Anda di halaman 1dari 2

INTRODUCCION

El objetivo de las calderas de vapor es la transformación del agua, a temperatura y


presión ambiente en vapor de agua a una presión y temperatura mayor , partiendo
de la energía del combustible utilizado.
Su potencia o tamaño abarca un espectro muy amplio: desde las calderas de poca
potencia utilizadas en la pequeña empresa, hasta las utilizadas por las grandes
plantas generadoras de energía eléctrica.
Las calderas forman parte de los equipos más utilizados por la industria y, junto con
los hornos industriales, son los responsables del mayor porcentaje de consumo de
combustibles en este sector, por lo tanto el mantenerlas trabajando con una buena
eficiencia reditúa beneficios importantes para las empresas.

Las múltiples aplicaciones que tienen las calderas industriales, las condiciones
Variadas de trabajo y las innumerables exigencias de orden técnico y práctico
Que deben cumplir para que ofrezcan el máximo de garantías en cuanto
a solidez, seguridad en su manejo, durabilidad y economía en su
Funcionamiento, ha obligado a los fabricantes de estos equipos a un
Perfeccionamiento constante a fin de encarar los problemas. La búsqueda
De soluciones ha originado varios tipos existentes agrupados según sus
Características más importantes.
CONCLUSON

Una caldera es el medio más económico para producir energía calorífica siempre y
cuando esté lista y en óptimas condiciones, en la práctica los aparatos de control y
seguridad no son eternos ni infalibles; siempre puede existir la posibilidad de que
se presente una falla, especialmente si se les ha dejado de dar mantenimiento
preciso y en el periodo que corresponde. Frecuentemente esto es causado por falta
de conocimientos, económicos o negligencia.

En la actualidad existen instrumentos de medición electrónicos y sensores que


apoyan y auxilian en las mediciones. El ideal es conectarse a un ramal con un
display computarizado para monitorear y vigilar el servicio de vapor.

El montaje de calderas debe ser hecho por gente especializada, debidamente


capacitada y debe seguir siempre las sugerencias del fabricante y las normas
oficiales y ambientales correspondientes sin escapar ningún detalle.

Por ultimo, al incluir los puntos necesarios y comunes para adquirir el conocimiento
como trabaja y se cuida una caldera no soslaya de ninguna manera la experiencia.
La motivación puede ayudar a estimular el interés en el tema, principalmente para
reforzar el grado de responsabilidad para que la caldera deje de ser peligrosa, si no
un equipo operado eficientemente. Solo asi se convertirá en un valioso activo
auxiliar para la empresa siempre y cuando exista reciprocidad para invertir en ella.