnolencia relacionadas en cada paciente. En general suele di-
durante el día8. vidirse en farmacológico y no farmacológico.
Diversos estudios han demostrado que este tras- El tratamiento no farmacológico de primera lí-
torno se presenta más comúnmente en mujeres, y nea en todo paciente con insomnio es el aplicar
con una mayor prevalencia entre la cuarta y sexta las medidas de higiene del sueño (tabla 3)1. Otros
décadas de la vida; es más común en pacientes ma- tipos de terapias incluyen: la terapia psicológica
yores de 65 años9. cognitivo-conductual, la terapia ocupacional, las
Son muchos los factores relacionados con este técnicas de relajación, el ejercicio aeróbico regular,
trastorno, entre las causas más comunes se encuen- etc. Todas estas medidas están encaminadas a me-
tra el estrés, factor mayormente relacionado con el jorar el estilo de vida que lleva el paciente insomne y
insomnio episódico; los estresores pueden ser físi- las situaciones emocionales por las cuales se presenta
cos, psicológicos, psicosociales o interpersonales. el problema8.
El insomnio crónico (con una duración mayor a El tratamiento farmacológico incluye el uso de
3 meses y una frecuencia > 3 veces por semana), distintos fármacos con propiedades hipnóticas, unos
suele estar asociado a enfermedades crónicas y al de los más utilizados son las benzodiacepinas (BZD)
tratamiento de estas. Cabe destacar que en algunas (ejemplos: clonazepam, triazolam, midazolam, lo-
ocasiones el insomnio puede estar influido por otro razepam, etc); sin embargo, es importante resaltar
tipo de trastornos (tabla 2). que el uso de BZD solo está indicado en el insomnio
La consecuencia más común del insomnio es la episódico, ya que no se recomienda su uso por perio-
fatiga diurna, lo que ocasiona un deterioro signifi- dos de más de 2 a 4 semanas, ya que se relacionan
cativo en el funcionamiento diurno, disminución con diversos efectos adversos e indeseables: alteran
del rendimiento laboral o escolar, aumento en el la calidad del sueño (disminuyen la duración de la
número de errores o accidentes laborales, aunado a fase N1 y R del sueño), pueden producir somnolen-
una disminución de la concentración y atención10. cia diurna residual, insomnio de rebote, depresión

10
10 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

respiratoria, alteraciones de memoria, aumentan el rimentar ahogos, disnea (dificultad para respirar),
riesgo de caídas, además de síntomas de abstinencia diaforesis (sudoración) nocturna y somniloquios
(pueden inducir tolerancia e incluso adicción, de (hablar durante el sueño). Como se comentará en
acuerdo con la dosis y del tiempo de uso). Otro la última parte de este artículo, el SAOS se encuen-
tipo de hipnóticos no benzodiacepínicos (fármacos tra fuertemente asociado con un incremento en el
“Z”) como zolpidem, zeleplon y zopliclone, parecen riesgo de enfermedades cerebro y cardiovasculares
mostrar un mejor perfil de efectos adversos respecto entre otras14.
a las BZD, pero aun así tampoco se recomienda su La disminución del peso corporal, los cambios
uso crónico. Por otro lado, también es común el uso de posición al dormir y evitar el uso de sustancias
de ciertos antidepresivos (trazodona, mirtazapina) como tabaco y alcohol, son medidas generales en el
y antihistamínicos como doxilamina y difenhidra- tratamiento del SAOS. Cabe destacar que el trata-
mina. Sin embargo, lo más importante –como ya miento para este TS siempre debe ir acompañado
se comentó– es que la persona con insomnio acuda del manejo del o las enfermedades asociadas a este.
a una valoración médica apropiada para que se le El tratamiento específico del SAOS se divide en
otorgue un tratamiento individualizado6,12. dispositivos mecánicos y tratamientos quirúrgicos.
Dentro de los dispositivos mecánicos están los dis-
Síndrome de apnea obstructiva del sueño positivos de avance mandibular y los dispositivos
El SAOS se caracteriza por episodios recurrentes (mascarillas) de presión positiva (que generan pre-
de oclusión total o parcial de las vías respiratorias sión a las vías aéreas superiores durante el sueño para
superiores durante el sueño por 10 segundos o más; así vencer la obstrucción) ya sean de presión fija o
estos episodios producen una detención de flujo aé- dispositivos autoajustables. Por otro lado, existen
reo ocasionando despertares breves (fragmentación diferentes tratamientos quirúrgicos, que están indi-
del sueño), lo cual suele acompañarse de ronquidos cados en casos de alteraciones anatómicas asociadas
fuertes y como consecuencia sueño excesivo durante o al fracaso de terapias mecánicas; entre éstas están
el día. Se considera que una persona presenta SAOS la cirugía del paladar y lengua, tonsilectomía o la
cuando los episodios de apnea o hipopnea ocurren uvulopalatofaringoplastía (UPFP), cirugía de avan-
> 5 veces por hora de sueño7. ce del hueso hioides o incuso cirugías mandibulares,
Este trastorno tiene una prevalencia mayor en la cuales tienen como objetivo corregir o mejorar
hombres que en mujeres (proporción 8:1) y se pre- el defecto anatómico que genera la obstrucción.
senta con mayor frecuencia entre los 40 y 50 años de Adicionalmente se ha sugerido el uso de algunos
edad. Los factores de riesgo que se han asociado a su estimulantes como el modafinilo o el armodafi-
desarrollo son: edad avanzada, antecedente familiar nilo para el manejo sintomático de la somnolencia
de SAOS, menopausia, enfermedades como hipoti- diurna excesiva en este tipo de pacientes; que sus
roidismo, obesidad, consumo de alcohol y tabaco, efectos sobre el trastorno son aún controversiales15.
uso de sedantes e hipnóticos, diversas alteraciones
anatómicas de nariz, boca, faringe y mandíbula Narcolepsia
(úvula larga, paladar alto y arqueado, macroglosia, La narcolepsia (NL) es un trastorno poco común del
obstrucción nasal, micrognatia y retrognatia, etc.), sueño MOR que se caracteriza por la presencia de
así como un cuello muy grueso (circunferencia > 44 los siguientes 4 síntomas cardinales: 1) somnolencia
cm en hombres o > 38 cm en mujeres)13. diurna excesiva con ataques de sueño incontrola-
Las personas con SAOS suelen presentar somno- bles, 2) cataplexia (pérdida súbita del tono muscular
lencia excesiva por la mañana, que puede acompa- durante la vigilia), 3) alucinaciones hipnagógicas
ñarse con cefalea, fatiga, boca y garganta seca, debi- (véase parasomnias) y 4) parálisis del sueño (PS)
lidad y problemas de concentración. Los familiares (véase parasomnias). La presentación clínica es muy
del sujeto con SAOS suelen referir ronquidos fuertes variable y solo el 10% de los pacientes exhiben los
de predominio nocturno, y el paciente puede expe- 4 síntomas clásicos. La más reciente clasificación

