Anda di halaman 1dari 9

RESÚMEN

El presente trabajo incluye un análisis del trabajo colaborativo, siendo ésta estrategia
bastante utilizada ha mostrado resultados favorables
organizado considerando los estilos de aprendizaje popuestos por
_________________. Ésta forma de organización El trabajo colaborativo es una
estrategia constructivista investigada ampliamente por ____ _____, éste anteproyecto
aborda al trabajo colaborativo considerando los estilos de aprendizaje de los
estudiantes según ______, concretamente en la asignatura de Formación cívica y ética
en alumnos de Educación Básica del tercer periodo. La investigación se realizó a través
de una metodología cualitativa y se obtuvo un resultado favorable y analizar los
resultados se concluye que

Palabras clave: trabajo colaborativo, estilos de aprendizaje,

En este artículo se incluyen algunas reflexiones sobre el trabajo colaborativo y el impacto que éste tiene
en el proceso de aprendizaje, no sólo en cuanto a la aprehensión de contenidos teóricoacadémicos, sino
también a la adquisición de habilidades digitales, reconocimiento de actitudes, desarrollo de destrezas y
aptitudes útiles para ser buen estudiante y para mejorar la práctica profesional a través de la convivencia
generada por el trabajo colaborativo. El aprendizaje colaborativo posibilita el desarrollo de saberes
teóricos, prácticos y formativos. Estos últimos permiten enfrentar un mundo cambiante con
pensamiento crítico, así como habilidades de relación y comunicación, tolerancia, respeto y disposición a
escuchar. Estas competencias tienen su base en las interactividad intencionada con un propósito
definido de colaboración. La educación a distancia, a través de las estrategias utilizadas en los ambientes
virtuales, funciona para “acercar” a los usuarios, ya que facilitan las interacciones sociales, la creación de
redes sin importar las barreras físicas, de horario y heterogeneidad cultural. El egresado de esta
modalidad educativa se beneficia por desarrollar dominio disciplinar y competencias transversales, como
seguridad profesional, autoconfianza, lucha contra las resistencias tecnológicas, imposición de retos y
logro de objetivos.
INTRODUCCIÓN
Antecedentes
Tras varios años siendo partícipe del sistema educativo mexicano se pueden ver las
transformaciones que ha sufrido el modelo educativo, ha pasado de ser una educación
principalmente conductista basada en la memorización y repetición, a ser una
educación constructivista que promueve el aprendizaje significativo, la socialización de
información y el pensamiento crítico favoreciendo actitudes de diálogo y negociación.
Así, es imposible tratar el tema de la educación centrada en una enseñanza
constructivista y pretender separarla de las relaciones sociales y educación
personalizada a las necesidades, es por esto que surge la interrogante para saber qué
estilo de aprendizaje es el que más se favorece al utilizar el trabajo colaborativo como
estrategia didáctica.

Definición del problema


Es indispensable que los docentes frente a grupo conozcan los estilos de aprendizaje
de sus alumnos, de esta manera podrán realizar las adecuaciones correspondientes y
seleccionar las estrategias didácticas más favorecedoras para éstos.
Dentro de la variedad de estrategias didácticas con las que se cuenta para trabajar con
los alumnos es el trabajo colaborativo, posterior a la aplicación de un test para
identificar los estilos de aprendizaje, se pretende agrupar a los alumnos por grupos de
trabajo colaborativo de acuerdo a sus estilos de aprendizaje y registrar los resultados
obtenidos.

Justificación
Para los profesores es importante conocer, lo más posible a sus estudiantes: en qué
son buenos, en qué requieren ayuda, qué se les dificulta, qué problemas pueden tener
que les afecte en su aprendizaje, entre muchos otros aspectos.
El presente trabajo de investigación será de utilidad para los maestros quienes podrán
beneficiar el aprendizaje de sus alumnos a través de la integración de grupos de trabajo
por estilos de aprendizaje.
Tras las importantes modificaciones que sufre el sistema educativo en cuanto a la
didáctica y las prioridades que deben tener los profesores, indiscutiblemente todo
coincide en que lo primordial es potenciar el aprendizaje de los estudiantes; por tal
motivo, surge éste proyecto de investigación que vincula los estilos de aprendizaje con
el trabajo colaborativo.

