Anda di halaman 1dari 9

Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

EL PARRICIDIO

“El que conociendo las relaciones que los ligan, mate a su padre, madre o hijo, a cualquier otro de sus ascendientes o descendientes legítimos
o a su cónyuge o conviviente será castigado, como parricida, con la pena de presidio mayor en su grado máximo a presidio perpetuo “ (390
Código Penal)
Al igual que en el homicidio simple, en este delito debe concurrir la acción de matar a otra persona; aquí, eso si, ocurre una cuestión importante
en relación con el sujeto activo y el pasivo de la acción. La muerte que da a ciertas personas unidas por lazos de parentesco, debiendo conocer
las relaciones que los ligan, es calificada de Parricidio.
En doctrina se dice que el parricidio sería un delito de homicidio que en el fondo se encuentra agravado por el vínculo de parentesco (el 390 se
conjugaría con el 13). Pero, sin embargo, la mayoría de la doctrina estima que la agravación aparece como integrante del tipo penal no
quedando comprendido el artículo 13, pasando a ser un delito autónomo, y no un homicidio agravado.(homicidio simple + art 13 = parricidio)

Elementos
a.- Vínculo de parentesco entre el autor y la víctima. Este vínculo puede ser de tres clases;
a.1.- de padre o madre a hijo, o viceversa, sea parentesco.
a.2.- de ascendientes a descendiente, o viceversa, excluido el caso anterior.
a.3.- de cónyuge a cónyuge y de conviviente a conviviente que en doctrina recibe el nombre de conyugicidio.
b.- Conocimiento del vínculo. Este conocimiento se refiere a que debe conocerse la unión entre el autor y el sujeto pasivo.
En cuanto a la prueba del parentesco, se aplican las normas estrictas del derecho civil, estándose a las partidas de matrimonio y de nacimiento.
En el caso de la muerte de padres o hijos, la ley ha señalado tanto al parentesco, y dentro de este también se atiende a la filiación natural.
En cuanto a los otros ascendientes o descendientes.
Con respecto al matrimonio se han presentado varias dudas. Se parte de la base que el matrimonio es el válido; así, en la doctrina los autores
dicen que habría conyugicidio en el matrimonio válido y no disuelto. Pero si ha sido declarado nulo y se da muerte a uno de los cónyuges, no
habría parricidio. Tampoco lo habría si entre los cónyuges ha habido, previamente, declaración de muerte presunta.
La filiación adoptiva no constituye estado civil y tampoco parentesco. En cambio, la legitimación adoptiva si constituye estado civil, y luego
existirá el parentesco, pero hay discusión en cuanto a la concurrencia del parricidio. Así, Etcheberry piensa que se configuraría el delito. Otros
autores, están en la contraria.

El conocimiento se refiere a dos aspectos;


1.- el conocimiento del vínculo de parentesco;
2.- el conocimiento de la calidad de cónyuge o conviviente.

Para algunos, el conocimiento del vínculo sería un dolo específico, y así hay fallos de los tribunales que en Chile lo reconocen.
Finalmente, se estima que se refiere al dolo directo y, por lo tanto, se excluiría la culpa y el dolo eventual y, en consecuencia, no podría haber
un cuasidelito de parricidio.

EL HOMICIDIO CALIFICADO

Contemplado en el artículo 391 del Código Penal. Se aplica todo lo dicho respecto del homicidio simple.
Dentro de las acciones que responden al mismo tipo " homicidio ", o sea, matar a otro, la ley ha separado algunas que revelan una especial
maldad y que inspiran una mayor repulsión moral, para constituir una figura delictiva separada y distinta, a la que ordinariamente se da el
nombre de "homicidio calificado" (391 n° 1 Código Penal)
De acuerdo con el texto del artículo 391 n° 1, el Homicidio Calificado, consiste en matar a otro sin estar comprendido en el artículo anterior
(390, parricidio), y concurriendo alguna de la cinco circunstancias allí enumeradas. Pero por una regla de interpretación, y en relación con el
artículo 394 (infanticidio), el tenor del artículo 391 n° 1 debe entenderse de la siguiente forma; "el homicidio calificado consiste en matar a
otro con alguna de las circunstancias del artículo 391 n° 1 y sin que concurran los requisitos propios del parricidio (390) o del infanticidio
(394)”. (La prueba)
Siendo varias las circunstancias enumeradas para los efectos legales son equivalentes. Además coinciden con las cinco primeras circunstancias
agravantes del artículo 12. Entonces, puede presentarse la situación de un homicidio cometido con premeditación; el que debe ser sancionado
como homicidio calificado. Mas, no podría ser considerada, además, la premeditación como circunstancia agravante de responsabilidad penal,
aplicando el artículo 12 n° 5. Se encuentra expresamente prohibido por el texto del artículo 63, que señala que " no producirá el efecto de
agravar la pena la circunstancias agravantes que la ley haya expresado al describir y penar el delito”.
Por otro lado, aun cuando esta disposición no existiera, parece evidente que si la penalidad del homicidio ha sido ya elevada en consideración a
esta circunstancia, sería violar el principio Non bis in ídem (no 2 veces por el mismo hecho) el volver a considerarla para una nueva agravación
del tratamiento penal.
El problema es diferente cuando concurren más de una circunstancia calificante del homicidio; se da muerte a una persona con premeditación,
alevosía y, además, con ensañamiento. Dos posiciones son las posibles frente a esta situación;
1.- una de estas circunstancias, cualquiera de ellas, se tomaría en consideración para sancionar el hecho como homicidio calificado, y las
restantes conservarían su calidad de agravantes generales, según el artículo 12;
2.- tratándose de un delito con pluralidad de hipótesis, tanto de cometerlo con una de ellas como con varias a la vez, siempre se trataría de un
homicidio calificado y las circunstancias sobrantes no podrían tomarse en consideración como agravantes.
El texto del citado artículo 63, es suficientemente amplio y categórico como para excluir toda posibilidad de tomar en consideración para
agravar la pena aquellas circunstancias que integran la descripción legal del delito, cualquiera sea el número y la forma en que de hecho
concurran. Claro está, que la concurrencia de más de una circunstancia de calificación puede ser tomada en consideración por el juez dentro de
los márgenes que la ley lo autoriza a recorrer la escala penal asignada al delito, atendido lo dispuesto por el artículo 69, que ordena tomar en
consideración dentro de dichos límites "el número y entidad de las circunstancias atenuantes y agravantes”. No debe verse en esto una
contradicción con lo que señalamos anteriormente, ya que las circunstancias del artículo 391 n° 1 intrínsecamente siguen siendo agravantes,

1
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

pero no pueden producir el efecto de agravar la pena en conformidad con el artículo 63. Empero, siguen siendo agravantes para los efectos
legales; por ejemplo artículo 69 y 64, esto para juzgar acerca de su comunicabilidad a los copartícipes.

