Anda di halaman 1dari 13

75

Política e Gestão da Educação - 04 p. 75 - 87

LA CONSTRUCCIÓN DE UNA IDENTIDAD DOCENTE,


¿UN DESAFÍO PARA LA POLÍTICA EDUCATIVA?
28
Linda Grace Matus Rodríguez

RESUMEN
Este artículo reconoce que la incerteza y los profundos cambios económicos y sociales de
nuestros tiempos generan una fuerte presión hacia las diferentes identidades colectivas,
una de ellas, la Identidad Docente hoy fuertemente cuestionada y tensionada. Por un
lado los profesores se enfrentan a la paradoja del reconocimiento de su rol clave en los
procesos de aprendizaje, y por otra, a una creciente desvalorización de su quehacer
cotidiano, sometiéndolos a una tensión identitaria. Se propone, la necesidad de construir
una nueva Identidad Docente desde la valorización de espacios colectivos de reflexión
pedagógica, reconociendo que la promoción del debate acerca de “los saberes y haceres”,
entre docentes, es un aporte al desarrollo profesional entre pares, contribuyendo a la
mejora de las prácticas pedagógicas favoreciendo el tránsito desde sus tradicionales
prácticas aisladas hacia el desarrollo de aquellas colaborativas, propias de una nueva
Identidad que se valida en la construcción colectiva. Situación que se transforma en un
desafío no sólo para los profesores, sino para la política educativa, dado que ésta debería
preocuparse de generar condiciones para que los profesores logren construir una
Identidad Docente que responda asertivamente a las exigencias societales, mejorar sus
actuales prácticas, revalorizando así el ejercicio pedagógico cotidiano.

Palabras clave: Identidad Docente. Política Educativa. Práctica Pedagógica.

28
Professora da PUCV, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso/ Chile. E-mail: gracematusr@gmail.com

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


76 Linda Grace Matus Rodríguez

IDENTITY CONSTRUCTION OF A TEACHER, A CHALLENGE


FOR EDUCATION POLICY?

ABSTRACT
This article recognizes that the uncertainty and the profound economic and social changes of
our times have created a strong pressure onto the different collective identities. And among
them, teaching identity that nowadays is being strongly questioned. On one hand, teachers
are facing the paradox related to the recognition of their key role inside the learning process.
On the other one, an increasing devaluation of their “daily doing”, making the situation even
more stressful. The propose of this study is to build up a new teaching identity beginning
from the valuation of collective spaces of pedagogic reflection, when recognizing that the
promotion of debate related to “ knowing and doing”, among teachers , is a real contribution
to the professional development among peers. Contributing to the upgrade of pedagogic
practices, helping to transform isolated traditional practices into collaborative ones and
making up a new identity validated by collective construction are the main ideas of this
article. This is not only a new big challenge for teachers, but also for educational policy. By
promoting favorable conditions for teachers the task of building up a real teaching identity
that may respond effectively to any social demand, would help to upgrade and value their
pedagogical procedures.

Key words: Teaching identity. Educative Politics. Pedagogic Practice.

RESUMO
Este artigo reconhece que a incerteza e as profundas mudanças econômicas e sociais de
nosso tempo geram uma forte pressão para as diferentes identidades coletivas, dentre
elas, a Identidade Docente atualmente questionada e tensionada. Por um lado os
professores se confrontam com o paradoxo do reconhecimento do seu papel-chave nos
processos de aprendizagem, e por outro, há uma crescente desvalorização de seu trabalho
cotidiano, submetendo-os a uma tensão identitária. Este artigo propõe a necessidade de
se construir uma nova Identidade Docente desde a valorização de espaços coletivos de
reflexão pedagógica, reconhecendo que a promoção do debate acerca dos saberes e
fazeres entre docentes, é um aporte para o desenvolvimento profissional entre pares,
contribuindo para a melhoria de práticas pedagógicas, favorecendo o trânsito de suas
práticas tradicionais isoladas até o desenvolvimento daquelas colaborativas, próprias de
uma nova Identidade que se valida na construção coletiva. Situação que se transforma em
um desafio não só para os professores, mas também para a política educacional, dado
que esta deveria se preocupar em gerar condições para que os professores logrem
construir uma Identidade Docente que responda assertivamente às exigências sociais,
melhorar suas práticas atuais, revalorizando assim o exercício pedagógico cotidiano.

Palavras-chave: Identidade Docente. Política Educacional. Prática Pedagógica.

