Anda di halaman 1dari 25

DERECHO ECONOMICO Prof.

Christian Schmitz Vaccaro

Recurso de amparo económico - Jurisprudencia

Recurso de amparo económico rechazado. Naturaleza de las actividades protegidas por esta
acción

En la especie no existe una actividad económica susceptible de ser amparada por el recurso en
cuestión, ya que lo que debe traducir la que se encuentra protegida por el artículo 19 Nº 21 de la
Constitución Política es que ha de tener alguna incidencia en el quehacer económico de la nación y
debe ser susceptible de llevarse a cabo por un número indeterminado de individuos, sujeta a
determinada reglamentación, y su característica esencial debe constituirla el ánimo de lucro de
quien pretenda ejercerla, esto es, debe mediar una retribución monetaria a su ejercicio, pudiendo
ser actividades mineras, agrícolas, agropecuarias, o de manufactura de diversos bienes o, en fin,
de prestación de servicios a terceros. El hecho de que la recurrente pueda obtener alguna
ganancia con la actividad de excavaciones arqueológicas, que pretende, conforme a lo anotado, no
la transforma en actividad de aquellas protegidas por la norma invocada. (Corte Suprema,
sentencia del 24 de septiembre de 2001. Rol 3.272-2001)

Materia Constitucional
Recurso de Amparo Económico (rechazado). No procede por amenaza de la garantía
declarada
Corte de Apelaciones de Antofagasta, sentencia del 5 de enero de 2002, Rol Nº 167.240,
confirmada por la Corte Suprema el 29 de enero de 2002, Rol Nº 329-02

Si bien la jurisprudencia y la doctrina en forma generalizada ha establecido que no procede la


amenaza de perturbación, teniendo presente que el recurso de amparo económico corresponde a
una pretensión cautelar extraordinaria de orden público común para resguardar el libre ejercicio de
una actividad económica, que incluso el legislador la entregó a cualquier persona, traspasándose
desde la acción personal a la acción popular; una amenaza concreta puede perfectamente
perjudicar el desarrollo de una actividad económica lícita y, es justamente este recurso
extraordinario, el que debe cumplir el rol para hacer desaparecer la amenaza y permitir, como el
constituyente lo ha imperativamente señalado, desarrollar dicha actividad, cuyo no es el caso.
A mayor abundamiento, el intento de vender acciones bajo las normas del mercado, y la posibilidad
de adquirir éstas sin la solvencia necesaria, no constituye en sí una infracción o amenaza al
legítimo derecho de realizar una actividad económica, porque corresponde al acreedor tomar las
medidas necesarias para asegurarse el cumplimiento efectivo de la obligación, que por lo demás
en este tipo de actividades es corriente utilizar el derecho de prenda que permite, en cualquier
momento del incumplimiento de la obligación, recuperar el patrimonio, todo lo cual aparece
congruente con propias ofertas acompañadas por la misma recurrente. (Corte de Apelaciones de
Antofagasta, sentencia del 5 de enero de 2002, Rol Nº 167.240, confirmada por la Corte Suprema
el 29 de enero de 2002, Rol Nº 329-02).

1
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Material Constitucional
Amparo económico (Consulta de fallo de primer grado es obligatorio)
Corte Suprema, sentencia del 22 de abril de 2002, Rol Nº 511-02

La circunstancia de que el recurso debe ser declarado inadmisible por extemporáneo, no es óbice
para que se cumpla con el perentorio trámite de la consulta. (Corte Suprema, sentencia del 22 de
abril de 2002, Rol Nº 511-02)

Recurso de amparo económico rechazado (a través de esta acción no se investiga conducta


ilegal o arbitraria del recurrido)
Corte Suprema, sentencia del 5 de marzo de 2002, Rol Nº 4.749-01. En el mismo sentido rol Nº
129-02, de la misma fecha

La facultad del tribunal en este procedimiento, se limita a establecer únicamente, si es efectiva o no


la denuncia, en términos que la actuación de la autoridad recurrida impida o no la actividad
económica por aquella desarrollada y no a revisar la legalidad o arbitrariedad del proceder
impugnado, sino sólo la violación de las garantías plasmadas en alguno de los dos incisos del
número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la República. (Corte Suprema, sentencia
del 5 de marzo de 2002, Rol Nº 4.749-01. En el mismo sentido rol Nº 129-02, de la misma fecha)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico (Objetivo y limitaciones para su interposición)
Corte de Apelaciones de Chillán, sentencia del 12 de febrero de 2002, Rol Nº 2.562, confirmada
por la Corte Suprema el 14 de marzo de 2002, Rol Nº 802-2

Si bien es cierto que conforme al artículo 19 Nº 21 de la Constitución Política de la República


cualquier persona puede intentar la acción de protección económica, aun sin tener interés en ello,
no es menos verdad que es indispensable que la acción se funde en hechos reales, efectivos,
concretos y determinados que impidan el derecho a desarrollar la actividad económica,
resguardado en el artículo 21 de la Carta Fundamental, y no en simples amenazas de perturbación
o infracciones de otro orden, porque de ser así, este recurso se transformaría en un grave
obstáculo al progreso y avance de toda actividad industrial, comercial o, en general, de orden
público económico impidiendo todo género de competencia, como lo pretende la recurrente al
manifestar que los hechos en que funda su acción han provocado una pérdida. (Corte de
Apelaciones de Chillán, sentencia del 12 de febrero de 2002, Rol Nº 2.562, confirmada por la Corte
Suprema el 14 de marzo de 2002, Rol Nº 802-2)

2
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Acciones que tutelan la garantía establecida en el Nº 21 del artículo 19 de la Constitución
Política.
Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia del 31 de diciembre de 2001, Rol Nº 4.031-01,
confirmada por la Corte Suprema el 19 de marzo de 2002, Rol Nº 512-02

El legislador ha resguardado la garantía del artículo 19 Nº 21 de la Constitución Política de la


República por dos vías, a través de la acción de protección contemplada en el artículo 20 de la
Carta Fundamental, y por la acción llamada de amparo económico que establece el artículo único
de la ley antes citada.

Para accionar por la primera se requiere ser titular de alguno de los derechos y garantías a que se
refiere el citado artículo 20 de cuyo ejercicio legítimo se vea privado, perturbado o amenazado por
actos u omisiones arbitrarias o ilegales.

Para accionar por la segunda vía es necesario que se impida el derecho a desarrollar cualquier
actividad económica que cumpla las exigencias de respeto a la moral, al orden público y seguridad
nacional, y que se desenvuelva en el marco regulatorio legal que corresponda; y también, lo que
no es el caso, que el Estado se coloque en situación de infracción a lo señalado en el inciso 2º del
numeral 21 del mencionado artículo 19. (Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia del 31 de
diciembre de 2001, Rol Nº 4.031-01, confirmada por la Corte Suprema el 19 de marzo de 2002, Rol
Nº 512-02)

Materia Constitucional
Recurso de Amparo Económico rechazado. Facultades de la Superintendencia de
Instituciones de Salud Previsional
Corte Suprema, sentencia de 4 de junio de 2002, Rol Nº 1.630

Procede rechazar el recurso de Amparo Económico interpuesto por un médico contra el Ministro de
Salud a fin de que se le garantice ser un prestador de salud en los mismos términos que aquellos
otros profesionales que actualmente son reconocidos por el sistema legal, en atención a que de
conformidad a la ley Nº 18.933, que crea la Superintendencia de Instituciones de Salud Previsional
y dicta normas para el otorgamiento de prestaciones por Isapres, es a esta institución a la que
corresponde decidir, soberanamente, a quienes admiten a su sistema, lo que no viene a ser sino
una concreción del principio de libre contratación. (Corte Suprema, sentencia de 4 de junio de
2002, Rol Nº 1.630)

3
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico. Tribunal competente
Corte de Apelaciones de Valparaíso, sentencia de 31 de mayo de 2002, Rol Nº 634-01, Corte
Suprema, sentencia de 2 de julio de 2002, Rol Nº 2.134-01

El artículo único de la ley Nº 18.971, en cuanto a los Tribunales competentes para conocer de esta
acción de amparo económico, dispuso que será tribunal competente la Corte de Apelaciones
respectiva, la que no podrá ser otra que aquella en la que se dictó el acto en que se hubiera
producido la infracción. (Corte de Apelaciones de Valparaíso, sentencia de 31 de mayo de 2002,
Rol Nº 634-01, Corte Suprema, sentencia de 2 de julio de 2002, Rol Nº 2.134-01)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico y recurso de protección. Interposición sucesiva de estas
acciones
Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de fecha 12 de mayo de 2002, Rol Nº 1.709-02, Corte
Suprema confirmó, sentencia de 4 de julio de 2002, Rol Nº 2.285-02

No concurre en la especie la situación de litis-pendencia, y toda vez que la garantía del orden
público económico –resguardada en algunos de sus aspectos en el Nº 21 del art. 19 de la Carta
Fundamental– puede ser cautelada conjunta o indistintamente a través de los recursos de
protección y amparo económico sin que la previa interposición del primero enerve o afecte la
admisibilidad del último. (Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de fecha 12 de mayo de
2002, Rol Nº 1.709-02, Corte Suprema confirmó, sentencia de 4 de julio de 2002, Rol Nº 2.285-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Locales con patente en diversas comunas)
Corte Suprema, sentencia de 9 de julio de 2002, Rol Nº 2183-02

De acuerdo con el art. 25 del D.L. Nº 3.063 sobre rentas municipales, el contribuyente con locales
en diversas comunas, cualquiera que sea su naturaleza jurídica, deberá pagar las patentes
proporcionalmente por cada una de las unidades. En el caso de autos el recurrente contaba sólo
con una patente otorgada en uno de los municipios, de suerte que la clausura de que se trata no
puede ser reprochada de ilegal (Corte Suprema, sentencia de 9 de julio de 2002, Rol Nº 2183-02)

4
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado. (Finalidades y características de la acción)
Corte Suprema, sentencia de 15 de julio de 2002, Rol Nº 2287-02

La acción contemplada en la Ley Nº 18.971 tiene por finalidad iniciar una investigación para
verificar alguna de las dos garantías que contiene el art. 19, Nº 21 de la Constitución y no
constituye propiamente un juicio, puesto que no existe contienda entre partes ni existen las
ritualidades propias de un procedimiento controversial. Sencillamente se constata si ha habido o no
infracción a la garantía invocada y, en caso positivo, el Tribunal ha de limitarse a declararlo, sin
que sea pertinente adoptar ninguna medida concreta, porque la ley no lo ha dispuesto así y porque
el hacerlo importaría una vulneración del art. 6º de la misma Carta. (Corte Suprema, sentencia de
15 de julio de 2002, Rol Nº 2287-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado. Empresa de Transporte de pasajeros no infringe
disposición del Nº 21 artículo 19 de la Constitución Política
Corte Suprema, sentencia de 30 de julio de 2002,Rol 2411-02

En el presente caso se ha denunciado la infracción del inciso 1º del Nº 21 del artículo 19 de la


Constitución Política, por cuanto una empresa de transporte de pasajeros realizaría prácticas
ilegales, consistentes "vociferando en forma constante, a viva voz la salida de buses por precios
atractivos", muy inferiores a los que cobra la empresa denunciante.