Pregunta de investigación
¿Qué beneficios tiene integrar los distintos estilos de aprendizaje en grupos de trabajo
colaborativo?

Contexto
El presente trabajo de investigación se llevará a cabo en una Escuela Primaria del área
semiurbana de la colonia Villas de San Francisco, la cual se encuentra a las afueras del
área metropolitana del municipio de General Escobedo, Nuevo León.
Es un plantel de organización completa con un promedio de 45 alumnos por grupo. La
población a quien está dirigida son específicamente alumnos del tercer período de
Educación Primaria (cuarto a sexto grado). Las aulas son reducidas para la cantidad de
estudiantes por lo que es un factor a considerar en la organización del grupo.

DESARROLLO
Marco teórico
La educación se transforma constantemente y la visión constructivista cada vez
muestra mejores resultados en los estudiantes. El trabajo colaborativo forma parte de la
visión constructivista de la pedagogía que impulsó Piaget quien pensaba que “aprender
a aprender” debería ser el objetivo de la educación para que los niños se conviertan en
pensadores independientes.
Es sencillo encontrar estrategias que apoyen el desarrollo de un contenido,
aunque no todos arrojan resultados positivos que en verdad demuestren que el alumno
adquiere significativamente el aprendizaje. Esto se debe a que cada alumno tiene una
manera distinta de aprender, se dice que “son los modos característicos por los que un
individuo procesa la información, siente y se comporta en las situaciones de
aprendizaje” (Smith, 1988). Los estudiantes acuden a la escuela con necesidades de
aprender y vivir nuevas experiencias educativas, ellos son capaces de hacerlo, sin
embargo, cada uno los hace de forma diferente, algunos se encuentran más
interesados en el tema si se utiliza material didáctico, como carteles, imágenes, objetos
concretos, etc. Y por otro lado hay alumnos que son capaces de retener información por
medio de un mapa conceptual, mental, otros necesitan de alguna canción o alguna
actividad más lúdica para apropiar el conocimiento.
El trabajo colaborativo es una interesante propuesta para organizar al grupo,
otorga beneficios tanto al docente como al alumno ayudando a desarrollar habilidades y
competencias para la vida. Las dificultades que aparecen se deben principalmente a la
poca organización y a la falta de control en las tareas asignadas. El maestro tiene la
posibilidad de experimentar situaciones distintas a las tradicionales, pone en juego sus
destrezas para diseñar secuencias didácticas, y la conducción de las actividades de
enseñanza, el material didáctico, así como evaluar y reorientar la práctica docente.
El trabajo en pequeños grupos es una propuesta de trabajo que aparece en el
Programa de Estudios 2011 y el Plan de Estudios 2011, material proporcionado por la
SEP con la finalidad de unificar los aprendizajes y métodos con que los docentes de la
República Mexicana deben trabajar frente a grupo ya que son el resultado de una
variedad de técnicas, investigaciones pedagógicas y del desarrollo del niño.
El Plan de Estudios 2011. Educación Básica es el documento rector que
establece El Perfil de Egreso, Los Principios pedagógicos, Los Estándares Curriculares
y Las Competencias para la vida de los tres niveles de Educación Básica además de
otros aspectos. Entre los Principios pedagógicos sustentados aparece “trabajar en
colaboración para construir el aprendizaje”, ahí se enlistan las características de las
prácticas que se deben enriquecer, entre las que se encuentra que el trabajo sea
inclusivo, haciendo referencia a que ningún alumno debe ser apartado del trabajo, por
el contrario se debe promover el que los niños aprendan a convivir, a respetar y a ser
tolerantes tanto con las actitudes como con las acciones de los compañeros. Además,
el trabajo colaborativo define metas comunes de modo que el aprendizaje esperado sea
establecido y buscado por los actores del proceso comunicativo.
Trabajar en pequeño grupos favorece el desarrollo cognitivo del niño ayudándole
a explotar sus capacidades e impulsándole a utilizarlas debido a que los niños
desarrollan habilidades y destrezas mediante la interacción social, como lo propone
Vigotsky en la Teoría del Desarrollo Cognoscitivo, el cual resaltó la importancia de las
influencias sociales sobre el desarrollo cognoscitivo de los niños. El término que utilizó
para describir el rango de tareas es la Zona de Desarrollo Próxima (ZDP) la cual cuenta
con un límite inferior siendo las habilidades individuales las que se encuentran ahí,
mientras que en el límite superior se encuentra la responsabilidad adicional que el niño
puede alcanzar si cuenta con un instructor capaz. Para brindar al estudiante una forma
eficiente de comunicarse es conveniente transformar el salón de clases con las ideas
de Vigotsky formando pequeño grupos de trabajo y utilizando el lenguaje como medio
de comunicación para favorecer la participación activa en las discusiones en clase, su
atención y rendimiento (Tharp y Gallimore, 1988 citado por Santrock, 2007).
El alumno, independientemente de la edad de éste, es un ser dotado de una infinidad
de habilidades y capacidades con las cuales se desenvuelve en la sociedad en la que
vive. Se encuentra en constante cambio y comunicación con las personas que le
rodena quienes afectan directamente su pensamiento, su conducta, su autoestima, sus
costumbres y creencias así como la medida en que desarrolla sus destrezas, esta
postura está inclinada al constructivismo.