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 77

Introducción sus alumnos, derivadas de problemas en la estruc-


tura social, que ha generado débiles redes de apoyo
para la intervención de problemas en la infancia.
Nuestra actual sociedad es cada vez más A estas exigencias, se agrega un consen-so
dinámica, la Globalización ha traído una vorági- muy particular, por un lado el reconocimiento del
ne de cambios más allá de los aspectos económi- docente como un actor clave en la búsqueda de la
cos, los que han significado profundas transfor- calidad educativa, resumido en la frase “la calidad
maciones sociales. de un sistema educativo tiene como techo la
En este contexto, la incerteza parece ser la calidad de sus docentes” (Barber & Mourshed,
ley fundamental, el cambio aparece como con- 2008 :15). Por otro, la profesión docente se pre-
dición sine qua non, el mundo al que pertenecen las senta desvalorizada social y económicamente, más
escuelas en consecuencia se caracteriza hoy por una aún “los docentes siguen vistos como ejecutor es
inestabilidad social creciente. La escuela debe pasivos de lo que se decide en los niveles superio-
enfrentar rápidamente estos desafíos, existe un res, operando los currículos y cambios en los cu-
tiempo escaso para prepararse y enfrentarlos Bajo ales no han tenido ni voz, ni presencia, ni capaci-
este contexto tan apremiante el ejercicio de la dad para tomar decisiones” (CEP AL, 2004:93).
docencia aparece interpelado y apremiado a De esta forma, el propio docente se encu-
introducir cambios en las actuales prácticas pe- entra en una dualidad en términos de “lo que es” y
dagógicas, lo que según Hargreaves (2003) ha sig- “lo que debiese ser” , situación que constituye una
nificado convertir a la docencia em uma “pr ofesi- fuente contradictoria de valoración social que
ón paradójica”, refiriéndose con ello a la duplici- amenaza y cuestiona su Identidad Docente, que por
dad de exigencias actuales para los docentes que una parte aparece siendo tensionada desde la
incluso pueden aparecer como contradictorias sociedad en su conjunto y por otro desafiada a
entre sí, es más incluso se presentan requerimien- mejorar sus prácticas pedagógicas. Al respecto,
tos sociales a la profesión, que van más allá de los parece interesante preguntarse si esta contradic-
conocimientos disciplinarios y técnicos espe- ción, ¿Debe ser abordada sólo por los propios pro-
cializados. Incluso los docentes en ocasiones se fesores o es una temática que debiesen observar los
ven presionados a asumir responsabilidades con diseñadores de las políticas educativas?

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


78 Linda Grace Matus Rodríguez

Desarrollo términos de otros contextos colectivos(Lavín,


2000). Este fenómeno contribuye a la
Abordar el concepto de identidad docente
desestructuración de identidades
no resulta fácil, tanto por la temática propia
comunitarias, lo cual, lleva incluso a la
como por las razones de contexto general. A
inhibición educativa de agentes de
nivel internacional y también nacional se han
socialización como son la familias y las
desarrollado una serie de transformaciones
comunidades (Reyes, Cornejo y otros, 2010).
producto de cambios en el nuevo modelo de
Sumado a ello, el cambio tecnológico, la
desarrollo organizado en torno al capital
apertura a la economía global, la masificación
financiero, fenómeno que ha significado la
de la escolaridad, la fuerte visión individual
irrupción de la denominada Globalización, la
desde el sujeto y no desde el colectivo, entre
cual, ha influido negativamente en todas las otras grandes transformaciones del siglo XXI,
identidades colectivas, siendo una de ellas la replantean las competencias y destrezas que
Identidad Docente. requieren desarrollar ciudadanos de la
Se puede precisar que el concepto de denominada “aldea global”.
Identidad Docente corresponde a un tipo de Bajo esta realidad, la sociedad
identidad colectiva, que nace por un lado de interroga al sistema educativo, a la escuela y
“una construcción individual referida a la a los profesores, buscando en ellos las
historia del docente y a sus características respuestas a los cambios vertiginosos que
sociales, pero también de una construcción plantea la post modernidad. La misma
colectiva vinculada al contexto en el cual el escuela como organización y sus docentes se
docente trabaja” (Valliant, 2007:3). Se encuentren hoy, en una verdadera
entiende desde esta perspectiva, la encrucijada de significados y sentidos de la
Identidad Docente como un proceso de acción pedagógica.
construcción y como tal dinámico y
continuo, no obedece exclusivamente a la Reconocida esa realidad y profundi-
obtención de un título profesional, sino se zando aún más en la Identidad propia del
asocia al despliegue de la trayectoria propia docente se reconoce que hoy día esta
del profesor, que necesariamente vincula la Profesión aparece en el centro de la
acción individual asociada a las historias de incerteza y del cuestionamiento desde el
vida, con la acción colectiva que se punto de vista iden-titario.
desarrolla según particulares características Los profesores se encuentran ante el
de las realidades laborales circundantes. desconcierto y las dificultades de unas
demandas cambiantes, y ante la continua crítica
De allí entonces, la importancia de valorar social por no llegar a atender estas nuevas
el contexto, caracterizado hoy en día por exigencias. Para evitar este sentimiento difuso
procesos de desarticulación , donde mucha gente de malestar, el profesor necesita volver a pensar
el papel que representa; y por su parte, la
cesa de verse a sí misma en términos de los
sociedad debe incrementar la formación y el
contextos colectivos tradicionales que le daban
apoyo que otorga a sus profesores, antes de
un sentido de identidad como por ejemplo la convertir a la educación en una profesión
profesión y comienzan a verse en imposible. (ESTEVE, 1994, p. 21).