Esta Corte estima que lo denunciado se enmarca más propiamente en un problema de libre
competencia, que corresponde discutir en otra sede diversa, así como la posible vulneración del
Decreto Supremo Nº 212, que se ha de denunciar ante otras autoridades (Corte Suprema,
sentencia de 30 de julio de 2002,Rol 2411-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico. Especificación del plazo para su interposición
Corte Suprema, sentencia de 12 de agosto de 2002, Rol Nº 2776-02

Es útil puntualizar que la cuestión del plazo para acudir de amparo económico debe ser
enteramente concreta y objetiva, toda vez que el término de seis meses se cuenta "desde que se
hubiere producido la infracción", según la ley (Corte Suprema, sentencia de 12 de agosto de 2002,
Rol Nº 2776-02)

5
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico acogido (Nº 21, artículo 19 de la Constitución Política)
Indebida prohibición para venta y distribución de periódico
Corte Suprema, sentencia de 22 de agosto de 2002, Rol Nº 2.896-02

Infringe la disposición contenida en el Nº 21 del artículo 19 de la Constitución el acuerdo del


Sindicato Profesional de suplementeros en el sentido "de no se debe exhibir y vender un
determinado periódico regional." (Corte Suprema, sentencia de 22 de agosto de 2002, Rol Nº
2.896-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Identidad del perjudicado)
Corte Suprema, sentencia de 9 de septiembre de 2002, Rol 2.951-02

Si bien el amparo económico es una acción popular, se debe poner en conocimiento del Tribunal la
identidad de quien o quienes han sufrido un perjuicio y tengan, por lo tanto, interés actual, aún
cuando el denunciante carezca de él.
Debe también consignarse con claridad en que forma se ha producido la alteración a las garantías
invocadas, lo que en la especie no se ha cumplido (Corte Suprema, sentencia de 9 de septiembre
de 2002, Rol 2.951-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Para conceder patente de alcoholes el Alcalde
precisa acuerdo del Concejo)
Corte Suprema, sentencia de 23 de septiembre de 2002, Rol Nº 3.355-02

La ley Nº 18.695 establece que es atribución del Alcalde el otorgamiento de patentes de "cabarets",
pero el artículo 65 del mismo texto legal estatuye que el dicho personero requiere del acuerdo del
respectivo Concejo del Municipio para hacerlo si se trata de establecimientos en el que se efectúa
consumo de alcohol (artículo 140, letra d) de la Ley Nº 17.105).
Es norma además prescribe que el otorgamiento, renovación, caducidad o traslado de las mismas,
"se practicará previa consulta a las Juntas de Vecinos respectivas". En el caso de autos el Concejo
no otorgó su acuerdo al respecto (Corte Suprema, sentencia de 23 de septiembre de 2002, Rol Nº
3.355-02)

6
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Nº 21, artículo 19 de la Constitución Política)
Otorgamiento de Tarjeta Estudiante no vulnera desarrollo de actividad económica
Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de 19 de agosto de 2002, Rol Nº 2.788-02. La Corte
Suprema confirmó el 3 de octubre de 2002, Rol Nº 3.668-02

La Tarjeta Estudiante constituye una mera liberalidad de la confederación gremial del Consejo
Superior del Transporte Público Terrestre de Chile que no vulnera el desarrollo a cualquier
actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional,
único fundamento procedente de la acción de amparo económico (Corte de Apelaciones de
Santiago, sentencia de 19 de agosto de 2002, Rol Nº 2.788-02. La Corte Suprema confirmó el 3 de
octubre de 2002, Rol Nº 3.668-02)

Materia Constitucional
Recurso de Amparo Económico rechazado (Constitución Política de la República artículo 19
Nº 21). Restricción vehicular decretada con fundamento legal
Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de 14 de mayo de 2002, Rol Nº 1.388-02, confirmada
Corte Suprema, sentencia de 5 de junio de 2002, Rol Nº 1.811-02

El Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones de acuerdo con la ley Nº 18.059 tiene carácter


de organismo rector en materia de tránsito y transporte en el país. Similar mandato emana de los
artículos 89 y 118 de la ley Nº 18.290, en cuanto se le faculta para establecer restricciones a la
circulación de vehículos, sin excepción alguna, cuando exista una "causa justificada" que la motive,
como la contaminación, condiciones de seguridad, congestión, etc.
En el presente caso la resolución impugnada aparece justificada por cuanto propende a un uso
más racional de las vías de la ciudad, que reduzcan la congestión, como única forma de mejorar la
calidad de vida a los habitantes. (Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de 14 de mayo de
2002, Rol Nº 1.388-02, confirmada Corte Suprema, sentencia de 5 de junio de 2002, Rol Nº 1.811-
02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Materia denunciada no es propia de esta acción)
Concepto de "actividad económica"
Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de 13 de agosto de 2002, Rol N° 3.170-02. La Corte
Suprema declaró extemporánea la acción, el 23 de octubre de 2002, Rol N° 3.354-02

I.- El recurso está destinado a proteger a los particulares en sus actividades económicas y no a
resolver cuestiones relativas a los contratos que éstos puedan celebrar con el Estado. Tales
conflictos deben dirimirse en un juicio de lato conocimiento.

7
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

II.- Se entiende por actividad económica toda aquélla destinada a producir un beneficio pecuniario,
actividad que particularmente en nuestro país está entregada a los particulares, de manera que
para su desarrollo celebran actos y contratos, ya sea por particulares entre sí o entre éstos y el
Estado, quien para estos efectos actúa como un particular empero sujeto a ciertas formalidades
establecidas en la ley (Corte de Apelaciones de Santiago, sentencia de 13 de agosto de 2002, Rol
N° 3.170-02. La Corte Suprema declaró extemporánea la acción, el 23 de octubre de 2002, Rol N°
3.354-02)

Materia Constitucional
Amparo económico rechazado (Orientación jurisprudencial)
Corte de Apelaciones de Concepción, sentencia de 9 de diciembre de 2002, Rol Nº 3.617-02. La
Corte Suprema confirmó, el 6 de enero de 2003, Rol Nº 5.136-02

Tratándose del amparo económico, la doctrina jurisprudencial se ha orientado en el sentido que si


se comprueba la infracción al Nº 21 del artículo 19 de la Constitución, el fallo deberá así declararlo,
pero sin que el tribunal quede en situación de adoptar alguna medida al respecto, puesto que la
Ley Nº 18.971 que lo estableció, no lo autoriza, y conforme a lo previsto en el artículo 7º de la
Constitución, ninguna magistratura puede atribuirse otra autoridad o derechos que los que
expresamente se les hayan conferido, siendo nulo los actos que contravengan esta norma.
La sentencia definitiva en este tipo de asuntos es meramente declarativa y ha de limitarse a indicar
cuál es la infracción y el modo como se ha cometido (Corte de Apelaciones de Concepción,
sentencia de 9 de diciembre de 2002, Rol Nº 3.617-02. La Corte Suprema confirmó, el 6 de enero
de 2003, Rol Nº 5.136-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (No procede contra resolución judicial)

El amparo económico sólo tiene como objetivo según la normativa que lo estableció (artículo único
de la Ley Nº 18.971) averiguar si ha existido o no infracción a alguno de los dos incisos del Nº 21
del artículo 19 de la Constitución. Esta no es el caso del recurso de autos en que se solicita la
revisión de una resolución dictada con carácter cautelar por un juez del crimen.
Por otra parte que el control de la legalidad de las actuaciones que se produzcan en la tramitación
de un proceso criminal queda entregado a la Corte de Apelaciones respectiva (Corte Suprema,
sentencia de 20 de enero de 2003, Rol Nº 4.932-02)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Su improcedencia para impugnar multa impuesta
por el Servicio de Salud)

8
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

El Servicio Nacional de Salud dictó resolución que impone multas a empresa por haber hecho
descarga de residuos en terrenos particulares, medida que no se puede impugnar por la acción de
amparo económico desde el momento que ello no se encuadra con la finalidad que prevé la
normativa que lo estableció.
En efecto, el amparo económico tiene por finalidad averiguar si ha existido o no infracción a alguno
de los dos incisos del Nº 21 del artículo 19 de la Constitución, lo que no es el caso del denunciante
(Corte Suprema, sentencia de 20 de enero de 2003, Rol Nº 4.716-02)

Materia Constitucional
Amparo económico rechazado (Finalidad de la acción)
Corte Suprema, sentencia de 31 de marzo de 2003, Rol Nº 937-03