Circunstancias agravantes del artículo 391 n° 1


Primera. Con Alevosía. Aparece caracterizada en el artículo 12 n° 1, como el "obrar a traición o sobre seguro”.
Segunda. Por premio o promesa remuneratoria. Se encuentra en el fondo de la disposición la existencia de una remuneración pecuniaria o la
promesa de una, por la comisión del delito.
La ley se refiere a la existencia de un premio o promesa remuneratoria. Las dos expresiones empleadas indican que la remuneración puede ser
percibida antes del delito, " premio "; o quedar convenida para ser entregada después, " promesa”. En este último caso no es necesario que la
promesa o recompensa se llegue a percibir efectivamente, basta con que ella haya existido y haya sido el móvil determinadamente del hechor.
Es preciso, que haya existido un acto inequívoco entre el autor material y el inductor o mandante.
Tercera. Por medio de veneno. Este debe ser administrado a la víctima insidiosamente, es decir, en cantidad tan exigua y pequeña que la tome
inadvertidamente. Este elemento lo hace diferir en relación con el veneno de la circunstancia n° 3 del artículo 12, ya que en el caso en comento
es un medio insidioso. En la disposición citada es catastrófico, que puede dañar a muchos, por ejemplo, si para matar a una persona, se
envenena el agua destinada al consumo de una población.
En otras legislaciones, como la francesa, existe el delito especial de ENVENENAMIENTO, que consiste en suministrar veneno con ánimo de
causar la muerte, ocurra ésta o no.
Cuarta. Con ensañamiento, aumentando deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido. Supone, por tanto, un elemento objetivo, el
aumento del dolor. Y también uno subjetivo, la deliberación (tranquilidad de ánimo), y la inhumanidad (falta de sensibilidad). A la voluntad
homicida se agrega un elemento independiente; por una parte se quiere matar a otro y, por otra, además se quiere hacer sufrir. Así entendido no
habría ensañamiento en la ferocidad o multiplicidad de heridas que se infieren dentro del ímpetu emocional de la lucha, y por tal razón el
número y la naturaleza de las heridas no son indicio suficiente de la existencia de ensañamiento, ya que el paroxismo emotivo es incompatible
con la deliberación e inhumanidad propias de esta calificante.
Quinta. Con premeditación conocida. Este término está ligado con la idea de una reflexión o determinación anterior al hecho mismo de la
muerte, por oposición al homicidio cometido en un ímpetu emocional o en el calor de la lucha.
Estas circunstancias dentro de la culpabilidad se enmarcan en el campo del dolo, y son, además, taxativas.

HOMICIDIO EN RIÑA O PELEA

Según los comentaristas, el artículo 392 más que una forma de homicidio serían presunciones de responsabilidad penal, cuando hay
acometimiento físico, súbito entre más de dos personas, no mediando concierto en la que el empleo de la fuerza llevada a los hechos determina
su desenlace.
Para Etcheberry, " el homicidio cometido en riña o pelea es siempre homicidio (simple, calificado o parricidio), y la regla
del artículo 392 es simplemente una regla subsidiaria para el evento de que no conste el autor de tal delito. Por tal motivo no se justifica su
tratamiento separado, en paralelo con las restantes figuras que integran el grupo".

Jurisprudencia
1°.- Parricidio
a.- Son intercambiables las víctimas de un homicidio, si tanto la víctima intentada como la efectivamente resultante tienen
con el hechor uno de los vínculos propios del parricidio. Este problema se presenta a menudo en los casos de aberratio ictus; se dispara para
matar al cónyuge y resulta muerto un hijo. En contra de A. Fuentes Garrido, el reo intentó matar a su cónyuge mezclando una sustancia tóxica
con la harina tostada que presumiblemente ésta iba a consumir. Pero en vez de hacerlo, la mujer preparó con ella alimento para sus hijos de seis
y un año de edad. Éste último falleció, y el primero pudo salvar la vida por oportuno auxilio médico. Se condena al reo como autor del delito
de parricidio en la persona del hijo muerto y de parricidio frustrado en la persona del otro hijo. La sentencia de casación rechaza el recurso del
reo: la falta de intención de dar muerte precisamente a una persona y no a otro no basta para calificar el hecho de cuasidelito de homicidio y de
lesiones leves, como pretende la defensa del reo. El artículo 1°, inciso 3° del Código Penal, previene que " el que cometiere delito será
responsable de él e incurrirá en la pena que la ley señala, aunque el mal recaiga en persona distinta de la que se proponía ofender, si bien en tal
caso no se tomarán en consideración las circunstancias no conocidas por el delincuente que agravarían su responsabilidad penal, pero sí
aquellas que la atenúan. En la especie, el reo se proponía dar muerte a su mujer, lo que constituye parricidio, y como consecuencia de su acción
resultó muerto uno de sus hijos, lo que también constituye parricidio; en el caso del otro hijo, el parricidio quedó frustrado. El error en la
persona carece en este caso de relevancia jurídica. La muerte y las lesiones no se han producido por una acción imprudente o negligente del
reo, sino por una acción dolosa de su parte.
b.- En cuanto a la comunicabilidad del vínculo. Se decide por la divisibilidad del título entre el pariente o cónyuge y el
extraneus, en contra E. Provoste y otro. El reo, de concierto con otro, da muerte a la madre del primero. Descartada por el fallo la existencia de
un robo con homicidio, la sentencia condena al primero como autor de parricidio, agravado por la alevosía, y al segundo, por homicidio
calificado por la misma circunstancia.

