Anda di halaman 1dari 8

Caso I

Paciente masculino de 70 años que se presenta a la sala de emergencias con historia de una crisis
epiléptica única. Su esposa fue despertada a las 5:30 horas quince minutos antes del ingreso por
su esposo que hacía sonidos guturales, con desviación de la cabeza hacia la izquierda y brazo
izquierdo con contracción tónica. Esto fue seguido por sacudidas generalizadas de todo el cuerpo.
El paciente estaba sin respuesta. El evento duró 2 minutos, y tardo 5 minutos más en recuperarse
completamente.
En la sala de urgencias, el paciente ingresa asistido por dos familiares quien lo movilizan y el medico
de turno ordena inmediatamente ubicarlo en sala de reanimación en el servicio de urgencias, donde
presenta episodio convulsivo consistente en movimientos tónico clónicos generalizado con
desviación de la mirada asociada a cianosis labial y sialorrea además presenta micción espontánea

 Antecedentes: Diabetes mellitus tipo 2


 Historia Familiar: Negativa para crisis
 Historia Social: No fuma ni consume alcohol.
 Medicamentos actuales: Glibenclamida 5 mg vía oral cada día
Signos vitales: T.A.= 100/60 mm Hg. F.C.= 78Latx´, F.R.= 18x´, Sat.O2= 85%,
C/c: Pupilas midriáticas, abundante secreción salival, cianosis labial, no rigidez nucal
C/p: Rscs normales, Murmullo vesicular normal.
Abdomen: Rsis normales, blando depresible, no se palpa masas ni megalias.
Extremidades: nórmales.
Neurológico: Paciente somnoliento sin signos meníngeos
PREGUNTAS

1. Cuáles serían los diagnósticos de este paciente?


Trastornos paroxísticos no epilépticos (TPNE): Los trastornos paroxísticos no epilépticos (TPNE)
son episodios bruscos de breve duración y recuperación espontánea del estado basal, producidos
por una disfunción cerebral distinta a una descarga anormal y síncrona de un grupo neuronal (origen
no epiléptico).
Los trastornos paroxísticos no epilépticos pueden clasificarse en base a su etiología, a su edad de
presentación o al mecanismo de producción. En la Tabla 2 se recogen los distintos tipos en niños y
en adultos, clasificados por grupos de edad. A continuación, se detallan los principales diagnósticos
diferenciales en adultos.

Síncopes: Pérdidas transitorias y breves de conciencia y del tono postural. Pueden estar mediados
neuralmente (vasovagales, situacionales, por hipersensibilidad del seno carotídeo o asociados a
neuralgia del glosofaríngeo), deberse a hipotensión ortostática, causa cardiaca (obstrucción del flujo
o arritmias) u otras etiologías (metabólicas, psiquiátricas, síndrome del robo de la subclavia, etc.)

Ataques isquémicos transitorios: Se trata de déficit de perfusión focales y transitorios (duración


generalmente inferior a una hora), con una mayor variabilidad clínica que las crisis epilépticas.
Suelen darse en pacientes con factores de riesgo vascular. La sintomatología, con frecuencia, es
motora o sensitiva, pero si afectan al territorio vertebrobasilar, pueden acompañarse de pérdida de
conciencia.

Movimientos periódicos de las piernas: Movimientos involuntarios de las extremidades inferiores


(contracciones tónicas de mayor duración que las mioclonías, de forma periódica cada pocos
segundos; pueden acompañarse de sacudidas clónicas), que conllevan un sueño poco reparador.
Son referidos por el compañero de cama, o bien constituyen hallazgos polisomnográficos. Pueden
aparecer de forma aislada o asociados a patologías (insomnio, síndrome de las piernas inquietas,
narcolepsia, insomnio familiar fatal o fármacos).
TABLA 2. TPNE más frecuentes en cada grupo de edad.

