Anda di halaman 1dari 2

Daniel Hernández Castillo “La lengua silenciada, Nociones para aproximarse a la

memoria oculta del Carnaval en Chile” (Castillo 2015)


“Teniendo acreditada por la experiencia, las fatales y frecuentes desgracias que resultan
de los graves abusos que se ejecutan en las calles y plaza de esta Capital en los días de
Carnestolendas, principalmente por las gentes que se apandillan a sostener entre sí los
risibles juegos y vulgaridades de arrojarse agua unas a otras; y debiendo tomar la más
seria y eficaz providencia que estirpe de raíz tan fea, perniciosa y ridícula costumbre; por
tanto ordeno y mando que ninguna persona estante, habitante o transeúnte de cualquier
calidad, clase o condición que sea, pueda jugar los recordados juegos u otros, como
máscaras, disfraces, corredurías a caballo, juntas o bailes, que provoquen reunión de
gentes o causen bullicio.”(Marcó del Pont, 1817 citado por Hernández Castillo,2015 pág.2)
Esta cita hace referencia a la voluntad opresiva hacia un tipo de manifestación cultural
como lo es el carnaval, en esa época (1816) carnestolendas, en donde son sancionadas las
practicas carnavalescas y la aglomeración de personas que generen ruidos o disturbios sin
importar su condición social.
El carnaval como tal es un fenómeno rigurosamente popular, es por esto que a través del
tiempo se ha mantenido oculto en la cultura de las clases subalternas de la sociedad chilena,
por otro lado, reniega de la delimitación étnico-nacional abarcando una cultura de carácter
regional. Además, el carnaval tiene la capacidad de transformar su forma de ser,
comprensible para las y los sujetos que lo sustentan y pueden decodificar.
¿Por qué las formas del Carnaval de otros países latinoamericanos son inteligibles en
Chile?
El texto plantea tres objetivos para dilucidar esta interrogante:
1. Explicar una posible definición local de Carnaval como categoría derivada de la Cultura.
2. Situar el fenómeno en el lugar de su conceptualización original (Europa) y en el de su
observación (Latinoamérica), con el fin de identificar rupturas y continuidades entre ambos.
3. Realizar una revisión histórica preliminar de este fenómeno en Chile.
Hacia una definición del Carnaval
El Carnaval como instrumento de control
la mayoría de los carnavales latinoamericanos presentan la tutoría de alguna institución de
carácter privado u estatal con el fin de gestionarse y efectuarse. El autor del texto plantea
que el apoyo institucional que es brindado a los carnavales jamás hay que verlos de manera
ingenua ya que para las instituciones resulta ser una herramienta de dominación
tremendamente eficaz adueñarse de las manifestaciones culturales de un pueblo.
Saturnales, Lupercales, Carnestolendas y Chirigotas: el largo viaje del Carnaval hacia
Latinoamérica
es una afirmación que el carnaval en Latinoamérica es incomprensible sin la orientación
europea ligada al colonialismo, el objetivo del presente apartado es comprender el
significado del carnaval en Europa ,dar a conocer las importaciones locales de aquellas
manifestaciones e intentar comprender los lineamientos generales que obedecen los
carnavales en América Latina.
El carnaval en Europa
1. m. Los tres días que preceden al comienzo de la Cuaresma.
2. m. Fiesta popular que se celebra en tales días, y consiste en mascaradas, comparsas, bailes y
otros regocijos bulliciosos

“Más de una interpretación (cuando menos, Lamolle, 2005) intuye ya que esta definición marca un
primer silenciamiento histórico, i.e., la política del estado romano tardío (católico) de eliminar, y,
luego, cuando menos sustituir las prácticas festivas paganas por celebraciones significadas en
clave eclesiástica.” (Hernández Castillo,2015 pág.11)