2°.- Homicidio Calificado


a.- Alevosía, contra R. Céspedes, el hechor atacó sorpresivamente a la víctima, dándole un golpe por la espalda, y apenas se
dio vuelta le clavó el cuchillo en el abdomen y siguió hiriéndole hasta completar 11 puñaladas; una en el dorso y 10 en la cara ventral. “se
procedió, pues, con alevosía, dice el fallo, por haberse obrado a traición ". Además se obró sobre seguro, porque el ofendido estaba
completamente ebrio (3,58%).
b.- Ensañamiento, se estima el mismo caso anterior como constitutivo de ensañamiento, ya que la primera puñalada,
asestada por la espalda, era necesariamente mortal, pese a lo cual, después de haberse vuelto la víctima, volvió el reo a clavarle el cuchillo en el
abdomen y siguió hiriéndolo haya completar 11 puñaladas.
c.- Premeditación, Contra G. Benavente. Se tiene en ella por acreditada que el reo fue inductor del homicidio cometido por
Hipólito Hernández durante la refriega producida con motivo de la toma de posesión por parte de la CORA del fundo de propiedad de
Benavente, quien había ordenado a sus trabajadores resistir por la fuerza la toma, atacando a los funcionarios de la CORA, aunque no a los
Carabineros que los acompañaban. La parte querellante dice que se trata de homicidio calificado por premeditación, punto de vista que la

2
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

sentencia no comparte. La inducción es la voluntad de cometer un delito por medio del autor material, pero esa decisión no puede significar la
materialización de un plan o proyecto, porque el instigador no realiza materialmente el delito.

DELITOS ESPECÍFICOS CON RESULTADO DE MUERTE

a.- Art. 140, inciso 2°; la acción fundamental no es la de matar, sino contra el ejercicio de un culto permitido en la República, y con motivo de
otro delito (injuria de hecho) trae consecuencialmente la muerte del ofendido.
b.- Art. 150; aplicación de tormentos al detenido causando su muerte.
c.- Art. 326 y 331; delitos relativos a ferrocarriles. Para Etcheberry se trata de delitos que se gradúan por el resultado, pero ello no implica que
sean delitos calificados por el resultado. En efecto, todas las conductas previstas en estos artículos suponen solo directo, eventual, o en último
término, culpa.
d.- Art. 348; abandono de niños y personas desvalidas, también en el artículo 351.
e.- Art. 352 Abandono de parientes y de cónyuge.
f.- Artículo 474; incendio con resultado de muerte.

AUXILIO AL SUICIDIO

También llamado cooperar al suicidio. Este delito está mal ubicado, porque las figuras precedentes se refieren a la muerte que una persona
causa a otra; en cambio, aquí se presta la cooperación a un individuo para que ella misma realice la acción de matar, que para el caso sería la de
suicidarse.
Luego la acción típica no es la de " matar a otro ", sino que la de prestar la cooperación para que otro se suicide. En este delito se castiga más
que nada un grado de participación criminal. Lo particular es que la acción de matar no la realiza la persona que presta el auxilio o
cooperación, si no ese otro que señala la ley. Todo esto encuentra su fundamento en la necesidad de evitar el encubrimiento del delito de
homicidio.
Se castiga solamente cuando se produce la muerte de la otra persona. Este delito de auxilio excluye las conductas omisivas.
Cuando el legislador se refiere al " conocimiento de causa ", también da connotación a la existencia de una acción dolosa, no pudiendo existir
un cuasidelito de cooperación al suicidio.
Si no se produce la muerte; de consiguiente se causan solamente lesiones no puede aplicarse el 393, ni tampoco a la persona que los sufre. El
problema se presenta respecto del cooperador; en opinión de algunos, dependiendo del tipo de dolo, respondería de las lesiones dolosas, y, por
otros, se estima que habría sanción para el que coopera, por no haber intervenido en los hechos mismos.

EL INFANTICIDIO

Generalidades
En el párrafo II, del título VIII, se encuentra ubicado este delito, dentro de los delitos contra las personas.
En el artículo 394 se define el delito, lo que resulta ser excepcional en nuestra legislación positiva.
Presenta algunas semejanzas con el parricidio, ya que sólo lo pueden cometer algunas personas.
Además, el artículo 394 tiene relevancia ya que es el único delito en la legislación penal que señala una circunstancia de tiempo (48 horas); que
se computa en la forma señalada por la ley, esto es, después del hecho biológico del parto.

Definición
"Cometen infanticidio el padre, la madre o los demás ascendientes legítimos o ilegítimos que dentro de las 48 horas después del parto, matan
al hijo o descendiente..." (394)
Según la doctrina es un delito de homicidio, es decir, dar muerte a otro; pero sólo cometido por los parientes indicados en la ley, la acción de
matar recae sobre el recién nacido que tenga un tiempo de nacimiento de 48 horas.
De consiguiente, si los ascendientes o padres dan muerte después de ese período, habría parricidio.
No obstante, considerarlo un delito de homicidio, hay autores que le estiman como un delito autónomo y especial, dado el tratamiento que le
otorga la ley. Otros creen ver en él a un delito de parricidio atenuado. Se ha propuesto igualmente, que sería un homicidio privilegiado.

Elementos integrantes
1°.- la acción típica de " matar ", dar muerte a otro.
2°.- relación de parentesco, entre el sujeto activo y el sujeto pasivo.
3°.- este hecho de muerte debe ser ejecutado dentro y exclusivamente de las 48 horas después del parto. El bien jurídico protegido por la ley
penal es el Derecho a la Vida, y con la comisión de este delito se está atentando contra su ser vivo.
4°.- el sujeto activo, pueden ser ciertas personas; el padre o madre, o bien los demás ascendientes legítimos o ilegítimos. La calidad de sujeto
activo es más amplia en este delito, respecto del parricidio. En el infanticidio los ascendientes pueden ser tanto legítimos como ilegítimos; en
cambio, en el parricidio sólo pueden cometerlo los ascendientes legítimos, ya que se refiere a " cualquier otro ascendiente legítimo”. Al mismo
tiempo hay limitaciones, en cuanto que no se considera ni el descendiente ni tampoco el cónyuge.
Los autores han señalado que por existir esta relación de parentesco, no podrían ser sujetos activos sino que las personas señaladas, siendo, en
definitiva, un sujeto activo calificado.
Se ha sostenido que los terceros que dan muerte a la criatura, no cometen delito alguno, por cuanto el recién nacido, por permanecer unido a la
madre por el cordón umbilical, no es persona. (Del Río).
Esta interpretación quedaría desvirtuada de acuerdo a la opinión del profesor Etcheberry, " el parto es una expresión indicativa del comienzo de
la vida autónoma de la criatura, con lo cual el concepto civil y el penal vienen en definitiva a coincidir".
5°.- El sujeto pasivo, es única el hijo o descendiente, es taxativo, siendo distinto del parricidio (el viceversa). Este sujeto pasivo debe ser
muerto dentro de las 48 horas después del parto.

