Anda di halaman 1dari 3

Panorama del libro de Josué

1. El libro Los cinco libros de Moisés (desde Génesis hasta Deuteronomio) dirigen a los hijos de Israel hasta Canaán.

Josué dirige a los hijos de Israel dentro de Canaán. El resto de los libros históricos (desde Josué hasta Ester) cubre la
historia de Israel dentro de la tierra.

2. El autor es Josué. Si él no lo escribió por sí mismo, le dio las palabras y el contenido a un escriba para que lo
escribiera.

3. La estructura

ENTRANDO a la tierra — capítulos 1–5

CONQUISTANDO la tierra — capítulos 6–12

OCUPANDO la tierra — capítulos 13–24

4. El mensaje central

La victoria de fe — Josué 1:5, 9; 3:17. La lección en Josué proclama claramente la verdad del Nuevo Testamento. “Esta
es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” (1 Juan 5:4).

(Nota: hay muchos tipos y símbolos en Josué y en el Pentateuco, pero el tiempo no permite abarcar todo esto. Josué
quiere decir “Jehová es salvación”. Nuestra salvación vino después de Moisés. Vea Juan 1:17).

(Nota: hay un notable paralelismo entre Josué y Efesios. En Josué vemos a Israel entrando y poseyendo la herencia
terrenal dada a Abraham. En Efesios vemos a la iglesia entrando y poseyendo la herencia celestial que nos es dada
en Cristo).

5. Entrando a la tierra — capítulos 1–5 1. JOSUÉ, COMISIONADO PARA EL LIDERAZGO — capítulo 1

Su autoridad estaba basada en la Palabra de Dios. Lea Josué 1:5–9. Observe lo que EL VERDADERO “ÉXITO” ES EN EL
VERSÍCULO 8. Nombre los pasos al éxito en el versículo 8:

2. JERICÓ ESPIADO — capítulo 2 Josué envía dos espías a Jericó porque era una ciudad clave. Esto no degradó ni
disminuyó la fe de Josué. La verdadera fe no desprecia el uso de medios, porque hay una gran diferencia entre creer
y suponer.

Note los actos y las recompensas de Rahab: Josué 2:11–12, 18.

3. CRUCE DEL JORDÁN — capítulo 3

Este fue un momento crítico para Israel. Estaban en el mismo sitio donde habían estado sus padres 40 años atrás.
Ahora ellos tenían que avanzar, dirigidos por los sacerdotes y los levitas. Dios obraría milagros si ellos continuaban.
Note Josué 3:3, 5, 13, 17. Estos versículos nos enseñan que una cosa es salir del “Egipto” de pecado y otra cosa es
confiar y obedecer toda la Palabra de Dios.

4. MONUMENTOS LEVANTADOS — capítulo 4

Ellos no debían olvidar lo que Dios había hecho. Tenía que haber un monumento en el río Jordán: versículo 9, y un
monumento en Gilgal: versículos 3 y 19. Cada monumento estaba hecho de doce piedras. Estos monumentos les
recordaban el poder y la fidelidad de Dios cuando detuvo las aguas y les hizo entrar a la tierra. Hablando de nuestra
salvación, ¿puede usted mencionar un monumento?

5. EL SELLO DEL PACTO — Josué 5

La circuncisión fue el sello del pacto entre Dios e Israel. Los hijos nacidos durante los cuarenta años errantes tenían
que llevar la marca de Israel, la cual hablaba de separación moral y espiritual. Lea Deuteronomio 10:16.
Deuteronomio 30:6. Colosenses 2:11–13
6. Conquistando la tierra — capítulos 6–12

1. LA CAÍDA DE JERICÓ — capítulo 6. El Señor haría la conquista si Israel hacía exactamente lo que Dios mandaba.
Ellos hicieron y Dios hizo. Rahab fue salvada: versículos 13–17.

2. EL PECADO DE ACAN — capítulo 7 Un solo pecado afectó a todo el campamento —versículos 11, 20–21.

3. LA CONQUISTA DE LA TIERRA — capítulos 8–12

Después de que el pecado fue confesado y tratado, Dios les dio a Josué y a Israel la victoria sobre Hai; y en todas las
campañas del centro, del sur y del norte. El capítulo 12 nos da un resumen de todos los reyes y ciudades que cayeron
en manos de Israel. Anote especialmente 11:23.

7. Ocupando la tierra — capítulos 13–24

1. LA DIVISIÓN de la tierra entre las tribus y los levitas no fue una tarea sencilla. Dios entró en detalle. Capítulo 13.