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 79

Por tanto, reconociendo que no es cómo se va generando una sensación entre los
fácil abordar la temática de la Identidad docentes de obsolencia, que se expresa en
Docente, parece un hecho ineludible la frase, “no estar a la altura de las
referirse a ella, si efectivamente se pretende circunstancias”, que contribuye a aumentar
abordarla como proceso de significado a las “el malestar docente”, evidenciándose en
prácticas pedagógicas y por tanto, de actitudes como agotamiento y distancia
revisión sistemática de las mismas. Por emocional, sensación de falta de logro, todos
cierto, el ejercicio de la docencia es de suma ellos indicadores del denominado síndrome
complejidad y desafíos, incluye por tanto, de bournout, el cual releva el impacto de las
un compromiso que va más allá del logro condiciones laborales, en que se desarrolla la
del sustento diario y requiere por ello, de la práctica pedagógica, sobre los docentes y que
construcción de un proceso identitario que contribuye como fuente de desgaste
otorgue a su práctica cotidiana profesional y por tanto de disminución de la
significatividad y trascendencia. eficacia de la práctica pedagógica. Un ejemplo
de lo anterior, son diversos estudios
Este proceso de identificación con el
psicológicos desarrollados con profesores
ejercicio de la profesión docente se puede
chilenos, los cuales señalan que éstos han
ver fuertemente afectado por el permanente
estado enfrentando en los últimos años a los
cuestionamiento del contexto a la labor
síntomas del denominado “desgaste
docente, dado que los procesos identitarios
profesional” o bournout (Pontificia
se nutren de la relación entre el yo y los
Universidad Católica, 2000; CORNEJO,
otros. Actualmente, se observa desde la
200; CLARO 2003; ARÓN, 2000, entre
sociedad una crítica fundada en la
otros), dado que la práctica pedagógica se
existencia de una verdadera dicotomía entre
ha realizado en condiciones laborales
el rol ideal del docente y el que
insatisfactorias, desde el punto de vista de
efectivamente cumple, o mirado desde otra
infraestructura, remuneracional y de
perspectiva, entre el nuevo rol que debe
valoración social. Las diferentes
asumir y el tradicional que desarrolla en el
investigaciones ubican a los profesores entre
presente. De todas formas, bajo ambas
los grupos de más alto riesgo de desgaste
miradas, se observa una tensión y un
profesional. Además se realizó un estudio
cuestionamiento a las prácticas que
comparativo de los docentes chilenos con sus
desarrollan los docentes, que engendra una
pares de América Latina, observándose en los
serie de consecuencias. Ya lo advierte Tenti
primeros mayores enfermedades asociadas a
(2005) al señalar:
la labor de enseñanza.
El desfase entre la complejidad de la tarea y
las capacidades disponibles puede constituir Según un reciente estudio comparado, un 46%
una fuente de desestabilización del modelo de los profesores santiaguinos ha sido alguna
de trabajo, que contribuyen a generar una vez diagnosticado de disfonía, un 42% de estrés
sensación de malestar e impotencia en los y un 26% de depresión.)… Finalmente, el 47% de
maestros (TENTI, 2005, p. 22). los profesores chilenos había pedido licencias
médicas durante el año previo al estudio
En el mismo libro, Tenti profundiza (comparado con un 25% en Argentina,