Problemática del Infanticidio

3
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

El problema se presenta con el cómputo del parto. La dificultad aparece desde que el parto no se encuentra definido legalmente; entonces,
¿desde cuándo se entiende que hay parto? Esto especialmente porque el parto es un proceso constituido de varios períodos, así; período de
dilatación, de expulsión y alumbramiento.
Luego entonces, la doctrina penal es distinta de la civil, la que habla de nacimiento o el legislador ha querido asimilar tales conceptos.
Por una parte se ha dicho que no se aplica la doctrina civilista, la del artículo 74, que habla que la existencia legal de toda persona principia al
nacer. Ello por diferentes causas;
a.- por que la ley penal protege todo el proceso de la vida.
b.- el Código Penal no tiene una disposición similar a la del artículo 74 y, por tanto, no podrían aplicarse el principio civilista; y,
c.- por otro lado, podría quedar desprotegida la vida humana en ciertas etapas.

Lo que la ley penal requiere no es el corte del cordón umbilical, para encontrarse la criatura separada de la madre, sino que requiere de una
"vida independiente".
Para otros, el sentido de la voz " parto " sería prácticamente el mismo de nacimiento, pero podríamos estimar que hay un vacío en el tiempo,
rozando con la problemática del aborto.
Nosotros entenderemos por parto cualquiera de las etapas que constituyen el proceso completo, no siendo sinónimo de nacimiento.

Aspecto jurídico penal del Infanticidio


1°.- Para algunos el infanticidio sería una modalidad del parricidio, pero privilegiada del mismo; se mata al hijo o descendiente recién nacido.
Se ha señalado en contra, por don Mario Garrido Montt, que no puede calificarse como una figura de parricidio privilegiado, ya que el
parricidio a su vez es una forma agravada del homicidio y, entonces, el infanticidio debería incorporarse al homicidio.
2°.- El infanticidio sería, algunas veces, un parricidio atenuado por las razones indicadas y, en otras oportunidades podría estimarse como un
delito sui géneris, porque cuando se mata al recién nacido dentro del plazo legal no se comete parricidio, sino que un delito especial que es el
infanticidio.
3°.- Para otros, se dice que es una figura autónoma del homicidio, ya que si bien se da muerte a una persona, es independiente del homicidio,
parricidio y del homicidio calificado dada la ubicación separada que le dio el legislador.

Participación de extraños en el delito de Infanticidio


Se presenta respecto del infanticidio una situación similar a la que ocurre en el parricidio, resolver cómo ha se sancionarse a los extraños que
participan en la ejecución del delito. Consecuencialmente, se considera que han de solucionarse los problemas que se presenten respecto de las
figuras en comento en los mismos términos que para el parricidio señalamos.

Jurisprudencia
1°.- Si la criatura, que nació viva, murió a consecuencia del abandono y no por maniobras de la madre, el delito es el de abandono y no de
infanticidio.
Se ha establecido que la criatura nació viva en el potrero en que tuvo lugar el alumbramiento y que murió a consecuencia
del frío y la falta de atención, debe condenarse a la reo como autora del delito de abandono, ya que ella no dio muerte a la criatura, sino que el
fallecimiento se produjo naturalmente por el abandono.
2°.- La muerte de una criatura durante el parto.
Si en un embarazo de término en que el feto venía en posición transversal, el parto comenzó por el brazo derecho de la
criatura y al iniciarse el fenómeno la madre cortó con un cuchillo el brazo derecho a la criatura a la altura del codo y la amputación del
miembro causó la muerte del niño, debido a que la hemorragia que se produjo le ocasionó una anemia general, se absuelve a la acusada puesto
que el código no contempla esta situación (C. A. de Valparaíso, 1935).

OTRAS FIGURAS DEL HOMICIDIO

1°.- HOMICIDIO CON CAUSAL. Es una figura doctrinaria y estamos frente a un homicidio con causal cuando el individuo teniendo el dolo o
intensión de matar, ejecuta un hecho que por sí solo es insuficiente para provocar la muerte.
Se produce precisamente esta muerte porque en el ofendido hay ciertas circunstancias con causas preexistentes, concomitantes o
sobrevinientes y que son ajenas a la voluntad del hechor. Por ejemplo, un individuo con la intensión de matar a otra persona le practica un
golpe que le causa la muerte posteriormente, como sería el caso del hemofílico.
2°.- HOMICIDIO DEPORTIVO. Con ocasión de un deporte se produce el fallecimiento de una de las personas. La persona no tiene ninguna
responsabilidad cuando ha respetado las reglas del juego o deporte.
3°.- HOMICIDIO PRETERINTENCIONAL. El resultado excede a la acción ejecutada y querida por el agente. En el fondo en un caso de
preterintencionalidad no se quiere el resultado obtenido, pero este se produce. No se quiere la muerte de la persona, pero se produce aun sin
quererla, por el exceso de acción.
Se parece algo al homicidio con causal, pero aquí no existe la intensión de da muerte a otro. Por ejemplo, se pretende interrumpir el proceso
natural de la gestación por medio de un aborto criminal, y con motivo de esta intervención se produce la muerte del feto y de la madre
embarazada. En este delito hay una acción querida, cual es el delito base, que siempre es doloso, y el resultado es atribuible a culpa,
constituyéndose en un cuasidelito de homicidio.

EL ABORTO

Generalidades
Está tratado en el título VII. En doctrina es tratado como un delito contra la vida; en cambio, en la normativa del Código Penal se trata bajo el
título de " Crímenes y simples delitos contra el orden de las familias y contra la moralidad pública".
No hay definición de aborto, sino que se tipifican las diferentes figuras punibles del aborto.

Definición

4
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

Aborto significa "mal nacer o no nacimiento". Desde el punto de vista del derecho penal se dice que es " la destrucción del feto en cualquier
período de su desarrollo o gestación”.
En cambio, el concepto médico de aborto es diferente, haciéndose una diferencia entre un aborto, cuando se produce la interrupción antes de
los 6 meses de gestación, y después de tal período se hablaría de un parto prematuro.
Para que estemos frente a una figura de aborto no sólo se requiere de la muerte del feto, sino que además de la expulsión del feto. Para otros,
no sería necesaria la expulsión del feto, sino que bastaría con la muerte del feto.
La Jurisprudencia, por su parte, ha señalado que lo que tipifica al delito de aborto es " la muerte del feto”.
La doctrina ha propuesto diferentes definiciones de este delito;
a.- Maggiore, " es la interrupción violenta e ilegítima de la preñez mediante la muerte del feto inmaduro dentro o fuera del vientre materno”.
b.- Mezger, " comete aborto el que da muerte a un feto”.
c.- Welzel, " es la muerte dolosa del feto”.
d.- Balestra, " consiste en la muerte del feto”.
e.- Etcheberry, " es la muerte inferida al producto de la concepción que aún no es persona”.