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 11


11
Trastornos del sueño y sus consecuencias

de los TS divide a la narcolepsia en tipo 1 (con habitantes por año, se presenta con más frecuencia
niveles disminuidos de hipocretina-1 en el LCR entre los 15 y 30 años de edad, y existe una im-
y cataplexia) y tipo 2 (sin cataplexia y con niveles portante predisposición genética; se ha relacionado
normales de hipocretina-1)7. con la presencia del antígeno leucocitario humano
Las hipocretinas 1 y 2 (también llamadas ore- (HLA) DQB1*0602 (el 85% de los pacientes con
xinas A y B) son 2 neuropéptidos que se originan narcolepsia y cataplejía lo presentan)16.
en la región dorsolateral del hipotálamo y que están Una vez iniciada la enfermedad, la somnolencia
involucrados en la regulación de los ciclos sueño- diurna es persistente aunque puede fluctuar durante
vigilia, la ingesta de alimentos, y los estímulos que el día con un patrón individual. Los ataques de
generan placer. Entre las áreas del cerebro que reci- sueño generalmente comienzan con somnolencia
ben las proyecciones de las neuronas orexinérgicas intensa acompañada de visión doble o borrosa y
están: el locus coeruleus, el núcleo tuberomamilar, suelen durar menos de 20 min. La somnolencia
los núcleos del rafe y las áreas tegmentales ventrales. se alivia con el ataque del sueño, pero este alivio
Estas áreas están involucradas en la producción de persiste sólo por algunas horas. La frecuencia de
norepinefrina, histamina, serotonina y dopamina, ataques puede ser desde más de 10 al día hasta uno o
por lo cual la disminución de las hipocretinas al- menos al mes. La cataplexia puede acompañar o no
tera distintos sistemas de neurotransmisión. Los a los ataques de sueño e implica la pérdida del tono
estudios más recientes demuestran que en la NL muscular de manera bilateral y súbita de los mús-
existe una pérdida de las neuronas orexinérgicas, y culos voluntarios con debilidad parcial o completa
parece ser que la causa de esta pérdida neuronal es que suele ser provocada por emoción o excitación.
de origen autoinmunitario16. La risa es el factor desencadenante más típico y, con
La incidencia de NL es de entre 0.74 y 1.37/100,000 menos frecuencia, el enojo o la sorpresa6,16.