Como lo menciona Díaz Barriga & Hernández (2002) “El constructivismo postula
la existencia y prevalencia de procesos activos: habla de un sujeto cognitivo aportante,
que claramente rebasa a través de su labor constructiva lo que ofrece su entorno” (p.
28). El trabajo colaborativo siendo abordado desde la perspectiva constructivista
contribuye a que los alumnos construyan los conceptos, desarrollen habilidades y
formen hábitos asociados al estudio.
Es frecuente que los alumnos, al estar en contacto únicamente con el maestro y verle
como el único agente de quien aprende, quiera desafiarle en alguna ocasión o suponga
que todo lo que su maestro le dice es lo correcto. Se le debe enseñar al niño que
existen diferentes perspectivas y formas de aprender entre las cuales él elegirá la que
mejor se da parte a sus características personales como su estilo de aprendizaje, nivel
de madurez, y la etapa cognoscitiva en la que se encuentre.
Para lograr un aprendizaje significativo es necesario conocer a los estudiantes y
equilibrar las actividades con sus capacidades y habilidades, es por ello, que los estilos
de aprendizaje influyen directamente con esta propuesta de poder balancear los
grupos de trabajo para obtener mayores resultados. R. M. Smith (1988) menciona que
los estilos de aprendizaje son "los modos característicos por los que un individuo
procesa la información, siente y se comporta en las situaciones de aprendizaje". Debido
a esto, es primordial resaltar que cuando se quiere aprender algo cada persona utiliza
sus propios métodos, estrategias y estilos diferentes de aprender, así como también es
bastante evidente que algunos aprendemos más rápido que otros, así tengamos el
mismo nivel educativo, usemos las mismas herramientas y compartamos el mismo
espacio, esto se debe a que cada persona utiliza un estilo de aprendizaje distinto.
El docente debe estar dotado de habilidades específicas como la organización,
monitoreo a todos los grupos de trabajo y la colaboración. Debe ser un guía en la
búsqueda del conocimiento y no pretender dar todas las respuestas a sus alumnos,
además debe asegurarse de que estos adquieran habilidades positivas y no conductas
que retrasen o dañen sus avances.
La estrategia de trabajar en pequeños grupos dentro del aula, funciona
únicamente si el docente es capaz de diseñar, organizar, mediar, vigilar el cumplimiento
de los propósitos, reorientar el trabajado y evaluar los resultados. Es el docente quien
toma las decisiones del número de integrantes de cada equipo, el agrupamiento del
alumnado, éste debe conocer información de cada alumno como lo es su ritmo de
aprendizaje, y, es ésta investigación, se agruparán de acuerdo a sus estilos de
aprendizaje para poder realizar adecuaciones en sus actividades y favorecer cada
estilo. Considerando que “el acompañamiento de asesor, puede concretarse en la
valoración de los alumnos y alumnas, en la toma de decisiones sobre las agrupaciones,
en la observación en el aula y en la valoración de su funcionamiento” (Bonals, 2000,
p.26)
El trabajo en grupos cumple con la función de regular el aprendizaje entre los
miembros debido ya que éstos se deben organizar de la mejor manera que les sea
posible para lograr los aprendizajes previstos. De forma interna, se ponen en jugos los
conocimientos y saberes así como las estrategias que cada uno utiliza y ha
desarrollado para resolver la problemática planteada. Además de esta función, también
se potencializa el equilibro emocional en la medida en que los integrantes son capaces
