Anda di halaman 1dari 4

PLAN POR DESARROLLAR

CERÁMICOS 1 IE 143
1. Definición
Cuando escuchamos la palabra cerámico, se nos viene a la mente un jarrón o florero.
Pero la palabra “cerámico” abarca muchos más objetos útiles en nuestra vida diaria.

Los materiales cerámicos son sólidos, formados principalmente por un metal y un


no metal, y la unión entre los átomos se da mediante enlaces iónicos o covalentes.
Se forman calentando el compuesto químico y luego dejándolo enfriar. Dependiendo
del tipo de enfriamiento que sufra, se pueden tener materiales cristalinos (moléculas
ordenadas) o amorfos (moléculas desordenadas).

2. Propiedades
2.1. Mecánicas
Son duros y frágiles a temperatura ambiente debido a su enlace
iónico/covalente, son deformables a elevadas temperaturas ya que a esas
temperaturas se permite el deslizamiento de bordes de grano o moléculas.

2.2. Eléctricas
En su mayoría aislantes eléctricos debido a que tienen una alta resistencia
dieléctrica, algunos de ellos presentan otras propiedades dieléctricas como es
la facilidad de polarizarse.

2.3. Térmicas
Tienen bajas conductividades térmicas debido a sus fuertes enlaces
iónico/covalentes. La diferencia de energía entre la banda de covalencia y la
banda de conducción en estos materiales es demasiado grande como para que
se exciten muchos electrones hacia la banda de conducción, por este hecho
son buenos aislantes térmicos. Debido a su alta resistencia al calor son usados
como refractarios, y estos refractarios son utilizados en las industrias
metalúrgicas, químicas cerámicas y del vidrio.
3. Tipos
3.1 Tradicionales
Cerámicas de mesa, pavimentos y revestimiento Sanitarios Refractarios
Porcelanas (aislantes, decorativas)

3.2 Ingenieriles
Aeroespacial: Materiales ligeros de alta resistencia mecánica y de alta
temperatura para motores, aviones, revestimientos de lanzadera espacial.
Automatismo: Sensores, componentes de alta temperatura
Biomédica: Huesos, dientes, materiales de implante
Electrónica: Condensadores, circuitos integrado, aislantes.
Energía: Celdas de combustible, combustible nuclear.

3.3 Cerámicos cristalinos (pueden clasificarse en tres grupos)


• Las cerámicas de silicato, cuya unidad estructural fundamental es el SiO2,
incluyen por ejemplo a la porcelana y los materiales refractarios.
• Los cerámicos de óxido sin silicatos, son compuestos a los que se les
agregan impurezas, como el Al2O3, MgO y BeO.
• Las cerámicas sin óxidos, como el ZnS, SiC y TiC, se utilizan como
material para elementos calefactores de horno, así como material abrasivo.

3.4 Cerámicos no cristalinos


Los átomos se acomodan en conjuntos irregulares y aleatorios. Los sólidos no
cristalinos con una composición comparable a la de las cerámicas cristalinas
se denominan vidrios. La mayor parte de los vidrios que se comercializan son
silicatos.

4. Aplicaciones
4.1 Fabricación de productos de alfarería, debido a su dureza y resistencia al
calor.
4.2 Losetas térmicas (trasbordadores espaciales), por su baja conductividad
térmica.
4.3 Fabricación de materiales de construcción (ladrillos, cemento, azulejos,
baldosas, etc.), por su dureza y baja conductividad térmica y eléctrica.
4.4 Aislantes en aparatos electrónicos.
4.5 Sirven para pulir o afilar otros materiales de menor dureza debido a su gran
dureza. Ejemplos: alúmina fundida y carburo de silicio.

5. Impacto ambiental
El impacto medioambiental del sector cerámico se centra en las emisiones
atmosféricas, generadas fundamentalmente en los procesos de cocción y
esmaltado, elevado consumo energía y generación de residuos.

5.1 Consumo energético


Desde el punto de vista medioambiental, el consumo de energía térmica se
considera significativo, ya que uno de los principales compuestos que se genera
en cualquier proceso de combustión es el dióxido de carbono (co2), siendo este
uno de los principales responsables del conocido “efecto invernadero”.
La energía térmica en el sector de las baldosas cerámicas es consumida
fundamentalmente en tres etapas de proceso:
- cocción (50-60% del total)
- secado por atomización (30-40%)
- secado de pieza compactada (5-10%)
Esta energía térmica puede obtenerse por la combustión de: fuelóleo, gasóleo,
propano y gas natural.

5.2 Emisiones atmosféricas


Las emisiones atmosféricas son uno de los aspectos medioambientales más
importantes y nocivos de la producción de baldosas cerámicas. dentro de estas
emisiones podemos encontrar:

• Emisiones gaseosas a temperatura ambiente con alto contenido de


material pulverulento.
• Emisiones gaseosas procedentes de combustión, calientes.

5.3 Aguas residuales


Las aguas residuales del sector cerámico presentan turbidez y color debido a
finísimas partículas de esmalte y material arcilloso en suspensión.

Desde el punto de vista químico las aguas residuales producidas en el sector


cerámico se caracterizan por la presencia de: sólidos en suspensión, aniones en
soluciones (sulfatos, cloruros, fluoruros...), metales pesados en solución y/o
suspensión (principalmente Pb y Zn), compuestos de boro y trazas de materia
orgánica (vehículo serigráficos y colas utilizados en las operaciones de esmaltado).

Actualmente, el boro es la sustancia química presente en las aguas residuales que


más difícil es su eliminación, debido a la elevada solubilidad del boro y de los
compuestos que forma, para conseguir separar dicho elemento no es suficiente con
un tratamiento fisicoquímico, sino que es necesario aplicar un tratamiento terciario
como: ósmosis inversa, intercambio iónico, etc.

5.3 Soluciones
• Evitar la emisión de partículas de polvo: Aplicar soluciones de
encerramiento y sistemas de aspiración y filtros puede dar un resultado
efectivo en casi un 100% de los casos.
• Reducir los gases contaminantes emitidos: se puede conseguirse con la
aplicación de técnicas como la adición de aditivos ricos en calcio o filtros
de mangas con absorbedor.
• Reducir el consumo de energía: mediante la recuperación del calor
emanado por los hornos donde se cuece la cerámica, lo que también
contribuye a la reducción de emisiones de efecto invernadero.
• Evitar el excesivo nivel de ruido: en cada una de las etapas de fabricación
de la cerámica, ya sea mediante el encierro de las máquinas más ruidosas
o median técnicas de insonorización.