Anda di halaman 1dari 3

MARCO TEORICO

Las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) constituyen en la actualidad


uno de los mayores retos que enfrentan los sistemas de salud a nivel mundial. Lo
son por varias razones: el gran número de casos afectados con sus consabidas
tasas de incidencia cada vez más crecientes, su gradual contribución a la
mortalidad general, porque son la causa más frecuente de discapacidad, por el
costo elevado de la hospitalización, el de su tratamiento médico y el de su
posterior rehabilitación.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las enfermedades crónicas no


transmisibles (ECNT) o crónicas son afecciones de larga duración con una
progresión generalmente lenta. Entre ellas destacan las enfermedades
cardiovasculares (por ejemplo, los infartos de miocardio o accidentes cerebro
vasculares); el cáncer; las enfermedades respiratorias crónicas (por ejemplo, la
neuropatía obstructiva crónica o el asma); y la diabetes. Las enfermedades
crónicas, no transmisibles (ECNT) son la principal causa de muerte y discapacidad
en el mundo.

Según la Organización Panamericana de la salud (OPS). El término,


enfermedades no transmisibles se refiere a un grupo de enfermedades que no son
causadas principalmente por una infección aguda, dan como resultado
consecuencias para la salud a largo plazo y con frecuencia crean una necesidad
de tratamiento y cuidados a largo plazo. Estas condiciones incluyen cánceres,
enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades pulmonares crónicas.
Muchas enfermedades no transmisibles se pueden prevenir mediante la reducción
de los factores de riesgo comunes, tales como el consumo de tabaco, el consumo
nocivo de alcohol, la inactividad física y comer alimentos poco saludables. Muchas
otras condiciones importantes también se consideran enfermedades no
transmisibles, incluyendo lesiones y trastornos de salud mental.

Actualmente las ECNT matan a 36 millones de personas al año, un número


estimado que espera aumentar en un 17-24% en la próxima década.
Históricamente, muchas de estas enfermedades estaban asociadas con el
desarrollo de la economía y eran llamadas “enfermedades de la civilización”.

Economía: Anteriormente, las enfermedades crónicas no transmisibles eran


consideradas un problema limitado mayoritario en los países con ingresos medios
y altos, mientras que las enfermedades infecciosas aparecían afectar a países con
pocos ingresos. En 2008, las enfermedades crónicas contabilizaron más de un
60% (más de 35 millones) de las 57 millones de muertes mundiales. Dada la
distribución de la población mundial, al menos un 80% de las muertes debido a
enfermedades crónicas no transmisibles mundiales ocurren ahora en los países
de ingresos bajos y medios, mientras que solo un 20% ocurren en países con altos
ingresos.

Las economías nacionales parecen sufrir pérdidas significativas debido a muertes


prematuras o inhabilidad a trabajar por enfermedad del corazón, derrame cerebral
o diabetes. Por ejemplo, China espera perder aproximadamente 558 billones de
dólares en presupuesto nacional entre 2005 y 2015 debido a muertes prematuras.
En 2005, enfermedades del corazón, derrames cerebrales y diabetes fueron las
responsables de una pérdida estimada en dólares internacionales de presupuesto
nacional de 9 billones en India y 3 billones en Brasil.

Las enfermedades crónicas no transmisibles de mayor importancia son:

Cáncer: Para la inmensa mayoría de cáncer, los factores de riesgo son


ambientales o relacionados con el estilo de vida, de este modo el cáncer es
mayoritariamente una enfermedad no transmisible evitable. La mayoría del 30%
de cáncer es prevenible mediante evitar factores de riesgo como:
tabaco, sobrepeso u obesidad, baja ingesta de frutas y verduras, inactividad
física, alcohol, infecciones de origen sexual y contaminación del aire. Los agentes
infecciosos son responsables de algunos cánceres, por ejemplo casi todos los
cánceres cervicales son causados por el virus del papiloma humano.

Enfermedades cardiovasculares: Los primeros estudios cardiovasculares se


llevaron a cabo en el 1949 por Jerry Morris usando datos de salud laboral y fueron
publicados en el 1958. Las causas, prevenciones y/o tratamientos de todas las
formas de enfermedades cardiovasculares permanecen campos activos en la
investigación biomédica, con cientos de estudios científicos siendo publicados con
frecuencia semanal. Esta tendencia apareció, particularmente a principios del
2000, en cuyos numerosos estudios se ha revelado un enlace entre la comida
basura y un aumento en enfermedades del corazón. Estos estudios incluyen
aquellos llevados a cabo por la institución de investigación de Ryan Mackey, la
Universidad de Harvard y el centro de salud cardiovascular de Sydney.

Diabetes: Diabetes mellitus de tipo 2 es una condición crónica la cual es evitable


en gran medida y manejable pero difícil de curar. La gestión se concentra en
mantener el nivel de azúcar en sangre tan cerca de lo normal como sea posible sin
presentar peligro para el paciente. Esto suele estar acompañado de una dieta,
ejercicio y un uso apropiado de medicamentos (insulina solo en el caso de la
diabetes mellitus tipo 1. Las medicaciones por vía oral se usan en caso de
diabetes tipo 2, al igual que la insulina). La educación del paciente, en entender y
participar es vital desde que las complicaciones de diabetes son bastante menos
comunes y menos severas en personas que tienen bien controlados los niveles de
azúcar en sangre. Más problemas de salud podrían acelerar los efectos
perjudiciales de la diabetes. Estos incluyen el fumar, elevado nivel
de colesterol, obesidad, alta presión en sangre y poco ejercicio físico.

Enfermedad renal crónica (ERC): Aunque la enfermedad renal crónica (ERC)


actualmente no es considerada con como el principal objetivo de las ENT, hay
pruebas concluyentes que las ERC no sólo son comunes, perjudiciales y tratables
pero además un factor contribuyente a la incidencia y resultados de al menos tres
de las enfermedades dirigidas por las ENT (diabetes y hipertensión). Asimismo,
entre personas con diabetes, hipertensión, el subconjunto que también padecen
de las ERC tienen el riesgo más alto de riesgos adversos y altos costes sanitarios.
De esta manera, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares son asociadas
condiciones que la mayoría del tiempo coexisten; comparten factores de riesgo
comunes y tratamientos.

https://www.who.int/topics/noncommunicable_diseases/es/

https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=article&id=345&Itemid=40933&l
ang=es

https://es.wikipedia.org/wiki/Enfermedad_no_transmisible

https://scielosp.org/article/rpsp/2018.v42/e23/