Anda di halaman 1dari 38

LA DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA Prof.

David Ramírez
Y TÉCNICAS DE RELAJACIÓN
DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA
La técnica estaba dirigida a reducir la ansiedad y las
conductas de evitación suscitadas ante determinados
estímulos, y consistía esencialmente en inducir en el sujeto
una respuesta de relajación mientras se le exponía en
imaginación a una jerarquía de estímulos que
incrementaban gradualmente su intensidad. Al mantener al
individuo el estado de relajación se impedía la producción
de respuestas de ansiedad.
CONDICIONES DE APLICACIÓN DE LA
DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA
La Desensibilización Sistemática está especialmente
dirigida al tratamiento de los miedos fóbicos, en aquellos
casos en los que existe un estímulo condicionado de
ansiedad, por esta razón se ha mostrado tan eficaz en el
abordaje de las fobias especificas concretas.
La desensibilización sistemática es mas eficaz en
problemas fóbicos que en problemas de ansiedad
generalizada, fobia social, agorafobia o trastorno
obsesivo compulsivo.
Los problemas fóbicos a los que se aplique la
Desensibilización Sistemática no deben estar sustentados
por las creencias del paciente, es decir, el individuo sabe
que su ansiedad es irracional y tiene información ajustada
sobre la situación a la que va a exponerse.
PROCEDIMIENTO DE APLICACIÓN
La aplicación de la Desensibilización Sistemática requiere
de unos pasos iniciales preparatorios antes de comenzar
con las sesiones de desensibilización propiamente dichas.
Estos pasos son:
1. Elección de la respuesta incompatible con la ansiedad y
posible entrenamiento.
2. Elaboración de una jerarquía de ansiedad
3. Valoración de la capacidad imaginativa y
entrenamiento en imaginación si se requiere.
Aunque tradicionalmente la respuesta incompatible con la
ansiedad utilizada en la Desensibilización Sistemática ha
sido la relajación, puede utilizarse cualquier otra
respuesta que resulte incompatible con la ansiedad
(meditación, hipnosis, estados emocionales positivos, auto-
instrucciones asertivas, etc.). La clave es que se trate de
una respuesta que pueda ser utilizada de forma rápida y
fácil mientras se están presentando los estímulos
evocadores de ansiedad.
Dentro las técnicas de relajación, quizá los procedimientos
más utilizados en la aplicación de la Desensibilización
Sistemática sean los derivados del entrenamiento en
Relajación Progresiva de Jacobson (1929) (Bernstein y
Borkovec, 1983; Labrador, 1998).
PROCESO DE LA DESENSIBILIZACIÓN
SISTEMÁTICA
Antes de las sesiones se acordará con el paciente la señal
que debe hacer para indicar que está relajado o que
siente ansiedad ante la presentación de algún ítem, en
general se trata de una señal con alguno de los dedos de
la mano.
La sesión de desensibilización comienza con el paciente
reclinado en un sillón y desarrollando la respuesta de
relajación que ha sido entrenada. Se le indica que realice
la señal acordada cuando se encuentre en estado de
relajación. En ese momento, estando el paciente relajado,
se presenta el primer ítem de la jerarquía y se le pide que
lo imagine con la mayor nitidez y autenticidad posible.
Si ante la presentación del ítem el paciente indicase la
existencia de ansiedad (la ansiedad se evalúa mediante
una escala de 0 a 100 y se considera que un valor mayor
que 25 en USAs equivale a ansiedad), se le daría la
indicación de dejar de imaginar y volver a centrarse en la
relajación.
En caso de que no se produzca ansiedad el ítem se
mantendrá en la imaginación durante unos 15 o 20
segundos, después de los cuales se le pedirá al individuo
que vuelva a centrarse unos segundos en la relajación (40
o 50 segundos son suficientes) y se volverá a presentar el
mismo ítem siguiendo las mismas pautas, si nuevamente no
se produce ansiedad se realizará una nueva pausa para
centrarse nuevamente en la relajación y después volver a
presentar el ítem una tercera vez.
Si no hay ninguna señal de la presencia de ansiedad
durante la exposición, el tiempo de exposición del ítem se va
haciendo un poco más largo en cada presentación. Si hay
problemas de ansiedad el tiempo de presentación no se
alargará hasta que la exposición no se haya dado libre de
ansiedad.