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


80 Linda Grace Matus Rodríguez

27% en Uruguay y 11% en Perú), profesores entrevistados, para mejorar la


disminuyendo los tiempos de aprendizaje de sensación de bienestar con la vida, también
los alumnos, por la dificultad de encontrar es importante sentir que el trabajo tiene un
reemplazantes oportunamente (CONSEJO sentido y una misión social” (GUERRERO,
ASESOR, 2006, p. 165).
2005, P.42)
De esta forma, el síndrome de bournout
Profundizar entonces en la necesidad
afecta a los profesores de diferentes formas,
de construir Identidad significa necesaria-
incluso dejando de implicarse personalmente en
mente interiorizarse en las profundidades
su propia práctica, convirtiéndose en:
del “ser docente”, en aquellos propósitos
funcionarios de la enseñanza, preocupados sólo más trascendentales del profesor y que
por cubrir las apariencias de un horario y de una generan un compromiso ineludible con la
actividad, sobre la base de una decisión radical acción pe-dagógica.
de que lo que ocurra en el aula no les va a
afectar, de que ellos sólo aspiran a sobrevivir, a Al respecto, otra investigación realizada
que suene la campana, (BAUILLAUQUÉS Y con docentes chilenos de Educación Básica
BREUSE, 1993;ESTEVE 2009). señala en sus conclusiones que el grado de
satisfacción que detentan los profesores con
Sin embargo, así como se observa el
su quehacer es un factor protector frente al
síndrome de burnout como una amenaza real
desgaste profesional, por tanto aquellos
a la eficacia de la práctica pedagógica, lo que
“profesores que se sienten importantes y que
Blase (1982) indica como “ciclo degenerativo
consideran que su trabajo marca una
de la eficacia docente”, una investigación
diferencia en la vida de los alumnos son
realizada en Chile también con Profesores
capaces de tolerar una mayor cantidad de
Secundarios, en el año 2008 señala entre sus
estrés inherente a la docencia” (ARÓN Y
conclusiones que “el bienestar y la salud de
MILICIC, 2000, p. 15). De esta forma, es
los docentes de educación secundaria de
posible inferir que una autoconcepción
Santiago se benefician por la posibilidad de
positiva del desempeño profesional
otorgarle un propósito moral trascendente y
efectivamente contribuye a desarrollar un
un sentido no instrumental al trabajo
fuerte sentido de logro entre los propios
educativo” (CORNEJO, 2009, p. 423). Lo
profesores, generando actitudes relacionales
cual, confirma la importancia concreta de
positivas, las cuales deberían contribuir a
profundizar en la construcción de la identidad
generar un ambiente socioafectivo propicio
del docente como fuente de significado del
para el desarrollo del aprendizaje.
accionar pedagógico, situación que contribuye
a la motivación y satisfacción laboral, ambos Desde esta perspectiva, se profundiza
factores asociados a mejoras en los en un elemento fundamental en el proceso
rendimientos de las tareas laborales e identitario, como son las relaciones
indirectamente en los aprendizajes y bienestar emocionales asociadas a su desarrollo, puesto
de los propios estudiantes. Complementando que la conciencia del yo se identifica con la
la idea anteriormente expresada, otra conciencia del nosotros cuando se relacionan
investigación realizada con profesores afectivamente, fortaleciendo así la
chilenos concluye que “para el caso de los importancia de la afectividad en el trabajo

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 81

aúlico desarrollado entre los profesores y sus este caso una nueva identidad, cuya
estudiantes. Al contrario cuando esta relación motivación sea la búsqueda de la autonomía
no se establece se produce un deterioro y que permita el desarrollo de prácticas
desprofesionalización del trabajo docente, reflexivas, críticas y transformadoras,
quedando profesores y alumnos atrapados en necesarias para el logro de aprendizajes de
la rutina. (HELLER, 1988, p.85; LÓPEZ DE calidad verdaderos, en el contexto de una
MATURANA, 2003, p.96). pedagogía con un fuerte compromiso moral
y que desde esta perspectiva revalore lo
En consecuencia, una práctica alienada,
emocional como inherente y fundamental a
sin la necesaria implicación emocional genera
la propia acción pedagógica.
interacciones “viciosas” que en nada
contribuyen a la eficacia docente. Evidentemente, al leer el párrafo
Ejemplificando la situación descrita anterior queda de manifiesto el concepto de
anteriormente, se puede señalar que un profesor educación y del profesor que subyace en
desgastado trabaja en la “seguridad de la este artículo, dado que para esta
rutinización de su práctica”, entusiasmando investigación se concibe al educador como
poco a sus estudiantes, quienes responden así lo describe magistralmente Freire:
con desgano y desatención, lo que refuerza una
autoconcepción de ineficiencia por parte del De la misma manera en que no puedo ser
docente, significando un agudo golpe en su profesor sin sentirme capacitado para enseñar
correctamente y bien los contenidos de mi
proceso de construcción de identidad.
disciplina tampoco puedo, por otro lado, reducir
mi práctica docente a la mera enseñanza de esos
El agobio que muchos profesores sienten ante los
contenidos. Ese es tan solo un momento de mi
aspectos normativos y técnicos que no son capaces
actividad pedagógica. Tan importante como la
de superar, los hábitos mecanicistas de enseñanza,
la presión social, y la imagen estereotipada de lo
enseñanza de los contenidos es mi testimonio

que es enseñar, desencadena las prácticas que


ético al enseñarlos. Es la decencia con que lo
desprofesionalizan la labor pedagógica. Las hago. Es la preparación científica revelada sin
prácticas se tornan artificiales, sin entusiasmo, arrogancia, al contrario con humildad. Es el
atrapan en la rutina y la enajenación, y relegan a respeto nunca negado al educando, a su saber
profesores y alumnos al papel de meros “hecho de experiencia que busco superar junto a
espectadores del proceso educativos. (LÓPEZ DE él” (FREIRE, 1996, p. 99).
MATURANA, 2003, p. 139).
Esta concepción de la docencia,
Los profesores sin una identificación requiere de un fuerte grado de compromiso
profunda con su práctica pedagógica con la práctica cotidiana, que se confirma a si
cotidiana pueden comportarse, según la misma en el grado de significado que el
mirada de Habermas (2001), desde “una docente le asigna a su rol, y por tanto en las
acción funcional” con orientación sólo al implicancias de su acción, lo que
deber, en circunstancias que los evidentemente conlleva una obligación ética,
requerimientos actuales se relacionan con el entendiendo por ella “la preocupación por las
avance de los docentes en el desarrollo de consecuencias que tienen las acciones de uno
“una acción posconvencional”, que permita sobre otro” (MATURANA, 2003, p. 267). Por
la construcción de un nuevo “discurso”, en tanto, desde esta perspectiva y siguiendo las

