Anda di halaman 1dari 180

CODIGO AERONAUTICO

INDICE TEMATICO

Sanción de la ley 17.285

Título I Generalidades Arts.1 a 2


Título II Circulación aérea Arts.3 a 24
Título III Infraestructura Arts.25 a 35
Título IV Aeronaves Arts.36 a 75
Título V Personal aeronáutico Arts.76 a 90
Título VI Aeronáutica comercial Arts.91 a 138
Título VII Responsabilidad Arts.139 a 174
Título VIII Búsqueda, asistencia y salvamento Arts.175 a 184
Título IX Investigación de accidentes de aviación Arts.185 a 190
Título X Seguros Arts.191 a 196
Título XI Ley aplicable, jurisdicción y competencia Arts.197 a 201
Título XII Fiscalización y procedimiento Arts.202 a 207
Título XIII Faltas y delitos Arts.208 a 226
Título XIV Prescripción Arts.227 a 230
Título XV Disposiciones finales Arts.231 a 236
Antecedentes Normativos

LEY N° 17.285

Buenos Aires, 17 de mayo de 1967

En uso de las atribuciones conferidas por el artículo 5 del Estatuto de


la Revolución Argentina,

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA,

SANCIONA Y PROMULGA CON FUERZA DE LEY:

TITULO I: GENERALIDADES

ARTICULO 1° – Este código rige la aeronáutica civil en el territorio


de la República Argentina, sus aguas jurisdiccionales y el espacio
aéreo que los cubre.

A los efectos de este código, aeronáutica civil es el conjunto de


actividades vinculadas con el empleo de aeronaves privadas y
públicas, excluidas las militares. Sin embargo, las normas relativas a
circulación aérea, responsabilidad y búsqueda, asistencia y
salvamento, son aplicables también a las aeronaves militares. Cuando
en virtud de sus funciones específicas las aeronaves públicas,
incluidas las militares, deban apartarse de las normas referentes a
circulación aérea, se comunicar dicha circunstancia con la anticipación
necesaria a la autoridad aeronáutica, a fin de que sean adoptadas las
medidas de seguridad que corresponda.

ARTICULO 2° – Si una cuestión no estuviese prevista en este


código, se resolverá por los principios generales del derecho
aeronáutico y por los usos y costumbres de la actividad aérea; y si
aún la solución fuese dudosa, por las leyes análogas o por los
principios generales del derecho común, teniendo en consideración
las circunstancias del caso.
Las normas del libro 1 del Código Penal se aplicarán a las faltas y los
delitos previstos en este código, en cuanto sean compatibles.

TITULO II: CIRCULACION AEREA

CAPITULO I: PRINCIPIOS GENERALES

ARTICULO 3° – El despegue, la circulación y el aterrizaje de


aeronaves es libre en el territorio argentino, sus aguas
jurisdiccionales y el espacio aéreo que los cubre, en cuanto no fueren
limitados por la legislación vigente.

El tránsito será regulado de manera que posibilite el movimiento


seguro y ordenado de las aeronaves. A tal efecto, la autoridad
aeronáutica establecerá las normas generales relativas a circulación
aérea.

Las disposiciones relativas al aterrizaje se aplican al acuatizaje.

ARTICULO 4° – Las aeronaves deben partir de o aterrizar en


aeródromos públicos o privados. No rige esta obligación en caso de
fuerza mayor o de tratarse de aeronaves públicas en ejercicio de sus
funciones, ni en casos de búsqueda, asistencia y salvamento, o de
aeronaves en funciones sanitarias.

Las aeronaves privadas que no estén destinadas a servicios de


transporte aéreo regular o las que realicen transporte exclusivamente
postal, pueden ser dispensadas de la obligación que prescribe este
artículo, conforme a las disposiciones que establezca la
reglamentación.

ARTICULO 5° – Excepto en caso de fuerza mayor, ninguna aeronave


debe aterrizar en aeródromos privados sin autorización de su
propietario.

El aterrizaje en propiedades privadas no autoriza al propietario a


impedir la continuación del vuelo.

ARTICULO 6° – Nadie puede, en razón de un derecho de propiedad,


oponerse al paso de una aeronave. Si le produjese perjuicio, tendrá
derecho a indemnización.

ARTICULO 7° – Cuando se considere comprometida la defensa


nacional, el Poder Ejecutivo podrá prohibir o restringir la circulación
aérea sobre el territorio argentino.

ARTICULO 8° – La actividad aérea en determinadas zonas del


territorio argentino, puede ser prohibida o restringida por razones de
defensa nacional, interés público o seguridad de vuelo.

ARTICULO 9° – El transporte de cosas que importe un peligro para


la seguridad del vuelo, ser reglamentado por la autoridad
aeronáutica.

En ningún caso se autorizar el transporte de elementos peligrosos en


aeronave que conduzcan pasajeros, salvo el material radiactivo, que
podrá ser transportado conforme a las reglamentaciones que dicte la
autoridad competente y sujeto a su fiscalización.

ARTICULO 10. – Ninguna aeronave volará sin estar provista de


certificados de matriculación y aeronavegabilidad y de los libros de a
bordo que establezca la reglamentación respectiva.

Las aeronaves que se construyan, reparen o sufran modificaciones,


no efectuarán vuelos sin haber sido previamente inspeccionadas y los
trabajos aprobados por la autoridad aeronáutica o por técnicos
expresamente autorizados por ésta. Igual procedimiento se seguirá
cuando haya vencido el certificado de aeronavegabilidad de las
aeronaves.

ARTICULO 11. – Las aeronaves deben estar equipadas con aparatos


radioeléctricos para comunicaciones y éstos poseerán licencia
expedida por la autoridad competente. La autoridad aeronáutica
determinará qué aeronaves podrán ser exceptuadas de poseer dicho
equipo.

ARTICULO 12. – La autoridad competente podrá practicar las


versificaciones relativas a las personas, aeronaves, tripulaciones y
cosas transportadas antes de la partida, durante el vuelo, en el
aterrizaje o en su estacionamiento y tomar las medidas adecuadas
para la seguridad del vuelo.

CAPITULO II: PROTECCION AL VUELO

ARTICULO 13. – Los servicios de protección al vuelo serán


prestados en forma exclusiva por el Estado nacional.

La planificación, habilitación, contralor y ejecución de los servicios,


estarán a cargo exclusivo de la autoridad aeronáutica.

Sin embargo, ésta podrá, por razones de utilidad pública, efectuar


convenios con empresas privadas para la realización de aspectos
parciales de aquéllos.

Los servicios estarán sujetos al pago de tasas que abonarán los


usuarios. El Poder Ejecutivo determinará estos servicios y los
importes a satisfacer por su prestación.

ARTICULO 14. – El Poder Ejecutivo podrá acordar la conexión y


coordinación de los servicios de protección al vuelo con otros países.

CAPITULO III: ENTRADA Y SALIDA DE AERONAVES DEL TERRITORIO


ARGENTINO

ARTICULO 15. – El ingreso al país de aeronaves públicas


extranjeras, salvo los casos previstos en el artículo 17, est supeditado
a la autorización previa del Poder Ejecutivo. Las aeronaves privadas
extranjeras necesitan permiso previo de la autoridad aeronáutica.

ARTICULO 16. – La entrada al territorio argentino de aeronaves


públicas o privadas, pertenecientes a pases vinculados a la República
por acuerdos sobre la materia, se ajustará a las cláusulas de dichos
acuerdos.
ARTICULO 17. – La autoridad aeronáutica podrá disponer
excepciones al régimen de ingreso de aeronaves extranjeras,
privadas o públicas, cuando se trate de operaciones de búsqueda,
asistencia y salvamento, o de vuelos que respondan a razones
sanitarias o humanitarias.

ARTICULO 18. – Para realizar actividad aérea en territorio


argentino, las aeronaves extranjeras deben estar provistas de
certificados de matriculación y aeronavegabilidad, libros de a bordo y
licencia del equipo radioeléctrico, en su caso. Cuando existan
acuerdos sobre la materia, regirán las cláusulas de éstos.

ARTICULO 19. – Las personas que desempeñen funciones


aeronáuticas a bordo de aeronaves extranjeras deben poseer, para el
ejercicio de las mismas, certificados de idoneidad aceptados por la
autoridad aeronáutica argentina o expedidos de conformidad con los
acuerdos internacionales en que la Nación sea parte.

ARTICULO 20. – Las aeronaves que lleguen del exterior o salgan del
país deben hacerlo por las rutas fijadas a tal fin y aterrizar en o partir
de un aeródromo o aeropuerto internacional o de un aeródromo o
aeropuerto especialmente designado por la autoridad aeronáutica
donde se cumplan las formalidades de fiscalización.

Salvo caso de fuerza mayor, las aeronaves no aterrizarán entre la


frontera y el aeródromo o aeropuerto internacional, antes o después
de cumplir con los requisitos de fiscalización.

ARTICULO 21. – Las aeronaves privadas que no se destinen a


servicios de transporte aéreo, deberán cumplir los requisitos de
fiscalización en el aeródromo o aeropuerto internacional más próximo
a la frontera.

Excepcionalmente y en cada caso, podrán ser dispensadas de esta


obligación por la autoridad aeronáutica, la que indicará ruta a seguir
y aeródromo de fiscalización.

ARTICULO 22. – Cuando por razones de fuerza mayor una aeronave


hubiese aterrizado fuera de un aeródromo o aeropuerto internacional
o del aeródromo o aeropuerto designado en el caso del artículo
anterior, el comandante o en defecto de éste cualquier otro miembro
de la tripulación, estará obligado a comunicarlo de inmediato a la
autoridad más próxima. No podrá efectuarse el desplazamiento de la
aeronave sino en caso de necesidad para asegurar el salvamento o
cuando lo determine la autoridad competente.

Sin permiso de la autoridad competente, no se removerán del lugar


del aterrizaje las mercancías, equipaje y suministros, a menos que
sea necesario removerlos para evitar su pérdida o destrucción.

ARTICULO 23. – Las aeronaves autorizadas para circular sobre el


territorio argentino sin hacer escala, no estarán sometidas a
formalidades de fiscalización de frontera. Deberán seguir la ruta
aérea fijada y cumplir con las disposiciones correspondientes.

En caso de aterrizaje por razones de fuerza mayor, deberá


procederse de acuerdo con lo dispuesto en el artículo anterior.
ARTICULO 24. – Si una aeronave pública extranjera hubiese
penetrado en territorio argentino sin autorización previa o hubiese
violado las prescripciones relativas a la circulación aérea podrá ser
obligada a aterrizar y detenida hasta que se hayan producido las
aclaraciones del caso.

TITULO III: INFRAESTRUCTURA

CAPITULO I: AERODROMOS

ARTICULO 25. – Los aeródromos son públicos o privados. Son


aeródromos públicos los que están destinados al uso público; los
demás son privados. La condición del propietario del inmueble no
califica a un aeródromo como público o privado.

(Nota Infoleg: Por art. 2° del Decreto N° 92/1970 B.O. 2/2/1970,


se dispone que la identificación de los aeropuertos y aeródromos se
realizará adoptando el nombre del municipio, localidad o accidente
geográfico más cercano a éstos o bien el de la localidad más
importante a que sirven.)

ARTICULO 26. – Son aeropuertos, aquellos aeródromos públicos


que cuentan con servicios o intensidad de movimiento aéreo que
justifiquen tal denominación. Aquellos aeródromos públicos o
aeropuertos destinados a la operación de aeronaves provenientes del
o con destino al extranjero, donde se presten servicios de sanidad,
aduana, migraciones y otros, se denominarán aeródromos o
aeropuertos internacionales.

La reglamentación determinará los requisitos a que deberán ajustarse


para que sean considerados como tales.

ARTICULO 27. – Todo aeródromo deberá ser habilitado por la


autoridad aeronáutica, a cuyo fin ésta se ajustará a las normas
generales que al efecto determine el Poder Ejecutivo.

La autoridad aeronáutica fijará el régimen y las condiciones de


funcionamiento, en cada caso.

ARTICULO 28. – Los servicios y prestaciones que no sean los del


artículo 13, vinculados al uso de aeródromos públicos estarán sujetos
a derechos que abonarán los usuarios, cuya determinación e importes
a satisfacer serán fijados por el Poder Ejecutivo.

ARTICULO 29. – Es obligación del propietario o del usuario,


comunicar a la autoridad aeronáutica la existencia de todo lugar apto
para la actividad aérea que sea utilizado habitual o periódicamente,
para este fin.

CAPITULO II: LIMITACIONES AL DOMINIO

ARTICULO 30. – A los fines de este código, denominase superficies


de despeje de obstáculos, a las áreas imaginarias, oblicuas y
horizontales, que se extienden sobre cada aeródromo y sus
inmediaciones, tendientes a limitar la altura de los obstáculos a la
circulación aérea.
ARTICULO 31. – En las áreas cubiertas por la proyección vertical de
las superficies de despeje de obstáculos de los aeródromos públicos y
sus inmediaciones, las construcciones, plantaciones, estructuras e
instalaciones de cualquier naturaleza no podrán tener una altura
mayor que la limitada por dichas superficies, ni constituir un peligro
para la circulación aérea.

ARTICULO 32. – La autoridad aeronáutica determinar las superficies


de despeje de obstáculos de cada aeródromo público existente o que
se construya, así como sus modificaciones posteriores.

ARTICULO 33. – La habilitación de todo aeródromo estará


supeditada a la eliminación previa de las construcciones, plantaciones
o estructuras de cualquier naturaleza que se erijan a una altura
mayor que la limitada por las superficies de despeje de obstáculos
determinadas para dicho aeródromo.

ARTICULO 34. – Si con posteridad a la aprobación de las superficies


de despeje de obstáculos en un aeródromo público se comprobase
una infracción a la norma a que se refieren los artículos 30 y 31 de
este código, el propietario del aeródromo intimará al infractor la
eliminación del obstáculo y, en su caso, requerir judicialmente su
demolición o supresión, lo que no dará derecho a indemnización. Los
gastos que demande la supresión del obstáculo serán a cargo de
quien lo hubiese creado.

Si el propietario no requiriese la demolición o supresión del obstáculo


dentro del término de treinta días, la autoridad aeronáutica intimará
su cumplimiento; en su defecto podrá proceder por sí, conforme a lo
previsto en el párrafo anterior.

ARTICULO 35. – Es obligatorio en todo el territorio de la República


el señalamiento de los obstáculos que constituyen peligro para la
circulación aérea estando a cargo del propietario los gastos de
instalación y funcionamiento de las marcas, señales o luces que
corresponda. El señalamiento se hará de acuerdo con la
reglamentación respectiva.

TITULO IV:AERONAVES

CAPITULO I: CONCEPTO

ARTICULO 36. – Se consideran aeronaves los aparatos o


mecanismos que puedan circular en el espacio aérea y que sean
aptos para transportar personas o cosas.

CAPITULO II: CLASIFICACION

ARTICULO 37. – Las aeronaves son públicas o privadas. Son


aeronaves públicas las destinadas al servicio del poder público. Las
demás aeronaves son privadas, aunque pertenezcan al Estado.

CAPITULO III: INSCRIPCION, MATRICULACION Y NACIONALIDAD

ARTICULO 38. – La inscripción de una aeronave en el Registro


Nacional de Aeronaves, le confiere nacionalidad argentina y cancela
toda matricula anterior, sin perjuicio de la validez de los actos
jurídicos realizados con anterioridad.

ARTICULO 39. – Toda aeronave inscripta en el Registro Nacional de


Aeronaves pierde la nacionalidad argentina al ser inscripta en un
estado extranjero.

ARTICULO 40. – A las aeronaves inscriptas en el Registro Nacional


de Aeronaves se les asignarán marcas distintivas de la nacionalidad
argentina y de matriculación, conforme con la reglamentación que se
dicte. Dichas marcas deberán ostentarse en el exterior de las
aeronaves. Las marcas de las aeronaves públicas deben tener
características especiales que faciliten su identificación.

ARTICULO 41. – Los motores de aeronaves podrán ser inscriptos en


el Registro Nacional de Aeronaves. También podrán inscribirse en
dicho registro las aeronaves en construcción.

ARTICULO 42. – Podrá inscribirse de manera provisoria a nombre


del comprador, y sujeta a las restricciones del respectivo contrato,
toda aeronave de más de 6 toneladas de peso máximo autorizado por
certificado de aeronavegabilidad, adquirida mediante un contrato de
compraventa, sometido a condición o a crédito u otros contratos
celebrados en el extranjero, por los cuales el vendedor se reserva el
título de propiedad de la aeronave hasta el pago total del precio de
venta o hasta el cumplimiento de la respectiva condición.

Para ello se requiere que:

1) El contrato se ajuste a la legislación del país de procedencia de la


aeronave y se lo inscriba en el Registro Nacional de Aeronaves.

2) El contrato se formalice mientras la aeronave no posea matrícula


argentina;

3) Se llenen los recaudos exigidos por este Código para ser


propietario de una aeronave argentina.

Las aeronaves de menor peso del indicado, podrán igualmente ser


sometidas a este régimen, cuando sean destinadas a la prestación de
servicios regulares de transporte aéreo.

ARTICULO 43. – También podrán ser inscriptas, provisoriamente, a


nombre de sus compradores, que deberán cumplir los requisitos
exigidos por el artículo 48, las aeronaves argentinas adquiridas en el
país por contrato de compra y venta con pacto de reserva de
dominio, cuyo régimen legal será el de la condición resolutoria.

ARTICULO 44. – La matriculación de la aeronave a nombre del


adquirente y la inscripción de los gravámenes o restricciones
resultantes del contrato de adquisición, se registrarán
simultáneamente.

Cancelados los gravámenes o restricciones y perfeccionada


definitivamente la transferencia a su favor, el adquirente deberá
solicitar su inscripción y, en su caso, la matriculación y
nacionalización definitivas.
CAPITULO IV: REGISTRO NACIONAL DE AERONAVES

ARTICULO 45. – En el Registro de Aeronaves se anotarán:

1) Los actos, contratos o resoluciones que acrediten la propiedad de


la aeronave, la transfieran, modifiquen o extingan.

2) Las hipotecas sobre aeronaves y sobre motores.

3) Los embargos, medidas precautorias e interdicciones que pesen


sobre las aeronaves o se decreten contra ellas.

4) Las matrículas con las especificaciones adecuadas para


individualizar las aeronaves y los certificados de aeronavegabilidad;

5) La cesación de actividades, la inutilización o la pérdida de las


aeronaves y las modificaciones sustanciales que se hagan de ellas;

6) Los contratos de locación de aeronaves;

7) El estatuto o contrato social y sus modificaciones, así como el


nombre y domicilio de los directores o administradores y mandatarios
de las sociedades propietarias de aeronaves argentinas;

8) En general, cualquier hecho o acto jurídico que pueda alterar o se


vincule a la situación jurídica de la aeronave.

ARTICULO 46. – La reglamentación de este código determinará los


requisitos a que deberá ajustarse la inscripción de las aeronaves, así
como el procedimiento para su registro y cancelación.

La cesación o pérdida de los requisitos exigidos por el artículo 48 de


este código, producir de oficio la cancelación de su matrícula.

Igualmente se operará la cancelación cuando la autoridad aeronáutica


establezca la pérdida de la individualidad de la aeronave.

ARTICULO 47. – El Registro Nacional de Aeronaves es público. Todo


interesado podrá obtener copia certificada de las anotaciones de ese
registro solicitándola a la autoridad encargada del mismo.

CAPITULO V: PROPIEDAD DE AERONAVES

ARTICULO 48. – Para ser propietario de una aeronave argentina se


requiere:

1) Si se trata de una persona física, tener su domicilio real en la


República;

2) Si se trata de varios copropietarios, la mayoría cuyos derechos


exceden de la mitad del valor de la aeronave, deben mantener su
domicilio real en la República;

3) Si se trata de una sociedad de personas, de capitales o


asociaciones, estar constituida conforme a las leyes argentinas y
tener su domicilio legal en la República.
ARTICULO 49. – Las aeronaves son cosas muebles registrables.
Sólo podrán inscribirse en el Registro Nacional de Aeronaves los actos
jurídicos realizados por medio de instrumento público o privado
debidamente autenticado.

ARTICULO 50. – La transferencia de dominio de las aeronaves, así


como todo acto jurídico relacionado con las mismas previsto en el
artículo 45 incisos 1°, 2°, 6° y 8°, no producirán efectos contra
terceros si no van seguidos de la inscripción en el Registro Nacional
de Aeronaves.

ARTICULO 51. – Los actos y contratos mencionados en el artículo


45 incisos 1°, 2°, 6° y 8°, realizados en el extranjero y destinados a
producir efectos en la República, deberán ser hechos por escritura
pública o ante la autoridad consular argentina.

CAPITULO VI: HIPOTECA

ARTICULO 52. – Las aeronaves pueden ser hipotecadas en todo o


en sus partes indivisas y aún cuando estén en construcción. También
pueden hipotecarse los motores inscritos conforme al artículo 41 de
este código.

Ni las aeronaves ni los motores son susceptibles de afectación de


prenda con registro.

No podrá ser hipotecada ni afectada como garantía real de ningún


crédito, la aeronave inscrita conforme a los artículos 42 y 43 de este
código, hasta tanto se proceda a su inscripción y matriculación
definitivas.

Cuando los bienes hipotecados sean motores, el deudor deberá


notificar al acreedor en qué aeronaves serán instalados y el uso que
se haga de aquéllos. La hipoteca de motores mantiene sus efectos
aún cuando ellos se instalen en una aeronave hipotecada a distinto
acreedor.

ARTICULO 53. – La hipoteca deberá constituirse por instrumento


público o privado debidamente autenticado e inscribirse en el Registro
lNacional de Aeronaves. La inscripción confiere al acreedor un
derecho de preferencia según el orden en que se han efectuado.

En el instrumento deberá constar:

1) Nombre y domicilio de las partes contratantes;

2) Matricula y número de serie de la aeronave y sus partes


componentes;

3) Seguros que cubren el bien hipotecado;

4) Monto del crédito garantizado, intereses, plazo del contrato y lugar


de pago convenidos;

5) Si la aeronave está en construcción, además de los recaudos de


los incisos 1° y 4°, se la individualizará de acuerdo al contrato de
construcción y se indicará la etapa en que la misma se encuentre;
6) Si se tratase de hipoteca de motores, éstos deberán estar
previamente inscriptos y debidamente individualizados.

ARTICULO 54. – El privilegio del acreedor hipotecario se extiende a


la indemnización del seguro por pérdida o avería del bien hipotecado
y a las indemnizaciones debidas al propietario por daños causados al
mismo por un tercero, as como a sus accesorios, salvo estipulación
expresa en contrario.

A los efectos establecidos en este artículo, los acreedores hipotecarios


podrán notificar a los aseguradores, por acto auténtico, la existencia
del gravamen.

ARTICULO 55. – En caso de destrucción o inutilización del bien


hipotecado, los acreedores hipotecarios podrán ejercer su derecho
sobre los materiales y efectos recuperados o sobre su producido.

ARTICULO 56. – La hipoteca se extingue de pleno derecho a los


siete años de la fecha de su inscripción, si ésta no fuese renovada.

ARTICULO 57. – La hipoteca debidamente constituida, toma grado


inmediatamente después de los créditos privilegiados establecidos en
este Código.

Con excepción de éstos, es preferida a cualquier otro crédito con


privilegio general o especial.

CAPITULO VII: PRIVILEGIOS

ARTICULO 58. – Los privilegios establecidos en el presente capítulo


son preferidos a cualquier otro privilegio general o especial. El
acreedor no podrá hacer valer su privilegio sobre la aeronave, si no lo
hubiese inscripto en el Registro Nacional de Aeronaves dentro del
plazo de tres meses a partir de la fecha del término de las
operaciones, actos o servicios que lo han originado.

ARTICULO 59. – En caso de destrucción o inutilización del bien


objeto del privilegio, éste será ejercitado sobre los materiales o
efectos recuperados o sobre su producido.

ARTICULO 60. – Tendrán privilegio sobre la aeronave:

1) Los créditos por gastos causídicos que beneficien al acreedor


hipotecario.

2) Los créditos por derechos de utilización de aeródromos o de los


servicios accesorios o complementarios de la aeronavegación,
limitándose al período de un año anterior a la fecha del reclamo del
privilegio.

3) Los créditos provenientes de la búsqueda, asistencia o salvamento


de la aeronave.

4) Los créditos por aprovisionamiento y reparaciones hechas fuera del


punto de destino, para continuar el viaje.

5) Los emolumentos de la tripulación por el último mes de trabajo.


ARTICULO 61. – Los créditos que se refieren a un mismo viaje son
privilegiados en el orden que se establece en el artículo anterior
Cuando se trate de privilegios de igual categoría, los créditos se
cobrarán a prorrata.

Los créditos privilegiados del último viaje son preferidos a los de los
viajes precedentes.

ARTICULO 62. – Los privilegios se ejercen únicamente sobre la


aeronave y sus partes componentes.

La carga y el flete se verán afectados por ellos sólo en el caso de que


los gastos previstos en el inciso 3° del artículo 60 los hayan
beneficiado directamente.

ARTICULO 63. – Los privilegios se extinguen:

1) Por la extinción de la obligación principal.

2) Por el vencimiento del plazo de un año desde su inscripción si ésta


no fuese renovada.

3) Por la venta judicial de la aeronave, después de satisfechos los


créditos privilegiados de mejor grado inscriptos conforme al artículo
58 de este código.

ARTICULO 64. – Los privilegios sobre la carga se extinguen si la


acción no se ejercita dentro de los quince días siguientes a su
descarga.

El término comienza a correr desde el momento en que las


operaciones está terminadas. Este privilegio no requiere inscripción.

CAPITULO VIII: EXPLOTADOR

ARTICULO 65. – Este código denomina explotador de la aeronave, a


la persona que la utiliza legítimamente por cuenta propia, aun sin
fines de lucro.

ARTICULO 66. – El propietario es el explotador de la aeronave salvo


cuando hubiese transferido ese carácter por contrato debidamente
inscripto en el Registro Nacional de Aeronaves.

ARTICULO 67. – La inscripción del contrato mencionado en el


artículo anterior, libera al propietario de las responsabilidades
inherentes al explotador, las cuales quedarán a cargo exclusivo de la
otra parte contratante.

En caso de no haberse inscripto el contrato, el propietario y el


explotador serán responsables solidariamente de cualquier infracción
o daños que se produjesen por causa de la aeronave.

CAPITULO IX: LOCACION DE AERONAVES

ARTICULO 68. – El contrato de locación de aeronaves produce la


transferencia del carácter de explotador del locador al locatario.
El contrato deber constar por escrito y ser inscripto en el Registro
Nacional de Aeronaves, a los fines de los artículos 66 y 67 de este
código.

ARTICULO 69. – El locador podrá obligarse a entregar la aeronave


armada y equipada, siempre que la conducción técnica de aquélla y la
dirección de la tripulación se transfieran al locatario.

En caso en que el locador de la aeronave tomase a su cargo equiparla


y tripularla, su obligación se reduce a hacer entrega de la aeronave,
en el lugar y tiempo convenidos, provista de la documentación para
su utilización. En todos los casos, la obligación del locador comprende
también la de mantener la aeronave en condiciones de
aeronavegabilidad hasta el fin de la vigencia del contrato, obligación
que cesa si mediase culpa del locatario.

ARTICULO 70. – No podrá cederse la locación de una aeronave ni


subarrendarla sin consentimiento del locador.

CAPITULO X: EMBARGOS

ARTICULO 71. – Todas las aeronaves son susceptibles de embargo,


con excepción de las públicas.

ARTICULO 72. – La anotación del embargo en el Registro Nacional


de Aeronaves confiere a su titular la preferencia de ser pagado antes
que otros acreedores, con excepción de los de mejor derecho.

ARTICULO 73. – El embargo traerá aparejada la inmovilización de la


aeronave en los siguientes casos:

1) Cuando haya sido ordenado en virtud de una ejecución de


sentencia;

2) Cuando se trate de un crédito acordado para la realización del


viaje y aun cuando la aeronave está lista para partir;

3) Cuando se trate de un crédito del vendedor de la aeronave por


incumplimiento del contrato de compraventa, inclusive los contratos
celebrados de conformidad con los artículos 42 y 43 de este código.

CAPITULO XI: ABANDONO DE AERONAVES

ARTICULO 74. – Las aeronaves de bandera nacional o extranjera,


accidentadas o inmovilizadas de hecho en territorio argentino o sus
aguas jurisdiccionales y sus partes o despojos, se reputarán
abandonadas a favor del Estado nacional, cuando su dueño o
explotador no se presentase a reclamarlas y retirarlas dentro del
término de seis meses de producida la notificación del accidente o
inmovilización.

El Poder Ejecutivo reglamentará la forma y procedimiento para


efectuar la notificación del accidente o inmovilización al propietario o
explotador y la intimación para que remueva la aeronave, sus partes
o despojos.
(Nota Infoleg: Por art. 2° del Decreto N° 5764/1967 B.O.
18/8/1967, se dispone que transcurrido el plazo de 6 meses a que se
refiere el artículo 74 del Código Aeronáutico y configurado el
abandono del material a favor del Estado Nacional, la autoridad
aeronáutica dispondrá las registraciones que correspondan en el
Registro Nacional de Aeronaves para perfeccionar la transmisión de
dominio.)

ARTICULO 75. – Cuando la aeronave, sus partes o despojos


representen un peligro para la navegación aérea, la infraestructura o
los medios de comunicación o cuando la permanencia en el lugar del
accidente o inmovilización pueda producir un deterioro del bien, la
autoridad aeronáutica podrá proceder a su inmediata remoción.

Los gastos de remoción, reparación y conservación de la aeronave


son a cargo de su propietario o explotador y están amparados por el
privilegio establecido en el artículo 60 inciso 3° de este código.

(Nota Infoleg: Por art. 2° del Decreto N° 5764/1967 B.O.


18/8/1967, se dispone que en los casos en que a juicio de la
autoridad aeronáutica, fuere necesario disponer la remoción o
traslado de las aeronaves, sus partes o despojos, la referida
autoridad intimará en forma fehaciente a su propietario para que
proceda a efectuarlo dentro del plazo de 30 días, bajo apercibimiento
de disponerse la remoción o traslado a cargo de aquel.)

TITULO V: PERSONAL AERONAUTICO

ARTICULO 76. – Las personas que realicen funciones aeronáuticas a


bordo de aeronaves de matrícula argentina, así como las que
desempeñan funciones aeronáuticas en la superficie, deben poseer la
certificación de su idoneidad expedida por la autoridad aeronáutica.

La denominación de los certificados de idoneidad, las facultades que


éstos confieren y los requisitos para su obtención, serán
determinados por la reglamentación respectiva.

(Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 1954/1977 B.O.


14/7/1977, se dispone que las certificaciones de idoneidad exigidas
por el artículo 76 del Código Aeronáutico se regirán por dicho
decreto.)

ARTICULO 77. – La reválida o convalidación de los certificados de


idoneidad aeronáutica expedidos por un estado extranjero, se regirá
por los acuerdos suscriptos entre ese estado y la Nación Argentina.

En los casos en que no existiesen acuerdos, dichos certificados


podrán ser revalidados en las condiciones que establezca la
reglamentación respectiva y sujetos al principio de la reciprocidad.

ARTICULO 78. – La autoridad aeronáutica determinará la


integración mínima de la tripulación de vuelo de las aeronaves
destinadas al servicio de transporte aéreo. Cuando lo considere
necesario para la seguridad de vuelo, hará extensivo este requisito a
las demás aeronaves.
ARTICULO 79. – Toda aeronave debe tener a bordo un piloto
habilitado para conducirla, investido de las funciones de comandante.
Su designación corresponde al explotador, de quien será
representante.

Cuando no exista persona específicamente designada, se presumirá


que el piloto al mando es el comandante de la aeronave.

ARTICULO 80. – En las aeronaves destinadas al servicio de


transporte aéreo el nombre de la persona investida de las funciones
de comandante y los poderes especiales que le hayan sido conferidos,
deben constar en la documentación de a bordo. La reglamentación
establecerá los requisitos para desempeñarse en el cargo.

ARTICULO 81. – El comandante de la aeronave tiene, durante el


viaje, poder de disciplina sobre la tripulación y de autoridad sobre los
pasajeros. Debe velar por la seguridad de los mismos, no pudiendo
ausentarse de la aeronave sin tomar las medidas correspondientes
para su seguridad.

ARTICULO 82. – En caso de peligro el comandante de la aeronave


está obligado a permanecer en su puesto hasta tanto haya tomado
las medidas útiles para salvar a los pasajeros, la tripulación y los
bienes que se encuentran a bordo y para evitar daños en la
superficie.

ARTICULO 83. – El comandante de la aeronave tiene derecho, aun


sin mandato especial, a ejecutar compras y hacer los gastos
necesarios para el viaje y para salvaguardar los pasajeros, equipajes,
mercancías y carga postal transportados.

ARTICULO 84. – El comandante tiene la obligación de asegurarse


antes de la partida, de la eficiencia de la aeronave y de las
condiciones de seguridad del vuelo a realizar pudiendo disponer su
suspensión bajo su responsabilidad. Durante el vuelo y en caso de
necesidad el comandante podrá adoptar toda medida tendiente a
dará mayor seguridad al mismo.

ARTICULO 85. – El comandante de la aeronave registrar en los


libros correspondientes los nacimientos, defunciones, matrimonios y
testamentos, ocurridos, celebrados o extendidos a bordo y remitir
copia autenticada a la autoridad competente.

En caso de muerte de un pasajero o miembro de la tripulación,


deberá tomar medidas de seguridad con respecto a los efectos que
pertenezcan al fallecido, entregándolos bajo inventario a la autoridad
competente en la primera escala. Si dicha escala fuese realizada en el
exterior del país dará intervención al cónsul argentino.

ARTICULO 86. – El comandante de la aeronave tiene el derecho de


arrojar durante el vuelo, las mercancías o equipajes si lo considerara
indispensable para la seguridad de la aeronave.

ARTICULO 87. – La regulación de las relaciones laborales del


personal aeronáutico será regida por las leyes de la materia.
ARTICULO 88. – En todo aeródromo público habrá un jefe que será
la autoridad superior del mismo en lo que respecta a su dirección,
coordinación y régimen interno, quien será designado por la
autoridad aeronáutica.

La reglamentación, respectiva determinará los requisitos necesarios


para desempeñarse en el cargo.

ARTICULO 89. – La autoridad aeronáutica reglamentará las


facultades y obligaciones del jefe y demás personal aeronáutico que
se desempeñe en los aeródromos públicos.

ARTICULO 90. – En los aeródromos privados habrá un encargado,


pudiendo dicha función estará a cargo del propietario o tenedor del
campo, o de otra persona designada por éste. El nombre, domicilio y
fecha de designación del encargado será comunicado la autoridad
aeronáutica.

TITULO VI: AERONAUTICA COMERCIAL

CAPITULO I: GENERALIDADES

ARTICULO 91. – El concepto aeronáutica comercial comprende los


servicios de transporte aéreo y los de trabajo aéreo.

ARTICULO 92. – Se considera servicio de transporte aéreo a toda


serie de actos destinados a trasladar en aeronave a personas o cosas,
de un aeródromo a otro.

El trabajo aéreo comprende toda actividad comercial aérea con


excepción del transporte.

ARTICULO 93. – El concepto servicio de transporte aéreo se aplica a


los servicios de transporte aéreo regular y no regular.

Se entiende por servicio de transporte aéreo regular el que se realiza


con sujeción a itinerario y horario prefijados. Se entiende por servicio
de transporte aéreo no regular el que se realiza sin sujeción a
itinerario y horario prefijados.

ARTICULO 94. – Se considera interno el transporte aéreo realizado


entre dos o más puntos de la República. Se considera internacional el
transporte aéreo realizado entre el territorio de la República y el de
un estado extranjero o entre dos puntos de la República, cuando se
hubiese pactado un aterrizaje intermedio en el territorio de un Estado
extranjero.

ARTICULO 95. – La explotación de toda actividad comercial aérea


requiere concesión o autorización previa, conforme a las
prescripciones de este código y su reglamentación.

ARTICULO 96. – Las concesiones o autorizaciones no podrán ser


cedidas.

Excepcionalmente se podrán autorizar la cesión después de


comprobar que los servicios funcionan en debida forma y que el
beneficiario de la transferencia reúne los requisitos establecidos por
este código para ser titular de ella.

CAPITULO II: SERVICIOS DE TRANSPORTE AEREO INTERNO

SECCION A: Explotación

ARTICULO 97. – La explotación de servicios de transporte aéreo


interno será realizada por personas físicas o sociedades comerciales
que se ajusten a las prescripciones de este código. Las sociedades
mixtas y las empresas del Estado quedan sujetas a dichas normas en
cuanto les sean aplicables.

Las empresas aéreas extranjeras no podrán tomar pasajeros, carga o


correspondencia en la República Argentina, para su transporte a otro
punto del país. Sin embargo, el Poder Ejecutivo por motivos de
interés general, podrá autorizar a dichas empresas a realizar tales
servicios bajo condición de reciprocidad.

ARTICULO 98. – Las personas físicas que exploten servicios de


transporte aéreo interno deben ser argentinas y mantener su
domicilio real en la República.

ARTICULO 99. – Las sociedades se constituirán en cualquiera de las


formas que autoricen las leyes, condicionadas en particular a las
siguientes exigencias:

1) El domicilio de la empresa debe estar en la República.

2) El control y la dirección de la empresa deben estar en manos de


personas con domicilio real en la República.

3) Si se trata de una sociedad de personas, la mitad más uno por lo


menos de los socios deben ser argentinos con domicilio en la
República y poseer la mayoría del capital social;

4) Si se trata de una sociedad de capitales, la mayoría de las


acciones, a la cual corresponda la mayoría de votos computables,
deberán ser nominales y pertenecer en propiedad a argentinos con
domicilio real en la República. La transferencia de estas acciones sólo
podrán efectuarse con autorización del directorio, el cual comunicará
a la autoridad aeronáutica, dentro de los ocho días de producida la
transferencia, los detalles de la autorización acordada.

(Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 52/1994 B.O. 21/1/1994,


se dispone que la previsión del artículo 99 inciso 4 del Código
Aeronáutico, la mayoría de las acciones, a la cual corresponda la
mayoría de votos computables, deberán ser nominales y pertenecer
en propiedad a argentinos con domicilio real en la República
Argentina, comprende a las personas físicas y jurídicas argentinas,
con domicilio real en la República.)

(Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 204/2000 B.O. 7/3/2000,


se suspende la aplicación del Decreto Nº 52/1994 por el término de
180 días hábiles administrativos a contar a partir del día siguiente al
de publicación de aquel decreto.)
(Nota Infoleg: por art. 10 del Decreto N° 1012/2006 B.O. 8/8/2006
se restablece la vigencia del Decreto N° 52/1994)

5) El presidente del directorio o consejo de administración, los


gerentes y por lo menos dos tercios de los directores o
administradores deberán ser argentinos.

ARTICULO 100. – Las sociedades podrán establecerse


exclusivamente para la explotación de servicios de transporte aéreo o
desarrollar esa actividad como principal o accesoria, dentro de un
rubro más general. En este caso, se constituirán de acuerdo con las
normas establecidas en este código y la discriminación de los
negocios se hará en forma de delimitar la gestión correspondiente a
los servicios de transporte aéreo y mostrar claramente sus
resultados.

ARTICULO 101. – El Poder Ejecutivo reglamentará los requisitos a


llenar para los registros contables, la duración de los ejercicios
financieros y la forma de presentación de la memoria, balance
general y cuadro demostrativo de ganancias y pérdidas. Las
empresas llevarán, además de los exigidos por el Código de Comercio
y leyes vigentes, los libros y registros auxiliares que determine la
autoridad aeronáutica.

Asimismo, la autoridad aeronáutica podrá efectuar las verificaciones y


requerir los informes necesarios para determinar, en un momento
dado, el origen y distribución del capital social.

ARTICULO 102. – Los servicios de transporte aéreo serán realizados


mediante concesión otorgada por el Poder Ejecutivo si se trata de
servicios regulares, o mediante autorización otorgada por el Poder
Ejecutivo o la autoridad aeronáutica, según corresponda, en el caso
de transporte aéreo no regular.

El procedimiento para la tramitación de las concesiones o


autorizaciones será fijado por el Poder Ejecutivo quien establecerá un
régimen de audiencia pública para analizar la conveniencia, necesidad
y utilidad general de los servicios, pudiéndose exceptuar de dicho
régimen los servicios a realizar con aeronaves de reducido porte.

ARTICULO 103. – Las concesiones serán otorgadas con relación a


rutas determinadas y por un período que no excederá de quince
años. Sin embargo, si subsistiesen las razones de interés público que
motivaron la concesión, esta podrá ser prorrogada por lapsos no
mayores al citado a requerimiento de la empresa.

La solicitud de prórroga deberá ser presentada con una anticipación


no menor de un año antes del vencimiento de la concesión en vigor.

ARTICULO 104. – La concesión para operar en una ruta no importa


exclusividad.

ARTICULO 105. – No se otorgará concesión o autorización alguna


sin la comprobación previa de la capacidad técnica y económico-
financiera del explotador y de la posibilidad de utilizar en forma
adecuada los aeródromos, servicios auxiliares y material de vuelo a
emplear.
ARTICULO 106. – En los servicios de transporte aéreo el personal
que desempeña funciones aeronáuticas a bordo deberá ser argentino.
Por razones técnicas la autoridad aeronáutica podrá autorizar,
excepcionalmente, un porcentaje de personal extranjero por un lapso
que no excederá de dos años a contar desde la fecha de dicha
autorización, estableciéndose un procedimiento gradual de reemplazo
del personal extranjero por personal argentino.

ARTICULO 107. – Las aeronaves afectadas a los servicios deberán


tener matrícula argentina. Sin embargo, excepcionalmente, a fin de
asegurar la prestación de los mismos o por razones de conveniencia
nacional, la autoridad aeronáutica podrá permitir la utilización de
aeronaves de matrícula extranjera.

(Nota Infoleg: Por art. 16. del Decreto N° 2836/1971 B.O.


13/8/1971, se dispone que "las aeronaves afectadas a los servicios
de trabajo aéreo deberán tener matrícula nacional argentina. Sin
embargo el explotante podrá solicitar la aplicación del artículo 107
del Código Aeronáutico, en las circunstancias contempladas en el
mismo".)

ARTICULO 108. – La autoridad aeronáutica establecerá las normas


operativas a las que se sujetarán los servicios de transporte aéreo.

ARTICULO 109. – Los itinerarios, frecuencias, capacidad y horarios


correspondientes a los servicios de transporte aéreo regular y las
tarifas en todos los casos, serán sometidos a aprobación previa de la
autoridad aeronáutica.

ARTICULO 110. – Los acuerdos que impliquen arreglos de "pool",


conexión, consolidación o fusión de servicios o negocios, deberán
someterse a la aprobación previa de la autoridad aeronáutica. Si ésta
no formulase objeciones dentro de los noventa días, el acuerdo se
considerará aprobado.

(Nota Infoleg: Por art. 2° del Decreto N° 1401/1998 B.O.


17/12/1998, se dispone que para poder aprobarse las propuestas de
operación en código compartido o explotación conjunta en los
términos del Artículo 110 del Código Aeronáutico, los explotadores
deberán ser titulares de las autorizaciones o concesiones que les
permitan realizar el servicio aéreo de que se trate.)

ARTICULO 111. – A la expiración normal o anticipada de las


actividades de la empresa, el Estado nacional tendrá derecho a
adquirir directamente, en totalidad o en parte, las aeronaves,
repuestos, accesorios, talleres e instalaciones, a un precio fijado por
tasadores designados uno por cada parte.

Si el Poder Ejecutivo no hiciese uso de ese derecho dentro de los


noventa das de recibida la pertinente comunicación, los bienes
enumerados en el párrafo anterior serán ofrecidos en venta en el
país, tomando como base los precios de la plaza internacional. Si no
surgiese comprador domiciliado en la República se autorizará su
exportación.

ARTICULO 112. – Toda empresa a la que se hubiese otorgado una


concesión o autorización deberá depositar, como garantía del
cumplimiento de sus obligaciones y dentro de los quince días de
notificada, una suma equivalente al dos por ciento de su capital social
en efectivo, en títulos nacionales de renta o garantía bancaria
equivalente. Dicho depósito se efectuará en el Banco de la Nación
Argentina y a la orden de la autoridad aeronáutica.

La caución se extingue en un cincuenta por ciento cuando haya


comenzado la explotación de la totalidad de los servicios concedidos o
autorizados y el resto una vez transcurrido un año a partir del
momento indicado, siempre que la concesionaria o autorizada haya
cumplido eficientemente sus obligaciones.

El incumplimiento de las obligaciones que establece la concesión o


autorización dará lugar a la pérdida de la caución a que se refiere
este artículo y su monto ingresar al fondo Permanente para el
Fomento de la Aviación Civil.

SECCION B: Transporte de pasajeros

ARTICULO 113. – El contrato de transporte de pasajeros debe ser


probado por escrito. Cuando se trate de transporte efectuado por
servicios regulares dicho contrato se prueba con el billete de pasaje.

ARTICULO 114. – La ausencia, irregularidad o pérdida del billete de


pasaje, no perjudica la existencia ni la validez del contrato de
transporte que quedará sujeto a las disposiciones de este Código.

Si el transportador acepta pasajeros sin expedir el billete de pasaje,


no podrá ampararse en las disposiciones que limitan su
responsabilidad.

ARTICULO 115. – El billete de pasaje debe indicar:

1) Número de orden.

2) Lugar y fecha de emisión.

3) Punto de partida y de destino.

4) Nombre y domicilio del transportador.

SECCION C: Transporte de equipajes

ARTICULO 116. – El transporte de equipajes registrados, se prueba


con el talón de equipajes que el transportador deberá expedir con
doble ejemplar; uno de éstos será entregado al pasajero y el otro lo
conservar el transportador.

No se incluirán en el talón los objetos personales que el pasajero


conserve bajo su custodia.

ARTICULO 117. – El talón de equipajes debe indicar:

1) Numeración del billete de pasaje.

2) Punto de partida y de destino.


3) Peso y cantidad de los bultos.

4) Monto del valor declarado, en su caso.

ARTICULO 118. – El transportador no podrá ampararse en las


disposiciones del presente código que limitan su responsabilidad, si
aceptase el equipaje sin entregar el talón o si éste no contuviese la
indicación del número del billete de pasaje y del peso y cantidad de
los bultos, sin perjuicio de la validez del contrato.

SECCION D: Transporte de mercancías

ARTICULO 119. – La carta de porte es el título legal del contrato


entre remitente y transportador. Debe expresar que se trata de
transporte a reo.

ARTICULO 120. – La carta de porte ser extendida en triple


ejemplar; uno para el transportador, con la firma del remitente; otro
para el destinatario, con la del transportador y del remitente; y otro
para el remitente, con la del transportador.

ARTICULO 121. – La carta de porte debe indicar:

1) Lugar y fecha de emisión.

2) Punto de partida y de destino.

3) Nombre y domicilio del remitente.

4) Nombre y domicilio del transportador.

5) Nombre y domicilio del destinatario, o en su caso.

6) Clase de embalaje, marcas y numeración de los bultos.

7) Peso y dimensiones de la mercancía o bultos.

8) Estado aparente de la mercancía y el embalaje.

9) Precio de la mercancía y gastos, si el envío se hace contra


reembolso.

10) Importe del valor declarado, en su caso.

11) Los documentos remitidos al transportador con la carta de porte.

12) Plazo para el transporte e indicación de ruta, si se hubiese


convenido.

ARTICULO 122. – Si el transportador aceptase la mercancía, sin que


se hubiese extendido la carta de porte o si ésta no contuviese las
indicaciones que expresan los incisos 1° a 7° del artículo precedente,
el transportador no tendrá derecho a ampararse en las disposiciones
que limitan su responsabilidad, sin perjuicio de la validez del
contrato.
ARTICULO 123. – La carta de porte hace fe, salvo prueba en
contrario, del perfeccionamiento del contrato, de la recepción de la
mercancía por el transportador y de las condiciones del transporte.

ARTICULO 124. – La carta de porte puede ser extendida al


portador, a la orden o nominativamente.

SECCION E: Transporte de carga postal

ARTICULO 125. – Los explotadores de servicios de transporte aéreo


regular están obligados a transportar la carga postal que se les
asigne, dentro de la capacidad que la autoridad aeronáutica fije para
cada tipo de aeronave.

El transporte de la carga postal cederá únicamente prioridad al


transporte de pasajeros.

ARTICULO 126. – Los explotadores de servicios de transporte aéreo


regular, podrán ser autorizados a realizar servicios de transporte
aéreo regular exclusivamente para carga postal. Cuando el servicio
no pueda ser prestado por explotadores de servicios de transporte
aéreo regular, la autoridad aeronáutica podrá autorizar su prestación
por explotadores de servicios de transporte aéreo no regular.

ARTICULO 127. – Las tarifas para el transporte de carga postal


serán aprobadas por el Poder Ejecutivo, con intervención de las
autoridades aeronáutica y postal.

La legislación postal se aplicar al transporte aéreo de carga postal, en


lo que fuese pertinente.

CAPITULO III: SERVICIOS DE TRANSPORTE AEREO INTERNACIONAL

ARTICULO 128. – Las normas fijadas por este Código para la


constitución y funcionamiento de empresas dedicadas a la explotación
de servicios de transporte aéreo interno, serán aplicables a las
empresas argentinas que efectúen servicio al exterior del país.

ARTICULO 129. – Las empresas extranjeras podrán realizar


servicios de transporte aéreo internacional, de conformidad con las
convenciones o acuerdos internacionales en que la Nación sea parte,
o mediante autorización previa del Poder Ejecutivo.

El procedimiento para tramitar las solicitudes será fijado por el Poder


Ejecutivo quien establecerá un régimen de audiencia pública para
analizar la conveniencia, necesidad y utilidad general de los servicios
cuando corresponda.

La autoridad aeronáutica establecerá las normas operativas a las que


se ajustarán los servicios de transporte aéreo internacional que
exploten las empresas extranjeras. Los itinerarios, capacidad,
frecuencias y horarios correspondientes a los servicios de transporte
aéreo internacional regular y las tarifas en todos los casos, serán
sometidas a aprobación previa de la autoridad aeronáutica.

ARTICULO 130. – En el transporte internacional, el transportador no


deberá embarcar pasajeros sin la verificación previa de que están
provistos de los documentos necesarios para desembarcar en el
punto de destino.

CAPITULO IV: TRABAJO AEREO

ARTICULO 131. – Para realizar trabajo aéreo en cualquiera de sus


especialidades, las personas o empresas deberán obtener
autorización previa de la autoridad aeronáutica sujeta a los siguientes
recaudos:

1) Reunir los requisitos establecidos en el artículo 48 para ser


propietario de aeronave;

2) Poseer capacidad técnica y económica de acuerdo a la especialidad


de que se trate;

3) Operar con aeronaves de matrícula argentina.

Excepcionalmente y en cada caso la autoridad aeronáutica podrá


disponer del cumplimiento de las exigencias de los incisos 1° y 3°
precedentes, cuando no existiesen en el país empresas o aeronaves
capacitadas para la realización de una determinada especialidad de
trabajo aéreo.

ARTICULO 132. – El Poder Ejecutivo establecer las normas a las que


deberá ajustarse el trabajo aéreo conforme a sus diversas
especialidades y el régimen de su autorización.

