Anda di halaman 1dari 4

TEMARIO N° 4 Y 5

DOCENTE : Dr. Daniel Arias Cutipa

ALUMNO : María del Carmen Alejandra Ilaja Carrasco

CURSO : Derecho Civil VII

TEMA : Informes

EXP-3347-2009-PA

A. Destaca en el texto de la sentencia:

“El principio de la literalidad en la interpretación de los testamentos. - La doctrina

y jurisprudencia admiten que, si bien puede no haber reglas específicas o

expresas en la ley, para desentrañar el genuino deseo del causante, que llevó al

mismo a realizar actos de liberalidad, en primer lugar, existe la imperiosa

necesidad de aceptar que, toda disposición testamentaria, deberá entenderse

bajo el sentido literal de sus palabras. Para interpretar adecuadamente un

testamento debe estarse a las palabras empleadas por el testador. Este es el

principal ejercicio en la interpretación genuina de un testamento. Y únicamente

pueden apreciarse otros criterios, o valorar otras circunstancias externas, en

casos de excepción: cuando la literalidad de los textos nos conduzca a

situaciones contradictorias o confusas en la correlación de todas las cláusulas.”

B. De otra parte, el fundamento 14 de la resolución considera:

“el legislador puede regular el Derecho Sucesorio contenido en las normas civiles

de acuerdo con los principios esenciales del ordenamiento y las estructuras

constitucionales fundamentales. Significa ello que tiene que extraer de la

regulación de la herencia qué determinaciones son esenciales, y cuáles, en


cambio, son más bien detalles técnico jurídicos, y, por consiguiente, no

esenciales. La decisión acerca de qué reglas fundamentales del Derecho

Sucesorio moderno gozan de un aseguramiento constitucional tiene que ser

tomada con utilización, por un lado, de un estricto contexto valorativo de la

institución sucesoria, y por otro, en referencia a la garantía constitucional de otras

instituciones del Derecho Privado: son éstas, en esencia, la propiedad privada “.

C. Al desarrollar el tema de los testamentos el Tribunal opina:

“un acuerdo administrativo de una Junta no es un contrato y nada obsta para que

uno de sus componentes pueda solicitar la revisión del mismo sujeto o

condicionado por determinado plazo. Así sucede, por ejemplo, en los directorios

de cualquier empresa, en los que los acuerdos se pueden revisar y modificar,

indistintamente, sin atenerse a plazos de cualquier índole. Por lo demás, la

herencia, en términos jurídicos y doctrinarios, no sólo está constituida por un

conjunto de bienes materiales y cuantificables que se transmiten al morir una

persona; también lo está, por derechos y obligaciones no materiales, que se

transmiten por igual vía: derecho a usar un nombre, derecho a disfrutar

temporalmente de un bien, o derecho de administrar el mismo, cual es el caso,

etc. “.

CASACION 3008-2011-LIMA

Primero

El recurso de casación obrante a fojas setenta y seis, interpuesto por el Banco

Falabella Perú Sociedad Anónima, contra la sentencia de vista de fecha dieciséis

de abril del dos mil diez, de fojas sesenta y seis, cumple con los requisitos de
admisibilidad previstos en el artículo 387 del Código Procesal Civil, modificado

por el artículo 1 de la Ley N° 29364.

Segundo

El artículo 32 inciso 3 de la Ley N° 27584, señala que procede el recurso de

casación: a) contra las sentencias expedidas en revisión por las Cortes

Superiores; y b) Contra los autos expedidos por las Cortes Superiores que, en

revisión, ponen fin al proceso; estableciendo asimismo que el recurso procederá

siempre y cuando supere las 70 Unidades de Referencia Procesal establecidas

en dicha norma.

Tercero

Con relación a las alegaciones del recurrente, como lo ha precisado esta Sala

Suprema en reiterada jurisprudencia el carácter y objeto del recurso de casación,

así como sus específicas finalidades, establecidas en el artículo 384 del Código

Procesal Civil, modificado por el artículo 1 de la Ley N° 29364, impiden que forme

parte del contenido del examen casatorio, una valoración indiscriminada de los

medios probatorios o reexamen de los hechos. En el presente caso, el

impugnante pretende que este Tribunal Supremo revalore los medios probatorios

que han sido evaluados por las instancias de mérito, como si esta sede se tratará

de una tercera instancia, sin considerar que el examen casatorio se constriñe a

una estricta infracción normativa, bien sea esta de orden sustantivo o procesal,

razones por las cuales el presente recurso deviene en improcedente.

Cuarto

Además, el Banco Falabella del Perú Sociedad Anónima, pretende que se

declare la nulidad de la
Resolución

N° 1421-2006/TDC-INDECOPI, mediante la cual se confirmó la interposición de

una sanción de multa a su parte ascendente a cinco Unidades Impositivas

Tributarias, lo que hace un total de S/. 17,960.00 diecisiete mil novecientos

sesenta nuevos soles, siendo que dicho monto no supera las setenta unidades

de referencia procesal establecidas por el artículo 32 mencionado en el

considerando anterior para la procedencia del recurso casatorio, razón por la

cual el recurso también deviene en improcedente.

Por estas consideraciones, declararon: IMPROCEDENTE el recurso de casación

obrante a fojas setenta y seis, interpuesto por el Banco Falabella Perú Sociedad

Anónima, contra la sentencia de vista de fecha dieciséis de abril del dos mil diez,

de fojas sesenta y seis; y ORDENARON la publicación de la presente resolución

en el diario oficial ?El Peruano?; en los seguidos contra el Instituto Nacional de

Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual -

INDECOPI y otros, sobre impugnación de resolución administrativa; y los

devolvieron.