La presente denuncia no tiene la finalidad de asegurar un determinado nivel de ganancia en el


ejercicio de una actividad o giro económico determinados, ya que ellos son, por esencia riesgosos,
particularmente en una economía de mercado como la chilena y ninguna disposición legal ni fallo
judicial puede asegurar un cierto lucro.
En efecto, su única finalidad es constatar la infracción a cualquier de los dos incisos del número 21
del artículo 19 de la Carta fundamental, lo que en la especie no ha ocurrido, según se desprende
de los antecedentes reunidos (Corte Suprema, sentencia de 31 de marzo de 2003, Rol Nº 937-03)

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado (Nº 21 artículo 19 de la Constitución Política)
Negativa municipal para conceder autorización para la explotación de una playa de
estacionamiento vehicular
Corte Suprema, sentencia de 1 de abril de 2003, Rol Nº 712-03

El presente recurso ha sido interpuesto contra alcalde municipal por haber negado autorización
para explotación de playa de estacionamiento vehicular.
Sobre el particular es conveniente tener presente, que la noción de la denuncia de amparo
económico no puede constituirse en una vía de impugnación de resoluciones adoptadas por
autoridades administrativas, que en uso de las atribuciones que le otorga la ley, como lo ha sido en
el actual evento, porque de otro modo serían los tribunales los que llevarían el manejo de todo
aparato administrativo estatal, en circunstancia que el objetivo de la denuncia consiste únicamente
en la constatación de alguna infracción a cualquiera de los dos incisos del artículo 19 de la Carta
Fundamental (Corte Suprema, sentencia de 1 de abril de 2003, Rol Nº 712-03)

9
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Materia Constitucional
Recurso de amparo económico rechazado. Alcance sobre impugnación a facultades de
entes administrativos
Corte Suprema, sentencia de 7 de mayo de 2003, Rol Nº 1.8-03

No puede resultar admisible que el recurso de amparo económico se constituya o transforme en


una suerte de medio de impugnación de todo tipo de resoluciones dictadas por autoridades
administrativas especializadas, que éstas adopten contando, en cada caso específico, con los
antecedentes del caso, tal como se aprecia en la especie, en que el servicio de aduanas es una
institución que cuenta con sus propias facultades y en que existen medios propios y especiales
para reclamar de lo por ella resuelto (Corte Suprema, sentencia de 7 de mayo de 2003, Rol Nº 1.8-
03)

[Jp] Procedencia del Recurso de Amparo Económico en el caso del inciso 2º del art. 19, Nº
21 de la Constitución

DOCTRINA:

• Es procedente el Recurso de Amparo Económico en el caso del inciso 2º del art. 19, Nº 21
de la Constitución

Santiago, veintitrés de septiembre del año dos mil tres.


Vistos: Se reproduce la sentencia en alzada, con excepción de sus considerandos segundo y
siguientes, que se eliminan. Y se tiene en su lugar y, además, presente:

1º) Que, como ya lo ha expresado esta Corte Suprema, con reiteración, conociendo de asuntos
como el planteado en estos autos, el artículo único de la Ley Nº 18.971, bajo el título de Establece
recurso especial que indica, creó el comúnmente denominado recurso de amparo económico,
acción que deriva su apelativo del procedimiento aplicable a su tramitación;

2º) Que el inciso primero de dicho precepto prescribe que Cualquier persona podrá denunciar las
infracciones al artículo 19, número 21, de la Constitución Política de la República de Chile; el inciso
segundo dispone que el actor no necesita tener interés en los hechos denunciados y, el tercero,
luego de fijar el plazo en que se debe interponer - seis meses contados desde que se hubiere
producido la infracción-, de consagrar como formalidad y procedimiento las normas del recurso de
amparo y de establecer que su conocimiento corresponde en primera instancia a la Corte de
Apelaciones respectiva, ordena que, Deducida la acción, el tribunal deberá investigar la infracción
denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta el fallo definitivo. Los dos incisos finales se r
efieren, el primero, al recurso de apelación, y el último, a la responsabilidad por los perjuicios
causados, si se estableciere fundadamente que la denuncia carece de toda base;

3º) Que, como se advierte de lo anotado, el recurso o denuncia que se analiza tiene la finalidad de
que un tribunal de justicia compruebe la existencia de una infracción a la garantía constitucional del
número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la República. Esta disposición, en estricto
rigor, contiene en verdad dos garantías: la primera, consistente en el derecho a desarrollar

10
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

cualquiera actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad
nacional, respetando las normas legales que la regulen, y la segunda, conforme al inciso 2º de esa
norma, referida a la circunstancia de que el Estado y sus organismos pueden desarrollar
actividades empresariales o participar en ellas, sólo si una ley de quórum calificado lo autoriza,
inciso que también dispone que tales actividades estarán sometidas a la legislación común
aplicable a los particulares;

4º) Que como surge de lo que se ha expuesto, la posibilidad de efectuar denuncias al tenor del
artículo único de la aludida Ley Nº18.971 abarca los dos incisos del artículo 19, número 21 de la
Carta Fundamental, porque éste así lo dispone en forma expresa cuando señala lo que ya se
adelantó, en orden a que: Cualquier persona podrá denunciar las infracciones al artículo 19,
número 21.... Tratándose de una norma de un tenor tan claro, no se divisa de qué manera podría
restringirse la denuncia y correspondiente indagación tan sólo a una de las dos garantías que se
protegen por el indicado precepto constitucional. En efecto, no hay ninguna circunstancia que
permita una interpretación diferente, en orden a que ella estaría limitada únicamente al inciso
segundo de la norma de la Carta Fundamental, y cualquier otro entendimiento carece de asidero
jurídico y contraría el claro sentido de la misma, que se desprende de su tenor literal, ya
reproducido;

5º) Que, en la especie, don Carlos Droppelmann Richards, Gerente General y en representación
de la institución denominada Valparaíso Sporting Club S.A. ha denunciado, a fs.1, la infracción del
inciso primero del número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la República. Se habría
perpetrado, según manifiesta, por la Sra. Subsecretaria de Hacienda doña María Eugenia Wagner
Brizzi, por ser ésta autora y haber suscrito el Oficio Ordinario Nº1086, de 5 de Diciembre del año
2002, el que infringiría el derecho constitucional de la denunciante, de poder desarrollar una
actividad económica lícita, consagrado en el precepto. Sucintamente, se puede añadir que la
materia se ocupa de la actividad consistente en la captación de apuestas en Chile en las sedes del
Sporting Club, sobre la base de carreras de caballos, que se transmiten por señal televisiva desde
el extranjero, particularmente, proveniente del Hipódromo de Palermo, República de Argentina,
técnica conocida como simulcasting;

6º) Que, en las condiciones consignadas, no ha podido la sentencia en alzada estimar inadmisible
el denuncio de amparo económico, bajo la premisa de que no se ha dirigido en contra del Estado
actuando como ente económico, en una postura jurídica que claramente refleja la doctrina de que
éste sería procedente tan sólo respecto de las infracciones al inciso segundo del precepto
constitucional de que se trata, predicamento que, a la luz de lo expuesto, resulta equivocado y
carente de sustentación en derecho.

De conformidad, asimismo, con lo que dispone el artículo único de la Ley Nº18.971, se revoca la
sentencia apelada, de seis de agosto último, escrita a fs.74 y se declara que el denuncio de
amparo económico formulado en lo principal de la presentación de fs.1 es admisible, debiendo
devolverse los autos a la Corte de Apelaciones de Santiago, a fin que su Octava Sala proceda a
dictar sentencia resolviendo y pronunciándose sobre el fondo del asunto. Regístrese y devuélvase,
con sus agregados.

Redacción a cargo del Ministro Sr. Yurac.

Rol Nº3.496-2003.

Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez; Sr. Domingo
Yurac; Sr. Humberto Espejo y Srta. María Antonia Morales; y el Abogado Integrante Sr. Manuel
Daniel. No firman los Ministros Sr. Yurac y Srta. Morales, no obstante haber concurrido a la vista
del recurso y acuerdo d el fallo por estar con permiso el primero y en comisión de servicios la
segunda.

11
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Mario Enrique Aguila Inostroza


Abogado P.U.C. - http://aucia.cl
Editor http://colegioabogados.org

Jp] Finalidad del amparo económico

DOCTRINA:
• Finalidad del amparo económico; las dos hipótesis que contempla la ley 18.971
• Diferencia de requisitos con el recurso de protección; no es necearia la existencia de
acto arbitrario o ilegal
• Suprema denuncia mal uso del recurso para impugnar ciertos actuaciones
administrativas y jurisdiccionales

Santiago, seis de noviembre del año dos mil tres.