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


82 Linda Grace Matus Rodríguez

ideas de Maturana (2003), valorar el aseveración no inhabilita la posibilidad de


significado ético de la profesión docente, construir Identidad Docente Profesional
necesariamente significa reconocer la desde la Política Educativa, lo que Núñez
legitimidad del “otro”, por tanto este (2000) denomina como “profesionalización
artículo no intenta proponer una conferida” , sino al contrario se torna un
perspectiva moralizante que plantee desafío para los diseñadores de dichas
exigencias con respecto al “otro”, menos políticas, el generar espacios que permitan
aún del “ejercicio de un apostolado” que la construcción de procesos colectivos para
puede significar una verdadera sublimación desarrollar una identidad profesional
de necesidades reales de los docentes. socialmente construida, porque si es una
certeza que todo proceso identitario
La pedagogía es entendida así desde un
requiere de la interacción con “el otro” y ese
punto de vista relacional, por tanto,
otro que además resulte significativo.
necesariamente debe establecer vinculaciones
con aspectos éticos, lo que obviamente Tenti (2006) señala al respecto, que si
representa una mayor responsabilidad y bien las políticas educativas actuales
compromiso con el ejercicio del rol que implementadas, a partir de los 90, se basan
desarrolla un profesor, como también primordialmente en “la racionalidad técnico
reconoce los riesgos de un docente que no instrumental” y desde esta perspectiva en la
logre la identificación requerida para ejercer eficiencia, por otro lado la mayoría de ellas
su práctica. El ejercicio de la pedagogía apelan al desarrollo de creatividad,
contribuye al desarrollo de un proyecto social, compromiso, liderazgo, trabajo en equipo,
a un proyecto país, por tanto, no puede ni todas temáticas relacionadas con lo que el
debe dar lo mismo que en las aulas se autor denomina “modelo orgánico”, basado
desarrollen prácticas pedagógicas en la autonomía y responsabilidad del
profesionales alienadas y en estado de anomia colectivo docente, lo que evidentemente se
permanente, es una necesidad de país y por presenta como una contradicción, pero en
tanto, de las políticas educativas apoyar el positivo podría servir para que las políticas
desarrollo de una identidad docente que logre educativas actuales reconocieran la
dar respuesta no sólo a los requerimientos importancia de generar espacios de desarrollo
presentes sino que sea capaz de generar en los colectivo que permitan incorporar estos
alumnos visiones proyectivas de si mismos y elementos “no racionales” de la profesión
del mundo que los rodea. docente y que son las que otorgan significado
a la práctica pedagógica.
Desde esta perspectiva, es posible
afirmar que existe una relación estrecha entre Otro autor como Hargreaves (2003)
construcción de Identidad docente en Chile, entrega más elementos que fundamentan la
Modelos de Desarrollo y Política Educativa necesidad de espacios colectivos de reflexión
asociadas, situación que permite observar las pedagógica, cuando señala que la razón es
tensiones generadas en la identidad de los parte de la emoción, ya que, si uno no puede
docentes con la implementación de las sentir no puede juzgar y por tanto, las
diferentes políticas educativas. Esta estrategias de cambio educativo deben estar

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 83

dirigidas a potenciar el trabajo pedagógico transcurso se identifica como clave, el


desde la afectividad no individual sino período que va entre los 4 y 7 años de
colectiva, lo que requiere “el espacio” ejercicio pedagógico, dado que es aquel, en
organizacional para aquello, desde al interior que efectivamente se construye Identidad
del espacio educativo, por excelencia que es la Profesional y se desarrollan las
escuela y el reconocimiento de los diferentes competencias de eficacia en el aula.
actores que existen al interior de ella. La
Por tanto, esta situación refuerza la
construcción de la profesión docente requiere
propuesta de este artículo por implementar
entonces de estos espacios colectivos de
“espacios” reales de reflexión colectiva entre
reflexión pedagógica dado que: “una
los docentes durante el desarrollo de su
profesión se construye a sí misma a partir de
práctica, como una efectiva condición para el
compartir y potenciar los saberes y la
desarrollo y evolución de una identidad
experiencia logrados por sus miembros en su profesional en los docentes. Un profesor se
práctica cotidiana (NÚÑEZ, 2000, p. 4). hace como diría Freire “en el cuerpo de las
Avanzar entonces, en el desarrollo de tramas, en la reflexión sobre la acción, en la
espacios colectivos que permitan la reflexión observación atenta de otras prácticas o de la
conjunta es sin duda, ir abandonando práctica de otros sujetos” (FREIRE, 1996, p.
prácticas rutinarias que sólo acercan 97). Además agrega “El momento
peligrosamente a los docentes a la fundamental en la formación permanente de
desprofesionalización. Este artículo señala los profesores es el de la reflexión crítica
que si bien en la conformación de la identidad sobre la práctica. Es pensando críticamente
docente no puede dejar de desconocerse la la práctica de hoy o la de ayer como se puede

relevancia de la formación inicial, también es mejorar la próxima” (FREIRE, 2004, p. 40).

