Anda di halaman 1dari 4

Determinación de las sanciones jurídicas a la parte patronal por

el incumplimiento de las prestaciones laborales.

Este tramite lo realiza el Ministerio de Trabajo por medio de su Departamento

de la Dirección General de Inspección de Trabajo y Oficinas Regionales de

Trabajo, que tiene la función de velar por el cumplimiento de las

disposiciones legales de trabajo y las normas básicas de higiene y de

seguridad ocupacional en los establecimientos de trabajo, como medio

para prevenir los conflictos laborales y velar por la seguridad de los mismos.

(Art. 33 y 34 de la Ley de Organización y Funciones del Sector Trabajo y

Previsión Social).

La solicitud para la realización de la inspección no programada deberá

formularse por escrito o de forma verbal, el trabajador se presenta en el

Ministerio de Trabajo a denunciar que su patrono no esta cumpliendo con

las prestaciones que como trabajador tiene como lo pueden ser salarios,

vacaciones, aguinaldos, todas las cuestiones que son de carácter

económico, se procede a tomarle la denuncia y se programa una

inspección en el lugar de trabajo, cuando estos se presentan el patrono esta

en la obligación de mostrar a los agentes inspectores las planillas y donde

se compruebe el pago o no de todas las prestaciones del trabajador, asi

como también los inspectores podrán interrogar a testigos, exigir toda la


documentación que crean necesaria, señalar los plazos para que subsane

infracciones que se puedan darse en la inspección que realicen. Dentro de

estas inspecciones existen dos tipos las cuales son:

- Inspección Programada:

Es aquella que se encuentra considerada en el plan mensual

elaborada por la autoridad competente y tiene por objeto constatar

el cumplimiento de las disposiciones legales y prevenir los riesgos

laborales.

- Inspección Especial o No Programada:

Es aquella que se lleva a cabo para verificar hechos expresamente

determinados, vinculados a la relación laboral, que requieran de una

inmediata y urgente comprobación.

Cuando el inspector termine de realizar la visita el inmediatamente

redactara un acta respectiva, en el lugar de trabajo, haciendo constar

todos los hechos verificados y las alegaciones de las partes.

Los plazos que establecerán para el cumplimiento de las sanciones no

podrán sobrepasar de quince días hábiles. Luego de terminado dicho

plazo se realizara una reinspección para verificar si realmente han sido

subsanadas las infracciones que se le establecieron en la visita previa y


en el caso de que no se subsanaran dichas sanciones, el inspector

levantara un acta, que luego remitirá a la autoridad superior para la

imposición de la sanción correspondiente. Dicha acta deberá ser

firmada por las partes que hubieran intervenido en la diligencia, se hara

constar que la negativa de cualquiera de las partes a firmar el acta, no

la invalidara, debiendo el inspector del ministerio de trabajo dejar

constancia cual de las partes se negó a firmar el acta.

Las sanciones que establece o que impone el inspector de trabajo

oscilaran desde los quinientos hasta los cinco mil colones, es decir

cincuenta y siete dólares con catorce centavos, hasta los quinientos

setenta y un dólares con cuarenta y dos centavos, en los casos que fuera

por una obstrucción o por desnaturalizarla, según la gravedad del caso

y sin el perjuicio de la responsabilidad penal a que hubiere lugar.

Caerán también en este tipo de multas o sanciones cuando los patronos

o los representantes en cualquier forma y grado agredieren a los

inspectores de trabajo, mintieran, amenazaran y se le aumenta un poco

mas según la gravedad del hecho y la capacidad económica que

presente el empleador, ya que estas multas van desde los quinientos

colones hasta los diez mil colones es decir desde cincuenta y siete dólares
con catorce centavos, hasta los mil ciento cuarenta y dos dólares con

ochenta y cinco centavos.

Las multas que se impongan entraran de conformidad a esta ley al Fondo

General del Estado, por lo cual cuando se impongan dichas multas se

emitirá una certificación que expedirá el Director General de Inspección

de Trabajo, donde se estipule la condena y su cuantía, la cual tendrá

fuerza ejecutiva si no se cancela y podrá conocer de la misma el Juez de

lo Laboral del domicilio del deudor.

En caso de que el incumplimiento sea en materia de bienestar, seguridad

o de higiene, los inspectores de trabajo podrán visitar el establecimiento

para constatar la situación y los inspectores podrán hacer

recomendaciones al patrono o representante con el fin de mejorar esas

situaciones, pero para que estas sean de obligatorio cumplimiento

deberá primero escuchar a la parte patronal que de su versión y se

defienda dentro del segundo día, abrirá a pruebas con los incidentes por

cuatro días hábiles mas en caso de que la misma parte la solicite y luego

se pronunciara en cuanto a la resolución en los dos días siguientes de

terminada la audiencia o expirado el termino probatorio.