Anda di halaman 1dari 4

TAREA N° 03

CURSO: ÉTICA

BLOQUE: FC-PREADM05F1T

PROFESOR:

ALUMNO:

LIMA – PERÚ
2016- II

de Ingeniería Civil

LABORATORIO 01: Introducción y Metrología


1.¿Cuál es la forma más conveniente para respetar la libertad religiosa de
los miembros de una secta pero a la vez evitar que algunas de las
religiones impongan sus reglas de conducta a quienes no comparten su
credo? Desarrolla y argumenta los conceptos fundamentales de libertad y
responsabilidad.

En primer lugar, debemos recordar que vivimos en un estado laico; Es decir, las
autoridades políticas no se adhieren públicamente a ninguna religión determinada ni
las creencias religiosas influyen sobre la política nacional.
Sin embargo, la Ley 29635 (Ley de Libertad Religiosa) y la constitución política del
Perú, garantizan el derecho fundamental de toda persona a la libertad de religión. Y
a la vez garantiza el respeto hacia esta libertad;” Nadie puede ser obligado a
manifestar su convicción religiosa”. (Artículo 09, ley 29635).
Por lo tanto, la forma más conveniente para respetar la libertad religiosa de las
sectas u otras religiones, es mediante las leyes y la constitución política; ya que el
estado y la sociedad debe proteger el derecho de los individuos y hacer respetar su
libertad humana. Pero también debe proponer que haya un límite de libertad; que
la libertad no se vuelva libertinaje. Ya que algunos grupos como las sectas utilizan
este derecho a su favor y gracias a él han conseguido salir impunes en
innumerables sentencias. Generalmente usan el proselitismo y/o la manipulación
psicológica, que consiste en actitudes o procedimientos agresivos para convertir a
los otros a la secta; En estos casos están infringiendo la ley e incluso están siendo
perjudiciales a la sociedad. A este tipo de grupos religiosos se debería juzgar
penalmente.

El único fundamento sólido


de condenación sería que el público no tiene por qué intervenir en los gustos
e intereses personales de los individuos.

Tenemos que tener cuidado, ya que estas situaciones pueden llegar a ser
causantes de la pérdida de derechos y que pueden poner en peligro la libertad
religiosa de todos, creando un "derecho de persecución".
2.Interprete y explique claramente qué dice John Stuart Mill en el texto
siguiente: “Con respecto al daño simplemente contingente o
"constructivo", por así decir, que una persona puede causar a la
sociedad, sin violar ningún deber preciso hacia el público, y sin herir de
manera visible a ningún otro individuo más que a sí mismo, la sociedad
puede y debe soportar este inconveniente por amor de ese bien superior
que es la libertad humana”.

El autor, John Stuart Mill manifiesta que el simple hecho de vivir en la sociedad
atribuye a cada uno de los individuos, una cierta línea de conducta hacia los demás.
Esta consiste, en no perjudicar los intereses de los demás, y en tomar cada uno su
parte para defender a la sociedad o a sus miembros de cualquier daño.
Desde el momento en que la conducta de una persona es perjudicial a los intereses
de otra, la sociedad tiene el derecho de juzgarla. Sin embargo, si el daño es
contingente la sociedad no debe reclamar para sí el poder de dictar mandatos y
obligar a obediencia, en aquello que afecta a los intereses personales de los
individuos; pues, según todas las reglas de la justicia y de la política, la apreciación
de esos intereses deberían pertenecer a los que deben soportar las consecuencias
de ellos.
Si bien es cierto, cada persona tenemos derechos y libertad a obrar de diferentes
maneras ya sean perjudiciales o contingentes a la sociedad, Sin embargo, si los
hombres están autorizados a usar de su libertad en aquellas cosas que no se
relacionan con los intereses de otro, por ejemplo: cuando una persona fuma, tiene el
derecho de fumar y satisfacer sus necesidades, en la eutanasia y/o cuando el hombre
que ingiere alguna sustancia nociva para el organismo, ya sea el alcohol, droga, etc.
Estas personas deben ser dotados en la edad y la capacidad intelectual para asumir
los consecuencias y los riesgos que puede ocasionar daños a su salud, estos actos
aparentemente no son directamente perjudiciales para la sociedad; Por ende, a ellos
no se le puede juzgar con una pena de cárcel; a un borracho no podemos llevar a la
cárcel, ni castigar a ninguno de ellos; la sociedad tiene el deber de tolerar ya que cada
uno de los individuos tienen la libertad humana.
En el Descrédito incurre una persona por falta de prudencia o dignidad
personal, por faltas que sólo a ella le conciernen sin llegar a la violación de los
derechos constituidos de los otros. ZAMUDIO: Límites de la autoridad de la
sociedad sobre el individuo En estos casos el ofensor puede ser castigado por
la opinión pero no por la ley. El descrédito comprende un caso de daño
contingente que no viola ningún deber específico y que debe ser tolerado para
bien de una mayor libertad.

Sin embargo, el autor resalta que el mal que una persona se haga a sí misma, puede
afectar seriamente en sus sentimientos y en sus intereses no sólo a los que están
próximos, sino también, a la sociedad en general aunque en menor grado. Por
ejemplo: cuando los pandilleros ingieren licor y sustancias químicas, están en lugares
expuestos a las personas de diferentes edades, un niño que presencia cierta acción,
puede creer que esos actos son normales y aceptables por la sociedad, entonces él
también puede formarse con la mentalidad de consumir ciertas sustancias.
La sociedad debe inculcar desde la etapa escolar y una vez terminado el período de
educación, deberían inculcarse las virtudes individuales. Deben ayudarse los unos a
los otros para diferenciar lo bueno de lo malo; puesto que cada individuo
conformamos una sociedad.
El individuo será soberano sobre él mismo, sobre su propio cuerpo y espíritu. El
individuo sólo estará sometido a un control social con el propósito de impedir el
daño a los demás. La sociedad será soberana sobre los actos de quienes afectan
a otros.