Anda di halaman 1dari 7

SISTEMA RESPIRATORIO EN LOS

REPTILES

La respiración de estos animales es


por medio de pulmones bien
desarrollados, hecho que le permite la
vida terrestre. El aire entra y sale del
organismo a raíz de movimientos de
los músculos del tórax. Las serpientes
respiran a través de un solo pulmón
alargado que tiene considerable
desarrollo.

SISTEMA RESPIRATORIO EN LOS ANFIBIOS

Los pulmones de estos animales suelen ser pequeños. El aire que por inspiración
toman por los orificios nasales llena todo la cavidad bucal. Luego cierran los
orificios nasales y suben el piso de la boca, obligando así a que el aire pase a los
pulmones. Al ser insuficiente este tipo de respiración, los anfibios también recurren
a la respiración cutánea, por lo que deben mantener en forma permanente la piel
muy húmeda.
SISTEMA RESPIRATORIO EN LOS PECES

El intercambio gaseoso se realiza a través de prolongaciones de la piel llamadas


branquias. Estas estructuras son simétricas y se ubican detrás de la cabeza. Las
branquias están rodeadas de vasos sanguíneos que favorecen la entrada de
oxígeno y la salida de dióxido de carbono. En los peces con esqueleto óseo, las
branquias están cubiertas y protegidas por una serie de huesos llamados
opérculo. Cuando el pez abre la boca penetra el agua, pasa la faringe y el
opérculo se cierra. Al cerrar la boca, el opérculo se abre para que el agua pase por
las branquias entregando el oxígeno del agua. Los peces con esqueleto
cartilaginoso (tiburón y rayas) carecen de opérculo, con lo cual las branquias se
comunican de manera directa con el exterior.
SISTEMA RESPIRATORIO EN LOS INSECTOS

En la superficie del cuerpo se disponen un orificios pequeños, los estigmas, por


donde el oxígeno insegura a los troncos traqueales dispuestos en posición dorsal.
A medida que progresan dentro del organismo, los túbulos traqueales van
reduciendo su diámetro hasta llegar a las células, lugar donde se efectúa por
difusión el intercambio gaseoso.
SISTEMA RESPIRATORIO EN LAS AVES

Los pulmones de las aves tienen forma de conductos donde el aire circula en una
sola dirección. Además, poseen grandes bolsas llamados sacos aéreos, que tiene
conexión con
los pulmones,
ya que se
ubican por
delante y por
detrás. A
diferencia de
los
mamíferos
que poseen
alveolos para
el
intercambio
gaseosa, las
aves tiene
parabronquio
s donde se efectúa el intercambio gaseoso y finalmente a los sacos aéreos
anteriores, para ser eliminados con la espiración. El sistema posee válvulas para
evitar la dirección retrograda del aire. En determinadas especies, los sacos aéreos
se introducen en los huesos.
SISTEMA RESPIRATORIO HUMANO

Fosas nasales: consiste en dos amplias cavidades cuya función es permitir la


entrada del aire, el cual se humedece, filtra y calienta a una determinada
temperatura a través de unas estructuras llamadas cornetes.

Faringe: es un conducto muscular, membranoso que ayuda a que el aire se vierta


hacia las vías aéreas inferiores.

Epiglotis: es una tapa que impide que los alimentos entre a la laringe y en la
tráquea al tragar. También marca el límite entre la orofaringe y laringofaringe.

Laringe: es un conducto cuya función principal es la filtración del aire inspirado.


Además, permite el paso de aire hacia la tráquea y los pulmones y se cierra para
no permitir el paso de comida durante la deglución si la propia no la ha deseado y
tiene la función de órgano fonador, es decir, produce el sonido.

Tráquea: brinda una vía abierta al aire inhalado y exhalado hasta los pulmones.

Bronquio: conduce el aire que va desde la raque hasta los pulmones.

Bronquiolo: conduce el aire que va desde los bronquios pasando por los
bronquiolos y terminando en los alveolos.

Pulmones: la función de los pulmones es realizar el intercambio gaseoso con la


sangre, por ello los alveolos están en estrecho contacto con capilares.

Alveolos: hematosis (permite el intercambio gaseoso, es decir, en su interior la


sangre elimina el dióxido de carbono y recoge oxigeno).
¿Cómo se da el intercambio
gaseoso?

Se realiza debido a la diferente


concentración de gases que hay entre
el exterior y el interior de los alveolos;
por ello, el O₂ pasa al interior de los
alveolos y CO₂ pasa el espacio muerto
(conductos respiratorios).

A continuación se produce el intercambio de gases entre el aire alveolar y la


sangre.

Cuando la sangre llega a los pulmones tiene un alto contenido de CO₂ y muy
escaso en O₂. El O pasa por difusión a través de las paredes alveolares y
capilares a la sangre. Allí es transportada por la hemoglobina, localizada en los
glóbulos rojos, que la llevara hasta las células, del cuerpo donde por el mismo
proceso de difusión pasara al interior para su posterior uso.
¿Cómo es el mecanismo en la respiración?

El aire entra a los pulmones y sale de ellos mediante los movimientos respiratorios
de inspiración y espiración.

- En la inspiración el aire penetra en los pulmones. Estos se hinchan al


aumentar el volumen de la caja torácica.
1. El diafragma se contrae y desciende, ampliando la cavidad torácica desde
abajo.
2. Las costillas también se contraen, “levantándose” y dejando más espacio a
los pulmones.
3. Los músculos abdominales se relajan, lo que permite la compresión del
contenido abdominal cuando el diafragma desciende.

- En la espiración el aire es arrojado al exterior. Los pulmones se


comprimen al disminuir de tamaño la caja torácica
1. El diafragma y las costillas se relajan y vuelven a su posición original.
2. Los músculos abdominales se contraen y empujan a los órganos
abdominales contra el diafragma.