Anda di halaman 1dari 4

FOMENTO LECTOR EN EDUCACIÓN BÁSICA

Padres y niños

1. ORGANIZARSE
La desorganización puede estar reñida con la lectura. Los pediatras recuerdan
que es importante ayudar a los niños a organizar su tiempo y su biblioteca.
2. SER CONSTANTE
Todos los días hay que reservar un tiempo para leer, en momentos relajados
y con buena disposición para ello.
3. PEDIR CONSEJO
Es importante pedir consejo en el colegio, las bibliotecas y las librerías sobre
los libros más adecuados para cada niño y cada edad.
4. ESCUCHAR
En las preguntas de los niños y los adolescentes está la clave para aprender
sobre sus gustos y motivaciones.
5. ESTIMULAR Y ALENTAR
Cualquier situación puede proporcionar motivos para llegar a los libros. Por
ello se recomienda dejar siempre libros al alcance de los niños.
6. PROPONER, NO IMPONER
Es mejor sugerir que imponer. Hay que evitar tratar la lectura como una
obligación. Lo importante es resaltar los aspectos positivos y divertidos,
según sus gustos, de lo que va a leer, en una conversación cotidiana.
7. ACOMPAÑAR
El apoyo de la familia es necesario en todas las edades. No conviene dejar a
los niños solos cuando aparentemente saben leer.
8. COMPARTIR
El hábito de la lectura se contagia leyendo junto a los niños.

FOMENTO LECTOR EN EDUCACIÓN MEDIA


Padres y adolescentes

1. Buscar material de lectura que pueda interesar a sus hijos


Utilice sus intereses y hobbies como punto de partida. Por ejemplo, si les
interesa la computación o los autos, puede ofrecerles libros, revistas y
catálogos sobre estos temas.
2. Poner a disposición de los chicos en diferentes partes de su casa toda clase
de material de lectura
Pueden ser libros, revistas, historietas y diarios.
3. Romper con la manera típica de pensar la literatura como algo “serio” y
quizás “aburrido”
Buscar algo que pueda disfrutar junto con ellos: como por ejemplo alguna
situación o comentario chistoso presente en las noticias locales o
internacionales.
4. Disponer de un lugar especial para que sus hijos guarden sus libros.
Como para los niños, el organizarse también es importante para los
adolescentes. Sobre todo si sienten que, con acciones que fomentan nuevos
hábitos, se están preocupando de ellos.
5. Presentar la lectura como una actividad que permite lograr diferentes
propósitos
Como informarse sobre un tema de interés, aprender un hobby, planificar un
viaje, entretenerse, conocer diferentes puntos de vista sobre un tema.
6. Establecer un horario para leer en familia
Independientemente de la tarea escolar. Por ejemplo, 20 minutos antes de
dormir, después de la cena, o en cualquier otro horario.
7. Compartir con sus hijos sus impresiones y opiniones sobre materiales que
se haya leído.
Hacer el esfuerzo de recordar algo que realmente nos interesó o nos llegó. Si
es un tema que nos importa, los hijos se darán cuenta y también será
importante para ellos.
8. Proponer que su hijo lea en voz alta algún párrafo interesante para
disfrutarlo juntos.
En el caso de que usted note que está interesado en la lectura de un material
(libro, revista, historieta). Recuerde que no se trata de corregir su lectura,
sino de compartir sus impresiones sobre lo leído.
9. Leer en voz alta a sus hijos, especialmente si alguno de ellos siente que no
puede leer bien.
El placer de escuchar a sus padres leer, puede generar en él interés y
entusiasmo por los libros y la lectura.
10. Ser flexibles
Recordarles que no es necesario que terminen de leer un libro, si no lo
desean. Pueden dejar de leerlo después de unas páginas o de un capítulo y
continuarlo más tarde. No tratar de convencerlos de que lo terminen si no
quieren.
11. Enseñarles a ayudar
Proponer a sus hijos mayores leer a los más chicos. Seguramente les gustará
mostrar sus habilidades de lectura y sentirse importantes ante una audiencia
que los admira.
12. Proponerles entrar a una librería cuando paseen.
Pueden explorar juntos la sección de libros para jóvenes. Aquí puede
aprovechar de pedir consejo de los libros y revistas que sus hijos puedan
disfrutar.
13. Preferir regalar libros cuando se tenga que hacer regalos
Si es posible y teniendo en cuenta los intereses de sus hijos.
14. Enriquecer las experiencias positivas de las lecturas de sus hijos.
Por ejemplo, si su hijo disfrutó un libro sobre dinosaurios, proponerle visitar
un museo o ver una película sobre el tema. Organizar una salida al cine para
ver una película basada en un libro que hayan leído.