fundamental para ella el desarrollo de su Existe consenso para señalar que la


práctica y el análisis crítico que realicen los reflexión y revisión de la propia práctica
propios profesores de la misma. pedagógica por parte de los docentes es una
Resulta interesante al respecto señalar clave para mejorarla, transformarla y
que Ávalos (2006) indica que la identidad
conducirla hacia la calidad, es una
profesional es más difícil de forjar en
necesidad asociada a un actuar pedagógico,
que requiere de un nuevo compromiso y
instituciones universitarias por las
responsabilidad por parte de los profesores.
características diversas de las facultades
involucradas en la formación inicial. Sin Autores como Freire, Giroux,
embargo, es indiscutible que la identidad Hargreaves, Esteve e incluso el investigador
profesional se va reinterpretando a lo largo chileno Schiefelbein coinciden en señalar la
del ejercicio de la propia práctica pedagógica, necesidad de los procesos de autorreflexión en
por lo cual, resulta relevante en su los profesores para mejorar las prácticas
construcción, los efectos de los contextos de pedagógicas, actualmente, dichos procesos de
Trabajo. Al respecto, Valliant (2010) establece asocian a una nueva Identidad, que algunos
que un docente posee una vida laboral que denominan “Profesional”, al respecto se
fluctúa entre 30 a 40 años, em cuyo puede señalar que “La competencia

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


84 Linda Grace Matus Rodríguez

profesional del maestro no nace Si bien, la práctica pedagógica


automáticamente de la lectura de libros o implementada en el aula es de
del estudio de teorías, ni de una práctica responsabilidad del docente, que éste
prolongada o variada, sino que de la desarrolle las competencias para revisar su
reflexión autónoma” (SCHIEFELBEIN, ejercicio cotidiano y por tanto avance en la
2009, p. 1), en suma es un paso para mejora del mismo, es un primer ejercicio que
entender que avanzar en entender la lo acerca al desarrollo de un trabajo reflexivo.
práctica como un espacio de formación y Bajo esta perspectiva, la existencia de un
reflexión sobre “el hacer” resulta clave para contexto favorable al desarrollo de un trabajo
construir una profesionalidad reflexiva. colaborativo y no aislado es un desafío que al
parecer deberían asumir, quienes diseñan e
Ahora bien, esta particular forma de implementan las políticas educativas.
relacionar el concepto de identidad docente
con práctica pedagógica no se concibe como El crecimiento exponencial del
un esfuerzo individual, muy por el contrario conocimiento exige la renovación permanente
corresponde a una revalorización de lo de las competencias profesionales, por tanto
colectivo “La práctica de reflexión conjunta es necesario un ejercicio constante de revisión
genera identidad y permite construir una y reflexión acerca de las propias prácticas
noción de cuerpo profesional. Para que esto pedagógicas, resultado de un proceso de
ocurra, es necesario que la reflexión sobre investigación de aula, lo que contribuye
los saberes y las prácticas docentes, sea efectivamente a la construcción de la
sistemática y sea sostenida en el tiempo” identidad. Dada la relevancia de este proceso,
(VALLIANT, 2007, p. 13) necesariamente debe ser abordado por la
política educativa, generando condiciones que
La promoción del debate acerca de “los permitan a los maestros que se han formado
saberes y haceres” entre los propios inicialmente en otro paradigma, como el de
profesores es un aporte al desarrollo técnicos o de semi-profesionales un adecuado
profesional entre pares y favorece el tránsito tránsito hacia la construcción de una
desde sus tradicionales prácticas aisladas y identidad profesional, como a aquellos
solitarias hacia el desarrollo de prácticas docentes que ya fueron inicialmente formados
colaborativas propias de una identidad como profesionales, ofrecerles oportunidades
profesional que se valida en la construcción para actualizar y enriquecer dicha formación.
colectiva. Es necesario insistir que la identidad
de un sujeto con su trabajo desarrolla efectos
Conclusión:
positivos en su práctica pues genera una
relación virtuosa de compromiso, Entonces se reconoce a la construcción
responsabilidad y revisión con su práctica de una Identidad Docente como un camino
cotidiana, esta aseveración cobra mucho más necesario de recorrer. Influye por un lado, la
sentido en el desarrollo de la práctica formación inicial donde logran los futuros
pedagógica dado los requerimientos, profesores apropiarse del capital cultural de
complejidades e involucramiento que implica su grupo y certifican su saber profesional, que
el trabajo docente. deberá caracterizarse por sólidos cono-