1. Menores de 3 años 4. Adolescentes

 Espasmos del sollozo.  Trastornos del sueño: narcolepsia-


 Movimientos anormales: temblor cataplejía.
mentoniano o de una extremidad,
mioclono benigno de la infancia  Migraña con aura.
temprana, episodios de
estremecimiento, discinesia paroxística
 Síncopes: vasovagales.
y coreoatetosis.
 Hiperecplexia o síndrome de
sobresalto.  Movimientos anormales.
 Trastornos del sueño: mioclonías  Psicógenos (pseudocrisis).
neonatales benignas del sueño. 5. Adultos y ancianos
 Síndrome de Sandifer (contracciones
tónicas en relación con reflujo  Ataques isquémicos transitorios, drop-
gastroesofágico). attacks.
 Vértigo paroxístico benigno.  Migrañas con aura.
2. Entre 3 y 6 años  Síncopes: cardiogénicos y
neurogénicos.
 Trastornos del sueño: terrores  Amnesia global transitoria.
nocturnos.  Movimientos anormales: discinesias
 Síndrome de discontrol episódico paroxísticas y atrógenas
(“rabietas”). (antidopaminérgicos) o espasmo
3. Entre 6 y 12 años hemifacial.
 Trastornos del sueño: alteración de
 Trastornos del sueño: parasomnias o conducta en el sueño REM o
sonambulismos. movimientos periódicos de las piernas.
 Movimientos anormales: tics o  Psicógenos (pseudocrisis).
coreoatetosis paroxística cinesigénica.  Trastornos metabólicos/endocrinos:
 Migraña abdominal o migraña basilar. hipoglucemia, hipocalcemia,
hipercalcemia, disfunción tiroidea,
porfiria o feocromocitoma.

