Anda di halaman 1dari 6

Aportes de San Agustín y Santo Tomas de Aquino

La denominada edad media se prolongó aproximadamente a lo largo de


diez siglos. Se inicia con la destrucción del imperio romano en el siglo
V y se prolonga hasta el periodo que suele denominarse “renacimiento”
(siglo XV), periodo en el cual se habría producido una ruptura radica con
la edad media ignorante y oscura.

La filosofía medieval se basó en el cuestionamiento respecto a si era


compatible la Fe y la iglesia, con la Razón. Los dos Filósofos más
importantes de este periodo fueron San Agustín y Santo Tomas de
Aquino, quienes fueron fundamentales gracias a sus grandes aportes.

En estos filósofos cristianismo y Filosofía están íntimamente ligados y


la cuestión de las relaciones entre la fe y la razón es fundamental.

San Agustín Nació en el 354 A.C en la ciudad de Tagaste, fue un filósofo


y teólogo cristiano, considerado uno de los santos más influyentes tanto
en el catolicismo como en la filosofía occidental. Escribió más de 232
libros, siendo los más destacados Confesiones y La ciudad de Dios.

Sus ideas y escritos fueron importantes para la dominancia del


Cristianismo tras la caída del Imperio Romano. A menudo se le
considera como el padre de la teología ortodoxa y el más grande de los
cuatro padres de la Iglesia Latina.

San Agustín fue fuertemente influenciado por las tradiciones filosóficas


latina y griega, y las utilizó para comprender y explicar la teología
cristiana. Sus escritos aun siguen siendo pilares destacados de la
ortodoxia en la Iglesia.

San Agustín elaboró un pensamiento cristiano con muchísima influencia


de Platón. Estaba convencido de que la verdad es única y que a ella
conducen tanto la fe como lo razón. Entiende que: la razón conduce a
la fe, ya que aunque sus verdades no sean demostrables, sí demuestra
que tiene sentido y es legítimo creer en ellas. Por otro lado es la fe la
que orienta correctamente a la razón al conducirla hacia la verdad. A su
vez, es la razón la que permite esclarecer los contenidos de la fe.

San Agustín afirmó que se debía “creer para entender”, señalando así
a la fe como el método perfecto para el entendimiento, ya que es la base
de un testimonio y verdad, mediante la razón del sentir.

Con base en ello, invitó a los cristianos a entender la realidad conforme


a su fe y las doctrinas impuestas, para que notasen así que todo estaba
relacionado. Siempre y cuando la fe no fuese indiferente a la razón, se
llegaría un entendimiento pleno.

San Agustin fue de vital importancia ya que cristianizó a Platón, Esto


quiere decir que los pensamientos de Platón fueron interpretados y
explicados de una manera que no fueran una amenaza para la Religión

La influencia de San Agustín en los siglos XII y XIII en el mundo latino


medieval no puede ser pasada por alto: sus libros constituyeron los
primeros libros de referencia de cualquier biblioteca académica del
momento. En efecto: tanto franciscanos como dominicos se
embebieron de la autoridad teológica y filosófica de San Agustín.
Uno de sus libros mas conocidos fue “Confesiones”, en donde San
Agustín señaló que el tiempo es parte de un orden dado dentro de la
mente humana. Para él no hay un presente sin pasado y mucho menos
un futuro sin presente. Dicho aporte, es considerado pionero en el área,
pues no es hasta que Isaac Newton retoma la teoría que se conoce más
sobre el tema.

San Agustin aportó grandes pensamientos sobre el lenguaje humano,


haciendo referencia a la manera en que los niños aprenden a hablar por
medio del entorno y asociación.

Así mismo, aseguró que mediante el habla solo se busca enseñar,


porque al preguntar incluso por algo desconocido, se le permite a la
persona que tiene la respuesta reflexionar sobre lo que dirá y exponer
su punto de vista libremente.

Por otra parte, señaló que mediante el lenguaje se enseña y aprende


por medio del recuerdo, que se mantiene almacenado en el alma y se
exterioriza con el pensamiento, para comunicarse con las personas.

También recalcó que la oración era un método de comunicación que se


mantenía en el alma, y que servía solo para comunicarse con Dios de
manera directa, para calmar preocupaciones y avivar esperanzas.

Santo Tomas de Aquino, fue el filósofo más grande y más importante


de la Alta edad Media, vivió desde 1225 al 1274. Nació en la pequeña
ciudad de Aquino, entre Roma y Nápoles.

Una de las cosas más importantes que realizo Santo Tomas, fue
Cristianizar a Aristóteles, de la misma manera que San Agustín había
cristianizado a Platón.
Tomas de Aquino Pensó que no tenía por qué haber una contradicción
entre lo que nos cuenta la filosofía o la Razón y lo que nos revela la Fe.
Opinaba que Además de los “dogmas de Fe” Existían una serie de
“verdades Teológicas naturales” a las que se pueden llegar tanto a
través de la religión cristiana o fe como a través de la razón innata o
natural.

Tomas quiso mostrar que solo existe una verdad. Cuando Aristóteles
señala algo que nuestra razón reconoce como verdad, entonces
tampoco contradice la doctrina cristiana.

Según Tomas podemos acercarnos a la verdad mediante nuestra razón


y nuestras observaciones. Otra parte de la verdad nos la rebela Dios a
través de la Biblia.

Tomas de Aquino apoyo la filosofía de Aristóteles en los puntos en


común con la teología de liberación. Según tomas hay un grado
evolutivo de existencia desde plantas y animales hasta seres humanos,
y de estos últimos a los Ángeles, y por encima de todo Dios.

Según Tomas, la mujer es inferior al hombre, solo físicamente, ya que


esta es creada con la costilla del Hombre. El alma de la mujer tiene el
mismo valor que la del hombre. En el cielo hay igualdad entre hombre y
mujeres, simplemente porque dejan de existir todas las diferencias
físicas entre los sexos.

nto Tomás apeló a la racionalidad para demostrar la existencia de Dios.


Su concepto de verdad para arribar a Dios estaba compuesto por la
teología revelada (verdades teológicas) y por la filosofía y la teología
(las verdades son alcanzadas por la razón).

Las cinco vías de acceso a Dios son:

o Principio de la física (los datos de la experiencia como punto de


partida)

o Principio metafísico (“todo lo que se mueve se mueve por otro”)

o Principio de la física (imposibilidad de series hasta el infinito)

o Principio teológico-filosófico (debe haber un primer motor)

o Principio teológico (conclusión: Dios existe)


Santo Tomás es causalista, pero dice que las causas no pueden ser
infinitas sino que debe existir un primer motor o causa primera
generadora de la vida. De esta manera, Santo Tomás toma la idea del
Primer motor de Aristóteles en su Filosofía Primera o Teología. Así
establece que a Dios lo conocemos por sus efectos.