Anda di halaman 1dari 2

La soledad originaria

“No es bueno que el hombre este solo”

Introducción

Reflexionemos ahora sobre el primer relato del genesis para poder descubrir el significado
profundo de las experiencias humanas.

Despues de haber formado a Adán del barro de la tierra e insuflado el hálito de vida, dice Dios:
“No es bueno que el hombre este solo” (Gen. 2,18)

A pesar de estar rodeado de muchos seres vivos, el hombre siente gran soledad. A esto Juan
Pablo II lo llamo “Soledad originaria”.

¿En qué consiste?

No se trata de que todavía no se encontró con eva. La soledad continua, incluso después
del encuentro con eva.
Se trata de una experiencia fundamental de todo ser humano, varón y mujer, que lo
acompaña a lo largo de su vida
No encuentra nada que sacie su inquietud
La soledad nos abre la puerta
No quiere decir aislamiento sino apertura hacia la trascendencia, hacia el mismo creador. El
cuerpo señala hacia Dios. El matrimonio no es el destino final. “Nos hiciste señor para ti, y
nuestro corazón estará inquieto hasta que descanse en ti”
Ejemplo de los matrimonios que sienten vacio y le piden a la pareja que lo llene.
El amor revelado en nuestras experiencias y en nuestro Cuerpo
¿Como descubre el hombre la soledad originaria, la apertura de su vida hacia Dios?
La experiencia de soledad originaria se revela a travez del cuerpo.
Esta belleza del amor la re-descubrimos en nuestras experiencias, en nuestro cuerpo. Y aquí
ya entramos de lleno en el tema que nos interesa.
“El cuerpo habla de Dios, nos devela su bondad y sabiduría; y habla también de nosotros,
del hombre y de la mujer, de su vocación al amor” (vamos a ir viendo estos temas)
La experiencia primordial
Son muchas las experiencias del hombre, pero la experiencia del amor es la experiencia
fundamental. El hombre no se entiende sin el amor.
“Solo quien experimenta el amor pude encontrar la respuesta a la pregunta por el propio
ser” (Juan Pablo II Amor y responsabilidad)
• El amor posee el sabor de toda la persona
Toda la persona se hace presente en el amor y por lo tanto en el cuerpo. Yo soy mi cuerpo.
No basta decir que mi cuerpo me pertenece o que hago uso de mi cuerpo. Sino que tengo
que añadir que “Yo soy mi cuerpo”
(el cuerpo no es un objeto que puedo ser desposeido: una herramienta, mi coche, etc.)
(Video del papa Juan Pablo II sobre la risa. Toda la persona se hace presente en ese gesto)
El cuerpo como objeto: yo con mi cuerpo hago lo que quiero (asi se silencia el lenguaje del
cuerpo, que dice cosas fundamentales para la existencia)
• El amor toca todas las dimensiones de la vida
Se le descubre en el cuerpo, moviendo los instintos y sentimientos. Y, a la vez, posee una
dimensión espiritual, que hace percibir la dignidad única de la persona amada y conduce al
hombre mas allá de si mismo, hacia Dios.
El hombre es un interrogante para si mismo: cual es el sentido de nuestra vida, el sentido
de nuestros pasos por el mundo. Sin el amor no se entiende. Es el amor el que da
respuestas al hombre
Una primer experiencia que nos ayuda a ir comprendiendo lo que estamos diciendo es el
asombro que produce en nosotros el contacto con la naturaleza
Video de benigni Pinocho sobre el descubrimiento.
Nuestras experiencias abren el camino hacia el otro. Nos ponen en contacto con la realidad
y nos invitan a salir de nosotros para entregarnos a una comunión que nos plenifica.
Por eso que la experiencia ante lo creado nos habla, pero no es la mas importante de las
experiencias
El lenguaje del cuerpo

¿Qué es lo que nos dice el cuerpo cuando uno esta atento a su lenguaje?

1. El cuerpo es la forma en que participo del mundo


2. El cuerpo es también parte de mi propia intimidad (la persona se manifiesta en el
cuerpo
3. Gracias al cuerpo nunca puedo definirme como un ser aislado
4. El cuerpo es un don que hay que cuidar
5. El cuerpo señala hacia Dios: nacimiento y muerte (don y destino en otras manos)

El cuerpo ayuda al hombre a recibir su vida como Don y a responder con gratitud a su
invitación de amor.

Juan Pablo II: “el creador ha asignado al hombre como tarea el cuerpo”

Conclusión

El cuerpo nos dice que nuestro origen y destino está en otras manos, las del creador, y que
nuestra vida consiste en un viaje hacia Él (soledad originaria)

Dimensión esponsal del cuerpo