Anda di halaman 1dari 153

ISSN 1667-6750

Memorias
VII Congreso Internacional de Investigación
y Práctica Profesional en Psicología

XXII Jornadas de Investigación

XI Encuentro de Investigadores
en Psicología del MERCOSUR

Buenos Aires, 25 a 28 de noviembre de 2015

PSICOLOGÍA DE LA SALUD, EPIDEMIOLOGÍA Y PREVENCIÓN

TOMO 2

Facultad de Psicología
Universidad de Buenos Aires

ANIVERSARIO

1
Autoridades de la Facultad de Psicología

Decana
Prof. Lic. Nélida C. Cervone

Vicedecana
Prof. Dra. Lucía A. Rossi

Secretaria Académica
Prof. Lic. Nora Graciela Rosenfeld

Secretario de Investigaciones
Prof. Mg. Martín J. Etchevers

Secretaria de Posgrado
Prof. Dra. Isabel M. Mikulic

Secretario de Coordinación Administrativa


Cdor. Gastón Mariano Valle

Secretaria de Extensión, Cultura y Bienestar Universitario


Prof. Lic. Nora Beatriz Vitale

Secretario de Consejo Directivo


Prof. Dr. Osvaldo H. Varela

Consejo Directivo

Claustro de Profesores:

Titulares
Rossi, Lucía Arminda | Fariña, Juan Jorge | Laznik, David Alberto | Sarmiento, Alfredo José | Neri, Carlos Mario ✝ |
Grassi, Adrián Claudio | Peker, Graciela Mónica | Donghi, Alicia

Suplentes
Lombardi, Gabriel Herberto | Vitale, Nora | Kufa, María Del Pilar | Stasiejko, Halina Alicia | Metz, Miriam | Azaretto, Clara |
Cardenas Rivarola, Horacio | Nuñez, Ana María

Claustro de Graduados

Titulares
Quattrocchi, Paula Raquel | Rojas, María Alejandra | Llull Casado, Verónica Gabriela | Mariño, María Irupé

Suplentes
Gartland, Cristina | Korman, Guido Pablo | Alomo, Martín | Corvaglia Aguilar, Ana Morena

Claustro de Estudiantes

Titulares
Duek, Dalila Mara | Baldoma, Débora | Ianni, Facundo | Montenegro, Luisina

Suplentes
Cravero, Jimena | Perez Mereles, Martín | Martinez de Murgia, Manuela | Speranza, Aluminé

Representante de APUBA
Cabral, Sergio

Ediciones de la Facultad de Psicología - Universidad de Buenos Aires


Av. Independencia 3065 - Código Postal C1225AAM 2
Ciudad de Buenos Aires, República Argentina
Tel / Fax: (54 11) 4952-5490 / Email: congreso@psi.uba.ar
Autoridades
VII Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología
XXII Jornadas de Investigación y XI Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR

Presidente Honoraria:
Decana Prof. Nélida Cervone

Presidente:
Prof. Martín Etchevers

Coordinador:
Prof. Graciela Peker

Integrantes de la Comisión Organizadora

Claustro de Profesores
Dra. Estela Eisenberg - Dr. Pablo Muñoz - Dr. Rubén Muzio

Claustro de Graduados
Lic. Bruno Bonoris - Lic. Fernanda Fioranelli - Lic. Mercedes Sarudiansky

Subsecretario de Investigaciones
Dr. Cristian J. Garay

Comité Científico

Aguerri, María Esther Grassi, Adrián Perrota, Gabriela


Aisenson, Gabriela Greco, María Beatriz Politis, Daniel
Aksman, Gloria Ibarra, Florencia Puhl, Stella
Allegro, Fabián Jardon, Magalí Quattrocchi, Paula
Alomo, Martin Jaume, Luis Ragau María Rita
Azaretto, Clara Keegan, Eduardo Raznoszczyk, Clara
Barreiro , Alicia Korman, Guido Rojas, Alejandra
Bermúdez, Silvia Kufa, Pilar Rojas Breu, Gabriela
Berger, Andrea Leibson, Leonardo Rosales, Ma. Guadalupe
Biglieri, Jorge Lombardi, Gabriel Rueti, Eliana
Bottinelli, Marcela Lowenstein, Alicia Saavedra, M. Eugenia
Brizzio, Analía Lubian, Elena San Miguel, Tomasa
Burin, Débora Llull Casado, Verónica Sarmiento, Alfredo
Calzetta, Juan José Macchioli, Florencia Schejtman, Fabián
Cassullo, Gabriela Mazzuca, Roberto Siderakis, Melina
Crespi, Melina Mazzuca, Santiago Sotelo, Inés
Cryan, Glenda Miceli, Claudio Stasiejko Halina
Dagfal, Alejandro Mildiner, Bertha Stefani, Dorina
De Olaso, Juan Nakache, Déborah Varela, Osvaldo
Delgado, Osvaldo Naparstek, Fabián Vázquez, Liliana
Etchezhar, Edgardo Nuñez, Ana Wainstein, Martín
Fernández Liporace, Mercedes Oiberman. Alicia Wald, Analía
Fernández Zalazar, Diana Ormart, Elizabeth Wittner, Valeria
Galibert, Maria Paolicchi, Graciela Ynoub, Roxana
García Labandal, Livia Pawlowickz, María Pía
Ghiso, Claudio Pelorosso, Alicia

El contenido, opiniones y el estilo de los trabajos publicados, previamente aprobados por el Comité Científico son exclusiva responsabilidad 3
de los autores, y no debe considerarse que refleja la opinión de la Facultad de Psicología de UBA.
INDICE

Psicología de la salud, epidemiología y prevención

trabajos libres
CALIDAD DE VIDA Y CALIDAD DE MUERTE EN EL CONTEXTO DE CUIDADOS PALIATIVOS
Albornoz, Ona .................................................................................................................................................................................... 9

QUALIDADE DE VIDA RELACIONADA À SAÚDE ORAL EM USUÁRIOS DE PRÓTESE DENTÁRIA TOTAL BIMAXILAR -
RESULTADOS PRELIMINARES
Alchieri, Joao Carlos; Cavalcanti, Renata; Alves, Anne ...................................................................................................................... 14

CREENCIAS Y NARRATIVA EN LA DIABETES TIPO 2


Bail Pupko, Vera; Azzollini, Susana Celeste ....................................................................................................................................... 17

RELATO DE EXPERIENCIA DE UN EQUIPO INTERDICIPLINARIO EN UN HOSPITAL PUBLICO DE ARACAJU-SE


Barreto Nascimento, Gicelma ........................................................................................................................................................... 21

LAS MUJERES Y LA INTERRUPCIóN LEGAL DEL EMBARAZO: UN ACERCAMIENTO DESDE LA PERSPECTIVA DE GéNERO Y SALUD
Berra, Andrea ................................................................................................................................................................................... 24

ENTREVISTA DE DEVOLUCIóN A PADRES: ANáLISIS DESCRIPTIVO DE LOS FENóMENOS OBSERVADOS EN EL EXAMEN PREVENTIVO
DE SALUD OBLIGATORIO DE LA UBA
Canelo, Elisa Irene; Simari, Cecilia Carla .......................................................................................................................................... 28

EL IMPACTO DE LA PALABRA “CáNCER” EN DIAGNOSTICOS INFANTILES


De La Portilla, Manuela; Izquierdo, Alfonsina; Nosella, Natalia .......................................................................................................... 32

PREVENCIóN DE NOVIAZGOS VIOLENTOS: DE LA VIOLENCIA DE GéNERO HACIA LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


Denegri, Adriana; D’ovidio, Ana Clara; Oñativia, Xavier; Blanco, Pablo Germán David ........................................................................ 35

PREDICTORES DE LAS INTENCIONES DE USO DEL CONDóN CON LA PAREJA ESTABLE CON LA TEORíA DE LA CONDUCTA
PLANIFICADA EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS QUE NO HAN INICIADO SU VIDA SEXUAL
Disogra, Carlos Esteban; Cosacov, Eduardo; Palma Isla, Ingrid Andrea .............................................................................................. 39

CREENCIAS Y ACTITUDES DE LOS PROFESIONALES DE LA ATENCIóN PRIMARIA DE LA SALUD FRENTE A LOS USUARIOS DE DROGAS
LíCITAS E ILíCITAS
Duffy, Debora Natalia Coralina; Sceppacuercia, Lucía María; De Lellis, Carlos Martín ........................................................................ 42

PERSPECTIVAS ACTUALES DE LOS DIAGNóSTICOS LOCALES EN USOS PROBLEMáTICOS DE DROGAS


Fernández Romar, Juan Enrique ....................................................................................................................................................... 46

LA EVALUACIóN PREVENTIVA PSICOLóGICA A LOS ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES EN EL MARCO DE LAS
NORMATIVAS ACTUALES EN SALUD MENTAL. PARTE I
Gauna, Maria ................................................................................................................................................................................... 49

LA EVALUACIóN PREVENTIVA PSICOLóGICA A LOS ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES EN EL MARCO DE LAS
NORMATIVAS ACTUALES EN SALUD MENTAL. PARTE II
Gauna, Maria ................................................................................................................................................................................... 53

TRASTORNOS PSICOLOGICOS VINCULADOS AL USO DE WHATSAPP


Gimenez, Maricel; Zirpoli, Rocio ....................................................................................................................................................... 57

ANáLISIS DE LA DIMENSIóN SIMBóLICA A LA ACCESIBILIDAD A LA ATENCIóN EN SALUD DE ADOLESCENTES DE SAN JUAN


DEL RíO, QRO.MEX
González Zamora, Karla Sugey; Carbajal Valencia, José Abraham; Cabello Alvarez, Leonardo Senen; Garfias Hernández, Emilio;
Morales Osornio, Andrea; Verde Ortiz, Jessica Alejandra; Garbus, Pamela ......................................................................................... 59

PRESIóN EJERCIDA POR LOS PADRES EN RELACIóN AL RENDIMIENTO ESCOLAR DE SUS HIJOS: ¿UNA FORMA DE VIOLENCIA?
ANáLISIS REALIZADO EN COLEGIOS DEPENDIENTES DE LA UBA
Iglesias, Susana; Cohn, María Paula ................................................................................................................................................. 62

AVANCES EN EL ESTUDIO DE LAS PROPIEDADES PSICOMéTRICAS DEL HEALTHY PATHWAYS CHILD REPORT SCALES
Interlandi, Ana Carolina .................................................................................................................................................................... 65

4
INFLUENCIA DE LAS CREENCIAS EN SINTOMAS ATRIBUIDOS A LA HIPERTENSION ARTERIAL. SU EFECTO SOBRE LA ADHERENCIA
Y EL CONTROL DE LA PRESION ARTERIAL
Jeifetz, Mirta; Hirschberg, Silvina; Alvarez De Toledo, Carmen Rocio; Donatti, Sofía; Sánchez Gelós, Diego Fernando; Gazzillo,
Eduardo ........................................................................................................................................................................................... 70

EL ROL DE LOS AGENTES SANITARIOS EN LA PREVENCIóN DE LA MORTALIDAD MATERNA. UN ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE
MISIONES Y CORRIENTES, ARGENTINA
Martinez, Jorge Nicolás; Martinez, Manuela Rocío; Nische, Carlos Mauricio ..................................................................................... 74

EL ROL DE LOS AGENTES SANITARIOS EN LA PREVENCIóN DE LA MORTALIDAD MATERNA, EL CASO DE ITUZAINGó, CORRIENTES
Martinez, Jorge Nicolás; Martinez, Manuela Rocío; Nische, Carlos Mauricio; Roselló, Emiliano Martín .............................................. 77

HIJO CON SíNDROME DE DOWN : IMPACTO PSICOLóGICO EN LA PAREJA


Paladino, Mario Hector; Occhipinti, Micaela ...................................................................................................................................... 81

ATENCIóN EN SALUD MENTAL E INTERCULTURALIDAD: PRáCTICAS PROFESIONALES Y ENFOQUE DE DERECHOS


Poverene, Laura ............................................................................................................................................................................... 82

UNA APROXIMACIóN A LAS CONCEPCIONES DE SALUD MENTAL EN PROFESIONALES DE LA SALUD EN LA CIUDAD DE SAN LUIS
Ressia, Iris Del Valle; Sanchez, Maria De Los Angeles ....................................................................................................................... 86

FACTORES ASOCIADOS A LA SALUD MENTAL INFANTIL: DIFERENCIAS ENTRE PADRES Y MADRES EN SUS INTERACCIONES CON
LOS NIñOS
Samaniego, Virginia Corina .............................................................................................................................................................. 90

EQUIDAD DE GENERO EN LA CALIDAD DE ATENCION DURANTE EL EMBARAZO PARTO Y PUERPERIO EN UN HOSPITAL PUBLICO
Y UN CENTRO PRIVADO DE CAPITAL FEDERAL
Solis, Mónica ................................................................................................................................................................................... 93

EQUIDAD DE GéNERO EN LA CALIDAD DE ATENCIóN EN ADOLESCENCIA - 2DA. PARTE


Tajer, Debora; Reid, Graciela Beatriz; Lo Russo, Alejandra Isabel; Ceneri, Elizabeth Veronica; Cuadra, María Eugenia; Solis,
Mónica; Salvo, Irene ........................................................................................................................................................................ 97

EVALUACIóN DE LA SOBRECARGA DEL CUIDADOR PRINCIPAL DE PACIENTES EN CUIDADOS PALIATIVOS CON LA ESCALA
DE ZARIT (EZ) EN EL INSTITUTO ALFREDO LANARI
Tripodoro, Vilma; Veloso, Verónica; Llanos, Victoria ......................................................................................................................... 101

LA EPIDEMIOLOGíA EN EL TERRITORIO DE LA DIVERSIDAD


Vallejos, Melisa; Santa María, Alberto ............................................................................................................................................. 106

ADOLECENTES DEL SIGLO XX , ESTEREOTIPOS DE CUIDADO DEL SIGLO IXX


Vidal, Victoria Alejandra .................................................................................................................................................................. 110

Posters
OBESIDAD INFANTIL Y ALIMENTACIóN EMOCIONAL
Banasco Falivelli, María Belén; Praszek, Erika; Bidacovich, German ............................................................................................... 114

LA WEB Y LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIóN: REVISIóN DE EXPERIENCIAS Y FORMULACIóN DE CRITERIOS PARA


DISPOSITIVOS PREVENTIVOS ONLINE
Baschera, Valeria Livia; Leonardelli, Eduardo .................................................................................................................................. 116

IMPACTO EMOCIONAL, VINCULAR Y CORPORAL DE LA INFERTILIDAD Y LOS TRATAMIENTOS DE FERTILIZACIóN ASISTIDA
EN MUJERES
Caresani, Taisa Belen; Raynaudo, Gabriela ..................................................................................................................................... 118

SíNTOMAS PSICOPATOLóGICOS Y ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO EN ADOLESCENTES SOBREVIVIENTES DE UN CáNCER


INFANTIL
Diez, Marina .................................................................................................................................................................................. 119

EVALUACIóN DE LA ADHERENCIA AL TRATAMIENTO DE REHABILITACIóN CARDíACA


Elmasian, Mariana ......................................................................................................................................................................... 120

MEDICALIZACIóN DE LAS INFANCIAS: ANáLISIS DE UNA POLíTICA PÚBLICA EN SALUD MENTAL Y EDUCACIóN
Ferreyra, Julián Agustín; Montenegro, Daniela Eloisa ...................................................................................................................... 121

5
EVALUACIóN DE LAS FUNCIONES YOICAS Y EL RIESGO SUICIDA EN ADOLESCENTES MIGRADOS
Greco, Nadia Geraldine .................................................................................................................................................................. 122

FACTORES TRADICIONALES DE RIESGO Y PENSAMIENTO CATASTRóFICO. RESULTADOS PRELIMINARES EN PACIENTES VARONES


CON SíNDROME CORONARIO AGUDO
Pereyra Girardi, Carolina; Ofman, Silvia Deborah; Cófreces, Pedro; Stefani, Dorina ......................................................................... 123

UTILIZACIóN DE UN SISTEMA DE INFORMACIóN GEO-REFERENCIADA (GIS) COMO HERRAMIENTA INTERDISCIPLINARIA DE APOYO


PARA PROGRAMAS DE INTERVENCIóN PSICOSOCIALES EN GESTIóN DE RIESGO
Piñeyro, Diego Raúl ........................................................................................................................................................................ 124

PRáCTICAS Y ESTILOS ALIMENTICIOS EN LA TRANSICIóN HACIA LA ESCUELA SECUNDARIA EN LA C.A. DE BUENOS AIRES
Polito, Inés María; Leonardelli, Eduardo .......................................................................................................................................... 125

TOMA DE DECISIONES EN VOLUNTARIOS QUE REALIZAN LA PRIMERA AYUDA PSICOLóGICA EN SITUACIONES DE CATáSTROFE
Y EMERGENCIA
Torres, José Alejandro; Azzollini, Susana Celeste; Depaula, Pablo; Bail Pupko, Vera; Cosentino, Alejandro César; Becerra, Luciana;
Frascaroli, Cynthia; Clotet, Cinthia Inés; Castillo, Sergio; Vidal, Victoria Alejandra; Porte Petit Ortiz, Alejandro .................................. 126

EL FENóMENO MIGRATORIO EN SU PERSPECTIVA TRANSGENERACIONAL


Vega, Viviana; Passalacqua, Alicia Martha; Simonotto, Teresa; Sambucetti, Andrea; Mussoni, Ana María; Alvarado, María Laura;
Castro, Fernando Julio; Boustoure, María Alejandra; Greco, Nadia Geraldine ................................................................................... 127

Resúmenes
LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER Y LOS OTROS. ¿Y NOSOTROS?
Aguirre, Agustina; Carrión, Maria Jazmín; Demasi, Malén; Quilodrán, Cintia .................................................................................... 130

ESTUDIO EPIDEMIOLóGICO SOBRE LA DEMANDA ESPONTáNEA EN UN DISPOSITIVO DE ADICCIONES


Antonaccio, Daniela; Souto, Gabriela .............................................................................................................................................. 131

ESTUDIO EPIDEMIOLóGICO SOBRE LA VARIACIóN DE LA DEMANDA EN EL GRUPO DE TRABAJO DE ADICCIONES DEL HGA
DR. T. áLVAREZ
Antonaccio, Daniela; Yannibelli, María Agustina; Trimboli, Alberto; Raggi, Silvia; Santos, Fabiana; Galante, Dario Andres ................. 133

DE LA SUBJETIVACIóN AL APRENDIZAJE. REFLEXIONES SOBRE ENCUENTROS FALLIDOS CON LO ESCOLAR


Bernardi, Ana Carolina; Emmerich, Analía ....................................................................................................................................... 134

EL CONSUMO PROBLEMáTICO DE SUSTANCIAS EN LA MUJER. DATOS SOBRE LA CONSULTA EN DOS INSTITUCIONES


ESPECIALIZADAS
Bolpe, Maria Del Pilar .................................................................................................................................................................... 135

LA PERSONALIDAD VIGOREXICA UNA PSICOPATOLOGIA SILENCIOSA


Bove, Agustina; Dallovere, Estefania ............................................................................................................................................... 136

OBESIDAD EN ARGENTINA: IMPACTO DE LAS POLíTICAS DE SALUD EN LAS TASAS DE PREVALENCIA


Custodio, Jesica; Murawski, Brenda María; Elizathe, Luciana; Rutsztein, Guillermina ...................................................................... 137

IDENTIFICACIóN DE FACTORES QUE PREDICEN EL INICIO DE DIETAS EN LA ADOLESCENCIA: UN ESTUDIO PROSPECTIVO


Elizathe, Luciana; Murawski, Brenda María; Custodio, Jesica; Rutsztein, Guillermina ...................................................................... 138

EXPERIENCIAS DEL TRATO EN LOS SERVICIOS DE SALUD EN CONTEXTOS DE VULNERABILIDAD SOCIAL Y POLíTICAS
NEOLIBERALES
Escalante Solis, Luis Mauricio ........................................................................................................................................................ 139

TRASTORNOS DE ATENCIóN: CONTRIBUCIóN AL DEBATE


Estevez, Alicia................................................................................................................................................................................. 140

MODELO SALUGéNICO: ESTUDIO DE LOS ESTILOS DE APEGO EN VíNCULOS ROMáNTICOS Y NO ROMáNTICOS EN ADULTOS
García Vozzi, Emilia; Martínez Festorazzi, Valeria ............................................................................................................................ 141

CUANDO EL PATRIARCADO MATA A LOS HOMBRES. EL DESAMPARO SIMBóLICO DEL VARóN


Golubizky, Silvia Adriana................................................................................................................................................................. 143

ESTRéS ACADéMICO Y ENFERMEDADES INFECCIOSAS EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS


Martino, Pablo; Terradez, Marina; Cavallaro, Sabrina Gisel .............................................................................................................. 144

6
IDENTIFICACION DE VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO EN ESTUDIANTES UNIVERSITARIAS
Miracco, Mariana; Lanzillotti, Alejandra Inés ................................................................................................................................... 146

DIFICULTADES EN EL ACCESO AL ABORTO NO PUNIBLE EN EL SISTEMA DE SALUD: UNA FORMA DE VIOLENCIA DE GéNERO.
EL ROL DEL PSICóLOGO/A
Perrotta, Gabriela Viviana................................................................................................................................................................ 147

MUERTE EN EL MANICOMIO. UN ESTUDIO DE CASO EXPLORATORIO DE HISTORIAS CLíNICAS DE MUJERES FALLECIDAS


EN EL HOSPITAL ESTEVES ENTRE LOS AñOS 1957 Y 1971
Pierri, Carla .................................................................................................................................................................................... 148

LA HUERTA URBANA COMO RECURSO DE PREVENCIóN EN POBLACIONES DE RIESGO


Naiman, Fabiana; Cerdá, María Rosa; Calzetta, Juan José............................................................................................................... 150

ESTUDIO EXPLORATORIO DE LAS COMPETENCIAS SOCIOEMOCIONALES EN PERSONAS QUE VIVEN CON VIH/SIDA
Radusky, Pablo David ..................................................................................................................................................................... 151

ENVELHECIMENTO MUNDIAL E INOVAÇãO NO ATENDIMENTO À SAÚDE DO IDOSO: UM FAZER SUS/SUAS


Valério, João Valério Alves Neto ...................................................................................................................................................... 152

7
TRABAJOS LIBRES

8
CALIDAD DE VIDA Y CALIDAD DE MUERTE
EN EL CONTEXTO DE CUIDADOS PALIATIVOS
Albornoz, Ona
Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN “Te preocupa quien eres, te preocupan los últimos momentos de tu


La OMS define calidad de vida (CV) como una “percepción del indi- vida y nosotros vamos a hacer todo lo que podamos no solo para
viduo de su posición respecto de la vida en el contexto de la cultura ayudarte a morir con serenidad sino también para ayudarte a vivir
y de un sistema de valores en el cual vive, con relación a sus metas, hasta que llegue ese momento”. Cicely Saunders
expectativas, normas y preocupaciones”. La calidad de muerte se
conceptualiza como una muerte libre de angustia y sufrimiento evi- Introducción
table para los pacientes y sus familiares, de acuerdo a sus deseos, y Los cambios producidos en la percepción de la muerte y el naci-
razonablemente coherentes con los standards clínicos, culturales y miento de los cuidados paliativos, definido como ¨el cuidado activo
éticos. (Institute of Medicine). La investigación se realiza dentro del y total de los pacientes en el momento en que su enfermedad ya
contexto de los cuidados paliativos: “abordaje destinado a mejorar no responde a las medidas curativas y cuando el control del dolor y
la calidad de vida de los pacientes y sus familiares, que afrontan otros síntomas, y los problemas psicológicos, espirituales y sociales
problemas asociados a una enfermedad amenazadora para la vida, son los sobresalientes¨ (OMS 2004), marcan el encuadre dentro del
a través de la prevención y paliación del sufrimiento, por medio de cual se realizó la investigación. El objetivo de los Cuidados Paliati-
la identificación precoz, y la evaluación y tratamiento cuidadosos de vos es lograr la más alta calidad de vida posible para el paciente y
todas las problemáticas que afectan al enfermo, sean éstas de tipo su familia.
somático, emocional, ético, social o espiritual”. Este trabajo presen- Tomando la definición de Levi y Anderson (1980)”... la calidad de
ta resultados de una investigación cuyo objetivo es la evaluación vida constituye una medida compuesta de bienestar físico, mental
de CV y CPMM percibida por paciente y familiar y la presentación y social tal y como la percibe cada individuo y cada grupo.” Calidad
de instrumentos de evaluación psicológica adaptados para analizar de vida percibida vivenciada es la expresión valorativa global de un
dichos constructos en el área de los cuidados paliativos. estado psicológico dinámico y relativamente estable, presente en
el individuo, resultado y reflejo de la valoración sobre lo logrado, lo
Palabras clave que se aspira y lo que se espera alcanzar, en correspondencia, o no,
Psicología de la salud, Calidad de vida, Calidad de muerte, Cuidados con los elementos importantes y jerarquizados de esa individuali-
paliativos, Evaluación dad, que dan sentido a la vida, permitiendo a la persona el equilibrio
con el medio en que vive y se desarrolla (Díaz, 1999).
ABSTRACT Según Bayés (1994), evaluar la calidad de vida del paciente crónico
QUALITY OF LIFE AND QUALITY OF DYING AND DEATH IN PALLIATIVE es importante porque permite: conocer el impacto de la enfermedad
CARES y/o del tratamiento, a un nivel relevante, diferente y complementa-
Quality of life (QL) is conceptualized as the perception of the person rio al del organismo; conocer mejor al enfermo, su evolución y su
of his position with regard life, within the context of cultura and adaptación a la enfermedad; conocer mejor los efectos secundarios
a system of principles in which he lives, in relation to his goals, de los tratamientos; evaluar mejor las terapias paliativas; ampliar
expectations, rules and worries. Quality of death was defined by los conocimientos sobre el desarrollo de la enfermedad; ayudar en
the Institute of Medicine as a death that is “free from avoidable la toma de decisiones médicas; potenciar la comunicación médico-
distress and suffering for patients and their families, in accord with paciente; y facilitar la rehabilitación de los pacientes.
the patients’ and families’ wishes, and reasonably consistent with
clinical, cultural, and ethical standards”. The evaluation of the qua- Objetivos
lity of dying and death( QODD) and QL is done within the treatment - Analizar la percepción de la calidad de vida de los sujetos en tra-
of patients in palliative cares, defined by OMS(WHO, 2004) as an tamiento de cuidados paliativos.
approach that improves the quality of life of patients and their fa- - Analizar la percepción del cuidador principal en relación a la ca-
milies facing the problem associated with life-threatening illness, lidad de vida del paciente bajo tratamiento en cuidados paliativos.
through the prevention and relief of suffering by means of early - Identificar aquellos factores de la calidad del proceso de morir
identification and impeccable assessment and treatment of pain y de muerte de los pacientes que han estado bajo tratamiento en
and other problems, physical, psychosocial and spiritual. The eva- cuidados paliativos que son ponderados por el cuidador principal.
luation of QL and QODD will bring us to the knowledge of the quality Tipo y Diseño del estudio: esta es una investigación no experimen-
of interventions we use supporting dying patients and their families, tal, descriptivo correlacional transversal. (Hernández Sampieri, Fer-
boosting the resources to obtain the best quality of death expenting nández Collado & Baptista, 1991).
all human brings die in peace. Población y muestra: la muestra está conformada por 34 pacien-
tes que se encuentran en tratamiento en un Servicio de Cuidados
Key words Paliativos. Criterios: a) sujetos de ambos sexos entre 20 y 90 años;
Quality of life, Dying, Death, Palliative cares, Evaluation b) indemnidad de las funciones superiores; c) pacientes bajo la
atención de un servicio de cuidados paliativos; d) que firmen el

9
consentimiento informado. Discusión
Técnica de Procesamiento y análisis de los datos: programas espe- Con relación a la evaluación de las areas que ponderan los pacien-
cíficos para el ingreso de datos incluyendo medidas de consistencia tes en su calidad de vida en las respuestas al ICV,las respuestas en
interna para asegurar la calidad de la información. El procesamien- relación con la importancia y la satisfacción, es preciso remarcar
to estadístico se realizará utilizando el paquete estadístico para que la salud, la autonomía y la recreación son ponderadas como
ciencias sociales SPSS. Versión 19. muy importantes mientras el grado de satisfacción es bajo. En pa-
Instrumentos utilizados cientes en proceso de muerte son tres áreas de suma preponde-
- Entrevista Estructurada para Cuidados Paliativos (EECP). rancia para su calidad de vida. Estos resultados muestran por un
Autor: Lic. Ona Albornoz, Dra. Mikulic. lado que su atención y frustración esta puesta en su salud, el miedo
-Inventario de Calidad de Vida percibida en Cuidados Paliativos a la pérdida de su autonomía y que el cambio de sus actividades y
(ICVCP). las limitaciones que generan la enfermedad producen que sientan
Autor :Dra. Mikulic. Adaptación: Lic. Ona Albornoz. aislamiento y falta de situaciones recreativas. Estos datos pueden
- Cuestionario de evaluación de Calidad del Proceso de Morir y de la relacionarse con el estudio realizado en la Universidad Veracruzana
Muerte (Quality of Dying and Death -QODD): Autor: J. Randall Curtis, en 2004 (Peñacoba Puente, C.; Fernández Sanchez, A.; Morato Ce-
Ruth A. Engelberg (2001). Adaptación: Lic. Ona Albornoz. Dra Mikulic. rro, V.; Gonzalez Gutierrez, J. L.; López López, A.; Morena Rodriguez,
Seis dominios conceptuales: síntomas y cuidado personal, prepara- R.) donde los resultados al evaluar la calidad de vida en pacientes
ción para la muerte, momento de la muerte, la familia, preferencias ingresados en cuidados paliativos, muestran que un 67,9% de los
del tratamiento y otras preocupaciones de la persona en su totalidad. pacientes plantean que la sintomatología física los afectan en un
grado alto (42%), tomando en cuenta que los síntomas físicos es-
Resultados tán relacionados o incluidos en la variable salud. En este mismo
Estadísticos descriptivos: pacientes el 88,2% profesan la religión camino, en relación a la autonomía, Fonseca C.; Sxhlack V., Mera
cristiana, el 44,1% de los pacientes están casados, el 23,5% viu- M., Muñoz S.y Peña L. realizaron una evaluación de la calidad de
dos, el 17,6% solteros, el 8,8% separado.El 35,3% han realizado vida en pacientes con cáncer terminal en 2013 donde plantean que
estudios universitarios, el 14,7% estudios universitarios incomple- los pacientes, al saber su condición, suelen estar más interesados
tos, el 14,7% secundario incompleto. El 73,5% viven en vivienda en no perder su autonomía física y en padecer el menor número de
propia, el 14,7% en una alquilada y el 8,8% en una prestada. El síntomas, que en la prolongación de la vida. De acuerdo a los re-
32,4% no ha tenido hijos, y que el 38.2% tiene 3 o más hijos. El sultados del ICV también se observa que las áreas relacionadas con
11.8% han tenido 1 o 2 hijos. El 32,4% vive solo, el 35.3& con el ámbito afectivo , amor, amigos, hijos, parientes se encuentran
su pareja y el 32,4% con familiares. Solo el 2,9% vive solo y sin ponderados como importantes para su calidad de vida y al mis-
cuidador principal, 79.4% vive con un cuidador y el 14,7& con 2 mo tiempo son áreas de satisfacción. Así mismo los datos arrojan
cuidadores. El 50% son sostén de familia. que durante el proceso de morir el paciente focaliza su vida y sus
Calidad de vida: los resultados son el ICV, M=2.07 con D/0.96, per- requerimientos en el ámbito afectivo relacionado con la conten-
tenecen al percentil 43-49; encontrándose cerca de la media. Al ción y la trascendencia, recordamos la frase de Cicely Saunders
analizar las respuestas de los pacientes y cuidadores en relación quien plantea que los agentes de salud debemos buscar que los
con la importancia, las áreas percibidas son: la autonomía ponde- pacientes se sientan lo más parecido posible a ellos mismos has-
rada más alta por los pacientes (M=1,91; D/ 0.28) que por el cuida- ta el último momento de sus vidas. Retomando las respuestas del
dor principal (M=1,76; D/0.46), la salud (paciente M=1,74;D/0.44; ICV, los pacientes no perciben que el vecindario, la comunidad y el
cuidador M=1.54; D/0.60) donde sucede la misma ponderación ambiente influyan en su calidad de vida, podría analizarse estas
y el amor (M=1.74, D/0.51) evaluada levemente más importante respuestas pensando que el momento que están atravesando, su
por el cuidador que por el paciente (M=1.68; D/0.69). Las áreas proceso de muerte, genere un ensimismamiento, una mirada más
percibidas como menos importantes son las de ambiente, co- hacia ellos mismos y sus personas cercanas sin tomar en cuenta
munidad y vecindad con medias de los dos actores de M=0,88, el mundo externo. Así mismo asignan una gran importancia a los
M=0,88 y M=0,94 respectivamente. En cuanto a las respuestas valores y al amor, ponderando nuevamente lo variables relaciona-
de los pacientes y cuidadores en relación con la satisfacción en das con el aspecto emocional y espiritual y con la identidad que es
el ICV, las áreas que puntúan más alto son: el área de los valores lo que se sostiene en el tiempo más allá del momento de vida que
(paciente M=2,06,D/0.95 y cuidador M=1,94; D/1.22) la solidari- están atravesando.
dad (M=1,74,D/1.39 en pacientes y en cuidadores M=2 y D/1.01) El QODD (Quality of Dying and Death/ Cuestionario de Calidad de
y el área de los amigos (M=1,88,D/1.36 en pacientes y en cuida- muerte) fue desarrollado para permitir que las familias evalúen las
dores M=2,06 y D/1,04). Las áreas percibidas como menos satis- experiencias del paciente al final de la vida. El presente estudio
factorias son la salud (M=0.29 con D/1.93 en pacientes, cuidado- arrojó una M=7,6 con D/0,9, con puntaje minimo en 5 y máximo en
res M=0.12,D/2.05), la autonomía (M=0.15, D/1.87 en pacientes, 9 con alfa de Cronbach de 0.89.
M=0.53 con D/1.94) y el trabajo (M=0.56 con D/1,77 en pacientes Los resultados son comparables con los encontrados por los
y M= 0.18, D/1.81 en cuidadores). autores del instrumento en una investigación realizada por
Resultados de la 6 dimensiones del QODD y calidad de muerte total: Curtis JR, Patrick DL, Engelberg RA, Norris K, Asp C, Byock en
Dimensión de control de síntomas: M=7.2, D/1.3. (Min.3, Max.9) 2002 donde evaluaron la calidad de muerte y de morir en el
Dimensión preparación para la muerte: M=7.4,D/1.0 (Min.4, Max.9) Condado de Missoula Montana. El QODD, en una escala de 0 a 100
Dimensión momento de la muerte: M=8.2, D/1.0 (Min.6, Max.10) con puntuaciones más altas que indica mejor calidad, osciló entre
Dimensión Familia: M=7.8, D/1.0 (Min.5, Max.9) 26,0 y 99.6, con una media de 67,4 y alfa de Cronbach de 0,89.
Dimensión Preferencias: M=7.7, D/1.0 (Min.6, Max.9) Así mismo es importante relacionar nuestro estudio con el reali-
Dimensión Otras preocupaciones: M=8.1, D/1.0 (Min.5, Max.9) zado por Espinoza Venegas y Sanhueza Alvarado en 2010 en Chile
Total QODD: M=7.6, D/0.9 (Min.5, Max.9) que utilizando el QODD obtuvieron mayores puntajes de Calidad de

10
muerte en las dimensiones preparación para morir; estar con la compañero/a, ( M=8,1 y D/1,6. el 36% la mayoría del tiempo eran
familia y otras preocupaciones. Los resultados de la CPM total, en acompañados por sus hijos, el 25% que eso sucedía siempre, y el
una escala de 0 a 100, variaron de 40 a 99,2 puntos, con una media 27% bastante tiempo) y pasar tiempo con su familia y amigos que
de 74,9 y una desviación estándar de 13,8 puntos. es ponderado por los cuidadores con M=7,9 y D/1,8 mostrando
En la presente investigación la ponderación de dimensiones de ma- su importancia, el 35% pasaba acompañado por familia y amigos
yor a menor puntaje fueron momento de la muerte, Otras preocu- siempre y la mayoría del tiempo y el 18% bastante tiempo. Se ob-
paciones, Familia, preparación para la muerte, control de síntomas serva la importancia de los afectos, de la conexión con otros sig-
y preferencias. nificativos, en la buena calidad de morir y de muerte. Realizando
Estos resultados concuerdan con los desarrolladores del QODD, una correlación con un estudio que indagó la Calidad del Proceso
Patrick DL, Engelberg RA, Curtis JR,2001 y otros Fowler FJ, Coppo- de Morir realizado por Espinoza Venegas y Sanhueza Alvarado, la
la KM, Teno JM.,1999, que incluyeron el control como un aspecto dimensión arrojó como resultados que la presencia de la familia
importante del manejo de los síntomas, sugiriendo la participación (85.6), se relacionó con una mejor calidad de muerte, donde se
activa de los pacientes en el intento de manejar los síntomas, y destaca especialmente, el hecho de pasar el tiempo con la pareja o
añadiendo un elemento psicológico incluso a este dominio médico. esposo, apoyando la teoría (Lazarus R, Folkman S.,1986) y estudios
El dominio de Control de Síntomas estuvo fuertemente relacionado al respecto (Patrick D, Engelberg R, Curtis R.,2001), que recomien-
con la trascendencia y la totalidad de calidad de vida. Los síntomas dan que las personas pasen los últimos días de su vida en su casa,
crean barreras que impiden vivir aspectos positivos en el momen- acompañados de sus seres queridos. Por último, dentro del mismo
to de la muerte, Stewart AL, Teno J, Patrick DL, Lynn J. , 1999; , ítem, 16 pacientes tenían mascotas, los cuidadores ponderaron que
Emanuel L, Bennett K, Richardson VE.,2007; Parker-Oliver D.,2002, pasar tiempo con ellas era M=7,8 con D/2,1 en relación a la cali-
y los resultados obtenidos en otros dominios pueden influenciar las dad de vida del final de la vida. Los resultados de esta dimensión
percepciones de los pacientes sobre el sufrimiento de los síntomas. muestran que la relación con seres queridos, el tiempo compartido
En cuanto a la dimensión de la preparación para la muerte, los con familia, amigos y mascotas son significativos en la calidad de
cuidadores valoraron alto el ítem que plantea que su ser querido muerte y de morir de los pacientes en cuidados paliativos. Dichos
pareciera sentir paz con la muerte, coincidiendo con otros autores resultados se condicen con otros investigadores que han identifi-
que plantean que han identificado las tareas de preparación como cado dominios similares al dominio de conectividad, enfatizando la
una dimensión importante en la calidad de muerte. (Steinhauser KE, importancia de la atadura a la familia y amigos para comunicación y
Clipp EC, McNeilly M, et al.,2000; Cohen LM,Germain, MJ; 2004, apoyo (Emanuel EJ, Emanuel LL. ,1998; Stewart AL, Teno J, Patrick
Emanuel L, Bennett K, Richardson VM,2007, Munn JC, Zimmerman DL, Lynn J. , 1999; Emanuel LL, Alpert HR, DeWitt CB, Emanuel
S, Hanson LC, et al.,2007). El dominio de preparación mostró fuerte EJ,2000; Steinhauser KE, Bosworth HB, Clipp EC, et al.,2002, Cohen
relación en la investigación de los autores del QODD con la rela- SR, Leis A. ,2002. Varios escritores han notado que el aislamiento
ción afectiva o conexión con personas cercanas y la trascendencia, de las personas en situación de muerte va en aumento en el curso
sustentando otros hallazgos que determinan que la planificación de una enfermedad terminal (Charmaz K. ,1983; Field D.,1996; ,
anticipada podría asistir a los pacientes con enfermedades graves Hanson LC, Henderson M, Menon M ,2002) y han documentado el
en el fortalecimiento de las relaciones con otros y que “tener todo valor positivo de la profundización de ataduras a un círculo interno
en su lugar” podría permitir estar en paz y aceptar la muerte (Martin de apoyo que provea oportunidades de auto-verificación basadas
DK, Thiel EC; Singer PA.,1999). en quién es uno, más que en lo que uno puede hacer. (Emanuel L,
Con respecto a la dimensión del momento de la muerte, el lugar Bennett K, Richardson VE.2007; Byock I,1997) . En adición a su aso-
de fallecimiento del ser querido es ponderado por el cuidador con ciación con la preparación y el control de síntomas, la conectividad
M=8,2 , D/0,9, mostrando una alta relación a la calidad de vida del mostró una fuerte relación con la trascendencia, imitando hallazgos
final de la vida de su ser querido. En este aspecto los resultados de otros investigadores que dicen que las conexiones positivas con
muestran que el 61% falleció en la casa del paciente, el 27% en el seres queridos al final de la vida crean en los pacientes la sensa-
hospital y el 6% en una casa sustituta u otra casa en ambos casos. ción de que están dejando un legado positivo, que sus vidas tienen
Cantwell P, Sally T, Brennies C, Neumann C. y Bruera E. en 2000 un valor intrínseco, y que no constituyen cargas para la familia y
coinciden en la conclusión de que es posible ayudar a las perso- amigos (Steinhauser KE, Bosworth HB, Clipp EC, et al.,2002; Ema-
nas a fallecer en su hogar, pero es necesario disponer de recursos nuel L, Bennett K, Richardson VE 2007 ,Block SD.,2001).
humanos y físicos adecuados y equitativos para el cuidado en el Con respecto al miedo a la muerte del paciente, los cuidadores res-
hogar. Con respecto a la presencia de alguna persona en el momen- ponden en la relación de este aspecto con la calidad del final de la
to del fallecimiento, los cuidadores asignaron M=8,2 y D/1,3 , los vida con una M=7,7 con D/1,4, mostrando en porcentajes que el
resultaros muestran que el 97% de los pacientes fueron acompa- 44% considera que la mayoría del tiempo no parecía haber miedo
ñados por una persona en ese momento. Claramente este aspecto a la muerte del paciente, un 26% que bastante tiempo acontecía de
se relaciona directamente con la calidad de morir y de muerte y en esa manera y un 15& que siempre mostraba no tener miedo a la
esta muestra dicho aspecto mostró una calidad de muerte alta. En muerte. Esto permite deducir que, al contrario de lo que todavía se
esta dimensión el cuidador principal respondió que su familiar en piensa, conocer el pronóstico final permite a las personas manifes-
un 53% se encontraba dormido en el momento del fallecimiento y tar sus últimas intenciones, resolver sus asuntos pendientes, des-
el 38% en coma. A su vez dichos estados previos al fallecimiento lo pedirse y vivir concluyendo que de esta vivencia mejora el proceso
ponderan como importante mostrando una M de 8.06, puede infe- de morir con calidad.
rirse que la importancia que los cuidadores le dan al estado se su Con respecto a Otras Preocupaciones como dimensión del QODD,
ser querido antes de morir podría afectar tanto el duelo posterior los resultados fueron la M=7,6 y D/0,9 con mínima de 5 y máxima
como reacciones de stress y ayudaría a una despedida en paz. de 9. La investigación chilena ya citada explican que el factor pre-
En cuanto a la dimensión nombrada como Familia, se evalúa ocupación de la persona como un todo (79.8), mostró que el reír
la frecuencia en que el ser querido pasaba con su esposo/a o y sonreír frecuentemente ayudó a las personas a tener una mejor

11
CPM, reafirmado también con investigaciones (Elias ACA, Giglio JSP, que esas intervenciones pueden mejorar su calidad de vida durante
Cibele AM.,2008) que mencionan que las intervenciones alternati- el proceso de morir y de muerte.
vas entre ellas el reír, promueven una mejor calidad de vida durante Con relación a los instrumentos de evaluación traducidos y adap-
el proceso de morir. Los ítems de encontrar significado y propósito tados podrán ser incluidos en las diferentes etapas del tratamiento
a su vida revisten gran importancia, ya que refleja un componente de pacientes, con el objetivo de lograr una alta calidad de atención
espiritual que da esperanza, que no es necesariamente la posibili- en cuidados paliativos, compartir con la comunidad científica los
dad de seguir viviendo, más bien implica en aspectos más profun- resultados obtenidos tiene como objetivo seguir aunando esfuerzos
dos de la vida y que se hacen congruentes con la teoría (Lazarus por crecer en nuestra práctica y lograr cada vez mejor calidad de
R, Folkman S.,1986) respecto de la presencia de recursos de afron- vida en los pacientes en cuidados paliativos así como una mejor
tamiento del individuo, que pueden estimularse para ayudar a en- calidad de morir y de muerte.
frentar situaciones tan estresantes como un diagnóstico de muerte.

Conclusión
A pesar de que existen tendencias colectivas predominantes, posi-
blemente de carácter cultural, con énfasis en los aspectos emociona-
les en los países latinos y en los de autonomía en los anglosajones,
existe una gran variabilidad entre los factores priorizados. Para algu-
nas personas, lo más importante es el apoyo emocional; para otras,
la dimensión espiritual; para un tercer grupo, el mantenimiento de la
autonomía; y entre estos últimos, algunos priorizan el control de sín-
tomas somáticos. Todo lo cual nos recuerda el pensamiento de Eric
Cassell: “la misma enfermedad (disease), distinto paciente: diferentes
vivencias de enfermedad (illness), dolor, y sufrimiento”.
La sensación de amenaza es subjetiva. El sufrimiento, por tanto,
también lo será. (Prieto L.,1985). Será preciso identificar, en cada
momento, aquellos síntomas o situaciones que son percibidos como
una amenaza importante y tratar de compensar, eliminar o atenuar
dichos síntomas y descubrir y potenciar los propios recursos del
enfermo, con el fin de disminuir, eliminar o prevenir su sensación
de impotencia, proporcionando recursos nuevos que le permitan,
en cada momento y dentro de su situación, el mayor grado de au-
tonomía posible.
El tiempo que requerimos para la evaluación inicial y el propio tra-
tamiento en cuidados paliativos siempre es incierto, por ende el
uso de técnicas adaptadas a nuestro medio nos permite realizar
un adecuado screaning de lo que el paciente percibe como nece-
sario para mejorar su calidad de vida, generando un impacto en la
mejoría de la atención que podemos ofrecer a las personas que se
encuentran en proceso de muerte y de morir.
La evaluación de la calidad de muerte y de morir en las diferentes
dimensiones evaluadas nos muestran que los factores que influi-
rían en una buena calidad de vida durante la última etapa de la
misma son aquellos que se relacionan con la conectividad, la rela-
ción con seres queridos, el tiempo compartido con familia, amigos e
incluso mascotas, son significativos . Así también, el aislamiento de
las personas en proceso de muerte va profundizándose en el curso
de la enfermedad, el círculo más cercano establecerá el sustento
que provea oportunidades de auto-verificación basadas en quién es
uno, en la demostración de que la persona sigue siendo quien es,
convocando al análisis de la importancia de la trascendencia; en-
contrando en el acompañamiento de sus seres queridos la posibili-
dad de estar compartiendo un legado, que su vida tiene un sentido,
un valor intrínseco (Emanuel L, Bennett K, Richardson VE, 2007);
permitiendo también a la persona conectarse con su espiritualidad,
temores y deseos íntimos. Concluyendo, evaluar el funcionamiento
del paciente en las diferentes áreas de la CV (psicológico, físico,
social), y haciéndolo desde la perspectiva del paciente permitirá
ayudar a decidir los tratamientos para esa persona única e irre-
petible, a mejorar la intervención que se administra, ayudar en la
práctica clínica a conseguir una evaluación más profunda, orientar
las intervenciones que los agentes de salud pueden ofrecer, dado

12
BIBLIOGRAFÍA Institute of Medicine.(1997). Approaching death: improving care at the end
Aquino VV, Zago MMF. El significado de las creencias religiosas para un of life. Washington, DC: U.S.A: National Academy Press. Accessible en
grupo de pacientes oncológicos en rehabilitación. Rev. Latino-Am. En- www2.nas.edu/hcs21da.htm. Review Psychology, 28, 225-249.
fermagem. 2007; 15(1):42-7. Kübler-Ross, E. (1969). On death and dying. Londres: Macmillan.
Bayés, R. (2006): “Afrontando la vida, esperando la muerte”. Alianza Edi- Kübler-Ross, E. (1993). Sobre la muerte y los moribundos. 4ta.Edic. Bar-
torial. España. celona: Grijalbo.
Bayés, R. (2000). Principios de la investigación psicosocial en cuidados Lazarus, R. & Folkman, S. (1986). Estrés y procesos cognitivos (2a ed.) 124-
paliativos. En Die Trill, M. y López, E. (eds.) Aspectos psicológicos en 252. Barcelona. España. Ed. Martínez Roca.
cuidados paliativos: La comunicación con el enfermo y la familia, Ma- Levi y Anderson (1980): “La tensión psicosocial, población, ambiente y ca-
drid: ADES, pp. 651 - 668. lidad de vida”. Ed. Manual Moderno, México.
Cantwell P, Sally T, Brennies C, Neumann C, Bruera E. Factores predictivos Lois Downey, Ruth A. Engelberg, J. Randall Curtis, William E. Lafferty, Do-
de fallecimiento en Domicilio en Pacientes Oncológicos Paliativos. J nald L. Patrick (2009). Shared Priorities for the End-of-Life Period. Vol.
Palliative Care. 2000 July; 16(1):23-8. 37 No. 2 February .
Chochinov, H.M. (2006): Dying, Dignity, and New Horizons in Palliative End- Mikulic, I. M. (2003) “Calidad de vida percibida en contexto hospitalario:
of-Life Care. A Cancer Journoul for Clinicians ; 56:84-103. Aportes a la Evaluación psicológica” Anuario de Investigaciones X, Uni-
Calman (1987): Definitions and dimensions of quality of life. In: The Quality versidad de Buenos Aires.
of Life of Cancer Patients. Raven Press, New Cork Mikulic, I. M. & Crespi, M. C. (2007). Resiliencia y calidad de vida: nuevos
Cassell, E.J. (1982): The nature of suffering and the goals of medicine. The aportes para la evaluación psicológica en contexto carcelario. Anuario
New England Journal of Medicine, 306, 639-64 XI. Recuperado el 29 de mayo de 2006, de secinve@psi.uba.ar instin-
Curtis JR, Patrick DL, Caldwell E, Greenlee H, Collier AC.(1999): The quality ve@psi.uba.ar
of patient-clinician communication about end-of-life care (a study of Mikulic, I. M. & Muiños, R. (2005). La construcción y uso de instrumentos de
patients with AIDS and their primary care clinicians). AIDS.13:1123- evaluación en la investigación e intervención psicológica: el Inventario
1131. MEDLINE de Calidad de Vida percibida (ICV). Base de dados: LILACS.29070.
Curtis, J. Randall; Treece, Patsy D.; Nielsen, Elizabeth L.; Downey, Lois; Shan- OMS. Organización Mundial de la Salud (OMS) (1995). Asistencia paliativa.
non, Sarah E.; Braungardt, Theresa; Owens, Darrell; Steinberg,Kenneth En: Programas Nacionales de Lucha contra el Cáncer. Directrices sobre
P. ; Engelberg, Ruth A.(2008) : Evaluation of a Quality-Improvement In- política y gestión (pp. 82-86). Ginebra: OMS.
tervention AMERICAN JOURNAL OF RESPIRATORY AND CRITICAL CARE Patrick DL, Curtis JR, Engelberg RA, Neilsen E, McCown E.(2003): Mea-
MEDICINE. VOL 178. suring and improving the quality of dying and death. Ann Intern Med
Curtis JR.: (2005): Interventions to improve care during withdrawal of lifes- .139:410-415.
ustaining treatments. J Palliat Med;8:S116-S131. Peñacoba Puente, C.; Velazco Furlong; lilian; Mercado Romero, Francisco;
Curtis JR, Engelberg RA, Nielsen EL, Au DH, Patrick DL.(2004): Patient-phy- Moreno Rodriguez, Ricardo: Comunicación, Calidad de Vida y Satis-
sician communication about end-of-life care for patients with severe facción en pacientes en cuidados Palaitivos. Psicología y Salud.Julio-
COPD. Eur Respir J; 24:200e205. diciembre. Vol .15. Nro 002. Universidad Veracruzana. Xalapa. Mexico
Curtis JR, Patrick DL, Engelberg RA, Norris KE, Asp CH, Byock IR.(2002): Prieto, A., (2004). Psicología Oncológica. Revista Profesional Española de
A measure of the quality of dying and death: initial validation using Terapia Cognitivo-Conductual, 2, 107 - 120.
after-death interviews with family members. J Pain Symptom Manage; Saunders, C. (1980). La filosofía del cuidado terminal. En Saunders, C.
24:17-31. Cuidados de la enfermedad maligna terminal. (pp. 259- 274). Bar-
Curtis JR, Treece PD, Nielsen EL, Downey L, Shannon SE, Braungardt T, celona: Salvat.
Owens D, Steinberg KP, Engelberg RA.(2006): Integrating palliative and Singer PA, Martin DK, Kelner M.(1999): Quality end-of-life care (patients’
critical care: evaluation of a multifaceted intervention . Proc Am Thorac perspective). JAMA;281:163-168.
Soc ;3:A832. Sociedad Española de Cuidados Paliativos.(1992): Guía de Cuidados Palia-
Emanuel, E.J. y Emanuel, L.L. (1998): “ The promise of a good death” The tivos. Disponible en: http://www.secpal.com/guiacp/guiacp. pdf
Lancet, 351, SII21-SII29. Steinhauser KE, Clipp EC, Tulsky JA(2002). Evolution in measuring the qua-
Engelberg RA, Patrick DL, Curtis JR.(2005): Correspondence between lity of dying. J Palliat Med ;5:407e414.
patients’ preferences and surrogates’ understandings for dying and Steinhauser KE, Voils CI, Clipp EC, et al.(2006): Are you at peace?’’ One
death. J Pain Symptom Manage;30:498e509. item to probe spiritual concerns at the end of life. Ann Intern Med ;166:
Espinoza Venegas, Maritza; Sanhueza Alvarado, Olivia (2010): Factores re- 101e105.
lacionados a la calidad del proceso de morir en la persona con cáncer Tilden VP, Tolle S, Drach L, Hickman S.(2002): Measurement of quality of
Rev. Latino-Am. Enfermagem vol.18 no.4 .Ribeirão Preto July/Aug. care and quality of life at the end of life. Gerontologist ;42(Spec. No.
Fonseca,M.; Schlack, C.; Edison Mera, M. ; Muñoz, O.Peña;J.: Evaluación 3):71e80.
de la calidad de vida en pacientes con cáncer terminal. Rev Chil Cir. Vol WHO (2004). WHO definition of palliative care. En http://www.who.int//can-
65 - Nº 4, Agosto 2013; pág. 321-328 cer/palliative/definition/en/
Fowler JF, Coppola KM, Teno JM (1999): Methodological challenges for
measuring quality of care at the end of life. J Pain Symptom Manage.
17:114-119.
Frankl, V. (1999). El hombre en busca del Sentido Ultimo. El análisis exis-
tencial y la conciencia espiritual del ser humano. Barcelona: Paidós
Ibérica.
Ichiyama MA. The reflected appraisal process in small-group interaction.
Soc Psychol Q 1993;56: 87e99.

13
QUALIDADE DE VIDA RELACIONADA À SAÚDE ORAL
EM USUÁRIOS DE PRÓTESE DENTÁRIA TOTAL
BIMAXILAR - RESULTADOS PRELIMINARES
Alchieri, Joao Carlos; Cavalcanti, Renata; Alves, Anne
Universidade Federal do Rio Grande do Norte. Brasil

RESUMEN INTRODUÇÃO
O edentulismo caracteriza-se pela perda total dos dentes perma- A perda dentária afeta numerosos indivíduos mundialmente, in-
nentes, acometendo indivíduos de diferentes faixas-etárias. Os in- cluindo jovens e idosos, ocasionando alterações a nível funcional,
divíduos edêntulos apresentam alterações estéticas, estruturais e neuromuscular e fisiológica (Rosa et al., 2012). No Brasil, segundo
funcionais, podendo impactar negativamente na qualidade de vida, o Ministério da Saúde, aproximadamente 30% da população adulta,
sendo minimizado através da reabilitação com a prótese dentária. com idade entre 30 e 44 anos são edêntulos e esse índice aumenta,
Objetivo: comparar a qualidade de vida relacionada à saúde oral para 75% na população idosa (Munhoz & Abreu, 2011), podendo
em antes e após a confecção da prótese total bimaxilar removí- ser observado o edentulismo completo, com maior frequência, em
vel. Método: Participaram 20 voluntários, com faixa etária entre 50 indivíduos acima de 65 anos de idade (Felton, 2009). Segundo a
e 92 anos, de ambos os sexos. Para avaliar a qualidade de vida Organização Mundial da Saúde (OMS) a prevalência de indivíduos
utilizamos a versão brasileira do Oral Helth Impact Profile para edêntulos com idade acima de 65 anos foi mostrado em 58% no
pacientes edêntulos (OHIP-EDENT). Resultados: Os resultados nos Canadá, 41% na Finlândia e 46% nos Estados Kingdom (Bilhan et
permitem evidenciar maior prevalência do sexo feminino 18 (90%) al., 2012). Embora o edentulismo não seja necessariamente uma
em relação ao sexo masculino 2 (10%). Em relação aos domínios parte do processo natural do envelhecimento, mas, a idade perma-
do OHIP-EDENT, não verificamos diferenças significativas antes do nece um forte fator na sua incidência (Goiato et al., 2012). A perda
tratamento e três meses de uso da prótese nova. Conclusão: não foi total dos dentes resulta de um processo multifatorial complexo,
observada a melhora na qualidade de vida. Evidencia-se a impor- envolvendo processos biológicos, como cáries, doença periodontal,
tância deste estudo por apreciar aspectos relevantes da saúde oral trauma e câncer oral; como também, fatores não biológicos, ressal-
relacionado à qualidade de vida em usuários de prótese dentária tando os procedimentos dentários, a busca aos cuidados à saúde,
total removível. fatores socioeconômicos e culturais (Felton, 2009).
A qualidade de vida relacionada à saúde oral é conceituada como a
Palabras clave qualidade de vida que é comprometida pela saúde oral do indivíduo.
Sistema, Estomatognático, Edentulismo, Prótese dentária, Qualidade Neste cenário, destacamos a capacidade funcional, como a masti-
de vida gação e a fala; o status psicológico que engloba a autoestima e a
satisfação com a aparência; os fatores sociais; dor e desconforto
ABSTRACT relacionado à saúde oral (Shigli & Hebbal, 2010). O edentulismo,
QUALITY OF LIFE RELATED TO THE ORAL HEALTH IN USERS TOTAL ao longo do tempo, leva à atrofia das estruturas de apoio dentário
BIMAXILLARY PROSTHESIS - PRELIMINARY RESULTS e perda do tônus muscular, que têm efeitos desfavoráveis sobre
Edentulism characterized by complete loss of permanent teeth, affec- estética facial (Goiato et al., 2012), implicando na realização das
ting individuals of different age groups. The edentulous individuals funções de mastigação, deglutição e fala (Cavalcanti & Bianchini,
have aesthetic, structural and functional changes and can negatively 2008). Sendo assim, a função oral adequada não está associada
affect quality of life, and minimized through rehabilitation with dental apenas com a capacidade de executar movimentos mandibulares e
prosthesis. Objective: To compare the quality of life related to oral parâmetros fisiológicos, mas também com o conforto e a estética, o
health before and after the making of the total removable prosthesis que pode afetar a autoestima do paciente e bem-estar geral (Regis
bimaxilar. Method: 20 volunteers, aged between 50 and 92 years, et al., 2013).
of both sexes. To evaluate the quality of life we used the Brazilian As modificações causadas pela perda total dos dentes podem ser
version of Oral Health Impact Profile for edentulous patients (OHIP- minimizadas através da reabilitação com as próteses dentárias
EDENT). Results: The results allow us to show higher prevalence of convencionais, que é a modalidade de mais comum de tratamento
female 18 (90%) compared to males 2 (10%). Regarding the domains (Regis et al., 2013) que tem a finalidade de restabelecer a harmonia
of OHIP-EDENT, we find no significant differences before treatment do sistema estomatognático, propiciando bem estar físico e emo-
and three months of using the new prosthesis. Conclusion: There was cional. O comprometimento dessas funções implica na qualidade
no observed improvement in quality of life. Highlights the importan- de vida e saúde oral do indivíduo. A aceitação da prótese completa
ce of this study to appreciate relevant aspects of oral health-related demanda uma adaptação psicossocial e funcional e esse proces-
quality of life in removable full dentures users. so é influenciado pelas expectativas dos pacientes (Souza et al.,
2007). Assim, torna-se importante comparar a qualidade de vida
Key words relacionada à saúde oral em antes e após a instalação da prótese
Stomatognathic, System, Edentulism, Dental, prosthesis, Quality of total bimaxilar removível.
life

14
METODOLOGIA Nesta amostra não houve diferença significativa, porém observa-
Pesquisa descritiva, exploratória de corte longitudinal, aprovado pelo se uma tendência à significância nos domínios dor e desconforto
Comitê de ética em Pesquisa do Hospital Honofre Lopes, sob o nú- orofacial e desconforto e incapacidade psicológica.
mero do parecer 578.993. Todos os participantes foram esclarecidos
quanto aos objetivos e procedimentos da pesquisa, descrito no Termo DISCUSSÃO
de Consentimento Livre e Esclarecido, sendo solicitada a assinatura. Este estudo comparou a qualidade de vida relacionada à saúde oral
Os participantes que constituíram a amostra foram selecionados en- em indivíduos usuários de prótese total bimaxilar. Ao analisar os re-
tre os indivíduos que buscaram o Departamento de Odontologia da sultados categorizados, verificou-se o tempo médio de uso da próte-
Universidade Federal do Rio Grande do Norte com o objetivo de con- se, em até cinco anos, esclarecendo que o tempo de uso, influencia
feccionar próteses totais bimaxilares. A amostra foi composta por 20 de maneira significativa na qualidade da prótese (Ribeiro et al., 2012).
indivíduos de ambos os sexos, cabe ressaltar que a avaliação da qua- Com o tempo de uso, a prótese sofre mudanças na forma dos dentes
lidade de vida foi realizada com a prótese antiga e após três meses artificiais, na retenção e estabilidade da prótese superior e também
da instalação da nova prótese. Como critérios de inclusão, indivíduos sobre a relação oclusal (Cabrini et al., 2008; Goiato et al., 2008). Estas
totalmente edêntulos há mais de um ano usuários de próteses totais características podem ser consideradas primordiais dentro do fun-
bimaxilares com a necessidade de próteses novas. Foram exclusos cionamento harmônico do sistema estomatognático (Cabrini et al.,
os participantes que possuíam dificuldades motoras ou deficiência 2008). A falta de estabilidade, retenção (Bilhan et al., 2012), oclusão
mental, alterações patológicas dos rebordos alveolares. e dimensão vertical são as principais razões para a mudança da pró-
O instrumento utilizado para avaliar o impacto das próteses sobre a tese (Lemos et al., 2013). Com o tempo prolongado do uso da prótese
qualidade de vida, foi a versão brasileira do Oral Helth Impact Profile aumenta a reabsorção óssea residual e a capacidade mastigatória
para pacientes edêntulos (OHIP-EDENT), validado por Souza et al. torna-se prejudicada (Bilhan et al., 2012).
(2007). O OHIP-EDENT é um inventário composto por 19 questões A reabsorção óssea pode causar uma má adaptação da base de
agrupadas em quatro subescalas, descrito por Souza et al. (2010), resina para próteses dentárias, tornando-as ligeiramente solta em
ressaltando “dor e desconforto orofacial”, “desconforto e incapa- torno do rebordo residual ósseo. Este fator e os problemas causa-
cidade mastigatória”, “desconforto e incapacidade psicológica” e dos pela redução da dimensão vertical causa grande desconforto,
“incapacidade social”. As opções de respostas são: nunca, às vezes no momento da alimentação, podendo reduzir significativamente a
e quase sempre, as quais foram atribuídas os escores “0”, “1” e sua eficiência mastigatória, influenciando na nutrição do paciente,
“2” respectivamente. Os escores mais elevados representam pior pela não trituração adequada dos alimentos, reduzindo a absorção
qualidade de vida relacionada à saúde oral. dos nutrientes (Goiato et al., 2012 ).
A análise dos dados foi realizada de forma descritiva, as variáveis Quanto à qualidade de vida relacionada à saúde oral não verifica-
quantitativas são apresentadas por mediana e desvio-padrão (dp), mos diferenças significativas nas subescalas do OHIP-EDENT, po-
enquanto os dados categóricos são apresentados pela freqüência rém, houve uma diminuição nos valores das medianas, represen-
absoluta e relativa. Para comparar as médias das variáveis indepen- tando o aumentando na qualidade de vida, entre a avaliação inicial
dentes, foi realizado o Teste de Wilcoxon. Em toda a análise foi consi- e após três meses com o uso da nova prótese. Em concordância
derado um p valor padrão de 0,05 e intervalo de confiança de 95%. com os nossos achados, um estudo randomizado que avaliou a téc-
nica de fabricação da prótese simplificada e convencional com a
RESULTADO qualidade de vida relacionada à saúde oral, não verificou diferenças
Com base nos resultados da pesquisa, observamos o predomínio significativas, no período de três e seis meses (Regis et al., 2013).
do sexo feminino com 18 (90%) e do sexo masculino 2 (10%). Em Outras pesquisas demonstraram que a substituição para a nova
relação à idade dos participantes, verificou-se a mediana de 64,50 prótese melhora de forma significativa a qualidade de vida (Shigli
anos, com idade mínima de 50 anos e máxima de 92 anos. & Hebbal, 2010; Komagamine et al., 2012; Sivakumar et al., 2014;
Viola et al., 2013; Goiato et al., 2012).
Tabela 1. Caracterização do tempo de uso da prótese em anos. Pode-se destacar que a utilização das próteses dentárias possibi-
Natal 2015. lita uma melhora na realização das funções orais e da estética, no
n % entanto, a adaptação merece atenção, pois, ocorrem modificações
≤ 5 anos 8 40
morfológicas e funcionais, que poderão dificultar na acomodação
e na estabilidade da prótese. O processo de adaptação parece re-
Tempo de uso da prótese > 5 anos 12 60
lacionar-se com as características das próteses, como também a
Total 20 100 situação miofuncional orofacial, pela atuação das forças aplicadas
que desequilibram as próteses (Felício & Cunha, 2005; Cavalcanti
Tabela 2. Escores dos domínios do OHIP-EDENT antes do tratamen- & Bianchini, 2008).
to e três meses de uso da prótese nova. Natal 2015. Usuários de prótese total poderão apresentar uma diversidade de
Domínios do OHIP-EDENT Pré-tratamento Pós-tratamento (3 meses) fatores que prejudicam a adaptação, ressaltando dores, lesões na
Mediana DP Mediana DP p mucosa, diminuição na sensibilidade oral, insatisfação estética (Oli-
Dor e Desconforto Orofacial 6,00 2,15 4,50 2,43 0,053 veira et al., 2005), aspectos emocionais e posturais (Felício & Cunha,
2005). As condições morfológicas, como o palato ogival, não propor-
Desconforto e Incapacidade 4,50 2,68 2,00 2,06 0,189
mastigatória ciona estabilidade para a prótese superior. A adaptação da prótese
inferior é mais difícil, pelo seu fácil deslocamento, que pode ser
Desconforto e Incapacidade 2,50 3,16 1,00 2,45 0,058
Psicológica ocasionado pela tensão do músculo mentual; volume, tensão e mo-
bilidade da língua; o tamanho do rebordo alveolar e do frênulo da
Incapacidade Social 0,00 1,55 0,00 0,73 0,102
língua. É necessário destacar que a adaptação da base da prótese
* Teste de Wilcoxon nos tecidos subjacentes é importante, para viabilizar uma adequada

15
resposta biomecânica, para tornar a prótese confortável ao paciente. Felício, C. M., & Cunha, C. C. (2005). Relações entre condições miofun-
No entanto, o processo de adaptação é pessoal, variando entre os cionais orais e adaptação de próteses totais. Rev Ibero-americana de
pacientes, dependendo dos fatores emocional e psicológico e suas Prótese Clínica e Laboratorial., 7 (36), 195-202.
expectativas em relação a sua reabilitação (Goiato et al., 2012 ). Felton, D. A. (2009). Edentulism and comorbid factors. J Prosthodont., 18
O processo mastigatório será diverso, pela perda sensorial do pe- (2), 88-96.
riodonto e mucosa, os contatos oclusais serão iguais, tanto no lado Goiato, M. C., Ribeiro, P. P., Garcia, A. R., & dos Santos, D. M. (2008). Com-
do trabalho como no lado do balanceio (Felício & Cunha, 2005). A plete denture masticatory efficiency: A literature review. J Calif Dent
diminuição perceptual e a informação neurosensorial reduzida ou Assoc., 36 (9), 683-686.
imprecisa dificultam a organização do padrão mastigatório, pois a Goiato, M.C., Bannwart, L.C., Moreno, A., Dos Santos, D. M., Martini, A. P., &
textura dos alimentos não é percebida adequadamente como nos Pereira, L. V. (2012). Quality of life and stimulus perception in patients’
sujeitos dentados (Cavalcanti & Bianchini, 2008). Além de movi- rehabilitated with complete denture. J Oral Rehabil., 39(6):438-445.
mentos incoordenados, redução da força muscular para a incisão e Komagamine, Y., Kanazawa, M., Kaiba, Y., Sato, Y., Minakuchi, S., & Sasaki,
trituração dos alimentos (Felício & Cunha, 2005), e baixa eficiência Y. (2012). Association between self-assessment of complete dentures
mastigatória(Farias Neto et al., 2010; Felício & Cunha, 2005; Rosa and oral health-related quality of life. J Oral Rehabil., 39 (11), 847-57.
et al., 2012; Cavalcanti & Bianchini, 2008). O padrão mastigató- Lemos, M. M. C., Zanin, L., Jorge, M. L. R., & Flório, F. M. (2013). Oral health
rio pode apresentar-se unilateral, considerado desfavorável para a conditions and self-perception among edentulous individuals with di-
adaptação da prótese, com movimento de báscula (Oliveira et al., ferente prosthetic status. Braz J Oral Sci., 12 (1), 5-10.
2005), promovendo o deslocamento e inserção de alimentos sob Munhoz, E. G. A., & Abreu, C. W. (2011). Os fatores que influenciam na
a prótese, provocando lesões na mucosa (Felício & Cunha, 2005; satisfação do paciente submetido a tratamento de prótese total con-
Cunha, Felício & Bataglion, 1999). vencional. HU Revista., 37 (4), 413-419.
Em todos os domínios do OHIP-EDENT verificou-se diminuição nos Olivera, J. S. R., Mattoso, F. C. P., Oliveira, A. B. C., & Ninno, C. Q. M. S.(2005)
escores, indicando uma possível melhora na qualidade de vida. Fonoaudiologia e adaptação de prótese dentária total em idosos: o que
Esses achados enfatizam que a nova prótese gera maior conforto os dentistas sabem sobre isto? Rev CEFAC, 7 (1), 50-54.
após o período de adaptação. Podendo ser justificado, pelo resta- Regis, R. R., Cunha T. R., Della Vecchia M. P., Ribeiro, A. B., Silva-Lovato,
belecimento da dimensão vertical de oclusão, a restauração das C. H., de Souza, R. F. (2013). A randomised trial of a simplified method
cúspides dentárias para a trituração do alimento, melhorando a for complete denture fabrication: patient perception and quality. J Oral
eficiência da mastigação. Bem como, a nova moldagem funcional Rehabil., 40(7), 535-545.
do rebordo favorecendo maior retenção e estabilidade, originando Ribeiro, J. A. M., de Resende, C. M., Lopes, A. L., Mestriner, W. Jr., Roncalli,
conforto ao paciente com a nova prótese total (Goiato et al., 2012 ). A. G., Farias-Neto, A., & Carreiro Ada, F. (2012). Evaluation of complete
denture quality and masticatory efficiency in denture wearers. The In-
CONCLUSÃO ternational Journal of Prosthodontics., 25 (6), 625-630.
O presente estudo não verificou diferenças significativas na qua- Rosa, L. B., Bataglion, C., Siessere, S., Palinkas, M., Mestriner Júnior, W. M.,
lidade de vida relacionada à saúde oral entre a avaliação inicial e Freitas, O., Rossi, M., Oliveira, L. F., & Regalo, S. C. H. (2012). Bite force
após três meses do uso da prótese, porém notou-se uma tendência and masticatory efficiency in individuals with different oral rehabilita-
à significância nos domínios dor e desconforto orofacial e dor e inca- tions. J Stoma., 2 (1), 21-26.
pacidade psicológica, os dados podem estar indicando uma possibili- Shigli, K., & Hebbal, M. (2010). Assessment of changes in oral health-re-
dade de diferenças significativas com a continuidade das avaliações lated quality of life among patients with complete denture before and
e com aumento do tamanho da amostra. A compreensão dos fatores 1 month post-insertion using Geriatric Oral Health Assessment Index.
emocionais visa compreender a satisfação global dos pacientes no Gerodontology, 27 (3), 167-173.
contexto biopsicossocial. Assim, torna-se fundamental a compreen- Sivakumar, I., Sajjan, S., Ramaraju, A.V., & Rao, B. (2014). Changes in oral
são das variáveis envolvidas na utilização da prótese total, como ali- health-related quality of life in elderly edentulous patients after Com-
mentação, estética, conforto e retenção da prótese, com o intuito de plete denture therapy and possible role of their Initial expectation: A
alcançar a satisfação global do paciente. Destaca-se a importância Follow-Up. J Prosthodont., 18, 1-5.
de futuras investigações com maior número de participantes. Souza, R. F., Leles, C. R., Guyatt, G. H., Pontes, C. B., Della Vecchia, M.P., &
Neves, F.D. (2010). Exploratory factor analysis of the Brazilian OHIP for
edentulous subjects. J Oral Rehabil., 37 (3), 202-208.
BIBLIOGRAFÍA Souza, R. F., Patrocinio, L., Pero, A. C., Marra, J., & CompagnoniI, M. A.
Bilhan, H., Erdogan, O., Ergin, S., Celik, M., Ates, G., & Geckili, O. (2012). (2007). Reliability and validation of a Brazilian version of the Oral
Complication rates and patient satisfaction with removable dentures. J Health Impact Profile for assessing edentulous subjects. J Oral Reha-
Adv Prosthodont., 4(2), 109-115. bil., 34 (11), 821-826.
Cabrini, J., Fais, L. M. G., Campagnoni, M. A., Mollo Júnior, F. A., & Pinelli, Viola, A. P., Takamiya, A. S., Monteiro, D. R., & Barbosa, D. B. (2013). Oral
L. A. P. (2008). Tempo de uso e a qualidade das próteses totais - uma health-related quality of life and satisfaction before and after treatment
análise crítica. Cienc. Odontol. Bras., 11 (2), 78-85. with complete dentures in a Dental School in Brazil. J Prosthodont
Cavalcanti, R. V. A., & Bianchini, E. M. G. (2008). Verificação e análise mor- Res., 57(1), 36-41.
fofuncional das características da mastigação em usuários de prótese
dentária removível. Rev CEFAC, 10(4), 490-502.
Cunha, C. C., Felício, C. M., & Bataglion, C. (1999). Condições miofuncionais
orais em usuários de próteses totais. Pró-Fono R Atual Cient., 11(1), 21-26.
Farias Neto, A., Mestriner Júnior, W., & Carreiro, A. D. F. P. (2010). Mastica-
tory efficiency in denture wearers with bilateral balanced occlusion and
canine guidance. Braz Dent J., 21 (2), 165-169.

