Anda di halaman 1dari 9

EL ARTE DE LA GUERRA SE SUN TZU Y LA PRAXIS POLITICA DE LOS

VENCEDORES EN LAS ELECCIONES DE 2018

MARCO ANTONIO ACSARA QUISPE


(marcoacsara123quispe@gmail.com)

INTRODUCCIÓN
Sin lugar a duda uno de las guías para el triunfo eficaz de una guerra
política, es que cada político debe de tener en cuenta al menos el
conocimiento sobre la obra de SUN TZU EL ARTE DE LA GUERRA que es
una de las obras, más antiguas y eficaz en las estrategias que plantea un
estratega político. A pesar del tiempo transcurrido sigue siendo de mayor
importancia lo cual muchos personajes como Napoleón, Maquiavelo, Mao
Ts Tung y en muchos más figuras históricas tuvieron inspiración en la obra,
a pesar de los tiempos hoy en día sigue teniendo un enseñanza suprema de
aplicar con sabiduría el conocimiento de la naturaleza humana en los
momentos de confrontación entre los políticos uno de los casos seria la
victoria de Walter Aduviri. No solo en los políticos también inspira a los
empresarios, deportes entre otros.

EL ARTE DE LA GUERRA EN LA POLITICA

En la política al aplicar este conocimiento de Sun Tzu es de vital


importancia para un político para así llegar a la política con estrategias
eficaces como menciono Sun Tzu al rescatar los principio de la obra el líder
tiene la posibilidad de llegar a la victoria de manera segura, hoy en día
podemos apreciar muchos políticos o estrategas utilizando los principios
de la obra como por ejemplo en estas elecciones del 2018 en el
departamento de puno el gobernador Walter Aduviri Calisaya quien fue
electo gracias a un estratega que toma los principios del Sun Tzu de su obra
el arte de la guerra gracias a que toma la referencia su estratega de esos
principios que menciono Sun Tzu.
Este libro recoge el pensamiento estratégico de Sun Tzu que ha servido de
inspiración y guía a un sin fin de generaciones desde hace más de 2.500
años. Sus consejos traspasan el ámbito de lo puramente marcial para
convertirse en un verdadero guía de vida política. Complemento necesario
de “el arte de la guerra”. Aplicado a la política debería ser tenido en cuenta
por todo político que busca una victoria.
La razón es simple la idea transversal que recorre el arte de la guerra es
que la mejor estrategia es intentar evitar el conflicto y ganar sin lucha como
último recurso. Otra idea clave es que nuestra invencibilidad depende de
nosotros. La vulnerabilidad del enemigo, de él la invencibilidad reside en
las defensas, las oportunidades de victoria en el ataque. En política eso
debería reduciré en honestidad, prudencia, coherencia, y autoridad. Un
líder que da sensación de honestidad tiene más créditos y las críticas
negativas serán recibidas con mayor escepticismo, siendo prudente no se
apresurará a tomar decisiones en caliente ni perderá los papeles ante
ataques de sus adversarios; la coherencia le permitirá ser percibido como
una persona de ideas claras. Por el contrario, como expresa Sun Tzu, "si el
general es moralmente débil y su autoridad no es rigurosa, si sus órdenes
y sus directrices no son diáfanas, si no hay reglas fijas para guiar a los
oficiales y a la tropa y las formaciones carecen de corrección, el ejército
está desorientado". Al interno del partido se sucederán las declaraciones
contradictoras, desmentidos y desaprobaciones directas de la actuación
del líder (con un riesgo muy grande de ser sustituido). De lo que puede
pensar el potencial electorado, ya se imaginan que no puede ser positivo.
La política es compleja, pero como en una guerra, seguir unas reglas
básicas permitirá salir victorioso. Sun Tzu destaca cinco reglas que todo
general debe tener en cuenta: observación, valoración, cálculo,
comparación y decisión. El buen político debe tener en cuenta todas ellas y
seguirlas en ese orden: (sun tzu, 2003)
1) Observar la realidad le ayudará a percibir las demandas sociales y la
situación del país.
2) Valorar (pasando lo observado por el tamiz de su ideología personal)
qué cuestiones son prioritarias, secundarias, urgentes o importantes
3) Calcular qué cuestiones puede verdaderamente resolver, cómo, en qué
plazo y qué réditos electorales le pueden reportar.
4) Comparar con las promesas de los demás partidos o con lo que han
hecho otros previamente es inevitable. Sin ningunear a nadie, debes
demostrar por qué tu opción es mejor que las competidoras.
5) Por último, realizados los pasos anteriores, es el momento de tomar
decisiones y atenerse a ellas. Todo político tiene derecho a cambiar con el
tiempo y matizar sus políticas, pero debe mantener una cierta coherencia.
Los vaivenes bruscos y la apariencia camaleónica crean desconfianza. (sun
tzu, 2003)
Aunque en la guerra el engaño y el disimulo sean admisibles para confundir
al enemigo, fuera de ella resulta más conveniente jugar limpio. Se puede
poner a prueba y observar los puntos en los que es fuerte y en los que es
deficiente. Como estrategia de ataque, más intenso en campaña electoral
que durante el resto de la legislatura, al político le puede convenir seguir
estos consejos:
- Irrita a su general y desoriéntale. Un líder político en caliente pierde la
prudencia que su condición de personaje público reclama. Explota las cinco
cualidades que Sun Tzu considera peligrosas en un general: temeridad,
cobardía, ira, susceptibilidad y compasión. A sensu contrario, al ponerse
tanto en la piel del atacante como en la del defensor, recomienda contener
la impaciencia y no responder a los cebos que te pongan por delante. El
líder político completo debe ser prudente, reflexivo, calmado, afable y no
tan compasivo como para no ser implacable cuando la situación lo exige.
Ataque y defensa están indefectiblemente unidos. Prudencia en cualquier
caso, un ataque demasiado gratuito se puede volver en tu contra.
- Finge estar en inferioridad de condiciones y estimula su arrogancia. En
política no parece conveniente mostrar las flaquezas propias, pero sí
esconder en ocasiones los puntos fuertes. Un adversario político crecido
con una falsa sensación de seguridad, baja la guardia porque cree haber
ganado.
- Atácale por donde no esté preparado y sal por donde no se lo espere. El
enemigo debe ignorar donde me propongo librar la batalla, porque si lo
ignora, deberá estar preparado en muchos puntos diferentes y distribuir
sus efectivos, que serán pocos numerosos al tener que cubrir tantos
flancos. Hostiga y hazle sentir incómodo. Se puede dar por hecho que en
esta situación surgirán brechas en la defensa. En cualquier caso, nunca le
fuerces hasta el punto de creer que no hay salida, porque si no luchará
hasta el final. Ofrécele una salida.
- Hacer que rompa sus alianzas. Si está unido, divídele. El "divide y
vencerás" es antiguo como el género humano. Como las uniones suelen
seguir más la norma de que "el enemigo de mi enemigo, es mi amigo", esto
lleva aparejado el resurgir inmediato de las diferencias que los aliados
habían dejado aparcadas temporalmente una vez logran su objetivo.
Sabiendo esto, ¿por qué no separarles antes?
- Combate la estrategia del enemigo. Si puedes, adelántate. Generalmente,
el que ocupa el terreno el primero y espera al enemigo tiene la posición
más fuerte; el que llega más tarde y se precipita al combate está ya
debilitado. En política, el primero en dar propuestas sobre un tema, lleva la
voz cantante, los que le siguen, dan la sensación de ir a remolque, sobre
todo si son cuestiones en las que coinciden.
- Cuando consigas una victoria, no emplees la misma táctica otra vez. Para
ser más concretos, varía los métodos atendiendo a las circunstancias. Las
cinco reglas antes descritas te permitirán evaluar la situación y la
respuesta más adecuada.
Por último, en la política como en la guerra, el terreno donde tenga lugar la
contienda influye y mucho en la estrategia a adoptar.