Vistos: Se efectúan las siguientes modificaciones a la sentencia en alzada: a) Se suprimen sus


considerandos cuarto a séptimo, ambos inclusives; y b) Se substituyen las expresiones recurrida
que se contienen en su motivo primero y recurrente en el segundo, por denunciada y denunciante,
respectivamente. Y se tiene en su lugar y, además, presente:

1º) Que el artículo único de la Ley Nº18.971, bajo el título de Establece recurso especial que indica,
ha creado el comúnmente denominado recurso de amparo económico, acción que deriva su
apelativo del procedimiento aplicable a su tramitación;

2º) Que el inciso primero de dicho precepto prescribe que Cualquier persona podrá denunciar las
infracciones al artículo 19, número 21, de la Constitución Política de la República de Chile; su
inciso segundo dispone que el actor no necesita tener interés en los hechos denunciados y, el
tercero, luego de fijar el plazo en que se debe interponer - seis meses contados desde que se
hubiere producido la infracción-, de consagrar como formalidad y procedimiento las normas del
recurso de amparo y de establecer que su conocimiento corresponde en primera instancia a la
Corte de Apelaciones respectiva, prescribe que, Deducida la acción, el tribunal deberá investigar la
infracción denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta el fallo definitivo. Los dos incisos
finales se refieren, el primero, al recurso de apelación, y el último, a la responsabilidad por los
perjuicios causados, si se estableciere fundadamente que la denuncia carece de toda base;

3º) Que, como se advierte de lo expresado, el recurso o denuncia de que se trata tiene la finalidad
de que un tribunal de justicia compruebe la existencia de una infracción a la garantía constitucional
del número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, precepto que, en estricto
rigor, contiene dos: la primera, consistente en el derecho a desarrollar cualquiera actividad
económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando
las normas legales que la regulen, y la segunda, conforme al inciso segundo de esa norma,
referida a la circunstancia de que el Estado y sus organismos pueden desarrollar actividades
empresariales o participar en ellas, sólo si una ley de quórum calificado lo autoriza, inciso que
también dispone que tales actividades estarán sometidas a la legislación común aplicable a los
particulares;

12
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

4º) Que cabe además puntualizar que, para el acogimiento de la denuncia, en los términos de la
Ley Nº18.971, es necesario que el tribunal investigue y constate la o las infracciones
denunciadas, lo que en el presente caso se traduce en averiguar si existen los hechos que la
constituirían, si son o no susceptibles de plantearse por la presente vía, y si ellos importan
una alteración de la actividad económica de la recurrente -debiendo existir, en relación con
esto último, una relación o nexo causal-, que es lo que se ha invocado en la especie, sin que
deba indagarse, necesariamente, respecto de la arbitrariedad o ilegalidad de la conducta
reprochada pues esto es más propio del recurso de protección, establecido precisamente para
dicho objeto y que constituye el matiz que lo diferencia con el presente denuncio-, ya que lo que se
debe determinar es si ésta perturba o no la actividad económica ejercida conforme a las normas
legales que la regulen, de quien formula la denuncia o de aquella en cuyo interés se efectúa la
misma;

5 º) Que, en la especie, concurrió a denunciar la infracción del inciso primero del número 21 del
artículo 19 de la Constitución Política de la República, la empresa llamada Complejo Manufacturero
de Equipos Telefónicos S.A.C.I., contra doña Olga Feliú Segovia. En el libelo pertinente se expone
que esta persona tiene la calidad de árbitro arbitrador, en cuanto al procedimiento y de derecho en
cuanto al fallo, respecto de las controversias jurídicas existentes entre la denunciante y la empresa
Enersis S.A. y que han surgido de las diferentes interpretaciones que las partes han hecho sobre el
cumplimiento, alcance y duración del contrato de apoyos, celebrado por escritura pública, el 2 de
octubre de 1995. El procedimiento fue comenzado por Enersis S.A., al estimar que la denunciante
no estaba dando cumplimiento cabal al contrato referido y solicitando el pago de ciertas sumas,
pero la pretensión de dicha empresa no se ha ajustado a las disposiciones que rigen la materia
objeto de la disputa, de la Ley General de Servicios Eléctricos.

6º) Que la denunciante estima que Enersis debió sujetarse al procedimiento que implicaba la
constitución de un Tribunal Arbitral de tres miembros y sin embargo, -expone-el Séptimo Juzgado
Civil de Santiago designó a la denunciada, la que le notificó el 1 de abril de 2002 de la constitución
del compromiso y, desde entonces, su tarea primordial ha sido poner en conocimiento de aquélla
que el procedimiento arbitral que tramita no respeta las disposiciones contenidas en el D.F.L. Nº1
de Minería, por lo que debería declinar el conocimiento del asunto sometido a su decisión; pero
ninguna de las presentaciones efectuadas en tal sentido ha prosperado;

7º) Que, finalmente, se consigna que el juicio arbitral se encuentra en la actualidad con el término
probatorio concluido, siendo inminente la dictación de resolución que cite a las partes a oír
sentencia;

8º) Que basta lo sucintamente expuesto para apreciar que la denuncia efectuada carece de base.
En efecto, como antes se dijo, lo que verdaderamente importa indagar en el presente tipo de
asuntos, es si la actuación que se pone en conocimiento de los tribunales afecta o no alguna de las
garantías constitucionales protegidas, en este caso particular, la invocada del inciso primero del
número 21 del artículo 19 de la Carta Fundamental;

9º) Que, sin embargo, tal como se advierte de lo expuesto y de los antecedentes del proceso, en la
especie, lo que se ha intentado por la denunciante es impugnar actuaciones jurisdiccionales,
concretamente de la juez árbitro señora Olga Feliú, pretextando que no compete a ésta incoar un
proceso, porque la materia debería ser conocida por otro tribunal arbitral, compuesto de tres
miembros. Dicha finalidad es totalmente ajena a los propósitos que la ley le ha asignado al
denuncio de que se trata y cualquiera impugnación que se intente respecto de dicho procedimiento
arbitral, debe serlo a través de los medios o recursos que la ley ha establecido precisamente para
ello;

13
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

10º) Que, finalmente y en relación con lo anteriormente expuesto, debe consignarse que esta
Corte Suprema ha sido reiterativa en expresar, con ocasión de haber conocido de
innumerables recursos como el de autos, en la impropiedad que significa utilizar el presente
denuncio como una forma de impugnar toda suerte de actuaciones, resoluciones o
decisiones de autoridades administrativas especializadas e incluso jurisdiccionales siendo
este último el caso de autos, en que la institución de los jueces árbitros se encuentra consagrada
en el título IX del Código Orgánico de Tribunales, artículos 222 y siguientes, denominado
precisamente de los Jueces Arbitros-, que éstas han adoptado o realizado, en el ámbito propio de
sus respectivos quehaceres y contando con antecedentes suficientes, como ha ocurrido en el
presente caso.

De conformidad, asimismo, con lo que dispone el artículo único de la Ley Nº18.971, se confirma la
sentencia apelada, de once de septiembre último, escrita a fs. 450.

Regístrese y devuélvase, con sus agregados. Redacción a cargo del Ministro Sr. Oyarzún. Rol
Nº4243-2003.

Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez; Sr. Humberto
Espejo; Srta. María Antonia Morales y Sr. Adalis Oyarzún; y el Abogado Integrante Sr. Manuel
Daniel. No firma el Ministro Sr. Espejo no obstante haber concurrido a la vista del recurso y
acuerdo del fallo por estar en comisión de servicios. Autorizado por la Secretaria Subroga nte Sra.
Marcela Paz Urrutia Cornejo

Mario Enrique Aguila Inostroza


Abogado P.U.C. - http://aucia.cl
Editor General

Jp] Para que prospere un amparo económico, debe ejercerse legalmente una actividad
económica

DOCTRINA:

• Para que prospere un amparo económico, debe ejercerse una actividad económica,
pero de manera legal
• Si se clausura planta industrial por violar el uso de suelo permitido, no se da el
presupuesto para acoger un amparo económico

Santiago, veinte de enero del año dos mil cuatro.

Vistos:

Se efectúan las siguientes modificaciones al fallo consultado: a) Se eliminan sus considerandos


primero a tercero; y b) Se substituyen las siguientes expresiones que en él se contienen, del
siguiente modo: recurrentes por denunciantes, y recurrida por denunciada. Y se tiene, además,
presente:

14
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

1º) Que de conformidad con lo que prescribe el artículo único de la Ley Nº18.971 Cualquier
persona podrá denunciar las infracciones al artículo 19 Nº21, de la Constitución Política de la
República de Chile. Por su parte, el artículo referido, consigna que: La Constitución asegura a
todas las personas:...21º El derecho a desarrollar cualquiera actividad económica que no sea
contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional, respetando las normas legales que
la regulen;

2º) Que la disposición constitucional transcrita puede ser objeto de diversos análisis, pero sin
embargo, para efectos de resolver sobre la presente denuncia, todo lo que interesa es
destacar que la actividad económica de que se trate y cuyo ejercicio garantiza el texto
constitucional transcrito, debe desarrollarse respetando las normas legales que la regulen;

3º) Que, no obstante, en el caso de la especie, tal presupuesto no concurre. En efecto, el


Municipio denunciado procedió a clausurar la planta de extracción de puzolana y/o pomacita
que explotaba la empresa LACMO Ltda. y en donde laboraban los denunciantes, debido a
que dicha actividad se ejecutaba en contravención a lo dispuesto por el artículo 8.3.1.3 del
Plan Regulador Metropolitano de Santiago, ya que se llevaba a cabo en una zona en que tal
actividad no está permitida, en razón del uso del suelo. Además, se vulneraban con dicha
actividad la Ley General de Urbanismo y Construcciones y la Ley de Bases Generales del Medio
ambiente, debiendo destacarse la circunstancia de que la referida actividad tenía un informe
desfavorable, de la Comisión Regional Metropolitana del Medio Ambiente;

4º) Que la expuesta constituye, entonces, razón bastante para desestimar el denuncio de amparo
económico deducido a fs.1. De conformidad con lo expuesto y lo que dispone el artículo único de la
Ley Nº18.971, se aprueba la sentencia en consulta, de doce de noviembre último, escrita a fs. 46.
Regístrese y devuélvase, con sus agregados.

Redacción a cargo de la Ministra Srta. Morales. Rol Nº5330-2003.

Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez, Sr. Domingo
Yurac, Srta. María Antonia Morales y, los Abogados Integrantes Sr. José Fernández y Sr. Arnaldo
Gorziglia. No firma no obstante haber estado en la vista de la causa y acuerdo del fallo el Abogado
Integrante Sr. Gorziglia, por encontrarse ausente Autorizado por la Secretaria Subrogante Sra.
Marcela Paz Urrutia Cornejo

Jp] Limitación de apelaciones en amparo económico

DOCTRINA:
• Es inapelable la resolución de una Corte de Apelaciones que no dio tramitación a un
recurso de apelación en contra de la resolución que declaró inadmisible un amparo
económico (sin pronunciarse sobre el fondo)

Santiago, veintiuno de enero del año dos mil cuatro.