16
CREENCIAS Y NARRATIVA EN LA DIABETES TIPO 2
Bail Pupko, Vera; Azzollini, Susana Celeste
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN I. Introducción:
El propósito de este trabajo es conocer las creencias que tienen de El cumplimiento de las indicaciones médicas tiene gran trascen-
su enfermedad los pacientes con diabetes tipo 2 que se atienden dencia, en especial cuando se trata de enfermedades crónicas, por
en los consultorios de diabetología de hospitales públicos del GCBA. el importante impacto económico a nivel sanitario. La adherencia
Metodología: Se realizaron 20 entrevistas en profundidad a pacien- terapéutica resulta un componente fundamental de los aspectos
tes con diagnóstico de diabetes tipo 2. El número de entrevistas se subjetivos y comportamentales a tenerse en cuenta en el curso y
determinó por el criterio de saturación de la información. A partir evolución de la enfermedad. Es necesario investigarlo para mejorar
de la consigna “Cuénteme sobre le enfermedad que padece” se la comprensión del papel del comportamiento humano en el pro-
analizó la narrativa y se la estructuró de acuerdo a la clasificación ceso de salud-enfermedad y el perfeccionamiento de la práctica
de Leventhal (Leventhal, Diefenbach y Leventhal, 2001). Resulta- médica (Martín Alfonso y Grau Abalo, 2004). Uno de los problemas
dos: Se encontraron dificultades para diferenciar la enfermedad en de salud más frecuentes e importantes debido a las repercusiones
sí de la identificación con la misma. Hay desinformación sobre la personales, económicas y sanitarias generadas a consecuencia de
diabetes que se evidencia en una narrativa donde las causas y las su tratamiento y por las complicaciones degenerativas asociadas
consecuencias no son claras. Estos resultados conspiran contra la (ceguera, nefropatías, cardiopatías, etc.) es la diabetes.
adhesión al tratamiento, ya que las creencias halladas acerca de la Considerada una pandemia (OPS, 2003), se trata de una enfermedad
enfermedad excluyen la responsabilidad personal de la situación y crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina sufi-
la posibilidad de tomar el control sobre el tratamiento. ciente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que
produce (OMS, 2015). En el mundo hay más de 347 millones de per-
Palabras clave sonas con diabetes. Se calcula que en 2012 fallecieron 1,5 millones
Diabetes, Narrativa, Creencias de personas como consecuencia del exceso de azúcar en la sangre
en ayunas. Más del 80% de las muertes por diabetes se registran en
ABSTRACT países de ingresos bajos y medios. Según proyecciones de la OMS, la
BELIEFS AND NARRATIVES IN DIABETES TYPE 2 diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.
The aim of this work is to know about the bieliefs about their illness Sin embargo, las conductas saludables como una dieta adecuada,
that have patients with diabetes type 2, who attendendent at the la actividad física regular, mantener un peso corporal normal y la
diabetology Service of Publics Hospitals in Buenos Aires. Methodo- evitación del consumo de tabaco pueden prevenir la diabetes de
logy: There were made 20 deep´ interviews to patients with diabe- tipo 2 o retrasar su aparición (OMS, 2015).
tes type 2 diagnose. The number of the interviews was determina- La génesis de esta enfermedad está asociada a la calidad de vida,
ted by the criteria of saturation of information. From de slogan “Tell y el tratamiento consiste en la mejora de la misma, desarrollando
me about the disease you suffer from” it was analized the narrative hábitos saludables de alimentación y de ejercicios. Por lo tanto, el
and structurated according to Leventhal´s clasification (Leventhal, tratamiento de la diabetes requiere de la participación activa del
Diefenbach, y Leventhal, 2001). Results: There were found difficul- paciente, que debe aprender habilidades con mayor o menor grado
ties to differentiate the disease itself from the identification with de complejidad (manipulación de jeringas, confección de menús).
the disease. There is a lack of information about diabetes that is Estos autocuidados son para toda la vida. La adhesión al tratamien-
demonstrated with a narrative where the reasons and the conse- to implica tomar decisiones en forma continua sobre la dosis de in-
quences are not clear. These results conspire with the adhesion to sulina, los alimentos y el ejercicio, según los niveles glucémicos. A
the treatment; since the found beliefs about the disease exclude the tales fines, se requiere: 1) criterios válidos de evaluación de la glu-
personal responsibility on the situation and the possibility to take cemia. Indicadores analíticos y conductuales fiables (glucemia, sín-
control of the treatment. tomas hipo o hiperglucémicos, ansiedad, etc.) y ambientales (falta o
exceso de alimentos, ejercicios, olvido o errores de medicación) que
Key words pueden descompensar la glucemia; 2) competencias necesarias
Diabetes, Narrative, Beliefs para realizar el autocontrol de glucemia; 3) información acerca de
las posibles alternativas de ajuste glucémico y competencia para su
correcta ejecución (consumir o no un alimento, aumentar o dismi-
nuir el ejercicio o la insulina); 4) disponibilidad de recursos (comida,
insulina, etc.); 5) habilidades sociales y asertividad para afrontar
respuestas ambientales no facilitadoras (invitaciones a comer, cier-
tos consejos, etc.); 6) toma de decisiones; 7) retroinformación sobre
la eficacia de la actuación (mejora sintomática, nivel de glucemia,
supervisión médica) y; 8) beneficios por el autocuidado (mejora sin-
tomática, apoyo social y clínico) (Fernández, Pérez Álvarez, 1996).
Es decir que la forma de actuar de una persona ante la enfermedad,
va a ser determinante en su salud. Figueroa y Gamarra (2013) en-
contraron una alta proporción de pacientes diabéticos con falta de

17
control metabólico asociado a factores relacionados con los años III. Metodología:
de duración de la enfermedad (menor adhesión cuando se supera Tipo de estudio: exploratorio con un abordaje cualitativo.
los 10 años de diagnóstico). Otros factores de carácter personal que Sujetos y muestra: Se tomó una muestra intencional de 20 pacien-
no favorecían la adhesión fueron el bajo apoyo familiar, la falta de tes con diagnóstico de diabetes tipo 2. El número de entrevistas se
soporte económico y estar desempleado. determinó por el criterio de saturación de la información.
Según datos del Ministerio de Salud de la Nación (2014), en nues- Técnicas e instrumentos: Se realizaron entrevistas en profundidad.
tro país, entre 2005 y 2013 se registró un crecimiento notable de A partir de la consigna “Cuénteme sobre le enfermedad que pa-
la población con diabetes que sigue un tratamiento farmacológico, dece” se analizó la narrativa en torno la diabetes que tienen los
pasando del 33,5% al 56% y más de la mitad de la población no pacientes.
elige un lugar habitual para su tratamiento, lo que dificulta la ad- Análisis de datos: Se realizó un análisis de los contenidos cognitivos
herencia a los mismos, el seguimiento del paciente y los controles. de las representaciones de la enfermedad y luego se estructuraron
Gutiérrez-Angulo, Lopetegi-Uranga, Sánchez-Martíny y Garaigor- en torno a los cinco componentes de la clasificación de Leventhal
dobil-Landazabal (2012) encontraron en su investigación que el (Leventhal, Diefenbach y Leventhal, 2001): identidad o creencias
incumplimiento del tratamiento es elevado y que un buen nivel sobre los síntomas asociados a la enfermedad, causas, curso, con-
de conocimiento sobre la enfermedad ayuda al cumplimiento. Por secuencias, cura/control.
su parte Remondi, Cabrera y Souza (2014) encontraron en su in-
vestigación una prevalencia de no-adhesión del 63,5% y que las IV. Resultados:
dificultades eran: la falta en el acceso a los medicamentos y que Identidad o creencias sobre los síntomas: La narrativa de los pa-
la alta frecuencia de uso de medicamentos durante el día estaba cientes enfrenta con una primera diferenciación: la identidad de la
asociada con el hecho de no estar acompañado por un trabajador enfermedad y la identificación con la enfermedad.
comunitario de salud. La identidad de la enfermedad se refiere a los síntomas de la misma.
La actitud que asuma un individuo frente a su enfermedad, forma Sin embargo, no se puede soslayar el hecho de que una persona se
parte importante en el afrontamiento, y minimizarán o incremen- defina a sí misma a través de la enfermedad. “Soy diabético/a” im-
tarán el impacto sobre los ámbitos familiar y laboral del paciente plica que no se tiene una enfermedad sino que se “es” un enfermo,
(Azzollini, Bail Pupko y Vidal, 2011). El conocimiento que el paciente como parte constitutiva de la identidad de una persona.
tenga sobre la enfermedad que padece, influirá en las acciones que “Soy diabética, hace 5 años que me dieron el diagnóstico. Soy hi-
tenga frente a la misma. Aunque no asegura la adhesión al trata- pertensa y obesa”. (Femenino 68 años, 5años de diagnóstico)
miento, es una condición necesaria para que se produzca, ya que “Soy diabética y tengo divertículos” (femenino 65 años, 10 años de
conocer una destreza no es suficiente para garantizar su ejecución diagnóstico)
(Dunn, 1987). Además, el autocontrol favorece la adhesión cuando “Soy diabética desde los 40 años, e insulinodependiente desde el
es utilizado como método preciso para realizar los ajustes necesa- 2002. Al comienzo era leve pero a partir del año 2000 que tuve un
rios al tratamiento, aunque ACV isquémico, se fue agravando hasta llegar a la necesidad de
El modelo clasificación de Leventhal brinda una estructura y una ex- insulina” (mujer, 51 años, 11 años de diagnóstico)
plicación teórica que ayuda a comprender los factores que influyen “Yo soy diabética, tomo esto mirá [saca un blister de pastillas], hace
en las percepciones de la persona frente a las amenazas de la enfer- como unos diez años, pero acá hace como 10 meses que no ven-
medad, la relación entre estas percepciones y la descripción de los go porque tuve otras cosas, ¿sabes?.. el reuma, ahora parece que
síntomas de la enfermedad mencionadas por la persona, así como las tengo hipotiroidismo… entonces son muchas cosas, estuve yendo
creencias que influyen en los comportamientos de autocuidado, que a otros médicos y ahora volví acá…” (mujer, 76 años, 10 años de
llevan a promover o ignorar las amenazas de la enfermedad (Alves diagnóstico)
Apóstolo, Castro Viveiros, Ribeiro Nunes, Faustino Domingues, 2007). Distinto a ser una enfermedad es tener (o padecer) una enferme-
Leventhal, Diefenbach y Leventhal (2001) postularon una estrucutra dad. No obstante, esta forma de narrar también puede poner una
de cinco ítems: identidad o creencias sobre los síntomas asociados distancia entre la enfermedad y la persona si no da cuenta sobre
a la enfermedad, causas, curso, consecuencias y cura/control. La cómo devino la misma.
identidad se refiere por un lado, a los síntomas percibidos por el Por lo general, el diagnóstico de la enfermedad se trata de un ha-
paciente (en su vida diaria) y, por otro, al enlace que hace de éstos llazgo de laboratorio, por lo que es realmente importante la toma
con la enfermedad que padecen (es decir, la identidad debe reco- de conciencia de los chequeos de rutina. Es difícil comprender que
ger la opinión o la creencia sobre qué síntoma o síntomas están una enfermedad puede no tener síntomas. Este hecho aumenta la
relacionados con la enfermedad). Las causas (medioambientales, incertidumbre y la sensación de falta de control (“nos traiciona).
biológicas, conductuales, psicológicas/psicosociales y místicas) po- La identidad de la enfermedad tiene que ver con los síntomas de
drían atribuirse tanto al origen de la enfermedad, como a los des- la misma. Los pacientes hacen hincapié en su falta de visibilidad
encadenantes de la aparición de los síntomas derivados de ésta. e impredictibilidad. No parece haber referencias a explicaciones
Las consecuencias pueden ser actuales o esperadas. El control/ médicas, ya sean pedidos de aclaración por parte del paciente o
cura abarca: control sobre la enfermedad, sobre los síntomas, las insistencia por parte del equipo de salud.
consecuencias, el curso y las causas. También sondea la creencia “Es la primera vez que vengo, me hice un chequeo de rutina y me
sobre la posibilidad de curación de la enfermedad. El curso tiene en dio alto, 100, 152 y la segunda 114.” (femenino, 61 años, recién
cuenta la distinción entre la evolución y la duración. diagnosticada)
“…. Si no hubiera sido por los estudios, no sé, nunca tuve sínto-
II. Objetivo: mas, no me hubiera dado cuenta”. (masculino, 67 años, 1año ½ de
Conocer las creencias acerca de la diabetes tipo 2 que tienen los diagnóstico)
pacientes que se atienden en los consultorios de diabetología de “Considero que es una enfermedad que al no tener síntomas, nos
hospitales públicos del GCBA. traiciona y por lo tanto deberíamos hacernos un análisis anual para

18
detectarla a tiempo” (femenino 54 años, 1año ½ de diagnóstico) años, 3 años de diagnóstico).
“Me enteré que tenía diabetes hace unos 7 años. Me estaba ha- “Soy diabética insulinodependiente a partir de mi último embarazo
ciendo controles porque tenía colesterol también. Creo que es algo hace 25 años y la causa fue por una cuestión emocional y creo que
del azúcar” (femenino 67 años, 7 años de diagnóstico) también ayudó la obesidad” (mujer, 62 años) causa
“Me diagnosticaron diabetes hace 8 años” (masculino 78 años, 8 Curso: Los pacientes no hacen referencia a la duración de la enfer-
años de diagnóstico) medad, y la palabra “crónico” no se menciona, pero tampoco hay
“Me lo descubrieron hace 6 meses, el clínico me pidió unos es- referencias a una posible cura. La narrativa los posiciona como enfer-
tudios y así me enteré. No tenía síntomas” (femenino 58 años, 6 mos sin referencia temporal más que el comienzo. Sin embargo, se
meses de diagnóstico) relata un agravamiento de la enfermedad sin relación con la adhesión
Otros pacientes sí reconocen los síntomas de la enfermedad, pero al tratamiento, malas conductas alimenticias o sedentarismo.
de todas formas no haber relación con las conductas que favo- Un interesante aspecto a considerar, es la falta de un referente mé-
recieron el desarrollo de la misma. Hay narrativas que ponen de dico que pueda guiar al paciente. Aunque el sistema de médicos
manifiesto ya no sólo la falta de controles de salud rutinarios, sino de cabecera se haya implementado en algún momento, parece no
que la realización de consultas ante casos extremos. En estos casos haber tenido suficiente difusión en la población. La visita a muchos
aparece ya no como un diagnóstico, sino como la consecuencia de médicos y la compartimentación de la salud sin una guía que unifi-
una enfermedad no atendida. que la información y brinde una comprensión global de la salud de
“Te das cuenta por el dolor de cabeza y porque adelgazás” (feme- una persona, parece ir en contra de la adhesión a los tratamientos.
nino, 68 años, 2 años de diagnóstico) “Soy diabética desde los 40 años, e insulinodependiente desde el
“Me di cuenta porque tomaba mucha agua y orinaba muchas ve- 2002. Al comienzo era leve pero a partir del año 2000 que tuve un
ces, sobre todo por la noche. En los estudios me salió un grado im- ACV isquémico, se fue agravando hasta llegar a la necesidad de
portante de diabetes” (masculino 58 años, 7 meses de diagnóstico) insulina” (mujer, 51 años, 11 años de diagnóstico)
“Hace unos años aumenté mucho de peso y en un control que me “Yo soy diabética, tomo esto mirá [saca un blister de pastillas], hace
hice salió valores altos de azúcar en sangre” (femenino 56 años, 4 como unos diez años, pero acá hace como 10 meses que no ven-
años de diagnóstico) go porque tuve otras cosas, ¿sabes?.. el reuma, ahora parece que
“Se descompuso el dedo del pie” (femenino 60 años, 8 años de tengo hipotiroidismo… entonces son muchas cosas, estuve yendo
diagnóstico) a otros médicos y ahora volví acá…” (mujer, 76 años, 10 años de
Dentro de la identidad de la enfermedad, una forma de narrativa fue diagnóstico)
la mención a los síntomas que se consideran definitorios de ésta. Consecuencias: Los pacientes entrevistados no parecían percibir
Pero aunque la narrativa se concentre en la sintomatología, la enfer- consecuencias de su enfermedad. Las narrativas muchas veces
medad no tiene relación con las acciones del enfermo. Además, hay son la sumatoria de enfermedades. Sin embargo, la diabetes tie-
confusión entre la identidad y las consecuencias de la enfermedad. ne comorbilidad con otras patologías, la cual es soslayada en el
“Enfermedad que afecta ojos, hígado, riñón” (femenino, 54 años, 16 discurso. Las consecuencias de la no adhesión al tratamiento es el
años diagnóstico) agravamiento de la misma por la aparición de otras enfermedades
“Diabetes tipo 2 es una enfermedad que altera los valores de la asociadas y el deterioro general de la salud.
glucosa en sangre elevándolos” (masculino 68 años, 7 años de “Se descompuso el dedo del pie” (femenino 60 años, 8 años de
diagnóstico) diagnóstico)
“Diabetes mellitus tipo 2 insulino requiriente con complicación en “Soy diabética, hace 5 años que me dieron el diagnóstico. Soy hi-
pie diabético que llevó a la amputación del 3er dedo del pie dere- pertensa y obesa”. (femenino 68 años, 5años de diagnóstico)
cho, mal perforante plantar y dislipemia”. (masculino 62 años, 10 “Diabetes mellitus tipo 2 insulino requiriente con complicación en
años diagnóstico) pie diabético que llevó a la amputación del 3er dedo del pie dere-
Causas: Pocas veces aparecen explicitadas. Una única paciente cho, mal perforante plantar y dislipemia”. (masculino 62 años, 10
hace una atribución directa a un problema emocional como causa años diagnóstico)
de la diabetes al mismo tiempo que “cree” que la obesidad contri- “Diabetes tipo 2, hipertensión, problemas cardiológicos” (masculi-
buyó al desencadenamiento de la enfermedad. no 60 años, 4 años de diagnóstico)
Otras narrativas manifiestan creencias sobre las causas de la enfer- “Obesidad, diabetes” (femenino 61 años, 10 años de diagnóstico)
medad, ya que la expresión: “es común a mi edad” hace pensar que “Diabetes tipo 2, hipertensión” (masculino 59 años, 2 años de diag-
la diabetes tipo 2 resulta inevitable por tratarse de un signo de en- nóstico)
vejecimiento. No solo las conductas del paciente no tienen injerencia Control/cura: La enfermedad se percibe como incontrolable. No hay
sobre el origen, sino que tampoco se puede percibir control sobre el relación entre los momentos del día y las ingestas con los niveles
curso de la enfermedad. La no mención a malos hábitos alimenticios de azúcar en sangre. La narrativa puede hacer pensar en una enfer-
o al sedentarismo, hace pensar que le puede pasar a cualquiera y que medad con vida propia, en la que el paciente no puede hacer nada.
las acciones de la persona no están involucradas. Cuando las causas La incontrolabilidad de la enfermedad también es una manera de
no se asocian a la conducta, podría resultar un obstáculo para tomar expresar la falta de vinculación entre las acciones del paciente y el
control de la situación e involucrarse en el tratamiento. resultado, por lo que las conductas saludables no podrían vincular-
“Me dijeron que soy diabética. También soy hipertensa y tengo pro- se con un control sobre la enfermedad.
blemas de columna. Se, por lo que me dijo el médico, que esta “Es una diabetes inestable. Se pueden producir hipoglucemias, a ve-
enfermedad es común a mi edad”. (Femenino, 61 años, 2 años de ces sube sin aviso….” (masculino 66 años, 9 años de diagnóstico)
diagnóstico) “No importa lo que hagas, el azúcar hace lo que quiere” (femenino
“Hace unos años empecé con picazón en la piel y se me dormían 61 años, 10 años de diagnóstico)
los pies, creía que era porque tenía mala circulación, pero cuando
me hicieron los estudios me dijeron que soy diabética” (mujer, 57

19
V. Conclusiones: BIBLIOGRAFÍA
La narrativa en torno a la diabetes tipo 2 pone de manifiesto la falta Alves Apóstolo, J. L.; Castro Viveiros, C.S.; Ribeiro Nunes, H.I; Faustino Do-
de conocimiento sobre la enfermedad, sus causas, sus consecuen- mingues, H.R. (2007) “La incertidumbre en la enfermedad y la motiva-
cias y la comoribilidad con otras enfermedades. Este hecho hace ción para el tratamiento en diabéticos tipo 2”, Revista Latinoamericana
menos probable que un paciente pueda sentir que su conducta se de Enfermería; 15(4): 72-86.
relacione con el control de la misma. En la misma línea, Concha, Azzollini, S.; Bail Pupko, V. y Vidal, V. (2011) Diabetes: la importancia de la
Mayer, Avula, Mezuk y Bunn (2015) consideran que comprender las familia y el trabajo en la adhesión al tratamiento. Anuario de Investi-
creencias sobre salud que tienen los pacientes es un factor impor- gaciones. Secretaría de Investigaciones, Facultad de Psicología, Uni-
tante para tratar y manejar la enfermedad, ya que ayuda al médico versidad de Buenos Aires, Vol. XVIII, Tomo I: 323-330. ISSN 0329-5885
a comprender la persona con la que está tratando, y que además es Bernad Vallésa, M.; Maderuelo Fernández, J.A.; Moreno González, P. (2015)
la llave para la comprensión entre médico y paciente Necesidades de información sobre salud y enfermedad de usuarios
De hecho, cuando se narra una enfermedad como producto de algo de servicios sanitarios de atención primaria de Salamanca, Atención
que no se vincula a los hábitos y estilo de vida, es difícil pensar que Primaria, 47(5): 261-324.
la modificación de la conducta y la adhesión a un plan de alimen- Concha, J.; Mayer, S.; Avula, D.; Mezuk, B.; Bunn, K. (2015) Diabetes Cau-
tación saludable y ejercicios puedan tener una consecuencia en la sation Beliefs among Latinos with Type 2 Diabetes: “That’s the key to a
calidad de vida del paciente. El desconocimiento de la enfermedad little bit of understanding between the doctor and the patient” Ameri-
también cuestiona la relación médico paciente y hace pensar en la can Public Health Association. Disponible en: https://apha.confex.com/
falta de campañas de salud eficientes. Estos resultados están en apha/143am/webprogram/Paper328995.html
concordancia con los de otras investigaciones, tal como la realizada Dunn, S.M. (1987) Psychological issues in diabetes management. Practical
Diabetes, 4: 108-110
por Freire Jannuzzi, Cunha Matheus Rodrigues, Estevam Cornélio,
Fernández, C. y Pérez Alvarez, M. (1996) “Evaluación de las implicaciones
Moreira São-João y Bueno Jayme Gallani (2014) en la cual en-
psicológicas en la diabetes”. En: G. Buela-Casal, V.E. Caballo, y J.C.
contraron que la adhesión medicamentosa es un comportamiento
Sierra Manual de Evaluación en Psicología Clínica y de la Salud: Ma-
complejo permeado por creencias comportamentales, normativas,
drid: Siglo Veintiuno de España Editores, S.A.
de control y autoeficacia que deben ser consideradas en la evalua-
Figueroa, C. L. y Gamarra, G. (2013). Factores asociados con no control
ción de los determinantes del comportamiento. Asimismo, hallaron
metabólico en diabéticos pertenecientes a un programa de riesgo car-
que las dificultades estaban en la comprensión en el uso de la insu-
diovascular. Acta Medica Colombiana, 38(4): 213-221.
lina y el olvido de la ingesta de los anitdiabéticos orales y que esos
Fishbein, M. y Ajzen, I.(1975) Belief, Attitude, Intention and Behavior. Rea-
eran los factores que impactaban la percepción de la capacidad de
ding, Mass. Adison-Wesley.
adherir al tratamiento medicamentoso. Además, concluyeron que
Freire Jannuzzi, F.; Cunha Matheus Rodrigues, R.; Estevam Cornélio, M.;
los hijos de los pacientes y los médicos eran importantes referen-
Moreira São-João, T. y Bueno Jayme Gallani, M.C. (2014) Creencias
tes que influencian la adhesión a los medicamentos. Un importante
relacionadas a la adhesión al tratamiento con antidiabéticos orales
facilitador de la adhesión fue el acceso gratuito a los mismos. según la Teoría del Comportamiento Planificado Revista Latino-Ameri-
Otra investigación realizada con un grupo de hombres con diagnós- cana de Enfermagem; 22(4): 529-537
tico de diabetes tipo 2 se focalizó en el discurso de sus integrantes García-Reza, C.; Campuzano, E. C.; Torres, D. G.; Tlachino, M. J.; Toxqui
quienes mostraron sentimientos que fluctuaban entre el miedo, la G.; Garcia, B. y Sosa C. (2014) La percepción de un grupo de hombres
inquietud, la ira y la tristeza (García-Reza, Campuzano, Torres, Go- sobre la Diabetes Mellitus: contribuciones a la enfermería Revista de
mez; Tlachino, Toxqui, Garcia & Sosa, 2014). Enfermagem 18(4):569-569.
Por su parte, Bernad Vallésa, Maderuelo Fernández y Moreno Gon- Gutiérrez-Angulo, M.L.; Lopetegi-Uranga, P.; Sánchez-Martín, I.; Garaigor-
zález (2015) encontraron en su investigación sobre necesidades de dobil-Landazabal, M. (2012) Cumplimiento terapéutico en pacientes
información sobre salud y enfermedad que los participantes de- con hipertensión arterial y diabetes mellitus 2, Revista de Calidad Asis-
mandan información de carácter clínico para ejercer su derecho tencial; 27(2): 72-77.
de autonomía traduciendo la tendencia al empoderamiento de los Leventhal, H.; Diefenbach, M. y Leventhal, E. (2001). Illness Cognition:Using
usuarios como parte del cambio social. Sin embargo, los resultados Common Sense to Understand Treatment Adherence and Affect Cog-
de esta investigación y de las otras presentadas parecen estar lejos nition Interactions. Cognitive Therapy and Research; 16(2): 143-163
de la conciencia de los usuarios de los servicios de salud acerca Martín Alfonso, L. y Grau Abalo, J. A. (2004). La investigación de la ad-
de la necesidad de información. Son los propios trabajadores de la herencia terapéutica como un problema de la psicología de la salud,
salud los que deben educar para que la información esté disponible Psicología y Salud; 14(1): 38-46
y los tratamientos den resultado. Ministerio de Salud de la Nación (2014). Importancia dela adhesión a
lostratamientos dela diabetes. Disponible en: http://www.msal.gov.
ar/prensa/index.php/noticias/noticias-de-la-semana/2390-salud-
destaca-la-importancia-de-la-adhesion-a-los-tratamientos-de-la-
diabetes#sthash.wdZ2IFbb.dpuf
Organización Mundial de la Salud (2015) Boletín: http://www.who.int/me-
diacentre/factsheets/fs312/es/
OPS 2003-2007 División de Salud y Ambiente, Marco de Acción en Salud
Ambiental, Disponible en URL: http://www.bvsde.paho.org/bvsadi/full-
text/marco.pdf
Remondi, F.A; Cabrera, M. A. S. y Souza, R. K. T. de, (2014). Non-adherence
to continuous treatment and associated factors: prevalence and de-
terminants in adults 40 years and older. Cadernos de Saúde Pública,
30(1), 126-136.

20
RELATO DE EXPERIENCIA DE UN EQUIPO
INTERDICIPLINARIO EN UN HOSPITAL PUBLICO
DE ARACAJU-SE
Barreto Nascimento, Gicelma
Hospital Universitário de Sergipe. Brasil

RESUMEN Introdução
Um ambiente hospitalar “humanizado”, ou seja, que se volta para O Hospital Universitário está vinculado a Universidade Federal de
o cuidado em saúde de forma ampla, levando em consideração as Sergipe (HU-UFS) constitui-se como uma instituição pública fede-
dimensões do ser humano como um todo pode contribuir de forma ral, a qual realiza atendimentos de internações clínicas, cirúrgicas,
positiva para autonomia e recuperação do paciente, bem como me- pediátricas e UTI, atendendo tanto a população de Aracaju e outros
lhora as relações entre profissionais/familiares/paciente. O presente municípios de Sergipe, quanto aos estados circunvizinhos.
trabalho foi desenvolvido, por uma equipe de residentes do programa O funcionamento HU-UFS é de grande relevância para a saúde públi-
de Residência Multiprofissional em Saúde do Adulto e Idoso do Hos- ca em Sergipe, por ser uma das referências no atendimento de várias
pital Universitário de Sergipe (HU-UFS) no período de 3 meses. Teve especialidades no Estado. Todos os serviços prestados pelo hospital
como objetivo desenvolver atividades voltadas para humanização em estão são totalmente integrados ao Sistema Único de Saúde (SUS).
saúde dentro do ambiente hospitalar. Dessa forma, foram realizadas A missão do hospital é prestar serviços de qualidade na assistência
um total de 9 atividades com pacientes, acompanhantes e profissio- à saúde, sendo referência federal da rede de atendimento público
nais do setor. A proposta era realizar dinâmicas que promovessem o e gratuito, tendo com um dos objetivos a formação profissional de
bom relacionamento entre os pacientes e profissionais da enfermaria diversos profissionais da saúde e assegurar acesso universal, igua-
e que ao mesmo tempo trouxesse alegria e tranquilidade para os litário e humanizado à população.
mesmos dentro do contexto hospitalar. Pudemos perceber que as O acesso ao hospital acontece através de uma porta de entrada:
atividades eram esperadas com muita ansiedade pelos pacientes e sendo o ambulatório que atende a diversas especialidades médicas,
familiares que sempre perguntavam qual seria o tema da próxima como cardiologia, hematologia, ginecologia, pediatria, dentre outras.
atividade, bem como houve uma melhora na qualidade das relações Sendo assim, o hospital em questão atende a uma demanda que é
estabelecidas entre equipe de saúde e usuários/familiares ampliando referenciada, ou seja, pessoas que são encaminhadas ao hospital
os vínculos de afeto e amizade em ambiente hospitalar. por outro órgão ou instituição. Os casos de internação hospitalar
podem advir após encaminhamento, através do atendimento am-
Palabras clave bulatorial, como por exemplo, as cirurgias eletivas.
Humanização em saúde, Contexto hospitalar, Dinâmicas Dentro do contexto hospitalar do HU-UFS encontra-se a residência
multiprofissional em saúde do adulto e idoso, fundada em 2010.
ABSTRACT Ao longo deste período, esta se desenvolveu e ampliou sua atua-
EXPERIENCE’S REPORT OF A MULTIDISCIPLINARY TEAM IN A PUBLIC ção dentro do referido hospital. Além da assistência prestada aos
HOSPITAL pacientes por cada profissão (Assistente social, Enfermeiro, Far-
A “humanized” hospital environment, that is, which is dedicated macêutico, Fisioterapeuta, Odontólogo, Psicólogo e Nutricionista)
to the health care broadly, taking into account the human being existe a atuação em equipe que está pautada no paradigma da
dimensions as a whole, can contribute to patient’s autonomy and transdisciplinaridade e toma como direção a Política de Humaniza-
recovery positively, and improves relations among professionals, ção em Saúde (PNH).
patients and relatives. This study was conducted by a multidisci- Para Kurcgant (1991) é responsabilidade da organização, propiciar
plinary team of the Multidisciplinary Residency Program in Adult condições necessárias à obtenção dos objetivos organizacionais e
and Elderly Health at University Hospital of Sergipe (HU-UFS) within individuais. Concretamente, é a administração de pessoal que abar-
three months. Its goal was to develop activities for health huma- ca todo o relacionamento do indivíduo no trabalho e controla as
nization in the hospital environment. Thus, there were a total of 9 variáveis organizacionais que determinam o ambiente onde esse
activities with patients, caregivers and health professionals. The trabalho é desenvolvido. Portanto, para que se efetive um processo
proposal was to perform group dynamics that promote good rela- de desenvolvimento de pessoal, é necessário que se adotem polí-
tionships between patients and ward professionals and at the same ticas compatíveis com esse desenvolvimento. É necessário, ainda,
time bring them joy and peace within the hospital setting. We reali- que a organização conheça seus funcionários e a importância de
zed that the activities were expected with much anxiety by patients cada um deles na composição da força de trabalho.
and relatives who always wondered what would be the next activity De acordo com Almeida Filho (1997):
theme, also there was an improvement in the quality of relations
among health staff, users and relatives, expanding the ties of affec- Transdisciplinaridade: (...) trata-se do efeito de uma integração das
tion and friendship in hospital. disciplinas de um campo particular sobre a base de uma axiomática
geral compartilhada. Baseada em um sistema de vários níveis e com
Key words objetivos diversificados, sua coordenação é assegurada por referên-
Health humanization, Hospital context, Group dynamics cia a uma finalidade comum, com tendência a horizontalização das

21
relações de poder. Implica criação de um campo novo que idealmen- foram construídas ao longo da permanência da equipe no cenário
te desenvolverá uma autonomia teórica e metodológica perante as de acordo com as necessidades encontradas na enfermaria. Como
disciplinas que o compõem. (Almeida Filho, 2005 pág. 40). atividades desenvolvidas têm a continuidade do projeto “Sala da
Alegria” e os passeios com 01 paciente internado por mais tempo
Em relação ao processo de humanização, sabemos que está re- na clínica, as reuniões com familiares e as discussões de casos
lacionado à valorização dos diferentes sujeitos implicado no pro- clínicos em equipe.
cesso de produção de saúde: usuários, trabalhadores e gestores. O grupo continuou a desenvolver o projeto “Sala da Alegria” criado
(BRASIL, 2004). pela equipe de residentes multiprofissional anterior (R1B). O projeto
Diante do que foi exposto, o presente trabalho pretende descrever consistia no desenvolvimento de atividades que distraíssem os pa-
as observações e atividades desenvolvidas pelas residentes mul- cientes do ambiente hospitalar, permitindo expressão dos mesmos
tiprofissionais, da equipe R1C, do HU-UFS do programa de Saúde acerca de temas da vivência hospitalar. A proposta era realizar di-
Adulto e Idoso na Clínica Médica I, no período de final de agosto nâmicas que promovessem o bom relacionamento entre os pacien-
a novembro. Este instrumento contribui para a construção de um tes e profissionais da enfermaria e ao mesmo tempo trouxesse ale-
pensamento crítico por parte dos residentes acerca da estrutura e gria e tranquilidade para os mesmos dentro do contexto hospitalar.
organização do cenário, bem como sobre as competências e res- Outra atividade que foi dada continuidade foram os passeios multi-
ponsabilidades das residentes multiprofissionais. Através dele, po- profissionais com 01 paciente idoso acamado, visto que o mesmo
demos contextualizar as vivências e experiências obtidas durante a paciente continuou internado em clínica médica I durante a troca
prática com o conhecimento adquirido ao longo do período. de cenário. “Estes passeios aconteciam quase que diariamente na
parte externa do hospital e tinham como objetivo retirar os pacien-
Caracterizando o cenário: o olhar da equipe de residentes du- tes da atmosfera hospitalar”.
rante os três meses de prática A equipe promoveu também reuniões com os familiares daqueles
A Clínica Médica I (CMI) do Hospital Universitário da Universidade pacientes que necessitavam de cuidado diferenciado pós-alta. À
federal de Sergipe (HU-UFS) se constituiu como terceiro cenário de medida que a alta do paciente era programada pela equipe médica,
prática da equipe de residentes do primeiro ano (R1C). Desse modo, os membros da equipe se articulavam para discutir a necessidade
é necessário caracterizar a clínica tal qual observado por essa equi- dessas reuniões com as famílias. Ao longo da permanência do gru-
pe durante os três meses de inserção. po na enfermaria foram realizadas cinco reuniões com familiares de
A CMI está localizada no terceiro andar do hospital. Destina-se à pacientes. Essas reuniões quase sempre contavam com a presença
internação de pacientes com doenças crônicas em geral. Possui da equipe multiprofissional R1C, médico residente responsável pelo
7 enfermarias e um total de 18 leitos, sendo desses 1 isolamento. caso e familiares responsáveis pelo cuidado em casa.
Estruturalmente possui 1 posto de enfermagem, 1 sala de prontuá- Em todas as reuniões de planejamento eram discutidos em equi-
rios, 2 salas de aula, 1 expurgo, 1 star de enfermagem, 1 banheiro pe todos os casos dos pacientes internados na Clínica Médica I
e 1 sala de prescrição médica. e revistas as condutas para melhor evolução do paciente quando
É composta por uma equipe de enfermagem (5 enfermeiras e 14 pertinente.
técnicos de enfermagem) permanentes, uma equipe médica con-
tendo profissionais e residentes de medicina das mais variadas Instrumental metodológico
especialidades (hepatopatia, cardiologia, neurologia, nefrologia, As ações realizadas pela equipe de residentes R1C foram desen-
endocrinologia, dermatologia etc.) e uma equipe da residência mul- volvidas de forma integrada e transdisciplinar. Dessa forma, para
tiprofissional, nestes 3 meses a equipe multiprofissional presente concretização das atividades que a equipe idealizou ou que deu
no cenário foi a R1C composta por Assistente Social (01), Enfermei- continuidade foi preciso dispor de tempo para planejamento, que
ra (02), Farmacêutica (01), Fisioterapeuta (01), Nutricionista (01) e era feito uma vez por semana, todas as terças-feiras. Neste espa-
Psicóloga (01). ço de “planejamento” eram discutidos os casos de pacientes que
Como característica da Clínica encontra-se a permanência dos pa- demandavam maior atenção por parte da equipe, podendo assim
cientes por um período maior de tempo (meses ou anos), a investi- traçar um plano de cuidado e intervenção e também eram pensa-
gação diagnostica, motivo que está relacionado com característica das as oficinas que foram realizadas no projeto “Sala da Alegria”.
anterior, e existem várias especialidades de médicos e patologias Diante disso, foi utilizado como instrumento de trabalho, neste ce-
das mais diversas. nário, o planejamento que é um recurso que no setor da saúde
Nestes três meses de prática a equipe (R1C) fez um levantamento permite melhorar o desempenho, aperfeiçoar a produção e elevar a
das características dos pacientes internados, bem como das pato- eficácia e eficiência dos sistemas no desenvolvimento das funções
logias mais frequentes durante a inserção da equipe. Foi registra- de proteção, promoção, recuperação e reabilitação da saúde. Para
do um total de 37 pacientes internados, sendo 20 mulheres e 17 que uma produção seja cada vez mais eficaz e eficiente deve estar
homens. A faixa etária variou dos 19 aos 90 anos, sendo maior o diretamente relacionado com a qualidade do desempenho da equi-
número de idosos. As principais patologias encontradas foram: Dia- pe na execução das tarefas do cuidar.
betes, Hipertensão, Lúpus, Cardiopatia, hepatopatia e neuropatia. Além disso, podemos afirmar como de fundamental importância
Desse modo, podemos caracterizar a CM1 como uma Clínica do para a concretização das ações desenvolvidas, enquanto equipe
tipo investigativa, com maior predomínio de mulheres, sem especi- a trasdiciplinaridade, pois foi por meio deste paradigma que foi
ficações clínicas e com possibilidades de longa permanência. possível uma maior articulação em equipe, culminando na eficácia
da realização das oficinas da “Sala da Alegria”, das reuniões com
Ações desenvolvidas pela equipe multiprofissional familiares, das discussões e relatórios encaminhados, ou seja, foi
As ações desenvolvidas, pela equipe R1C de residentes do Hos- possível um trabalho em equipe eficaz.
pital Universitário, na Clínica Médica I foram pautadas na política Para a concretização das oficinas na “Sala da Alegria” utilizou-se
de Humanização, como foi acima referido, e todas as atividades alguns recursos materiais importantes, como papel, bola de as-

22
sopro, tesoura, coração de papel, pincel, quadro, rádio, músicas, fácil para estabelecer vínculos e maior resolutividade para deman-
revistas, data show, cadeiras, sala de aula, garrafa pet, produção das que ocorrem.
de curta metragem, cartolina, cola, tesoura. Todos os materiais uti- Quanto à população mais comum desta clínica, têm-se a estima
lizados foram arcados pelos residentes da equipe R1C. de atender adultos e especialmente os idosos. Visto que no perí-
odo que estivemos na clínica existia uma maior predominância de
Cronograma de atividades idosos em relação a outras clínicas pela qual passamos. Caracteri-
Abaixo está ordenado o cronograma das ações da equipe R1C na zando assim o nosso objetivo e o da residência, já que nos identifi-
CMI. Selecionamos as datas que culminou com desenvolvimento de camos como residentes da “Saúde do Adulto e Idoso”.
ações em equipe de suma importância para a atuação no cenário. Porém, nos deparamos com aspecto importante e de difícil reso-
21/08/2013→ Realização da primeira oficina em “Sala da Alegria” lução, a saber: a questão da longa permanência, já apontada por
pela equipe. Teve como título, “Quem você é? ” a atividade foi de- outros grupos, porém ainda não resolvida. Esta problemática nos
senvolvida com bolas de assopro. Dentro de cada bola foi colocada mobiliza enquanto profissionais da saúde, visto que não dispomos
uma pergunta que instigasse o participante a descrever algo sobre de “uma varinha mágica” para solucionar, tal como gostaríamos.
si. A dinâmica foi realizada semelhante a “passa bola”. Dessa forma, nos questionamos o tempo todo e fizemos aquilo que
04/09/2013→ Segunda atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada, estava ao nosso alcance para dar maior resolutividade aos casos
“Dinâmica do amor”. Foram utilizados corações de papel, revistas, atendidos. Cabe levar tal discussão para as reuniões da Coordena-
tesouras e cola. Os pacientes deveriam recortar figuras de revistas ção da Residência Multiprofissional (COREMU), para a Coordenação
que mostrassem algo que eles queriam que estivesse dentro do dos HU, para as reuniões de discussão de casos da medicina, en-
coração de uma pessoa naquele momento. Em seguida eles pre- fim, é importante trazer esta discussão o tempo todo para que em
senteariam algum participante com o seu coração. equipe possa tornar mais eficazes nossas ações.
18/09/2013→ Terceira atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada: Em relação aos profissionais que percorrem os corredores, busca-
“Dinâmica do sorriso milionário”. Cada participante recebeu cinco mos o melhor convívio, nos relacionando da melhor maneira, procu-
bolinhas de papel que representavam R$1000,00 cada. Eles foram rando firmar laços para assim atingir nosso objetivo principal, pro-
divididos em duplas e o objetivo era fazer com que o parceiro risse. mover qualidade durante o internamento para aquele que ali estava.
Quem risse primeiro pagava R$1000,00 para a dupla. As duplas Sabemos que trabalhar em equipe não se constitui como tarefa fácil,
eram modificadas a cada rodada da brincadeira. A final o vencedor principalmente por causa das especificidades do trabalho em saúde,
foi aquele que conseguiu mais bolinhas, “O Milionário”. dos vários desafios encontrados para estabelecer um diálogo que
25/09/2013→ Quarta atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada: seja possível uma “linguagem comum”, porém é um desafio válido
“Vídeo Competição Saudável”. Como estava havendo uma com- e confortante quando se consegue estabelecer uma boa relação em
petição de jogos de tabuleiros desenvolvida pela equipe R1D, apre- prol do cuidado e melhoria dos pacientes internados.
sentamos esse vídeo para enfatizar que tudo aquilo era apenas uma Ressaltamos também, a importância da realização de atividades
forma de fazer com que os pacientes descontraíssem do ambiente voltadas para o processo de humanização em saúde, visto que por
hospitalar e não de gerar competição entre eles. experiência própria, entendemos que tais ações principalmente em
09/10/2013→ Quinta atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada: ambiente hospitalar, melhora a qualidade de vida dos pacientes, fa-
“Qualidades e defeitos”. Foram distribuídos papeis que tinha es- vorece o processo de adaptação hospitalar, contribui para um maior
crito algumas qualidades e defeitos. Cada participante puxava um fortalecimento do vínculo entre pacientes/familiares acompanhan-
papel e lia, em seguida explicava o que aquela qualidade ou defeito tes/equipe de saúde, fato que contribui para um maior desenvol-
representava para ele naquele momento. vimento de ações e prol do paciente e com maior resolutividade.
16/10/2013→ Sexta atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada: Com isso, enquanto equipe, notamos crescimento pessoal, mesmo
“Qual é a música”. Foi desenvolvido um jogo em que os pacientes considerando as dificuldades, com pontos a serem vencidos. Acre-
a partir de uma palavra deveriam adivinhar qual a música o grupo ditamos que contribuímos para um processo diferenciado da clínica
tinha escolhido para que eles acertassem. continuando o processo dos outros residentes que por ali passaram.
23/10/2013→ Sétima atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada “Fa-
zendo Mimica”. Foram selecionados nomes de objetos, novelas e
ações para que os participantes tentassem adivinhar. A equipe multi- BIBLIOGRAFÍA
profissional participou em conjunto com pacientes e acompanhantes. Almeida Filho, N. (2005). Transdisciplinariedade e o paradigma pós-disci-
30/10/2013→ Oitava atividade em “Sala da Alegria”. Intitulada: plinas em saúde. Saúde e Sociedade, São Paulo, v. 14, n. 3, p. 30-50.
“Cine sem Pipoca”. Foi selecionado um curta metragem de anima- Brasil. (2004). Ministério da Saúde. Política Nacional de Humanização. Bra-
ção para que os pacientes pudessem assistir e se distrair. Objeti- sília. Recuperado em 16 de nov. de 2014, de Hospital Universitário.
vou-se fazer uma reflexão do curta com as vivencias e experiências Recuperado em 18 de nov. de 2014, de
de cada participante. Kurcgant, P. Administração em enfermagem. São Paulo: EPU, 1991.
06/11/2013→ Nona e última atividade em “Sala de Alegria”. Inti-
tulada: “Adivinhando o desenho”. Os participantes tinham que fazer
desenhos para que os demais fossem adivinhando. A equipe multi-
profissional participou em conjunto com pacientes e acompanhantes.

Considerações finais
Diante do que foi exposto, ressaltamos a importância da equipe
multiprofissional neste cenário, pois nos foi proporcionado uma
riqueza de conhecimento profissional muito vasta, principalmente
por se tratar de uma clínica de pouca rotatividade assim, fica mais

23
LAS MUJERES Y LA INTERRUPCIÓN LEGAL
DEL EMBARAZO: UN ACERCAMIENTO DESDE
LA PERSPECTIVA DE GÉNERO Y SALUD
Berra, Andrea
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Argentina

RESUMEN Este trabajo es parte de la instancia final de la Maestría en Género,


La presente investigación aborda el derecho de las mujeres a la Sociedad y Políticas del Programa Regional de Formación en Géne-
interrupción legal del embarazo y su acceso en centros de salud y ro y Políticas Públicas (PRIGEPP) de la Facultad Latinoamericana de
hospitales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El aborto requiere Ciencias Sociales (FLACSO). Tiene por objetivo comprender y des-
de aspectos legales y de aspectos vinculados con la salud que inclu- cribir las perspectivas y prácticas sobre el aborto no punible de los/
yen los estereotipos de los/as profesionales, tanto en lo referido a la as profesionales médicos/as y no médicos/as de servicios de salud
promoción de los derechos sexuales y reproductivos para prevenir sexual y reproductiva de la Ciudad de Buenos Aires.
un embarazo como así también a las prácticas garantes de la inte- La investigación toma como punto de partida interrogantes como
rrupción legal del mismo. Los derechos sexuales y reproductivos y el sobre cuáles son los conocimientos e interpretaciones de las nor-
derecho a la salud se vinculan estrechamente a valores de igualdad y mativas vigentes sobre interrupción legal del embarazo por los/as
no discriminación, autonomía personal y a vivir libre de violencia en el profesionales de salud y cuáles son sus estereotipos de género ante
ejercicio de la sexualidad. Este trabajo es un estudio descriptivo que las mujeres que solicitan la práctica de un aborto; asimismo intenta
utiliza una metodología cualitativa, cuyo objetivo principal es describir establecer una relación entre los conocimientos e información y los
los estereotipos y prácticas sobre el aborto legal desde los/as profe- estereotipos de género de los/as profesionales de salud, conside-
sionales de salud de la Ciudad de Buenos Aires. Se diseñaron entre- rando las diferencias entre las opiniones de los/as profesionales
vistas semiestrucutradas. Los principales resultados y conclusiones médicos y no médicos. Finalmente busca describir cuáles son las
expresan barreras institucionales frente al derecho a la interrupción barreras más frecuentes que enfrentan las mujeres en el acceso al
legal del embarazo, asimismo se observa el estigma de los profesio- aborto no punible desde la causal violación.
nales que realizan esta práctica y el conflicto social ante la falta de Es un estudio descriptivo que utiliza una metodología cualitativa y
una despenalización total del aborto en la Argentina. realiza un abordaje del aborto según la consideración de determi-
nantes legales, políticos, sociales, como así también de determi-
Palabras clave nantes vinculados con la salud de las mujeres.
Aborto legal, Mujeres, Derecho, Salud, Género El aborto no punible o interrupción legal del embarazo es un derecho
que forma parte de la atención integral de la salud de las mujeres, por
ABSTRACT lo tanto el ejercicio de este derecho por parte de las mujeres supone
THE WOMEN AND THE LEGAL INTERRUPTION OF THE PREGNANCY: los derechos humanos de la igualdad, la autodeterminación, la priva-
A HEALTH AND GENDER APPROACH cidad, el principio de legalidad y la no discriminación.
This current presentation tackles the right of the women at the De la misma manera, se aborda el derecho al aborto como parte de
legal interruption of the pregnancy and their assistance in health los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres pero con la sal-
centre and hospitals in the “Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. vedad de que el aborto no es una cuestión sólo de salud reproductiva
The problem of the abortion requires the approach of the legal and o (no) reproductiva, sino que alude indisociablemente a la autonomía
health aspects, including aspects connecting with the stereotypes de las mujeres a disponer libremente de sus cuerpos, cuestionando
of the professionals to avoid a pregnancy and also the practical las representaciones sociales de las sexualidades en torno a la fun-
guarantees of the legal interruption in it. The rights in sexuality, re- ción reproductiva y al modelo de familia patriarcal tradicional.
productive and health are straight linking to the equalities values Desde un enfoque de Salud Pública, las consecuencias del aborto
and no discrimination, personal autonomy and a free life without para la salud de las mujeres dependen de las leyes existentes en
violence in the practice of sexuality. This work is a developed study relación al mismo y de las posibilidades de acceso a un aborto se-
that makes use of the qualitative methodology, which the main ob- guro. La mortalidad de las mujeres relacionada al aborto es más
jective is to guess the stereotypes and practice of the legal abortion alta en los países donde existen contextos de restricciones legales.
form the health professionals in the Ciudad de Buenos Aires. It was En contraste, en un país donde el aborto es legal y los servicios
designed structured interviews. The main results and conclusions de salud son adecuados, ninguna mujer que decida abortar tendría
express the existence of institutional obstacles against women who que poner en riesgo su salud (Sundström, 1996, en Faúndes, 2011).
request the legal abortion, as well the stigma emerges in the fee- Aborto seguro y aborto inseguro son expresiones que se usan fre-
lings of this professionals who make or agree this practise and the cuentemente y que es importante clarificar. La Organización Mun-
social conflict in front of the absolutely absent of no-penalty in the dial de la Salud define el aborto inseguro como un procedimiento
abortion in Argentina. para poner fin a un embarazo no deseado, sea realizado por perso-
nas que carecen de las aptitudes necesarias en un ámbito en que
Key words no se cumplen los mínimos criterios médicos, o con la concurrencia
Legal abortion, Women, Rigth, Health, Gender de ambas circunstancias (WHO, 1992). A diferencia, un aborto se

24
considera seguro cuando es llevado a cabo por un profesional mé- reproductivos, o (no) reproductivos.
dico capacitado con los medios necesarios y en un ámbito de salud En la Región de Latinoamérica la mayoría de los sistemas jurídicos
adecuado, pues que implica un riesgo extremadamente bajo para conservan un modelo de permisos o excepciones para la realiza-
la mujer (Faúndes, 2011). ción de la práctica del aborto con distintas posibilidades para la
Asimismo, es importante utilizar los conceptos de aborto inseguro o no punibilidad, con la excepción de Chile, El Salvador, Nicaragua,
aborto seguro desligados de aborto no punible o legal y aborto pu- Honduras, República Dominicana, Haíti y Surinam donde las leyes
nible o ilegal. La mayoría de los abortos inseguros son ilegales, sin contemplan un modelo de penalización absoluta.
embargo algunos se realizan en contextos donde el aborto es legal Por otro lado, Cuba, Puerto Rico, Guyana, Guayana Francesa, Mé-
pero las condiciones en las que se lleva a cabo son inadecuadas o xico D.F. y Uruguay permiten el aborto por cualquier razón hasta
inseguras. Por otra parte, existen abortos seguros que se realizan una determinada semana de embarazo (en general entre la semana
en países donde el aborto es ilegal. 12 y 14 de gestación), una vez cumplido ese plazo el aborto está
En el mundo se estima que el 13 por ciento de las muertes mater- permitido sólo si se verifican ciertas causales (peligro para la vida o
nas se debe a la realización de abortos inseguros, pero esta cifra salud de la mujer, violación, malformaciones en el feto incompatible
aumenta al 17 por ciento en América Latina (Grimes, 2006). con la vida, entre otras).
El aborto en la Argentina se realiza de manera masiva, en la clan- En Argentina la regulación del aborto está enmarcada en un “mo-
destinidad y en condiciones insegura, siendo una de las principa- delo de indicaciones o permisos” que prohíbe el aborto pero lo per-
les causas de muerte materna (Rosenberg, 2010). Existe una es- mite en circunstancias excepcionales conocidas como “causales” o
timación de 400.000 abortos clandestinos por año en la Argentina, “permisos” para abortar. El Código Penal de la Nación (1921), es el
es decir, más de un aborto por cada dos nacimientos (Pantelides, que regula el aborto en la Argentina, entre los artículos 85, 86, 87 y
2009). Estadísticas oficiales indican que más de 50.000 mujeres 88, estableciendo una regla general de penalización para el aborto,
por año son externadas desde los hospitales públicos por causas que lo considera un delito, pero contemplando ciertos supuestos en
en relación a los abortos inseguros, por dos décadas las complica- los que el aborto está permitido. Estas causales de no punibilidad
ciones relacionadas con el aborto son el tercer motivo de egreso de se encuentran establecidas específicamente en el artículo 86. Esta
las causas asociadas al embarazo, parto y puerperio a nivel de todo norma regula cuáles son las circunstancias en las que el aborto es
el país (OSSyR, 2014). legal o no punible, pero las circunstancias sociales muestra que
Asimismo, el aborto en la Argentina lidera las causas de mortalidad muchas mujeres que tendrían el derecho a una práctica de inte-
materna desde 1980 (Ramos et al, 2014). Se estima que 300 muje- rrupción legal del embarazo se encuentran con barreras de diferen-
res mueren cada año por causas relacionadas con el aborto insegu- tes tipos que obstaculizan su acceso y contribuyen al incremento
ro, el embarazo, el parto y el puerperio (Ramos, 2013), apareciendo de los abortos inseguros y clandestinos.
como la primer causa de muerte materna las complicaciones por El artículo 85 establece las penas que debe cumplir una persona,
abortos inseguros. Según el Ministerio de Salud de la Nación en el distinta de la mujer, que cause un aborto con y sin su consentimiento.
año 2008 más del 20 por ciento de las muertes por emergencia El artículo 86 regula los supuestos de un aborto no punible. El artí-
obstétricas registradas fueron provocadas por abortos inseguros culo 87 regula el llamado “aborto preterintencional”, cometido por
(MSAL, 2008). quien con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito
La tasa de mortalidad materna según el Ministerio de Salud de la de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le
Nación fue de 35/100.000 nacimientos en el año 2012 (MSAL, 2013) constare. En estos casos la persona ejerce violencia contra la mujer y
y se estima que será de 40/100.000 nacimientos para el 2015. provoca un resultado previsible pero no deseado: la interrupción del
Un estudio de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos embarazo. Finalmente, el artículo 88 establece las penas que debe
Aires (SOGIBA, 2008) del total de muertes ocurridas en la Ciudad de cumplir una mujer que causare su propio aborto o consintiere en que
Buenos Aires en el año 2008, casi el 2/3 obedeció a muertes a cau- otro se lo causare en los casos no exceptuados de pena en el artículo
sas directas, que son las muertes que resultan de complicaciones 86 (Asociación por los Derechos Civiles, 2014).
obstétricas del embarazo, parto o puerperio, de intervenciones, de Las circunstancias que establecen la no punibilidad del aborto en
omisiones, de tratamiento incorrecto o de una cadena de aconteci- la Argentina son:
mientos originadas en cualquiera de las circunstancias anteriores “El aborto practicado por un médico diplomado con el consenti-
(SOGIBA, 2008); siendo las frecuencias más altas correspondientes miento de la mujer encinta, no es punible:
a abortos, preeclampsia y eclampsia, y tromboembolismo, aclaran- 1º - Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la
do que son además las causas con más subregistro. El mismo estu- salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros
dio muestra que también es destacable la proporción de defuncio- medios.
nes por causas maternas entre las mujeres de 20 a 29 años, siendo 2º - Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al
en su mayoría muerte de mujeres sanas que podrían evitarse. pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso,
Se ha registrado que las principales afectadas son las mujeres el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido
de los sectores populares que no tienen acceso a la atención sa- para el aborto.” (Código Penal de la Nación, 1921).
nitaria y que se someten a abortos clandestinos y realizados sin
las condiciones mínimas de seguridad para su vida y su salud (Gil Por lo tanto, en la Argentina no están penalizados los abortos prac-
Dominguez, 2006). ticados cuando la vida o salud de la mujer están en riesgo o cuando
A la vez, en gran parte de América Latina, la región en donde existe el embarazo es producto de una violación; la primera excepción es
un alto porcentaje de modelos legales de regulación restrictiva con conocida como la causal salud o aborto terapéutico y la segunda
respecto al aborto, año tras año los abortos clandestinos e inse- como la causal violación.
guros afectan la vida de miles de mujeres, quienes se encuentran El presente trabajo intenta caracterizar particularmente cuáles son
sujetadas a legislaciones y barreras sociales, políticas y económi- las barreras que operan desde los/as profesionales de salud para
cas que obstaculizan el pleno acceso a sus derechos sexuales y los casos de interrupción legal del embarazo contemplados en el

25
Código Penal de la Nación, en particular en la causal violación (CV). El aborto cumple con todos los parámetros de un problema de salud
La violación, el embarazo resultado de una violación y el embarazo pública por su magnitud, por la carga de la enfermedad, discapa-
forzado (cuando la interrupción no resulta accesible) condensan la cidad y muerte para las mujeres, por el costo que el sector salud
discriminación que viven las mujeres, así como ponen en eviden- debe solventar para la atención de los mismos, y por las conse-
cia el rol que las instituciones desempeñan en la reproducción de cuencias de la falta de acceso a servicios de promoción de salud
esa discriminación (Bergallo, Gonzalez Velez, 2012). La violación es sexual y reproductiva, acceso a métodos anticonceptivos, informa-
una forma de violencia sexual y ésta es, asimismo, una manifesta- ción y demás recursos (Galindo, 2007).
ción de la violencia de género. La violencia de género se entiende En los países donde el aborto está despenalizado y existe una ex-
como cualquier acción o conducta, basada en su género, que cause plícita política de salud pública, la mortalidad y morbilidad materna
muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, por aborto se reducen drásticamente. Cuando el aborto es realiza-
tanto en el ámbito público como en el privado, incluye violencia do de manera legal, seguro y fácilmente accesible, los índices de
física, sexual y psicológica (Belén do Pará, 1993). morbimortalidad materna rápidamente mejoran, pero en contraste,
Una mujer puede acceder al derecho de un aborto no punible por la salud de la mujer se deteriora cuando el acceso al aborto es rea-
causal violación en la Argentina, cuando: lizado de manera insegura y/o clandestina. (Grimes, 2006).
- Se empleó fuerzo o energía física sobre la mujer o se la amenazó En el marco de la Cumbre del Milenio, una sesión especial de la
para anular, vencer o evitar su voluntad de oponerse al acto sexual. Asamblea General de las Naciones Unidas (2000), se aprobaron los
- Si el autor aprovechó su posición de superioridad o preeminencia Objetivos de Desarrollo del Milenio que incorporan el compromiso
sobre la mujer para lograr su consentimiento al acto sexual. de los Estados miembros y la comunidad internacional de luchar
- Si es una niña menor de 13 años, sin importar si prestó su con- contra la pobreza e impulsar el desarrollo humano. El quinto de los
sentimiento para el acto sexual. ochos objetivos exhorta a los gobiernos a reducir en tres cuartas
- Si, por cualquier razón, la mujer no pudo consentir libremente el partes la tasa de mortalidad materna entre 1990 y 2015.
acto sexual. El logro de este quinto objetivo del Milenio es imposible de alcanzar
Por lo tanto, el delito de violación se configura siempre que la mu- sino se establece una política pública que aborde la reducción de
jer no haya consentido libremente el acto sexual y comprende los riesgos y daños en el acceso de las mujeres a los abortos, para
actos sexuales no consentidos cometidos por un hombre sin prejui- hacer de los abortos inseguros, abortos seguros.
cio de su cónyuge o pareja, incluso en las situaciones de violencia
crónica. En estas situaciones las mujeres, en general, tienen meno- Resultados y conclusiones:
res posibilidades de decidir sobre su sexualidad y reproducción; al Se diseñaron entrevistas semiestrucutradas en profundidad a rea-
igual que los actos sexuales no consentidos que tienen como vícti- lizarse a profesionales médicos/as, trabajadoras sociales y psicó-
mas a mujeres en situación de prostitución o trabajadoras sexuales logos/as.
(Asociación por los Derechos Civiles, 2014). Los principales resultados y conclusiones del estudio, al momento,
La violación y el embarazo forzado afectan la dimensión colectiva expresan la existencia de barreras institucionales frente a las mu-
de la salud y por lo tanto deben considerarse como un problema jeres que solicitan el aborto aún en los casos que dicha práctica es
de salud pública (Bergallo, Gonzalez Velez, 2012). Es fundamental un derecho reconocido legalmente, asimismo surge el estigma que
comprender hasta qué punto la violación representa una afectación sienten los profesionales que realizan o apoyan esta práctica y el
de la salud y un problema de salud pública, y consecuentemente conflicto social ante la falta de una despenalización total del aborto
también el embarazo impuesto por la violación, así como compren- en la Argentina.
der que los embarazos producto de la violación son percibidos por Los riesgos de los modelos de regulación restrictiva, como el que rige
las mujeres como un segundo acto de violencia (Lodoño, 2000). en la Argentina y en gran parte de América Latina, se expresan en las
Desde una perspectiva de política de salud pública, las interven- dificultades con que se encuentran las mujeres para el acceso al de-
ciones de salud deben priorizar los grupos que están expuestos a recho de un aborto no punible, pero también en el papel sobredimen-
mayores riesgos; en este caso, aquellos susceptibles de requerir sionado de los médicos como guardines del “modelo de permisos”
acceso al aborto no punible desde la causal violación, de tal modo (Bergallo, 2011). Esto se constata en las entrevistas realizadas.
que sea posible, preservar, promover y mejorar su salud (Bergallo, La actitud de los médicos/as ante el aborto está condicionada por
Gonzalez Velez, 2012). Asimismo, se debe considerar la situación la situación legal, por conceptos religiosos y juicios morales (Erviti,
de las mujeres con discapacidad, analfabetas o con bajo grado de 2005). Asimismo se ha documentado que no hay un discurso médi-
escolaridad, las niñas y adolescentes, las mujeres indígenas, las co unitario y fijo, sino que cambia de acuerdo con algunos factores,
mujeres migrantes, las mujeres en zonas de conflicto armado y como por ejemplo el lugar, el momento; el rango profesional de
desplazadas, las mujeres en situación de prisión, y las mujeres en las personas presentes en la interacción; contingencias locales; e
situación de crisis humanitarias (Russo y Denious, 1998, citados en incluso con los sucesos de repercusión nacional (Rance, 1997). El
Bergallo, Gonzalez Velez, 2012) y poder analizar sus necesidades aborto es un fenómeno que socialmente estigmatiza a los que lo
diferenciales desde el abordaje de la perspectiva de género. realizan, tanto a las mujeres como a aquellos profesionales que las
Existe una estrecha vinculación entre los derechos sexuales y re- ayudan, y muchas veces la respuesta social es la segregación y
productivos de las mujeres y el derecho a la salud, a la igualdad y marginación (Erviti, 2005).
no discriminación, a la autonomía personal, a la dignidad y a estar Asimismo, entre los resultados podemos constatar que las prác-
libre de violencia en el ejercicio de su sexualidad. ticas de los entrevistados/as dependen de los lineamientos de las
En la IV Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo políticas en salud, la legislación y normativa vigente, las que pen-
(1994), al mismo tiempo que se ratifica la validez de los derechos samos como factores determinantes en las decisiones y conductas
sexuales y reproductivos de las mujeres como derechos humanos, de los/as profesionales frente al abordaje de los derechos sexuales
se destaca que el aborto es un problema de salud pública que debe y reproductivos en general y del aborto no punible en particular.
incluir servicios y políticas para su abordaje. De esta forma, el mayor o menor acceso de las mujeres a la inte-

26
rrupción legal del embarazo es un proceso que involucra a las ins- Ramos, S; Romero, M; Aizenberg, L; (2014): Women´s experiences with the
tituciones del sector salud, la organización de los servicios de salud use of medical abortion in a legally restricted context: the case of Ar-
sexual y salud reproductiva, la actitud de los/as profesionales de gentina, Reproductive Health Matters, Supplemente (43): 1-12.
salud y los estereotipos de género que condicionan las decisiones Ramos, S.; Romero, M.; (2013): La mortalidad materna: salud pública y de-
de los/as mismos. rechos humanos. Revista ISALUD. Universidad ISALUD, Buenos Aires,
Finalmente, la ausencia de una política de salud pública que aborde Volumen 8 Nro. 36 pp16-18.
el tema del aborto como así también la necesidad impostergable Rance, S.; (1997): Discursos médicos en torno al aborto: estudios de caso
de la despenalización del mismo ante cualquier razón son temas en contextos hospitalarios de los sistemas de salud pública y seguri-
impostergables en la agenda pública para colocar al aborto como dad social. La Paz, Bolivia, IPAS/SNS/DFID. Informe de investigación.
un problema de salud pública en primer plano y de esta forma con- Russo, N.; y Denious, J. (1988): “Understanding the relationship of violence
tribuir a reducir el número de abortos clandestinos e inseguros y las against women to unwanted pregnancy and its resolution”, en Linda, J.
muertes y secuelas en la salud de las mujeres por su exposición a Beckman y Marie, S. Harvey (eds.) The new civil war: The psychology,
los abortos en las condiciones de inseguridad. culture, and politics of abortion, Washington D.C., American Psycholo-
Este planteo nos insta a pensar en otras posibles líneas de investi- gical Association, en Bergallo, P.; González Vélez, A.; (2012): Interrup-
gación al observar cómo el compromiso de los/as profesionales de ción Legal del Embarazo por la Causal Violación: enfoques de salud
salud puede ser influyente para que el tema del aborto ingrese en la y jurídico, Editado por La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres.
agenda pública de la delimitación de las políticas, y cómo la forma- Colombia.
ción de grado y posgrado de los/as mismos/as puede ser un factor SOGIBA (2008): Omisión de registro de causas de muertes maternas en
determinante en la conceptualización y abordaje de los problemas establecimientos de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
de salud pública, entre los que se encuentra el aborto inseguro. Estudio Institucional. Dirección General de Estadísticas y Censos del
Gobierno de C.A.B.A. Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Buenos
Aires.
BIBLIOGRAFÍA Sundström, K; (1996): Abortion across social and cultural borders, presen-
Asociación por los Derechos Civiles, Women´s Link Worldwide (2014): Ma- ted at the Seminar on Socio-cultural and political aspects of abortion
nual para el ejercicio, respeto y garantía del derecho al aborto no puni- from an anthrpological perspective, marzo, Trivandrum, India, en Faún-
ble en Argentina, Junio 2014. des, A; Barzelatto, J; (2011): El drama del Aborto: en busca de un con-
Bergallo, P.; (2011): “Aborto y justicia reproductiva: una mirada sobre el senso. Paidós. Buenos Aires.
derecho comparado”. Revista Cuestión de Derechos, Nro. 1, julio 2011. WHO (1992): The prevention and management of unsafe abortion, Informe
www.cuestióndederechos.org.ar del Technical Working Group, Ginebra, WHO/MSM/92.5.
Bergallo, P.; González Vélez, A.; (2012): Interrupción Legal del Embarazo por
la Causal Violación: enfoques de salud y jurídico, Colombia. Editado por
La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres.
Código Penal de la Nación (1921). Libro Segundo, Título I, Capítulo I.
IV Conferencia Internacional de Población y Desarrollo en El Cairo (1994)
Convención para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mu-
jeres, Belén do Pará (1993).
Declaración del Milenio de las Naciones Unidas. Asamblea del Milenio de
las Naciones Unidas (2000). Naciones Unidas, Nueva York.
Erviti, J; (2005): El aborto entre mujeres pobres. Sociología de la Expe-
riencia, Universidad Nacional Autónoma de México- UNAM -. México.
Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias.
Faúndes, A; Barzalatto, J; (2011): El drama del aborto. En busca de un con-
senso. Buenos Aires. Paidós.
Galindo, B; (2007): Aborto, Salud y Bienestar. Hoja Informativa, Grupo de
Información en Reproducción Elegida, A.C. Marzo de 2007.
Gil Dominguez, A; (2006): Aborto voluntario y Estado constitucional de de-
recho. En Revista Jurídica La Ley On Line.
Grimes, D; et al. (2006): Unsafe abortion: the preventable pandemic, en The
Lancet, V. 368, núm. 9550, 25 de noviembre de 2006, pp. 1908-1919.
Lodoño, M. (2000): Embarazo por violación: la crisis múltiple. Cali. Funda-
ción Servicios Integrales para la Mujer. SÍ MUJER.
Ministerio de Salud de la Nación MISAL (2008): Anuario Estadístico de la
Dirección de Estadísticas e Información en Salud, Ministerio de Salud
de la Nación.
Ministerio de Salud de la Nación MISAL (2013): Estadísticas Vitales - Infor-
mación básica - 2012. Serie 5 Num. 56. Buenos Aires: Ministerio de la
Nación http://www. deis.gov.ar/Publicaciones/Archivos/Serie5Nro56.pdf
Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva OSSyR (2014): Sala de Situación
3. http://www.ossyr.org.ar/sala/sala_tres.asp (accesed July 15 2014).
Pantelides, E; Mario, S; (2009): Estimación de la magnitud del aborto indu-
cido en la Argentina. Notas de Población (CEPAL), 87:95-120.

27
ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN A PADRES:
ANÁLISIS DESCRIPTIVO DE LOS FENÓMENOS
OBSERVADOS EN EL EXAMEN PREVENTIVO
DE SALUD OBLIGATORIO DE LA UBA
Canelo, Elisa Irene; Simari, Cecilia Carla
Direccion de Salud y Direccion Social. Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN sional. That is why an analysis of these reactions and the different
El objetivo de este trabajo es reflexionar sobre la importancia de ways that a professional approaches these interviews are needed
la entrevista de devolución a padres de los estudiantes preuni- to leverage intervention strategies that will help to prevent.
versitarios evaluados en la Dirección de Salud y Asistencia Social.
De acuerdo a la Resolución de Consejo Superior Nº 2658/04, los Key words
alumnos de primer año de los distintos colegios dependientes de la Prevention, Devolution interview, Schools, Responsible adults
Universidad de Buenos Aires deben realizar un examen preventivo
de salud. El equipo de profesionales psicólogos que dependen de
la Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil de la Facultad Introducción
de Psicología, lleva a cabo la administración de las técnicas Su- El presente trabajo surge de la tarea realizada en la Dirección de
cesos de Vida, Peri y posteriormente las entrevistas psicológicas a Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires, por los
los alumnos. En aquellos casos en los que se detecten indicadores profesionales psicólogos que dependen de la Secretaría de Exten-
de riesgo emocional y se considera necesario indicar el inicio de sión y Bienestar Universitario de la Facultad de Psicología.
tratamiento psicológico, se realiza una entrevista de devolución a En el examen psicológico preventivo que se lleva a cabo en cum-
los adultos responsables con el fin de transmitirles los motivos de plimento de la Resolución de Consejo Superior Nº 2658/04, los
dicha indicación y para que a su vez se notifiquen de la misma. Las alumnos de los colegios preuniversitarios son evaluados en dos
entrevistas de devolución han permitido observar distintos fenóme- instancias. En una primera etapa se les administran las escalas
nos y modos de reaccionar frente a la indicación del profesional. Es Psychiatric Epidemiological Research Interview (P.E.R.I.) y Sucesos
por eso que resulta necesario un análisis de las mismas y de los de Vida, y luego se realiza una entrevista psicológica individual. Esta
modos de intervención de los profesionales a fin de lograr estrate- última es de vital importancia para la prevención en tanto pueden
gias de intervención que faciliten la prevención. detectarse en forma precoz indicadores de psicopatología. En caso
de encontrase algún factor de riesgo emocional se orienta al alum-
Palabras clave no y a los adultos responsables a realizar una consulta psicológica
Prevención, Entrevista de devolución, Adultos responsables, Escuelas y eventual tratamiento por fuera de la institución.
Este artículo tiene como objetivo destacar la importancia de la en-
ABSTRACT trevista a los adultos responsables de los alumnos ya que se con-
DEVOLUTION INTERVIEW PARENTS : DESCRIPTIVE ANALYSIS OF THE figura como una instancia facilitadora para el potencial inicio de
PHENOMENA OBSERVED IN THE MANDATORY PREVENTIVE HEALTH tratamiento psicoterapéutico de los alumnos entrevistados.
EXAMINATION UBA
The main goal of this document is to reflect on the importance of Desarrollo
the devolution interview process back to the parents of incoming De acuerdo a lo dispuesto en la Resolución de Consejo Superior Nº
freshmen college students evaluated under the Health and Welfare 2658/04 los alumnos que ingresaron a primer año de los colegios
Department (Dirección de Salud y Asistencia social). According to preuniversitarios deben realizar, al igual que los alumnos universi-
Council Resolution No. 2658/04, the freshmen of different depen- tarios, el Examen Preventivo de Salud. Desde el año 2004 esta re-
dent schools of the University of Buenos Aires should perform pre- solución afecta a los estudiantes del Colegio Nacional Buenos Aires
ventive health examination. The team of psychologist professionals y a la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, y desde el
who work under the Secretary of Extension and Student Welfare año 2009 también lo realiza la Escuela de Educación Técnico Pro-
in the School of Psychology (Secretaría de Extensión y Bienestar fesional de Nivel Medio en Producción Agropecuaria y Alimentaria.
Estudiantil de la Facultad de Psicología), conduct the administration Los alumnos, por ser menores de edad, deben concurrir acompa-
of Life Events techniques, Peri and psychological interviews with ñados por sus padres o adultos responsables. La primera vez rea-
students at a later time. In those cases where emotional risk indi- lizan los controles médicos (análisis clínicos, medición de peso y
cators are identified and the beginning of a psychological treatment altura, presión arterial, control odontológico y de agudeza visual),
is recommended, an interview back to responsible adults is con- y se administran las técnicas Psychiatric Epidemiological Research
ducted in order to explain the reasons for that recommendation and Interview (P.E.R.I.) y Sucesos de Vida. En la segunda cita, se lleva
to notify them of the results. Devolution interviews have allowed a cabo la entrevista psicológica con el alumno y luego concurre al
observing different ways of reactions to the indication of the profes- turno con el médico en donde se le dan los resultados de los análi-

28
sis realizados previamente. es relativamente breve. En otros casos las técnicas suelen operar
La técnica P.E.R.I., fue diseñada para evaluar distintas dimensiones como disparadores de problemáticas que al alumno pre-adoles-
psicopatológicas, facilita el despistaje (screening) de dimensiones cente le cuestan verbalizar espontáneamente pero que puede ma-
psicopatológicas específicas y no específicas. Fue elaborada inicial- nifestar cuando se indagan en forma específica. No siempre estas
mente por Bruce Dohrenwed en la Universidad de Columbia (New dificultades personales impactan directamente en su rendimiento
York 1973, 1978, 1982) y su adaptación al medio argentino fue académico, pues en muchos casos es justamente la gran exigen-
realizada por la Prof. María Martina Casullo (Buenos Aires, 1990). cia escolar la que les resulta funcional para negar o invisibilizar
Se presenta tanto en versión completa como abreviada. Ambas situaciones familiares complejas que lo dejan en riesgo o bien sus
tienen la estructura de inventarios autoadministrables que pueden dificultades para relacionarse con sus pares.
ser respondidos sin límite de tiempo, en forma individual o grupal. Dependiendo de la gravedad de la situación observada, el profesio-
Pueden aplicarse tanto en la evaluación clínica como en estudios nal puede sugerir la realización de una consulta psicológica y dar
de tipo poblacional o comunitario. En el Departamento de Salud por completado el examen psicológico; o bien, cuando se detectan
Mental, los profesionales administran, en forma colectiva, la versión indicadores de riesgo emocional, se lo orienta a realizar tratamiento
abreviada de P.E.R.I que consta de 33 items que los estudiantes psicológico quedando el examen pendiente. En este caso, el alumno
responden según la escala “A menudo”, “Pocas veces” o “Nunca” deberá entregar dentro de los 6 meses siguientes una constancia de
considerando lo que han sentido, pensado o realizado durante el realización tratamiento psicoterapéutico para poder dar por finaliza-
último mes o bien considerando el estado actual. Resulta necesario do el examen psicológico. El proceso de evaluación finaliza con la
aclarar que dichas expresiones si bien se encuentran asociadas a redacción y envío de un informe a los colegios a los cuales asisten
algún tipo de desorden, no se corresponden con categorías diag- los estudiantes en los que se ha detectado una situación de riesgo.
nósticas específicas. Cuando el profesional interviniente toma cualquiera de estas dos
La escala de Sucesos de Vida permite evaluar la percepción sub- decisiones, le informa al alumno de la necesidad de mantener una
jetiva del impacto de los sucesos o acontecimientos del ciclo vital entrevista con el adulto responsable que lo acompaña por tratarse
personal y poder relacionarla con los malestares psicológicos. Se de un menor de edad, preguntándole si desea o no permanecer
entiende por suceso o acontecimiento vital, todo hecho o circuns- presente durante dicha entrevista. Así mismo se le informan cuales
tancia de la vida de una persona capaz de alterar o modificar sus son los motivos de la necesidad de esa entrevista, y de la indica-
condiciones de salud psicofísica. ción terapéutica más apropiada para poder ayudarlo. En general,
El instrumento fue elaborado por María Martina Casullo (Buenos excepto casos donde el alumno se encuentra muy atemorizado por
Aires, 1998) en base a la SER (Schedule of Recent Events) diseñada la posibilidad de confrontar con el adulto, acepta sin inconvenien-
por Holmes y Rahe en 1967 así como en el RLCD (Recent Life Chan- tes estar presente. En esta oportunidad se realiza una devolución
ge Questionnaire) elaborado por Rahe en 1975. En la confección oral de la información obtenida hasta el momento. Tal entrevista
de la escala se tomó como punto de partida la lista de “Eventos constituye un paso más en el conocimiento del caso, especialmente
Vitales” que emplearon Lin, Dean y Ensel (1986) en el estudio sobre cuando en ella surgen recuerdos reprimidos o actitudes inespera-
“Social Support, Life Events and Depression”. das o no conformadas hasta ese momento, que hacen variar las
En función de las investigaciones realizadas surgió la versión com- recomendaciones ideadas previamente.
pleta con un formato de 50 items que permiten la indagación en El adulto suele encontrarse muy expectante de lo que hemos traba-
las siguientes áreas: familia, salud, trabajo, problemas personales, jado con su hijo dentro del consultorio, mientras esperaba fuera, y en
escuela, afectos y pareja, legal. Los ítems se responden en base a algunos casos el solo hecho de enunciar que se hará una entrevista
cinco opciones: “nada, poco, algo, bastante, mucho” teniendo en con él, puede convertirse en un factor que causa gran ansiedad. En
cuenta los acontecimientos que hayan ocurrido. este único encuentro es importante comenzar por los aspectos más
La administración puede realizarse en forma individual o grupal, adaptativos o positivos que se observaron en el alumno para luego
siendo esta última modalidad la empleada por los profesionales del resaltar los indicadores que se destacan como posibles factores de
Departamento de Salud Mental con los estudiantes de los colegios riesgo. También es necesario establecer qué se le puede decir al es-
secundarios que dependen de la UBA. La versión utilizada es la de tudiante y sus padres de aquello menos adaptativo, es decir, como
adolescentes, diseñada por Casullo, (Buenos Aires, 2005) que cons- no sabemos si harán efectiva la consulta sugerida, puede resultar
ta de 30 ítems, que fueron seleccionados en función de la población riesgoso movilizar en ellos más de los que sus capacidades yoicas les
específica con la que se trabaja. Tales ítems permiten la indagación permiten tolerar. Tener en claro lo que se transmitirá funcionará como
en las áreas: familia, salud, problemas personales, escuela, afectos el marco para el desarrollo de la entrevista.
y pareja, legal. Presentar la información desde los aspectos más adaptativos y
En la segunda instancia, si bien el alumno concurre acompañado continuar con los menos adaptativos, le permite al profesional re-
por un adulto, se realiza una entrevista semi-dirigida individual. De gistrar el grado de tolerancia o intolerancia por parte de los padres
acuerdo a la evaluación de las técnicas, se indagan los aspectos o adultos responsables. Es aquí cuando pueden surgir expresiones
más sobresalientes de las mismas. Así mismo, se intenta conocer tales como “no entiendo”, “esto no es así”, entre otras, que darían
sobre aspectos de la vida personal del alumno como ser, el impacto cuenta de las dificultades para asimilar el contenido de lo transmi-
emocional que ha tenido el cambio de colegio y sus posibilidades tido. Por el contrario, la emergencia de recuerdos reprimidos, o la
de adaptación, el desempeño académico y su repercusión familiar. aparición de otra información que amplía la comprensión del caso,
También se indaga sobre sus vínculos sociales y familiares. Resulta pondrían de manifiesto el grado de tolerancia con que cuentan.
interesante conocer si ha realizado o realiza tratamiento psicológico Es interesante resaltar que, al tratarse de un examen de salud obli-
y los motivos que dieron lugar a la consulta. gatorio que surge por la inserción escolar del alumno en los cole-
En general el alumno responde sin dificultades a estas indagacio- gios dependientes de la Universidad de Buenos Aires, la mayoría de
nes. Si el grado de adaptación al ámbito académico y familiar es los padres esperan que en la entrevista se les hable de cuestiones
óptimo y si no se observan otras situaciones de riesgo, la entrevista relacionadas con el ámbito escolar. Sin embargo, éste no es el pro-

29
pósito principal de la entrevista, por lo que es necesario explicitar se trata de una población pre adolescente se hace necesario enton-
que el objetivo de este encuentro es prevenir sobre situaciones que ces mostrarle los beneficios de un posible tratamiento psicológico,
puedan estar aquejando y angustiando al alumno más allá de lo es- asumiendo además, como profesionales psicólogos, el desafió de
trictamente académico. Resulta necesario utilizar apropiadamente lograr que el alumno no sienta que se establece una alianza con
el lenguaje, transmitir de forma clara y sin terminología técnica la sus padres, lo cual aumentaría aún más sus propias resistencias.
información pues favorecerá la comprensión de la problemática. Cada año, el número de alumnos que tiene el examen psicológico in-
En algunos casos, cuando el rendimiento académico es bajo, los completo es bajo, sin embargo, desde el año 2009 se viene registran-
padres manifiestan enojo hacia el hijo por considerar que la única do un incremento. Este aumento gradual en los casos que quedan
responsabilidad que tiene es cumplir con sus tareas escolares, sin pendientes y de aquellos que completan el examen pero requieren
tener en cuenta otros conflictos que pueden subyacer a estas difi- tratamiento conlleva a un incremento en el número de entrevistas
cultades. Estos pueden estar asociados a situaciones de pérdidas que por año debe realizarse a los padres. Es por eso que se vuelve
tales como duelos, separaciones, cambios de colegios, entre otras, necesaria una reflexión sobre la modalidad de abordaje de las mis-
es decir, vivencias que pueden involucrar la vida personal y familiar mas y de los fenómenos que allí se observan.
del alumno. Esta valoración del rendimiento académico por sobre En algunos casos el contexto familiar en el que vive el alumno es
los conflictos personales del alumno podría ser pensada por un el principal responsable de su malestar, motivo por el cual interve-
lado, como un intento de negar las problemáticas de su hijo que en nir adecuadamente en la entrevista con el adulto se hace una tarea
la mayoría de los casos los involucran; y por el otro como un intento muy delicada para no intensificar las resistencias de los mismos. El
de defenderse del dolor que genera no haber podido registrar lo que psicólogo al detectar el conflicto, debe lograr que los padres también
le sucedía y que fuese puesto de manifiesto por un tercero, en este lo perciban. Si las resistencias son muy fuertes, no percibirán el sín-
caso el psicólogo interviniente. toma. Si les resulta egosintónico podrán percibirlo pero tenderán a
En este sentido, se vuelve imperioso enfatizar que más allá de su minimizarlo. En estos casos, el psicólogo puede experimentar angus-
desempeño escolar es sobre la salud mental sobre la cual se debe tia contratransferencialmente por la frustración que esto le supone.
trabajar y como consecuencia de ello pordrán incrementarse los Encontramos padres desbordados, que se encuentran imposibilita-
recursos intelectuales, emocionales y sociales de ese alumno. Se dos de comunicarse adecuadamente con sus hijos, y donde opera
intenta que los adultos registren que de no trabajarse lo suficiente un grado importante de indiferenciación entre sus problemáticas
sobre los factores que lo puedan estar angustiando, y poniendo en (adicciones, violencia de género, stress laboral etc.) y la situación
riesgo a ese alumno, éste deberá realizar un esfuerzo desmedido de cambios importantes que están atravesando sus hijos (cambios
para poder cumplir con las exigencias propuestas por el colegio evolutivos y los propios del cambio de colegio). En estos casos,
con el alto costo psíquico que esto implica para ese individuo o por es frecuente que los adultos intenten utilizar esta entrevista para
el contrario se incremente la angustia a consecuencia del fracaso. hablar de sus conflictos, olvidando que este espacio fue propuesto
Muchas veces el alumno ya se encuentra realizando tratamiento para enfatizar las problemáticas que se observan en su hijo. Re-
psicoterapéutico o los padres, al estar preocupados por lo que le quiere de la habilidad del profesional que se mantenga el eje de
sucede a su hijo, se encuentran en proceso de búsqueda de un la entrevista en las vivencias del alumno y no solo en la de los
terapeuta, por lo que suelen tomar con naturalidad la indicación adultos. Se observan aquí actitudes evacuativas que solo apuntan
dada y en muchas oportunidades los tranquiliza saber que su mira- a desembarazarse de aquello que los desborda pero que no pue-
da sobre el hijo coincide con la de un profesional. Por el contrario, den ser elaboradas. Es en estos casos en donde se suele indicar a
aquellos adultos que manifiestan desconocer las problemáticas los padres que consideren buscar asistencia psicológica para ellos
mencionadas por el alumno y transmitidas por el psicólogo, suelen mismos con el objetivo de resolver sus propios conflictos como así
reaccionar negando o minimizando la importancia de las temáticas también empezar a entender cómo ayudar a sus hijos.
que puedan estar causando angustia en su hijo, resistiéndose así Es interesante observar la interacción que se da entre los alumnos
a la indicación de realizar una consulta psicológica por no consi- y sus padres cuando comparten la entrevista. Muchas veces los pri-
derarla necesaria. Se observan dificultades para escuchar no solo meros se muestran confrontativos, demandando a los padres mayor
lo que plantea el profesional sino también, en muchas ocasiones, comunicación, reconocimiento, atención. Aquí podría considerarse
lo que su hijo manifiesta abiertamente en dicho espacio. Cuando que el alumno ha visto como provechoso el espacio ofrecido para
se permite el despliegue de los motivos que generan tal oposi- poder manifestar a sus padres lo que no ha podido hacer en otro
ción, cuáles son sus creencias respecto de lo que implica hacer momento. Es tal vez, la presencia del psicólogo como tercero el que
tratamiento psicoterapéutico, o cuando simplemente se ofrece un hace que el alumno se sienta contenido y seguro para expresarse.
espacio de escucha, el profesional puede empezar a trabajar con En otros casos, si bien el alumno decide estar presente, se limita a
esas resistencias. En algunos casos, logran resolverse propiciando permanecer en silencio. Esto podría ser pensado como la necesidad
cierto insight de la problemática. Cuando este cambio favorable tie- de controlar lo que el profesional le transmitirá al adulto. Su lenguaje
ne lugar, las entrevistas suelen finalizar con el agradecimiento por no verbal (gestos, posturas, ubicación espacial respecto del adulto)
parte de los adultos por considerarlo un espacio importante para la podría evidenciar resignación a no ver cambios en el vínculo filial, a
función preventiva. pesar de lo trabajado en ese encuentro o dificultad en ser escuchado.
También sucede que los padres manifiesten haber sugerido a sus En muchos casos parecería ser que la entrevista anterior le dio una
hijos desde hace un tiempo la necesidad de hacer una consulta oportunidad para ello, no provista por el ambiente familiar. En algunas
psicológica, y éstos se niegan a hacerla. En ese caso el foco de la oportunidades, los padres de estos alumnos intentan ocupar un rol
entrevista es analizar, en conjunto con los padres o adultos respon- dominante en la entrevista sin dar lugar a conocer que piensan sus
sables los motivos por los cuales el alumno se resiste a consultar, hijos frente a la posibilidad de realizar una consulta psicológica, o
intentando develar si existe cierto oposicionismo hacia una idea bien imposibilitando la interacción entre ellos.
que surge del adulto o si es por temor a exponer frente a un desco- En general en los casos de mayor riesgo, se observa que la sinto-
nocido las cuestiones que lo pueden estar angustiando. Siendo que matología presente en los alumnos es confundida por sus padres

30
con características propias de la adolescencia. Suelen manifestar chos casos, la expresión de conflictos o malestares que por diferen-
que “está rebelde, y por eso contesta”, “no estudia porque está en tes motivos no pueden ser expresados en la relación paterno-filial,
la “edad del pavo””, e incluso es común que los padres realicen no solo por tratarse de un momento del ciclo vital complejo sino
comparaciones con los hermanos del alumno o consigo mismo, también porque tanto padres como alumnos se encuentran foca-
alegando que quizás sufrieron situaciones más graves y que no por lizados en el inicio del colegio secundario, y las fuertes exigencias
eso estaban tan angustiados o fracasaban en la escuela, más aún que esa etapa conlleva.
cuando sus hermanos mayores concurren o concurrieron al mismo El psicólogo debe poder verbalizar esta situación cuando se en-
colegio. Todas estas expresiones por parte de los adultos podrían cuentra invisibilizada involucrando tanto al alumno como a sus pa-
dar cuenta del mecanismo de negación frente a las manifestacio- dres. Así también esta tarea implica un desafío para el profesional,
nes sintomáticas de sus hijos. quien en un solo encuentro deberá mostrar los beneficios de la ini-
Por tratarse de menores de edad son los adultos responsables los ciación de un tratamiento psicoterapéutico de una manera lo más
que deben notificarse de la indicación de realizar una consulta psi- neutral posible dejando en claro los motivos de la indicación, y los
cológica. En esta instancia suelen aparecer nuevas resistencias pues riesgos de no recibir asistencia psicológica.
piensan que lo hablado anteriormente con el entrevistador se trata En los últimos años se viene registrando un aumento gradual de
de una sugerencia y no de una indicación, y solo en ese momento los casos que quedan pendientes y de los alumnos a los que se les
parecieran darse cuenta del compromiso que deberán asumir ha- sugiere realizar tratamiento psicoterapéutico. Para poder entender
ciéndose cargo de realizar la consulta antes mencionada. En el caso este fenómeno en aumento se vuelve necesario realizar un profun-
de no estar de acuerdo, se les comunica que habiéndole explicado do trabajo que permita comprender las causas que lo originan, y así
debidamente los motivos por los cuales se considera necesario un diseñar estrategias específicas de prevención.
tratamiento psicológico para el alumno, es nuestra responsabilidad
no dejar pasar estas cuestiones por alto, y que justamente el rol que
ocupamos consiste en detectar y ayudar al alumno y su familia a BIBLIOGRAFÍA
poder tomar contacto e intervenir sobre la problemática existente. Casullo, M. M. (1992). Las técnicas psicométricas y el diagnóstico psicopa-
En ese caso los padres suelen acceder a firmar la notificación, y en tológico. Buenos Aires:. Ed. Lugar.
otros se deja constancia de la resistencia a hacerlo. Casullo, M. M. (1998). Adolescentes en riesgo: Identificación y orientación
Frecuentemente sucede que padres e hijos aprovechan el espacio de psicológica. Buenos Aires. Paidós
la entrevista conjunta para replantearse fuera del espacio escolar o Información obtenida de la base de datos del Departamento de Psicología
familiar cual es el grado de comunicación que están teniendo en la de la Dirección de Salud y Asistencia Social de la Universidad de Bue-
actualidad, tener un tiempo para pensar en el otro, retomar la idea de nos Aires.
realizar la consulta que había quedado sin efecto, y hasta en algunos Siquier de Ocampo, M.; García Arzeno, M. (1987). Devolución de informa-
casos, ambos se muestran muy agradecidos de haber podido expre- ción en el proceso psicodiagnóstico. En Las técnicas proyectivas y el
sar en presencia del otro lo que sentía, cuando en los últimos meses proceso psicodiagnóstico. Buenos Aires: Nueva Visión
se habían encontrado exigidos por el ingreso al colegio, dejando de
lado otras situaciones familiares así mismo importantes.