CAPITULO V: FISCALIZACION DE ACTIVIDADES COMERCIALES

(Rúbrica sustituida por art. 2° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 133. – Las actividades aeronáuticas comerciales están


sujetas a fiscalización por la autoridad aeronáutica.

Al efecto le corresponde:

1) Exigir el cumplimiento de las obligaciones previstas en las


concesiones o autorizaciones otorgadas, así como las contenidas en el
presente código, leyes, reglamentaciones y demás normas que en su
consecuencia se dicten.

2) Ejercer la fiscalización técnica-operativa, económica y financiera


del explotador.

3) Suspender las actividades cuando considere que no estén


cumplidas las condiciones de seguridad requeridas o cuando no estén
asegurados los riesgos cuya cobertura sea legalmente obligatoria, y
autorizar su reanudación, una vez subsanadas tales deficiencias o
requisitos, siempre que no resultaren de ellos causales que traigan
aparejada la caducidad o retiro de la concesión o autorización.

4) Autorizar la interrupción y la reanudación de los servicios


solicitados por los prestatarios, cuando a su juicio, no se consideren
afectadas las razones de necesidad o utilidad general que
determinaron el otorgamiento de la concesión o autorización, o la
continuidad de los servicios.
5) Prohibir el empleo de material de vuelo que no ofrezca seguridad.

6) Exigir que el personal aeronáutico llene las condiciones requeridas


por las disposiciones vigentes.

7) Fiscalizar todo tipo de promoción y comercialización de billetes de


pasaje, fletes y toda otra venta de capacidad de transporte aéreo
llevado a cabo por los transportadores, sus representantes o agentes
y por terceros, con el objeto de impedir el desvío o encaminamiento
no autorizado de tráficos y de hacer cumplir las tarifas vigentes en
sus condiciones y exigencias.

8) Autorizar y supervisar el funcionamiento de las representaciones y


agencias de las empresas extranjeras de transporte aéreo
internacional que no operen en el territorio nacional y se establezcan
en el país, sin perjuicio del cumplimiento de las obligaciones que
imponen las demás normas legales respecto de empresas
extranjeras.

9) Calificar, conforme la ley vigente en materia de policía aérea, la


aptitud de las aeronaves destinadas al transporte comercial de
pasajeros y carga en función de los servicios a prestar para
determinar la conveniencia de su incorporación a tales servicios y
autorizar la afectación de las aeronaves a la flota de transportadores
de bandera argentina. Intervenir en el trámite de autorización para
su ingreso al país.

10) Desempeñar todas las otras funciones de fiscalización que


confiera el Poder Ejecutivo nacional.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

(Artículo reglamentado por art. 1° del Decreto N° 326/1982 B.O.


15/2/1982.)

ARTICULO 134. – Los transportadores nacionales están obligados a


trasladar gratuitamente en sus aeronaves, a un funcionario de la
autoridad aeronáutica que deba viajar en misión de inspección. La
plaza será reservada hasta veinticuatro horas antes de la fijada para
la partida de la aeronave. La misma obligación rige para las empresas
extranjeras, con respecto a sus recorridos dentro del territorio
argentino, hasta y desde la primera escala fuera de él.

CAPITULO VI: SUSPENSION Y EXTINCION DE LAS CONCESIONES Y


AUTORIZACIONES

(Rúbrica sustituida por art. 2° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 135. – Las concesiones y autorizaciones otorgadas por


plazo determinado se extinguirán al vencimiento de éste. No
obstante, haya o no plazo de vencimiento, el Poder Ejecutivo nacional
o la autoridad aeronáutica según sea el caso, en cualquier momento
podrán declarar la caducidad de la concesión o el retiro de la
autorización conferidas para la explotación de actividades
aeronáuticas comerciales en las siguientes circunstancias:
1) Si el explotador no cumpliese las obligaciones substanciales a su
cargo o si faltase, reiteradamente, a obligaciones de menor
importancia.

2) Si el servicio no fuese iniciado dentro del término fijado en la


concesión o autorización.

3) Si se interrumpiese el servicio, total o parcialmente, sin causas


justificadas o permiso de la autoridad aeronáutica.

4) Si la empresa fuera declarada en estado de quiebra, liquidación o


disolución por resolución judicial o cuando peticionando su concurso
preventivo, no ofrezca a juicio de la autoridad de aplicación garantías
que resulten adecuadas para asegurar la prestación de los servicios.

5) Si la concesión o autorización hubiese sido cedida en


contravención a lo dispuesto en el artículo 96 de este Código.

6) Si no se hubiese dado cumplimiento a la cobertura de riesgos


prevista por el título X (Seguros) y en el artículo 112.

7) Si el explotador se opusiese a la fiscalización o inspecciones


establecidas en este Código y su reglamentación.

8) Si el explotador dejase de reunir cualquiera de los requisitos


exigidos para la concesión o autorización.

9) Si no subsistiesen los motivos de interés público que determinaron


el otorgamiento de la concesión o autorización.

10) Si se tratare de un transportador extranjero y el gobierno del país


de su bandera no confiriese a los transportadores argentinos
similares o equivalentes derechos y facilidades en reciprocidad a los
recibidos por aquél.

11) Si mediase renuncia del explotador, previa aceptación de la


autoridad aeronáutica.

Cuando a juicio de la autoridad de aplicación se configure alguna de


las causales previstas en los incisos 1º al 10 que motiven caducidad
de la concesión o el retiro de la autorización, dicha autoridad podrá
disponer la suspensión preventiva de los servicios hasta tanto se
substancien las actuaciones administrativas a las que se refiere el
artículo 137.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

(Artículo reglamentado por art. 1° del Decreto N° 326/1982 B.O.


15/2/1982.)

ARTICULO 136. – En los casos del inciso 4° del artículo precedente,


la autoridad judicial que conozca en el asunto deber comunicarlo a la
autoridad aeronáutica, para la defensa de los derechos e intereses del
Estado.

ARTICULO 137. – Antes de la declaración de caducidad de la


concesión o del retiro de la autorización, debe oírse al interesado a fin
de que pueda producir la prueba de descargo. El procedimiento a
seguir será determinado por la reglamentación respectiva.

CAPITULO VII: SUBVENCIONES

ARTICULO 138. – Con el objeto de cubrir el déficit de una sana


explotación, el Poder Ejecutivo podrá subvencionar la realización de
servicios de transporte aéreo en aquellas rutas que resulten de
interés general para la Nación. Asimismo, podrá subvencionar la
explotación de servicios de trabajo aéreo que tengan igual carácter.

El Poder Ejecutivo reglamentará la forma y régimen en que serán


otorgadas las subvenciones y las condiciones a reunir por las
empresas beneficiarias de las mismas.

(Nota Infoleg: Por art. 20. del Decreto N° 2836/1971 B.O.


13/8/1971, se dispone que "el Poder Ejecutivo podrá subvencionar
las actividades de trabajo aéreo cuando éstas se refieran a la lucha
contra las plagas del agro o contra las calamidades públicas, en los
términos del artículo 138 del Código Aduanero".)

TITULO VII: RESPONSABILIDAD

CAPITULO I: DAÑOS CAUSADOS A PASAJEROS, EQUIPAJES O


MERCANCIAS TRANSPORTADOS

ARTICULO 139. – El transportador es responsable de los daños y


perjuicios causados por muerte o lesión corporal sufrida por un
pasajero, cuando el accidente que ocasión el daño se haya producido
a bordo de la aeronave o durante las operaciones de embarco o
desembarco.

ARTICULO 140. – El transportador es responsable de los daños y


perjuicios sobrevenidos en casos de destrucción, pérdida o avería de
equipajes registrados y mercancías, cuando el hecho causante del
daño se haya producido durante el transporte aéreo. El transporte
aéreo, a los efectos del párrafo precedente, comprende el período
durante el cual los equipajes o mercancías se encuentran al cuidado
del transportador, ya sea en un aeródromo o a bordo de una
aeronave, o en un lugar cualquiera en caso de aterrizaje fuera de un
aeródromo.

El período de transporte aéreo no comprende el transporte terrestre,


marítimo o fluvial, efectuado fuera de un aeródromo, a menos que
alguno de tales transportes haya sido efectuado en ejecución de un
contrato de transporte aéreo con el fin de proceder a la carga, o a la
entrega, o al transbordo. En estos casos se presumir , salvo prueba
en contrario, que los daños han sido causados durante el transporte
aéreo.

ARTICULO 141. – El transportador es responsable de los daños


resultantes del retraso en el transporte de pasajeros, equipajes o
mercancías.

ARTICULO 142. – El transportador no será responsable si prueba


que él y sus dependientes han tomado todas las medidas necesarias
para evitar el daño o que les fue imposible tomarlas.
ARTICULO 143. – La responsabilidad del transportador podrá ser
atenuada o eximida si prueba que la persona que ha sufrido el daño
lo ha causado o contribuido a causarlo.

ARTICULO 144. – En el transporte de personas, la responsabilidad


del transportador, con relación a cada pasajero, queda limitada hasta
la suma equivalente en pesos a mil (1000) argentinos oro, de
acuerdo a la cotización que éstos tengan en el momento de ocurrir el
hecho generador de la responsabilidad. Esta cotización será fijada por
el órgano competente de la Administración nacional.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 145. – En el transporte de mercancías y equipajes, la


responsabilidad del transportador queda limitada hasta una suma
equivalente en pesos a dos (2) argentinos oro por kilogramo de peso
bruto. Todo ello, salvo declaración especial de interés en la entrega
hecha por el expedidor al transportador en el momento de la remisión
de los bultos y mediante el pago de una tasa suplementaria eventual;
en tal caso el transportador está obligado a pagar la cantidad
declarada, a menos que pruebe que es menor al valor de la
mercadería o equipaje o que dicha cantidad es superior al interés real
del expedidor en la entrega.

En lo que respecta a los objetos cuya guarda conserva el pasajero, la


responsabilidad queda limitada hasta una suma equivalente en pesos
a cuarenta (40) argentinos oro de total.

La cotización del argentino oro se realizará en la forma prevista en el


artículo 144.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 146. – Toda cláusula que tienda a eximir al


transportador de su responsabilidad o a fijar un límite inferior al
establecido en este capítulo es nula; pero la nulidad de tales
cláusulas no entrará a la del contrato.

En cambio, podrá ser fijado un límite mayor mediante pacto expreso


entre el transportador y el pasajero.

ARTICULO 147. – El transportador no tendrá derecho a ampararse


en las prescripciones de este capítulo que limitan su responsabilidad,
cuando el daño provenga de su dolo, o del dolo de algunas de las
personas bajo su dependencia, actuando en ejercicio de sus
funciones.

ARTICULO 148. – La recepción de equipajes y mercancías sin


protesta por el destinatario, hará presumir que fueron entregados en
buen estado y conforme el título del transporte, salvo prueba en
contrario.

ARTICULO 149. – En caso de avería, el destinatario debe dirigir al


transportador su protesta dentro de un plazo de tres das para los
equipajes y de diez das para las mercancías, a contar desde la fecha
de entrega.
En caso de pérdida, destrucción o retardo, la protesta deberá ser
hecha dentro de los diez días siguientes a la fecha en que el equipaje
o la mercancía debieron ser puestos a disposición del destinatario.

La protesta deberá hacerse por reserva consignada en el documento


de transporte o por escrito, dentro de los plazos previstos en los
párrafos anteriores.

La falta de protesta en los plazos previstos hace inadmisible toda


acción contra el transportador, salvo el caso de fraude de éste.

ARTICULO 150. – Si el viaje previsto hubiese sido interrumpido o no


se hubiese realizado, el pasajero tiene derecho al reembolso de la
parte proporcional del precio del pasaje por el trayecto no realizado y
al pago de los gastos ordinarios de desplazamiento y estada, desde el
lugar de aterrizaje al lugar más próximo para poder continuar el
viaje, en el primer caso, y a la devolución del precio del pasaje en el
último.

El pasajero que no se presentase o que llegase con atraso a participar


del vuelo para el cual se le haya expedido el billete de pasaje o
interrumpiese el viaje, no tendrá derecho a exigir la devolución total
o parcial del importe. Sin embargo, si la aeronave partiese con todas
las plazas ocupadas el transportador deberá reintegrar el ochenta por
ciento del precio del billete de pasaje.

ARTICULO 151. – El transporte que haya de ejecutarse por varios


transportadores por vía aérea, sucesivamente, se juzgar como
transporte único cuando haya sido considerado por las partes como
una sola operación, ya sea que se formalice por medio de un solo
contrato o por una serie de ellos. En este caso, el pasajero no podrá
accionar sino contra el transportador que haya efectuado el
transporte en el curso del cual se hubiese producido el accidente o el
retraso, salvo que el primer transportador hubiese asumido
expresamente la responsabilidad por todo el viaje.

Si se trata de transporte de equipaje o mercancías, el expedidor


podrá accionar contra el primer transportador, y el destinatario, o
quien tenga derecho a la entrega, contra el último; ambos podrán
además accionar contra el transportador que hubiese efectuado el
transporte en el curso del cual se haya producido la destrucción,
pérdida, avería o retraso. Dichos transportadores serán
solidariamente responsables ante el expedidor, el destinatario o quien
tenga derecho a la entrega.

ARTICULO 152. – En caso de transportes sucesivos o combinados


efectuados en parte por aeronaves y en parte por cualquier otro
medio de transporte, las disposiciones del presente código se aplican
solamente al transporte aéreo. Las condiciones relativas a los otros
medios de transporte podrán convenirse especialmente.

ARTICULO 153. – Si el transporte aéreo fuese contratado con un


transportador y ejecutado por otro, la responsabilidad de ambos
transportadores, frente al usuario que contrató el transporte, será
regida por las disposiciones del presente capítulo.
El usuario podrá demandar tanto al transportador con quien contrató
como al que ejecutó el transporte y ambos le responderán
solidariamente por los daños que se le hubiesen originado, sin
perjuicio de las acciones que pudieran interponerse entre ellos. La
protesta prevista en el artículo 149 podrá ser dirigida a cualquiera de
los transportadores.

ARTICULO 154. – La pérdida sufrida en caso de echazón, así como


la resultante de cualquier otro daño o gasto extraordinario producido
intencional y razonablemente por orden del comandante de la
aeronave durante el vuelo, para conjurar los efectos de un peligro
inminente o atenuar sus consecuencias para la seguridad de la
aeronave, personas o cosas, constituir una avería común y ser
soportada por la aeronave, el flete, la carga y el equipaje registrado,
en relación al resultado útil obtenido y en proporción al valor de las
cosas salvadas.

CAPITULO II: DAÑOS CAUSADOS A TERCEROS EN LA SUPERFICIE

ARTICULO 155. – La persona que sufra daños en la superficie


tiene derecho a reparación en las condiciones fijadas en este
capítulo, con sólo probar que los daños provienen de una
aeronave en vuelo o de una persona o una cosa caída o
arrojada de la misma o del ruido anormal de aquélla. Sin
embargo, no habrá lugar a reparación si los daños no son
consecuencia directa del acontecimiento que los ha originado.

ARTICULO 156. – A los fines del artículo anterior, se considera que


una aeronave se encuentra en vuelo desde que se aplica la fuerza
motriz para despegar hasta que termina el recorrido de aterrizaje.

ARTICULO 157. – La responsabilidad que establece el artículo 155


incumbe al explotador de la aeronave.

ARTICULO 158. – El que sin tener la disposición de la aeronave, la


usa sin consentimiento del explotador, responde del daño causado.

El explotador será responsable solidariamente salvo que pruebe que


ha tomado las medidas adecuadas para evitar el uso ilegítimo de la
aeronave.

ARTICULO 159. – La responsabilidad del explotador por daños a


terceros en la superficie podrá ser atenuada o eximida, si prueba que
el damnificado los ha causado o ha contribuido a causarlos.

ARTICULO 160. – El explotador es responsable por cada accidente


hasta el límite de la suma equivalente en pesos al número de
argentinos oro que resulta de la escala siguiente, de acuerdo a la
cotización que éstos tengan en el momento de ocurrir el hecho
generador de la responsabilidad:

1) 2000 argentinos oro para aeronaves cuyo peso no exceda de 1000


kilogramos;

2) 2000 argentinos oro más 1 1/2 argentino oro por cada kilogramo
que exceda de los 1000, para aeronaves que pesan más de 1000 y no
excedan de 6000 kilogramos;
3) 10.400 argentinos oro más 1 argentino oro por cada kilogramo que
exceda de los 6000, para aeronaves que pesan más de 6000 y no
excedan de 20.000 kilogramos;

4) 25.000 argentinos oro más medio 1/2 argentino oro por cada
kilogramo que exceda de los 20.000, para aeronaves que pesan más
de 20.000 y no excedan de los 50.000 kilogramos;

5) 43.600 argentinos oro más 0,37 de argentino oro por cada


kilogramo que exceda de los 50.000 kilogramos, para aeronaves que
pesan más de 50.000 kilogramos.

La indemnización en caso de muerte o lesiones no excederá de 2000


argentinos oro por persona fallecida o lesionada.

En caso de concurrencia de daños a personas y bienes la mitad de la


cantidad a distribuir se destinará preferentemente a indemnizar los
daños causados a las personas. El remanente de la cantidad total a
distribuir se prorrateará entre las indemnizaciones relativas a daños a
los bienes y a la parte no cubierta de las demás indemnizaciones.

A los fines de este artículo, peso significa el peso máximo autorizado


por el certificado de aeronavegabilidad de la aeronave.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 161. – Si existiesen varios damnificados en un mismo


accidente y la suma global a pagar excediese de los límites previstos
en el artículo anterior, debe procederse a la reducción proporcional
del derecho de cada una, de manera de no pasar, en conjunto, los
límites antedichos.

ARTICULO 162. – El explotador no tendrá derecho a ampararse en


las disposiciones de este capítulo que limitan su responsabilidad, si el
daño proviene de su dolo o del dolo de personas bajo su
dependencia, actuando en ejercicio de sus funciones.

CAPITULO III: DAÑOS CAUSADOS EN TRANSPORTE GRATUITO

ARTICULO 163. – En caso de transporte aéreo gratuito de personas


la responsabilidad del transportador será la prevista en el capítulo I
de este título.

Si el transporte aéreo gratuito de personas no se realiza en un


servicio de transporte aéreo, la responsabilidad del explotador está
limitada por persona dañada, hasta trescientos argentinos oro, de
acuerdo a la cotización que éstos tengan en el momento de ocurrir el
hecho generador de la responsabilidad.

Dicha responsabilidad puede eximirse o atenuarse por convenio


expreso entre las partes.

ARTICULO 164. – El explotador no es responsable si concurren las


circunstancias previstas en el artículo 142.

CAPITULO IV: ABORDAJE AEREO


SECCION A: Concepto

ARTICULO 165. – Abordaje aéreo es toda colisión entre dos o más


aeronaves en movimiento.

La aeronave está en movimiento:

1) Cuando se encuentren en funcionamiento cualquiera de sus


servicios o equipos con la tripulación, pasaje o carga a bordo;

2) Cuando se desplaza en la superficie por su propia fuerza motriz;

3) Cuando se halla en vuelo.

La aeronave se halla en vuelo desde que se aplica la fuerza motriz


para despegar hasta que termina el recorrido de aterrizaje. Se
consideran también abordajes los casos en que se causen daños a
aeronaves en movimiento o a personas o bienes a bordo de las
mismas por otra aeronave en movimiento, aunque no haya verdadera
colisión.

SECCION B: Daños causados a aeronaves, personas y bienes


embarcados

ARTICULO 166. – En caso de daños causados a aeronaves o a


personas y bienes a bordo de las mismas por abordaje de dos o más
aeronaves en movimiento, si el abordaje se produjese por culpa de
una de las aeronaves, la responsabilidad por los daños es a cargo del
explotador de ésta.

El explotador no será responsable si prueba que l y sus dependientes


han tomado todas las medidas necesarias para evitar el daño o les
fue imposible tomarlas.

El explotador no tendrá derecho a ampararse en las prescripciones de


este título que limitan su responsabilidad, cuando el daño provenga
de su dolo, o del dolo de algunas de las personas bajo su
dependencia, actuando en ejercicio de sus funciones.

ARTICULO 167. – Si en el abordaje hay concurrencia de culpa, la


responsabilidad de los explotadores de cada una de las aeronaves,
por los daños a las mismas aeronaves, a las personas y a los bienes a
bordo, es proporcional a la gravedad de la falta. Si no pudiera
determinarse la proporcionalidad de la falta, la responsabilidad
corresponde por partes iguales.

ARTICULO 168. – La responsabilidad establecida en el artículo


precedente es solidaria, sin perjuicio del derecho del que ha abonado
una suma mayor de la que le corresponde, de repetir contra el
coautor del daño.

ARTICULO 169. – La responsabilidad del explotador alcanza a los


límites determinados en los artículos 144, 145 y 163 según se trate.

SECCION C: Daños causados a terceros en la superficie


ARTICULO 170. – En caso de daños causados a terceros en la
superficie por abordaje de dos o más aeronaves en vuelo, los
explotadores de éstas responden solidariamente en los términos de la
sección precedente.

ARTICULO 171. – Si el abordaje se produjo por culpa de una de las


aeronaves, el explotador de la aeronave inocente tiene derecho a
repetir el importe de las indemnizaciones que se hubiese visto
obligado a abonar a causa de la solidaridad. Si hubiese concurrencia
de culpa, quien como consecuencia de la solidaridad hubiese abonado
una suma mayor que la debida, tiene derecho a repetir el excedente.

ARTICULO 172. – Si el abordaje se ha producido por caso fortuito o


fuerza mayor, el explotador de cada una de las aeronaves soporta la
responsabilidad en los límites y en las condiciones previstas en esta
sección, teniendo, quien haya abonado una suma mayor de la que le
corresponde, derecho a repetir el excedente.

ARTICULO 173. – El explotador demandado por reparación del daño


causado por el abordaje debe, dentro del término de seis meses
contados desde la fecha de la notificación, hacerlo saber al explotador
contra el cual pretende ejercer el derecho que le acuerdan los
artículos precedentes. Vencido dicho plazo no podrá ejercitar esta
acción.

ARTICULO 174. – La responsabilidad del explotador alcanza a los


límites determinados en el artículo 160.

TITULO VIII: BUSQUEDA, ASISTENCIA Y SALVAMENTO

ARTICULO 175. – Los explotadores y comandantes de aeronaves


están obligados, en la medida de sus posibilidades, a prestar
colaboración en la búsqueda de aeronaves, a requerimiento de la
autoridad aeronáutica.

ARTICULO 176. – El comandante de una aeronave está obligado a


prestar los siguientes socorros:

1) Asistencia a otras aeronaves que se encuentren en situación de


peligro.

2) Salvamento de personas que se encuentren a bordo de aeronaves


en peligro.

ARTICULO 177. – No habrá obligación de prestar socorro cuando est


asegurado en mejores condiciones, o su prestación significase riesgos
para las personas a bordo, o no hubiesen posibilidades de prestar un
socorro útil.

ARTICULO 178. – En los casos del artículo anterior, quien prestase


el socorro sólo tendrá derecho a ser retribuido si ha salvado o
contribuido a salvar alguna persona.

ARTICULO 179. – Los explotadores de las aeronaves que hayan


prestado asistencia a otra, o que hayan colaborado en la búsqueda de
que trata el artículo 175, o que hayan salvado a alguna persona,
tendrá n derecho a ser indemnizados por los gastos y daños
emergentes de la operación o producidos como consecuencia directa
de ésta.

Las indemnizaciones estarán a cargo del explotador de la aeronave


socorrida y no podrán exceder, en conjunto, el valor que tenía la
aeronave antes de producirse el hecho.

ARTICULO 180. – Los explotadores de las aeronaves que hayan


salvado bienes tendrán derecho a una remuneración que será pagada
teniendo en cuenta los riesgos corridos, los gastos y las averías
sufridas por el salvador, las dificultades del salvamento, el peligro
corrido por el socorrido y el valor de los bienes salvados.

La remuneración, que en ningún caso podrá ser superior al valor de


los bienes salvados estará a cargo de los propietarios de éstos en
proporción al valor de los mismos y el salvador podrá reclamarla
directamente al explotador de la aeronave socorrida o a cada uno de
los propietarios de los bienes salvados.

ARTICULO 181. – Si han sido salvados al mismo tiempo personas y


bienes, el que ha salvado las personas tiene derecho a una parte
equitativa de la remuneración acordada al que ha salvado los bienes,
sin perjuicio de la indemnización que le corresponda.

ARTICULO 182. – La indemnización y remuneración, son debidas


aunque se trate de aeronaves del mismo explotador.

ARTICULO 183. – Las obligaciones establecidas en los artículos 175


y 176 alcanzan también a las aeronaves públicas. En estos casos,
queda a cargo del explotador de la aeronave socorrida el pago de las
indemnizaciones por los gastos y daños emergentes de la operación o
producidos como consecuencia directa de la misma, con la limitación
establecida en el segundo párrafo del artículo 179.

ARTICULO 184. – Las disposiciones del presente título serán de


aplicación en los casos de búsqueda, asistencia y salvamento de
aeronaves realizados por medios terrestres o marítimos.

TITULO IX: INVESTIGACION DE ACCIDENTES DE AVIACION

ARTICULO 185. – Todo accidente de aviación será investigado por


la autoridad aeronáutica para determinar sus causas y establecer las
medidas tendientes a evitar su repetición.

ARTICULO 186. – Toda persona que tomase conocimiento de


cualquier accidente de aviación o de la existencia de restos o
despojos de una aeronave, deberá comunicarlo a la autoridad más
próxima por el medio más rápido y en el tiempo mínimo que las
circunstancias permitan.

La autoridad que tenga conocimiento del hecho o intervenga en él, lo


comunicará de inmediato a la autoridad aeronáutica más próxima al
lugar, debiendo destacar o gestionar una guardia hasta el arribo de
ésta.

ARTICULO 187. – La autoridad responsable de la vigilancia de los


restos o despojos del accidente, evitar que en los mismos y en las
zonas donde puedan haberse dispersado, intervengan personas no
autorizadas. La remoción o liberación de la aeronave, de los
elementos afectados y de los objetos que pudiesen haber concurrido
a producir el accidente sólo podrá practicarse con el consentimiento
de la autoridad aeronáutica.

La intervención de la autoridad aeronáutica no impide la acción


judicial ni la intervención policial en los casos de accidentes
vinculados con hechos ilícitos, en que habrá de actuarse conforme a
las leyes de procedimiento penal, o cuando deban practicarse
operaciones de asistencia o salvamento.

(Nota Infoleg: Por art. 7° del Decreto N° 934/1970 B.O. 17/4/1970,


se dispone que el Comando de Regiones Aéreas otorgará al personal
encargado de la investigación una credencial con transcripción de los
artículos 187, 188 y 206 del Código Aeronáutico.)

ARTICULO 188. – Toda persona está obligada a declarar ante la


autoridad aeronáutica, en todo cuanto se relacione con la
investigación de accidentes de aviación.

(Nota Infoleg: Por art. 7° del Decreto N° 934/1970 B.O. 17/4/1970,


se dispone que el Comando de Regiones Aéreas otorgará al personal
encargado de la investigación una credencial con transcripción de los
artículos 187, 188 y 206 del Código Aeronáutico.)

ARTICULO 189. – Las autoridades, personas e instituciones tendrán


obligación de producir los informes que les requiera la autoridad
aeronáutica, así como permitir a ésta el examen de la documentación
y de los antecedentes necesarios a los fines de la investigación de
accidentes de aviación.

ARTICULO 190. – Las aeronaves privadas extranjeras que sufran


accidentes en el territorio argentino y sus aguas jurisdiccionales y las
aeronaves privadas argentinas que sufran accidentes en territorio
extranjero, quedarán sujetas a la investigación técnica prevista en los
convenios internacionales.

TITULO X: SEGUROS

ARTICULO 191. – El explotador está obligado a asegurar a su


personal, habitual u ocasionalmente con función a bordo, contra los
accidentes susceptibles de producirse en el cumplimiento del servicio,
conforme a las leyes a que se refiere el artículo 87.

ARTICULO 192. – El explotador est obligado a constituir un seguro


por los daños previstos en los límites del título VII. El seguro podrá
ser substituido por un depósito, en efectivo o en títulos nacionales, o
por una garantía bancaria.

Cuando se trate de explotadores nacionales, los seguros por


accidentes al personal contratado en la República o por daños
producidos con motivo del vuelo de sus aeronaves, o a terceros y sus
bienes, deberán ser contratados con aseguradores que reúnan los
requisitos exigidos por la ley respectiva.
ARTICULO 193. – No se autorizará la circulación en el espacio aéreo
nacional de ninguna aeronave extranjera que no justifique tener
asegurados los daños que pueda producir a las personas o cosas
transportadas o a terceros en la superficie, en los límites fijados en
este Código. En los casos en que la responsabilidad del explotador se
rija por acuerdos o convenciones internacionales, el seguro deberá
cubrir los límites de responsabilidad en ellos previstos.

El seguro podrá ser substituido por otra garantía si la ley de la


nacionalidad de la aeronave as lo autoriza.

ARTICULO 194. – En los casos en que el explotador de varias


aeronaves cumpla con la obligación de constituir las seguridades
previstas en forma de depósito en efectivo o de garantía bancaria, se
considerará que la garantía es suficiente para respaldar la
responsabilidad que incumbe por todas las aeronaves, si el depósito o
la garantía alcanza a los dos tercios del valor de cada aeronave si
éstas son dos, o a la mitad, si se trata de tres o más.

ARTICULO 195. – No podrá ser excluido de los contratos de seguros


de vida o de incapacidad por accidente que se concierten en el país,
el riesgo resultante de los vuelos en servicios de transporte aéreo
regular. Toda cláusula que así lo establezca es nula.

ARTICULO 196. – Los seguros obligatorios cuya expiración se opere


una vez iniciado el vuelo se considerarán prorrogados hasta la
terminación del mismo.

TITULO XI: LEY APLICABLE, JURISDICCION Y COMPETENCIA

ARTICULO 197. – Declárase materia de legislación nacional lo


concerniente a la regulación de:

1) La circulación a rea en general, especialmente el funcionamiento


de aeródromos destinados a la navegación aérea internacional e
interprovincial o a servicios a reos conectados con éstas.

2) El otorgamiento de títulos habilitantes del personal aeronáutico, as


como la matriculación y certificación de aeronavegabilidad de las
aeronaves.

3) El otorgamiento de los servicios comerciales a reos.

ARTICULO 198. – Corresponde a la Corte Suprema de Justicia y a


los tribunales inferiores de la Nación el conocimiento y decisión de las
causas que versen sobre navegación a rea o comercio a reo en
general y de los delitos que puedan afectarlos.

ARTICULO 199. – Los hechos ocurridos, los actos realizados y los


delitos cometidos en una aeronave privada argentina sobre territorio
argentino, sus aguas jurisdiccionales o donde ningún estado ejerza
soberana, est n regidos por las leyes de la Nación Argentina y ser n
juzgados por sus tribunales.

Corresponde igualmente la jurisdicción de los tribunales argentinos y


la aplicación de las leyes de la Nación, en el caso de hechos
ocurridos, actos realizados o delitos cometidos a bordo de una
aeronave privada argentina, sobre territorio extranjero, si se hubiese
lesionado un interés legítimo del Estado argentino o de personas
domiciliadas en l o se hubiese realizado en la República el primer
aterrizaje posterior al hecho, acto o delito.

ARTICULO 200. – En los hechos ocurridos, los actos realizados y los


delitos cometidos en una aeronave privada extranjera en vuelo sobre
el territorio argentino o sus aguas jurisdiccionales, la jurisdicción de
los tribunales argentinos y la aplicación de las leyes de la Nación sólo
corresponde en caso de:

1) Que infrinjan leyes de seguridad pública, militares o fiscales.

2) Que infrinjan leyes o reglamentos de circulación a rea.

3) Que comprometan la seguridad o el orden público, o afecten el


interés del Estado o de las personas domiciliadas en él, o se hubiese
realizado en la República el primer aterrizaje posterior al hecho, acto
o delito si no mediase, en este último caso, pedido de extradición.

ARTICULO 201. – Los hechos ocurridos, los actos realizados y los


delitos cometidos en una aeronave pública extranjera sobre territorio
argentino o sus aguas jurisdiccionales est n regidos por la ley del
pabellón y ser n juzgados por sus tribunales.

TITULO XII: FISCALIZACION Y PROCEDIMIENTO

ARTICULO 202. – La fiscalización del espacio aéreo, aeródromos y


demás lugares aeronáuticos en el territorio de la República y sus
aguas jurisdiccionales, será ejercida por la autoridad aeronáutica, con
excepción de la que corresponda a la policía de seguridad y judicial
que estará a cargo de las policías nacionales existentes.

La organización y funciones de la policía aeronáutica serán


establecidas por una ley especial que se dictará al efecto.

ARTICULO 203. – Toda vez que se compruebe una infracción a este


código o a su reglamentación o cuando una aeronave ocasione un
daño, la autoridad aeronáutica levantará acta con relación
circunstanciada de los hechos, autores, damnificados y demás
elementos de juicio, remitiendo las actuaciones a la autoridad judicial
o administrativa que corresponda.

Cuando en caso de delito deba detenerse a miembros de la


tripulación de una aeronave que realice servicios de transporte aéreo,
la autoridad que efectúe el procedimiento deberá tomar de inmediato
las medidas para posibilitar la continuación del vuelo.

ARTICULO 204. – Si durante un vuelo se cometiese algún delito o


infracción, el comandante de la aeronave deberá tomar las medidas
necesarias para asegurar la persona del delincuente o infractor, quien
será puesto a disposición de la autoridad competente del lugar del
primer aterrizaje, levantándose acta con las formalidades
establecidas en el artículo anterior.

ARTICULO 205. – La autoridad policial, judicial u otra competente


se incautará de los objetos mencionados en el artículo 9° que se
encuentren a bordo de aeronaves sin la autorización especial exigida.
Si el comiso quedase firme, serán entregados a la autoridad
aeronáutica a su requerimiento.

ARTICULO 206. – En el ejercicio de las facultades que le otorga este


código la autoridad aeronáutica podrá requerir el auxilio de la fuerza
pública y ésta estará obligada a prestarlo, para obtener la
comparecencia de los presuntos infractores o la inmovilización de las
aeronaves que pusiesen en peligro la seguridad pública o de las
personas o cosas.

(Nota Infoleg: Por art. 7° del Decreto N° 934/1970 B.O. 17/4/1970,


se dispone que el Comando de Regiones Aéreas otorgará al personal
encargado de la investigación una credencial con transcripción de los
artículos 187, 188 y 206 del Código Aeronáutico.)

ARTICULO 207. – La autoridad judicial, policial o de seguridad que


intervenga en toda actuación o investigación que tenga por objeto o
esté vinculada a una aeronave o a una operación aérea, deberá
proceder a comunicar de inmediato el hecho a la autoridad
aeronáutica.

En todo juicio en que deba disponerse la entrega, custodia o depósito


de una aeronave, éstas se efectuarán a favor de la autoridad
aeronáutica a su requerimiento, salvo los legítimos derechos de
terceros.

TITULO XIII: FALTAS Y DELITOS

CAPITULO I: INFRACCIONES

ARTICULO 208. – Las infracciones a las disposiciones de este


código, las leyes de política aérea y sus reglamentaciones, y demás
normas que dicte la autoridad aeronáutica, que no importen delito,
serán determinadas por el Poder Ejecutivo nacional y sancionadas
con:

1) Apercibimiento;

2) Multa.

a) Para las infracciones en el transporte aéreo comercial: De 2 hasta


100 veces el valor de la tarifa máxima vigente para el itinerario
comprendido en el billete de pasaje o documento de transporte en
infracción tarifaria o de 2 hasta 200 veces el valor de la tarifa máxima
que correspondiese a 100 kilogramos entre los puntos de origen y
destino de la carga cuyo transporte estuviera en infracción tarifaria.
Cuando la infracción cometida no fuese de naturaleza tarifaria y sí
relacionada con el régimen administrativo general resultante de este
Código, las leyes de política aérea, sus reglamentaciones y normas
complementarias, o las condiciones de otorgamiento de las
concesiones, autorizaciones o permisos, la multa tendrá como índice
los de 2 hasta 100 veces el valor de la tarifa máxima vigente para
pasajeros o desde 2 hasta 200 veces la tarifa vigente para 100
kilogramos de carga –según sea el caso– que correspondiese al
mayor trayecto contenido en el instrumento que confirió la concesión,
autorización o permiso de servicio o –a falta de éste– al trayecto
desde el punto de origen del vuelo.

b) Para las restantes actividades aeronáuticas hasta la suma de cien


millones de pesos ($ 100.000.000).

c) Para los titulares de certificados de idoneidad para el ejercicio de


funciones aeronáuticas hasta la suma de cuatro millones de pesos ($
4.000.000).

Los importes de los precedentes incisos b) y c) se considerarán


automáticamente modificados en función de la variación que se opera
en el índice del nivel general de precios al por mayor elaborado por el
Instituto Nacional de Estadística y Censos o el organismo que lo
sustituyere, entre el 1 de diciembre de 1980 y el mes inmediato
anterior al de la comisión de la infracción.

3) Inhabilitación temporaria de hasta 4 años o definitiva, de las


facultades conferidas por los certificados de idoneidad aeronáutica.

4) Suspensión temporaria de hasta 6 meses de las concesiones,


autorizaciones o permisos otorgados para la explotación de los
servicios comerciales aéreos.

5) Caducidad de las concesiones o retiro de las autorizaciones o


permisos acordados para la explotación de servicios comerciales
aéreos.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

(Artículo reglamentado por art. 1° del Decreto N° 326/1982 B.O.


15/2/1982.)

ARTICULO 209. – Las faltas previstas en este Código y su


reglamentación, serán sancionadas por la autoridad aeronáutica salvo
cuando corresponda inhabilitación definitiva, caducidad de las
concesiones o retiro de las autoridades que sólo podrán ser
dispuestas por el Poder Ejecutivo.

ARTICULO 210. – El procedimiento a seguir en la comprobación de


los hechos, la aplicación de las sanciones, la determinación de la
autoridad administrativa facultad para imponerlas, así como para
entender en los casos de apelación, serán fijados por Poder Ejecutivo.

Dicho procedimiento será de carácter sumario y actuado, asegurando


la existencia de dos instancias y el derecho de defensa.

ARTICULO 211. – Cuando el infractor no pague la multa dentro de


los 5 días de estar consentida o firme la resolución que la impuso,
será compelido por vía del cobro de créditos fiscales, siendo asimismo
aplicable el sistema de actualización y de intereses que corresponda a
tales créditos.

Si el infractor es titular del certificado de idoneidad aeronáutica,


podrá ser inhabilitado para el ejercicio de la función respecto de la
cual cometió infracción en la forma que determine la reglamentación.
(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 212. – Podrá aplicarse inhabilitación definitiva:

1) Cuando el infractor haya evidenciado su inadaptabilidad al medio


aeronáutico;

2) Cuando concurran las circunstancias indicadas en el artículo 223


de este código.

ARTICULO 213. – Si el infractor fuese reincidente y la falta


cometida se considerase grave, podrá imponérsele multa y, como
accesoria, inhabilitación temporaria o definitiva o la caducidad de la
concesión o retiro de la autorización, según corresponda.

ARTICULO 214. – Se considerará reincidente a la persona que,


dentro de los cuatro últimos años anteriores a la fecha de la falta,
haya sido sancionada por otra falta.

ARTICULO 215. – Serán recurribles ante la justicia federal en lo


contencioso administrativo, una vez agotada la vía administrativa, las
sanciones de:

1) Multa superior a $500.000 en el caso del transporte aéreo


comercial, cualquiera sea la naturaleza de la infracción.

2) Multa superior a $200.000 para el caso de las restantes


actividades aeronáuticas o de titulares de certificados de idoneidad
para el ejercicio de funciones aeronáuticas.

3) Inhabilitación definitiva.

4) Inhabilitación temporaria que supere los 15 días.

5) Suspensión temporaria de las concesiones, autorizaciones o


permisos para la explotación de servicios comerciales aéreos.

6) Caducidad de las concesiones o retiro de las autorizaciones o


permisos para la explotación de servicios comerciales aéreos.

Los montos previstos en los incisos 1° y 2° se actualizarán


semestralmente en función de la variación que se opere en el índice
del nivel general de precios al por mayor elaborado por el Instituto
Nacional de Estadística y Censos o el organismo que lo sustituyere, a
partir del 1 de diciembre de 1980.

El recurso deberá interponerse dentro de los 15 días de notificado el


acto administrativo.

(Artículo sustituido por art. 1° de la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 216. – El importe de las multas previstas en este Código


y su reglamentación, ingresará al fondo permanente para el fomento
de la aviación civil.

CAPITULO II: DELITOS


(Nota Infoleg: Por art. 1° de la Ley N° 20.509 B.O. 28/5/1973, se
dispone que a partir de la entrada en vigencia de dicha ley perderán
toda eficacia las disposiciones por las que se hayan creado o
modificado delitos o penas de delitos ya existentes y que no hayan
emanado del Congreso Nacional, cualquiera sea el nombre que se le
haya dado al acto legisferante por el que se las dictó.)

ARTICULO 217. – Será reprimido con reclusión o prisión de 3 a 15


años el que:

1) Practicase algún acto de depredación o violencia contra una


aeronave o contra su tripulación, mientras se encuentre en vuelo;

2) Por medio de fraude o violencia se apoderase de una aeronave o


de su carga o cambiase o hiciese cambiar de ruta a una aeronave en
vuelo.

Será reprimido con la misma pena el que cometiese los hechos


previstos en los incisos anteriores, mientras se estén realizando en la
aeronave las operaciones inmediatamente anteriores al vuelo.

Si tales actos produjesen accidente o causen lesión o muerte a alguna


persona, la pena será de 5 a 25 años de reclusión o prisión.

ARTICULO 218. – Será reprimido con prisión de 1 a 6 años, el que


ejecutase cualquier acto tendiente a poner en peligro la seguridad de
una aeronave, aeropuerto o aeródromo, o a detener o entorpecer la
circulación aérea.

Si el hecho produjese accidente, la pena será de 3 a 12 años de


reclusión o prisión.

Si el accidente causase lesión a alguna persona, la pena será de 3 a


15 años de reclusión o prisión y si ocasionase la muerte, de 10 a 25
años de reclusión o prisión.

ARTICULO 219. – Será reprimido con prisión de 1mes a 2 años:

1) El que condujese una aeronave a la que no se hubiese extendido el


certificado de habilitación correspondiente;

2) El que condujese una aeronave, transcurridos 6 meses desde el


vencimiento de su certificado de aeronavegabilidad;

3) El que condujese una aeronave que se encontrase inhabilitada por


no reunir los requisitos mínimos de seguridad;

4) El que eliminase o adulterase las marcas de nacionalidad o de


matriculación de una aeronave y el que, a sabiendas, la condujese
luego de su eliminación o adulteración;

5) El que, a sabiendas, transportase o hiciese transportar cosas


peligrosas en una aeronave, sin cumplir las disposiciones
reglamentarias, y el comandante o persona a cargo del contralor de
los vuelos que, a sabiendas, condujese una aeronave o autorizase el
vuelo en dichas circunstancias.
Si como consecuencia de cualquiera de los hechos previstos
precedentemente se causase accidentes o daños, la pena será de 6
meses a 4 años; si resultase lesión o muerte de alguna persona se
impondrá prisión de 2 a 10 años.

Iguales penas se impondrán al explotador que haya hecho volar la


aeronave en alguna de esas circunstancias.

ARTICULO 220. – Será reprimido con prisión de 1 mes a 2 años:

1) El que desempeñe una función aeronáutica habiendo sido


inhabilitado para el ejercicio de la misma;

2) El que desempeñe una función aeronáutica transcurridos 6 meses


desde el vencimiento de su habilitación.

Si como consecuencia de cualquiera de los hechos previstos


precedentemente se causase accidente o daños, la pena será de 6
meses a 4 años; si resultase lesión o muerte de alguna persona, se
impondrá prisión de 2 a 10 años.

ARTICULO 221. – Será reprimido con prisión de 6 meses a 4 años:

1) El que efectuase funciones aeronáuticas, careciendo de


habilitación;

2) El que, sin autorización, efectuase vuelos arriesgados poniendo en


peligro la vida o bienes de terceros;

3) El que efectuase vuelos estando bajo la acción de bebidas


alcohólicas, estimulantes o estupefacientes.

Si como consecuencia de cualquiera de los hechos previstos


precedentemente se causase accidente o daños, la pena será de 1 a 6
años; si resultase lesión o muerte de alguna persona, se impondrá
prisión de 2 a 10 años.

ARTICULO 222. – Ser reprimido con prisión de 6 meses a 4 años el


que condujese o hiciese conducir clandestinamente una aeronave
sobre zonas prohibidas.

ARTICULO 223. – Será reprimido con prisión de 6meses a 2 años el


que con una aeronave atravesase clandestina o maliciosamente la
frontera por lugares distintos de los establecidos por la autoridad
aeronáutica o se desviase de las rutas aéreas fijadas para entrar o
salir del país.

ARTICULO 224. – Será reprimido con prisión de 3 meses a 1 año, el


que no cumpliese con las obligaciones prescritas en el artículo 176 de
este código.

ARTICULO 225. – Toda condena mayor de 6 meses de prisión irá


acompañada de inhabilitación por un plazo de 1 a 4 años, a partir del
cumplimiento de la pena, para ejercer la función aeronáutica para la
que el reo se encuentre habilitado.

En caso de reincidencia la inhabilitación será definitiva.


ARTICULO 226. – La inhabilitación será también definitiva cuando
en los casos previstos en el artículo 217 el autor fuese miembro de la
tripulación de la aeronave.

TITULO XIV: PRESCRIPCION

ARTICULO 227. – Prescriben a los seis meses las acciones contra el


explotador por repetición de las sumas que otro explotador se haya
visto obligado a abonar, en los casos de los artículos 171 y 172.

Si hubiere juicio, el plazo comenzar a contarse desde la fecha de la


sentencia firme o de la transacción judicial. Si no hubiere juicio el
plazo comenzar a contarse desde la fecha del pago, pero de todas
maneras las acciones prescriben en un plazo máximo de dieciocho
meses contados desde la fecha en que se produjo el abordaje.

ARTICULO 228. – Prescriben al año:

1) La acción de indemnización por daños causados a los pasajeros,


equipajes o mercancías transportadas. El término se cuenta desde la
llegada al punto de destino o desde el día en que la aeronave debiese
haber llegado o desde la detención del transporte o desde que la
persona sea declarada ausente con presunción de fallecimiento;

2) Las acciones de reparación por daños causados a terceros en la


superficie. El plazo empieza a correr desde el día del hecho.

Si la persona lesionada no ha tenido conocimiento del daño o de la


identidad del responsable, la prescripción empieza a correr desde el
da en que pudo tener conocimiento pero no excediendo en ningún
caso los tres años a partir del día en que el daño fue causado;

3) Las acciones de reparación por daños en caso de abordaje. El


término se cuenta desde el día del hecho.

4) Las demás acciones derivadas del contrato de transporte aéreo


que no tengan expresamente otro plazo. El término se cuenta desde
la fecha de vencimiento de la última prestación pactada o de la
utilización de los servicios y a falta de éstos, desde la fecha en que se
formalizó el contrato de transporte. (Inciso incorporado por art. 1° de
la Ley N° 22.390 B.O. 13/2/1981.)

ARTICULO 229. – Prescriben a los dos años las acciones de


indemnización y remuneración en casos de búsqueda, asistencia y
salvamento. El término corre desde el día en que terminaron estas
operaciones.

ARTICULO 230. – La prescripción de las acciones y sanciones


legisladas en el capítulo I del título XIII de este código, se cumple a
los cuatro años de ocurrido el hecho de la fecha de notificación de la
sanción.

TITULO XV: DISPOSICIONES FINALES

ARTICULO 231. – En la circulación aérea dentro del territorio


argentino y sus aguas jurisdiccionales, serán de uso y aplicación las
unidades de medidas adoptadas conforme a las disposiciones de los
convenios internacionales de los que la Nación sea parte.

ARTICULO 232. – La información aeronáutica del material


cartográfico necesario para la circulación aérea, será aprobada y
autorizada por la autoridad aeronáutica y se ajustará a las
disposiciones vigentes al respecto y a las prescripciones contenidas
en los convenios sobre la materia, de los que la Nación sea parte.

ARTICULO 233. – En caso de desaparición de una aeronave, o


cuando no haya informes sobre ella, será reputada perdida a los tres
meses de la fecha de recepción de las últimas noticias.

ARTICULO 234. – Considérase aeroclub, toda asociación civil creada


fundamentalmente para dedicarse a la práctica del vuelo mecánico
por parte de sus asociados, con fines deportivos o de instrucción, sin
propósito de lucro.

En aquellos lugares del país donde la necesidad pública lo requiriese,


la autoridad aeronáutica podrá autorizar a los aeroclubes a realizar
ciertas actividades a áreas comerciales complementarias, siempre
que tal dispensa:

1) No afecte intereses de explotadores aéreos estatales o privados;

2) Los ingresos que se recauden por tales servicios, se destinen


exclusivamente al desarrollo de la actividad aérea específica del
Aeroclub, tendiendo a su autosuficiencia económica.

El Poder Ejecutivo reglamentará la forma y circunstancias en que se


otorgarán estas autorizaciones, previendo la fiscalización necesaria a
fin de que no se vulneren las condiciones mencionadas
precedentemente.

(Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 3039/1973 B.O.


26/4/1973, se dispone que los aeroclubes podrán desempeñar
actividad aérea comercial de carácter complementario, cuya
regulación será regida por el artículo 234 del Código Aeronáutico y
por dicho decreto.)

ARTICULO 235. – El Código Aeronáutico entrará en vigencia a los


treinta días de su publicación, oportunidad en la cual quedarán
derogadas las leyes 13.345, 14.307 y 17.118, los decretos leyes
1.256/57 y6817/63 y toda otra disposición que se le oponga.

ARTICULO 236. – Comuníquese, publíquese, d se a la Dirección


Nacional del Registro Oficial y archívese.

ONGANIA - Borda - Lanusse.

Antecedentes Normativos

– Artículo 217, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 218, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;
– Artículo 219 inciso 4°, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567
B.O. 12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 219 inciso 5°, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567


B.O. 12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 220 inciso 1°, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567


B.O. 12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 221, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 222, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 225, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Artículo 226, derogado por art. 7° de la Ley N° 17.567 B.O.


12/1/1968. Vigencia: a partir del 1° de abril de 1968;

– Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 1797/1971 B.O.


24/6/1971, se dispone que las certificaciones de idoneidad exigidas
por el artículo 76 del Código Aeronáutico se regirán por dicho
decreto;

– Artículo 208, sustituido por art. 1° de la Ley N° 19.620 B.O.


15/5/1972;

– Ley 17.567, derogada por art. 1° de la Ley N° 20.509 B.O.


28/5/1973;

– Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 642/1975 B.O.


18/3/1975, se dispone que al solo efecto de la aplicación del artículo
102 del Código Aduanero serán reconocidas como "aeronaves de
reducido porte" aquellas cuyo peso máximo de despegue no exceda
de 5700 dilogramos;

– Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 289/1981 B.O.