15
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Vistos: En estos autos rol Nº 4815-2003 comparece, a fs.2, el abogado don Ziad Manzur Castro,
indicando que lo hace por el recurrente, en relación con los autos sobre Recurso de Amparo
Económico Rol de ingreso de la Corte de Apelaciones de Santiago Nº 6870-2003, interponiendo
recurso de hecho contra la resolución de fecha tres de noviembre último, por medio de la cual
dicho tribunal negó lugar, por estimarlo improcedente, conceder el recurso de apelación deducido
contra la resolución de veinte de octubre del año dos mil tres.

Esta última declaró inadmisible el señalado denuncio de amparo económico. Explica el recurrente
de hecho que el 16 de octubre último interpuso recurso de amparo económico y que la Corte de
Apelaciones de Santiago, el 20 del mismo mes, proveyéndolo, lo declaró inadmisible, por lo que el
día 25 interpuso recurso de apelación contra tal resolución, al que la Corte referida, el 3 de
noviembre declaró que no ha lugar por improcedente. Fundando el recurso, señala que la Ley Nº
18.971 reglamentó en su artículo único el denominado Recurso de amparo económico, refiriéndose
al recurso de apelación únicamente en lo relativo a la sentencia definitiva, omitiendo hacerlo
respecto de otras resoluc iones. De ello concluye que deben aplicarse las disposiciones comunes a
todo procedimiento contenidas en los artículos 1al 252 del Código de Procedimiento Civil, entre los
cuales están reglados los recursos de apelación y de hecho. Añade, luego de traer a colación el
artículo 187 de dicho texto legal, que la regla general en nuestra legislación es la procedencia de la
apelación y que, para que ella no proceda, es necesario que la ley la deniegue expresamente, lo
que en el caso de la especie no ocurre. Asimismo, recuerda que uno de los principios básicos de
nuestro ordenamiento jurídico procesal es el de la doble instancia, y concluye que el recurso de
apelación es procedente, porque se interpuso contra una sentencia interlocutoria, dentro de plazo,
y su interposición no está prohibida por ley. Finalmente, el recurrente pide acoger el recurso de
hecho, concediendo la aludida apelación, ordenando al tribunal a quo la remisión de las compulsas
respectivas, a fin de darle la tramitación correspondiente.

A fs. 14 la Corte de Apelaciones de esta ciudad informa, que no se dio tramitación al recurso de
apelación, teniendo presente que el artículo único de la Ley Nº 18.971 dispone que la acción que
contempla se rige por el procedimiento establecido para el recurso de amparo, y que contra la
sentencia definitiva procede el recurso de apelación, el cual debe interponerse en el plazo de cinco
días para ante la Corte Suprema. La resolución apelada, de fs. 27, explican, no tiene la naturaleza
jurídica de sentencia definitiva pues no puso fin a la instancia, resolviendo la cuestión o asunto que
ha sido objeto del denuncio, limitándose a declarar este inadmisible, por lo que se decidió la
inadmisibilidad de la apelación por improcedente.

Encontrándose los autos en estado, se trajeron en relación, a fs.12.

Considerando:

1º) Que a fs.2 se dedujo recurso de hecho contra la resolución dictada por la Corte de Apelaciones
de Santiago, en el expediente sobre Recurso de Amparo Económico caratulado Yury con Empresa
de Transporte de Pasajeros Metro S.A., rol de ingreso Nº 6870-03 de dicho tribunal que,
resolviendo sobre el recurso de apelación deducido contra la resolución de 20 de octubre último,
que declaró inadmisible el interpuesto por Alex Yuri Yami s a fs. 20, decidió que no ha lugar por
improcedente a dicha apelación, con fecha 3 de noviembre del año 2003;

2º) Que el denominado Recurso de Amparo Económico se encuentra consagrado en el artículo


único de la Ley Nº18.971, precepto que, además, determina las reglas por las que éste ha de
regirse. Establece dicho artículo en su inciso cuarto, en cuanto interesa para efectos de resolver
sobre el presente recurso de hecho, que Contra la sentencia definitiva, procederá el recurso de
apelación, que deberá interponerse en el plazo de cinco días, para ante la Corte Suprema y que,
en caso de no serlo, deberá ser consultada. Este Tribunal conocerá del negocio en una de sus
Salas;

16
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

3º) Que lo primero que cabe precisar es que la Corte Suprema es, en general, un tribunal de
casación, y sólo por excepción un tribunal de segundo grado, en aquellos casos en que la ley
expresamente así lo ha dispuesto, como ocurre precisamente en situaciones como la presente,
esto es, respecto de la sentencia definitiva dictada por la Corte de Apelaciones conociendo del
denuncio de amparo económico establecido en la Ley Nº18.971, y en el recurso de protección, por
ejemplo; y además, en todos aquellos asuntos que determina el artículo 98 Ndel Código Orgánico
de Tribunales;

4º) Que de lo anterior puede colegirse, atendido el señalado principio general y teniendo en cuenta
los términos en que se estableció la tramitación de la referida denuncia, que el recurso de
apelación procede única y exclusivamente contra la sentencia definitiva que recaiga en ella,
mas no respecto de las otras resoluciones que pudieren dictarse, ya que éste fue
implícitamente limitado;

5º) Que, desde esta perspectiva, no resulta aceptable sostener la tesis de que, en el silencio
de la ley, sean aplicables al presente asunto las reglas comunes a todo procedimiento, pues
ello significaría aceptar el principio contrario del que antes se señaló, convirtiendo a la
Corte Suprema en un tribunal de segundo grado. Además, ello tornaría inútil la norma ya
señalada, del inciso cuarto de la Ley Nº 18.971, en cuanto ha previsto que contra la sentencia
definitiva procede el recurso de apelación, pues con semejante criterio, dicho recurso sería
procedente únicamente por aplicación de las señaladas reglas comunes a todo procedimiento, sin
necesidad de texto expreso;

6º) Que, de tal modo, este Tribunal estima que no pueden aplicarse en el presente caso, las
normas generales sobre tramitación del juicio ordinario en este caso específico, aquellas referidas
al recurso de apelación-, por la remisión del artículo 3º del Código de Procedimiento Civil, habida
cuanta de lo expresado y, además, porque el propio artículo 3º del Código de enjuiciamiento en lo
civil dispone que "Se aplicará el procedimiento ordinario en todas las gestiones, trámites y
actuaciones que no estén sometidos a una regla especial diversa, cualquiera que sea su
naturaleza". Y ocurre que el denuncio de amparo económico está particularmente regido por una
regla especial diversa, como lo es la señalada Ley N 18.971 la que otorga el recurso de apelación,
en forma expresa, tan sólo respecto de la sentencia definitiva. Por lo anterior, entonces, no resultan
atinentes a la presente materia los artículos 186 y 187 del Código indicado, como se ha pretendido;

7º) Que, de acuerdo con lo expuesto, hay que arribar necesariamente al corolario de que,
para que el recurso de apelación fuere procedente en el denuncio de que se trata y,
específicamente, respecto de la resolución que lo tuvo por inadmisible, se requeriría de la
existencia de una disposición expresa en dicho sentido, que no la hay en la ley que lo
establece y regula;

8º) Que, finalmente, por todo lo consignado, debe concluirse que la Corte de Apelaciones no
estuvo errada al declarar inadmisible la apelación de que se trata, por lo que el presente recurso de
hecho debe ser desestimado. De conformidad, asimismo, con lo que disponen los artículos 203,
204 y 205 del Código de Procedimiento Civil, se declara que se rechaza el recurso de hecho
deducido en lo principal de la presentación de fs. 2, contra la resolución de 3 de noviembre último,
escrita a fs. 33 de los autos Rol de la Corte de Apelaciones de Santiago Nº 6870-2003, que estimó
improcedente la apelación deducida respecto de la resolución que declaró inadmisible el denuncio
de amparo económico interpuesto por don Alex Yuri Yamis. Regístrese, comuníquese y archívese.

Redacción a cargo del Ministro Sr. Gálvez. Rol Nº 4815-2003.

17
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez; Sr. Domingo
Yurac; y Sr. Humberto Espejo y los Abogados Integrantes Sr. Manuel Daniel y Sr. Fernando
Castro. Autorizado por la Secretaria Subrogante Sra. Marcela Paz Urrutia Cornejo.

Jp] Amparo económico no sirve para resolver conflictos jurídicos; solo para investigar

DOCTRINA:
• En el Amparo Económico no se pretende indagar, necesariamente, la ilegalidad o
arbitrariedad de la conducta que se reprocha
• Lo importante es averiguar si el acto reprochado afecta el derecho a desarrollar una
actividad económica en determinadas condiciones
• No es posible acoger amparo económico si, como en el presente caso, no se
encuentra establecido que la demora en resolver la solicitud relativa a un derecho de
aprovechamiento de aguas haya afectado de alguna manera la actividad económica
de la empresa denunciante
• El Amparo Económico sirve solo para investigar conductas pero "no para solucionar
conflictos jurídicos" (sic)

COMENTARIO DEL EDITOR: si el Amparo Económico sólo sirve para declarar situaciones,
sin posibilidad de resolver conflictos (es decir, como si fuese un procedimiento penal que
contempla la etapa de Investigación, pero no la de Resolución; o una sentencia definitiva
con parte Expositiva, Considerativa, pero no Resolutiva), mejor haría el legislador en
derogar la ley que lo contiene, para no hacer malgastar dinero a los ciudadanos en recursos
totalmente inoperantes

Santiago, veintiuno de enero del año dos mil cuatro.