12
12 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

Las alucinaciones hipnagógicas son experiencias mente restricciones voluntarias de la duración del
similares a ensoñaciones o ilusiones que suelen ser sueño motivadas por diferentes factores7.
visuales, auditivas o táctiles de muy diversa natu- Es difícil establecer cifras confiables en cuanto
raleza y que suelen presentarse al inicio del sueño, a la frecuencia del SSI pero algunos estudios reali-
la duración puede ser de menos de 10 minutos. Por zados en los Estados Unidos demuestran que en los
otro lado, la PS es una incapacidad súbita para mo- estudiantes de nivel preparatoria > 75% reportan
vilizar los músculos voluntarios que puede ocurrir dormir menos de 6-8 horas al día; de la misma
al inicio o al final del sueño; se conserva la apertura forma, un alto porcentaje de adolescentes reporta
ocular y los movimientos respiratorios (las carac- las consecuencias de ese TS, ya que los individuos
terísticas de este trastorno se explicarán con más refieren con mucha frecuencia somnolencia intensa
detalle en el apartado de parasomnias). durante el día, sensación de sueño no reparador,
Un componente adicional del trastorno es la además de la necesidad de requerir de apoyo de
alteración del sueño nocturno, en el cual suele haber terceras personas para lograr despertarse por la ma-
múltiples despertares; además de algunas conductas ñana. Otra conducta muy común en este grupo de
automáticas. En los estudios de PSG típicamente se edad, es el tener duraciones de sueño muy distin-
observa una latencia muy breve de inicio de sueño (< tas durante los fines de semana o en vacaciones,
10 min) con una latencia del sueño MOR de menos con periodos de sueño que en promedio son entre
de 20 min; el estudio de latencias múltiples de sueño 2-3 horas más largos que entre semana: esto con la
también demuestra latencias del sueño de menos de finalidad de “pagar” o equilibrar la “deuda de sue-
5 min durante las siestas diurnas16. ño” adquirida durante la semana de trabajo escolar.
El tratamiento de la NL se basa en el uso de Otra conducta recurrente en este grupo de edad,
fármacos estimulantes, los más comúnmente uti- y que también tiene que ver con la somnolencia
lizados son fármacos que incrementan los niveles diurna asociada con este TS, es el incremento en el
de monoaminas cerebrales: pemolina, modafinilo, consumo de bebidas estimulantes: cafeína, tabaco
metilfenidato, dextroanfetamina y metaanfetami- y bebidas energéticas17.
na. También pueden utilizarse fármacos supresores Los factores asociados con el SSI, sobre todo en
del sueño MOR, por ejemplo, antidepresivos tricí- jóvenes estudiantes y adolescentes, son muy diver-
clicos (imipramina, clormipramina, protriptilina) y sos, entre los más importantes se encuentran:
algunos antidepresivos inhibidores selectivos de la 1. Cambios propios de la adolescencia. Se ha ob-
recaptura de serotonina y noradrenalina (fluoxetina, servado que existe una tendencia natural de los ado-
citalopram, venlafaxina) para tratar de mejorar los lescentes a preferir hacer cada vez más actividades
episodios de PS y las alucinaciones hipnagógicas6,16. durante la noche que durante el día, y a dormir
cada vez más tarde, lo que suele denominarse como
Síndrome de sueño insuficiente cambio de preferencia de fase circadiana.
El síndrome de sueño insuficiente (SSI) es un tras- 2. Dispositivos electrónicos. Existe una amplia
torno en el cual el individuo de manera persistente evidencia de que el uso de los diferentes dispositivos
no obtiene la cantidad y calidad suficiente de sueño electrónicos (televisión, videojuegos, computadora,
nocturno para mantener un adecuado estado de reproductores de música, tabletas o teléfonos ce-
alerta durante el día. Es decir, que no duerme lo lulares), que además está ampliamente difundido
suficiente. Se trata de un TS que es común durante entre la población de este grupo de edad, interfiere
la juventud en especial en adolescentes y adultos jó- tanto con la calidad como con la duración del sueño
venes, y aunque existen muchos factores asociados, nocturno. Los estudios han demostrado que los
este síndrome es el prototipo de TS originado por efectos negativos de estos dispositivos trasciende
factores extrínsecos; en otras palabras, no se trata más allá del tiempo que los individuos emplean en
de un trastorno primario del sueño, sino que es la su uso y que les resta tiempo de sueño, ya que se ha
consecuencia de causas ambientales o más común- demostrado que la exposición nocturna a la luz que

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 13


13
Trastornos del sueño y sus consecuencias

Tabla 3. Medidas generales de higiene del sueño a esto, la carga académica también se incrementa
• Procurar levantarse y acostarse siempre a la misma conforme se asciende en los niveles escolares, lo que
hora incluyendo los fines de semana o en vacaciones
contribuye a que el estudiante dedique cada vez
• Dormir el número de horas recomendadas según su
edad (6 a 8 horas) más tiempo al estudio y menos al sueño; en este
• Procurar dormir en ambientes favorables (cama contexto ningún estudiante universitario dudaría
confortable, luz totalmente apagada y en silencio) en sacrificar cualquier cantidad de horas de sueño
• Evitar el consumo de sustancias como alcohol, con el fin de terminar sus deberes o estudios18.
cafeína u otros estimulantes (bebidas energéticas, 4. Uso de cafeína y otros estimulantes. Existe una
chocolate, refrescos de cola), por lo menos 4 horas
antes de dormir claro aumento del consumo de cafeína y otras be-
• Evitar dormir durante el día (siestas), si se da el caso, bidas energéticas en los adolescentes y jóvenes. La
evitar exceder de los 30 minutos de duración razones para la ingesta de estos estimulantes en este
• Evitar permanecer en cama en actividades ajenas al grupo de edad son muy variables, pero pueden ser
sueño (por ejemplo, estudiar, hacer tareas o comer en desde combatir la somnolencia matutina, la fatiga o
la cama)
mejorar la concentración, hasta para sentirse mejor,
• No realizar ejercicio vigoroso minutos antes de
dormir evitar el sueño nocturno o combatir los síntomas
• No realizar trabajo o tareas importantes minutos depresivos. Existe evidencia de que el consumo de
antes de dormir cafeína interfiere con el sueño nocturno y aumen-
• Evitar realizar actividades sensorialmente muy ta la probabilidad de somnolencia diurna, ya que
estimulantes antes de acostarse (video juegos,
internet, televisión)
disminuye la duración del sueño profundo o sueño
• Evitar pensar sobre sus actividades del día u organizar
de ondas lentas y altera la organización temporal
y planear sus actividades futuras mientras trata de del sueño MOR y no MOR. Adicionalmente, con
dormir frecuencia el consumo de bebidas estimulantes se
• Evitar ir a dormir si se está estresado, enojado o acompaña de otras conductas negativas como el
preocupado
consumo de tabaco o el uso continuo de dispositivos
electrónicos durante la noche lo cual afecta aun más
emiten las pantallas de estos dispositivos interfiere la calidad del sueño.
con los ritmos circadianos y con la producción de 5. Otros factores. Otros factores comúnmente
melatonina durante la noche, lo cual contribuye a asociados al sueño insuficiente son el estrés o los
las alteraciones de la arquitectura del sueño normal trastornos emocionales como depresión o ansiedad
y favorece así la presencia de somnolencia durante que también son muy prevalentes en este grupo de
la mañana siguiente. edad. Adicionalmente los largos tiempos de traslado
3. Los horarios de entrada escolar y la carga aca- desde sus hogares hasta sus centros escolares con-
démica. Muchos estudios sugieren que se trata de tribuye a que el alumno tenga que sacrificar más
una contradicción que los adolescentes que, como tiempo de sueño para invertirlo en llegar a tiempo
ya se explicó, de por sí tienen una tendencia a tener a sus centros escolares17.
más actividad durante la noche, tengan por el con- La relevancia de este trastorno tiene que ver con
trario un horario de entrada escolar cada vez más 2 aspectos fundamentales, el primero es que existe
temprano, conforme avanzan en su nivel escolar. evidencia de que se asocia con bajo rendimiento
Algunos estudios han demostrado que modifican- académico, un incremento en el riesgo de depresión,
do o retrasando el horario de entrada en escuelas irritabilidad e ideación suicida, así como un aumen-
secundarias o preparatorias –en al menos una hora– to en el riesgo de obesidad en este grupo de edad,
se obtiene una mejoría en el tiempo total de sueño lo cual resulta especialmente preocupante debido
y se observa un beneficio, no solo en la reducción a que se trata de una población joven. El segundo
de la somnolencia durante el día, sino también en aspecto tiene que ver con que se trata de un tras-
el rendimiento escolar, motivación e incluso en el torno extrínseco del sueño, es decir, principalmente
número de accidentes escolares. Adicionalmente ocasionado por factores ambientales que son poten-