de ejercer influencia en los demás (Bonals, 2000). La contra parte es que esta
influencia puede no ser positiva en todas las ocasiones, lo que condiciona en gran
medida el éxito de la actividad.
Para propiciar el aprendizaje significativo resulta útil el trabajo en pares debido a
que los mismos niños son quienes se apoyan y motivan a participar en las actividades
de aprendizaje. Delval (1994) sustenta el precepto de que las relaciones de amistad
benefician a los estudiantes. No es lo mismo que un adulto trabaje con los niños porque
no hay una relación de igualdad sino que el alumno siempre verá al adulto como la
autoridad y retiene dudas o intenta complacerle a su vez, el adulto es más complaciente
y le tiene paciencia, a diferencia de que si se trabaja con un igual, las dudas que tenga
las puede externar con mayor confianza de no ser juzgado y sus producciones recibirán
críticas reales. Cuando se trabaja con alguien que está en el mismo nivel, se tiene el
compromiso de aportar algo durante el proceso de elaboración del producto.
Existe, a su vez, la tendencia a confundir la terminología y a utilizar el
“aprendizaje colaborativo” y el de “aprendizaje cooperativo” como sinónimos siendo que
están delimitados por una marcada diferencia. La SEP en los Planes y Programas 2011
maneja como sinónimo el trabajo colaborativo y cooperativo sin hacer una distinción
marcada entre ambos estilos de trabajo en pequeños grupos, únicamente se menciona
que todos los integrantes deben hacer aportaciones al producto que se elabora pero se
puede establecer roles que cada alumno deberá cumplir.
Colaborar es básicamente ayudar a otros a que aprendan, en este caso, a los
miembros del equipo de trabajo para que todos adquieran el mismo aprendizaje
esperado, es un trabajo en el que todos participan, resuelven dudas, dan ideas,
proponen, dan alternativas de solución a un problema. En el trabajo colaborativo todos
los miembros participan en cada una de las partes, exponen sus ideas, argumentan las
afirmaciones, defienden sus puntos de vista y eligen la mejor solución ante la situación
que se les presenta.
En contraparte, en la organización basada en el aprendizaje cooperativo, cada
quien se preocupa por llegar al objetivo y no se detiene a ayudar al compañero; lo
primordial es cumplir la meta, tener un producto. Funciona para buscar un objetivo y
cada quien busca el trabajo individual. Cada miembro del equipo distribuye las
actividades y al final se reúnen las evidencias de cada uno para formar un todo, de
forma que el trabajo disminuye pero no se socializan los contenidos ni hay un
aprendizaje significativo. Ferreiro (2005) menciona que “Colaborar es contribuir con
algo, ayudar a otros al logro de un fin, mientras que cooperar es obrar conjuntamente
con otro para un mismo fin” (p.34).
Las competencias comunicativas son utilizadas por todas las sociedades para expresar
ideas, sentimientos, emociones y toda emoción. La SEP hace énfasis en que los
alumnos participen en situaciones comunicativas con la intención de contextualizar los
contenidos y dejar atrás la repetición de oraciones con escaso o nulo sentido, así como
provocar un profundo aprendizaje y entendimiento desde temprana edad. El lenguaje y
todas las formas de expresión constituyen un complejo sistema en el que los
estudiantes se encuentran inmersos desde el momento mismo del nacimiento, el papel
fundamental de la educación es formalizar y unificar los contenidos brindando igualdad
de oportunidades.