Clasificación del Aborto


1°.- Aborto Natural o espontáneo, sería el que se produce sin la intervención de la voluntad humana o de persona alguna. Por ejemplo, el que se
produce por alguna enfermedad de la madre o del feto, etc.
2°.- Aborto Provocado, es aquel en que interviene la voluntad humana, que por ello se llama a. intencional. Entre los a. provocados el más
conocido es el criminal.
3°.- Aborto Lícito médico o terapéutico, que se causa dando muerte al feto para salvar la vida de la madre o proteger su salud.
4°.- Aborto Ilícito o criminal, es el que constituye el delito sancionado en el título VII.
5°.- Aborto Completo, cuando se produce la expulsión del feto en su integridad.
6°.- Aborto Eugenésico, efectuado por las malformaciones físicas o mentales que heredaría el feto al nacer.
7°.- Aborto Honoris Causa, lo hace para ocultar la deshonra de la madre.
8°.- Aborto Social, para evitar la descendencia por motivos económicos.

Sujetos del delito


Sujeto Pasivo: el feto, dos palabras que han desatado una no muy pacífica discusión. Sería un atentado contra la vida del feto.
Sujeto Activo: lo puede ser cualquier persona, bien el padre o madre o terceros extraños, pudiendo también ser sujeto activo calificado el
facultativo.

Objeto jurídico tutelado por la ley


Están de acuerdo los autores en que el legislador no fue afortunado en la consideración del delito de aborto dentro del título VII. Al decir del
profesor Etcheberry, el aborto no ofende necesariamente el orden de las familias desde el momento en que igualmente punible el aborto de una
mujer casada como el de una soltera.
Tampoco puede alterar la moralidad pública, por muy inmoral que sea el acto, desde que el momento en que se realiza tan secretamente que la
mayor parte de las veces ni se sospecha que se haya cometido ( E. Cury, interpretando el artículo 343 ).
De los autores que se mencionan, junto a otro grupo de la doctrina, prevalece al parecer que el bien jurídico protegido por el legislador es la "
vida del feto ", producto de la concepción antes de que llegue a ser persona.
Debe agregarse que la apreciación antes dicha no excluye la posibilidad de que también la tutela jurídica alcance a otros bienes jurídicos; vida
y salud de la mujer embarazada, orden de las familias, interés demográfico del Estado.
El bien jurídico tutelado a través de la incriminación del aborto es la vida humana en formación, la persona aun no nacida. Es notorio que en
forma mediata pueden invocarse otros bienes jurídicos generales relativos al futuro de la nación y otros equivalentes; pero, si bien se mira, esta
clase de intereses están subyacentes en gran parte de los delitos, sin que por ello proceda desnaturalizar el bien específico de tutela, que es la
vida incipiente (Politoff, Grisola y Bustos)

Diferentes tipos penales de los Abortos Provocados o Ilícitos


1°.- ABORTO CAUSADO POR EXTRAÑOS
La primera figura derivada del tipo de aborto es la del a. causado por extraños, esto es, personas que no sea la mujer embarazada. Del concepto
de " tercero extraño " se excluye, sin embargo, al facultativo que obra abusando de su oficio, pues su presencia como sujeto activo da origen a
otra figura.
Las reglas de participación se aplican en esta figura penal con excepción de la participación del facultativo y de la propia mujer embarazada.
A esta figura se refieren los artículos 342 y 343 Código Penal...

- La expresión " Maliciosamente " empleada por el artículo 342. Para del Río la expresión malicia que el legislador sustituyó al término de
propósito que aparece en el primer proyecto, tiene por objeto referir el delito sólo al aborto provocado de carácter criminal, y dejar fuera al
aborto médico, que puede ser realizado de propósito, pero de buena fe, y con el fin legítimo de salvar la vida de la mujer. En ningún caso puede
caer bajo la sanción el aborto espontáneo.
Para Etcheberry, " la expresión maliciosamente dentro del sentido que la comisión atribuyó aquí al término, está aludiendo a la antijuricidad o
ilicitud de la conducta; no le cabe duda de que el médico obra con intensión, pero su acto está justificado ( sería un caso especial de estado de
necesidad ). Cuando falta esta justificación la ley considera que se ha obrado maliciosamente”.
En consecuencia, la expresión maliciosamente no dice relación con el elemento subjetivo, sino que se trata de una palabra
que, por error de la comisión redactora, se incluyó para legitimar conductas que ya eran lícitas al tenor de lo dispuesto por el 10 n° 10
(Schepeler).

- Naturaleza de las " violencias " a que se refiere la ley. Están de acuerdo los autores en que, aun cuando la ley no ha definido lo que ha de
entenderse por violencia en este caso, deberá calificarse del tal cualquier acontecimiento físico y además toda actitud encaminada a producir
daño o lesiones. Por consiguiente, quedarían comprendidas tanto las violencias físicas como las síquicas o morales.