Alteración de la conducta del sueño REM: Actividad muscular durante la fase REM del sueño,
consistente en conductas vigorosas asociadas a sueños violentos. En más de la mitad de los casos,
aparecen en enfermedades neurodegenerativas (parkinsonismos, demencia por cuerpos de Lewy),
narcolepsia, o son de causa farmacológica o debidas al alcohol. El diagnóstico se realiza mediante
PSG y registro en vídeo.
Pseudocrisis: Episodios de origen psicógeno con semiología similar a las crisis epilépticas, que
pretenden imitarlas, especialmente a las convulsiones tónico-clónicas generalizadas
Migrañas: Episodios recurrentes de cefalea hemicraneal pulsátil asociada a fotofobia, sonofobia,
náuseas y/o vómitos. En ocasiones, la preceden o acompañan episodios transitorios de alteraciones
visuales, sensitivas, motoras o del lenguaje, que pueden plantear el diagnóstico diferencial con crisis
epilépticas, aunque suelen ser de mayor duración. La migraña basilar puede asociar episodios de
pérdida de conciencia o confusión a otros síntomas típicos de este territorio (diplopia, ataxia,
disartria). Además, las auras migrañosas pueden presentarse sin cefalea, lo que dificulta el
diagnóstico diferencial. No es infrecuente que la migraña y la epilepsia coexistan en un mismo
paciente, y las crisis epilépticas pueden acompañarse de cefaleas de características migrañosas.
Amnesia global transitoria: Cuadro brusco de pérdida selectiva de la memoria anterógrada, con
preservación de la memoria inmediata. Por lo general, dura varias horas y no asocia movimientos
tónico-clónicos o confusión, a diferencia de lo que sucede en las crisis epilépticas. Debe sospecharse
epilepsia si son de breve duración y repetidos. El EEG resultará clave en estos casos.
2. Como iniciaría el tratamiento médico
El estado epiléptico es una urgencia vital como ya lo mencionamos y debe ser atendido y corregido
tan pronto sea posible para evitar sus múltiples complicaciones. En los pacientes que llegan en status
o quienes lo desarrollan en el servicio de urgencias se debe iniciar con las medidas básicas de
soporte vital, proteger la vía aérea, asegurar una fuente de oxígeno, monitorizar signos vitales,
mantener una tensión arterial media y por consiguiente flujo sanguíneo cerebral adecuados,
asegurar dos accesos venosos periféricos para reposición de líquidos y administración de los
medicamentos, corregir la hipertermia y adicionar glucosa en caso de que se confirme o se sospeche
hipoglicemia (100 mg de tiamina seguidos de un bolo de 50 ml. de dextrosa al 50%). Iniciar
tempranamente los anticonvulsivantes es crucial para lograr un tratamiento exitoso. Si un tratamiento
falla no debe haber demora en pasar al siguiente nivel. La evaluación diagnóstica es importante pero
no debe retrasar el tratamiento. A partir de los resultados de los estudios disponibles se propone el
siguiente esquema de tratamiento del status epiléptico:
0min. Verificar el diagnóstico por observación directa de una crisis y persistencia del compromiso de
conciencia o por observación de una crisis mayor de 5 minutos.
5 min. Obtener un acceso venoso e iniciar infusión de solución salina normal. Asegurar la vía aérea,
administrar oxígeno por máscara o vénturi y vigilar signos vitales (ABC).
7 min. Realizar una glucometría y tomar muestra para laboratorios de rutina y determinación de
niveles séricos de drogas si se trata de un paciente epiléptico que viene recibiendo
anticonvulsivantes. Si hay hipoglicemia, administrar 100 mg de tiamina IV seguidos de 25 gramos de
glucosa IV (50 cc de DAD al 50% ó 250 cc de DAD al 10%).
10 min. Administrar diazepam 0.2 mg/kg (máximo 20 mg) a 5 mg/min IV e iniciar inmediatamente
fenitoína 20 mg/kg a 50 mg/min IV directos (sin diluir). Debe monitorizarse estrechamente el EKG y
la tensión arterial durante su administración (en lo posible evitarlo en pacientes con cardiopatías). El
Ácido Valproico es una opción que puede reemplazar a la fenitoina, especialmente si se sospecha
un origen idiopático, la dosis es de 20-30 mg/kg, no requiere monitorización cardiaca. Si se dispone
de lorazepam IV, administrarlo en lugar de diazepam (0.1 mg/kg a 2 mg/min). Si no se dispone de
diazepam o lorazepam puede usarse midazolam (0.3 mg/kg) o clonazepam (0.05 mg/kg). Si se trata
de crisis seriadas (recuperación de la conciencia entre las crisis) debe evitarse el uso de las
benzodiacepinas IV por su efecto sedante.
30 min. Si continúan las crisis administrar 5 mg/kg más de fenitoína (máximo total de 30 mg/kg). Si
las crisis persisten o si el paciente ha venido en tratamiento con este medicamento, se propone la
utilización de ácido valproico IV en dosis de 10-15 mg/kg/día; tasa de infusión menor a 20 mg/min;
dosis de carga de 15-20 mg/kg a 1.5-3 mg/kg/min.
60 min. Si las crisis persisten debe considerarse IOT, ventilación mecánica y traslado a la UCI. Iniciar
una infusión de diazepam o midazolam a 0.1 mg/kg/hora (máximo 0.15 mg/kg/hora) o fenobarbital
20 mg/kg a 100 mg/min IV. No usar en el mismo paciente infusión de benzodiacepinas y fenobarbital.
Monitorizar estrechamente la tensión arterial, volemia (catéter central), EKG, gases arteriales y
saturación de oxígeno. Prevenir o corregir las posibles complicaciones médicas (trastornos
electrolíticos, arritmias, etc.) que pueden presentarse y dificultar el control del status.
90 min. Si persisten las crisis, iniciar coma barbitúrico o anestesia general con halotano o isoflurano.
Para el coma barbitúrico administrar tiopental sódico 5 a 7 mg/kg iniciales y continuar con una
infusión de 2 a 3 mg/kg/hora. Si las crisis no paran pueden administrarse cargas adicionales de 3
mg/kg de tiopental. También puede utilizarse pentobarbital, la dosis de carga es de 5-15 mg/kg en
una hora, seguida por una infusión de de 0.5 mg/Kg/hora vía IV que se titula hasta lograr la detención
de las crisis, con dosis máxima de 3 - 5 mg/Kg/hora.
Idealmente se debe monitorizar la actividad electroencefalográfica para verificar la supresión de la
actividad epileptiforme y evaluar la respuesta al tratamiento. El tiempo que se recomienda mantener
el coma barbitúrico una vez controlado el status epiléptico es de 24 horas.