24/2/1981, se dispone que la audiencia pública del régimen que
determina el artículo 102 del Código Aeronáutico, tendrá por finalidad
dar estado público a las solicitudes de servicios cuya conveniencia,
necesidad y utilidad general deba analizar la Dirección Nacional de
Transporte Aéreo Comercial, y el de asegurar que sea oído quien se
encuentre en condiciones de verse afectado por la concesión o
autorización de dichos servicios;

– Nota Infoleg: Por art. 1° del Decreto N° 289/1981 B.O.


24/2/1981, se dispone que la audiencia pública del régimen que
determina el artículo 129 del Código Aeronáutico, tendrá por finalidad
dar estado público a las solicitudes de servicios cuya conveniencia,
necesidad y utilidad general deba analizar la Dirección Nacional de
Transporte Aéreo Comercial, y el de asegurar que sea oído quien se
encuentre en condiciones de verse afectado por la concesión o
autorización de dichos servicios;
– Decreto 289/1981, derogado por art. 20 del Decreto N° 1492/1992
B.O. 24/8/1992. Vigencia: a partir de su publicación en el Boletín
Oficial;

– Decreto 642/1975, derogado por art. 8° del Decreto N° 2186/1992


B.O. 2/12/1992;

– Nota Infoleg: Por art. 7° del Decreto N° 1293/1993 B.O.


28/6/1993, se dispuso que el cumplimiento de los "cargos" será
considerado como una obligación sustancial del concesionario. Su
incumplimiento será causa suficiente para declarar la caducidad de la
concesión, según lo previsto en el art. 135 del Código Aeronáutico;

– Decreto 1293/1993, derogado por art. 1° del Decreto N° 516/1998


B.O. 18/5/1998;
Ley N° 20094/1973 - LEY DE NAVEGACION
15 de Enero de 1973
Boletín Oficial, 2 de Marzo de 1973

En uso de las atribuciones conferidas por el artículo 5° del Estatuto de la


Revolución Argentina, EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA
SANCIONA Y PROMULGA CON FUERZA DE LEY:

TITULO I - DISPOSICIONES PRELIMINARES

Artículo 1 : Normas aplicables


ARTICULO 1° - Todas las relaciones jurídicas originadas en la navegación por
agua se rigen por las normas de esta ley, por las de las leyes y reglamentos
complementarios y por los usos y costumbres. A falta de disposiciones de
derecho de la navegación, y en cuanto no se pudiere recurrir a la analogía, se
aplicará el derecho común.

Artículo 2 : Buque y artefacto naval


ARTICULO 2° - Buque es toda construcción flotante destinada a navegar por
agua. Artefacto naval es cualquier otra construcción flotante auxiliar de la
navegación pero no destinada a ella, aunque pueda desplazarse sobre el agua en
cortos trechos para el cumplimiento de sus fines específicos.
Artículo 3 : Buques públicos y privados
ARTICULO 3° - Buques públicos son los afectados al servicio del poder
público. Todos los demás, aunque pertenezcan al Estado nacional, a las
provincías, a las municipalidades o a un Estado extranjero, son buques privados.

Artículo 4 : Buques militares y de policía


ARTICULO 4° - Las disposiciones de esta ley se aplican a los buques privados,
y a los buques públicos y artefactos navales en lo que fuere pertinente. No están
incluidos en el régimen de esta ley los buques militares y de policía.

Artículo 5 : Ambito de aplicación


ARTICULO 5° - Las disposiciones de esta ley se aplican a todo tipo de
navegación por agua, excepto en lo que estuviere diversamente dispuesto.

Artículo 6 : Mar libre


ARTICULO 6° - En mar libre y en aguas que no se encuentren bajo la soberanía
de algún Estado, se encuentran sometidos al ordenamiento jurídico de la
República los buques de pabellón nacional, como si fueran territorio argentino,
así como las personas que se hallen a bordo de dichos buques, y los hechos y
actos que en ellos se realicen.

Artículo 7 : Mar territorial extranjero


ARTICULO 7° - Se aplicará la misma disposición del artículo precedente, a los
buques argentinos mientras realicen el paso inofensivo en un mar territorial
extranjero, salvo las restricciones impuestas por el derecho internacional
público.

TITULO II - DE LAS NORMAS ADMINISTRATIVAS

CAPITULO I - DE LOS BIENES DESTINADOS A LA NAVEGACION

SECCION 1 - DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 8 : Bienes públicos


ARTICULO 8° - Las aguas navegables de la Nación que sirvan al tráfico y
tránsito interjurisdiccional por agua, los puertos y cualesquiera otras obras
públicas construidas o consagradas a esa finalidad, son bienes públicos
destinados a la navegación y sujetos a la jurisdicción nacional.

Artículo 9 : Delimitación de los bienes públicos


ARTICULO 9° - La delimitación de los bienes públicos destinados a la
navegación se hará por el Estado nacional, con intervención de la provincia
respectiva, cuando correspondiere.

Artículo 10 : Uso exclusivo


ARTICULO 10 - El uso exclusivo de los bienes públicos destinados a la
navegación, o de zonas determinadas de los mismos, es otorgado por la
autoridad nacional o provincial competentes, según el caso, con intervención de
los organismos públicos interesados. Cuando a juicio de éstos, el uso exclusivo
otorgado constituya un obstáculo o inconveniente para la libre circulación de las
riberas o zonas portuarias, afecte a la navegación o al régimen hidráulico del río,
lago, canal o playa, el acto administrativo debe ser confirmado por el Poder
Ejecutivo nacional.

Artículo 11 : Innovación en la forma de uso


ARTICULO 11 - Cualquier innovación en el uso público o privado de los bienes
públicos destinados a la navegación, debe ser autorizada por el organismo
competente, en los términos del artículo precedente.

Artículo 12 : Ocupación o uso indebidos


ARTICULO 12 - En caso de ocupación o de uso indebidos de los bienes
públicos destinados a la navegación, o contrarios a las normas o requisitos que
condicionaron el uso exclusivo otorgado, o cuando en esos lugares se efectúen
obras no autorizadas por organismos competentes, la autoridad marítima debe
intimar la desocupación de la zona afectada, hacer cesar de inmediato el uso
indebido, o disponer la paralización de las obras en infracción, según
corresponda. Todo ello, sin perjuicio de las acciones o recursos que podrán
ejercer los organismos públicos o los particulares interesados.

Artículo 13 : Facultades de la autoridad marítima


ARTICULO 13 - Cuando en los casos del artículo anterior, las órdenes
impartidas no se cumplan, la autoridad marítima, si razones de interés para la
navegación lo justifican, podrá proveer de oficio la desocupación o demolición
correspondiente, con cargo a los responsables, y sin perjuicio de las acciones o
recursos que pudieren ejercer las entidades oficiales o los particulares
interesados.

Artículo 14 : Innovaciones en las márgenes


ARTICULO 14 - Quedan comprendidas en las prescripciones de los artículos
precedentes, las innovaciones que se efectúen en las márgenes de los ríos o
canales navegables, hasta una distancia de treinta y cinco (35) metros a contar de
la respectiva orilla, distancia que puede ser reducida en zonas cuyas
características así lo justifiquen.

Artículo 15 : Extracción de arena y cosas similares


ARTICULO 15 - La extracción de arena, piedra, juncos y cosas similares, se
regirá igualmente por las normas de los artículos precedentes.

SECCION 2 - DE LAS COSAS NAUFRAGAS EN AGUAS JURISDICCIONALES

Artículo 16 : Cosas náufragas


ARTICULO 16 - En los puertos y canales está prohibido arrojar a las aguas
objetos o substancias de cualquier clase. La autoridad competente puede
extender esta prohibición a otras zonas donde lo exigiere el interés público.
Las pertenencias de los buques o artefactos navales, mercaderías, materiales y,
en general, cualquier cosa arrojada o caída a las aguas de puertos o canales,
deben ser extraídos por los propietarios o armadores de aquéllos, o por sus
representantes, dentro del plazo que al efecto fije la autoridad marítima. Cuando
no se cumple en tiempo con dicha obligación y el objeto sumergido, a juicio de
la autoridad marítima, constituya un obstáculo o un peligro para la navegación,
dicha autoridad puede proceder de oficio a la extracción, con cargo a los
responsables. Si éstos no abonaren el importe de los gastos realizados, dentro del
plazo fijado, la autoridad marítima debe depositar lo extraído o removido en la
aduana más próxima para su venta en pública subasta. Cuando el producido de la
venta no alcance a cubrir los gastos de extracción o de remoción de una cosa
arrojada o caída por negligencia, los responsables quedan obligados por el
monto de la diferencia. Si lo recaudado superare los gastos efectuados,
incluyendo los derechos aduaneros, cuando corresponda abonarlos, la diferencia
se depositará a la orden del juez competente, quien procederá en la forma que se
dispone en el Título III, Capítulo III, Sección 3.

Artículo 17 : Buques y artefactos navales náufragos


ARTICULO 17 - Los buques, artefactos navales y aeronaves y sus restos
náufragos, de bandera nacional o extranjera, que se hallen hundidos o varados en
aguas jurisdiccionales argentinas y constituyan un obstáculo o peligro para la
navegación marítima o fluvial, deben ser extraídos, removidos o demolidos en la
forma y condiciones siguientes:
a) La autoridad marítima intimará su extracción, remoción o demolición al
propietario o representante legal, fijando plazo para su iniciación, que no será
menor de dos (2) meses ni mayor de cinco (5), así como el tiempo total de su
ejecución, contemplando las condiciones y particularidades del caso;
b) Si vencido el plazo fijado, la extracción, remoción o demolición no se hubiera
producido, se considerará que el buque, artefacto naval y aeronave o sus restos
náufragos han sido abandonados al Estado nacional, realizándose las
correspondientes anotaciones de transmisión de dominio;
c) Si iniciados los trabajos de extracción, remoción o demolición dentro del
plazo fijado, ellos son abandonados o no se finalizan en término, la autoridad
marítima puede, previa resolución fundada, otorgar un nuevo plazo. En caso de
no hacerlo se procederá conforme al inciso anterior.
En todos estos casos, el propietario o su representante legal, que se sienta
afectado, puede recurrir por ante la Cámara Federal competente dentro del plazo
de cinco (5) días de notificada la resolución de la autoridad marítima.
Cuando se trate de buques, artefactos navales y aeronaves de bandera extranjera
o de sus restos náufragos, sean sus propietarios personas jurídicas o físicas,
argentinas o extranjeras, se dará también aviso al consulado que tenga a su cargo
la representación de los intereses del Estado de la bandera.

Artículo 18 : Buques y artefactos navales de bandera no identificada


ARTICULO 18 - Cuando se trate de buques, artefactos navales y aeronaves de
bandera no identificada y propiedad desconocida, o de sus restos náufragos, se
aplican las disposiciones del artículo precedente, realizándose la intimación a
que se refiere el inciso a) de dicho artículo por medio de edictos, los cuales se
publicarán en el Boletín Oficial y en el diario de mayor difusión de la zona
donde aquellos se hallen ubicados. La publicación se hará por un plazo no mayor
de diez (10) días, fijado por la autoridad marítima de acuerdo con la importancia
del obstáculo que deba ser extraído, removido o demolido.
Si sólo se conoce la bandera del buque, artefacto naval y aeronave o de sus
restos náufragos, además de la publicación por edictos, se deberá efectuar el
aviso al consulado, previsto en el último párrafo del artículo 17.

Artículo 19 : Abandono en favor del Estado


ARTICULO 19 - El propietario, armador o explotador de un buque, o artefacto
naval, aeronave o de sus restos náufragos hundidos o varados en aguas
jurisdiccionales argentinas, puede limitar su responsabilidad por los gastos de
extracción o remoción haciendo abandono de aquéllos a favor del Estado, quien
dispondrá de ellos de acuerdo con lo establecido en esta Sección.
El abandono al Estado a que se refiere el párrafo precedente debe hacerse
mediante declaración practicada ante la autoridad marítima por su propietario o
representante debidamente autorizado, manifestando su voluntad de
desprenderse de la propiedad y haciendo entrega del título correspondiente.
No se puede invocar el abandono frente al Estado como limitación de
responsabilidad, ni éste está obligado a admitirlo cuando el propietario o
armador hayan incurrido en dolo o actuado con conciencia temeraria de que el
daño podría producirse, y como consecuencia de ello se ocasionaren graves
perjuicios.
Los buques, artefactos navales y aeronaves o sus restos náufragos que hubieren
pasado al dominio del Estado, pueden ser ofrecidos en venta mediante licitación
pública por la autoridad marítima, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 20.

Artículo 20 : Efectos del abandono


ARTICULO 20 - El abandono de los buques, artefactos navales y aeronaves,
hundidos o varados, o de sus restos náufragos, o de cualquier cosa arrojada o
caída en aguas de puertos o canales navegables, a favor del Estado y aceptado
por éste, no compromete su responsabilidad sino hasta el valor excedente que
resulte, deducidos los gastos de extracción o de remoción de la cosa abandonada.
El abandono al Estado, sea voluntario o en virtud de lo dispuesto en los artículos
17 y 18, no es incompatible con la limitación de responsabilidad frente a los
acreedores establecida en el Título III, Capítulo I, Sección 4a. de esta ley, y los
terceros reclamantes pueden ejercitar sus derechos sobre el buque, artefacto
naval, aeronave o sus restos náufragos.

Artículo 21 : Operaciones de rastreo, remoción o demolición


ARTICULO 21 - Toda operación de rastreo y de extracción, remoción o
demolición de buques y demás cosas hundidas en aguas o canales navegables
debe ser autorizada por la autoridad marítima,la que puede vigilar la operación y
fijar las condiciones y plazos para la realización de la misma.
En los casos de reflotamiento voluntario de buques, artefactos navales y
aeronaves, o sus restos náufragos, que no constituyan obstáculo o peligro para la
navegación, se aplican las disposiciones del Título III, Capítulo III, Sección 3a.

Artículo 22 : Obstáculos a la navegación


ARTICULO 22 - No están comprendidos en las disposiciones de los artículos 17
y 18 los buques, artefactos navales y aeronaves, o sus restos náufragos, de
bandera nacional, extranjera o no identificada, o de propiedad argentina,
extranjera o desconocida, que constituyan un obstáculo o peligro insalvable para
la navegación marítima o fluvial, de naturaleza tal que su extracción, remoción o
demolición deba ser inmediata, según resolución fundada de la autoridad
marítima.
El organismo estatal competente debe proceder de oficio a efectuar los estudios
y trabajos necesarios para realizar la extracción, remoción o demolición
inmediata del obstáculo, con cargo a los propietarios o a sus representantes
legales, siempre que no hagan uso del derecho de abandono.
Cuando los buques, artefactos navales y aeronaves, o sus restos náufragos, sean
de bandera extranjera, se debe efectuar previamente el aviso al consulado
previsto en el último párrafo del artículo 17.

Artículo 23 : Abono de los gastos realizados


ARTICULO 23 - Si los propietarios o representantes legales del buque, artefacto
naval o aeronave, o sus restos náufragos, no abonan el importe de los gastos
realizados, dentro del plazo que fije la autoridad marítima, ésta debe depositar lo
extraído o removido en la aduana más próxima para su venta en pública subasta.
Cuando el producido de la venta no alcance a cubrir los gastos de extracción o
remoción, los responsables quedan obligados por el monto de la diferencia. Si lo
recaudado supera los gastos efectuados, incluyendo derechos aduaneros, si
corresponde abonarlos, la diferencia se debe depositar a la orden del juez
competente, quien procederá en la forma que se dispone en el Título III,
Capítulo III. Sección 3a.

Artículo 24 : Existencia de causas pendientes


ARTICULO 24 - En los casos de los artículos precedentes, cuando el buque,
artefacto naval y aeronave, o sus restos náufragos, tengan relación con un
proceso civil o penal, antes de toda actuación se debe recabar la autorización del
magistrado que interviene en la causa. No obstante ello, la autoridad marítima
puede proceder en la forma prevista en el artículo 22, dando aviso al juez
interviniente.

Artículo 25
ARTICULO 25 - En todos los supuestos comprendidos en la presente sección
debe darse intervención a la autoridad aduanera correspondiente.

SECCION 3a. - DE LOS DAÑOS A INSTALACIONES PORTUARIAS

Artículo 26 : Reparación de daños


ARTICULO 26 - En los casos de daños ocasionados a almacenes, muelles
públicos o privados y otras obras portuarias, o elementos de balizamiento y, en
general, a cualquier instalación implemento o artefacto destinados a servir a la
navegación o a las operaciones portuarias, la autoridad marítima, estimado el
perjuicio en las actuaciones administrativas, lo hará saber a los interesados, si
estuvieren individualizados.
Cuando medien razones de urgencia, a juicio de la autoridad marítima, ésta
intimará al presunto responsable la reparación del daño causado dentro del plazo
que fije. Si el intimado no cumple en tiempo su obligación, o si existen razones
de urgencia, la autoridad marítima procederá de oficio a la reparación o
autorizará a los damnificados a efectuarla con cargo a aquél.
Para obtener la repetición de los gastos debe accionarse judicialmente contra el
presunto responsable.

Artículo 27 : Fianza por gastos de reparación


ARTICULO 27 - Cuando el daño sea causado por un buque, artefacto naval o
aeronave, la autoridad marítima exigirá a su propietario, armador o explotador o
en representación de estos, al capitán o agente marítimo, una fianza real o
personal en garantía de los gastos de reparación. Dicha fianza, que se mantendrá
mientras no se abonen tales gastos o se establezca la inexistencia de
responsabilidad, se exigirá bajo apercibimiento de detención del buque, artefacto
naval o aeronave, y de no despachar ningún otro perteneciente al responsable, o
explotado por él, si aquél ha salido de la jurisdicción nacional. En los convoyes
la referida obligación recae sobre el propietario o armador del buque que
directamente causó el daño.

Artículo 28 : Denuncia
ARTICULO 28 - Todo el que encuentre en aguas navegables o en sus playas,
pertenencias de buques u objetos procedentes de naufragio o echazón, está
obligado a denunciarlo a la autoridad marítima, o en su defecto, a la autoridad
local, sin perjuicio de la intervención que compete a la Aduana.

SECCION 4a. - DE LOS BUQUES EN PUERTO


Artículo 29 : Puerto
ARTICULO 29 - Denomínase puerto el ámbito espacial que comprende, por el
agua: los diques, dársenas, muelles, radas fondeaderos, escolleras y canales de
acceso y derivación; y por tierra: el conjunto de instalaciones, edificios, terrenos
y vías de comunicación indispensables para la normal actividad y desarrollo de
la navegación.

Artículo 30 : Límites de zonas portuarias


ARTICULO 30 - Los límites de las zonas portuarias se establecen de acuerdo
con lo dispuesto en el artículo 9 y con intervención de los organismos nacionales
interesados. Cuando las zonas portuarias no estén expresamente delimitadas, se
reconocerán como tales las establecidas por la práctica y el uso, en concordancia
con el criterio del artículo precedente.

Artículo 31 : Navegación en puertos y canales


ARTICULO 31 - La navegación en los puertos y sus canales de acceso se rige
por las disposiciones del Capítulo III del presente Título, en cuanto no sean
modificadas por las de este Capítulo. A tal efecto, la autoridad marítima regulará
la navegación, remolque y practicaje, de acuerdo con las características
hidrográficas de los distintos puertos.

Artículo 32 : Facultad de la autoridad marítima


ARTICULO 32 - La autoridad marítima puede prohibir la navegación en los
puertos y en sus canales de acceso, así como también la entrada y salida de
buques y aeronaves, cuando las condiciones meteorológicas o hidrográficas
resulten peligrosas, o existan obstáculos para la navegación, o medien razones
de orden público.

Artículo 33 : Prohibición de navegar


ARTICULO 33 - La autoridad marítima debe prohibir la navegación en los
puertos, así como también la entrada y salida de los mismos, a los buques que se
hallen en deficientes condiciones de navegabilidad, de manera tal que pudieren
constituir un peligro para su propia seguridad o para la de terceros.

Artículo 34 : Seguridad de la navegación


ARTICULO 34 - La entrada, amarre y salida de los buques o aeronaves y, en su
caso, la de los artefactos navales, en todo lo relativo a la seguridad de la
navegación, son regulados por la autoridad marítima.

Artículo 35 : Autorización para entrar y salir de puerto


ARTICULO 35 - La autorización para entrar y salir de puerto se concede por la
autoridad marítima, a solicitud de los armadores, explotadores o de sus agentes,
o del capitán del buque, comandante de aeronave o encargado de artefacto naval.
La autorización se supedita al cumplimiento previo de las disposiciones sobre
seguridad de la navegación, sanitarias, aduaneras y portuarias vigentes.

Artículo 36 : Exhibición de la documentación


ARTICULO 36 - Sin perjuicio de los demás requisitos que establezca la
reglamentación, el capitán del buque, comandante de la aeronave o el encargado
del artefacto naval, deben exhibir ante la autoridad marítima la documentación
referente al buque, aeronave o artefacto naval.
Artículo 37 : Arribada forzosa
ARTICULO 37 - En caso de arribada forzosa, el cumplimiento de las
disposiciones sobre entrada y salida de puerto, se ajustará a las circunstancias
particulares de cada caso.

Artículo 38 : Responsabilidad del capitán


ARTICULO 38 - Todas las maniobras para entrar, amarrar o salir del puerto, se
efectúan bajo la responsabilidad directa del capitán del buque, a cuyo efecto
todos los que colaboren en ello deben obedecer sus órdenes e instrucciones.

Artículo 39 : Atribuciones de la autoridad marítima


ARTICULO 39 - Corresponde a la autoridad marítima regular lo referente a:
a) La seguridad en el amarre y fondeo de buques y artefactos navales y, en su
caso, de las aeronaves;
b) El uso de muelles, fondeaderos, atracaderos y artefactos de amarre y demás
medios destinados a tales fines, y las operaciones de carga, descarga, alije y
custodia de mercadería, y de embarco desembarco y trasbordo de pasajeros, de
acuerdo con las características de cada puerto y sólo en orden a la seguridad
pública en general y a la de la navegación en particular;
c) Los elementos de señalamiento, seguridad y auxilio y el personal de
vigilancia de buques, artefactos navales o aeronaves.

Artículo 40 : Izar bandera y empavesado


ARTICULO 40 - Todo buque amarrado o fondeado en puerto debe izar la
bandera de su nacionalidad. Los buques extranjeros deben izar también la
bandera argentina. El empavesado de los buques será regido por la autoridad
marítima.

Artículo 41 : Facultades de la autoridad marítima


ARTICULO 41 - La autoridad marítima puede:
a) Disponer, incluso de oficio y con cargo al buque, cuando razones de seguridad
así lo exijan, cambios de lugar del sitio de amarre o la ejecución de cualquier
maniobra, pudiendo llegar en caso de urgencia al corte de amarras;
b) Ordenar, en caso de siniestro, que los buques y sus respectivas tripulaciones
sean puestos a su disposición a los fines necesarios.

Los buques que hayan prestado auxilio pueden accionar directamente contra los
terceros beneficiarios o reclamar ante la autoridad marítima por las
indemnizaciones y compensaciones que correspondan a dichos servicios. En este
último caso la autoridad marítima tiene acción contra los terceros beneficiarios
por el monto de dichas indemnizaciones y compensaciones.

Artículo 42 : Obligaciones de los buques en puertos


ARTICULO 42 - Los buques surtos en puerto están obligados recíprocamente a
facilitar las respectivas operaciones de carga y descarga, en cuanto las mismas
no los perjudiquen o les causen averías. Pero ningún buque puede interrumpir
las operaciones de otro, salvo en los casos de estar listo para zarpar.

CAPITULO II - REGIMEN ADMINISTRATIVO DEL BUQUE Y DEL


ARTEFACTO NAVAL
SECCION 1a. - DE LA INDIVIDUALIZACION DEL BUQUE Y DEL
ARTEFACTO NAVAL

Artículo 43 : Buques argentinos


ARTICULO 43 - Los buques argentinos se individualizan, en el orden interno y
a todos los efectos legales, por su nombre, número, puerto de la matrícula y
tonelaje de arqueo.

Artículo 44 : Nombre
ARTICULO 44 - El nombre del buque no puede ser igual al de otro buque de las
mismas características. A tal efecto la reglamentación regulará la imposición,
uso y cese de dicho elemento de individualización.

Artículo 45 : Matrícula
ARTICULO 45 - El número de matrícula del buque o artefacto naval es el de
inscripción en el registro correspondiente.

Artículo 46 : Deber de exhibición


ARTICULO 46 - Todo buque debe ostentar en lugar visible la bandera nacional,
su nombre, puerto y número de matrícula.

Artículo 47 : Arqueo
ARTICULO 47 - El arqueo de los buques se efectúa por la autoridad marítima,
de acuerdo con las normas reglamentarias.

Artículo 48 : Distinciones
ARTICULO 48 - Buque mayor es el que registra un arqueo total no menor de
diez (10) toneladas.
Buque menor es aquél cuyo arqueo total es inferior a esa cifra. Los buques se
distinguen también por su naturaleza, por la finalidad de los servicios que
prestan y por la navegación que efectúan.

Artículo 49 : Reglamentación
ARTICULO 49 - La reglamentación regulará el alcance y contenido de las
distinciones establecidas en el artículo precedente.

Artículo 50 : Individualización de los artefactos navales


ARTICULO 50 - Los artefactos navales se individualizarán por el número de su
inscripción en el registro correspondiente, y demás recaudos que fije la
reglamentación.

SECCION 2a. - DEL REGISTRO Y NACIONALIDAD DE LOS BUQUES E


INSCRIPCION DE LOS ARTEFACTOS NAVALES

Artículo 51 : Efectos de la inscripción


ARTICULO 51 - La inscripción en la matrícula nacional confiere al buque o
artefacto naval la nacionalidad argentina y el derecho de enarbolar el pabellón
nacional.
Artículo 52 : Requisitos
ARTICULO 52 - Para inscribir un buque o artefacto naval en la matrícula
nacional debe acreditarse:
a) El cumplimiento de las exigencias reglamentarias sobre construcción y
condiciones de navegabilidad e idoneidad del buque o artefacto naval;
b) Que su propietario está domiciliado en el país y si se trata de una copropiedad
naval, que la mayoría de los copropietarios cuyos derechos sobre el buque o
artefacto naval exceden la mitad del valor de éstos, reúnen la misma condición;
c) Si fuere titular de la propiedad una sociedad, que ésta se haya constituido de
acuerdo con las leyes de la Nación, o que habiéndose constituido en el
extranjero, tenga en la República sucursal, asiento o cualquier otra especie de
representación permanente, de acuerdo con lo dispuesto en la ley respectiva.

Artículo 53 : Requisitos de inscripción de buque extranjero


ARTICULO 53 - Si el buque o artefacto naval se hubiese construido en el
extranjero debe presentarse, además, el pasavante de navegación expedido por la
autoridad consular argentina, y si hubiese estado inscripto en un registro
extranjero también el cese de bandera. Este no se requiere cuando el buque
extranjero sea vendido judicialmente por orden de los tribunales del país. El
otorgamiento del pasavante de navegación confiere los derechos del artículo 51
en forma provisional y en los términos y condiciones de su concesión.

Artículo 54 : Certificado de matrícula


ARTICULO 54 - La autoridad marítima otorgará a todo buque o artefacto naval
que se inscriba en la matrícula nacional, un "certificado de matrícula", en el que
conste el nombre del buque o artefacto naval y el de su propietario, el número de
matrícula y la medida de los arqueos total y neto cuando se trate de buque, así
como los demás datos contenidos en el folio de su inscripción.

Artículo 55 : Eliminación de la matrícula nacional


ARTICULO 55 - La eliminación de un buque o artefacto naval de la matrícula
nacional debe disponerse en los siguientes casos:
a) Por innavegabilidad absoluta o pérdida total comprobada y declarada por la
autoridad marítima;
b) Por presunción fundada de pérdida, después de transcurrido un (1) año desde
la última noticia del buque o artefacto naval;
c) Por desguace;
d) Por cancelación de la inscripción a solicitud de su propietario.

Artículo 56 : Recursos
ARTICULO 56 - La inscripción o eliminación de un buque o artefacto naval en
la matrícula nacional, serán autorizadas siempre que no se afectaren intereses
públicos. De las decisiones del organismo competente, podrá recurrirse dentro
de los quince (15) días de notificada la resolución ante la Cámara Federal
respectiva.

Artículo 57 : Recaudos
ARTICULO 57 - Concedida la autorización para la eliminación de la matrícula
nacional, de acuerdo con lo previsto en el artículo anterior, la autoridad marítima
procederá a efectuarla previo certificado de libre disponibilidad otorgada por el
Registro Nacional de Buques y demás recaudos que exija la reglamentación.
Artículo 58 : Reglamentación
ARTICULO 58 - El régimen de registro y cancelación de la inscripción de los
buques y artefactos navales, en todo cuanto no esté previsto en esta ley y en la
que rige el Registro Nacional de Buques, será fijado por la reglamentación.

SECCION 3a. - DE LA CONSTRUCCION, MODIFICACION O REPARACION


DE BUQUES O ARTEFACTOS NAVALES

Artículo 59 : Registro de empresas


ARTICULO 59 - Las empresas dedicadas a la construcción, modificación,
reparación, desguace o extracción de buques o artefactos navales, para poder
realizar los trabajos de su especialidad, deben estar inscriptas en el registro que
llevará la autoridad competente.

Artículo 60 : Facultades de la reglamentación


ARTICULO 60 - La reglamentación determinará la forma de llevar dicho
registro, y los requisitos que deben cumplir las empresas, para su inscripción en
el mismo.

Artículo 61 : Deber de información


ARTICULO 61 - Toda construcción, modificación o reparación de un buque o
artefacto naval, debe ser comunicada a la autoridad marítima.

Artículo 62 : Exigencias técnicas y administrativas


ARTICULO 62 - La reglamentación, de acuerdo con el tonelaje, la naturaleza, la
finalidad de los servicios y la navegación a efectuarse, establece las exigencias
técnicas y administrativas a que se han de ajustar la construcción, modificación
o reparación de buques o artefactos navales.

Artículo 63 : Construcciones y reparaciones en el extranjero


ARTICULO 63 - Los buques o artefactos navales construidos o que se
construyan en el extranjero y los buques argentinos que se modifiquen o reparen
fuera del país, deben responder a las exigencias técnicas establecidas en la
reglamentación para inscribirse en el Registro Nacional de Buques.

Artículo 64 : Facultades de la autoridad marítima


ARTICULO 64 - La autoridad marítima ejerce, en jurisdicción argentina, la
vigilancia técnica sobre construcción, modificación o reparación de buques o
artefactos navales.

Artículo 65 : Inobservancia de las exigencias


ARTICULO 65 - En caso de inobservancia de las exigencias técnicas de
seguridad o administrativas referentes a la construcción, modificación o
reparación de buques o artefactos navales, la autoridad marítima puede disponer
la paralización de los trabajos o la prohibición de navegar, según corresponda.

Artículo 66 : Intervención aduanera


ARTICULO 66 - Lo establecido en los artículos precedentes es aplicable a la
construcción, modificación, instalación, reparación y retiro de máquinas,
motores, calderas o equipos eléctricos o radioeléctricos de los buques o
artefactos navales. Para todo ingreso o egreso de los elementos de que se trate a
y de la zona fiscal o de abordo de los buques o artefactos si éstos se encuentran
fuera de ella, la aduana tomará la intervención que le compete.

SECCION 4a. - DEL DESGUACE O EXTRACCION DE BUQUES O


ARTEFACTOS NAVALES

Artículo 67 : Desguace de buques o artefactos navales


ARTICULO 67 - El desguace de un buque o artefacto naval debe ser autorizado
por la autoridad marítima, la que determinará las condiciones de seguridad y
plazo de los trabajos, cuando éstos se realicen en lugares de uso público.

Artículo 68 : Recursos
ARTICULO 68 - El desguace no será autorizado cuando afecte intereses de
acreedores del propietario o armador del buque o artefacto naval. De las
resoluciones que al respecto adopte el organismo competente puede recurrirse en
la forma dispuesta en el artículo 56.

Artículo 69 : Paralización de los trabajos


ARTICULO 69 - La fiscalización de los trabajos de desguace, en cuanto a
seguridad, es ejercida por la autoridad marítima, quien podrá ordenar su
paralización cuando compruebe que no se ajusta a las especificaciones de la
autorización respectiva.

Artículo 70 : Intervención aduanera


ARTICULO 70 - La extracción, remoción o demolición de buques o artefactos
navales hundidos o varados se rige por las precedentes disposiciones en cuanto
les fueren aplicables, sin perjuicio de la intervención propia de la aduana.

SECCION 5a. - DE LAS CONDICIONES DE SEGURIDAD E IDONEIDAD DE


BUQUES Y ARTEFACTOS NAVALES

Artículo 71 : Condiciones de seguridad


ARTICULO 71 - Los buques y artefactos navales deben reunir las condiciones
de seguridad previstas en las convenciones internacionales incorporadas al
ordenamiento jurídico nacional y las que establezca la reglamentación.

Artículo 72
ARTICULO 72 - Las condiciones de seguridad de los buques y artefactos
navales a que se refiere el artículo anterior, se determinarán de acuerdo con la
naturaleza y finalidad de los servicios que presten y la navegación que efectúen.

Artículo 73 : Vigilancia técnica


ARTICULO 73 - La vigilancia técnica sobre las condiciones de seguridad de los
buques y artefactos navales es ejercida por la autoridad marítima, mediante las
inspecciones ordinarias y extraordinarias que establezcan la reglamentación y las
convenciones internacionales mencionadas en el artículo 71.
SECCION 6a. - DE LAS INSPECCIONES DE SEGURIDAD DE BUQUES Y DE
ARTEFACTOS NAVALES

Artículo 74 : Inspecciones ordinarias


ARTICULO 74 - Las inspecciones ordinarias se efectuarán dentro de los plazos
y lugares que al efecto fije la reglamentación.

Artículo 75 : Inspecciones extraordinarias


ARTICULO 75 - Las inspecciones extraordinarias se dispondrán cuando la
autoridad marítima lo considere conveniente, o en caso de avería que pueda
afectar la navegabilidad e idoneidad del buque o artefacto naval.

Artículo 76 : Otros casos


ARTICULO 76 - Se consideran extraordinarias las inspecciones ordinarias que
por causas imputables al buque se realicen fuera de los plazos o lugares
determinados por la reglamentación.

Artículo 77 : Cargo de las inspecciones


ARTICULO 77 - Las inspecciones, cualquiera fuera su naturaleza, se efectuarán
con cargo al propietario o armador del buque o artefacto naval, salvo las
inspecciones extraordinarias cuando resulten injustificadas.

Artículo 78 : Tarifas
ARTICULO 78 - La tarifa correspondiente al servicio de inspecciones será
fijada por el Poder Ejecutivo nacional. Lo recaudado en tal concepto ingresará a
un fondo especial, con el cual la autoridad marítima debe atender los gastos del
servicio.

Artículo 79 : Buque extranjero


ARTICULO 79 - La autoridad marítima, cuando tenga dudas sobre las
condiciones de navegabilidad de un buque extranjero, puede disponer su
inspección y aun impedir su salida, dando aviso de ello al respectivo cónsul.
Dicha inspección se considerará extraordinaria y con cargo al buque, salvo que
resulte injustificada.

SECCION 7a. - DE LOS CERTIFICADOS DE SEGURIDAD

Artículo 80 : Certificados de seguridad


ARTICULO 80 -La autoridad marítima otorga los correspondientes certificados
de seguridad a los buques y artefactos navales que sean inspeccionados y que
reúnan las condiciones de seguridad previstas en las convenciones
internacionales incorporadas al ordenamiento jurídico nacional y en la
reglamentación. Las constancias de estos certificados hacen fe de su contenido,
salvo prueba en contrario.

Artículo 81 : Facultades de la reglamentación


ARTICULO 81 - La reglamentación establecerá la forma, contenido, plazo de
duración y condiciones de prórroga de los certificados de seguridad.
Artículo 82 : Exhibición de los certificados
ARTICULO 82 - Los certificados de seguridad serán exhibidos en un lugar bien
visible y de fácil acceso en el buque o artefacto naval.
La carencia o el vencimiento de los certificados de seguridad implica para el
buque o artefacto naval la prohibición de navegar o de prestar los servicios a que
se halle destinado.

SECCION 8a. - DE LA DOCUMENTACION DEL BUQUE Y DEL ARTEFACTO


NAVAL

Artículo 83 : Documentación
ARTICULO 83 - Los buques y artefactos navales, según corresponda, de
acuerdo con la reglamentación, deben tener a bordo la siguiente documentación:
a) Certificado de matrícula;
b) Libro de rol;
c) Certificado de arqueo, de seguridad y de francobordo;
d) Documentación sanitaria;
e) Diario de navegación;
f) Diario de máquinas;
g) Lista de pasajeros;
h) Libro de quejas, en los buques de pasajeros;
i) Licencia de instalación radioeléctrica;
j) Diario de radio, si corresponde de acuerdo con las reglamentaciones
internacionales;
k) Un ejemplar de esta ley;
l) Los demás libros y documentos exigidos por las leyes y reglamentos.

Artículo 84 : Diarios de navegación y de máquinas


ARTICULO 84 - El diario de navegación y el de máquinas deben llevarse
encuadernados, foliados, rubricados y sellados, hoja por hoja, por la autoridad
marítima y sin interlineaciones, raspaduras ni enmiendas. Los asientos deben ser
continuados y datados, firmados por el capitán los del diario de navegación y por
el jefe de servicio de máquinas los del diario de máquinas.

Artículo 85 : Libro de rol


ARTICULO 85 - El libro de rol debe expresar, necesariamente, el nombre y
número de matrícula de buque, y el nombre, apellido, nacionalidad, edad, estado
civil, domicilio y número de matrícula del capitán y demás tripulantes, con
indicación de la habilitación y empleos correspondientes, así como las
condiciones de los contratos de ajuste, en la forma que establece la norma legal
laboral específica.

Artículo 86 : Diario de navegación


ARTICULO 86 - En el diario de navegación de asentarán los acaecimientos de
la navegación y todas las novedades ocurridas a bordo durante el viaje, relativas
al buque, tripulación, carga y pasajeros, y especialmente:
a) La situación, derrota y maniobras realizadas por el buque;
b) Las observaciones meteorológicas e hidrográficas efectuadas a bordo;
c) Los actos cumplidos por el capitán en su carácter de funcionario público;
d) Las actas de los consejos celebrados por los oficiales;
e) Toda otra circunstancia establecida en leyes y reglamentos.
Artículo 87 : Visación del diario de navegación
ARTICULO 87 - Al llegar el buque a puerto, la autoridad marítima, si éste es
argentino, o el cónsul, si se trata de puerto extranjero, deben visar el diario de
navegación e inutilizar los blancos que se hayan dejado entre sus anotaciones.

Artículo 88 : Archivo del diario de navegación


ARTICULO 88 - La autoridad marítima al entregar a cada buque un ejemplar
del diario de navegación, debe retirar y archivar el anterior durante el tiempo que
fije la reglamentación, el que será exhibido en el archivo correspondiente a
cualquier interesado que lo solicite.

CAPITULO III - DE LA NAVEGACION Y DE OTRAS ACTIVIDADES AFINES

SECCION 1a. - DE LA NAVEGACION EN GENERAL

Artículo 89 : Navegación en aguas jurisdiccionales


ARTICULO 89 - La navegación en aguas de jurisdicción nacional es regulada
por la autoridad marítima, quien, a tal efecto, dicta las reglas de gobierno,
maniobra, luces y señales correspondientes a las distintas zonas y modalidades
de navegación y al sistema de propulsión empleado.

Artículo 90 : Distinción de circunstancias


ARTICULO 90 - A los efectos del artículo anterior se distinguen las siguientes
circunstancias:
a) Zonas de navegación: marítima, fluvial, portuaria y lacustre;
b) Modalidades de la navegación: navegación independiente y navegación en
convoy;
c) Sistema de propulsión: mecánico, a vela y mixto.

Artículo 91 : Normas aplicables


ARTICULO 91 - La navegación en aguas de jurisdicción nacional y de las
aeronaves en el agua dentro de la misma jurisdicción, se rige por las
disposiciones del reglamento internacional para prevenir colisiones en el mar, en
todo cuanto no sea establecido en forma diferente en esta ley o en la
reglamentación.

Artículo 92 : Limitaciones al tránsito o permanencia


ARTICULO 92 - La autoridad marítima puede limitar o prohibir, por razones de
seguridad pública, el tránsito o la permanencia de buques en determinadas zonas
de las aguas navegables de jurisdicción nacional.

Artículo 93 : Artefactos navales


ARTICULO 93 - Los artefactos navales deben cumplir con las disposiciones del
presente Capítulo y su reglamentación, en todo cuanto les fueren aplicables.

SECCION 2a. - DE LA NAVEGACION EN CONVOY Y DE LAS JANGADAS

Artículo 94 : Convoy
ARTICULO 94 - Constituye convoy la reunión de buques que se organizan para
navegar en conjunto bajo un mando único.
Artículo 95 : Modalidades
ARTICULO 95 - Al solo fin de la seguridad, la reglamentación regulará la
navegación en convoy de acuerdo con sus distintas modalidades, a saber:
remolque, empuje o conserva.

Artículo 96 : Navegación en conserva


ARTICULO 96 - El mando del convoy en la navegación en conserva es ejercido
normalmente por el capitán del buque guía, sin perjuicio de que, si resulta
conveniente, desempeñe esa función otro profesional embarcado en dicho
buque, de lo cual se dejará constancia en el diario de navegación.

Artículo 97 : Navegación por remolque


ARTICULO 97 - El mando del convoy en la navegación por remolque transporte
está a cargo del buque remolcador, salvo que se convenga lo contrario. En las
operaciones de remolque-maniobra el mando del convoy es ejercido por el
capitán del buque remolcado, si no se conviene lo contrario. En ambos casos se
debe dejar constancia en los respectivos diarios de navegación.

Artículo 98 : Jangadas
ARTICULO 98 - La reglamentación regulará la navegación de jangadas de
acuerdo con las características de las zonas de navegación y las necesidades de
la economía nacional.
La responsabilidad por los daños ocasionados por desarme de una jangada o por
desprendimiento de las piezas que la integran, recae sobre el propietario de la
misma si el hecho no se debe a culpa de un tercero en la navegación.

SECCION 3a. - SERVICIOS AUXILIARES

Artículo 99 : Practicaje
ARTICULO 99 - El practicaje en aguas jurisdiccionales nacionales constituye un
servicio público regulado y controlado por la autoridad marítima.

Artículo 100 : Obligación de utilizar práctico


ARTICULO 100 - La autoridad marítima impondrá la obligación de utilizar
prácticos por los buques argentinos y extranjeros, en toda zona donde sea
necesario.

Artículo 101 : Prestación del servicio


ARTICULO 101 - La reglamentación fijará la forma en que será prestado el
servicio de practicaje así como las tarifas correspondientes.

Artículo 102 : Uso de remolcadores


ARTICULO 102 - La autoridad marítima debe disponer el uso obligatorio de
remolcadores en todo puerto donde sea necesario.

Artículo 103 : Necesidad de patente


ARTICULO 103 - En aguas de jurisdicción nacional, ningún buque puede
prestar servicios de remolque si no tiene patente de remolcador o permiso
otorgado por la autoridad marítima, salvo caso fortuito o de fuerza mayor.
CAPITULO IV - DEL PERSONAL DE LA NAVEGACION

SECCION 1a. - DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 104 : Habilitación e inscripción del personal


ARTICULO 104 - Ninguna persona puede formar parte de la tripulación de los
buques o artefactos navales inscriptos en el Registro Nacional de Buques, o
ejercer profesión, oficio u ocupación alguna en jurisdicción portuaria, o en
actividad regulada o controlada por la autoridad marítima si no es habilitada por
ésta e inscripta en la sección respectiva del Registro Nacional del Personal de
Navegación que debe llevar en forma actualizada la autoridad competente.

Artículo 105 : Agrupamiento del personal


ARTICULO 105 - El personal de los buques y artefactos navales, y el integrado
por quienes ejercen profesiones, oficios y ocupaciones conexas con las
actividades marítimas, fluviales, lacustres y portuarias que se desempeñen en
tierra, se agrupa en:
a) Personal embarcado;
b) Personal terrestre de la navegación.

SECCION 2a. - DEL PERSONAL EMBARCADO

Artículo 106 : Personal embarcado


ARTICULO 106 - Personal embarcado es el que ejerce profesión, oficio u
ocupación a bordo de buques y artefactos navales.

Artículo 107 : Libreta de embarco


ARTICULO 107 - Todo integrante del personal embarcado, una vez inscripto en
el Registro Nacional del Personal de la Navegación, debe tener una "libreta de
embarco", sin la cual nadie podrá embarcarse ni ejercer función alguna en los
buques y artefactos navales de matrícula nacional. La autoridad competente
establecerá la forma en que se expedirá el mencionado documento.

Artículo 108 : Embarco y desembarco del personal


ARTICULO 108 - El embarco o desembarco del personal a que se refiere esta
Sección se efectúa con intervención exclusiva de la autoridad marítima, en
puerto argentino, o del cónsul en puerto extranjero, quienes deben asentar las
constancias respectivas en la libreta de embarco, y registrarlo en sus oficinas.

Artículo 109 : Distintos cuerpos


ARTICULO 109 - Conforme con su función específica, el personal embarcado
integra los siguientes cuerpos:
a) Cubierta;
b) Máquinas;
c) Comunicaciones;
d) Administración;
e) Sanidad;
f) Practicaje;
Artículo 110 : Habilitación del personal
ARTICULO 110 - Las habilitaciones del personal que integra los cuerpos
establecidos en el artículo precedente, facultan a sus titulares a ejercer los cargos
máximos que determine la reglamentación.
Cuando no se dispone de personal habilitado en un nivel determinado para cubrir
algún servicio, las autoridades competentes, a pedido del armador o capitán,
pueden habilitar temporariamente a personal de un nivel inferior de habilitación,
hasta tanto haya personal disponible y siempre que ello no afecte la seguridad de
la navegación ni la de la vida humana en el mar.

SECCION 3a. - DEL PERSONAL TERRESTRE DE LA NAVEGACION

Artículo 111 : Personal terrestre


ARTICULO 111 - Forma parte del personal terrestre de la navegación el
dedicado a ejercer profesión, oficio u ocupación en jurisdicción portuaria o en
conexión con la actividad marítima, fluvial, lacustre o portuaria.

SECCION 4a. - DE LA HABILITACION DEL PERSONAL EMBARCADO

Artículo 112 : Capitanes y oficiales


ARTICULO 112 - Las habilitaciones de capitanes y oficiales se reservan para
los argentinos nativos, por opción o naturalizados.
La autoridad competente podrá acordar excepciones a dicho principio cuando
constatare, en cada caso, la falta de Oficiales argentinos habilitados.
En este supuesto el Comando en Jefe de la Armada aprobará la formación y
capacitación del personal extranjero que se propusiere, el que deberá ser
habilitado por la autoridad marítima.
En el caso de buques pesqueros la excepción se extenderá a los Capitanes.

Artículo 113 : Condiciones para la habilitación


ARTICULO 113 - Previa a toda habilitación, el personal debe reunir condiciones
morales y aptitudes física acorde con la actividad a cumplir a bordo. La
comprobación de la aptitud física debe hacerse periódicamente, en la forma que
establezca la autoridad marítima.
La autoridad competente establece los requisitos de idoneidad y capacidad que
debe poseer toda persona que integre las tripulaciones de los buques y artefactos
navales de acuerdo con la norma legal laboral específica.

Artículo 114 : Exigencias de idoneidad


ARTICULO 114 - La autoridad marítima habilitará al personal para tripular los
buques y artefactos navales, atendiendo a las exigencias de idoneidad y demás
requisitos que determine la norma legal laboral específica y con sujeción a las
categorías básicas establecidas en el artículo 140.

SECCION 5a. - DE LA HABILITACION DEL PERSONAL TERRESTRE DE LA


NAVEGACION

Artículo 115 : Condiciones generales


ARTICULO 115 - Para ser habilitado por la autoridad marítima el personal
terrestre de la navegación debe acreditar condiciones morales y, cuando sean
necesarias, condiciones físicas compatibles con la actividad a desarrollar.
Artículo 116 : Condiciones especiales
ARTICULO 116 - Además de las condiciones generales enunciadas en el
artículo anterior, el personal terrestre de la navegación que se detalla a
continuación debe cumplir con las siguientes:
a) Armador: Individualizar el buque o buques respecto de los cuales va a ejercer
las funciones pertinentes, como propietario o a otro título, exhibiendo en cada
caso los documentos justificativos. Si realiza actos de comercio, debe acreditar
su capacidad para ser comerciante.
En todos los casos debe también cumplir con los requisitos fijados para los
propietarios de buques en el artículo 52, incisos b) y c);
b) Agente marítimo: Justificar su capacidad legal para ejercer el comercio y el
cumplimiento de los demás requisitos de profesionalidad y responsabilidad que
establezca la reglamentación;
c) Perito naval: Justificar el título superior del cuerpo del personal embarcado de
la navegación, si pertenece al mismo, y títulos profesionales o conocimientos
que acrediten su capacidad para desempeñarse en la especialidad
correspondiente, si es miembro del personal terrestre de la navegación. La
reglamentación determinará los demás requisitos a cumplir por dicho personal y
establecerá el alcance de la habilitación concedida;
d) Ingenieros y técnicos de la construcción naval: Exhibir títulos o certificados
expedidos por la autoridad nacional competente;
e) Demás categorías: Acreditar los requisitos de idoneidad que para cada una de
ellas establezca la reglamentación.

SECCION 6a. - DE LAS INHABILITACIONES

Artículo 117 : Inhabilitación


ARTICULO 117 - El personal de la navegación será inhabilitado:
a) Por alejamiento de la profesión u oficio, o por su no reinscripción en los
respectivos registros dentro del plazo que fije la norma legal laboral específica;
b) Por pérdida de aptitud física o profesional;
c) Por haber incurrido en falta cuya sanción prevista sea la cancelación de la
patente;
d) Por haber sido condenado a pena privativa de la libertad o de inhabilitación.
La inhabilitación será de carácter temporal o definitivo, según sean las causas
que la determinaron o las penas impuestas.

Artículo 118 : Procedimiento


ARTICULO 118 - La autoridad competente dispondrá la inhabilitación del
personal de la navegación asegurando la garantía del debido proceso. La
resolución de la autoridad competente puede recurrirse ante el juez federal
respectivo dentro de los cinco (5) días de notificada. Cuando exista un
procedimiento especial que asegure la revisión judicial de la resolución, se
aplicará éste.

Artículo 119 : Rehabilitación del personal


ARTICULO 119 - La rehabilitación del personal será dispuesta por la autoridad
marítima cuando cese la causa que dió lugar a la inhabilitación, previo
cumplimiento de los recaudos que al efecto establezca la reglamentación.

CAPITULO V - DEL REGIMEN A BORDO

SECCION 1a. - DEL CAPITAN


Artículo 120 : Del capitán
ARTICULO 120 - El capitán es la persona encargada de la dirección y gobierno
del buque.

Artículo 121 : Delegación de la autoridad pública


ARTICULO 121 - El capitán es delegado de la autoridad pública para la
conservación del orden en el buque, y para su seguridad y salvación, así como la
de los pasajeros, tripulantes y carga. Los tripulantes y pasajeros le deben respeto
y obediencia en todo cuanto concierne a las referidas funciones.