14
14 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

cialmente modificables o prevenibles. El tratamiento elementos específicos de sus episodios, al menos


farmacológico, en general, no está indicado ya que ocasionalmente. Contrario a lo que ocurre con los
la herramienta más importante para combatir este niños, en quienes el sonambulismo suele tener más
trastorno en realidad es la información y educación comportamientos automáticos y la amnesia suele
al respecto de sus causas y consecuencias, así como ser completa, posiblemente debido a sus mayores
la promoción de buenos hábitos y conductas de umbrales de excitación nerviosa 20.
sueño (tabla 3)17. Este trastorno es más común en niños que en
adultos. Puede aparecer desde la infancia y desa-
PARASOMNIAS parecer en la adolescencia, o persistir hasta la edad
Las parasomnias son un grupo de trastornos ca- adulta, o bien surgir por primera vez en esta edad.
racterizados por eventos físicos o experiencias in- Ninguna evidencia sugiere que el sonambulismo
deseables que pueden ocurrir al inicio, durante o al crónico durante la edad adulta tenga asociación con
despertar del sueño. Se clasifican dependiendo de la el desarrollo de desórdenes neuropatológicos (tales
fase del sueño durante la cual ocurren: 1) Trastornos como enfermedad de Parkinson u otros trastornos
del despertar durante el sueño no MOR, dentro de neurodegenerativos); sin embargo, sí se ha estable-
las que se encuentran: el sonambulismo, los des- cido relación entre la presencia de estrés o ansiedad
pertares confusionales y los terrores nocturnos; y y el incremento de episodios tanto en niños como
2) Parasomnias asociadas usualmente asociadas con en adultos. Aproximadamente el 25% de los adultos
el sueño MOR, dentro de las que se encuentran: la sonámbulos refiere presentar episodios recurrentes
PS, las pesadillas y el trastorno de conducta durante de ansiedad o trastornos del estado de ánimo6,20.
el sueño MOR19. Se ha confirmado la existencia de una fuerte
agregación familiar (enfermedades que se presentan
Sonambulismo en varios miembros de una familia) y un alto por-
El término sonambulismo hace referencia al TS centaje de ésta podría deberse a factores genéticos.
caracterizado por episodios donde se presentan una De tal manera que los hijos de los pacientes con
serie de comportamientos complejos (se describen sonambulismo tienen diez veces mayor probabili-
más adelante) que usualmente inician durante la dad de desarrollar este trastorno.
fase N3 del sueño no MOR y culminan con la deam- El impacto de este trastorno se hace evidente
bulación de la persona en un estado de consciencia principalmente en la edad adulta, ya que puede ex-
alterado20. poner al sujeto a situaciones riesgosas por salir co-
Los comportamientos que efectúan los indivi- rriendo hacia paredes y muebles al tratar de escapar
duos con este trastorno varían desde conductas or- de amenazas imaginarias, lo que deja destrucción de
dinarias y estereotipadas como: gesticular, señalar bienes y lesiones graves en el paciente, al compañero
una pared, caminar en la habitación; hasta otras de cama o a otros.
sorprendentemente complejas (e incluso potencial- Es importante mencionar que este impacto no se
mente peligrosas), que requieren planificación y limita al periodo de sueño del paciente, estudios su-
control motor (sobre todo en adultos) como: vestir- gieren que la somnolencia diurna excesiva puede ser
se, cocinar, tocar un instrumento musical, conducir una característica importante del sonambulismo. El
un auto, etc. Los episodios pueden durar desde al- tratamiento se suele centrar en medidas de higiene
gunos segundos hasta varios minutos (media hora). del sueño al evitar la privación de sueño o tratar
El individuo suele tener los ojos abiertos durante el otros TS concomitantes como el SAOS; ocasional-
episodio y la mayoría se caracterizan por alteracio- mente puede ser necesario –en caso de episodios
nes en la percepción y la respuesta hacia estímulos muy recurrentes (> 50% de las noches de sueño)– el
externos, confusión mental, ansiedad y amnesia del uso de benzodiacepinas, imipramina, paroxetina o
evento. Sin embargo, estudios sugieren que una pro- melatonina 20. Es interesante que también existen
porción de sonámbulos adultos recuerdan algunos diversos reportes acerca del sonambulismo como

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 15


15
Trastornos del sueño y sus consecuencias

Tabla 4. Principales características clínicas de los terrores del sueño y las pesadillas
Características Terrores nocturnos Pesadillas
Primer tercio (sueño
Periodo de aparición Último tercio (sueño REM)
profundo de ondas lentas)
Presentación de las conductas de terror o pánico Durante el evento Después del evento
Movimientos ü Común û Raro