Conclusiones
De acuerdo a lo aquí expuesto se considera a la entrevista psicoló-
gica a los alumnos como una instancia esencial para llevar a cabo
la función preventiva tanto primaria como secundaria que caracte-
riza a este examen de salud. En este sentido, la entrevista a los pa-
dres o adultos responsables es de vital importancia para que dicha
función resulte eficaz, en tanto depende de ellos que se efectivice
la consulta psicológica.
A partir de las entrevistas realizadas con los adultos puede hacer-
se una primera distinción: por un lado se encuentran aquellos pa-
dres que están al corriente de los síntomas o las problemáticas de
sus hijos, por lo cual lo transmitido confirma que aquello que les
preocupa merece ser objeto de atención clínica. Y por otro lado,
ubicamos a aquellos quienes por primera vez en esta entrevista
toman conocimiento de lo que les sucede a sus hijos. Estas dos
situaciones darán lugar a diferentes modos de reaccionar frente al
develamiento de las problemáticas que afectan al preadolescente.
En los casos de mayor riesgo se observan algunas resistencias ini-
ciales tanto de los padres como de los alumnos, a que los profe-
sionales de una Institución a la que concurren por primera vez en
forma obligatoria, realicen una indicación que pone en evidencia la
necesidad de realización de consulta psicológica. Esta indicación
puede ser recibida con incomodidad y en algunos casos con des-
concierto por parte de los progenitores del alumno.
Por otra parte, se destaca la importancia de la entrevista como es-
pacio donde interactúan diferentes actores propiciándose en mu-

31
EL IMPACTO DE LA PALABRA “CÁNCER”
EN DIAGNOSTICOS INFANTILES
De La Portilla, Manuela; Izquierdo, Alfonsina; Nosella, Natalia
Universidad Catolica La Plata. Argentina

RESUMEN bros de la fundación, que conceptos tenían de ella, y que repre-


Desde el presente trabajo, como estudiantes de Psicología de la sentación social creen que hay que modificar, para luego poder
Universidad Católica de La Plata, intentamos analizar el impacto comparar y evaluar cuál es el impacto emocional y el concepto de
que genera la palabra CANCER INFANTIL en la Representación So- dicho diagnostico en gente que nada tiene que ver con el ámbito
cial. Buscaremos a través de testimonios con padres que tengan oncológico pediátrico.
diagnosticados a sus hijos con dicha enfermedad, y a través de
charlas con el personal del voluntariado de la Fundación Creando DESARROLLO
Lazos para la atención integral del Niño con Cáncer y su Familia, Siguiendo con el objetivo de dicha investigación, desde el concepto
para luego poder realizar un trabajo comparativo con madres que de Representación Social de S. Moscovici (1961), entendemos a la
no poseen hijos con dicho diagnóstico. misma como: “las representaciones colectivas son un mecanismo
explicativo, y se refieren a una clase general de ideas o creencias
Palabras clave (ciencia, mito, religión, etc.), para nosotros son fenómenos que ne-
Cancer Infantil, Imaginario Social, Fundacion Creando Lazos, Impacto cesitan ser descritos y explicados. Fenómenos específicos que se
relacionan con una manera particular de entender y comunicar - ma-
ABSTRACT nera que crea la realidad y el sentido común -. Es para enfatizar esta
THE IMPACT OF THE WORD “CANCER” IN CHILDREN DIAGNOSTICS distinción que utilizo el término “social” en vez de “colectivo…”. Es
From this work , as students of Psychology Catholic University of esta misma representación social, a la que se quiere arribar desde un
La Plata, try to analyze the impact that the word gender CHILD- abordaje de lo psicológico que intente explicar los impactos que se
HOOD CANCER in the Social Representation. We will look through genera en los padres de niños diagnosticados de cáncer.
testimonials with parents who have their children diagnosed with Desde lo recogido en Creando Lazos, esta representación social de
the disease , and through conversations with volunteer staff of the la palabra Cáncer, estaría asociada a la palabra Muerte (R. Gaudio)
Foundation Building Links for comprehensive care of children with motivo por el cual se generarían las diferentes manifestaciones,
cancer and their families , and then to conduct a comparative study desde el miedo que genera esta posibilidad en un niño pequeño,
with mothers who have children with this diagnosis. el cambio en la dinámica familiar, modificando dicha estructura,
estados de ansiedad de diferente tipo, movilización emotiva, etc.
Key words A partir de la noción conceptual de Proyecto Identificatorio propues-
Childhood Cancer, Social Imaginary, Creating Links Foundation, Impact ta por Piera Aulagnier, se articularán los derechos del niño y su
familia en vinculación a la trama discursiva o de silencio que se
constituya en torno a la enfermedad.
INTRODUCCION La presencia en Creando Lazos de diferentes áreas disciplinares
La Fundación CREANDO LAZOS para la atención integral del niño con propicia tanto para los niños-adolescentes como para sus padres
cáncer y su familia (Creando Lazos), dedicada a la atención integral y hermanos diversos recursos de comunicación y expresión; dan
del niño con cáncer y su familia, surge con el principal objetivo de lugar al abordaje de las diversas problemáticas en juego durante
mejorar la calidad de vida del paciente y su grupo familiar, a partir las distintas instancias de la enfermedad.
del reconocimiento de la necesidad de implementar, fuera del ámbito La puesta en palabras de las complejas situaciones que se atravie-
hospitalario, un dispositivo de atención y contención psicosocial. san, la posibilidad de nominar los estados afectivos así como los
A partir de la experiencia recogida y las diferentes entrevistas con avatares sufridos por el cuerpo en el tránsito por el tratamiento mé-
miembros activos de dicha fundación, se comenzó a observar el dico, ocupan un papel central, en tanto conllevan a una mejora en
impacto psicosocial y las connotaciones subjetivas que tiene la la relación establecida entre los cuatro actores que desde Creando
palabra “CANCER”: Se nos informó que el anoticiamiento del diag- Lazos se emplazan como principales en el devenir de la enferme-
nóstico provoca un gran impacto emocional en los padres quienes dad: el niño, la familia, la institución hospitalaria y la comunidad.
son los primeros en ser informados, ya que coincidiendo con la Lic. Retomando las ideas que M. Mannoni (1985) expresa respecto del
R. Gaudio, la palabra CÁNCER en la mayoría de la gente está aso- estatuto que adquiere el silencio, lo no-dicho: “El niño es sensible a
ciada a la palabra MUERTE. Es por este motivo que generalmente la mentira. Por otra parte, es sensible a todo lo que no se dice (…)
se observan diferentes manifestaciones de angustia, tanto a nivel lo que daña al niño, no es tanto la situación real como todo lo que
corporal como a nivel no corporal (por ej. Ansiedad, miedos, etc.) no es dicho. En ese no dicho, cuanto son los dramas imposibles
sobre todo a momento del enterarse de la enfermedad, los posibles de ser expresados en palabras, cuantas las locuras ocultas por un
tratamientos y las limitaciones que esto genera en un niño. Mo- equilibro aparente, pero que el niño trágicamente paga, el rol del
mento en el cual se requiere de un trabajo de elaboración psíquica psicoanalista es el de permitir, a través del cuestionamiento de una
y aceptación del momento que se está atravesando. situación, que el niño emprenda un camino propio.”
El equipo quiso averiguar cómo repercutía esta palabra en miem- El investimento y posicionamiento activo ante la temporalidad re-

32
quiere de una trama discursiva que narre la historia del cuerpo, vez, aprender a afrontar sus consecuencias en su lucha diaria por su-
que posibilite que el cuerpo y sus avatares ingresen en la historia perar: largas estadías en el hospital, continuos traslados desde lejos,
del sujeto. Por tanto, el derecho de informar y de ser informado es ausencias en el trabajo, sentimientos de no tener suficiente informa-
entendido como la posibilidad de generar situaciones, espacios y ción, falta de recursos económicos, perdida del curso escolar, pérdida
canales de metabolización que permitan transitar el tratamiento. de cabello, sentimientos de impotencia, aburrimiento, etc.
Cuando un niño tiene cáncer, no sólo se padece desde lo corporal
(dolor real y cambios reales desde lo físico), sino también desde el IMPACTO EN LOS PADRES
campo de lo psíquico. Padecimiento que muchas veces imposibilita Cuando un niño cae enfermo, toda la familia enferma con él, por
poder proyectar un futuro, ya que la noción de tiempo y tiempo a eso es que al cáncer infantil muchas veces se lo denomina como
futuro, se ve coartada, en la medida que mayormente se ven obliga- cáncer familiar, por lo que los tratamientos deben ser integrales y
dos a pensar en el día a día, en ocasiones pensar en el término de referidos a todo el núcleo familiar. El diagnostico de un cáncer es
una semana se transforma en un tiempo lejano, dado que su aba- siempre una experiencia inesperada y traumática. Muchos padres
nico de elecciones depende de cómo respondan a la medicación, a consideran la enfermedad de su hijo como una sentencia de muer-
los resultados de los estudios. Idéntica situación se observa en los te, sin esperanza alguna. Ante la enfermedad la actitud es distinta:
padres, provocando un elevado monto de angustia y de ansiedad. algunos padres la sospechan en su hijo antes de que fuera diag-
Recurrentemente la pareja parental expresa desde las primeras nosticada, otros se sorprenden de la rapidez con que se ha desarro-
entrevistas, después del diagnóstico, como la noticia recibida, con llado el tumor, y hay que nunca se habían planteado la posibilidad
la palabra Cáncer, impacta en sus vidas, como a partir de ese mo- de que su hijo pudiera padecer esa enfermedad. En cualquier caso,
mento no pueden pensar más a futuro. (R. Gaudio y M. Moser, 2011) un cáncer es un elemento desestabilizador para cualquier familia.
El cáncer infantil, según datos de la Organización Mundial de la
Salud es una de las enfermedades de mayor relevancia mundial por DISCUSION
su incidencia, supervivencia y prevalencia. La atención del niño con Luego de las entrevistas realizadas y el análisis de los datos recogi-
cáncer requiere de la participación de un equipo interdisciplinario dos, podríamos pensar que el impacto emocional ante un diagnos-
(médico tratante junto con especialistas psicológicos, enfermeros, tico infantil de cáncer atraviesa distintas etapas:
trabajadores sociales, docentes, etc.) o sea, realizar una asistencia SHOCK: primer manifestación de los padres. “cuando el medico dijo
integral a esos niños y jóvenes es el desafío de estos tiempos. tumor, no escuche nada más”. Sensación de aturdimiento, descon-
En la actualidad, los avances en los tratamientos oncológicos han cierto y confusión.
reducido significativamente la tasa de mortalidad, por lo que el cán- NEGACION: “No, a nosotros no! No a nuestro hijo!”. Conducta: olvido
cer se considera mayoritariamente una enfermedad crónica. A pe- de los mensajes médicos. Se minimiza la gravedad de la enfermedad.
sar de esto, es una de las enfermedades más temidas, y la segunda RESENTIMIENTO Y RECHAZO: “Porque a nosotros? Porque a nuestro
causa (precedida por los accidentes automovilísticos) de muerte hijo?”. Conductas de hostilidad y enojo, se responde con agresión.
infantil en la Argentina. Superada esta etapa aparece la calma y esperanza.
Se puede afirmar que hoy se ha alcanzado una taza actual de ESPERANZA: “Si…a nosotros…”. La dimensión debe ser evaluada
supervivencia de niños oncológicos de alrededor del 76%. En ar- y promovida por el equipo en la medida de su utilidad. Aparición
gentina, se diagnostican aproximadamente 1.200 nuevos casos de fuerte de creencias religiosas, preservarlas y no desestimarlas.
cáncer infantil por año. Quieren que su hijo se cure.
Para poder lograr los objetivos planteados, se utilizó como instru- TRSITEZA: conducta de pena y angustia. Sensación de soledad y
mento la aplicación de entrevistas semidirigidas, grupales e indivi- aislamiento. En la etapa terminal es “preparatoria”.
duales a voluntarios de Creando Lazos, que contaron su experiencia ACEPTACION: “si…a nosotros sí, y está bien”. Conducta de paz pro-
a lo largo de más de 4 años de trabajo voluntario en dicha institu- funda, la cual se transmite al hijo. En el caso de muerte, vista como
ción, y del aporte de comentarios y experiencias de algunas madres natural y pura.
presentes las cuales al momento tenían un hijo en tratamiento para
la enfermedad oncológica (quimioterapéutico y o rayos). RESULTADOS
Con respecto a la información recabada, a la lectura, y a las en- De ello podemos inferir que las diversas reacciones emocionales
trevistas realizadas se puede decir que los padres en general, al ante el diagnostico, mas allá de depender de la configuración psí-
escuchar el diagnóstico de la enfermedad de sus hijos pueden ex- quica y la historización de cada sujeto, se ve teñida de la represen-
perimentar múltiples sentimientos, ya que es una de las fases más tación social existente de la palabra cáncer, pero que esta, a su vez,
estresantes de la enfermedad, puesto que ningún padre se encuen- se va transformando durante el curso de la enfermedad.
tra preparado para escuchar que su hijo tiene cáncer. En pocos La totalidad de las madres entrevistadas que no tenían a sus hi-
minutos deben asimilar una gran cantidad de información acerca jos diagnosticados con tal enfermedad, asociaron el cáncer con la
del diagnóstico y del tratamiento. muerte inminente e inmediata, el sufrimiento, el dolor; lo infecto
El tratamiento infantil conlleva a que los padres permanezcan du- contagiosa; la vulnerabilidad. Dichas madres manifestaron la impo-
rante un periodo de tiempo prolongado fuera de la casa y las acti- sibilidad de imaginar tal situación ( “si tengo un hijo con cáncer me
vidades cotidianas, ya que deben desplazarse frecuentemente a un muero…”,”no lo puedo ni pensar”). La gran mayoría declaro que
centro hospitalario, muchas veces hallado a gran distancia de su no sabría de donde sacaría fuerzas para luchar, y todas ellas admi-
casa. Esto implica dificultades para los viajes, el cuidado de otros raron la fortaleza de las madres que si lo hacían, sobre todo ante la
hijos y permisos de ausentismo en el trabajo. muerte de un hijo. Ninguna madre de las entrevistadas marco en
El niño enfermo de cáncer y su familia al recibir el diagnostico por las encuestas la etapa de “aceptación” ante la inminente muerte,
parte del médico oncólogo tiene que asimilar y asumir las crudas negando todas la posibilidad de que esto se de, y ninguna admitió
realidades que lleva consigo esta patológica, superar la conmoción poder rescatar nada positivo de estar en una situación asi, contra-
implícita de su diagnóstico, la problemática de su tratamiento y a su cara que se vio reflejada en madres que si tenían diagnosticados

33
a sus hijos, que rescataron cosas como unidad y fortaleza familiar, BIBLIOGRAFÍA
amistades y vínculos fuertes con otras madres dentro del hospi- Auglanier, P. (1986) “Nacimiento de un cuerpo, origen de una historia”. En:
tal, manifestaciones de apoyo del pueblo de origen, solidaridad de Horstein, L. y otros (1994) “Cuerpo, Historia, Interpretación”. Buenos
conocidos y desconocidos, fundaciones que brinden espacios, etc. Aires: Editorial Paidós.
En tanto que el grupo de voluntarios entrevistados, también acepto Farbeman, D., “El psicólogo en el hospital pediátrico: herramientas de in-
en su mayoría que primeramente y antes de ser partes de la Fun- tervención”. Ed. PAIDOS, 2012.
dación, solían asociar la palabra cáncer infantil a estas mismos tér- Manoni. M., “La primera entrevista con el psicoanalista”. Ed.: Gedisa, 1984.
minos, pero que estos conceptos de las representaciones sociales Moscovici, S. (1961) “El psicoanálisis, su imagen y su público”. Bs.As. Ed.:
se fueron modificando a lo largo de las capacitaciones, del estar día Huelmul 1979.
a día y ver que muchos chicos logran salir adelante. Cuentan que Moser, M., “Urgencias psicológicas? En oncología pediátrica” IV Congreso
la fundación es también un espacio de juegos, de risas, de activi- de Psicología, UNLP, LA PLATA 2013.
dades que apuntan a que los chicos sigan siendo chicos pese a la Moser, M., Gaudio, R., “Los efectos de lo no dicho en el campo de la clínica
enfermedad que están atravesando, y que esas cosas son las que con niños y adolescentes” II Congreso de psicología, TUCUMAN 2011.
muchas veces los sostienen a seguir adelante, que es real que el Moser, M., Valente, C., “Creando lazos: fudnacion para la atención integral
dolor muchas veces aparece, que es inevitable, pero que también del niño con cáncer y su familia: abriendo las puertas (Del hospital)
es real que la mayoría de las veces viene de la mano de la resilien- para salir a jugar…”. II Congreso de Psicología UNLP, LA PLATA 2011.
cia y la sublimación.

34
PREVENCIÓN DE NOVIAZGOS VIOLENTOS:
DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO HACIA
LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
Denegri, Adriana; D’ovidio, Ana Clara; Oñativia, Xavier; Blanco, Pablo Germán David
Facultad de Psicología, Universidad Nacional de La Plata. Argentina

RESUMEN El presente trabajo se basa en la experiencia recogida luego de tres


El presente trabajo se basa en la experiencia realizada en el marco años de realizar un Proyecto de Extensión dirigido a la prevención
del Proyecto de Extensión en curso: “Violencias de Género y No- de la violencia contra las mujeres en los noviazgos.
viazgos Adolescentes. Prevención desde la Escuela” . El objetivo Creemos esencial abordar la temática desde los inicios de las re-
fundamental del proyecto es prevenir la violencia contra la mujer laciones de pareja, ya que es en la intimidad de la misma donde
desde la adolescencia, promoviendo procesos tempranos de con- se dan con mayor frecuencia mecanismos de violencia contra las
cientización y desnaturalización de la misma. Creemos necesario mujeres. Así, consideramos los noviazgos adolescentes como un
abordar la problemática desde los inicios de las relaciones de pare- momento clave para propiciar la construcción de modos de relacio-
ja, ya que es en esos primeros momentos donde se instala la matriz namiento más igualitarios.
de mecanismos de violencias contra las mujeres. Así, consideramos En nuestro accionar, nos proponemos generar un ambiente que po-
los noviazgos adolescentes como un momento clave para propiciar sibilite la promoción y protección de los derechos de las mujeres,
la construcción de modos de relacionamiento menos violentos y buscando desnaturalizar y visibilizar los diversos tipos de violencias
más igualitarios. En el trabajo realizado con los/as adolescentes, que se ejercen sobre ellas.
surge como emergente el hecho de que la gran mayoría conside- Consideramos a la violencia contra la mujer como una problemáti-
raba a la “violencia de género” como una problemática cruzada: la ca social, resultado de una construcción histórico-cultural, bajo la
violencia que se ejerce del hombre hacia la mujer, y viceversa. Esto égida del Sistema Patriarcal, que se encuentra en estrecha relación
nos condujo a interpelar las categorías conceptuales utilizadas, y a con la inequidad y la privación de derechos de las mujeres. De esta
analizar la posibilidad de un cambio en la terminología, que propicie forma, entendemos la violencia que sufren las mujeres como un
una mayor visibilización de las violencias contra la mujer. fenómeno que intenta perpetuar el sistema de jerarquías y des-
igualdades impuesto por la cultura patriarcal.
Palabras clave Para realizar este abordaje, consideramos conveniente resaltar que
Prevención, Violencia de género, Noviazgos adolescentes, Violencia definimos a la violencia contra las mujeres como “toda conducta,
contra la mujer acción u omisión que de manera directa o indirecta, tanto en el
ámbito público como en el privado, basada en una relación des-
ABSTRACT igual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física,
This presentation reports the results obtained in the context of the psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su
current Extension Project: “Gender Based Violence and Teen Dating. seguridad personal”[i].
Prevention from School”. The main goal is to start preventing vio- Creemos que comenzar a pensar desde la adolescencia a este tipo
lence against women since adolescence, promoting early proces- de violencia como un hecho histórico, en estrecha relación con los
ses of awareness and de-naturalization. We believe it is necessary mitos y los estereotipos que reproducen las estructuras patriarca-
to address the problem from the beginning of partner relationships, les, contribuirá a identificar ciertas formas de violencia que muchas
since it is in those first moments, when the matrix of “violence aga- veces se ocultan e invisibilizan.
inst women” mechanisms is established. Therefore, we consider A la hora de realizar un abordaje, en pos de deconstruir las des-
teenage dating as a turning point to promote the construction of igualdades impuestas por el Sistema Patriarcal, es esencial tener
less violent and more equal relationships. When working with tee- en cuenta que el patriarcado es una convención socio-cultural, lo
nagers, an important fact emerged: most of them considered “gen- cual lo convierte en un sistema pasible de sustitución por otro cons-
der violence” as the violence from men towards women and vice tructo cultural y social que abogue por la igualdad, derogando las
versa. This led us to question the conceptual categories that were jerarquías vigentes.
used, and to analyze the possibility of a terminology change that Ha sido entonces esencial para nosotros considerar la influencia
could enhance the visibility of violence against women. de la cultura patriarcal como uno de los ejes principales a tener en
cuenta en nuestras intervenciones. Coincidiendo así con lo expre-
Key words sado por la Organización de las Naciones Unidas en la “Declaración
Prevention, Gender based violence, Teen dating, Violence against sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”: (…) La vio-
women lencia contra la mujer constituye una manifestación de relaciones
de poder históricamente desiguales entre el hombre y la mujer, que
han conducido a la dominación de la mujer y a la discriminación
en su contra por parte del hombre e impedido el adelanto pleno de
la mujer (…) Es uno de los mecanismos sociales fundamentales
por los que se fuerza a la mujer a una situación de subordinación

35
respecto del hombre (…) estudiantes en relación a ciertos puntos que nos resultó de interes
Creemos fundamental un trabajo de deconstrucción que cuestione profundizar.
las desigualdades entre hombres y mujeres, y al mismo tiempo per- Se utilizaron dos encuestas: una, dirigida a examinar el papel que
mita desnaturalizar aquello que se encuentra naturalizado, acallado juegan las nuevas tecnologías en la vida y modos de relacionamien-
e invisibilizado. to de los/as adolescentes.
La otra, dirigida a indagar la opinión de los/as estudiantes en rela-
Metodología ción a los siguientes puntos:
Para abordar la temática, a lo largo de los tres años en que se im- 1) Principales problemas de violencia que afectan a los/las jóvenes.
plementó el Proyecto, se trabajó con estudiantes de Escuelas Secun- 2) Nociones de la violencia de género que dispone el grupo
darias del Gran La Plata, bajo la modalidad de Talleres coordinados 3) Las situaciones de violencia que se dan en una pareja como un
por docentes, jóvenes graduados/as y estudiantes avanzados/as de asunto privado o no.
la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata. 4) Tipos de violencia contra la mujer conocidos por ellos/as
Se llevaron a cabo entre cuatro y cinco encuentros por Escuela, 5) Causa por las que algunos hombres ejercen violencia contra las
dependiendo de la disponibilidad de cada Institución. mujeres
La actividad comienza con la propuesta de identificar distintos tipos 6) Formas de prevención posibles de la violencia contra la mujer
de violencia, buscando luego profundizar en la violencia contra la
mujer y las relaciones que se establecen en el noviazgo, introdu- En el presente trabajo, en un primer momento, buscaremos re-
ciendo nociones tales como patriarcado, imaginario social, género, pensar la pregunta implementada para estudiar el punto 2 (“¿Qué
entre otras. es para vos la violencia de género?”), así como los resultados ob-
tenidos de la misma.
En cada encuentro, los Talleres estuvieron organizados en tres En un segundo momento, nos abocaremos a analizar la pregunta
momentos: dispuesta en el punto 4 (“¿Qué tipos de violencia contra la mujer
* Un primer momento donde se realizaba una breve exposición teó- conoces?”), buscando indagar cuáles son los tipos de violencia con-
rica, a los efectos de introducir a los estudiantes en la temática. siderados por los y las estudiantes, y cuáles quedan invisibilizados.
* Un segundo momento, donde se conformaban subgrupos co-
coordinados por una dupla de extensionistas. En cada subgrupo Desarrollo
un/a extensionista cumplía el rol de coordinador/a del pequeño gru- Re-pensando la experiencia, en búsqueda de nuevas concep-
po, mientras otro/a extensionista llevaba el registro de los emer- tualizaciones.
gentes grupales, para su re-trabajo posterior. Dichos roles podían A partir del trabajo llevado a cabo en los Talleres y el intercambio
alternarse en los sucesivos encuentros. realizado con estudiantes (en diferentes Escuelas, con estudiantes
Aquí se trabajaron diferentes consignas incorporando diversos ma- de diversas edades, contextos y realidades), y al interior del equipo
teriales, tales como publicidades, canciones, artículos periodísticos extensionista, comenzamos a cuestionarnos la categoría de “vio-
y videos, utilizándolos como disparadores para el debate, intercam- lencia de género”, dado que podíamos entrever que se trataba de
bio y trabajo grupal. una categoría que invisibilizaba la violencia contra la mujer, que
* Por último, en un tercer momento, se realizaba un plenario ge- buscábamos prevenir.
neral donde cada subgrupo explicitaba lo trabajado, propiciando De esta forma, intentaremos repensar aquí la categoría de “violen-
el intercambio entre estudiantes y extensionistas para retrabajar cia de género”, contraponiéndola a la de “violencia contra la mu-
emergentes grupales. jer”, buscando pensar qué concepto se ajusta mejor al objetivo de
nuestra propuesta de trabajo.
La estrategia implementada con los/as estudiantes promovió es-
pacios de apertura a la reflexión y problematización de la temáti- Una de las preguntas realizadas a los/as adolescentes fue: “¿Qué
ca. Es así que los Talleres se basaron en prácticas participativas y es para vos la violencia de género?”.
vivenciales, con el objeto de facilitar una adecuada asimilación e Aquí, surge como emergente el hecho de que la gran mayoría con-
interiorización de las temáticas. sideraba a la “violencia de género” como una violencia que puede
Se abordaron los temas propiciando un enfoque creativo, procu- ejercerse indistintamente del hombre a la mujer, o de la mujer hacia
rando un intercambio fluido de experiencias entre los/as asistentes el hombre.
para la identificación y análisis de conocimientos, vivencias, ideas, De los resultados obtenidos en las encuestas, pudimos notar que en
actitudes y emociones sobre los temas en cuestión. el 88% de los casos, las respuestas giraban en torno a considerar
la violencia de género como una problemática que puede darse del
Respecto a las tareas realizadas por fuera del campo de interven- hombre hacia la mujer, o viceversa.
ción, se realizaron reuniones de equipo con el objeto de debatir y Al mismo tiempo, pudimos vislumbrar que, en muchos casos, se
conceptualizar la tarea, hacer el seguimiento del trabajo y planificar acota el concepto a la violencia ejercida al interior de una pareja,
la continuidad de las acciones. desconociendo los múltiples ambientes en los cuales se ejerce la
En estos espacios, se comenzaron a investigar distintas temáti- violencia contra la mujer.
cas que nos retornaban como preguntas. Como plantea Stolkiner Para ejemplificar las respuestas dadas por los estudiantes, podría-
(2005), uno de los pasos para sistematizar los conocimientos pro- mos resaltar las siguientes:
ducidos en las prácticas es incorporar herramientas de investiga- La violencia de género es…
ción, poniendo énfasis en la producción de conocimientos[ii]. * “… la violencia entre distintos sexos. Ya sea de la mujer al hom-
Así, durante el trabajo llevado a cabo en el año 2014, decidimos in- bre o viceversa”.
corporar a los Talleres, al comienzo de la realización de los mismos, * “… la violencia ejercida de un hombre hacia una mujer o de una
encuestas donde pudiéramos indagar las ideas previas de las/os mujer hacia un hombre”.

36
* “… la violencia de una mujer a un hombre o viceversa”. mos que la invisivilización de ciertos micromachismos que circulan
* “… cuando por ejemplo una mujer le pega a un hombre o viceversa”. en nuestra sociedad, así como de ciertos mecanismos “sutiles” de
violencia, es una forma de coartar la posibilidad de la prevención.
A partir de los resultados obtenidos en las encuestas, así como las Puede afirmarse que la violencia que sufren muchas mujeres día a
verbalizaciones de los estudiantes a lo largo de los encuentros, po- día, tanto en sus hogares como en los ámbitos en los cuales desa-
dríamos pensar que la categoría “violencia de género” invisibiliza el rrollan sus actividades, no son visibilizadas hasta que llegan a un
carácter patriarcal de la violencia que sufren las mujeres por parte punto trágico, del cual nos enteramos diariamente por los medios
de los hombres. de comunicación.
En las respuestas dadas por la gran mayoría de los estudiantes, Dando un paso más allá, podríamos considerar que incluso la ex-
de ambos sexos, notamos que se confunde la relación víctima- presión “ni una menos”, con la cual la sociedad se ha manifestado
victimario, planteando la violencia como una cuestión mutua. Esta recientemente, podría aportar, si no se considera de manera amplia
situación, no solamente esconde la identidad de la verdadera re- la problemática, un tinte invisivilizador, resaltando como víctimas
ceptora de las violencias, sino que, al mismo tiempo, invisibiliza de violencia sólo a aquellas mujeres víctimas de femicidio, y dejan-
al actor de la violencia, abriendo la posibilidad que bajo el término do en la sombra a muchas mujeres que día a día padecen situacio-
“violencia de género” se ubiquen una multiplicidad de violencias nes de violencia.
dirigidas a todos los géneros posibles. Creemos esencial trabajar por una verdadera igualdad de oportu-
Siguiendo esta línea de pensamiento, Eva Giberti sostiene que: “al nidades entre hombres y mujeres, cambiando la lógica binaria de
hablar de violencia de género (…) no sólo se mantiene oculta la pensamiento, donde las jerarquías ubican a lo diferente como infe-
expresión violencia contra las mujeres que inevitablemente com- rior. Y así, poder pasar del “ni una menos” a “una más”: que cada
promete a los varones, también se los protege al impedir que la vez más mujeres puedan disfrutar de sus derechos a la igualdad, a
imagen masculina ilustre el imaginario social como sujeto al que es la no discriminación, de sus libertades, y seguridades que le perte-
preciso educar superando los cánones del patriarcado destructor” necen como seres humanos.
(Giberti, 2015)[iii].
Conclusiones
Las violencias: lo visible y lo invisible Consideramos que es esencial realizar un abordaje de la proble-
Nos propusimos plantear la pregunta ¿Qué tipos de violencia contra mática que invite a pensar, cuestionar y reflexionar acerca de la
la mujer conoces?, dado que a través de las experiencias obtenidas violencia que sufren las mujeres.
en el desarrollo de los Talleres, pudimos observar que hay muchas Creemos firmemente que ésta es una problemática socio-cultural,
modalidades y tipos de violencias que no son consideradas por los/ resultado histórico de un sistema patriarcal que sostiene la inequi-
as estudiantes. dad y la privación de derechos de las mujeres, ya sea de modo
Así, tanto en las encuestas realizadas como en lo conversado con los/ explícito o invisibilizado.
as estudiantes a lo largo de los encuentros, observamos que la gran Así, el hecho de poder comenzar a pensar desde la adolescencia,
mayoría equiparaba la violencia al maltrato físico. En un segundo lu- la violencia contra la mujer como una construcción sociohistórica,
gar se ubicaban el “maltrato psicológico” y la violencia verbal. en base a mitos y estereotipos que reproducen las estructuras pa-
Si bien los/as estudiantes nombraban al maltrato psicológico como triarcales, contribuirá a identificar ciertas formas de violencia que
un tipo de violencia que se ejerce hacia la mujer, en algunos casos muchas veces permanecen invisibilizadas, abriendo la posibilidad
les resultaba complejo identificar a qué se referían y ejemplificarlo. de un abordaje preventivo.
Pudimos notar que hay muchas modalidades de violencia, tales Por último, señalamos que el uso del concepto de “violencia de gé-
como el control, el aislamiento, los celos, la presión económica, nero”, utilizado para referirse a la violencia contra la mujer, resulta
la denigración, la indiferencia, entre otras, que no son fácilmente encubridor e invisivilizador, no sólo de los mecanismos a través de
identificadas. los cuales opera esta violencia y de las bases socioculturales en
Así, quedan invisibilizados mecanismos de violencia, que son mu- que se asienta, sino también de quiénes son las verdaderas desti-
chas veces consideradas “más sutiles”, o aún no son consideradas natarias y quiénes los que la ejercen.
en absoluto como violencia.
De esta manera, se ocultan todas aquellas “otras” microviolencias,
que se entretejen en lo cotidiano.
Durante el desarrollo de los Talleres, al abordar la problemática, se
les pidió a los/as estudiantes que llevaran algún material (artículo
periodístico, canción, poema, dibujo o lo que ellos quisieran) que
tratara el tema de la violencia hacia la mujer.
Llamó mucho nuestra atención el hecho de que prácticamente todo
el material aportado giraba en torno a noticias de femicidios, lo cual
dio el puntapié para poder pensar y debatir entre todos por qué sólo
se conocen los casos extremos.
Allí se ponía a trabajar la pregunta acerca de si estos trágicos desen-
laces que nos muestran los medios de comunicación son un hecho
aislado, o si corresponden al final de un ciclo de violencia que va
incrementándose día a día, comenzando con “pequeños” indicios.
En base a esto, podemos pensar que el hecho de que muchas mo-
dalidades de violencia no sean consideradas como tales dificulta su
posibilidad de abordaje y problematización. Del mismo modo, cree-

37
NOTAS BIBLIOGRAFÍA
[i] Ley N° 26.485 de “Protección integral para prevenir, sancionar y erradi- Bonino, L. “Micromachismos, el poder masculino en la pareja moderna”
car la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus - 1999.
relaciones interpersonales”. Butler, J. “Deshacer el género”. Editorial Paidós. España - 2012.
[ii] Stolkiner, A (2005) Interdisciplina y Salud Mental·. IX Jornadas Naciona- Butler, J. “El género en disputa. El feminismo y la subversión de la identi-
les de Salud Mental I Jornadas Provinciales de Psicología y Salud Mental dad”. Editorial Paidós. España - 2007.
Mundialización. Estrategias Posibles en la Argentina de Hoy, Posadas. Fernández, A M. “La mujer de la ilusión”. Editorial Paidós. Buenos Aires - 1993.
[iii] Giberti, Eva. Diario Página 12. Giberti, E. “Violencia ¿de género?”. Artículo del Diario Página 12 - 14 de
mayo de 2015.
Hirigoyen, M-F. “El acoso moral. El maltrato psicológico en la vida cotidia-
na”. Editorial Paidós. Buenos Aires - 2006.
Hirigoyen, M-F. “Mujeres maltratadas. Los mecanismos de la violencia en
la pareja”. Editorial Paidós. Buenos Aires - 2006.
Jalsiner, G. “Coordinando grupos. Una lógica para los pequeños grupos”.
Editorial Lugar. Buenos Aires - 2008.
Ley 26.485. Ley de protección integral a las mujeres - Ley de protección in-
tegral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres
en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales - 2009.
Organización de las Naciones Unidas. “Declaración sobre la Eliminación de
la Violencia contra la Mujer” - 1993.
Segato, R. “Las estructuras elementales de la violencia. Ensayos sobre gé-
nero entre la antropología, el psicoanálisis y los derechos humanos”.
Editorial Prometeo Libros. Buenos Aires - 2010.
Stolkiner, A. “Interdisciplina y Salud Mental”•. IX Jornadas Nacionales de
Salud Mental I Jornadas Provinciales de Psicología y Salud Mental Mun-
dialización. Estrategias Posibles en la Argentina de Hoy. Posadas - 2005.

38
PREDICTORES DE LAS INTENCIONES DE USO DEL
CONDÓN CON LA PAREJA ESTABLE CON LA TEORÍA
DE LA CONDUCTA PLANIFICADA EN ESTUDIANTES
UNIVERSITARIOS QUE NO HAN INICIADO SU VIDA
SEXUAL
Disogra, Carlos Esteban; Cosacov, Eduardo; Palma Isla, Ingrid Andrea
Secretaría de Ciencia y Tecnología, Universidad Nacional de Córdoba. Argentina

RESUMEN Introducción: Sabido es que existe una epidemia del virus de inmu-
Se presenta un testeo empírico de la capacidad predictiva de la nodeficiencia humana (HIV) en el mundo y en Argentina (LUSIDA,
teoría de la conducta planificada (TCP) de las intenciones de uso del 2005). La forma de prevención de la transmisión por vía sexual
condón con la pareja estable en estudiantes universitarios que no del virus es el uso sostenido del condón en todas las conductas
han iniciado su vida sexual. El análisis de datos consistió primero en sexuales y con todos los compañeros sexuales. El problema de la
un análisis factorial exploratorio de las variables de la TCP y luego prevención cognitivo-conductual de la transmisión sexual del virus
regresión múltiple con los 16 factores obtenidos como variables in- ha sido explicar y controlar la conducta del uso del condón. Aun-
dependientes y las intenciones de uso del condón con la pareja es- que originariamente formulada para explicar un espectro amplio
table como dependiente. Cinco factores resultaron predictores del de la conducta social, una de las teorías que se ha mostrado más
uso del condón. El modelo de regresión múltiple resultó significativo capaz de predecir el uso del condón (Sheeran, Abraham, & Orbell,
(R = 0,37, F(16, 314) = 2,91, p < 0,001 y R2 = 0,14). Se discuten 1999) es la teoría de la acción razonada de Fishbein, Middlestadt, &
las implicaciones de los resultados para la prevención del virus de Hitchcock (1994) y su descendiente directo, la teoría de la conducta
inmunodeficiencia humana (HIV). planificada de Ajzen (1991).
Teoría de la acción razonada: La teoría de la acción razonada pos-
Palabras clave tula que una conducta social específica es una función de las in-
Teoría de la conducta planificada, Uso del condón, Prevención de tenciones conductuales y éstas son a su vez una función de: 1) las
HIV, Estudiantes universitarios actitudes conductuales (actitudes del sujeto hacia el desempeño de
esa conducta) y de 2) las normas subjetivas (normas sociales per-
ABSTRACT cibidas por el sujeto en sus referentes, es decir, ciertos individuos
PREDICTORS OF CONDOM USE INTENTIONS WITH THE MAIN y/o grupos, respecto a la prescripción de ellos al sujeto sobre el
PARTNER WITH THE THEORY OF PLANNED BEHAVIOR IN COLLEGE desempeño o no de esa conducta). Todas las variables que afectan
STUDENTS THAT HAVE NOT INITIATED THEIR SEXUAL LIVES tanto las actitudes conductuales como las normas subjetivas com-
An empirical test of the theory of planned behavior (TPB) regarding ponen la llamada estructura cognitiva que subyace a una conducta
condom use intentions prediction with the main partner in college específica. Para algunas conductas específicas pueden tener más
students that have not initiated their sexual lives is presented. An peso las actitudes conductuales y para otras las normas subjetivas,
exploratory factor analysis of the variables of the theory of plan- incluso el peso relativo de una u otra puede cambiar de una pobla-
ned behavior was used first, and then a multiple regression with ción a otra para la misma conducta específica.
the 16 factors obtained as the independent variables and condom Las actitudes conductuales hacia el desempeño de una conducta
use intentions with the main partner as the dependent. Five factors son una función de: 1) la creencia del sujeto de que esa conducta
predicting condom use were found. Multiple regression model was tendrá ciertos efectos (costos y/o beneficios) y 2) la propia eva-
significative (R = 0,37, F(16, 314) = 2,91, p < 0,001 y R2 = 0,14). luación del sujeto de esos efectos (positivas y/o negativas). Las
Implications of findings for human immunodeficiency virus (HIV) normas subjetivas hacia el desempeño de una conducta son una
prevention are discussed. función de: 1) la creencia del sujeto sobre la prescripción de ciertos
referentes (individuos y/o grupos) sobre si debería o no ejecutar la
Key words conducta y 2) la motivación del sujeto para cumplir con la prescrip-
Theory of planned behavior, Condom use, HIV prevention, College ción de esos referentes.
students La teoría de la conducta planificada coincide con la anterior sólo
que incorpora una variable explicativa más de la conducta en cues-
tión, el control conductual percibido, que es definida como “la facili-
dad o dificultad percibidas para ejecutar la conducta” (Ajzen, 2002,
p. 1). Las teorías de la acción razonada y de la conducta planificada
cuentan con una formulación algebraica (Fishbein, Middlestadt, &
Hitchcock, 1994, pp. 66-68).
Objetivo: El objetivo del presente trabajo es testear empíricamente

39
la teoría de la conducta planificada en su capacidad predictiva de con rotación VARIMAX de los factores. Los datos perdidos fueron
las intenciones de uso del condón para prevenir el HIV con la pareja reemplazados por la media. El número de sujetos que ingresó al
estable en una muestra de estudiantes universitarios que no han análisis factorial resultó n = 314 y la medida de adecuación mues-
iniciado su vida sexual en Córdoba, Argentina. tral de Kaiser-Meyer-Olkin resultó, KMO = 0,86. Con el criterio de
Muestra. Para formar la muestra, estudiantes universitarios de los raíz latente se obtuvieron 16 factores con valor propio mayor que
cursos introductorios a la Psicología de la Facultad de Psicología 1, que acumularon un 74,1% de la varianza. Los factores fueron
de la Universidad Nacional de Córdoba fueron invitados en los años nombrados en función de las variables de la teoría de la conduc-
2005 a 2014 a participar de una investigación sobre prevención de ta planificada, cuando así fue posible su interpretación. Los alfas
HIV y n = 2162 personas asistieron a las sesiones de recolección de de Cronbach de los factores que resultaron predictores del uso del
datos, de los cuales n = 314 (14,5%) no han iniciado su vida sexual condón estuvieron en el rango de 0,96 a 0,86 y los de los que no,
y constituyen la muestra de este trabajo. La muestra tuvo una me- entre 0,95 y 0,71. Mediante una regresión múltiple con los 16 fac-
dia de edad de 19,04 años, desviación estándar 2,2, el 12,5% fue tores introducidos (n = 314), 5 de ellos resultaron predictores signi-
del sexo masculino, el 97,5% se autoreportó heterosexual. ficativos de la intención de uso del condón en el sexo con la pareja
Medición de las variables: La variable dependiente es la intención estable en estudiantes universitarios que no han iniciado su vida
del uso del condón para el sexo con la pareja estable. Se la midió sexual. Los 5 factores predictores fueron numerados, sus nombres,
con un solo item: -¿En el futuro, qué intenciones tenés de usar un coeficientes beta estandarizados y significación de los mismos son:
condón, cuando tengas sexo con alguien con quien vos estás de 1) Creencia del sujeto de que su referente j piensa que él debería
novio/a. Las opciones de respuesta fueron del tipo Likert de 7 pun- emitir la conducta de uso del condón para prevenir el HIV (B = 0,11,
tos, desde “Nunca” hasta “Siempre”. p< 0,05), 4) Evaluación de las consecuencias sexuales negativas
Las variables independientes medidas son 7. 1) creencia del sujeto del uso del condón (B = 0,11, p < 0,07), 6) Control conductual per-
de que su referente j piensa que él debería (o no) emitir la conducta cibido de la conducta de uso del condón (B = 0,15, p < 0,01), 8)
de uso del condón en el sexo vaginal con la pareja estable, items 31 Consecuencia negativas del uso del condón de celos y enojo de la
a 45 (el cuestionario en versión digital está disponible a través del pareja (B = -0,11, p < 0,07) y 10) Evaluación de las consecuencias
primer autor a pedido, carlosdisogra@hotmail.com). 2) motivación positivas del uso del condón en la prevención del SIDA, embarazo
del sujeto para cumplir con la prescripción del referente j, items 46 y ETS (B = 0,12, p < 0,04). El incremento de los factores 1, 4, 6, 8
a 60. 3) creencia del sujeto de que el desempeño de la conducta y 10 aumenta las intenciones de uso del condón en el sexo con la
de uso del condón en el sexo vaginal con la pareja estable tendrá pareja estable en estudiantes universitarios que no han iniciado su
la consecuencia positiva i, items 69-76. 4) creencia del sujeto de vida sexual. Los resultados del modelo de la regresión múltiple son
que el desempeño de la conducta de uso del condón en el sexo va- (R = 0,37, F(16, 314) = 2,91, p < 0,001 y R2 = 0,14). Se obtuvo un
ginal con la pareja estable tendrá la consecuencia negativa i, items modelo significativo. Los factores que no pudieron predecir la in-
105-116. 5) evaluación del sujeto de la consecuencia positiva i de tención de uso del condón con la pareja estable en estudiantes uni-
la conducta de uso del condón en el sexo vaginal con la pareja es- versitarios que no han iniciado su vida sexual fueron numerados y
table, items 141-148. 6) evaluación del sujeto de la consecuencia llamados: 2) Motivación del sujeto para cumplir con la prescripción
negativa i de la conducta de uso del condón en el sexo vaginal con del referente j, 3) Consecuencias positivas de tranquilidad y preven-
la pareja estable, items 149-160. 7) control conductual percibido de ción, 5) Creencias sobre consecuencias sexuales negativas del uso
la conducta de uso del condón, items 1-9. del condón, 7) Evaluación de la consecuencia positiva tranquilidad,
La medición de las 7 variables se efectuó con items traducidos y/o 9) Evaluación de las consecuencia negativas del uso del condón de
modificados, ya utilizados por los teóricos de la acción razonada celos y enojo de la pareja, 11) El uso del condón va en contra de las
y la conducta planificada y aplicadas al uso del condón (Fishbein, creencias religiosas, 12) Creencia del sujeto de que su referentes
Middlestadt, & Hitchcock, 1994; Albarracín, Johnson, Fishbein, amantes, ex-amantes y ex-parejas piensan que él debería emitir la
Muellerleile, 2001), algunos de los items sobre las creencias de conducta de uso del condón para prevenir el HIV, 13) Evaluación de
consecuencias se tomaron de la Escala de Actitudes hacia el Con- ir en contra de las creencias religiosas, 14) Motivación del sujeto
dón de Sacco, Levine, Reed, & Thompson (1991) y algunos de items para cumplir con la prescripción de amantes y ex-amantes y dos
que evalúan el control conductual percibido se tomaron de Longs- factores más muy pequeños de difícil interpretación.
hore, Hsieh, & Anglin (1992). Al sujeto se le pidió que indique su gra- Discusión: La teoría de la conducta planifica es capaz de explicar
do de acuerdo con una escala Likert de 7 puntos desde “Totalmente parcialmente la intención de uso del condón con la pareja estable
de acuerdo” hasta “Totalmente de desacuerdo”. en estudiantes universitarios que no han iniciado su vida sexual. El
Aspectos éticos: La participación en la investigación fue voluntaria incremento de los factores, 1) Creencia del sujeto de que su refe-
y anónima y se presentó a los sujetos el consentimiento informado rente j piensa que él debería emitir la conducta de uso del condón
por escrito. Se agradeció a los sujetos por su participación. Se pro- para prevenir el HIV, 4) Evaluación de las consecuencias sexuales
veyó a los sujetos de una dirección de correo electrónico para for- negativas del uso del condón, 6) Control conductual percibido de
mular preguntas y obtener respuestas después de su participación. la conducta de uso del condón, 8) Consecuencia negativas del uso
Análisis de datos y resultados: Utilizando el programa SPSS 18.0, del condón de celos y enojo de la pareja y 10) Evaluación de las
se practicó un análisis de los datos que consistió primero en un consecuencias positivas del uso del condón en la prevención del
análisis factorial exploratorio de los items que evalúan las 7 varia- SIDA, embarazo y ETS, predice mayores intenciones de uso del
bles propuestas por la teoría de la conducta planificada y luego una condón con la pareja estable en estudiantes universitarios que no
regresión múltiple para evaluar si los factores resultantes tienen han iniciado su vida sexual. Un hallazgo contrario a la hipótesis es
capacidad predictiva de la intención de uso del condón en el sexo que la mayor evaluación de las consecuencias sexuales negativas
con la pareja estable en los estudiantes universitarios que no han del uso del condón, está asociada a mayores intenciones de uso del
iniciado su vida sexual. El análisis factorial exploratorio se realizó condón. El modelo debería incluir otros constructos que lo mejoren.
con el procedimiento de extracción de componentes principales El análisis de datos que previamente factoriza los ítems de las 7

40
variables de la teoría de la conducta planificada resulta compatible 8. Glasman, L. R., & Albarracín, D. (2003). Models of health-related beha-
con la nueva tendencia de encontrar predictores más precisos que vior: A study of condom use in two cities of Argentina. AIDS & Behavior,
los grandes constructos de normas subjetivas y actitudes conduc- 7(2), 183-193.
tuales, para informar mejor sobre qué variables específicamente 9. Kamb, M. L., Fishbein, M., Douglas, J. M. Jr, Rhodes, F., Rogers, J., Bolan,
deberían ser el objetivo a modificar en intervenciones HIV preventi- G., Zenilman, J., Hoxworth, T., Malotte, C. K., Iatesta, M., Kent, C., Lentz,
vas que intenten aumentar el uso del condón (von Haeften, Fishbein, A., Graziano, S., Byers, R. H., Peterman, T. A., & the Project RESPECT Stu-
Kasprzyk, & Montano, 2001; von Haeften, & Kenski, 2001, p. 172). dy Group. (1998). Efficacy of risk-reduction counseling to prevent human
Ya existe un tratamiento diseñado y evaluado experimentalmente immunodeficiency virus and sexually transmitted diseases: A randomized
en forma satisfactoria en Estados Unidos de América inspirado en la controlled trial. Journal of the American Medical Association, 280(13),
teoría de la conducta planifica para incrementar el uso del condón 1161-1167.
(Kamb, Fishbein, Douglas, Rhodes, Rogers, et al, 1998) que bien 10. Longshore, D., Hsieh, S. C., & Anglin, M. D. (1992). AIDS knowledge and
podría evaluarse en Argentina también, teniendo en cuenta que no attitudes among injection drug users: The issue of reliability. AIDS Educa-
sólo el presente trabajo apoya la capacidad predictiva del uso del tion and Prevention, 4(1), 29-40.
condón de la teoría de la conducta planificada en una muestra de la 11. LUSIDA (Programa Nacional de Lucha contra los Retrovirus del Huma-
población argentina, sino que otros trabajos también lo hacen: con no, SIDA y ETS, 2005). Boletín sobre el VIH/SIDA en la Argentina. Año X,
consultantes a dos hospitales de la Provincia de Buenos Aires (Glas- Número 24, Diciembre de 2005. Ministerio de Salud de la Nación, Repú-
man, & Albarracín, 2003), con estudiantes universitarios femeninos blica Argentina.
de Córdoba (Disogra, Bertotti, & Cosacov, 2008), con estudiantes 12. Sacco, W. P., Levine, B., Reed, D., & Thompson, K. (1991). Attitudes
universitarios masculinos de Córdoba (Disogra, 2011) y con traba- about condom use as an AIDS-relevant behavior: Their factor structure and
jadores sexuales masculinos de Argentina (Disogra, 2013). En par- relation to condom use. Psychological Assessment, 3, 265-272.
ticular, este trabajo muestra que la teoría de la conducta planificada 13. Sheeran, P., Abraham, C., & Orbell, S. (1999). Psychosocial correlates of
podría ser usada con una población que ha sido señalada una y otra heterosexual condom use: A meta-analysis. Psychological Bulletin, 125(1),
vez como necesitada de intervenciones HIV preventivas tempranas, 90-132.
antes mismo de su inicio en la vida sexual. 14. von Haeften, I., Fishbein, M., Kasprzyk, D., & Montano, D. (2001).
Analyzing data to obtain information to design targeted interventions.
Psychology, Health & Medicine, 6(2), 151-164.
BIBLIOGRAFÍA 15. von Haeften, I., & Kenski, K. (2001). Multi-partnered heterosexuals’ con-
1. Ajzen, I. (1991). The theory of planned behavior. Organizational Behavior dom use for vaginal sex with their main partner as a function of attitude,
and Human Decision Processes, 50, 179-211. subjective norm, partner norm, perceived behavioural control and weighted
2. Ajzen, I. (2002). Perceived behavioral control, self-efficacy, locus of con- control beliefs. Psychology, Health & Medicine, 6(2), 167-177.
trol, and the theory of planned behavior. Journal of Applied Social Psycho-
logy, 32, 1-20.
3. Albarracín, D., Johnson, B. T., Fishbein, M., & Muellerleile, P. A. (2001).
Theories of reasoned action and planned behavior as models of condom
use: A meta-analysis. Psychological Bulletin, 127(1), 142-161.
4. Disogra, C. E. (2011). Predictores del uso del condón en el sexo vagi-
nal con la teoría de la conducta planificada en estudiantes universitarios
masculinos (pp. 81-84). En el tomo Psicología de la Salud, Epidemiología y
Prevención de las Memorias del III Congreso Internacional de Investigación
y Práctica Profesional en Psicología, XVIII Jornadas de Investigación y VII
Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR, Buenos Aires:
Universidad de Buenos Aires.
5. Disogra, C. E. (2013). Modelo de uso del condón en trabajadores sexuales
masculinos de Argentina (pp. 60-63). En el tomo 2 Psicología de la Salud,
Epidemiología y Prevención de las Memorias del V Congreso Internacional
de Investigación y Práctica Profesional en Psicología, XX Jornadas de In-
vestigación y IX Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR,
Buenos Aires: Universidad de Buenos Aires.
6. Disogra, C. E., Bertotti, G. H., & Cosacov, N. E. (2008). Predictores del
uso del condón en el sexo vaginal con la teoría de la conducta planificada
en estudiantes universitarios femeninos (pp. 221-223). En el tomo II de
las Memorias de las XV Jornadas de Investigación y Cuarto Encuentro de
Investigadores en Psicología del MERCOSUR, Buenos Aires: Universidad de
Buenos Aires
7. Fishbein, M., Middlestadt, S. E., & Hitchcock, P. J. (1994). Using informa-
tion to change sexually transmitted diseases-related behaviors: An analysis
based on the theory of reasoned action. In R. J. DiClemente, & J. L. Peterson
(Comp.), Preventing AIDS: Theories and Methods of Behavioral Interven-
tions (pp. 61-78). New York, NY: Plenum Press.

41
CREENCIAS Y ACTITUDES DE LOS PROFESIONALES
DE LA ATENCIÓN PRIMARIA DE LA SALUD FRENTE
A LOS USUARIOS DE DROGAS LÍCITAS E ILÍCITAS
Duffy, Debora Natalia Coralina; Sceppacuercia, Lucía María; De Lellis, Carlos Martín
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina
RESUMEN Key words
La presente investigación exploratoria-descriptiva tuvo como ob- Beliefs Attitudes, Primary Health Care Professionals, Alcohol and
jetivo indagar acerca de creencias de profesionales que trabajan drug users
en Centros de Atención Primaria y Promoción de la Salud (CAPS)
del Partido de San Isidro sobre usuarios que consumen alcohol en
exceso y otras drogas. Se utilizó el instrumento “Drug and Drug Antecedentes
Problems Perceptions Questionnaire” (DDPPQ) (Watson, 2006) es- El uso nocivo de bebidas alcohólicas y el consumo de otras sustan-
cala Likert de 20 ítems para identificar opiniones y creencias de cias psicoactivas, constituye un grave problema social y de salud
profesionales referidas al trabajo con usuarios de drogas legales pública en el mundo y en nuestro país en particular, con importan-
e ilegales. La información obtenida en 5 ítems de los cuestionarios tes consecuencias negativas que trascienden el ámbito de la salud
administrados a 50 profesionales fue relacionada con la recabada individual y repercuten en la familia y la comunidad. Dicha proble-
en entrevistas en profundidad semi-estructuradas realizadas a los mática no sólo ocasiona daños a la salud y pérdida de vidas, sino
mismos. Los resultados muestran que en su mayoría los profesio- también morbilidad asociada, discapacidad, detrimento de la cali-
nales conciben la problemática del consumo de alcohol y otras sus- dad de vida y enormes gastos para el sistema de salud. La dinámica
tancias desde una perspectiva salubrista e integral y no demues- y efectos que este problema tiene, es que no solo daña a quien
tran menor respeto por ella que por otras problemáticas de salud. consume sino que genera daño a otras personas, inclusive ajenas
La incomodidad en el trabajo con consumidores se relaciona con a los entornos habituales de estos consumidores. Asimismo, está
escasa formación y capacitación de los profesionales con respecto considerado el principal factor de riesgo en la Región de las Amé-
a la temática y no con creencias sobre la misma. Sin embargo, los ricas, por lo que resulta una de las prioridades en Salud Pública.
profesionales expresaron satisfacción en el trabajo con usuarios de El consumo de bebidas alcohólicas en América Latina es una cons-
alcohol y otras drogas, a pesar de no poseer suficiente formación ni tante preocupación para los especialistas y las autoridades. Datos
contar con recursos de intervención necesarios. estadísticos ponen de manifiesto cambios preocupantes en los há-
bitos de los adolescentes en cuanto al consumo de bebidas alcohó-
Palabras clave licas. Cabe destacar que en Latinoamérica, se ha señalado que son
Creencias Actitudes, Profesionales Atención Primaria de Salud, las sustancias legales las que se consumen más tempranamente,
Usuarios de Alcohol y otras drogas con un inicio aproximado entre los 10 y 14 años (Arrom, Ruoti y
Adorno, 1998; Chávez y Andrade, 2005). El uso de bebidas alcohó-
ABSTRACT licas es ante todo un comportamiento social, que resulta de fuerzas
BELIEFS AND ATTITUDES OF PRIMARY HEALTH CARE PROFESSIONALS ligadas con la exposición a situaciones sociales y a la vulnerabilidad
REGARDING USERS OF LEGAL AND ILLEGAL DRUGS de personas y grupos frente a las mismas.
The main goal of this exploratory descriptive research is to look Algunos de los siguientes datos regionales nos alertan sobre la
into the beliefs of professionals, who work in Primary Care Cen- magnitud y relevancia de esta problemática. De acuerdo a esti-
ters and in Promoción de la Salud (CAPS) [Health Promotion] in maciones, en el año 2002 el 5,4% de todas las muertes en las
San Isidro, towards excessive alcohol and drug users. The “Drug Américas fueron atribuibles al uso nocivo de bebidas alcohólicas,
and Drug Problems Perceptions Questionnaire” (DDPPQ) (Watson, en comparación con la cifra mundial del 3,7%, es decir 68% más
2006), which is a 20 item Likert type scale, was used to identi- que el promedio mundial (Rehm et al. 2006). También en dicho
fy professional’s opinions and beliefs towards working with legal año causó casi el 10% de todos los años de vida ajustados a la
and illegal drug users. The information obtained in 5 items of the discapacidad (AVAD) perdidos en la Región en comparación con la
questionnaire, which was given to 50 professionals, was associated cifra global de 4,4% (Rehm, 2006). Además, dicha problemática se
with the information obtained in a deep semi-structured interview encuentra relacionada con más de 60 condiciones malas de salud
also carried out on the same professionals. Main results show that (Rehm y Monteiro 2005). Asimismo, entre el 20 y 50% de las fatali-
most professionals conceive the alcohol and drug abuse issue from dades por accidente de tránsito en la región están relacionados con
a public health perspective and they don’t consider it less impor- el uso nocivo de bebidas alcohólicas (OMS 2004).
tant than other health problematics. It was discovered that the dis- Conjuntamente, según el Segundo Estudio Nacional sobre la rela-
comfort, when working with alcohol and drug users, was due to ción entre el uso indebido de drogas y la Consulta de Emergencia
lack of education and training and not to the professional’s beliefs. realizado en el año 2005 en los Hospitales Públicos de las ciuda-
Nevertheless, professionals show satisfaction when working with des capitales de la Argentina, se extrajeron como resultados los
alcohol and drug users, despite not having enough training or the siguientes datos: el 8,8% de las consultas efectuadas en el país se
necessary intervention resources. relacionan con el consumo de sustancias psicoactivas, siendo la

42
presencia del alcohol en las consultas relacionadas al consumo de a las funciones evaluativas. Dicho de otro modo, los valores pue-
drogas del 80,5%. Durante el año 2005, el Ministerio de Salud de den ser definidos como creencias prescriptivas duraderas sobre la
la Nación y el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) preferencia de una forma de existencia o de conducta concreta en
implementaron una encuesta a nivel nacional y, de acuerdo a los detrimento de otros modos de comportamiento y estados finales.
datos procesados se obtuvieron las siguientes conclusiones: se es- En este sentido los valores se convierten en elementos centrales
tima que en la Argentina, el 37% de los accidentes de tránsito y el que sirven al self para mantener, siempre que sea necesario, la
47% de los homicidios y agresiones son atribuibles al uso indebido autoestima de cada persona y para hacerla crecer cuando sea posi-
de bebidas alcohólicas. ble. Una característica especialmente relevante de los valores viene
El uso del alcohol y otras drogas han estado presentes desde los dada por su estabilidad, no total, pero si bastante duradera. Los
principios de la humanidad, sin embargo las creencias en relación valores están profundamente arraigados y pueden ser difíciles de
al consumo han variado a través de la historia (Masur, 1977; Nieves, cambiar; ellos guían y ayudan a evaluar el comportamiento.
2004; Fiore, 2006). Sabido es que, por una serie de constataciones La teoría explicitada por Rokeach está asociada, además, al con-
históricas y etnográficas, las distintas sociedades han conocido y cepto de estigma. La idea del estigma como concepto social prime-
utilizado para diversos fines, individuales o colectivos y desde sus ro fue elaborada y puesta en práctica por el sociólogo Erving Goff-
más tempranas épocas, disímiles productos a fin de alterar sus man (1963). Desde entonces, investigadores y cientistas sociales y
estados de ánimo: para estimularse, sedarse, para alcanzar fines de la salud pública se han esforzado por comprender mejor por qué
religiosos, políticos o culturales. Estos productos son los que hemos las personas con ciertas condiciones, características, identidades
unificado bajo el concepto de sustancia psicoactiva o droga que o comportamientos están “marcadas” o son percibidas como di-
según la definición clásica de la OMS es: toda sustancia natural ferentes. También han investigado el impacto que tal catalogación
o sintética que introducida al organismo vivo de cualquier forma, tiene en la salud y en la vida de las personas. Como señala Das
puede modificar una o más funciones de éste. (2001), tales condiciones, características o comportamientos mar-
Comprender el concepto de creencia es de gran importancia para los can simbólicamente al sujeto portador (del estigma) como cultural
estudios de comportamientos en nuestra sociedad, pues siguiendo a o socialmente inaceptable o inferior. Por tanto, la calificación sim-
Kruger (1995), la creencia es el componente cognitivo de las actitu- bólica establece la base para la exclusión y la discriminación a nivel
des (éstas también poseen componentes afectivos y comportamen- individual o social. Link y Phelan (2006) reconocen la importancia
tales). El componente cognoscitivo está formado por las creencias e de las relaciones sociales y proponen una serie de elementos in-
ideas de un individuo sobre un objeto social. Los “estereotipos” que terrelacionados que producen y mantienen el estigma. El estigma
desarrollamos y mantenemos sobre infinidad de estos objetos son su y la discriminación prosperan cuando las diferencias de poder a
manifestación más clara y representativa, ya que representan nues- nivel social, económico y político entre personas estigmatizadoras
tras creencias sobre los objetos y las ideas que éstos nos sugieren y aquéllas que son estigmatizadas son utilizadas opresivamente
sin un conocimiento real de ellos. En efecto, nuestras creencias están para dividir y excluir a determinados grupos sociales. Los valores
cargadas de irracionalidad transmitida a lo largo de la cultura y de las que sostienen los sujetos y que guían lo que piensan ilustran la
instituciones familiares y sociales. La creencia, aunque está construi- importancia de los valores en el proceso de crear o mitigar el estig-
da socialmente, no se manifiesta de la misma manera en todos los ma. Actuar de manera contraria a los valores de la sociedad puede
sectores de la sociedad, produciendo así un resultado sociocultural resultar en catalogación, estereotipos o, en última instancia, exclu-
diverso y movilizando a las personas y los grupos de acuerdo con sión y discriminación.
distintos tipos de intereses, tales como los afectivo-emocionales o los En la actualidad, el consumo excesivo de alcohol y otras drogas
económicos, culturales y políticos, entre otros. genera estigma (Room, 2006; Palma, 2006); y es por ello que, los
Uno de los enfoques psicológicos que más productivo se ha mostra- valores, las creencias y actitudes de los profesionales de la salud,
do a la hora de afrontar el estudio de los valores, entendidos éstos atravesados por diversos discursos estigmatizantes, impactan con-
como el criterio en base al cual actúan las personas, es sin duda el dicionando su desempeño profesional e incidiendo directamente
propuesto por Milton Rokeach (1973), que define el concepto de va- en sus prácticas. Actualmente, una pregunta que subyace a este
lor como aquellas “creencias” que poseemos las personas acerca tema es: ¿por qué la gran mayoría de los profesionales de salud,
de estados finales y/o conductas deseables y que, por tanto, tras- en muchos casos siendo capacitados y conociendo la legislación
cienden las situaciones concretas guiando la selección y evaluación vigente, no implementan estrategias de promoción de la salud ni de
de las mismas y los comportamientos consecuentes (Schwartz y prevención temprana frente al consumo de alcohol y otras drogas?
Bilsky, 1987). Asimismo, postula que los valores se ordenan jerár- Algunas respuestas pueden encontrarse en la estructuración de los
quicamente según su importancia relativa para el sujeto, lo que servicios de salud, pero no todas. Existe una resistencia profesional
da lugar a diferentes orientaciones axiológicas: moral, personal y a incorporar tales prescripciones. Diversos estudios han señalado
social (Allen, 1994). Rokeach (1973, 1979, 1980) ha descripto que dichas resistencias junto a una posición estigmatizante de parte
las actitudes se organizan en forma relativamente permanente y la del profesional de la salud en lo referente al usuario de alcohol y
diferencia con el valor es que éste es una creencia única, mientras drogas (Aira, 2003; Kloss, 2003; Fortney, 2004; Kauhanen, 2006;
que la actitud se refiere a la organización de varias creencias exis- Saitz, 2002). Las creencias acerca de los usuarios de drogas psi-
tenciales y causales que predispone a responder preferentemente coactivas tienen efectos en las relaciones de los trabajadores de la
de una determinada manera ante a un mismo objeto social o situa- salud con ellos, más allá de la formación académica específica que
ción, discriminando a toda persona que se percibe como disonante éstos tengan acerca del tema del uso de drogas. Las imágenes,
con esa actitud. De acuerdo a esta definición, para este autor los estereotipos y prácticas que forman parte de esos saberes de la
valores adquieren un significado especial en la medida que poseen vida cotidiana tienen efectos en los vínculos y en los procesos de
carácter prescriptivo para la conducta de las personas. Por tanto, salud-enfermedad-atención.
los valores, en cuanto creencias, son elementos pertenecientes al Los trabajadores de atención primaria de la salud son los responsa-
ámbito del conocimiento del sujeto y están estrechamente ligados bles de identificar e intervenir cuando se presentan pacientes cuyo

43
consumo de alcohol u otras drogas es peligroso o perjudicial para primera etapa de realización de entrevistas en profundidad semi-
su salud. La identificación e intervención breve ante el consumo de estructuradas a todos los profesionales involucrados. Luego, en una
alcohol y el uso de drogas en ámbitos de atención primaria brinda segunda etapa se procedió con el ajuste del instrumento del inglés
la oportunidad de asesorar a los pacientes sobre el consumo de al castellano y la realización de una prueba piloto para administrar
riesgo, tanto con respecto al consumo perjudicial de alcohol como a posteriori los 50 cuestionarios.
de otras drogas. Toda información acerca de cantidad y frecuencia Asimismo, la información fue analizada mediante el programa
de consumo ayuda a diagnosticar la condición actual del paciente y SPSS, teniendo en cuenta los ítems 16 a 20: 16) En general, tengo
alerta a los profesionales en cuanto a la necesidad de ofrecer aten- menos respeto por los consumidores de drogas que por la mayoría
ción a aquellos pacientes cuyo consumo podría afectar de forma de los otros pacientes o clientes con los que trabajo, 17) Suelo sen-
negativa su calidad de vida y la de aquellos que los rodean. tirme incómodo al trabajar con consumidores, 18) En general, uno
Sin embargo, los profesionales de atención primaria de la salud en- puede tener satisfacción al trabajar con consumidores, 19) En ge-
cuentran muchas veces difícil identificar y orientar a los pacientes neral, es gratificante trabajar con consumidores de drogas, 20) En
en lo que respecta al uso de alcohol y drogas. Entre las razones más general, siento que puedo entender a los consumidores de drogas.
frecuentemente citadas constan la falta de tiempo, la formación Dichos ítems fueron elegidos a los fines de la presente investiga-
inadecuada, el temor a generar resistencia por parte del paciente, ción, por resultar ser los más representativos para analizar las acti-
la incompatibilidad percibida entre las intervenciones breves en al- tudes y opiniones de los profesionales en relación con los usuarios
cohol y otras drogas y la atención primaria y, por último, pero no por de alcohol y otras drogas, los mismos pertenecen a las categorías
ello de menor importancia, las propias creencias y actitudes de los que los autores denominaron “motivación para trabajar con consu-
profesionales de la salud. Por consiguiente, la comprensión de es- midores”, “autoestima profesional al trabajar con consumidores” y
tas problemáticas podrá generar importantes conocimientos para la “expectativas de satisfacción al trabajar con consumidores”.
formulación de propuestas de salud viables y aplicables, tendientes
a mejorar la práctica de los profesionales frente al consumo de Resultados
alcohol y otras drogas de los usuarios de los centros de salud. En relación a la afirmación n° 16, “en general, tengo menos respeto
por los consumidores de drogas que por la mayoría de los otros
Objetivo general pacientes o clientes con los que trabajo”, el 41,7% de los profesio-
Indagar las creencias de los profesionales que trabajan en Centros nales estuvieron altamente en desacuerdo con la misma y el 40%
de Atención Primaria y Promoción de la Salud (CAPS) del Partido de en desacuerdo, lo cual indica que en su mayoría los profesionales
San Isidro sobre los usuarios que consumen alcohol en exceso y no demuestran menor respeto por esta problemática. Esto fue rati-
otras drogas. ficado mediante la información obtenida a través de las entrevistas
que reflejan que el problema del consumo de alcohol y otras drogas
Objetivos específicos es concebido desde una perspectiva salubrista, es decir, desde la
1. Identificar creencias de los profesionales de la salud acerca del complejidad, incluyendo determinantes macro estructurales como,
consumo excesivo de alcohol y otras drogas a partir del instrumen- por ejemplo, la política y la condición social y determinantes de
to “Drug and Drug Problems Perceptions Questionnaire” (DDPPQ) carácter micro estructural, como conductas y estilos de vida.
(Watson, 2006). Con respecto a la afirmación n°17, “suelo sentirme incómodo al
2. Relacionar la información obtenida en los cuestionarios con trabajar con consumidores”, el 41% de los profesionales estuvo
la recabada en las entrevistas en profundidad realizadas a los altamente en desacuerdo o en desacuerdo mientras que el 30%
profesionales. acordaron sentirse incómodos, y un 29% respondió a la categoría
“dudoso”. La incomodidad en el trabajo con consumidores no esta-
Metodología ría asociada a creencias y concepciones simplistas con respecto a
Participantes la problemática sino a la formación y capacitación de los profesio-
El presente estudio se llevó a cabo con una muestra de 50 profe- nales, a la práctica profesional y recursos de intervención. En todas
sionales, los cuales fueron seleccionados al azar en cada uno de las entrevistas se mencionó el hecho de la falta de formación en las
los cinco centros de salud de zona norte de la Provincia de Buenos distintas universidades y carreras. Algunos profesionales hicieron
Aires en donde se administró el cuestionario. Hubo una participa- referencia a que, de adquirir experiencia, esta se logra solo en los
ción equitativa entre las diversas profesiones (medicina, psicología, lugares de trabajo con la atención de cada caso pero no formal-
enfermería y trabajo social). El criterio de selección de los centros mente, es decir, como se enunció anteriormente, ni en la forma-
de salud fue su accesibilidad. ción de grado o posgrado ni en los Centros de Salud u Hospitales.
Instrumentos Además, se manifestó que en los Centros de Salud no cuentan con
Se utilizó el instrumento “Drug and Drug Problems Perceptions protocolos de intervención, esto incluye tanto a los dispositivos de
Questionnaire” (DDPPQ) (Watson, 2006), escala tipo Likert de 20 derivación y seguimiento. De acuerdo a los entrevistados, tampoco
ítems que indaga las actitudes y opiniones de los profesionales en se trabaja desde la Promoción de la Salud ni desde la Prevención
lo referente al trabajo con el usuario de drogas, permitidas o ilícitas; Primaria o Secundaria sino que se interviene para tratar los sínto-
este instrumento se ha validado internacionalmente, y a los fines mas derivados de la problemática ya instalada.
de esta investigación se ha traducido al castellano. Luego se reali- Al analizar la afirmación n° 18: “en general, es gratificante trabajar
zó una prueba piloto aplicada a 50 profesionales para ajustarlo en con consumidores de drogas”, el 43% de los profesionales entre-
cuanto a la coherencia lógica y desde los puntos de vista semántico vistados se mostró altamente de acuerdo o de acuerdo, lo cual indi-
y sintáctico. ca que, a pesar de no poseer la suficiente formación en sus respec-
Diseño tivas carreras, ni tampoco contar con los recursos necesarios para
La presente fue una investigación exploratoria-descriptiva que se realizar intervenciones y seguimientos, los profesionales expresan
desarrolló desde una perspectiva cualitativa, la cual contó con una satisfacción en el trabajo con usuarios de alcohol y otras drogas.

44
Por otro lado, el 13% estuvo en desacuerdo con la afirmación y el Dirección de Salud Mental y Adiciones (2011): Normativa Nacional en po-
37% eligió la categoría “dudoso”. En este sentido, la insatisfacción líticas sanitarias de prevención y lucha frente al consumo excesivo de
de los profesionales en el trabajo con consumidores podría rela- alcohol. Ministerio de Salud Presidencia de la Nación.
cionarse con los escasos recursos con que cuentan a la hora de Fortney, J., Mukherjee, S., Curran, G., Fortney, S., Han, X. & Booth, B.
intervenir de manera eficaz ante esta problemática. (2004): Factors Associated With Perceived Stigma for Alcohol Use and
La afirmación n°19: “en general, es gratificante trabajar con con- Treatment among At-Risk Drinkers, the Journal of Behavioral Health
sumidores de drogas” está altamente asociada con la anterior. La Services & Research, 31, 418-429.
diferencia que podría establecerse es que la gratificación es una Goffman, Erving (1963): Stigma: Notes on the management of spoilt identi-
categoría más específica, altamente vinculada con el concepto de ty. Englewood Cliffs, N.J.: Prentice Hall.
autoestima. En este sentido, está directamente asociado el modo Heather, N. (2007): A Long-standing World Health Organization collabo-
en que cada profesional se desempeña con respecto a esta pro- rative project on early identification and brief intervention in primary
blemática y con el impacto que esto tendrá en su autoestima en health care comes to an end, Addiction, 102, 679-681.
relación al trabajo. En este sentido, los autores (Watson, Maclaren Kaner EFS, Dickinson HO, Pienaar E, Campbell F, Schlesinger C, Heather
y Kerr, 2006) remiten que los conceptos de autoestima en relación N, Saunders J, Burnand B. (2007): Effectiveness of brief interventions
con el trabajo, y la satisfacción laboral están claramente asociados in primary care populations (Review), The Cochrane Library - The Co-
con el hecho de sentirse competente en el trabajo particular con chrane Collaboration.
estos grupos. Kloss, J.D., Lisman, S.A. (2003): Clinician Attributions and Desease Model
Con respecto a la afirmación n°20: “en general, siento que puedo -Perspectives as Mentally Ill, Chemically Addicted Patients: A Prelimi-
entender a los consumidores de drogas”, el 64% de los profesionales nary Investigation. Substance Use & Misuse, 38(14): p. 2097-2107.
estuvo de acuerdo. Esta afirmación está fuertemente asociada con Krüger, H.R., (1995): Psicologia das Crenças: Perspectivas Teóricas. Tese de
el ítem n°16, puesto que la forma de concebir la problemática del professor titular. UERJ: Rio de Janeiro.
consumo de alcohol y otras sustancias desde una perspectiva salu- Link, Bruce and Jo Phelan (2006): On stigma and its public health implica-
brista e integral implica entender también a los consumidores en este tions. The Lancet, 367: 528-9.
mismo marco holístico. Es decir, comprender al consumidor implica OMS - ASSIST V3.0: Alcohol, Smoking and Substance Involvement Scree-
comprender la problemática desde su inherente complejidad. ning Test http://www.who.int/substance_abuse/activities/assist_spa-
nish.pdf.
Conclusión Organización Mundial de la Salud. Departamento de Salud Mental y Abuso de
Un análisis preliminar que puede destacarse del relevamiento efec- Sustancias. Global Status Report on Alcohol 2004. Ginebra: OMS; 2004.
tuado permite detectar que el problema del consumo de alcohol y OPS, Monteiro, Maristela G. (2007): Alcohol y salud pública en las Américas:
otras drogas es concebido desde una perspectiva salubrista y com- un caso para la acción. Washington, D.C: OPS. http://www.who.int/
pleja, pero que la insatisfacción de los profesionales en el trabajo substance_abuse/publications/alcohol_public_health_americas_spa-
con consumidores podría relacionarse con los escasos recursos nish.pdf
disponibles para intervenir de manera eficaz ante el problema. En Palm, J. (2006): Moral Concerns - Treatment staff and user perspectives
este sentido, es esencial que los profesionales realicen un proceso on alcohol and drug problems. Stockholm, University of Stockholm.
de reflexión en torno a sus marcos ideológicos y técnicos que per- Doctorate Thesis.
mita repensar prejuicios y sesgos, reflexionen sobre las creencias Rehm J, Monteiro M.: Alcohol consumption and burden of disease in the
que legitiman su labor e incorporen a otros actores y saberes que Americas -implications for alcohol policy. Pan American Journal of Pu-
pueden enriquecer la práctica asistencial a fin de lograr un abordaje blic Health 2005; (4/5):241-248.
integral, sistemático, exhaustivo y complejo de ésta problemática. Rokeach,M.(1973): The nature of human values. New York: Free Press.
Rokeach,M.(1979): Understanding human values. New York: Free Press.
Rokeach,M.(1979): Value theory and communication re-search: Review
BIBLIOGRAFÍA and commentary. En D.Nimmo (Ed.): Communication. Yearkbook III.
Allen, B. P. (1978): Social behavior: Fact and falsehood. Chicago, Nelson Hall. New Brunswick, NJ. Transactions Books
Aira, M., Kauhanen, J., Larivaara, P., Rautio, P. (2003): Factors influencing Room, R. (2006): Taking account of cultural and societal influences on
inquiry about patient’s alcohol consumption by primary health care substance use diagnoses and criteria, Addiction, 101, 31-39
physicians: qualitative semi-structured interview study Family Prac- Room, R., Babor, T., Rehm, J. (2005): Alcohol and Public Health, The Lancet,
tice. 20(3): p. 270-275. 365, 519-530.
Chavez, L. M. & Andrade, D. (2005): La escuela básica en la prevención del Saitz, R., Friedman, P.D., Sullivan L.M., et al (2002): Professional Satisfac-
consumo de alcohol y tabaco: retrato de una realidad. Rev. Latino-Am. tion Experienced when Caring for Substance-abusing Patients - Faculty
Enfermagem, 13, 784-789. and Resident Physicians Perspectives. J Gen Intern Med, 17: 373-376.
Das, Veena (2001): Stigma, contagion, defects: Issues in the anthropology Saitz, R., Horton, N.J., Sullivan L.M., Moskowitz, M.A., Samet, J. H. (2003):
of public health. Paper presented at the National Institutes of Health Adressing Alcohol Problems in Primary Care: A Cluster Randomized Con-
“Stigma and Global Health Conference: Developing a Research Agen- troled Trial of a Systems Intervention. Ann Intern Med, 138: 372-382.
da” conference, September 5, 2001, Bethesda, Maryland. Schwartz, Shalom and Wolfgang Bilsky (1987): Toward a universal psycho-
Denzin, N. K. Lincoln, Y. (editors) (2005): Handbook of Qualitative Research logical structure of human values. Journal of Personality and Social
(London, Sage Publications). Psychology, 53: 550-562.
Diana Rossi; María Pía Pawlowicz; Dhan Zunino Singh (2007): Accesibilidad Watson, H., Maclaren W., Kerr, S. (2006): “Staff attitudes towards working
de los usuarios de drogas a los servicios públicos de salud en las ciu- with drug users: development of Drug Problems Perceptions Question-
dades de Buenos Aires y Rosario: la perspectiva de los trabajadores de naire” Addiction 102: 206-215.
la salud. 1a ed. - Buenos Aires: Intercambios Asociación Civil.