Es importante mantener siempre un tiempo de atención en
la relajación no inferior a 40 segundos entre las
exposiciones, pudiendo alargarse si aparecen señales de
ansiedad. La presentación consecutiva de un ítem tres
veces sin que se produzca ansiedad, o que la que se
produzca no supere los 25 USAs es el criterio de
desensibilización de él, en este momento es posible ya
pasar al siguiente en la jerarquía.
Si durante la exposición de un ítem se producen respuestas
de ansiedad persistentes (se ha presentado ya cuatro
veces y no hay reducción de la ansiedad), se aconseja
retroceder al ítem desensibilizado anterior y terminar la
DS para identificar el problema (ansiedad excesiva,
dificultad en la imaginacion y/o en relajacion, etc.). En
algunos casos el terapeuta puede tratar de generar un
ítem intermedio, entre el actual que presenta problemas y
el desensibilizado inmediatamente antes.
OTROS TIPOS DE DS

▪Desensibilización Sistemática en vivo


▪Desensibilización Sistemática en grupo
▪Desensibilización Sistemática enriquecida
▪Desensibilización Sistemática automatizada y auto-
aplicada
MAPA CONCEPTUAL DE LA DESENSIBILIZACIÓN SISTEMÁTICA
TÉCNICAS DE RELAJACIÓN
La relajación tiene como objetivo reducir el estado de
activación fisiológica, facilitando la recuperación de la
calma, el equilibrio mental y la sensación de paz interior. Sus
efectos, por tanto, no pertenecen sólo a una mera dimensión
fisiológica, sino que también afectan a procesos emocionales,
cognitivos, y conductuales.
Dentro del ámbito de la TCC, son dos los procedimientos
estructurados que han cobrado mayor relevancia y tienen
mayor aplicación: el Entrenamiento en Relajación Progresiva
(Jacobson, 1939) y el Entrenamiento en Relajación Autógena
(Schultz, 1931).
ENTRENAMIENTO EN RELAJACIÓN PROGRESIVA
La ejecución consiste en tensar y destensar inicialmente 16
grupos musculares tomando conciencia de las sensaciones que
se producen en cada situación.
El procedimiento con cuatro grupos musculares consiste en el
mismo que el anterior, pero tensando secuencialmente (en un
solo movimiento) las siguientes zonas musculares:
1. Los brazos y manos dominantes y no dominantes.
2. Tronco.
3. Cara y cuello.
4. Piernas y pies dominantes y no dominantes.
RELAJACIÓN DIFERENCIAL
El paciente aprenda a tensar solamente aquellos músculos
relacionados con la ejecución de una tarea. En ella no se
utilizan los ejercicios para tensar grupos musculares. Para
ello la voz del terapeuta dirige la atención del cliente a
todos los grupos musculares dando instrucciones de
relajación e introduciendo referencias a sensaciones de
peso y calor.
ENTRENAMIENTO EN RELAJACIÓN AUTÓGENA
La práctica del entrenamiento en relajación autógena consta de
varios ejercicios de concentración pasiva en las sensaciones de:
▪Peso en brazos y piernas,
▪Calor en brazos y piernas,
▪Movimiento del corazón,
▪La autonomía del proceso respiratorio,
▪El calor abdominal interno (plexo solar),
▪La diferencia de temperatura entre la frente y el aire
circundante.
Los ejercicios consisten en centrar la mente en fórmulas
cortas y repetitivas y, al mismo tiempo, intentar imaginar
de forma intensa lo que sugieren. Es importante cuidar la
forma de acabar los ejercicios. La terminación estándar
para regresar al estado habitual se realiza en tres
etapas: 1) inspiración profunda, 2) fuerte flexión y 3)
estiramiento de brazos y piernas y abrir los ojos.
Se trata de un procedimiento muy estructurado que gira
en torno a dos Grados o Ciclos: un Grado Inferior o
ejercicios propiamente de relajación y un Grado Superior
o ejercicios de imaginación.
GRADO INFERIOR
El Grado Inferior del entrenamiento autógeno sirve sobre
todo para la relajación. Por lo general, se compone de
siete ejercicios que mediante autosugestión dan lugar a
sucesivas sensaciones de reposo, pesadez y calor en
brazos y piernas, descenso del ritmo cardiaco y
respiratorio, calor en el plexo solar y frescor en la frente.
La duración recomendada de estas sesiones es de 3 a 5
minutos, nunca se deberá exceder de ese tiempo ya que
podría ser contraproducente.