2. LA DIVISIÓN de la tierra fue echando suertes delante del Señor (Josué 18:6–7). El Señor iba a establecer las tribus
donde Él quería. Note también 14:2. Note que Gad, Rubén y la mitad de la tribu de Manasés se habían establecido al
este del Jordán… (vea Génesis 48:19–22); las otras nueve tribus y media en el lado oeste.

3. MARQUE BIEN el principio que gobernó a Israel en la ocupación de la tierra. Note Josué 11:23 y compárelo con
Josué 13:1. No hay contradicción aquí, sino que se complementan el uno al otro. El golpe final había ocurrido, y
solamente quedaba que continuaran hasta el último detalle. Esto mismo es verdad en nuestras vidas. El golpe contra
Satanás ha sido dado con la aceptación de Cristo. Todo lo que Él tiene es nuestro si nosotros poseemos todas “las
bendiciones en Cristo”, pero tenemos que ir y poseerlas nosotros mismos. El pasaje clave en esta sección es Josué
21:43–45. Note lo que Dios les dio.

OBSERVE LAS COSAS QUE DIOS LE DIO A ISRAEL:

1. EL SEÑOR LE DIO A ISRAEL TODA LA TIERRA.

2. EL SEÑOR LES DIO REPOSO.

3. EL SEÑOR LES ENTREGÓ A TODOS SUS ENEMIGOS EN SUS MANOS.

Note en Josué 14:2–3 el número de las tribus en Canaán.

4. LAS CIUDADES DE REFUGIO —capítulo 20

Aquí tenemos las seis ciudades de refugio: tres al oeste del Jordán y tres al este. Eran una provisión misericordiosa
para proteger a aquellos que habían cometido “pecados de ignorancia”, errores y equivocaciones no intencionadas.
Cristo mismo es nuestra “ciudad de refugio”.

DESPEDIDA DE JOSUÉ — capítulos 23 y 24

Lea Josué 23:14. Lea Josué 24:14–16.

¿CUÁNTO RECUERDA USTED?

¿Cuál es la verdad central de Josué?

Dios odia el pecado y lo castiga con tanta firmeza como bendice al que persevera. Los principios que rigen el
bendecir y el maldecir nos dan lecciones útiles en nuestro recorrido hacia la madurez espiritual. La vida y el
liderazgo de Josué demuestran que la madurez espiritual no se logra al margen de Dios, sino gracias a una estrecha
y responsable relación de dependencia con él. Para alcanzar la victoria debemos rendirnos a Dios; para guiar a
otros, debemos seguirle.

Josué nos ofrece otras lecciones valiosas: actitudes que son esenciales para recibir de Dios la victoria; principios de
liderazgo; las consecuencias fatales del orgullo; la relevancia de las peticiones hechas al Señor; la fidelidad de Dios
a su Palabra; y ejemplos del poder milagroso del Señor.
risto se revela en el libro de Josué de tres maneras: en revelación directa (Josué 5:13-15), por medio de símbolos
(Josué mismo es un símbolo de Cristo), e iluminando aspectos de su naturaleza (Josué 2:18-21 LA OBRA REDENTORA
DE CRISTO, 23:14 FIDELIDAD DE DIOS).

En Josué se pueden observar varias características de la acción del Espíritu Santo. La obra del Espíritu Santo es
continua. «No te dejaré, ni te desampararé» (Isa_1:5). El Espíritu se compromete a terminar su obra, no importa
el tiempo que ello consuma. Su continua presencia es necesaria para que el plan de Dios se cumpla en la vida de
los seres humanos.

La obra del Espíritu Santo es recíproca. «Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme
a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas
prosperado en todas las cosas que emprendas» (Isa_1:7). Se ha dicho muy bien que: «sin él no podemos, sin
nosotros él no lo hará». Cooperar con el Espíritu Santo es esencial para obtener la victoria. él nos da poder para
seguir nuestro llamado y cumplir la tarea que tenemos por delante.

La obra del Espíritu Santo es sobrenatural. La caída de Jericó fue posible por la milagrosa destrucción de sus
murallas (Isa_6:20). En Gabaón se alcanzó la victoria cuando el Espíritu detuvo el sol (Isa_10:12-13). Ninguna obra
verdadera de Dios, ya sea la liberación de la servidumbre o la dádiva de una bendición, se lleva a cabo sin la
intervención del Espíritu Santo.