Anda di halaman 1dari 3

Cuestionario

1. Distinga entre la epidermis y la dermis en el tegumento de los vertebrados y


escriba los derivados estructurales de esas dos capas.
2. ¿Cuál es la diferencia entre el color estructural y el color de base de pigmentos?
¿En qué se diferencian, estructural y funcionalmente, lo cromatóforos de los
vertebrados y de los moluscos cefalópodos?
3. Explique la razón por la que la estructura del tejido óseo permite su constante
remodelación
4. ¿Cuál es la diferencia entre el hueso endocondral y el de membrana? ¿Y entre
el hueso esponjoso y el compacto?
5. ¿Qué solución han desarrollado los animales para ser más grandes,
manteniendo la resistencia del hueso en unos niveles seguros?
6. ¿Qué características estructurales presentan los músculos lisos de los
moluscos y los músculos fibrilares de los insectos, que no poseen los músculos de
los vertebrados?

Solución
1. La epidermis tiene función protectora contra la reproducción de hongos, bacterias
y rayos x debido a ser la más externa, es mucho más gruesa, tiene varias capas
como el corneo, el germinativo, la basa, entre otros. Tiene como derivados el pelo,
las plumas, las uñas o garras. Mientras, la dermis es una capa más interna, está
formada por tejidos fibrosos que contiene colágeno que le da la elasticidad y células
pigmentarios como los cromatóforos, esta nutre y le da soporte a la epidermis.
2. El color estructural es producido por la dispersión de la luz por partículas del
tegumento y el color pigmentario es producido por pigmentos que generalmente
están contenidos en cromatóforos. En los vertebrados son células pigmentarias en
su interior que reflejan la luz, pueden se encuentran en anfibios, peces, ciertos
crustáceos y cefalópodos. Son los que le dan coloración de la piel, el color de los
ojos en los animales ectotermos y la formación de la cresta neutral a lo largo del
desarrollo embrionario. A diferencia de los moluscos cefalópodos tienen células
pigmentarias que permiten cambiar su color externo esta es utilizada para pasar
desapercibidos por lo que segregan tinta con objetivo de ocultarse, está la tinta es
un pigmento que se almacena encima del recto y es expulsada a través del sifón,
como es en los casos del pulpo, calamar y sepia.
3. La remodelación ósea es importante ya que es la que permite que el tejido óseo
nuevo se de en la postura correcta y sean muy resistentes, además en los casos de
lesiones o fracturas. Este se da gracias a los osteoclastos, que se encargan de la
reabsorción del tejido óseo viejo y los osteoblastos que sintetizan el tejido óseo
nuevo. Dicho proceso se da en diferentes fases: la activación comienza con el
reclutamiento de los pre-osteoclastos, los cuales proliferan, se diferencian y se
fusionan para la formación de osteoclastos, la reabsorción inicia cuando los
osteoclastos maduros comienzan a reabsorber hueso, labrando una cavidad
tuneliforme en el hueso cortical, la inversión tras un periodo de aparente inactividad,
llega al hueso los precursores de los osteoblastos que proliferan y van llenando con
nuevo tejido óseo el hueco previamente labrado por los osteoclastos, la deformación
que en ella los osteoblastos sintetizan y depositan la matriz osteoide que
posteriormente se mineralizará y finalmente la remodelación ósea donde se
requiere de una correcta coordinación temporal y espacial entre la activación de los
osteoblastos y los osteoclastos para que haya un acoplamiento entre ambos y se
pueda dar la renovación ósea. Este proceso se lleva a cabo fundamentalmente en
la endostal, algunas de las superficies del hueso trabecular y del cortical.
4. Los huesos endocondrales son cartílagos hialinos con aspecto cristalino y claro,
constituido por condrocitos y fibras de colágeno, no contienen vasos sanguíneos.
Hace parte del esqueleto cartilaginoso de todos los embriones vertebrados y de
algunos seres humanos adultos, que va siendo reemplazado por el tejido óseo, que
se genera del interior hasta el exterior. Las células formadoras penetran y depositan
sales calcio alrededor de los bordes. Mientras, que los huesos de membrana se
desarrollan a partir de células embrionarias y se encuentran únicamente en la cara,
el cráneo y la clavícula, el resto son endocondrales.
El hueso compacto está constituido por osteonas que contienen lagunas de
osteocitos, en el centro de estas se encuentran conductos de Havers y conductos
de Volkmann por donde transitan los vasos sanguíneos. Se encuentra en la diáfisis
de los huesos largos, en la región exterior e interior de los huesos planos y en
distintas zonas del resto de los huesos. Además, representa el 80% de la masa
ósea del esqueleto.
Sin embargo, el hueso esponjoso no cuenta con osteonas sino trabéculas, dentro
de estas están los osteocitos. Las trabéculas son las que forman la estructura
esponjosa en donde se encuentran intercalados los huecos llenos de medula ósea
roja. Para el intercambio de nutrientes y oxigeno entre la sangre y los osteocitos se
realiza gracias a que los vasos sanguíneos penetran directamente en el tejido
esponjoso. Se encuentran en la epífisis de los huesos largos y el interior de otros
huesos. Además, representa el 20% de la masa ósea del esqueleto.
5. Con el pasar de tiempo los animales fueron desarrollando estructuras
especialmente en sus extremidades mediante la pérdida o fusión de algunos
huesos, para poder soportar su peso que aumentan su tamaño. No obstante, la
resistencia de los huesos, tendones y músculos es proporcional al área de sus
respectivas secciones. En el caso de los mamíferos tienen una resistencia máxima
por unidad de superficie lo que la hace uniforme. Sin embargo, los mamíferos
adaptaron la postura de sus extremidades en sentido de que la presión coincida con
el eje longitudinal de los huesos. Estos pueden soportar más peso cuanto más
alineados estén con respecto a la fuerza de gravedad.
6. Los músculos lisos en los moluscos realizan contracciones lentas, pero
prolongadas. Además, este musculo aductor utiliza poca energía metabólica y
recibe un numero extremadamente bajo de impulsos nerviosos para mantenerse en
actividad. Mientras que los músculos fibrilares de los insectos tienen una
extensibilidad limitada por lo que el sistema de palanca del ala está dispuesto de
forma que los músculos apenas se cortan durante cada movimiento descendente
de las alas. Este funciona dentro del tórax elástico, los músculos rebotan
elásticamente y se activan por extensión durante el vuelo, este solo necesita 20 o
30 contracciones por un impulso de refuerzo que recibe por intervalos periódicos lo
que lo hace mantener en funcionamiento.
Laura Buitrago Velandia
Curso Básico – Pre médico
Grupo B
Física