45
PERSPECTIVAS ACTUALES DE LOS DIAGNÓSTICOS
LOCALES EN USOS PROBLEMÁTICOS DE DROGAS
Fernández Romar, Juan Enrique
Facultad de Psicología, Universidad de la República. Uruguay

RESUMEN Las sustancias con capacidad de modificar tanto la percepción


La realización de un buen diagnóstico permite identificar y dimen- como la conciencia han formado parte de la experiencia humana
sionar con exactitud una problemática, evaluar las líneas de ac- desde sus inicios (Arce & Balma, 2012; Akers et al., 2011).
ción posibles y corregir eventuales errores. Los usos de drogas se A pesar de que sus usos y funciones se han modificado a través
manifiestan a nivel social y comunitario revelando relaciones muy de los tiempos las drogas siempre han estado integradas a la vida
complejas entre los factores que intervienen y presentan una distri- social. Cada sustancia psicoactiva emergió y modificó al mundo de
bución irregular y poco homogénea en todo el campo social; exis- un modo u otro.
tiendo zonas, barrios o regiones donde las situaciones problemáti- El lado más dramático de este fenómeno han sido las múltiples for-
cas se tornan más críticas. Por estas razones en distintos países se mas de abuso de las mismas y consecuentemente los más variados
ha observado la necesidad de desarrollar diagnósticos localizados intentos de regulación de sus usos (Escohotado, 1999).
en determinados territorios que permitan evaluar las magnitudes No obstante, el fenómeno de las adicciones o toxicomanías aparece
y características de los problemas emergentes en la zona. La idea como un problema estatal a medida que las sociedades se desa-
de realizar diagnósticos locales sobre las consecuencias sociales y rrollan y los usos rituales dejan espacio a una producción a escala
sanitarias del comercio de drogas en las sociedades contemporá- industrial y a formas de consumo desaforadas y de difícil regulación
neas surge como una extensión de las prácticas de investigación- (Fernández, 2000).
acción participativa (IAP) que hacen eclosión en los años ´70 ante La denominada drogadicción (esa forma de englobar diversos
el fracaso de los métodos clásicos de investigación en el campo problemas asociados a los consumos compulsivos de drogas) no
de la intervención social. Luego de décadas de ensayar diversas puede ser reducida a una sola dimensión, sea esta moral, legal,
modalidades diagnósticas aparece en la actualidad la necesidad médica, sociológica, psicológica o religiosa; ya que no configuran
de modos estandarizados, comparables y económicos de describir, en un sentido estricto y exclusivo, ni una falla moral, un delito o
explicar y predecir el devenir social de estos fenómenos complejos. una patología, aunque los diferentes aparatos judiciales médico-
Palabras clave: Drogas; diagnósticos locales; investigación-acción- psicológicos o -incluso- religiosos pretendan capturarla dentro de
participativa (IAP) sus respectivas lógicas.
Tampoco se trata de la mera suma en algún grado de todos esos
Palabras clave factores. Por esta razón no existe ningún aparato especializado que
Drogas, Diagnósticos locales, Investigación-Acción-Participativa (IAP) pueda responsabilizarse absolutamente de este problema y todas
las corporaciones implicadas en su estudio y control se hayan muy
ABSTRACT a menudo en conflicto entre sí.
CURRENT PERSPECTIVES OF LOCAL DIAGNOSTICS IN PROBLEMATIC Por otra parte, la guerra a las drogas matriza tanto las relaciones
DRUG USES entre Estados como las políticas internas de lucha contra el delito,
Achieving a proper diagnosis can identify and measure exactly a influyendo a nivel jurídico y policial (Fernández & Hernández, 2014).
problem, assess the possible lines of action and correct any errors. En pocos años esta cuestión ha invadido la reflexión académica en
The drug use reveals at social and community level, complex rela- áreas cada vez más amplias convirtiéndose en un tópico insoslaya-
tionships between the factors involved and presented an irregular ble a nivel de las transformaciones sociales, culturales, criminoló-
and inhomogeneous distribution across the social field; neighbor- gicas, sanitarias y legales.
hoods or regions where these issues become more critical. For Por otra parte es sabida la estrecha relación existente entre el uso
these reasons in different countries appears the need of develo- de drogas y la comisión de delitos de diversa índole, la transmisión
ping diagnostic localized in certain areas to assess the amount and de enfermedades infecciosas así como su incidencia en la etiopa-
characteristics of emerging problems in the area. The idea of local togenia de numerosas enfermedades mentales, su presencia en la
diagnostics on social and health consequences of the spread of the casuística de múltiples patologías cardiovasculares y respiratorias;
drug trade in contemporary societies emerges as an extension of su contribución a la producción de accidentes de tránsito así como
the practices of participation action research (PAR) that do hatch a la génesis de variadas formas de violencia social y doméstica
in the 70s at the failure of the classical methods of research in the (González Menéndez, 2010).
field of social intervention. After decades of trying various moda- Por estas razones, los comportamientos adictivos deben ser con-
lities it appears today the need for standardized, comparable and ceptualizados no como meros signos o síntomas de una enferme-
economical diagnostics to describe, explain and predict the evolu- dad (lo que restringiría la comprensión de los mismos a la dimensión
tion of these complex social phenomena modes. psicofísica de la patología) sino como factores no médicos deter-
minantes de la salud, restituyendo la dimensión social y política
Key words de la problemática y ubicándolos junto con otros ostensiblemente
Drugs, Local diagnostics, Participation Action Research (PAR) significativos como el nivel de ingresos, la vivienda, la performance
educativa o la seguridad alimentaria (Álvarez Pérez et al., 2010).

46
En tal sentido, la elucidación de las políticas públicas saludables y/o -como sus nombres anticipan- a situaciones de sufrimiento social
intervenciones dirigidas a incidir en esta problemática deberían ba- englobando otros fenómenos (Machín, 2007).
sarse en una acción intersectorial orientada por el Estado y liderada La realización de esta modalidad diagnóstica requiere un análisis
por el sector salud en función de ese cometido básico. de la red de líderes de una comunidad, el desarrollo de una cierta
Discernir cual es el modo más eficiente de intervención así como de narrativa sobre la historia de la comunidad, la determinación del
elucidación de las políticas públicas más convenientes exige tan- sistema de símbolos, ritos y mitos, así como de representaciones
to el uso de los conocimientos científicos existentes como de las sociales sobre ciertos temas, el discernimiento de los conflictos y
herramientas y conocimientos disponibles en la comunidad donde eventuales fracasos de proyectos y programas desplegados en ese
este se presenta. territorio, así como una serie de datos sociológicos.
Para esto se torna necesario saber cómo hacer un adecuado diag- El modo de participación que se le concede a la comunidad intenta
nóstico del problema con el fin de conocerlo en profundidad y em- trascender los objetivos de la fundamentación de una estrategia de
pezar a intervenir con objetivos salutógenos. intervención y del acopio de insumos básicos para las instancias eva-
La realización de un buen diagnóstico permite identificar, precisar y luativas, propiciando un intercambio de conocimientos y tecnologías
dimensionar con exactitud la problemática para de ese modo poder y el desarrollo de nuevas capacidades en una comunidad para tor-
evaluar las estrategias y líneas de acción posibles así como para narla más autónoma en la detección, conceptualización y resolución
corregir eventuales errores. de situaciones problemáticas. Se procura así que la participación so-
Un buen diagnóstico debe tener un componente descriptivo (cómo cial y comunitaria en el proceso diagnóstico posibilite la instauración
se expresa la problemática considerada en cierto contexto especí- de un nuevo espacio de interacción, de intercambio informativo, de
fico); un componente explicativo (cuáles son las causas y factores articulación de recursos, de negociación y de aprendizaje social de
que determinan ese tipo de expresión) y un componente predictivo todos los actores sociales involucrados en el proceso.
(probables consecuencias de intervenir de cierto modo y también Por las razones metodológicas reseñadas, la implementación de
de no hacerlo). este sistema diagnóstico exige un alto grado de involucramiento
Dada la complejidad evidenciada por los usos problemáticos de dro- del equipo investigador en los asuntos de la comunidad abordada
gas; considerando las múltiples relaciones existentes (y sinergias y un conocimiento más detallado y personalizado de sus actores
posibles) entre los factores no médicos determinantes de la salud; fundamentales. Si bien ha demostrado su utilidad para comprender
teniendo en cuenta que los modos de expresión de los problemas el modo en que una comunidad percibe y entiende sus problemas
asociados a usos de drogas no presentan un distribución homogé- principales y dentro de ellos eventualmente los relacionados con
nea en todo el campo social; y que hay zonas, barrios o regiones drogas no ha sido concebido para un inspección profunda centrada
donde las situaciones problemáticas se tornan más críticas, es que necesariamente en las consecuencias de los usos problemáticos de
se vuelve necesario el desarrollo de diagnósticos localizados. sustancias psicoactivas.
La idea de realizar diagnósticos locales sobre las consecuencias El establecimiento de un modelo con reconocimiento y legitimidad
sociales y sanitarias de la difusión del comercio de drogas en las para un diagnóstico específico y local sobre la problemática de las
sociedades contemporáneas surge como una extensión de las drogas es conceptualmente reciente.
prácticas de investigación-acción participación (IAP) que hacen Recién en 2011 aparece una guía metodológica realizada por la
eclosión en los años ´70 durante el auge de las luchas populares Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de
y ante el fracaso de los métodos clásicos de investigación en el la Organización de los Estados Americanos (CICAD/OEA) con apoyo
campo de la intervención social (Díaz , 2005). de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas
Se trata de una metodología que encuentra precedentes en el con- (Ministerio de Sanidad y Política Social) y por la Agencia Española
cepto de “investigación-acción” desarrollado por Kurt Lewin en 1944, de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).
ya que es concebida como un proceso participativo y democrático Para acompañar el esfuerzo colectivo de varios países hacia una te-
llevado a cabo con la propia población local, para la recogida de in- rritorialización de sus políticas de drogas la CICAD/OEA lanza el pro-
formación, análisis, conceptualización, planificación, ejecución y eva- yecto SAVIA (Salud y Vida en las Américas), una iniciativa regional lati-
luación. De este modo se intentaba romper con el mito de la inves- noamericana de apoyo al desarrollo de acciones locales de reducción
tigación estática aduciendo que el conocimiento se puede llevar a la de la demanda de drogas; el cual permitió la creación (por parte de
esfera de la práctica, logrando en forma simultánea avances teóricos, una serie de reconocidos especialistas uruguayos) del texto: Elabo-
concienciación y cambios sociales (Paredes, 2013). ración de diagnósticos locales sobre la problemática de consumo de
Por otra parte constituye un método de investigación y aprendiza- drogas. Guía metodológica de investigación para la acción.
je colectivo de la realidad que se basa en un análisis crítico con Se trata -como sus autores han explicitado- de una herramienta de
la participación activa de los actores sociales implicados y que se investigación diseñada para la acción que busca facilitar una com-
encuentra orientado a la práctica transformadora y el cambio social prensión de la realidad local, desarrollada por el Observatorio Uru-
(Eizagirre & Zabala, 2005-2006). guayo de Drogas y que fuera probada y optimizada bajo la dirección
Acciones diagnósticas de este tipo han sido desarrolladas por del Observatorio Interamericano de Drogas (OID) de la CICAD/OEA
diversas redes latinoamericanas como la Red Mexicana de Orga- a partir de diversas experiencias previas desarrolladas en varios
nizaciones que Intervienen en Situaciones de Sufrimiento Social países sudamericanos: Perú, Ecuador, Venezuela así como en varias
(REMOISSS); la Red Colombiana de Organizaciones que Intervienen localidades del interior de Uruguay.
en Situaciones de Sufrimiento Social (RECOISS) y la red americana Esta metodología fue especialmente diseñada para el cumpli-
con una sigla muy similar que terminó ligando a ambas la RAISSS. miento del artículo 11 de la Estrategia Hemisférica sobre Drogas
De hecho estas organizaciones junto con académicos de diferentes aprobada en mayo de 2010, la cual exige a los Estados miembros
países han pulido desde los años ´90 un modelo diagnóstico par- de la OEA el desarrollo de “políticas nacionales sobre drogas ba-
ticipativo denominado Sistema de Diagnóstico Estratégico (SIDIES) sadas en evidencias”.
que si bien contempla la problemática de las drogas la subsume En virtud de tales requerimientos, los diseños de estrategias de inter-

47
vención para el tratamiento de los usos problemáticos de drogas y de BIBLIOGRAFÍA
sus consecuencias en la salud individual y colectiva, exigen la reali- Arce, J. M. R., & Balma, C. M. Q. (2012). Las plantas y los hongos alucinó-
zación de diagnósticos previos que permitan fundar el conocimiento genos: Reflexiones preliminares sobre su rol en la evolución humana.
cabal de la situación problemática individual y social a prevenir con Reflexiones, 91(2), 2.
el fin de evitar suposiciones o mistificaciones ajenas a la realidad. Akers, B. P., Ruiz, J. F., Piper, A., & Ruck, C. A. (2011). A Prehistoric Mural in
Esta apelación a la complementariedad se fundamenta en que: Spain Depicting Neurotropic Psilocybe Mushrooms? 1. Economic Bo-
“La realidad social comporta dimensiones posibles y necesarias tany, 65(2), 121-128.
de cuantificar y dimensiones que es significativo cualificar, unas Escohotado, A. (1999). Historia general de las drogas. Madrid: Espasa.
y otras hacen parte de un mismo proceso y su diferenciación sólo Fernández, J. (2000) Los fármacos malditos. Montevideo: Nordan, 40.
obedece a criterios de carácter metodológico. Las dimensiones Fernández, J, & Hernández Meléndres, E. (2014) Drogas Y Sociedad: Una
cuantitativas permiten establecer indicadores, índices, proyeccio- Relación Compleja. Revista Del Hospital Psiquiátrico De La Habana Su-
nes, caracterizar variables que son básicas para el diagnóstico y plemento. Disponible en http://www.revistahph.sld.cu/sup esp 2014/
la sustentación de políticas sociales. Las dimensiones cualitativas sumario.html.
aportan a la comprensión de razones, lógicas, racionalidades, vi- González Menéndez, R. (2010). Repercusión social global del uso indebido
siones, modos de ser y de comportarse que llenan el dato de con- de drogas. Mensaje a multiplicadores comunitarios. Salud Mental Ex-
tenido y permiten, desde los múltiples actores sociales, conocer la periencias Cubanas. La Habana: Representación de la OPS, Ministerio
diversidad y heterogeneidad social”… “Uno y otro enfoque aportan, de Salud Pública.
desde sus diferencias, a la comprensión de distintas dimensiones Díaz Llanes, G. (2005). La investigación-acción en el primer nivel de aten-
de la situación que se estudia” (Galeano, 2004). ción. Revista Cubana de Medicina General Integral, 21(3-4), 0-0.
La arquitectura general de la propuesta intenta orientar al investi- Álvarez Pérez, A., Luis Gonzalvez, I. P., Rodríguez Salvia, A. J., Bonet Gor-
gador para una evaluación detallada de las características fenomé- bea, M. H., Alegret Rodríguez, M., Romero Placeres, M., ... & Van der
nicas de expresión de un problema así como de un discernimiento Stuyft, P. (2010). 11. Actualización conceptual sobre los determinantes
de la inteligencia interna de articulación de los elementos físicos, de la salud desde la perspectiva cubana. Revista Cubana de Higiene y
socioeconómicos, políticos y culturales con el fin de establecer un Epidemiología, 48(2), 0-0.
juicio técnico de valor al respecto. De esta forma se propicia el Paredes, A. (2013). Redes Sociales: Análisis e intervención psicosociales.
desarrollo de planteos críticos, recomendaciones y sugerencias que Mendoza: Editorial Universidad del Aconcagua. ISBN, 978-987.
integren las potencialidades de ese territorio. Eizagirre, M., Zabala , N. (2005-2006). Investigación-acción participativa
Por este motivo se busca la participación e inclusión en el proceso (IAP). Recuperado el 16 de marzo de 2015 en: http://www.dicc.hegoa.
de los saberes y puntos de vista de los actores sociales e insti- ehu.es/listar/mostrar/132
tucionales implicados cotidianamente en algunas de las dimen- Machín, J. (2007). Redes sociales en la intervención en situaciones de su-
siones de la cuestión, proponiendo dentro de un gran abanico de frimiento social. Liberaddictus, (100), 15-20.
técnicas, la realización de reuniones con actores locales, talleres Suárez, Héctor. et. al. (2011). Elaboración de diagnósticos locales sobre la
de sensibilización, entrevistas a informantes calificados, grupos problemática del consumo de drogas. Guía metodológica de investiga-
de discusión de resultados. ción para la acción. Washington, D. C.: Comisión Interamericana para
No obstante, si bien contempla las voces de todos ellos, no se pro- el Control del Abuso de Drogas (CICAD), Secretaría de Seguridad Mul-
pone procesos de implicación del equipo de investigación tan mar- tidimensional (SSM), Organización de los Estados Americanos (OEA).
cados e intensos como en el SIDIES antes reseñado. Recuperado de: http://www.cicad.oas.org/fortalecimiento_institucio-
En virtud de los señalado anteriormente y partiendo de la base que nal/savia/PDF/GUIA_METODOLOGICA.pdf
existe una clara necesidad a nivel regional, de una metodología Galeano M., María Eugenia. (2004). Diseño de proyectos en la investigación
para el desarrollo de diagnósticos sobre usos problemáticos de cualitativa. Fondo editorial Universidad EAFIT, Medellín, Colombia.
drogas, que nutran el diseño de estrategias sociales, económicas y
el desarrollo de políticas locales; que los modelos diagnósticos an-
tes reseñados han sido ensayados en numerosas oportunidades en
diversos países latinoamericanos; que los resultados evidenciados
por todos ellos difieren ostensiblemente en las dimensiones jerar-
quizadas, tipo de evidencias presentadas y articulación metodoló-
gica y que aún no hay investigaciones evaluativas de la eficacia de
los mismos; se torna muy necesario el desarrollo de nuevas investi-
gaciones que permitan objetivar las potencialidades de cada uno de
estos modelos y arribar a una fórmula más genérica y consensual
de desarrollo de diagnósticos locales sobre esta problemática.

48
LA EVALUACIÓN PREVENTIVA PSICOLÓGICA
A LOS ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE
BUENOS AIRES EN EL MARCO DE LAS NORMATIVAS
ACTUALES EN SALUD MENTAL. PARTE I
Gauna, Maria
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN 1. INTRODUCCIÓN
Cumplidos diez años de implementada la Evaluación Preventiva Psi- Cumplidos diez años de implementada la Evaluación Preventiva
cológica Obligatoria a cargo de la Facultad de Psicología en la Direc- Psicológica Obligatoria (E.P.P.O.) a cargo de la Facultad de Psico-
ción de Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires y logía en la Dirección de Salud y Asistencia Social de la Universidad
contando con tres importantes herramientas normativas para el de- de Buenos Aires (D.S.A.S.U.B.A.) y contando con tres importantes
sarrollo de políticas en Salud Mental: la Ley Nacional de Salud Mental herramientas normativas para el desarrollo de políticas en Salud
n° 26.657/10, su Decreto Reglamentario n° 603/13 y el Plan Nacional Mental: la Ley Nacional de Salud Mental n° 26.657/10, su Decreto
de Salud Mental/13, resulta oportuno hacer algunas reflexiones per- Reglamentario n° 603/13 y el Plan Nacional de Salud Mental/13,
sonales evaluativas y propositivas articulando las áreas operativa y resulta oportuno hacer algunas reflexiones personales evaluativas
normativa. Se hará una breve mención de documentos internaciona- y propositivas articulando las áreas operativa y normativa.
les que establecen estándares para el desarrollo de políticas de Salud Previamente será necesario contextualizar la Salud Mental en el
y Derechos Humanos algunos de los cuáles integran la ley 26.657/10 amplio campo de la Salud Integral, haciendo una breve mención
en tanto instrumentos de orientación de la planificación de políticas de documentos internacionales que establecen estándares para
públi¬cas de Salud Mental. Siendo el eje de la reflexión del presente el desarrollo de políticas de Salud y Derechos Humanos. Algunos
trabajo la Evaluación Preventiva Psicológica Obligatoria, en esta Parte de estos documentos son parte integrante de la ley 26.657/10 en
I solo se describirán brevemente las dos dimensiones abordadas en tanto instrumentos de orientación de la planificación de políticas
las etapas de la misma. públi¬cas de Salud Mental. De modo que, se describirán breve-
mente las principales definiciones y disposiciones de esta Ley y de
Palabras clave las dos herramientas derivadas vinculadas al objeto de este trabajo.
Evaluación Preventiva, Salud Mental Siendo la E.P.P.O. el eje de la reflexión del presente y, dada la ex-
tensión de esta Parte I del trabajo, en él solo se hará una breve
ABSTRACT descripción de las dos dimensiones abordadas en esta evaluación.
THE PREVENTIVE PSYCHOLOGICAL EVALUATION TO STUDENTS OF
THE UNIVERSITY OF BUENOS AIRES IN THE FRAMEWORK OF THE 2. LA SALUD PÚBLICA Y LA SALUD MENTAL. ACUERDOS Y DISPOSI-
CURRENT REGULATIONS ON MENTAL HEALTH. PART I CIONES NORMATIVAS NACIONALES E INTERNACIONALES
Ten years of implemented the compulsory preventive psychological El campo de la salud es sumamente complejo, en él se entrecruzan
evaluation conducted by the Psychology Department at the Directo- discursos diversos y heterogéneos. En la Argentina, con los fre-
rate of health and Social assistance of the University of Buenos Aires cuentes avatares sociopolíticos y económicos se jugaron intereses
and with three important policy tools for the development of Mental de diversa índole que, entre otras terribles consecuencias, tuvieron
health policies: the National Health Act Mental n ° 26.657/10, his un efecto desvastador en el sistema de salud. Por lo mismo, es
Decree Regulation n ° 603/13 and the National Plan of Health Men- necesario señalar que arribar a una Ley y a un Plan Nacional de
tal/13 It is appropriate to make some personal reflections evalua- Salud Mental no fue tarea fácil, fue un arduo camino que involucró
tive and purposeful coordinating operational and regulatory areas. a hospitales, universidades, expertos, investigadores, asociaciones
It will be a brief mention of international documents that establish profesionales y gremiales, organizaciones de la sociedad civil, de
standards for the development of health policy and human rights Derechos Humanos, de usuarios y familiares, autoridades naciona-
some of which integrate the Law 26.657/10 in both orientation of les y provinciales.
public Mental health policy planning instruments. Being the axis Es preciso recordar que, tal como se señala en los considerandos
of reflection of this work the compulsory preventive psychological del Decreto n° 903/13, en 1946 en la Constitución de la Organiza-
evaluation, in this single part I will describe briefly addressed two ción Mundial de la Salud (OMS) se define la Salud, ya no solo como
phases of the same dimensions. ausencia de enfermedad sino en cuanto Salud Positiva, como un
estado de completo bienestar físico, mental y social. Esta definición
Key words incluye, además del aspecto biológico, el psíquico y da a la salud
Mental health, Preventive evaluation un estatuto social.
Finalizada la Segunda Guerra Mundial, hecho que generó ineludi-
bles cuestionamientos éticos en relación a los derechos humanos,
los Estados miembro de la Organización de las Naciones Unidas

49
(ONU, 1948), reconocieron y declararon a la salud un derecho hu- psiquiátrica en hospitales generales y la capacitación del recurso
mano fundamental 1 comprometiéndose a su preservación y pro- humano en el modelo de servicio de salud comunitario. Insta a la
tección legal, reconociendo que todo ciudadano tiene el derecho reafirmación del carácter multidisciplinario, multiprofesional y po-
de recibir atención en condiciones de igualdad y, al respeto de su livalente del equipo de salud mental, redefiniendo sus funciones.
dignidad personal. 2) La Resolución 46/119 (ONU, 1991) para la Protección de los Enfer-
En el último cuarto del siglo XX, en el informe hecho en 1974 por mos Mentales y Mejoramiento de la Atención de la Salud Mental insta
Marc Lalonde Una nueva perspectiva en la salud de los canadien- a la no discriminación y a la preservación de sus derechos. Uno de los
ses, señalaba el hecho de que gran número de las muertes prema- importantes criterios que establece es el consentimiento informado.
turas e incapacidades que sufrían los canadienses eran prevenibles, 3) Los Principios de Brasilia Rectores para el Desarrollo de la Aten-
surge entonces una nueva salud pública que no solo comprende la ción en Salud Mental en las Américas (OPS /OMS, 2005), acordando
biología humana sino también los aspectos sociales de los proble- la colaboración regional a través de los Ministros de Salud, tuvie-
mas de salud que están causados por el estilo de vida (Ashton, J. ron en cuenta los nuevos desafíos técnicos y culturales que deben
& Seynour, 1990). A partir del informe de Lalonde surgió un interés afrontar los servicios de Salud Mental tales como: la vulnerabili-
internacional creciente por la prevención y la promoción de la sa- dad psicosocial; nuevas problemáticas psicosociales de la niñez y
lud, haciéndose necesaria la gestión de Políticas de Salud locales adolescencia; la demanda de medidas efectivas de prevención y
y nacionales que aborden los problemas sanitarios actuales desde abordaje precoz de la conducta suicida y del abuso del alcohol; el
diferentes perspectivas no solo individuales sino tambien sociales. aumento creciente de las diferentes modalidades de violencia; la
En 1978 la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), exigencia de participación activa de los servicios de Salud Mental,
en la Conferencia Internacional de Alma-Ata sobre Atención Prima- en especial en la atención de las víctimas.
ria de Salud (APS), declara a la APS la clave para que todos los Algunos de los aspectos normativos de la Ley 26.657/10 y sus an-
pueblos del mundo alcancen un nivel digno de salud, definiéndola tecedentes que interesan al propósito de este trabajo, son:
como la atención sanitaria esencial basada en la evidencia cien- 1) Se propone, a través de la regulación del Estado, asegurar y ga-
tífica, accesible universalmente a todos los individuos, con espe- rantizar el derecho de todos los que habitan el suelo argentino a
cial énfasis en la participación comunitaria y con costos acordes la protección de su Salud Mental y a la no discriminación de las
a los presupuestos nacionales y comunitarios. Se dirige hacia los personas con padecimiento mental.
principales problemas sanitarios de la comunidad proporcionando 2) Define la Salud Mental (Art. 3°) como “un proceso determinado
y promoviendo servicios preventivos, curativos y rehabilitadores por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológi-
tendientes a fomentar la autonomía y la autodeterminación. cos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una
La Declaración de Alma-Ata marca un hito de referencia continua dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los
y deja sentado el compromiso de los gobiernos en la salud de los derechos humanos y sociales de las personas.”
pueblos. Sin embargo, con posterioridad la estrategia de APS fue 3) Establece que deben adecuarse a los principios establecidos (Art.
enfocada de diferentes maneras y fundamentalmente capturada por 6°): “los servicios y efectores de salud públicos y privados, cual-
políticas económicas no favorecedoras de la asignación de recursos quiera sea la forma jurídica que tengan”. En el Decreto reglamen-
para el mejoramiento de la Salud Pública, lo que la condujo a la uti- tario n° 603/10 (Art. 4°) define los ‘servicios de salud’ como toda
lización de abordajes y prestaciones parciales focalizados en mayor propuesta o alternativa de abordaje tendiente a la promoción de la
medida en los sectores pobres de las poblaciones. Esto llevó a que en salud mental, prevención del padecimiento, intervención temprana,
el documento de posición La Renovación de la APS en las Américas tratamiento, rehabilitación, y/o inclusión social, reducción de daños
(OPS/OMS, 2007), se definiera un enfoque renovado de APS tendiente evitables o cualquier otro objetivo de apoyo o acompañamiento, que
a lograr una atención universal e integral reorientando los Sistemas se desarrolle en los ámbitos públicos o privados.
de Salud con énfasis en la promoción y la prevención. 4) Incluyendo a los documentos internacionales mencionados, la
En lo referente a la Salud Mental en nuestro país hubo antecedentes Ley toma a la APS como clave de atención, poniendo el énfasis en
importantes de legislaciones provinciales tal como la ley 2440/91 la promoción, la protección y la prevención de la Salud Mental y de
de la provincia de Río Negro 2 y en la Ciudad Autónoma de Buenos los Derechos Humanos.
Aires la ley 448 sancionada en el año 2000.3 5) Siendo la Salud Mental parte de la Salud Pública, se establece
La Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657/10 es el actual marco que se debe promover su atención a través de la Interdisciplina e
normativo para el desarrollo de políticas en Salud Mental y Dere- Intersectorialidad con eje en la inclusión social y el compromiso
chos Humanos, en concordancia con los estándares establecidos comunitario.
internacionalmente cuyo compromiso fue asumido por la Argentina. 6) Incluye a las adicciones como parte integrante de las políticas
La Ley, integrada por 46 artículos, se propone con la regulación del de Salud Mental, garantizándole todos los derechos y garantías en
Estado y en relación al sistema de salud (sector público o privado), relación a los servicios de salud.
asegurar y garantizar el derecho a la protección de la Salud Mental 7) Establece que se debe garantizar el derecho al consentimiento
de todos los que habitan el suelo argentino. informado. La Dirección de Salud Mental y Adicciones del Ministerio
En el Artículo 2º del Capítulo I (Derechos y Garantías) considera de Salud de la Nación constituída en autoridad de aplicación de la
parte integrante de la ley e instrumentos de orientación para la pla- Ley Nacional Nº 26.65710 (Capítulo IX), en el Plan Nacional de Sa-
nificación de políticas públicas, a tres documentos normativos in- lud Mental define como una de sus metas la articulación de todos
ternacionales de los que se mencionarán los principales contenidos los actores con competencia en Salud Mental, en especial a los
que interesan a este trabajo. efectores de salud públicos y privados, a organismos del Estado na-
1) La Declaración de Caracas (OMS/OPS, 1990) promueve modelos cional, a las organizaciones de la sociedad civil y los ámbitos aca-
alternativos centrados en la comunidad y dentro de redes sociales y démicos. Ámbito éste último en el que se incluyen la D.S.A.S.U.B.A.
la revisión crítica del papel hegemónico y centralizador del hospital y la Facultad de Psicología.
psiquiátrico en la prestación de servicios; propicia la internación

50
3. PROMOCIÓN, PROTECCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD. LOS la familia y amigos.
DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD MENTAL En cuanto a los determinantes de salud mental de naturaleza so-
El concepto de Salud como construcción social involucra a los pro- cial, ambiental y económica, algunos de los factores de riesgo y
blemas sanitarios en tanto éstos conllevan aspectos sociales rela- de protección basados en evidencia que se detallan en este In-
cionados con estilos de vida capaces de generar enfermedad o su forme, son: a) Factores de riesgo: Acceso a drogas y alcohol, falta
protección. de educación, transporte y vivienda, aislamiento, rechazo, pobreza,
En lo referente a la Salud Mental se alude a la salud positiva o esta- desnutrición, injusticia racial y discriminación, violencia, delincuen-
do subjetivo de bienestar psíquico en oposición a la enfermedad o cia, desempleo, migración. b) Factores de protección: Interacciones
a los trastornos mentales, ambos considerados de un alto impacto interpersonales positivas, participación social, integración de mino-
comportamental individual y social. Desde este punto de vista el rías étnicas, servicios sociales, apoyo social y redes comunitarias.
campo de la Salud Mental es un área de la Salud Pública y como tal,
abordará a un sujeto colectivo o, dicho de otro modo, el sujeto de su 4. LA EVALUACIÓN PREVENTIVA PSICOLÓGICA OBLIGATORIA DE LOS
acción será la comunidad o la población abordada. ESTUDIANTES DE LA U.B.A.
Es preciso diferenciar en este apartado, qué se entiende por Pro- Teniendo en cuenta lo hasta aquí desarrollado, para abordar el
moción y qué por Prevención de la Salud Mental. Una importante análisis de la E.P.P.O. que se realizará en la Parte II, se podrían di-
y clara referencia es el Informe Compendiado “Prevención de los ferenciar de modo descriptivo, dos dimensiones: 1) La Dimensión
Trastornos Mentales, Intervenciones efectivas y opciones políticas” Colectiva y 2) La Dimensión Individual.
(OMS, 2004) del que se tomarán algunas definiciones: 1) La Dimensión Colectiva incluye el abordaje dirigido a la población
1) La Salud Pública es definida como “el proceso de la moviliza- estudiantil entendida como un colectivo. Pensada en estos términos
ción de recursos locales, estatales, nacionales e internacionales la modalidad de abordaje debe utilizar recursos que apunten a la
para resolver problemas importantes de salud que afectan a las Promoción y la Prevención de la Salud Mental dirigidos a la comu-
comunidades.” nidad estudiantil universitaria. Abarca la Primera Etapa de la E.P.P.O.
2) La promoción de la salud mental incluye estrategias para pro- incluída la información y comunicación previa a la concurrencia del
mover el bienestar de quienes no están en riesgo, están en alto estudiante a la D.S.A.S.U.B.A.
riesgo o están padeciendo o recuperándose de problemas de Sa- 2) La Dimensión Individual incluye a la entrevista individual que se
lud Mental, con el fin de producir un impacto sobre los determi- realiza a cada estudiante en la Segunda Etapa de la E.P.P.O. Acorde
nantes de la misma, aumentando la capacidad y la fortaleza emo- con el propósito de la misma y dada su brevedad, para su abordaje
cional y creando condiciones y entornos favorables que mejoren también se deben utilizar recursos que apunten fundamentalmente
la calidad de vida. a la Promoción y, en caso de detectarse la incidencia de algún fac-
3) La prevención de la Salud Mental tiene el objeto de reducir la tor de riesgo, también a la Prevención de la Salud Mental.
incidencia, prevalencia y recurrencia de los denominados trastor- En esta Parte I se han tomado como referencia algunas de las nor-
nos mentales, disminuyendo también el impacto que ejerce la en- mas y definiciones incluídas en la Ley 26.657/10 y en los acuerdos
fermedad en la persona afectada, sus familias y la sociedad. Las y principios de documentos nacionales e internacionales en Salud
intervenciones preventivas apuntan a la reducción de los factores Mental y se han mencionado las dimensiones de la E.P.P.O. que se
de riesgo y al aumento de los factores de protección relacionados realiza en la D.S.A.S.U.B.A.
con los problemas de Salud Mental. También utiliza estrategias de En la Parte II se intentará articularlas en la reflexión crítica de al-
promoción. gunos de los obstáculos vinculados a las dos etapas de esta eva-
4) Los factores de riesgo están asociados con una mayor probabi- luación, en su articulación con el campo de la Salud Mental y los
lidad de aparición, mayor gravedad y mayor duración de los princi- dispositivos y recursos con que se cuenta.
pales problemas de salud.
5) Los factores de protección hacen referencia a condiciones que
mejoran la resistencia de las personas a los factores de riesgo y
trastornos. Por esta razón, las intervenciones preventivas dirigidas
a fortalecer los factores de protección se superponen frecuente-
mente con la promoción de la Salud Mental.
Tanto los factores de riesgo como los de protección pueden ser de
carácter individual, relacionados con la familia, sociales, económi-
cos y ambientales. Los factores de riesgo y de protección individua-
les y relacionados con la familia pueden ser biológicos, emociona-
les, cognitivos, conductuales, interpersonales o relacionados con
el contexto familiar. Pueden tener su mayor impacto en la Salud
Mental durante períodos sensitivos a lo largo de la vida y tambien a
través de generaciones.
Algunos de estos factores de riesgo y de protección detallados en el
Informe de la OMS, son: a) Factores de riesgo: Fracaso académico,
abuso y abandono de menores, embarazos tempranos exposición
a la agresión y violencia, conflicto familiar, uso o consumo de sus-
tancias, soledad, enfermedad médica, impedimentos físicos y or-
gánicos, duelo. b) Factores de protección: Capacidad para afrontar
el estrés y la adversidad, autonomía, sentimientos de seguridad,
apego positivo y lazos afectivos tempranos, autoestima, apoyo de

51
NOTAS REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1 Sin embargo, el reconocimiento de la salud como derecho es muy con- Ashton, J. & Seymour. H. (1990) Las bases de la Nueva Salud Pública. En
trovertido ya que muchos países se niegan a reconocerlo en pos de la Ashton, J. & Seymour, La nueva Salud Pública (pp. 16-41). Barcelona,
privatización del sistema de salud. Masson-SG (Ed.)
Un claro ejemplo es el hecho de que en la VII Cumbre de las Américas Brasil, Ministerio de Salud de la República Federativa de Brasil (2005). Los
realizada en Panamá el 11 de abril de 2015, no se emitió declaración final Principios de Brasilia Rectores para el Desarrollo de la Aten¬ción en
porque E.E.U.U. se niega a reconocer a la salud como un derecho humano. Salud Mental en las Américas. Conferencia Regional para la Reforma
2 Ley que marcó una importante ruptura en el sistema manicomial con de los Servicios de Salud Mental: 15 años después de Caracas, OPS/
la implementación de dispositivos basados en el trabajo interdisciplinario OMS, Brasil, 7 - 9 de noviembre de 2005.
cuyo eje es la inclusión social de las personas con padecimiento mental, Decreto 635 (2004). Reglamentario de la Ley 448/2000. Publicado en Bo-
con el compromiso comunitario en su lugar de origen. Fue ampliamente letin Oficial n°1927 el 26 de abril de 2004.
reconocida por organismos internacionales. Decreto n° 603 (2013). Reglamentario de la Ley 26.657/10. Publicado en
3 El objetivo fundamental de esta ley, es garantizar el derecho a la Salud Boletín Oficial n° 32649 el 29 de mayo de 2013.
Mental de todas las personas en el ámbito de la Ciudad. Sin embargo, fue Ley n° 2440 (1991). Decreto n° 1466. Publicada en Boletin Oficial n°
reglamentada, luego de debates prolongados, el 22/04/04 por el Decreto nº 2909/91. Legislatura de la provincia de Rio Negro.
63/04 y ha atravesado por múltiples dificultades para su implementación. Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires (2000). Ley de Salud Mental de la
Ciudad de Buenos Aires Nº 448. Decreto N° 1513/2000. Publicada en
Boletín Oficial n° 1022 el 7 de septiembre de 2000. Buenos Aires, Ed.
Dirección General de Salud Mental. Ministerio de Salud- GCABA
Ley Nacional de Salud Mental 26657 (2010). Publicada en el Boletín Oficial
n° 32041 el día 3 de diciembre de 2010.
OMS (1978). Declaración de Alma Ata. Conferencia Internacional de Aten-
ción Primaria de la Salud, Organización Mundial de la Salud, Rusia.
OMS/OPS (1990). Declaración de Caracas. Conferencia de Reestructuración
de la Atención Psiquiatrita en América Latina, Caracas, Venezuela, 11-
14 de Noviembre de 1990. OMS (2004). Prevención de los Trastornos
Mentales.Intervenciones Efectivas y Opciones de Políticas. Informe Com-
pendiado del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de
la OMS en colaboración con el Centro de Investigación de Prevención
de las Universidades de Nijmegen y Maastricht, Ginebra.
ONU (1948). Declaración Universal de los Derechos Humanos, París, 1948.
ONU (1991). Principios para la Protección de los Enfermos Mentales y para el
Mejoramiento de la Atención de Salud Mental, adoptado por la Asamblea
General en su resolución 46/119 del 17 de diciembre de 1991.
OPS/OMS (2005). La Renovación de la Atención Primaria de Salud en las
Américas. Documento de Posición de la Organización Panamericana
de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Washington, D.C.
Plan Nacional de Salud Mental. Resolución Nacional 2177/13. Ministerio de
Salud de la Nación.

52
LA EVALUACIÓN PREVENTIVA PSICOLÓGICA
A LOS ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE
BUENOS AIRES EN EL MARCO DE LAS NORMATIVAS
ACTUALES EN SALUD MENTAL. PARTE II
Gauna, Maria
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN 1. INTRODUCCIÓN
La función de extensión que cumple la Facultad de Psicología a La función de extensión que cumple la Facultad de Psicología a
través de la Evaluación Preventiva Psicológica Obligatoria (E.P.P.O.) través de la Evaluación Preventiva Psicológica Obligatoria (E.P.P.O.)
la ubica en el contexto de la Salud Pública con las características la ubica en el contexto de la Salud Pública con las características
definidas en la Ley Nacional de Salud Mental n° 26.657/10 como definidas en la Ley Nacional de Salud Mental n° 26.657/10 como
servicio de salud. En la Parte I se han detallado como referencia servicio de salud.
algunas de las normas y definiciones incluídas en esta Ley acordes En la Parte I se han detallado como referencia algunas de las nor-
con las intancias normativas nacionales e internacionales actua- mas y definiciones incluídas en esta Ley acordes con las intancias
les en Salud Mental y se han mencionado las dimensiones de la normativas nacionales e internacionales actuales en Salud Mental
E.P.P.O. que se realiza en la D.S.A.S.U.B.A. a todos los estudiantes y se han mencionado las dimensiones de la E.P.P.O. que se rea-
de esta universidad, con el objeto de articularlas en el abordaje liza en la Dirección de Salud de la Universidad de Buenos Aires
reflexivo de algunos de los obstáculos observados que se realiza (D.S.A.S.U.B.A.) a todos los estudiantes de esta universidad, con
en esta Parte II. el objeto de articularlas en el abordaje reflexivo de algunos de los
obstáculos observados que se realizará en esta Parte II.
Palabras clave
Evaluación Psicológica, Salud Mental 2. EVALUACIÓN PREVENTIVA PSICOLÓGICA A LOS ESTUDIANTES DE
LA U.B.A.
ABSTRACT En el Examen Preventivo Obligatorio de Salud que se realiza en la
THE PREVENTIVE PSYCHOLOGICAL EVALUATION TO STUDENTS OF actualidad en la D.S.A.S.U.B.A. es norma que sean evaluados los
THE UNIVERSITY OF BUENOS AIRES IN THE FRAMEWORK OF THE estudiantes ingresantes del Ciclo Básico Común con dos materias
CURRENT REGULATIONS ON MENTAL HEALTH. PART II aprobadas, antes de la inscripción al tercer cuatrimestre de la Ca-
Located the extension function that complies with the Faculty of rrera de grado de las trece Facultades e ingresantes de los Colegios
Psychology through the evaluation preventive psychological man- universitarios de nivel medio de la U.B.A.
datory (E.P.P.O.) in the context of public health with the characte- A fin de situar la E.P.P.O. se describirán brevemente las dos etapas
ristics defined in the National Mental Health Law n ° 26.657/10 de este examen para las cuáles el estudiante concurre dos veces:
as health service. In part I it have detailed reference some of the Primera etapa: Se realiza de lunes a Viernes de 8,00 hs.a 12,00 hs.:
rules and definitions included in this law in line with current na- a) Evaluación médica: Consulta de admisión, técnico preventivo,
tional and international normative instances in Mental Health and exámenes complementarios de laboratorio, consulta odontológica.
the dimensions of the E.P.P.O. that takes place in the D.S.A.S.U.B.A. b) Evaluación psicológica: Ejecución de los cuestionarios autoadmi-
to all students of this University, to articulate them in the reflective nistrables: PERI y Escala Sucesos de Vida A.T.
approach to some of the obstacles observed in this part II have been Segunda etapa: Se realiza de lunes a Viernes de 8,00 hs.a 19,00
mentioned. hs.: a) Entrevista psicológica individual de orientación. Si es per-
tinente, indicación de tratamiento psicológico y/o psiquiátrico pre-
Key words via administración de Inventario Clínico Multiaxial de Personalidad
Psychological evaluation, Mental Health MCMI-III.
b) Evaluación médica individual. Revisión médica, indicaciones del
plan de vacunación. De ser necesario, solicitud de estudios com-
plementarios y la derivación a especialistas. En la E. P. P.O. general-
mente el intervalo de tiempo entre una y otra etapa tiene un margen
de entre 7 y 15 días.
En la D.S.A.S.U.B.A. circulan diariamente por la rutina médico psi-
cológica promedio 150 estudiantes quienes son citados previamen-
te. Algunos hacen la rutina de la primera etapa, la cuál se realiza a
la mañana, y otros concurren con turno de citación durante todo el
día, para la segunda etapa, en que tendrán primero una entrevista
psicológica individual y luego una entrevista médica.
En tanto reflexiones propositivas y con la finalidad de seguir traba-

53
jando para el logro de una mayor eficacia de los resultados con los blemáticas vinculadas a la factibilidad de producción de evidencia
recursos con que se cuenta, se enumerarán a continuación algunos sobre la incidencia, prevalencia y recurrencia de los determinantes
de los actuales obstáculos observados en las dos dimensiones de la sociales de Salud Mental de más potencialidad de impacto en la po-
E.P.P.O. descriptas en la Parte I para luego hacer algunas reflexiones blación estudiantil, en las que es necesario seguir trabajando a fin
sobre ellos: de lograr la sistematización de algunas intervenciones aptas para
1) Dimensión Colectiva: la producción de conocimiento.
a) Uno de los obstáculos a tener en cuenta a los fines de producción En cuanto al punto c) de esta Dimensión se plantea el efecto de
de evidencia con la población estudiantil con la que se trabaja, es resistencia que en numerosas oportunidades produce la obligato-
que si bien algunas características de ésta permitirían agruparla riedad. Si bien esta disposición se fundamenta en que la U.B.A.
diferenciando por ejemplo, algunos grupos por Facultad o Unidad como institución del Estado debe garantizar el derecho a la Salud
Académica, por carrera, por sexo o por franja etaria, es un univer- y cuidarla para mejorar la calidad de vida de los estudiantes, las
so sumamente heterogéneo, heterogeneidad que se observa entre interferencias en la comunicación e información son un obstáculo
otros aspectos, en los datos socio-demográficos, económicos y fa- de importancia que es necesario revisar. Será entonces importante
miliares: edad, sexo, carrera, actividades, hábitos, zona de residen- despejar los obstáculos planteados en los puntos c) y d) en relación
cia, migrantes, etc. con la comunicación e información dirigidas a las autoridades y a
b) A lo largo de estos diez años se han registrado y orientado a los estudiantes de cada sede académica.
los estudiantes considerados en situación de riesgo y/o vulnerabi- Surge para esto, la propuesta de promover e incentivar el perma-
lidad derivándolos para su asistencia psicológica y/o psiquiátrica, nente trabajo en red de la D.S.A.S.U.B.A. en su calidad de servicio
pero no se cuenta aún con estudios sistematizados productores de de salud, con algunas de las ya existentes en la U.B.A. y/o fomen-
evidencia que den una clara visión de la incidencia, prevalencia y tando otras articulaciones viables. También la realización de algu-
recurrencia de factores de riesgo y de protección, que permitan pla- na actividad participativa breve y viable dirigida a la comunidad
nificar y desarrollar acciones promotoras, protectoras o preventivas universitaria estudiantil como por ejemplo, talleres periódicos de
de la Salud Mental con más alcance y sustentabilidad. participación-acción con la presencia de algunos de los represen-
c) Otro de los obstáculos es la obligatoriedad ya que, al no partir tantes de los diferentes centros de estudiantes a fin de que a tra-
la demanda de cada estudiante y también por interferencias en la vés de ellos y con los recursos de comunicación que manejen, se
comunicación e información, el mismo llega frecuentemente mal pueda retransmitir información sobre la importancia que la U.B.A.
informado respecto de los alcances de la evaluación de salud y da a la promoción, protección y prevención de la salud y de los
como consecuencia, no siempre llega con predisposición. objetivos del Examen Preventivo Médico Psicológico que se realiza
d) Si bien en la actualidad se utilizan varios recursos de comunicación en la D.S.A.S.U.B.A. Servirían de apoyo, la gran variedad actual de
e información como por ejemplo página web, tríptico informativo, en- recursos informáticos y los medios de comunicación universitarios.
trevista de admisión, con bastante frecuencia sucede que muchos Las mejoras en la comunicación e información darán también un
estudiantes llegan estando avanzada su carrera o habiéndola fina- marco más propicio a la garantía del consentimiento informado el
lizado, tomando así la evaluación de salud como un requisito más que se haya en tensión con la obligatoriedad.
para tramitar el título de graduación. En relación a esto se debe tener Las acciones propuestas, requieren la promoción del trabajo in-
en cuenta que las carreras de grado de todas las sedes académicas, terdisciplinario e intersectorial para el que, se podría afirmar, la
además de su complejidad, tienen mucha carga horaria y gran canti- D.S.A.S.U.B.A. es un dispositivo privilegiado. Se volverá sobre esto.
dad de estudiantes trabajan y/o viven en zonas alejadas por lo tanto, 2) En lo referente a la Dimensión Individual: En cuanto a los puntos
deben captar múltiples y diferentes focos de atención. a) y b), si bien la E.P.P.O se ubica en el contexto de la Salud Pública
Se hace necesario pensar una propuesta que apunte a la optimi- debiendo utilizar dispositivos, herramientas y recursos propios de
zación de los recursos de comunicación e información con que se este ámbito, la entrevista inidividual en este contexto es un lugar de
cuenta, con métodos sencillos y de llegada más rápida y efectiva tensión entre lo colectivo y lo individual.
para la concientización de la importancia del Examen Preventivo En cuanto a la particularidad de la entrevista individual se dirá que,
Obligatorio de Salud que realiza la U.B.A. si bien el estudiante entrevistado puede ser un individuo más en la
2) Dimensión Individual: cuantificación colectiva de casos para la producción de evidencia,
a) A través de las pruebas psicológicas que se utilizan y de la entre- no deja de ser un sujeto singular.
vista individual, se intenta realizar el relevamiento de información psi- Desde que Freud desarrolló su teoría psicoanalítica, ya no se puede
copatológica para la detección del impacto de los determinantes so- ignorar ni soslayar que las renuncias pulsionales a la satisfacción
ciales de Salud Mental en cada uno de los estudiantes con la finalidad inmediata que impone la cultura son generadoras de malestar y que
de orientación y/o indicación de tratamiento psicológico o psiquiátrico. cada sujeto, ante el empuje pulsional continuo y en su singularidad,
Sin embargo, es de importancia continuar revisando los alcances de evita el displacer buscando satisfacciones sustitutivas, más allá de
las pruebas utilizadas en relación a los objetivos de la E.P.P.O. su voluntad conciente. Pero las formaciones del inconsciente no
b) En relación al punto anterior, esta entrevista ubica al profesional son satisfacciones plenas, es imposible realizar el principio del pla-
ante la posibilidad de riesgo de etiquetar o estigmatizar sin poder es- cer. De modo que, cuando un estudiante en su discurso transmite
cuchar los signos de la singularidad de cada uno de los estudiantes. sentimientos displacenteros de mayor o menor intensidad, no ne-
c) Tambien nos interpela el hecho de que cada estudiante concurre cesariamente está dando indicios de un padecimiento psíquico de
a la D.S.A.S.U.B.A. una sola vez durante toda su carrera y que los gravedad de los denominados trastornos en las clasificaciones psi-
estudiantes son citados cada quince minutos (cada veinte los estu- quiátricas tomadas como referencia en la actualidad y fundamento
diantes de los Colegios universitarios). de algunas de las pruebas administradas.
El profesional debe sostener una posición ética que le permita
Retomando cada uno de los obstáculos planteados se dirá: escuchar al entrevistado en su diferencia singular, respetándolo y
1) En los puntos a) y b) de la Dimensión Colectiva se plantean pro- escuchando su posición subjetiva, evitando etiquetarlo y/o estigma-

54
tizarlo incluyéndolo en el “todos” de una clasificación que lo excluye pueden hacer obstáculo al más óptimo logro de los objetivos de la
de una supuesta normalidad indefinida y arbitraria. evaluación psicológica.
Una posición ética no implica emitir sanciones morales indicadoras En relación a la Dimensión Colectiva se han pensado algunas pro-
del bien o el mal en las actitudes de cada sujeto, sino poder escu- puestas tendientes a mejorar la dinámica de comunicación e infor-
char más allá de los pre-juicios. mación hacia la comunidad estudiantil y a las autoridades de las
No se ignora que muchas situaciones críticas que se han conside- sedes académicas. Se ha planteado también la necesidad de seguir
rado determinantes de la Salud Mental, tienen efectos en las sub- trabajando en la optimización de pruebas que evalúen el impacto
jetividades y en la Salud Mental de las comunidades poblacionales. en la subjetividad de los estudiantes de los denominados determi-
Sin embargo, no todos los sujetos responden de igual modo a las nantes socioambientales, a fin de obtener evidencia para la mejora
mismas situaciones ni hacen lazo social de la misma manera. En en la planificación de estrategias de acción promotoras, protectoras
la entrevista individual los modos preventivos de intervención se y preventivas de la Salud Mental.
propondrían utilizar estrategias de promoción de la Salud Mental, En relación a la Dimensión Individual, se destacó la importancia de
orientando al estudiante a emplear y fortalecer sus propias estrate- una escucha profesional atenta a la singularidad de cada caso. Si
gias de afrontamiento para crear un entorno favorable a la mejora bien se ha dado un ejemplo de los muchos que podrían darse, en él
de su calidad de vida y al logro de bienestar psíquico. se trató de poner en cuestión la expresión Salud positiva en tanto
Sin embargo, hay situaciones en las que podría decirse que es más estado subjetivo de bienestar psíquico opuesto a la enfermedad,
“saludable” que un sujeto pueda sostener el malestar psíquico en relación con la percepción subjetiva singular y la escucha pro-
conque se presenta, como por ejemplo ante la reciente o cercana fesional desde una posición ética. Escucha ésta que, cabe agregar,
muerte de un ser querido. Ni ese malestar psíquico lo hace enfermo es necesario agudizar ya que en el campo de la Salud Mental ha
o “trastornado” ni lo “sana” tratar de calmarlo con medicación psi- habido un avance de la psiquiatrización del padecimiento subjetivo
quiátrica. Pero en los casos en que se detectan estados de mayor en beneficio de grandes laboratorios productores de psicofármacos
vulnerabilidad por padecimiento psíquico más agravado, como por cuyo consumo excesivo en la actualidad es un preocupante com-
ejemplo ante un denominado duelo patológico (entre otras cosas portamiento adictivo en expansión en las sociedades.1
por su excesiva extensión en el tiempo), se requerirían intervencio- Finalmente, se ha sostenido en el apartado anterior, que la
nes propias de lo que en el Plan Nacional de Salud Mental (2013) D.S.A.S.U.B.A. es un dispositivo privilegiado para el trabajo interdis-
se define como prevención secundaria, cuya finalidad sería detener ciplinario e intersectorial en el que desplegar estrategias de acción
o retardar el progreso del padecimiento a través de una atención preventivas de la Salud. Esta afirmación se fundamenta en que en
oportuna, para lo que se requeriría la atención clínica asistencial. ella se articulan e interactúan la función de extensión en Salud con
En cuanto al punto c) de esta dimensión, se dirá que los turnos otor- la de educación de la U.B.A.
gados son pautados por las normativas que hacen a la organización A su vez el Exámen Preventivo Obligatorio de Salud se realiza a
institucional, de acuerdo con la afluencia diaria de estudiantes y con todos los estudiantes en dos áreas: la médica y la psicológica. Es
la cantidad de profesionales con que se cuenta. Siendo un margen de sabido que la educación tiene un fuerte impacto en el grado de
tiempo limitado, cada profesional se ubica ante el desafío de decidir salud que alcanzan las sociedades. La interacción entre Educación
con qué recursos cuenta en cada entrevista individual, si es necesario y Salud requiere la formulación de políticas intersectoriales.
extenderla o recitar al estudiante para una segunda entrevista. La responsabilidad social de la Universidad la coloca en una posi-
ción clave en la interacción de ambas funciones para el desarrollo y
3. ALGUNAS REFLEXIONES FINALES potenciación del capital social. Su importante misión de formación
Contando en la actualidad con un importante instrumento legal de profesionales, académicos y científicos de distintas disciplinas
como la Ley Nacional de Salud Mental n° 26.657/10 y habiéndose y, su función social vehiculizada a través de la extensión, también
cumplido diez años de la implementación en la D.S.A.S.U.B.A. de la la colocan en un lugar privilegiado para el diseño y la gestión de
E.P.P.O. a cargo de la Facultad de Psicología, se consideró oportuno prácticas sociales que aporten recursos sustentables para el abor-
articular las áreas operativa y normativa de esta evaluación y se daje de la Salud Integral, garantizando el derecho de la población
han hecho algunas reflexiones críticas y propositivas. estudiantil a la misma.
La Ley tiene por objeto garantizar el derecho a la protección de la La educación en las acciones preventivas de la Salud Mental y
Salud Mental, a la no discriminación y al pleno goce de los Derechos su articulación con las políticas de Salud Pública generales es de
Humanos de todas las personas con padecimiento mental que se suma importancia. De modo que, se requiere también incentivar en
encuentran en territorio nacional. Acorde con los documentos que la la D.S.A.S.U.B.A. la participación en el trabajo interdisciplinario a fin
integran la ley prioriza los principales recursos de intervención de la de desarrollar futuras estrategias de acción conjunta de promoción
APS: la promoción, la protección y la prevención de la Salud Mental. a través de campañas viables para la educación en las acciones
De modo que, siendo el eje de la reflexión del presente trabajo promotras y preventivas de la Salud Integral como así también para
la E.P.P.O., en la Parte I se consideró oportuna la referencia a los el abordaje preventivo en situaciones de bajo, mediano o alto riesgo
conceptos de estos tres modos de intervención y a algunos de los de impacto de los determinantes sociales de notoria incidencia en
determinantes socioambientales de la Salud Mental que se men- la actualidad.
cionan en el Informe Compendiado de la OMS (2004) y que tienen De manera que, fomentar la participación, la intersectorialidad, la
impacto en la población estudiantil con la que se trabaja. interdisciplina y la conformación de redes, como así también, el
Se ha pensado descriptivamente la E.P.P.O. desde dos dimensiones: desarrollo de sistemas de información y comunicación eficientes
la colectiva y la individual. La primera hace referencia a las inter- para la promoción de la Salud y los entornos saludables de la po-
venciones dirigidas a la población estudiantil de la U.B.A. en tanto blación estudiantil, podría conducir a la construcción de una visión
comunidad y la segunda a la entrevista individual a cada uno de los prometedora del Examen Preventivo Obligatorio de Salud con miras
estudiantes. al logro sustentable de las metas esperables de la función de la
Se enumeraron algunas situaciones que en ambas dimensiones D.S.A.S.U.B.A.

55
NOTA
1 No se pone en duda con esta afirmación la necesaria indicación médica
de medicación específica, preferentemente con acuerdo interdisciplinario,
en algunos casos de padecimiento mental.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Freud, S. (1930). El malestar en la cultura. En Obras Completas, Vol. XXI.
Buenos Aires, Amorrortu Editores, 1988.
Gauna, M. C. (2007). La Responsabilidad Social de la Universidad y la Salud
Mental de los estudiantes universitarios. En Anales de las XIV Jorna-
das de Investigación.Tercer Encuentro de Investigadores en Psicología
del Mercosur, Tomo II, (pp.260- 262). Buenos Aires: U.B.A. Facultad de
Psicología
Ley Nacional de Salud Mental 26657 (2010). Publicada en el Boletín Oficial
n° 32041 el día 3 de diciembre de 2010.
OMS (2004). Prevención de los Trastornos Mentales.Intervenciones Efecti-
vas y Opciones de Políticas. Informe Compendiado del Departamento
de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS en colaboración
con el Centro de Investigación de Prevención de las Universidades de
Nijmegen y Maastricht, Ginebra.
OMS (2007). Salud en las Américas 2007. Contexto general y determinan-
tes de la salud. Argentina [Versión electrónica]. Rev. SALUD EN LAS
AMÉRICAS,2007.VOLUMEN II-PAÍSES,(38-61).
U.B.A. Facultad de Psicología. (2015). Página web: http:// www.psi.uba.ar/
extensión
U.B.A. (2015). Página web: http://www.uba.ar/extensión/ubasalud/contenidos.
php?id=21

56
TRASTORNOS PSICOLóGICOS VINCULADOS
AL USO DE WHATSAPP
Gimenez, Maricel; Zirpoli, Rocio
Universidad Católica de La Plata. Argentina

RESUMEN rimento a los otros. Es una realidad que se expresa como mundo
En el presente trabajo realizado a pedido de la materia Metodología dado, naturalizado, por referirse a un mundo que es “común a mu-
de la investigación, de la carrera de Lic. En Psicología, de la Uni- chos hombres”. (Berger y Luckman 1991). El hombre, a diferencia
versidad Católica de La Plata, nos propusimos analizar el impacto de otras especies, establece una relación de apertura con su am-
que provoca el uso de la aplicación Whatsapp en la subjetividad de biente natural y humano, lo que hace que el ser humano, después
nuestra época. En la actualidad, el Smartphone se ha convertido en de su nacimiento, continúe su proceso de desarrollo biológico en
un instrumento imprescindible en la vida cotidiana de muchas per- interrelaciones no sólo con un ambiente natural, sino también con
sonas, generando en muchos casos, trastornos relacionados con un orden cultural y social específico. Con la llegada del siglo XXI, las
su uso, en especial, manifestaciones de ansiedad. Se realizaron formas de comunicación e interacción entre los individuos cambia-
un conjunto de encuestas para corroborar la existencia de dichos ron de manera importante. En ciertos contextos socioeconómicos y
trastornos, y posibles consecuencias de los mismos. Dentro de los socioculturales, ya no sólo se mantiene contacto con las personas
trastornos asociados se encontraron algunos como “Síndrome de de manera directa (física, interpersonal, cara a cara), sino que tam-
la llamada imaginaria”, “Nomofobia”, “Síndrome del doble check”, bién se ha conseguido entablar una interacción de manera virtual
entre otros. con la mediación de tecnologías digitales, gracias a recursos elec-
trónicos como la telefonía móvil e Internet.
Palabras clave Vivimos inmersos en lo que se llama la “sociedad de la información”.
Actualidad, Whatsapp, Trastornos psicológicos, Smartphones Si contamos con una computadora, un módem y un smartphone,
podremos de un modo relativamente económico, obtener datos al
ABSTRACT instante sobre todos los temas y comunicarnos con personas o ins-
PSYCHOLOGICAL DISORDERS LINKED TO USE OF WATSAPP tituciones de todo el mundo.
In this paper we set out to analyze the impact caused by the use
of the application WhatsApp subjectivity of our times. At present, Usos y abusos del Smartphone
the Smartphone has become an indispensable tool in the daily li- Los nuevos celulares “Smartphone”, brindan un soporte técnico a
ves of many people, generating in many cases, associated with its una Modalidad de vínculo fusional con el objeto; los usuarios los
use, especially manifestations of anxiety disorders. A set of surveys usan todo el tiempo, como una especie de prótesis, los utilizan en
were conducted to corroborate the existence of such disorders, and clase, antes y durante la proyección de una película, hasta el ins-
possible consequences thereof. In some related disorders they were tante mismo en que comienza su sesión psicoterapéutica, no bien
found as “imaginary syndrome called”, “Nomofobia”,”Syndrome finaliza, y a veces miran también de reojo la pantalla en el curso de
double check”, among others. la misma cuando les entra un mensaje.
El empleo de los celulares guarda una relacion particular con la uti-
Key words lizacion del tiempo ya que no es necesario esperar para hablar con
News, Whatsapp, Psychological disorders, Smartphones otros; es posible estar conectado, al instante, las 24 horas, todos los
dias del año, desde cualquier lugar. La comunicacion virtual permite
ademas que no haya pausas, intervalos ni demoras, lo cual, a veces
Introducción: genera ciertos efectos negativos.
En la actualidad, el Smartphone se ha convertido en un instrumento
imprescindible en la vida cotidiana de muchas personas, generando ¿Que es el Whatsapp?
en muchos casos, trastornos relacionados con su uso, en especial, Es una aplicación de chat para teléfonos móviles de última gene-
manifestaciones de ansiedad. Lo que sucede no es algo muy nuevo, ración, los llamados smartphones. Permite el envío de mensajes de
ya Freud hacía referencia en su época sobre los inconvenientes de texto a través de sus usuarios. Su funcionamiento es idéntico al de
llevar una vida acelerada “el extraordinario incremento del comer- los programas de mensajería instantánea para ordenador más co-
cio y las redes de telégrafos y teléfonos que envuelven el mundo munes. La identificación de cada usuario es su número de teléfono
han modificado totalmente el ritmo de la vida; todo es prisa y agi- móvil. Basta con saber el número de alguien para tenerlo en la lista
tación; la noche se aprovecha para viajar; el día, para los negocios, de contactos. Es imprescindible que, tanto el emisor como el desti-
y hasta los `viajes de recreo’ exigen un esfuerzo al sistema nervio- natario, tengan instalada esta aplicación en su teléfono.
so… (Freud 1908) Para poder usar WhatsApp hay que contratar un servicio de internet
móvil. Los mensajes son enviados a través de la red hasta el teléfono
El hombre es un ser social de destino. Las posibilidades de WhatsApp varían en función del telé-
La realidad de la vida cotidiana es una construcción intersubjetiva, fono que tengamos. Existen modelos que aceptan una versión básica
un mundo compartido, lo que presupone procesos de interacción y y otra más avanzada. La versión básica de la aplicación permite ade-
comunicación mediante los cuales comparto con los otros y expe- más enviar fotografías, notas de audio y vídeos. También es posible

57
compartir nuestra ubicación con el usuario que estemos chateando. así como el síndrome de la llamada imaginaria. Por ultimo 7 de los
Todas las versiones tienen un acceso directo a las llamadas, que se 35 confirmaron grandes manifestaciones de ansiedad cuando no
cobran por el operador de telefonía contratado. Con las versiones tenían su celular a mano.
más avanzadas se puede personalizar la aplicación, usar emotico- La muestra que se tomo fue muy reducida, lo que no permite llegar
nos o bloquear usuarios. a ninguna afirmación concreta, pero si pudimos llegar a vislumbrar
Los ticks o palomitas son importantes porque indican el estado de lo real de los trastornos vinculados al uso del Whatsapp.
envío y recepción de un mensaje. Los dos ticks significan que el
mensaje fue enviado al destinatario, los dos ticks en celeste indican Discusión
que el mensaje ha sido leído. Vivimos inmersos en una nueva era de la tecnología, o lo que mu-
En un chat de grupo, verás los dos ticks cuando todos los partici- chos autores denominan “Sociedad de la información”, “Sociedad
pantes reciben tu mensaje. Verás los dos ticks celeste cuando todos de consumo”, donde todo es inmediato, “compre ya”, “llame ya”,
los participantes hayan leído tu mensaje. donde el discurso y la palabra frente a frente son reemplazados
Cuando los usuarios se refieren a sus mensajes vía Whatsapp, dicen por un dialogo virtual, que muchas veces se confunde con lo real,
“hablé”, estableciendo una equivalencia entre lo escrito y lo efec- esta investigación deja varios caminos a ser recorridos, nuevas hi-
tivamente hablado. pótesis, nuevos interrogantes a ser contestados, el siglo XXI y toda
Omiten de este modo que se trata de códigos diferentes, ya que en su nueva forma de interactuar habilita a nuevos posicionamientos,
el Whatsapp se pierden el tono de voz, propio de la conversación cambios de roles, aparición de nuevos trastornos, distintas vicisitu-
telefónica, y el registro de la mirada, los gestos, las posturas corpo- des para abordar en el área de la psicología.
rales, inherentes a la comunicación frente a frente. Los emoticones
hacen su aporte para reemplazar los matices de los que carece la
palabra escrita pero son insuficientes; sabemos que el malentendi- BIBLIOGRAFÍA
do es una característica AAVV (2015) Adolescencia y tecnologías de la información y la comunica-
Estructural de la comunicación humana, pero se observa que los ción. Facultad de Psicología de Buenos Aires.
malentendidos se multiplican en la comunicación virtual. Baumann, Z. (2005). Amor Líquido. Acerca de la fragilidad de los vínculos
Trastornos vinculados al uso de Whatsapp humanos. Fondo de Cultura Económica de Argentina S.A., Buenos Aires.
Berger, P. & Luckmann, T. La Construcción Social de la Realidad. 1968.
La consultora TechHive12 publica una recopilación de los trastornos Madrid. Amorrortu Editores.
Psicológicos más comunes entre los usuarios de Internet en todo el Bohorquez López, C.; Efrén, D.; (2013) Percepción de Amistad en Adoles-
mundo. Entre ellos se destacan los siguientes, más vinculados con centes: el Papel de las Redes Sociales. Universidad de La Sabana, Bo-
el uso de whatsapp: gotá, Colombia
Consultora TechHive (2013) [en línea]. Ocho nuevas enfermedades psicoló-
El síndrome de la llamada imaginaria: hace referencia a que los gicas causadas por Internet y los móviles. [citado 20 de octubre 2014].
usuarios de dispositivos móviles han sufrido alguna vez la alucina- Texto completo disponible en Internet: http://actualidad.rt.com/sociedad/
ción de que su celular había sonado o vibrado sin que en realidad view/108759-nuevas-enfermedades-psicologicasinternet-moviles
lo hubiera hecho. Echeburúa Odriozola, E.; Paz de Corral Gargallo. Adicción a las nuevas
tecnologías y a las redes sociales en jóvenes. Adicciones: Revista de
La nomofobia: es un término derivado de las palabras ‘no’, ‘móvil’ socidrogalcohol, ISSN 0214-4840, Vol. 22, Nº. 2, 2010.
y ‘fobia’, describe la angustia causada por no tener acceso al ce- Freud, S.: (1908) “La moral sexual “cultural” y la nerviosidad moderna”,
lular, que puede variar desde una ligera sensación de incomodidad en Obras Completas, vol. 9, 1994. Buenos Aires, Amorrortu Editores.
hasta un ataque grave de ansiedad.

La dependencia de Internet: es la necesidad enfermiza de estar


todo el tiempo conectado a la red. En casos extremos, se configura
un vínculo adictivo que puede llegar a afectar seriamente la vida
privada y social.

Síndrome del ‘doble check’: Se trata de un estado de ansie-


dad que padece el sujeto al ver que el destinatario del mensaje
de Whatsapp no respondió pero ha estado conectado después de
recibirlo o está ‘en línea’. Se denomina así porque al mandar un
mensaje por Whatsapp, cuando el destinatario lo recibe aparecen
dos ‘ticks’ o ‘vistos’ que indican que le ha llegado y es posible saber
a qué hora se ha conectado.

Metodología
Se realizó una encuesta a 35 sujetos de entre 18 y 40 años, con el
objetivo de rastrear algunas manifestaciones de ansiedad, o algún
trastorno de los anteriores mencionados. Los datos obtenidos en
dichas encuestas dieron como resultado que 24 de los sujetos ad-
mitieron en muchas ocasiones, haber sufrido del síndrome de doble
check. De los 35 sujetos, 9 afirmaron haber experimentado algo

58
ANÁLISIS DE LA DIMENSIÓN SIMBÓLICA A LA
ACCESIBILIDAD A LA ATENCIÓN EN SALUD DE
ADOLESCENTES DE SAN JUAN DEL RÍO, QRO. MEX.
González Zamora, Karla Sugey; Carbajal Valencia, José Abraham; Cabello Alvarez, Leonardo Senen;
Garfias Hernández, Emilio; Morales Osornio, Andrea; Verde Ortiz, Jessica Alejandra; Garbus, Pamela
Facultad de Psicología, Universidad Autónoma de Querétaro. México

RESUMEN INTRODUCCIÓN
La salud de los adolescentes es una preocupación de salud pública La problemática de la salud adolescente es un tema que hoy ocupa
de los países de la región, por estar expuestos a la adquisición de la agenda pública, el incremento de su población - la cantidad de
conductas de riesgo que representarán problemas de salud futu- adolescentes se duplicó en números absolutos en los últimos 30
ros y muertes prematuras y por la dificultad de en las relaciones años - y las características de la vida esta etapa, fueron los facto-
con el sistema de salud. Este trabajo presenta los avances de la res detonantes. Algunas de las problemáticas vinculadas a la salud
investigación que busca conocer la accesibilidad a la atención en adolescente están relacionadas con la incorporación de conductas
salud de adolescentes en San Juan del Río, Qro. Se define a la ac- de riesgo que se produce en esta etapa y que representaran gran-
cesibilidad a la atención en salud como la relación que se establece des problemas de salud futuros y muertes prematuras. La ausencia
entre usuarios y servicios de salud. Se trata de un estudio explo- de relaciones con el sistema de salud agrava aún más esta situa-
ratorio-descriptivo de corte transversal. Se realizaron entrevistas y ción. (OPS/OMS, 2013). Asimismo los adolescentes son estigmati-
encuestas a usuarios y relevamiento documental y se trabajó espe- zados al ser percibidos como personas problemáticas, difíciles y
cialmente la dimensión simbólica del acceso a la atención en SSyR. responsables de conflictos en la sociedad. La situación se agrava
Conocer la forma en la que estos se representan los servicios, es en tanto al crecer se van discontinuando los controles médicos pe-
vital para dicha meta. La dimensión simbólica del acceso a la aten- riódicos quedándose sin médicos de cabecera ni servicios de salud
ción en SSyR, prevalece sobre las otras en el sentido de que a pesar de referencia. Por otro lado, los adolescentes no perciben los recur-
de que existen barreras de índole económica, técnica y política, los sos de salud como accesibles a causa de barreras de acceso del
servicios de SSyR son las concepciones, ideas, percepciones que sistema y de las construcciones culturales propias de este grupo
tienen estos las que actúan como barrera de acceso. (PNSIA/CEPA; 2012).
En Julio de 2013 la OMS lanzó la propuesta de elaboración de un
Palabras clave informe para “sintetizar los avances recientes en la contribución
Accesibilidad, Atención, Salud, Adolescentes, México (…) a la salud del adolescente” con el fin de “fortalecer y apo-
yar iniciativas globales y proporcionar un seguimiento concreto a
ABSTRACT la resolución 64.28 de la Asamblea Mundial de la Salud sobre la
ANALYSIS SYMBOLIC DIMENSION OF ACCESS TO CARE HS&R OF Juventud y los riesgos sanitarios” (OMS, 2013). Para la elaboración
TEENAGERS IN SAN JUAN DEL RÍO, QRO. MÉXICO del mismo busca la opinión de los adolescentes y los proveedores
The adolescents´s health is a public concern for all the countries of de salud e invita a realizar aportes por parte de quienes trabajen en
the región. They are being exposed to the acquisition of risk beha- la materia, poniendo énfasis en la necesidad de obtener informa-
viors that represent future health problems and premature deaths ción sobre el acceso a la atención en salud de esta población. Este
and, because of the difficulty in dealing with the health system . proyecto busca aportar a esa meta.
This paper presents advances in research wich aim is to meet the Este estudio tiene como objetivo analizar la dimensión simbólica
accessibility of health care for adolescents in San Juan del Río, de la accesibilidad a la atención en sexual y reproductiva (SSyR) de
Querétaro, México. We defines accessibility to health care as the los adolescentes de San Juan del Río, Qro. México, entre 12 y 19
relationship established between users and health services. This años de edad.
is an exploratory-descriptive cross-sectional study. Interviews and
surveys of users and documentary survey was conducted and the DESARROLLO
symbolic dimension of access to care is particularly SRH worked. Diferentes corrientes teóricas han tomado en consideración la re-
Knowing how these services are represented, it is vital to that goal. lación entre usuarios y servicios para el estudio de la accesibilidad
The symbolic dimension of access to care in SRH, prevails over the a la atención en salud (Andersen, 1998; Giovanella & Fleury, 1995;
others in the sense that even though there are barriers to economic, Penchanski & Thomas, 1981; Donabedian, 1973; Frenk, 1985). In-
technical and political, SRH services are the concepts, ideas, per- cluso muchas han llamado la atención sobre la necesidad de incluir
ceptions that these They act as a barrier to access. la dimensión de las representaciones, imaginarios y percepciones
de los usuarios sobre el proceso de salud-enfermedad-atención
Key words (Aday & Andersen, 1977; Barrenechea, Trujillo & Chorny, 1990; Gio-
Accesibility, Health, Care, Adolescents, México vanella &Fleury, 1995; Abreu de Jesús & Araújo Assis, 2010).
Esta investigación, cuya directora es la Dra.Pamela Garbus, se ha
desarrollado en la Universidad Autónoma de Querétaro, Mx. Facultad

59
de Psicología, Campus San Juan del Río. La misma se ha centrado en ce el derecho de toda persona, independientemente de su edad, a
el análisis de la relación entre usuarios y servicios. Se considera que decidir de manera libre, responsable e informada sobre su compor-
el abordar el encuentro que se produce entre estos incorpora una di- tamiento reproductivo, se vinculan con el párrafo anterior pues éste
mensión que obliga a pensar esta problemática desde otra perspec- permite preguntarse cómo se están percibiendo los adolescentes
tiva. Representaciones, discursos y prácticas de la población han de de San Juan del Río, que no se consideran autónomos aún más allá
ser necesariamente considerados en toda estrategia implementada de la mayoría edad, a pesar de que normativamente se les conside-
para estudiar el acceso (Garbus, 2010). Al tomar para el análisis de la re como titulares de derechos.
accesibilidad la relación entre usuarios y servicios se considera que A pesar de lo anterior, algunos entrevistados consideran que se debe
ambos contienen en sí mismos la posibilidad o imposibilidad de en- tener atención en SSyR desde la edad escolar, otros relacionan la
contrarse. Los servicios - al igual que los usuarios - son productores atención en SSyR con tener relaciones sexuales o tener cambios en
de discursos que se entraman en representaciones y prácticas de la el cuerpo o edades posteriores a la pubertad. Cabe mencionar que
población dando como resultado distintos modos de acercamiento y la atención en SSyR tomándolo en cuenta desde la atención en pri-
utilización (Stolkiner & Barcala; 2001; Comes, 2004; 2006; Comes, y mer nivel que incluye información adecuada y prevención debería
otros, 2008; Garbus, 2010, 2012). ser parte de la educación de las personas desde que nacen. Esto
puede constatarse en el siguiente párrafo.
RESULTADOS En cuanto al derecho a la educación sexual integral, los Derechos
La meta principal de este estudio buscó aproximarse a la dimensión Sexuales y Reproductivos (Congreso Mundial de Sexología, 1997)
simbólica del acceso a la atención en salud SSy R los adolescentes lo consideran como un proceso que se inicia con el nacimiento y
de San Juan del Río, Qro.Mex. dura toda la vida y que debería involucrar a todas las instituciones
El derecho a la autonomía, integridad y seguridad sexuales del sociales: la familia, la escuela y los centros de salud, entre otros.
cuerpo, como parte de los Derechos Sexuales y Reproductivos Existen a partir de los resultados de las encuestas, varias implica-
(Congreso Mundial de Sexología, 1997), incluye la capacidad de ciones simbólicas como cuando se les preguntó a los adolescentes
tomar decisiones autónomas sobre la propia vida sexual. En con- si han asistido alguna vez a recibir atención en SSyR, al respecto
cordancia con el derecho a la equidad sexual y el artículo 1º de la 252 de 345 encuestados no han asistido nunca, esto es relevante
Constitución de los Estados Unidos Mexicanos (SESEQ, 2011) - que pues el 61.3% de ellos, es decir, 154 adolescentes encuestados,
indican una oposición a las formas de discriminación incluida la no lo hizo porque nunca se le ocurrió. A partir de esto se piensa
discriminación por edad -, se puede afirmar que los adolescentes que un adolescente que está debidamente informado o educado
son sujetos de derecho autónomos en todo sentido con relación a en relación a la SSyR podría no haber asistido a tener atención en
su SSyR, aun siendo menores de edad para la ley de país. SSyR por diferentes razones, pero el que un adolescente diga que
A partir del análisis de entrevistas, se notó que en raras ocasiones nunca se le ocurrió ir, implica que no tiene incorporada la idea de
los adolescentes acuden solos a pedir atención en SSyR y en caso responsabilizarse de su propia sexualidad. En las entrevistas los
de asistir, el recibir dicha atención depende del criterio del servidor adolescentes refieren que no han asistido a tener atención en SSyR
público de los centros de salud. En los hospitales no se les otorga por falta de información, otros dicen que por vergüenza.
la atención sin un responsable adulto a cargo, bajo el argumento de Por otro lado 232 de los adolescentes encuestados dijo haber ob-
que es por su “propia seguridad”. tenido la información más importante para ellos sobre métodos an-
Algunos de los adolescentes entrevistados consideran que sus ticonceptivos y planificación familiar en pláticas en la escuela, 42
padres pueden ejercer un control sobre su cuerpo por ser ellos contestó que con sus padres y 29 de ellos dijo que en pláticas en
menores de edad. Esto nos lleva a considerar la forma en la que los centros de salud, el resto consideró internet, amigos, hermanos
vivencian sus márgenes de autonomía, se mueven y refieren como o no ha tenido información al respecto. Algunos adolescentes entre-
bajo la idea de pertenecer a sus padres o ser una extensión de ellos. vistados consideran que la información obtenida en los centros de
De hecho, muchos están de acuerdo en que sus padres deben ser salud no es suficiente, muchos de ellos refieren que la información
quienes decidan si ellos obtienen atención en SSyR, porque ellos la han obtenido en la escuela, lo que coincide con los datos obteni-
son los que “saben”. Desde esta perspectiva se observa que los dos de la encuesta, también señalan que han recibido información
adolescentes en líneas generales no ejercen sus derechos en re- en sus casas.
lación a su SSyR, ni tienen interés de hacerlo pues el ejercer sus Algunos adolescentes consideran importante que los padres hablen
derechos en este sentido, implica ser responsables de sí mismos, con ellos respecto a la SSyR, inclusive uno de los entrevistados
en su mayoría prefieren que los padres se hagan cargo, es decir, considera que la buena comunicación con los padres está relacio-
muchos de los adolescentes no sienten estar en condiciones de nada a la manera en que se concebirá la SSyR.
responsabilizarse de sí mismos como sujetos de derechos. Se observa que algunos de los entrevistados relacionan la falta de
Se ven ejemplos en las entrevistas de adolescentes que tienen comunicación con los padres con la irresponsabilidad de los ado-
relaciones sexuales siendo menores pero la atención en SSyR o lescentes frente a su sexualidad. La falta de comunicación se vin-
cualquier tema en relación a ello lo dejan en manos de los padres. cula a una falta de acercamiento de los padres o a vergüenza o
En algunos casos consideran que hay que pedirles permiso para desconfianza por parte de los hijos.
obtener métodos anticonceptivos o piensan que los padres deben En relación a la comunicación con los padres, en la encuesta se
estar enterados de todo lo que se hable con el médico pues son encontró que el 51% de los 345 adolescentes consideran que el es-
ellos quienes están a cargo de la salud de los hijos, pero sin embar- pacio más importante para hablar de sus dudas sobre SSyR es en la
go ninguno de los adolescentes entrevistados consideró en algún familia, seguido por el 29% que consideran los centros o institucio-
caso, pedir permiso para tener relaciones sexuales. nes de salud como los espacios más importantes. El 9% sostienen
El derecho a la toma de decisiones reproductivas libres y respon- que las escuelas son los espacios indicados. El resto considera a
sables (Congreso Mundial de Sexología, 1997) y el artículo 4º de la los amigos en algunos casos y en otros, dicen no tener ningún lugar.
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que recono- En el mapeo de servicios se indagó que generalmente se hacen

60
campañas en todos los centros de salud y hospitales que pretenden BIBLIOGRAFÍA
informar a los adolescentes sobre ETS, embarazo adolescente, pla- Abreu de Jesús, W., & Araújo Assis, M. M. (2010). Revisão sistemática sobre
nificación familiar, métodos anticonceptivos, derechos sexuales y o conceito de acesso nos serviços de saúde: contribuições do planeja-
reproductivos, prevención en general, violencia familiar, adicciones, mento. Ciéncia & Saúde Coletiva , 15 (1), 161-170.
depresión, etc. Además en todos los centros visitados se encuentra Andersen, R. (1998). The multiple and changing faces of acces. Medical
una amplia información en carteles y en algunos casos en folletos Care , 36 (3), 252-253.
que se encuentran disponibles para los adolescentes, muchos de Breilh, J. (2010). Hacia una construcción emancipadora del derecho a la sa-
estos folletos están diseñados gráficamente especialmente para lud. En P. A. (PADH), Breilh, Jaime. Hacia una construcción emancipadora
una buena comprensión, es decir, que se utiliza lenguaje especial- del derecho a la salud. En: ¿Estado constitucional de derechos?: informe
mente pensado para la gente joven. sobre derechos humanos Ecuador 2009.¿Estado constitucional de dere-
Hay campañas también que visitan las escuelas para impartir plá- chos?: informe sobre derechos humanos. Ecuador 2009 (pp. 263-283).
ticas sobre SSyR, en las entrevistas realizadas se encontró que la Quito: Universidad Andina Simón Bolívar. Sede Ecuador: Abya Yala.
mayoría de los adolescentes han recibido estas pláticas al menos Breilh, J. (1994). Nuevos Conceptos y Técnicas en Investigación. Ecuador: CEAS.
en las escuelas. Comes, Y., & Stolkiner, A. (2004). “Si pudiera pagaría”: estudio sobre la
Los propios entrevistados dieron su opinión acerca de cómo podría Accesibilidad simbólica de las mujeres usuarias pobres del AMBA a
mejorar el acceso a la atención en SSyR, considerando que debería los servicios asistenciales estatales. Anuario de Investigaciones de la
de haber más y mejor información, que los padres deberían invo- Facultad de Psicología.
lucrarse más, que los servicios deberían ser especiales para ellos Comes, Y., Solitario, R., Garbus, P., Mauro, M., Czerniecki, S., Vázquez, A., y
en donde se pueda generar un ambiente de mayor confianza, que otros. (2008). El concepto de Accesibilidad: La Perspectiva relacional
puedan sentirse seguros. entre población y servicios. XIV, Anuario de Investigaciones de la Facul-
tad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. , 201-210.
CONCLUSIONES Donabedian, A. (1973). Aspects of medical care administration. Harvard
La dimensión simbólica del acceso a la atención en SSyR, prevalece University Press.
sobre las otras en el sentido de que a pesar de que existen barre- Frenk, J. (1985). El concepto y la medición de accesibilidad. Salud Pública
ras de índole económica, técnica y política, los servicios de SSyR de México , 27 (5), 438-453.
generalmente están a disposición de los adolescentes, y son las Garbus, P. (2010). Consideraciones sobre las categorías de acceso a la
concepciones, ideas, percepciones que tienen estos las que actúan atención en salud y procesos de estigmatización en personas externa-
como barrera de acceso, en especial en dos vertientes que se han das de instituciones de salud mental. XVII Anuario de Investigaciones
hallado aquí como las más importantes: la primera en relación a su de la Facultad de Psicología de la UBA. , XVII (I), 309-316.
autonomía, los adolescentes no sienten que puedan ser respon- Garbus, P. (2012) Servicios de Salud, Procesos de Estigmatización y Sub-
sables de sí mismos, y la falta de acceso a la información, donde jetividad. Estudio de caso: Accesibilidad a la atención en salud de
se aprecia que hay información pero no está siendo debidamente personas externadas de instituciones manicomiales bajo tratamiento
asimilada por los adolescentes. psiquiátrico ambulatorio de Tres Arroyos. Tesis presentada para la ob-
tención del título de doctora en Salud Mental Comunitaria, Universidad
Nacional de Lanús, Arg. Defendida el 15 de noviembre de 2012.
Giovanella, L., & Fleury, S. (1995). Universalidade da atenção à saúde:
acesso como cateogria de análise. En C. Eibenschutz, Política de Saú-
de: O público e o privado (pp. 177-198). Rio de Janeiro: Fiocruz Ed.
World Health Organization (2013). Developing a report “Health for the
world’s adolescents. Disponible en http://www.who.int/maternal_
child_adolescent/topics/adolescence/adolescent_health2014/en/in-
dex.html
World Health Organization (2009). Quality assesment guidebook: a guide to
assessing health services for adolescent clients.