3. Sugiera y discuta posibles tratamientos farmacológicos: Teniendo en cuenta en cada


medicamento:
a. Farmacocinética
b. Farmacodinamia
c. Indicaciones
d. Dosis en adultos, niños.
e. RAM
Farmacocinética, Farmacodinamia, Indicaciones, Dosis en adultos, niños., RAM
Fenobarbital
Mecanismo de acción: Inhibe la transmisión sináptica mediada por GABA.

Indicaciones terapéuticas y Posología

- Tto. de la epilepsia; coadyuvante del tto. de episodios convulsivos agudos asociados a tétanos:
ads., 100-320 mg IM o, diluido, vía IV lenta; repetir si es necesario hasta máx. 600 mg/24 h. Niños,
IV lenta diluido: dosis única de carga, 10-20 mg/kg; mantenimiento: 1-6 mg/kg/día.
- Status epilepticus (IV lenta diluido): ads., 200 mg; repetir si es necesario. Niños, 15-20 mg/kg.
- Tto. de la epilepsia: crisis generalizadas tónico-clónicas y crisis parciales simples; tto. de
convulsiones; profilaxis y tto. de crisis convulsivas: ads., oral, 1-3 mg/kg/24 h en 2 tomas; después
adaptar hasta dosis de sostén individualizada. Niños, oral: 1-6 mg/kg/24 h en 1 ó 2 tomas.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a barbitúricos. Intoxicación aguda por alcohol, estimulantes


o sedantes. Administración de somníferos o analgésicos. Insuf. respiratoria grave. Porfiria.
Depresión. I.R., I.H. Lesiones graves de miocardio, valorar riesgo/beneficio.

Advertencias y precauciones: I.H., I.R., antecedentes de abuso de drogas. Niños, ancianos,


pacientes con dolor agudo: excitación paradójica y confusión. Evitar ingesta de alcohol y depresores
del SNC. Riesgo de depresión respiratoria, tolerancia y dependencia. Suspender gradualmente el
tto. Disminuye niveles de Ca y vit. D: en niños con tto. a largo plazo, suplementar con vitamina D2 o
D3 . Aparición de ideación y comportamiento suicida (monitorizar).

Interacciones
Efecto reducido por: saquinavir, ifosfamida (neurotoxicidad), antiproteasas: (ritonavir, amprenavir,
indinavir, nelfinavir)
Efecto aumentado por: alcohol, psicofármacos, narcóticos, analgésicos, somníferos, ác. valproico,
valproato sódico.

Embarazo: Cat D. Atraviesa la placenta, aumenta incidencia de anomalías y produce dependencia


con s. de abstinencia y s. hemorrágico en el neonato. Utilizar otro antiepiléptico en el embarazo.

Lactancia: Se excreta en leche produciendo depresión del SNC en el lactante.

Reacciones adversas: Reacciones cutáneas: si son graves, suspender tto. Problemas de


coordinación y equilibrio, somnolencia, artralgia. Vía IV: depresión respiratoria grave, apnea,
laringoespasmo, broncoespasmo, HTA.

Fenitoina
Mecanismo de acción: Inhibe la propagación de la actividad convulsivante en la corteza motora
cerebral: estabiliza el umbral promoviendo la difusión de sodio desde las neuronas. También es
antiarrítmico, al estabilizar las células del miocardio.

Indicaciones terapéuticas y Posología

- Vía oral: Crisis epilépticas parciales simples o complejas y crisis generalizadas de tipo tónico,
clónico o tónico-clónico. Dosis individualizada para niveles plasmáticos de fenitoína de 10-20 mcg/ml.
Dosis recomendada sin monitorización: ads., 300-400 mg/día, en 2-3 dosis. Niños: 5 mg/kg/día en
2-3 dosis iguales, máx. 300 mg/día.
- Vía IV en iny. o infus.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a hidantoínas, bradicardia sinusal, bloqueo sinoauricular,


bloqueo A-V de 2º y 3 er grado y s. de Adams-Stokes.
Advertencias y precauciones: No administrar vía IM. Controlar constantes vitales y ECG durante
la infusión. Ancianos. I.H., hipotensión, insuf. cardiaca grave. Puede producir osteomalacia,
hiperglucemia, hiperplasia y hemorragia gingival, leucopenia y, utilizada antes del parto, hemorragia
materna o neonatal. No ingerir alcohol. Monitorizar niveles séricos por riesgo de toxicidad. Suspender
gradualmente el tto.
Insuficiencia hepática: Los pacientes con I.H. pueden experimentar toxicidad temprana.