Severidad Severo Leve

Vocalizaciones ü Común û Raro

Activación autonómica (simpática) ü Severa e intensa û Leve

Amnesia ü Presente û Ausente


Confusión/
Estado de despierto Normal
Desorientación
Violencia ü Común û Raro

Desplazamiento de la cama ü Común û Muy raro

un efecto indeseable del consumo de diferentes fár- los niños, los adultos típicamente presentan episo-
macos, entre ellos los mismos fármacos hipnóticos dios explosivos durante los cuales pueden salir de la
como el zolpidem; aunque también existen repor- cama de una manera violenta o agitada y tener un
tes de sonambulismo inducido por neurolépticos, recuerdo de sueño parcial después del evento. Los
antidepresivos e incluso asociados con el consumo episodios suelen durar varios minutos y al terminar
de alcohol21. el individuo regresa tranquilamente a dormir19.
Existe una fuerte predisposición genética, al igual
Terrores nocturnos y pesadillas que en el sonambulismo. Estudios sugieren que el
Se trata de un TS caracterizado por una excitación sonambulismo y los terrores nocturnos representan
repentina que se manifiesta como episodios noctur- 2 manifestaciones de la misma alteración funcional
nos de terror y pánico acompañados de movimien- (entidad fisiopatológica). Se observó que de los ni-
tos bruscos (por ejemplo, sentarse en la cama), mie- ños con terrores nocturnos en la primera infancia
do intenso, gritos penetrantes e intensa activación (1-3 años), un tercio podría desarrollar sonambu-
autonómica (que se traduce en un incremento de lismo en etapas posteriores de la niñez22.
la frecuencia cardiaca, incremento de la frecuencia Es importante no confundir los terrores noc-
respiratoria, sudoración, rubor facial y aumento del turnos con las pesadillas. Las pesadillas son sueños
diámetro de las pupilas)22. (más correctamente denominados “ensoñaciones”)
Los acontecimientos ocurren durante el primer muy angustiantes que suelen interrumpir el sueño
tercio del sueño nocturno (no MOR). Las personas de la persona llevándolos a un estado de total vi-
afectadas lucen muy asustadas, confusas, son incon- gilia en la que recuerdan vívidamente el contenido
solables y difíciles de despertar. En el caso de los del sueño. Los temas de estos sueños normalmente
niños típicamente pueden saltar de la cama como se refieren a amenazas a la integridad física o au-
si huyeran de una amenaza invisible y generalmen- toestima que pueden reflejar experiencias reales o
te no responden a los esfuerzos de los padres para eventos ficticios. Suceden durante el sueño MOR,
calmarse. Habitualmente no recuerdan los aconte- comúnmente en la segunda mitad de la noche o en
cimientos a la mañana siguiente. En contraste con el último tercio y se ha demostrado que el uso de

16
16 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

algunos antidepresivos, agonistas dopaminérgicos


o incluso anti-hipertensivos con acción en el SNC Existe evidencia de que los TS incrementan
pueden favorecer el desarrollo de las mismas. La el riesgo de otras enfermedades crónicas
tabla 4 muestra un cuadro comparativo que esta- que adicionalmente aumentan el riesgo
blece las principales diferencias entre los terrores cardiovascular y la mortalidad; entre ellas
nocturnos y las pesadillas19,22. están la obesidad, la diabetes y el síndrome
metabólico. En el riesgo de diabetes, se ha
Parálisis del sueño asociado tanto a dormir poco como con
Se define como parálisis del sueño (PS) a la incapa- dormir mucho, y los mecanismos que se
cidad de realizar movimientos voluntarios ya sea al proponen para su asociación tienen que
inicio, durante o al despertar del sueño. Durante el
ver con que los TS producen un estado de
episodio de PS se conserva la conciencia y el recuer-
resistencia a la insulina que se traduce en
do se mantiene intacto, sin embargo, no es posible
emitir lenguaje o movimiento alguno, la respiración aumento en los niveles de glucosa; además
no suele estar alterada aunque es posible percibir se asocia con un aumento en el apetito,
cierta incapacidad de respirar ya que los músculos trastornos en la conducta alimentaria y
accesorios (músculos intercostales) de la respiración promueve un aumento en el balance positivo
muestran una disminución de su actividad, pero de energía, es decir, acumulación de grasa
la respiración diafragmática se mantiene. Se tiene corporal.
registro de que los episodios duran de segundos a
minutos y su recuperación es espontánea y comple-
ta; algunos autores sugieren que la duración de la PS presentar PS se encuentra: la privación de sueño,
puede acortarse si se estimula verbal o táctilmente los horarios irregulares del ciclo-sueño vigilia (por
al individuo19,23. ejemplo, trabajos nocturnos o cambios de turno) y el
La prevalencia es muy variable ya que puede estrés constante; otro factor que parece influir es la
presentase desde una sola vez en la vida hasta va- posición durante el sueño, ya que la mayoría de los
rios episodios por año o por mes. Algunos estudios episodios se presentan durante el sueño en posición
proponen una frecuencia de 7.6% en la población supina (boca arriba). Como otras causas secundarias
general, de 28.3% en estudiantes y del 39.1% en que se asociación a la PS son otros tipos de TS como
pacientes con patologías psiquiátricas. Durante los la narcolepsia y distintas patologías psiquiátricas23.
primeros episodios es común la presencia de ansie- La explicación más aceptada (dado que es un
dad y estrés, ya que suele ser una experiencia nueva y trastorno que se presenta durante el sueño MOR)
atemorizante. Adicionalmente es posible encontrar es una disociación entre los mecanismos que man-
la presencia de alucinaciones auditivas, visuales o tienen el estado de alerta con los mecanismos que
táctiles, reportándose en el 30-70% de los casos de median la relajación muscular generalizada que se
PS24. Dichas experiencias combinadas, es decir, la observa durante el sueño MOR, es decir, que el
PS y las alucinaciones visuales estructuradas (que paciente se despierta pero la parálisis muscular que
pueden llegar a ser muy atemorizantes), pueden re- caracteriza a esta fase del sueño, permanece.
velar por qué culturalmente han sido continuamen- La medida más importante en el tratamiento de
te asociadas con explicaciones fantásticas o sobre- la PS es, una vez más, es la educación sobre hábitos
naturales (por ejemplo: “se me subió el muerto”), y adecuados del sueño. Hasta el momento no se han
resulta interesante como dichas elucidaciones están realizado ensayos clínicos sobre alguna terapia far-
fuertemente influidas por la época, las tradiciones macológica, sin embargo, los inhibidores selectivos
y la cultura de cada población, por lo que en cada de recaptura de serotonina pueden ser útiles ya que
país o región le dan una explicación sobrenatu- suprimen el sueño MOR y tienen una tolerancia
ral diferente25. Como factores predisponentes para excelente19,23.