Artículo 122 : Funciones


ARTICULO 122 - En su carácter de delegado de la autoridad pública ejerce
funciones de policía, y en tal carácter le compete:
a) Mantener el orden interior del buque, reprimir faltas cometidas a bordo por
tripulantes o pasajeros e imponer a bordo las sanciones establecidas por las leyes
y reglamentos respectivos;
b) Instruir, en caso de delito, la prevención correspondiente con arreglo a lo
dispuesto en la parte pertinente del Código de Procedimientos en materia penal
para la Justicia Nacional. Cesa su intervención al llegar a puerto, donde debe
comunicar el procedimiento a la autoridad marítima si se trata de puerto
argentino, o a la autoridad consular o diplomática argentina si se trata de puerto
extranjero;
c) Comunicar de inmediato y por el medio más rápido a la autoridad marítima o
consular más cercana todo accidente de navegación ocurrido al buque o causado
por él, y cualquier otra novedad de importancia observada en la ruta que afecte a
la navegación.

Artículo 123 : Actas de registro civil


ARTICULO 123 - En su carácter de oficial de registro civil, el capitán extiende
en el diario de navegación las actas de los nacimientos o defunciones que
ocurran a bordo, y las de los matrimonios en artículo de muerte que allí se
celebren, ajustando su cometido a lo dispuesto en la ley respectiva de la Capital
Federal y en las complementarias que resulten aplicables.
En caso de desaparición de personas, instruye la información sumaria pertinente,
y consigna en el diario de navegación las circunstancias principales de la
desaparición, y las medidas adoptadas para la búsqueda y salvamento.

Artículo 124 : Testamentos


ARTICULO 124 - El capitán otorga el testamento marítimo y recibe el
testamento cerrado con las formalidades dispuestas por la ley respectiva,
dejando constancia de ello en el diario de navegación.
También hace constar en el mismo libro la entrega del testamento ológrafo.

Artículo 125 : Fallecimientos a bordo


ARTICULO 125 - Cuando fallezca a bordo una persona, el capitán levantará el
inventario de sus papeles y pertenencias con asistencia de dos (2) oficiales del
buque y dos (2) testigos pasajeros, si los hubiera. Con respecto al cadáver está
autorizado a tomar las disposiciones que exijan las circunstancias.

Artículo 126 : Entrega de bienes y documentación


ARTICULO 126 - Los bienes inventariados y el respectivo inventario, así como
la copia autenticada de las actas de nacimiento, defunción, matrimonio o
desaparición de personas, y los testamentos otorgados o recibidos a bordo, deben
ser entregados por el capitán a la autoridad marítima o consular, según
corresponda, del primer puerto de escala, haciendo mención de ello en la
exposición que en tal oportunidad debe levantar de acuerdo con lo dispuesto en
el artículo 131, inciso m) y con expresa referencia a la anotación pertinente del
diario de navegación.

Artículo 127 : Consejo de oficiales


ARTICULO 127 - En caso de acaecimiento importante, y siempre que lo
permitan las circunstancias, el capitán debe requerir la opinión a un consejo
compuesto por todos los oficiales del buque. Cualquiera sea esta opinión, el
capitán decide lo que considera más conveniente u oportuno, bajo su exclusiva
responsabilidad personal.

Artículo 128
ARTICULO 128 - En caso de muerte o impedimento del capitán, asumirá el
mando del buque el oficial de cubierta de mayor jerarquía, quien a su vez es
reemplazado por los oficiales del mismo cuerpo que le siguen en orden de cargo.
En última instancia, el mando del buque es asumido por el hombre de la
tripulación que ejerza las funciones de contramaestre.
La persona que asume el mando del buque lo hace con todas las prerrogativas,
facultades, obligaciones y responsabilidades inherentes a la función del capitán,
hasta que se disponga su sustitución por el armador o la autoridad marítima o
consular.

Artículo 129 : Rechazo de tripulante


ARTICULO 129 - En ningún caso el capitán está obligado a aceptar tripulantes
con cuya permanencia a bordo no esté de acuerdo.
Si el tripulante no aceptado hubiere sido destacado por el organismo encargado
de la colocación de la gente de mar, el capitán debe expresar las razones del
rechazo en un acta en la que se dejará constancia del descargo que formule el
interesado. La sustanciación de dicho procedimiento no impedirá la salida del
buque.

Artículo 130 : Atribuciones del capitán


ARTICULO 130 - Compete especialmente al capitán:
a) Resolver todas las cuestiones que se susciten en navegación, sea entre
tripulantes o pasajeros, o entre unos y otros;
b) Acordar licencias a la tripulación para bajar a tierra o permanecer fuera del
buque, de acuerdo con las exigencias del servicio;
c) Disponer sobre la organización de los servicios del buque, de acuerdo con las
normas legales o reglamentarias vigentes;
d) Disponer el abandono del buque en peligro cuando sea razonablemente
imposible su salvamento;
e) Ejercitar toda otra facultad que le otorguen las leyes o reglamentos vigentes.

Artículo 131 : Obligaciones del capitán


ARTICULO 131 - En su carácter de delegado de la autoridad pública, para la
seguridad y salvación del buque, personas y carga, el capitán está especialmente
obligado a:
a) Verificar que el buque sea idóneo para el viaje a emprender y que esté armado
y tripulado reglamentariamente;
b) Verificar el buen arrumaje y distribución de los pesos a bordo y el
cumplimiento de las normas sobre seguridad de la carga y estabilidad del buque;
c) Rechazar la carga que considere peligrosa para la seguridad del buque u otras
cargas que, teniendo tal característica, no estén acondicionadas de acuerdo con
las reglamentaciones nacionales o internacionales, y arrojar al agua la que se
vuelva peligrosa durante el viaje;
d) Efectuar las inspecciones destinadas a verificar el cumplimiento de los
servicios y el estado material del buque;
e) Disponer la ejecución de zafarranchos y la instrucción del personal del buque
y de los pasajeros, en todo lo relativo a servicios de emergencia, de acuerdo con
lo establecido en leyes y reglamentos vigentes;
f) Adoptar, en caso de peligro, todas las medidas que estén a su alcance para la
salvación del buque, de las personas y de la carga que se encuentren a bordo,
realizando, si fuere necesario, una arribada forzosa o pidiendo auxilio;
g) Tomar los prácticos necesarios en los lugares en que los reglamentos o la
prudencia lo exijan;
h) Encontrarse en el puente de mando en las entradas y en las salidas de puertos,
en los pasajes por canales balizados, estrechos o lugares de navegación
restringida, en caso de niebla, en navegación por zonas de intenso tránsito y, en
general, en toda otra circunstancia en que los riesgos sean mayores;
i) Velar por el cumplimiento de las disposiciones legales y reglamentarias
referentes al alojamiento y alimentación de la tripulación y de los pasajeros y
por el buen estado sanitario e higiénico del buque;
j) No abandonar el buque en peligro, sino después de haber agotado todos los
medios de salvación, y luego de emplear la mayor diligencia para salvar
personas, cargas y documentos de a bordo, correspondiéndole, en todos los
casos, ser el último en dejar el buque:
k) Acudir en auxilio de las vidas humanas, aún de enemigos, que se encuentren
en peligro en el mar, de acuerdo con lo establecido en las convenciones
internacionales incorporadas al ordenamiento jurídico nacional. Cesará esta
obligación cuando ella signifique un serio peligro para el buque o las personas
en él embarcadas, o cuando tenga conocimiento de que el auxilio está asegurado
en mejores o iguales condiciones que las que él podría ofrecer, o cuando tenga
motivos razonables para prever que su auxilio es inútil. De estas causas debe
dejar constancia en el diario de navegación;
l) Después de un abordaje, y siempre que pueda hacerlo sin peligro para su
buque, tripulación y pasajeros, prestar auxilio al otro buque, a su tripulación y
pasajeros, y comunicar a este último buque, en la medida de lo posible, el
nombre del suyo y su puerto de matrícula, así como los puertos de donde
procede y adonde se dirige;
ll) En caso de siniestro, agotar los recursos tendientes a encontrar a los
desaparecidos, siempre que a su juicio ello no implique riesgos graves para la
seguridad de las personas, buque y carga;
m) Presentarse dentro de las veinticuatro (24) horas hábiles siguientes a su
llegada a puerto argentino ante la autoridad marítima, o ante el cónsul si es
puerto extranjero, para levantar una exposición sobre los hechos extraordinarios
ocurridos durante el viaje y de interés para la autoridad marítima, con
transcripción de la parte pertinente del diario de navegación;
n) Cumplir y hacer cumplir toda obligación legal o reglamentaria que le sea
impuesta en consideración a sus funciones de delegado de la autoridad pública, o
como representante del armador en lo que se refiere a las relaciones de éste con
las autoridades.

Artículo 132 : Entrega de bienes en caso de necesidad


ARTICULO 132 - En caso de necesidad durante el viaje, el capitán, previa
reunión del consejo de oficiales, puede obligar a los que tienen víveres de su
propiedad particular, a que los entreguen para el consumo común de todos los
que se hallen a bordo, abonando el importe en el acto o, a más tardar, en el
primer puerto. En las mismas circunstancias puede tomarlos de la carga,
abonando el valor correspondiente en su respectivo puerto de destino.
Artículo 133 : Deber de obediencia
ARTICULO 133 - En mar libre y en aguas territoriales argentinas, el capitán
debe obedecer toda orden o instrucción impartida por un buque militar o policial
argentino. En la misma forma debe proceder en aguas territoriales extranjeras o
en puerto extranjero donde no exista cónsul argentino, dentro de lo que permitan
las leyes del lugar y las normas del derecho internacional público de la
navegación.

Artículo 134 : Responsabilidad


ARTICULO 134 - El capitán, aun cuando esté obligado a utilizar los servicios de
un práctico, es el directo responsable de la conducción, maniobra y gobierno del
buque, sin perjuicio de la responsabilidad que corresponde al práctico por su
defectuoso asesoramiento. La autoridad del capitán no se subroga a la del
práctico.

Artículo 135 : Deber de servicio


ARTICULO 135 - El capitán, desde el momento que formaliza su embarco ante
la autoridad marítima, está al servicio permanente del buque.

Artículo 136 : Aplicación extensiva


ARTICULO 136 - Las funciones, facultades, obligaciones y responsabilidades
que emergen de los artículos precedentes, son aplicables a toda persona
habilitada para mandar un buque o embarcación, con las limitaciones que
determine el título profesional del cual se trate y la navegación que se efectúe.

SECCION 2a. - DE LA TRIPULACION

SECCION 2a. - DE LA TRIPULACION

Artículo 137 : Tripulación


ARTICULO 137 - Se denomina tripulación al conjunto de personas embarcadas
conforme a las respectivas libretas de embarco, destinadas a atender todos los
servicios del buque.

Artículo 138 : Deber de obediencia


ARTICULO 138 - Los tripulantes deben obedecer las órdenes del servicio
impartidas por los superiores jerárquicos. Las tareas que éstos les asignen deben
ser aceptadas por aquéllos, siempre que sean acordes con su jerarquía y no
representen un cambio permanente de empleo. Si el tripulante realizare tareas
que impliquen una responsabilidad superior a las inherentes al empleo para el
que fue contratado, cobrará la remuneración correspondiente a las nuevas
funciones asignadas. Toda divergencia relacionada con una determinada tarea a
cumplir a bordo, será resuelta por el capitán y eventualmente puede ser sometida
a la decisión del cónsul argentino del primer puerto de arribada. Esta decisión
puede ser también revista, a pedido de parte, por la autoridad competente, a la
llegada del buque al puerto de matrícula o de retorno habitual.

Artículo 139 : Obligaciones de los tripulantes


ARTICULO 139 - Los tripulantes están obligados de conformidad con lo
establecido por la norma legal laboral específica, las convenciones colectivas de
trabajo y las estipulaciones especiales del contrato individual de ajuste a:
a) Encontrarse a bordo el día y hora señalados por el capitán;
b) No ausentarse del buque ni de su puesto, en caso de encontrarse de servicio,
sin expresa autorización de su superior jerárquico;
c) Colaborar con el capitán en cualquier acontecimiento de la navegación que
afecte la seguridad o salvación del buque, de los pasajeros o de la carga;
d) Velar por el mantenimiento de la regularidad del servicio y del material a su
cargo, y por la conservación del orden interno del buque;
e) Prestar auxilio al capitán u oficial que actúe en su nombre, cuando éste se vea
obligado a usar de la coerción para sostener su autoridad, restablecer el orden, o
se vea injuriado en el ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas.

Artículo 140 : Categoría del personal


ARTICULO 140 - Las categorías básicas del personal de la navegación, por
orden de jerarquía, son las siguientes: 1) Capitán;
2) Oficiales; 3) Habilitados con título no superior; 4) Maestranza; 5) Marinería.
La reglamentación fijará dentro de cada categoría los niveles de capacidad.

Artículo 141
ARTICULO 141 - Todo buque o artefacto naval debe contar con el número
necesario de tripulantes que aseguren su mantenimiento en navegación y en
servicio en puerto, con sus elementos fundamentales de seguridad y salvamento,
así como el conveniente para que operen normal y eficientemente en el tráfico o
actividad a que el armador o explotador los destine. A tal efecto y según el caso
se debe tener en cuenta: 1) tipo de buque o artefacto naval o conjunto integral de
unidades y sus características técnicas; 2) tipo de navegación a la que están
destinados; 3) características de los puertos de escala; 4) tipo de tráfico y
exigencias operativas del mismo; 5) régimen del trabajo a bordo.
Toda variación de las circunstancias tenidas en cuenta en la fijación del número
de tripulantes determina la revisión de ésta.

Artículo 142
Nota de Redacción:
Derogado por el Decreto Nº 817/1992, art. 37

Derogado Por:
• DECRETO N° 817/1992, Artículo N° 37
Texto Anterior Artículo 142 : Texto del artículo original.

ARTICULO 142 - La autoridad competente establecerá el número de tripulantes


requerido con relación al primer supuesto previsto en el artículo anterior; así
como también respecto de los demás supuestos, a pedido de la asociación
profesional de trabajadores, o en caso de existir desacuerdo entre las partes.
Esta última determinación se hará de conformidad con lo que establezca la
norma legal y específica, con la consulta de las partes interesadas y con la
antelación debida a la salida del buque o artefacto naval. El número de
tripulantes así determinado, no puede ser modificado sino por decisión del
mismo organismo que lo estableció.

Artículo 143
Nota de Redacción:
Derogado por el Decreto Nº 817/1992, art. 37

Derogado Por:
• DECRETO N° 817/1992, Artículo N° 37
Texto Anterior Artículo 143 : Texto del artículo original.

ARTICULO 143 - El setenta y cinco por ciento (75 %) del personal de


maestranza y marinería del buque debe estar constituido por argentinos. En lo
posible habiendo tripulantes argentinos, en disponibilidad, la tripulación
deberá ser completada con ellos.
La autoridad competente podrá acordar excepciones a dicho principio cuando
constatare, en cada caso, la falta de personal argentino habilitado.
En este supuesto el Comando en Jefe de la Armada aprobará la formación y
capacitación del personal extranjero que se propusiere, el que deberá ser
habilitado por la autoridad marítima.

Artículo 144 : Reglamento de trabajo a bordo


ARTICULO 144 - La reglamentación establecerá el reglamento del trabajo a
bordo, sin perjuicio de que los armadores o la entidad que los represente y la
asociación profesional de trabajadores respectivas convengan otras condiciones
cuando las necesidades de operación del buque así lo requieran. Las
discrepancias que impidan el acuerdo serán resueltas por arbitraje según las
normas que establezca la reglamentación.

SECCION 3a. - DE LOS PRACTICOS

SECCION 3a. - DE LOS PRACTICOS

Artículo 145 : Práctico


ARTICULO 145 - El práctico es un consejero de ruta y maniobra del capitán. En
ejercicio de sus funciones a bordo de buque extranjero es delegado de la
autoridad marítima.

Artículo 146 : Obligaciones


ARTICULO 146 - Son obligaciones del práctico:
a) Embarcarse a bordo del buque que debe pilotear y permanecer en él hasta la
salida de su zona de practicaje, o hasta que sea amarrado o fondeado en el lugar
asignado;
b) Sugerir la ruta y las maniobras necesarias para la debida y segura conducción
del buque;
c) Asesorar al capitán en todo cuanto le sea requerido a los efectos de la
navegación, ruta, gobierno, maniobra y seguridad del buque en su zona;
d) Dar directamente órdenes referentes a la conducción y maniobra, cuando sea
autorizado por el capitán y bajo su inmediata vigilancia o la de su reemplazante
reglamentario;
e) Informar a los capitanes de buques extranjeros acerca de las reglamentaciones
especiales sobre navegación en la zona;
f) Vigilar y exigir en los buques extranjeros el cumplimiento de las leyes y
reglamentos vigentes;
g) Dar cuenta de inmediato y por el conducto más rápido a la autoridad marítima
más cercana, de todo acaecimiento extraordinario y de toda infracción a las leyes
y reglamentos vigentes que se cometen a bordo del buque que pilotea o por otros
que naveguen en la zona.

Artículo 147 : Baqueanos


ARTICULO 147 - Los baqueanos, cuando fueren contratados para pilotear un
buque de cuya tripulación no forman parte, se regirán por las disposiciones
precedentes.
TITULO III - DEL EJERCICIO DE LA NAVEGACION Y DEL COMERCIO
POR AGUA

CAPITULO I - PROPIEDAD Y ARMAMENTO DEL BUQUE

SECCION 1a. - DEL CONTRATO DE CONSTRUCCION DEL BUQUE - Y DEL


ARTEFACTO NAVAL

Artículo 148 : Forma


ARTICULO 148 - El contrato de construcción de un buque de diez (10)
toneladas o más de arqueo total, su modificación y rescisión, deben hacerse por
escrito bajo pena de nulidad.

Artículo 149 : Invocación contra terceros


ARTICULO 149 - El contrato de construcción a que se refiere el artículo
precedente, así como su rescisión o cualquier modificación de orden técnico o
jurídico que se introduzca en él, sólo pueden hacerse valer contra terceros que
hayan adquirido derechos sobre el buque, después de haberse inscripto en la
sección especial del Registro Nacional de Buques. La falta de inscripción del
contrato implica la presunción de que el buque es construido por cuenta del
constructor.

Artículo 150 : Derecho del comitente


ARTICULO 150 - Salvo pacto en contrario el buque es de propiedad del
comitente a partir de la colocación de la quilla o del pago de cualquiera de las
cuotas, y este derecho puede hacerse valer contra terceros siempre que se
hubiese cumplido con la inscripción prevista en el artículo precedente.

Artículo 151 : Vicios ocultos


ARTICULO 151 - El constructor responde de los vicios ocultos que se
descubran dentro de los dieciocho (18) meses de la entrega del buque al
comitente, siempre que le sean denunciados dentro del término de los sesenta
(60) días subsiguientes a la fecha de su descubrimiento. La acción prescribe por
el transcurso de un (1) año contado a partir de la fecha de la denuncia.

Artículo 152 : Normas aplicables


ARTICULO 152 - En todo lo que no esté expresamente dispuesto en esta
Sección, el contrato de construcción de buques se rige por las normas relativas a
la locación de obra del derecho común.

Artículo 153 : Artefactos navales


ARTICULO 153 - Las disposiciones de esta Sección se aplican al contrato de
construcción de un artefacto naval, dentro de las limitaciones que, atendiendo a
su naturaleza, establezca la reglamentación.

SECCION 2a. - DE LA PROPIEDAD DEL BUQUE Y DEL ARTEFACTO NAVAL


Artículo 154 : Elementos comprendidos
ARTICULO 154 - La expresión buque comprende no solamente el casco,
mástiles, velas y máquinas principales y auxiliares, sino también todas las demás
pertenencias, fijas o sueltas, que son necesarias para su servicio, maniobra,
navegación y adorno, aunque se hallen separadas temporariamente. No están
comprendidas en ellas las pertenencias que se consumen con el primer uso.

Artículo 155 : Del registro


ARTICULO 155 - Los buques son bienes registrables y se encuentran sometidos
al régimen jurídico que esta ley consagra.

Artículo 156 : Formalidades a cumplirse


ARTICULO 156 - Todos los actos constitutivos, traslativos o extintivos de la
propiedad o de otros derechos reales de un buque de diez (10) toneladas o más
de arqueo total, o sobre una o más de sus partes de copropiedad naval, deben
hacerse por escritura pública o por documento privado autenticado, bajo pena de
nulidad.

Artículo 157
ARTICULO 157 - Tratándose de un buque de matrícula nacional, cuando los
referidos actos se realicen en el extranjero deben hacerse por instrumento
otorgado por el cónsul argentino respectivo, quien remitirá testimonio autorizado
de aquél al Registro Nacional de Buques.

Artículo 158 : Efectos con relación a terceros


ARTICULO 158 - Los actos a que se refieren los artículos anteriores sólo
producen efectos con relación a terceros, desde la fecha de su inscripción en el
Registro Nacional de Buques.

Artículo 159 : Buques menores


ARTICULO 159 - Todos los actos constitutivos, traslativos o extintivos de la
propiedad o de otros derechos reales sobre buques menores de diez (10)
toneladas de arqueo total, o sobre una o más de sus partes en copropiedad naval,
deben hacerse por instrumento privado con las firmas de los otorgantes
certificadas, e inscribirse en el Registro Nacional de Buques. Sólo producen
efectos con relación a terceros esde la fecha de su inscripción.
La reglamentación determinará los casos en que procederá la exención de los
requisitos previstos en esta ley.

Artículo 160 : Privilegios


ARTICULO 160 - En la venta privada de un buque, su propiedad se transfiere al
comprador con todos los privilegios que lo graven.

Artículo 161 : Pactos especiales


ARTICULO 161 - Los buques pueden ser vendidos con pacto de retroventa o de
reventa.

Artículo 162 : Prescripción adquisitiva


ARTICULO 162 - La adquisición de un buque con buena fe y justo título,
prescribe la propiedad por la posesión contínua de tres (3) años. Si faltare alguna
de las referidas condiciones, la prescripción se opera a los diez (10) años.
Artículo 163 : Artefacto naval
ARTICULO 163 - Las disposiciones de esta Sección son aplicables a los
artefactos navales, en lo que fuere pertinente.

SECCION 3a. - DE LA COPROPIEDAD NAVAL

Artículo 164 : Normas aplicables


ARTICULO 164 - La copropiedad naval se rige por las disposiciones del
condominio en todo lo que no esté modificado en esta Sección.
Las mismas disposiciones se aplicarán a la copropiedad de artefactos navales.

Artículo 165 : Decisiones de la mayoría


ARTICULO 165 - Las decisiones de la mayoría computadas de acuerdo con el
valor de la parte que cada copropietario tiene en el buque, obligan a la minoría.
La mayoría puede estar constituida por un (1) solo copropietario. En caso de
empate el tribunal competente decidirá en forma sumaria.

Artículo 166
ARTICULO 166 - Cuando el buque, a juicio de la mayoría, necesitare
reparación, la minoría estará obligada a aceptar esa decisión, salvo su derecho a
transferir las partes respectivas a los otros copropietarios, al precio que se fijare
judicialmente, o a solicitar la venta en pública subasta.

Artículo 167 : Derecho de la minoría


ARTICULO 167 - Si la minoría entiende que el buque necesita reparación y la
mayoría se opone, aquélla tiene derecho a exigir que se practique una pericia
judicial. Si de la pericia surge que la reparación es necesaria, están obligados a
contribuir a ella todos los copropietarios.

Artículo 168 : Opción de Compra


ARTICULO 168 - Si uno (1) de los copropietarios decide enajenar su parte a un
tercero, debe hacerlo saber a los restantes, quienes dentro del tercer (3) día
pueden manifestar su voluntad de adquirirla, consignando judicial o
extrajudicialmente el precio ofrecido por aquél. Vencido el plazo sin que se
exteriorice la manifestación y consignación, el copropietario puede disponer
libremente de su parte.

Artículo 169 : Venta del buque


ARTICULO 169 - Si la mayoría resuelve vender el buque, la minoría puede
exigir que la venta se haga en remate público.
Si la minoría solicita la venta por innavegabilidad del buque o por otras razones
graves o de urgencia para los intereses comunes, y la mayoría se opone, el
tribunal competente decidirá en forma sumaria.

SECCION 4a. - DEL ARMADOR

Artículo 170 : Concepto


ARTICULO 170 - Armador es quien utiliza un buque, del cual tiene la
disponibilidad, en uno (1) o más viajes o expediciones, bajo la dirección y
gobierno de un capitán por él designado, en forma expresa o tácita. Cuando
realice actos de comercio, debe reunir las calidades requeridas para ser
comerciante.

Artículo 171 : Deber de inscripción


ARTICULO 171 - La persona o entidad que desempeñe las funciones de
armador de un buque de matrícula nacional debe inscribirse como tal en el
registro correspondiente y en la sección respectiva del Registro Nacional de
Buques. Las inscripciones pueden ser cumplidas también por el propietario,
cuando el armador las omita.
En defecto de inscripción, responden frente a los terceros el armador y el
propietario solidariamente, pero este último está exento de responsabilidad en el
caso de que aquél haya dispueso del uso del buque en virtud de un hecho ilícito,
con conocimiento del acreedor. La responsabilidad a que se refiere este artículo
no afecta el ejercicio de los privilegios que existan sobre el buque, ni el derecho
del propietario y del armador a limitar su responsabilidad.

Artículo 172 : Requisitos


ARTICULO 172 - La inscripción de armador de un buque debe hacerse con la
transcripción del título o contrato en virtud del cual adquiere ese carácter.
Aquélla se anotará también en el certificado de matrícula del buque.

Artículo 173 : Artefacto naval


ARTICULO 173 - La explotación de un artefacto naval a otro título que el de
propietario, queda sometida al cumplimiento de lo dispuesto en los artículos
precedentes.

Artículo 174 : Responsabilidad del armador


ARTICULO 174 - El armador es responsable de las obligaciones contractuales
contraídas por el capitán en todo lo relativo al buque y a la expedición, y por las
indemnizaciones a favor de terceros a que haya dado lugar por hecho suyo o de
los tripulantes.
No responde en el caso de que el capitán haya tenido noticia o prestado su
anuencia a hechos ilícitos cometidos en fraude de las leyes por los cargadores,
salvo la responsabilidad personal de aquél.

Artículo 175 : Limitación de la responsabilidad


ARTICULO 175 - El armador puede limitar su responsabilidad, salvo que exista
culpa de su parte con relación a los hechos que den origen al crédito reclamado,
al valor que tenga el buque al final del viaje en que tales hechos hayan ocurrido,
más el de los fletes brutos, el de los pasajes percibidos o a percibir por ese viaje
y el de los créditos a su favor que hayan nacido durante el mismo.
Esta limitación de responsabilidad al valor del buque es optativa con el derecho
del propietario de poner aquél a disposición de los acreedores, por intermedio
del juez competente, adicionando los otros valores y solicitando la apertura del
juicio de limitación, dentro de los tres (3) meses contados a partir de la
terminación de la expedición.
En el caso de existir daños personales, si el conjunto de dichos valores no
alcanza a cubrir la totalidad de las indemnizaciones pertinentes hasta un monto
de trece pesos argentinos oro (a$o. 13.) por tonelada de arqueo total, la
responsabilidad del armador se acrecerá en la cantidad necesaria para alcanzar
ese monto, el que será destinado exclusivamente al pago de dichas
indemnizaciones.
No está comprendida en el valor del buque ni en los créditos a favor del armador
referidos en el primer párrafo de este artículo, la acción contra el asegurador y su
indemnización. Pero esta última responde, como cualquier otro bien del
armador, por las sumas acrecidas a que se refiere el tercer párrafo.
Si el armador tuviere un crédito contra un acreedor suyo por perjuicios
resultantes del mismo hecho, se compensarán los respectivos créditos, y las
disposiciones de esta Sección relativas a limitación de responsabilidad, sólo se
aplicarán a la diferencia que resultare.

Artículo 176 : Cotización del argentino oro


ARTICULO 176 - La cotización del argentino oro es la oficial fijada por el
órgano competente de la administración nacional, al momento de efectuarse la
liquidación judicial o extrajudicial. En defecto de cotización oficial se determina
su valor por el contenido metálico y no por su valor numismático.

Artículo 177 : Créditos alcanzados


ARTICULO 177 - Los créditos frente a los cuales el armador puede invocar la
limitación autorizada en el artículo 175, son los originados en las siguientes
causas:
a) Muerte o lesiones corporales de cualquier persona;
b) Pérdida de bienes o de derechos, o daños sufridos en ellos;
c) Responsabilidad u obligación emergente de la remoción de restos náufragos, o
de reflotamiento de un buque hundido o varado, o de daños causados a obras de
arte de un puerto o vías navegables, salvo la hipótesis prevista en el párrafo
tercero del artículo 19.
El beneficio puede ser invocado aun en el caso de que la responsabilidad del
armador derive de la propiedad, posesión, custodia o control del buque, si no se
prueba su culpa o la de sus dependientes de la empresa terrestre.

Artículo 178 : Créditos excluidos


ARTICULO 178 - La limitación de responsabilidad no puede ser invocada frente
a créditos provenientes de asistencia y salvamento, contribución de avería
gruesa, los del capitán o de sus tripulantes o de los respectivos causahabientes
que tengan su origen en el contrato de ajuste, y de los otros dependientes del
armador cuyas funciones se relacionan con el servicio del buque.

Artículo 179 : Aplicación de la limitación


ARTICULO 179 - El monto de la limitación de responsabilidad fijada en el
tercer párrafo del artículo 175, se aplica al conjunto de créditos originados en un
mismo hecho, independientemente de los originados o que se originen en otros
hechos distintos.

Artículo 180 : Tonelaje del arqueo


ARTICULO 180 - El tonelaje de arqueo que sirve de base para calcular el monto
de la limitación es:
a) En los buques de propulsión mecánica, el tonelaje del cual se deducirá el
espacio ocupado por la tripulación o destinado a su uso;
b) Para los demás buques, el tonelaje neto.

Artículo 181 : Propietarios, transportadores, capitanes y miembros de la


tripulación
ARTICULO 181 - La limitación de responsabilidad establecida en los artículos
precedentes puede ser invocada también por el propietario del buque o por el
transportador, cuando sean una persona o entidad distinta del armador, o por sus
dependientes o por los del armador o por el capitán y miembros de la tripulación
en las acciones ejercidas contra ellos. Si se demanda a dos (2) o más personas la
indemnización total no podrá exceder la referida limitación.
Cuando los accionados sean el capitán o algún miembro de la tripulación, la
limitación procede aun cuando el hecho que origine la acción haya sido
provocado por culpa de ellos, excepto si se prueba que el daño resulta de un acto
u omisión de los mismos realizado con la intención de provocar el daño, o que
actuaron conscientes que su conducta puede provocarlo. Pero si el capitán o
miembro de la tripulación es al mismo tiempo propietario, copropietario,
transportador, armador o administrador, solamente puede ampararse en la
limitación cuando la culpa resulte del ejercicio de sus funciones de capitán o
miembro de la tripulación.

Artículo 182 : Buques menores de cien (100) toneladas


ARTICULO 182 - La limitación de la responsabilidad de armadores de buques
menores de cien (100) toneladas será fijada en la suma correspondiente a ese
tonelaje.

SECCION 5a. - DE LA COPARTICIPACION NAVAL

Artículo 183 : Sociedad de coparticipación


ARTICULO 183 - Cuando los copropietarios de un buque, sin adoptar la forma
de una de las sociedades de derecho común, asuman las funciones de armador,
se considerará constituida una sociedad de coparticipación naval regida por las
disposiciones generales establecidas para las sociedades, salvo las reglas
especiales contenidas en esta Sección.

Artículo 184 : Efectos del contrato


ARTICULO 184 - Los copartícipes pueden regular convencionalmente sus
obligaciones y derechos recíprocos, pero el contrato no tiene efecto contra
terceros si el respectivo documento no estuviere inscripto en el Registro
Nacional de Buques.

Artículo 185 : Gerente


ARTICULO 185 - Los copartícipes pueden designar un gerente por mayoría de
intereses, requiriéndose la unanimidad cuando la designación recaiga en una
persona que no sea uno de ellos. La designación puede ser dejada sin efecto por
la simple mayoría de intereses, salvo el derecho del gerente a ser indemnizado si
corresponde. Tanto el nombramiento como su renovación, para ser invocados
respecto de terceros, deben inscribirse en el Registro Nacional de Buques.

Artículo 186 : Facultades del gerente


ARTICULO 186 - El gerente representa a la sociedad, judicial y
extrajudicialmente, de acuerdo con las disposiciones de esta Sección, o con las
facultades especiales que aquélla le confiera mediante documento que debe ser
inscripto en el Registro Nacional de Buques para tener efectos contra terceros. Si
no se designa gerente, cualquiera de los copartícipes tiene la representación
judicial pasiva en asuntos de interés de la sociedad.

Artículo 187 : Otras atribuciones


ARTICULO 187 - Corresponde exclusivamente al gerente realizar los contratos
relativos al armamento, equipo, aprovisionamiento, administración y
designación del capitán y, en su caso, los contratos de utilización del buque, todo
ello de conformidad con las instrucciones que le imparta la sociedad, o las que
resulten de las facultades especiales que se le confieran, según lo previsto en el
artículo precedente.

Artículo 188 : Derechos y obligaciones de los copartícipes


ARTICULO 188 - Todo copartícipe debe anticipar, en proporción de su parte, las
sumas necesarias para los gastos de armamento, equipo y aprovisionamiento del
buque y es responsable, en la misma proporción, de las obligaciones que se
contraigan con motivo del viaje, viajes o expediciones a emprender o durante su
desarrollo.

Artículo 189 : Derechos de preferencia


ARTICULO 189 - Los copartícipes tienen derecho a ser preferidos a cualquier
tercero en igualdad de condiciones en los contratos de utilización del buque. Si
concurre más de uno, tiene preferencia el que tenga mayor interés.

Artículo 190 : Distribución de utilidades y pérdidas


ARTICULO 190 - Las utilidades y pérdidas resultantes de cada viaje se
distribuirán al final del mismo entre los copartícipes, en proporción a su
respectiva parte, salvo lo dispuesto en el contrato social, si existe.

Artículo 191 : Capitán y tripulantes copartícipes


ARTICULO 191 - Sin perjuicio de los otros derechos que les corresponden, el
capitán y los tripulantes copartícipes que sean despedidos, pueden exigir a la
mayoría que decidió el despido el reembolso del valor de sus respectivas partes.

Artículo 192 : Disolución de la sociedad


ARTICULO 192 - La sociedad no puede disolverse sino después de terminado el
viaje o expedición emprendida, salvo decisión unánime de los copartícipes.

SECCION 6a. - DEL AGENTE MARITIMO

Artículo 193 : Agente marítimo aduanero


ARTICULO 193 - El agente marítimo designado para realizar o que realice ante
la aduana las gestiones relacionadas con la atención de un buque en puerto
argentino, tiene la representación activa y pasiva, judicial y extrajudicial,
conjunta o separadamente, de su capitán, propietario o armador, ante los entes
públicos y privados, a todos los efectos y responsabilidades del viaje que el
buque realice a dicho puerto o desde el mismo y hasta tanto se designe a otro en
su reemplazo.
No tiene la representación del propietario ni del armador que estuviere
domiciliado en el lugar.

Artículo 194 : Otros agentes marítimos


ARTICULO 194 - El capitán, propietario o armador pueden nombrar como
agente, a otra persona distinta del agente marítimo aduanero cuando éste haya
sido designado por el fletador, de acuerdo con las facultades del contrato de
fletamiento. Ese agente tiene también la representación judicial activa y pasiva
del capitán, propietario o armador, siempre que acredite su designación por
escrito.
Cuando el tercero cite a juicio al agente marítimo aduanero, éste puede declinar
su intervención indicando la persona del otro agente designado por el capitán,
propietario o armador y su domicilio.

Artículo 195 : Representación


ARTICULO 195 - La representación ante los entes privados y públicos prevista
en los artículos anteriores subsiste aún en el caso de renuncia, hasta tanto el
propietario, armador o capitán designen al reemplazante. La sustitución puede
hacerse aunque el buque haya zarpado de puertos argentinos.
La representación judicial continuará mientras no intervenga el reemplazante en
el juicio.

Artículo 196 : Denuncia de domicilio del armador


ARTICULO 196 - El agente marítimo de un buque, en su primera gestión
aduanera, denunciará ante la aduana el domicilio del armador. En los casos de
fallecimiento o incapacidad de aquél, cualquier notificación judicial o
extrajudicial, efectuada en ese domicilio por quienes no fueren los sucesores o el
representante del agente marítimo, será considerada válida.

Artículo 197 : Publicidad


ARTICULO 197 - La autoridad aduanera debe publicar en sus oficinas el
nombre y domicilio de la persona o personas, según los casos, que actúen como
agentes del buque, conforme a lo dispuesto en los artículos anteriores.

Artículo 198 : Mandatarios especiales


ARTICULO 198 - Salvo lo previsto en el artículo 194, el agente marítimo sólo
puede declinar su comparecencia a juicio en representación del capitán,
propietario o armador del buque, en el caso de que éstos tengan constituidos
mandatarios con poder suficiente para entender en los hechos vinculados al viaje
en que se desempeÑó como agente.

Artículo 199 : Responsabilidad


ARTICULO 199 - El agente marítimo, en cualquiera de sus designaciones, no
responde por las obligaciones de su representado, salvo la responsabilidad que le
corresponde por sus hechos personales o la que surja de las leyes y reglamentos
fiscales y administrativos.

Artículo 200 : Reglamentación


ARTICULO 200 - La reglamentación establecerá todo lo atinente a la publicidad
de las designaciones de agentes marítimos que se efectúen de conformidad con
las previsiones de la presente Sección.

SECCION 7a. - DEL CAPITAN

Artículo 201 : Carácter


ARTICULO 201 - El capitán es representante legal del propietario y del armador
del buque, no domiciliados en el lugar, en todo lo referente al buque y a la
expedición, sin perjuicio del mandato especial que pueda conferírsele.
Artículo 202 : Representación
ARTICULO 202 - En los puertos donde el armador o el propietario no tengan su
domicilio, el capitán ejerce la representación judicial activa y pasiva de aquéllos
en todos los asuntos relacionados con la expedición. En las mismas
circunstancias, y siempre que el puerto no sea el lugar del domicilio del fletador
o del respectivo cargador, tiene también la representación de éstos a fin de
salvaguardar los intereses de la carga.

Artículo 203 : Carga sobre cubierta


ARTICULO 203 - El capitán no puede cargar efectos sobre cubierta sin
consentimiento por escrito del fletador o cargador. Exceptúase la navegación
fluvial o lacustre, y aquéllas en que sea de uso cargar en dicha forma.

Artículo 204 : Recibo de la carga


ARTICULO 204 - En los recibos provisionales de los efectos que se carguen a
bordo, el capitán o quien lo represente hará constar el estado y condición
aparente de la mercadería.

Artículo 205 : Responsabilidad por la carga


ARTICULO 205 - El capitán tiene, en representación del armador, el carácter de
depositario de la carga y de cualquier efecto que reciba a bordo, y como tal está
obligado a cuidar de su apropiado manipuleo en las operaciones de carga y
descarga, de su buen arrumaje y estiba, de su custodia y conservación, y de su
pronta entrega en el puerto de destino.
Salvo convención expresa en contrario, la responsabilidad del capitán respecto
de la carga, comienza desde que la recibe y termina con el acto de la entrega, en
el lugar en que se haya pactado o en el que sea de uso en el puerto de descarga.

Artículo 206 : Documentación necesaria a bordo


ARTICULO 206 - El capitán debe tener a bordo, aparte de la mencionada en el
artículo 83, la siguiente documentación:
a) Copia del contrato de fletamento, si existe;
b) Conocimientos de la carga transportada a bordo;
c) Papeles aduaneros y todos los que sean impuestos por las autoridades
administrativas.

Artículo 207 : Asientos en el diario de navegación


ARTICULO 207 - El capitán debe asentar en el diario de navegación, además de
los datos mencionados en el artículo 86, todo acontecimiento que afecte al
buque, a la carga o a las personas que naveguen a bordo, o cuyo conocimiento
sea de utilidad para cualquier interesado en el viaje. El capitán está obligado a
exhibir el diario de navegación en cualquier tiempo, a las partes integradas, y a
consentir que se saquen copias o extractos del mismo.

Artículo 208 : Ratificación de los asientos


ARTICULO 208 - Dentro de las veinticuatro (24) horas de puesto el buque en
libre plática después de su llegada al primer puerto de escala, el capitán que no
haya efectuado la exposición prevista en el inciso m) del artículo 131, debe
ratificar los asientos del diario de navegación a que se refiere el artículo anterior
mediante protesta levantada ante escribano público en puerto argentino, o ante el
cónsul argentino en puerto extranjero. Dicha ratificación la hará acompañado de
dos (2) oficiales del buque transcribiendo en el acta respectiva las partes
pertinentes del mencionado diario. El capitán puede solicitar a la autoridad
consular copia de la protesta, para ser enviada al armador.
Tanto la autoridad que menciona el artículo 131, inciso m), como el cónsul y el
escribano, deben entregar testimonios de las actas a cualquier interesado que los
solicitare.

Artículo 209 : Valor de los asientos


ARTICULO 209 - Los asientos que el capitán haga en el diario de navegación en
calidad de funcionario público, tienen el valor de instrumento público. El valor
probatorio de todo otro asiento en el mismo libro, de la exposición levantada con
relación a estos asientos ante la autoridad marítima o cónsul argentino en el caso
del artículo 208 está sometido, en cada caso, a la apreciación judicial.

Artículo 210 : Facultades del capitán


ARTICULO 210 - El capitán está facultado para realizar todos los contratos
corrientes relativos al equipo, aprovisionamiento y reparaciones del buque, salvo
en el puerto donde tenga su domicilio el armador o exista un mandatario de éste
con poder suficiente. En este caso el capitán no tiene facultad para realizar gasto
alguno relacionado con el buque.

Artículo 211 : Excepciones


ARTICULO 211 - Si durante el curso del viaje y en puerto extranjero donde no
exista mandatario del armador, se hacen necesarias reparaciones o compra de
pertrechos y las circunstancias o la distancia del domicilio del armador no
permiten pedir instrucciones, el capitán, previa exposición ante el cónsul
argentino, ratificada por dos (2) oficiales del buque, puede realizar los referidos
actos.

Artículo 212 : Carencia de fondos


ARTICULO 212 - El capitán que durante el viaje se encuentre sin fondos para
continuarlo, en puerto donde no se halle el armador o su mandatario, debe
requerirlos al primero por telegrama o por intermedio de exhorto telegráfico del
tribunal competente, si fuere puerto argentino, y por intermedio del consulado
argentino, si se tratare de puerto extranjero. Al formular el pedido ante el
tribunal o el consulado, según los casos, debe justificar, con la ratificación del
comisario y de dos (2) oficiales del buque, que carece absolutamente de fondos y
que en el puerto no se encuentra el armador ni su mandatario.

Artículo 213 : Falta de satisfacción


ARTICULO 213 - Formulado sin resultado el requerimiento expresado en el
artículo precedente, el capitán puede contraer deudas y, en caso de urgente
necesidad, con garantía hipotecaria sobre el buque.
A falta absoluta de otro recurso puede gravar o vender la carga o las provisiones
del buque.
Los destinatarios de las mercaderías vendidas en tales casos serán reembolsados
por el valor de plaza que tengan en el puerto de destino a la época de la llegada
del buque.
Si dicho valor de plaza es inferior al que se obtuvo en la venta, la diferencia
corresponde al destinatario.
Si el buque no puede llegar al puerto de destino, el monto del reembolso se fijará
por el precio de venta.
En el caso de haberse gravado la mercaderías, su destinatario tiene derecho a que
en el puerto de destino le sea entregada libre de todo gravamen.
Artículo 214 : Deber de comunicación
ARTICULO 214 - El capitán, dentro de sus posibilidades, debe mantenerse
durante el viaje en contínuo contacto con el armador, para tenerlo al corriente de
todos los acontecimientos relativos a la expedición, y requerirle instrucciones en
los casos que sean necesarias.

Artículo 215 : Avería gruesa


ARTICULO 215 - Cuando se vea en la necesidad de realizar un acto de avería
gruesa, debe asentar en el diario de navegación, con toda minuciosidad, sus
causas, circunstancias que mediaron en ella y el detalle del sacrificio realizado.

Artículo 216 : Estado de guerra


ARTICULO 216 - Si después de zarpar el buque el capitán llega a saber que ha
sobrevenido el estado de guerra y que su bandera o la carga no fueran libres, está
obligado a arribar al primer puerto neutral y a permanecer en él hasta que pueda
continuar el viaje con seguridad, o hasta que reciba instrucciones.
Si llega a saber que el puerto de destino está bloqueado, y salvo que tenga o
reciba instrucciones especiales, debe descargar en el puerto que elija entre los
que se encuentre en la derrota para arribar a aquél.

Artículo 217 : Actos de violencia


ARTICULO 217 - Es obligación del capitán, por todos los medios que le dicte
su prudencia, resistir cualquier acto violento que se intente contra el buque o la
carga. Si es obligado a hacer entrega de toda o parte de ella, debe formalizar el
correspondiente asiento en el diario de navegación y justificar el hecho en el
primer puerto de llegada.
En caso de apresamiento, embargo o detención dispuestos por un Estado, el
capitán debe reclamar el buque y la carga, dando aviso inmediato al armador.
Hasta tanto reciba las órdenes respectivas, tomará las disposiciones
provisionales que sean absolutamente urgentes y necesarias para la conservación
del buque y de la carga.

Artículo 218 : Ausencia


ARTICULO 218 - En todos los casos en que por mandato de esta ley, el capitán
deba realizar una actuación ante el cónsul argentino y no lo haya en el lugar, la
efectuará ante la autoridad local y, de no ser posible, ante un notario, sin
perjuicio de su ratificación ante el cónsul argentino del próximo puerto.

CAPITULO II - DE LOS CONTRATOS DE UTILIZACION DE LOS BUQUES

SECCION 1a. - DE LA LOCACION DE BUQUES

Artículo 219 : Locación de buque


ARTICULO 219 - Locación de buque es el contrato por el cual una parte se
obliga, mediante el pago de un precio, a conceder a la otra el uso o goce de un
buque por un tiempo determinado, transfiriéndole la tenencia.

Artículo 220 : Inscripción


ARTICULO 220 - El contrato de locación de buque debe probarse por escrito y,
para ser invocado frente a terceros, estar inscripto en el Registro Nacional de
Buques y asentado en su certificado de matrícula.
Artículo 221 : Sublocación
ARTICULO 221 - El locatario no puede sublocar el buque ni ceder el contrato
sin autorización escrita del locador. Ambos actos deberán satisfacer los
requisitos establecidos en el artículo precedente.

Artículo 222 : Entrega y devolución de buque


ARTICULO 222 - El locador debe entregar el buque al locatario, en el lugar y
tiempo convenidos y con la documentación necesaria para el viaje y, salvo pacto
en contrario, en estado de navegabilidad, en la medida en que con el empleo de
una diligencia razonable pueda hacerlo. El locatorio debe devolverlo a la
expiración del término estipulado, en el mismo estado, salvo los daños
originados por caso fortuito o fuerza mayor o por su uso normal y convenido,
libre de tripulación si así lo hubiere recibido, y de todo crédito privilegiado
ocasionado por su explotación o uso.

Artículo 223 : Obligación del locador


ARTICULO 223 - Es obligación del locador, durante todo el tiempo de la
locación, ejercer una diligencia razonable para mantener el buque en el mismo
estado de navegabilidad en que fue entregado. El locador es responsable de los
daños ocasionados por incumplimiento de esa obligación, salvo que pruebe que
se trata de un vicio oculto, que no pudo ser descubierto empleando una
diligencia razonable.

Artículo 224 : Uso del buque


ARTICULO 224 - El locatario está obligado a utilizar el buque de acuerdo con
sus características técnicas y las modalidades convenidas en el contrato.

Artículo 225 : Lugar y tiempo de restitución del buque


ARTICULO 225 - El locatario debe restituir el buque a la expiración del término
de la locación en el lugar convenido y, en su defecto, en el puerto del domicilio
del locador. Salvo estipulación expresa de las partes, no se admite tácita
reconducción, y la restitución no puede demorarse un tiempo mayor de la
décima parte del término del contrato, durante el cual el locador tiene derecho a
percibir únicamente el doble del precio estipulado.

Artículo 226 : Prescripción


ARTICULO 226 - Todas las acciones derivadas del contrato de locación de
buques prescriben por el transcurso de un (1) año, contado desde la fecha de
vencimiento, rescisión o resolución del contrato, o de la entrega del buque, si
fuere posterior y, en caso de pérdida, desde la fecha en que debía ser devuelto.

SECCION 2a. - DEL FLETAMENTO A TIEMPO

Artículo 227 : Concepto


ARTICULO 227 - Existe fletamento a tiempo cuando el armador de un buque
determinado, conservando su tenencia y mediante el pago de un flete, se
compromete a ponerlo a disposición de otra persona, y a realizar los viajes que
ésta disponga dentro del término y en las condiciones previstas en el contrato, o
en las que los usos establezcan. En este contrato el armador se denomina fletante
y la otra parte fletador.
Artículo 228 : Forma del contrato
ARTICULO 228 - Para ser válido respecto de terceros, el contrato de fletamento
a tiempo de un buque de diez (10) toneladas o más de arqueo total debe hacerse
por escrito, inscribirse en el Registro Nacional de Buques y dejarse constancia
de él en el certificado de matrícula del buque.

Artículo 229 : Obligaciones del fletante


ARTICULO 229 - El fletante debe poner el buque a disposición del fletador
ejerciendo una diligencia razonable para que se encuentre en estado de
navegabilidad, armado y tripulado, reglamentaria y convenientemente, a fin de
que pueda ser empleado en el destino establecido, con su pertinente
documentación, en la época estipulada, y en el lugar del puerto convenido donde
siempre pueda estar a flote. Durante todo el tiempo de vigencia del contrato debe
emplear una diligencia razonable para mantener al buque en las mismas
condiciones y, en su defecto, responde por las consecuencias dañosas que se
originen, salvo que pruebe que el defecto de navegabilidad se debe a un vicio
oculto, que no pudo ser descubierto empleando una diligencia razonable.

Artículo 230 : Resolución


ARTICULO 230 - El fletador tiene derecho a resolver el contrato, notificando
por escrito al fletante, cuando el buque no sea puesto a su disposición en la
época y lugar convenidos. El resarcimiento de los daños y perjuicios queda
librado a las circunstancias del caso.

Artículo 231 : Gastos a cargo del fletante y del fletador


ARTICULO 231 - Son a cargo del fletante el pago de los salarios y los gastos de
manutención de la tripulación, seguro del buque y repuestos de artículos de
cubierta y de máquinas. Corresponden al fletador todos los gastos de
combustible, agua y lubricantes necesarios para el funcionamiento de las
máquinas principales y auxiliares, loa inherentes a la utilización comercial del
buque, y los derechos, tasas y salarios relacionados con la navegación en canales
y con los puertos.

Artículo 232 : Navegación no prevista en el contrato


ARTICULO 232 - El fletante no está obligado a hacer navegar el buque fuera de
los límites geográficos convenidos en el contrato, o en condiciones o lugares que
lo expusieren a peligros no previstos en el momento de su celebración. En estos
últimos casos, el contrato quedará resuelto si su ejecución resulta imposible por
causas no imputables al fletador.