- Análisis del artículo 342

5
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

1°.- A. CAUSADO CON VIOLENCIA. Referido en el artículo 342 n° 1 y en el artículo 343. En ambas disposiciones se difieren sólo en el elemento
subjetivo que anima al hechor, la acción siempre consiste en " causar un aborto " u " ocasionar un aborto”.
En cuanto al elemento subjetivo es necesario distinguir entre las dos disposiciones:
a.- Elementos subjetivo del 342 n° 1. El elemento subjetivo de esta disposición es necesariamente el dolo directo. La disposición se refiere " a
causar un aborto ejerciendo violencia en la persona de la mujer embarazada ", sin exigencias particulares subjetivas. Pero la conclusión de que
este precepto se refiere al aborto violento causado con dolo directo, se desprende del análisis de la disposición del artículo 343.
b.- Elemento subjetivo del 343. Al respecto hay varias hipótesis;
b.1.- se trata de un delito preterintencional, en este precepto se contempla una acción voluntaria, constituida por ejercer violencia sobre la
mujer embarazada, de indudable carácter doloso; de ella derivada el aborto, que el hechor no se propuso, pero que pudo prever, sería la
consecuencia de su ataque (Novoa)
b.2.- sería una especial previsión de cuasidelito, en orden cronológico la han sostenido; Fuenzalida, del Río, Cury, etc.
b.3.- comprende tanto al cuasidelito de aborto violento, como el aborto violento con dolo eventual. Etcheberry estima que los dos únicos
elementos que la ley proporciona (ausencia de dolo directo y previsibilidad del resultado), no excluyen más que el caso fortuito, y permiten
sancionar de conformidad a este artículo los abortos violentos que se causen con dolo eventual, con culpa consiente o con culpa inconsciente.
Para Politoff, Grisola y Bustos" respecto del resultado aborto se requiere dolo eventual o culpa; en tanto que respecto de la acción de ejercer
violencia, ésta debe ser siempre dolosa".
2°.- ABORTO SIN CONSENTIMIENTO. Es la segunda categoría causada por terceros extraños y se encuentran reglamentado en el 342 n° 2. No se
hace uso de la violencia, pero falta el consentimiento de la mujer. Por ejemplo, se encuentra privado de sentido. A la falta de consentimiento
debe asimilarse el consentimiento viciado, como el engaño o bien amenaza moral, no física.
No se trata ya de obrar contra la voluntad de la mujer, sino simplemente prescindiendo de su aquiescencia. Falta igualmente el consentimiento
de la mujer cuando está consiente, no en la muerte del feto, si no en ingerir sustancias, sufrir las maniobras o violencias, etc., pero ignorante de
la posible consecuencia de muerte del feto. El consentimiento para que se pueda decir que lo hay, debe referirse específicamente a esta última
circunstancia (muerte del feto).
3°.- Aborto con Consentimiento. Es la tercera forma de aborto causado por terceros extraños y reglamentada en el 342 n° 3 (menos grave). El
consentimiento debe ser prestado por la mujer libre y válidamente (en su sano juicio, teniendo edad suficiente, sin coacciones), con
conocimiento de la naturaleza y consecuencia del acto en que cual consiente. Existiendo este consentimiento aunque haya fuerza física, se
aplica esta disposición y no la del n° 1 del mismo artículo.

-------------------------------------------HASTA AQUÍ TERCERA PRUEBA------------------------------------------


**********************

2°.- Aborto causado por la propia Mujer


Es una figura calificada en razón del sujeto activo. Esto se explica ya que si no existiera esta disposición la mujer debería ser sancionada como
co- autora del aborto causado por terceros, y como en tal caso existiría consentimiento, la pena sería la del artículo 342 n° 3. En el aborto
consentido por la mujer, la ley considera más reprochable la conducta de ésta que la del tercero, y por lo mismo la penalidad es más alta.
Esta figura se encuentra referida en el 344, que contempla dos hipótesis:
1.- la mujer que causa su aborto.
2.- la que consiente en que otro se lo cause. En esta segunda hipótesis necesariamente se exige la intervención de un tercero, que causa el
aborto. El tercero es sancionado según el 342 n° 3, y la mujer se sanciona de acuerdo con el 344.
Advierte Soler, que no se pena el solo hecho de que la mujer consienta, ni aun a título de tentativa o frustración, es preciso que el aborto mismo
haya tenido por lo menos comienzo de ejecución.
- Atenuación de la responsabilidad de la mujer (344, inciso 2°). Para Fuenzalida, no parece muy armónico la disposición que hace este
artículo para imponer sus penas; por que si es verdad que uno de los móviles menos criminales que pueden inducir a una madre a causarse un
aborto es el de ocultar su deshonra, esta circunstancia no reúne los requisitos de las atenuaciones legales, ni vale más que otras varias que
racional y justamente pueden reclamar igual privilegio.
Este es un caso que se presenta frecuentemente entre las madres solteras, cuya situación de embarazo suele crearles graves conflictos con los
prejuicios existentes en el medio social. Consultado en la mayoría de las legislaciones latinas, es conocido como aborto honoris causa (Del
Río).
Estima Labatut que esta disposición comprende a todas las mujeres independientemente de su condición o estado civil, pues es el móvil, y no
la condición personal lo que determina la atenuación.
Para Etcheberry, este factor de atenuación no beneficia a los terceros que participan del delito, persiguiendo la misma finalidad.

3°.- Aborto Abusivo del Profesional


Contemplado en el artículo 345 la última de las figuras del aborto, que se denomina "aborto profesional abusivo”.
La doctrina entiende por facultativo, " la persona que posee título universitario relacionado con el arte de curar o sanar las enfermedades”.
Se trata de una figura calificada, pues el profesional, siendo un tercero, debería en principio recibir las mismas penas del 342, y en cambio, se
le aplican aumentadas en un grado.
El sujeto activo de este delito es el facultativo, al que se ha definido, pero dicho concepto debe complementarse con el artículo 210 del C.
Sanitario que menciona a los médicos, matronas, cirujanos, dentistas, médicos veterinarios, enfermeras y otros análogos.
Es elemento fundamental que el facultativo " abuse de su oficio”. El consentimiento de la mujer, salvo contadas legislaciones, entre las cuales
no figura la chilena, no es elemento del aborto médico.
El profesional puede cometer el aborto abusivo con dolo directo o eventual. No lo será el culpable, por cuanto el artículo 491 sólo sanciona a
los que se han cometido contra las personas.

4°.- Aborto Lícito o Terapéutico


El antiguo artículo 119 del C. Sanitario se refería al aborto médico, ginecológico, etc. Tal artículo se encuentra actualmente derogado.
Prescribía este artículo 119 que " sólo con fines terapéuticos se podrá interrumpir un embarazo..." Se decía que el legislador sanitario no había
indicado los casos en que se producía el aborto. Se criticaba que no se definía el término terapéutico y en todo caso no parecía " terapéutico "
quitar la vida al feto.
Se justificaba según la doctrina, cuando el estado de embarazo ponía en peligro la vida o salud de la madre, en un aspecto integral.

6
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

El médico, no obstante, intervenir terapéuticamente, requería de una opinión documentada de dos cirujanos.
Durante la vigencia del artículo 119, aun cuando no hubiere existido, se podría haber asilado al facultativo en el 10 n° 10, que opera como
eximente de responsabilidad penal.
Hay es reemplazado por una nueva disposición, en la que se proscribe todo tipo de aborto, entonces, en virtud de esta disposición se castiga
todo aborto.