Vistos:

Se efectúan las siguientes modificaciones al fallo en consulta: a) Se suprimen sus considerandos


tercero a vigésimo segundo, ambos inclusives; y b) Se substituyen las expresiones recurrente y
recurrido, contenidas en sus motivos primero y segundo, por denunciante y denunciado,
respectivamente. Y se tiene en su lugar y, además, presente:

1º) Que, como esta Corte Suprema ha dicho en forma reiterada, viéndose en la necesidad en
el presente caso de repetir las ideas vertidas en sentencias recaídas en numerosos asuntos
como el que motiva este fallo, el artículo único de la Ley Nº18.971, bajo el título de Establece
recurso especial que indica, ha creado el comúnmente denominado recurso de amparo económico,
apelativo éste que deriva del procedimiento aplicable a su tramitación;

2º) Que el inciso primero de dicho precepto prescribe que "Cualquier persona podrá denunciar las
infracciones al artículo 19, número 21, de la Constitución Política de la República de Chile"; el
inciso segundo dispone que el actor no necesita tener interés en los hechos denunciados y, el
tercero, luego de fijar el plazo en que se debe interponer -seis meses contados desde que se
hubiere producido la infracción-, de consagrar como formalidad y procedimiento las normas del
recurso de amparo y de establecer que su conocimiento corresponde en primera instancia a la
Corte de Apelaciones respectiva, prescribe que, "Deducida la acción, el tribunal deberá investigar

18
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

la infracción denunciada y dar curso progresivo a los autos hasta el fallo definitivo". Los dos incisos
finales se refieren, el primero, al recurso de apelación, y el último, a la responsabilidad por los
perjuicios causados, si se estableciere fundadamente que la denuncia carece de toda base;

3º) Que, como se advierte de lo expresado, el recurso o denuncia de que se trata tiene la finalidad
de que un tribunal de justicia compruebe la existencia de alguna infracción a la garantía
constitucional del número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, precepto
que, en estricto rigor, contiene dos: la primera, consistente en el derecho a desarrollar cualquiera
actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la seguridad nacional,
respetando las normas legales que la regulen, y la segunda, conforme al inciso 2º de esa norma,
referida a la circunstancia de que el Estado y sus organismos pueden desarrollar actividades
empresariales o participar en ellas, sólo si una ley de quórum calificado lo autoriza, inciso que
también dispone que tales actividades estarán sometidas a la legislación común aplicable a los
particulares;

4º) Que cabe además precisar que, para el acogimiento de la denuncia, en los términos de la
Ley Nº18.971, es necesario que el tribunal investigue y constate la o las infracciones
denunciadas, lo que en el presente caso se traduce en averiguar si existen los hechos que la
constituirían, si son o no susceptibles de plantearse por la presente vía, y si ellos importan
una alteración de la actividad económica de la recurrente -debiendo existir, en relación con
esto último, una relación o nexo causal-, que es lo que se ha invocado en la especie;

5º) Que, en consecuencia, cabe arribar a la conclusión de que no corresponde necesariamente


indagar respecto de la arbitrariedad o ilegalidad de la conducta reprochada pues esto es
más propio del recurso de protección de garantías constitucionales, establecido
precisamente para dicho objeto y que constituye el matiz que lo diferencia con el presente
denuncio-, ya que lo que se debe determinar es si ésta perturba o no la actividad económica
ejercida conforme a las normas legales que la regulen, de quien formula la denuncia, o de
aquella en cuyo interés se efectúa la misma;

6º) Que, como surge de lo que se ha expuesto, en el presente caso lo que interesa indagar es la
circunstancia de si la actividad económica de la Sociedad Canadá Tungsten Chile Ltda.,
denunciante de estos autos, se ha visto alterada por los hechos que se han puesto en
conocimiento del tribunal;

7º) Que, sin embargo, revisado el proceso, se puede constatar que no está probado que lo anterior
haya ocurrido. En efecto, los hechos que se han puesto en conocimiento de los tribunales,
consisten en que la Dirección General de Aguas se encontraría empeñada en el incumplimiento de
mandatos legales expresos, contenidos en el Código de Aguas y, además, habría omitido acatar
dictámenes de la Contraloría General de la República, que le son vinculantes y que le han
ordenado la constitución de determinados derechos de aprovechamiento de aguas en favor de
dicha empresa;

8º) Que para fundar el denuncio, se expone en el escrito de fs. 59 que Esta actitud de clara
contravención al ordenamiento jurídico vigente está perturbando el desarrollo legítimo de la
actividad económica que desarrolla la Sociedad recurrente, las que por encontrarse enmarcadas
en la minería su normal desarrollo y crecimiento se fundamenta en el uso de las aguas. El
incumplimiento de la ley por parte del organismo recurrido ha provocado que numerosos proyectos
de inversión se hayan vuelto, en la práctica, irrealizables con el consecuente perjuicio tanto para la
empresa como también para el crecimiento de la economía nacional.;

19
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

9º) Que, a continuación, en el señalado libelo se indica que los derechos de aguas solicitados por
la Sociedad ya fueron concedidos por la Dirección denunciada, constando en el expediente que se
individualiza que la solicitud fue tramitada en su oportunidad y que como consecuencia de ese
procedimiento se produjo la constitución de los derechos de aguas pedidos, incluso la resolución
Nº 232 de 29 de marzo, que los concedía definitivamente fue enviada a la Contraloría General de
la República para su toma de razón, pero por simples defectos formales esta resolución fue
devuelta a la Dirección de Aguas para su corrección y, desde allí, el organismo denunciado, de
forma que se estima ilegal, jamás dio curso a tal mandato, sino que por el contrario, éste pretendió
volver sobre su propio acto al querer analizar nuevamente la disponibilidad del recurso, y sólo
después de ello, daría curso a la resolución, no obstante que estaba totalmente tramitada la
solicitud. Luego se señala cuál fue la actuación de la Contraloría General de la República en el
asunto, y se hace una reseña de lo que se denomina antecedentes legales y fácticos de la
denuncia, para concluir solicitando que se declare que la Dirección General de Aguas debe dar
curso al procedimiento, enmendando lo ordenado por la Contraloría, remitiendo a este organismo
el acto constitutivo para su correspondiente toma de razón;

10º) Que de lo expuesto surge lo que verdaderamente interesa, según se anticipó: que en el
presente caso no se encuentra establecido que la demora en resolver la solicitud relativa a
un derecho de aprovechamiento de aguas haya afectado de alguna manera la actividad
económica de la empresa denunciante, cuyo giro es la minería, y la referida solicitud se enmarca
en un proyecto minero denominado Proyecto Andacollo Cobre, en el cual se asoció con la Cia.
Minera del Pacífico y la Empresa Nacional de Minería, bajo el nombre de Compañía Minera
Carmen de Andacollo;

11º) Que, efectivamente, no aparece de autos que la actividad económica de la referida


denunciante se haya visto afectada en lo más mínimo, sea en su rubro en general o, incluso,
en el particular del proyecto mencionado; y por el contrario, ella puede seguir desarrollando
sin trabas su giro pues la Dirección denunciada no se lo ha impedido;

12º) Que cabe asimismo reiterar la idea ya vertida en otras sentencias recaídas en asuntos como
el presente, en orden a que el denuncio de amparo económico no es una vía que permita
solucionar problemas de orden jurídico o legal como el que se ha presentado a la
consideración de los tribunales mediante el denuncio de fs. 59, ya que su finalidad clara y
específicamente consignada en el artículo 1º de la Ley Nº 18.971, consiste en investigar la
infracción denunciada, sin que se contemple en dicho texto la posibilidad de solucionar
conflictos jurídicos;

13º) Que, en tales condiciones, la denuncia intentada al tenor de la Ley antes referida debe ser
desechada. De conformidad, asimismo, con lo que dispone el artículo único de la Ley Nº18.971, se
revoca la sentencia consultada, de veinticuatro de diciembre último, escrita a fs.101 y se declara
que se rechaza la denuncia formulada en lo principal de la presentación de fs. 59.

Regístrese y devuélvase. Redacción a cargo del Ministro Sr. Espejo. Rol Nº156-2004.

Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros Sr. Ricardo Gálvez, Sr. Domingo
Yurac; Sr. Huberto Espejo, Srta. María Antonia Morales, y Sr. Adalis Oyarzún. No firma no obstante
haber estado en la vista de la causa y acuerdo del fallo el Ministro Sr. Oyarzún, por encontrarse
con permiso. Autorizado por la Secretaria Subrogante Sra. Marcela Paz Urrutia Cornejo.

Consulta Amparo Económico, revocado. No es un recurso, es una acción de denuncia.

20
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Que, reiterando lo ya expresado, el artículo único de la Ley Nº18.971 dispone que aquélla que
califica como acción especial podrá intentarse ...sin más formalidad ni procedimiento que el
establecido para el recurso de amparo.... Como es de toda evidencia, dicha preceptiva persigue
únicamente permitir a quienes deseen formular una denuncia de esta especie, hacerlo del modo
más simple y rápido No obstante, tales expresiones no pueden entenderse del modo como ha sido
percibido por la Corte de Apelaciones, en cuanto a que por el hecho de haberse impugnado por vía
del recurso de protección...el mismo decreto alcaldicio..., el presente denuncio sería improcedente,
bajo la premisa de hacer aplicable el artículo 306 del Código de Procedimiento Penal; Que al
resolver de tal manera admitiendo, para el solo efecto de la argumentación, que el artículo 306 del
Código de Enjuiciamiento en lo Criminal pudiera considerarse vigente precisamente por la
referencia que hace la Ley Nº18.971 al recurso de amparo- se ha decidido lo contrario de todo lo
que se ha señalado por esta Corte Suprema, en el sentido de que la referida acción especial
configura una denuncia y no constituye- y por lo tanto no puede ser utilizada como tal, un recurso
procesal de orden general, destinado a impugnar toda clase de resoluciones de autoridades
administrativas especializadas e incluso jurisdiccionales, que éstas pudieran adoptar en el ámbito
de sus respectivas atribuciones, contando generalmente con los antecedentes del caso, cual es la
pretensión formulada en el escrito de fs.12. Menos admisible resulta que los propios tribunales
confundan instituciones de derecho tan diferentes, haciendo aplicación de un precepto legal que,
por la propia naturaleza jurídica de la denuncia en cuestión de que se trata, no admite dicha
utilización. Lo anterior, como se previno, sin perjuicio de que pudiera ser discutible su actual
vigencia; Carátula, ASOC. NACIONAL DE CABARETS CON MUNICIP. DE LAS CONDES 3303-
2005, fecha 23/08/2005.