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 17


17
Trastornos del sueño y sus consecuencias

Tabla 5. Principales enfermedades en las que se (por ejemplo, SAOS), el insomnio, la duración total
ha demostrado que los TS son un factor de riesgo del sueño, la somnolencia diurna o la calidad global
• Hipertensión del sueño. En otras palabras, esto sugiere que en
• Cardiopatía isquémica
Cardiovasculares • Insuficiencia cardiaca general casi cualquier alteración crónica del sueño
• Fibrilación auricular normal parece incrementar el riesgo de múltiples
• Síndrome metabólico enfermedades (tabla 5)26.
• Diabetes mellitus tipo 2 Una de las evidencias más respaldada en la ac-
Metabólicas • Obesidad
• Dislipidemia
tualidad es que los TS son un factor de riesgo muy
• Enfermedad vascular cerebral
importante e independiente para diversas enfer-
Neurológicas • Deterioro cognitivo o demencia medades cardiovasculares, entre ellas la hiperten-
• Depresión sión, el infarto agudo del miocardio, la insuficiencia
Psiquiátricas • Ansiedad cardiaca, fibrilación auricular, etc. Además de este
• Suicidio
incremento en el riesgo, también se asocia con un
Otras • Síndrome de fatiga crónica
incremento en la tasa mortalidad en pacientes con
enfermedad cardiovascular y TS27. La explicación
LOS TRASTORNOS DEL SUEÑO COMO más aceptada para esta asociación tiene que ver con
FACTOR DE RIESGO PARA DISTINTAS que los TS generan un estado de estrés crónico que
ENFERMEDADES se relaciona con un aumento en la producción de
Se escucha que no conseguir un sueño reparador, ya hormonas de estrés como el cortisol; además de una
sea por disminución en la calidad o cantidad de éste, mayor actividad del sistema simpático y un estado
puede impactar negativamente en nuestro estado de de inflamación crónica, todo lo cual favorece el
salud, y la mayoría de las personas están muy fami- daño al endotelio vascular, genera hipertensión y
liarizadas con los efectos negativos de corto plazo tendencia a la trombosis28. En este sentido resulta
que puede producir una o algunas malas noches de especialmente preocupante que algunos estudios
sueño: somnolencia diurna, irritabilidad, problemas han demostrado que esta inflamación asociada a
de concentración, dolor de cabeza, fatiga, etc. Sin insomnio y sueño insuficiente, ya se observa desde
embargo, pocos saben en realidad cuáles pueden edades muy tempranas, como la adolescencia 29.
ser las consecuencias de una mala calidad de sueño Por otra parte también existe abundante evi-
de manera repetida o crónica. En este apartado se dencia de que los TS producen un incremento en
mostrarán al lector, de manera muy resumida, cuál el riesgo de otras enfermedades crónicas (sobre todo
es la evidencia actual en relación a las repercusiones metabólicas) que adicionalmente aumentan el ries-
de una mala calidad del sueño sobre la calidad de go cardiovascular y la mortalidad, entre ellas están
vida, refiriéndose específicamente a los TS crónicos la obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico30.
como factor de riesgo para el desarrollo de otras Aquí es interesante resaltar que en el riesgo de dia-
enfermedades. betes, se ha asociado tanto a dormir poco como con
En la actualidad existe una gran cantidad de dormir mucho, y los mecanismos que se proponen
evidencia científica en relación a que los TS crónicos para su asociación tienen que ver con que los TS
son un factor de riesgo significativo para una gran producen un estado de resistencia a la insulina que
diversidad de enfermedades crónicas, que van desde se traduce en aumento en los niveles de glucosa;
las enfermedades cardiovasculares, hasta los trastor- además se asocia con un aumento en el apetito,
nos psiquiátricos, emocionales y cognitivos. Es muy trastornos en la conducta alimentaria y promueve
interesante resaltar que dicha evidencia demuestra un aumento en el balance positivo de energía, es
que la asociación como factor de riesgo no se limita decir, acumulación de grasa corporal31. Sobre la
a un tipo de TS en particular, sino que se ha aso- relación entre el SAOS y el desarrollo de dislipide-
ciado a una diversidad de TS o síntomas de los TS: mia (aumento en los niveles de lípidos sanguíneos,
como los trastornos respiratorios durante el sueño generalmente colesterol y triglicéridos) la evidencia