EL ARTE DE LA GUERRA DE SUN TZU

EL ARTE DE LA GUERRA inspira a los líderes de políticos competitivos las


cuales se asemejan a los conflictos que se dan en las guerras. En el mundo
corporativo el lenguaje toma muchas expresiones de la guerra y las utiliza
cotidianamente.
Sun Tzu tiene ideas que son convertidas en conceptos de política las cuales
se ponen en práctica para así obtener el éxito. La idea es tomar todos los
ejemplos y pensamientos para aplicarlos en estrategias para los negocios.
Ganar todo sin combatir es un principio estratégico donde someter al
enemigo sin combatir es el colmo de la habilidad.
En el contexto de la política es tomar intacto todo lo que hay bajo el cielo
para que la victoria sea total, significa que sus batallas por el dominio del
población entera. Es mucho más productivo atacar los puntos débiles de su
competidor que atacar sus fortalezas; atacar la debilidad acorta el proyecto
que conduce a la victoria, atacar la fortaleza no alarga.
El éxito en la guerra se obtiene adaptándonos cuidadosamente al propósito
del enemigo. Anticípate a tu oponente apoderándote de lo que el más
aprecia y sutilmente contribuirás a apurar su derrota. Así que cuando todo
parezca a tu favor, deberíamos modificar los planes, porque así puedo
predecir quien tiene mayores posibilidades de ganar o perder. Lo mejor
tratar de los enemigos no se unan; el líder habilidoso vence a las tropas
enemigas sin luchar, este es el método de estrategia ofensiva, por lo tanto,
que en la guerra que tu gran objetivo sea la victoria, no las campañas
duraderas. No podemos entrar en alianzas hasta no conocer perfectamente
los planes de nuestros enemigos.

Si estamos en igualdad de condiciones, podemos ofrecer batalla; si somos


menos, podemos evitar al enemigo; si somos desiguales en todas formas,
podemos huir de él. Por lo general las fuerzas pequeñas así realicen una
lucha tenaz, lo más seguro es que será capturada por una fuerza mayor. El
método indirecto se puede utilizar para lanzarse a la batalla, pero se
necesitaran métodos indirectos para asegurar la victoria; sin embargo,
ellos de en combinación dan como resultado una serie interminable de
maniobras. El control de una gran fuerza se rige por el mismo principio que
el control de unos pocos hombres: solamente es cuestión de dividir sus
cantidades. El político inteligente anticipa el efecto de la energía
combinada y no exige demasiado de los individuos.