61
PRESIÓN EJERCIDA POR LOS PADRES EN RELACIÓN
AL RENDIMIENTO ESCOLAR DE SUS HIJOS: ¿UNA
FORMA DE VIOLENCIA? ANÁLISIS REALIZADO EN
COLEGIOS DEPENDIENTES DE LA UBA
Iglesias, Susana; Cohn, María Paula
Dirección de Salud y Dirección Social. Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN La idea de realizar este trabajo nos surge como profesionales que
El presente trabajo se realiza en el marco de nuestra tarea como somos integrantes del Servicio de Psicología de la Dirección de
profesionales integrantes del Servicio de Psicología de la Dirección Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires, que
de Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires que según lo dictaminado por la Resolución (CS) Nº 2658/04 y su mo-
según lo dictaminado por la Resolución (CS) Nº 2658/04 y su mo- dificatoria a través de la Resolución (CS)Nº 5074/12 establece el
dificatoria a través de la Resolución (CS) Nº 5074/12, establece el Examen de Salud Obligatorio para toda la comunidad estudiantil
Examen de Salud Obligatorio para toda la comunidad estudiantil. comprendida ésta por alumnos secundarios y universitarios y cuyo
Se elabora dicho trabajo a raíz de los crecientes casos de violencia objetivo central se basa en la prevención psicofísica de toda la ma-
familiar detectados en el servicio, en lo que hace a los colegios trícula además de generar en los alumnos la toma de conciencia
secundarios pertenecientes a la UBA: Colegio Nacional Buenos Ai- acerca de la necesidad del cuidado de la salud.
res, Escuela Superior de Comercio Carlos Pelegrini, y Colegio Agro- Cabe destacar que en este caso nuestro interés se centrará única-
pecuario que se presentaron durante el año 2014. La temática a mente en los alumnos de los colegios secundarios: Colegio Nacio-
desarrollar se vincula específicamente a las altas exigencias de nal Buenos Aires, Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini,
rendimiento académico por parte de los padres hacia sus hijos y a y Colegio Agropecuario que se presentaron durante el año 2014 a
las marcas que deja esta acción en las psiquis y ocasionalmente en fin de dar cumplimiento con el mencionado examen . El abordaje
el cuerpo de estos adolescentes. para la realización de dicho trabajo se hizo a partir de las historias
clínicas conformadas por la entrevista, el análisis de las técnicas
Palabras clave psicológicas administradas a los estudiantes - Peri (Entrevista para
Violencia, Familia, Autoridad, Presión la evaluación psiquiátrica epidemiológica) y Sucesos de vida - y la
entrevista a padres todo lo cual integra la base de datos.
ABSTRACT Si bien nuestro trabajo pondrá el acento en el vínculo entre padres e
PARENTAL PRESSURE ON CHILDREN’S SCHOOL PERFORMANCE: hijos pensamos que es importante tener en cuenta la definición glo-
A FORM OF VIOLENCE? ANALYSIS CONDUCTED IN SCHOOLS bal del concepto de violencia, dado que éste abarca una amplia gama
DEPENDENT ON THE UNIVERSITY OF BUENOS AIRES (UBA) de fenómenos y para ello tomamos como referencia lo señalado por
This paper is written in the context of our performance as profes- Sarmiento, Varela, Puhl e Izcurdia (2005) donde los autores conside-
sionals acting within the sphere of the Psychology Service of the ran violencia, a todo tipo de conducta realizada por un miembro de la
Health and Social Assistance Board of University of Buenos Aires, as familia y dirigida hacia otro miembro, que ya sea por acción u omisión
provided by Resolution (CS) No. 2658/04, amended by Resolution produzca daño físico y o psíquico sobre este último.
(CS) No. 5074/12, establishing the Mandatory Health Examination Es de publico conocimiento que durante el transcurso del tiempo
for the whole student community. This paper is prepared on the ba- ha ido cambiando el pensamiento sociocultural acerca del término
sis of increasing family violence incidents detected by the Service violencia, en una determinada época no muy lejana se tenía la con-
during 2014, in relation to high schools dependent on the UBA: Co- cepción de que el jefe de familia encarnaba un lugar de poder difícil
legio Nacional Buenos Aires, Escuela Superior de Comercio Carlos de cuestionar aunque se confundiese los conceptos de autoridad y
Pellegrini, and Colegio Agropecuario. The theme to be developed is respeto con el de autoritarismo y rigidez en el plano familiar.
specifically related to high academic achievement demanded by Es así como los avances en esta materia quedan plasmados en
parents on their children, and the marks left by such pressure on nuestra Constitución Nacional, Ley Suprema de nuestro país, al tra-
teenagers’ psyche, and occasionally, on their bodies. tar los derechos que se vulneran en las situaciones de violencia
familiar o doméstica.
Key words Cabe mencionar que dicha problemática no es privativa de la Argen-
Violence, Family, Authority, Pressure tina motivo por el cual no solo se ha incorporado en el año 1994
en el ámbito capitalino la ley procesal contra la violencia familiar Nº
24.417 sino que en el mismo año se han incorporado a nuestra Carta
Fundamental diversos tratados de índole internacional destinados al
cuidado y preservación de la salud psicofísica del ser humano.
Así mismo es de destacar que todas las provincias del país cuentan
con leyes de aplicación similar a fin de garantizar el bienestar de

62
los ciudadanos. Teniendo en cuenta estas consideraciones la presión ejercida po-
La motivación que nos lleva a elaborar este trabajo se centra en el dría desencadenar conductas de alto riesgo para la salud porque el
hecho de observar (escuchar) la actitud de los estudiantes frente a alumno se encontraría en la disyuntiva de cumplir con el mandato
la presión ejercida por parte de sus padres en cuanto al rendimiento paterno o hacerse cargo de su propio deseo.
académico y que puede considerarse como una forma de violencia. Si tenemos en cuenta que la madurez biopsicosociosexual del ado-
Si consideramos el hecho de que la familia constituye la primera ins- lescente se encuentra en desarrollo, es claro que en determinadas
titución en donde se desarrolla el ser humano, es fundamental pensar ocasiones no cuenten con las herramientas adecuadas para en-
en la incorporación de modelos a través de las identificaciones pa- frentar situaciones de presión y/o tensión. Es por ello que como
rentales que conlleva todo el sistema de valores, normas y creencias efectores de salud pensamos en la implementación de estrategias
propios de cada familia. Este tipo de familias se caracteriza por una que permitan mejorar la calidad de vida de los alumnos a partir de
forma rígida y esteriotipada de funcionamiento en relación al género los factores de riesgo detectados.
y la edad. Como resultado de este accionar se evidencia la necesidad Además de tener en cuenta este momento tan movilizador por el que
de negar cualquier tipo de fisura, por lo que se presenta como la se encuentra atravesando el joven, no puede dejarse de lado como
familia ideal y compacta , que se maneja con un sistema de pactos ya hemos mencionado la historia familiar, las características de per-
secretos anulando de esta manera cualquier posibilidad de diferen- sonalidad del alumno, los mecanismos de defensa que implementa
ciación entre sus miembros que les permita una salida exogámica así como tampoco el formato de la constelación familiar y el tipo de
adecuada ,en función del crecimiento personal. vinculación que cada integrante establezca con el resto.
Es por la forma anteriormente mencionada de vinculación familiar Debemos considerar además la presión que padece el alumno si con
que los chicos por temor a perder el amor y la aceptación de sus anterioridad la familia contó con el egreso de otro hijo que concurría
padres así como la vivencia de sentirse responsables de la supues- a la misma institución y aún más si se considera que el rendimiento
ta integración familiar acceden a responder a las demandas o im- académico logrado ha superado las expectativas de los padres.
posiciones de los adultos. De ello se desprende la importancia en la De acuerdo a la problemática que nos convoca es claro que dicho
rigidez respecto al cumplimiento efectivo de roles dejando en claro tema abarca a todo el núcleo familiar, motivo por el cual deberá ser
quien es el que detenta el poder. abordado como unidad de individualidades dado que si bien podemos
Es entonces a partir de la estructura de personalidad, mecanismos hablar de una o varias víctimas directas, también suele dejar secue-
defensivos, fortaleza yoica, caracteristicas de personalidad e his- las emocionales en participantes pasivos (observadores o testigos).
toria vital lo que determinará la capacidad de resiliencia de cada Otra cuestión importante a considerar es que dicha forma de fun-
estudiante para poder proyectarse en el futuro habiendo superado cionamiento no se puede atribuir al medio cultural, a las ideologías
las contingencias originadas en su entorno familiar. étnicas y mucho menos al medio socio-económico, dado que sería
De 36 casos detectados por los profesionales del servicio durante un grave error considerar que este tipo de conducta se desarrolla
el año 2014, con derivación a tratamiento psicológico, 25 de ellos únicamente en un ámbito socio-económico desfavorable
registraron, como conflictiva central la violencia familiar en sus di- No podemos ignorar que el concepto referente a la violencia res-
versas expresiones. En relación a esto último, pudimos distinguir ponde a cuestiones individuales profundas no resueltas que se pro-
las diferentes formas en que se da la violencia hacia los hijos, sea yectan en un otro con el cual se identifican repitiendo la historia
de manera activa como pasiva. Es así que consideramos tanto el personal. Podemos hablar entonces de rasgos de personalidad que
abuso, como el abandono emocional y o físico, la descalificación y se evidencian y repiten en personas con estas características como
los insultos dentro de este mismo marco. Es por ello que desde esta ser, una falla en el control de los impulsos, una historia similar de
perspectiva se debe considerar también la negligencia y los niños abusos, una personalidad inmadura e insegura que le dificulta en-
testigos de violencia como formas de maltrato en función del daño frentar situaciones de conflictos debido a su incapacidad resolutiva
emocional que puede instaurarse. y por todo ello, la creencia que solo desde una disciplina rígida y
Si bien se pudo detectar la violencia en su amplia gama de manifes- con visos de autoritarismo se puede ejercer la supuesta autoridad.
taciones y consideramos la importancia de su enunciación se deja Es por ello imprescindible además de la intervención individual de
en claro que el trabajo que nos convoca se centra en los efectos quien padezca violencia, la observación de la interacción familiar
que genera en los adolescentes la presión ejercida por parte de los para determinar el interjuego de la entramada familiar así como eva-
padres en relación al rendimiento escolar de sus hijos y que se vin- luar el lugar asignado a cada integrante, el tipo de vínculo, quien se
culan al concepto de violencia, tema tan en boga en la actualidad. encuentra ubicado en el lugar de autoridad (o autoritarismo) quien o
Nuestra preocupación radica en el hecho de que esta demanda se quienes de sometimiento, las exigencias solicitadas a cada uno y las
convierta en una exigencia desmesurada y que deje su impronta en posibles consecuencias del incumplimiento de lo indicado.
los adolescentes a nivel emocional, psicológico y en algunos casos Si bien como se ha mencionado se deberá tener en cuenta la capa-
hasta físico. cidad de resiliencia de cada chico para poder afrontar la conflictiva
Motivo por el cual no podemos dejar de considerar el hecho de que que atraviesa, se deberá tener en cuenta indicadores propios de
la elección del colegio haya estado a cargo del o de los padres, dicha temática como ser la baja autoestima ,descalificación perso-
anulando de esta forma todo deseo y necesidad del adolescente. nal, inseguridad , la falta de capacidad para entablar relaciones vin-
Además de tener en cuenta la mencionada elección, dos podrían culares estables con sus pares, sentir culpa al percibirse diferente
ser las variables vinculadas a dicha exigencia, por un lado la inten- respecto a los miembros de su familia y como consecuencia temor
ción de ubicar al hijo en el lugar en el que el propio padre (en su a la pérdida de amor de los mismos por lo que piensa que el castigo
momento alumno), hubiese querido estar y que por múltiples facto- es merecido,. abulia, dificultad en la concentración, trastornos del
res le fuera negada esta posibilidad en un colegio de alto prestigio y sueño, de la alimentación o el lenguaje, bajo rendimiento escolar
por otro habiendo sido exalumno del mismo colegio u otro pero que o fracaso, puede oscilar en su conducta en extremos como ser el
comparta el mismo origen (UBA), no poder aceptar un rendimiento sometimiento y la agresión.
académico diferente al propio. Habiendo descrito en detalle a las familias que manifiestan rasgos

63
de conductas violentas así como también la sintomatología padeci- Discusión
da por los chicos afectados, trataremos a continuación de realizar En esta línea de trabajo, luego de describir las características que
un perfil del padre maltratante. definen un modo de funcionamiento familiar violento y más específi-
Dicha especificación la realizamos a los efectos de contar con un camente la presión ejercida por los padres en relación al rendimiento
conocimiento de sus vivencias y formas de pensar que nos posibi- escolar, hemos podido observar como contrapartida a la violencia
lite como psicólogos arribar a su mundo interno y poder así lograr padecida una conducta autodestructiva, que va desde sentimientos
que reflexione y pueda revertir su historia sin proyectar sus temores de culpa, vivencias de descalificación personal, laceraciones en el
,inseguridades e insatisfacciones, en la figura de su hijo , reclamán- cuerpo, conductas adictivas, hasta ideas suicidas. Es de común co-
dole a él la resolución de situaciones que le son propias y que se nocimiento que la violencia genera más violencia, pero lo particular y
encuentran pendientes de conclusión. que genera preocupación en estos casos es la tendencia de la víctima
Al proyectar sus aspectos rechazados en su hijo se encuentra repi- a seguir padeciendo a través de su propio cuerpo. ¿Se puede pensar
tiendo la misma situación de maltrato por él vivida. esta reacción como castigo por no haber podido responder al ideal
Es necesario considerar que en estos casos se cuenta con perso- impuesto por la figura materno- paterna? La pregunta que surge en
nas con características agresivas, impulsivas y rígidas debido a un este acto es ¿A quién se pretende castigar, a sí mismo por no cumplir
marcada inmadurez emocional que le genera una baja tolerancia con las exigencias familiares y/o al hostigador?
a la frustración y la incapacidad para comunicarse con un otro por
medio de la palabra motivo por el cual tiende a buscar en el chico
la satisfacción a sus propias necesidades de dependencia, pero con BIBLIOGRAFÍA
una falla en el proceso de simbolización ,lo que hace se manifieste Bechar, de Goldberg, D. Kuperman de Kuitca. M. (1999). “Maltrato infantil.
en algunos casos a través de la acción. Una deuda con la niñez” .Urbano
Otro aspecto a tener en cuenta es el alto grado de ansiedad que Berenstein, I. (1990). ”Estructura familiar inconsciente, ampliaciones hacia
les produce a padres con estas características de personalidad la psicopatológica” Bs. As., Argentina,
aceptar el hecho de que sus hijos estén creciendo y por ende, se Irungaray, E.” Maltrato infantil intrafamiliar, Diagnóstico integral, Conceptos
conviertan en personas autónomas dado que ellos no han podido psicodiagnósticos “Bs.As- 2013 Artículo escrito para una revista de
adquirir aún la suficiente madurez emocional en virtud de sus pediatría en edición.
propias carencias vitales. Ley de protección sobre la violencia familiar Nº 24417 Promulgada en
Significativo es además como este tipo de personalidades estructu- 1994, en Argentina.
ra su entramado familiar a partir del establecimiento de un sistema Sarmiento, A., Varela, O. Puhl . S, Izcurdia,M., (2005). Violencia familiar. En “La
normativo de carácter rígido y vertical donde la única palabra que psicología en el campo jurídico “ (pp. 173-209) Bs. As., Argentina, ECUA
impera ,en función de la ausencia de la capacidad de autocrítica, es Varela, O. Sarmiento, A. Puhl, S. Izcurdia, M., (2010). Enfoque psicosocial
la del jefe y o jefa de familia o representante que se ubique en ese sobre el maltrato infantil. En “Psicología Jurídica” (pp. 65-84) Bs. As.,
lugar, convirtiendo sus decisiones en incuestionables, e impidiendo Argentina, JCE.
de esta manera la independencia de pensamiento, reflexión y ac-
ción de cualquier otro miembro de su familia que con su aporte ge-
nere un desequilibrio en la supuesta figura de autoridad pudiendo
perder el lugar de poder ,y abriendo un espacio para que su modo
de funcionar pueda ser rebatido.
Cuando nos referimos a este tipo de funcionamiento, tenemos que
pensar en una inteligencia limitada por parte del progenitor ya que
se encuentra impedido de aceptar los cambios que se van suce-
diendo en su hijo ya sea en la niñez como en la preadolescencia,
enfocados hacia el futuro que llevan a la adultez, debido a que sólo
es capaz de repetir patrones aprendidos en su arquetipo de crianza.
Es por todo lo referido que el vínculo paterno/materno-filial se
define por logros no reconocidos por parte del padre y o madre
y produciendo decepciones y frustración en el hijo, cuya vivencia
estriba en el hecho de que por más que se esfuerce por satisfacer
las demandas de su padre no lo conseguirá. No obstante cuando
la actitud del chico es funcional a los mandatos parentales puede
asumir que él es el responsable de despertar la violencia en alguno
de sus padres por lo que se culpabiliza convencido de la bondad de
sus genitores y evitar la disgregación familiar, respondiendo así a la
dinámica de inversión de roles.
Según lo manifestado por la profesora Elda S. Irungaray (2013), los
padres que han sido violentados o carenciados en alguna forma
cuando chicos , pueden con sus hijos repetir sus propias experien-
cias ya sea activa o pasivamente .Es que ante la situación traumá-
tica que conlleva la violencia, el psiquismo se defiende haciendo
activo lo vivido, o bien ofreciéndose pasivamente al castigo.

64
AVANCES EN EL ESTUDIO DE LAS PROPIEDADES
PSICOMÉTRICAS DEL HEALTHY PATHWAYS CHILD
REPORT SCALES
Interlandi, Ana Carolina
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN Introducción
Se presentan las propiedades psicométricas del Cuestionario Las investigaciones poblacionales que buscan conocer los perfiles
Healthy Pathways Child Report- Scales (Bevans, Riley y Forrest, de salud y de los comportamientos saludables en los niños son
2010) diseñado para la medición de la salud autopercibida en niños frecuentes en Estados Unidos o en Europa, no así en los países
de 8 a 12 años. Se aportaron evidencias de la validez aparente de latinoamericanos que cuentan con escasos estudios de despistaje
las escalas que conforman la prueba y de su adecuación lingüística. (screenings) de este tipo (Rajmil y col., 2012).
También, se examinó la capacidad de discriminación de los ítems De entre los constructos relevados por estas investigaciones, la sa-
y su homogeneidad. Se efectuó un estudio de componentes prin- lud autopercibida es el evaluado con más frecuencia. Este concepto
cipales para dar cuenta de la validez de constructo de cada escala debe ser valorado multidimensionalmente, en base a una serie de
en particular. Los resultados muestran una buena capacidad discri- indicadores, que varían en función de las variables que se exami-
minativa de los reactivos e índices aceptables de homogeneidad. El nan en los relevamientos.
Análisis de Componentes Principales permitió identificar 8 factores: La mayor parte de estas encuestas contienen, en primera instancia,
satisfacción con la vida, autoestima, confort físico, confort emocio- una serie de preguntas sobre el posible sufrimiento de malestares
nal, vitalidad, calidad de los vínculos con los pares, hábitos de ali- físicos y emocionales. Generalmente, entre los problemas corpora-
mentación y realización de actividad física. Finalmente, se realizó el les examinados se encuentran los dolores, como el de garganta o el
análisis de la confiabilidad a través de la obtención de indicadores de “panza”, el cansancio, las dificultades para dormir y el levantar-
de consistencia interna para cada escala. se cansado; entre las cuestiones de tipo emocional se exploran el
nerviosismo, la ansiedad, el miedo, el mal humor y los inconvenien-
Palabras clave tes para relajarse. La razón por la cual se incluyen estos puntos es
Salud autopercibida, Medición, Escala, Propiedades psicométricas que de estar presentes estos eventos, pueden interferir en cómo se
sienten los pequeños y restringir sus actividades cotidianas (Jans-
ABSTRACT sens, Thompson Coon y col., 2015).
PSYCHOMETRIC PROPERTIES OF THE HEALTHY PATHWAYS CHILD Además, en estas mismas investigaciones se miden factores que
REPORT SCALES actúan como protectores para la salud. Entre ellos se destacan el
This paper presents psychometric properties of the Healthy bienestar psicológico, vinculado con la autoestima, caracterizada
Pathways Child Report- Scales, an instrument designed to measure como la valencia de placer y felicidad con uno mismo (Lucas, Die-
the self- Perceived health of between ages of 8 and 12. Its content ner y Larsen, 2003; Oros, Manucci y Richaud de Minzi, 2011) y con
validity was analyzed by a pilot study. Item analysis consisted in la satisfacción con la vida, que se refiere al juicio global acerca de
the examination of corrected homogeneity indexes and skewness la existencia cotidiana (Diener y Larsen, 1993).
values. Evidences of construct validity were sought by a Principal Otra de las dimensiones protectoras más comúnmente relevada por
Components Study. The scale is comprised by eight subscales: life estos screenings epidemiológicos es la calidad de los lazos afecti-
and personal satisfaction, physical comfort and negative moods, vos con los padres, los compañeros y los maestros (Eccles, 1999;
threaten nutrition habits, friendship quality and sedentary habits, Jaramillo, Díaz Ortiz, Niño Tavera y Velandía Ortiz, 2006; Mangrulkar,
good mood and feel wanted, strength and empathy, Image and Vince y Posner, 2001). Varios investigadores destacan que durante
physical self- perception and healthy behaviors. Finally, consistency la niñez media y tardía, entre los 7 a los 12 años aproximadamente,
was analyzed by calculating Cronbach’s Alphas. se produce la mayor resignificación de los vínculos escolares (Lind-
berg y Swanberg, 2006). Se ha sumado también evidencia empírica
Key words que apoya la hipótesis que la buena relación con los amigos es un
Self-perception health, Measurement, Scales, Psychometric properties elemento medular para el sostenimiento de la salud y el bienestar
psicológico (Smetana y col., 2004; Sontag, Graber, Brooks-Gunn y
Warren, 2008).
Sumado a los componentes anteriores las conductas de autocui-
dado, principalmente las acciones conectadas con la alimentación
saludable y la realización de actividad física (Millstein e Irwin, 1987)
también son sondeadas por las encuestas poblacionales.
Las consecuencias positivas de estos comportamientos han sido
expuestas por estudios como el EnKID (Serra Majen y col., 2003),
realizado sobre una muestra representativa de la población espa-
ñola de niños y adolescentes. En esta exploración se demostró que

65
los chicos que caminan en promedio más de una hora al día y los la Escuela de Medicina de la Marshall University, para ser utilizado
que practican actividades deportivas tres veces por semana pre- en un estudio epidemiológico longitudinal, el Healthy Pathways Pro-
sentaban tasas de obesidad inferiores que aquellos niños que no yect, que se realizó entre los años 2006 y 2008 en Estados Unidos.
lo hacían. Además, esta enfermedad fue más elevada entre los que En Argentina no se cuenta hasta el momento con instrumentos psico-
tenían un bajo consumo de frutas y verduras (< 2 raciones/día), no métricos adaptados culturalmente que valoren integralmente la salud
desayunaban, realizaban un desayuno incompleto, o fraccionaban en los niños entre los 8 y los 12 años, haciéndose necesario contar
la alimentación en menor número de comidas diarias (de 1 a 2 co- con una herramienta que permita efectuar estudios poblacionales.
midas frente a 4 al día), y entre los que aportaban mayor proporción En este trabajo, basándose en los diferentes pasos realizados du-
de energía a partir de la ingesta grasa. rante el proceso de validación transcultural del cuestionario Healthy
Otro de los temas valorados por los estudios trasversales de salud Pathways Child Report- Scales (Bevans y col., 2010, 2012) al con-
infantil es la percepción acerca de la imagen corporal y la vitalidad, texto local, se propone: 1) analizar el funcionamiento de los reac-
en base a variables referidas a si los sujetos se sienten satisfechos tivos de la prueba para la población ya especificada. 2) estudiar
con cómo se ven, si aprecian que se encuentran en buen estado la confiabilidad de las escalas que conforman el instrumento. 3)
físico o si quieren realizar algún cambio en su cuerpo. Investigacio- valorar las evidencias de validez de constructo de las escalas.
nes realizadas con adolescentes indican una correlación estadísti-
camente significativa y positiva entre la percepción sobre la salud MÉTODO
y la imagen corporal, tanto en los varones como en las mujeres
(Moreno y Cervelló, 2008; Urrutia, Azpillaga, de Cos y Muñoz, 2010). Adaptación transcultural del instrumento
Respecto a las herramientas utilizadas en estos trabajos, Janssens, Constó de varias fases. En primer término, se realizaron dos traduc-
Rogers y col. (2015) realizaron una revisión sistemática para rele- ciones independientes y a ciegas del inglés al español del cuestio-
var los instrumentos que evalúan la salud infantil. Algunas de estas nario, hechas por dos traductores técnico-científicos de inglés, con
escalas son específicas para ser utilizadas en niños con alguna pro- lengua materna española, residentes en el Área Metropolitana de
blemática determinada (por ejemplo cáncer) y otras, denominadas Buenos Aires.
genéricas, son apropiadas para ser empleadas en el autoreporte de Luego de este proceso, con la finalidad de valorar si los ítems con-
salud de la población general. tenían palabras y expresiones inadecuadas, se trabajó el contenido
Usar estos instrumentos con niños representa desafíos metodo- de cada uno de los puntos con un equipo de 8 profesionales psi-
lógicos y conceptuales (Matza, Patrick y Riley, 2013), entre ellos, cólogos especializados en investigación infantil. Cada uno de los
la necesidad de elaborar contenidos y formatos apropiados para ítems fue observado con detenimiento y se redactaron nuevamente
el desarrollo cognitivo de la población a la cual van dirigidas las aquellos en los cuales eran necesarios cambios. Así se logró llegar
preguntas. Generalmente, las pruebas que se han generado se fun- a la primera versión del Healthy Pathways Child Report-Scales (Be-
damentan en la teoría psicométrica, y han sido fundamentadas, en vans et al., 2010).
diferente grado, en la opinión de la población a la que van dirigidas. El estudio piloto del conjunto de reactivos que conformaron esta ver-
Uno de los cuestionarios más utilizados en las encuestas de salud sión se efectuó con un grupo de 30 niños entre los 8 y los 12 años.
es el Child Health and Illness Profile (CHIP) (Riley y col., 2001) que Con cada sujeto se evaluó la comprensión y claridad de las escalas
cuenta con dos versiones, una para adolescentes de 12-19 años, mediante entrevistas cognitivas. En función de la información obteni-
y una infantil dirigida a niños/as de 6 a 11 años. La prueba se creó da se decidió modificar la redacción de 15 de los elementos, ajustán-
en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad John dolos más a los modismos locales y al lenguaje infantil.
Hopkins en la década del ´90. Fue elaborada en base a grupos fo- Asimismo, se resolvió eliminar 10 ítems puesto que no eran aplica-
cales con infantes y a grupos de expertos en psicología, pediatría bles a las edades abordadas en esta investigación. También se de-
y psicometría. finió realizar cambios en los períodos recordatorios utilizados en las
Esta herramienta consta de 5 escalas que valoran cinco dimensio- consignas y en las escalas Likert de cinco posiciones, que fueron
nes, corroboradas mediante los correspondientes análisis factoria- formuladas en términos temporales - Nunca, Casi nunca, Algunas
les confirmatorios, para sus ediciones en inglés y español (Estrada veces, Casi siempre y Siempre -.
y col., 2012; Riley y col., 2004), estas son: satisfacción, bienestar, Este pilotaje fue complementado con un estudio de las frecuencias
resiliencia, riesgos y logros. El instrumento cuenta con aceptables de uso de las palabras, realizado en base a los listados de las 1000
evidencias de validez y confiabilidad, informando coeficientes alfa y las 5000 formas más frecuentes publicados por la Real Academia
de Cronbach que variaron entre 0.71 y 0.84 en sus diferentes do- Española. Solo cinco palabras de las utilizadas en el cuestionario no
minios/escalas, y un coeficiente de correlación intraclase que osciló estaban entre las más empleadas en nuestro idioma, por lo cual, fue-
entre 0.63 y 0.74 (Riley y col., 2004). El mismo ha sido utilizado en ron reemplazadas por las formas equivalentes halladas en esa lista.
estudios en Estados Unidos y España (Rajmil y col., 2012).
En los últimos años, se modificó la versión infantil del CHIP para Estudio final del instrumento
garantizar una mayor sensibilidad a las características específicas
de la salud de los sujetos (Bevans y col., 2010, 2012) que se en- Participantes
cuentran atravesando la niñez media y la tardía (o el comienzo de la Se efectuó con una muestra no probabilística intencional consti-
adolescencia), incorporando preguntas de otros cuestionarios muy tuida por 100 estudiantes de escuelas primarias públicas del Área
utilizados a nivel mundial, como son el KIDSCREEN-52 (Ravens- Metropolitana de Buenos Aires (51.5& mujeres, 48.5% varones)
Sieberer y col., 2008), the Add Health Survey (Resnick, y col., 1997) con edades entre los 8 y los 12 años (M=10.26; DE= 0.996). La
y el Response to Stress Questionnaire (Connor-Smith, y col., 2000). participación de los niños quedó sujeta a su consentimiento y a la
Esta revisión del CHIP permitió la elaboración del Healthy Pathways autorización de sus padres, garantizándoles la confidencialidad de
Child Report- Scales (Bevans y col., 2010, 2012). La prueba fue los datos obtenidos.
construida por el John Hopkins Bloomberg School of Public Health y

66
Instrumento amigos?; ¿Se rieron de vos?; ¿Te molestaron o cargaron?; ¿Te pe-
En esta etapa se administró una versión del Healthy Pathways Child garon?; ¿cuántas horas de televisión mirás?; ¿cuántas horas pasás
Report- Scales (Bevans y col, 2012) de 70 ítems que componen 8 jugando videojuegos o usando la computadora para algo que no sea
escalas, adaptadas para ser administradas desde los 8 a los 12 tarea del colegio?; ¿Te sentiste satisfecha/o con tu vida?,
años. La mayoría de los reactivos contienen cinco opciones de res- Al calcularse los índices de homogeneidad para cada reactivo en
puesta en una escala Likert de 5 posiciones y se enmarcan en un función de las correlaciones elemento-total corregida (exceptuando
período recordatorio de 1 semana. el propio ítem) se detectaron 9 estímulos con valores menores a
Las dimensiones de la salud autopercibida que evalúa la versión 2 (¿Te dolió la cabeza?, ¿Te sentiste tan mal que no te dieron ga-
original del instrumento son: la satisfacción con la vida, la autoesti- nas de hacer nada?, ¿Estuviste muy nerviosa/o?, ¿Estuviste de mal
ma, el confort físico y emocional (que valora malestares corporales humor?, ¿Tuviste ganas de cambiar alguna parte de tu cuerpo?,
y emociones o estados de ánimo negativos), la vitalidad, la calidad ¿Pensas que tenés que hacer algo con tu peso?, ¿Pudiste confiar
de los vínculos con los pares, los hábitos de alimentación y la reali- en tus amigos?, ¿Inventaron chismes o mentiras sobre vos?, ¿Te
zación de actividad física. ignoraron o te dejaron de lado a propósito?) los cuales fueron reti-
El estudio de campo estuvo a cargo de un equipo de psicólogos rados del análisis.
entrenados, que administraron el instrumento colectivamente a
grupos de entre 10 a 30 niños. Fiabilidad
Este estudio se realizó evaluando la consistencia interna del instru-
Análisis de datos mento mediante el correspondiente coeficiente Alfa de Cronbach
Para la selección y formulación final de los reactivos se aplicaron obteniéndose un valor de .887, considerado como satisfactorio (Ho-
diferentes pruebas estadísticas fundamentadas en la teoría clásica gan, 2004).
de los test. La capacidad de discriminación de los elementos del
cuestionario se evaluó primeramente en base a si alguno de ellos Evidencias de validez factorial
concentraba más del 75& de la frecuencia de respuesta en solo una El proceso se inició con los 47 estímulos que se conservaron luego
de las opciones de la escala Likert. del estudio de los ítems. Se efectuó en este caso un análisis de
Luego se analizó el poder discriminativo de los reactivos mediante componentes principales con rotación Varimax, en el cual se forzó
el cálculo de la prueba t de diferencias de medias entre el grupo la extracción de 8 factores. Previamente, el test de esfericidad de
cuyas respuestas se ubicaron en el cuartil superior y las dadas por Barlett, señaló que la matriz de correlación se diferenció en forma
el grupo situado en el cuartil inferior. significativa de la matriz unidad (χ2=1790.296, gl 630, p=.000).
Se construyeron también índices de homogeneidad corregidos, eli- El indicador de la medida de adecuación de la muestra de Kaiser-
minándose aquellos puntos que exhibieran puntajes menores a 2 Meyer-Olkin, dio resultados aceptables con un valor de .614. Permi-
(Martínez Arias, 1995). tiendo comprobar que el número de sujetos participantes era ade-
Además, se examinó la consistencia interna de cada escala me- cuado al número de ítems e indicando la pertinencia de continuar
diante el cálculo del Alpha de Cronbach correspondiente (Hogan, con el análisis (Bándalos y Finney, 2010). Los 8 factores obtenidos
2004). Para evaluar la dimensionalidad de la escalas se llevaron explicaron el 60.710 de la varianza.
a cabo estudios de componentes principales. Las variables con- En el factor 1, satisfacción con la vida, saturaron los ítems ¿Cómo
sideradas para este análisis fueron aquellas que presentaron una dirías que es tu salud?, ¿Pudiste jugar al aire libre, por ejemplo
carga factorial de |.40| o más en alguno de los factores obtenidos en una plaza, un parque, o un club?, ¿Fue agradable tu vida?, ¿Te
(Norman y Streiner, 2000). divertiste mucho?, ¿Te sentiste feliz?.
En el factor 2 denominado autoestima obtuvieron cargas factoriales
RESULTADOS superiores a |.50| los reactivos: ¿Te sentiste querida/o? ¿Sentiste
que le importaste a los demás?, ¿Tuviste tiempo suficiente para
Poder discriminativo y homogeneidad de los ítems vos?, ¿Pudiste hacer lo que querías en tu tiempo libre?, ¿Te diver-
Considerando el primer paso propuesto para este análisis, solo un tiste con tus amigos?, ¿Cuántas horas de televisión mirás?.
reactivo, el referido al padecimiento de problemas respiratorios En el factor 3, actividad física, saturaron las preguntas ¿Hiciste de-
(1.4) debió ser descartado, al concentrarse el 75.1& de las res- portes como fútbol, natación, vóley, hockey?, ¿Corriste rápido al jugar
puestas en la opción Nunca de la respectiva escala Likert. o hacer deportes?, ¿Hiciste ejercicios para fortalecer tus músculos,
Los resultados de la prueba t de diferencias de medias entre los como flexiones de brazos o abdominales? y ¿Comiste verduras?.
sujetos cuyos puntajes se ubicaron en el cuartil superior y el inferior La dimensión 4 sobre hábitos de alimentación quedo conformada
mostraron que 23 de los ítems no discriminaron entre los grupos, al por los puntos ¿Tuviste miedo?, ¿Comiste hamburguesas o papas
presentar diferencias de medias no significativas (p≥ 0,05). Por ello fritas en restaurantes de comidas rápidas? Y ¿Comiste tortas, ca-
se procedió a la eliminación de los ítems: ¿Te costó dormirte o te ramelos, alfajores, chocolates u otras golosinas?, con cargas facto-
despertaste varias veces en la noche?; ¿Te levantaste cansada/o?; riales superiores a |.60|.
¿Te sentiste muy triste?; ¿Tuviste la sensación de haber hecho todo El factor 5, confort emocional, está compuesto por los reactivos ¿Te
mal?; ¿Estuviste muy enojada/o?; ¿Te sentiste sola/o?; ¿Tuviste la sentiste contenta/o de ser como sos?, ¿Estás en buen estado físico?
sensación de que todo en tu vida sale mal?; ¿Estuviste de buen Y ¿Te gusta cómo te ves físicamente?, con saturaciones fueron su-
humor?; ¿Estuviste alegre?; ¿Te sentiste presionada/o por algo o periores a |.40|. En el factor 6, vitalidad, se agruparon los reactivos
por alguien?; ¿Te sentiste bien con la ropa que usaste?; ¿Sentiste ¿te sentiste fuerte?, ¿te sentiste saludable? y ¿te sentiste llena/o de
envidia de cómo se veían otras chicas o chicos?; ¿Tuviste ganas de energía?, con cargas factoriales iguales o mayores a |.459|.
cambiar alguna parte de tu cuerpo?;¿a qué hora te acostás los días En la dimensión 7, confort físico, los ítems, ¿Te dolió mucho la pan-
que vas a la escuela?; ¿a qué hora te levantás los días que vas a la za?, ¿No pudiste tranquilizarte? y ¿Desayunás en tu casa los días
escuela?; ¿Te llevás bien con tus amigos?; ¿Pudiste confiar en tus que vas a la escuela? obtuvieron cargas factoriales con valores de

67
|.569| en adelante. En el factor 8, calidad de las relaciones con BIBLIOGRAFÍA
los pares, saturaron los reactivos ¿Te sentiste muy preocupada/o?, Bándalos, D.L., y Finney, S.J. (2010). Exploratory and confirmatory factor
¿Qué tan buena/o sos para hacer amigos?, ¿Cuántos amigos tenés? analysis. In G.R. Hancock and R.O. Mueller, (Eds.). Quantitative Methods
y ¿Tus amigos y vos se ayudaron entre ustedes?, con cargas facto- in the Social and Behavioral Sciences: A Guide for Researchers and Re-
riales mayores a |.569|. viewers.New York, Routledge.
Bevans, K. B., Riley, A. W. y Forrest, C. B. (2010). Development of the
Discusión Healthy Pathways Child-Report Scales. Quality of Life Research,
Para concluir, los resultados analizados indican que el cuestionario 19(8), 1195-1214.
Healthy Pathways Child Report- Scales (Bevans y col., 2010, 2012) Bevans, K. B., Riley, A. W. y Forrest, C. B. (2012). Development of the
posee cualidades psicométricas bastante robustas, en tanto per- Healthy Pathways Parent-Report Scales. Quality of Life Research,
mite una medición compleja, válida y confiable de las diferentes 21(1), 1755-1770.
dimensiones de la autopercepción de la salud en la población de Colomer-Revuelta, C., Colomer-Revuelta, J., Mercer, R., Peiró-Pérez, R.,
los niños de la ciudad de Buenos Aires que están atravesando la Rajmil, L. (2004) La salud en la infancia. Gaceta Sanitaria, 18(1),
niñez media y tardía. 39-46. Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=s0213-
La versión final del cuestionario para la población local de niños 91112004000400009&script=sci_arttext
quedó constituida por 32 ítems con una buena capacidad discri- Connor-Smith, J. K., Compas, B. E., Wadsworth, M. E., Thomsen, A. H. y
minativa e índices aceptables de homogeneidad, agrupados en 8 Saltzman, H. (2000).
escalas: satisfacción con la vida, autoestima, confort físico, confort Responses to stress in adolescence: Measurement of coping and involun-
emocional, vitalidad, calidad de los vínculos con los pares, hábitos tary stress responses. Journal of Consulting and Clinical Psychology,
de alimentación y realización de actividad física. Siendo estas de- 68(6), 976-992.
nominaciones rótulos tentativos en base a los contenidos de los Diener, E. y Larsen, R.J. (1993). The experience of emotional Well-being. En
ítems que agrupa cada factor. M. Lewis y J.M. Haviland (Eds.), Handbook of emotions (pp. 404-415).
Futuros estudios serán realizados para confirmar la validez del Nueva York: Guilford Press.
inventario al investigar si discrimina entre grupos de sujetos con Eccles, J. (1999). The Development of Children Ages 6 to 14. Future Child,
características diferenciales, como pueden ser la edad, el sexo, el 9(2), 30-44.
nivel socioeconómico o el padecimiento de ciertos problemas de Estrada, M. D., Rajmil, L., Herdman, L., Serra-Sutton, V., Tebé, C., Alonso, J.,
salud, como el sobrepeso y la obesidad. También será de interés … Starfield, B. (2012). Reliability and validity of the Spanish version
su aplicación en exploraciones epidemiológicas longitudinales que of the Child Health and Illness Profile Child-Edition/Child Report Form
permitan conocer los diversos grados de salud autopercibida y sus (CHIP-CE/CRF). Quality of Life Research, 21(5), 909-14.
determinantes en distintas poblaciones. Hogan, T. (2004). Pruebas Psicológicas. Una Introducción Práctica, México:
Posteriormente, se podrá también observar su utilidad clínica para Manual Moderno.
detectar niños en riesgo y para evaluar la eficacia predictiva de Janssens, A., Rogers, M., Thompson Coon, J., Allen, K., Green, C., Jenkin-
tratamientos clínicos en patologías específicas. son, C., Tennant, A., Logan, S., Morris, C. (2015). A systematic review
Esta investigación se enmarca en los avances de una beca de Doc- of generic multidimensional patient-reported outcome measures for
torado UBACyT de la cohorte 2010- 2015, que tiene como sede children, part II: evaluation of psychometric performance of English-
el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Psicología de la language versions in a general population. Value Healt, .18(2), 334-45.
Universidad de Buenos Aires. Janssens, A., Thompson Coon, J., Rogers, M., Allen, K., Green, C., Jenkin-
son, C., Tennant, A., Logan, S., Morris, C. (2015). A systematic review
of generic multidimensional patient-reported outcome measures for
children, part I: descriptive characteristics. Value Health. 18(2), 315-33.
Jaramillo, J. M., Díaz Ortiz, K., Niño, L., Tavera A., y Velandía Ortiz, A. (2006).
Factores individuales, familiares y escolares asociados a la aceptación y
el rechazo social en grupos de niños escolarizados entre los 9 y 11 años
de edad. Revista DIVERSITAS, Perspectivas en Psicología, 2 (2), 20.
Lucas, R. E., Diener, E. y Larsen, R. J. (2003). Measuring Positive Emotions.
En S. J. Lopez & C. R. Zinder (Eds.), Positive Psychological Assessment.
A Handbook of Models and Measures (pp.201-218). Washington: Ame-
rican Psychological Association.
Lindberg, L., y Swanberg, I. (2006). Well-being of 12-year-old children rela-
ted to interpersonal relations, health habits and mental distress. Scan-
dinavian Journal of Caring Sciences, 20 (3), 274-281.
Mangrulkar, L., Vince, C., y Posner, M. (2001). Enfoque de habilidades para
la vida para un desarrollo saludable de niños y adolescentes. Recupe-
rado de la página web de la Organización Panamericana de la Salud:
http://www.paho.org/spanish/hpp/hpf/adol/habilidades.pdf
Martínez Arias, R. (1995). Psicometría: Teoría de los test psicológicos y edu-
cativos. Madrid: Síntesis.
Millstein, S. G., e Irwin, C. E. (1987). Concepts of health and illness. Different
constructs or variations on a theme?. Health Psychology, 6, 516-524.
Moreno, J. A., y Cervelló, E. (2008). Importancia de la práctica físicodeporti-
va y del género en el autoconcepto físico de los 9 a los 23 años.

68
Newman, B., y Newman, R. (1998). Development through Life: A Psychoso-
cial Approach. Wadsworth Publishing.
Norman, G. R. y Steiner, D.L. (2000) Bioestadística. Madrid: Harcourt-Mosby.
Oros, L. B., Manucci, V. y Richaud-de Minzi, M. C. (2011). Desarrollo de
emociones positivas en la niñez. Lineamientos para la intervención es-
colar. Educ. Educ., 14(3): 493-509.
Peña M, Bacallao J. (2000). La Obesidad en la pobreza: un problema emer-
gente en la Región. Washington, D. C.: Organización Panamericana de
la Salud.
Rajmil, L., Roizen, M., Psy, A.U., Hidalgo-Rasmussen, C., Fernández, G.,
Dapueto J.J and The Working Group on HRQOL in Children in Ibero-
American Countries. (2012).Health-related quality of life measurement
in children and adolescents in Ibero-American countries, 2000 to 2010.
Value Health, 15(2), 312-22.
Ravens-Sieberer, U., Gosch, A., Rajmil, L., Erhart, M., Bruil, J., Power, M., …
KIDSCREEN Group. (2008). The KIDSCREEN-52 quality of life measure
for children and adolescents: psychometric18 results from a cross-
cultural survey in 13 European countries. Value Health, 11(4), 1418-34.
Resnick, M. D., Bearman, P. S, Blum, R. W., Bauman, K. E., Harris, K. M.,
Jones, J., … Udry, J. R. (1997). Protecting adolescents from harm:
Findings from the national longitudinal study on adolescent health.
Journal of the American Medical Association, 278(10), 823-832.
Riley, A. W., Forrest, C. B., Reebok, G. W., Starfield, B., Green, B. F., Robert-
son, J. A., y Friello, P. (2004). The child report form of the CHIP-child
edition: Reliability and validity. Medical Care, 42(3), 221-231.
Riley, A. W., Robertson, J., Forrest, C. B., Green, B., Reebok, G. y Starfield,
B. (2001). Manual for the Child Health and Illness Profile-Child Edition
(CHIP-CE). Baltimore: The Johns Hopkins University.
Serra Majem, L., Aranceta Bartrina, L., Ribas Barba, C., Pérez, R., Saavedra
Santana, P., y Peña Quintana, L. (2003). Obesidad infantil y juvenil en Es-
paña. Resultados del Estudio ENKID. Medicina clínica, 121(19), 725-732.
Smetana, J. G., Campione-Barr, N. y Daddis, C. (2004). Longitudinal deve-
lopment of family decision-making: Defining healthy behavioral auto-
nomy for middle-class African American adolescents. Child Develop-
ment, 75(5), 1418-1434.
Sontag, L. M., Graber, J. A., Brooks-Gunn, J., y Warren, M. P. (2008). Coping
with social stress: Implications for psychopathology in young adoles-
cent girls. Journal of Abnormal Child Psychology, 36(8), 1159-1174.
Urrutia, S., Azpillaga, I., de Cos, G. L., y Muñoz, D. (2010). Relación entre la
percepción de estado de salud con la práctica físicodeportiva y la ima-
gen corporal en adolescentes. Cuadernos de Psicología del Deporte,
20 (2), 51-56.

69
INFLUENCIA DE LAS CREENCIAS EN SíNTOMAS
ATRIBUIDOS A LA HIPERTENSIóN ARTERIAL.
SU EFECTO SOBRE LA ADHERENCIA Y EL CONTROL
DE LA PRESIóN ARTERIAL
Jeifetz, Mirta; Hirschberg, Silvina; Alvarez De Toledo, Carmen Rocio; Donatti, Sofía; Sánchez Gelós,
Diego Fernando; Gazzillo, Eduardo
Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN adherence to the treatment and make possible to develop interven-


A partir del trabajo de investigación de nuestro equipo en el Insti- tions to promote compliance with medical directions.
tuto “Dr Taquini” y la importancia de la adherencia en hipertensión,
construimos un proyecto que tiene por objetivo general evaluar la Key words
relación entre la adherencia al tratamiento antihipertensivo y las Hypertension, Adherence, Beliefs, Health behaviors
creencias en síntomas atribuidos a la HTA, y la relación entre es-
tas variables y las variaciones de PA. Seleccionaremos en forma
aleatoria 80 pacientes mayores de 18 años. Los sujetos pasarán La hipertensión arterial (HTA) es considerada uno de los mayores
por una evaluación clínica y se les tomarán dos cuestionarios: problemas en la salud pública mundial (OMS, 2013). Afecta a mil mi-
uno sobre adherencia y otro de conductas saludables basado en llones de personas en el mundo y es el principal factor de riesgo de
el Cuestionario de Morisky-Green y Levine (1986). Se realizará un las enfermedades cardiovasculares (OMS, 2013; SAHA, 2011). Ac-
Monitoreo Ambulatorio de Presión Arterial (MAPA) de 24 hs duran- tualmente se calcula que nueve millones de personas mueren por
te el que deberán completar un cuestionario ad-hoc basado en el año a causa de esta patología (OMS, 2013). En nuestro país se ha
IPQ-R (Weinman et al., 1996) y teniendo en cuenta el modelo de observado una prevalencia entre 45,9& y el 81,7& a los 65-74 de
Leventhal (Leventhal et al., 1984, 1997), indicando la presencia de edad (SAHA, 2011). Las recomendaciones del control de la presión
síntomas, su duración y si considera que los mismos se relacionan arterial (PA) con cifras menores de 140/90 (JNC7, 2003) apunta a la
con su HTA. Se espera que el estudio aporte datos vinculados con reducción de la morbilidad y mortalidad cardiovascular, constituyen-
las razones que dificultan la adherencia al tratamiento y posibiliten do el principal objetivo del tratamiento de la HTA. Sin embargo, los
la elaboración de intervenciones que favorezcan el cumplimiento porcentajes de diagnóstico, tratamiento y control son muy bajos a
con las indicaciones médicas nivel global, lo cual agrava la situación (JNC7, 2003). Estudios en di-
versas ciudades de Argentina dieron como resultado que entre el 32
Palabras clave y 55% de las poblaciones estudiadas conoce ser hipertensa, entre el
Hipertensión, Adherencia, Creencias, Conductas saludables 30 y el 40% aproximadamente realiza un tratamiento, mientras que
el control es menor al 13% (SAHA, 2011). En nuestro centro asisten-
ABSTRACT cial hemos descripto mediante estudios de monitoreo ambulatorio de
INFLUENCE OF BELIEFS IN SYMPTOMS ATTRIBUTED TO ARTERIAL PA (MAPA), que el 30.7% de los pacientes cuenta con valores ade-
HYPERTENSION . ITS EFFECT ON COMPLIANCE WITH MEDICAL cuados controlando la HTA (Sanchez Gelós et al, 2013).
TREATMENT AND CONTROL OF BLOOD PRESSURE Una de las causas de la falta de control de la HTA es la baja ad-
Due to the importance of therapeutic adherence in hypertension herencia al tratamiento, que en nuestro país ronda el 50% de los
(HTA) and as a consequence of our continuing work at the Institute pacientes, a los seis meses de iniciado el mismo (Ingáramo et al.,
of Cardiovascular Research “Prof. Dr. Alberto Taquíni”, we have built 2005). Se entiende por adherencia, al cumplimiento de las indica-
a project to assess the relationship between adherence to antihy- ciones médicas en relación a la medicación, la dieta, la actividad
pertensive treatment and beliefs in symptoms attributed to hyper- física y el consumo de tabaco (Haynes, 2001; Varela Arévalo, 2010).
tension, and the relationship between these variables and the chan- Sin embargo, al ser una enfermedad crónica y asintomática (OMS,
ges detected in blood pressure. For this purpose, 80 patients over 2013), la adherencia al tratamiento exige, a su vez, una colabora-
18 years old we will be randomly selected. Subjects will go through ción y participación proactiva, constante y voluntaria del paciente
a clinical evaluation and will answer two questionnaires: one ad-hoc con su tratamiento, más allá del cumplimiento pasivo de las in-
on adherence, based on the IPQ-R (Weinman et al., 1996); and the dicaciones del profesional (Holguin, Correa, Arrivillaga, Caceres &
other about healthy behaviors, based on Morisky Green and Levine Varela, 2006; Pennebaker & Watson, 1988; Varela Arévalo, 2010).
questionnaire (1986). The selected patients will go through a 24hs La adherencia al tratamiento se vincula con diferentes variables.
ambulatory monitoring of blood pressure. During this time they will Por ejemplo, se ha encontrado que factores de personalidad inciden
indicate the presence of symptoms, their duration and whether they en el cumplimiento de los tratamientos (Azzara, Rugna, Hirschberg
consider them related to your HTA. We hope that the study, based & Jeifetz ,2008).
on the model of perception of disease of Leventhal (Leventhal et al., A su vez, las creencias tienen un papel importante. Por un lado,
1984), provides data associated with the reasons that hinder the se ha observado una correlación positiva entre la percepción sub-

70
jetiva de la duración de la HTA como crónica y el desempeño en ·· Evaluar los valores de PA posteriores a la presencia del síntoma.
determinadas funciones cognitivas del paciente hipertenso. Di- ·· Comparar los valores anteriores y posteriores de PA con los en-
cha percepción como crónica podría estar vinculada a una mejor contrados en presencia del síntoma.
adherencia a los tratamientos (Gazzillo, Jeifetz, Azzara, Aguilera, ·· Comparar las PA diurna, nocturna y de 24 horas del grupo de
Gomez Llambi & Milei, 2009). pacientes que refieran síntomas relacionados con la HTA con el
Por otro lado, se ha encontrado que la adherencia se relaciona con resto de la muestra.
la percepción de síntomas relacionados a la HTA, ya que, dichos ·· Comparar el control de PA con la adherencia al tratamiento anti-
síntomas, suelen ser tomados por algunos pacientes como indica- hipertensivo.
dores de elevación de la PA, modificando así la indicación de antihi-
pertensivos, con su consecuente falta de adherencia al tratamiento
(Baumann & Leventhal, 1985; Brondolo, Rosen, Kostis & Schwartz, METODOLOGÍA
1999; Meyer, Leventhal & Gutmann, 1985). Con respecto a esto, se Diseño
ha encontrado una fuerte asociación entre el informe de creencias Es un estudio de tipo cuasi-experimental, con diseño transversal de
en síntomas y falta de adherencia al tratamiento antihipertensivo comparación intergrupos e intragrupos, cuyo propósito es evaluar
(Granados, Roales-Nieto, Moreno & Ybarra, 2007). la incidencia de la percepción de síntomas relacionados a la hi-
La percepción de síntomas asociados a la hipertensión arterial, y la pertensión sobre el control de la presión arterial como así también
consecuente elaboración de creencias basadas en estas percep- sobre la adherencia terapéutica.
ciones, configuran un reto en el estudio de la adherencia al trata- En cuanto a la comparación intergrupos, los sujetos serán divididos en
miento, dada la implicancia que las mismas tienen en la conducta dos grupos según refieran algún síntoma relacionado a la HTA o no.
de los pacientes. Los grupos formados serán comparados en su adherencia al tra-
Si bien es usual encontrar que la hipertensión es asintomática, los tamiento y en el control de la presión arterial evaluado por MAPA.
pacientes suelen asociar síntomas con la enfermedad. Con res- En el grupo que refiera síntomas se realizará un análisis intragrupo:
pecto a esto, se ha observado que, si bien hay estudios que han se comparará el promedio de los valores diurnos con los promedios
evaluado la relación entre síntomas y PA (Fasce, Flores & Fasce, de la hora y las dos horas previas y posteriores a los síntomas rela-
2002; Gus, et al., 2001; Karras, Ufberg, Harrigan, Wald, Botros & cionados con la HTA referidos por los pacientes.
McNamara, 2005; Knopfholz, Lima-Junior, Précoma-Neto & Rocha
Faria-Neto, 2009), son escasos aquellos que utilizan el MAPA como Muestra
instrumento de medición, lo cual posibilita registrar la variación de La muestra estará conformada por pacientes mayores de 18 años
la PA temporalmente y relacionar dichas variaciones con los sínto- que se presenten para realizar una presurometría en los centros que
mas presentados. participen en este estudio, que cumplan los criterios de inclusión:
Para lograr mejorar la adherencia a los tratamientos farmacológi- se incluirán pacientes con diagnóstico confirmado de HTA esencial
cos y no farmacológicos, es necesario diseñar intervenciones que hace más de 6 meses y que firmen el consentimiento informado.
faciliten dicha adherencia, y para ello, es fundamental conocer las Los criterios de exclusión son: padecer otras enfermedades cróni-
razones por las cuales un paciente no se adhiere. Actualmente, los cas no controladas, de grado severo o en estado terminal o bien
instrumentos de medición del cumplimiento terapéutico presentan presentar criterios diagnósticos según DSM IV para Sustancias.
limitaciones. Es necesario obtener instrumentos que midan la ad-
herencia de forma adecuada e integral, y en ello la Psicología tiene Aspectos éticos
un rol fundamental (Varela Arévalo, 2010). Esta investigación no presenta ningún riesgo de daño físico para los
La búsqueda bibliográfica se realizó a través de PubMed, PsycNET sujetos participantes. La información quedará archivada en el Ins-
y SciELO. Se tuvo en cuenta la bibliografía actualizada y a su vez, tituto Taquini bajo llave, y en el caso de información digitalizada, la
en los casos en los que no se encontraron investigaciones actuales misma estará guardada en computadoras con acceso restringido.
sobre el tema, se tomó bibliografía de períodos anteriores. La investigación sobre creencias y adherencia aportará elementos
Este trabajo tiene como objetivo principal evaluar en primer lugar que nos permitirá diseñar intervenciones psicológicas concretas
la relación entre la adherencia al tratamiento antihipertensivo y las para mejorar la adherencia terapéutica, calidad de vida y evolución
creencias en síntomas atribuidos a la HTA y además, la relación clínica del paciente.
entre estas creencias y las variaciones de PA. Para neutralizar la situación de poder de los investigadores se da-
rán todas las explicaciones necesarias y las oportunidades para
OBJETIVOS preguntar en general y sobre dudas posibles a los participantes,
Objetivo principal: que podrán abandonar la investigación si lo desean.
Este trabajo tiene como objetivo principal evaluar la relación en- Se solicitará que completen un formulario de consentimiento infor-
tre la adherencia al tratamiento antihipertensivo y las creencias en mado cuya copia adjunto:
síntomas atribuidos a la HTA, así como también evaluar la relación
entre estas variables y las variaciones de PA. Consentimiento informado
He sido informado acerca del estudio de investigación que se está
Objetivos específicos: llevando cabo en el instituto de investigaciones cardiológicas “prof.
·· Evaluar adherencia al tratamiento antihipertensivo de la muestra. Dr. Alberto C. Taquini” (Uba- Conicet); en el que se evalúan datos re-
·· Evaluar cuales son los síntomas atribuidos a la HTA. lacionados a la hipertensión arterial por medio de cuestionarios auto
·· Comparar los valores de PA durante la presencia del síntoma, administrados, y pruebas de diagnóstico no invasivas. Los datos se-
atribuido a la HTA, con el promedio diurno. rán conocidos por los miembros del equipo de investigación y los
·· Evaluar los valores de PA durante la presencia del síntoma. resultados sólo serán utilizados para fines científicos. En ningún caso
·· Evaluar los valores de PA previos a la aparición del síntoma. se divulgarán los datos personales proporcionados (nombre, teléfono,

71
dirección, etc.).Dejo constancia a través del presente que he leído y/o pertensivo como hábitos alimentarios, ejercicio o actividad física
comprendido la información que se me ha brindado, que he podido y el consumo de cigarrillos y alcohol. Estos se corresponden con
preguntar sobre la misma y que las preguntas fueron contestadas a las áreas Hábitos alimentarios, Control médico de la hipertensión
mi entera satisfacción. Expreso mi consentimiento para ser incluido y Consumo de cigarrillo y alcohol, evaluadas en el Cuestionario de
en dicho estudio. Este consentimiento es dado libremente y por mi Adherencia al Tratamiento para casos de Hipertensión Arterial (Hol-
voluntad, en pleno uso de mis facultades mentales y siendo legal- guín, Correa, et al., 2006).
mente apto para esta determinación. Quedando establecido que es
mi derecho, en cualquier estadio del estudio, retirarme del mismo sin Procedimiento
que ello produzca daño para mí o para terceros. Se realizará una prueba piloto con un cuestionario (ad-hoc basado
en el IPQ-r), de duración y síntomas percibidos durante el monito-
Instrumentos reo, señalando además si los mismos se relacionan con su hiper-
Evaluación de creencia en síntomas: tensión.
La creencia en síntomas será evaluada mediante un cuestionario Los pacientes serán evaluados y completarán un cuestionario para
basado en el IPQ-R de duración y síntomas percibidos durante el evaluar su adherencia al tratamiento. Mientras realizan sus activida-
monitoreo, señalando además si los mismos se relacionan con su des habituales se les realizará un Monitoreo Ambulatorio de Presión
hipertensión. Arterial (MAPA) de 24 horas e indicarán la presencia de síntomas,
El Revised Illness Perception Questionnaire (IPQ-R) (Moss-Morris, aclarando tipo, duración y si lo consideran debido a su enfermedad.
Weinman, et al., 2002) evalúa las cinco dimensiones cognitivas
de la representación de la enfermedad propuesta en el modelo de Análisis estadístico
Leventhal: este es uno de los marcos teóricos más fructíferos, des- La presión arterial y la adherencia al tratamiento, para los pacien-
cribe el modelo de autorregulación o “sentido común”. Tiene como tes con o sin síntomas, serán evaluadas a través de t-student para
supuesto el impacto de la representación cognitivo-emocional de la grupos independientes.
enfermedad en los resultados de salud-enfermedad y la oportuni- Para comparar la PA en pacientes con o sin síntomas relacionados,
dad de identificar dicha representación como medio para intervenir se utilizará un análisis de varianza para factores múltiples (presen-
y posibilitar la adaptación y rehabilitación. cia o ausencia de síntomas) y medidas repetidas (horas promedio).
Los contenidos cognitivos de las representaciones de la enferme- El grupo será dividido en dos: pacientes con síntomas relacionados
dad pueden estructurarse en torno a cinco componentes. a HTA y pacientes sin síntomas relacionados a HTA durante la eva-
Tomaremos el apartado Identidad (o creencias sobre los síntomas luación con el MAPA.
asociados a la enfermedad) adaptado a los fines de la investigación. Se compararán los promedios de las PA diarias, nocturnas y de
Utilizaremos la versión castellana del IPQR cuya estructura factorial 24 horas de los grupos de pacientes que refieran síntomas rela-
y confiabilidad ha sido ya analizada (Beléndez Vázquez et al., 2005). cionados con la HTA y de los que no refieren síntomas usando el
t-student para muestras independientes.
Evaluación de hipertensión: Dentro del grupo que presenta síntomas durante la evaluación, se
La relación entre la variación de la PA y los síntomas percibidos, comparará el promedio de los valores diurnos con los promedios de
antes, durante y después de la percepción del síntoma, serán ana- una hora y dos horas previas y posteriores a los síntomas relacio-
lizados a través de un monitoreo ambulatorio de presión arterial nados con la HTA referidos por los pacientes usando el test t para
(MAPA). muestras apareadas.
El MAPA se realizará con un equipo de monitoreo ambulatorio de PA Además, se compararán los resultados obtenidos en todos los pa-
Space Lab 90207 ABPM. cientes evaluados, en el cuestionario de adherencia con el control
El MAPA es un método diagnóstico preciso, no invasivo, por el cual de la PA.
se pueden obtener múltiples mediciones continuas de la presión
arterial de un sujeto, automáticamente, en un periodo dado (gene-
ralmente 24 horas) y con un mínimo de intervención en la actividad
diaria del paciente. Los resultados del estudio SystEur (1997), prue-
ba un mayor valor pronóstico que las mediciones de consultorio,
por lo cual este método es considerado un complemento muy útil
en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes.

Evaluación de la adherencia o cumplimiento terapéutico:


Para medir la adherencia al tratamiento farmacológico se utiliza-
rá el Test de Morisky-Green-Levine (1986). Consiste en un auto-
informe de los pacientes sobre adherencia terapéutica, el cual ha
demostrado gran capacidad para predecir el control de la presión
arterial. Es un método indirecto de medición basado en la entrevis-
ta voluntaria, que consta de un cuestionario de cuatro preguntas,
que orientan a la adherencia o no adherencia al tratamiento. Se
considera adherente a la persona que responde “NO” a las cuatro
preguntas, y si contesta “SI” en al menos una de las preguntas se
clasifica como no-adherente.
Se agregarán cuatro preguntas relacionadas a los cambios en el
estilo de vida, habitualmente requeridos en el tratamiento antihi-

72
BIBLIOGRAFÍA Moss-Morris, R., Weinman, J., Petrie, K., Horne, R., Cameron, L., & Buick, D.
Azzara S. H., Rugna M. E., Hirschberg S., Jeifetz M. (2008). Psicoticismo y (2002). The revised illness perception questionnaire (IPQ-R). Psycholo-
adherencia terapéutica en pacientes hipertensos. Memorias de las XV gy and health, 17(1), 1-16.
Jornadas de Investigación en Psicología, Tomo II, 217-218. Organización Mundial de la Salud (2013). Información general sobre la hi-
Baumann, L. J., & Leventhal, H. (1985). “I can tell when my blood pressure pertensión en el mundo. Una enfermedad que mata en silencio, una cri-
is up, can’t I?”. Health psychology: official journal of the Division of sis de salud pública mundial. Ginebra, Organización Mundial de la Sa-
Health Psychology, American Psychological Association, 4(3), 203-218. lud. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/87679/1/
Beléndez Vázquez, M., Bermejo, R.M. y García, M.D. (2005). Estructura fac- WHO_DCO_WHD_2013.2_spa.pdf
torial de la versión española del Revised Illness Perception Question- Pennebaker, J. W. & Watson, D. (1988). Blood pressure estimation and
naire en una muestra de hipertensos. Psicothema, 17, 318-324. beliefs among normotensives and hypertensives. Health psychology:
Brondolo, E., Rosen, R. C., Kostis, J. B., & Schwartz, J. E. (1999). Relation- official journal of the Division of Health Psychology, American Psycho-
ship of physical symptoms and mood to perceived and actual blood logical Association, 7(4), 309-328.
pressure in hypertensive men: A repeated-measures design. Psycho- Sanchez Gelós D. F., Otero-Losada M. E., Etchegoyen M., Mirabelli L., Gó-
somatic medicine, 61(3), 311-318. mez Llambí H., Ambrosio G., Milei J. (2013). Blood pressure control in
Chobanian, A. V., Bakris, G. L., Black, H. R., Cushman, W. C., Green, L. A., an urban university center of Hypertension care. A descriptive study.
Izzo, J. L., Jones, D. W., et al. (2003). Seventh report of the Joint Natio- Journal of Hypertension, 31 (293).
nal Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (2011). Guías de la Sociedad
High Blood Pressure.Hypertension, 42(6), 1206-1252 Argentina para el Diagnóstico, Estudio, Tratamiento y Seguimiento de
Fasce, E., Flores M., & Fasce, F. (2002). Prevalencia de síntomas habitual- la Hipertensión Arterial. Buenos Aires: Sociedad Argentina de Hiperten-
mente asociados a la hipertensión arterial en población normotensa e sión Arterial. Disponible en la web (pdf): http://www. saha. org. ar/pdf/
hipertensa. Revista médica de Chile, 130(2), 160-166. GUIA_SAHA_VERSION_COMPLETA.
Gámez, G. G., & Roales-Nieto, J. G. (2005). Formación de creencias sobre SYST-EUR Tial Investigators. Randomized double-blind comparison of pla-
falsos síntomas en pacientes con hipertensión. International Journal of cebo and active treatment for older patients with isolated systolic hy-
Psychology and Psychological Therapy, 5(2), 165-206. pertension. Lancet 1997;350:757-764.
Gazzillo, E., Jeifetz, M., Azzara, s., Aguilera, R., Gomez Llambi, H. & Milei, Varela Arévalo, M. T. (2010). El reto de evaluar la adherencia al tratamiento
J. (2009) Creencias acerca de la duración de la hipertensión arterial y en la hipertensión arterial. Pensamiento psicológico, 7 (14), 127-140
desempeño en memoria verbal diferida. XVI Jornadas de Investigación
y Quinto Encuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR.
Granados, G., Roales-Nieto, J. G., Moreno, E., & Ybarra, J. L. (2007). Creen-
cias en síntomas y adherencia at tratamiento farmacológico en pa-
cientes con hipertensión. International Journal of Clinical Health &
Psychology, 7(3).
Gus, M., Fuchs, F. D., Pimentel, M., Rosa, D., Melo, A. G., & Moreira, L. B.
(2001). Behavior of ambulatory blood pressure surrounding episodes
of headache in mildly hypertensive patients. Archives of internal medi-
cine, 161(2), 252-255.
Haynes, R.B. (2001) Improving patient adherence: state of the art, with a
special focus on medication taking for cardiovascular disorders. En
Burke, L. E. & Ockene, I.S., (Eds.), Compliance in Health Care and Re-
search. (pp. 3-21). New York: Futura Publishing Co Inc.
Holguin, L; Correa, D; Arrivillaga, M, Caceres, D & Varela, M. (2006). Adheren-
cia al tratamiento de hipertensión arterial: efectividad de un programa
de intervención biopsicosocial. Universitas Psychologica, 5(3), 535-547.
Ingaramo, R. A., Vita, N., Bendersky, M., Arnodlt, M., Bellido, C., Piskorz, D., ...
& Santana, M. (2005). Estudio Nacional Sobre Adherencia al Tratamiento
(ENSAT). Revista de la Federación Argentina de Cardiología, 34, 104-111.
Karras, D. J., Ufberg, J. W., Harrigan, R. A., Wald, D. A., Botros, M. S., &
McNamara, R. M. (2005). Lack of relationship between hypertension-
associated symptoms and blood pressure in hypertensive ED patients.
American Journal of Emergency Medicine, 23(2), 106-110.
Knopfholz, J., Lima-Junior, E., Précoma-Neto, D., & Faria-Neto, J. R. (2009).
Association between epistaxis and hypertension: A one year follow-up
after an index episode of nose bleeding in hypertensive patients. Inter-
national Journal of Cardiology, 134(3).
Meyer, D., Leventhal, H., & Gutmann, M. (1985). Common-sense models of
illness: the example of hypertension. Health psychology : official journal
of the Division of Health Psychology, American Psychological Associa-
tion, 4(2), 115-135.
Morisky, D. E., Green, L. W., & Levine, D. M. (1986). Concurrent and pre-
dictive validity of a self-reported measure of medication adherence.
Medical care,24 (1), 67-74.

73
EL ROL DE LOS AGENTES SANITARIOS EN LA
PREVENCIÓN DE LA MORTALIDAD MATERNA.
UN ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE MISIONES
Y CORRIENTES, ARGENTINA
Martinez, Jorge Nicolás; Martinez, Manuela Rocío; Nische, Carlos Mauricio
Universidad de la Cuenca del Plata. Argentina

RESUMEN Key words


En Argentina, como ocurre también en muchos países del mundo, la Health Care Workers, Comparative cases, Rural Psychology, Maternal
morbilidad y mortalidad materno-infantil constituyen prioridades a Mortality
nivel de política pública. El presente trabajo aborda el rol del agen-
te sanitario (AS), como actor fundamental en la prevención de la
mortalidad materna en las provincias de Misiones y Corrientes; en 1. Introducción
base al proyecto multicéntrico de investigación llamado “El rol de Actualmente, la salud materna y la salud materno-infantil constitu-
los agentes sanitarios en la prevención de la mortalidad materna yen una de las áreas sanitarias de mayor prioridad a nivel mundial
en cuatro provincias del norte argentino”, que se ha llevado a cabo (ONU, 2010), por este motivo, en Argentina, se observan diversos
con el apoyo y financiación del programa de becas “Ramón Carrillo- programas, tanto de nivel nacional como provincial, orientados al
Arturo Oñativia”, otorgada por el Ministerio de Salud de la Nación a trabajo en este campo. No obstante, pese a que la mortalidad infan-
través de la Comisión Nacional Salud Investiga. A partir de la infor- til se ha reducido significativamente en las últimas dos décadas, no
mación obtenida enmencionado proyecto, se ha podido comparar ha sucedido lo mismo con la mortalidad materna, que se ha mante-
los datos entre las diferentes provincias estudiadas, en este caso nido estable y se encuentra lejos de los niveles comprometidos en
particular se describirá el rol que desempeñan los Agentes Sanita- acuerdos internacionales a alcanzar en 2015.
rios como articuladores entre la lógica médica y el contexto de las Por tal motivo, el proyecto de investigación “El rol de los agentes
mujeres rurales de bajos recursos en Misiones y Corrientes, desta- sanitarios en la prevención de la mortalidad materna en cuatro pro-
cando las particularidades, diferencias y similitudes en ambos con- vincias del norte argentino” se ha focalizado en abordar las cau-
textos y las singularidades que atraviesan al trabajo de los AS en sas indirectas de mortalidad materna, haciendo foco en el rol de
relación a la prevención de la mortalidad materna en estas zonas. los Agentes Sanitarios en tanto actores del sistema de salud con
potencialidad para ‘traducir’ y generar puntos de encuentro entre
Palabras clave la lógica médica y los marcos de sentido y el contexto de vida de
Agentes Sanitarios, Casos comparativos, Psicología Rural, Mortalidad mujeres rurales de bajos recursos. En consecuencia, se ha podido
Materna realizar un estudio comparativo de casos en zonas rurales de las
provincias de Corrientes, Formosa,Misiones y Tucumán, buscando
ABSTRACT poner el foco en el rol que juegan los agentes sanitarios en la pre-
THE ROLE OF HEALTH CARE WORKERS IN PREVENTING MATERNAL vención de la mortalidad materna y cómo podría potenciarse su
MORTALITY.A COMPARATIVE STUDY BETWEEN MISIONES AND accionar en ámbitos rurales, con el fin de reducirla. Particularmente
CORRIENTES, ARGENTINA en este trabajo se presentará la comparación entre los casos de
In Argentina, as also happens in many countries around the world, Misiones y Corrientes, resaltando sus similitudes y diferencias.
the maternal and child morbidity and mortality are priorities in
terms of public policy. This work approach the role of the health 2. Delimitación de campo y metodología
worker (HW), as a key player in the prevention of maternal mortality El municipio de Ituzaingó, provincia de Corrientes, se ubica al norte
in the provinces of Misiones and Corrientes; based on multicenter de la provincia, a 227 km. de distancia de la ciudad capital y a 90
research project called “The role of health workers in the prevention km de Posadas, capital de Misiones. Cuenta con 19.575 habitantes,
of maternal mortality in four northern Argentina provinces”, that has según el censo de 2010, y su principal actividad laboral se encuentra
been carried out with the support and funding of the grant program relacionada con el turismo. La población rural se ubica en la peri-
“Ramón Carrillo-Arturo Oñativia” issued by the Ministry of Health of feria de las zonas más urbanizadas aproximadamente a 7 km. de
the Nation, through the National Health Research Committee. From distancia del centro de Ituzaingó. Estos sectores rurales se confor-
the information obtained in said project, it was possible to compare man principalmente por familias que se encuentran en una situación
data between different provinces studied, in this particular case the de vulnerabilidad social compuestas por trabajadores independientes
role played by Health Care Workers as articulators between medical precarizados. Ituzaingó cuenta con el Hospital público Dr. Ricardo Bi-
logic and context of rural poor women in Misiones and Corrientes, llinghurst de nivel dos de complejidad, y con seis CAPS (2 dependen
highlighting the peculiarities, differences and similarities in both de la Secretaría de Atención Primaria de la Salud de la municipalidad
contexts and the singularities that cross the work of HW in relation y los demás corresponden a la gestión provincial).
to the prevention of maternal mortality in these areas. En la provincia de Misiones, el estudio se desarrolló en el departa-

74
mento de Leandro N. Alem (entre las localidades de Dos Arroyos, muestras de estudios ginecológicos (PAPs), colocar vacunas, tomar
Gobernador López y el km. 38 de la ruta provincial Nº 4. Esta es una la temperatura, controlar la tensión arterial, el peso y la detección
zona con clima subtropical sin estación seca, que se caracteriza por de cualquier alteración que se pueda presentar; c) detectar nece-
contar con pequeños y medianos productores agrícolas (ligados a la sidades, conductas o comportamientos no saludables en embara-
producción del tabaco), los cuales generan estrategias diversificadas zadas, e identificar condiciones que aumenten los riesgos e índices
de subsistencia. La circulación y comunicación con las vías de acce- de MM. Cabe aclarar que los AS tienen formaciones heterogéneas,
so a las viviendas suele ser deficiente, por lo que se arman caminos ya que según los casos y las dinámicas sanitarias de cada región,
terrados que desembocan en los caminos principales por donde pa- algunos son enfermeros, otros tienen una educación formal que los
san servicios de colectivos de corta y mediana distancia. En cuanto habilita como AS, como en el caso de Corrientes, y otros se forman
al sistema sanitario, los CAPS “Dos Arroyos”, “Km 38” y “Gobernador a través de capacitaciones que los propios sistemas de salud les
López” -de primer nivel de atención- brindan atención ambulatoria proveen, aunque algunas son sólo cursos de promotores de sa-
mientras que el Hospital más cercano es el ubicado en la ciudad de lud, como en el caso de Misiones. Particularmente en el caso de
Leandro N. Alem, que al ser de segundo nivel de atención, cuenta Corrientes, los AS también se focalizan en detectar situaciones de
con internación en servicios básicos e infraestructura para realizar violencia familiar y de género, ya que es uno de los factores que en
exámenes complementarios y de diagnóstico básicos. los últimos años más afecta la salud materna de las mujeres en la
Los actores que participaron en el estudio fueron profesionales del zona;Mientras que en Misiones la tarea de los AS además incluye el
ámbito de la salud cuyas tareas involucran la atención de problemá- relevamiento de higiene o prevención de enfermedades endémicas
ticas vinculadas con el embarazo, el parto y el puerperio de mujeres como dengue y Chagas.
rurales de bajos ingresos; agentes sanitarios, cuyas tareas involu- Con respecto al rol percibido los AS, en ambas provincias los pro-
cran actividades de promoción y prevención de la salud asociadas fesionales y los mismos agentes argumentaban que la particulari-
al embarazo y el parto de mujeres de bajos ingresos; y las mujeres dad de su trabajo reside en las actividades de campo y las tareas
embarazadas o con niños menores de 5 años de edad, que residen sanitarias junto con los pobladores de la zona; mientras que las
en ámbitos rurales y que pertenecen a sectores de bajos ingresos. usuarias de los CAPS entendían a los AS como enfermeros.
El estudio se ha apoyado en casos múltiples (cuatro en total), bus- Asimismo, en ambos estudios de casos, entre las tareas cotidianas
cando aprehender tanto la diversidad de situaciones que se dan a que realizan los AS en torno a la salud materna se encuentran el
nivel local como los elementos que tienden a repetirse en todos completar planillas y formularios con información de las mujeres, y
ellos. En este sentido hablamos de un estudio comparativo de ca- el realizar acciones de control y prevención. Esto demuestra, prime-
sos. Desde otra perspectiva, y haciendo foco en la estrategia em- ramente, una tensión entre las tareas administrativas-burocráticas
pleada para llevar a cabo cada uno de los estudios de caso, se y las tareas sanitarias. En cuanto al lugar en el que despliegan su
indica que se trata de una investigación cualitativa (Sampieri, 1994) accionar, si bien la tarea central de los AS es la salida a terreno,
de carácter exploratorio-descriptivo de tipo transversal. también deben realizar tareas dentro de los CAPS o salas de aten-
ción primaria, evidenciando una segunda tensión, tal como será de-
3. Desarrollo tallada más adelante. En el caso de Misiones, si bien existe una ley
Se entiende por mortalidad materna a “la defunción de una mujer provincial sobre el agente sanitario, sus acciones no están contem-
mientras está embarazada o dentro de los 42 días siguientes a la pladas por los programas de salud de forma explícita, con lo cual
terminación del embarazo, independientemente de la duración y eventualmente el rol de los AS es confundido con el de enfermería
el sitio del embarazo, debido a cualquier causa relacionada con o y de administrativo. Es decir, aparecen discontinuidades entre lo
agravada por el embarazo mismo o su atención pero no por causas propuesto desde lo formal del proyecto y su implementación, que
accidentales o incidentales” (Ministerio de Salud de la República son salvadas desde las particularidades de los AS (González Cowes
Argentina, 2011, p. XI).Actualmente, uno de los factores que más y Vazquez, 2013). En el caso de Corrientes, los profesionales expre-
inciden en la mortalidad materna en nuestro país se relaciona con san que una vez asignadas las zonas de trabajo a los AS, éstos son
las condiciones de vida y el medio contextual que facilitan situacio- los encargados de llevar a cabo la confección de las historias clíni-
nes de vulnerabilidad. (Castell, 1997). cas médicas familiares a través de la visita a las casas, para luego
Allí es donde el rol y la figura del agente sanitario empieza a cobrar poder determinar sus necesidades, brindarles asistencia sanitaria
fuerza como un efector de salud, sobre todo en zonas rurales, ya básica e información. En este sentido, una doctora comentó: “esta-
que actuará como vínculo entre la población y el servicio de salud, a mos avanzando en la gestión territorial en salud, que quiere decir
través de actividades educativas, de prevención de enfermedades, que el agente sanitario tienen que ir a la casa como corresponde,
de seguimiento de las acciones destinadas a grupos específicos en la casa de la persona”. En Misiones se especifican además otras
y/o enfermedades prevalentes, y a través de acciones de control de tareas reservadas a los AS que requieren que se mantengan en
riesgos ambientales y sanitarios. el CAPS, ya sea para asistir a los profesionales, dar turnos, lim-
A partir del proyecto de investigación presentado, se ha podido piar el lugar, hacer seguimiento administrativo, empadronar a las
identificar y describir características particulares de los agentes personas en programas de políticas públicas o entregar recursos
sanitarios que se ponen en juego en cuatro provincias del norte ar- (leches, ajuares, etc.). Teniendo en cuenta estas consideraciones
gentino. En el caso de Misiones y Corrientes existen singularidades es importante visibilizar cómo las políticas públicas y las planifica-
similares y diferentes que resultan interesantes abordar. ciones en salud suelen construirse y negociarse, generalmente de
En primer lugar, las acciones e intervenciones que realizan los manera implícita, al momento de ser aplicadas localmente, ya que
agentes en los territorios estudiados, abordan la salud materna quienes las aplican tienden a reconfigurarlas, dentro de su propio
fundamentalmente a partir de los programas de salud sexual y margen de maniobra, a partir de sus propios intereses, valores y
reproductiva. Por esto, las acciones pueden agruparse en: a) brin- prioridades. Es decir, a partir de su propia racionalidad (Landini,
dar información y entregar o colocar métodos anticonceptivos; b) 2011; Landini, Long, Leeuwis y Murtagh, 2013).
controlar el estado general de las embarazadas o madres: tomar En cuanto a las acciones de los AS como articuladores o traducto-

75
res, se analizaron algunos factores para comprender el rol de los AS BIBLIOGRAFÍA
entre el sistema de salud y las mujeres. Por un lado, los AS actúan Castel, R. 1997 “La Dinámica de los procesos de marginalización: de la
para traducir la terminología específica de los profesionales, siendo vulnerabilidad a la exclusión.
una situación frecuente que la mujer luego de haber sido atendida Cowan Ros, C.; Nussbaumer, B. (2011). Trayectoria conceptual de la media-
por el médico, salga de la consulta y el AS le explique (a veces por ción social: expedicionarios, patrones, políticos y profesionales técni-
primera vez, a veces traduciendo) aquello que el médico indicó. De cos en la interconexión y producción de mundos de significados”. En:
hecho, en Misiones y en Formosa los AS traducen literalmente a los Mediadores sociales. En la producción de prácticas y sentidos de la
idiomas indígenas como el toba o dialectos de la población fronte- política pública. Buenos Aires: CICCUS.
riza, como el “portuñol”. En ocasiones en que los AS acompañan a González Cowes, V. &Vazquez, J. (2013). Accesibilidad psicosocial y cultural:
visitas domiciliarias a los médicos y traducen en el momento, y al el papel de los agentes sanitarios que trabajan en salud materna en
darse cuenta que la persona no está entendiendo, explica “el doctor ámbitos rurales empobrecidos de Tucumán. En Libro del III Congreso de
te está diciendo tal cosa...”, y -en palabras de los profesionales- lo Psicología del Tucumán. Nacional e Internacional. “La Psicología en la
hacen utilizando una terminología “más básica”. Sociedad Contemporánea: Actualizaciones, Problemáticas y Desafíos”.
En particular en el caso de Corrientes, al haber familias con esca- Tucumán: Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Tucumán.
sos recursos y baja escolarización, el proceso de articulación entre Gonzalez Cowes, V., Amarilla, J., Mathot y Rebolé, M., Petit, L., Salas, G. y
el sistema de salud y los residentes, en muchos casos, resulta un Viudes, S. (2015). Informe Final Técnico del Estudio Multicéntrico. “El
gran desafío. Por lo tanto en el proceso de traducción son esenciales rol de los agentes sanitarios en la prevención de la mortalidad materna
los AS, los cuales actúan como mediadores sociales, en tanto son en cuatro provincias del norte argentino”. Presentado a Comisión Na-
aquellos actores que hacen de nexo entre el vocabulario técnico de cional Salud Investiga, Ministerio de Salud de la Nación.
los profesionales y los usuarios, y que en su “ir y venir” interconectan Landini, F. (2011) Racionalidad económica campesina. Mundo Agrario, 23,
universos sociales diferenciados (Cowan Ros y Nussbaumer, 2011) sin paginación. Disponible en: www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S15
1559942011000200014&script=sci_arttext
4. Conclusión Landini, F., Long, N., Leeuwis, C. y Murtagh, S. (2013). Theoretical guide-
A partir de los dos estudios de casos abordados, es posible de- lines for a Psychology of Rural Development.Manuscritoenviadopara-
cir que la tarea de los AS, si bien se caracteriza por el trabajo en publicación.
terreno y contempla la recolección de datos y el llenado de pla- Ministerio de Salud de la República Argentina (2011). Natalidad, mortalidad
nillas, se centra mayoritariamente dentro del CAPS, por lo que el general, infantil y materna por lugar de residencia, Argentina 2009.
AS es visto como un asistente del profesional, un enfermero o un Boletín 129, Secretaría de Políticas Públicas, Regulación e Institutos.
administrativo. La relevancia del rol del AS se basa en asegurar la Dirección de Estadísticas e Información de Salud
accesibilidad geográfica y psico-sociocultural al sistema de salud, Organización de las Naciones Unidas. (2010). Informe Objetivos de Desa-
llegando a lugares alejados de los centros de atención o acercando rrollo del Milenio. Nueva York.
a las mujeres a los CAPS; y articulando los mundos de sentido entre Sampieri, R. (1994) Metodología de la Investigación. México: Mc. Graw-Hill.
los profesionales y las usuarias, en tanto mediadores sociales y
en ocasiones como “traductores” de las indicaciones médicas. En
efecto, los AS se encuentran tensionados entre trabajar en campo
o en el CAPS, y bajo la paradoja de “salir” a terreno para “llevar”
pacientes al CAPS y evitar que se acostumbren a que el AS va a
domicilio. Esta ambivalencia amerita reflexionar acerca de cómo
el sistema de salud se piensa a sí mismo, pues funciona como un
agente expectante y a disposición de la demanda de sus benefi-
ciarios, de modo que cuando los beneficiarios no se acercan son
responsabilizados y culpabilizados. El trabajo de los AS, desde las
mujeres y ellos mismos, implica amplia disponibilidad y la actua-
ción constante, en todo tiempo y lugar, debiendo contar con ciertas
características personales, como la bondad, el respeto, la confian-
za, la empatía. Sin embargo, desde los profesionales, las acciones
de los AS suelen estar desprestigiadas y desvalorizadas. En suma,
el accionar del AS se visualiza como un “voluntario” y no como un
miembro del equipo de salud de pleno derecho (González Cowes,
et al., 2015).

