Anda di halaman 1dari 3

BÚSQUEDA DEL TESORO

Grado 9

Reglas del juego:

El profesor leerá la primera pista con la que los estudiantes deberán comenzar su búsqueda. La
primera pista les conducirá al lugar donde encontrarán un pequeño texto, la segunda pista y un
signo. Para poder avanzar, cada estudiante del equipo deberá copiar en el cuaderno el resumen del
texto encontrado. Son 7 textos, 7 signos y 7 pistas en total. Deberán trabajar en equipo, ser ágiles y
obedecer las instrucciones. El estudiante que encuentre la pista recibirá una chocolatina. El juego
se prolongará hasta que hayan encontrado la totalidad de los textos o hasta que falten 10 minutos
para comenzar el descanso. Luego habrá reunión plenaria para comentar las conclusiones. Se
evaluará el orden, el trabajo en equipo y los apuntes tomados.

Materiales:

 Guía de trabajo
 Pistas impresas.
 Texto impreso
 Biblia
 7 chocolates para premio.
 Signos: señal de pare, camino, impresión de nunca terminas de conocer por completo a una
persona, impresión de cuando empiezas a conocer a una persona, biblia, sandalias, pies
descalzos.
¿QUE ES UN MISTERIO?

¿Qué queremos decir cuando hablamos de misterio? Para muchas personas un misterio es como un
muro que impide que nos acerquemos. Algo así como una señal de un policía que dice – ¡pare!,
¡deténgase! usted no puede seguir interrogando, usted no puede seguir investigando-. Esta no es
la mejor idea de misterio.

En la palabra misterio lo que hay que mirar es una especie de camino pero un camino inmenso, un
camino que se pierde en el horizonte, un camino que no acaba.

Pensemos en lo que significa conocer una persona. ¿Habrá un momento en el que tus padres
puedan afirmar que te conocen perfectamente? El ser humano por su capacidad de autonomía
tiene siempre la característica de un camino, es decir: hay cosas nuevas, hay sorpresas, hay cosas
que nos resultan desconocidas. Podemos decir entonces que el ser humano es un misterio.

Jamás podrás conocer a tu novi@ completamente. Ante esa limitación puedes tomar dos
decisiones. Atreverte a conocerl@ cada día más aunque nunca termines de hacerlo o quedarte
“forever alone” por no atreverte a avanzar.

¿Te das cuenta? Ante el misterio estamos limitados porque no podemos conocerlo completamente
pero también estamos invitados a conocer todo lo que podamos.

“Moisés era pastor del rebaño. Una vez llevó las ovejas más allá del desierto; y llegó hasta
Horeb. El ángel de Yahveh se le apareció en forma de llama de fuego, en medio de una zarza.
Vio que la zarza estaba ardiendo, pero que la zarza no se consumía.

Dijo, pues, Moisés: «Voy a acercarme para ver este extraño caso: por qué no se consume la
zarza.»

Cuando vio Yahveh que Moisés se acercaba para mirar, le llamó de en medio de la zarza,
diciendo: «¡Moisés, Moisés!» El respondió: «Heme aquí.»

Le dijo: «No te acerques aquí; quita las sandalias de tus pies, porque el lugar en que estás es
tierra sagrada.»

Y añadió: «Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.»
Moisés se cubrió el rostro, porque temía ver a Dios” Éxodo 3, 1-6

Esta forma de entender el misterio es la propia del conocimiento religioso. Las manifestaciones de
Dios tienen estas dos características. Por una parte sentimos que hay un límite y por eso moisés
siente temor y escucha una voz que le dice: - quítate las sandalias de los pies, el lugar que pisas es
santo -. Lo sagrado tiene esta dimensión de límite: Es algo que es más grande que tú. No debes
olvidar que esa misa zarza le dice a Moisés: QUIERO HABLAR CONTIGO. Descálzate, pero acércate.

De este modo tenemos que acercarnos al misterio de Dios: descalzos. Quiere decir que no podemos
llegar con la arrogancia del que se presenta ante Dios con un microscopio o con un laboratorio y
dice: - cuando me pongan a Dios en la placa de un microscopio creo en él -. Ese tipo de arrogancia
no sirve para la religión ni para el trato con otros seres humanos. ¡Descálzate pero acércate!
Hay personas que dicen que el tema de lo divino es complicado y por eso deciden no involucrarse,
tampoco es la idea. Ni la arrogancia del que cree que su mente puede entenderlo todo, ni la
desesperanza del que cree que no puede entender nada. Descálzate pero acércate. Así nos habla el
señor. Le pido a Jesús que nuestros corazones estén descalzos y humildes pero presurosos para
seguir su camino.