Artículo 233 : Viaje que exceda el plazo del contrato


ARTICULO 233 - Tampoco está obligado el fletante a iniciar con su buque un
viaje que no termine previsiblemente, alrededor de la fecha del vencimiento del
plazo del contrato. Por los días que excedan de dicha fecha, el fletador debe
pagar el flete del mercado internacional para este tipo de fletamento, siempre
que sea superior al contractual.

Artículo 234 : Dependencia del capitán


ARTICULO 234 - A los efectos de la gestión náutica del buque, el capitán
depende del fletante. También recibirá órdenes del fletador, dentro de lo
estípulado en el contrato respecto del uso que haga del buque, especialmente en
todo lo referente a la carga, transporte y entrega de efectos en destino, o al
transporte de personas, en su caso, y la respectiva documentación.
Artículo 235 : Responsabilidad del fletante
ARTICULO 235 - Salvo su responsabilidad en la gestión náutica del buque, el
fletante no responde frente al fletador por las obligaciones asumidas por el
capitán en la gestión del transporte, o en el uso que el fletador haga del buque, o
por las culpas en que puedan incurrir tanto el capitán como los tripulantes, en lo
que respecta al giro o negocio asumido por el fletador.
Salvo estipulación en contrario, el fletante no responde por incumplimiento de
sus obligaciones, cuando sean consecuencia de alguno de los hechos o supuestos
de exoneración previstos en el artículo 275 y en la Sección 6a. de este Capitulo;
si es responsable, no lo será más allá del límite fijado en el artículo 277 y en la
mencionada Sección.
En los mismos casos y frente a terceros, el fletante no responde cuando el
fletador use documentación propia, sin perjuicio de los privilegios sobre buque y
fletes previstos en el Capítulo IV, Sección 2a. de este Título.
El fletador debe indemnizar al fletante los daños que sufra con motivo de las
acciones originadas en dicha responsabilidad y que se hagan efectivas sobre el
buque.

Artículo 236 : Pago del flete


ARTICULO 236 - Salvo estipulación o uso distinto, el flete debe pagarse por
períodos mensuales y por anticipado, a falta de lo cual el fletante, con
notificación del fletador, puede resolver el contrato y retirar el buque de su
disposición con una simple orden al capitán. En ese caso, queda obligado a
entregar en destino la carga que tenga a bordo y puede retener el flete pagadero
en dicho lugar.

Artículo 237 : No exigibilidad del flete


ARTICULO 237 - El flete no es exigible cuando el fletador, por causas que no le
sean imputables, no pueda usar el buque y, especialmente, cuando éste tenga que
inmovilizarse por más de veinticuatro (24) horas para que el fletante cumpla con
sus obligaciones relativas a la conservación de su navegabilidad.
si la inmovilización es ocasionada por una arribada forzosa provocada por
peligros del mar, varaduras, averías sufridas por la carga o acto de autoridad
nacional o extranjera, el flete se debe durante todo el tiempo que dure la
inmovilización, descontando el que corresponda a reparaciones y con deducción
de los gastos que su inmovilización haya ahorrado al armador.

Artículo 238 : Pérdida del buque


ARTICULO 238 - Si el buque se pierde, el flete se debe hasta el día de su
pérdida. Si esta fecha es desconocida, el flete debido se calculará hasta le mitad
del plazo transcurrido entre el día de la última noticia que se tuvo del buque y
aquél en que debió llegar a destino.

Artículo 239 : Salario de la asistencia o salvamento. Avería común


ARTICULO 239 - En el caso de asistencia o de salvamento prestado por el
buque, el salario correspondiente es adquirido por mitades entre el fletante y el
fletador, deducidos los gastos, indemnizaciones, participaciones del capitán y
tripulantes, y el importe del flete por los días que duró la operación.
En caso de avería común, contribuye el flete de la carga y no el del fletador.

Artículo 240 : Prescripción


ARTICULO 240 - Las acciones derivadas del contrato de fletamento a tiempo
prescriben por el transcurso de un (1) año, contado desde la fecha de su
vencimiento, o desde la fecha de su rescisión o resolución si es anterior, o desde
el día de la terminación del último viaje si es posterior. En el caso de pérdida,
desde la fecha en que, presuntivamente, debió terminar el viaje que estaba en
ejecución.

SECCION 3a. - DEL FLETAMENTO TOTAL O PARCIAL

Artículo 241 : Concepto


ARTICULO 241 - En el fletamento total de un buque el fletante se obliga,
mediante el pago de un flete, a poner a disposición del fletador, para transportar
personas o cosas, todos los espacios útiles o todo el porte que posee un buque
determinado, el que puede substituirse por otro, si así se hubiese pactado.
En el fletamento parcial el fletador solamente dispondrá de uno o más espacios
determinados.
El fletante debe emplear la diligencia razonable para poner el buque en
ondiciones de navegabilidad, en el tiempo y lugar
convenidos, y cumplir con las prestaciones comprometidas frente al fletador,
según el tipo específico de contrato de que se trate y normas aplicables.
Las normas de esta Sección se aplican en defecto de estipulaciones convenidas
entre las partes.

Artículo 242 : Póliza de fletamento


ARTICULO 242 - El fletamento total o parcial se prueba mediante la póliza de
fletamento, que debe contener las siguientes menciones:
a) El nombre del armador;
b) Los nombres del fletante y fletador con los respectivos domicilios;
c) El nombre del buque, su puerto de matrícula, nacionalidad y tonelaje de
arqueo;
d) La designación del viaje o viajes a realizar;
e) Si el fletamento es total o parcial y, en este último caso, la individualización
de los espacios a disposición del fletador;
f) Si es un fletamento para el transporte de mercaderías, la clase y cantidad de
carga a transportar, los días convenidos para estadías y sobreestadías, la forma
de computarlas y el monto fijado para las últimas;
g) Si es un fletamento con fines específicos o para el transporte de personas, las
modalidades del mismo;
h) El flete y su forma, tiempo y lugar de pago.

Artículo 243 : Enajenación del buque


ARTICULO 243 - Firmada la póliza de fletamento, el contrato subsistirá aunque
el buque fuere enajenado, y los nuevos propietarios tienen obligación de
cumplirlo.

Artículo 244 : Lugar para carga o descarga


ARTICULO 244 - Si la póliza no establece el lugar del puerto donde el buque
debe colocarse para cargar o descargar, su designación corresponde al fletador,
salvo disposiciones portuarias en contrario. El lugar debe ser seguro y permitir al
buque permanecer siempre a flote. Si el fletador omite hacer la designación del
lugar de carga o descarga o si siendo varios los fletadores no se ponen de
acuerdo sobre el particular, el fletante, previa intimación puede elegir dicho
lugar.
Artículo 245 : Resolución
ARTICULO 245 - Salvo estipulación distinta, si el fletante no pone el buque a la
carga en la época y puerto establecidos en el contrato, el fletador, mediante
notificación por escrito a aquél, puede resolver el contrato, quedando librado el
resarcimiento de los daños y perjuicios a las circunstancias del caso.

Artículo 246 : Porte o capacidad distintos de los establecidos en la póliza


ARTICULO 246 - Siempre que el porte o la capacidad del buque, establecidos
en la póliza de fletamento, resulten mayores o menores a los reales en más de
una décima parte, el fletador tiene la opción de resolver el contrato, o bien de
cumplirlo no pagando más flete que el que corresponda a la cantidad de carga
realmente embarcada. En uno y otro caso puede exigir indemnización por los
daños causados.

Artículo 247 : Obligaciones de las partes


ARTICULO 247 - El fletante está obligado a hacer saber por escrito al fletador
que el buque se encuentra en condiciones de recibir o entregar la carga. El
fletador debe efectuar la carga o descarga en el plazo de estadías estipulado en la
póliza de fletamento.

Artículo 248 : Estadías y sobreestadías


ARTICULO 248 - A falta de estipulación expresa en la póliza de fletamento, las
estadías no comprenden sino los días de trabajo.
Los usos del puerto determinan su duración y el momento a partir del cual deben
computarse, así como la duración, monto, época y forma de pago de las
sobreestadías.
Si al respecto no existen usos del puerto se fijarán judicialmente y la duración de
las sobreestadías será la mitad de los días de trabajo correspondientes a las
estadías y se computarán por días corridos.

Artículo 249 : Falta de carga vencidas las estadías


ARTICULO 249 - Salvo estipulación expresa contenida en la póliza de
fletamento, si vencidas las estadías pactadas o que sean de uso, el fletador no
carga efecto alguno, el fletante tiene derecho a resolver el contrato, exigiendo la
mitad del flete bruto estipulado y de las sobreestadías, o a emprender viaje sin
carga y, finalizado que sea el mismo, a exigir el flete por entero con las
contribuciones que se debían y las sobreestadías.<#LINE

Artículo 250 : Carga incompleta


ARTICULO 250 - Cuando el fletador sólo embarque durante las estadías una
parte de la carga, vencido el plazo respectivo y el de las sobreestadías, y salvo
convenio expreso en la póliza de fletamento, el fletante tiene la opción de
proceder a la descarga, por cuenta del fletador, exigiendo el pago de la mitad del
flete bruto, o de emprender el viaje con la carga que tenga a bordo y reclamar el
flete íntegro en el puerto de destino, con los demás gastos mencionados en el
artículo precedente. La decisión que adopte el fletante, tanto en estos casos como
en los del artículo anterior, se debe asentar en la protesta que será notificada al
fletador.

Artículo 251 : Avería gruesa


ARTICULO 251 - Cuando en los casos previstos en los dos artículos anteriores,
se produzca durante el viaje una avería gruesa, la contribución de la carga será
por los dos tercios del valor de lo no cargado, además de la que corresponde, en
su caso, a lo cargado.

Artículo 252 : Resolución por el fletador


ARTICULO 252 - El fletador, antes del vencimiento de las estadías, tiene
derecho a resolver el contrato pagando, si no mediare estipulación contraria, la
mitad del flete bruto y, en su caso, los gastos de descarga y las sobreestadías. Si
el fletamento es por viaje redondo, debe pagar la mitad del flete de ida.

Artículo 253 : Carga suficiente


ARTICULO 253 - Cuando el fletamento es total, el fletador puede obligar al
fletante a emprender el viaje si el buque tiene a bordo carga suficiente para el
pago del flete, sobreestadías y demás obligaciones contractuales y para los
gastos suplementarios que le ocasione el cargamento incompleto, o si diese
fianza suficiente para dicho pago. En tal caso el fletante no puede recibir carga
de terceros, sin consentimiento por escrito del fletador.

Artículo 254 : Carga de terceros


ARTICULO 254 - En los casos en que el fletante tiene derecho a emprender
viaje sin carga o con sólo una parte de ella puede, por su sola voluntad, tomar
carga de terceros a los efectos de la seguridad del flete y de las otras
indemnizaciones a que haya lugar. Si de esta nueva carga resulta una pérdida de
flete, el fletador es deudor por la diferencia. Si, por el contrario, con dicha carga
se produce una ganancia, ésta pertenece al fletador, sin perjuicio de los pagos a
que esté obligado por los artículos precedentes.

Artículo 255 : Comisión de la descarga


ARTICULO 255 - Si transcurrida la mitad de las estadías contractuales o de las
que sean de uso, el fletador o los tenedores de los respectivos conocimientos no
han empezado la descarga, o si habiéndola iniciado no está terminada al
vencimiento de aquéllas, salvo convenio expreso en la póliza de fletamiento, el
fletante puede descargar a tierra o a lanchas por cuenta y riesgo del fletador o
consignatario. Si éstos tienen domicilio conocido en el lugar, debe notificárseles.

Artículo 256 : Bloqueo del puerto de destino


ARTICULO 256 - Si después de iniciado el viaje se declara el bloqueo del
puerto de destino, el fletante debe intimar al fletador para que indique, dentro de
las cuarenta y ocho (48) horas, el puerto de descarga de la mercadería. Este debe
estar en el trayecto que el buque debía seguir para llegar a su primitivo destino.
Si dichas instrucciones no llegan a tiempo, el fletante o el capitán determinarán
el puerto de descarga.

Artículo 257 : Subfletamento


ARTICULO 257 - Salvo autorización expresa por escrito del fletante, el fletador
no puede ceder total o parcialmente el contrato. Pero, en caso de fletamento
total, y a falta de prohibición expresa en el contrato, puede subfletar a uno (1) o
más subfletadores, subsistiendo su responsabilidad frente al fletante por el
cumplimiento de las obligaciones contractuales.

Artículo 258 : Prescripción


ARTICULO 258 - Las acciones que se derivan del contrato de fletamento total o
parcial prescriben por el transcurso de un (1) año, contado desde la terminación
del viaje, o desde la fecha en que se rescindió o resolvió el contrato, si ello se
produjo antes de comenzado el viaje o en el curso del mismo.

SECCION 4a. - DEL TRANSPORTE DE CARGA GENERAL

Artículo 259 : Concepto y prueba del contrato


ARTICULO 259 - Cuando el transportador acepte efectos de cuantos cargadores
se presenten, el transporte se rige por las disposiciones de la presente Sección en
lo que no se haya previsto en el contrato respectivo o en las condiciones del
conocimiento.
Las normas de la Sección 5a. de este Capítulo son imperativas para las partes.
El contrato de transporte debe probarse por escrito.

Artículo 260 : Sustitución del buque


ARTICULO 260 - Salvo estipulación expresa en contrario, el transportador tiene
derecho a sustituir el buque designado para el transporte de la carga, por otro
igualmente apto para cumplir, sin retardo, el contrato de transporte convenido.

Artículo 261 : Tarifas y condiciones


ARTICULO 261 - Si el transportador ha publicado tarifas y condiciones del
transporte, debe ajustarse a ellas, salvo convenio por escrito en contrario.

Artículo 262 : Obligación del cargador


ARTICULO 262 - El cargador debe entregar los efectos en el tiempo y forma
fijados por el transportador y, en su defecto, de conformidad con lo que
establecen los usos y costumbres. A falta de éstos el buque puede zarpar
quedando obligado el cargador al pago íntegro del flete estipulado, siempre que
su importe no haya sido pagado por otra mercadería que ocupó el lugar de
aquélla.

Artículo 263 : Resolución por el cargador


ARTICULO 263 - Después de cargada la mercadería, el cargador puede resolver
el contrato dentro del término de la permanencia del buque en puerto, cuando
ello no ocasione retardo en la partida del buque; agando el flete y los gastos de
descarga.

Artículo 264 : Entrega de la carga por el transportador


ARTICULO 264 - El transportador debe entregar la carga en el puerto de destino
de acuerdo con lo que disponen el conocimiento, las reglamentaciones aduaneras
y portuarias y los usos y costumbres
Si en virtud de dichas disposiciones las mercaderías deben entrar a depósito
fiscal, la entrega quedará cumplida con la descarga al depósito correspondiente o
a las lanchas cuando por causas no imputables al buque no pueda efectuarse la
descarga a depósito, y con cargo de notificar a los interesados en la forma
prevista en el artículo 521. Si las mercaderías son de despacho directo y el
consignatario no concurre a recibirlas o se rehusa a hacerlo, con notificación al
mismo si es conocido o a la persona indicada en el conocimiento, el
transportador puede cumplir la entrega descargándolas a lanchas o a tierra, por
cuenta y riesgo del titular de las mercaderías. El armador de las lanchas se
convierte en depositario de la carga recibida en representación del consignatario.
Si la mercadería es reclamada por varios tenedores de distintos ejemplares de un
mismo conocimiento, el transportador debe depositarla judicialmente por cuenta
y riesgo de la misma.
Artículo 265 : Entrega a lanchas en interés del transportador
ARTICULO 265 - Cuando la carga se entrega a lanchas como prolongación de
bodega, en interés del transportador, su responsabilidad subsistirá como si
continuara en el buque, hasta su posterior descarga en la forma prevista en el
artículo precedente.

Artículo 266 : Cesación de responsabilidad del transportador


ARTICULO 266 - Cesa toda responsabilidad del transportador respecto de la
carga, a partir del momento en que sea entregada a depósitos fiscales, plazoleta,
o en lugares situados dentro de la jurisdicción aduanera, o cuando haya sido
descargada a lanchas u otro lugar por cuenta y riesgo de la mercadería y se
hubiere cumplido con la notificación establecida en el artículo 264.

SECCION 5a. - DISPOSICIONES COMUNES

PARTE PRIMERA: DEFINICIONES Y AMBITO DE APLICACION

Artículo 267 : Definiciones


ARTICULO 267 - A los efectos de las disposiciones de esta Sección se entiende
por transportador a la persona que contrata con el cargador el transporte de
mercaderías, sea propietario, armador o fletador o quien tenga la disponibilidad
del buque. Esta expresión no comprende al agente marítimo o intermediario. La
expresión cargador se refiere a quien debe suministrar la carga para el transporte,
sea o no fletador. Por mercadería se entiende todo objeto o efecto cargado a
bordo. Por consignatario o destinatario se entiende la persona facultada a obtener
la entrega de la mercadería en destino.

Artículo 268 : Ambito de aplicación


ARTICULO 268 - Las disposiciones de la presente Sección se aplican durante el
tiempo transcurrido desde la carga hasta la descarga, al transporte de cosas que
se realice por medio de un contrato de fletamento total o parcial, al efectuado en
buques de carga general, al de bultos aislados en cualquier buque, y a todo otro
en que el transportador asuma la obligación de entregar la carga en destino,
salvo los casos previstos en el artículo 281.
No se aplican al transporte de animales vivos o al de mercaderías efectivamente
transportadas sobre cubierta, con la conformidad expresa del cargador.

Artículo 269 : "Containers"


ARTICULO 269 - Se aplican al transporte de cajas de carga - "containers"- las
normas convencionales, las de las leyes especiales y las de esta ley que le sean
aplicables, teniendo en cuenta las características y condiciones del mismo.

PARTE SEGUNDA: RESPONSABILIDAD POR PERDIDAS Y DAÑOS

Artículo 270 : Diligencia del transportador


ARTICULO 270 - Antes y al iniciarse el transporte, el transportador debe ejercer
una diligencia razonable para:
a) Poner el buque en estado de navegabilidad;
b) Armarlo, equiparlo y aprovisionarlo convenientemente;
c) Cuidar que sus bodegas, cámaras frías o frigoríficas, y cualquier otro espacio
utilizado en el transporte de mercaderías, estén en condiciones apropiadas para
recibirlas, conservarlas y transportarlas.

Artículo 271 : Carga y descarga de mercaderías


ARTICULO 271 - El transportador procederá en forma conveniente y apropiada
a la carga, manipuleo, estiba, transporte, custodia, cuidado y descarga de la
mercadería. Las partes pueden convenir que las operaciones de carga y descarga,
salvo en su aspecto de derecho público, sean realizadas por el cargador y
destinatario, dejando debida constancia en el conocimiento o en otros
documentos que lo reemplacen.

Artículo 272 : Innavegabilidad del buque


ARTICULO 272 - Ni el transportador ni el buque son responsables por las
pérdidas o daños que sufran las mercaderías, originados en la innavegabilidad
del buque, siempre que se apruebe que se ha desplegado una razonable
diligencia para ponerlo en estado de navegabilidad, armarlo, equiparlo y
aprovisionarlo convenientemente con sus bodegas, cámaras frigoríficas o frías y
cualquier otro espacio utilizado en el transporte de mercadería en condiciones
apropiadas para recibirlas, conservarlas y transportarlas.

Artículo 273 : Deber de marcar los bultos o piezas


ARTICULO 273 - El cargador debe entregar los bultos o piezas a bordo con las
marcas principales estampadas en su exterior de manera tal que normalmente
permanezcan legibles hasta el final del viaje. En la misma forma debe estampar
el peso del bulto cuando exceda de mil (1.000) kilos. El cargador es
responsables de los daños que sufra el transportador o el buque por el
incumplimiento de estas obligaciones.

Artículo 274 : Deber de entregar la documentación


ARTICULO 274 - El cargador está obligado a entregar al transportador, dentro
de las cuarenta y ocho (48) horas de haber embarcado su carga, la
documentación pertinente para que ella pueda ser desembarcada en destino.

Artículo 275 : Exoneración de responsabilidad del transportador


ARTICULO 275 - Ni el transportador ni el buque son responsables de las
pérdidas o daños que tengan su origen en:
a) Actos, negligencias o culpas del capitán, tripulantes, prácticos u otros
dependientes del transportador en la navegación o en el manejo técnico del
buque, no relacionados con las obligaciones mencionadas en el artículo 271;
b) Incendio, salvo que sea causado por culpa o negligencia del transportador,
armador o propietario del buque, que deberán ser aprobadas por quienes la
invoquen;
c) Riesgos, peligros y accidentes del mar o de otras aguas navegables;
d) Caso fortuito o fuerza mayor;
e) Hechos de guerra;
f) Hechos de enemigos públicos;
g) Detenciones por orden de la autoridad o por hechos del pueblo, embargo o
detención judicial;
h) Demoras o detenciones por cuarentena;
i) Hechos u omisiones del cargador o propietario de la mercadería, de su agente
o de quien los represente;
j) Huelgas, cierres patronales, paros, suspensiones o limitaciones en el trabajo,
cualquiera sea la causa, parciales o generales;
k) Tumultos, conmociones o revoluciones;
l) Salvamento de bienes o de personas en el agua, tentativa de ello o cambio
razonable de ruta que se efectúe con el mismo fin, el que no debe considerarse
como incumplimiento de contrato;
ll) Merma, pérdida o daños en las mercaderías provenientes de su naturaleza,
vicio oculto o propio de las mismas;
m) Insuficiencia de embalaje;
n) Insuficiencia o imperfecciones de las marcas;
Ñ) Vicios ocultos del buque que no puedan ser descubiertos empleando una
diligencia razonable;
o) Cualquier otra causa que no provenga de su culpa o negligencia o de las de
sus agentes o subordinados. Sin embargo, quien reclame el beneficio de la
exoneración debe probar que ni la culpa o negligencia del transportador,
propietario o armador, ni la de sus agentes, han causado o contribuido a causar la
pérdida o daño.
En todos los casos de exoneración previstos desde el inciso c) a o) inclusive, el
transportador sólo debe probar la causal de exoneración, pero el beneficiario
puede acreditar la culpa y la consiguiente responsabilidad del transportador o de
sus dependientes, siempre que no se trate de culpas previstas en el inciso a) que
exoneran de responsabilidad al transportador.

Artículo 276 : Responsabilidad del cargador


ARTICULO 276 - El cargador no es responsable de los daños o pérdidas
sufridos por el transportador o el buque, salvo que provengan de hechos,
negligencias o culpas propias, de sus agentes o subordinados.

Artículo 277 : Monto de la indemnización debida por el transportador


ARTICULO 277 - Para establecer la suma total que deba abonar el
transportador, se calculará el valor de las mercaderías, en el lugar y al día en que
ellas sean descargadas, conforme al contrato, o al día y lugar en que ellas
debieron ser descargadas. El valor de las mercaderías se determina de acuerdo
con el precio fijado por la Bolsa o, en su defecto, según el precio corriente en el
mercado; y en defecto de uno u otro, según el valor normal de mercaderías de la
misma naturaleza y calidad.

Artículo 278 : Limitación de la responsabilidad del transportador


ARTICULO 278 - La responsabilidad del transportador o del buque por las
pérdidas o daños que sufran las mercaderías en ningún caso excederá del límite
de cuatrocientos pesos argentinos oro (a$o 400) por cada bulto o pieza perdidos
o averiados, y si se trata de mercaderías no cargadas en bultos o piezas, por cada
unidad de flete. Exceptúase el caso en que el cargador haya declarado, antes del
embarque, la naturaleza y valor de la mercadería, que la declaración se haya
insertado en el conocimiento, y que ella no haya sido impuesta por exigencia
administrativa del país del puerto de carga o de descarga. Esta declaración,
inserta en el conocimiento, constituye una presunción respecto al valor de las
mercaderías, salvo prueba en contrario que puede producir el transportador. Las
partes pueden convenir un límite de responsabilidad distinto al establecido en
este artículo, siempre que conste en el conocimiento y no sea inferior al fijado
precedentemente. El transportador no podrá prevalerse de la limitación de
responsabilidad si se prueba que el daño resultó de un acto o de una omisión de
aquél, realizado con la intención de provocarlo o bien temerariamente y con
conciencia de la probabilidad de producirlo.
Cuando un "container" o cualquier artefacto similar sea utilizado para
acondicionar mercaderías, todo bulto o unidad enumerado en el conocimiento
como incluído en el "container" o artefacto similar, es considerado como un
bulto o unidad a los fines establecidos en este artículo. Fuera del caso previsto se
considera al "container" o artefacto similar como un bulto o unidad.
La conversión del argentino oro a pesos argentinos deberá efectuarse de acuerdo
con lo establecido en el artículo 176.

Artículo 279 : Falsa declaración del cargador


ARTICULO 279 - Ni el transportador ni el buque responden por los daños o
pérdidas que sufra la mercadería, cuando el cargador hubiere hecho
conscientemente una falsa declaración respecto a su naturaleza y valor.

Artículo 280 : Nulidad


ARTICULO 280 - Es absolutamente nula y sin efecto toda claúsula de un
contrato de transporte o de un conocimiento, que exonere o disminuya la
responsabilidad del transportador, propietario o armador del buque, o de todos
ellos en conjunto, por pérdidas o daños sufridos por las mercaderías, o que
modifique la carga de la prueba, en forma distinta a la prevista en esta Sección.
Esta nulidad comprende la de la cláusula por la cual el beneficio del seguro de la
mercadería, directa o indirectamente, sea cedido a cualquiera de ellos.

Artículo 281 : Convenciones especiales


ARTICULO 281 - Las normas de esta Sección, sólo pueden ser modificadas o
dejadas sin efecto:
a) Cuando el transportador renuncie, total o parcialmente, a las exoneraciones, o
amplíe su responsabilidad y obligaciones, dejando constancia de ello en el
conocimiento que se entregue al cargador;pero esta renuncia o ampliación no
altera la responsabilidad del propietario o armador del buque, prevista en esta
Sección, salvo su consentimiento expreso;
b) Cuando se trate de cargamentos en los cuales la naturaleza y condición de las
cosas a transportar y las circunstancias y términos en que deba realizarse el
transporte, sean tales que justifiquen la concertación de un convenio especial,
siempre que no haya sido expedido un conocimiento y que las condiciones del
acuerdo celebrado se hagan figurar en un recibo o documento que será "no
negociable", dejándose constancia en el mismo de ese carácter. En ningún caso,
lo establecido precedentemente puede aplicarse a los cargamentos comerciales
ordinarios embarcados en el curso de operaciones comerciales corrientes, ni a las
obligaciones del transportador referentes a la navegabilidad del buque que sean
de orden público.

Artículo 282 : Remisión


ARTICULO 282 - Las disposiciones de esta Sección no modifican los derechos
y obligaciones del transportador, que puede limitar su responsabilidad en la
forma establecida en la Sección 4a. del Capítulo I de este Título.

Artículo 283 : Mercaderías peligrosas


ARTICULO 283 - Las mercaderías peligrosas, a cuyo embarque el transportador
se habría opuesto de haber conocido tal característica, pueden ser desembarcadas
en cualquier tiempo, forma o lugar, antes de su arribo a destino y, en el caso de
no ser ello posible, destruidas o transformadas en inofensivas, sin indemnización
alguna a su propietario, salvo la que deba pagar el cargador al transportador por
los daños que éste haya sufrido por tal causa.
Si han sido embarcadas con conocimiento y consentimiento del transportador, se
aplicarán las mismas medidas cuando lleguen a constituir un peligro para el
buque o la carga, salvo los derechos u obligaciones de los interesados en el caso
de avería gruesa.
Artículo 284 : Libertad de convenciones
ARTICULO 284 - Las partes pueden convenir libremente el régimen de
responsabilidad en sus relaciones contractuales anteriores a la carga y
posteriores a la descarga, siempre que dichas estipulaciones no sean contrarias al
orden público.

Artículo 285 : Reparaciones urgentes del buque


ARTICULO 285 - Si durante el viaje, por causas de fuerza mayor, el
transportador tiene que hacer reparaciones urgentes al buque, el cargador está
obligado a esperar su terminación, salvo su derecho a retirar los efectos pagando
el flete por entero, sobreestadías y avería común, si corresponde, y gastos de
desestiba y estiba.

Artículo 286 : Retardo excesivo en el viaje


ARTICULO 286 - Si el buque no admite reparaciones, o si éstas o causas
fortuitas o de fuerza mayor provocan un retardo excesivo en el viaje, el
transportador debe proveer por su cuenta el transporte de la mercadería a destino
por otros medios, sin aumento de flete.
Si no lo pudiera hacer, debe depositar la mercadería en el puerto de arribada,
notificando al cargador que está a su disposición y que da por terminado el viaje.
En el intervalo debe tomar todas las medidas necesarias para la conservación de
la carga.
Queda a salvo el derecho del cargador a no pagar flete alguno y a exigir el pago
de los daños y perjuicios que haya sufrido probando que, a pesar de los
certificados de seguridad, el armador no desplegó la razonable diligencia
prevista en el artículo 272.
Se deja a salvo el derecho reconocido al transportador en el presente artículo, de
dar por concluido el viaje en el puerto de arribada.

Artículo 287 : Desvío de ruta


ARTICULO 287 - Si por orden de autoridad el buque tiene que desviarse de su
ruta, o se viera obligado a descargar la mercadería en un puerto que no es el de
destino, el transportador puede dar por terminado el viaje, por cumplido el
contrato, y exigir, además, el pago del flete estipulado.

Artículo 288 : Obstáculo a la descarga en el puerto de destino


ARTICULO 288 - Cuando la descarga en el puerto de destino resulte imposible,
riesgosa o excesivamente demorada, por causa fortuita o de fuerza mayor, el
transportador puede descargar la mercadería en el puerto más cercano,
resguardando los intereses del cargador, y dar por terminado el viaje exigiendo
el pago del flete estipulado.

Artículo 289 : Ambito de aplicación


ARTICULO 289 - Las exoneraciones y limitación previstas en esta Sección, son
aplicables a toda acción contra el transportador o el buque por indemnización de
pérdidas o daños a mercaderías objeto de un contrato de transporte, sea que la
acción se funde en la responsabilidad contractual o extracontractual.

Artículo 290 : Acciones contra dependientes del transportador


ARTICULO 290 - Si la acción se promueve contra un dependiente del
transportador, el demandado puede oponer las exoneraciones y limitación de
responsabilidad que el transportador tiene derecho a invocar conforme a lo
dispuesto en esta Sección. En este caso, el conjunto de las sumas puestas a cargo
del transportador y sus dependientes, no excederá del límite previsto en el
artículo 278.
El dependiente no puede prevalerse de las disposiciones de esta Sección, si se
prueba que el daño resultó de un acto u omisión suyos realizado con la intención
de provocarlo sea temerariamente o con conciencia de que, de su conducta,
resultaría probablemente un daño.

Artículo 291 : Daños nucleares


ARTICULO 291 - Las disposiciones de esta Sección no obstan a la aplicación de
las leyes y de las convenciones internacionales que rijan la responsabilidad por
daños nucleares.

Artículo 292 : Transporte combinado o bajo conocimiento directo


ARTICULO 292 - En el caso de transporte combinado o bajo conocimiento
directo, en el que hayan intervenido buques de dos (2) o más transportadores
distintos, el primero con quien se celebre el contrato y el último que entregue los
efectos, son solidariamente responsables frente al cargador o destinatario y
dentro de lo establecido en esta Sección, de las pérdidas o daños que sufra la
mercadería, sin perjuicio de las acciones de repetición contra el transportador en
cuyo trayecto se produzca la pérdida o daño. El cargador o destinatario tienen
también acción contra este último, si prueban su responsabilidad.

Artículo 293 : Prescripción


ARTICULO 293 - Sin perjuicio de lo establecido en el artículo 258, las acciones
derivadas del contrato de transporte de cosas previsto en esta Sección, prescriben
por el transcurso de un (1) año a partir de la terminación de la descarga o de la
fecha en que debieron ser descargadas cuando no hayan llegado a destino. Si las
cosas no son embarcadas, dicho lapso se contará desde la fecha en que el buque
zarpó o debió zarpar.
Ese plazo puede ser prolongado mediante acuerdo formalizado entre las partes
con posterioridad al evento que da lugar a la acción.

Artículo 294 : Acción de repetición


ARTICULO 294 - Las acciones de repetición del transportador o del buque
contra el cargador o contra terceros, pueden ser ejercidas aún después de la
expiración del plazo previsto en el artículo precedente o del que corresponda a la
naturaleza de la relación, siempre que la persona que ejerza la acción de
repetición notifique su reclamo al cargador o al tercero, dentro de los seis (6)
meses de haber efectuado extrajudicialmente el pago que motiva el reclamo o de
haber sido notificado de la demanda. El cargador o el tercero pueden ser citados
para intervenir en el juicio.
La acción de repetición prescribe por el transcurso de un (1) año a contar desde
la fecha de la notificación a que se refiere este artículo o de la sentencia que se
dicte contra el transportador o el buque.

PARTE TERCERA: CONOCIMIENTOS

Artículo 295 : Declaración de embarque


ARTICULO 295 - Antes de comenzar la carga, el cargador debe suministrar por
escrito al transportador una declaración de embarque que contenga un detalle de
la naturaleza y calidad de la mercadería que será objeto del transporte, con
indicación del número de bultos o piezas, cantidad o peso, según los casos y las
marcas principales de identificación.
Artículo 296 : Deber de veracidad
ARTICULO 296 - El cargador garantiza al transportador la exactitud del
contenido de la declaración de embarque, y debe indemnizarlo de todos los
daños y perjuicios que sufra con motivo de alguna mención inexacta. El derecho
a esta indemnización no modifica en forma alguna la responsabilidad y
obligaciones del transportador frente a toda persona que no sea el cargador.

Artículo 297 : Entrega de la orden de embarque


ARTICULO 297 - El transportador o agente marítimo, aceptada la declaración
de embarque y formalizado el contrato, deben entregar al cargador una orden de
embarque para el capitán, en la que se transcribirá el contenido de la
declaración. Embarcada la mercadería, el capitán debe entregar al cargador los
recibos provisorios con las menciones indicadas en el artículo 295.
La entrega de la carga se acredita con los recibos provisorios y los demás medios
de prueba admisibles en materia comercial.

Artículo 298 : Entrega de los conocimientos


ARTICULO 298 - Contra devolución de los recibos provisorios, el
transportador, capitán o agente marítimo, dentro de las veinticuatro (24) horas de
concluída la carga de los efectos, deben entregar al cargador los respectivos
conocimientos que contendrán las siguientes menciones:
a) Nombre y domicilio del transportador;
b) Nombre y domicilio del cargador;
c) Nombre y nacionalidad del buque;
d) Puerto de carga y descarga o hacia donde el buque deba dirigirse a "órdenes";
e) Nombre y domicilio del destinatario, si son nominativos, o de la persona o
entidad a quien deba notificarse la llegada de la mercadería, si los conocimientos
son a la orden del cargador o de un buque intermediario;
f) La naturaleza y calidad de la mercadería, número de bultos o piezas o cantidad
o peso, y las marcas principales de identificación;
g) Estado y condición aparente de la carga;
h) Flete convenido y lugar de pago;
i) Número de originales entregados;
j) Lugar, fecha y firma del transportador, agente marítimo o capitán.

Artículo 299 : Inserción de reservas


ARTICULO 299 - El transportador, capitán o agente pueden insertar reservas en
el conocimiento con respecto a las marcas, números, cantidades o pesos de las
mercaderías, cuando sospechen razonablemente que tales especificaciones no
corresponden a la mercadería recibida, o cuando no tengan medios normales
para verificarlo. En defecto de estas reservas se presume, salvo prueba en
contrario, que las mercaderías fueron embarcadas conforme a las menciones del
conocimiento. Esta prueba no es admitida cuando el conocimiento ha sido
transferido a un tercero portador de buena fe.

Artículo 300 : Validez y nulidad de las cartas de garantía


ARTICULO 300 - Son válidas las cartas de garantía entre cargador y
transportador y no pueden ser opuestas al consignatario ni a terceros. Son nulas
las cartas de garantía que se emitan para perjudicar los derechos de un tercero o
que contengan estipulaciones prohibidas por la ley.
Artículo 301 : Número de ejemplares del conocimiento
ARTICULO 301 - El cargador puede exigir al transportador, agente o capitán,
hasta tres (3) originales de cada conocimiento. Las demás copias que solicite
deben llevar la mención "no negociable". Con esta misma mención, una (1) de
las copias firmada por el cargador debe quedar en poder del transportador.
Entregada la mercadería en destino con uno de los originales, los demás carecen
de valor.

Artículo 302 : Entrega de la mercadería antes de la llegada a destino


ARTICULO 302 - Antes de la llegada a destino, el transportador no puede
entregar la mercadería sino contra la devolución de todos los conocimientos
originales o, en su defecto, otorgándosele fianza suficiente por los perjuicios que
pueda sufrir por la falta de restitución de uno de ellos.

Artículo 303 : Conocimiento para embarque


ARTICULO 303 - Cuando el cargador entregue las mercaderías en los depósitos
del transportador, por haberlo así convenido con éste, debe recibir un (1)
conocimiento para embarque con todas las menciones especificadas en el
artículo 298, salvo las relativas al buque. Una vez embarcada la mercadería, el
transportador, previa devolución por parte del cargador de cualquier documento
recibido y que le atribuya derechos sobre ella, debe entregar un nuevo
conocimiento o asentar en el conocimiento para embarque el nombre y
nacionalidad del buque en que se embarcó la mercadería y la fecha respectiva,
con lo cual el documento adquiere el valor del conocimiento de mercadería
embarcada.

Artículo 304 : Categorías de conocimiento


ARTICULO 304 - Tanto el "conocimiento embarcado" como el "conocimiento
para embarque" pueden ser a la orden, al portador o nominativos, y son
transferibles con las formalidades y efectos que establece el derecho común para
cada una de dichas categorías de papeles de comercio. El tenedor legítimo del
conocimiento tiene derecho a disponer de la mercadería respectiva durante el
viaje y a exigir su entrega en destino.

Artículo 305 : Prevalencia de la póliza de fletamento


ARTICULO 305 - Las cláusulas de la póliza de fletamento prevalecen entre las
partes, sobre las del conocimiento, salvo pacto en contrario. Contra terceros,
dichas cláusulas prevalecen cuando en el conocimiento se inserte la mención
"según póliza de fletamento".

Artículo 306 : Intervención de distintos medios de transporte


ARTICULO 306 - Cuando se otorgue un conocimiento directo destinado a
cubrir el transporte de mercaderías en trayectos servidos por distintos medios de
transporte, las disposiciones de esta ley son aplicables únicamente al que se
realice por agua. Sus cláusulas rigen durante todo el transporte hasta la entrega
de la mercadería en destino, sin que puedan ser alteradas por los conocimientos
que se otorguen por trayectos parciales, los cuales deben mencionar que la
mercadería se transporta bajo un conocimiento directo.

Artículo 307 : Ordenes de entrega fraccionada


ARTICULO 307 - A pedido del tenedor legítimo del conocimiento, cuando así
se convenga en el contrato de transporte, el transportador o su agente marítimo
deben librar órdenes de entrega contra el capitán o agente marítimo del buque en
el puerto de descarga, por fracciones de la carga respectiva. Al expedir tales
órdenes de entrega, el transportador o su agente marítimo deben anotar en los
originales del conocimiento, la calidad y cantidad de mercadería correspondiente
a cada orden, con su firma y con la del tenedor y retener el documento si el
fraccionamiento comprende la totalidad de la carga que ampara. Las órdenes de
entrega pueden ser nominativas, a la orden o al portador. La utilización de estos
documentos en puertos argentinos, queda supeditada al cumplimiento de las
disposiciones aduaneras.

PARTE CUARTA: FLETE

Artículo 308 : Exigibilidad


ARTICULO 308 - Salvo estipulación contraria en la póliza de fletamento,
contrato de transporte o conocimiento, y lo previsto en las Secciones 3 y 4 de
este Capítulo para el caso de incumplimiento de la obligación de cargar del
fletador o del cargador, el transportador sólo puede exigir el flete poniendo la
carga en destino a disposición del tenedor legítimo del conocimiento.

Artículo 309 : Falta de pago


ARTICULO 309 - El transportador no puede retener a bordo la carga en garantía
de sus créditos. Si no se le paga el flete, las sobreestadías y otros gastos, o si no
se le afianza la contribución en avería gruesa y no se le firma el compromiso de
avería, pueden solicitar el embargo judicial de la carga para obtener la garantía y
firma del compromiso o, con su venta, satisfacción de su crédito, según se
establece en el Capítulo IV del Título IV.

Artículo 310 : Acción contra el cargador


ARTICULO 310 - Sin perjuicio de su acción personal por cobro del flete contra
el tenedor legítimo del conocimiento, el transportador también puede ejercerla
contra el cargador, en el caso de que haya puesto en práctica las medidas
previstas en el artículo precedente y ellas hayan resultado total o parcialmente
infructuosas.

Artículo 311 : Mercadería no llegada a destino


ARTICULO 311 - No se debe flete por los efectos que no llegaren a destino. Si
se ha pagado por adelantado hay derecho a repetirlo, salvo que se haya
estipulado su pago a todo evento o que la falta de llegada sea causada por culpa
del cargador o vicio propio de la mercadería, acto de avería gruesa o venta en un
puerto de escala en el caso previsto en el artículo 213.

Artículo 312 : Exigibilidad


ARTICULO 312 - El flete por los efectos que no llegan a destino, en los casos
en que el transportador tenga derecho a percibirlo, es exigible desde la llegada
del buque.

Artículo 313 : Flete proporcional


ARTICULO 313 - En los casos del artículo 286 y, en general, siempre que el
buque resulte innavegable por causas fortuitas o de fuerza mayor y las
mercaderías queden a disposición de los cargadores en un puerto de escala, el
flete se debe proporcionalmente al recorrido efectuado por el buque hasta el
lugar en que se declara la innavegabilidad.
Artículo 314 : Prohibición de abandono
ARTICULO 314 - No puede hacerse abandono de los efectos en pago de fletes,
ni el obligado a su pago puede negarse a hacerlo efectivo, por haber llegado
dichos efectos en estado de avería.

PARTE QUINTA: RESOLUCION DEL CONTRATO

Artículo 315 : Distintos casos


ARTICULO 315 - Los contratos regidos por las disposiciones de la presente
Sección quedan resueltos a instancia de cualquiera de las partes y sin derecho a
reclamo entre ellas, si antes de comenzado el viaje:

a) Se impide la salida del buque por caso fortuito o fuerza mayor, sin limitación
de tiempo, o cuando aquélla resulte excesivamente retardada;
b) Se prohibe la exportación de los efectos respectivos del lugar de donde deba
salir el buque, o la importación en el de su destino;
c) La Nación a cuya bandera perteneciere el buque entra en conflicto bélico;
d) Sobreviene declaración de bloqueo del puerto de carga o destino;
e) Se declara la interdicción de comercio con la Nación donde el buque debe
dirigirse;
f) El buque o carga dejan de ser considerados propiedad neutral, o la mercadería
se incluye en la lista de contrabando de guerra por alguna de las naciones
beligerantes.

En los casos previstos precedentemente los gastos de carga y de descarga son


por cuenta del respectivo cargador, y el flete que se haya percibido
anticipadamente, deberá restituirse.

PARTE SEXTA: NAVEGACION EN PEQUEÑAS EMBARCACIONES

Artículo 316 : Normas aplicables


ARTICULO 316 - Lo dispuesto en las Secciones 2 a 5 del presente Capítulo no
es aplicable a los transportes de efectos a realizarse en pequeñas embarcaciones.
Hasta tanto se dicte una ley especial, se rigen por las disposiciones del transporte
terrestre. No se aplica la excepción cuando ese transporte pueda considerarse
integrante de una navegación a realizarse en embarcaciones mayores o
equivalente al que se realiza en éstas.

SECCION 6a.- DEL TRANSPORTE DE PERSONAS

PARTE PRIMERA: NORMAS GENERALES

Artículo 317 : Diligencia del transportador


ARTICULO 317 - El transportador debe ejercer una razonable diligencia para
poner el buque en estado de navegabilidad, armándolo y equipándolo
convenientemente, y para mantenerlo en el mismo estado durante todo el curso
del transporte, a efectos de que el viaje se realice en condiciones de seguridad
para los pasajeros.

Artículo 318 : Prueba del contrato


ARTICULO 318 - Salvo en los buques menores de diez (10) toneladas de arqueo
total, el contrato de transporte se prueba por escrito mediante un boleto que el
transportador debe entregar al pasajero, en el que constará el lugar y fecha de
emisión, el nombre del buque, el del transportador y su domicilio, los lugares de
partida y de destino, fecha de embarco, precio del pasaje y clase y comodidades
que correspondan al pasajero. Si el transportador omite la entrega del boleto, no
podrá limitar su responsabilidad.

Artículo 319 : Transferibilidad del boleto


ARTICULO 319 - Si el boleto es nominativo, no puede transferirse sin
consentimiento del transportador. Si es al portador tampoco puede transferirse
una vez iniciado el viaje.

Artículo 320 : Alimentos al pasajero


ARTICULO 320 - El pasajero tiene derecho a ser alimentado por el
transportador, salvo pacto contrario. Cuando este convenio no pueda presumirse
con arreglo a la práctica constante del puerto de partida, no puede probarse por
medio de testigos. Si los alimentos están excluídos del contrato, el transportador
debe suministrarlos durante el viaje, por su justo precio, al pasajero que no los
tenga.

Artículo 321 : Servicio de transbordo


ARTICULO 321 - El pasajero tiene derecho a ser transportado hasta el puerto o
lugar establecido, sin remuneración suplementaria al transportador por los
servicios de transbordo que puedan prestarse durante el viaje, cualquiera sea la
causa.

Artículo 322 : Asistencia médica


ARTICULO 322 - En los buques en que, de acuerdo con la reglamentación, se
debe llevar un médico como parte integrante de la tripulación, la asistencia a los
pasajeros será gratuita cuando se trate de enfermedades o accidentes ocasionados
por la navegación.

Exceptúanse los casos de pasajeros de tercera clase o de buques de inmigrantes,


para quienes tendrá siempre ese carácter.

Artículo 323
ARTICULO 323 - El transportador que acepte transportar pasajeros afectados
por enfermedades infecto-contagiosas, debe contar con personal competente y
elementos e instalaciones que aseguren la asistencia del enfermo y eviten el
peligro de contagio para las demás personas que viajen en el buque. Si el
transportador acepta a un pasajero demente, debe exigir que viaje al cuidado de
una (1) o dos (2) personas mayores, según la clase de demencia.

Artículo 324 : Muerte del pasajero no embarcado


ARTICULO 324 - Si el pasajero muere antes de emprender el viaje, el
transportador sólo puede percibir la tercera parte del precio del pasaje, salvo que
éste se adquiera por otra persona, en cuyo caso nada le es debido. Ocurriendo
durante el viaje, el pasaje debe abonarse íntegramente.

Artículo 325 : Pasajero no presentado


ARTICULO 325 - Si el pasajero no llega a bordo a la hora prefijada en el puerto
de partida o en el de escala, el capitán puede emprender el viaje y exigir el
precio convenido.
Artículo 326 : Desistimiento del pasajero
ARTICULO 326 - Si el pasajero desiste voluntariamente del viaje antes de partir
el buque o si no puede realizarlo por enfermedad u otra causa relativa a su
persona, debe pagar la mitad del pasaje estipulado. Cancelación del viaje. Si el
viaje no se lleva a cabo por culpa del transportador, el pasajero tiene derecho a la
devolución del importe del pasaje y a que se le indemnice por los perjuicios
sufridos. Si deja de verificarse por caso fortuito, fuerza mayor relativa al buque,
por acto de autoridad o por conflicto bélico, el contrato queda resuelto con
restitución del importe del pasaje percibido por el transportador y sin
indemnización alguna entre los contratantes.

Artículo 327 : Desembarco del pasajero


ARTICULO 327 - Cuando después de iniciado el viaje el pasajero desembarca
voluntariamente, el transportador tiene derecho al importe íntegro del pasaje. Si
en las mismas circunstancias el buque no puede proseguir el viaje por culpa del
transportador, o en cualquier otra forma éste es culpable del desembarco del
pasajero en un puerto de escala, el transportador debe indemnizarlo por los
daños y perjuicios sufridos Si el viaje no continúa por fuerza mayor inherente al
buque o a la persona del pasajero, o por acto de autoridad o por conflicto bélico,
el pasaje debe pagarse en proporción al trayecto recorrido. En los casos de estos
dos últimos párrafos, si el transportador ofrece terminar el transporte en un
buque de análogas características, y alojar y sustentar al pasajero en el intervalo
y éste se niega a aceptar el ofrecimiento, el transportador tiene derecho al
importe íntegro del pasaje.

Artículo 328 : Retardo en la partida


ARTICULO 328 - En caso de retardo en la partida, el pasajero tiene derecho a
que se le aloje en el buque y a que se le sustente a bordo durante ese tiempo, si la
manutención está incluída en el pasaje. En los viajes de cabotaje nacional o
internacional cuya duración sea inferior a veinticuatro (24) horas, el pasajero
puede resolver el contrato y pedir la devolución del pasaje, si el retardo excede
de doce (12) horas. En los mismos casos, cuando la duración del viaje sea
superior a veinticuatro (24) horas, tiene el mismo derecho, si el retardo excede
de dicho término y en los viajes de ultramar, cuando la tardanza sea superior a la
tercera parte del tiempo normal de su duración. En todos los casos puede
reclamar indemnización por los daños y perjuicios sufridos, si el transportador
es responsable del retardo.

Artículo 329 : Interrupción temporaria del viaje


ARTICULO 329 - Si se interrumpe temporariamente el viaje por causas
inherentes al buque, el transportador debe alojar y alimentar al pasajero y éste
tiene la opción entre esperar su reanudación sin pagar mayor pasaje que el
estipulado, o resolver el contrato pagando su importe en proporción al camino
recorrido. La resolución del contrato no procede, si el transportador le ofrece un
buque de análogas características para proseguir el viaje y el pasajero no acepta,
en cuyo caso este último debe pagar el alojamiento y alimentación hasta que se
reanude el viaje.

Artículo 330 : Muerte o lesiones corporales del pasajero


ARTICULO 330 - El transportador es responsable de todo daño originado por la
muerte del pasajero o por lesiones corporales, siempre que el daño ocurra
durante el transporte por culpa o negligencia del transportador, o por las de sus
dependientes que obren en ejercicio de sus funciones. La culpa o negligencia del
transportador o de sus dependientes se presume, salvo prueba en contrario, si la
muerte o lesiones corporales han sido causadas por un naufragio, abordaje,
varadura, explosión o incendio, o por hecho relacionado con alguno de estos
eventos.

Artículo 331 : Limitación de la responsabilidad


ARTICULO 331 - Salvo convenio especial entre las partes que fije un límite
más elevado, la responsabilidad del transportador por daños resultantes de
muerte o lesiones corporales de un pasajero se limita, en todos los casos, a la
suma de mil quinientos pesos argentinos oro (a$o 1.500). La conversión del
argentino oro a pesos argentinos deberá efectuarse de acuerdo con lo establecido
en el artículo 176.