76
EL ROL DE LOS AGENTES SANITARIOS EN LA
PREVENCIÓN DE LA MORTALIDAD MATERNA,
EL CASO DE ITUZAINGÓ, CORRIENTES
Martinez, Jorge Nicolás; Martinez, Manuela Rocío; Nische, Carlos Mauricio; Roselló, Emiliano Martín
Universidad de la Cuenca del Plata. Argentina

RESUMEN 1. Introducción
El presente trabajo se basa en una investigación realizada con el En Argentina, la morbilidad y mortalidad tanto materna como infantil
apoyo del programa de becas “Ramón Carrillo-Arturo Oñativia”, constituyen prioridades a nivel de las políticas públicas, y en el plano
categoría “Estudio Multicéntrico”, otorgada por el Ministerio de Sa- internacional, la reducción de estas problemáticas, ha sido incorpora-
lud de la Nación, a través de la Comisión Nacional Salud Investiga. da como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ONU, 2010),
Dicho estudio se centró en el rol del agente sanitario o agente de por lo que se la considera una línea de trabajo prioritaria.
salud (AS) en torno a la salud materna y su potencial para prevenir En el presente trabajo se basa en un proyecto multicéntrico de in-
la mortalidad materna, tomándose como zonas de trabajo, cua- vestigación llamado “El rol de los agentes sanitarios en la prevención
tro provincias del norte argentino: Misiones, Formosa, Corrientes de la mortalidad materna en cuatro provincias del norte argentino”,
y Tucumán. El presente escrito refiere al caso de la provincia de en el cual se aborda las causas indirectas de mortalidad materna,
Corrientes, en la cual se ha seleccionado la localidad de Ituzaingó haciendo foco en el rol de los Agentes Sanitarios, también llamados
para estudiar causas indirectas de mortalidad materna y el rol que agentes de salud o agentes comunitarios de salud, en tanto actores
desempeñan los Agentes Sanitarios de la zona como articuladores del sistema de salud con potencialidad para ‘traducir’ y generar pun-
entre la lógica médica y el contexto de las mujeres rurales de bajos tos de encuentro entre la lógica médica y los marcos de sentido y el
recursos. Se ha indagado específicamente las acciones e interven- contexto de vida de mujeres rurales de bajos recursos.
ciones de los AS en el contexto de la salud materna, los márgenes De esta manera, se pretende describir las acciones e intervencio-
de maniobra para las acciones de los AS en el contexto local, y nes de los AS en el contexto de la salud materna en Ituzaingó, Co-
las recomendaciones y propuestas de los AS, los profesionales y rrientes; los márgenes de maniobra para las acciones de los AS en
usuarias para mejorar el accionar de los AS y potenciar su accionar el contexto local; las acciones de los AS como articuladores entre
o imparto en ámbitos rurales. el sistema de salud y las mujeres en el ámbito de la salud materna
(tareas de traducción); el rol del agente sanitario desde el punto de
Palabras clave vista de los profesionales de la salud, las usuarias de los CAPS y los
Agentes Sanitarios, Prevención, Psicología Rural, Mortalidad mismos agentes; y las recomendaciones y propuestas de los AS, los
Materna profesionales y pacientes para mejorar el accionar de los AS.

ABSTRACT 2. Delimitación de campo y metodología


THE ROLE OF HEALTH CARE WORKERS IN PREVENTING MATERNAL Este escrito se focaliza en el estudio realizado en la provincia de
MORTALITY. THE CASE OF ITUZAINGÓ, CORRIENTES Corrientes, más específicamente en la localidad de Ituzaingó, capi-
This work is based on a research made with the support of the grant tal del departamento homónimo, que cuenta, según el censo 2010,
program “Ramón Carrillo-Arturo Oñativia”, category “Multicenter con 19.575 habitantes y se ubica al norte de la provincia de Co-
Study”, issued by the Ministry of Health of the Nation, through the rrientes, a 227 kilómetros de distancia de la Ciudad de Corrientes y
National Health Research Committee. This study focused on the role 90 kilómetros de Posadas, capital de Misiones.
of the Health Worker (HW) or Health Care Workers, around mater- Los actores que participaron en el estudio fueron profesionales del
nal health and his potential to prevent maternal mortality, taking as ámbito de la salud cuyas tareas involucran la atención de problemá-
work areas, four Argentine northern provinces: Misiones, Formosa, ticas vinculadas con el embarazo, el parto y el puerperio de mujeres
Corrientes and Tucumán. This writing refers to the case of the pro- rurales de bajos ingresos; agentes sanitarios, cuyas tareas involu-
vince of Corrientes, which is selected Ituzaingó to study the indirect cran actividades de promoción y prevención de la salud asociadas
causes of maternal mortality and the role played by health workers al embarazo y el parto de mujeres de bajos ingresos; y las mujeres
of the area as articulators between medical logic and context rural embarazadas o con niños menores de 5 años de edad, que residen
poor women. Has specifically investigated the actions and inter- en ámbitos rurales y que pertenecen a sectores de bajos ingresos.
ventions of the Health Workers in the context of maternal health, De manera organizativa se puede presentar el estudio de caso rea-
the margin of maneuver for the actions of the Health Workers in lizado, en dos etapas:
the local context, and the recommendations and proposals of the - La primera consistió en la revisión bibliográfica y primeras apro-
Health Workers, professionals and users to improve actions of the ximaciones a campo, a partir de las cuales se pudo identificar los
HW and enhance their actions or impart in rural areas. referentes principales como así también las zonas donde poste-
riormente se realizaron las entrevistas. Cabe destacar que al ser el
Key words primer estudio que se realiza en Ituzaingó con estas características,
Health Care Workers, Prevention, Rural Psychology, Maternal esta primer etapa de prospección de campo resultó laboriosa, ya
Mortality que al ser una zona con la cual no se ha trabajado previamente, se

77
tuvo que realizar una primera búsqueda de informantes claves, en ción, dan a conocer los lugares y horarios donde se realizan con-
este caso la presidente y diferentes trabajadores de la feria franca sultas y se entregan o colocan métodos anticonceptivos, detectan
del pueblo, los cuales brindaron información sobre cómo localizar a necesidades, conductas o comportamientos no saludables y condi-
los referentes del sector salud y posteriormente, con estos últimos, ciones que aumentan los riesgos e índices de mortalidad materna.
contactar a los actores que fueron entrevistados. Además, los agentes sanitarios cumplen la función de controlar el
- En una segunda etapa, una vez localizados los CAPS e identifica- estado general de las madres, toman la temperatura, controlan la
dos los diferentes actores, se realizaron observaciones participan- tensión arterial, el peso y cualquier alteración que se pueda pre-
tes y no participantes y 16 entrevistas semiestructuradas, de las sentar. Particularmente en Ituzaingó, los agentes sanitarios también
cuales cuatro fueron hechas a las mujeres del Barrio San Jorge; se focalizan en detectar situaciones de violencia familiar o social,
cuatro a los diferentes profesionales de los tres CAPS mencionados ya que es uno de los factores que más se visibilizan en los últimos
anteriormente; y ocho a los agentes sanitarios de los centros de años y que más afecta la salud materna de las mujeres en la zona.
atención primaria. Las entrevistas obtenidas en esta estaba fueron Con respecto a la concepción que tienen los profesionales sobre
grabadas y posteriormente transcriptas con el fin de ser analizadas. las acciones concretas que realizan los agentes sanitarios en el
Para este último propósito, se ha contado con el apoyo del aplicati- territorio, todos reconocen que las tareas que realizan son de suma
vo informático Altas Ti, con el fin de detectar elementos o aspectos importancia, ya que una vez asignadas las zonas de trabajo, son los
de estos procesos que puedan ser abordados por la psicología en encargados de llevar a cabo la confección de las historias clínicas
torno al material recolectado. médicas familiares a través de la visita a las casas, donde comple-
tan todos los datos de una familia para después, determinar sus
3. Desarrollo necesidades, brindarles asistencia sanitaria básica e información.
En primer lugar es necesario describir el conjunto de factores con- Por su parte las mujeres rurales que asisten a los CAPS y reciben a
textuales y sociales por los que ha atravesado la zona de estudio. los agentes sanitarios en sus casas, tienen diferentes concepciones
Según las entrevistas realizadas a los diferentes actores, la pobla- del trabajo que realizan ellos. Por un lado la mayoría se muestra
ción rural del municipio de Ituzaingó se ha transformado considera- conforme con las actividades que emprenden los agentes, comen-
blemente en los últimos años debido a la construcción de la represa taron que cuando estaban embarazadas se realizaron diferentes
Yacyretá, por la cual muchas familias fueron relocalizadas en dife- controles en los CAPS y los agentes eran los encargados de hacer el
rentes barrios como ser Santa Tecla y el Barrio San Jorge, que se seguimiento de este proceso, llevando un registro de los cambios,
ubican aproximadamente a 7 kilómetros de distancia del centro de controlando el peso y la presión, además explicaron que siguen
Ituzaingó. Estos sectores rurales se conforman principalmente por recurriendo a los agentes cuando llevan a sus bebés a realizarse
familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad (Cas- los controles o cuando tienen alguna consulta.
tell, 1997), es decir, compuestas por trabajadores independientes Otra mujer manifestaba que generalmente son visitadas una vez
precarizados con frágiles soportes relacionales, que generalmente al mes y que si alguna vecina necesita ayuda, ellas informaban
cuentan con alguna asistencia estatal. al CAPS y los agentes acudían las veces que fueran necesarias o
En cuanto al sistema de salud local, Ituzaingó cuenta con el Hospital pedían la ayuda al hospital para trasladar a la mujer en ambulancia.
público Dr. Ricardo Billinghurst de nivel dos de complejidad, que se De acuerdo con esto, la usuaria expresaba: “Acá mi vecina, ella te-
ubica en el centro del municipio, también se encuentran seis CAPS nía una vez me acuerdo, que una vez ella tenía un dolor, dolor y sin
distribuidos en los diferentes barrios, de los cuales cuatro de ellos embargo le vinieron a ver las chicas (…) era más por el bebé muy
dependen de la secretaría de APS de la municipalidad, mientras que grande y eso, y le venían y le tomaban la presión y todo”.
los demás corresponden a la gestión provincial. El estudio realizado A partir del discurso de los diferentes entrevistados, se podría decir
se enfocó principalmente en tres CAPS ubicados en las zonas pe- que la gran mayoría concuerda que las acciones que realizan los
riféricas de la localidad, ellos son: CAPS municipal “Mil Viviendas”, agentes sanitarios se caracterizan por poseer cierto grado de liber-
CAPS municipal “180 Viviendas” y CAPS municipal San Jorge, ubi- tad y por la posibilidad de tomar sus propias decisiones en su labor
cados en los barrios homónimos. cotidiana, los agentes mismos reconocieron sus espacios de toma
De acuerdo con las políticas públicas relacionadas con la salud ma- de decisiones y comentaron que, si bien, existen indicaciones que
terna que se llevan a cabo en el municipio de Ituzaingó, la principal provienen de los sectores municipales o provinciales, ellos pueden
preocupación reside en procurar dar respuestas al grave problema proponer y actuar según sus propios puntos de vista. Un ejemplo
de la mortalidad materna a consecuencia de diferentes situaciones bastante representativo de ello es el proyecto del “Ropero comuni-
como ser: el embarazo adolescente, los abortos practicados por tario” que propusieron las agentes sanitarias de uno de los CAPS,
embarazos no deseados y el contagio de enfermedades de trans- ellas explicaban que el proyecto se les ocurrió tras ver que muchas
misión sexual, entre otros. En ese sentido, el papel del agente sani- familias de la zona contaban con muy pocos recursos y veían que
tario resulta de gran importancia, ya que posibilitan la articulación muchos niños andaban descalzos, algunos no contaban con ropa
del sistema de salud con quienes no llegan hasta los centros de interior y cada vez que una madre daba a luz no contaba con ropa
salud u hospitales, como por ejemplo, en el caso de muchos habi- ni abrigos para el bebé o elementos para cuidarlo apropiadamente.
tantes de las zonas rurales. En este aspecto es importante retomar Entonces propusieron una reunión entre las agentes y decidieron
la definición de “Accesibilidad”, entendida como “la posibilidad del crear un ropero comunitario con la ayuda del centro cívico y los
uso de los sistemas de salud cuando son necesarios, lo que se ex- vecinos de la zona. El objetivo de las agentes con este proyecto fue
presa en las características de la oferta que facilitan u obstaculizan brindar la mitad de las prendas de vestir a quienes más necesiten
la posibilidad de la gente de usar los servicios de salud cuando los y la otra mitad venderlas a un escaso precio para poder comprar
necesitan”. (Martins et al, 2010). artículos para los bebés recién nacidos; por otro lado, el objetivo
Las cercanías que mantienen con la comunidad les permiten captar también fue captar la atención de los vecinos para que se acerquen
las dudas e inquietudes que, tal vez, los habitantes no se animan al CAPS y conozcan cómo trabajan. De esta manera una de las AS
a plantear ante los profesionales, de esta manera brindan informa- comentaba: “Al principio no venían la gente (…) vos le citás o le

78
decís que va a haber una reunión en la sala para hablar sobre una también con los profesionales.
charla sobre desnutrición, no va nadie, (…) entonces empezamos Según Robirosa, Cardarelli y Lapalma, (1990) estos tipos de reco-
de ver de buscar otra estrategia y ahí empezamos... vimos con la mendaciones serán la que posibiliten reconfiguraciones futuras en
enfermera que por ejemplo los chicos vienen así, bastante descal- las acciones que los actores desempeñan en el sector salud, de esta
zos, sin su ropita interior, medio no del todo higienizados, enton- manera, la implementación de una política pública no se lleva a cabo
ces hicimos un proyecto donde como propuesta era iniciar tipo un de manera estructurada o rígida, ya que el ámbito de puesta acción
ropero comunitario, entonces a través de eso ver que la gente se incluye a múltiples actores que cuentan con perspectivas, intereses
acerque a la sala”. y racionalidades propias (Van Woerkun, Aarts y van Herzele, 2011).
Este contacto y maniobras entre los actores que se desenvuelven
en este campo, pueden ser analizadas mediante el concepto de 4. Conclusión
Norman Long (2001) de Interfaz Social, definido como un punto A partir del discurso de los diferentes entrevistados, es posible dar-
crítico de intersección entre diferentes mundos de vida, campos se cuenta que el área de atención primaria del municipio de Ituzain-
sociales o niveles de organización social, en los cuales es más pro- gó se encuentra atravesando un proceso de reestructuración. Se
bable encontrar discontinuidades sociales basadas en discrepan- han ido incorporando recientemente a los equipos de salud nuevos
cias de valores, intereses, conocimiento y poder. De esta manera agentes sanitarios y al mismo tiempo se han jubilado un numero-
las acciones que se desarrollan en este campo se comprenderían so grupo de ellos. Esta situación resulta sumamente interesante
como espacios de interacción, como una interfaz social, en donde ya que se puede observar como los agentes sanitarios empiezan
pueden surgir consensos, divergencias y convergencias. En este a construir sus prácticas en relación al contexto rural, el cual les
sentido, la teoría de las representaciones sociales también resulta resulta conocido a varios pero también desconocido para algunos.
pertinente, ya que permite entender cómo distintos grupos sociales En este proceso de reorganización del quehacer sanitario, emerge
poseen conocimientos compartidos de sentido común por medio con gran preocupación la mortalidad materna como uno de los as-
de los cuales dan sentido y organizan sus acciones respecto de pectos prioritarios a ser abordados, sobre todo por la gran cantidad
ciertos objetos relevantes para la vida del grupo social en cuestión de embarazos adolescentes no deseados en la zona y los múltiples
(Jodelet, 1986). casos de violencia doméstica y femicidio. Teniendo en cuenta estas
Teniendo en cuenta estas consideraciones es importante visibilizar consideraciones, es propicio proponer que los equipos de AS de
cómo las políticas públicas y las planificaciones en salud suelen Ituzaingó fortalezcan el trabajo que están realizando en relación a la
construirse y negociarse, generalmente de manera implícita, al salud sexual y reproductiva, talleres sobre métodos anticonceptivos
momento de ser aplicadas localmente, ya que quienes las aplican y empiecen a considerar con mayor firmeza la prevención de la
tienden a reconfigurarlas, dentro de su propio margen de maniobra, violencia familiar. Para ello, es necesario que los agentes busquen
a partir de sus propios intereses, valores y prioridades. Es decir, a maneras de implicar a la comunidad en las políticas de promoción
partir de su propia racionalidad (Landini, 2011; Landini, Long, Leeu- de la salud, de manera tal que ellos mismos logren empoderarse
wis y Murtagh, 2013). de los recursos y potencialidades que poseen y fortalecer las redes
Los diferentes actores también realizaron propuestas y recomen- intersubjetivas. De esta manera las mujeres rurales podrían adquirir
daciones sobre cómo fortalecer el impacto de las acciones de los un posicionamiento efectivo con respecto a su salud y sus cuidados
AS en lo que refiere a la promoción de la salud y prevención de la generales y pasar de ser meras recepcionistas de beneficios del
mortalidad materna. sistema de salud a ser actores de su propio bienestar.
Los profesionales recomendaron que para afianzar al trabajo que Esta investigación ha brindado un interesante reconocimiento del
están realizando los AS con las madres, es necesario mejorar el funcionamiento sanitario de Ituzaingó y ha ayudado a comprender
trabajo de la gestión territorial, es decir, tener “censada” toda la po- el rol efectivo de los agentes sanitarios de la zona, sin embargo
blación a la que fueron asignados y completar las planillas médicas existen muchas dimensiones que aún se podrían profundizar en
para poder identificar a las madres y embarazadas. A partir de este futuras investigaciones como ser las funciones reales que cumplen
punto inicial, los profesionales creen que los AS podrán organizar los programas del sistema de salud en relación a la mortalidad ma-
de mejor manera sus acciones y planificar su proceder. terna en la mencionada zona o cómo repercute el proceso de adap-
Por su parte muchas mujeres de la zona recomendaron mejorar la tación de los AS a las condiciones socioculturales en la prevención
comunicación entre los AS y las familias. Una madre comentaba de la mortalidad materna.
que muchas veces sus vecinas le hablaron sobre los talleres de
nutrición y lactancia materna que se realizaban en el CAPS, pero no
sabían las fechas u horarios en los que se llevaban a cabo.
Muchas madres también coincidían en recomendar a los AS tener
mucha paciencia con los habitantes de la zona, sobre todo para
explicarles cuestiones relacionadas con la higiene, la alimentación
y los cuidados. Las mujeres reconocieron que en el territorio hay
muchas madres jovencitas que desconocen muchas cuestiones
básicas de salud, por ello, recomendaban que los AS tengan mucha
paciencia y encuentren la manera de enseñarles, orientarles y con-
seguir que se realicen los controles.
Con respecto a la opinión que los mismos AS, la gran mayoría re-
comendó que se realicen más trabajos de campo para poder llevar
un mejor registro de las familias y que este trabajo no se realice de
manera individualista, sino que después de cada recorrido puedan
hablar entre ellos sobre las actividades que realizaron y comentarlo

79
BIBLIOGRAFÍA
Castel, R. 1997 “La Dinámica de los procesos de marginalización: de la
vulnerabilidad a la exclusión.
Jodelet, D. (1986). La representación social: fenómenos, concepto y teoría.
En S. Moscovici (Coord.), Psicología Social II. Pensamiento y vida social.
Psicología social y problemas sociales (pp. 469-494). Barcelona: Paidós.
Landini, F. (2011) Racionalidad económica campesina. Mundo Agrario, 23,
sin paginación. Disponible en: www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S15
1559942011000200014&script=sci_arttext
Landini, F., Long, N., Leeuwis, C. y Murtagh, S. (2013). Theoretical guideli-
nes for a Psychology of Rural Development. Manuscrito enviado para
publicación.
Martins, S., Pereira, F., Matumoto, S., Fortuna, C., Bistafa, M., Campos,
A., García, V. y Leite, M. (2010). Assistance in family health from the
perspective of users. Revista LatinoAmericana de Enfermagem, 18(3),
436-443.
Organización de las Naciones Unidas. (2010). Informe Objetivos de Desa-
rrollo del Milenio. Nueva York.
Robirosa, M., Cardarelli, G. y Lapalma, A. (1990). Turbulencia y planificación
social. Buenos Aires: UNICEF y Siglo XXI.
Van Woerkum, C. Aarts, N., & van Herzele, A. (2011). Changed planning for
planned and unplanned change. Planning Theory, 10(2), 144-160.

80
HIJO CON SÍNDROME DE DOWN:
IMPACTO PSICOLÓGICO EN LA PAREJA
Paladino, Mario Hector; Occhipinti, Micaela
Universidad Catolica de la Plata. Argentina

RESUMEN El nacimiento de un bebé suele ser un momento colmado de alegría


El propósito del siguiente trabajo, realizado para la Cátedra de Me- y satisfacción, en este período se idealiza al bebé, se piensa y se
todología de Investigación de 5°año de la Carrera de Licenciatura sueña respecto a diversos aspectos de la vida del futuro ser, de
en Psicología de la UCALP es describir el impacto psicológico que cómo será, a quién se parecerá, hay un montón de idealizaciones
sufre una pareja, al darse a conocer la noticia de la llegada de un de los padres que pulsan por ser cumplidas. Se produce una ins-
hijo con Síndrome de Down. Poder saber que en estas etapas emo- tancia de “enamoramiento” de la imagen del bebé ideal. Sin em-
cionales se atraviesan, frustraciones, expectativas, impacto inicial, bargo, cuando el bebé expresa una diferencia visible que escapa a
visión a futuro y que incertidumbres surgen a partir de esta noticia. la normalidad, se rompe con esta armonía y comienzan a suceder
El estudio es de carácter descriptivo y se tomaron entrevistas a 4 en estos padres un montón de emociones, sentimientos y sensa-
parejas. Los resultados señalan que cada persona atraviesa por di- ciones encontradas. Ningún padre desea tener un hijo con alguna
ferentes sentimientos ante la situación de discapacidad. El proceso discapacidad y el recibimiento de un nuevo ser que no cumple con
de afrontamiento parece repercutir en las acciones de atención y lo esperado y que además requerirá de esfuerzos adicionales en su
cuidado. Las expectativas de futuro, giran alrededor del bienestar educación y cuidado, son aspectos que suelen desestabilizar aun
autonomía del hijo/a. más la dinámica de la pareja.
Creemos que con la llegada de esta noticia los padres pasaran
Palabras clave por distintas etapas emocionales, desde sentirse paralizados y no
Síndrome de Down, Dinámica de pareja, Etapas emocionales, lograr comprender lo que está sucediendo, para luego iniciar una
Impacto inicial, Expectativas etapa de negación de la realidad, resistirse a aceptar la idea y por
ultimo deberán tomar conciencia de la realidad e intentar compren-
ABSTRACT der lo que ocurre con la intensión de dejar los prejuicios de lado y
CHILD WITH DOWN SYNDROME: PSYCHOLOGICAL IMPACT ON THE así priorizar la condición de salud del niño. Es necesario dar a los
COUPLE padres la oportunidad de expresar lo que sienten, lo que saben, sus
The purpose of this study, carried out for the Department of Re- dudas y temores al respecto, respondiendo a sus inquietudes.
search Methodology 5th year of the Bachelor in Psychology UCALP
describe the psychological impact suffered by a couple, to be re-
leased the news of the arrival of a child Down Syndrome. Can know BIBLIOGRAFÍA
that these emotional stages are crossed, frustrations, expectations, Flórez, J(2012) recupero el día 24/05/2015 en Http://www.centrodocumen
initial impact, forward-looking and uncertainties arise from this taciondown.com/documentos/show/doc/2380
news. The study is descriptive and interviews with 4 couples were Freud ,S. (1917) Duelo y Melancolía, Viena; Siglo XX
taken. The results indicate that each person is going through diffe- Manonni , M. (1997) El niño retardado y su madre. Buenos aires; Paidos
rent feelings about the situation of disability. The coping process García ,M (2009) recupero el día 19/05/2015 de http://www.cielo.sld.cu/
seems affect the actions of attention and care. Future expectations cielo.php
revolve around autonomy bienestary son / daughter. Rossel K,C. (2011) El recién nacido con Síndrome de Down y el equipo de salud
Neonatal, Unidad de Neonatología, Hospital Clínico San Borja Arriarán.
Key words Romero, C; Peralta, S, (2010) Estudio de la Dinámica en Familias con Hijos/
Down syndrome, Couple dynamics, Emotional stages, Initial impact, as con Síndrome de Down.
Expectations

Introducción:
El nacimiento de un niño es un acontecimiento clave en la vida de
una pareja. Durante nueve meses los padres se han estado ima-
ginando cómo será el niño y qué efecto causará en ellos. Se han
supuesto las nuevas relaciones, roles y responsabilidades que se
habrá de tener en el cuidado del recién nacido.
Como sabemos cuando hablamos de Síndrome de Down hablamos
de una desviación biológica, la trisomía del cromosoma 21, que aca-
rrea una serie de consecuencias anómalas en el desarrollo y función
de muy diversos órganos y aparatos del organismo humano. Es im-
portante que esa pareja pueda encontrar fortaleza porque esa misma
va a ser el sostén de ese niño o joven a lo largo de su vida.

81
ATENCIÓN EN SALUD MENTAL E INTERCULTURALIDAD:
PRÁCTICAS PROFESIONALES Y ENFOQUE DE DERECHOS
Poverene, Laura
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN Introducción
La conceptualización de la salud mental como un proceso multide- El propósito de esta ponencia es presentar algunos avances de la in-
terminado y vinculado con los derechos humanos podría orientar vestigación titulada “Los Procesos de Salud-Enfermedad-Atención
la adecuación de su atención desde una perspectiva intercultural. en Salud Mental en Niñas y Niños Migrantes Bolivianos en Ciudad
Sin embargo, aún existen diversos obstáculos que impactan en la de Buenos Aires, desde una Perspectiva de Derechos”. La misma
inequidad en el derecho a la salud. En este trabajo se presentan cuenta con el apoyo de una Beca de Maestría UBACyT (2012/5), es
los avances de una investigación en curso, en la cual -a través de dirigida por la Dra. Alejandra Barcala y se encuentra enmarcada en
un diseño descriptivo analítico y un abordaje cualitativo- se estu- la labor de un equipo avalado por la Secretaría de Ciencia y Técnica
dian los procesos de salud/enfermedad/atención en salud mental de la Universidad de Buenos Aires, cuyo Director es el Dr. Carlos
de niñas/os de seis a doce años de origen boliviano en zona sur Tkach y Codirectora es la Lic. Adriana Franco[i].
de Ciudad de Buenos Aires. A continuación se propone realizar una La mencionada investigación busca describir y analizar el posicio-
aproximación conceptual que indague acerca de las tensiones en- namiento y la intervención de los profesionales de los servicios de
tre legislaciones y prácticas en dicho campo. Para ello, diversos salud mental de un CeSAC y su hospital de referencia en zona sur
estudios que forman parte del marco teórico de esta investigación de Ciudad de Buenos Aires, así como de aquellos del ámbito escolar
serán articulados con el análisis del material provisto a partir de las que intervienen en las derivaciones a dichos servicios, en relación
entrevistas realizadas. Así, se pretende aportar en la construcción a los procesos de salud/enfermedad/atención en salud mental de
de un marco de referencia para el abordaje de la atención en salud niñas/os de seis a doce años de origen boliviano a los que asisten.
mental en un contexto de interculturalidad. En particular, este trabajo se propone indagar acerca de las legisla-
ciones y prácticas en la atención en salud mental en contextos de
Palabras clave interculturalidad desde una perspectiva local y de derechos.
Atención en Salud mental, Interculturalidad, Prácticas Profesionales, A pesar de los avances a nivel normativo, diversos estudios (Bar-
Enfoque de Derechos cala, 2011; Korman & Garay, 2004; Korman, 2006; Korman & Sim-
kin, 2010; Orzuza, 2014) refieren que la atención en salud mental
ABSTRACT aún presenta múltiples obstáculos, impactando en la inequidad
MENTAL HEALTH CARE AND INTERCULTURALITY: PROFESSIONAL en su acceso.
PRACTICES AND A RIGHTS APPROACH A continuación, para profundizar sobre las tensiones existentes en-
A conceptualization of mental health as a multidetermined process, tre las legislaciones y prácticas en salud mental en contextos de
also linked to human rights, could guide the adequacy of its care interculturalidad, se retomarán cuestiones que hacen a los antece-
from an intercultural perspective. However, there are still many dentes de la investigación y serán articuladas con algunos resulta-
obstacles that reproduce the inequality in the right to health. The dos preliminares de la misma.
following paper presents the progress of an ongoing investigation
that intends to study -through an analytical descriptive design and Aspectos metodológicos
a qualitative approach- the processes of health / illness / care, in Se desarrolló un estudio exploratorio analítico y un abordaje meto-
term of mental health, of Bolivian girls and boys of ages from six to dológico cualitativo, buscando recoger la perspectiva de los actores
twelve in southern Buenos Aires. Through a conceptual approach, sociales y sus motivos en la acción social.
this article aims to inquire into the tensions between law and prac- Las unidades de análisis seleccionadas en función del interés de la
tice in that field. To accomplish this, several studies that are part of investigación fueron: profesionales de los equipos de salud mental
the theoretical framework of this research will be articulated with del CeSAC y del hospital de referencia[ii] con cinco años de anti-
the analysis of material provided by the interviews generated in the güedad como mínimo en el servicio, que atendieran en ese mo-
ongoing investigation. Thus, it intends to contribute in the building mento o hubieran atendido a niñas y niños migrantes bolivianos;
of a framework that will address mental health care in a context of profesionales de equipos de orientación escolar de escuelas públi-
interculturality. cas con afluencia de población migrante boliviana que participaran
en la decisión de derivar a sus alumnas y alumnos a los equipos de
Key words salud mental mencionados[iii].
Mental Health Care, Interculturality, Professional practices, Rights Para la recolección de datos primarios, se realizaron quince entre-
Approach vistas semiestructuradas a las unidades de análisis e informantes
clave. Dado el abordaje planteado, la selección de casos se desa-
rrolló con base en criterios de muestreo teórico[iv].

Sobre la salud mental y el enfoque de derechos


Si bien la salud mental es usualmente concebida en términos in-

82
dividuales y es definida por la OMS (2013) como “un estado de y populares. Sin embargo, para garantizar el derecho a la salud de
bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias ca- estas poblaciones sería menester generar información específica
pacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede acerca de sus particularidades y, a través de la participación de las
trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una comunidades, definir sus problemas e identificar su accesibilidad a
contribución a su comunidad”, dicha conceptualización puede in- los servicios de salud mental.
visibilizar la incidencia de otros condicionantes fundamentales en
la producción de padecimiento. Por ello, es necesario considerar la Los actos en salud y la construcción sociocultural de los pa-
inscripción social e histórica del sujeto y esclarecer los efectos de la decimientos
posibilidad de disponer o no de recursos materiales para satisfacer Siguiendo las nociones planteadas por Stolkiner (2013a, 2013b), tan-
necesidades, demandas y deseos. La promoción de la salud mental to las políticas como los sistemas y servicios de salud se concretan
se enlazaría, entonces, con la creación de condiciones idóneas de en encuentros singulares. Los actos en salud pueden ser pensados
existencia en donde “se tenga el derecho a un ambiente compatible desde una dimensión doble: la cuidadora y la que -atravesada por la
con la salud y el derecho a servicios dignos cuando la enfermedad ciencia y conocimiento- se centra en los saberes disciplinarios y ór-
aparece” (Peyrí y Hartman, 2007: 13) así como el derecho a la no denes profesionales. Así, en los mismos se encuentra contenida tanto
medicalización de la vida (Stolkiner 2010 y 2012). la posibilidad de subjetivación como la tendencia a la objetivación,
De este modo, el abordaje de una investigación acerca del sufri- introduciendo una tensión irreductible ya que ambas dimensiones
miento psíquico de las/os niñas/os migrantes bolivianos se ve atra- son necesarias para que no se vulnere dicho acto.
vesado por la potencia, tanto ética como práctica, de entender a En un contexto en el cual prima la mercantilización y tecnologización
la salud mental como un “proceso determinado por componentes de la salud, se instalan relaciones objetalizantes y alienantes entre
históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, quienes consultan y quienes brindan asistencia en aquél campo.
cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de cons- Concomitantemente, la escucha -herramienta capaz de recuperar la
trucción social vinculada a la concreción de los derechos humanos subjetividad y dignificación del acto en salud- aparece como un con-
y sociales de toda persona” (Ley de Salud Mental N°26.657, art. 3). dimento subordinado, lo que favorece el aumento de desencuentros
En ese sentido, dicha conceptualización funciona como una brú- entre los participantes de la supuesta relación de asistencia.
jula que permite resituar a la salud mental en su articulación con En un escenario en el que prima una merma de la escucha, resulta
el campo de lo procesual y colectivo así como con la perspectiva fundamental interrogarse acerca de qué sucede en los encuentros
de derechos. A través de esta última, se propone invertir la lógica concretos entre los agentes de salud mental y las personas que
imperante e instituir que “ya no se trata solo de personas con los consultan en contextos de interculturalidad. ¿Qué acontece en
necesidades, que reciben beneficios asistenciales o prestaciones las prácticas, más allá de la letra escrita presenta en las leyes y
discrecionales, sino de titulares de derechos que tienen el poder planes?, ¿cómo tensionan la dimensión subjetivante y la objetivante
jurídico y social de exigir del Estado ciertos comportamientos” en estos actos de salud?
(Abramovich, 2006: 40). Para abordar estos interrogantes, resulta indispensable reconocer
Orzuza (2014) analiza la inclusión de la perspectiva intercultural en que existe una construcción sociocultural de los padecimientos que
las políticas de salud mental en Argentina y refiere que se presenta expresa la respuesta social ante los mismos y que da cuenta de los
una seria dificultad en la construcción de programas atravesados modos en los que los procesos de salud/enfermedad/atención son
por aquella dimensión. Por un lado, indica que la nueva Ley de Sa- comprendidos, experimentados y enfrentados por los conjuntos so-
lud Mental N° 26657 plantea en algunos de sus artículos una sen- ciales. De esta manera, los saberes[v] se producen y reproducen en
sibilidad a la diversidad cultural y el respeto por las singularidades determinados contextos, siendo operacionalizados, instrumentados
de las comunidades. A pesar de ello, no incluye de manera explícita y transformados en las situaciones concretas, así como vivenciados
la perspectiva intercultural y carece de una reflexión particularizada subjetivamente (Osorio Carranza, 2001). En ese sentido, no sola-
en lo relativo a la misma, lo que puede conllevar a ambigüedades mente las/os profesionales de la salud detentan modos de entender
que atenten contra la disminución de la inequidad en el derecho a y atender al sufrimiento sino que también otros actores sociales po-
la salud. A su vez, Orzuza señala que en el artículo 7 de la Ley, en el seen y utilizan saberes, los que resultan necesarios para asegurar
que se plantea el derecho a recibir atención basada en fundamen- la producción y reproducción en los grupos sociales. A pesar de ello,
tos científicos ajustados a principios éticos, se abre el interrogante y de que gran parte de la población recurra a diversos modos de
acerca de si la atención basada en la razón occidental excluiría el resolver su malestar, desde el sector salud se suele negar o margi-
reconocimiento de saberes y prácticas no hegemónicas. A la luz de nar las actividades propias de modelos de atención no biomédicos
esto, la autora refiere que el Ministerio de Salud de la Nación no (Menéndez, 2003). El discurso científico biomédico conquistó otros
reconoce a los saberes de los pueblos indígenas como prácticas campos, hegemonizándolos e imponiéndose como único válido
médicas validadas, lo que podría reproducir prácticas discriminato- para explicar los procesos de salud, enfermedad y atención.
rias basadas en las diferencias de índole cultural. De algún modo, podría pensarse que las prácticas y teorizaciones
Por otro lado, en el Plan Nacional de Salud Mental sí se explicita la dentro del campo de la salud mental también han sido impregna-
perspectiva intercultural -junto con la de género y equidad- como das, aunque no siempre, por una universalidad acrítica en torno
un criterio en los abordajes de las poblaciones en situación de vul- a las clasificaciones psicopatológicas y tratamientos terapéuticos
nerabilidad. Asimismo, el Plan establece la importancia de incor- propuestos. Tal como propone Fernández (2003: 4), “Los profe-
porar criterios interdisciplinarios, intersectoriales e interculturales sionales ‘psi’ tienen, en general, poca disposición a genealogizar
para el diseño tanto de estrategias como de planes, programas, el surgimiento de sus campos de saberes y prácticas, es decir a
proyectos, actividades y abordajes. También promueve la incorpo- realizar análisis críticos de la ‘urgencia’ social para la que sus pro-
ración de personas consideras significativas por los usuarios en los fesiones fueron y son respuesta”.
procesos de atención, considerando los diversos contextos cultura-
les y sociales en el marco de la integración de saberes científicos

83
Sobre las prácticas en salud mental en contextos de intercul- escuchan qué les dice uno, qué les dice otro, cómo es mejor tra-
turalidad tarlos (…) van armando ciertas ideas de cuidado en relación a los
Dado que las formas de producción de subjetividad no son uni- referentes que tienen, los referentes doctores”.
versales sino que se inscriben en condiciones específicas y se En esas coordenadas -las que no deberían ser reducidas como
construyen en el encuentro con las instituciones, se torna esencial cuestiones particulares de las personas entrevistadas, sino anali-
interrogar no solo las políticas sino también las prácticas y con- zadas contemplando que la subjetividad de dichos actores en juego
cepciones de los actores sociales de las instituciones sanitarias se constituye situacionalmente y se encuentra íntimamente ligada
(Barcala, 2013). a condiciones históricas, socioculturales y económicas-, los sabe-
Estudios recientes (Barcala, 2011) identificaron que el respeto por la res de las familias migrantes consultantes respecto del sufrimiento
cultura a la que pertenecen las/os niñas/os provenientes de países psíquico de sus niñas/os resultarían invisibilizados. Al desconocer-
limítrofes u otras comunidades del interior del país todavía aparece se, los mismos quedarían por fuera de las formas de atención le-
como una dificultad en los servicios de salud mental de Ciudad de gitimadas por las instituciones sanitarias. De esta manera, a pesar
Buenos Aires. Aquello constituye una barrera importante en lo relativo del impacto que genera en el psiquismo infantil los modos en los
a la aceptabilidad de dichos servicios, impactando en la inequidad y que una familia pueda concebir a un niño/a, sus necesidades, pa-
efectivización del derecho a la salud de aquella población. decimientos y cuidados, sus representaciones y prácticas serían
Asimismo, otras investigaciones locales (Korman & Garay, 2004; excluidas en el -pretendido- acto de salud.
Korman, 2006) refieren que tanto los profesionales biomédicos, Asimismo, en los fragmentos de entrevistas sería factible divisar los
los asistentes y los psicoterapeutas carecen de entrenamiento en efectos de la imposición de ciertos modelos occidentales por so-
el análisis cultural, el que resulta fundamental para arribar a una bre otros vigentes en diversos contextos. Esto permitiría pesquisar
diagnóstico adecuado de las personas tratadas. Se destaca que la cierta mirada etnocéntrica, expresada también en la formación mo-
atención de la salud no se enfoca en la cultura del usuario y que el nocultural impartida en las universidades, que se considera como
poco entrenamiento en el manejo de claves culturales conllevaría la norma de referencia válida para establecer qué conductas son
a una escasa calidad del servicio brindado, lo que daría cuenta de normales y cuáles patológicas.
las limitaciones a los conocimientos que pueda portar un psicotera-
peuta si desconoce el contexto de las personas consultantes. En la Reflexiones finales
misma línea de investigación, se identificaron diversos taxa verná- Más allá del crucial avance en materia legislativa y en el reconoci-
culos presentes en el territorio argentino y se dio cuenta de la gran miento de los derechos de las personas con padecimiento psíquico,
variedad de modos locales de expresar enfermedades, arribando a las leyes y las prácticas cotidianas en atención a la salud mental
la convicción de que “resulta inevitable concluir que las categorías todavía coexisten en tensión.
con las que se piensan las formas de describir las ideas de salud A pesar de la productividad de los instrumentos legales, su alcance
y enfermedad de cada cultura es insuficiente para ser utilizado en real también se asocia con los discursos y prácticas concretas. Esto
nuestro país” (Korman y Simkin, 2010: 213). evidencia la necesidad de transformar las culturas institucionales,
A partir del análisis realizado del material aportado por las entre- las representaciones sociales de los actores involucrados en el pro-
vistas realizadas en la presente investigación, es posible señalar ceso de salud-enfermedad-atención y ciertos modelos de atención
que existirían obstáculos en los procesos de comunicación de los en los que el saber occidental excluye otros saberes no hegemóni-
saberes de las familias migrantes a los profesionales tratantes. cos. También genera la posibilidad de dimensionar la importancia
Los mismos estarían ligados, por un lado, con las dificultades que de que la formación universitaria impulse la desnaturalización de
tendrían las familias para dar cuenta de sus modelos explicativos los propios condicionamientos culturales, complejizando las lectu-
y técnicas terapéuticas. Tal como los profesionales entrevistados ras monoculturales y universalistas.
enunciaron en las entrevistas. A modo de conclusión, resulta imperioso repensar las prácticas
“Ellos se cuidan de no mostrar las diferencias…” profesionales en contextos de interculturalidad para evitar que
“Yo pensaba que [concurrían a curanderos o figuras similares]… yo aquella población subalternizada, encuentre un redoblamiento de
esperaría pero, en general, no ocurre tanto. Salvo que no lo digan, su sufrimiento al enfrentarse con otro tipo de expulsión al requerir
salvo que no lo digan. Quizás lo han hecho pero no lo comentan… atención psicológica. De este modo, ofrecer una atención de cali-
Diferencian las dos cosas, no? Porque saben que son dos discursos dad en la que prime la escucha subjetivante y alojamiento de las
(…) En general la posición de ellos frente a los discursos de los diferencias es, aún, un desafío impostergable.
profesionales es de mucho borramiento”.
Estos fragmentos darían cuenta de que no se trata de una dificultad
intrínseca y sustancial de aquellas familias sino que, contrariamente,
sería efecto de su posición relativa dentro de la estructura social y
de las relaciones de asimetría en juego, también en relación al saber.
Por otra parte, también se identifican las propias dificultades de
los profesionales en poder alojar las diferencias y los saberes no
hegemónicos de dichas familias:
“Y no… no sé nada yo de ellos. No sé… lo digo con vergüenza, eh.
No sé palabras de ellos, yo no asimilé… nada”.
En relación a los encuentros entre las familias y los profesionales,
una informante clave menciona:
“Las familias bolivianas cuentan que aprenden [acerca de la con-
cepción de salud mental] a medida que van hablando con los doc-
tores. Aprenden sobre la constitución psíquica de un niño. Entonces

84
NOTAS BIBLIOGRAFÍA CITADA
[i] El equipo está inscripto en la Programación Científica UBACyT 2013 - Abramovich, V. (2006). “Una aproximación al enfoque de derechos en las
2016, con código 20720120200038BA. estrategias y políticas de desarrollo, en Revista de la CEPAL, n° 88.
[ii] Para mantener el anonimato de las/os entrevistados, no se enunciarán Santiago de Chile.
los nombres del CeSAC y el hospital elegidos. Barcala A. (2011). Dispositivos e Intervenciones en Salud Mental Infantil en
[iii] La perspectiva del personal de los equipos de orientación escolar se la Ciudad de Buenos Aires. Premio Facultad de Psicología de la Univer-
incluyó porque, además de ser agentes fundamentales de socialización de sidad de Buenos Aires, Año 2011, págs. 53-81
las/os niñas/os, las instituciones educativas son importantes derivadoras Barcala, A. (2013). “Sufrimiento psicosocial en la niñez: el desafío de las
de alumnas/os a los servicios de salud mental. políticas en salud mental”, en Revista Actualidad Psicológica, marzo.
[iv] El CeSAC y su hospital de referencia se eligieron por su emplazamiento Fernández, A. M. (2003). La Psicologización de lo social, en Revista Campo.
en zona sur de CABA -ámbito caracterizado por su pobreza y por la infanti- Año 5, n° 46, pp. 3-4.
lización de la misma- en la que habría una sobrerrepresentación de perso- Korman, G. y Garay C. (2004). “Conocimiento y uso de los síndromes de-
nas migrantes. Esto trasluce los modos en los cuales las desigualdades de pendientes de la cultura en dos Hospitales Públicos de la Ciudad de
clase se expresan en la espacialidad de la ciudad. Buenos Aires”. XI Jornadas de Investigación. Facultad de Psicología
[v] La noción de saberes integra la relación dinámica y no siempre coinci- - Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires.
dente entre representaciones y prácticas: “El concepto saber supone asu- Korman, G. (2006). “Los síndromes dependientes de la cultura en el Noroeste
mir la existencia de un proceso de síntesis continua que integra aparentes de la Argentina” en Perspectivas latinoamericanas, n° 3, pp. 173-197
incongruencias [entre las representaciones y las prácticas, sino también Korman, G. y Simkin, H. (2010). “Qué debe saber un profesional de la salud
entre las representaciones entre sí y entre las propias prácticas] a partir de mental que trabaja en contextos multiculturales en la Argentina”. En
que lo sustantivo es el efecto del saber sobre la realidad” (Menéndez y Di Acta Psiquiátrica y Psicológica de América Latina 2010, 56(3): 208-
Pardo, 1996: 58 en Osorio Carranza, 2001:16) 216. Buenos Aires.
Menéndez, E. (2003). “Modelos de atención de los padecimientos: de ex-
clusiones teóricas y articulaciones prácticas”, en Ciencia & Saúde Co-
letiva. vol. 8, n° 1, pp. 185-207. Río de Janeiro.
Menéndez, E. (2010). La parte negada de la cultura. Relativismo, diferencia
y racismo (2nda edición). Rosario: Prohistoria.
OMS (2013). Salud mental: un estado de bienestar. Disponible en http://
www.who.int/features/factfiles/mental_health/es/ [última visita enero
de 2015].
Peyrí, E. y C. Hartman (2007). “Migración y salud mental: un problema
emergente de salud pública”, en Rev. Gerenc. Polit. Salud, vol 6, n°
13, pp. 11-32.
Rojas Soriano, R. (1996). Guía para realizar investigaciones sociales. Mé-
xico: Plaza y Valdés.
Orzuza, S. M. (2014). “Políticas en salud mental e interculturalidad en la
Argentina, en Revista Latinoamericana de Ciencia Psicológica, 6(1).
Osorio Carranza, R. M. (2001). Entender y atender la enfermedad. Los sa-
beres maternos frente a los padecimientos infantiles. CONACULTA-INI-
CIESAS, México.
Stolkiner, A. (2010). “Derechos Humanos y Derecho a la Salud en América
Latina: la doble faz de una idea potente”, en Revista Bilingüe Medicina
Social/Social Medicine, vol. 5, n° 1, New York.
Stolkiner, A. (2012). “Infancia y medicalización en la era de ‘la salud perfec-
ta’”, en Propuesta Educativa, año 2, vol. 1, n° 37, pp. 28-38.
Stolkiner, A. (2013a). Medicalización de la vida, sufrimiento subjetivo y
prácticas en salud mental, Capítulo de libro en prensa. Hugo Lerner
(corp.). Buenos Aires: Psicolibro.
Stolkiner, A. (2013b). “¿Qué es escuchar un niño?: Escucha y hospitalidad
en el cuidado en salud”, en La Patologización de la Infancia (III)-Pro-
blemas e intervenciones en las aulas, (comp.) G. Dueñas, E. Kahansky
y R. Silver. Buenos Aires: Noveduc, pp. 71-84.

85
UNA APROXIMACIÓN A LAS CONCEPCIONES
DE SALUD MENTAL EN PROFESIONALES DE
LA SALUD EN LA CIUDAD DE SAN LUIS
Ressia, Iris Del Valle; Sanchez, Maria De Los Angeles
Facultad de Psicología, Universidad Nacional de San Luis. Argentina

RESUMEN mily conflictive situations. The attention demands more frequent


El trabajo se enmarca en una investigación que indaga las con- in infancy are associated with behavioral disorders and learning
cepciones de salud mental que subyacen a la práctica profesional problems. We conclude provisionally that the predominant mental
en las tareas de evaluación y diagnóstico, modos de abordaje e health conception in health and mental health professional (psycho-
intervención y determinación de criterios e indicadores de salud logist and psychiatrist) responds to a particular notion of health de-
y enfermedad. Diferentes enfoques de salud/enfermedad -biomé- termined by social, economic and cultural problematics crossing
dico, comportamental y socioeconómico- reflejan determinadas the actual Argentinian society.
características socioeconómicas y políticas de la época, expresan
una consideración de lo sano o enfermo y configuran diversas con- Key words
cepciones de salud mental. La muestra intencional está conforma- Mental health, Health conceptions, Health Professionals
da por profesionales que se desempeñan en Hospitales públicos:
médicos clínicos, psiquiatras, psicólogos, enfermeros, trabajadores
sociales. La entrevista semiestructurada indagó: demandas de INTRODUCCION
atención más frecuentes, criterios de evaluación y diagnóstico, ti- El trabajo se enmarca en el Proyecto de Investigación “Estudio in-
pos de intervenciones y abordaje, consideraciones de elementos dagatorio de las concepciones de salud mental en los profesionales
intervinientes en la enfermedad y/o padecimientos. Se observó que de los centros de salud públicos de la ciudad de San Luis” (PROI-
la demanda más frecuente de atención en adultos refieren a pade- PRO 12-1214, Ciencia y Técnica de la Universidad Nacional de San
cimientos mentales por violencia, intentos de suicidio, ingesta de Luis) que se propone realizar una aproximación al modo en que los
sustancias psicoactivas, trastornos de ansiedad y situaciones de profesionales de la salud conciben a la salud mental. Como Objetivo
conflictos vinculares. En la niñez predominó la consulta por proble- General el Proyecto pretende indagar la concepción de salud men-
mas de conducta y aprendizaje. Se concluye provisoriamente que tal en los profesionales que se desempeñan en centros de atención
la concepción de salud mental predominante en los profesionales pública de salud en la ciudad de San Luis. Se formularon los si-
responde a un enfoque socioeconómico, una noción de salud de- guientes Objetivos Específicos: investigar la demanda de atención
terminada por las problemáticas sociales, económicas y culturales que los profesionales de la salud reciben en el ejercicio cotidiano
de la sociedad actual. de la profesión; explorar los criterios utilizados por los profesio-
nales para definir y/o diagnosticar un problema de salud mental;
Palabras clave indagar los modos de abordaje y/o intervención que realizan en su
Salud mental, Concepciones de salud, Profesionales de la salud práctica ante la demanda de atención; indagar en los profesionales
las significaciones atribuidas a las nociones de salud, prevención y
ABSTRACT promoción de la salud.
A FIRST APPROACH TO MENTAL HEALTH CONCEPTIONS IN HEALTH Partimos de la idea que los profesionales entienden de diferentes
PROFESSIONALS IN THE CITY OF SAN LUIS. maneras a la salud, dando lugar a diferentes concepciones del tér-
The present paper is part of a larger research about underlying mino, basadas a su vez en diferentes modos de entender lo mental.
mental health conceptions in professional practices such as as- Esto se traduce posteriormente en las intervenciones que realiza el
sessment and diagnosis, different interventional approaches, de- profesional en la práctica cotidiana.
finition of health and illness indicators. Biomedical, behavioral and Las concepciones no son algo observable a simple vista sino que
socioeconomic approaches of health and illness reflect specific so- supone una construcción, y cuando se interroga a un profesional
cioeconomic and political characteristic of a historical time, as well sobre el tema, se lo invita a evocar una serie de conceptos incor-
as it express a particular consideration of what is consider healthy porados, muchas veces de manera acrítica: la formación recibida
or sick and lead to different conceptions of mental health. Profes- en el ámbito universitario, las experiencias y dificultades concretas
sional in public hospitals, such as clinical physicians, psychiatrics, surgidas del ámbito en el cual se desempeña, su consideración del
psychologist, nurses and social workers, forms the intentional otro en la pareja profesional-paciente, su consideración acerca del
sample. A semi-structure interview was designed to inquire about modo y alcance de su intervención y el sentido asignado a las no-
frequently demands attention, assessment criteria and diagnosis, ciones de “sano” y “enfermo”.
types of interventions, addressing modes and considerations about Un problema que también nos inquieta a la reflexión, es el de la
the elements involves in health or disease. Preliminary analysis propia salud mental del profesional de la salud, cuando se enfrenta
showed that the most frequent attention demand in adulthood is en la soledad e incertidumbre de una consulta particular, como nos
related to mental disorders such as violence, suicide attempts, al- advierte Pavlovsky (2011). Es curioso, nos dice, porque estos “pro-
cohol intake and other drugs, anxiety disorders or reactive to fa- fesionales entrenados” (p.15) en advertir síntomas o trastornos, no

86
logran percibir su propio padecer, o lo niegan. interrogarnos acerca de la noción de sujeto a la que adherimos y
La salud mental es un concepto que alude a diversos discursos y desde la cual la abordamos.
prácticas sobre los trastornos mentales, los problemas psicosocia- También cabe reflexionar acerca de la acepción “salud mental”
les y el bienestar; que a su vez, son reflejo de lógicas atribuibles a como disociada de la salud en general. Esta idea impide compren-
los diferentes enfoques de salud y enfermedad que provienen de la der que cuando se atiende una problemática de salud en general,
psicología, la filosofía, la antropología, la psiquiatría, entre otras, de no se trata solo de “cuerpos biológicos” sino también de sujetos en
los cuales se derivan las concepciones de salud mental. situaciones de padecimiento. Como afirma Stolkiner, A y Ardila, S.
Según Jaramillo y Restrepo (2012) durante el siglo XX han existido (2012) “Todos los procesos vitales, que incluyen el enfermar y el
diferentes enfoques de salud y enfermedad entre los que se des- morir, se construyen con la amalgama de determinaciones gené-
tacan el biomédico, el comportamental y el socioeconómico. Cada ricas pese a su singularidad, e implican la dimensión subjetiva y
uno de ellos corresponde a un momento histórico determinado, con orgánica indisolublemente” (Stolkiner, A y Ardila, S., 2012, p. 65).
sus características sociales, económicas y políticas, así como una En la Argentina, algunos estudios destacan las consecuencias no-
específica consideración de lo sano o enfermo. Es desde estos en- civas de las transformaciones de procesos socioeconómicos y la-
foques donde se configuran diversas concepciones de salud men- borales, y su incidencia en la conformación de nuevos malestares
tal, la noción de “lo mental” que subyace y sus implicaciones para o padecimientos subjetivos, tanto en las relaciones familiares como
la intervención en el campo de la salud pública. en otros tipos de vínculos, mencionando como sufrimientos propios
Desde la concepción biomédica la salud se define a partir de la au- de esta época a la violencia, al suicidio y al alcoholismo (Stolki-
sencia de enfermedad (criterio de normalidad) entendiendo a ésta ner, 1994). Según Rosendo (2011), estas problemáticas, si bien se
como producto de factores orgánicos que afectan un adecuado constituyen como padecimientos, no obstante dejaría en suspenso
funcionamiento. Desde esta posición la noción de Salud mental es su entidad de enfermedad mental.
reducida a procesos biológicos, cuyo modo de intervención, ante la La idea de reflexionar sobre este concepto nodal en nuestra disci-
enfermedad mental, es por lo general farmacoterapéutica. plina y los múltiples aspectos intervinientes en el mismo, permite
La concepción comportamental va a reducir lo mental a la conducta repensar las prácticas que llevamos a cabo cotidianamente en el
y a la cognición. Por un lado, el enfoque conductual, para el cual el ejercicio de nuestra profesión y creemos que promueve la creación
centro de interés es la conducta observable, la salud se relaciona y/o reformulación de dispositivos particulares y específicos a la
a hábitos de vida saludables y la enfermedad como el resultado singularidad de las situaciones y los contextos.
de comportamientos “inadecuados”; por ende va a entender a la
Salud mental en términos de hábitos y conductas adaptativas re- METODOLOGÍA
sultantes de procesos de aprendizaje. Desde este enfoque se in- La muestra intencional está integrada por los equipos de salud que
terviene reacondicionando al sujeto hacia comportamientos más se desempeñan en centros de atención públicos, conformados por
aceptables. Por otro lado, el enfoque cognitivo entiende a lo mental diversos profesionales intervinientes. En este trabajo se presentan
en términos de estructuras y procesos cognitivos (no observables) resultados preliminares, a partir del análisis de las entrevistas en
que determinan la manera como las personas sienten, piensa y se las que participaron profesionales de la medicina general y psiquiá-
comportan. La enfermedad mental resulta de formas distorsiona- trica, profesionales de la psicología, de la enfermería, del trabajo
das o irracionales de pensamiento que generan desajustes en el social y tecnicatura en prevención de las adicciones.
comportamiento o afecciones emocionales. La intervención apunta Se realizaron entrevistas semiestructuradas para que la persona pu-
a educar e instruir al sujeto para que reemplace comportamientos diera trasmitir su visión, sus ideas y creencias en relación al objeto
desadaptativos o problemáticos, y aprenda a pensar y comportarse en estudio: la concepción de salud mental. Los ejes de indagación
de manera adaptativa. fueron: demanda de atención más frecuentes o recurrentes, criterios
Por último, la concepción socioeconómica entiende a lo mental como de evaluación y diagnóstico, tipos de intervenciones, modos de abor-
emergente social y ubica su interés en el análisis de las estructuras daje, elementos intervinientes o determinantes en la enfermedad y/o
y modelos sociales que permiten que las personas puedan gozar padecimientos, factores protectores y factores de riesgo.
de una buena salud. Para esta concepción la salud depende de las Se realizó un análisis cualitativo de la información. A continuación
posibilidades concretas que tenga una persona para tener una vida se presentan algunas de las categorías de análisis elaboradas:
sana, mientras que la Salud mental se define dialécticamente de la Motivos frecuentes de Demanda de atención, que se subdividió en
relación entre los individuos y las estructuras socioeconómicas, y atención en guardia y en consultorio externo a los fines operativos
dependerá de las condiciones económicas, ambientales y tipo de de diferenciar cuales fueron los servicios donde se recepcionaba
recursos disponibles. Se considera que la enfermedad mental no dicha demanda. A su vez, en el caso de las demandas en consul-
surge de la naturaleza del propio sujeto sino de ciertas contradic- torio externo, los profesionales diferenciaron según grupo etario.
ciones sociales. Ante esta noción de salud mental, los modos de Otras categorías que se presentan son: Modalidades de interven-
intervención se dirigen a plantear políticas y programas que abar- ción, Dificultades en la implementación de la Ley de Salud Mental y
can la educación, el trabajo, la vivienda, la asistencia social y todas Nociones de Salud, categorías que nos permiten dar contenido a la
aquellas actividades destinadas a la prevención y promoción de la categoría central Concepciones de Salud Mental.
salud, priorizando la Atención Primaria en Salud Integral.
Desde nuestra perspectiva, consideramos que al indagar respecto RESULTADOS
de la Salud Mental debemos tener en cuenta la comprensión de Se observa que la mayor demanda de atención en la adultez que
la relación intersubjetiva entre el profesional y paciente. En coin- reciben los profesionales de los hospitales consultados, refiere a
cidencia con Galende (2012) sostenemos que la dimensión ética estados de ansiedad y/o angustia, que atribuyen a situaciones con-
adquiere fundamental importancia y se constituye en el referente flictivas en las relaciones de pareja y/o violencia de género, y que
de todo conocimiento y de toda intervención terapéutica en Salud engloban bajo el término “trastornos de ansiedad”.
Mental. Por lo tanto, la investigación en estas temáticas implica Los intentos de suicidio son otro motivo frecuente de demanda

87
de atención, tanto en jóvenes como adultos, atribuible desde los Una problemática que todos reconocen es la de las Adicciones, que
profesionales a situaciones problemáticas familiares o sociales remiten a la gran cantidad de demanda de atención en relación a
no resueltas. intoxicaciones por sustancias legales e ilegales y por la ausencia
La mayoría de las consultas en niños refieren a problemas de de profesionales formados en esta temática. En sus palabras “Las
aprendizaje o conducta que los profesionales consideran conse- adicciones nos están superando”, “Tenemos un bache tremendo:
cuencia de conflictivas familiares o psicosociales. las intoxicaciones (aludiendo a intoxicaciones por ingesta de alco-
Es decir que un número importante de las consultas en los diferentes hol) y las adicciones”. Si bien la nueva ley que rige en materia de
hospitales refiere a diversas manifestaciones de malestar y sufrimien- salud se denomina Ley de Salud Mental y Adicciones, y en los Hos-
to consecuencia de ser víctimas de violencia familiar y o social. pitales consultados se dispone de equipos interdisciplinarios con
Los profesionales destacan un alto consumo de sustancias psi- profesionales formados en salud mental tales como psicólogos y/o
coactivas, legales e ilegales, especialmente mencionan la recep- psiquiatras, se observó que ante la demanda de atención de estas
ción en servicio de guardia de intoxicaciones, y alto consumo de problemáticas, se realiza la intervención mínima y se lo deriva a
alcohol en jóvenes y adolescentes, y de psicofármacos en mujeres otros centros, sean comunidades terapéuticas o instituciones es-
entre 20 y 30 años, lo cual coincide con las estadísticas nacionales pecializadas en la atención de adicciones. Frente al consumo de
sobre consumo de sustancias. sustancias ilegales, el modo de intervención es la derivación sin
En cuanto a la modalidad de intervención, se ofrece la posibilidad mediar un proceso diagnóstico para evaluar el grado de implicancia
de psicoterapia breve individual o grupal, tanto para niños como con el consumo.
adultos. Se realiza la entrevista de admisión individual y en función La nueva Ley 26657 incorpora a la persona adicta como un sujeto
del diagnóstico se propone la modalidad de intervención. En el Hos- mas con un padecer mental y debería como tal, recibir la atención y
pital destinado específicamente a la atención de la salud mental, tratamiento en cualquier institución destinada a la salud.
se ofrecen además de los espacios de atención individual o grupal, Respecto a la noción de Salud, se observó en los profesionales for-
grupos terapéuticos que abordan a distintas patologías. mados específicamente en esta área (psicólogos y psiquiatras) que
Muchas veces se requiere la atención del profesional psicólogo la noción de Salud Mental que prevalece está asociada a equilibrio
en casos que llegan a la Guardia del Hospital, siendo el médico entre lo físico, psíquico y espiritual, equilibrio que puede tener sus
generalista el profesional que recepciona la demanda y solicita la vicisitudes. Es decir que se observa la impronta de la idea de salud-
intervención del mismo. Se evalúa las posibilidades de ser incluido enfermedad trasmitida por los organismos internacionales como la
en alguno de los servicios que brinda el Hospital, trabajando con- OMS, quienes destacan -desde hace varios años- un enfoque bio-
juntamente con la Trabajadora Social. Cuando esto no es posible, se psico-social. En este sentido, se alejan del enfoque biomédico en la
deriva a otras instituciones brindando información y orientando a concepción de la salud-enfermedad, centrado en el diagnóstico de
la/s persona/s y/o se arma el dispositivo para brindar la asistencia la patología o trastorno mental en el individuo.
adecuada (casos de violencia familiar, patología neurológica, aban- Un profesional mencionó a la Salud Mental como algo no disociado
dono de persona, indigencia). de la salud en general, en coincidencia con postulados que sos-
En los distintos Hospitales se observó que en caso de consumo de tienen a la Salud Mental como un subcampo dentro de la Salud,
sustancias ilegales se deriva a otros centros especializados. En caso tendencia que marca un límite a la concepción biologista-individual
de intoxicación, se trabaja con una internación mínima para estabili- de la enfermedad.
zar al paciente y se deriva si requiere más días de internación. Otros mencionan la noción de proceso más que de estado, es de-
Otra categoría de análisis que denominamos dificultades en la cir, no consideran a la salud como par antitético de la enfermedad
implementación de la Ley de Salud Mental, engloba el discurso sino como proceso dinámico en el que intervienen diversos facto-
de los profesionales que alude a dificultades en cuando a abordaje res para su determinación. Entre ellos, se considera la necesidad
interdisciplinario del consultante o carencias en la formación espe- de evaluar y trabajar sobre los recursos sanos de las personas.
cífica de los profesionales en salud mental. Asimismo se rescataron los vínculos saludables y la capacidad de
En su relato, algunos profesionales mencionan problemáticas o autonomía como aspectos intervinientes en la salud. Se observa en
dificultades que advierten frente a la demanda de atención de la este caso, una mirada centrada en el paciente, en sus recursos y
población, y se relaciona con falencias en la formación profesional/ posibilidades adaptativas al ambiente, priorizando la posibilidad de
disciplinar. Los médicos advierten que la formación que reciben en la persona de adaptarse a las demandas del medio.
su carrera respecto a Salud Mental es mínima. Luego de realizar el Por otra parte, profesionales provenientes de distintas disciplinas
diagnóstico médico y advertir una patología mental, se hace difícil de formación aludieron a la insatisfacción de las necesidades bási-
no la derivación pero si la posibilidad de concretar el tratamiento cas como un aspecto que incide en la aparición de problemáticas
a cargo de un profesional de la salud mental. Se reconoce que si vinculadas a la salud. En estos casos puede verse la influencia de
bien hay todo un esfuerzo por conformar equipos interdisciplinarios, un enfoque socioeconómico en la consideración de la salud mental,
se trabaja con la derivación e interconsulta, se arman dispositivos dando importancia a los condicionamientos socioeconómicos del
según las problemáticas, se hace un seguimiento en muchos casos, contexto en la aparición de padecimientos y/o enfermedades y con-
no todos estos pacientes son los que permanecen en el tratamiento siderando a la salud en términos de derechos humanos.
o abordaje sugerido.
Algunos profesionales médicos mencionaron que con el cambio CONCLUSIONES
que implicó la Ley de Salud Mental y Adicciones, en cuanto a evitar De los resultados preliminares de la indagación realizada, constata-
la institucionalización y las internaciones compulsivas o por moti- mos lo que diversos autores describen respecto de las concepcio-
vos no relacionados al padecimiento mental, en la práctica condujo nes de Salud y Salud Mental, como construcciones que adquieren
al extremo opuesto, la no internación en casos que sí lo requieren: diferentes sentidos y en las que intervienen diferentes elementos
“no hay quien contenga, y sabemos que la familia está peor, que no en su conformación.
puede contener”. Los motivos de demanda de atención que refieren los profesio-

88
nales indagados aluden a sufrimientos y padecimientos que ellos BIBLIOGRAFÍA
consideran como consecuencia de situaciones actuales de crisis Galende, E (2002) La atención de la salud mental y sus modelos en el
económica y social en la sociedad argentina actual. En coincidencia nuevo contexto social. En Herrari, H., Zac de Filc, S. (ed), Desafios al
con Stolkiner (1994) quien destacaba las consecuencias nocivas psicoanálisis en el siglo XXI. Salud mental, sexualidad y realidad social
de los procesos socioeconómicos y laborales, y su incidencia en (pp. 51-81). Buenos Aires: Polemos
la conformación de nuevos malestares o padecimientos subjetivos, Galende, E (2012, diciembre) Consideración de la subjetividad en salud
tanto en las relaciones familiares como en otros tipos de víncu- mental. En Salud Mental y Comunidad, 2. Recuperado el 18 de di-
los, mencionando como sufrimientos propios de esta época a la ciembre de 2013, de www.unla.edu.ar/index.php/salud-mental-y-
violencia, al suicidio y al alcoholismo, los profesionales coinciden comunidad
con que estas manifestaciones serían el motivo de demanda de Ley Nacional de Salud Mental Nº 26657 (2011). Ministerio de Salud, Presi-
atención más frecuente en los jóvenes y adultos, agregando “crisis dencia de la Nación, Argentina.
de ansiedad o angustia”. Pavlovsky, F (2011): Te tengo bajo mi piel. Psiquiatría y Salud Mental. Bue-
Los profesionales hacen referencia al consumo de sustancias tóxi- nos Aires: Topía
cas legales e ilegales, mayoritariamente alcohol y psicofármacos. Restrepo, D., Jaramillo, J (2012) Concepciones de salud metal en el campo
Consideran que este significativo uso de sustancias psicoactivas de la salud pública. Revista Nacional de Salud Pública, (pp. 202-211)
sería un recurso de algunas personas para enfrentar situaciones Recuperado el 19 de diciembre de 2014 de http://www.redlyc.org/ar-
de vida que no pueden manejar, tales como la precarización del ticulo.oa?id=12023918009
trabajo o la desocupación, los divorcios, situaciones conflictivas de Stolkiner, A. (2001) Subjetividades de época y prácticas en salud mental.
pareja, perdida de vínculos familiares o la violencia familiar; situa- Revista Actualidad Psicológica, XXVI, 293. Recuperado el 20 de febrero
ciones que en casos extremos de angustia intolerable y ausencia de 2014 de www.fts.uner.edu.ar/academica/.../SUBJETIVIDADES_DE_
de recursos para elaborarla, conducirían a los intentos de suicidio. EPOCA_ PRACTICAS
Sin embargo, mencionan solo aspectos relativos al ambiente y no Stolkiner, A (1994) Tiempos postmodernos. Ajuste y Salud mental. En Sai-
consideran aquellos determinantes vinculados a la subjetividad de dón, O. y Troianovski, P. (comp) Políticas en Salud Mental. Buenos Aires:
la persona en la conformación de estos malestares. Habría una Lugar Editorial.
mirada parcial del fenómeno de la adicción a drogas, el cual está Stolkiner, A., Ardila Gómez, S (2012) Conceptualizando la Salud Mental en
determinado por múltiples factores: físicos, psíquicos, sociales, cul- las prácticas: consideraciones desde el pensamiento de la medicina
turales. En estas expresiones no se consideran los dos primeros. social/salud colectiva latinoamericanas. Vertex Revista Argentina de
Los profesionales en general hicieron referencia en sus expresiones Psiquiatría (pp. 57-67) Recuperado el 20 de febrero de 2014 de www.
a la concepción de la salud explicitada en Ley Nacional de Salud psi.uba.ar/.../stolkiner_ardila_conceptualizando_la_salud_mental
Mental 26.657, en el sentido de salud como proceso determina-
do por componentes socioeconómicos y culturales. Desde nuestra
perspectiva, pocos de ellos refirieron además, a la consideración
de la singularidad y complejidad de cada persona y la importan-
cia del encuentro con el otro como elementos para llegar a una la
comprensión del sufrimiento o padecimiento, elemento que aboga
el respeto de los derechos humanos y sociales que la ley invoca.
En consonancia con la Ley de Salud Mental 26.657, rescataron
también la noción de que la salud se vincula directamente con la
garantía de los principales derechos de los ciudadanos, entre ellos,
el de tener satisfechas necesidades fundamentales básicas. Se ob-
servó una preponderancia de una concepción socioeconómica de
la Salud Mental.
Si bien podría inferirse que los profesionales en la consideración de
la problemática de salud-enfermedad no la atribuyen a un individuo
aislado, sino que también incluyen las relaciones en las que los
sujetos están inmersos, sea instituciones, grupos, familia, desde
nuestra perspectiva, es necesario incluir en la consideración de la
noción de Salud Mental, además de las dimensiones socioeconó-
micas y contextuales, la dimensión subjetiva, es decir, la posibilidad
de escuchar e incluir la experiencia del sujeto y considerar aspectos
tales como la organización particular de la personalidad, la consti-
tución histórica del aparato psíquico, la predisposición a manifes-
tar una determinada problemática, aspectos que escasamente se
mencionan en el discurso de los entrevistados.