Si permanecemos invisibles al enemigo y descubrimos sus posiciones


podemos mantener a nuestras fuerzas concentradas, mientras que las de
nuestros adversarios estarán divididas; conociendo el lugar y la hora de la
batalla que se acerca, podremos concentrarnos para la lucha desde las
distancias más lejanas.

Si tenemos planes, nuestros enemigos lo conocerán solo por otros


hombres, es por esto que las relaciones con los espías deben ser más
especiales o estrechas. En ningún otro asunto se debería preservar más
celosamente el secreto: nuestros espías deben ser comisionados para
asegurarnos esos datos.

En la guerra, no hay condiciones constantes. Solamente aquel que conoce


en detalle los males de la guerra, podrá conocer exhaustivamente la
manera provechosa de llevarla a cabo; impida que sus competidores se
unan, en caso de ataque, primero separe a su competidor de sus aliados. En
toda política lo más importante es el liderazgo pensando en los objetivos
del mismo y en el bienestar de los hombres y no en las necesidades del
líder. Estos líderes son excepcionales y difíciles de encontrar por su
disposición a anteponer las necesidades de los demás a las propias y poseer
un carácter fuerte y templado. Son la verdadera joya de la organización. La
seguridad contar la derrota implica tácticas defensivas; la habilidad para
vencer al enemigo requiere tomar la ofensiva. Quedarse a la defensiva
indica falta de fuerza, atacar una súper

Hay que tener mucha concentración para evitar las dificultades o tirar la
victoria por la borda. Hay cinco puntos esenciales para la victoria ganara
aquel que sepa cuando luchar y cuando no hacerlo, ganara aquel que sepa
cómo manejar tanto a las fuerzas superiores como a las inferiores, ganar
aquel cuyo ejército este animado por el mismo espíritu a través de todos
sus rangos, ganara aquel que estando esperando y preparado aguarde un
poco más para tomar al enemigo desprevenido, ganara aquel que tenga
capacidad y no sufra interferencia alguna de parte de su soberano. La mejor
victoria es vencer sin combatir y esa es la única importante distinción entre
el hombre prudente y el ignorante. Con esta obra comprendemos los
orígenes de los conflictos y así mismo poder buscar las soluciones.

EL CASO DE ADUVIRI ELECCIONES PUNO

Un caso resaltante del presente es las elecciones del 2018 en el


departamento de puno quien fue electo el señor Walter Aduviri calisaya
quien cumplió con algunos de los principios de Sun Tzu para llegar a la
política sin haber combatido directamente. Lo cual se centró en el dominio
de una zona específica donde:

Después de los sucesos de 2011, he sido objeto de humillación. El Estado y


sus autoridades me han humillado a mí y a mi familia de lo peor. Nos han
dicho que somos ignorantes, apestosos. Por todos esos ataques, hasta mi
mamá ha muerto de tanta preocupación. Al insultarme a mí se dirigieron a
la vez a todas las comunidades andinas y amazónicas. (seminario, 2018)
El fundamentalismo de Aduviri, se basa en que solamente él y su entorno
define lo que es correcto hacer, y lo que no es correcto según su criterio, se
castiga. “O te alineas con lo que ellos disponen” o “te atienes a las
consecuencias”, sin embargo Sun Tzu menciona que para llegar a al poder
tendrías que especificar un territorio, tiempo, fijo donde puedas realizar
tus acciones lo cual se puso en práctica algunos de sus principios de Sun
Tzu en la política de Aduviri Calisaya.

CONCLUSIONES

En conclusión podemos decir que esta obra es de fundamental


conocimiento para la policía y ponerlo en práctica es un gran beneficio para
llegar al poder a través de las estrategias que nos brinda.
El conocimiento que brinda es esencialmente para interpretarlo para una
victoria de manera eficaz sin mayores riesgos a tener. Un político como
Aduviri acato estos principios para llegar al poder puso en práctica muchos
de sus principios de Sun Tzu.
Entonces podemos mencionar que al aplicar estos principios podemos
obtener la victoria si mayores riesgos a tener por cual cada político debe
de centrare en los preciso para as tener un ventaja. Como dijo Sun Tzu
conócete a ti mismo y conoce al enemigo, estudia al enemigo, se prudente
entre otras.
Bibliografía
sun tzu. (2003). el arte de la guerra. del cardo.
https://diariocorreo.pe/edicion/puno/puno-esta-es-la-estrategia-de-
aduviri-para-librarse-de-condena-por-aimarazo-739826/
http://www.biblioteca.org.ar/libros/656228.pdf
https://www.gestiopolis.com/arte-de-la-guerra-escrito-por-sun-tzu-
ensayo/
http://www.academia.edu/9197646/ENSAYO_DEL_LIBRO_EL_ARTE_DE_
LA_GUERRA
http://www.losandes.com.pe/Politica/20140921/82849.html