5°.- Aborto seguido de muerte


El Código Penal no contempló directamente esta figura y sólo existe como referencia la constancia de la comisión redactora (sesión 66), que
alude al artículo 75 (concurso ideal de delitos). Etcheberry, aprueba el criterio de la comisión, " se trata de un solo hecho, aunque el resultado
sea múltiple”.
Un parecer contrario sostienen Politoff, Grisola y Bustos, " no nos parece que el caso del aborto seguido de muerte es un caso de concurso
ideal por el art. 75, en que el resultado podrá imputarse a título de dolo o culpa según sea la situación concreta ".

La tentativa de Aborto
Se reconoce que en doctrina es plenamente admisible la tentativa de aborto. Las maniobras abortivas realizadas sobre la mujer no embarazada
o portadora de un feto ya muerto, no constituyen aborto, ya que sería un delito imposible, salvo las eventuales lesiones o muerte de la mujer, si
ellos ocurren (Etcheberry).

Jurisprudencia
1.- Bien jurídico protegido
a.- la tendencia moderna del Derecho Penal, es considerar al ab. no como un delito contra el orden de las familias y la moralidad pública, como
lo hace nuestro C. Penal, sino como un delito contra la vida y sancionar de igual manera el aborto y el feticidio; pero como en Chile no existe
texto legal alguno que altere la definición gramatical y clásica del ab., es necesario concluir que para que exista ab. es indispensable la
expulsión prematura del producto de la concepción (C. Suprema, 9 de Abril de 1963).

2.- Comprobación del cuerpo del delito


a.- El delito de ab. es un hecho complejo y cuya comprobación exige el establecimiento de las diversas circunstancias que señala el artículo
134 del C.P.P: existencia de la preñez; época del embarazo; signos demostrativos de la expulsión del feto; las causas que lo hubieren
determinado, etc. (C. Suprema, 11.07.1969)
b.- No se encontraron los medios materiales con que pudo haberse efectuado el ab., o sea, no se estableció en el proceso el empleo de medios o
substancias para procurar la expulsión prematura del feto. A este respecto, sólo existe como antecedente en el proceso las declaraciones
prestadas por los reos en la causa, pero ellas sólo sirven para establecer su responsabilidad en el delito por el cual se les acusa pero, de modo
alguno para acreditar el cuerpo del delito.
No habiéndose acreditado en el proceso que efectivamente, en el caso de autos se produjo un ab., ya que no arroja el expediente elemento de
convicción valedero para darlo por establecido y que éste pudiere ser el resultado de una conducta externa del hombre, típica, antijurídica y
culpable, los sentenciadores de segundo grado llegan a la conclusión que a ambas procesadas deben ser absueltas del delito por el cual se les
acusa. (C. Santiago, 18 de Junio de 1985)
3.- Delito imposible
El artículo 342 sanciona al que maliciosamente causare un ab., es decir, al que interrumpe maliciosamente el embarazo en cualquiera de sus
fases.
En consecuencia, si a la época de las maniobras abortivas el feto estaba muerto dentro del vientre materno, no hubo interrupción de la preñez,
ni por ende, aborto.
La acción de la reo, aunque tuvo la intención de provocar el aborto u empleó medios idóneos, fue ineficaz por falta de objeto material del
hecho criminoso. Tal acción, consiguientemente, no es típica, no está encuadrada en ninguna de las figuras delictivas del párrafo I del título VII
del Libro II del Código Penal y no puede ser penada.
Desde otro punto de vista, no hay relación de causalidad entre las maniobras abortivas y la cesación de la vida intrauterina, pues ésta había
cesado antes de realizarse aquéllas.
El yerro de la acusada en cuanto a la situación en que se hallaba el objeto de su actividad, al excluir el elemento típico del delito, excluye
asimismo, la idoneidad del dolo para producir una sanción penal (C. Santiago, 6.04.1963).

LAS LESIONES CORPORALES

Generalidades
Están consideradas por la doctrina como un delito contra la integridad corporal y la salud.
El bien jurídico tutelado por la ley es la integridad y la salud de la persona. La integridad corporal, como bien protegido, significa la cantidad,
estructura y disposición de las partes del cuerpo, anatómicamente consideradas. La salud, en cambio, se refiere al normal funcionamiento,
desde el punto de vista fisiológico, de los órganos del cuerpo humano, pero es extensiva a la salud mental, es decir, al equilibrio de las
funciones síquicas.
Es éste un delito de resultado englobándose en el delito de daño a la salud (Politoff, Grisola y Bustos).
Las lesiones se castigan cuando son causadas por otras personas, de ahí que no se castiguen las autolesiones, esto se desprende del Código
Penal (398 y siguientes).
Las lesiones son figuras punibles que caen o afectan a las personas, de ahí que también se llamen lesiones personales.
No se castigan las lesiones producto de una intervención quirúrgica.
Aunque se protege la salud de la persona, el consentimiento no legitima la acción delictiva, entonces, en este caso el consentimiento para el
derecho resulta irrelevante.

Definición
- Puig Peña, " las lesiones es todo daño causado en el cuerpo, la mente o la salud de una persona sin dolo de muerte”.

7
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

- Del Río, " es todo daño o perjuicio causado a la integridad corporal o a la salud de la persona por medios mecánicos, químicos virulentos o de
cualquier medio material”.
- Labatut, " es todo daño causado a la integridad corporal o en la salud orgánica o síquica de una persona”.

Elementos comunes a todo tipo de Lesiones


1°.- DAÑO, se traduce en un perjuicio, en un detrimento que sufre la víctima, produciéndose una alteración permanente o temporal en la
integridad física o síquica en el sujeto pasivo.
2°.- EXISTENCIA DE UN ELEMENTO SUBJETIVO, " LA INTENSIÓN DE DAÑAR ", debe existir en forma clara y evidente. Pero esta intencionalidad
no debe contemplar el fin de matar, porque se caería en una figura distinta, en el campo del homicidio.
3°.- RELACIÓN DE CAUSALIDAD, entre la acción ejecutada y el resultado producido.

Acción típica o verbo rector de las Lesiones


Esto dependerá del tipo de lesiones, pero puede decirse " el que hiriere, golpeare o maltratare de obra a otro...". Sin perjuicio de los verbos
rectores especiales, como por ejemplo, la castración, etc.

Medios de las Lesiones


a.- Materiales, pueden ser mecánicos, físicos (132), virulentos (398).
b.- Morales, amenazas o actos impresionantes.

Figuras delictivas de las Lesiones


En nuestro análisis distinguiremos entre; Mutilaciones y Lesiones propiamente tales.