89
FACTORES ASOCIADOS A LA SALUD MENTAL INFANTIL:
DIFERENCIAS ENTRE PADRES Y MADRES EN SUS
INTERACCIONES CON LOS NIÑOS
Samaniego, Virginia Corina
Centro de Investigaciones en Psicología y Psicopedagogía. Pontificia Universidad Católica Argentina

RESUMEN Key words


En el abordaje de la salud psíquica en la infancia, el estudio de Parental tolerance, Child mental health, Fathers, Mothers
las interacciones padres-niños ha hecho foco en las madres. La
relación padre-niño ha sido dejada de lado o las discrepancias se
toman como problemas del instrumento. Sin embargo, esas dis- Introducción
crepancias pueden indicar una variación real de las conductas de El abordaje de los problemas de la salud psíquica en la infancia ha
los niños en circunstancias vinculares diferentes. Se plantea exa- tenido distintos puntos de vista, una perspectiva particular es la Psi-
minar la contribución de los factores tolerancia parental, cohesión copatología del Desarrollo. Actualmente se la conceptualiza como
y flexibilidad familiar, salud mental de los padres a la aparición de un campo interdisciplinario en evolución que intenta elucidar el in-
problemas de comportamiento y emocionales en niños en edad es- terjuego entre los aspectos biológicos, psicológicos y socio-contex-
colar, comparando padres y madres. En este estudio observacional tuales del desarrollo normal y anormal a lo largo del ciclo vital (Cic-
analítico transversal se trabajó con una muestra intencional de ni- chetti & Toth, 2009). Para entender lo maladaptativo es necesario
ños que asistían a escuelas del área metropolitana.., Los resultados verlo en relación a qué es considerado normativo para un determi-
indican que un 40% de los padres no respondieron. Al efectuar una nado período del desarrollo. Como sostiene Rutter (2005) todas las
regresión múltiple se obtuvo que el mejor predictor era la tolerancia formas de funcionamiento psicológico están afectadas tanto por la
parental tanto en padres (33% de la varianza, p=<.000) como en crianza como por la naturaleza y el desarrollo psicológico no puede
madres (30% de la varianza, p=<.000). No obstante, se encontra- tener lugar sin la maduración biológica influenciada genéticamente,
ron diferencias respecto de la salud mental y de la cohesión fami- pero los cambios biológicos están lejos de ser independientes del
liar. La cohesión familiar es un factor de importancia sólo desde la aporte del ambiente. Desde la Psicopatología del desarrollo se es-
perspectiva materna. tudia cuál es el lugar de los factores familiares, sociales y culturales
en predecir y entender los cambios del desarrollo.
Palabras clave Entre los factores y procesos a estudiar en este marco es impor-
Tolerancia parental, Salud mental infantil, Padres, Madres tante identificar aquellos que exponen a los niños al riesgo de sufrir
problemas de conducta duraderos versus los que remiten con el
ABSTRACT tiempo y se deben a aspectos del desarrollo. Es así que se habla de
FACTORS ASSOCIATED WITH CHILD MENTAL HEALTH: DIFFERENCES factores próximos que afectan la calidad de la interacción padres-
BETWEEN FATHERS AND MOTHERS IN THEIR INTERACTIONS WITH niños momento a momento, y los factores contextuales que se en-
CHILDREN cuentran en el ambiente más amplio (Olson, Ceballo y Park, 2002).
In addressing the problems of mental health in childhood, studying Las estrategias de socialización de los padres están hace tiempo
parent-child interactions has focused on mothers. The father-child asociadas con el desarrollo de psicopatología temprana, pero tam-
relationship has been neglected or discrepancies are taken as pro- bién es comúnmente reconocido que los niños juegan de igual for-
blems of the instrument. However, these discrepancies may indica- ma un rol activo al influir sus contextos sociales (Pardini, 2008).
te a real variation in the behavior of children in different relational La otra perspectiva que contribuye al estudio de los trastornos en la
circumstances. This study aims to examine the contribution of fa- infancia, su origen, desarrollo, prevención y tratamiento es la Epide-
milial factors to the onset of behavioral and emotional problems miología ya que su abordaje es poblacional a diferencia del enfoque
in school age children, comparing fathers and mothers. In this clínico. En esta línea es que hoy se postula la Epidemiología del De-
cross-sectional observational study, we worked with a convenience sarrollo en el ámbito de estudio de la Psicopatología del desarrollo
sample of children attending schools in the metropolitan area. The (Costello & Angold, 2000) como un enfoque que puede contribuir a
parental tolerance, family cohesion and flexibility, parent’s mental desentrañar aspectos del curso de las patologías en la infancia y su
health and children’s behavioral and emotional problems were eva- posibilidad de predicción.
luated. The results indicate that 40% of fathers did not respond.The En investigación y en el trabajo clínico, los trabajos refieren funda-
level of parental tolerance in both parents is the better predictor of mentalmente a madres, reflejando su rol de principales cuidadores
the appearance of behavioral problems in children, accounting for y el supuesto de que son las que observan con más precisión los
33% of the variance in fathers (p = <. 000) and 30% of the variance problemas de los niños (Kerr, Lunkenheimer & Olson, 2007). Se
in mothers (p = <. 000). However, differences were found with re- plantea en la literatura que existen diferencias entre la percepción
gard to mental health and family cohesion. When all the features are de padres y madres (Samaniego, 2004) siendo que el estudio de los
considered together, there are differences among parents. Family padres en su relación con los niños ha sido dejada de lado a pesar
cohesion is an important factor only from the maternal perspective. de haber sido señalado este hecho muchos años atrás, remarcando
que su estudio puede contribuir a una mejor comprensión de la

90
problemática. Las discrepancias en la percepción entre ambos cui- problemas comportamentales (CBCL-P) para evaluar los trastornos
dadores pueden indicar una variación real de las conductas de los psíquicos en niños. Consta de una sección de problemas compor-
niños en circunstancias vinculares diferentes (Kerr, Lunkenheimer tamentales con 118 ítems. Se obtienen escalas estrechas, amplias
& Olson, 2007). Apuntar al estudio de ambos padres no siempre y puntaje total. En este estudio se ha trabajado con el puntaje total.
resulta factible toda vez que al día de hoy son fundamentalmente La Escala de evaluación de Cohesión y Adaptabilidad Familiar (Fa-
las madres, o los familiares del género femenino o las hijas en las ces III, adaptación y validación de Barreyro & Schmidt, 2010) escala
familias las principales cuidadoras de los niños. Comparativamente desarrollada para evaluar dos de las principales dimensiones del
el cuidado de los padres es aún poco común según lo revelan datos Modelo Circumplejo de Olson, Russell y Sprenkle, la cohesión y la
provenientes de 189 países (Berry, Poortinga, Breugelmans, Cha- adaptabilidad familiar. Faces III consta de 40 items, cada uno se
siotis & Sam, 2011). evalúa en una escala Likert de cinco opciones.
Este estudio tuvo como objetivo general examinar la contribución El auto reporte del comportamiento de adultos 18 a 59 años
relativa de factores próximos a la aparición de problemas de com- (Achenbach & Rescorla, 2003, validación Samaniego & Vázquez,
portamiento y emocionales en niños/niñas en edad escolar, compa- 2011) es un instrumento estandarizado para registrar diversos as-
rando padres y madres pectos del funcionamiento y problemas comportamentales de adul-
tos de 18 a 59 años. Consta de 126 ítems que evalúan problemas
Método comportamentales y emocionales y uso de substancias. Se obtie-
Se llevó a cabo un estudio observacional analítico transversal. nen escalas estrechas, amplias y puntaje total. En este estudio se
Muestra ha trabajado con el puntaje total.
Se trabajó con una muestra intencional de 89 niños de población
general que asistían a escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Resultados
Buenos Aires, tomando como informantes a sus padres/madres. In- Habiendo calculado correlaciones de Pearson sobre las respues-
vitados a responder ambos padres lo hicieron efectivamente 56 ma- tas dadas por los padres se encontraron asociaciones positivas de
dres y 33 padres o sea que el 40% de los padres no respondieron. los problemas de comportamiento con tolerancia parental (r=.578,
Instrumentos de recolección de datos. p<.000) y con salud mental del padre (r=.505, p<.000). Al efec-
Los instrumentos de recolección de datos que se administraron a tuar una regresión múltiple se obtuvo que el mejor predictor era
los padres fueron: la tolerancia parental explicando un 33% de la varianza (p=<.000)
La Escala de tolerancia parental (Samaniego, 2010). Se trata de un seguido de la salud mental del padre con un 9% (p=<.05) (Tabla 1).
instrumento estandarizado compuesto por 21 itemes que evalúa la En un análisis similar para las respuestas dadas por las madres se
interacción de los padres con el niño en términos de un entrama- encontraron asociaciones de los problemas de comportamiento po-
do de atribuciones, estilos de crianza y emociones que genera esa sitivas con tolerancia parental (r=.550, p<.000) y con salud mental
interacción. El puntaje total se obtiene a partir de la suma de los de la madre (r=.653, p<.000) y negativa con cohesión familiar (r=
parciales. Pueden obtenerse además tres factores: Afectivo/con- -.587, p<.000). Al calcular una regresión múltiple se obtuvo que el
ductual reactivo, Puesta de límites atributiva y Atributivo. La escala mejor predictor era la tolerancia parental explicando un 30% de la
ha presentado adecuados niveles de validez y confiabilidad. En este varianza (p=<.000) seguido de la salud mental de la madre con
estudio se ha trabajado con el puntaje total. un 20% (p=<.000) y de la cohesión familiar con un 7% (p=<.000)
El Child Behavior Checklist 6-11 años (Achenbach, 1991, valida- (Tabla 2)
do por Samaniego, 2008) versión para padres en su sección de

Tabla 1
Análisis de regresión múltiple escalonada de en muestra de padres, de tolerancia parental y salud mental del padre sobre CBCL (n=33)

ß
Pasos Variable independ. t p R R2 F(gl) p
[95% IC]
1. Tolerancia parental .445 [.353,2.007] 2.914 .007 .578 .334 15.549 (1, 32) .000
2 Salud mental del padre .321 [.007, .465] 2.103 .044 .648 .420 10.845 (2,32) .000

Tabla 2
Análisis de regresión múltiple escalonada de en muestra de madres, de tolerancia parental y salud mental de la madre sobre CBCL (n=56)

ß
Pasos Variable independ. t p R R2 F(gl) p
[95% IC]
1. Tolerancia parental .265 [.185, 1.594] 2.532 .014 .550 .303 23.440 (1,55) .000
2 Salud mental de la madre .378 [106, .422] 3.350 .002 .710 .504 26.881 (2,55) .000
3 Cohesión familiar -.300 [-1.191, -.197] -2.803 .007 .754 .569 22.857 (3,55) .000

91
Conclusiones REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
La salud psíquica en la infancia ha sido y es continuamente abor- Achenbach, T.M. & Rescorla, L.A. (2003). Manual for the ASEBA Adult Forms
dada desde diferentes perspectivas. Una de las que contribuye es & Profiles. Burlington, VT: University of Vermont, Research Center for
el enfoque de la Psicopatología del Desarrollo al intentar analizar, Children, Youth, & Families.
entre otras cuestiones, qué factores del sujeto en interacción con Berry, J., Poortinga, Y., Breugelmans, S., Chasiotis, A. & Sam, D. (2011)
el contexto familiar son responsables de la aparición de psicopato- Cross- Cultural Psychology. Research and Applications, Third edition.
logía. En general, la mayor parte de los estudios al examinar las in- New York: Cambridge University Press.
teracciones padres-niños ha focalizado la relación con las madres. Barreyro, J.C. & Schmidt, V. (2010) Adaptación de la escala a nuestra po-
La relación padre-niño ha sido dejada de lado o las discrepancias blación. Propiedades psicométricas de la versión argentina En N. Lei-
entre ambos cuidadores se toman como problemas del instrumento bovich de Figueroa , V. Schmidt y otros, Ecoevaluación psicológica del
de evaluación psicológica. Este estudio ha intentado generar al- Contexto Familiar, aspectos teóricos y empíricos. Adaptación argentina
gún tipo de conocimiento de estos aspectos en nuestro contexto, de escala Faces III. Buenos Aires: Guadalupe.
considerándolo un tema aún poco sistematizado. Los resultados Cicchetti,D & Toth, S. (2009) The past achievements and future promises
han arrojado diferencias respecto a cómo los aspectos paternos y od developmental psychopatology: the coming of age of a discipline
maternos se relacionan con la presencia de sintomatología en los Journal of Child Psychology and Psychiatry 50, 1-2, 16-25
niños y niñas, aunque deben tomarse con cautela ya que se trata Costello E. & Angold, A. (2000). Developmental Epidemiology. A Framework
de una muestra pequeña. Las correlaciones encontradas señalaron for Developmental Psychopathology. En A. Sameroff, M. Lewis & S. Mi-
que tanto en padres como en madres a menor grado de tolerancia ller (Eds.). Handbook of Developmental Psychopathology (2da edición
parental y a mayor grado de psicopatología de cada uno, los niños pp. 57-73). New York: Springer
presentan más grado de problemas de comportamiento y emocio- Kerr, D.; Lukenheimer, E. & Olson, S. (2007) Assessment of child problem
nales. No obstante, al poner simultáneamente los distintos aspectos behaviors by multiple informants: a longitudinal study from preschool to
en juego el patrón encontrado es diferente al analizar las respues- school entry. Journal of Child Psychology and psychiatry 48, 967-975.
tas dadas por cada uno de los cuidadores por separado. La toleran- Olson, S.L., Ceballo, R. & Park, C. (2002) Early problem behavior among chil-
cia parental de ambos padres, y por lo tanto las características de dren from low income, mother- headed families: a multiple risk perspec-
la interacción, aparece como el principal factor predictivo del grado tive Journal of Clinical Child and Adolescent Psychology, 31, 419-430.
de problemas en los niños. La salud mental del padre surge con un Pardini D. (2008) Novel insights into longstanding theories fo bidirectional
peso diferente a la de las madres, explicando más la presencia de parent-child influences: introduction to the special section. Journal of
psicopatología en los niños esta última. Cabe resaltar el interesante Abnormal Child Psychology 36, 627-631.
resultado que indica que al incluir la percepción sobre la familia, la Rutter, M. (2005) Multiple meanings of a developmental perspective onP-
flexibilidad familiar no aparece como un aspecto que se relacione sychopathology European Journal of Developmental Psychology. 2(3),
con la sintomatología en los niños en edad escolar, sí en cambio 221-252
aparece como relevante el factor cohesión familiar pero esto sólo Samaniego V.C. (2004) Tolerancia parental hacia las conductas infantiles:
desde la interpretación materna. Además se brinda evidencia de factor de mediación? Tesis Doctoral
que la menor cohesión familiar es un factor que se asocia a la pre- Samaniego, V. C. (2010). Escala de tolerancia parental hacia los comporta-
sencia de psicopatología en niños. Nuevamente aparecen las ma- mientos infantiles, elaboración y validación. Revista Latinoamericana
dres como aquellas que sostienen ese núcleo familiar incluso desde de Psicología, 42(2), 203-214.
su subjetividad lo cual a su vez se relaciona con la salud mental de Samaniego, V. C. (2008). El Child Behavior Check List: su estandarización en
los niños. Ya se han planteado en estudios anteriores diferencias en población urbana Argentina. Revista de Psicología, UCA, 4 (8), 113-130.
las percepciones entre padres y madres (Samaniego, 2004) con lo Samaniego V.C. y Vázquez N. (2011) Evaluación De Psicopatología En Una
cual este estudio aporta nuevos aspectos de diferencias en la rela- Muestra Argentina De Adultos, ¿Existe Acuerdo Entre Auto-Reportes E
ción. Es necesario señalar además que, si bien el tamaño muestral Informantes? Memorias XXXIII Congreso Interamericano de Psicología.
es pequeño y puede considerarse una limitación sobre la que es Colombia, p. 1618.
imprescindible seguir trabajando, al mismo tiempo la escasa canti-
dad de padres que acudieron a la convocatoria (40%) da nuevo sus-
tento al estudio al evidenciar su bajo grado de involucramiento con
respecto a los niños y el rol principal de la madre como cuidadora .

92
EQUIDAD DE GéNERO EN LA CALIDAD DE ATENCIóN
DURANTE EL EMBARAZO PARTO Y PUERPERIO EN
UN HOSPITAL PúBLICO Y UN CENTRO PRIVADO DE
CAPITAL FEDERAL
Solis, Mónica
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN Introducción
Esta investigación se enmarca en la Tesis de Maestría en psicología Los diferentes acuerdos de la comunidad científica internacional,
Social Comunitaria (UBA) de la autora, dentro de “La Red de tesistas han ido consagrando los derechos sexuales y reproductivos, de
y diplomandos/as en género, salud y subjetividad” que dirige la Dra. esta forma han decidido en el marco de la plataforma de los dere-
Débora Tajer, Codirectora de tesis Mg. Alejandra Lo Russo, en el chos humanos, las obligaciones del Estado en materia de derechos.
marco de la Cátedra Estudios de Género de la Facultad de Psicolo- Como efecto de esto se puede señalar la Convención sobre la eli-
gía (UBA). Este trabajo se propone avanzar en la Equidad de Género minación de todas las formas de discriminación contra las mujeres
en la calidad de atención durante el embarazo, parto y puerperio (1981), por lo cual los Estados firmantes se comprometen adoptar
visibilizando las inequidades, promoviendo la inclusión en las prác- las medidas conducentes a eliminar la discriminación en “el acceso
ticas de los profesionales de la perspectiva de género, mejorando a los servicios de atención médica, inclusive los que se refieren a la
los modelos de atención, que sean específicos a las necesidades y planificación familiar”.
modos de cada género. Con el fin de medir el grado en el cual estos Asimismo, la cuarta Conferencia Mundial sobre la mujer en Bei-
avances han sido incorporados en las prácticas, esta investigación jing (1995) y su consecuente plataforma consagró los derechos
intenta identificar los imaginarios profesionales (practicas y discur- humanos de la mujer, posteriormente corroborado por el Consejo
sos) de los/as integrantes de un servicio de obstetricia de un hospi- de Seguridad y el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones
tal público y un centro privado de Capital Federal, especializados en Unidas, tomando los acuerdos de la Conferencia Internacional sobre
embarazo parto y puerperio para establecer criterios comparativos. Población y Desarrollo (1994), donde se instauraron los lineamien-
El diseño es de tipo exploratorio descriptivo, en la que se utilizara tos para el respeto de los Derechos Sexuales y Reproductivos.
metodología cualitativa en la recolección y análisis de información. Estos acuerdos internacionales circunscriben los objetivos que los
gobiernos de los países signatarios, incluyendo a Argentina, se han
Palabras clave comprometido internacionalmente a incorporar en sus legislacio-
Género, Embarazo, Parto, Puerperio nes y programas de gobierno, a partir de considerar la equidad
entre los géneros como una necesidad humana (Standing y cols.
ABSTRACT 2001; Gomez Gómez, 2002).
GENDER EQUITY IN QUALITY OF CARE DURING PREGNANCY En nuestro país los derechos sexuales y reproductivos fueron tar-
CHILDBIRTH AND PUERPERIUM IN A PUBLIC HOSPITAL AND PRIVATE díamente incluidos a la agenda política nacional. A partir del año
FEDERAL CAPITAL CENTER 1983 diferentes sectores de la sociedad, especialmente las orga-
This research is part of the Master’s Thesis in Community Social nizaciones de mujeres, reclamaban que todas puedan acceder en-
Psychology (UBA) of the author, in “Network tesistas and diplomandos tre otras cosas a métodos anticonceptivos, sobre cómo, cuándo,
/ as gender, health and subjectivity” directed by Dr.. Deborah Tajer, co- cuántos y con quien tener hijos/as. Recién once años después de
director of thesis Mg . Alejandra Lo Russo, under the Chair of Gender concluida la dictadura fue sancionada una Ley que exige al Estado
Studies at the Faculty of Psychology (UBA). This work is intended to a desplegar una política de salud sexual y reproductiva sostenida.
advance gender equity in the quality of care during pregnancy, chil- La mortalidad materna es un problema importante para el desarro-
dbirth and postpartum visible the inequalities, promoting inclusion llo social. El fallecimiento de una mujer es una tragedia para ella,
in the practices of professionals gender, improving care models that y también para su familia y comunidad (PAHO, 2003). Se puede
are specific needs and modes of each gender. In order to measure observar diferentes repercusiones sociales, entre ellas: las mujeres
the extent to which these advances have been incorporated into the son las que educan a los/las hijos/as, son los pilares de la familia,
practices, this investigation seeks to identify professional imaginary las que proveen el cuidados de los/las ancianos/as, trabajadoras y
(practices and discourses) of the / as members of obstetrics service las que proveen el sustento del hogar. Según opiniones de expertos,
of a public hospital and a private center Capital Federal, specialized surgidas en el marco del Foro de Investigación en Salud de Argen-
in pregnancy childbirth and Puerperium to establish benchmarks. The tina (2007), las muertes maternas afectan los ingresos y patrones
design is descriptive exploratory, in which qualitative methodology de consumo de los hogares. Sostienen que las mujeres invierten en
used in collecting and analyzing information. bienes y servicios que mejoran el bienestar de los niños y niñas,
como ser la alimentación y la educación, y que este detrimento
Key words económico afecta el desarrollo económico de un país.
Gender, Pregnancy, Childbirth, Puerperium En este sentido, Lagarde (1994) señala que “la maternidad gira en

93
torno a la procreación, pero la rebasa a tal grado, que existe más mujer-madre también se manifiesta en la interacción sector salud-
allá de sus límites. En aras de la maternidad los cuerpos vividos usuaria. En la práctica médica esta igualdad se transcribe en que
femeninos son disciplinados, no solo para la procreación - concep- para los médicos y médicas es bueno que las mujeres se embara-
ción, embarazo, parto y lactancia - sino para sus prolongaciones: cen y cuiden hijos/as y constituye una desviación no hacerlo.
los quehaceres invisibles que permiten dar cuidados vitales toda
la vida a todos”. Derechos Sexuales y Reproductivos
La Organización Mundial de la Salud (1999) sostiene que una so- La expresión Derechos Sexuales y Reproductivos supone una in-
ciedad que pierde la contribución de una mujer es una sociedad tegralidad que trasciende el concepto de salud reproductiva. Re-
cuya vida social y económica declina, su cultura empobrece y su fiere a una serie de derechos que cada ser humano debería gozar
potencial para el desarrollo se ve seriamente limitado. a lo largo de su vida y que se definen en cada momento histórico
Ciertamente, los cambios producidos a partir de la década de los 90 cultural. Los principios de los derechos sexuales y reproductivos
en el campo de las políticas públicas de la salud sexual y reproducti- son: autonomía personal, igualdad, diversidad e integralidad cor-
va, han dado lugar en los últimos años, a la incorporación de innova- poral. Estos derechos aluden a distintos aspectos de la vida sexual,
ciones legislativas, políticas y programáticas en la atención del parto entre otros, el control de las decisiones sobre la procreación, los
(Szulik, 2007). No obstante, las muertes maternas siguen represen- embarazos no deseados, el aborto, los embarazos adolescentes, la
tando un problema relevante no siempre abordado en profundidad. violencia sexual, se trata de problemas que nacen desde el ámbito
privado para interpelar el ámbito público en demanda de políticas
Imaginario Social y Dispositivos de Poder y programas que garanticen el ejercicio de los derechos sexuales
Por lo expuesto hasta acá, resulta de relevancia interrogar saberes y reproductivos.
e imaginarios de los cuerpos de las mujeres durante el embarazo, Los derechos sexuales y reproductivos son parte integral e indisolu-
parto y puerperio: ¿Que de los imaginarios profesionales (prácticas ble de los derechos humanos básicos. Si bien los derechos sexua-
y discursos) impactan en las decisiones diagnósticas y terapéuti- les y reproductivos no son exclusivos de las mujeres, sino derechos
cas en el proceso de embarazo, parto y puerperio y que pueden de varones y mujeres y derechos de las parejas, ellos son funda-
tener impactos en la calidad de atención? ¿Que de los programas mentalmente importantes para las mujeres, ya que sus decisiones
que tienen como objetivos promover la integralidad en la calidad de en relación con la sexualidad y la procreación están mediatizadas
atención en embarazo y parto, fallan en las prácticas concretas que por su situación de subordinación ( CoNDeRS, 2008).
llevan adelante el equipo de salud?. Estos interrogantes apuntan a En este marco, cobra importancia las creencias sobre la salud y
visibilizar los sesgos de género, expresados a través de estereoti- la vida de las mujeres, ya que incrementan el riesgo de adquirir
pos y mediante los cuales las mujeres en situación de embarazo, múltiples patológias (Tajer, Gaba y Reid, 2011). Evidenciándose en
parto y puerperio son evaluadas en un ámbito donde prima el para- el hecho, que las decisiones diagnósticas y terapéuticas impregna-
digma biológico y el sistema patriarcal. das por el campo estructural del Modelo Médico hegemónico deja
Fernández (2008) señala que los imaginarios sociales “son aquello por fuera los procesos históricos y las condicionantes socioeco-
por medio de lo cual y a partir de lo cual los individuos son for- nómicas, ideológicas, culturales, con relación a la causalidad y el
mados como individuos sociales con capacidad para participar en desarrollo de los padecimientos (Menéndez, 2005).
el hacer-decir social, que pueden representar, activar y pensar de Por otra parte, Argentina cuenta con la Ley 26485 de Protección Inte-
manera compartible y coherente con su mundo” (p. 44) y es en este gral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las muje-
sentido que esta investigación utilizará la noción de imaginario. res, entre las distintas tipificaciones se encuentra la violencia obsté-
Por otra parte, “las diferencias entre hombres y mujeres no se re- trica, que es aquélla que ejerce el personal de salud sobre el cuerpo
fieren estrictamente al sexo sino al género, implica afirmar que el y los procesos reproductivos de las mujeres, manifestada en “tratos
problema no radica en sus especificidades anato-biológicas, sino en deshumanizados, abuso de medicalización y patologización de los
las desigualdades que las sociedades han tramitado con las mismas” procesos naturales” de conformidad con el Art. 2º de la Ley 25929.
(Fernández, 2001, p.7). Así hablar de diferencias de género se alude La Ley Nacional 25929 de Derechos de Padres e Hijos durante el
a los dispositivos de poder por los cuales -en cada sociedad- las di- proceso de nacimiento plasmó los derechos de todas las mujeres
ferencias biológicas han justificado desigualdades sociales, poniendo en el embarazo, el trabajo de parto y posparto, lo que incluyó los
en el centro la cuestión del poder de un género sobre otro. derechos de los/las recién nacidos/as y de los padres varones o
Con relación a la equidad de género en la calidad de atención, no bien otras personas cercanas a la mujer, a quienes se reconoce el
significa que hombres y mujeres vivan y enfermen igual sino traba- derecho a acompañar a la mujer en el momento del parto.
jar en la eliminación de las diferencias, entre ellos que puedan ser Por su parte, el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva
evitadas, y sus causas prevenibles. Tampoco la equidad en la aten- que enmarca la Ley 25673, hace énfasis en la calidad y cobertura
ción significa que hombres y mujeres deban recibir cuotas iguales de los servicios de salud con la finalidad de dar respuestas eficaces
de recursos y servicios, sino que sean adecuados a las diferentes sobre salud sexual y procreación responsable. Asimismo, algunos
necesidades de cada uno y su contexto (Gómez Gómez, 2002). de los objetivos trazados por este programa es la disminución de
La lógica sobre la que se construye la práctica de la medicina en la morbimortalidad materna-infantil, como así también el acceso
relación a la salud reproductiva privilegia -tanto en la enseñanza a la información, educación y prestación de servicios con el fin de
como en la tarea asistencial- la maternidad como resultado de la adoptar decisiones informadas, libre de discriminación o violencia
condición genérica de las mujeres. Es así que los dispositivos dis- en materia de salud sexual y reproductiva.
puestos para garantizar una procreación libre de riesgos, no siem- Por otra parte, en el ámbito de la Salud Sexual y Reproductiva la
pre cumplen dicho fin. Al respecto, Salas Valenzuela (1994) consi- OPS (1995) señala que la inclusión de la perspectiva de género es
dera que tanto la institución médica como la sociedad en general una vía no sólo para favorecer al empoderamiento de las mujeres,
al considerar a las mujeres fundamentalmente como reproductoras sino también para la reconceptualización de los modelos de aten-
olvidan a la mujer en sus otros aspectos, señala que la igualdad ción y la organización de los servicios, así como la promoción al

94
acceso, la participación y el control de las mujeres a los mismos. parto y puerperio ( médicos/as especializado en obstetricia, enferme-
Por la trascendencia del problema se hace necesario el estudio ros/as, obstétricas). Se empleará un consentimiento informado.
de esta problemática, actual y poco explorada en investigaciones Para el análisis de los resultados se continuará con la utilización
académicas, ya que al aportar herramientas de conocimiento de el de las técnicas propias del análisis de discurso (De Souza Mina-
modo en que los sesgos de género determinan la toma de decisión yo,2009) (Van Dijk, 2000) y de contenido (Bardin, L. 1991) . Asimis-
diagnostica y terapéutica de profesionales especialista en obstetri- mo, se incluirá el método de triangulación (Denzin, 1970) que es el
cia y que pueden tener impactos negativos en la calidad de aten- término utilizado en los abordajes cualitativos para indicar el uso
ción en embarazo, parto y puerperio, servirá como referencia para concomitante de varias técnicas de abordaje y de modalidades de
nuevos trabajos de investigación y nuevos modos de intervención análisis, de varios/as informantes y puntos de vista de observación,
social comunitaria. para controlar la verificación y la validez de la investigación.
Promover la equidad de género en el sistema de salud es fomentar
la distribución justa del poder y los recursos sociales en función de
las necesidades diferentes de las personas (Ministerio de Salud de
la Nación, 2011).

Es por todo lo expuesto que esta investigación se propuso como


objetivos generales: a) describir los modos en los cuales los imagi-
narios profesionales, discursos y prácticas desde una perspectiva
de género participan en la toma de decisión diagnostica y tera-
péutica de los/as profesionales especialistas en obstetricia y que
pueden tener impactos en la calidad de atención de embarazo parto
y puerperio b) describir los modos en que se presenta la inequidad
o equidad de género en las práctica del equipo de salud en relación
al acceso, la calidad de la atención y el manejo de recursos para
la salud en embarazo parto y puerperio. Para esto se plantearon
los siguientes objetivos específicos: a)Identificar los imaginarios
profesionales (practicas y discursos) de los/as integrantes de un
servicio de obstetricia de un hospital público y un centro privado
de Capital Federal, especializados en embarazo parto y puerperio
para establecer criterios comparativos b) caracterizar: estereotipos,
preconceptos de los/las profesionales que integran el servicio de
obstetricia de un hospital público y un centro privado de Capital
Federal, que ponen en riesgo la integralidad de las mujeres durante
el proceso de embarazo parto y puerperio.

Las tres hipótesis de investigación que guiarán el estudio:


- La presencia del Modelo Médico Hegemónico en los imaginarios
profesionales de quienes atienden pudieran estar produciendo ses-
gos de género, los cuales contribuirían a poner en riesgo el proceso
de embarazo parto y puerperio. Queriendo hacer salud producen
patología o sufrimiento psíquico, de modo amplio.
- Es posible identificar discrepancias en los programas y prácticas
que se llevan adelante y las experiencias concretas de vida de las
mujeres en proceso de embarazo, parto y puerperio, que estarían
generando inequidades en el acceso, calidad de atención.
- La aplicación exclusiva del paradigma biológico sin incorporar un
paradigma más complejo y amplio, produce inequidades de género
en la salud materna en tanto no permite contemplar concepciones
particulares acerca de los temas de género en el proceso de emba-
razo parto y puerperio.

Metodología
El diseño es de tipo exploratorio descriptivo, en la que se utilizará
metodología cualitativa en la recolección y análisis de información.
La estrategia exploratoria está especialmente orientada a obtener
una familiarización con especies de hechos desconocidos o aún no
alcanzados, o a generar nuevas ideas que permitan nuevas pregun-
tas y nuevas hipótesis (Samaja, 2008).
Se construirá y aplicará para el relevamiento de la información for-
mularios de entrevistas semi-estructurada especialmente elaborados
para los profesionales del equipo de salud que atienden embarazo,

95
REFERENCIAS Organización Panamericana de la Salud (2005): Política de Igualdad de Gé-
Bardin, L. (1991) Análisis de contenido. España, Ediciones Akal. nero. Recuperado el 13 de Mayo de 2013 en: http://new.paho.org/hq/
Conferencia Mundial sobre la mujer en Beijing (1995). Rescatado el 23 dmdocuments/2009/OPS-politica-de-igualdad-de-genero.pdf
de Agosto de 2013 http://www.un.org/womenwatch /daw/beijing /pdf/ Organización Mundial de la Salud (1999) WHO: “Reduction of Maternal Mor-
BDPfA% 20S.pdf tality”, A joint WHO /UNFPA /UNICEF /World Bank Statement, Ginebra
Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (1994). Revisada el PAHO (2003) Reducción de la mortalidad y la morbilidad maternas: Consenso
23 de Agosto de 2013 desde http://www.unfpa.org/sites/default/files/ Estratégico Interagencial para América latina y el Caribe,Washington D.C.
event-pdf/icpd_spa_2.pdf Salas Valenzuela M. (1994) La capacidad reproductiva de las mujeres: de-
CEDAW (1981) Convención sobre la eliminación de todas las formas de dis- terminante en la elaboración de programas gubernamentales de salud.
criminación contra las mujeres . Extraído el 3 de Abril de 2013 desde En: Repensar y politizar la maternidad: un reto de fin de milenio. Mé-
http://www.unicef.org/panama/spanish/MujeresCo_web.pdf xico DF: GEM
Consorcio Nacional de Derechos Reproductivos y Sexuales. (2008). Dere- Samaja, J. A. (2008) Epistemología y Metodología: elementos para una teo-
chos Sexuales y Reproductivos en Argentina: La exigibilidad de los de- ría de la investigación científica. 3ª ed. 9ª reimp. Buenos Aires: Eudeba
rechos sexuales y reproductivos. Documento elaborado por la Asocia- Standing H (2000). Impactos de género de las reformas en salud. El actual
ción por los Derechos Civiles - ADC. 1ª. Edición. Buenos Aires. Extraído estado de las políticas y la implementación. Documento de trabajo reali-
el 23 de Marzo de 2015 desde http://www.unfpa.org.ar/sitio/archivos/ zado para el VIII Congreso de ALAMES, La Habana, 3-7 de Julio de 2000.
deresexrep.pdf Szulik D. (2007) Servicios de salud reproductiva para adolescentes en la
Denzin, N.K. (1970) “The research act”. Chicago, Aldine Publishing co. (Ci- Ciudad de Buenos Aires: un estudio sobre la calidad percibida por las
tado por De Souza Minayo, M.C (1997) “El desafío del conocimiento. usuarias. Informe final SECYT; 2005.
Investigación cualitativa en Salud”. Lugar Edit, Buenos Aires. Tajer, D., Gaba M., Reid, G. (2011) Impacto de la violencia de género en la
De Souza Minayo, M.C. (2009) La artesanía de la Investigación Cualitativa. salud de las mujeres. Informe final Proyecto ARG 09/016 “Acciones de
Técnicas de la investigación. Buenos Aires. Lugar Editorial. Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia con-
Fernández, A. M. (1994) La mujer de la ilusión. Pactos y contratos entre tra las mujeres”. Consejo Nacional de Mujeres, Presidencia de la Nación.
hombres y mujeres. Buenos Aires, Paidós Van Dijk, T.A. (2000) El Discurso como Interacción Social. Estudios sobre el
Fernández, A. M. (2008) Las lógicas colectivas: imaginarios, cuerpos y discurso II. Una introducción multidisciplinaria. Edit. Gedisa, Barcelona.
multiplicidades-2º ed. Buenos Aires, Biblos.
Foro de Investigación en Salud de Argentina (2007) Estado de conocimiento
y agenda de prioridades para la toma de decisiones en Morbimorta-
lidad materna en Argentina. Recuperado el 13 de Julio de 2013 en
“http://www.saludinvestiga.org.ar/pdf/policy-brief /Morbimortalidad
_materna .pdf” /pdf/ policy-brief/Morbimortalidad _ matern a.pdf
Gómez Gómez, E. (2002) “Equidad, género y salud: retos para la acción”.
Rev. Panam Salud Publica vol.11 no.5-6 Washington, May/June.
Lagarde, M (1994) Maternidad Feminismo y Democracia en Repensar y Po-
litizar la Maternidad, un Reto del Milenio. Grupo de Educación Popular
con Mujeres, A.C. México, GEM.
Ley Nacional 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y
erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que de-
sarrollen sus relaciones interpersonales. Recuperado el 23 de Agosto
de 2013 en http://test.e-legis-ar.msal.gov.ar/leisref/ public/showAct.
php?id=13231&word=
Ley Nacional 25929 Ley de Parto Respetado. Recuperado el 27 de Agosto de
2013 en http://www.msal.gov.ar/vamosacrecer /index.php? option=
com _c o ntent&view=article&id=390:ley-nacional-no-25929-ley-de-
parto-humanizad & ca tid=279:nc-derecho-de-los-padres-durante-el-
nacimiento &Itemid= 248& activa r Edad=0
Ley 25673 Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva. Recupera-
do el 27 de Agosto de 2013 en http://www.msal.gov.ar /saludsexual /
downloads /ley_ 25673_SSR.pdf
Menéndez, E. (2005). Modelos de atención de los padecimientos: de exclu-
siones teóricas y articulaciones prácticas. En Spinelli, H. (Comp.) Salud
Colectiva. Buenos Aires: Lugar , 11 - 47.
Ministerio de Salud de la Nación (2011). Políticas de Salud Sexual y Salud
Reproductiva. Avances y Desafios. Informe de Balance 2003-2011.
Buenos Aires. Extraído el 23 de Marzo de 2015 desde http://www.un-
fpa.org.ar/sitio/archivos/originalbalancessyr.pdf
Organización Panamericana de la Salud. 1996. “Marco de referencia, compo-
nentes y estrategias para mejorar la calidad de atención en los servicios
de salud reproductiva, con enfoque de género”, mimeo, Washington, D.C.
OPS (2003). Reducción de la mortalidad y la morbilidad materna: Consenso
Estratégico Interagencial para América Latina y el Caribe.

96
EQUIDAD DE GÉNERO EN LA CALIDAD DE ATENCIÓN
EN ADOLESCENCIA - 2DA. PARTE
Tajer, Debora; Reid, Graciela Beatriz; Lo Russo, Alejandra Isabel; Ceneri, Elizabeth Veronica; Cuadra,
María Eugenia; Solis, Mónica; Salvo, Irene
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN La presente investigación utilizó un enfoque de investigación cua-


Se presentan los avances de la investigación en curso UBACYT litativo y un tipo de diseño exploratorio - descriptivo. Hasta el mo-
2013-1016 “Equidad de Género en la Calidad de Atención en mento se han realizado 18 entrevistas a miembros/as de equipos
Adolescencia. Este estudio intenta avanzar en la identificación de de salud que atienden adolescentes correspondientes a 5 institu-
sesgos de género en la toma de decisiones diagnósticas y tera- ciones y 1 entrevista a un informante clave. Por tanto, se ha imple-
péuticas de los/las miembros/as de equipos de salud que atien- mentado aproximadamente el 50% del plan inicialmente previsto.
den adolescentes, que pudieran tener impactos en la calidad de Unidades de análisis y muestreo.
la atención. Para ello, se realiza un análisis de los componentes Las unidades de análisis están constituidas por miembros/as del
profesional-adolescente-familia, con el propósito de identificar equipo de salud que atienden adolescentes (médicos/as pediatras,
factores diferenciales por género y por sector social, ligados a generalistas y psiquiatras; enfermeros/as y psicólogos/as).
la demanda de familias y adolescentes, que pudieran producir La muestra ha sido definida de modo finalístico, decidiendo escoger
sesgos en las decisiones diagnósticas y terapéuticas, con el fin casos paradigmáticos del perfil seleccionado.
de contribuir a mejorar la equidad de género en la calidad de
la atención en salud. Este trabajo se focaliza en la descripción Lugares de realización del estudio
del proceso de construcción de la herramienta de producción de El trabajo de campo fue iniciado en los siguientes Servicios de Pe-
información (entrevista semi-estructurada) y de la construcción diatría y/o programas de atención de la adolescencia pertenecien-
de indicadores de calidad de atención en la adolescencia desde tes a Hospitales Públicos, Clínicas Privadas y Hospitales de Comu-
una perspectiva de género y salud colectiva y se informa sobre el nidad de la Ciudad de Buenos Aires: 1) Hospital Tornú –Programa
estado actual del trabajo de campo. de Red de Adolescencia de Atención de la Salud (CABA); 2) Clínica
Bazterrica – Consultorios externos; 3) Hospital Álvarez – Progra-
Palabras clave ma de Red Adolescencia; 4) Hospital Argerich – Programa de Red
Adolescencia, Género, Calidad de la atención salud Adolescencia. Área Programática; 5) Hospital Italiano de Buenos
Aires - Servicio de Pediatría, Programa de adolescencia; 6) CEMIC.
ABSTRACT Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas - Sección
GENDER EQUITY IN ADOLESCENCE HEALTH CARE QUALITY Adolescencia del Departamento de Pediatría; 7) CESAC 7. Área Pro-
The progress of the ongoing investigation UBACYT 2013-1016 gramática del Hospital Santojanni - Programa de Adolescencia; 8)
“Gender Equity in Quality of Care in Adolescents” is presented. This Hospital Santojanni - Servicio de Pediatría; 9) Hospital General Ri-
study attempts to advance in the identification of gender bias in cardo Gutiérrez - Servicio de Adolescencia.
making diagnostic and treatment of health teams’ members that Además, en estudio se incluyeron otros dispositivos de atención de
serve adolescents, that could have an impact on the quality of salud de la adolescencia, tales como: 1) Sala de espera del Hospital
health care decisions. To do this, an analysis of the professional- Argerich; 2) Residencia Interdisciplinaria de Educación para la Sa-
teen-family components, in order to identify differential factors by lud (RIEps); 3) Dispositivo de atención de adolescencia por Médicos
gender and social sector, linked to the demand of families and ado- Generalistas en Centros de Salud (CESAC 7).
lescents, that could produce bias in diagnostic and therapeutic de-
cisions are made, in order to help improve gender equality in health Herramienta de producción de información
care quality. This paper focuses on the description of the construc- Se elaboró una entrevista semi-estructurada a miembros/as del
tion process of the production tool of information (semi-structured equipo de salud de adolescentes en las 9 Instituciones de salud
interview) and construction of indicators of quality of care in adoles- previamente identificadas. Se adopta esta herramienta considerán-
cence from a gender perspective and collective health and reports dola como fuente de información de: “ideas, creencias, formas de
on the current status of field work pensar, opiniones, sentimientos, maneras de sentir, maneras de ac-
tuar, conductas, proyecciones hacia el futuro, razones conscientes
Key words o inconscientes de determinadas actitudes y comportamientos” (De
Adolescence, Gender, Health care quality Souza Minayo, 2009, p. 216).
Los contenidos que se indagan en la entrevista semi-estructurada
tienen por objeto construir indicadores específicos de evaluación de
calidad de atención en la adolescencia desde una perspectiva de
género y salud colectiva.
Los 7 ejes temáticos escogidos para construir esta herramienta fue-
ron: 1) Epidemiología diferencial por género; 2) Violencia; 3) Consumo
problemático de sustancias (alcohol, drogas y tabaco); 4) Nutrición;

97
5) Salud Sexual y Reproductiva; 6) Consultas por temas de identidad cuáles constituían para los profesionales del equipo de salud los
de género y 7) Calidad de atención. Servicios amigables con los/as problemas más relevantes de esa etapa, con el objeto de cotejar
adolescentes. En todos estos ejes se indaga: el grado de incorpora- coincidencias y divergencias.
ción de la perspectiva de género en el ámbito científico-académico, Para el equipo de salud los ejes escogidos de indagación fueron:
los imaginarios profesionales y los aspectos relativos a la demanda accidentes, intentos de suicidio o ideación suicida, violencia, no-
de las familias y los/as adolescentes que tendrían implicancias en la viazgos violentos, consumo problemático de sustancias psicotrópi-
toma de decisiones y en la conducta profesional. cas y alcohol, tabaquismo, nutrición, salud sexual y reproductiva y
problemáticas ligadas a la identidad de género.
Análisis de la información Por otra parte, con el objeto de indagar su valoración acerca de la
Actualmente, las entrevistas se encuentran en proceso de codifi- incidencia diferencial entre los sexos en la adolescencia con res-
cación para iniciar el proceso de análisis. Para el análisis de los pecto a la morbimortalidad por causas externas (accidentes, sui-
resultados se continuará con la utilización del método de análisis de cidios y homicidio), que afecta con más peso epidemiológico a los
contenido (Bardin, 1991), ya utilizado en toda la línea de análisis de varones, se interrogó sobre su experiencia e hipótesis acerca de
las investigaciones previamente realizadas (Tajer et al., 2006; Tajer esta situación.
et al, 2011; Tajer et al., 2012; Tajer et al., 2014; Tajer et al., 2015; Con el propósito de hacer “hablar a los números” y averiguar de
Tajer et al. (en prensa)). este modo si lo conectaban con las propuestas de estilos de mas-
Asimismo, se incluirá el método de triangulación (Denzin, 1970) que culinidad y femineidad (lo que en otros términos se identifica con
es el término utilizado en los abordajes cualitativos para indicar el uso pedagogía de género) que la población adolescente recibe desde la
concomitante de varias técnicas de abordaje y de varias modalidades temprana infancia.
de análisis, de varios/as informantes y puntos de vista de observa- 2) Violencia
ción, para controlar la verificación y la validez de la investigación. Se preguntó por aquellos indicadores que se pueden presentar en
Por último, se apoyará el proceso de análisis incluyendo la utili- una consulta que consideran como indicio de padecimiento de vio-
zación del programa computacional Atlas-ti que permite analizar lencia o abuso sexual en un/a adolescente (problemas de aprendi-
cualitativamente y comparar los diversos textos a partir de la codi- zaje y/o conducta, cuadros fóbicos y evitativos / aislamiento, deser-
ficación de unidades semánticas. ción escolar, abandono del hogar, infecciones de transmisión sexual
a repetición, embarazo no planificado, embarazo en menores de 14
RESULTADOS años o marcas en el cuerpo).
En esta ponencia presentamos como ha sido construida la herra- Del mismo modo, se indagó acerca del conocimiento sobre la exis-
mienta de recolección de la información, en tanto ello constituye tencia de los protocolos de tamizaje sobre violencia de género o
un momento del proceso investigativo fundamental, que muchas noviazgos violentos en la adolescencia y si son de uso en el servicio
veces no es destacado lo suficiente. que trabajan. Sobre la conducta que toman cuando detectan alguna
Construir una herramienta de producción de información, constitu- situación y acerca del conocimiento de sus obligaciones legales
yó un arduo y enriquecedor trabajo para los/as integrantes del equi- como profesional en este campo. Y nuevamente se preguntó sobre
po de investigación, fue un proceso central que ha posibilitado la si encuentran vinculación entre la socialización de género y los dis-
profundidad de las perspectivas desde la que se piensa el tópico de tintos tipos de violencia que padecen o ejercen los/as adolescentes.
estudio y constituye también una herramienta de intervención que Con el objeto de identificar las formas de padecimiento y ejercicio
permite a los/as profesionales de la salud participar de un espacio de la violencia por sexo para que nos permitan identificar la relación
reflexivo al que les invita a dialogar sobre sus prácticas y enfoques entre género y violencia en la adolescencia se indagó acerca de
de intervención. sus percepciones sobre, en primera instancia, qué tipo de violencia
1) Epidemiología diferencial por género: padecen más frecuentemente las mujeres. Para lo cual se ofreció
Se desagregaron las preguntas según dos franjas etarias: de 10 a 14 el siguiente listado: varones adolescentes hacia mujeres adoles-
años y de 15 a 19 años, siguiendo las indicaciones de la OMS para centes, mujeres heterosexuales hacia mujeres lesbianas o trans;
poder identificar las especificidades de dos momentos diferentes con varones adultos hacia mujeres adolescentes; alguna violencia entre
sus respectivas problemáticas. Se indagaron los principales motivos mujeres; por parte de su pareja (noviazgos violentos), por parte de
de consulta en términos de frecuencia para ver que identifica la po- sus compañeros/as/ pares/ amigos/as (bullying); violencia institu-
blación de adolescentes y familias como problemas a consultar en los cional: por parte del sistema de salud, por parte del sistema policial
servicios de salud en esa etapa, desagregados por sexo. y por parte del sistema escolar; abuso sexual o situaciones inces-
Para la primera franja etaria: cambios físicos puberales, crecimien- tuosas; violencia en repudio a opción sexual diversa; otros.
to, trastornos alimentarios, consumo problemático de sustancias, Luego se indagó en varones, con la siguiente lista: varones más
problemáticas anímicas (especificar cuáles), embarazo adolescen- grandes o más fuertes hacia varones más chicos o débiles; varones
te, interrupción voluntaria del embarazo, abuso sexual, violencia de heterosexuales hacia varones gays o trans; varones adultos hacia
género, otras violencias (especificar), orientación sexual e Identidad varones adolescentes: por parte de su pareja (noviazgos violentos),
de género. por parte de sus compañeros/as/ pares/ amigos/as (bullying); vio-
Para la segunda franja etaria se indagaron: cambios físicos pubera- lencia institucional: por parte del sistema de salud, por parte del
les, crecimiento, peso, aspecto corporal, IRS (Inicio de las Relacio- sistema policial y por parte del sistema escolar; abuso sexual o
nes Sexuales), Anticoncepción, ITS, Desarrollo muscular, relaciones situaciones incestuosas; violencia en repudio a opción sexual di-
sexuales, Prevención del VIH, Trastornos alimentarios, Consumo versa; otros.
problemático de sustancias, Problemáticas anímicas (especificar 3) Consumo problemático de sustancias (alcohol, drogas y tabaco).
cuáles), Embarazo adolescente, Interrupción voluntaria del embara- Este eje indagó acerca de consulta diferencial por sexo en esta
zo, abuso sexual, Violencia de género, Otras violencias (especificar), temática (consumo problemático de alcohol, cigarrillos, marihua-
Orientación sexual e Identidad de género A continuación, se indagó na, cocaína, LCD, éxtasis, psicofármacos, pasta base (paco), otros

98
(especificar) y sobre los imaginarios profesionales acerca de es- mujeres o incluyen a sus parejas, o bien, trabajan con ambos, pero
tas diferencias (que los/as preocupa, percepción de adherencias con énfasis en las mujeres.
diferenciales por sexo a los tratamientos, posible rechazo frente al Asimismo, se les consultó por su experiencia respecto a poder sos-
impacto del consumo en mujeres, y diferencias en el sostén familiar tener la escolaridad en casos de embarazos adolescentes y si esta-
y de parejas en los tratamientos según sexo). ban informados/as de cómo funcionan los programas de retención
4) Nutrición de mujeres madres en las escuelas en el ámbito de la ciudad de
Con respecto a este eje, el objeto central fue indagar entre los/las Buenos Aires.
profesionales de la salud sus imaginarios profesionales respecto de Por último, con el objeto de profundizar la inclusión de los varones
los principales problemas alimentarios que reciben como deman- en los programas de SSR, se indagó por el impacto que puede te-
da de adolescentes y de las familias, estableciendo diferencias y ner el hecho de que no exista tanta oferta de tecnología médica en
especificidades por sexo. Junto con ello, se especificó por tipo de relación a la anticoncepción masculina y por el interés y la forma
problemática, solicitando a los/as entrevistados/as que calificaran de abordaje que los/as entrevistados/as tienen de fomentar una ac-
según una escala de 1 a 5 (siendo 1 “poco frecuente” y 5 “muy titud responsable de los varones frente a la sexualidad.
frecuente”), la frecuencia de presentación de problemáticas tales 6) Consultas por temas de identidad de género
como: bulimia, anorexia, dietas muy restrictivas, vigorexia y/o con- En este eje se indagó la existencia de consultas por preocupaciones
sumo de anabólicos y obesidad tanto en varones como en mujeres. sobre identidad de género y/o diversidad sexual. Se exploró el modo
A continuación, se exploraron los imaginarios profesionales en tor- de presentación de las consultas en esta dimensión según proven-
no a las causas más comúnmente asociadas a estas problemáticas gan de las familias y/o de los/as propios/as adolescentes.
según sexo y las significaciones que los/as profesionales le otor- Se les preguntó acerca de sus imaginarios profesionales en rela-
gan. Asimismo, se les solicitó que determinaran a su juicio cuáles ción a en qué campo ubican a esta temática: en el campo del tras-
eran las principales preocupaciones de los/as adolescentes y de torno o patología; como un tema de diversidad que causa o puede
sus padres/madres en relación a estas problemáticas. Junto con causar discriminación; como una combinación de ambos (a y b) u
ello, se les pidió a los/las participantes del estudio, que pudieran otros campos (especificar).
establecer relaciones entre los actuales estereotipos estéticos que Asimismo, se indagó las experiencias obtenidas por los/as profesio-
promueven la sociedad y los medios de comunicación y la inciden- nales en este eje. Si han tenido consultas de adolescentes “trans”
cia actual de estos malestares. que deseen asesoramiento profesional para utilizar hormonas o
Como forma de asociar las propuestas de ideales estéticos a cada prácticas quirúrgicas, y cómo lo han abordado.
género y los modos “generizados” de padecimiento, a modo de 7) Calidad de la atención. Servicios amigables con los/as adoles-
identificar si los consideran “malestares de época” Por último, se centes.
indagó respecto de los procesos de derivación en estas situaciones, El último eje explorado en la entrevista, estuvo orientado a indagar
los criterios que utilizan para ello y los/as especialistas a los/as el grado de incorporación que tenían los respectivos servicios de
cuales suelen derivar. aquellas características con que han sido identificados los “servi-
5) Salud Sexual y Reproductiva (SSR) cios amigables para adolescentes”. De esta forma, se les solicitó a
En cuanto a este eje, se indagaron las principales problemáticas los/as participantes que identificaran si su servicio contaba o no con
y demandas en temas de SSR que atienden los/as profesionales, las siguientes características: privacidad, confidencialidad, horarios
solicitando que diferenciaran elementos específicos en varones y accesibles, actividades de promoción de la salud, sensibilidad al
mujeres (con qué frecuencia, aparecen consultas sobre estos te- género, profesionales especializados/as en población adolescente
mas en varones y mujeres, cómo y por qué consultan los varones y y equipo interdisciplinario de adolescencia.
las mujeres por esta problemática). Por último, se les consultó si el servicio contemplaba la realización
Con el objeto de establecer distinciones más finas al respecto se les de actividades con la comunidad y si en éstas se incluía la perspec-
solicitó que pudieran calificar de 1 a 5 (de poco a muy frecuente) la tiva de género en los problemas de salud adolescente.
frecuencia de presentación de consultas sobre: anticoncepción, ITS, 8) Formación de los equipos de salud adolescente y perspectiva
interrupción voluntaria del embarazo, HIV, anticoncepción de emer- de género
gencia y embarazo adolescente, tanto en varones como en mujeres. Un eje trasversal investigado fue el grado de incorporación de la
Respecto de las formas de actuación frente a estas demandas, se perspectiva de género en el ámbito de la formación científico-
incluyó dentro de la exploración la consulta respecto a la utilización académica de los/as profesionales que forman parte de los equi-
en los servicios de salud de protocolos de actuación en alguna de pos de salud. Para ello, se incorporó un cuadro autoadministrado
estas problemáticas. donde se mencionan los siete ejes temáticos y la frecuencia de
En cuanto al tópico específico de la problemática del aborto en aparición en Congresos, Seminarios, posgrados y publicaciones de
adolescentes, se consideró fundamental indagar el grado de co- la especialidad en salud adolescente incluyendo la perspectiva de
nocimiento de los/as profesionales de las causales de no punibi- género en esos ámbitos, según la percepción del o la profesional
lidad contempladas en la legislación sobre aborto en Argentina en entrevistado/a. En el cuadro se califica de 1 a 5 (donde 1 es “No se
la actualidad. Si existen en el servicio instancias de consejerías en menciona” y 5 es “Se menciona mucho”).
opciones (anteriormente denominadas consejerías pre/post aborto), De este modo, se indagó la frecuencia en la cual aparece en los ám-
la experiencia y el manejo que ha tenido el/la profesional o el ser- bitos y dispositivos de formación profesional lo siguiente: epidemio-
vicio con adolescentes que han llegado demandando Interrupción logía diferencial por sexo con perspectiva de género en la adolescen-
Legal del Embarazo (ILE) y, por último, si en los casos de embarazo cia; violencia de género en la adolescencia; consumo problemático
adolescente suelen o no incluir la figura del genitor, cómo lo hacen de sustancias en la adolescencia con perspectiva de género; Con-
y en qué casos. ductas problemáticas relacionadas con la alimentación en la adoles-
En relación a la anticoncepción, se contempló en la entrevista la cencia con perspectiva de género, salud sexual y reproductiva en la
necesidad de consultar a los/as profesionales si trabajan solo con adolescencia con perspectiva de género e identidad de género en la

99
adolescencia. Los lugares de aparición de estas temáticas pueden BIBLIOGRAFÍA
ser: eventos científicos y/o capacitaciones de su especialidad, publi- Bardin, L. (1991). Análisis de Contenido. Madrid: Ediciones Akal S.A
caciones (revistas, libros. etc.), investigaciones y estudios especiali- De Souza Minayo, M.C. (2009) La artesanía de la Investigación Cualitativa.
zados (posgrados), otras vías de recepción de la información. Técnicas de la investigación. Buenos Aires. Lugar Editorial.
Denzin, N.K. (1970). The research act. Chicago: Aldine Publishing co. Citado
CONCLUSIONES en De Souza Minayo, M.C. (1997). El Desafío del Conocimiento: investi-
En esta presentación se expondrán avances de la investiga- gación cualitativa en salud. Buenos Aires: Lugar Editorial.
ción UBACYT “Equidad de Género en la Calidad de la Atención Tajer, D., Gaba, M.; Reid, G.; Lo Russo, A.; Attardo, C.; Zamar, A.; Fontenla,
en Adolescencia”. Con énfasis en el proceso de construcción de M.; Bajar, M.S.; Straschnoy, M.; Cuadra, M.E.; Oliveto, A. & Jeifetz, V.
la entrevista y los indicadores de calidad de atención de la salud (2006). Ruta Crítica de la Salud de las Mujeres: Integralidad y Equidad
adolescente desde una perspectiva de género y salud colectiva. de Género en las prácticas de salud de las mujeres de la Ciudad de
Buenos Aires. Anuario de Investigaciones. XIV (1), 251-260.
Tajer, D.; Gaba, M.; Lo Russo, A.; Reid, G.; Attardo, C.; Cuadra, M.E.; Jeifetz,
V.; Ceneri, E.; Roitenburd, F.; Melone, L. (2011). Equidad de Género en
la calidad de atención de niños y niñas. Anuario de Investigaciones,
XVIII (1), 375-380.
Tajer, D., Gaba, M.; Lo Russo, A.; Reid, G.; Attardo, C.; Cuadra, M. E.; Jeifetz,
V.; Ceneri, E.; Roitenburd, F. & Melone, L. (2012). Equidad de género en
la calidad de atención de niños y niñas - parte 2. Anuario de investi-
gaciones, XIX (1).
Tajer D., Reid, G. Ceneri, E. & Solis, M. (2014). Equidad de Género en la Ca-
lidad de atención en Adolescencia. Anuario de Investigaciones, XXI (1).
Tajer, D., Reid, G., Gaba, M., Cuadra, M.E., Lo Russo, A., Salvo, I. & Solís,
M. (2015). Equidad de género en la atención de la salud en la infancia.
Psicoperspectivas, 14(1), 103-113. doi:10.5027/PSICOPERSPECTIVAS-
VOL14-ISSUE1-FULLTEXT-503
Tajer, D., Reid, G., Lo Russo, A. & Salvo Agoglia, I. (en prensa). Equidad
de Género en la Calidad de atención en Adolescencia-2da parte. XXII
Anuario de Investigaciones.

100
EVALUACIÓN DE LA SOBRECARGA DEL CUIDADOR
PRINCIPAL DE PACIENTES EN CUIDADOS PALIATIVOS
CON LA ESCALA DE ZARIT (EZ) EN EL INSTITUTO
ALFREDO LANARI
Tripodoro, Vilma; Veloso, Verónica; Llanos, Victoria
Instituto de Investigaciones Médicas “Alfredo Lanari” Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN We tried to identify this population with unmet needs and contribute
Cuidar a una persona con dependencia, discapacidad o enfermedad to the critical review of the care that drives the Raices network.
crónica “implica modificar funciones, tomar decisiones en medio
de alternativas complicadas, asumir responsabilidades o realizar Key words
tareas y acciones de cuidado físico, social, psicológico y religio- Family caregivers, Burden, Zarit scale, Palliative care
so para atender necesidades cambiantes de la persona cuidada”.
Objetivo: evaluar el nivel de sobrecarga del cuidador principal de Introducción
pacientes asistidos en Cuidados Paliativos en el IDIM, utilizando la Cuando la labor de los profesionales de la salud se fundamenta en
“Escala de sobrecarga del cuidador de Zarit” (EZ). Estudio pros- una ética del cuidado, el centro de atención ya no es exclusivamen-
pectivo (marzo/mayo 2015) de valoración psicométrica mediante la te la enfermedad, sino también los aspectos psico-sociales, esto
autoadministración de la EZ. Resultados: n54. 70% cuidadoras mu- es, hay una preocupación por los “valores ocultos” de la relación
jeres, media de edad 48 años. Puntaje global promedio 52 puntos, concibiéndose a la persona de forma holística.1, 2
(min 22- max 110), siendo sus valores “ausencia de sobrecarga” La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las enfermeda-
(=46) “sobrecarga leve” (47-55) “sobrecarga intensa” (=56). Distri- des crónicas como dolencias de larga duración y, por lo general, de
buidos como: 33% ausencia de sobrecarga; 24% sobrecarga leve progresión lenta. Alrededor de 36 millones de personas mueren al
y 43% de sobrecarga intensa. Cobra relevancia contar con instru- año en todo el mundo a causa de una enfermedad crónica; de ellas,
mentos validados, como la EZ, que permitan objetivar la sobrecarga más del 70% son mayores de 60 años de edad. 3,4
de cuidadores. La EZ en nuestra población local ha sido factible Cuidar a una persona con dependencia, discapacidad o enferme-
de ser implementada, sin reportar barreras en su aplicación y con dad crónica “implica ver la vida de una manera diferente, modificar
similitud en resultados a otros estudios latinos. Pretendió visibilizar las funciones a las que se está acostumbrado, tomar decisiones
esta población con necesidades no atendidas y aportar a la revisión en medio de alternativas complicadas, asumir responsabilidades
crítica del cuidado que impulsa la Red RAICES. o realizar tareas y acciones de cuidado físico, social, psicológico y
religioso para atender las necesidades cambiantes de la persona
Palabras clave cuidada”. 5
Cuidador familiar, Sobrecarga, Escala de Zarit, Cuidados Paliativos En los últimos años, ha cobrado importancia el estudio del rol de los
cuidadores primarios o principales y cómo éste influye en la calidad
ABSTRACT de vida de pacientes con enfermedades psiquiátricas, dependencia,
EVALUATION OF THE PRIMARY CAREGIVER´S BURDEN OF PATIENTS enfermedades crónicas y cáncer en fase terminal. Se ha constata-
IN PALLIATIVE CARE ZARIT SCALE (SZ) IN THE ALFREDO LANARI do7 que una de las dimensiones que más influye en la calidad de
INSTITUTE vida en pacientes oncológicos es el apoyo social que reciben éstos.
Caring for persons with dependence, disability or chronic illness “in- En 2014 se ha conformado la Red Argentina de Investigaciones de
volves changing functions, make decisions in the midst of difficult Cuidados en Salud (RAICES) con integrantes de la Universidad de
choices, assuming responsibilities or tasks and actions of physical, Buenos Aires, Facultad de Piscología, Instituto de Sociología Gino
social, psychological and religious care to meet changing needs of Germani, Instituto Gioja- Observatorio de Derechos de la salud, CO-
the cared person.” Objective: To assess the family caregiver´s bur- NICET, Universidad de Quilmes, de La Matanza y del Instituto de
den of patients assisted in Palliative Care at IDIM, using the “ Zarit Investigaciones Médicas Alfredo Lanari. La red de estudios cen-
Scale for caregivers burden” (SZ). Prospective study (March / May trados en distintos componentes de la categoría “cuidados” arti-
2015) by psychometric assessment through self-administration of cula una serie de investigaciones cuyos intereses confluyen en la
the SZ. Outcomes: n54. Family caregivers 70% women, mean age deconstrucción de esta categoría a fin de visibilizar, diferenciar y
48 years old. Overall average score 52 points, (min 22- max 110), discutir las acepciones de uso corriente y académico, así como los
values “no burden” (=46) “mild burden” (47-55) “greater burden” enfoques teóricos que han surgido en las últimas décadas, para
(=56). Distributed as: 33% no burden; 24% mild burden and 43% generar una reconstrucción crítica de la categoría de cuidados, es-
intense burden. Becomes important to have validated tools, such as pecialmente revisada para el campo sanitario y la agenda de las
the SZ, allowing caregivers to asses burden. The SZ in our local po- políticas públicas en salud en Argentina.
pulation has been feasible to be implemented without barriers in its “Cuidador se define como la persona, habitualmente un familiar
implementation, report and similarity of results to other Latin studies. directo, que convive y mantiene la responsabilidad de proveer re-

101
cursos que necesita un paciente, incapaz de autosustentarse”. 8 9 blemas conductuales y clínicos del paciente cuidado.14 Fue creada
Por ejemplo, los adultos mayores con múltiples patologías o afec- por Zarit, Reever y Bach-Peterson en 1980, y adaptada y traducida
tados por cuadros demenciales, y los enfermos crónicos avanzados al castellano por Martín, Salvadó, Nadal, Miji, Rico, Lanz & Taussig,
hacen de éste un fenómeno creciente en nuestra población en vías siendo la más utilizada a nivel internacional. 15.
de envejecimiento. 10 Tanto en la literatura del campo clínico como
en la de ciencias sociales puede apreciarse que diversos aspectos Objetivo: Evaluar el nivel de sobrecarga del cuidador principal de
relativos a la atención de los pacientes en fase terminal han sido pacientes asistidos en Cuidados Paliativos en el IDIM, utilizando la
foco de investigación desde mediados del siglo XX. Por el contrario, Escala de Zarit (EZ).
las personas en quienes recae la responsabilidad de atender y asis-
tir las demandas del enfermo y el impacto negativo que tiene en la Metodología
estabilidad del grupo familiar no fueron objeto de interés para las Tipo de estudio: Se trata de un estudio prospectivo de valoración
agendas públicas ni académicas sino hasta las últimas décadas. 11 psicométrica mediante la autoadministración de la “Escala de sobre-
Es a partir de la década del 70 en que el término “cuidador” o “cui- carga del cuidador de Zarit” (EZ) a todos los cuidadores principales de
dador informal” comienza a ser definido en la literatura científica11. pacientes asistidos por el servicio de Cuidados paliativos del Instituto
A pesar de estos esfuerzos, el abordaje sobre el tema es aún inci- Alfredo Lanari, durante los meses de marzo a mayo de 2015.
piente, especialmente en el ámbito local, donde los estudios que
prevalecen se refieren a cuidadores de personas de la tercera edad. Instrumento de recolección de datos:
En 2009 en el IDIM realizamos un trabajo de investigación cuali- La EZ consta de 22 preguntas tipo Likert de 5 opciones (1-5 pun-
cuantitativa sobre los cuidadores de pacientes en Cuidados Pa- tos), cuyos resultados se suman en un puntaje total (22-110 pun-
liativos asistidos en sus domicilios. Los objetivos de este estudio tos). Este resultado clasifica al cuidador en: “ausencia de sobrecar-
fueron: 1) identificar y describir aspectos socio-emocionales y psi- ga” (≤46), “sobrecarga leve” (47-55) o “sobrecarga intensa” (≥56).
cológicos relativos a las tareas del cuidado en el hogar de pacien- “Sobrecarga leve” representa un factor de riesgo para generar “so-
tes con enfermedades terminales, tomando la perspectiva de los brecarga intensa”. Esta última se asocia a mayor morbimortalidad
propios cuidadores y 2) proponer una clasificación de los diferentes médica, psiquiátrica y social del cuidador. 16
tipos de cuidados provistos, elaborando perfiles de cuidadores.11
Tres aspectos fueron evaluados: a) el cuidado cotidiano del pa- Su principal inconveniente es su extensión, por lo que en 2007 se
ciente, b) las percepciones sobre los deseos del enfermo y c) las validó en España una forma abreviada, la “Escala de Zarit abreviada
reflexiones sobre el propio papel del cuidador. Fueron identificados para cuidados paliativos” (EZA). 17 Consta de sólo 7 ítems de la EZ
cuatro perfiles de cuidadores: 1) los satisfechos con la provisión original. Cada ítem adopta 1-5 puntos, sumando entre 7 y 35 pun-
de la atención dada, con soporte en una red organizada de ami- tos. No distingue “sobrecarga leve” de “sin sobrecarga”, residiendo
gos y familiares involucrados, 2) los potencialmente vulnerables, su utilidad en determinar “sobrecarga intensa”. Se sigue recomen-
con aparente control de la situación pero con factores de riesgo dando la versión original de 22 preguntas para estudios compa-
de deterioro, 3) los que se sentían desbordados en estas tareas y rativos, finos y con análisis de factores involucrados. Se plantea
que explícitamente expresaban las dificultades de cuidar y 4) los entonces el uso de EZA como instrumento de pesquisa y EZ como
aislados en su rol, compuesto por esposas solas que preferían no herramienta de estudio.
molestar ni pedir ayuda.
Surgió además en esta investigación lo que ya fue señalado por A pesar de las citadas validaciones en el contexto de España y otros
otros estudios: que una de las partes más difíciles de manejar de países latinoamericanos, de la EZ reducida, consideramos imple-
todo este proceso de cuidado y asistencia permanente en el hogar mentar la EZ completa para poder evaluar el riesgo de sobrecarga
son los aspectos sociales y psicológicos y que, por lo tanto, debe- y claudicación del cuidador en una población prevalente en Instituto
rían ser tomados como ejes en posteriores estudios, tal como lo A. Lanari de pacientes añosos y con múltiples co morbilidades, que
están incorporando las agendas de políticas públicas y sanitarias incluyen con frecuencia la demencia y el deterioro cognitivo. Además,
de países centrales. 11, 12 Es con este antecedente que se impone una limitación que se desprende de la administración de la EZ reduci-
evaluar la sobrecarga de los cuidadores con algún método siste- da es la pérdida de la discriminación entre claudicación familiar leve
matizado que permita llevarlo a la práctica asistencial cotidiana y o intensa, para lo cual se debería administrar la escala completa. En
realizar las intervenciones pertinentes. todos los casos se trata de una escala auto administrada.
Las condiciones en que se desarrollan las actividades diarias del Muestra: n60 cuidadores principales de pacientes asistidos en
cuidador/a informal, lo hace un ser vulnerable desde el punto de Cuidados paliativos del Instituto Alfredo Lanari, es decir pacientes
vista sanitario. La sobrecarga del cuidador/a comprende un con- afectados por enfermedades avanzadas, progresivas e incurables
junto de problemas físicos, mentales y socioeconómicos que sufren que presentan algún grado de dependencia o necesidad de acom-
los cuidadores de personas enfermas, afectando sus actividades de pañamiento por el motivo que fuera, en el período marzo a mayo
ocio, relaciones sociales, amistades, intimidad, libertad y equilibrio 2015. Se documentó el consentimiento para el estudio de todos
emocional. De carácter multifactorial, la sobrecarga del cuidador/a los cuidadores incluidos y de los pacientes que se encontraba en
involucra: el aislamiento social, sobrecarga de actividades tanto en condiciones de participar. El proyecto fue avalado por los Comités
casa como fuera de ella, alteración del comportamiento de los fa- de Ética y de Docencia e Investigación del Instituto Alfredo Lanari.
miliares que reciben cuidados, la idea de ser “responsables” exclu-
sivos de su familiar, dificultades financieras, abandono de empleo Resultados
por parte del cuidador/a, entre otras. 13 Los cuidadores principales de pacientes asistidos en cuidados pa-
La elección de la EZ se fundamenta en que logra evaluar consis- liativos que completaron la escala de Zarit auto administrada, entre
tentemente las dimensiones de la calidad de vida, capacidad de los meses de marzo a mayo 2015, conformaron una muestra de
autocuidado, red de apoyo social y competencias para afrontar pro- n60. Se obtuvo en 90% (n54) de los casos respuestas completas

102
del instrumento, en un caso se brindó asistencia en completar el La distribución por genero entre los cuidadores se mostró menos
formulario por discapacidad visual y se registraron n6 como incom- equiparada que entre los pacientes, siendo el 70% cuidadoras mu-
pletas por perdida de información en más del 30% de los ítems o jeres con una media de edad de 48 años, con un rango compren-
desencuentros en la recogida del formulario. Para la descripción de dido entre 17 y 84 años, en su mayoría con un nivel de instrucción
los resultados y su posterior análisis se considerarán n54. secundaria/terciaria/universitaria (80%), convivientes con el paciente
Datos demográficos: en 52% de los casos. El 70% de cuidadores se encuentran en pareja.
Los pacientes asistidos por los cuidadores de la muestra presenta- Entre las ocupaciones actuales el 22% son amas de casa y 15%
ron una edad media de 77 años; 68% de ellos con ECOG 3-4 (Escala jubilados entre otras. Los parentescos más presente en la muestra
de performance status Eastern Cooperative Oncologic Group, vali- respecto del cuidador con el paciente son 52% hijo/a, 30% cónyuge.
dado por la OMS para medir estadio funcional de 0-5). Los mismos Los niveles de sobrecarga del cuidador recolectados a partir de la
se encontraban 41% internados en el hospital, 46% ambulatorios escala de Zarit se distribuyen de la siguiente manera en nuestra
y 13% en dispositivo domiciliario. 56% eran mujeres. El 70% se población; 33% ausencia de sobrecarga; 24% sobrecarga leve y
encontraban transitando procesos de enfermedades oncológicas, 43% de sobrecarga intensa. Dando un puntaje global promedio del
entre los diagnósticos más prevalentes cáncer de pulmón (24%) y total de respuestas igual a 52 puntos (rango 26/80) dentro de la
de mama (15%). escala 22-110, siendo sus valores “ausencia de sobrecarga” (≤46)
“sobrecarga leve” (47-55) “sobrecarga intensa” (≥56)

A continuación se presentan los porcentajes desglosados por ítem explorados con la escala de Zarit:

Nunca Rara vez Algunas veces Muchas veces Casi siempre


1. ¿Piensa que su familiar le pide más ayuda de la que realmente necesita? (17) 31% (13) 24% (13) 24% (4) 7% (7) 13%
2. ¿Piensa que debido al tiempo que dedica a su familiar no tiene suficiente
(14) 26% (7) 13% (17) 31% (9) 17% (7) 13%
tiempo para Ud.?
3. ¿Se siente agobiado por intentar compatibilizar el cuidado de su familiar con
(12) 22% (5) 9% (14) 26% (16) 30% (7) 13%
otras responsabilidades (trabajo, familia)?
4. ¿Siente vergüenza por la conducta de su familiar? (46) 85% (4) 7% (4) 7% 0 0
5. ¿Se siente enojado cuando está cerca de su familiar? (27) 50% (10) 19% (15) 28% (2) 4% 0
6. ¿Piensa que el cuidar de su familiar afecta negativamente la relación que
(28) 52% (11) 20% (12) 22% (2) 4% (1) 2%
usted tiene con otros miembros de su familia?
7. ¿Tiene miedo por el futuro de su familiar? (5) 9% (5) 9% (9) 17% (17) 31% (18) 33%
8. ¿Piensa que su familiar depende de Ud.? (2) 4% (4) 7% (9) 17% (19) 35% (20) 37%
9. ¿Se siente tenso cuando está cerca de su familiar? (26) 48% (12) 22% (12) 22% (3) 6% (1) 2%
10. ¿Piensa que su salud ha empeorado debido a tener que cuidar de su
(28) 52% (8) 15% (15) 28% 0 (3) 6%
familiar?
11. ¿Piensa que no tiene tanta intimidad como le gustaría debido a tener que
(23) 43% (13) 25% (10) 19% (3) 6% (4) 8%
cuidar de su familiar?
12. ¿Piensa que su vida social se ha visto afectada negativamente por tener
(27) 51% (6) 11% (9) 17% (10) 19% (1) 2%
que cuidar a su familiar?
13. ¿Se siente incómodo por distanciarse de sus amistades debido a tener que
(38) 70% (7) 13% (6) 11% (2) 4% (1) 2%
cuidar de su familiar?
14. ¿Piensa que su familiar le considera a usted la única persona que le puede
(10) 19% (4) 7% (6) 11% (10) 19% (24) 44%
cuidar?
15. ¿Piensa que no tiene suficientes ingresos económicos para los gastos de
(16) 30% (9) 17% (15) 28% (7) 13% (7) 13%
cuidar a su familiar, además de sus otros gastos?
16. ¿Piensa que no será capaz de cuidar a su familiar por mucho más tiempo? (27) 50% (5) 9% (17) 31% (3) 6% (2) 4%
17. ¿Siente que ha perdido el control de su vida desde que comenzó la enfer-
(22) 41% (11) 20% (12) 22% (7) 13% (2) 4%
medad de su familiar?
18. ¿Desearía poder dejar el cuidado de su familiar a otra persona? (25) 46% (9) 17% (15) 28% (1) 2% (4) 7%
19. ¿Se siente indeciso sobre qué hacer con su familiar? (23) 43% (7) 13% (15) 28% (6) 11% (2) 4%
20. ¿Piensa que debería hacer más por su familiar? (13) 24% (10) 19% (14) 26% (11) 20% (6) 11%
21. ¿Piensa que podría cuidar mejor a su familiar? (15) 28% (8) 15% (20) 38% (6) 11% (4) 8%
22. Globalmente, ¿se siente sobrecargado por el hecho de cuidar a su familiar? (15) 28% (6) 11% (18) 33% (8) 15% (7) 13%

Se remarca en color los 7 items que conforman la EZ reducida, validada para cuidados paliativos18.

103
DISCUSION esas intensidades en el rol de cuidar. Motivo por el cual este es-
La utilización de la EZ en nuestra población local ha sido factible tudio incorporó el instrumento en su potencial asistencial, es decir
de ser implementada, sin reportar barreras en su aplicación. Per- registrar las puntuaciones de sobrecarga para que el equipo asis-
mitió recoger información valiosa que no se había rastreado con tencial genere intervenciones preventivas para los cuidadores con
anterioridad en los usuarios de la institución, quienes brindaron su indicadores de riesgo.
consentimiento para la participación del estudio. Con respecto a la Cobra relevancia contar con instrumentos validados, como la EZ,
autoadministración del instrumento, que en oportunidades puede que permitan objetivar (y por ende intervenir dirigidamente) la so-
considerarse poco habitual en nuestro contexto sociocultural, no se brecarga de cuidadores de pacientes dependientes11 como estra-
reportó como obstáculo al obtener 90% de respuestas completas. tegia de inserción de “lo social” en el acto de salud. E. Herrera23
La descripción demográfica de la población local de cuidadores se coincidentemente sostiene que lo que marcará un nuevo orden de
observa en continuidad con las relevadas en otros estudios latinos9, las cosas será la inclusión de los servicios sociales y de la comu-
18, 19
y en el de identificación de perfiles de cuidadores de pacientes nidad en el futuro modelo de atención integrada al final de la vida.
de cuidados paliativos, realizada en 2009 en el Instituto A. Lanari11. Los sistemas sanitario y social han de trabajar unidos, ofreciendo
Se observa una alta feminización del rol de cuidador familiar en paquetes de servicios que ayuden a la comunidad y a los cuidado-
70% mujeres, con una media de edad de 48 años, 10 años más res a atender adecuadamente las necesidades de los pacientes.
joven con respecto al estudio previo local11. Este descenso en la La EZ se inscribe en esta mirada amplificada de la atención en salud,
franja etaria se muestra en concordancia con la distribución de los considerando dimensiones como la pérdida de rol social y familiar al
parentescos, en 52% hijas y 30% cónyuges, dato que se mostraba tener que asumir el rol de cuidador (preguntas 6, 11, 12, 17) o la alte-
invertido en el estudio del 200911. ración de la economía a causa de la enfermedad como se expresa en
Los recorridos realizados por diferentes autores20 fundamentan esta más de la mitad de las cuidadores consultados en el ítem 15 de EZ.
feminización del rol de cuidador familiar en los procesos sociocultu- En este sentido, las puntuación de los cuidadores, entre muchas
rales que enmarcan el mandato patriarcal por sobre la responsabili- veces y casi siempre, en la percepción de agobio en compatibili-
dad, donde el cuidado queda asociado a la categoría de femineidad. zar el cuidado con otras responsabilidades como trabajo y fami-
Sin embargo del análisis de esta cristalización de sentido, como pro- lia (43%) y ser considerada la única persona que le puede cuidar
ponen Joan Tronto21y MJ Izquierdo22, surge que no es la diferencia (63%), estarían en la dimensión explorada en el perfil de cuidador
entre hombres y mujeres lo que reafirma las feminización del cui- “desbordado”11 en estas tareas y que explícitamente expresaban
dado, sino la desigualdad social, y de entre las distintas formas de las dificultades de cuidar.
desigualdad —sin ser la única—, la de género.
La categoría de lo social en el cuidado permite hacer foco en las Los cuidadores pueden experimentar una variada gama de emocio-
formas de vinculación entre las personas que componen los roles nes,5 para MJ Izquierdo, el cuidado se encuentra en la encrucijada
de cuidador-cuidado. El aspecto social del cuidado es el de la propia de la razón y la emoción, se trata de una actividad racional origi-
existencia, sólo es posible desarrollar conciencia de sí en relación con nada por un estado emocional. El estado emocional, el temor, sólo
los demás. El cuidado es una forma de afrontar las actividades que es posible si hay conciencia de vulnerabilidad, se experimenta la
surgen de la conciencia de vulnerabilidad de uno mismo o de los de- alerta ante la necesidad de cuidados, tanto por parte de quien los
más22. Este estudio, desde la autoadministración del instrumento pro- requiere como de quien está en posición de suministrarlos22. María
mueve la propia reflexividad del sujeto/cuidador en su relación con Moliner, citado en MJ Izquierdo22, define al cuidado como la “intran-
el otro/cuidado, visibiliza las formas (rol, autocuidado), los contenidos quilidad o preocupación por el temor de que haya ocurrido u ocurra
de esa relación (irritabilidad, miedo, vergüenza, culpa, satisfacción) y algo malo”. Esta afirmación se relaciona con los datos obtenidos en
señala cuando esa vinculación condensa sobrecarga. la EZ en el ítem 7 donde 64% de los cuidadores ha sentido miedo
En nuestra población esa condensación se registró en 67% de las por su familiar muchas veces o casi siempre.
respuestas con sobrecarga en distintas intensidades (leve 24% e Consideramos que el presente estudio se inscribe en el marco de
intensa 43%), con similitud a los resultados obtenidos en el estudio investigación de la red RAICES aportando una dimensión de análi-
de validación de EZ en Chile9, donde se registró 70,5% de sobrecar- sis, sobrecarga del rol de cuidador, en un recorte poblacional local
ga (17,6% leve y 52,9% intensa). Este dato pone de manifiesto la específico de cuidados paliativos. Con la intención de aportar nue-
vulnerabilidad del cuidador, donde una mayor sobrecarga deteriora vos contenidos al intercambio de la mencionada red es que se bus-
la salud mental, social y física del cuidador, presentando con ma- caron puntos de encuentro con los desarrollos teórico-conceptuales
yor frecuencia trastornos ansioso-depresivos, mayor aislamiento del área como la feminización del cuidado ampliamente ratificado
social, empeoramiento de la situación económica familiar, mayor por nuestra muestra, o la presencia de las emociones en el ejercicio
morbilidad general e incluso mayor mortalidad, que en población de cuidar, el miedo como significativo en los datos relevados.
comparable no sobrecargada.9 Desarrollos no comprendidos en este estudio propiciarían nuevas lí-
Es importante considerar la población que se registró con sobrecar- neas de investigación importantes como: revisar la concordancia de
ga leve (24%), dado que presentan altas chances de intensificarse los resultados obtenidos en el nivel de sobrecarga con la EZ de 22
y constituirse en un indicador de riesgo de claudicación. Podríamos ítems y la predicción mediante la EZ reducida en 7 ítems validada
ubicar a este colectivo de personas con sobrecarga leve en lo que se para cuidados paliativos, utilizándola como método de pesquisa en
identificó como perfil de cuidadores “vulnerables”11, donde la organi- el contexto asistencial para identificar cuidadores con sobrecarga
zación del cuidado se sostiene pero en un frágil equilibrio y el menor intensa. También reviste interés un análisis de múltiples variables
problema podría generar deterioros de las condiciones básicas. que no hemos entrecruzado en este estudio pero parecerían ser
Tanto el cuidador como el sistema de salud tienden a marginar esta relevantes como pueden ser la vinculación entre el nivel de sobre-
problemática del cuidador priorizando los problemas del usuario/fa- carga con el diagnóstico y el ECOG del paciente; o con la edad y el
miliar dependiente. No obstante, estos datos refuerzan la necesidad parentesco del cuidador, con el objetivo de precisar su significación
de intervenciones asistenciales específicas capaces de equilibrar estadística y la importancia para nuestra población local.