GRADO SUPERIOR
En el Grado Superior se tratan los problemas mediante la
sugestión hasta lograr solucionarlos o, al menos, mitigarlos.
Algunos ejercicios que suelen emplearse son los siguientes:
▪Experiencia con colores: dirigir la vista al centro de la
frente y hacer surgir un color en la imaginación.
▪Imaginar objetos concretos: una vela encendida, una rosa,
etc.
▪Dar forma a valores abstractos: esperanza, amor, coraje,
etc.
▪Imaginar que se va por el fondo del mar.
▪Imaginar que se sube a la cima de una montaña.
▪Imaginarse uno mismo con determinados propósitos, por
ejemplo: “Voy a afrontar con éxito esa situación”.
El requisito para realizar los ejercicios del Grado
Superior es dominar los del Grado Inferior. En esta
fase es frecuente vivir sueños lúcidos con posteriores
recuerdos claros y permanentes. Tras los habituales
ejercicios introductorios de reposo, pesadez, calor,
respiración, corazón y abdomen, se mantiene la
fase de meditación profunda del abdomen y se
sigue trabajando con la siguiente fórmula: “En mi
imaginación veo un color” y a partir de este color se
desarrolla una visión.
TÉCNICAS DE RESPIRACIÓN
Se trata de un proceso que se desarrolla en las siguientes
fases: a) Inspiración b) Pausa inspiratoria c) Espiración d)
Pausa espiratoria.
Se trata de que la persona aprenda el control voluntario
de su respiración, de forma que lo pueda aplicar en las
situaciones donde la respiración se encuentra alterada. Al
conseguir una respiración diafragmática y un ritmo
respiratorio lento se reduce la activación fisiológica y
psicológica, suscitándose una sensación generalizada de
tranquilidad y bienestar (Speads, 1988).
Los mecanismos auto- Tipos de respiración:
regulatorios más comunes ▪Respiración costal.
son los siguientes:
▪Respiración diafragmática.
▪Bostezos
▪Respiración abdominal.
▪Elevación involuntaria de
hombros y omóplato. De forma previa al
comienzo de los ejercicios
▪Suspiros. es importante evaluar tanto
▪Estiramientos. los niveles pulmonares,
como el tipo de respiración
habitual en diferentes
condiciones.
DESCRIPCIÓN DE ALGUNOS EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN
Respiración profunda
▪Sentarse cómodamente, colocar la mano izquierda sobre el
abdomen y la derecha sobre la izquierda.
▪Imaginar una bolsa vacía dentro del abdomen, debajo de
donde apoyan las manos.
▪Comenzar a respirar y notar cómo se va llenando de aire la
bolsa y cómo la onda asciende hasta los hombros. Inspirar
durante 3-5 segundos.
▪Mantener la respiración. Repetirse interiormente “mi cuerpo
está relajado”
▪Exhalar el aire despacio, al mismo tiempo que uno mismo se
da indicaciones o sugestiones de relajación.
El entrenamiento mediante este ejercicio consiste, en
general, en realizar 4 o 5 ejercicios de respiración
seguidos y repetir los ejercicios entre diez y quince veces
al día, por la mañana, tarde, noche, y especialmente en
situaciones estresantes.
Respiración contada
Consiste en entrenar una respiración diafragmática,
dirigiendo el aire a la parte inferior de las costillas y, a
medida que se inspira, se da la indicación de pensar en
una palabra (e.g. calma) y en otra al espirar (e.g. relax).
Se recomienda hacerlo diez veces seguidas y repetir el
ejercicio unas veinte veces.
Respiración abdominal
Se trata de entrenar la respiración moviendo únicamente
el abdomen intentando que permanezca inmóvil la
musculatura torácica y clavicular.
Las sugerencias especificas para la practica correcta de
estos procedimientos de relajación son las siguientes:
▪En general se suele establecer un tipo de respiración
diafragmático, que llene de aire la parte inferior, media y
superior de los pulmones.
▪El flujo de aire durante le respiración suele ser el
siguiente: durante la inspiración debe llenarse primero la
parte inferior (abdominal) y posteriormente la zona costal
media y costal superior. La espiración se caracteriza por
la expulsión del aire por el mismo orden por el que se ha
inspirado.
▪La secuencia más
característica es la
de inspiración-
pausa-espiración-
pausa.
▪Normalmente la
respiración debe ser
fluida, constante y no
forzada.