Santiago, veintitrés de agosto del año dos mil cinco. Vistos: Se efectúan las siguientes
modificaciones al fallo en alzada: a) Se eliminan los considerandos cuarto, quinto, sexto y séptimo,
este último equivocadamente signado como 5º; b) En su motivación primera se sustituye la
expresión interpone acción de amparo económico por formula denuncio en los términos a que se
refiere el artículo único de la Ley Nº18.971; c) En su razonamiento segundo se reemplazan las
voces recurrida, recurrente y acción de amparo intentada, por denunciada, denunciante, y
denuncia, respectivamente; y d) En el motivo tercero se cambian la expresión acción intentada por
denuncia presentada, y el verbo denunciar por la frase poner en conocimiento de los tribunales
pertinentes. Y teniendo en su lugar y, además, presente: 1º) Que, como esta Corte Suprema ha
manifestado reiteradamente, viéndose en la necesidad en el presente caso de repetir las ideas
vertidas en numerosas sentencias recaídas en asuntos similares al que motiva este fallo, el artículo
único de la Ley Nº18.971, bajo el título de Establece recurso especial que indica, ha creado el
comúnmente denominado recurso de amparo económico, apelativo éste que deriva del
procedimiento aplicable a su tramitación; 2º) Que el inciso primero de dicho precepto prescribe que
Cualquier persona podrá denunciar las infracciones al artículo 19, número 21, de la Constitución
Política de la República de Chile; el inciso segundo dispone que el actor no necesita tener interés
en los hechos denunciados y, el tercero, luego de fijar el plazo en que se debe interponer - seis
meses contados desde que se hubiere producido la infracción-, de consagrar como formalidad y
procedimiento las normas del recurso de amparo, y de establecer que su conocimiento
corresponde en primera instancia a la Corte de Apelaciones respectiva, prescribe que, Deducida la
acción, el tribunal deberá investigar la infracción denunciada y dar curso progresivo a los autos
hasta el fallo definitivo. Los dos incisos finales se refieren, el primero, al recurso de apelación, y el
último, a la responsabilidad por los perjuicios causados, si se estableciere fundadamente que la
denuncia carece de toda base; 3º) Que, como se advierte de lo expresado, el recurso o denuncia
de que se trata tiene la finalidad de que un tribunal de justicia compruebe la existencia de alguna
infracción a la garantía constitucional del número 21 del artículo 19 de la Constitución Política de la
República, precepto que, en estricto rigor, contiene dos: la primera, consistente en el derecho a
desarrollar cualquiera actividad económica que no sea contraria a la moral, al orden público o a la
seguridad nacional, respetando las normas legales que la regulen. La segunda, conforme al inciso
2º de esa norma, se refiere a la circunstancia de que el Estado y sus organismos pueden
desarrollar actividades empresariales o participar en ellas, sólo si una ley de quórum calificado lo

21
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

autoriza, inciso que también dispone que tales actividades estarán sometidas a la legislación
común aplicable a los particulares; 4º) Que cabe además pre cisar que, para el acogimiento de la
denuncia, en los términos de la Ley Nº18.971, es necesario que el tribunal investigue y constate la
o las infracciones denunciadas, lo que en el presente caso se traduce en averiguar si existen los
hechos que la constituirían, si los mismos son o no susceptibles de plantearse por la presente vía,
y si ellos importan una alteración de la actividad económica de la recurrente -debiendo existir, en
relación con esto último, una relación o nexo causal-, que es lo que se ha invocado en la especie;
5º) Que, en consecuencia, no corresponde necesariamente indagar respecto de la arbitrariedad o
ilegalidad de la conducta reprochada -pues esto es más propio del recurso de protección de
garantías constitucionales, establecido precisamente para dicho objeto y que constituye el matiz
que lo diferencia del presente denuncio-, ya que lo que se debe determinar es si ésta perturba o no
la actividad económica ejercida conforme a las normas legales que la regulen, de quien formula la
denuncia, o de aquella en cuyo interés se efectúa la misma; 6º) Que las ideas anteriormente
vertidas constituyen nociones básicas, y que esta Corte ha debido consignar con frecuencia en sus
sentencias, debido a que parece no entenderse cabalmente la esencia jurídica del recurso especial
consagrado en el referido texto legal; lo que posiblemente ha ocurrido en el presente caso; 7º)
Que, reiterando lo ya expresado, el artículo único de la Ley Nº18.971 dispone que aquélla
que califica como acción especial podrá intentarse ...sin más formalidad ni procedimiento
que el establecido para el recurso de amparo.... Como es de toda evidencia, dicha preceptiva
persigue únicamente permitir a quienes deseen formular una denuncia de esta especie,
hacerlo del modo más simple y rápido No obstante, tales expresiones no pueden entenderse
del modo como ha sido percibido por la Corte de Apelaciones, en cuanto a que por el hecho
de haberse impugnado por vía del recurso de protección...el mismo decreto alcaldicio..., el
presente denuncio sería improcedente, bajo la premisa de hacer aplicable el artículo 306 del
Código de Procedimiento Penal; 8º) Que al resolver de tal manera admitiendo, para el solo
efecto de la argumentación, que el artículo 306 del Código de Enjuiciamiento en lo Criminal
pudiera considerarse vigente precisamente por la referencia que hace la Ley Nº18.971 al
recurso de amparo- se ha decidido lo contrario de todo lo que se ha señalado por esta Corte
Suprema, en el sentido de que la referida acción especial configura una denuncia y no
constituye- y por lo tanto no puede ser utilizada como tal, un recurso procesal de orden
general, destinado a impugnar toda clase de resoluciones de autoridades administrativas
especializadas e incluso jurisdiccionales, que éstas pudieran adoptar en el ámbito de sus
respectivas atribuciones, contando generalmente con los antecedentes del caso, cual es la
pretensión formulada en el escrito de fs.12. Menos admisible resulta que los propios
tribunales confundan instituciones de derecho tan diferentes, haciendo aplicación de un
precepto legal que, por la propia naturaleza jurídica de la denuncia en cuestión de que se
trata, no admite dicha utilización. Lo anterior, como se previno, sin perjuicio de que pudiera
ser discutible su actual vigencia; 9º) Que como conclusión de lo anteriormente señalado,
corresponde manifestar que el artículo 306 del Código indicado no resulta aplicable en estas
cuestiones, por lo que no puede ser invocado como argumento para desechar la denuncia
presentada, en lo que puede considerarse un verdadero examen de admisibilidad hecho luego de
que se procediera a la vista de la causa, por la Corte de Apelaciones de esta ciudad; 10º) Que el
tribunal a quo, al resolver la improcedencia de la denuncia, no emitió decisión sobre si eran
efectivos los hechos invocados y si ellos habían provocado las consecuencias reclamadas en la
garantía constitucional invocada; por ser incompatible con lo fallado, de manera que corresponde
que ese órgano jurisdiccional se pronuncie al respecto. En conformidad con lo expuesto y lo que
dispone el artículo único de la ley Nº18.971, se revoca la sentencia en consulta, de veinticuatro de
junio último, escrita a fs.63, y se declara que el mismo tribunal de primer grado deberá
pronunciarse sobre la materia denunciada. Regístrese y devuélvase. Redacción a cargo del
Ministro Sr. Gálvez. Rol Nº3303-2005. Pronunciado por la Tercera Sala, integrada por los Ministros
Sr. Ricardo Gálvez, Sr. Domingo Yurac, Sr. Domingo Kokisch, Sr. Milton Juica y Sr. Jaime
Rodríguez Espoz. Autorizado por la Secretaria Subrogante Sra. Marcela Paz Urrutia Cornejo.

Creado por CarrascoRosales

22
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

Última modificación 24-08-2005 11:19 AM

http://www.areajuridica.cl/jurisprudencia/comercial/folder.2004-12-15.8424111900/document.2005-
08-24.7296375443

Recurso de Amparo Económico rechazado. Aplicación artículo 171 del Código Sanitario.

Que del expediente Nº 267, traído a la vista, se desprende que el recurrente al informarse de la
resolución multa Nº 2038 donde se le aplicaban sanciones de multa y prohibición de
funcionamiento del local solicitó reconsideración administrativa el 28 de enero de 2005, no
pudiendo confundirse este conocimiento con la resolución de 4 de mayo último que rechazó dicha
reconsideración, la cual dejó a firme el acto recurrido, por lo cual resulta indudable que a la fecha
de interposición del recurso de protección (3 de junio de 2005), estaba vencido el plazo fatal de 15
días corridos que contempla el punto 1º del Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema de 27 de
junio de 1992, por lo que será desestimada en esta parte dicha acción constitucional, por
extemporánea. Que en lo tocante a la resolución de multa Nº 4270 de 4 de mayo de 2005, en
donde se aplicó al recurrente una multa de 13,26 UTM y la prohibición de funcionamiento del local
comercial, hay que tener presente que el artículo 171 del Código Sanitario permite reclamar de las
sanciones de la autoridad sanitaria ante los tribunales civiles, estableciendo un procedimiento para
ello, que el recurrente no utilizó, en donde pudo discutir todos aquellos aspectos que creía
relevantes para dejar sin efecto la multa impuesta, con los argumentos y probanzas que estimare
del caso. Que, no está demás señalar que esta sede no es la más idónea para dirimir la
procedencia o no de la pretensión de la recurrente, pues perfectamente pudo ser conocida y
resuelta a través de los procedimientos administrativos y jurisdiccionales que contempla el Código
Sanitario. Así, la Ex cma. Corte Suprema ha dicho que el recurso de protección no es un sustituto
jurisdiccional y no puede servir para reemplazar acciones y procedimientos ordinarios donde pueda
debatirse con latitud e igualdad de oportunidades que las controversias requieran. Carátula JOSE
MAXIMILIANO FONSECA ARRIAGADA CONTRA SERVICIO DE SALUD ARAUCO Y OTRO 1900-
2005, fecha 07/09/2005.