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 85

cimientos disciplinarios, didácticos y identitaria sino también para la mejora


pedagógicos. Sin embargo, la obtención de un efec-tiva de las prácticas pedagógicas,
título profesional en la Educación Superior, establecién-dose con ello el círculo virtuoso
no es la única condición para poseer una que este artículo ha intentado hacer visible,
Identidad Profesional. Hoy los desafíos de la a través, de su desarrollo.
Sociedad del Conocimiento obligan a los pro-
fesores a una permanente revisión del saber y Recebido em: junho de 2012
de su práctica, obligándolo a desarrollar Aceito em: julho de 2012
competencias en el propio campo del trabajo
(proceso denominado de formación contin-
ua), donde adquiere un gran valor el compo-
nente colectivo. Son las comunidades de
aprendizaje en las escuelas, las que per-
REFERÊNCIAS
mitirán a los profesores desempeñarse con
ARÓN, A & MILICIC,N Desgaste Profesi-
autonomía, tomando decisiones informadas,
onal de los Profesores. Clima Social
anticipándose a las consecuencias de estas
Escolar, Ediciones Pontificia Universidad
decisiones, responsabilizándose de aquellas, Católica de Chile: Santiago Chile, 2000.
reflexionando y evaluando su propia prácti-ca, Dis-ponibleen: http:// en.
en función del aprendizaje de los estudi-antes. scientificcommons.org/43796822
Se constituye en un deber de la políti-ca
ÁVALOS, B. El nuevo profesionalismo: for-
educativa no sólo tensionar, sino generar las mación docente inicial y continua En Tenti,
condiciones a los profesores para que en un E. El Oficio Docente. Vocación, Tra-
futuro cercano pudieran depender cada vez bajo y Profesión en el siglo XXI,
menos de normativas o pautas de acción Funda-ción OSDE, Siglo XXI; Ediciones
externas y pudiesen decidir no sólo en su in- Argentinas, S.A., p.209-228, 2006.
dividualidad, como docentes de aula, sino BARBER, M. & MOURUSHED, M. Cómo
como parte de un equipo que conforma una hicieron los sistemas educativos con
organización llamada escuela. Tal vez sea un mejor desempeño del mundo para al-
momento para volver a interrogarse, como lo canzar sus objetivos, PREAL, 2008 Dis-
ponible en: http://www.oei.es/pdfs/
hiciera Nuñez (2004) al señalar “El profesion-
documento_preal41.pdf
alismo docente ¿se confiere desde el Estado o
se construye como proceso socio-cultural”. BAUILLAUQUES y BREUSE, 1993. La pre-
El camino al parecer podría ser que efectiva- mière classe. Paris. En Esteve, J. La Docen-
cia: Competencias, Valores y Emocio-
mente la política docente pudiese constituirse
nes. Seminario Internacional: Las competen-
en una oportunidad para construir una nue-va
cias, los valores y las emociones de los profe-
Identidad entre los profesores, pero ellos es sores, 2009. Disponible en: http://
un proceso de descubrimiento y no sólo de www.oei.es/noticias/spip.php?article4585
imposición que requiere de espacios reales de
BLASE, J. ,1982 “A social-psychological
reflexión conjunta, es decir, de aquellos es-
grounded theory of teacher stress and bur-
pacios intersubjetivos que señala Habermas nout”. En: Esteve J. El malestar
tan necesarios no sólo para la construcción docente, 1994, España, Paidós

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


86 Linda Grace Matus Rodríguez

CEPAL. Financiamiento y gestión de la cativas, Universidad Cardenal Raúl Silva Hen-


educación en América Latina y el Cari- ríquez. PSYKHE, Vol.14, Nº1, 31 – 45, 2005.
be ,2004. Disponible en: http:// Disponible en http://www.scielo.cl/ s c i e l o .
www.eclac.org/publicaciones/xml/2/15462/ p h p ? p i d = S 0 7 1 8 - 2 2 2 8 2 0 0
Version_Preliminar_lcg2249.pdf 5000100003&script=sci_arttext