Artículo 332 : Deber de información


ARTICULO 332 - El pasajero que sufra lesiones corporales durante el
transporte, debe comunicarlo sin demora al transportador, siempre que le sea
posible. Sin perjuicio de ello debe notificarle por escrito, dentro de los quince
(15) días de su desembarco, las lesiones sufridas y las circunstancias del
accidente, en defecto de lo cual se presume, salvo prueba en contrario, que el
pasajero desembarcó en las mismas condiciones físicas en que se embarcó.

Artículo 333 : Equipaje


ARTICULO 333 - En el precio del pasaje está comprendido el del transporte del
equipaje del pasajero, dentro de los límites de peso y volumen establecidas por
el transportador o por los usos. Por equipaje se entiende solamente los efectos de
uso personal del pasajero. Los de otra naturaleza, pagarán el flete
correspondiente como carga, debiendo el pasajero resarcir los daños y perjuicios
que ocasione al transportador si no han sido denunciados.

Artículo 334 : Guía del equipaje


ARTICULO 334 - El transportador, al recibir el equipaje destinado a ser
guardado en la bodega correspondiente, debe entregar al pasajero una guía en la
que conste:

a) Número del documento;

b) Lugar y fecha de emisión;

c) Puntos de partida y de destino;

d) Nombre y dirección del transportador;

e) Nombre y dirección del pasajero;

f) Cantidad de los bultos;

g) Monto del valor declarado, en su caso;

h) Precio del transporte.

Es aplicable a la guía lo dispuesto en el artículo 318 "in fine". Cuando se trata de


transporte de duración no superior a doce (12) horas, es suficiente que en la guía
consten los datos de los incisos a), b) y d).
Artículo 335 : Objetos de gran valor
ARTICULO 335 - El transportador no es responsable de las pérdidas o
sustracciones de especies monetarias, títulos, alhajas u objetos de gran valor
pertenecientes al pasajero, que no hayan sido entregados en depósito.

Artículo 336 : Pérdida o daños en el equipaje


ARTICULO 336 - El transportador es responsable de la pérdida o daños que
sufra el equipaje del pasajero que sea guardado en la bodega respectiva, si no
prueba que la causa de los mismos no le es imputable. Respecto de los efectos
personales que el pasajero tenga a bordo bajo su guarda inmediata, el
transportador responde solamente por el daño que se pruebe ocasionado por el
hecho suyo, del capitán o de los tripulantes.

Artículo 337 : Limitación de responsabilidad


ARTICULO 337 - Salvo estipulación expresa de las partes que fije un límite más
elevado de indemnización el transportador no responde por valores superiores a
ciento cincuenta pesos argentinos oro (a$o 150) o cien pesos argentinos oro (a$o
100), según que se trate de pérdida o daños sufridos en el equipaje, referidos
respectivamente, en el primero o en el segundo párrafo del artículo precedente.
Dichos valores no pueden exceder de ochenta pesos argentinos oro (a$o 80) y
cincuenta pesos argentinos oro (a$o 350) respectivamente, si se trata de
transporte fluvial. La responsabilidad del transportador por pérdida a daños de
vehículos que se transporten incluyendo el total del equipaje que se lleve en o
dentro del mismo, no excederá de trescientos cincuenta pesos argentinos oro
(a$o 350). La conversión del argentino oro a pesos argentinos se ajustará de
acuerdo con lo establecido en el artículo 176.

Artículo 338 : Deber de notificación


ARTICULO 338 - El pasajero debe notificar al capitán, inmediatamente y antes
de su desembarco, de toda pérdida o daño que sufra durante el transporte en los
efectos personales que tenga bajo su guarda. Respecto de los que sean guardados
en bodega, la notificación deberá hacerse en el acto de la entrega, o dentro del
tercer día de la misma, si el daño no es aparente, o del día en que debieron ser
entregados si se han perdido. En todos los casos debe denunciar al mismo
tiempo el monto del perjuicio sufrido. Si el pasajero omite las notificaciones
referidas, pierde todo derecho a reclamo con respecto a los efectos de uso
personal que tenía bajo su guarda inmediata, y en relación a los depositados en
bodega, se presume que le fueron devueltos en buen estado y conforme con la
guía.

Artículo 339 : Nulidad


ARTICULO 339 - Es nula y sin valor alguno toda estipulación que exonere de
responsabilidad al transportador, establezca un límite inferior a los fijados en
esta Sección, invierta la carga de la prueba que corresponde al transportador o
someta a una jurisdicción determinada o a arbitraje las diferencias que puedan
surgir entre las partes. Esta nulidad no entraña la nulidad del contrato, que queda
sujeto a las disposiciones de esta ley.

Artículo 340 : Dolo o culpa del transportador


ARTICULO 340 - El transportador pierde el derecho de ampararse en cualquiera
de los límites de responsabilidad previstos en esta Sección, si se prueba que el
daño respectivo tuvo su causa en un acto u omisión suyos, realizados sea con la
intención de provocarlo, sea temerariamente y con conciencia de la probabilidad
de producirlo.
Artículo 341 : Remisión
ARTICULO 341 - Las limitaciones de responsabilidad del transportador
establecidas en esta Sección, no modifican la prevista en el Capítulo I, Sección
4. de este Título.

Artículo 342 : Propietario o armador distintos del transportador


ARTICULO 342 - El propietario del buque y el armador, cuando sean personas
distintas del transportador, así como sus dependientes, pueden ampararse en las
limitaciones de responsabilidad establecidas en esta Sección, si son accionados
directamente por responsabilidad contractual o extracontractual derivada de
muerte o lesiones corporales sufridas por un pasajero, o por pérdida o daño
sufrido en sus equipajes, siéndoles aplicables la excepción prevista en el artículo
340. La suma total que el damnificado puede obtener de todos ellos por un
mismo hecho, no debe exceder de las limitaciones referidas.

Artículo 343 : Daños nucleares


ARTICULO 343 - Las disposiciones de esta Sección no obstan a la aplicación de
las leyes y de las convenciones internacionales que rigen la responsabilidad por
daños nucleares.

Artículo 344 : Derecho de retención


ARTICULO 344 - El transportador tiene derecho de retención sobre todos los
objetos que el pasajero tenga a bordo, mientras no le sea pagado el importe del
pasaje y de todos los gastos que aquél haya hecho durante el viaje.

Artículo 345 : Prescripción


ARTICULO 345 - Las acciones originadas en el contrato de transporte de
pasajeros y de sus equipajes, prescriben por el transcurso de un (1) año desde la
fecha del desembarco del pasajero, o en caso de muerte, desde la fecha en que
debió desembarcar. Si el fallecimiento del pasajero ocurriere con posterioridad a
su desembarco, la prescripción comenzará a partir de la fecha del deceso, sin que
el plazo pueda ser mayor de tres (3) años, contando desde la fecha del accidente.

Artículo 346 : Orden público


ARTICULO 346 - Todos los derechos que establece esta Sección a favor del
pasajero son de orden público. Sólo son válidas las cláusulas de los boletos de
pasaje que los modificaren cuando sean para aumentarlos y no para disminuirlos
o suprimirlos.

PARTE SEGUNDA: TRANSPORTE DE PASAJEROS EN LINEAS


REGULARES

Artículo 347 : Ambito de aplicación


ARTICULO 347 - Sin perjuicio de lo dispuesto en la parte anterior, las
disposiciones de la presente se aplican a los transportes que se realicen en líneas
regulares con buques que cumplan horarios e itinerarios fijos y que transporten
más de doce (12) pasajeros.
Artículo 348 : Tarifas y condiciones de transporte
ARTICULO 348 - El transportador que haya publicado tarifas y condiciones de
transporte está obligado a sujetarse a ellas en todo contrato que realice con
pasajeros, salvo convenciones especiales entre las partes.

Artículo 349 : Pago del pasaje


ARTICULO 349 - El precio del pasaje se pagará por adelantado.

Artículo 350 : Imposibilidad de partida o demora del buque


ARTICULO 350 - Si el buque para el cual se expida el pasaje no puede partir,
como se prevé en el artículo 326, o demora su partida durante plazos mayores a
los previstos en el artículo 328, el transportador tiene la obligación, si existe
comodidad, de transportar al pasajero en el buque de partida siguiente, siempre
que éste no prefiera resolver el contrato haciendo uso de los derechos
establecidos en dichos artículos.

Artículo 351 : Interrupción del viaje en puerto de escala


ARTICULO 351 - Cuando el viaje se interrumpe definitivamente en un puerto
de escala, el transportador tiene la obligación de hacer llegar a destino al
pasajero en el buque de escala siguiente de la línea, o por cualquier otro medio
de transporte equivalente.

PARTE TERCERA: TRANSPORTE GRATUITO Y AMISTOSO

Artículo 352 : Transporte benévolo


ARTICULO 352 - Las disposiciones de esta Sección que rigen la
responsabilidad del transportador, son aplicables en todos los casos en que
ocasionalmente se transporten personas y equipajes en forma gratuita, por quien,
con carácter habitual desarrolle aquella actividad.

Artículo 353 : Responsabilidad del transportador


ARTICULO 353 - Cuando el transporte de personas y equipajes se realice
gratuita y ocasionalmente por quien no es transportador habitual de pasajeros, su
responsabilidad se rige por las disposiciones de esta Sección, siempre que el
pasajero pruebe su culpa o negligencia. En tal caso, los límites de
responsabilidad no excederán de la mitad de la suma fijada en esta Sección.

SECCION 7a. - DEL CONTRATO DE REMOLQUE

Artículo 354 : Remolque-transporte


ARTICULO 354 - El contrato de remolque-transporte, cuando el gobierno del
convoy esté a cargo del buque remolcador se rige, en general, por las
disposiciones de esta ley relativas al transporte de cosas, en cuanto le sean
aplicables.

Artículo 355 : Remolque-maniobra


ARTICULO 355 - El contrato de remolque-maniobra en virtud del cual la
dirección de la operación esté a cargo del buque remolcado, se rige por las
disposiciones de la locación de servicios de derecho común que sean aplicables,
con las limitaciones impuestas por la naturaleza de la operación y la norma del
artículo 1° de esta ley.

Artículo 356 : Obligación implícita


ARTICULO 356 - Es obligación implícita en el contrato de remolque maniobra,
tanto por parte del remolcado como del remolcador observar, durante el curso de
la operación, todas las precauciones indispensables para no poner en peligro al
otro buque. La responsabilidad por los daños que resulten del incumplimiento de
esta obligación, no puede ser motivo de una cláusula de exoneración o de
limitación, sin perjuicio de la limitación de responsabilidad prevista en el
Capítulo I, Sección 4 de este Título.

Artículo 357 : Prescripción


ARTICULO 357 - La prescripción de las acciones derivadas del contrato de
remolque-transporte se rige por las disposiciones pertinentes del contrato de
transporte de cosas. Las originadas en un contrato de remolque-maniobra
prescriben por el transcurso de un (1) año desde la fecha en que se realizó o
debió realizar la operación.

CAPITULO III - DE LOS RIESGOS DE LA NAVEGACION

SECCION 1a. - DE LOS ABORDAJES

Artículo 358 : Caso fortuito o fuerza mayor


ARTICULO 358 - Cuando un abordaje entre dos (2) o más buques se origine por
causa de fuerza mayor o caso fortuito, o cuando existan dudas sobre sus causas,
los daños deberán ser soportados por quienes los hubieren sufrido.

Artículo 359 : Culpa


ARTICULO 359 - Si el abordaje es causado por culpa de uno de los buques, el
culpable debe indemnizar todos los daños producidos.

Artículo 360 : Culpa concurrente


ARTICULO 360 - Cuando exista culpa concurrente en un abordaje, cada buque
es responsable en proporción a la gravedad de su culpa. Si la proporcionalidad
no puede establecerse, la responsabilidad será soportada por partes iguales. Sin
embargo, respecto de las indemnizaciones por daños derivados de muerte o
lesiones personales, los buques responden solidariamente, salvo el derecho
regresivo del que pague una suma superior a la que le corresponde soportar,
conforme a aquella proporcionalidad.

Artículo 361 : Abordaje imputable al práctico


ARTICULO 361 - Las responsabilidades establecidas en esta Sección subsisten
cuando el abordaje es imputable al práctico, aunque su servicio sea obligatorio.

Artículo 362 : Culpa de un tercero


ARTICULO 362 - Cuando un buque aborde a otro por culpa exclusiva de un
tercero, éste es el único responsable. Si más de un (1) buque es el culpable, la
responsabilidad se distribuirá de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 360.
Artículo 363 : Responsabilidad del remolcador o del remolcado
ARTICULO 363 - En caso de abordaje con otro buque, el convoy constituido
por el remolcador y el remolcado se considera como un solo buque, a los efectos
de la responsabilidad hacia terceros, cuando la dirección la tenga el remolcador,
sin perjuicio del derecho de repetición entre sí, de acuerdo con la culpa de cada
uno. La responsabilidad hacia terceros recae sobre el remolcado, cuando tenga a
su cargo la dirección del convoy o de la maniobra, sin perjuicio del derecho de
repetición entre los buques.

Artículo 364 : Perjuicios resarcibles


ARTICULO 364 - La indemnización que el responsable o responsables sean
condenados a pagar, debe resarcir los perjuicios que puedan ser considerados,
normal o razonablemente, una consecuencia del abordaje, excluyéndose todo
enriquecimiento injustificado.

Artículo 365 : Disminución de las consecuencias


ARTICULO 365 - Es obligación de los armadores de los buques o de sus
representantes, disminuir en todo lo que sea posible, las consecuencias del
abordaje, evitando perjuicios eludibles.

Artículo 366 : Monto de la indemnización


ARTICULO 366 - La indemnización, dentro de los límites de causalidad
establecidos en el artículo 364, debe ser plena, colocando al damnificado o
damnificados, en tanto sea posible, en la misma situación en que se encontrarían
si el accidente no se hubiese producido.

Artículo 367 : Obligaciones del capitán


ARTICULO 367 - El armador y el propietario del buque no son responsables del
incumplimiento de las obligaciones del capitán, después de un abordaje,
previstas en el artículo 131, inciso 1).

Artículo 368
ARTICULO 368 - Las disposiciones de la presente Sección no afectan la
limitación de responsabilidad prevista en el Capítulo I, Sección 4, de este Título,
ni las responsabilidades entre las partes, emergentes de los contratos de
remolque, de transporte de cosas o personas o de los de ajustes, tal cual están
regulados en las normas legales pertinentes o en las convenciones colectivas o
particulares.

Artículo 369 : Falta de contacto material


ARTICULO 369 - Las disposiciones de esta Sección son aplicables a los daños
que un buque cause a otro o a las personas u objetos que se encuentren a su
bordo, aunque no haya existido contacto material.

Artículo 370 : Prescripción


ARTICULO 370 - Las acciones emergentes de un abordaje prescriben por el
transcurso de dos (2) años contados a partir de la fecha del hecho. En el caso de
culpa concurrente entre los buques, o entre los integrantes de un (1) convoy o de
un (1) tren de remolque, las acciones de repetición en razón de haberse pagado
una suma superior a la que corresponda, prescriben al cabo de un (1) año
contado a partir de la fecha del pago.
SECCION 2a. - DE LA ASISTENCIA Y DEL SALVAMENTO

Artículo 371 : Salario de asistencia o salvamento


ARTICULO 371 - Todo hecho de asistencia o de salvamento que no se haya
prestado contra la voluntad expresa y razonable del capitán del buque en peligro
y que haya obtenido un resultado útil, da derecho a percibir una equitativa
remuneración denominada salario de asistencia o de salvamento, y que no puede
exceder del valor de los bienes auxiliados.

Artículo 372 : Auxilio a personas


ARTICULO 372 - El auxilio a las personas no da derecho a indemnización ni a
salario de asistencia o de salvamento, salvo que exista responsabilidad del
propietario o armador del buque auxiliado o de un tercero en la creación del
peligro que lo motivó. En este caso el responsable debe indemnizar los gastos y
daños sufridos por el que preste dicho auxilio, siempre que sean consecuencia
directa de la operación.

Artículo 373 : Salvamento de vidas


ARTICULO 373 - Sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo precedente, los
salvadores de vidas humanas tienen derecho a una parte equitativa del salario de
asistencia o de salvamento acordado a los que hayan salvado bienes en la misma
operación.

Artículo 374 : Buques de un mismo propietario, armador o transportador


ARTICULO 374 - Se debe al salario de asistencia o de salvamento aún cuando
el auxilio se preste entre buques pertenecientes a un mismo propietario o
explotados por un mismo armador o transportador

Artículo 375 : Concurrencia de varios buques


ARTICULO 375 - Cuando el auxilio sea prestado por varios buques, cada uno
de los respectivos armadores, capitanes y tripulantes y las otras personas que
hayan cooperado al mismo, tienen derecho a ser remunerados.

Artículo 376 : Contrato de remolque


ARTICULO 376 - Cuando medie un contrato de remolque, el remolcador sólo
tiene derecho a un salario de asistencia o de salvamento cuando los peligros
corridos por el remolcado le hayan exigido servicios extraordinarios no
comprendidos en las obligaciones que el contrato le impone.

Artículo 377 : Facultades del tribunal competente


ARTICULO 377 - Todo convenio celebrado en presencia y bajo la influencia del
peligro, puede ser anulado o modificado por tribunal competente a
requerimiento de una de las partes, si estima que las condiciones convenidas no
son equitativas. Asimismo, el tribunal puede reducir, suprimir o negar el derecho
al salario de asistencia o de salvamento, si los auxiliadores, por su culpa, han
hecho necesario el auxilio, o cuando hayan incurrido en robos, hurtos,
ocultaciones u otros actos fraudulentos.

Artículo 378 : Ejercicio de la acción


ARTICULO 378 - Compete al armador del buque auxiliador y, en su caso, a las
personas que cooperen en el auxilio, la acción por cobro de salario de asistencia
o de salvamento. La acción debe entablarse contra el armador del buque
auxiliado, si éste se hubiere salvado y, en caso contrario, contra los destinatarios
de la carga salvada. El armador tiene en el juicio la representación de estos
últimos, salvo que tomen intervención personalmente o por apoderado.

Artículo 379 : Monto de la remuneración


ARTICULO 379 - El tribunal competente, que en su caso fije el monto de la
remuneración que integra el salario de asistencia o de salvamento, entre otras
circunstancias, debe tener en cuenta las siguientes:

a) Exito obtenido;

b) Esfuerzo y mérito de los que presten el auxilio;

c) Peligro corrido por las personas y cosas auxiliadas;

d) Peligro corrido por los que presten auxilio y por los medios empleados;

e) Tiempo empleado;

f) Daños, gastos y riesgos de responsabilidad u otros, incurridos por los que


presten auxilio, y el valor y adaptación del material empleado;

g) Valor de las cosas salvadas.

Artículo 380 : Derechos de la tripulación


ARTICULO 380 - Previa deducción de todos los gastos y daños causados por el
auxilio, corresponde a la tripulación una parte del salario de asistencia o de
salvamento que, en caso de controversia, fijará el tribunal competente de
acuerdo con los esfuerzos realizados por aquélla. Esta parte se distribuirá entre
los tripulantes en proporción a los respectivos sueldos o salarios básicos, salvo la
del capitán que debe ser el doble de la que le correspondería en proporción a su
sueldo o salario básico. Si están ajustados a la parte, la distribución se hará en la
proporción respectiva, duplicando la del capitán. La porción correspondiente a
las personas extrañas a la tripulación que hayan cooperado en el auxilio, se
deducirá del monto total del salario a distribuir. si los gastos y daños insumen la
totalidad del salario de asistencia o de salvamento, se debe apartar del mismo
una suma razonable para retribuir al capitán y tripulantes.

Artículo 381 : Prohibición de renunciar


ARTICULO 381 - Salvo que se trate de buques de empresas especialmente
constituidas para operaciones de asistencia o de salvamento, es nula toda
renuncia total o parcial del capitán o tripulantes a la porción que les corresponde
en el respectivo salario, de acuerdo con esta ley.

Artículo 382 : Buque abandonado


ARTICULO 382 - Toda persona que penetre en un buque abandonado con el
propósito de salvarlo, debe devolverlo a su capitán y tripulantes cuando regrese
a bordo, so pena de perder la retribución a que se haya hecho acreedora y de
responder por los daños y perjuicios.
Artículo 383 : Falta de auxilio a las vidas humanas
ARTICULO 383 - El armador y el propietario del buque no son responsables del
incumplimiento de la obligación de auxilio a las vidas humanas en peligro,
impuesta al capitán en el artículo 131, inciso k).

Artículo 384 : Ambito de aplicación


ARTICULO 384 - Las disposiciones de esta Sección rigen el auxilio prestado a
buques y artefactos navales entre sí o por aeronaves, a sí como los que se presten
desde la costa.

Artículo 385 : Prescripción


ARTICULO 385 - las acciones derivadas de la asistencia o del salvamento,
prescriben por el transcurso de dos (2) años contados desde que la operación
haya concluido.

Artículo 386 : Buques públicos


ARTICULO 386 - Las disposiciones de esta Sección se aplican a los servicios
prestados por buques públicos o a los que a ellos se prestaren.

SECCION 3a. - DE LOS NAUFRAGIOS, REFLOTAMIENTOS Y


RECUPERACIONES

Artículo 387 : Ambito de aplicación


ARTICULO 387 - Las disposiciones de la presente Sección se aplican a los
casos no comprendidos en la sección 2 de este Capítulo.

Artículo 388 : Derecho del capitán


ARTICULO 388 - el capitán del buque náufrago tiene el derecho de iniciar su
reflotamiento o la recuperación de sus restos y los de la carga, inmediatamente
después del siniestro, salvo oposición de los dueños del buque. Cualquier
persona que penetre en él con la misma finalidad tiene la obligación de
abandonarlo, salvo los derechos que puedan corresponderle, si alguna utilidad ha
prestado al buque o a los restos náufragos.

Artículo 389 : Autorización


ARTICULO 389 - Sin perjuicio de los previsto en el Capítulo I del Título II,
todo interesado en reflotar, extraer, remover o demoler un buque, artefacto naval,
aeronave o restos náufragos, en aguas jurisdiccionales argentinas, debe solicitar
autorización a la autoridad marítima. Del pedido se notificará al propietario y si
el buque es de bandera extranjera al cónsul respectivo, quienes dentro de los
treinta (30) días, en el primer caso, y de sesenta (60) en el segundo, pueden
manifestar su oposición. Si ésta no es razonable o si nada se manifestare, la
autoridad marítima puede conceder la autorización solicitada. En el caso de que
se ignore el nombre del propietario o la nacionalidad del buque, artefacto naval o
aeronave, el pedido debe hacerse conocer mediante publicaciones, que serán a
cargo del interesado, en un diario durante tres (3) días, contándose los plazos a
partir de la última publicación.

Artículo 390 : Derecho de preferencia


ARTICULO 390 - El derecho al reflotamiento, extracción, remoción o
demolición corresponde a quien, habiendo localizado el buque, artefacto naval,
aeronave o restos náufragos, lo solicite en primer término. Las operaciones
deben iniciarse y cumplirse dentro del plazo y en las condiciones que fije la
autoridad marítima; si ellas se abandonan o no se cumplen en término, salvo
causas debidamente justificadas, caducará la autorización concedida, sin
perjuicio de que aquélla sea solicitada por otro interesado. Los dueños del
buque, artefacto naval, aeronave o restos náufragos, pueden hacerse cargo en
cualquier momento, del reflotamiento, extracción, remoción o demolición de
aquéllos, previo pago de la indemnización que corresponda a quien le fue
adjudicada la operación.

Artículo 391 : Obligaciones y derechos del reflotador


ARTICULO 391 - Dentro de los diez (10) días de la llegada a puerto de un
buque, artefacto naval o aeronave, reflotados, extraídos o removidos, deben ser
entregados a su propietario. El reflotador puede exigir, como condición previa a
la entrega, el pago de los gastos y de la remuneración que le corresponda, o el
otorgamiento de fianza pertinente o, en su defecto, solicitar el embargo del
buque, artefacto naval o aeronave.

Artículo 392 : Intervención de la autoridad aduanera


ARTICULO 392 - Los restos náufragos recuperados deben ser entregados a la
autoridad aduanera por intermedio de la autoridad marítima, en los casos en que
ésta intervenga y, a falta de ella, por intermedio de la autoridad local. En la
misma forma debe proceder el reflotador del buque, artefacto naval o aeronave
en el caso del artículo precedente. La falta de entrega del buque, artefacto naval
o aeronave reflotada a su dueño o a la Aduana, según los casos, o de los restos
náufragos a la Aduana, hace perder al reflotador o al recuperador su derecho al
reembolso de los gastos y a las remuneración, sin perjuicio de las
responsabilidades civil y penal en que pueda incurrir por retención indebida.

Artículo 393 : Entrega por la autoridad aduanera


ARTICULO 393 - La autoridad aduanera debe entregar a los respectivos
tenedores de los conocimientos los efectos consignados en éstos que se
encuentran entre los restos náufragos, previo pago de los gastos y remuneración
debido al recuperador y de los gravámenes aduaneros que correspondan. En caso
de controversia con respecto al monto de esos rubros, los efectos deben ser
puestos a disposición del juez competente.

Artículo 394 : Intervención del tribunal competente


ARTICULO 394 - La autoridad aduanera debe poner a disposición del tribunal
competente los restos náufragos no amparados por conocimientos y, en su caso,
el buque, aeronave o artefacto naval reflotados, dentro de las cuarenta y ocho
(48) horas de haber sido entregados. El tribunal, si no median reclamacíones,
puede ordenar la venta de los efectos que por su mal estado o por su naturaleza
estén expuestos a deteriorarse o cuya conservación o depósito en especie sean
evidentemente contrarios a los intereses del propietario.

Artículo 395 : Citación de los interesados


ARTICULO 395 - Dentro de los ocho (8) días de haberse puesto los restos
náufragos o el buque, artefacto naval o aeronave reflotados a disposición del
tribunal competente, éste debe ordenar cuatro (4) publicaciones, una cada quince
(15) días, citando por diez (10) días a los que se crean con derecho. Si se
presentan reclamantes justificando el respectivo derecho, les serán entregados
los objetos previo pago de los gastos y remuneración debidos al recuperador o
reflotador. Si nadie se presenta, el tribunal debe disponer su venta en pública
subasta.

Artículo 396 : Remanente del precio de venta


ARTICULO 396 - Deducidas las sumas que correspondan a derechos fiscales, y
al reflotador o recuperador en concepto de gastos y remuneración, el remanente
del precio de venta debe quedar depositado durante dos (2) años a disposición
del propietario del buque, artefacto naval o aeronave reflotados o de los restos
recuperados. Transcurrido dicho plazo, pasará a poder del fisco nacional o
provincial, según corresponda. El fisco nacional debe destinarlo a las
instituciones de previsión de la marina mercante.

Artículo 397 : Derechos del reflotador o recuperador


ARTICULO 397 - El reflotador o recuperador tiene derecho a ser reembolsado
de los gastos realizados y daños sufridos, y a percibir una remuneración que se
calculará de acuerdo con el criterio establecido en el artículo 379 para fijar la
que corresponde al salario de asistencia y salvamento. Si se trata de una empresa
constituida especialmente para operar en esta clase de actividades, se tendrán en
cuenta, además, sus gastos generales

Artículo 398 : Prescripción


ARTICULO 398 - Las acciones originadas en operaciones de reflotamiento o de
recuperación, prescriben por el transcurso de dos (2) años contados a partir de la
terminación de las respectivas operaciones.

SECCION 4a. - DE LOS HALLAZGOS EN AGUAS NAVEGABLES

Artículo 399 : Efectos náufragos


ARTICULO 399 - todo el que recoja en el agua o en las playas de mares, ríos o
lagos navegables, accesorios de buques, efectos náufragos o que hayan sido
objeto de una echazón, debe entregarlos inmediatamente a la autoridad marítima
y a falta de ella, a la autoridad local, con destino a la autoridad aduanera. Si los
efectos son recogidos por un buque durante la navegación, deben ser entregados
por su capitán a la autoridad aduanera del primer puerto de escala. No se aplica
esta disposición al buque abandonado que se halle a flote. El auxilio que se
preste se regirá por las reglas de la Sección 2 del presente Capítulo.

Artículo 400 : Intervención del tribunal competente


ARTICULO 400 - La aduana que reciba las cosas halladas debe ponerlas a
disposición del tribunal competente, quien procederá en la forma prevista en los
artículos 394 y siguientes, para los buques reflotados o restos náufragos
recuperados.

Artículo 401 : Reembolso de gastos y recompensa


ARTICULO 401 - El que recoja cosas de las mencionadas en esta Sección y
cumpla con la obligación impuesta en la misma, tiene derecho al reembolso de
los gastos y a una recompensa que fijará el tribunal competente.

Artículo 402 : Prescripción


ARTICULO 402 - Las acciones derivadas del hallazgo de cosas a que se refiere
esta Sección, prescriben por el transcurso de dos (2) años contados a partir de la
fecha en que fueron recogidas.
SECCION 5a. - DE LA AVERIA COMUN O GRUESA

Artículo 403 : Normas aplicables


ARTICULO 403 - Los actos y contribuciones en concepto de avería común se
rigen, salvo convención especial de las partes, por las Reglas de York-Amberes,
texto de 1950.

Artículo 404 : Obligación del consignatario


ARTICULO 404 - Cuando se haya producido un acto de avería común, el
consignatario de mercaderías que deba contribuir a su pago, está obligado, antes
de que le sean entregadas, a firmar un compromiso de avería y a efectuar un
depósito en dinero u otorgar una fianza a satisfacción del transportador o de sus
representantes, para responder al pago de la respectiva contribución. En el
compromiso, el consignatario puede formular todas las reservas que crea
oportunas. A falta de depósito o de otorgamiento de la fianza, el transportador o
sus representantes pueden solicitar, con el testimonio de la protesta otorgada por
el capitán o agente marítimo, el embargo de la mercadería.

Artículo 405 : Intervención del liquidador


ARTICULO 405 - todos los contribuyentes están obligados a remitir al
liquidador de averías designado, con la menor dilación posible, la
documentación que justifique el valor de la mercadería respectiva, de acuerdo
con lo establecido en la Regla XVII y concordantes de York-Amberes, texto de
1950. En caso de no hacerlo, responden por los daños y perjuicios emergentes de
su omisión y el liquidador o los interesados pueden accionar judicialmente a ese
efecto.

Artículo 406 : Reconocimiento de la liquidación


ARTICULO 406 - Quien se considere acreedor por un acto de avería común,
debe obtener el reconocimiento extrajudicial o judicial de la liquidación para el
cobro de la contribución. En el juicio correspondiente puede discutirse tanto la
causa como el monto de la contribución. La liquidación reconocida por las
partes interesadas en forma expresa o por decisión judicial, otorga acción
ejecutiva a los beneficiarios.

Artículo 407 : Prescripción


ARTICULO 407 - Las acciones derivadas de la avería común prescriben por el
transcurso de un (1) año, contado a partir de la conclusión de la descarga en el
puerto en que terminó la expedición o la aventura de motivó la contribución.
Cuando se haya firmado un compromiso de avería, la prescripción se opera al
cabo de cuatro (4) años contados desde la fecha de su firma. Si alguna de las
partes interesadas acciona judicialmente, y la parte que obtuvo la firma del
compromiso pide fundamentalmente la concepción de un plazo, el juez lo fijará
de acuerdo con el compromiso y las circunstancias del caso, considerándose
suspendido el término de prescripción, que volverá a correr al vencimiento del
plazo acordado. La acción ejecutiva prevista en el artículo anterior prescribe al
año, contado desde el reconocimiento efectuado por las partes o por decisión
judicial.

SECCION 6a. - DE LOS SEGUROS


PARTE PRIMERA: DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 408 : Normas aplicables


ARTICULO 408 - El contrato de seguro marítimo se rige por las disposiciones
generales de la Ley General de Seguros, en cuanto no resulten modificadas por
las de la presente Sección.

Referencias Normativas:
• LEY DE SEGUROS.

Artículo 409
ARTICULO 409 - Las disposiciones de esta Sección se aplican a los contratos
de seguros destinados a indemnizar un daño o pérdida sufridos por intereses
asegurables durante una aventura marítima o en aguas interiores, o durante las
operaciones terrestres que fueren accesorias. Cuando el viaje comprenda
trayectos combinados por agua y por tierra o por aire, se aplican, salvo pacto en
contrario, las normas del seguro marítimo.

Artículo 410 : Interés asegurable


ARTICULO 410 - Todo interés sobre el buque, carga o flete puede asegurarse
contra cualquier riesgo de la navegación, con exclusión de los que provienen del
hecho intencional del dueño o titular del interés asegurado.

Son especialmente intereses asegurables los vinculados a:

a) Buque o artefacto naval;

b) Provisiones y todo lo que hubiere costado la preparación del buque para el


viaje o para su continuación,

c) Efectos, expresión que comprende tanto la carga como cualquier otra cosa que
sea materia del transporte,

d) Flete o precio del pasaje,

e) Lucro esperado por la llegada de la mercadería a destino,

f) Avería común,

g) Salario del capitán y de la tripulación,

h) Riesgo asumido por el asegurado.

Por extensión, son intereses asegurables los vinculados al buque en


construcción.

Artículo 411 : Nulidad


ARTICULO 411 - El contrato de seguro es nulo si al tiempo de su celebración,
el asegurado conoce la producción del siniestro, o si el asegurador sabe la
inexistencia del riesgo o su cesación . Salvo prueba en contrario, se presume que
al asegurado tiene ese conocimiento si la noticia de tales hechos llegó antes de la
celebración del contrato al lugar donde se realizó, o al del domicilio del
asegurado o al lugar desde el cual el asegurado dió orden de realizarlo. Cuando
el asegurador no haya tenido conocimiento de la inexistencia del riesgo o de su
cesación, tiene derecho al reembolso de los gastos y a la prima entera, si prueba
que la producción del siniestro era conocida por el asegurado. Si el asegurador
tuvo conocimiento de la inexistencia de los riesgos o de su cesación al tiempo de
contratar, el asegurado tiene derecho a exigir el reembolso de la prima pagada, el
de los gastos que demandó el contrato y el pago de los daños y perjuicios.

Artículo 412 : Daños a cargo del asegurador


ARTICULO 412 - Son a cargo del asegurador los daños y pérdidas originados
por los riesgos convenidos en el contrato y, a falta de ello, por los daños y
pérdidas que provengan de tempestades, naufragios, encallamiento o varadura,
abordaje, echazón, explosión, incendio, piratería, saqueo, cambio forzado de
ruta, de viaje o de buque y, en general, de todos los accidentes y riesgos de mar.
No son a su cargo, salvo convención expresa en contrario, los daños causados
por hechos de guerra civil o internacional.

Artículo 413 : Coaseguradores


ARTICULO 413 - Cuando varios aseguradores concurren a asegurar un mismo
interés o un mismo riesgo, cada uno por una suma determinada, responden
solamente por el importe de la indemnización proporcional a dicha suma, sin
vínculo de solidaridad, aunque hayan firmado una misma póliza. El asegurador
que aparezca en la póliza como asegurador piloto, tiene la representación
judicial y extrajudicial de los coaseguradores.

Artículo 414 : Interpretación de la póliza


ARTICULO 414 - Cuando la cláusula de una póliza tenga una redacción
ambigua u obscura, cuyo significado exacto no pueda establecerse mediante las
reglas jurídicas de interpretación, ésta debe hacerse en contra de quien la hizo
insertar en la póliza.

Artículo 415 : Vocablos extranjeros


ARTICULO 415 - Si no se establece que las partes entienden atribuir un sentido
especial a las palabras extranjeras usadas en una póliza, y salvo que el uso del
lugar les dé un significado determinado, debe aplicárseles la acepción técnica y
jurídica que tengan en el idioma a que pertenezcan.

Artículo 416 : Seguros por viaje


ARTICULO 416 - En los seguros por viaje, la variación voluntaria en el orden
de las escalas, en el rumbo o en el viaje, que no tenga por causa la necesidad de
la conservación del buque o de la carga o de la salvación de vidas humanas, o no
sea impuesta por caso fortuito o fuerza mayor, anula el seguro para todo el resto
del viaje. No se considera variación de rumbo o de viaje una desviación de
escasa importancia.

Artículo 417 : Seguro por tiempo anterior a su celebración


ARTICULO 417 - Cuando se contrate un seguro de buques o de efectos,
comprendiendo un tiempo anterior a su celebración, el asegurado debe expresar
la fecha de salida del buque o de la iniciación del transporte o, bajo juramento,
su ignorancia al respecto y, además, declarar la última noticia que tenga del
buque o de los efectos. Si todo ello no consta el la póliza, el contrato será nulo.

Artículo 418 : Obligaciones del Asegurado


ARTICULO 418 - Mientras el asegurado no realice el abandono que tiene
derecho a hacer al asegurador, está obligado, tanto él como sus dependientes y
especialmente el capitán, a emplear, en la medida de sus posibilidades, toda la
diligencia posible para evitar o disminuir el daño o para salvar las cosas
aseguradas. A tal efecto debe obedecer las instrucciones del asegurador o, a falta
de ellas, no pudiendo pedirlas o mediando instrucciones contradictorias de los
distintos aseguradores, hará lo que parezca como más razonable de acuerdo con
las circunstancias del caso. Asimismo, debe formular todas las reclamaciones,
protestas u otros actos previstos por la ley, para conservar las acciones
resarcitorias que correspondan. Todos los gastos y sacrificios que el asegurado
efectúe razonablemente en cumplimiento de las obligaciones que le impone este
artículo, son a cargo del asegurador. La falta de resultado útil no perjudica su
derecho a ser indemnizado por tales conceptos.

Artículo 419 : Agravación del riesgo


ARTICULO 419 - Salvo pacto en contrario, la agravación del riesgo por hecho
del asegurado da lugar a la resolución del contrato, cuando la nueva situación
fuere tal que, de haber existido o de haberla conocido el asegurador en la
oportunidad de la celebración del contrato, no habría contratado o lo habría
hecho en condiciones distintas. El asegurador debe notificar al asegurado su
voluntad de resolver el contrato dentro de los tres (3) días de haber tenido
conocimiento de la agravación del riesgo. Si así no lo hace, el contrato
continuará produciendo sus efectos.

Artículo 420 : Cobertura del seguro


ARTICULO 420 - El seguro de avería común cubre las contribuciones a los
sacrificios o a los gastos realizados para evitar las consecuencias de alguno de
los riesgos que la póliza haya puesto a cargo del asegurador. Cubre también todo
sacrificio del bien asegurado realizado con la misma finalidad, salvo el derecho
del asegurador a subrogarse en la acción por contribución que corresponda al
asegurado, contra otros participantes en la expedición. En el caso de que el
asegurado renuncie a la acción de contribución en el contrato de transporte, debe
ponerlo en conocimiento del asegurador. Si el buque, carga y flete, o dos
cualesquiera de estos intereses pertenecen al mismo asegurado, el asegurador
responde por las contribuciones o sacrificios o por los gastos, como si
pertenecieran a distintos asegurados.

Artículo 421 : Monto de la indemnización


ARTICULO 421 - El monto de la indemnización que el asegurador debe pagar
en concepto de contribución por avería gruesa, es el fijado a ésta en la
liquidación, conforme al valor atribuido al bien en la póliza respectiva, o a la
parte proporcional si el seguro no cubre el valor contribuyente atribuido al bien
en dicha liquidación. Si existen averías particulares que sean deducibles de este
valor contribuyente y que deben pagarse por la misma póliza, la contribución del
asegurador se calcula sobre dicho valor contribuyente disminuido del importe de
las referidas averías particulares. La obligación del asegurador está condicionada
a la intervención que debe darle el asegurado a partir de la firma del compromiso
de avería.

Artículo 422 : Cláusulas de exoneración


ARTICULO 422 - La cláusula "Libre de Avería" exonera al asegurador de las
averías particulares. La cláusula "Libre de Toda Avería" lo exonera también de
las comunes. Sin embargo, ninguna de ellas exonera al asegurador en los casos
en que haya opción entre la acción de avería y la de abandono.
Artículo 423 : Responsabilidad por el salario de asistencia y salvamento
ARTICULO 423 - El asegurador responde por el salario de asistencia y el de
salvamento en los casos en que el auxilio haya sido prestado para prevenir una
pérdida o daño derivados de riesgos cubiertos por la póliza, dentro de los límites
y en la forma establecidos en el artículo 421.

Artículo 424 : Derechos del asegurador sobre la prima


ARTICULO 424 - Sin perjuicio de los casos de retención o devolución de la
prima especialmente previstos en otras disposiciones de esta Sección, el
asegurador tiene derecho a la prima íntegra siempre que el contrato se anule por
hecho que no provenga directamente de su culpa o de caso fortuito o de fuerza
mayor, y que los objetos asegurados hayan comenzado a correr los riesgos. Si
éstos no han comenzado a correr, solamente tiene derecho al medio por ciento
(1/2 %) del valor asegurado, o a la mitad de la prima cuando la tasa de ésta sea
inferior al uno por ciento (1 %) de dicho valor.

PARTE SEGUNDA: SEGURO DE INTERESES VINCULADOS AL BUQUE

Artículo 425 : Extensión del seguro


ARTICULO 425 - El seguro del buque, sin otra designación, comprende todas
sus pertenencias, dentro del concepto expresado en el artículo 154, inclusive los
gastos de armamento y provisiones.

Artículo 426 : Valor asegurable


ARTICULO 426 - El valor del buque debe ser declarado por el asegurado, bajo
pena de nulidad del contrato, en toda póliza de seguro que cubra un interés
vinculado a aquél. Cuando las partes hayan convenido que dicho valor es el de
tasación, éste se aplica a los efectos de la indemnización del siniestro, salvo que
en tal oportunidad el asegurador demuestre que ha sufrido una considerable
disminución, en cuyo caso la indemnización se reduce en relación a ese límite.
El valor asegurable comprende el del casco y de todas sus pertenencias, gastos
de armamento y provisiones, en la fecha en que comenzaron los riesgos.

Artículo 427 : Datos del buque


ARTICULO 427 - La póliza de seguro de buque debe individualizarlo por su
nombre, tipo, nacionalidad, tonelaje, puerto y número de matrícula, año, lugar y
material de construcción.

Artículo 428 : Hipoteca del buque


ARTICULO 428 - El asegurado o el acreedor hipotecario deben,
respectivamente, declarar o comunicar al asegurador la hipoteca que grave el
buque en la fecha de la celebración del contrato o que se constituya con
posterioridad a ella. En defecto de cumplimiento de esta obligación, el
asegurador tiene derecho a proceder como si el buque no estuviere gravado,
produciéndose la caducidad de los derechos del acreedor hipotecario en su
contra.

Artículo 429 : Transferencia de la propiedad del buque


ARTICULO 429 - La transferencia de la propiedad del buque en una porción
mayor de la mitad de su valor, o la transferencia del carácter de armador a otra
persona distinta de su propietario, producen de pleno derecho la resolución del
contrato de seguro a partir de la fecha del acto de transferencia.
Artículo 430 : Prórroga del contrato de seguro
ARTICULO 430 - El contrato de seguro sobre buque por un plazo determinado
cuyo vencimiento se produzca durante el viaje, queda prorrogado de pleno
derecho hasta el mediodía siguiente al día de la terminación de la descarga en el
puerto de destino, o hasta el mediodía siguiente al día de su fondeo en el mismo
puerto, si el buque estuviere en lastre. El asegurado queda obligado al pago de la
parte de prima pactada en la póliza, proporcionalmente al tiempo de
prolongación del viaje. No es lícita la prórroga tácita del contrato más allá del
límite expresado en esta disposición.

Artículo 431 : Seguro de averías particulares


ARTICULO 431 - El seguro de averías particulares cubre aquéllas sufridas por
el buque como consecuencia de los riesgos que el asegurador tomó a su cargo en
la póliza.

Artículo 432 : Responsables del siniestro


ARTICULO 432 - El asegurador del buque responde del siniestro en que no
haya intervenido el asegurado, cuando sea causado, en todo o en parte, por culpa
del capitán o de los tripulantes o del práctico. En caso que el asegurado sea el
capitán del buque, el asegurador solamente responde por las consecuencias de
sus culpas náuticas. No puede subrogarse el asegurador en los derechos del
asegurado contra el capitán, tripulantes o práctico culpables.

Artículo 433 : Circunstancias que exoneran de responsabilidad al asegurador


ARTICULO 433 - Salvo convenio especial de las partes, no están a cargo del
asegurador los daños al buque cuando sobrevinieren por alguna de las siguientes
causas:

a) Hecho del asegurado o de sus dependientes terrestres, realizado con dolo o


culpa grave;

b) Cambio voluntario de ruta o de viaje sin consentimiento del asegurador, sin


perjuicio de responder por los anteriores a dichos cambios;

c) En el seguro a tiempo, por los riesgos en los lugares situados fuera de la zona
geográfica establecida en la póliza para la navegación del buque;

d) En el seguro por viaje, por los riesgos correspondientes a la prolongación del


mismo más allá del último puerto designado en la póliza. El acortamiento del
viaje no altera las obligaciones del asegurador, si el puerto final es de los
designados en la póliza como escala, sin que el asegurado, en tal caso, tenga
derecho a solicitar reducción de la prima;

e) Demora no razonable en la duración del viaje;

f) Vicio oculto del buque, salvo sus consecuencias;

g) Estiba defectuosa;

h) Desgaste del buque o de sus pertenencias por uso;

i) Avería particular que no alcance al tres por ciento (3%) del valor asegurado;

j) Actos dolosos del capitán, tripulantes o práctico.


Artículo 434 : Comienzo de los riesgos
ARTICULO 434 - Salvo estipulación expresa de las partes, en el seguro sobre
buque contratado por viaje, los riesgos empiezan a correr para el asegurador a
partir del momento en que comienza la carga de los efectos en el puerto de
partida, y terminan cuando finaliza la descarga en el puerto de destino, pero no
más allá de los veinte (20) días de la llegada. Si el viaje es en lastre, los riesgos
empiezan a correr a partir del momento en que el buque desatraca del muelle o
leva su ancla para iniciar el viaje y terminan cuando fondea o atraca en el puerto
de destino.

Artículo 435 : Daño parcial


ARTICULO 435 - En el caso de daño parcial sufrido por el buque asegurado, el
asegurador debe pagar el monto de las reparaciones que establezcan peritos, en
la proporción correspondiente a la suma asegurada con respecto a la que no lo
esté, previa deducción, en concepto de reposición de nuevo por viejo, de los
porcentajes fijados en la Regla XIII de York-Amberes, texto de 1950. Si las
reparaciones han sido efectuadas, su monto debe pagarse de acuerdo con el
importe de las facturas correspondientes y otros medios de prueba, inclusive
reconocimientos periciales, y en la proporción y con las deducciones previstas
en el párrafo anterior.

Artículo 436 : Buque en construcción y artefactos navales


ARTICULO 436 - Las disposiciones de esta Sección son aplicables, en cuanto
sean compatibles, al seguro del buque en construcción y al de los artefactos
navales.

PARTE TERCERA: SEGURO DE INTERESES VINCULADOS A LOS


EFECTOS

Artículo 437 : Comienzo de los riesgos


ARTICULO 437 - En el seguro sobre efectos, los riesgos comienzan desde el
momento en que ellos dejan la tierra para ser embarcados, ya directamente o por
intermedio de otras embarcaciones, en el buque en que deban ser transportados,
y terminan cuando vuelven a ser colocados en tierra en el lugar de destino. Pero
el riesgo de permanencia en dichas embarcaciones, tanto para la carga como
para la descarga, salvo pacto en contrario, sólo es cubierto por un plazo de
quince (15) días. Los riesgos corren sin interrupción durante todo el tiempo de
duración razonable del viaje, aun en el caso de que los efectos sean descargados,
por necesidad, en un puerto de arribada forzosa. Cuando se contrate el seguro
habiendo ya comenzado el viaje, y no exista estipulación expresa en la póliza,
los riesgos comienzan a correr a partir de la hora veinticuatro (24) del día en que
se celebre el contrato.

Artículo 438 : Daños excluídos


ARTICULO 438 - Salvo estipulación expresa, no son a cargo del asegurador los
daños o pérdidas de los efectos, cuando ocurran por alguna de las siguientes
causas:

a) Hecho del asegurado o de sus dependientes, realizado con dolo o culpa grave;

b) Cambio voluntario de ruta, de viaje o de buques sin consentimiento del


asegurador y sin perjuicio de responder por los daños o pérdidas anteriores a
dichos cambios;
c) Vicio propio, mala calidad o mal acondicionamiento de los efectos
asegurados;

d) Merma o disminución natural;

e) Defecto de estiba o mal arrumaje de la carga, si ha sido realizada por el


cargador, el asegurado o sus dependientes;

f) Prolongación voluntaria del viaje más allá del puerto de destino de los efectos,
sin perjuicio de responder por los daños o pérdidas producidos hasta dicho
puerto;

g) Demora no razonable en la duración del viaje;

h) Avería particular que no alcance al tres por ciento (3%) del valor asegurado.

Artículo 439 : Daños cubiertos


ARTICULO 439 - Con excepción de los casos previstos en el artículo
precedente y salvo pacto en contrario, el asegurador responde por los daños o
pérdidas que sufran los efectos, provenientes del dolo o culpa del armador,
capitán, tripulantes o práctico, sin intervención del asegurado.

Artículo 440 : Valor asegurable


ARTICULO 440 - Si no se ha fijado el valor de los efectos en la póliza, el valor
asegurable es el que tengan en la época y lugar de su embarque, más todos los
gastos realizados hasta su llegada a bordo, el flete debido o anticipado a todo
evento y la prima y gastos del seguro. Pueden añadirse también los derechos de
importación y cualquier otro gasto que deba abonarse en caso de llegada a feliz
destino, pero estos importes no pueden adicionarse si no se han desembolsado.

Artículo 441 : Buque cuyo nombre desconozca el asegurado


ARTICULO 441 - Cuando se contrate un seguro de efectos a embarcarse, o
embarcados, en un buque cuyo nombre desconozca el asegurado, éste debe, tan
pronto como tenga conocimiento del hecho y del nombre del buque, denunciarlo
al asegurador. El buque debe reunir las condiciones impuestas en la póliza. En
caso de pérdida, el asegurado debe probar la efectividad del embarque hasta el
valor declarado en la póliza.

Artículo 442 : Póliza flotante


ARTICULO 442 - Cuando se contrate un seguro de efectos bajo póliza flotante,
el asegurado está obligado, salvo estipulación contraria, a cubrir con dicho
seguro todos los embarques de efectos, sin excepción, que se hagan por su orden
dentro del tiempo establecido, o que le sean remitidos por su cuenta o por cuenta
de terceros que le hayan dado mandato para asegurar. Se obliga también a
declarar por escrito al asegurador la naturaleza y el valor de los efectos, así
como el buque, fecha de embarque y viaje, en la forma y tiempo que establezca
la póliza. Toda omisión o errónea declaración puede ser rectificada, aún después
de la llegada de los efectos o de su pérdida, siempre que una u otra haya sido
hecha de buena fe. El asegurador está obligado a aceptar todos los seguros de
efectos que denuncie el asegurado de acuerdo con las estipulaciones de la póliza.