104
BIBLIOGRAFÍA / NOTAS 22. Izquierdo, M.J. (2003) “El cuidado de los individuos y de los grupos:
1. Ramos Pozón S. La ética del cuidado: valoración crítica y reformulación ¿quién cuida a quién? Organización social y género” en Segon Congrés de
Revista Laguna, 29; octubre 2011, pp. 109-122 Salut Mental. Grup de treball: Identitat, génere i salut mental. Barcelona.
2. Broggi MA, «Gestión de los valores ocultos en la relación clínica», Med 23. Herrera, E. (2015) “Ojos grandes y compasivos, regresemos al futuro”
Clin, 12(18), 2003, pp. 705-709. en Med. Paliat. 22(3):81-83
3. World Population Prospects: The 2012 Revision, United Nations Popula-
tion Division
4. World Health Organization Chronic Diseases Fact Sheet; datos 2008
5. Flores E G. Rivas E, Seguel F.Nivel de sobrecarga en el desempeño del
rol del cuidador familiar de adulto mayor con dependencia severa.1 burden
level in performing the role of family caregivers of elderly with severe de-
pendence ciencia y enfermeria XVIII (1): 29-41, 2012
6. Consejo Europa. Recomendación N° R (98) 9 del Comité de Ministros a
los Estados Miembros relativa a la dependencia; 1998 [citado 15 noviem-
bre 2009]. Disponible en: http://www.imsersomayores. csic.es
7. Caqueo-Urízar A, Segovia-Lagos P, Urrutia-Urrutia U, Miranda Castillo C y
Navarro Lechuga E. Impacto de la relación de ayuda de cuidadores prima-
rios en la calidad de vida de pacientes con cáncer avanzado, Psicooncolo-
gía. Vol. 10, Núm. 1, 2013, pp. 95-108
8. Ballesteros M, Ibarra N, Loizaga C, Serrano B, Larumbe MJ et al. Sobre-
carga del cuidador de pacientes con enfermedad de Alzheimer y distrés
psíquico. Una asociación relegada en la valoración de las demencias. Actas
Esp Psiquiatr 2002; 30: 201-6.
9. Breinbauer H, Vásquez H, Mayanz S, Guerra C, Millán T. Validación en
Chile de la Escala de Sobrecarga del Cuidador de Zarit en sus versiones
original y abreviada. Rev Méd Chile 2009; 137: 657-665
10. Brodaty H, Green A, Koshera A. Meta-analysis of pshychosocial inter-
ventions for caregivers of people with dementia. J Am Geriatr Soc 2003;
51: 657-64.
11. Luxardo N, Funes M, Berenguer C, Nastasi V, Veloso, Tripodoro VA V
Perfil de cuidadores de enfermos en cuidados paliativos. Revista medicina
(Buenos Aires) 2009; 69: 519-525
12. Seidmann S, Pano CO, Stefani D, Bail Pupko V, Acrich L. Sentimiento de
sobrecarga y apoyo social en cuidadores familiares de enfermos crónicos.
Revista de Psicología 2004; 22: 45-62.
13. Espinoza Miranda K, Jofre Aravena V. Sobrecarga, apoyo social y autocui-
dado en cuidadores informales burden, social support and self-care in infor-
mal caregivers Ciencia y Enfermería XVIII (2): 23-30, 2012 ISSN 0717-2079
14. Zarit Sh, Reever Ke, Bach-Peterson J. Relatives of the impaired elderly:
correlates of feelings of burden. Gerontologist 1980; 20: 649-55.
15. Martín M, Salvadó I, Nadal S, Miji LC, Rico JM, Lanz P, Taussig MI.
Adaptación para nuestro medio de la Escala de Sobrecarga del Cuidador
(Caregiver Burden Interview) de Zarit. Rev Gerontologist 1996;6:338-46
16. Ankri J, Andrieu S, Beaufils B, Grand A, Henrard JC. Beyond the global
score of the Zarit Burden Interview: useful dimensions for clinicians. Int J
Geriatr Psychiatry 2005; 20: 254-60.
17. Regueiro Aa, Pérez-Vásquez A, Gómara S, Ferreriro M. Escala de Zarit
reducida para la sobrecarga del cuidador en atención primaria. Aten Pri-
maria 2007; 39: 185-8.
18. Ana M. Gort , Jaume March, Xavier Gómez , Mariano de Miguel , Silvia
Mazarico y Jordi Ballesté Escala de Zarit reducida en cuidados paliativos
Med Clin (Barc). 2005;124(17):651-3
19. Vélez Lopera JM, Berbesí Fernández D, Cardona Arango D, Segura Car-
dona A, Ordóñez Molina J. Validación de escalas abreviadas de Zarit para la
medición de síndrome del cuidador primario del adulto mayor en Medellín
Aten Primaria. 2012;44(7):411-416
20. Gilligan, Carol, 1982, In a Different Voice. Psychological Theory and
Women’s Development, Harvard University Press, Cambridge (en español:
La moral y la teoría. Psicología del desarrollo femenino, FCE, México, 1985)
21. Tronto, Joan, 2002,”The Value of Care. A Response to ‘Can Working
Families Ever Win?”, Boston Review, vol. 27, núm. 1, febrero/marzo.

105
LA EPIDEMIOLOGÍA EN EL TERRITORIO
DE LA DIVERSIDAD
Vallejos, Melisa; Santa María, Alberto
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN Esbozos de un territorio de problemas


El presente trabajo hará pie en la relación entre salud colectiva y Para comenzar a introducir la temática que nos convoca, la noción
género. El eje estará puesto en la educación popular como estrate- de territorio nos es de gran utilidad epistémica, debido a que nos
gia colectiva de empoderamiento y en las nociones que nos aporta posiciona frente a la problemática desde una perspectiva de la mul-
la epidemiología crítica para pensar la complejidad del campo de tiplicidad de actores y redes que se tejen en torno a un problema
problemas que giran en torno a la salud, distinguiendo territorios a recortar. Para que un abordaje pueda deslindarse de algún viso
institucionales, jurídicos y conceptuales que hacen a la totalidad de reduccionista, es necesario abrir el campo de problemáticas, desde
la problemática. Las reflexiones en torno a esta temática abordada un posicionamiento que pondere lo relacional, debido al entretejido
nos llevan a pensar que la diversidad sexual, específicamente en de variables y lucha de poderes que se dan frente a una temática en
lo que refiere a transexualidad, constituye un problema de Salud particular. Ello posibilita pensar en un más allá, y establecer un es-
Pública debido a la mortalidad temprana, la marginalidad y el tra- cenario estratégico (Zaldúa,2010) que introduce entre otras cosas
bajo en condiciones insalubres; cuenta con características propias los determinantes sociales y económicos en los que un colectivo
que hacen necesario repensar nuestras prácticas profesionales y está inmerso. Entre las fuerzas que se juegan aquí, la cuestión de
los atravesamientos políticos y culturales que entran en juego. El/la género, aunque no es la única, es central.
profesional de la salud debe actuar como agente transformador de Resulta pertinente señalar que el concepto de género se construye
un campo de problemas complejo y contradictorio, en donde existe a partir de una perspectiva crítica, ante la representación social
gran avance desde el plano jurídico en materia de reconocimiento tradicional que establece una relación lineal entre sexo biológico y
a la Identidad trans, no siendo aún representado en las prácticas orientación sexual, derivando de ello ciertos estereotipos que rigen
hegemónicas de los efectores de salud y en la sociedad en general. y predeterminan la conducta social y subjetiva. La categoría de gé-
nero da cuenta de la insuficiencia de las constructos tradicionales
Palabras clave y dicotómicos que delimitan y segregan a quienes no entran en
Salud colectiva, Género, Empoderamiento, Epidemiología crítica esa heteronorma. Así, género se construye como un concepto que
refiere a las condiciones y relaciones histórico sociales de poder,
ABSTRACT introduce una perspectiva ético política al referirse a un conjunto
EPIDEMIOLOGY IN THE TERRITORY OF DIVERSITY relacional de valores culturales, de clase, a la vez que posibilita
This study examines the relationship between population health formas identitarias que superan la dicotomía hombre/mujer o fe-
and gender. The focus is on popular education as a collective em- menino/masculino, junto a actitudes y roles sociales que posibilitan
powerment strategy and the concepts contributed by critical epi- expresiones singulares genuinas. (Zaldúa; 2010)
demiology which are applied to analyze the complexity of health- Debemos cuestionarnos acerca de cuál es la relación entre salud,
related problems, distinguishing between the institutional, legal and más precisamente entre salud colectiva y género, es decir, estable-
conceptual areas that make for the entire problem. Our analysis cer la noción que atañe a la relación entre los múltiples condicionan-
concludes that sexual diversity, specifically transgender identity, tes entramados en la posibilidad o imposibilidad de un proyecto de
represents a Public Health issue due to early death rates, social vida saludable para un colectivo humano. En este sentido, la pers-
exclusion and unhealthy working conditions; its unique characteris- pectiva de género nos posiciona en un campo de praxis y discursos
tics make us reconsider our professional practices and the political que resultan coherentes con una concepción de salud entendida
and cultural elements at stake. Health professionals must act as como un proceso bajo el principio holístico de integralidad (Breilh;
agents to transform a complex and contradictory area where great 2009) que plantea no solamente la cuestión de la complejidad, sino
progress has been legally achieved as regards the acknowledge- la importancia de ampliar y atender a aquellas condiciones que por
ment of transgender identity; however, this progress has not been la vía positiva, generan condiciones salutíferas. Breilh, desde la epi-
yet reflected on the predominant practices of health agents and the demiología crítica, establece tres dimensiones que hacen a la sa-
society as a whole. lud, dentro de las cuales la dimensión general abarca “los procesos
económicos-estructurales, políticos y culturales que configuran las
Key words lógicas y racionalidades que, expresando un modelo civilizatorio,
Population health, Gender, Empowerment, Critical epidemiology organizan la vida en una sociedad” (Ibid. Pág.269), es decir, el sis-
tema de acumulación económica, los patrones culturales, episté-
micos y las relaciones de poder. Aquí, la cuestión de la diversidad
de género, y la dificultad de nuestra sociedad de pensar lo múl-
tiple y lo diverso prescindiendo de categorías antinómicas puede
ser pensado en estos términos, como configuraciones simbólicas e
imaginarios al decir de Castoriadis, que se desprenden de patrones
culturales y epistémicos junto con las relaciones de poder (1998).

106
Frente a la definición planteada por la OMS, en tanto que un “es- impacto que puede tener a nivel subjetivo y colectivo, proveyendo
tado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente de mayor grado de autonomía y empoderamiento.
la ausencia de enfermedad (…)” (OMS; 1948), la importancia de la Tomaremos como ejemplo el “Bachillerato Popular Trans Mocha
noción de proceso que incluye la salud-enfermedad-atención, abre Celis”, única escuela de del colectivo trans de latinoamerica, ya
la dimensión problemática de entenderla no ya como estado con- que fue creado a partir de esta exclusión desde los “laberintos”
tingente asociado a la idea de un ser originalmente perfecto, sino formales, que dejan perdidos/as y relegados/as a quienes no se ven
como un proceso que es parte de la vida, y que es posible pensarlo representados/as en los imaginarios sociales que circulan por los
emparentado a las relaciones de poder que distribuyen el acceso a mismos. Esto nos lleva a vincular la educación con la identidad, a
la salud y la atención. Es así, que con la idea de proceso se visibiliza nivel del “ser parte de” un espacio en donde las diferencias no son
la dimensión política y de salud/atención como una construcción desigualadas, sino que son respetadas. La cuestión identitaria atra-
humana deslindada del carácter teleológico, introduciendo una mi- viesa todo recorrido institucional y social de un sujeto, es decir, la
rada crítica que permite una posibilidad de transformación. En este discordancia entre un nombre y una identidad elegida y autoperci-
sentido, el eje de género es un analizador histórico de las relaciones bida en contraposición a la inscripta legalmente y burocratizada en
que hacen a los procesos de salud/enfermedad ya que el género es tanto separada de la subjetividad, es un obstáculo primordial que
un condicionante de las posibilidades de circular o ser excluido de inaugura muchos otros. La Ley de identidad de género establece el
los circuitos institucionales brindados a la “normalidad”, ya sean derecho a un cambio de identidad, haciéndose exigible un DNI cuya
educativos, hospitalarios, laborales, civiles, etc. ¿Qué sucede con identidad sea la autopercibida, pero lo que establece la ley, dista
quienes quedan por fuera de este binarismo normalizador?, ¿Qué mucho de ser automáticamente reflejado en las prácticas y mucho
circuito institucional, y por ende qué posibilidades de ejercicio de más difícilmente en las representaciones sociales que las susten-
ciudadanía poseen? tan. En lo que hace a la escolaridad, los mecanismos burocráticos
y enquistados de una institución de cuño moderno como lo es la
Territorio institucional-conceptual escuela, sumado a la poca difusión de la ley y a paradigmas epis-
La educación diversa témicos hegemónicos que ponderan el biologicismo, genera que se
Entendemos que un problema de salud colectiva que vivencia el creen condiciones poco propicias para que las personas del colec-
colectivo LGTBI, más precisamente el colectivo trans, tiene ver con tivo LGTBI puedan terminar o muchas veces comenzar el recorrido
las condiciones de vida. Asimismo consideramos que estas condi- escolar tradicional. Esta exclusión social plantea la necesidad de
ciones vienen dadas no solo por el acceso a la salud, vivienda, sino migrar, con la ruptura de lazos que ello genera, signados también
también por el acceso a la educación. El acceso a la educación crea por la discriminación intrafamiliar.
las condiciones de posibilidad de la gestación de un proyecto de La escuela es uno de los instrumentos normalizadores de la mo-
vida favorable y saludable para el desarrollo subjetivo, permite que dernidad en el que las practicas que allí se estructuran tienden a
los atravesamientos socio históricos de clase y género no devengan ser coherentes con el modelo positivista que rige el orden moderno
determinantes del acontecer existencial de los/as sujetos/as. Así y, entre ellas, lo que atañe a la cuestión de género es una cuenta
mismo entendemos que el desarrollo subjetivo viene dado también pendiente que la escuela hoy debe revisar, ya que existen leyes que
por el acceso a un trabajo digno y al sistema de salud. hacen de ello algo exigible.
En lo que respecta a la educación propiamente dicha, la Ley Nº La imposibilidad de participar del lazo social que brinda una escue-
26.206 señala que la educación y el conocimiento son un bien pú- la genera circuitos insalubres que hacen vulnerar las condiciones
blico y unos derechos personales y sociales garantizados por el de vida de esta población. La educación de esta manera, es pen-
Estado, entre otras cosas. sada desde una perspectiva relacional, como un elemento esencial
Entendiendo que la educación es un bien público y un derecho de para el desarrollo saludable, que resulta de pensar no en términos
todas las personas ¿Por qué se hace necesaria la creación de un de una determinación social de la salud sino como un “proceso
Bachillerato Popular, como algo distinto de las propuestas educati- histórico dialéctico de la determinación social de la salud” (Breilh;
vas que ya existen? Podemos pensar que señala que el Estado no 2009) en el que existen condicionantes que se juegan dialéctica-
está cumpliendo con la obligación de garantizar el acceso a la edu- mente en constante capacidad de transformación, desmarcándose
cación integral a todos los colectivos humanos, en este caso, al co- de toda linealidad determinista.
lectivo que nos convoca. Esto no implica que la educación formal no Entendemos que la crisis positivista (que abarcó a todas las cien-
permita el ingreso a un/a sujeto/a que escapa de la heteronorma, cias) fue la que propició el surgimiento de una nueva mirada-crí-
pero nos hace pensar que las instituciones públicas y privadas que tica- no sólo en lo que atañe a la epidemiología sino también a la
representan a la educación formal no están pensadas para alojar la educación y la salud. Por ello si bien las representaciones sociales
diversidad y más precisamente la diversidad sexual, a pesar de que que se desprenden de la educación, la sexualidad, la norma, y el
existan marcos legales para que esto sí suceda, tomemos como género, siguen siendo -muchas de ellas- de la modernidad, el he-
ejemplo el inc. a) del art. 30º de la “Ley de Educación Nacional” cho de que se hayan promulgado leyes tales como la Ley de Salud
(26.206), donde expresa que, entre otros objetivos de la enseñanza Mental (26.657), que estipula el reconocimiento, entre otras, de las
secundaria está la de “Brindar una formación ética que permita a identidades sexuales y de género (inc. e) art. 9º), la Ley de Identi-
los/as estudiantes desempeñarse como sujetos conscientes de sus dad de Género (26.743), que entiende que no sólo debe haber un
derechos y obligaciones, que practican el pluralismo, la coopera- reconocimiento hacia la persona por la elección de su identidad de
ción y la solidaridad, que respetan los derechos humanos, rechazan género, y que esta debe llevar su desarrollo de forma libre, sino que
todo tipo de discriminación, se preparan para el ejercicio de la ciu- además, la persona tiene derecho “A ser tratada de acuerdo con
dadanía democrática y preservan el patrimonio natural y cultural.” su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese
La educación popular retoma los saberes ligados a las prácticas de modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de
los sujetos/as involucrados en el proceso de enseñanza/aprendiza- el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registra-
je, quienes devienen protagonistas del proceso, con el consiguiente da.” (Inc. c art. 1º), la Ley de “Matrimonio Igualitario” (26.618), que

107
llevando a cabo una serie de modificaciones del Código Civil pone ble con un abordaje interdisciplinario, incorporando los conceptos
en igualdad de condiciones a los distintos tipos de matrimonio que de ética biomédica y la perspectiva de género.” (Ibid.; Art.7) Por su
pueden llegar a conformarse, en relación a la orientación sexual y parte, la Ley de Educación Integral prevé “promover la modifica-
la identidad de género asumida, es decir, todas ellas brindan las ción de los patrones socioculturales estereotipados con el objeto
primeras condiciones jurídicas-estales necesarias para el comienzo de eliminar prácticas basadas en el prejuicio de superioridad de
de un nuevo paradigma. En relación a esto Lewkowicz habla de cualquiera de los géneros” y “Promover una concepción positiva de
modernidad tardía en tanto que nos encontramos en un momento la sexualidad que favorezca el desarrollo integral, armónico y pleno
de transición ya que todavía no están dadas las condiciones para de las personas”. (Ley 2110; Art.5). En el contenido de las leyes,
un nuevo proceso socio-histórico-político (2004). vemos una perspectiva que incluye la temática género, pero no hay
Esto, entendemos, es gracias a los movimientos sociales que lucha- una explicitación de la temática transgénero, y sí la hay respecto a
ron por el lugar que les corresponde como ciudadanos de derecho y la promoción de la igualdad y no superioridad entre hombre/mujer.
no quedaron atrapados en el fatalismo, al cual la modernidad atribuía Aquella capacitación de la que deben servirse los profesionales no
como lugar único y necesario, necesario en tanto lógica normativa y es tal en los efectores de salud.
positivista. Las luchas de los movimientos sociales nos llevan a pen- El avance jurídico en materia de derechos para con este colectivo,
sar en el problema de la distribución del poder y se hace menester sienta precedente y promueve cambios culturales a nivel social,
mencionar el concepto de empowerment, empoderamiento, poten- pero existen deudas que no están saldadas ya que aún no se regis-
ciación, que abarca un proceso dialéctico de conocimiento y acción tran cambios subjetivos en este colectivo en relación a la patologi-
en donde el conocimiento de la distribución desigual del poder lleva zación social de su identificación sexual.
a la acción, y la acción permite alguna transformación en los sujetos/
as involucrados en el proceso, que asimismo pueden crear nuevo Conclusiones
conocimiento sobre sus condiciones de vida. Luego de este breve recorrido por la temática abordada, debemos
Ahora bien, la posibilidad de empoderamiento de este colectivo no pensar que este territorio de problemas está inmerso en un am-
sólo está dada por el registro de la distribución desigual del poder ni plio campo que incluye representaciones, imaginarios, dinámicas
por la promulgación de leyes, también se hace necesaria la posibili- institucionales, paradigmas epistémicos, y aparatos ideológicos y
dad de contar con información clara respecto de las problemáticas políticos que se entraman propiciando parámetros que dificultan la
que los atraviesan (necesaria para la intervención en el campo de posibilidad de alojar las diversidades sexuales. ¿Qué es lo que se
la salud). Una de las ciencias encargadas de generar información juega en la aceptación de esa diversidad más radical? ¿Qué fuerzas
referida a los proceso de la salud es la Epidemiología. Respecto generan tal resistencia? Sabemos que los procesos de transfor-
de esto, es necesario aclarar que en cuanto a los datos estadís- mación social son muy progresivos, y requieren de tiempo y de
ticos, referido al colectivo LGBTI, en especial a la población trans, condiciones políticas que se van construyendo entre luchas y resis-
se encuentran publicados sólo dos estudios estadísticos oficiales. tencias, y siempre mediante prácticas que puedan instituir formas
Uno que corresponde a la manera que tienen de adquirir ingresos novedosas, otras veces paliativas, pero siempre con la creatividad
económicos, y otro que muestra el porcentaje de denuncias por necesaria para poner a problematizar las significaciones que nos
discriminación efectuadas durante el año 2012. Ambos estudios empujan a conservar el orden de las cosas.
fueron publicados por el INADI. Así, en lo que refiere al marco normativo, hay un sustento que hace
Esto no lleva a pensar dos posibilidades: si esta falta de información que sea exigible hablar de género, pero se sigue teniendo un enfo-
es consecuencia del reciente reconocimiento de este colectivo por que binario hombre- mujer, sin incluirse algo del orden del transgé-
parte de las leyes ya mencionadas o es una muestra más de la nero, lo cual sí se observa en la Ley de identidad de género.
invisibilización y discriminación que de éste colectivo se hace. Nosotros, inmersos en una futura práctica, comunitaria, epidemio-
Entendemos que el trabajo es una vía imprescindible para la reali- lógica, clínica, educativa, institucional, o sea cual fuere, le debe-
zación subjetiva de la persona, en tanto posibilita formar parte en mos al recorrido de este trabajo el interés por incluir este campo
la estructura social, es decir la accesibilidad a distintos derechos de problemas en nuestra práctica para repensar las estrategias
sociales, sentido de pertenecía, sentimiento de potencialidad, crea- de inclusión y ser un agente más de transformación social que
ción de redes y bienes, etc. Es decir, tal como dice Lodieu, la vida abra paso a la aceptación de la diversidad, desde la creatividad y
social se fundamenta en el trabajo. producción de herramientas colectivas que sean parte del empo-
Ahora bien, para poder llevar a cabo estrategias de intervención o deramiento ya mencionado.
prevención, no solo necesitamos contar con datos epidemiológicos
clásicos, si no también, con aquellos datos cualitativos que genera Generar un cambio en las condiciones de vida que afectan tan con-
la epidemiología crítica. Nos referimos a los datos que dan cuen- siderablemente a este colectivo se vuelve prioritario en temas de
ta de los procesos económicos-estructurales, políticos y culturales la salud colectiva, intentando promover el trabajo interdisciplinario,
que configuran la realidad social. para seguir creando dispositivos que construyan autonomía en ple-
no ejercicio de ciudadanías que puedan alojar la diversidad.
Territorio jurídico
Respecto a lo mencionado más arriba, y apoyándonos en las le-
yes vigentes de salud reproductiva y procreación responsable y de
educación sexual integral, entendemos que hay una obligación de
“Garantizar la existencia en los distintos servicios y centros de sa-
lud, de profesionales y agentes de salud capacitados en sexualidad
y procreación desde una perspectiva de género” (Ley 418; Art. 4)
así como la “Capacitación permanente a los agentes involucrados
en las prestaciones de salud reproductiva y procreación responsa-

108
BIBLIOGRAFÍA
Breilh, J. (2009): “Hacia una construcción Salud emancipadora del dere-
cho a la salud”, en ¿Estado constitucional de Derechos? Informe sobre
derechos humanos. Ecuador: Universidad Andina Simón Bolívar, Sede
Ecuador. Programa Andino De Derechos Humanos, Padh. Ediciones
Abya-Yala.
Castoriadis (1998): “Lo imaginario: la creación en el dominio historico social”;
en Los dominios del hombre. Las encrucijadas del laberinto. Gedisa.
Lewkowicz, I. (2004):“Institución sin Nación”, en Pensar sin Estado. La
subjetividad en la era de la fluidez. (pp. 40-51) Buenos Aires, Paidós.
Ley Nº 26.206 “Ley de Educación Nacional”. Recuperado el 8 de Noviem-
bre de 2014 de http://portal.educacion.gov.ar/consejo/files/2009/12/
ley_de_educ_nac1.pdf
Ley Nº 26.743 “Identidad de Género”. Recuperado el 8 de Noviembre de
2014 de http://www.ms.gba.gov.ar/sitios/tocoginecologia/files/2014/01
/Ley-26.743-IDENTIDAD-DE-GENERO.pdf
Ley Nº 26.657 “Derecho a la Protección de la Salud Mental”. “. Recupera-
do el 8 de Noviembre de 2014 de: http://www.psi.uba.ar/academica/
carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/obligatorias/723_etica2/
material/digital/unidad_4_ley_26.657_reglamentacion.pdf
OMS. Preguntas frecuentes. Recuperado el 8 de Noviembre de 2014 de
http://www.who.int/suggestions/faq/es/
Zaldúa, G. (1999): “Epidemiología de la violentación” en Cuadernos de Pre-
vención Crítica, Nº1, Buenos Aires, Eudeba.
Zaldúa, G., Ramírez C. & Taboada, A. (2009): “Mujeres Migrantes. Promo-
toras Comunitarias. Guía de Capacitación para la prevención de las
Violencias. UNIFEM, AMUNRA
Zaldúa, G., Lodieu (2010): “Salud Mental: territorios y narrativas entre la re-
producción y la transformación”; “Representaciones y prácticas en los
actos de salud desde los discursos de género”. Praxis Psicosocial Comu-
nitaria en Salud compilado por Zaldúa y Bottinelli, Buenos Aires: Eudeba.

109
ADOLECENTES DEL SIGLO XX, ESTEREOTIPOS
DE CUIDADO DEL SIGLO IXX
Vidal, Victoria Alejandra
Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Nacional de Quilmes. Argentina

RESUMEN Introducción
Se realizó una investigación exploratoria con el objetivo de ca- Este trabajo se plantea en el marco del programa I+D “Problemáticas
racterizar las diferencias en la representación social de crisis y del cuidado. Metamorfosis socio-culturales y producción de subjetivi-
sus vínculos con el cuidado, desde una perspectiva de género. Se dades en los espacios sociales contemporáneos”, con sede en el Dto.
realizaron 20 entrevistas en profundidad a adolescentes entre 17 de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Quilmes.
y 25 años. Para el presente trabajo, se analizaron los respuestas Para llevarlo adelante se esbozó una articulación con los resultados
de las adolescentes a tres preguntas de las entrevistas referidas obtenidos en una tesis de maestría (Vidal 2015) en el abordaje cua-
a la definición de crisis según la entrevistada, cuál había sido la litativo de 20 entrevistas en profundidad realizadas a adolescentes
crisis o el cambio más importante de su vida y que habían hecho entre 17 y 25 años, con énfasis particular en la identificación de los
para solucionarlo. Los datos fueron analizados cualitativamente y significados que las adolescentes le dan en sus discursos a las for-
se recurrió al software Atlas.ti para codificar el material y describir mas en que revuelven las situaciones de crisis, prestando especial
los temas o categorías emergentes. Los datos evidencian que las relevancia a los escenarios en que se ven involucradas situaciones
mujeres refieren como crisis situaciones personales y/o familia- de cuidado.
res. Las salidas de las mismas suelen estar orientadas, pese a los
cambios sociales en relación al rol de la mujer en la actualidad, a Objetivo
la reproducción de viejos estereotipos de género vinculados con Caracterizar la posición de las adolescentes entre 17 y 25 años
la posición femenina de “ser para otros” lo que lleva a que aban- como cuidadora ante situaciones de crisis Metodología Se realizó
donen con facilidad sus proyectos y estudios para acompañar en un estudio exploratorio con el fin de indagar la representación so-
el cuidado de otros miembros de su familia (hermanos menores, cial de las crisis y su posible articulación con el cuidado, en ado-
ancianos, personas enfermas o con algún tipo de limitación) y de lescentes entre 17 y 25 años, con diferentes niveles educativos,
las tareas del hogar en general. residentes en Quilmes (Conurbano Bonaerense).
Este trabajo se basó en el análisis de 20 entrevistas semiestruc-
Palabras clave turadas, de las que se seleccionaron tres preguntas referidas a la
Estereotipos sociales, Adolescentes, Cuidado definición de crisis, cuál había sido la crisis o el cambio más impor-
tante de su vida y que habían hecho para solucionarlo.
ABSTRACT Los datos fueron analizados cualitativamente y se recurrió al soft-
TEENS OF THE XX CENTURY, STEREOTYPES CARE IXX CENTURY ware Atlas.ti para codificar el material y describir los temas o cate-
An exploratory study was performed with the aim to characterize gorías emergentes Desarrollo La función de la categorización social
the differences in the social representation of crisis, from a gender no se limita a la sistematización y disposición del entorno social y
perspective. We conduced.20 in-depth interviews with adolescents como este orienta la acción. La personas, son activas participantes
between 17 and 25 years old . For the actual paper we analyzed en la construcción de este proceso de categorización, como sujetos
three questions of a questionnaire referring to what a crisis is for además de cómo objetos sociales.
the interviewed people and which had been the crisis or the most Tajfel y Billig (1971) señalan que en tanto que se perciben como
important change in his or her life and what they had done to fix it. miembros de un determinado grupo social (mujeres, adolescentes,
. The data were studied qualitatively with the use of the software estudiantes, etc.) la categorización social implica uno de los pro-
Atlas.ti through the codifying of the material and the description of cesos básicos mediante los que se construye la identidad social.
the themes or emergent categories.. The results show that women Estos autores señalan que esta categorización no sólo es producto
refer to as personal crises situations and / or family . The outputs de la pertenecía a determinados grupos sociales, sino sobre todo,
of these are pointing, despite social changes regarding the role of del proceso de comparación que los grupos establecen entre sí ( a
women today, reproduction of old gender stereotypes associated los que se pertenece y a los que resultan ajenos).
with the feminine position of “being for others” which leads them to Pensando desde esta perspectiva, lo significativo este análisis no
leave easy projects and studies to accompany the care of other fa- radica en el planteo de que la identidad social es el resultado a la
mily members (siblings, elderly, sick or with some kind of limitation) pertenecía a determinados grupos, idea que cuenta con una larga
and housework in general tradición en la psicología social.
Los autores que venimos trabajando plantean que es entendida
Key words como un mecanismo causal que determina las relaciones entre los
Social stereotypes, Adolescents, Care grupos y una forma de expresar la identidad propia, aquí podríamos
pensar como se perciben las adolescentes, pero fundamentalmente
como se perciben como mujeres, y que vínculos establecen a partir
de esto con los otros grupos que las rodean.
Desde este marco, cuando se recurrió a la perspectiva de género en

110
un estudio sobre representaciones sociales surgieron en las entrevis- culturas y que son formas simbólicas de ternura. Los cuidados son
tas, las categorizaciones de género, lo que implicó cierta adecuación formas sublimadas de ternura, través de las que las diferentes so-
entre ambas miradas, ya que la diferencia de conductas, pensamien- ciedades crean, manifiestan y enfatizan su amor hacia los otros. El
tos, actitudes y expectativas entre los sexos pueden considerarse cuidado se conforma así en una condición para la continuación de
como efectos de regulaciones sociales (Flores Palacios, 2000). la vida y para el ingreso a la cultura por la institución de la ternura
El género puede definirse como un conjunto de representaciones que Las adolescentes y el cuidado.
conforman un sistema de pensamiento que permite interpretar so- La adolescencia es una producción socio histórica, resultado de las
cialmente la diferencia sexual (Flores Palacios, 2001). Es interesante sociedades capitalistas, urbanas y un efecto del modelo económico
señalar, que la persistencia de la asimetría simbólica entre los géne- de producción y distribución del trabajo. Lutte plantea que a partir
ros, que se encuentran en relación con la dedicación al cuidado, a del siglo 19 ya se hace evidente la división de la vida en estadios
“ser para otros” femenino que surgen del análisis de las entrevistas que incluyen la adolescencia, se consolidan las clases de edad y se
se sostiene a lo largo del tiempo y su resistencia en contextos de aumentan las diferencias según la pertenecía a grupos sociales.
transformación social, expresa la lógica de raíces ancestrales que Un proceso de maduración biológica pasa a ser la base de la defi-
preside a la diferenciación entre los sexos. (Amâncio, 2001) nición social de todo un grupo de edad que queda identificada con
Investigaciones anteriores, como la que realizó Hernández Ordóñez turbulencia. Se construye como una etapa en la que se producen pro-
(2006) en México con el objetivo de conocer el significado que un cesos claves para el desarrollo. En ella se van construyendo roles y
grupo de jóvenes y niños, que viven en la calle, atribuyen a la mas- perspectivas de la vida en el contexto de las demandas, los recursos
culinidad y cómo, desde la condición de género masculino como y las limitaciones que la sociedad impone en su entorno específico.
representación social orientan sus conductas; obtiene resultados Es interesante pensar que en el mundo en el que vivimos, marcado
similares que permiten entender y explicar algunas dinámicas por la globalización, la adolescencia, se presenta como un de punto
sociales del grupo de adolescentes en el conurbano bonaerense. de inflexión, de hito. De esta manera, su solución o salida se plantea
Esta autora concluye que se sigue reproduciendo la idea que los como problema común a los adolescentes. Estos están influidos
hombres son violentos y que establecen sus vínculos a través de por el contexto social y viven en una red de interacciones, donde
relaciones de dominación y sumisión en contraposición con el lugar es constante el murmullo de los medios de comunicación que dan
femenino de pasividad y concentración en los espacios familiares. cuenta del fenómeno adolescente. Para muchos de ellos, de distin-
En nuestro país, Seidamnn et al (2008) dan cuenta de la persistencia tos contextos socioeconómicos, sin embargo, no es evidente cuál
de los estereotipos de género en las representaciones de género en es su oportunidad de participación en la sociedad, de manera tal
la representación social de crisis en jóvenes argentinos entre 20 y 30 que se contemple su incorporación y reconocimiento como miem-
años, en nuestro trabajo vemos que esto es extensivo al rango etario bro valioso.
que se trabaja, y como deja su impronta en las prácticas de cuidado. En ese contexto encontramos en las entrevistadas la pregnancia de
Los estereotipos implican organizaciones categoriales sobre las los estereotipos de género que marcan la evaluación que se hace
características y actividades de una persona por pertenecer a un de la crisis, las mujeres en este momento de su vida, tienden a eva-
grupo. Se plantean como un sistema de creencias que tienen como luar los grandes cambios de su vida como una amenaza., aparecen
función conocer el mundo social al que se pertenece, orientar la sumergidas en las emociones frente a un mundo intimidante sobre
conducta y expresar los valores, desde el punto de vista individual. el que no pueden ejercer un adecuado control. Llevando a la sensa-
Desde la perspectiva social las funciones están vinculadas a la ción de que la situación es difícil de controlar o cambiar.
creación y mantenimiento de las ideologías de grupo, que explican Una salida posible es la retirada del espacio público, volviendo a
y justifican una serie de acciones sociales. (Musitu, 1980; Escartí, los ámbitos familiares, quedando a cargo del cuidado de sus her-
Musitu y Gracia, 1988). manos, de adultos enfermos o de tareas de cuidado del hogar. Vin-
Los estereotipos de género se refieren a las ideas y creencias so- culando desde esta perspectiva, mundo intrafamiliar y cuidado. En
cioculturales fuertemente asumidas, sobre las características de relación a esto, es interesante plantear que los estudios feministas
los hombres y las mujeres (Fernandez1998) El concepto de género hacen visible la feminización del cuidado, “antiguamente el cuidado
pertenece a una nueva visión de las relaciones entre lo natural y lo de los niños, ancianos y enfermos era llevado adelante en los ho-
social, en el sentido de que mueve las fronteras entre un ámbito gares o comunidades… Las mujeres han acompañado estas prác-
y el otro. Es decir, a través de la categoría de género se puede ticas relacionadas a los ciclos de nacimiento, crianza, enfermedad
establecer una veta explicativa respecto de la construcción de la y muerte. Las madres se ocupaban del cuidado de los niños y más
diferencia, y algunos interrogantes acerca del papel de las adoles- adelante en la vida era deber de las hijas el cuidado de los padres.
centes en la sociedad (Buitrago-Peña et al., 2009) “ ( Remesar et al 2012)
Las personas luchan y se esfuerzan durante toda su vida para cum- Este posicionamiento histórico en relación al cuidado reaparece en
plir con establecido en el mandato cultural. Este cambia para cada el discurso de algunas adolescentes actuales, donde ellas sienten
etapa de la vida, el contenido del mandato se amplían o se reduce; que es lógico para ellas que tomen el lugar central de cuidadoras en
cambia porque adquiere ciertas especificaciones. Hombres y muje- el hogar, reemplazando a sus madres en ese espacio. Es importante
res deben cumplirlo para obtener y conservar la aprobación de la señalar que esto se ve acentuado en contextos socio económico
sociedad y, si es posible, de sí mismos Estos estereotipos orientarán desfavorables.
entonces las prácticas de cada uno de los géneros, en este caso, las En muchos casos esto es confirmado con su práctica cotidiana
prácticas de cuidado. “El cuidado implica construcción subjetiva que dónde que es perfectamente aceptable abandonar los estudios, o
se produce en prácticas cotidianas con y entre otras/os en diversos un trabajo promisorio para cuidar a otros miembros de su familia.
espacios institucionales y comunitarios” (Chardon 2012) Este espacio como responsable del hogar y encargada del cuida-
Chardon (2008) plantea que cuidar se refiere no solamente a los do es considerado un estereotipo tradicional en Latinoamérica del
cuidados del cuerpo, sino que también se refiere a aquellos cui- siglo XIX.
dados socialmente consagrados que llevan adelante las diferentes El género se construye durante la socialización como parte de la

111
identidad social, y se hace evidente en las narrativas, posicionadas BIBLIOGRAFÍA
en el tradicional discurso machista, donde las entrevistados se ubi- Billig, M.R. (1990) Social discrimination. The Encyclopedia of Human De-
can sin conflicto. En esta imagen de si mimas que las entrevistadas velopement and Education - Theory Research and Studies. New York:
transmiten se encuentran claras referencias al papel socialmente Pergamon Press.
asignado a las mujeres (Fernández., 1998;; Tomé, 1996; Rodríguez Buitrago-Peña,M.P;Cabrera-Cifuentes,K.;Guevara-Jiménez,M.(2009)Las
Madera, S. & Toro-Alfonso2006; etc.) circunscripto a la «esfera pri- representaciones sociales de género y castigo y su incidencia en la
vada» (el hogar, la familia). Así, su relación con los niños, el cuidado corrección de los hijos. Educación y Educadores, Vol 12, No 3
del hogar, favorecen un mayor desarrollo su capacidad de dar y Chardon, M.C. (2012) El “cuidado” como problema público y político. En la
recibir afecto, de la ternura, la responsabilidad, la comprensión, la encrucijada entre maternaje- paternaje e inclusión. En Peregalli, An-
empatía, etc. fortaleciendo así su perfil como cuidadoras. drés y Sampietro Yohana (comps) Maternidades, paternidades y ado-
lescencias. Construirse hombre y mujer en el mundo. Relatos a viva
Reflexiones finales voz. Noveduc. Colección Ensayos y experiencias. Marzo de 2012
La adolescencia es, por definición, un momento de crisis de cons- Chardon, María Cristina (2008) Representaciones sociales de cuidado: en-
tante desequilibrio y necesidad de adaptarse a cambios acelera- tre las prácticas y la noción de alteridad. Arquivos Brasileros de Psico-
dos, donde no sirven los viejos modelos de respuesta a los que se logía. Revista de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Nro.60.Año
recurrió en la infancia. Para la adolescencia actual, lo cotidiano se 2008/2. pags. 10-19. Disponible en http://www.psicología.ufrj.br/abp
constituye en un desafío y a la vez en una incertidumbre, en medio Díez, C., R. (1999) “La mujer en el mundo”. Acento Editorial, Madrid 1999
de la cual los jóvenes elaboran su identidad. Las oportunidades que Escartí A.;Musitu, G.; y Gracia,E.; (1988).Estereotipos sociales y roles se-
se les presentan amplían los campos de experiencia, permitiéndo- xuales. En J. Fernandez(ed) Nuevas perspectivas acerca del desarrollo
les pensar en la posibilidad de una inserción exitosa y ofreciéndoles del sexo y el género. Pirámide 205-225. Madrid.
metas para pensar en un futuro donde tengan posibilidades en su Fernández, Poncela, A. Estudios sobre las mujeres, el género y el feminis-
rol de adulto. mo. Nueva Antropología [en linea] 1998, XVI (junio) Disponible en: ISSN
En este momento evolutivo la sociedad los señala habitualmente 0185-0636
como sujetos a ser cuidados, aunque esto se hace presente de dis- García Canclini, N. (1989): Culturas híbridas. México. Grijalbo
tintas formas en diferentes estratos sociales. No obstante ello se Jodelet, D. (2008)Pensamiento social e historicidad,? Relaciones, XXIV, n°.
observa en las entrevistas que, en muchas oportunidades, las mu- 93, (invierno 2003): 99,http://www.colmich.edu.mx/relaciones/093/
jeres cursando la adolescencia son designadas como encargadas pdf/Denise%20Jodelet.pdf
del cuidado, de sus hermanos menores, de familiares enfermos o Musitú, G. (1980). El estereotipo masculino y femenino en el contexto so-
ancianos, de los aspectos domésticos etc. cio-culturalvalenciano. Psicológica, 1, 127-142 Madrid
Es interesante observar que, en un mundo de cambios permanen- Remesar, S.;Leegstra, R.; Cristiani, L; Cacciavillani, F y Chardon, M.C.(2012)
tes y vertiginosos, donde las mujeres están llamadas a cumplir Representaciones sobre prácticas de cuidado al final de la vida. En
roles diversos y distintos a los pensados en otros momentos so- memorias de IV Congreso Internacional de Investigación y Práctica
ciohistóricos, las adolescentes reproducen, en sus discursos, viejos Profesional en Psicología. Facultad de Psicología. UBA. Buenos Aires
estereotipos de género que podríamos ubicar en el siglo XIX ( Diez, Rodríguez Madera, S. & Toro-Alfonso,(2006) J. Ser o no ser: la transgre-
1999) vinculados con la posición femenina de “deber ser para los sión del género como objeto de estudio de la psicología. En: Revista
otros” y cómo esto las vincula con una práctica de cuidado de ca- Avances en la psicología clínica latinoamericana , 2002, Nº 20. ISSN
rácter más maternal, relacionado con lo intrafamiliar, facilitando, 0120-3797.
frente a cualquier situación que evalúen como conflictiva o crítica Seidmann, S.; Bail Pupko, V; Azzollini, S.; Vidal, V.; Thomé, S.; Di Iorio, J.
la retirada a ese ámbito privado, llevando a que abandonen con (2008) La persistencia de los estereotipos de género en la represen-
facilidad sus proyectos y estudios para acompañar en el cuidado de tación social de crisis en jóvenes argentinos entre 20 y 30 años. Anu.
otros miembros de su familia y de las tareas del hogar en general investig. v.15 Ciudad Autónoma de Buenos Aires ene./dic. 2008
invisibilizando, en sus respuestas y en cierto punto los cambios de Tajfel, H; Flament; C; Billig; M. Bundy; R (1971) Categorización social y con-
posición social femeninos. ducta intergrupal) European Journal of Social Psychology; 1; 149-78
En este lugar sería interesante pensar que estos planteos no de- Tomé, A. (1996). Incidencia del género en las relaciones interpersonales y
berían analizarse linealmente (Quinceno 2002) ni tan simplemente el desarrollo de actitudes y valores. En AA.VV. La coeducación, ¿trans-
desde los viejos esquemas de sumisión masculina sobre la mujer. versal de las transversales?(21-46). Vitoria Gasteiz: Emakunde, Institu-
En este sentido, podríamos tratar de pensar en términos de cultu- to Vasco de la Mujer.
ras híbridas (García Caclini 1989) hibridación aparece hoy como el Quinceno, C.( 2002.) “Antropología y mujer”. Perspectivas epistemológicas
concepto que permite lecturas abiertas y plurales de las mezclas y metodológicas de la investigación feminista 181 Revista de Huma-
históricas, y construir proyectos de convivencia despojados de las nidades Liceus. No. 1. Marzo. San Sebastián 2 Españahttp://www.aibr.
tendencias a “resolver” conflictos multidimensionales expresando org/antropologia/boant/articulos/MAR0301.html
la capacidad de abarcar diversas mezclas tales como lo tradicional Vaca, P.; Chaparro, B., & Pérez, N. (2006) Representaciones sociales acerca
y lo moderno, o lo culto, lo popular y lo masivo, para tener en cuenta de la identidad de género de una mujer que emplea la violencia en la
que los problemas de las mujeres han sufrido una transmutación solución de conflictos. En: Revista del Programa de Psicología de la
mucho más compleja, y donde en coexiste lo nuevo con lo viejo. Universidad del Norte , Nº 18, p. 23-57.
Vidal; V. (2014). “Las representaciones sociales de los adolescentes entre
17 y 25 años de las crisis sociales y personales. La relación entre
ambas, según género, tipo de actividad y contexto familiar “ Tesis de
maestría. Inédito

112
POSTERS

113
OBESIDAD INFANTIL Y ALIMENTACIÓN EMOCIONAL
Banasco Falivelli, María Belén; Praszek, Erika; Bidacovich, German
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN BIBLIOGRAFÍA
La obesidad infantil es un problema de salud pública cada vez ma- Etelson, D., Brand, D. A., Patrick, P. A., Shirali, A. (2003). Childhood Obesi-
yor, resultado de una muy compleja interacción entre factores de ty: Do Parents Recognize This Health Risk? Obesity Research, 11 (11),
riesgo biológicos, psicológicos y sociales. Por otra parte, la alimen- 1362-1368.
tación emocional consiste en un intento de regular las emociones Jansen, P. W., Roza, S. J., Jaddoe, V., Mackenbach, J., Raat, H., Hofman, A.,
a través de la ingesta de alimentos, y podría encontrarse asociada Verhulst, F., Henning Tiemeier, H. (2012). Children’s eating behavior,
a la obesidad. Objetivo: Presentar una revisión bibliográfica acerca feeding practices of parents and weight problems in early childhood:
de la asociación entre obesidad infantil y alimentación emocional. results from the population-based Generation R Study. International
Metodología: Se realizó una búsqueda en diferentes bases de datos Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 9 (130).
(Science Direct, PubMed, EBSCOhost, MEDLINE y ELSEVIER) uti- Remmers, T., van Grieken, A., Renders, C. M., Hirasing, R.A., Broeren,
lizando palabras clave relacionadas con la temática. Resultados: S.M.L., Raat, H. (2014). Correlates of Parental Misperception of Their
La mayoría de los estudios hallaron que muchos padres utilizan la Child’s Weight Status: The ‘Be Active, Eat Right’ Study. PLoS ONE, 9 (2).
comida como regulador emocional en sus hijos. Estas prácticas, Barlow, S.E. (2007). Expert committee recommendations regarding the pre-
con el tiempo, son adquiridas por los niños. A su vez, recurrir a la vention, assessment, and treatment of child and adolescent overweight
ingesta de alimentos grasos y dulces en situaciones estresantes o and obesity: summary report. Pediatrics, 120 (4), 164-192.
ante emociones intensas (enojo, alegría, tristeza) puede redundar Yilmaz, R., Erkorkmaz, Ü., Ozcetin, M., Karaaslan, E. (2013). How does pa-
en el desarrollo de obesidad. Conclusiones: La alimentación emo- rents’ visual perception of their child’s weight status affect their fee-
cional es un factor de riesgo de obesidad infantil. Resulta impor- ding style? Nutrición Hospitalaria, 28 (3), 741-746.
tante desarrollar programas preventivos orientados a los niños y Santos, J. L., Kain, J., Dominguez-Vásquez, P., Lera, L., Galván, M., Cor-
sus padres, desde un enfoque interdisciplinario, con el objetivo de valán, C., Uauy, R. (2009). Maternal anthropometry and feeding beha-
transmitir hábitos alimentarios saludables y estrategias de regula- vior toward preschool children: association with childhood body mass
ción emocional adaptativas. index in an observational study of Chilean families. The International
Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 6 (93).
Palabras clave Rodgers et al. (2013). Maternal feeding practices predict weight gain and
Obesidad infantil, Alimentación emocional, Riesgo obesogenic eating behaviors in young children: a prospective study. In-
ternational Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity, 10 (24).
ABSTRACT Ainuki, T., Akamatsu, R. (2011). Association between Children’s Appetite
THE RELATIONSHIP BETWEEN CHILDHOOD OBESITY AND EMOTIONAL Patterns and Maternal Feeding Practices. Food and Nutrition Sciences,
EATING 02 (03), 228-234.
Objective: To present a review of the literature regarding the asso- Brown, R., Ogden, J. (2004). Children’s eating attitudes and behaviour:
ciation between childhood obesity and emotional eating. Method: A a study of the modelling and control theories of parental influence.
literature search was performed in several databases (Science Di- Health Education Research, 19 (3), 261-271.
rect, PubMed, EBSCOhost, MEDLINE and ELSEVIER) using different Benton, D. (2004). Role of parents in the determination of the food preferen-
keywords related to the topic. Results: Most studies have found that ces of children and the development of obesity. International Journal of
many parents use food to regulate their children´s emotions. These Obesity and Related Metabolic Disorders: Journal of the International
practices, over time, are acquired by children. In turn, resort to the Association for the Study of Obesity, 28 (7), 858-869.
intake of fatty foods and sweets in stressful situations or against Baughcum, A. E., Burklow, K.A., Deeks, C.M., Powers, S.W., Whitaker, R.C.
intense emotions (anger, joy, sadness) may lead to the development (1998). Maternal feeding practices and childhood obesity: a focus
of obesity. Conclutions: Emotional eating is a risk factor for child- group study of low-income mothers. Archives of Pediatrics & Adoles-
hood obesity. It is important to develop preventive programs aimed cent Medicine, 152 (10), 1010-1014.
at children and their parents, from an interdisciplinary approach, in Faith, M. S., Berkowitz, R. I., Stallings, V. A., Kerns, J., Storey, M., Stunkard,
order to transmit healthy eating habits and adaptive emotion regu- A. J. (2004). Parental feeding attitudes and styles and child body mass
lation strategies. index: prospective analysis of a gene-environment interaction. Pedia-
trics, 114 (4), 429-436.
Key words Faith, M. S., Scanlon, K. S., Birch, L. L., Francis, L. A., Sherry, B. (2004).
Childhood obesity, Emotional eating, Risk Parent-Child Feeding Strategies and Their Relationships to Child Eating
and Weight Status. Obesity Research, 12 (11), 1711-1722.
Lo, K., Cheung, C., Lee, A., Tam, W. W. S., Keung, V. (2015). Associations bet-
ween Parental Feeding Styles and Childhood Eating Habits: A Survey of
Hong Kong Pre-School Children. PloS One, 10 (4).
Sleddens, E.F.C., Kremers, S.P.J., De Vries, N.K., Thijs, C. (2010). Relation-
ship between parental feeding styles and eating behaviours of Dutch
children aged 6-7. Appetite. 54 (1), 30-36.

114
Carnell, S., Benson, L., Driggin, E., Kolbe, L. (2014), Parent feeding behavior
and child appetite: Associations depend on feeding style. Int. J. Eat.
Disord., 47 (7), 705-709.
Hughes, S., Shewchuk, R., Baskin, M., Nicklas, T., Qu, H. (2008) Indulgent
Feeding Style and Children’s Weight Status in Preschool. J. Dev. Behav.
Pediatr., 29 (5), 403-410.
Dallman, M. F., Pecoraro, N., Akana, S. F., Fleur, S. E., Gomez, F., Hous-
hyar, H., Manalo, S. (2003). Chronic stress and obesity : A new view of
“comfort food”. Proc. Natl. Acad. Sci., 100 (20), 11696-11701.
Tzou, I. L., Chu, N. (2012). Parental influence on childhood obesity : A re-
view. Health, 4 (12), 1464-1470.
Wardle, J., Sanderson, S., Guthrie, C. A., Rapoport, L. Plomin, R. (2002), Pa-
rental Feeding Style and the Inter-generational Transmission of Obesity
Risk. Obesity Research, 10 (6), 453-462.
Farrow, C. V., Haycraft, E., Blissett, J. M. (2015) Teaching our children when
to eat : how parental feeding practices inform the development of emo-
tional eating: a longitudinal experimental design. The American Journal
of Clinical Nutrition, 101 (5), 908-913.
Powell, F., Farrow, C., Meyer, C. (2011). Food avoidance in children. The
influence of maternal feeding practices and behaviours. Appetite, 57
(3), 683-692.
Van Strien, T. , Bazelier, F. (2007). Perceived parental control of food intake
is related to external, restrained and emotional eating in 7-12-year-old
boys and girls. Appetite, 49 (3), 618-625.
Blissett, J., Haycraft, E., Farrow, C. (2010). Inducing preschool children ’ s
emotional eating : relations with parental feeding practices. The Ame-
rican Journal of Clinical Nutrition, 92 (2), 359-365.
Nguyen-Rodrigueza, S. Choua, C., Ungera, J., Spruijt- Metz, D. (2008). BMI
as a Moderator of Perceived Stress and Emotional Eating in Adoles-
cents. NEat Behav, 9 (2), 238-246.

115
LA WEB Y LOS TRASTORNOS DE LA ALIMENTACIÓN:
REVISIÓN DE EXPERIENCIAS Y FORMULACIÓN DE
CRITERIOS PARA DISPOSITIVOS PREVENTIVOS ONLINE
Baschera, Valeria Livia; Leonardelli, Eduardo
Universidad Favaloro. Argentina

RESUMEN Key words


La web y las nuevas tecnologías inevitablemente se expanden. Los Eating disorders, Prevention, Web, Online, Body dissatisfaction,
trastornos de la alimentación, TA, prevalecen en adolescentes, hoy Adolescents
mayoritariamente “nativos digitales”, con fácil acceso a sitios virtua-
les que fomentan, normalizan o banalizan actitudes y comportamien-
tos relacionados con los TA. Por otro lado, la web provee a la Salud BIBLIOGRAFÍA
Pública, oportunidades de intervención, con características deseables Amaya Hernández, A., Díaz, J. M. M., Arévalo, R. V. & Paredes, K. F. (2010).
de penetración, impacto y costo; y brinda a la investigación aplicada, Programas basados en la Internet para la prevención y tratamiento
medios de contraste de hipótesis, originales, rápidos y económicos. de trastornos de la alimentación: una revisión. Psicología y Salud,
Se sintetizan aquí las características de 5 de 17 estudios aparecidos 20(2), 145-157.
entre 2004 y 2014, en castellano o en inglés, sobre dispositivos de Bardone-Cone, A. M., y Cass, K. M. (2007). What does viewing a pro-ano-
prevención o tratamiento de los TA que utilizan la web como medio rexia website do? An experimental examination of website exposure
principal de contacto. Se comparan distintas vías de reclutamiento y and moderating effects. International Journal of Eating Disorders,
derivación; se presentan alternativas de adaptación a características 40(6), 537-548.
de participantes (en frecuencia, propuestas, contenidos y alternativas) Bauer, S., y Moessner, M. (2013). Harnessing the power of technology for
y se describen diferentes posibilidades para los procedimientos de la the treatment and prevention of eating disorders. International Journal
evaluación del impacto (población alcanzada y los factores de riesgo of Eating Disorders, 46(5), 508-515.
de TA). A partir de esta revisión, se proponen criterios de diseño (difu- Borzekowski, D. L., Schenk, S., Wilson, J. L., y Peebles, R. (2010). e-Ana and
sión y reclutamiento, adaptabilidad, intensidad, tareas, etc.), evalua- e-Mia: a content analysis of pro-eating disorder Web sites. American
ción y mejora para la realización de dispositivos de prevención o inter- journal of public health, 100(8), 1526-1534.
vención temprana en TA que utilicen la web y las nuevas tecnologías. Celio, A., Winzelberg, A., Wilfley, D., Eppstein-Herald, D., Springer, E., et al.
(2000) Reducing Risk Factors for Eating Disorders: Comparison of an
Palabras clave Internetand a Classroom-Delivered Psychoeducational Program. Jour-
Trastornos de la alimentación, Prevención, Web, Online, Insatisfac- nal of Consulting and Clinical Psychology. Vol. 68, No. 4, 650-657
ción corporal, Adolescentes Dölemeyer, R., Tietjen, A., Kersting, A., y Wagner, B. (2013). Internet-based
interventions for eating disorders in adults: a systematic review. BMC
ABSTRACT psychiatry, 13(1), 1-16.
THE WEB AND THE EATING DISORDERS: REVIEW OF EXPERIENCES Fernández-Aranda, F., Núñez, A., Martínez, C., Krug, I., Cappozzo, M., Carrard,
AND FORMULATION OF CRITERIA FOR ONLINE PREVENTIVE DEVICES Rouget, P., Jiménez-Murcia, S., Granero, R., Penelo, E., Santamaría, J., y
The web and the new technologies inevitably expand. The eating Lam, T. (2009). Internet-based cognitive-behavioral therapy for bulimia
disorders, (ED), are highly prevalent among adolescents wich are nervosa: a controlled study. CyberPsychology & Behavior, 12(1), 37-41.
for the most part “ digital natives” today, with easy access to virtual Franko, D. L., Cousineau, T. M., Rodgers, R. F., & Roehrig, J. P. (2013). Bo-
sites that promote, normalize or trivialize attitudes and behaviors diMojo: Effective Internet-based promotion of positive body image in
related to the ED. On the other hand, the web provides to the Public adolescent girls. Body Image 10(4):481-8.
Health, opportunities of intervention, with desirable characteristics Ter Huurne, E. D., Postel, M. G., de Haan, H. A., Drossaert, C. H. ., & DeJong,
of penetration, impact and cost; and it gives to the applied research, C. A. . (2013). Web-Based Treatment Program Using Intensive Thera-
original, rapid and economic means of contrast of hypothesis. The peutic Contact for Patients With Eating Disorders: Before-After Study.
poster summarizes the characteristics of 5 of 17 studies published Journal of Medical Internet Research, 15(2). e12
between 2004 and 2014, in Spanish or in English, on devices of Lindenberg, K., Moessner, M., Harney, J., McLaughlin, O., y Bauer, S. (2011).
prevention or treatment of the ED that use the web as principal E-health for individualized prevention of eating disorders. Clinical prac-
way of contact. There are compared different ways of recruitment tice and epidemiology in mental health 7, 74.
and derivation; alternatives of adjustment to participants’ charac- Quirós Abajo, E. (2008). Prevención de Trastornos de la Conducta Alimen-
teristics (in frequency, offers, contents and alternatives) and diffe- taria mediante una intervención enfermera a través de Internet. Nure
rent possibilities for the procedures of the evaluation of the impact Investigación, 32, Enero- Febrero.
(reached population and ED’s risk factors) are described. From this Stice, E., Durant, S., Rohde, P., & Shaw, H. (2014). Effects of a Prototype
review, the poster propose some criteria of design (diffusion and re- Internet Dissonance-Based Eating Disorder Prevention Program at 1-
cruitment, adaptability, intensity, tasks, etc.), evaluation and impro- and 2-Year Follow-Up. Health Psychology, 33, 12, 1558-1567
vement for devices of prevention or early intervention in ED using
the web and the new technologies.

116
Villares, J. M., Leal, L. O., & Pinto, N. S. (2003). Un entorno inteligente para
la prevención de los trastornos de la conducta alimentaria: el proyecto
SALUT. Acta Pediátrica Española, 61, 190-198.
Winzelberg, A. J., Eppstein, D., Eldredge, K. L., Wilfley, D., Dasmahapatra,
R., Dev, P., y Taylor, C. B. (2000). Effectiveness of an Internet-based
program for reducing risk factors for eating disorders. Journal of con-
sulting and clinical psychology, 68(2), 346.
Yager, Z., y O’Dea, J. A. (2008). Prevention programs for body image and
eating disorders on University campuses: a review of large, controlled
interventions. Health Promotion International, 23(2), 173-189.
Zabinski M., Celio A., Jacobs M.J., Manwaring J. y Wilfley D.E. (2003) Inter-
net-based Prevention of Eating Disorders. European Eating Disorders
Review, 11, 183-197.

117
IMPACTO EMOCIONAL, VINCULAR Y CORPORAL
DE LA INFERTILIDAD Y LOS TRATAMIENTOS
DE FERTILIZACIÓN ASISTIDA EN MUJERES
Caresani, Taisa Belen; Raynaudo, Gabriela
Universidad Abierta Interamericana. Argentina

RESUMEN BIBLIOGRAFÍA
La infertilidad se define como la imposibilidad de completar un em- Alkolombre, P. (2012). Deseo de hijo. Pasión de hijo: Esterilidad y técnicas
barazo después de un año de mantener relaciones sexuales sin an- reproductivas a la luz del psicoanálisis. Buenos Aires: Letra Viva.
ticonceptivos y constituye una problemática que actualmente afecta Aulagnier, P. (1992). ¿Qué deseo, de que hijo? Revista de psicoanálisis con
a más de 1.500.000 parejas en Argentina. Este trabajo consistió en niños y adolescentes, 3, 45-49.
explorar el impacto emocional, vincular y corporal de la infertilidad Benyamini, Y., Gozlan, M., & Kokia, E. (2005). Variability in the difficulties
en mujeres que se sometieron a tratamientos de fertilización asisti- experienced by women undergoing infertility treatments. Fertility and
da. Para ello se analizaron cuatro casos de mujeres de 41 y 42 años Sterility, 83(2), 275-283.
con quienes se realizaron entrevistas en profundidad. Las partici- Brugo Olmedo, S., Chillik, C. & Kopelman, S. (2003). Definición y causas
pantes manifestaron que las emociones predominantes en relación de infertilidad. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 54,
a la infertilidad y el tratamiento fueron: desesperación, angustia, 228-248.
temor, incertidumbre, frustración, desilusión, enojo, derrota y vacío. Freud, S. (1932). Conferencia 33: La Feminidad, XXII. Buenos Aires: Amo-
En cuanto al impacto corporal, percibieron a su cuerpo como un rrortu Editores.
objeto de estudio, un objeto frustrante y ajeno al yo. Respecto de Freud, S. (1925). Algunas consecuencia psíquicas de la diferencia anatómi-
la pareja, sintieron que estaba en riesgo, llegando, en los cuatro ca entre los sexos, XIX. Buenos Aires: Amorrortu Editores.
casos, al borde de la separación. En conclusión, la infertilidad y los Freud, S. (1917). Duelo y melancolía XVI. Buenos Aires: Amorrortu Editores.
tratamientos de la misma, generan repercusiones emocionales y Losoviz, A. (1995). Escenario psicoanalítico de la fertilización asistida. Re-
corporales en las mujeres, que a su vez impactan negativamente vista de Psicoanálisis, 52(2), 383-399.
en la pareja. En función del aspecto vincular involucrado en la pro- Molina, M. E. (2006). Transformaciones Histórico Culturales del Concep-
blemática, resultaría importante abordar la problemática profundi- to de Maternidad y sus Repercusiones en la Identidad de la Mujer.
zando también en la perspectiva masculina respecto de la misma. Psykhe, 15(2), 93-103
Winocur, M. (2012). El mandato cultural de la maternidad: El cuerpo y el
Palabras clave deseo frente a la imposibilidad de embarazarse. Biblioteca Jurídica
Infertilidad, Fertilización Asistida, Mujeres, Rosario Virtual del Instituto de Investigaciones de la UNAM: México

ABSTRACT
IMPACT OF INFERTILITY AND FERTILITY TREATMENTS IN WOMEN
Infertility is defined as the inability to complete a pregnancy after a
year of sexual intercourse without contraception. It is a problem that
affects more than 1.5 million couples in Argentina. The aim was to
explore the impact of this problem emotionally, corporal and in re-
lationship couple and its treatment, in women. In this case of study,
participated four 41 and 42 years old women and we conducted
four in-depth interviews. The participants said that the prevailing
emotions related to infertility and treatments were: despair, anxiety,
fear, uncertainty, frustration, disappointment, anger, loss and empti-
ness. In relation to the impact in the body, they referred to their body
as an object of study, a frustrating object and foreign to themselves.
The couple was felt in risk; they almost split up. In conclusion, infer-
tility and its treatments, generate emotional and physical impact on
women, which affect negatively the couple. We considered that fu-
ture research could include also the male perspective of this issue.

Key words
Infertility, Fertility treatments, Women

118
SÍNTOMAS PSICOPATOLÓGICOS Y ESTRATEGIAS
DE AFRONTAMIENTO EN ADOLESCENTES
SOBREVIVIENTES DE UN CÁNCER INFANTIL
Diez, Marina
CONICET. Argentina

RESUMEN BIBLIOGRAFÍA
Se presentan los resultados obtenidos en un estudio realizado Casullo, M. M. (1998). El Listado de Síntomas SCL-90-R de Derogatis
sobre la presencia de síntomas psicopatológicos en adolescentes (1994). Buenos Aires: Departamento de Publicaciones. Facultad de
sobrevivientes de cáncer (N:78) y población general (N:55) de Bue- Psicología. UBA.
nos Aires (Argentina). Se utilizó la versión castellana del listado de Ongarato, P., de la Iglesia, G., Stover, J. B. & Fernández Liporace, M (2009).
síntomas SCL-90- R (Derogatis, 1994) y la adaptación argentina Adaptación de un Inventario de Estrategias de Afrontamiento para
del Inventario de Respuestas de Afrontamiento (CRI) (Moos, 1993). Adolescentes y Adultos. Anuario de Investigaciones XVI, ISSN impreso
Los resultados indican que no hay diferencias significativas entre 0329 - 5885, ISSN en línea 1851 - 11686, 291-296. Facultad de Psi-
ambos grupos en relación con la sintomatología. En el grupo de cología, Universidad de Buenos Aires.
sobrevivientes se observa una asociación entre la mayoría de las
escalas de síntomas psicopatológicos y el afrontamiento por evi-
tación cognitiva.

Palabras clave
Síntomas, Afrontamiento, Adolescentes, Sobrevivientes de un Cán-
cer Infantil

ABSTRACT
PSYCHOPATHOLOGICAL SYMPTOMS AND COPING STRATEGIES IN
ADOLESCENT SURVIVORS OF CHILDHOOD CANCER
We present data on the presence of psychopathological symptoms
in adolescent cancer survivors (N:55) and general population (N:78)
of Buenos Aires (Argentina). The Spanish version SCL-90-R symp-
tom check list (Derogatis, 1994) and the Argentine adaptation of the
Coping Responses Inventory (CRI) (Moos, 1993) were administered.
The results indicate no significant differences between groups in
relation to the symptoms. In the survivors group we observed an
association between most psychopathological symptom scales and
cognitive avoidant coping.

Key words
Symptoms, Coping, Adolescent, Survivors of childhood cancer

119
EVALUACIÓN DE LA ADHERENCIA AL TRATAMIENTO
DE REHABILITACIÓN CARDÍACA
Elmasian, Mariana
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN BIBLIOGRAFÍA
La adherencia al tratamiento ha sido definida originalmente como Bath, J., Bohin, G., Jones, C., & Scarle, E. (2009) Cardiac Rehabilitation. A
el cumplimiento o seguimiento de las instrucciones médicas. Más workbook for use with groups programmes. West Sussex: Wiley
recientemente, se ha avanzado hacia otras definiciones, otorgán- Varela Arébalo, M. (2010). El reto de evaluar la adherencia al tratamiento en
dosele cada vez más un papel activo al paciente (Varela Arébalo, la hipertensión arterial. Pensamiento Psicológico, 7, 127-139.
2010). Específicamente, la adherencia al tratamiento de rehabili-
tación cardíaca involucra distintos factores, a saber, la adherencia
al tratamiento farmacológico, la dieta, la rutina de ejercicios y el
control de los factores psicosociales relacionados (Bath, J.; Bohin,
G.;Jones, C. & Scarle, E., 2009). Una baja adherencia al tratamiento
implica que un gran número de pacientes no obtengan el máximo
beneficio de los tratamientos, con pobres resultados en su salud.
Es por esta razón que la evaluación de la adherencia al tratamiento
de rehabilitación cardíaca resulta de gran relevancia. El objetivo del
presente trabajo es presentar la construcción de la Entrevista Es-
tructurada para Evaluar la Adherencia al Tratamiento de Rehabilita-
ción Cardíaca. Se presentan las distintas fases que constituyeron la
construcción del instrumento y sus características. Los análisis rea-
lizados permiten afirmar que los ítems que lo componen presentan
adecuados valores de simetría y curtosis así como una correlación
adecuada ítem test. Asimismo, el coeficiente Alpha de Cronbach
indicó una valor elevado de confiabilidad.

Palabras clave
Adherencia, Rehabilitación cardíaca, Evaluación psicológica,
Construcción

ABSTRACT
CARDIAC REHABILITATION ASSESSMENT
Adherence to treatment was originally defined as the implemen-
tation or monitoring of medical instructions. More recently, it has
moved toward other definitions, like a more active patient role (Va-
rela Arebalo, 2010). Specifically, adherence to cardiac rehabilitation
involves several factors, adherence to drug therapy, diet, exercise
routine and control related psychosocial factors (Bath, J .; Bohin, G.,
Jones, C. & Scarle, E., 2009). Low adherence to treatment means
that many patients derive maximum benefit from treatments with
poor health outcomes. It is for this reason that the evaluation of ad-
herence to treatment of cardiac rehabilitation is of great importance.
The aim of this paper is to present the construction of the Structu-
red Interview for Evaluating Adherence Cardiac Rehabilitation. The
various stages that made up the construction of the instrument and
its features are presented. The analyzes support the conclusion that
the items that comprise it have appropriate values ??of symmetry
and kurtosis and adequate correlation test item. Also, the Cronbach
Alpha showed a high value of reliability.

Key words
Adherence, Cardiac rehabilitation, Psychological assesment,
Construction

120
MEDICALIZACIÓN DE LAS INFANCIAS:
ANÁLISIS DE UNA POLÍTICA PÚBLICA
EN SALUD MENTAL Y EDUCACIÓN
Ferreyra, Julián Agustín; Montenegro, Daniela Eloisa
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina
RESUMEN Key words
El presente póster tiene como objetivo analizar una política públi- Medicalization, Childhoods, Mental health, Education
ca reciente ligada a las prácticas de medicalización en las infan-
cias expresadas en el campo educativo. Se toma para el análisis
el documento elaborado por la Comisión Nacional Interministerial BIBLIOGRAFÍA
en Políticas de Salud Mental y Adicciones (CoNISMA) sobre Pau- Boletín Oficial (2010) Ley Nacional de Salud Mental. Ley 26.657 (B.O:
tas para evitar el uso inapropiado de diagnósticos, medicamentos 03/12/2010). Derecho a la Protección de la Salud Mental. Disposicio-
u otros tratamientos a partir de problemáticas del ámbito escolar nes complementarias. Derógase la Ley Nº 22.914.
(CoNISMA, 2014). Se pretende, en primer lugar, analizar y describir CoNISMA (2014). Pautas para evitar el uso inapropiado de diagnósticos,
críticamente esta política publica y, en segundo lugar, incluir una medicamentos u otros tratamientos a partir de problemáticas del ám-
serie de reflexiones acerca de los modos de abordar las problemá- bito escolar. Anexo I, Acta 12/14. Disponible en http://www.jefatura.
ticas en salud mental de niñas, niños y adolescentes en el campo gob.ar/multimedia/files/conisma/Documento_Infancia_y_Medicaliza-
educativo. En este tema será de particular interés tener en cuen- cion-19dic.pdf
ta elementos ligados a la intersectorialidad, las territorialidades y Consejo Federal de Educación (2014) Resolución N° 239/14 “Pautas Fe-
particularidades regionales, y por último el paradigma de derechos derales para el acompañamiento y la intervención de los equipos de
humanos establecidos en las normativas vigentes en materia de apoyo y orientación que trabajan en el ámbito educativo”.
salud mental, derechos del paciente, derechos de infancia y de la Foucault, M. (2007) Nacimiento de la Biopolìtica. Buenos Aires, Fondo de
educación.Finalmente, resultará pertinente la inclusión de datos Cultura Económica.
epidemiológicos y referidos al consumo de medicación en salud Foucault, M. (2008) Historia de la Medicalización, en La vida de los Hom-
mental de niñas, niños y adolescentes. El reciente estudios del OAD bres Infames, Editorial Altamira, La Plata(85-105).
refleja que los consumos de psicofármacos sin prescripción médica Observatorio Argentino de Drogas (2014) Sexto Estudio Nacional sobre Con-
obtienen una tendencia creciente a medida que aumenta la edad de sumo de Sustancias Psicoactivas en Estudiantes de Enseñanza Media.
los adolescentes. Gráfico 3.5., Distribución de la población escolar según edad a la que
consumió psicofármacos por primera vez. Total país, 2014, pág. 25.
Palabras clave Organización de Naciones Unidas (2006) Convención sobre los Derechos
Medicalización, Infancias, Salud mental, Educación de las Personas con Discapacidad.
Plan Nacional de Salud Mental (2013). Ministerio de Salud de la Nación.
ABSTRACT Stolkiner, A. (2012) Infancia y medicalización en la era de “la salud per-
MEDICALIZATION OF CHILDHOODS: PUBLIC POLICY ANALYSIS IN fecta”- Revista Propuesta Educativa Número 37 - Año 21 - Jun. 2012
MENTAL HEALTH AND EDUCATION - Vol 1 - FLACSO ( 28 - 38).
This poster is to analyze a recent public policy linked to medicali-
zation practices in the childhood expressed in the educational field.
It is taken to analyze the document prepared by the National Inter-
ministerial Commission on Mental Health Policy and Addictions (Co-
NISMa) on guidelines to avoid improper use of diagnostics, drugs
or other treatments from problems of schools (CoNISMa, 2014).
First, it is to analyze and critically describe this public policy and,
secondly, to include a series of reflections on the ways to address
mental health problems of children and adolescents in the educa-
tional field. ? In this issue s? Was of particular interest to note linked
to the intersectoral elements, territoriality and regional particula-
rities, and finally the paradigm of human rights established in the
regulations on mental health, patient rights, rights childhood and
education. Finally, it will be appropriate to include epidemiological
data relating to the consumption of medication in mental health
of children and adolescents. The OAD recent studies shows that
the consumption of psychoactive drugs without prescription get an
increasing trend with increasing age of adolescents.

121
EVALUACIÓN DE LAS FUNCIONES YOICAS Y EL
RIESGO SUICIDA EN ADOLESCENTES MIGRADOS
Greco, Nadia Geraldine
Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires. Argentina

RESUMEN BIBLIOGRAFÍA
El presente trabajo se inscribe dentro de la investigación: “Constitu- Aberastury, A. & Knobel, M. (1989). La adolescencia normal. Bs. As.: Edi-
ción psíquica y riesgo suicida en adolescentes migrados” (Beca de torial Paidós
maestría UBACyT 2013-2015), dirigido por la Dra. Viviana Vega. En Achotegui J. (2004). Emigrar en situación extrema. El Síndrome del in-
esta comunicación se transmiten resultados parciales de dicha in- migrante con estrés crónico y múltiple (Síndrome de Ulises). Revista
vestigación, en la que se están evaluando las posibles consecuen- Norte de salud mental de la Sociedad Española de Neuropsiquiatría.
cias del acto migratorio en el aparato psíquico de los adolescentes, Volumen V, Nº 21. pag 39-53
a través del psicodiagnóstico de Rorschach y la aplicación de las Achotegui, J. (2009) Migración y crisis: El síndrome del inmigrante con es-
escalas E.S.P.A. y E.F.Y.R. a fin de evaluar el Potencial de Riesgo trés crónico y múltiple (síndrome de Ulises). Avances en Salud Mental
Suicida y el estado actual de las Funciones Yoicas de Realidad, Relacional Vol. 7, núm.1. Fundación OMIE Rev.Internacional On-Line.
respectivamente. Se trata de un estudio descriptivo y correlacio- Achotegui, J. (2000). Los duelos de la migración: una perspectiva psico-
nal, cuya unidad de análisis son adolescentes migrados entre 13 y patológica y psicosocial. En Medicina y cultura. E. Perdiguero y J.M.
25 años de edad. Para ambas escalas, se han obtenido resultados Comelles (comp). Pag 88-100. Editorial Bellaterra. Barcelona
desagregados a partir de la subfase a la que pertenece cada sujeto Adrados, I. (1977) Teoría e práctica do Teste de Rorschach, Petrópolis, Vozes.
(adolescencia temprana, media y tardía) y de la variable sexo. Benecia, R. (2012). Perfil Migratorio de Argentina. Organización Internacio-
nal para las Migraciones (OIM) Buenso aires, noviembre 2012.
Palabras clave Carbajal, C. (2013) Entrevista para Telam, de Enrique Peláez. Disponible
Adolescentes migrados, Funciones yoicas, Potencial autodestruc- en: http://www.telam.com.ar/notas/201308/28767-la-argentina-es-
tivo, Rorschach el-principal-destino-de-la-migracion-latinoamericana.html
Castro Vázquez, A. (2011). Sos…Soy inmigrante. El síndrome de Ulises.
ABSTRACT Madrid: Ediciones Pirámide.
EVALUATION FUNCTION EGO AND SUICIDAL RISK IN ADOLESCENTS Castro, F. (2011) Cambios en la identidad durante el proceso migratorio.
MIGRATED Memorias del III Congreso Internacional de Investigación y Práctica
This work is part of the research: “psychic constitution and mi- Profesional en Psicología. XVIII Jornadas de Investigación Séptimo En-
grated suicide risk in adolescents” (Masters Scholarship UBACyT cuentro de Investigadores en Psicología del MERCOSUR. Buenos Aires,
2013-2015), led by Dr. Viviana Vega.. In this paper partial results noviembre 2011.
of this research are transmitted, which are evaluating the possible Erikson, Erik(1974). Identidad juventud y crisis. Paidos.
consequences of the immigration act in the psychic apparatus of Grinberg, R. (1998) Identidad y Cambio. Barcelona: Ediciones Paidos Iberica.
adolescents through the Rorschach psycho and implementation of Grinberg, R. (1998) Psicoanalisis de La Migración y del Exilio. Madrid: Alian-
the ESPA scales and E.F.Y.R. to assess the potential suicide risk and za Editorial.
the current state of the Ego Functions of Reality, respectively. This is Nabil Sayed-Ahmad Beiruti. (2008) La inmigración en la encrucijada de la
a descriptive and correlational study, the unit of analysis is migrated adaptación. Norte de Salud Mental Nro. 32, pág. 61-70
adolescents between 13 and 25 years old. For both scales, they Passalacqua, A. y otros (2006) Evaluación del cambio psíquico en diferen-
were obtained from the disaggregated sub-phase to which each tes franjas etarias, aplicación de la EFYR. Comunicación libre presenta-
subject belongs (early, middle and late adolescence) and the sex da en el XXII Congreso Argentino de Psiquiatría: Violencia: Respuestas
variable results. de la Psiquiatría y la Salud Mental, Mar del Plata, Abril de 2006.
Quiroga, S. (1999) El duelo y los procesos identificatorios en la adoles-
Key words cencia media y Duelo, desasimiento y pasaje a vínculos fraternos. En
Adolescents migrated, Ego functions, Self-destructive potential, Quiroga, S. Adolescencia: del goce orgánico al hallazgo de objeto, (pp.
Rorschach 187-214) Buenos Aires: Eudeba.
Seidmann, S. (1990). Migración y cambio: la búsqueda de una identidad.
Oficina de publicaciones de la Facultad de Psicología de la UBA.
Sluzki, C. (1986). Disrupción de la red y reconstrucción de la red en el pro-
ceso de la migración. Sistemas familiares, 2, (1), 21-26.

122
FACTORES TRADICIONALES DE RIESGO
Y PENSAMIENTO CATASTRÓFICO.
RESULTADOS PRELIMINARES EN PACIENTES
VARONES CON SÍNDROME CORONARIO AGUDO
Pereyra Girardi, Carolina; Ofman, Silvia Deborah; Cófreces, Pedro; Stefani, Dorina
Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Argentina

RESUMEN traditional risk factors: family history of coronary heart disease, hy-
La naturaleza de los trastornos coronarios es multifactorial y com- pertension and smoking history. As well as a statistically significant
pleja. Existe evidencia empírica sobre la importancia de factores difference observed in Group I in relation to catastrophic cognition.
psicosociales de riesgo en la enfermedad coronaria. Objetivo: Com- Discussion: The data support the hypothesis formulated in the study
parar factores tradicionales de riesgo coronario y nivel de pensa- and provide empirical evidence for the construction of male locally
miento catastrófico en un grupo de pacientes varones con Síndro- coronary risk profile.
me Coronario Agudo (SCA), respecto a un grupo de varones sin SCA.
Método: Estudio “ex post facto”, de corte transversal, con grupo Key words
cuasi-control. La muestra constó de 156 sujetos varones de 45 a Acute Coronary Syndrome, Traditional risk factors, Catastrophic
75 años de edad, 69 con SCA (Grupo I) y 87 sin SCA (Grupo II-cuasi- Cognitions, Male
control). Se administró el Cuestionario de datos sociodemográficos
y clínicos elaborado “ad hoc” y el Cuestionario de Cogniciones Ca-
tastróficas. Se aplicó la prueba ??² (Ji cuadrado) de independencia
estadística (variables cualitativas) y la prueba “t” de Student para
muestras independientes (variables cuantitativas). Resultados: Se
hallaron diferencias estadísticamente significativas en favor del
Grupo I en los factores de riesgo tradicionales: antecedentes fami-
liares de enfermedad coronaria, hipertensión arterial y anteceden-
tes tabáquicos. Asimismo se evidenció una diferencia estadística-
mente significativa a favor del Grupo I en relación al pensamiento
catastrófico. Discusión: Los datos apoyan la hipótesis formulada en
el estudio y aportan evidencia empírica para la construcción del
perfil masculino de vulnerabilidad coronaria a nivel local.

Palabras clave
Síndrome Coronario Agudo, Factores Tradicionales de Riesgo,
Pensamiento Catastrófico, Varones

ABSTRACT
TRADITIONAL RISK FACTORS AND CATASTROPHIC COGNITIONS.
PRELIMINARY RESULTS IN MALE PATIENTS WITH ACUTE CORONARY
SYNDROME
The nature of coronary disorders is complex and multifactorial. The-
re is empirical evidence about the importance of psychosocial risk
factors in coronary heart disease. Aim: To compare traditional coro-
nary risk factors and level of catastrophic cognitions in a group of
male patients with acute coronary syndrome (ACS), respect a group
of men without ACS. Method: An Ex post facto, cross-sectional with
a quasi-control group study was carried out. The sample consisted
of 156 male subjects 45-75 years of age, 69 with ACS (Group I)
and 87 without ACS (quasicontrol group). A sociodemographic and
clinical data questionnaire “ad hoc” and Catastrophic Cognitions
Questionnaire was administered. The ??² (chi-square) of statistical
independence (qualitative variables) test and the “t” Student test
for independent samples (quantitative variables) was applied. Re-
sults: Statistically significant differences were found in Group I in:

123
UTILIZACIÓN DE UN SISTEMA DE INFORMACIÓN
GEO-REFERENCIADA (GIS) COMO HERRAMIENTA
INTERDISCIPLINARIA DE APOYO PARA PROGRAMAS
DE INTERVENCIÓN PSICOSOCIALES EN GESTIÓN
DE RIESGO
Piñeyro, Diego Raúl
Centro de Invetigaciones Sociales y Humanas para la Defensa, Universidad de la Defensa. Argentina

RESUMEN Key words


Se llevó adelante un programa de intervención psicosocial en la Risk Management, Flooding, Psychosocial Program, Anxiety, Geo -
localidad de El Rodeo (Catamarca), la cual sufrió una importante Referencing System
inundación el 23 de enero de 2014. Como resultado de esta inter-
vención se elaboró un listado de personas afectadas con trastor- BIBLIOGRAFÍA
nos de ansiedad y se capacitó a psicólogos locales, se efectuaron American Psychiatric Association (1994) DSM IV- Diagnostic and Statistical
talleres comunitarios para el intercambio entre los saberes de los Manual of Mental Disorders. Washington: APA.
pobladores y profesionales sobre zonas seguras, vías de escape Bryant, R.A. (2006). Cognitive behavior therapy: Implications from advan-
y necesidades de asistencia de salud entre otros temas. En una ces in neuroscience. En N. Kato, M. Kawata, R.K. Pitman (Eds.), PTSD:
segunda etapa se efectuaron reuniones con representantes de las Brain mechanisms and clinical implications (pp. 255-270). Tokyo:
principales instituciones implicadas en gestión de riesgo (policía, Springer-Verlag.
bomberos, hospital local, defensa civil, iglesia) para elaborar un Caballo V. & Vilchez M. (2000) El tratamiento de los trastornos de ansiedad
protocolo de intervención. La incorporación de un Sistema de In- a las puertas del siglo XXI. Psicología Conductual, 8(2), 173-215.
formación Geo-referenciado, para poder integrar la información de Farchi, M. (2013) Seminario “Estrés y Trauma en Situaciones de Catástro-
los saberes de la Comunidad y los expertos, resultó ser una herra- fe”. Rectorado del Instituto de Enseñanza Superior del Ejército, 7-8 de
mienta de gran valor para los psicólogos en este tipo de tareas, para agosto de 2013.
poder visualizar dinámicamente las distintas zonas inundables, re- Organización Mundial de la Salud (OMS) (2012). Guía para trabajadores de
fugios, rutas de evacuación y lograr acuerdos. campo. Ginebra: Nonserial Publications.
Páez, D., Arroyo, E. y Fernández, I