CLARO S. Y BEDREGAL, P. Aproximación HABERMAS, J. Teoría de la acción comu-


al estado de salud mental del profesorado nicativa: complementos y estudios pre-
en 12 escuelas de Puente Alt, Rev. Méd. vios, Ediciones Cátedra, Madrid, 2001.
Chile v.131 n.2:159-167, Santiago, 2003.
Disponible en: http://www.scielo.cl/ s c i e l HARGREAVES, A. Enseñar en la
o . p h p ? p i d = S 0 0 3 4 - 98872003 Sociedad Conocimiento, Ediciones
Octaedro, España, 2003.
000200005&script=sci_arttext
HELLER, 1998 Sociología de la vida cotidiana,
CONSEJO ASESOR PRESIDENCIAL PARA
Barcelona. En López de Maturana, Construc-
LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN Informe
ción sociocultural de la Profesionalidad
Final de Consejo Asesor Presidenci-
Docente: estudio de casos de profesores
al,2006 Disponible en:http:// www .
comprometidos con un proyecto educa-
consejoeducacion . cl/articulos/
tivo, Tesis Doctoral, Universitat de Valencia,
Informefinal.pdf
Server de Publicacions, 2003. Disponible en:
CORNEJO R. Condiciones de Trabajo y http://tdx.cat/bitstream/handle/10803/
Bienes-tar/ malestar docente en Profesores 9647/lopez. pdf? sequence=1
de Enseñan-za Media de Santiago de Chile.
Educ. Soc., Campinas, vol 30, n. 107, p. LAVÍN, S. El Proyecto Educativo
409-426, mayo/ ago, 2009. Disponible en Instituci-onal como herramienta de
http:// www.cedes.unicamp.br transformaci-ón de la vida escolar,
Enfoques pedagógicos, LOM, PIIE, 2000.
CHENOWETH, DE LEWIS, 2002 Does Les-
son Study have a future in the United Status. LÓPEZ DE MATURANA, S. Construcción
En Barber, M. & Mourshed, M. Cómo hicie- sociocultural de la Profesionalidad Do-
ron los sistemas educativos con mejor cente: estudio de casos de profesores
desempeño del mundo para alcanzar comprometidos con un proyecto educa-
sus objetivos, PREAL, 2008. Disponible en: tivo, Tesis Doctoral, Universitat de
http://www.oei.es/pdfs/ Valencia,Server de Publicacions, 2003. Dispo-
documento_preal41.pdf nible en http://tdx.cat/bitstream/handle/
10803/9647/lopez.pdf?sequence=1
ESTEVE J. El malestar docente, España,
Paidós, 1994 MATURANA, H. El sentido de lo
humano. Santiago de Chile, Colección
FREIRE,P. Política y Educación. 1º Hachette /Comu-nicación, 2003
Edici-ón en español, Editorial, SXXI, 1996.
NUÑEZ, I. Profesores: ¿El Único Éxito de
FREIRE, P. Pedagogía de la autonomía. Lagos en el Año 2000? Informe N. 7., 00
Saberes necesarios para la práctica Educación del 2000, 12/12/2000. Disponible en
educativa. México, Editorial S.XXI, 2004. http://www.asuntospublicos. org/
detalle.php?id=7 , archivo en línea en .pdf.
GUERRERO, P. Estudio de las Resistencias de
los Profesores a una Estrategia Para el Desar- NUÑEZ, I. La identidad de los docentes
rollo de la Creatividad en Tres Unidades Edu- una mirada histórica en chile, Ministerio

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013


La Construcción de una Identidad Docente, ¿Un Desafío para la Política Educativa? 87

de Educación y Programa Interdisciplinario ble en:http://www.emol.com/educacion/pro-


de Investigaciones en Educación, PIIE., 2004. gramas/educadores20/pdf2010/sc5.pdf
Disponible en www.oei.es/docentes/articu-
los/Identidad_docente_chile_ nunez.pdf TENTI, E. La condición docente. Análi-
sis comparado de la Argentina,
PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE Brasil, Perú y Uruguay, Siglo XXI
CHILE, PUC Informe Estudio de Salud Editores Argen-tina S.A., 2005.
Laboral de los Profesores en Chile, Co-
legio de Profesores de Chile A.G., DIRECTO- TENTI, E. El Oficio Docente. Vocación,
RIO NACIONAL, Departamento de Bienestar, Trabajo y Profesión en el siglo XXI,
2000 Disponible en http://www.scielo.cl/pdf/ Fun-dación OSDE, Siglo XXI; Ediciones
estped/v35n1/E.%2 0PEDAGOGICOS%2035- Argenti-nas, S.A., 2006
1-2009%20(completo).pdf VALLIANT, D. La identidad docente, I Con-
REYES L & CORNEJO R., ARÉVALO A.& greso Internacional Nuevas Tendencias en
SÁNCHEZ R. Ser docente y subjetividad his- la Formación Permanente del Profeso-
tórica en el Chile actual: discursos, prácticas y rado, GTD-PREAL-ORT, Barcelona, 5,6 y 7
resistencias. En Polis, Revista de la septiembre, 2007.Disponible en: http://
Univer-sidad Bolivariana, Volumen 9, Nº www.scribd.com/doc/2030599/La-identidad-
27, p. 269-292,2010 Disponible en http:// docente
www.scielo.cl/pdf/polis/v9n27/art12.pdf
VALLIANT, D. La Construcción de la Profesi-
SCHIEFELBEIN ,E. Teoría pedagógica ón Docente. En MINEDUC, Centro de perfec-
para superar la rutina?, Curso Teoría Pe- cionamiento e Investigaciones Pedagógicas,
dagógica para la acción educativa , Universi- C.P.E.I.P., Carrera Profesional Docente,
dad San Sebastián, clase nº 4. 2009. Disponi- Salesianos Impresores, p 115-122, 2010.

revista EXITUS | Volume 03 | Número 01 | Jan/Jun. 2013