18
18 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
P. Carrillo-Mora, K.G. Barajas-Martínez, I. Sánchez-Vázquez, M.F. Rangel-Caballero

aún no es concluyente, aunque algunos estudios En la esfera neurológica, los TS también


sugieren que la hipoxia intermitente con la que se son un factor de riesgo independiente
asocia el SAOS puede producir un incremento en
para el desarrollo de enfermedad vascular
la síntesis de colesterol y triglicéridos32.
cerebral (infarto cerebral), y además son
En la esfera neurológica, los TS también son un
factor de riesgo independiente para el desarrollo de un factor de pronóstico negativo para la
enfermedad vascular cerebral (infarto cerebral), y recuperación funcional del mismo. Un
además son un factor de pronóstico negativo para estudio reciente sugiere que la duración
la recuperación funcional del mismo. Un estudio prolongada de sueño incrementa aún
reciente sugiere que la duración prolongada de sue- más el riesgo de EVC que el sueño
ño incrementa aún más el riesgo de EVC que el insuficiente. Por otro lado, los TS también
sueño insuficiente33. Por otro lado, los TS también se han asociado con el riesgo de deterioro
se han asociado con el riesgo de deterioro cognitivo cognitivo o demencia.
o demencia; por ejemplo, en un estudio se demostró
que los trastornos respiratorios durante el sueño en
la edad geriátrica duplican el riesgo de deterioro tiene que ver en que se está poniendo más atención
cognitivo o demencia34. en dichos trastornos por su importancia médica;
Finalmente los TS, en especial el insomnio, también resulta evidente que contribuye de manera
se ha relacionado con el desarrollo de depresión muy importante el estilo de vida actual, en donde
y ansiedad; sin embargo, establecer con claridad se sacrifican sin dudarlo las horas de sueño en aras
la causalidad entre insomnio y depresión resulta de tener mas tiempo para realizar mas actividades
complejo ya que existe una asociación bidireccional durante la noche. Esto resulta especialmente preo-
entre ellos. Clásicamente el insomnio suele consi- cupante en la población joven, en donde además de
derarse como secundario a la depresión, sin em- las exigencias académicas, la utilización continua de
bargo, existe evidencia que sugiere lo contrario: el los diferentes dispositivos electrónicos contribuye de
insomnio resulta un factor de riesgo (en cualquier manera importante a disminuir no solo la duración
grupo de edad), para el desarrollo de la depresión; sino también la calidad de sueño. La preocupación
adicionalmente, el insomnio agrava los síntomas de mas importante viene de la asociación demostrada
depresivos y modifica la respuesta al tratamiento que existe entre los TS y diferentes enfermedades
y la tasa de recaídas de la misma forma, además crónicas, las cuales pueden afectar de manera muy
de que se ha demostrado que el tratamiento del importante la calidad y la expectativa de vida de es-
insomnio por medios no farmacológicos también tos jóvenes en el futuro. En este sentido es relevante
mejora la respuesta al tratamiento antidepresivo35. destacar que, en este grupo de edad, la mayor parte
Adicionalmente algunos estudios sugieren que los de los problemas de sueño son en realidad de origen
TS en especial las parasomnias como las pesadillas extrínseco, es decir, generados ambientalmente por
recurrentes, aumentan el riesgo de pensamientos malos hábitos o conductas durante el sueño, lo cual
y conductas suicidas, aunque puede existir cierto pone de relieve la importancia que tiene la informa-
sesgo en esta conclusión ya que la prevalencia de ción y educación sobre este tema y sus consecuencias
TS es de por sí mucho más elevada en los pacientes en este grupo de edad, como una medida preventiva
con patologías psiquiátricas11,36. a largo plazo que les permita disfrutar de una mejor
calidad de vida.
CONCLUSIONES
La frecuencia de los diferentes TS está en aumento REFERENCIAS
en la población en general. En este incremento en 1. Carrillo Mora P, Ramírez Peris J, Magaña Vázquez K.
Neurobiología del sueño y su importancia: Antología para
la incidencia y prevalencia de TS están involucrados el estudiante universitario. Rev Fac Med. 2013;56:5-15.
múltiples factores, y aunque resulta claro que esto 2. Ohayon MM, Carskadon MA, Guilleminault C, Vitiello

