Anda di halaman 1dari 3

CIENCIAS SOCIALES

La conformación del mundo contemporáneo

Al siglo XVIII se lo conoce como "el siglo de las luces". Semejante nombre encuentra razón en
el movimiento que invade a Europa en el terreno de las ideas, promoviendo la modernización y
el rechazo a todo lo que representara el Antiguo Régimen.

A partir de la segunda mitad del siglo XVIII se produjeron en Europa occidental un conjunto de
cambios fueron dando origen a la sociedad capitalista.

La Revolución industrial -en el plano económico y social- y la Revolución Francesa (que se


desarrollo entre 1789 y 1815) –en el plano político y cultural- tuvieron una importancia decisiva
en el curso de la historia de la humanidad.

Durante el siglo XIX y una parte del XX, la industrialización inglesa fue tomada como “modelo
de progreso y desarrollo” deseable para todo el mundo, y las ideas que difundió la Revolución
Francesa fueron durante muchos años, el fundamento de las luchas por la igualdad de los
derechos civiles y políticos de todos los hombres y por el establecimiento de regímenes de
gobierno democráticos.

Sobre estas bases se organizó y consolidó la sociedad capitalista contemporánea, que desde
los centros europeos se expandió rápidamente por todo el mundo.

- A continuación, analizaremos juntos los cambios que se produjeron en la transición de la Edad


Media a la Modernidad.

EDAD MEDIA Edad moderna y


contemporánea

Siglos en los que transcurre V-XV XV- actualidad

Espacio económico Rural Urbano

Tipo de economía De subsistencia De excedente

Actores sociales centrales Campesinos Burguesía y Obreros

Ideas, pensamiento Teocéntrico Antropocéntrico

ACTIVIDAD
- A continuación se presenta un fragmento del libro “Las Revoluciones burguesas” del
historiador Erich Hobsbawm. A partir de la lectura analiza:
1) ¿Qué diferencias se pueden identificar entre la Edad Media y la modernidad?
2) Agrupa las palabras que se encuentran entre comillas según el siguiente criterio: aspectos
sociales, aspectos económicos, aspectos políticos-ideológicos.
3) ¿Qué quiere decir el autor cuando afirma que “(…) imaginar el mundo moderno sin estas
palabras (es decir, sin las cosas y conceptos a las que dan nombre) es medir la profundidad de
la revolución producida entre 1789 y 1848”?
“Las palabras son testigos que a menudo hablan más alto que los documentos. Consideremos algunos vocablos
que fueron inventados o que adquirieron su significado moderno en el período de sesenta años que abarca este
volumen [se refiere a este libro]. Entre ellos están: “industria”, “industrial”, “fábrica”, “clase media”, “clase
trabajadora”, “capitalismo” y “socialismo”. Lo mismo podemos decir de “aristocracia” y de “ferrocarril”, de “liberal” y
“conservador” como términos políticos, de “nacionalismo”, “científico”, “ingeniero”, “proletariado”
y “crisis” (económica). “Utilitario” y “estadística”,”sociología” y otros muchos nombres de ciencias modernas...
Imaginar el mundo moderno sin estas palabras (es decir, sin las cosas y conceptos a las que dan nombre) es medir
la profundidad de la revolución producida entre 1789 y 1848, que supuso la mayor transformación en la historia
humana desde los remotos tiempos en que los hombres inventaron la agricultura y la metalurgia, la escritura, la
ciudad y el Estado. Esta revolución transformó y sigue transformando al mundo entero.”

Hobsbawm, E: Las revoluciones burguesas.