Interacciones: Niveles séricos aumentados por: cloranfenicol, dicumarol, disulfiram, tolbutamida,


isoniazida, fenilbutazona, salicilatos, clordiazepóxido, fenotiazinas, diazepam, estrógenos,
etosuximida, halotano, metilfenidato, sulfonamidas, trazodona, antagonistas H 2 , amiodarona,
fluoxetina y succinimidas.

Embarazo: Produce malformaciones congénitas; no utilizar como elección en el embarazo. No


suspender medicación antiepiléptica para prevenir crisis de gran mal. Prevenir riesgo de sangrado
en madre y neonato administrando vit. K.

Lactancia: Evitar. Se excreta en leche.

Reacciones adversas: Vía IV, principalmente colapso cardiovascular y/o depresión del SNC e
hipotensión (en administración rápida). Reacciones cardiotóxicas graves con depresión de la
conducción y fibrilación ventricular. Nistagmo, ataxia, lenguaje titubeante, coordinación disminuida,
confusión mental, vértigo, insomnio, nerviosismo, cefaleas. Náusea, vómito, estreñimiento, daño
hepático. Rash cutáneo morbiliforme o escarlatiniforme.

Primidona
Mecanismo de acción: Altera los flujos iónicos en la membrana neuronal.

Indicaciones terapéuticas: Gran mal, epilepsia psicomotora, accesos focales, ataques aquinéticos
y contracciones mioclónicas.

Posología: Oral. Se administra 2 veces al día. Inicial: 125 mg/día por la tarde; aumentar 125 mg
cada 3 días hasta 500 mg/día; después, aumentar cada 3 días 125 mg en niños < 9 años o 250 mg
en ads. hasta obtener el control. Máx. 1.500 mg/día en ads. o 1.000 mg/día en niños. Dosis media
diaria de mantenimiento: niños ≤ 2 años: 250-500 mg; 2- 5 años: 500-750 mg; 6-9 años: 750-1000
mg; adultos y niños > 9 años: 750-1500 mg.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad. Porfiria aguda intermitente.

Advertencias y precauciones: Niños, ancianos, debilitados, alteración de la función respiratoria,


I.R., I.H. Riesgo de tolerancia, dependencia, y s. de abstinencia al suspender bruscamente el tto.

Interacciones: Induce metabolismo de: fenitoína, anticoagulantes cumarínicos.


Aparición de hemorragias y disminución del efecto de: anticonceptivos esteroides orales.
Aumenta efecto de: depresores del SNC.
Lactancia: Vigilar al niño por si aparece sedación.

Reacciones adversas: Somnolencia, apatía, alteraciones visuales, náuseas, cefalea, mareo,


vómitos, nistagmo y ataxia.

Etosuximida
Mecanismo de acción: Inhibe los canales de Ca tipo T en neuronas talámicas.

Indicaciones terapéuticas: Pequeño mal.


Posología: Oral. Inicial: ads. y niños > 6 años, 250 mg 2 veces/día; niños 3-6 años, 250 mg/día; < 3
años, dosis proporcionalmente menor. Mantenimiento: dosis individualizada, aumentar
gradualmente hasta control; en general, ads. 250 mg 3-4 veces/día.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a succinimidas. Embarazo.

Advertencias y precauciones: I.H., I.R. Suspender gradualmente el tto. Análisis hematológico y de


orina a las 2 sem de tto. y cada 3 meses.

Lactancia: Se excreta en leche materna a concentraciones similares a las séricas maternas.

Reacciones adversas: Molestias abdominales, cefalea, somnolencia, exantema. Apatía,


obnubilación, depresión, euforia, ataxia, mareo, anorexia, náusea, vómito. Leucopenia,
agranulocitosis, anemia aplásica, monocitosis, leucocitosis, eosinofilia.

Carbamazepina

Mecanismo de acción: Reduce la liberación de glutamato, estabiliza las membranas neuronales y


deprime el recambio de dopamina y noradrenalina.