Artículo 443 : Incumplimiento del asegurado


ARTICULO 443 - El Incumplimiento de la obligación impuesta al asegurado en
el artículo precedente, de declarar bajo la póliza flotante todos los embarques de
efectos que realice, da derecho al asegurador para rechazar de plano el pago de
la indemnización correspondiente a los embarques no declarados o para exigir el
pago de la primas por los mismos embarques, con los intereses que se fijan
judicialmente, y sin perjuicio del derecho de resolver el contrato para el futuro.
Antes de hacer efectiva una indemnización, el asegurador puede compulsar los
libros del asegurado para comprobar la efectividad de las declaraciones durante
la vigencia de la póliza flotante.

Artículo 444 : Embarques individuales de efectos


ARTICULO 444 - El seguro bajo póliza flotante también puede contratarse para
los embarques individuales de efectos que el asegurado quiera declarar al
asegurador. Tanto en este caso como en el de los artículos 441 y 442, los riesgos
comienzan a correr a partir del embarque efectivo de los efectos.

Artículo 445 : Determinación de la indemnización


ARTICULO 445 - En caso de avería particular y parcial sobre efectos, el monto
de la indemnización a pagar por el asegurador puede establecerse en alguna de
las formas siguientes, a elección del asegurado:

a) Estableciendo la diferencia entre el valor correspondiente a los efectos en


buen estado en el lugar de destino y el que se obtenga en remate público en el
estado en que se encuentren;

b) Justipreciando por medio de peritos el deterioro sufrido por los efectos. El


porcentaje de pérdida sufrida que resulte de uno u otro método, se aplicará a la
cantidad asegurada, deduciendo previamente toda merma natural para establecer
el monto de la indemnización.

Artículo 446 : Seguros de depósito a depósito


ARTICULO 446 - En los seguros de depósito a depósito, el asegurador responde
por los riesgos, durante el curso normal del tránsito, a partir del momento en que
los efectos salgan del depósito del lugar mencionado en la póliza, como punto de
iniciación del tránsito, hasta que sean entregados en el depósito del destinatario
de la mercadería o en el lugar de destino que se haya establecido en la póliza.

PARTE CUARTA: OTROS SEGUROS

Artículo 447 : Seguro del flete por ganar


ARTICULO 447 - El asegurador del flete por ganar responde por la pérdida total
o parcial del derecho del transportador al flete, como consecuencia de un riesgo
asegurado.

Artículo 448 : Seguro de fletes bruto y neto


ARTICULO 448 - En el seguro del flete bruto, la indemnización que debe pagar
el asegurador se establece por la suma fijada en tal concepto en el contrato de
utilización del buque. A falta de este documento, o respecto de la carga que
pertenezca al dueño del buque, dicha suma será determinada por peritos. El
seguro de flete neto, salvo pacto expreso en contrario, cubre el sesenta por ciento
(60%) del flete bruto. Si no se especifica el flete a que se han referido las partes
se presume que es el neto.
Artículo 449 : Normas aplicables a los seguros del flete
ARTICULO 449 - El seguro del flete por ganar se rige, en cuanto sean
compatibles, por las disposiciones que regulan el seguro del buque. El seguro
del flete percibido o a percibir a todo evento, en la misma condición de
compatibilidad, se regula por las normas que rigen el seguro de efectos si se trata
de un contrato en que el transportador asume la obligación de entregarlos en
destino, y por las de seguro de buque, si corresponde a un fletamento a tiempo.

Artículo 450 : Seguro del precio del pasaje


ARTICULO 450 - El seguro del precio del pasaje cubre el importe o la parte del
importe expresado en el boleto de pasaje o en las tarifas pertinentes del
asegurado, con deducción de los gastos previstos y no efectuados. Cubre
también las pérdidas que el asegurado sufra sobre el precio neto del pasaje
provenientes de riesgos asegurados, tales como los gastos de desembarco o de
reembarco, alimentación y alojamiento de pasajeros en un puerto de arribada
forzosa, reposición de víveres perdidos o dañados para consumo de los mismos
y gastos de continuación del viaje a bordo de otro buque.

Artículo 451 : Seguro sobre lucro esperado


ARTICULO 451 - El seguro sobre lucro esperado cubre la ganancia que
razonablemente pueda obtenerse si los efectos llegan efectivamente a destino. El
monto de la indemnización se prueba sobre la base de los precios corrientes en
dicho lugar, y en la época en que debieron llegar o, en su defecto, por informe
pericial. El seguro sobre lucro esperado se rige por las disposiciones que regulan
el seguro sobre efectos, en cuanto sean compatibles.

Artículo 452 : Seguro de responsabilidad por daños a terceros


ARTICULO 452 - En el seguro de responsabilidad por daños a terceros, el
asegurador responde, en las condiciones del contrato, por toda suma que el
asegurado se vea obligado a pagar a terceros a causa de una o varias colisiones
entre buques, provenientes de un mismo hecho y, en adición, por las costas del
juicio tramitado con consentimiento del asegurador, destinado a salvar la
responsabilidad del buque asegurado en la colisión. Si los buques intervinientes
en la colisión pertenecen al asegurado y alguno o algunos de ellos no están
asegurados, o no lo están con el mismo asegurador, éste responde como si
pertenecieren a terceros.

Artículo 453 : Valor asegurable


ARTICULO 453 - El valor asegurable de la responsabilidad por riesgos a
terceros es el del buque asegurado, expresado en el artículo 426, párrafo tercero,
más la cantidad límite expresada en el artículo 175, párrafo tercero, para
responder a daños personales.

PARTE QUINTA: DE LAS ACCIONES QUE EMERGEN DEL CONTRATO DE


SEGURO. DEL ABANDONO

Artículo 454 : Acciones del asegurado


ARTICULO 454 - A fin de percibir la indemnización de seguro, el asegurado
puede, a su libre elección, ejercer contra el asegurador la acción de avería o la de
abandono, conforme a lo dispuesto en el Capítulo VIII del Título IV.
Artículo 455 : Acción de abandono
ARTICULO 455 - La acción de abandono implica la transferencia irrevocable al
asegurador de todos los derechos que tenga el asegurado sobre el bien
vinculados al interés asegurable, a partir del momento de la notificación del
abandono al asegurador, correspondiendo a éste las mejoras o detrimentos que
en él sobrevengan. En el abandono del buque, salvo pacto en contrario, no está
comprendido el flete. Salvo los créditos privilegiados que tengan su asiento en el
bien, éste queda afectado al pago de la indemnización que el asegurador debe al
asegurado.

Artículo 456 : Condiciones del abandono


ARTICULO 456 - El abandono no puede ser parcial ni condicional. Comprende
todas las cosas que hayan estado en riesgo bajo la misma póliza en el momento
del siniestro, incluyendo los derechos contra terceros, inherentes a los bienes
abandonados. Si éstos no han sido asegurados por su valor íntegro, el abandono
queda limitado a la parte del bien proporcional a la suma asegurada.

Artículo 457 : Abandono del buque


ARTICULO 457 - El asegurado puede ejercer la acción de abandono con
respecto al buque y exigir la indemnización por pérdida total en los siguientes
casos:

a) Naufragio;

b) Pérdida total o innavegabilidad absoluta y que no admita reparación;

c) Imposibilidad de reparar el buque en el lugar donde se encuentra y de


trasladarlo a otro donde pueda ser reparado;

d) Falta de noticias;

e) Embargo o detención por orden de gobierno propio o extranjero;

f) Apresamiento;

g) Deterioro que disminuya su valor hasta las tres cuartas (3/4) partes de su
totalidad.

Artículo 458 : Reflotamiento del buque náufrago


ARTICULO 458 - En caso de naufragio, si el asegurador comuníca al asegurado
que procederá al reflotamiento del buque, la acción de abandono no puede
ejercerse sino después de transcurridos sesenta (60) días contados a partir de la
fecha del siniestro.

Artículo 459 : Apresamiento, embargo o detención del buque


ARTICULO 459 - El abandono, en los casos de apresamiento, embargo o
detención del buque por alguna potencia, sólo puede hacerse después de seis (6)
meses de la fecha en que aquellos actos ocurran.

Artículo 460 : Abandono de los efectos


ARTICULO 460 - El asegurado puede ejercer la acción de abandono respecto de
los efectos y exigir la indemnización por pérdida total, en los siguientes casos:

a) Falta de noticias del buque en que eran transportados;


b) Pérdida total a consecuencia de naufragio u otro riesgo cubierto por la póliza;

c) Deterioro material que absorba las tres cuartas (3/4) partes de su valor;

d) Imposibilidad de que los efectos asegurados lleguen a destino;

e) Venta dispuesta por razón de su deterioro en un puerto que no sea el de salida


o de destino.

Artículo 461 : Diligencias del asegurador


ARTICULO 461 - En el caso del inciso d) del artículo precedente, si el
asegurador notifica al asegurado que realiza diligencias para tratar de obtener
que las mercaderías lleguen a destino, la acción de abandono por la causa
referida en dicho inciso sólo puede ejercerse después de sesenta (60) días de
ocurrido el siniestro que dio lugar a la interrupción del viaje.

Artículo 462 : Abandono del flete y del importe de los pasajes


ARTICULO 462 - El asegurado puede hacer abandono del flete que tuviere
derecho a percibir respecto de los efectos perdidos, salvados o desembarcados en
un puerto de escala, o del importe de los pasajes debidos en el momento del
siniestro, y exigir la indemnización por pérdida total, en los siguientes casos:

a) Cuando el derecho al flete haya sido totalmente perdido para el asegurado;

b) Falta de noticias del buque.

Artículo 463 : Plazos de caducidad


ARTICULO 463 - La acción de abandono, sin perjuicio de lo establecido en los
artículos 458 y 461, debe ejercerse dentro de los tres (3) meses del día en que
ocurra el siniestro o del día en que el asegurado reciba la noticia del mismo, si
éste ocurre en aguas jurisdiccionales o limítrofes o interiores de la República, y
dentro de los seis (6) meses, contados en la misma forma, si el siniestro ocurre
en otro lugar. En los casos previstos en los artículos 458 y 461 el plazo de tres
(3) o seis (6) meses, según el caso, correrá desde el vencimiento del plazo de
sesenta (60) días establecido en esos artículos.

Artículo 464 : Presunción de pérdida del buque


ARTICULO 464 - En los casos de falta de noticias, el buque se presume perdido
totalmente una vez transcurridos los plazos de tres (3) o seis (6) meses
establecidos en el artículo precedente, que se deben contar a partir de la última
noticia que se tenga de aquél. La acción de abandono solamente puede ejercerse
dentro de los tres (3) meses subsiguientes al vencimiento del plazo respectivo.
Este mismo plazo se aplica para los casos del artículo 459, y se cuenta desde el
vencimiento del término fijado en el mismo.

Artículo 465 : Pérdida de la acción


ARTICULO 465 - Transcurridos los plazos establecidos en los artículos
anteriores sin haberse hecho uso de la acción de abandono, el asegurado sólo
puede ejercer la acción de avería.
Artículo 466 : Acción judicial
ARTICULO 466 - La acción de abandono, salvo acuerdo entre asegurador y
asegurado, debe ejercerse judicialmente dentro de los plazos mencionados en los
artículos 463 y 464 y, al entablar la demanda, el asegurado debe denunciar al
asegurador todos los seguros contratados sobre el bien que abandona. Mientras
no haya formulado tal declaración, el asegurador no está obligado a pagar la
indemnización pertinente.

Artículo 467 : Derecho del asegurador


ARTICULO 467 - El asegurador puede pagar el asegurado la indemnización a
que esté obligado, rehusando aceptar la transferencia de los derechos sobre los
bienes abandonados. Esta declaración debe formularla en su primera
presentación en el juicio de abandono.

PARTE SEXTA: DE LA PRESCRIPCION

Artículo 468 : Plazo e iniciación del cómputo


ARTICULO 468 - Las acciones derivadas del contrato de seguro marítimo
prescriben por el transcurso de un (1) año. Este término comienza a correr:

a) Para la acción por cobro de la prima, a partir de la fecha de su exigibilidad;

b) Para la acción de avería:


1) si se trata del buque, a partir de la fecha del accidente; si se trata de efectos, a
partir de la fecha de la llegada del buque o, en su caso, de la fecha en que debió
llegar o, si el accidente fue posterior a esas fechas, a partir de la del respectivo
accidente;
2) desde el vencimiento de los plazos fijados en los artículos 458, 459, 461 y
464, según corresponda;

c) Para la acción derivada del pago de la contribución de avería común o del


salario de asistencia o de salvamento o de la responsabilidad por daños a
terceros, a partir del día del pago.

Artículo 469 : Interrupción


ARTICULO 469 - La interposición de la demanda de abandono interrumpe la
prescripción de la acción de avería.

Artículo 470 : Acciones de repetición


ARTICULO 470 - La acción de repetición que puede interponer el asegurador
contra el asegurado prescribe por el transcurso de un (1) año a contar de la fecha
del pago. En las acciones por recupero que ejercite el asegurador contra terceros,
el plazo de prescripción es el mismo que el de la acción del asegurado en cuyos
derechos se subroga.

CAPITULO IV - DEL CREDITO NAVAL

SECCION 1a. - DISPOSICIONES GENERALES


Artículo 471 : Orden de privilegios
ARTICULO 471 - Los privilegios establecidos en el presente Capítulo serán
preferidos a cualquier otro privilegio general o especial, y a ellos se refiere esta
ley siempre que mencione créditos privilegiados.

Artículo 472 : Subrogación real


ARTICULO 472 - El privilegio se traslada de pleno derecho sobre los importes
que sustituyan los bienes sobre los que recaía, sea por indemnización, precio o
cualquier otro concepto que permita la subrogación real

Artículo 473 : Desplazamiento del acreedor privilegiado


ARTICULO 473 - El acreedor privilegiado sobre uno (1) o más bienes que sea
vencido por uno de mejor derecho, cuyo privilegio se extienda a otros bienes del
mismo deudor, puede subrogarse en el privilegio que en ellos corresponda al
acreedor vencedor, con preferencia a los acreedores de privilegio inferior. El
mismo derecho tienen los demás acreedores privilegiados que experimenten una
pérdida a consecuencia de dicha subrogación.

Artículo 474 : Privilegio de los intereses


ARTICULO 474 - Salvo lo dispuesto en el artículo 510, los intereses debidos
por un (1) año gozan del mismo grado de privilegio que el capital.

Artículo 475 : Cesión del crédito privilegiado


ARTICULO 475 - La cesión del crédito privilegiado importa, de pleno derecho,
la de su privilegio.

SECCION 2a. - DE LOS PRIVILEGIOS SOBRE EL BUQUE, EL ARTEFACTO


NAVAL Y EL FLETE

Artículo 476 : Privilegios sobre el buque


ARTICULO 476 - Son privilegiados en primer lugar sobre el buque:

a) Los gastos de justicia hechos en interés común de los acreedores para la


conservación del buque, o para proceder a su venta y a la distribución de su
precio;

b) Los créditos del capitán y demás individuos de la tripulación, derivados del


contrato de ajuste, de las leyes laborales y de los convenios colectivos de
trabajo;

c) Los derechos, impuestos, contribuciones y tasas retributivas de servicios,


derivados del ejercicio de la navegación o de la explotación comercial del
buque;

d) Los créditos por muerte o lesiones corporales que ocurran en tierra, a bordo o
en el agua, en relación directa con la explotación del buque;

e) Los créditos por hechos ilícitos contra el propietario, el armador o el buque,


no susceptibles de fundarse en una relación contractual, por daños a las cosas
que se encuentren en tierra, a bordo o en el agua, en relación directa con la
explotación del buque;

f) Los créditos por asistencia y salvamento, remoción de restos náufragos y


contribuciones en averías gruesas. Son privilegiados en segundo lugar:

g) Los créditos por averías a las cosas cargadas y equipajes;

h) Los créditos que tengan su origen en contratos de locación o fletamento de un


buque o en un contrato de transporte;

i) Los créditos por suministros de productos o de materiales a un buque, para su


explotación o conservación;

j) Los créditos por construcción, reparación o equipamiento del buque o por


gastos de dique;

k) Los créditos por desembolsos del capitán, y los efectuados por los cargadores,
fletadores o agentes por cuenta del buque o de su propietario;

l) El crédito por el precio de la última adquisición del buque y los intereses


debidos desde los últimos dos (2) años. Los créditos incluidos en el primer
grupo son preferidos al crédito hipotecario, que tomará su lugar después de ellos
y con preferencia a los del segundo grupo.

Artículo 477 : Gastos para la extracción, remoción o demolición de restos


náufragos
ARTICULO 477 - Los gastos realizados por la autoridad competente para la
extracción, remoción o demolición de restos náufragos de buques o artefactos
navales conforme a las normas del Título II, Capítulo I, Sección 2, gozan de la
preferencia establecida en el inciso c) del artículo precedente.

Artículo 478 : Privilegios sobre los fletes y precio del pasaje


ARTICULO 478 - Los créditos enumerados en el artículo 476 son también
privilegiados sobre los fletes y sobre el precio de los pasajes correspondientes al
viaje que dé origen a aquéllos, y sobre los créditos a favor del buque que nazcan
durante el mismo viaje.

Artículo 479 : Créditos a favor del buque nacidos durante el viaje


ARTICULO 479 - Los créditos a favor del buque nacidos durante el viaje a que
se refiere el artículo precedente son los que siguen:

a) Indemnizaciones originadas en daños materiales, no reparados, sufridos por el


buque, y las adeudadas por pérdida de fletes;

v b) Contribuciones por avería común por daños materiales, no reparados,


sufridos por el buque, o por pérdida de fletes;

c) Salario de asistencia o de salvamento, previa deducción de la porción del


mismo que corresponda al capitán y tripulantes. No estarán comprendidas en
estos créditos las sumas adeudadas al propietario o armador por indemnización
de seguro, así como las primas, subvenciones u otros subsidios del Estado.

Artículo 480 : Créditos vinculados a un mismo viaje


ARTICULO 480 - Los créditos vinculados a un mismo viaje son privilegiados
en el orden en que se mencionan en el artículo 476. Los comprendidos en cada
uno de los incisos de dicho artículo, en caso de insuficiencia del valor del
asiento del privilegio, concurrirán a prorrata. Sin embargo, los privilegios que
garanticen créditos por asistencia o salvamento, gastos de remoción de restos
náufragos y contribución en avería gruesa, tienen preferencia sobre los demás
que graven el buque al momento en que se efectuaron las operaciones que los
originaron. Los privilegios enumerados en el inciso f), del primer grupo y los
mencionados en los incisos h),i) y j), del segundo grupo del artículo 476, se
graduarán en orden inverso al de las fechas en que nacieron. Los créditos
enumerados en los incisos b),c),d) y e) del primer grupo, y los de los incisos g) y
l), del segundo grupo del artículo 476, concurren entre sí, en igualdad de
condiciones. Los derivados de un mismo acontecimiento se reputan nacidos en
la misma fecha.

Artículo 481 : Limitación de la responsabilidad del armador


ARTICULO 481 - En los casos de limitación de la responsabilidad del armador
según lo previsto en el Capítulo I, Sección 4, de este Título, los créditos
privilegiados concurren sobre el valor del buque en el orden fijado en el artículo
476.

Artículo 482 : Créditos del último viaje


ARTICULO 482 - Los créditos privilegiados del último viaje son preferidos a
los de los viajes precedentes, salvo los derivados de un contrato único de ajuste,
que concurren dentro de su categoría, con los demás originados en el último
viaje.

Artículo 483 : Ejecución de los privilegios


ARTICULO 483 - Los privilegios sobre el flete, precio de los pasajes y créditos
a favor del buque, sólo pueden ejecutarse mientras sean adeudados o su importe
esté en poder del capitán o agente marítimo.

Artículo 484 : Extinción


ARTICULO 484 - Los privilegios sobre el buque se extinguen:

a) Por la expiración del plazo de un (1) año, salvo que antes de la expiración de
ese plazo el buque haya sido objeto de embargo. Ese plazo no corre mientras un
impedimento legal coloque al acreedor privilegiado en la imposibilidad de
proceder al embargo del buque;

b) Por la venta judicial del buque, realizada en la forma establecida en esta ley y
a partir del depósito judicial del precio, sin perjuicio de lo dispuesto en el
artículo 472;

c) Por el transcurso del plazo de tres (3) meses en caso de enajenación


voluntaria. Este plazo comienza a correr desde la fecha de la inscripción del
documento traslativo de la propiedad en el Registro Nacional de Buques. Si en
esta fecha el buque se encuentra fuera de jurisdicción nacional, el término se
cuenta a partir de su regreso a puerto argentino. La inscripción en el Registro
Nacional de Buques se realiza previa publicación de edictos por tres (3) días en
el Boletín Oficial, anunciando la transferencia.

Artículo 485 : Cómputo del plazo


ARTICULO 485 - El plazo de extinción de los privilegios establecido en el
primer inciso del artículo precedente, se comienza a contar:

a) Para los que garanticen el salario de asistencia o de salvamento, a partir del


día de la terminación de las respectivas operaciones;

b) Para los que cubran indemnizaciones por lesiones personales o por daños o
pérdidas sufridos por los equipajes, a partir de la fecha del desembarco del
pasajero;

c) Para los relativos a indemnizaciones por daños o pérdidas sufridos por la


carga, a contar del día de la terminación de la descarga, o de la fecha en que
debió ser descargada cuando no haya llegado a destino;

d) Para los que amparen los créditos por avería gruesa, desde la fecha en que
tenga lugar el acto generador de la misma;

e) En todos los otros casos, a partir de la fecha en que el crédito se origine y sea
exigible. El derecho del capitán o tripulante a solicitar anticipos sobre sus
salarios, no hace exigibles los créditos respectivos.

Artículo 486 : Derecho de retención


ARTICULO 486 - El contratista para la reparación de un buque tiene derecho de
retención sobre el mismo, en garantía del crédito por las reparaciones
efectuadas, durante el período en que el buque esté en su poder. Este derecho
puede ejercerse no obstante cualquier hipoteca que gravare el buque, sin
perjuicio del derecho de los acreedores por los créditos privilegiados en primer
lugar del artículo 476. El derecho de retención prevalece sobre la hipoteca y se
extingue con la entrega del buque al comitente.

Artículo 487 : Ambito de aplicación


ARTICULO 487 - Las disposiciones de esta Sección se aplican aun en el caso de
que el armador del buque no sea su propietario, salvo que disponga de su uso en
virtud de un acto ilícito, con conocimiento del acreedor.

Artículo 488 : Artefactos navales


ARTICULO 488 - Las disposiciones de esta Sección se aplican a los artefactos
navales en cuanto sean compatibles con la naturaleza de los mismos.

Artículo 489 : Leyes y convenciones internacionales


ARTICULO 489 - Las disposiciones de esta Sección se aplican sin perjuicio de
las leyes y convenciones internacionales que rigen los privilegios que gravan al
buque por daños causados por materiales con propiedades radioactivas, tóxicas,
explosivas u otras de carácter igualmente peligroso, y por combustibles
nucleares, productos y residuos radioactivos que se encuentren o se transporten a
bordo.

SECCION 3a. - DE LOS PRIVILEGIOS SOBRE EL BUQUE Y EL ARTEFACTO


NAVAL EN CONSTRUCCION

Artículo 490 : Créditos privilegiados


ARTICULO 490 - Tienen privilegio sobre el buque en construcción:

a) Los gastos de justicia hechos en interés común de los acreedores para la


conservación de la obra o para proceder a su venta y a la distribución del precio;

b) Los créditos del constructor, siempre que el contrato respectivo se haya


inscripto en el Registro Nacional de Buques.
Artículo 491 : Transferencia de la propiedad
ARTICULO 491 - Los privilegios sobre el buque en construcción no se
extinguen por la transferencia de la propiedad a terceros.

Artículo 492 : Extinción


ARTICULO 492 - El privilegio del constructor se extingue con la entrega del
buque al comitente.

Artículo 493 : Artefactos navales


ARTICULO 493 - Las disposiciones de esta Sección son aplicables a los
artefactos navales en construcción.

SECCION 4a. - DE LOS PRIVILEGIOS SOBRE LAS COSAS CARGADAS

Artículo 494 : Créditos privilegiados


ARTICULO 494 - Tienen privilegio sobre las cosas cargadas:

a) Los derechos aduaneros que corresponda pagar en el lugar de la descarga, y


los de depósito en zonas fiscales;

b) Los gastos de justicia hechos en interés común de los acreedores;

c) Los salarios de asistencia o de salvamento en cuyo pago debiera participar la


carga, y la contribución a la avería común;

d) El flete y demás créditos derivados del contrato de transporte, inclusive los


gastos de carga y de descarga, cuando correspondieran;

e) El importe del capital e intereses adeudados por las obligaciones contraídas


por el capitán sobre la carga en el caso previsto en el artículo 213.

Artículo 495 : Privilegio del precio del pasaje


ARTICULO 495 - Goza de privilegio el precio del pasaje sobre todo el equipaje
del pasajero mientras esté en poder del transportador.

Artículo 496 : Concurrencia de créditos privilegiados


ARTICULO 496 - Los créditos privilegiados concurren sobre las cosas cargadas
en el orden establecido en el artículo 494. Los comprendidos en cada categoría,
en caso de insuficiencia del valor del asiento del privilegio, concurren a prorrata
si se han originado en el mismo puerto, salvo los de los incisos c) y e) que
tomarán una colocación inversa a las respectivas fechas de su nacimiento. Si los
puertos son distintos, los posteriores en fecha son preferidos a los anteriores.

Artículo 497 : Subrogación real


ARTICULO 497 - La subrogación real prevista en el artículo 472 se aplica a los
privilegios sobre las cosas cargadas.

Artículo 498 : Extinción


ARTICULO 498 - Los privilegios sobre las cosas cargadas se extinguen si la
acción no se ejerce dentro del plazo de treinta (30) días posteriores a su
descarga, y siempre que ellas no hayan pasado legítimamente a poder de
terceros.

SECCION 5a. - DE LA HIPOTECA NAVAL

Artículo 499 : Buque hipotecable. Prenda


ARTICULO 499 - Sobre todo buque de matrícula nacional, de diez (10) o más
toneladas de arqueo total, o buque en construcción del mismo tonelaje, su
propietario puede constituir hipoteca con sujeción a lo dispuesto en la presente
Sección, y salvo la facultad otorgada al capitán en el artículo 213. Sólo pueden
ser gravados con prenda, de acuerdo con las normas del régimen legal
respectivo, los buques de menos de diez (10) toneladas.

Artículo 500 : Existencia de copropietarios


ARTICULO 500 - Los copropietarios pueden hipotecar el buque en garantía de
créditos contraídos en interés común, por resolución tomada por la mayoría de
dos tercios (2/3), computada como lo dispone el artículo 165. En caso de no
obtenerse esta mayoría, la hipoteca sólo puede constituirse con autorización
judicial. El copropietario sólo puede constituir hipoteca sobre su parte, con el
consentimiento de la mayoría. La hipoteca subsiste después de enajenado el
buque o dividido el condominio.

Artículo 501 : Formalidades


ARTICULO 501 - La hipoteca sobre un buque debe hacerse por escritura
pública o por documento privado autenticado con los requisitos previstos en el
artículo 503, y sólo tendrá efectos con respecto a terceros desde la fecha de su
inscripción en el Registro Nacional de Buques. Debe además tomarse nota de
ella en el certificado de matrícula del buque y en el título de propiedad.

Artículo 502 : Buque de construcción


ARTICULO 502 - En la misma forma indicada en el artículo precedente se debe
constituir e inscribir la hipoteca sobre un buque en construcción. La hipoteca
puede constituirse a partir de la firma del contrato respectivo o cuando el buque
se encuentre en curso de construcción. A los efectos de lo establecido en el
párrafo anterior, se consideran partes integrantes del buque en construcción y
sujetos a la garantía, los materiales, equipos o elementos de cualquier naturaleza
que se hallen acopiados o depositados en el astillero y que estuvieren destinados
a la construcción del buque, aun cuando no hayan sido incorporados todavía a la
construcción del buque, identificados en la forma que establezca el Registro
Nacional de Buques. La mencionada hipoteca pasará a gravar el buque una vez
inscripto éste en la matrícula, salvo estipulación en contrario de las partes.

Artículo 503 : Contenido del instrumento de constitución de hipoteca


ARTICULO 503 - El instrumento de constitución de hipoteca debe contener:

a) Nombre, apellido, filiación, nacionalidad, profesión y domicilio del acreedor


y del deudor;

b) Datos de individualización del buque de acuerdo con la matrícula;

c) La naturaleza del contrato a que accede, con sus datos pertinentes;

d) Monto del crédito, intereses convenidos, plazo y lugar estipulados para el


pago;
e) Constancia de haber presentado la documentación probatoria del pago de las
remuneraciones y cotizaciones jubilatorias que correspondan al personal
afectado al buque a gravar, hasta el último viaje realizado inclusive. Si se trata
de hipoteca sobre buque en construcción deben incluirse las mismas menciones
salvo las de los incisos b) y e). Los datos previstos en el inciso b) se sustituirán
por la individualización del astillero y de la grada sobre la cual se construye o se
construirá el buque y los elementos, equipos y materiales destinados a la
construcción aunque no estuvieran incorporados, individualizados en la forma
dispuesta en el artículo precedente.

Artículo 504 : Preferencia


ARTICULO 504 - El orden de inscripción de la hipoteca determina la
preferencia del título. En caso de varias inscripciones de la misma fecha
prevalecerá la inscripta en hora anterior.

Artículo 505 : Buque en viaje


ARTICULO 505 - Las hipotecas que se constituyen en jurisdicción argentina
sobre un buque en viaje, deben anotarse a requerimiento telegráfico del jefe del
Registro Nacional de Buques en el certificado de matrícula. Dicha anotación se
hará por la autoridad marítima del puerto argentino donde el buque se dirija o
encuentre, o por el cónsul argentino si tales puertos son extranjeros.

Artículo 506 : Buque en puerto extranjero


ARTICULO 506 - La hipoteca constituida por el capitán en puerto extranjero
sobre buque de matrícula nacional en el caso del artículo 213, o por otro
mandatario debidamente autorizado por el propietario, debe otorgarse ante el
cónsul argentino en un registro especial, cumpliendo los requisitos del artículo
503, y practicando las anotaciones correspondientes en el certificado de
matrícula. Sin perjuicio de remitir posteriormente testimonio de la escritura al
Registro Nacional de Buques el cónsul debe notificar telegráficamente su
otorgamiento a dicho Registro, a los efectos de su inscripción en la sección
correspondiente.

Artículo 507 : Subrogación real


ARTICULO 507 - Integran la hipoteca, a título de subrogación real, los
siguientes créditos a favor del buque:

a) Indemnizaciones originadas en daños materiales no reparados, sufridos por el


buque;

b) Contribuciones por avería común por daños materiales no reparados, sufridos


por el buque;

c) Las indemnizaciones por daños no reparados, sufridos por el buque con


motivo de una asistencia o salvamento, siempre que el auxilio se haya prestado
con posterioridad a la inscripción de la hipoteca en el Registro Nacional de
Buques;

d) Indemnizaciones de seguros por averías no reparadas sufridas por el buque, o


por su pérdida. Serán aplicables a la hipoteca del buque en construcción los
incisos a) y d). A pedido del acreedor hipotecario, todos los obligados al pago de
las indemnizaciones referidas en los incisos precedentes, y siempre que se
cumplan las condiciones establecidas en cada uno de ellos, deben retener el pago
de las sumas respectivas.
Artículo 508 : Exclusión de los fletes
ARTICULO 508 - Salvo pacto en contrario, la hipoteca no se extiende a los
fletes.

Artículo 509 : Subsistencia de los derechos del acreedor


ARTICULO 509 - El acreedor hipotecario puede hacer valer sus derechos sobre
el buque o buque en construcción, aunque haya pasado a poder de terceros. Su
privilegio se extingue transcurrido el plazo de tres (3) años desde la fecha de la
inscripción de la hipoteca, si la misma no se renueva, o si su plazo de
amortización no fuera mayor.

Artículo 510 : Intereses de la obligación principal


ARTICULO 510 - La hipoteca sobre buque o sobre buque en construcción, se
extiende a los intereses de la obligación principal debidos por dos (2) años.

Artículo 511 : Orden de los privilegios


ARTICULO 511 - El privilegio de la hipoteca sobre un buque tiene el orden
inmediato siguiente al de los privilegios de primer lugar establecidos en el
artículo 476. El de la hipoteca sobre un buque en construcción sigue
inmediatamente al de los privilegios previstos en el artículo 490. El acreedor
puede solicitar que se forme un concurso particular para que se le pague de
inmediato.

Artículo 512 : Buque en copropiedad


ARTICULO 512 - La hipoteca constituida por uno (1) de los copropietarios
sobre su parte indivisa en el buque, sólo da derecho al acreedor a embargar y
ejecutar dicha parte.

Artículo 513 : Normas subsidiarias


ARTICULO 513 - Se aplican subsidiariamente a la hipoteca naval las
disposiciones de derecho común que rigen la hipoteca, en cuanto no estén en
contradicción con las de esta Sección.

Artículo 514 : Artefacto naval


ARTICULO 514 - Puede constituirse hipoteca naval sobre todo artefacto naval
habilitado o en construcción, la que se rige por las disposiciones de esta Sección,
en cuanto sean aplicables.

TITULO IV - DE LAS NORMAS PROCESALES

CAPITULO I - DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 515 : Competencia


ARTICULO 515 - Los tribunales federales son competentes para entender en las
causas emergentes de la navegación interjurisdiccional, o que puedan
considerarse conexas a ésta. En la Capital Federal, los tribunales federales
también son competentes si se trata de causas emergentes de una navegación no
interjurisdiccional, aunque en razón de lo dispuesto en el artículo 316 no sean de
aplicación las normas de esta ley.
Artículo 516 : Ley procesal aplicable
ARTICULO 516 - Son aplicables las disposiciones del Código Procesal Civil y
Comercial de la Nación, en cuanto no estuvieren modificadas por la presente ley.

Referencias Normativas:
• CODIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION

Artículo 517 : Proceso sumario


ARTICULO 517 - Las disposiciones relativas al proceso sumario, previstas en el
código citado en el artículo anterior, sólo se aplican a los juicios en que se
ventilen cuestiones emergentes de la navegación y conexas, cuando existiere
acuerdo expreso, judicial o extrajudicial, o tácito de las partes. Existirá acuerdo
tácito cuando el actor ajustara la demanda a los requisitos establecidos para el
proceso sumario, y el demandado no se opusiere dentro del plazo para contestar
la demanda en esta clase de juicio. Si el demandado formulara oposición deberá
contestar la demanda dentro del plazo establecido para el proceso ordinario,
contado a partir de la fecha de notificación del traslado de la demanda.

Artículo 518 : Producción extrajudicial de la prueba


ARTICULO 518 - Si todas las partes fueren capaces y hubiere conformidad
entre ellas, las diligencias probatorias en los procesos referentes a las relaciones
jurídicas emergentes de la navegación y conexas, podrán llevarse a cabo
extrajudicialmente con asistencia letrada. Si durante la realización extrajudicial
de esas diligencias se suscitaren desinteligencias entre las partes, el acto
correspondiente se suspenderá, sometiéndose aquéllas a la decisión del juez que
entiende en el proceso, o al que le correspondería conocer en caso de que las
diligencias sean anteriores a la iniciación del juicio. Si cualquiera de las partes
deviniere incapaz o se opusiere a proseguir con el trámite extrajudicial, las
diligencias probatorias deberán continuarse judicialmente. Con relación a las
diligencias cumplidas extrajudicialmente, el juez podrá disponer las medidas
instructorias autorizadas por el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.

Referencias Normativas:
• CODIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION

Artículo 519 : Prueba anticipada. Caducidad de las medidas cautelares. Honorario


de los peritos
ARTICULO 519 - Aun antes de promovida la demanda cualquier persona
interesada puede solicitar judicialmente dictamen pericial para hacer constar los
daños causados o sufridos por buques, muelles o artefactos navales, o por las
personas o por la carga que se encuentran a bordo de los mismos. La prueba se
practicará con citación de aquellos a quienes se pretenda oponer, salvo cuando
resultare imposible por razón de urgencia, en cuyo caso intervendrá el defensor
oficial. Toda medida cautelar que se hubiera ordenado y hecho efectiva antes del
proceso de conformidad con la presente o la ley común, caducará tratándose de
obligación exigible, si dentro de diez (10) días contados desde la intimación
judicial practicada a pedido de parte interesada, no se promoviere la demanda
correspondiente. Los honorarios de los peritos que intervengan en las causas
emergentes de la navegación, se fijarán teniendo en cuenta primordialmente la
naturaleza, complejidad y extensión del trabajo realizado, sin perjuicio de
considerar la importancia del asunto para disminuir o elevar razonablemente la
retribución.
CAPITULO II - DE LA VERIFICACION DE LA MERCADERIA AL TIEMPO
DE LA DESCARGA

Artículo 520 : Constancias de la autoridad aduanera


ARTICULO 520 - A los fines de la revisación prevista en el artículo siguiente,
cuando se descargan los efectos en depósito fiscal, a plazoleta o a depósito
abierto, la autoridad aduanera debe dejar constancia, en un registro especial, con
respecto a cada unidad de carga y en la forma más detallada posible, de:

a) La diferencia de peso que tenga con respecto al marcado en la misma;

b) Las señales que presente, individualizándolas si hay posibilidad de


sustracción en su contenido;

c) Las manchas o señales externas que hagan presumir la posibilidad de avería.

Artículo 521 : Publicidad de la revisación


ARTICULO 521 - Dentro de los dos (2) días de terminada la descarga total del
buque, el transportador debe publicar un aviso en un diario de los de mayor
circulación, que también se fijará en un local público de la Aduana habilitado a
ese fin, indicando la fecha y hora para la revisación de los efectos que se
descargaron en las condiciones indicadas en el artículo precedente. El aviso
puede hacerse por cualquier otro medio fehaciente. La revisación debe iniciarse
en jurisdicción fiscal, después de transcurridos dos (2) días de la publicación y
dentro de los cinco (5) días subsiguientes. Del resultado de la revisación se debe
dejar constancia escrita en doble ejemplar, con todos los detalles que las partes
consideren convenientes.

Artículo 522 : Pericia judicial. Explicaciones. Presunción de entrega conforme al


conocimiento
ARTICULO 522 - Si las partes no se ponen de acuerdo en la redacción de la
constancia escrita, o se niegan a firmarla, cualquiera de ellas puede pedir una
pericia judicial, dentro de los diez (10) días de la fecha de revisación si la
mercadería se encuentra en jurisdicción fiscal, y dentro de los dos (2) días si
aquélla ha sido retirada de dicha jurisdicción. El perito designado debe citar
ambas partes para llenar su cometido, que consistirá en establecer la naturaleza
de la avería, su origen y monto, con los fundamentos pertinentes. Sin embargo,
si las partes firman la constancia escrita y dejan establecidos los puntos de
disidencia, el perito se limitará a informar sobre éstos. Cualquiera de las partes
puede pedir explicaciones al perito en el juicio donde fue designado y, de ser
ello posible, ampliación de la pericia. No habiéndose firmado constancia escrita,
ni pedido la pericia, se presume, salvo prueba fehaciente en contrario, y no
obstante las constancias en el registro oficial establecido en el artículo 520, que
la mercadería fue entregada conforme con los datos del conocimiento.

Artículo 523 : Incomparecencia de las partes


ARTICULO 523 - Si publicado el aviso o practicada la notificación fehaciente a
que se refiere el artículo 521, no se presenta a la revisación una de las partes, la
que concurrió puede efectuarla con intervención de un representante de la
Aduana, dejando constancia escrita en los ejemplares necesarios, uno de los
cuales quedará en poder de esa repartición. El mismo procedimiento se
observará si el transportador no ha avisado la revisación en la forma indicada, y
siempre que el titular de la mercadería hubiese citado al transportador o al
agente a ese efecto.
Artículo 524 : Averías no visibles
ARTICULO 524 - Si la mercadería no se descarga en las condiciones del
artículo 520 y siempre que presente averías no visibles externamente, el
destinatario debe citar al transportador a revisar los efectos en jurisdicción fiscal,
dentro de los treinta (30) días contados a partir de la descarga. Si el destinatario
retira la mercadería de jurisdicción fiscal dentro del plazo mencionado
precedentemente, debe citar al transportador dentro de los dos (2) días siguientes
al retiro, comprobando la identidad de los objetos. Si existe divergencia entre las
partes, se sigue el procedimiento previsto en los artículos anteriores.

Artículo 525 : Averías visibles


ARTICULO 525 - Si la mercadería se entrega directamente del buque al
destinatario, éste debe observar en el acto los daños o disminuciones que sean
visibles, exigiendo al transportador una constancia escrita. En el caso de que se
le niegue esta constancia puede solicitar, dentro de los dos (2) días de la
negativa, una pericia judicial. Si la avería o disminución no es aparente, el
destinatario puede solicitar dicha constancia o pericia, dentro de los dos (2) días
de retirada la mercadería, comprobando la identidad de los efectos. En
cualquiera de estos casos, si no se pide la pericia judicial se presume, salvo
prueba fehaciente en contrario, que la mercadería fue entregada conforme con
los datos del conocimiento.

Artículo 526 : Descarga a lanchas


ARTICULO 526 - Si las mercaderías se descargan a lanchas por cuenta y riesgo
de las mismas, el transportador puede, en el acto de la descarga, dejar constancia
de las averías o pérdidas aparentes y debe publicar, dentro de los dos (2) días de
la descarga, un aviso haciendo saber que ésta fue realizada. El aviso debe ser
publicado en la Aduana, en el lugar habilitado a ese efecto, y en un diario de los
de mayor circulación. Este aviso puede ser suplido por notificación fehaciente al
consignatario. El consignatario puede invitar al transportador para que, dentro de
los dos (2) días contados a partir de la publicación o notificación, se convenga la
forma de verificar el estado de la mercadería. En caso de disidencia, se
procederá en la forma indicada en el artículo 522. En el caso de no efectuarse el
aviso, el consignatario puede proceder en la forma prevista en el artículo 523.

Artículo 527 : Juicio posterior


ARTICULO 527 - Las revisaciones privadas o pericias judiciales previstas en
los artículos precedentes, no limitan los medios de defensa de los interesados en
el posterior juicio en que se reclamen daños y perjuicios sobre la base de dichas
comprobaciones.

Artículo 528 : Condiciones de los peritos


ARTICULO 528 - Los peritos que designen los jueces a los efectos establecidos
en este Capítulo deben ser personas con conocimientos especializados en el
cometido a desempeñar. A tal objeto, periódicamente los jueces deben solicitar
de los centros profesionales representativos del comercio y de la industria de las
respectivas localidades, la remisión de una lista de varios expertos en cada una
de las distintas ramas de productos que son habitualmente materia de transporte
por agua, especialmente en el comercio de importación, entre los cuales puede el
juez designar al perito.
Artículo 529 : Ambito de aplicación
ARTICULO 529 - Las disposiciones contenidas en el presente Capítulo, se
aplican a todo transporte que finalice en puerto argentino, cualquiera sea la
bandera del buque transportador y el lugar donde se expida el conocimiento.

Artículo 530 : Cómputo de los términos


ARTICULO 530 - Todos los plazos establecidos en el presente Capítulo se
cuentan por días hábiles.

CAPITULO III - DEL EMBARGO DE BUQUES

Artículo 531 : Buques nacionales


ARTICULO 531 - Los buques de bandera nacional pueden ser embargados
preventivamente en cualquier puerto de la República por créditos privilegiados y
por otros créditos en el puerto donde su propietario tenga su domicilio o
establecimiento principal. El embargo por crédito ajeno al buque, a su
explotación o a la navegación, debe reunir, para su procedencia, los requisitos
exigidos por la ley común.

Artículo 532 : Buques extranjeros


ARTICULO 532 - Los buques extranjeros surtos en puertos de la República,
pueden ser embargados preventivamente:

a) Por créditos privilegiados;

b) Por deudas contraídas en territorio nacional en utilidad del mismo buque, o de


otro buque que pertenezca o haya pertenecido, cuando se originó el crédito, al
mismo propietario;

c) Por deudas originadas en la actividad del buque, o por otros créditos ajenos a
ésta, cuando sean exigibles ante los tribunales del país.

Artículo 533 : Copropiedad naval


ARTICULO 533 - Si el buque es objeto de una copropiedad naval, a los efectos
del inciso b) del artículo anterior se reputa que otro buque pertenece o pertenecía
a los mismos copropietarios, cuando todas las partes de este buque pertenezcan a
las mismas personas.

Artículo 534 : Buque locado


ARTICULO 534 - En el mismo caso del artículo 532, inciso b), si el buque que
originó el crédito se encuentra sujeto a un contrato de locación, explotado por un
armador-locatario, o existe un fletador a tiempo, únicos responsables de la deuda
respectiva, procede el embargo de otro buque de propiedad del armador-
locatario o del fletador a tiempo, pero no el embargo de otro buque que
pertenezca al propietario de aquél.

Artículo 535 : Embargo ejecutivo


ARTICULO 535 - El embargo por ejecución de sentencia procede contra
cualquier buque del deudor, sea de matrícula nacional o extranjera, sin las
restricciones impuestas por los artículos anteriores.
Artículo 536 : Casos de abordaje, asistencia o salvamento
ARTICULO 536 - Procede el embargo del buque en los casos de abordaje o de
otro accidente de navegación, así como en los de asistencia o de salvamento, con
la presentación de la protesta levantada ante el notario o cónsul argentino, o de
la exposición ante la autoridad marítima levantada por el capitán, práctico o
agente del buque accionante o por el encargado del artefacto naval dañado.

Artículo 537 : Embargos resultantes de verificación de mercaderías


ARTICULO 537 - En las actuaciones por reconocimiento pericial de
mercaderías, tramitadas de acuerdo con lo previsto en el Capítulo II de este
Título, el tenedor del respectivo conocimiento puede solicitar el embargo
preventivo del buque que las transportó, en garantía del crédito que prima facie
resulte del informe pericial. Puede hacerlo también con un ejemplar de la
constancia del examen privado de averías que realicen las partes, abonada la
firma por dos (2) testigos, o con copia autenticada del acta de la Aduana, si la
tiene y, en caso contrario, mediante informe de este organismo. Para evitar el
embargo del buque u obtener el levantamiento de dicha medida, el transportador
o su representante pueden otorgar, privada o judicialmente, una garantía
suficiente para responder por la condena que pudiera recaer en el posterior juicio
por daños y perjuicios derivados de dichas comprobaciones.

Artículo 538 : Contracautela


ARTICULO 538 - El tribunal que decrete alguno de los embargos por créditos
marítimos previstos en este Capítulo, puede exigir al embargante caución
suficiente para responder de los daños y perjuicios que pudiere ocasionar la
medida, siempre que la caución exigida no implique convertir en ilusorio el
derecho del solicitante a obtener el embargo del buque. A tal efecto tendrá en
cuenta la naturaleza del juicio, la solvencia de quien solicite la medida, la
necesidad de asegurar su eventual derecho y la de prevenir, al mismo tiempo y
dentro de lo posible, los perjuicios que aquélla pueda irrogar al embargado por
haberse pedido sin derecho y, especialmente, si el buque embargado integra una
línea regular de navegación. Tratándose de créditos comunes, la caución se
ajustará a lo que disponga la ley procesal. El tribunal puede arbitrar las medidas
que estime conducentes para evitar trabar la navegación, siempre que se
garanticen los derechos del solicitante.

Artículo 539 : Traba del embargo


ARTICULO 539 - El embargo se practicará mediante oficio que debe librar el
juez embargante a la autoridad marítima, a los efectos de su anotación en los
respectivos registros. Si se trata de un buque de matrícula nacional, su salida
debe ser impedida si se dispone la interdicción de navegar. Esta última medida
se encuentra implícita en el embargo que se dicte contra un buque de bandera
extranjera. A pedido de parte, el tribunal puede disponer el inventario de las
pertenencias del buque.

Artículo 540 : Cesación del embargo. Responsabilidad del embargante


ARTICULO 540 - Todo embargo o interdicción de salida cesa si cualquier
interesado en la expedición da fianza bastante para el pago de la deuda
reclamada en cuanto sea legítima, o cuando se garantice el límite de
responsabilidad en la forma prevista en la Sección 4a. del Capítulo I del Título
III. También puede exigirse que comparezca una persona facultada,
convencional o legalmente, para actuar en representación del buque. El monto
de la fianza debe comprender el del crédito que motivó el embargo, más la
cantidad que se presupueste por el juzgado para responder a intereses y costas,
salvo lo dispuesto en el artículo 576. La responsabilidad de quien, sin actuar
maliciosamente, obtenga el embargo del buque y no exija en definitiva el
derecho pretendido , se limita a los perjuicios que cause la inmovilización del
buque hasta el momento en que su armador sustituya dicho embargo por otra
garantía, y a los gastos que ésta le ocasione.

Artículo 541 : Inembargabilidad


ARTICULO 541 - No pueden ser objeto de embargo ni de interdicción de salida:

a) Los buques de guerra nacionales o extranjeros, y los buques en construcción


destinados a incorporarse a los efectivos militares de un estado;

b) Todo otro buque afectado al servicio del poder público del Estado nacional,
de una provincia o de una municipalidad, y los demás buques de propiedad o
explotados por el Estado nacional, una provincia o una municipalidad, si el
propietario o explotador renuncia a ampararse en la limitación de
responsabilidad prevista en el Título III, Capítulo I, Sección 4a. Tampoco
pueden ser embargados los buques afectados al servicio del poder público de un
estado extranjero;

c) Los buques cargados, prontos para zarpar, salvo que la deuda respectiva haya
sido contraída para reparar, aprestar y aprovisionar el buque para ese viaje, o sea
posterior a la carga del buque.

CAPITULO IV - DEL EMBARGO Y DEL DEPOSITO JUDICIAL DE EFECTOS

Artículo 542 : Embargo por el transportador


ARTICULO 542 - El transportador, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 309,
puede requerir el embargo preventivo de los efectos, mientras estén en la
jurisdicción aduanera o en poder del destinatario o del dueño a quien el
destinatario represente, y aun su venta inmediata si son fácilmente deteriorables
o de conservación difícil o dispendiosa. Siempre que se disponga la venta
judicial de efectos, el juez debe designar, si es necesario por la situación especial
de los mismos, un ejecutor destinado a cumplir todos los trámites necesarios
para dicho cometido.

Artículo 543 : Deber de promover juicio


ARTICULO 543 - En caso de trabarse embargo preventivo sobre efectos, de
acuerdo con lo previsto en este Capítulo, el transportador o quien lo solicite,
deben iniciar juicio para obtener el cobro de su crédito, dentro de los cinco (5)
días de ser intimado, a pedido del destinatario o interesado, bajo apercibimiento
de levantarse el embargo en caso de no hacerlo. Si el destinatario u otro
interesado no se presentan ante la Aduana, el embargante puede pedir la venta de
los efectos y cobrarse del precio que se obtenga, previa justificación sumaria del
crédito u otorgando caución satisfactoria, a juicio del juzgado, para cubrir
cualquier reclamo de los interesados o terceros, durante el término de un (1) año.