Como ya se ha mencionado anteriormente, cada individuo cuenta con distintas


habilidades para desenvolverse en la vida y dentro del aula. Los alumnos cuentan con
distintos estilos de aprendizaje que les favorecen la adquisición de conocimientos. “Los
estilos de aprendizaje son los rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que sirven como
indicadores relativamente estables de cómo las personas perciben, interaccionan y
responden a sus ambientes de aprendizajes”. (Keefe, 1988 citado por Ministerio de
Educación de Perú, 2007)
Concretamente, el modelo de estilos de aprendizaje propuesto por Bandler y Grinder,
denominado VAK (visual, auditivo kinestésico) agrupa según la selección de la
información de acuerdo a los canales de percepción sensorial. De ésta forma, los
alumnos serán agrupados por la percepción prevaleciente en ellos para utilizar
actividades favorecedoras y buscar el máximo logro de los aprendizajes esperados.
REFERENCIAS
Bonals, Joan (2000). El trabajo en pequeños grupos en el aula. España: Editorial
Graó.
Dean, J. (1994). La organización del aprendizaje en la Educación Primaria: Los
niños, El rol del maestro, La organización de los niños para el aprendizaje. Barcelona.
España: Paidos.
Díaz Barriga, F. y Hernández, G. (2002). Estrategias docentes para un
aprendizaje significativo: Constructivismo y aprendizaje significativo y aprendizaje
cooperativo y proceso de enseñanza. Distrito Federal. México: McGraw- Hill
Interamericana.
Ferreiro, G. R. (2005). Estrategias didácticas del aprendizaje cooperativo. El
constructivismo social: una nueva forma de enseñar y aprender. Distrito Federal.
México: Editorial Trillas.
Fernández Sánchez, Néstor. Promoción del cambio de estilos de aprendizaje y
motivaciones en estudiantes de educación superior mediante actividades de trabajo
colaborativo en Blended Learningried. Revista Iberoamericana de Educación a
Distancia [en linea] 2011, 14 (-Diciembre): [Fecha de consulta: 11 de noviembre de
2016] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=331427215010>
Ministerio de Educación de Perú (24 de noviembre del 2016). Serie 1 para
docentes de Secundaria Nuevos paradigmas educativos. Fascículo 7: Los estilos de
aprendizaje. (2007). 1st ed. Lima, Perú: El Comercio S.A., pp.2-33.
Santrock, J. W. (2007). Desarrollo infantil. Distrito Federal, México. -McGraw- Hill
Interamericana.
SEP. (2011): Plan de Estudios 2011, Documentos básicos, Distrito Federal.
México:
SEP. (2011): Programa de Estudios 2011, Sexto Grado de Educación Básica.
Documentos básicos, Distrito Federal. México: SEP
Renzulli, J.; Smith, L. y Rizza M. (2002). Inventario de Estilos de Aprendizaje-
Version III (Learning Styles Inventory--Version III-Elementary Class Set).