1°.- LAS MUTILACIONES


Tratan de ellas los artículos 395 y 396. En este tipo de lesione debe subdistinguirse dos aspectos: a.- la castración
b.- las mutilaciones propiamente tales.

A.- LA CASTRACIÓN. Es de los delitos más graves y requiere de un dolo directo, ya que el código se refiere en términos de " maliciosamente”.
Se le define como " la amputación, cercenamiento o inutilización maliciosa de los órganos sexuales, tanto del hombre como de la mujer”.
Por otra parte, la amputación puede ser total o parcial, en ambos sexos.
Algunos autores, sostienen que el legislador al emplear las expresiones " el que maliciosamente... castrare a otro ", estaría haciendo alusión
directa a un dolo doble, es decir, habría dolo de lesionar, que es directo, y un dolo específico que consistiría en cercenar, o inutilizar los órganos
sexuales.

B.- MUTILACIONES PROPIAMENTE TALES.


Se distinguen dos grupos:
1.- De miembro importante (396). Da un índice que la castración es una mutilación, por el encabezamiento del artículo, " cualquier otra
mutilación”. Al igual a la anterior debe ser hecha con dolo.
- Mutilar, es cortar un miembro y no otra parte del cuerpo. Este es un punto que determinará el juez en conocimientos médico legales. A demás
debe existir el requisito del artículo 396 " que deje al paciente en la imposibilidad de valerse por sí mismo o de ejecutar las funciones
naturales que antes ejecutaba”.
Al hablar el legislador debe la imposibilidad de valerse por sí mismo, se refiere a que a causa del perjuicio sufrido no puede desenvolverse en
la vida diaria, si no es con ayuda de terceras personas o elementos mecánicos.
2.- De miembro menos importante (396, segunda parte). Al igual que en caso anterior es una cuestión de hecho que habrá que examinar en
cada caso particular, en cada persona; por ejemplo, una dedo, una oreja, etc.

2°.- LESIONES PROPIAMENTE TALES (397)


“El que hiriere, golpeare a maltratare de obra a otro...". De obra, ocupa el legislador esta expresión para significar la vía de hecho que ha
seguido al accionar.

Definiciones
- Herir. “significa romper la carne o los huesos con un instrumento cortante, punzante o contundente.
- Golpear, " choque de dos cuerpos en el espacio, de forma repentina y violenta.
- Maltratar, " Cualquier acción material que produzca

Clasificación
Estas lesiones se clasifican e tres grupos fundamentalmente;
1.- Graves: gravísimas o simplemente graves.
2.- Menos graves.
3.- Leves.

1.- LESIONES GRAVES


1.1- LESIONES GRAVES GRAVÍSIMAS. Este tipo de lesiones están referidas en el artículo 367 n° 1, son las lesiones a consecuencia de las cuales
queda el ofendido demente, inútil para el trabajo, impotente, impedido de algún miembro importante o notablemente deforme".
La importancia de las lesiones graves gravísimas es que la propia ley se ha encargado de señalar cuáles son las resultas de las acciones de
lesiones en forma casuística.
Entonces, según el legislador son lesiones gravísimas, " cuando queda el ofendido:
a.- Demente, en el fondo hay una privación de razón o de las facultades mentales. Debe tratarse de una alteración grave y permanente, es decir,
debe mantenerse en el tiempo, lo cual no significa que sea de manera indefinida o perpetua.

8
Luis Manuel Castillo Latorre Técnico Jurídico de Nivel Superior IP La Araucana 2010

La expresión demente es empleada por este artículo en el mismo sentido que el 10 n° 1, que lo trata como eximente de responsabilidad penal y
no en el sentido restringido que pueda darle la moderna ciencia siquiátrica.
Para la calificación de las enfermedades mentales tendrán importancia los informes de los médicos especialistas.
En todo caso, es necesario que como resultado del mal trato quede comprometida notablemente la normalidad síquica del ofendido.
b.- Inútil para el trabajo, la ley no ha precisado en esta materia si la inutilidad debe referirse a todo tipo de trabajo o al que la víctima
desempeñaba antes del delito.
Labatut y del Río, estiman que el legislador se refiere a todo tipo de trabajo, sea al trabajo anterior o a cualquier actividad futura razonable.
Otras legislaciones, se refieren a la actividad que se desempeñaba.
c.- Impotencia, dentro de alcance jurídico que generalmente se le da a este término, incluye la incapacidad para las funciones sexuales, que
comprenden la realización del coito (coeundi) y la fecundación (generandi).
No hay distinción alguna. Se excluye, eso si, la resultada de una castración, ya que en ese caso se vuelve al 395.
d.- Notablemente deforme, la notable deformidad es un concepto de carácter fundamentalmente estético. Debe tratarse de una irregularidad
física notoria y permanente.
Deforme, significa desfigurado, feo, imperfecto en la forma. se requiere que llegue a tal grado que pueda provocar desagrado o repulsión a los
demás, pero si dado que la ley así lo califica (el resultado como lesiones gravísimas), que él sea notable.

1.2.- LESIONES SIMPLEMENTE GRAVES (397 n° 2) " Si las lesiones produjeren al ofendido...:
a.- Enfermedad, es un proceso patológico y una simple alteración del organismo.
b.- Incapacidad para el trabajo, no puede desempeñar sus labores por más de 30 días. La Jo. ha resuelto que se refiere al trabajo que
desarrollaba habitualmente.
- Graves especiales (398):
- administrándole a sabiendas...
- abusando de credulidad.... El legislador exige un dolo específico, "a sabiendas”.

2°.- LESIONES MENOS GRAVES


El tipo común son las lesiones menos graves y no se encuentran descritas en su resultado, significándose por exclusión " Las lesiones no
comprendidas en los artículos precedentes se reputan menos graves " (399, primera parte). Hay una falta de casuística.

3°.- LESIONES LEVES


Son figuras delictivas iguales a las anteriores lesiones, pero se tratan en el título de las faltas (495 n° 5), y se significan por exclusión,
castigándose como faltas. “Son todas aquellas que no son menos graves y se califican atendida la calidad de las personas y las circunstancias de
hecho ". Tal calificación la hace el juez.

Lesiones Graves Agravadas y Lesiones Menos Graves (400 - 401)


Del Río y Labatut estiman que estas disposiciones contemplan lesiones calificadas sea por la persona de la víctima, sea por las circunstancia de
ejecución del hecho.
La opinión contraria la sustenta Etcheberry, "no son figuras especiales, sino sólo circunstancias agravantes, que se sustraen a las reglas
generales sobre efectos de las mismas”.