Síntesis de información complementaria

Se comprende a la Revolución Industrial, como un proceso de desarrollo lento que se da


hacia finales del S. XVIII y principios del XIX, que afectó principalmente la vida económica y
social. La principal característica de este proceso que tiene inicio en Inglaterra, es la
introducción de la producción fabril orientada a cubrir las necesidades de un mercado en
expansión en donde se reemplaza la producción manual por la producción industrial. En este
proceso se establecen nuevas relaciones sociales de producción, de tipo capitalista, entre los
trabajadores y los dueños de las fábricas. En este sentido, se puede decir que los cambios de
revolución industrial son principalmente cambios económicos y sociales, ya que introdujo
modificaciones en: la forma de producir, las características de lo producido y las relaciones
sociales de producción.
En este contexto, el liberalismo económico se comprende como aquellas ideas que
comienzan a surgir entre los industriales ingleses, en relación al libre intercambio de
mercancías. Para el liberalismo, la riqueza se generaba a través del trabajo (agrícola e
industrial) y del libre intercambio de mercancías en los principales mercados, que en ese
momento estaban restringidos por el gobierno británico, quien tenía la exclusividad. (Por
ejemplo, la exclusividad de comercio con la Compañía de las Indias Orientales en el
intercambio con Asia)
Se conoce con el nombre de Iluminismo, al movimiento general de ideas que tiene origen en
Europa (principalmente en Francia) durante el S XVIII, conocido como “el siglo de las luces”. La
principal característica de este movimiento intelectual es la fé en la razón, presentando ideas
innovadoras acerca de la sociedad, la política y la economía, poniendo en cuestionamiento los
dogmas divinos. Para los iluministas, los individuos tenían una serie de derechos naturales
(como ser la libertad y la igualdad) y para protegerlos se habrían creado las sociedades y las
leyes. (Ejemplo: las ideas de Rousseau “El buen salvaje”).
Ahora bien, la Revolución Francesa acontecida en 1789, marca para los historiadores el inicio
de la Edad Contemporánea. (Edades de la historia: Prehistoria, Edad Antigua, Edad Media,
Edad Moderna, Edad Contemporánea). Este hecho revolucionario generó un gran impacto en
la manera de pensar y hacer política. Hasta 1789, Francia estaba regida por una monarquía
absoluta, un sistema de gobierno en el cual el poder político estaba concentrado en la figura
del rey (Luis XVI). (Ideas absolutistas, representación de la Nación en la figura del rey). Hacia
fines del S XVIII la monarquía francesa sufre una grave crisis financiera, que llevan a una seria
de reformas fiscales, que incluían cobrar impuestos sobre la propiedad de la tierra (ideas
fisiocráticas de la ilustración). Estas reformas fracasaron por la oposición de la nobleza, quien
apoyada por campesinos y burgueses, reclama al rey la convocatoria de los Estados
Generales (antigua institución feudal de consulta, donde se encontraban representados los
tres estamentos). Ante la negativa del Rey frente al pedido de los campesinos (mayoría de la
población) de establecer el voto individual por cada diputado y no un voto por estamento (clero,
nobleza, campesinado), se constituyó una Asamblea Nacional que se arrogó la
representación de la soberanía francesa. (14 de Julio, toma de la Bastilla) (Ideas de libertad,
igualdad y fraternidad).

ACTIVIDAD

La constitución francesa de 1791 estableció algunos principios que luego serían aplicados en la
organización política de otros países. Lean atentamente estos dos artículos del Título III de
dicha Constitución, busquen en Internet o en un diccionario las palabras que no comprendan y
luego resuelvan las consignas.

“Art. 1. La soberanía es una, indivisible, inalienable. Pertenece a la Nación. Ningún ciudadano, puede atribuirse su
ejercicio.”

“Art. 2. La Nación, de quien únicamente emanan todos los poderes, solo puede ejercerlos por delegación. La
Constitución francesa es representativa: los representantes son el cuerpo legislativo y el rey.”

1. ¿A quién pertenece la soberanía según la Constitución de 1791? Esta disposición, ¿En qué
modificaba lo que ocurría durante el antiguo régimen?

2. ¿Por qué te parece que declara que la soberanía es “una, indivisible, inalienable e
imprescriptible”?