Indicaciones terapéuticas y Posología: Crisis epilépticas parciales con sintomatología compleja o


simple con o sin generalización secundaria; crisis epilépticas tonicoclónicas generalizadas;
epilepsias con crisis epilépticas mixtas. Monitorizar niveles plasmáticos para dosificación óptima.
Oral, ads.: inicial 100-200 mg 1 ó 2 veces/día; aumentar lentamente hasta 400 mg 2 ó 3 veces/día.
Oral, niños: < 4 años, inicial 20-60 mg/día aumentándola de 20-60 mg cada 2 días; > 4 años, inicial
100 mg/día incrementando en 100 mg a intervalos semanales; mantenimiento 10-20 mg/kg/día en
dosis divididas.

Modo de administración: Ingerir durante, después o entre las comidas con un poco de líquido.

Contraindicaciones: Hipersensibilidad a carbamazepina y fármacos estructuralmente relacionados


(ej., antidepresivos tricíclicos). Bloqueo auriculoventricular, antecedentes de depresión de médula
ósea o de porfirias hepáticas (p.ej. porfiria aguda intermitente, variegata, cutánea tardía). Tto. con
IMAO o en las 2 sem posteriores.

Advertencias y precauciones: Ancianos. Puede aparecer anemia aplásica, agranulocitosis,


trombocitopenia o leucopenia. Suspender tto. ante depresión de médula ósea, reacciones cutáneas
graves, agravamiento de disfunción hepática, enf. hepática activa, exacerbación de crisis epilépticas.
Provoca fallo de anticonceptivos orales.

Interacciones: Niveles plasmáticos y toxicidad amentados (ajustar dosis) por: inhibidores CYP3A4,
isoniazida, macrólidos, azoles, inhibidores de la proteasa, verapamilo, diltiazem, dextropropoxifeno,
ibuprofeno.

Embarazo: Ha habido en humanos trastornos del desarrollo, espina bífida, defectos craneofaciales,
cardiovasculares y anormalidades en varios sistemas. Administrar vit. K<sub>1<\sub> a madre
(últimas semanas) y niño para evitar hemorragias.

Lactancia: Carbamazepina pasa a la leche materna (aprox. 25 a 60% de las concentraciones


plasmáticas). Se sopesarán los beneficios de la lactancia materna frente a la remota posibilidad de
efectos adversos en el niño. Las madres que toman carbamazepina pueden dar de mamar a sus
hijos siempre que se controlen las posibles reacciones adversas en el niño (p.ej. somnolencia
excesiva, reacciones alérgicas cutáneas).
Reacciones adversas: Mareo, ataxia, somnolencia, fatiga, cefalea, diplopía, trastornos de la
acomodación, reacciones cutáneas alérgicas, urticaria, leucopenia, eosinofilia, trombocitopenia,
aumento de gamma-GT y fosfatasa alcalina, náusea, vómito, boca seca, edema, aumento de peso,
hiponatremia, reducción de osmolalidad plasmática.

4. ¿Que estudio o estudios paraclínicos adicionales le gustaría realizar y porque?


Los exámenes paraclínicos más utilizados en epilepsia son:
Electroencefalograma (EEG): registro de la actividad eléctrica cortical recogida mediante electrodos
colocados sobre el cuero cabelludo. La organización y estructuración de base debe estar en relación
con la edad, la simetría y el sincronismo en los diferentes estados: vigilia, somnolencia, despertar y
sueño en sus diferentes estadios. Los ritmos se califican en su banda rápida o lenta, los primeros
corresponden a vigilia y los segundos theta y delta en los estadios de somnolencia, los cuales
requieren diagnóstico diferencial en el caso de encefalopatía. El cambio súbito en la modulación de
fondo, en su frecuencia y amplitud se denominan "paroxismos", los cuales se dividen en fisiológicos
y patológicos.
Imagenología: los diferentes exámenes que permiten estudiar la morfología cerebral son útiles para
establecer diagnóstico topográfico y ocasionalmente etiológico, principalmente la resonancia nuclear
magnética y con muy limitada utilidad la tomografía axial computadorizada. En la actualidad las
pruebas de imagenología funcional se convierten en una valiosa herramienta de diagnóstico que
permiten una aproximación más puntual desde la perspectiva fisiopatológica, incluyen la Tomografía
por Emisión de Positrones, Tomografía por Emisión de Protón único, la resonancia magnética
funcional.