Concepción, siete de septiembre de dos mil cinco. V I S T O: 1º.- Que a fs.9 se presenta don José
Maximiliano Fonseca Arriagada, comerciante, domiciliado en Lota, Población Idahue, pasaje 2
casa 12, deduciendo recurso de protección en contra de la Secretaría Regional Ministerial de
Salud, de la Región del Bío Bío, Servicio de Salud Arauco, Oficina Provincial de Arauco,
representada por los médicos don Jorge Ramos Vargas, en su calidad de Secretario Regional
Ministerial de Salud Región (S) o por don Manuel Monsalve Benavides, en su calidad de Director
del Servicio de Salud Arauco, o quien legalmente los represente, o subrogue o reemplace, los
cuales se encuentran domiciliados en OHiggins 297 de Concepción, Carrera 302 y Octavio
Orellana 54 de Lebu, en razón de que por resolución multa Nº2038 de 13 de diciembre de 2004, se
le sancionó como responsable del funcionamiento de una discoteca que posee en calle Arturo Prat
55 de la Comuna de Arauco, por supuesta infracción del Código Sanitario y supuestamente al
Decreto Supremo 146/98 sobre normas de ruidos molestos generados por fuentes fijas, al pago de
una multa de $1.000.000, deduciendo recurso administrativo, el que fue denegado de plano.
Agrega que posteriormente por resolución multa Nº4270 de 14 de mayo de 2005, que le fue
notificada el 27 de mayo de 2005, los mismos recurridos lo vuelven sancionar como responsable
del funcionamiento de su discoteca, por supuestas infracciones al Código Sanitario y
supuestamente al Decreto Supremo 1580/46, sobre reglamento sanitario de los teatros y

23
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

espectáculos públicos, aplicándole una multa de 13,36 UTM, prohibiendo en ambos casos el
funcionamiento del local comercial y a pagar las señaladas multas dentro de los 5 días hábiles
contados de la notificación bajo apercibimiento de arresto. Señala que los actos recurridos en
cuanto imponen injustificadas y arbitrarias multas y prohibición de funcionamiento de su local
comercial suponen necesariamente un acto arbitrario e ilegal que le provoca privación y
perturbación de carácter grave de sus garantías constitucionales contempladas en los Nos. 16, 21,
22 y 24 del artículo 19 de la Constitución Política. Por otra parte expresa que decidió interponer el
presente recurso, atendido la celeridad y simpleza de su interposición y procedimiento y no
plantear la reclamación establecida en el artículo 171 del Código Sanitario, puesto que se
encuentra absolutamente imposibilitado de acompañar un comprobante de haberse pagado la
totalidad de las multas impuestas por las autoridades recurridas, como lo exige dicho texto legal,
para dar curso al reclamo. Finalmente solicita que se adopten todas las providencias que sean
necesarias para restablecer el imperio del derecho y asegurarle la debida protección de sus
derechos constitucionales, los que se han visto conculcados con el actuar de los recurridos, para lo
cual pide se dejen sin efecto las resoluciones administrativas de multa y prohibición de
funcionamiento de su local comercial, que han sido impugnadas a través de este recurso, o en
subsidio se reduzcan tales multas y prohibición a su mínimo legal. Acompaña resoluciones de
multa, informes sanitarios y contrato de arrendamiento, que rolan de fs.1 a 7. 2º.- Que al informar a
fs.21 el Médico Director del Servicio de Salud Arauco don Manuel Monsalve Benavides, expresó
que ese Servicio por intermedio de la Oficina de Subdirección del Medio Ambiente, el 13 de
septiembre de 2004, procedió a levantar Acta de Inspección Nº122 en la constató que el
recurrente, don Maximiliano Fonseca Arriagada, infringió lo dispuesto en los artículos 3 letra q) y 4
del D.S. Nº 146/98 que establece Norma s de Emisión de Ruidos Molestos Generados Por Fuentes
Fijas, abriéndose sumario administrativo Nº267- 2004, en razón que de acuerdo a la medición de
ruido arrojó como resultado 63,18 db, lo cual sobrepasa el límite máximo permitido para un sector o
zona III. Agrega que el recurrente el 15 de septiembre de 2005 (sic) presentó sus correspondientes
descargos, no pudiendo desvirtuar lo constatado por el ministro de fe. Añade que la resolución
multa Nº2038, fue objeto de reconsideración el 28 de enero de 2005, la que fue rechazada,
quedando a firme la multa impuesta y conservando el recurrente la facultad de ejercer el recurso
de Reclamación en sede jurisdiccional, la cual no ejercitó en su oportunidad. 3º.- Que a fs.31 don
Oscar Vega Orihuela, en representación de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, expresó
que el recurso se ha interpuesto en contra de una sentencia sanitaria que posee recursos
ordinarios, administrativos y judiciales que no fueron deducidos oportunamente por el recurrente,
estableciendo el artículo 171 del Código Sanitario, un procedimiento especial para reclamar de las
sanciones impuestas en virtud de un sumario sanitario. Agrega que, a su turno el artículo 59 de la
Ley Nº 19.880 ha establecido un sistema especial de recursos , el que se consagran el de
reposición, que se interpone ante el mismo órgano que dictó el acto que se impugna, dentro del
plazo de cinco días, y el recurso jerárquico que no es aplicable en la especie. Por otra parte,
señala en síntesis, que en relación de los hechos estos fueron debidamente comprobados a través
de las visitas inspectivas, por parte de funcionarios del Servicio, constatándose la emisión de
ruidos molestos, falencias como luces de emergencia y sifón, sin funcionamiento, además de no
contar con servicios higiénicos para el público en buen estado, sin puertas y artefactos
deteriorados, por lo que se siguieron los respectivos sumarios sanitarios, aplicándose las
respectivas multas y prohibición de funcionamiento de la discoteque, resoluciones que están
ajustadas a derecho, no existiendo arbitrariedad en ellas y por lo tanto no existe conculcación de
garantía constitucional alguna, por estos actos jurisdiccionales administrativos. Termina solicitando
que se rechace el recurso en todas sus partes, con costas. 4º.- Que el recurso de protección ha
sido concebido y diseñado con el fin de restablecer el imperio del derecho en aquellos casos en
que mediando un acto en omisión ilegal o arbitrario, una persona sufre privación, perturbación o
amenaza en el legítimo ejercicio de los derechos y garantías enumeradas taxativamente en el
artículo 20 de la Constitución Política de la República. Así de acuerdo con nuestro ordenamiento
constitucional y las interpretaciones judiciales y doctrinarias sobre la materia, este recurso no debe
ser usado como una instancia adicional al procedimiento judicial o administrativo que desde luego,
tienen sus propias normas de tramitación y recursos ad hoc. 5º.- Que del expediente Nº 267,

24
DERECHO ECONOMICO Prof. Christian Schmitz Vaccaro

traído a la vista, se desprende que el recurrente al informarse de la resolución multa Nº 2038


donde se le aplicaban sanciones de multa y prohibición de funcionamiento del local solicitó
reconsideración administrativa el 28 de enero de 2005, no pudiendo confundirse este
conocimiento con la resolución de 4 de mayo último que rechazó dicha reconsideración, la
cual dejó a firme el acto recurrido, por lo cual resulta indudable que a la fecha de
interposición del recurso de protección (3 de junio de 2005), estaba vencido el plazo fatal de
15 días corridos que contempla el punto 1º del Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema
de 27 de junio de 1992, por lo que será desestimada en esta parte dicha acción
constitucional, por extemporánea. 6º.- Que en lo tocante a la resolución de multa Nº 4270 de
4 de mayo de 2005, en donde se aplicó al recurrente una multa de 13,26 UTM y la prohibición
de funcionamiento del local comercial, hay que tener presente que el artículo 171 del Código
Sanitario permite reclamar de las sanciones de la autoridad sanitaria ante los tribunales
civiles, estableciendo un procedimiento para ello, que el recurrente no utilizó, en donde
pudo discutir todos aquellos aspectos que creía relevantes para dejar sin efecto la multa
impuesta, con los argumentos y probanzas que estimare del caso. 7º.- Que, no está demás
señalar que esta sede no es la más idónea para dirimir la procedencia o no de la pretensión
de la recurrente, pues perfectamente pudo ser conocida y resuelta a través de los
procedimientos administrativos y jurisdiccionales que contempla el Código Sanitario. Así, la
Ex cma. Corte Suprema ha dicho que el recurso de protección no es un sustituto
jurisdiccional y no puede servir para reemplazar acciones y procedimientos ordinarios
donde pueda debatirse con latitud e igualdad de oportunidades que las controversias
requieran. 8º.- Que por las razones antes expuestas, no existe acto arbitrario o ilegal, y, en
consecuencia, no se han conculcado las garantías constitucionales invocadas por el recurrente,
por lo que no podrá prosperar el recurso de protección interpuesto. Por las anteriores
consideraciones y de conformidad con lo dispuesto en los artículos 19 y 20 de la Constitución
Política de la República y Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema sobre Tramitación del
Recurso de Protección de Garantías Constitucionales se rechaza, el interpuesto fs.9 por don José
Maximiliano Fonseca Arriagada. Regístrese, comuníquese y en su oportunidad archívese
Devuélvase en su oportunidad los antecedentes tenidos a la vista. Redacción del Ministro titular
Claudio Arias Córdova. Rol Nº 1900- 2005.-

Creado por CarrascoRosales


Última modificación 08-09-2005 05:26 PM

25