Vol. 61, n.o 1, Enero-Febrero 2018 19


19
Trastornos del sueño y sus consecuencias

MV. Meta-analysis of quantitative sleep parameters from time by one hour: some effects on attention levels in ado-
childhood to old age in healthy individuals: developing lescents. J Clin Sleep Med. 2011;7:137-43.
normative sleep values across the human lifespan. Sleep. 19. Fleetham JA, Fleming JA. Parasomnias. CMAJ. 2014;186:
2004;27:1255-73. E273-80.
3. Guimarães Pereira Togeiro SM, Smith AK. Diagnostics 20. Zadra A, Desautels A, Petit D, Montplaisir J. Somnambu-
methods for sleep disorders. Rev Bras Psiquiatr. 2005; lism: clinical aspects and pathophysiological hypotheses.
27(Suppl 1):8-15. Lancet Neurol. 2013;12: 285-94.
4. Abrishami A, Khajehdehi A, Chung F. A systematic review 21. Pressman MR. Sleep driving: sleepwalking variant or mis-
of screening questionnaires for obstructive sleep apnea. use of z-drugs? Sleep Med Rev. 2011;15:285-92.
Can J Anaesth. 2010;57:423-38. 22. Haupt M, Sheldon SH, Loghmanee D. Just a scary dream? A
5. Kapur VK, Auckley DH, Chowdhuri S, Kuhlmann DC, brief review of sleep terrors, nightmares, and rapid eye move-
Mehra R, Ramar K, et al. Clinical practice guideline for ment sleep behavior disorder. Pediatr Ann. 2013;42:211-6.
diagnostic testing for adult obstructive sleep apnea: an 23. Sharpless BA. A clinician’s guide to recurrent isolated sleep
american academy of sleep medicine clinical practice paralysis. Neuropsychitr Dis Treat. 2016;12:1761-67.
guideline. J Clin Sleep Med. 2017;13:479-504. 24. Lišková M, Janečková D, Klůzová Kráčmarová L, Mladá
6. Abad VC, Guilleminault C. Diagnosis and treatment of K2, Bušková J. The occurrence and predictive factors of
sleep disorders: a brief review for clinicians. Dialogues Clin sleep paralysis in university students. Neuropsychiatr Dis
Neurosci. 2003;5:371-88. Treat. 2016;12:2957-62.
7. Sateia MJ. International classification of sleep disor- 25. McNally RJ, Clancy SA. Sleep paralysis, sexual abuse, and
ders-third edition: highlights and modifications. Chest. space alien abduction. Transcult Psychiatry. 2005;42:113-22.
2014; 146:1387-94. 26. Petrov ME, Lichstein KL, Baldwin CM. Prevalence of sleep
8. Qaseem A, Kansagara D, Forciea MA, Cooke M, Denberg disorders by sex and ethnicity among older adolescents and
TD; Clinical Guidelines Committee of the American Col- emerging adults: relations to daytime functioning, working
lege of Physicians. Management of chronic insomnia disor- memory and mental health. J Adolesc. 2014;37:587-97.
der in adults: a clinical practice guideline from the american 27. Khan MS, Aouad R. The effects of insomnia and sleep loss
college of physicians. Ann Intern Med. 2016;165:125-33. on cardiovascular disease. Sleep Med Clin. 2017;12:167-77.
9. Márquez Romero JM, Chiquete E. Frecuencia de insom- 28. Javaheri S, Redline S. Insomnia and risk of cardiovascular
nio y sus consecuencias diurnas en pacientes mexicanos: disease. Chest. 2017.pii: S0012-3692(17)30134-4.
Subanálisis del estudio EQUINOX. Rev Mex Neuroci. 29. Fernandez-Mendoza J, Baker JH, Vgontzas A, Gaines J,
2013;14:314-20. Liao D, Bixler EO. Insomnia symptoms with objective short
10. Valencia RH, Herrera AL, Narváez FS. Repercusiones sleep duration are associated with systemic inflammation in
médicas, sociales y económicas del insomnio. El Residente. adolescents. Brain Behav Immun. 2017;61:110-16.
2010;5:130-8. 30. Xi B, He D, Zhang M, Xue J, Zhou D. Short sleep duration
11. Baglioni C, Battagliese G, Feige B, Spiegelhalder K, Nis- predicts risk of metabolic syndrome: a systematic review
sen C, Voderholzer U, et al. Insomnia as a predictor of and meta-analysis. Sleep Med Rev. 2014;18:293-7.
depression: a meta-analytic evaluation of longitudinal 31. Nedeltcheva AV, Scheer FA. Metabolic effects of sleep
epidemiological studies. J Affect Disord. 2011;135:10-9. disruption, links to obesity and diabetes. Curr Opin En-
12. Medalie L, Cifu AS. Management of chronic insomnia docrinol Diabetes Obes. 2014;21:293-8.
disorder in adults. JAMA. 2017;317:762-3. 32. Drager LF, Jun J, Polotsky VY. Obstructive sleep apnea
13. McNicholas WT. Diagnosis of obstructive sleep apnea in and dyslipidemia: implications for atherosclerosis. Curr
adults. Proc Am Thoracic Soc. 2008;5:154-60. Opin Endocrinol Diabetes Obes. 2010;17:161-5.
14. Alva y Pérez JL. Consecuencias metabólicas y cardiovas- 33. He Q, Sun H, Wu X, Zhang P, Dai H, Ai C, et al. Sleep
culares del síndrome de apnea obstructiva del sueño. Med duration and risk of stroke: a dose-response meta-analysis
Int Mex. 2009;25:116-28. of prospective cohort studies. Sleep Med. 2017;32:66-74.
15. Páez Moya S, Londoño Palacio N. Síndrome de apnea hipoap- 34. Yaffe K, Laffan AM, Harrison SL, Redline S, Spira AP,
nea obstructiva del sueño desde el punto de vista neumológi- Ensrud KE, et al. Sleep-disordered breathing, hypoxia,
co. Acta Otorrino Cir Cabeza y Cuello. 2011;39(3):27-35. and risk of mild cognitive impairment and dementia in
16. Akintomide GS, Rickards H. Narcolepsy: a review. Neu- older women. JAMA. 2011;306:613-9.
ropsychiatr Dis Treat. 2011;7:507-18. 35. Franzen PL, Buysse DJ. Sleep disturbances and depression:
17. Owens J, Au R, Carskadon M, Millman R, Wolfson A, risk relationships for subsequent depression and therapeutic
Braverman PK, et al. Insufficient sleep in adolescents and implications. Dialogues Clin Neurosci. 2008;10:473-81.
young adults: an update on causes and consequences. Pe- 36. Pigeon WR, Pinquart M, Conner K. Meta-analysis of sleep
diatrics. 2014;134(3):e921-32. disturbance and suicidal thoughts and behaviors. J Clin
18. Lufi D, Tzischinsky O, Hadar S. Delaying school starting Psychiatry. 2012;73(9):e1160-7.

20
20 Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM
Copyright of Revista de la Facultad de Medicina de la UNAM is the property of UNAM,
Facultad de Medicina and its content may not be copied or emailed to multiple sites or posted
to a listserv without the copyright holder's express written permission. However, users may
print, download, or email articles for individual use.