CASO II

Paciente femenina de 19 años de edad quien consulta por cuadro clínico de depresión y ansiedad
por problemas personales. Refiere presentar síntomas de cefalea tipo migraña, acompañada de
insomnio. No refiere haberse auto medicado. Por lo cual es tratada con LORAZEPAM 2.5 mg cada
día vía oral.

Sugiera y discuta porque se le formulo tratamiento con LORAZEPAM teniendo en cuenta:


a. Presentación: tableta 1 mg
b. Farmacocinética:

Biodisponibilidad 85% de la dosis oral

Unión proteica 85%

Vida media 9–16 horas12

Excreción Renal
metabolismo Higado

c. Farmacodinamia
inhibición sináptica mediada por el ácido gama-aminobutírico.
En dosis mayores de 2 mg, el LORAZEPAM no sólo daña la coordinación, sino también la velocidad
y exactitud de la ejecución.
d. Indicaciones: ansiedad, Neurosis. Tensiones psíquicas. Hiperemotividad. Trastornos del
sueño. Trastornos psicosomáticos
contraindicaciones: Hipersensibilidad a benzodiacepina, Miastenia gravis. Insuficiencia
respiratoria grave. Síndrome de apnea del sueño. Insuficiencia hepática grave.
Interacciones: Efecto aumentado al ingerirse
alcohol, neurolépticos, antidepresivos, hipnóticos, hipnoanalgésicos, anticonvulsivos y anestésicos.
Disminuido con antiacidos
d. Dosis en adultos, niños
Ansiedad moderada e insomnio 2 a 4 mg dia - severa, 3 a 7.5 mg dia divididos
e. RAM: somnolencia. Otras reacciones adversas reportadas son los mareos, debilidad,
fatiga y letargia, desorientación, ataxia, náuseas, alteración del apetito, cambio de peso, depresión
visión borrosa y diplopia, agitación psicomotora, disturbio del sueño, vómito, disturbio de la libido,
cefalea, reacciones dermatológicas. Disturbios en el sistema gastrointestinal, oídos, nariz y garganta,
músculo esquelético y sistema respiratorio. Se han encontrado efectos de irritabilidad y excitabilidad,
debidos al consumo de benzodiazepinas. En raras ocasiones se ha presentado, confusión mental,
tartamudeo, anormalidades en la amnesia anterógrada transitoria o deterioro de la memoria,
reacciones paradójicas e hipotensión.

CASO III

Mujer de 57 años quien acude al Servicio de Urgencias porque mientras limpiaba el jardín con un
objeto cortante sufre herida a nivel de antebrazo izquierdo que compromete piel tejido celular
subcutáneo y musculo

Antecedentes: Hipertensión arterial controlada con LOSARTAN 50 mg vía oral cada 12 horas, por
lo demás aspecto negativos

Signos vitales: T.A.= 130/80 mm Hg. F.C.= 79Latx´, F.R.= 18x´, Sat.O2= 95%,
C/c: normal
C/p: Rscs normales, Murmullo vesicular normal.
Abdomen: Rsis normales, blando depresible, no se palpa masas ni megalias.
Extremidades: Presenta herida a nivel de antebrazo izquierdo tercio distal de aproximadamente 6
cms que compromete piel tejido celular subcutáneo y musculo, sin déficit neurovascular
Neurológico: Sin déficit
PREGUNTAS
1. Cuáles serían los diagnósticos de esta paciente?

2. Que anestésico local utilizaría para el procedimiento que requiere la paciente Como iniciaría
el tratamiento médico para el procedimiento respectivo: Teniendo en cuenta:
a. Presentación
b. Farmacocinética
c. Farmacodinamia
d. Indicaciones
e. Dosis en adultos, niños.
f. RAM
3. Necesitaría manejo farmacológico adicional esta paciente?

Realizar por favor las fichas para los medicamentos: Midazolam, Diazepam, Lorazepam,
Fenitoina Sódica, Lidocaína