Artículo 544 : Depósito judicial de los efectos


ARTICULO 544 - Siempre que el transportador haga uso de su derecho de
depositar judicialmente los efectos, cualquier interesado puede pedir su venta, si
son de fácil deterioro, o de conservación difícil o dispendiosa. En caso de
depósito judicial de efectos, el juez puede designar un depositario, si ello resulta
necesario.
Artículo 545 : Venta judicial
ARTICULO 545 - El tenedor del conocimiento cuyos efectos sean embargados
por cobro de flete, o por tercero que no sea tenedor de otro ejemplar del mismo
conocimiento o por el reivindicante, puede pedir en cualquier momento la venta
judicial de esos efectos, salvo el derecho del ejecutante o del tercero sobre el
producto de la venta. La venta sólo puede suspenderse si el embargante da
caución suficiente.

Artículo 546 : Gravámenes aduaneros


ARTICULO 546 - En los casos previstos en los artículos precedentes deben
igualmente satisfacerse los gravámenes aduaneros que correspondan.

Artículo 547 : Diligenciamiento del embargo


ARTICULO 547 - Los embargos previstos en este Capítulo y el anterior deben
ser despachados con carácter preferencial, y si es necesario, habilitando día y
hora. El mismo tratamiento corresponde a los recursos que se interpongan contra
las resoluciones que admitan o denieguen las medidas.

CAPITULO V - DEL PROCEDIMIENTO EN EL JUICIO DE ABORDAJE

Artículo 548 : Pericia


ARTICULO 548 - En casos de abordaje, cada buque puede requerir al otro u
otros, judicial o extrajudicialmente, la designación de peritos que comprueben
las averías sufridas como consecuencia de la colisión y estimen el monto de las
reparaciones y el tiempo que ellas deben insumir. Esta pericia no incidirá en las
culpabilidades emergentes de accidente, ni limitará las defensas de las partes en
cuanto a los puntos que constituyen su objeto. En el caso de que la pericia
requerida judicialmente pueda demorar la salida del buque, el tribunal debe
proveer a su realización inmediata y el solicitante caucionar el importe de los
perjuicios que irrogue la demora.

Artículo 549 : Asesoramiento del juez


ARTICULO 549 - Los juicios por daños y perjuicio derivados de abordaje se
consideran de naturaleza especial, y el juez debe ser asesorado en los aspectos
técnicos por peritos propuestos por las partes o, en su defecto, designados de
oficio, siempre que la índole de las cuestiones planteadas lo exija.

Artículo 550 : Facultades de los peritos


ARTICULO 550 - Los peritos pueden asistir a los actos probatorios del
procedimiento y tienen facultades para practicar todas las investigaciones que
consideren necesarias a fin de informar al juzgado sobre la culpabilidad o
culpabilidades pertinentes y sobre el monto de los daños.

Artículo 551 : Proceso penal


ARTICULO 551 - El proceso seguido contra los capitanes, prácticos o miembros
de las tripulaciones por la responsabilidad penal emergente del abordaje, no
obsta a la iniciación o a la tramitación del juicio de indemnización por el mismo
hecho, hasta su total terminación por sentencia definitiva. Las conclusiones de la
investigación del cónsul o de la autoridad marítima, o la condena o absolución
de cualquiera de los procesados en el juicio penal, no tienen influencia alguna
con respecto a la sentencia que se dicte en el juicio de indemnización por
abordaje.
Artículo 552 : Cosa juzgada
ARTICULO 552 - La sentencia dictada en el juicio por abordaje, hace cosa
juzgada en cuanto a la culpabilidad o culpabilidades que en ella se establezcan,
contra todos los interesados en el hecho. Para que produzca tal efecto, el
tribunal, a pedido de cualquiera de las partes, y antes de la apertura a prueba,
debe disponer la publicación de edictos por tres (3) días en el Boletín Oficial y
en otro diario de la localidad, haciendo saber la existencia del juicio. El buque o
sus armadores, al ser demandados por cargadores, pasajeros o tripulantes como
consecuencia del accidente, deben denunciar el tribunal donde tramita el juicio
por abordaje, a fin de que los actores concurran a continuar el ejercicio de sus
acciones ante dicho tribunal, en incidentes por separado. En defecto de la
mencionada denuncia, no pueden oponer la sentencia dictada en el juicio de
abordaje que los eximiere de responsabilidad.

CAPITULO VI - DEL CONCURSO ESPECIAL DE ACREEDORES


PRIVILEGIADOS SOBRE UN BUQUE

Artículo 553 : Informe previo


ARTICULO 553 - Antes de disponer la subasta judicial de un buque, el tribunal
debe solicitar al Registro Nacional de Buques un informe sobre la existencia de
hipotecas o embargos que lo graven, y de las inhibiciones decretadas contra su
propietario.

Artículo 554 : Concurso especial


ARTICULO 554 - Cuando, prima facie, el monto total de los créditos
privilegiados sobre el buque, de acuerdo con el informe mencionado en el
artículo precedente, exceda el importe de la base fijada para la venta en el juicio,
el tribunal, a pedido de cualquier acreedor privilegiado, debe:

a) Decretar el concurso especial del buque y librar oficio a los juzgados que
entiendan en los juicios donde se dispusieron los embargos o inhibiciones,
haciendo saber a los interesados la venta ordenada;

b) Disponer la publicación de edictos por cinco (5) días en el Boletín Oficial y


en un diario de los de mayor circulación de la localidad, y su fijación durante
diez (10) días en la oficina del Registro Nacional de Buques y en lugar visible en
el buque, haciendo saber el concurso especial decretado sobre éste y convocando
a sus acreedores privilegiados, al propietario y en su caso al armador, a un juicio
verbal. Si el buque tiene menos de diez (10) toneladas de arqueo total la
publicación se hará por un (1) día. Transcurridos quince (15) días de la última
publicación sin que se formule oposición, o resuelta ésta en forma sumaria,
puede realizarse la venta, debiendo depositarse su importe a la orden del juez.

Artículo 555: Efectos de la falta de acuerdo. Verificación y graduación de


créditos.
ARTICULO 555.- Si en el juicio verbal previsto en el inciso b) del artículo
precedente, los acreedores no llegan a un acuerdo respecto de la distribución del
precio depositado , el tribunal dictará en el mismo acto una providencia, que se
notificará a los acreedores presentes, y debe contener:

a) La designación de un síndico encargado de verificar y graduar los créditos


privilegiados sobre el buque;

b) La fijación de un plazo, que no puede ser menor de veinte (20) días ni mayor
de sesenta (60) para que los acreedores presenten al síndico los títulos
justificativos de sus créditos y del respectivo privilegio;

c) La fijación de la fecha en la cual el síndico debe presentar la propuesta de


verificación y graduación de créditos privilegiados, que se agregará a los autos
para su examen por los interesados.

Artículo 555 : Impugnaciones


ARTICULO 556 - Todo acreedor privilegiado puede impugnar la verificación o
la graduación de los créditos aconsejada por el síndico, dentro de los cinco (5)
días siguientes al fijado en el inciso c) del artículo precedente para la
presentación de la propuesta.

Artículo 556 : Resolución judicial


ARTICULO 557 - Los créditos no observados serán aprobados por el juez. En
cuanto a los observados, el juez debe decidir sobre su admisibilidad o
inadmisibilidad, fijando en su caso, la graduación del privilegio.

Artículo 557 : Efectos de la resolución


ARTICULO 558 - La resolución del juez sobre los créditos no observados hace
cosa juzgada, excepto en los casos de dolo. El mismo efecto tiene la resolución
que declare admisibles los créditos observados, si el impugnante no promueve
incidente dentro del plazo de cinco (5) días de notificado. Los acreedores cuyos
créditos se declaren inadmisibles, y aquellos a quienes se les niegue el grado de
privilegio reclamado, pueden hacer valer sus derechos por vía de incidente que
deberán promover en el plazo previsto en el párrafo anterior.

Artículo 558 : Percepción inmediata de los créditos


ARTICULO 559 - Los acreedores privilegiados cuyos créditos sean aprobados
por el juez, y los declarados por éste admisibles y no impugnados en el plazo
señalado en el artículo anterior, pueden percibir de inmediato, de los fondos
depositados en autos, el importe respectivo, siempre que el orden de graduación
de dichos créditos sea superior al de los que se encuentren en discusión.

Artículo 559 : Efectos de la declaración de concurso especial


ARTICULO 560 - La declaración de concurso especial sobre el buque produce
los siguientes efectos:

a) Hace exigibles todos los créditos privilegiados, aun los no vencidos, que
existían contra el buque, con descuento de los intereses correspondientes al
tiempo que falte para el vencimiento;

b) Suspende el curso de los intereses de todos los créditos privilegiados. Los


titulares de los créditos privilegiados que total o parcialmente resulten impagos
por insuficiencia del activo del concurso, pueden dirigirse, por la vía judicial
pertinente, contra los demás bienes que tenga el deudor, quedando a salvo el
derecho a la limitación, si corresponde, de acuerdo con lo establecido en el
Título III y en el Capítulo siguiente.

Artículo 560 : Oportunidad para oponer la limitación


ARTICULO 561 - El armador puede hacer uso del derecho de limitar su
responsabilidad frente a sus acreedores, de conformidad con lo establecido en el
Título III, Capítulo I, Sección 4a, hasta el momento en que venza el plazo para
oponer excepciones en el juicio de ejecución de sentencia, dictada en cualquiera
de los juicios en que sea demandado por cobro de alguno de los créditos
mencionados en el artículo 177.

CAPITULO VII - DEL JUICIO DE LIMITACION DE RESPONSABILIDAD


DEL ARMADOR

Artículo 561 : Requisitos


ARTICULO 562 - La limitación se practica mediante la apertura del juicio
pertinente, solicitada por el interesado ante el juez interviniente en cualquiera de
los juicios en que sea demandado. A tal efecto acompañará:

a) El depósito de la suma total en que limita su responsabilidad o, en el caso del


artículo 175, segundo párrafo, el título de propiedad del buque. En este caso, si
el propietario o armador no lo tiene en su poder, el juzgado puede fijar un plazo
prudencial a fin de que se cumpla con esta exigencia;

b) Un detalle explicativo de los rubros que constituyen dicha suma, y que


establezca:
1) los elementos que han servido de base para fijar el valor del buque en la
oportunidad indicada en el artículo 175;
2) relación de los fletes y demás créditos vinculados a la limitación;
3) cálculos realizados, en su caso, para obtener la suma suplementaria destinada
a responder por los daños personales;

c) Lista de los acreedores sujetos a la limitación, con el monto de los respectivos


créditos, títulos y domicilios;

d) Detalle de las hipotecas u otros derechos reales que graven al buque.

Artículo 562 : Plazo suplementario. Recursos


ARTICULO 563 - El juez rechazará la petición, sin más trámite, cuando faltare
alguno de los requisitos mencionados en el artículo precedente. No obstante,
puede acordar un plazo, no mayor de ocho (8) días, para que el peticionante
complete las formalidades exigidas por dicho artículo, siempre que aquél
invoque motivos atendibles. El auto que rechace la petición de limitación de
responsabilidad es apelable. Todas las demás resoluciones que se dicten en este
juicio son inapelables, salvo disposición expresa en contrario.

Artículo 563 : Depósito


ARTICULO 564 - Presentado el pedido con las formalidades legales, el juez
fijará la suma que el peticionante debe depositar, dentro de los cinco (5) días,
para responder a los gastos de este juicio y de los otros en que el peticionante
haya tomado intervención y determinado la actividad judicial de los acreedores,
bajo apercibimiento de tenerlo por desistido de su pedido en caso de no hacerlo.

Artículo 564 : Apertura del juicio


ARTICULO 564 - Presentado el pedido con las formalidades legales, el juez
fijará la suma que el peticionante debe depositar, dentro de los cinco (5) días,
para responder a los gastos de este juicio y de los otros en que el peticionante
haya tomado intervención y determinado la actividad judicial de los acreedores,
bajo apercibimiento de tenerlo por desistido de su pedido en caso de no hacerlo.
Artículo 565 : Apertura del juicio
ARTICULO 565 - Cumplido el depósito dispuesto en el artículo precedente, el
juez dictará una providencia declarando abierto el juicio de limitación, la que
debe contener:

a) La mención del monto de la suma depositada, detallando lo que corresponda a


los valores atribuidos al buque, fletes y créditos y, en su caso, cantidad
complementaria para responder a daños personales;

b) El nombramiento de un síndico que debe establecer el activo y el pasivo del


juicio, con las observaciones pertinentes, verificando los créditos y graduando
los privilegiados;

c) La fijación de un plazo, no menor de veinte (20) días ni mayor de sesenta


(60), para que los acreedores presenten los títulos justificativos de sus créditos y
del respectivo privilegio.

Artículo 566 : Obligaciones del síndico


ARTICULO 566 - El síndico debe hacer saber inmediatamente por carta
certificada a los acreedores, o a sus agentes o representantes, la apertura del
juicio de limitación de responsabilidad, indicando el juzgado y secretaría donde
ha quedado radicado, el plazo fijado para la presentación de los títulos
justificativos de los créditos y los días y horas en que deben concurrir a su
oficina. La falta de estos avisos no da lugar a nulidad, sin perjuicio de las
sanciones que pueden aplicársele al síndico por el incumplimiento de esta
obligación.

Artículo 567 : Publicidad


ARTICULO 567 - El auto de apertura del juicio se debe hacer saber mediante
edictos que se publicarán durante cinco (5) días en el Boletín Oficial y en el
diario de mayor circulación de la localidad.

Artículo 568 : Impugnación por el acreedor del valor atribuido al buque


ARTICULO 568 - Dentro de los diez (10) días de la última publicación,
cualquier acreedor puede impugnar el valor atribuido al buque por el armador, o
el monto de la suma suplementaria destinada a responder por los daños
personales, u observar los otros rubros que integren el total de la suma
depositada. En el caso de las dos primeras impugnaciones, el juez puede
designar un perito que debe establecer la exactitud de una u otra suma. En el
caso de la última observación, el juez debe dar vista al armador, y proceder
como se prescribe en el artículo 570. Si las conclusiones del perito designado
varían fundamentalmente con respecto a dichos valores, el juez resolverá
definitivamente fijando los que correspondan y, en su caso, dispondrá que el
armador deposite dentro de los cinco (5) días la diferencia con respecto al mayor
valor establecido por la pericia, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido de
su pedido de limitación. En caso contrario, quedará firme el monto de lo
depositado en uno y en otro concepto, y serán a cargo del impugnante los
honorarios del perito.

Artículo 569 : Impugnación por el acreedor del derecho de limitación


ARTICULO 569 - Dentro de los mismos diez (10) días fijados en el artículo
precedente, cualquier acreedor puede impugnar el derecho del armador a limitar
su responsabilidad. La impugnación se tramita en incidente con el armador, y en
el caso de que el juez la declare procedente, dispondrá en el mismo acto dejar sin
efecto la presentación y clausurar todo el procedimiento. Esta resolución es
apelable dentro de los cinco (5) días de notificada.

Artículo 570 : Impugnación por el síndico


ARTICULO 570 - Dentro de los quince (15) días contados a partir de la última
publicación prevista en el artículo 567, el síndico podrá observar el monto de los
fletes o créditos que integran el depósito efectuado por el armador, o denunciar
las omisiones en que hubiere incurrido respecto a unos u otros. De la
observación o denuncia se da vista al armador y el juez deberá resolver
definitivamente, disponiendo, en su caso, que el armador deposite, dentro de los
cinco (5) días, el importe exacto de los fletes y el de los créditos no denunciados
que haya percibido, bajo apercibimiento de tenerlo por desistido del pedido de
limitación. En el caso de que se compruebe una conducta dolosa, en este
aspecto, por parte del armador, el juez debe declarar la caducidad de su derecho
a la limitación, y clausurar el procedimiento. Esta resolución es apelable dentro
de los cinco (5) días de notificada

Artículo 571 : Verificación y graduación de créditos


ARTICULO 571 - Si no se promueve ninguna de las impugnaciones previstas en
los artículos 568, 569 y 570 o, cuando promovidas, se hayan sustanciado
definitivamente según la forma prevista para cada una de ellas, el juez dictará un
nuevo auto fijando la fecha en la cual el síndico debe presentar el informe sobre
el activo y pasivo y la propuesta de verificación y graduación de créditos, que se
agregarán a los autos para su examen por los interesados. Cuando no se hubieran
promovido impugnaciones, la fecha para la prestación se fijará con posterioridad
a los quince (15) días de vencido el plazo establecido en el artículo 565, inciso
c); en caso contrario, y siempre que este último plazo haya vencido, dentro de
los treinta (30) días del auto respectivo.

Artículo 572 : Normas aplicables. Suspensión de las ejecuciones


ARTICULO 572 - Son aplicables los artículos 556 y siguientes a los fines de la
impugnación por cualquier acreedor de la verificación y graduación de los
créditos propuestos por el síndico y del procedimiento para la distribución de los
fondos integrantes de la limitación de responsabilidad del armador. A partir de la
publicación del auto de apertura del juicio, quedan suspendidas todas las
ejecuciones contra bienes del armador, originadas en los créditos mencionados
en el artículo 177, salvo lo establecido en el artículo 178.

Artículo 573 : Efectos del desistimiento


ARTICULO 573 - Cuando, según los casos previstos en este Capítulo, se tenga
por desistido al armador en su pedido de limitación, o se deje sin efecto su
presentación, o se declare la caducidad de su derecho a tal beneficio, cada
acreedor recobra el ejercicio de sus acciones individuales en la forma que
corresponda. Las sumas depositadas deben ser restituidas al armador, previo
pago de todos los gastos causídicos.

Artículo 574 : Representación por el síndico


ARTICULO 574 - El síndico tiene personería para accionar, en nombre del
concurso, por cobro de los fletes o créditos pendientes de pago que integren el
activo.
Artículo 575 : Abandono del buque
ARTICULO 575 - En caso de que el propietario abandone el buque, de acuerdo
con el derecho que le confiere el artículo 175, y cumpla con las formalidades
previstas en el artículo 562, el juez dispondrá su venta inmediata y lo hará saber
en el auto de apertura del juicio, salvo que haya otorgado un plazo prudencial
para el depósito del título de propiedad. La iniciación de los plazos previstos en
el artículo 571 para la reunión de acreedores, quedará diferida hasta la
oportunidad del depósito del precio de venta en el juicio.

Artículo 576 : Levantamiento de medidas precautorias


ARTICULO 576 - En cualquiera de los juicios en que el buque haya sido
embargado preventivamente, o interdicto, por cobro de uno de los créditos
mencionados en el artículo 177, el propietario o el armador pueden solicitar el
levantamiento de la medida otorgando fianza suficiente para cubrir el límite de
la responsabilidad fijada en el artículo 175, aunque éste sea inferior al importe
del crédito reclamado, más la cantidad que se presupuesta para responder por las
costas del juicio, siempre que la limitación sea prima facie procedente. En tal
caso, haciendo extensiva dicha garantía a los créditos que se reclaman en otros
juicios y que, siendo de los mencionados en el artículo 177 se hayan originado
en un mismo hecho, el interesado tiene derecho a solicitar que se levante
cualquier medida precautoria que se haya dispuesto en ellos o se disponga contra
el buque o cualquiera de sus otros bienes.

Artículo 577
ARTICULO 577 - Los fondos depositados en el juicio de limitación de
responsabilidad continúan perteneciendo al mismo, aunque el armador sea
declarado en quiebra, y siempre que no se haya negado o declarado la caducidad
de su derecho a la limitación. En estos últimos casos, el juez debe disponer la
transferencia de los fondos depositados en el juicio, al de quiebra, previo pago
de todos los gastos causídicos.

CAPITULO VIII - DE LOS PROCEDIMIENTOS ESPECIALES

SECCION 1a. - DE LA VERIFICACION DE LA PROTESTA DE MAR

Artículo 578 : Investigación


ARTICULO 578 - La autoridad marítima o el cónsul argentino ante quien el
capitán levante la exposición prevista en el artículo 131, inciso m), debe
interrogar al mismo y a los tripulantes y pasajeros, para comprobar la veracidad
de los hechos. Todo interesado en dichos hechos puede solicitar medidas de
prueba, las que se producirán de acuerdo con las necesidades de la investigación.
Su denegatoria debe ser fundada. Las conclusiones de la investigación quedan
sujetas a prueba en contrario de los interesados.

SECCION 2a. - DE LA ACCION POR COBRO DE SALARIO DE ASISTENCIA


O DE SALVAMENTO

Artículo 579 : Intervención del capitán y tripulantes en el juicio


ARTICULO 579 - El capitán y tripulantes tienen derecho a intervenir en el
juicio por cobro de salario de asistencia o de salvamento, a cuyo efecto el
primero debe ser notificado personalmente y los restantes, si no se conocen sus
domicilios, mediante edictos que se publicarán durante dos (2) días en el Boletín
Oficial y en un diario de la localidad. El capitán y tripulantes tienen derecho a
intimar judicialmente al armador para que inicie el juicio pertinente por cobro
del salario de asistencia o de salvamento y, en caso de que no lo haga dentro del
plazo que fije el tribunal, pueden hacerlo a su exclusivo cargo y en ejercicio de
sus legítimos derechos, para percibir la proporción del salario correspondiente.

SECCION 3a. - DE LA AVERIA GRUESA

Artículo 580 : Falta de compromiso de avería gruesa


ARTICULO 580 - En el caso de que no se haya firmado un compromiso de
avería gruesa, cualquier interesado puede deducir demanda para obtener el cobro
de las respectivas contribuciones, dentro del plazo establecido en el artículo 407,
primer párrafo. La demanda debe ser notificada, en ese caso, al transportador o
al buque y a tres (3) de los consignatarios de efectos de mayor valor. Los
restantes destinatarios serán citados mediante edictos que se publicarán durante
tres (3) días en el Boletín Oficial y en un diario de la localidad. Reconocido o
establecido el carácter de avería gruesa, la liquidación se hace por peritos
liquidadores designados a propuesta de las partes, o de oficio, si éstas no
formulan la respectiva propuesta.

Artículo 581 : Impugnación del compromiso de avería gruesa practicada la


liquidación
ARTICULO 581 - Si se firmó un compromiso de avería y realizada la
liquidación, ésta es impugnada o no reconocida expresamente por las partes,
cualquier interesado puede pedir, dentro del plazo de prescripción de cuatro (4)
años previsto en el artículo 407, su reconocimiento judicial o la realización de
una nueva, citando a los interesados, al transportador, a los demás consignatarios
o a sus fiadores, según el caso, para que hagan valer sus derechos en cuanto a la
procedencia de la contribución o a su monto. Si a criterio del juez es excesivo el
número de consignatarios, la demanda se notificará el transportador o al buque y
a tres (3) de los consignatarios por mayor monto, y los restantes serán citados
por edictos en la misma forma señalada en el artículo precedente.

Artículo 582 : Falta de liquidación


ARTICULO 582 - En el caso de que, habiéndose firmado un compromiso, no se
haya practicado la liquidación, cualquier interesado puede accionar
judicialmente, dentro del plazo de prescripción de cuatro (4) años del artículo
407, en la forma prevista en el artículo precedente y con la salvedad que aquél
establece. La sentencia que recaiga en este juicio, como en los indicados en los
dos artículo anteriores, tiene el valor de cosa juzgada con respecto a todos los
interesados en la avería gruesa.

SECCION 4a. - DE LA ACCION POR PAGO PROVISORIO E INMEDIATO DE


LA INDEMNIZACION EMERGENTE DEL CONTRATO DE SEGURO

Artículo 583
ARTICULO 583 - Cuando el asegurado ejerce la acción de avería por pérdida
total o la de abandono, el asegurador puede controvertir el derecho del
asegurado mediante las pruebas pertinentes. El asegurado tiene derecho a exigir
el pago provisorio e inmediato de la indemnización por vía de incidente, dentro
del mismo juicio, presentando los comprobantes justificativos de su derecho y
prestando caución suficiente para responder, en su caso, de la restitución de la
cantidad percibida. A ese efecto, el juez librará mandamiento de intimación de
pago y embargo, siempre que considere prima facie que corresponde el pago de
la indemnización, previa citación al asegurador para que reconozca la
autenticidad de la póliza y se pronuncie sobre la documentación acompañada por
el asegurado. El asegurador puede oponer las excepciones que son admisibles en
el juicio ejecutivo. La resolución que se dicte es apelable en ambos efectos, sin
perjuicio del trámite del proceso de conocimiento, dentro del cual se haya
planteado la acción de pago provisorio.

Artículo 584
ARTICULO 584 - Cuando se trate de una avería particular que no implique una
pérdida total o no dé lugar al ejercicio de la acción de abandono, el asegurador,
salvo negativa expresa y fundada de su parte, está obligado a pagar la
indemnización respectiva dentro de los sesenta (60) días de haberle entregado el
asegurado todos los documentos justificativos de su crédito. Si no se efectúa el
pago, previa intimación al asegurador, el asegurado puede solicitar que la avería
se liquide judicialmente por un perito designado por el tribunal, presentando
duplicado de la documentación. El asegurado puede ejercer la acción de pago
provisorio por el importe de la indemnización que fije el liquidador designado
por el asegurador o por el juez, a pedido de cualquiera de las partes, en la misma
forma que establece el artículo anterior y sin perjuicio de la prosecución del
juicio ordinario, si las partes no reconocen la procedencia del importe fijado por
el liquidador y la resolución dictada por el juez.

SECCION 5a. - DE LA ACCION EJECUTIVA PARA LA ENTREGA DE LA


CARGA

Artículo 585 : Requisitos


ARTICULO 585 - El tenedor del conocimiento o de otro documento que lo
sustituya, tiene acción ejecutiva para obtener la entrega de la mercadería en los
puertos en que deba serle entregada directamente por el transportador o su
representante, siempre que éstos la tengan en su poder, previo pago de los
gravámenes que correspondan. Es previo el reconocimiento por el transportador
o su representante, de la autenticidad del conocimiento o documento y su
negativa a la entrega de los efectos frente a la pertinente intimación. La
autenticidad debe ser afirmada o negada categóricamente. En este último caso, la
autoridad que tenga en su poder algún ejemplar del conocimiento debe informar
sobre su autenticidad.

Artículo 586 : Excepciones


ARTICULO 586 - Una vez reconocido el conocimiento o el documento que lo
sustituya, o informando la autoridad al respecto, el transportador o su
representante sólo pueden oponer las siguientes excepciones:

a) Incompetencia;

b) Inhabilidad de título;

c) Embargo o depósito judicial de los efectos, o litispendencia en virtud de juicio


iniciado por cobro de fletes y gastos a cargo del destinatario o por otorgamiento
de compromiso de avería gruesa o de fianza o depósito destinado a garantizar la
respectiva contribución;

d) Pago.

Artículo 587 : Mandamiento


ARTICULO 587 - Cuando la sentencia condene al transportador o a su
representante a entregar los efectos, se librará mandamiento, y en caso de que no
pudiere realizarse el desapoderamiento, queda obligado al pago del precio,
previa presentación de las respectivas facturas o evaluación que sea necesaria, y
de los daños y perjuicios a que haya lugar.

SECCION 6a. - DEL COBRO EJECUTIVO DE FLETES

Artículo 588 : Obligados


ARTICULO 588 - Procede el juicio ejecutivo, de acuerdo con las disposiciones
procesales pertinentes, para obtener el cobro de los fletes contra el tenedor del
conocimiento que lo utilizó para solicitar la entrega de los efectos que en él se
mencionan o, en su caso, contra el cargador.

Artículo 589 : Documentos


ARTICULO 589 - Con el escrito de demanda debe acompañarse un (1) ejemplar
del conocimiento y una (1) certificación de la Aduana en la que conste el nombre
y domicilio del tenedor del conocimiento que confirió mandato al despachante
para retirar los efectos.

Artículo 590 : Acción contra el locatorio o fletador a tiempo


ARTICULO 590 - Corresponde la acción ejecutiva para obtener el cobro del
alquiler o fletes contra el locatario o fletador a tiempo A tal efecto se
acompañará el contrato o póliza que den lugar a la vía ejecutiva. el locatorio o
fletador están obligados a efectuar el pago, sin perjuicio del derecho a
condicionar el mismo a una caución satisfactoria que otorgará el accionante, por
cualquier crédito o reserva que aquéllos puedan tener contra éste.

SECCION 7a. - DE LOS INTERDICTOS

Artículo 591 : Normas aplicables


ARTICULO 591 - Se aplican las disposiciones de la ley procesal común sobre
interdictos para adquirir, retener o recobrar la posesión o tenencia de un buque.

Referencias Normativas:
• CODIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION

SECCION 8a. - DEL JUICIO DE DESALOJO DE BUQUE ARRENDADO

Artículo 592 : Normas aplicables


ARTICULO 592 - Cuando se trate de un contrato de locación de un buque, el
locador puede, para obtener su restitución, valerse del procedimiento de desalojo
establecido en la ley procesal común.

Referencias Normativas:
• CODIGO PROCESAL CIVIL Y COMERCIAL DE LA NACION

SECCION 9a. - DE LA VENTA JUDICIAL DEL BUQUE

Artículo 593 : Normas aplicables


ARTICULO 593 - La venta judicial de un buque debe hacerse con las mismas
formalidades que las establecidas para los inmuebles. Si se trata de un buque de
bandera extranjera, debe hacerse saber al cónsul respectivo el auto que disponga
la venta.

SECCION 10. - DE LOS JUICIOS QUE ATAÑEN A LOS TRIPULANTES

Artículo 594 : Desaparición de tripulante


ARTICULO 594 - Cuando un tripulante desaparezca con motivo de naufragio o
pérdida del buque o por otro accidente propio de la navegación, sus
derechohabientes pueden solicitar la percepción del importe de las sumas que
correspondan en virtud de tales hechos. A tal efecto no es necesaria la previa
declaración judicial de fallecimiento presunto. Si el ausente reaparece, nada
puede reclamar el armador por tal motivo.

Artículo 595 : Recaudos para la acción ejecutiva. Privilegios


ARTICULO 595 - El tripulante tiene acción ejecutiva para obtener el cobro de
sus salarios y otras sumas que se le adeuden en razón del contrato de ajuste, con
la presentación de la libreta de embarco mencionada en el artículo 107. El
tripulante tiene derecho a hacer efectivo el cobro de sus salarios y otras sumas
que se le adeuden en razón del contrato de ajuste, sobre el buque en que prestó
servicios, en ejercicio del privilegio establecido en el artículo 476, sea que el
juicio se inicie contra el propietario, el armador o el capitán del buque.

SECCION 11. - SUMARIOS ADMINISTRATIVOS

Artículo 596 : Sustanciación


ARTICULO 596 - En todas las actuaciones y sumarios instruidos por la
autoridad competente, salvo que el juez interviniente disponga por resolución
fundada el secreto de los mismos, se debe dar vista a los interesados que la
requieran. La vista no debe demorarse por un tiempo mayor de diez (10) días
hábiles después de iniciadas las actuaciones, y la autoridad puede inclusive
facilitar el expediente por un plazo razonable a los interesados que lo soliciten,
siempre que ello no obste al trámite de la causa. Las resoluciones definitivas que
dicte la autoridad competente son recurribles por ante el juez federal respectivo,
dentro de los cinco (5) días de notificadas. Esta disposición se aplicará a aquellas
causas que no tengan previsto un procedimiento especial.

TITULO V - DE LAS NORMAS DE DERECHO INTERNACIONAL PRIVADO

CAPITULO I - DE LOS CONFLICTOS DE LEYES

Artículo 597 : Nacionalidad del buque


ARTICULO 597 - La nacionalidad del buque se determina por la ley del Estado
que otorga el uso de la bandera. Dicha nacionalidad se prueba con el respectivo
certificado, legítimamente expedido por las autoridades competentes de dicho
Estado.

Artículo 598 : Ambito de aplicación


ARTICULO 598 - La ley de la nacionalidad del buque rige lo relativo a la
adquisición y a la transferencia y extinción de su propiedad, a los privilegios y a
otros derechos reales o de garantía. Rige también las medidas de publicidad que
aseguren el conocimiento de tales actos por parte de terceros interesados.
Artículo 599 : Cambio de nacionalidad
ARTICULO 599 - El cambio de nacionalidad del buque no perjudica los
derechos emergentes de los privilegios y de otros derechos reales o de garantía.
La extensión de estos derechos se regula por la ley de la nacionalidad que
legalmente tenga el buque en el momento en que se verifique su cambio de
bandera.

Artículo 600 : Derechos de garantía constituidos en el extranjero


ARTICULO 600 - Las hipotecas y cualquier otro derecho de garantía sobre
buques de nacionalidad extranjera, regularmente constituidos y registrados
según sus leyes, son válidos y producen efectos en la República, de acuerdo con
lo establecido en los artículos precedentes, siempre que exista reciprocidad del
respectivo Estado.

Artículo 601 : Poderes del capitán


ARTICULO 601 - Los poderes y atribuciones del capitán, así como sus
obligaciones, se rigen por la ley del pabellón.

Artículo 602 : Locación y fletamento


ARTICULO 602 - Los contratos de locación y de fletamento a tiempo se rigen
por la ley del pabellón del buque.

Artículo 603 : Transporte de mercaderías


ARTICULO 603 - Las obligaciones inherentes al contrato de fletamento total o
parcial para el transporte de mercadería, o al de transporte de carga general o de
bultos aislados en cualquier buque y, en general, a todo contrato en que el
transportador asume la obligación de entregar la carga en destino, se rigen por la
ley del lugar donde han de ejecutarse.

Artículo 604 : Transporte de personas


ARTICULO 604 - Las disposiciones de esta ley que regulan la responsabilidad
del transportador con respecto al pasajero y a su equipaje, se aplican a todo
contrato de transporte de personas por agua celebrado en la República o cuyo
cumplimiento se inicie o termine en puerto argentino, sea el buque nacional o
extranjero, o cuando sean competentes para entender en la causa los tribunales
de la República.

Artículo 605 : Abordajes


ARTICULO 605 - Los abordajes se rigen por la ley del Estado en cuyas aguas se
producen, y por la de la nacionalidad de los buques, cuando ellos tengan la
misma y ocurrieren en aguas no jurisdiccionales. Los abordajes entre buques que
enarbolen pabellones de Estados adherentes o ratificantes de la Convención de
Bruselas de 1910 sobre unificación de ciertas normas en materia de abordajes, se
rigen por las normas de esa convención. Si ocurre el abordaje en aguas no
jurisdiccionales, y los buques son de distinta nacionalidad, cada uno está
obligado en los términos de la ley de su bandera, y no puede obtener más de lo
que ella conceda.

Artículo 606 : Asistencia y salvamento


ARTICULO 606 - La asistencia y el salvamento prestados en aguas
jurisdiccionales se rigen por la ley del Estado respectivo, y por la del pabellón
del buque asistente o salvador cuando se presten en aguas no jurisdiccionales.
Esta última ley rige también todo lo relativo a la porción del salario de asistencia
o de salvamento que corresponda a la tripulación. Los casos de auxilio
comprendidos en el ámbito de aplicación de la Convención de Bruselas de 1910
sobre unificación de ciertas normas en materia de asistencia y salvamento, se
rigen por las normas de esa convención.

Artículo 607 : Avería común


ARTICULO 607 - Salvo convenciones especiales:

a) La Ley de la nacionalidad del buque determina la naturaleza de la avería, y en


la avería común, los elementos, formalidades y la obligación de contribuir;

b) La ley del Estado en cuyo puerto se practican, rige la liquidación y prorrateo


de la avería común.

Artículo 608 : Averías particulares


ARTICULO 608 - Las averías particulares relativas al buque se rigen por la ley
de su nacionalidad. Las referentes a los efectos embarcados, se rigen por la ley
aplicable a su respectivo contrato de fletamento o de transporte.

Artículo 609 : Contratos de seguro


ARTICULO 609 - Los contratos de seguro se rigen por las leyes del Estado
donde esté domiciliado el asegurador. Si el seguro se ha contratado por
intermedio de una sucursal o agencia, rige la ley del lugar donde éstas
funcionen, el cual se considera su domicilio.

Artículo 610 : Contratos de ajuste


ARTICULO 610 - Los contratos de ajuste se rigen por la ley de la nacionalidad
del buque en que el capitán, oficiales y demás tripulantes presten sus servicios.

Artículo 611 : Medidas precautorias


ARTICULO 611 - El derecho de embargar, tomar cualquier otra medida
precautoria y vender judicialmente un buque, se regula por la ley de su situación.

CAPITULO II - DE LOS CONFLICTOS DE COMPETENCIA

Artículo 612 : Competencia de los tribunales nacionales


ARTICULO 612 - Los tribunales nacionales son competentes para entender en
todo juicio en que sea parte de un propietario o armador de un buque de bandera
extranjera, en los casos en que, según esta ley, el buque puede ser embargado.

Artículo 613 : Abordaje en aguas no jurisdiccionales


ARTICULO 613 - En los casos de abordaje o de otro accidente de navegación
ocurridos en aguas no jurisdiccionales, las autoridades judiciales y
administrativas nacionales son competentes para entender en las acciones
penales o disciplinarias que pueden ejercitarse contra los capitanes o cualquier
otra persona de la tripulación al servicio de los buques, cuando éstos sean de
bandera argentina en el momento del abordaje o accidente.
Artículo 614 : Contratos de utilización de buque, fletamento y transporte
ARTICULO 614 - Los tribunales nacionales son competentes para conocer en
los juicios derivados de los contratos de utilización de los buques, cuando las
obligaciones respectivas deban cumplirse en la República, salvo la opción que
tiene el demandante por los tribunales del domicilio del demandado. En los
contratos de fletamento total o parcial, o de transporte de carga general o de
bultos aislados en un buque cualquiera, o de personas y; en general, en todo
contrato en que el transportador asuma la obligación de entregar los efectos en
destino, es nula toda claúsula que establezca otra jurisdicción que la de los
tribunales argentinos.

Artículo 615 : Averías comunes


ARTICULO 615 - Son competentes los tribunales nacionales para entender en
los juicios derivados de averías comunes, cuando la aventura finalice o la
liquidación y prorrateo se realicen en puerto argentino. Es nula toda cláusula que
atribuya competencia a los tribunales de otro Estado.

Artículo 616 : Contrato de ajuste


ARTICULO 616 - Además de la competencia que les corresponda con arreglo a
las leyes generales, los tribunales nacionales deben entender en todas las
acciones derivadas del contrato de ajuste que fue o debió ser cumplido en un
buque de bandera nacional.

Artículo 617 : Asistencia, salvamento y abordaje


ARTICULO 617 - Cualquiera sea la nacionalidad de los buques, son
competentes los tribunales nacionales para entender en los juicios originados en
servicios de asistencia o de salvamento que se prestaron en aguas
jurisdiccionales, y en los de abordaje producidos en las mismas aguas.

Artículo 618 : Asistencia o salvamento en aguas no jurisdiccionales


ARTICULO 618 - En las acciones por servicios de asistencia o de salvamento
practicados en aguas no jurisdiccionales, entienden los tribunales nacionales, en
cualquiera de los siguientes casos:

a) Cuando uno (1) de los buques es de matrícula nacional;

b) Cuando el demandado tiene su residencia habitual o su sede social en la


República;

c) Si el buque auxiliado hace su primera escala o arriba eventualmente en puerto


argentino, u otorga en uno de éstos una fianza por el correspondiente salario. Las
mismas disposiciones se aplican a los auxilios de asistencia o de salvamento,
prestados por buques o aeronaves en el agua o viceversa.

Artículo 619 : Abordajes en aguas no jurisdiccionales


ARTICULO 619 - Corresponde a los tribunales nacionales entender en las
acciones derivadas de abordajes ocurridos en aguas no jurisdiccionales, en
cualquiera de los casos siguientes:

a) Cuando uno (1) de los buques es de matrícula nacional;

b) Cuando el demandado tiene residencia habitual o sede social en la República;

c) Cuando uno (1) de los buques es embargado en puerto argentino con motivo
del abordaje o se otorga en dicho lugar una fianza sustitutiva;

d) Cuando después del abordaje uno (1) de los buques hace su primera escala o
arriba eventualmente a puerto argentino.

Artículo 620 : Contrato de seguro


ARTICULO 620 - Los tribunales nacionales son competentes para conocer en
las acciones que se dedujeren en virtud del contrato de seguro, cuando el
domicilio del asegurador o, en su caso, los de sus sucursales o agencias, están en
la República. El asegurador, así como sus sucursales o agencias; si son
demandantes tienen opción para ocurrir ante los tribunales del domicilio del
asegurado.

Artículo 621 : Prórroga de la jurisdicción


ARTICULO 621 - Producido un hecho generador de una causa cuyo
conocimiento corresponda a los tribunales nacionales, los residentes en el país
pueden convenir, con posterioridad al mismo, someterlo a juicio de árbitros o de
tribunales extranjeros, si así les resultare conveniente.

TITULO VI - DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS Y TRANSITORIAS

Artículo 622 : Incorporación


ARTICULO 622 - Las disposiciones de esta ley integran el Código de
Comercio.

Referencias Normativas:
• CODIGO DE COMERCIO

Artículo 623 : Registro Nacional de Buques


ARTICULO 623 - El Registro Nacional de Buques organizará las inscripciones
que son obligatorias por disposición de esta ley y que no están incluidas en su
ley orgánica. El Registro Nacional de Buques es público. Todo interesado puede
obtener certificación de sus anotaciones, solicitándolo a la autoridad encargada
de aquél.

Artículo 624 : Inaplicabilidad


ARTICULO 624 - Las exigencias de los artículos 112 a 114 no son aplicables al
personal ya habilitado.

Artículo 625 : Aplicación del reglamento de trabajo a bordo


ARTICULO 625 - Hasta tanto se dicte la reglamentación prevista en el artículo
144, continúa en vigencia el actual reglamento de trabajo a bordo.

Artículo 626 : Aplicación del digesto marítimo y fluvial


ARTICULO 626 - Las disposiciones contenidas en el actual Digesto Marítimo y
Fluvial son de aplicación subsidiaria, en cuanto no se opongan a las
prescripciones de esta ley, y mientras no se la reglamente.
Artículo 627 : Concepto de autoridad marítima
ARTICULO 627 - A los efectos de lo dispuesto en esta ley, se entiende por
autoridad marítima y por autoridad u organismo competente, los que tienen
legalmente asignado, en cada caso, el ejercicio de las atribuciones a que dichas
normas se refieren.

Artículo 628 : Derogaciones


ARTICULO 628 - (Nota de redacción) (Modificatorio de las leyes 2637 y
16.526)

Artículo 629 : Vigencia


ARTICULO 629 - La presente ley rige a partir de los sesenta (60) días de su
publicación.

TRANSPORTE MULTIMODAL ley 24.921

TRANSPORTE MULTIMODAL DE MERCADERÍAS

Ley 24.921

Ambito de aplicación. Definiciones. Documento de transporte multimodal.


Responsabilidad del operador. Responsabilidad del expedidor. Aviso y constatación
de daños. Ejercicio de las pretensiones. Disposiciones complementarias.
Remisiones. Registro de operadores de transporte multimodal.

Sancionada: Diciembre 9 de 1.997.

Promulgada de Hecho: Enero 7 de 1.998.

Boletín Oficial: Enero 12 de 1.998.

El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.,


sancionan con fuerza

de Ley:

Capítulo I

Ambito de aplicación

ARTICULO 1- La presente ley se aplica al transporte multimodal de mercaderías


realizado en el ámbito nacional y al transporte multimodal internacional de mercaderías
cuando el lugar de destino previsto contractualmente por las partes se encuentre situado
en jurisdicción de la República Argentina.
ARTICULO 2- A los fines de la presente ley, se entiende por:

a) Transporte multimodal de mercaderías: El que se realiza en virtud de un contrato de


transporte multimodal utilizando como mínimo, dos modos diferentes de porteo a través
de un solo operador, que deberá emitir un documento único para toda la operación,
percibir un solo flete y asumir la responsabilidad por su cumplimiento, sin perjuicio de
que comprenda además del transporte en sí, los servicios de recolección, unitarización o
desunitarización de carga por destino, almacenada, manipulación o entrega al
destinatario, abarcando los servicios que fueran contratados en origen y destino, incluso
los de consolidación y desconsolidación de las mercaderías, cumplimentando las
normas legales vigentes;

b) Modo de transporte. Cada uno de los distintos sistemas de porte de mercaderías por
vía acuática, aérea, carretera o ferroviaria, excluidos los meramente auxiliares;

c) Operador de transporte multimodal. Toda persona, porteador o no, que por sí o a


través de otro que actúe en su nombre, celebre un contrato de transporte multimodal
actuando como principal y no como agente o en interés del expedidor o de
transportadores que participen de las operaciones de transporte multimodal, asumiendo
la responsabilidad por el cumplimiento del contrato;

d) Depositario. La persona que recibe la mercadería para su almacenamiento en el curso


de ejecución de un contrato de transporte multimodal;

e) Transportador o porteador efectivo. Toda persona que realiza total o parcialmente un


porteo de mercaderías en virtud de un contrato celebrado con el operador de transporte
multimodal para el cumplimiento de un transporte multimodal;

f) Estación de transferencia o interfaces. Una instalación, tal como la de puertos


fluviales, lacustres, marítimos, depósitos fiscales, almacenes, puertos secos,
aeropuertos, playas para el transporte terrestre ferroviario o carretero u otras similares,
sobre la que convergen distintos modos de transportes, con adecuada infraestructura y
dotada de equipos para el manipuleo de las cargas y sus respectivos embalajes
(contenedores, paletas, bolsas o cualquier otro que pudiere utilizarse), aptos para
realizar la transferencia de un modo a otro de transportes en forma eficiente y segura;

g) Terminal de cargas. Una estación de transferencia en la que se pueden almacenar los


contenedores u otras unidades de carga y donde se pueden realizar tareas de
unitarización de cargas, llenado y vaciado, como así también de consolidación de
contenedores y otras unidades de carga;

h) Unidad de carga. La presentación de las mercaderías objeto de transporte, de manera


que puedan ser manipuladas por medios mecánicos;

i) Contrato de transporte multimodal. El acuerdo de voluntades en virtud del cual un


operador de transporte multimodal se compromete, contra el pago de un flete a ejecutar
o hacer ejecutar el transporte multimodal de las mercaderías;

j) Documento de transporte multimodal. El instrumento que hace prueba de la


celebración de un contrato de transporte multimodal y acredita que el operador de
transporte multimodal ha tomado las mercaderías bajo su custodia y se ha
comprometido a entregarlas de conformidad con las cláusulas del contrato;

k) Expedidor. La persona que celebra un contrato de transporte multimodal de


mercaderías con el operador de transporte multimodal, encomendando el transporte de
las mismas;

l) Consignatario. La persona legítimamente facultada para recibir las mercaderías;


m) Destinatario. La persona a quien se le envían las mercaderías, según lo estipulado en
el correspondiente contrato;

n) Mercadería. Bienes de cualquier clase susceptibles de ser transportados, incluidos los


animales vivos, los contenedores, las paletas u otros elementos de transporte o de
embalare análogos, que no hayan sido suministrados por el operador de transporte
multimodal.

o) Tomar bajo custodia. El acto de colocar físicamente las mercaderías en poder del
operador de transporte multimodal, con su aceptación para transportarlas de
conformidad con el documento de transporte multimodal, las leyes, los usos y
costumbres del comercio del lugar de recepción;

p) Entrega de la mercadería. El acto por el cual el operador de transporte multimodal


pone las mercaderías a disposición efectiva y material del consignatario de conformidad
con el contrato de transporte multimodal, las leyes y los usos y costumbres imperantes
en el lugar de entrega;

q) Unitarización. El proceso de ordenar y acondicionar correctamente la mercadería en


unidades de carga para su transporte;

r) Bulto. Acondicionamiento de la mercadería para facilitar su identificación o


individualización independientemente del embalaje que lo contenga.

Capítulo III

Documento de transporte multimodal

ARTICULO 3- Emisión. El operador de transporte multimodal o su representante,


deberá emitir un documento de transporte multimodal, dentro de las veinticuatro (24)
horas de haber recibido la mercadería para el transporte, contra la devolución de los
recibos provisorios que se hubieran suscrito. La emisión del documento de transporte
multimodal no impedirá que se extiendan además otros documentos relativos al
transporte o a servicios que se podrán prestar durante la ejecución del transporte
multimodal, pero tales documentos no reemplazan al documento de transporte
multimodal.

ARTICULO 4- Forma. Cuando el documento de transporte multimodal se emita en


forma negociable podrá ser, a la orden, al portador o nominativo y es transferible con las
formalidades y efectos que prescribe el derecho común para cada una de las
mencionadas categorías de papeles de comercio. Si se emite un juego de varios
originales, se indicará expresamente en el cuerpo del documento de transporte
multimodal el número de originales que componen el juego, debiendo constar en cada
uno de ellos la leyenda "Original". Si se emiten copias, cada una de ellas deberá llevar
la mención "Copia No Negociable".

ARTICULO 5- Contenido. El documento de transporte mutimodal deberá mencionar:

a) Nombre y domicilio del operador de transporte multimodal;

b) Nombre y domicilio del expedidor;

c) Nombre y domicilio del consignatario;

d) Nombre y domicilio de la persona o entidad a quien deba notificarse la llegada de la


mercadería;
e) El itinerario previsto, los modos de transporte y los puntos de trasbordo, si se
conocieran al momento de la emisión del documento de transporte multimodal;

f) El lugar y la fecha en que el operador de transporte multimodal toma las mercaderías


bajo su custodia;

g) Fecha o plazo en que la mercadería debe ser entregada en su lugar de destino, si tal
fecha o plazo ha sido convenido expresamente;

h) Una declaración por la que se indica si el documento de transporte multimodal es


original o no negociable. Las copias negociables u originales deberán ser firmadas por
el operador de transporte multimodal y por el expedidor, o por las personas autorizadas
a tal efecto por ellos;

i) Número de originales emitidos, indicándose en las copias que se presenten, la


mención "Copia No Negociable";

j) La naturaleza de las mercaderías, las marcas principales necesarias para su


identificación, una declaración expresa, si procede, sobre su carácter peligroso, nocivo o
contaminante;

k) Número de bultos o piezas y su peso bruto si correspondiere;

l) El estado y condición aparente de las mercaderías;

m) El lugar de pago, la moneda de pago y el flete convenido, desglosándose los tramos


internos o domésticos de los tramos internacionales, a los efectos del cálculo de la base
imponible para el pago de aranceles y tributos;

n) El lugar y la fecha de emisión del documento de transporte multimodal;

o) La firma del operador de transporte multimodal o de quien extienda el documento de


transporte multimodal en su representación.

ARTICULO 6- Firma. El documento de transporte multimodal será firmado por el


operador de transporte multimodal o por una persona autorizada a tal efecto por él, cuya
firma deberá estar registrada en el registro de operadores de transporte multimodal. La
reglamentación decidirá la oportunidad, condiciones y características para el uso de
documentación electrónica, garantizando la seguridad jurídica.

ARTICULO 7- Derechos del tenedor legítimo. El tenedor legítimo del documento de


transporte multimodal, tiene derecho a disponer de la mercadería respectiva durante el
viaje y exigir su entrega en destino.

ARTICULO 8- Efectos. La emisión del documento de transporte multimodal, sin las


reservas del artículo siguiente apareja la presunción de que las mercaderías fueron
recibidas en aparente buen estado y condición, de acuerdo a las menciones del
documento de transporte multimodal. La presunción indicada admite prueba en
contrario.

Sin embargo dicha prueba no será admitida cuando el documento de transporte


multimodal haya sido transferido a un tercero de buena fe, incluido el consignatario.

ARTICULO 9- Cláusula de reserva. El operador de transporte multimodal podrá


expresar reservas fundadas en el documento, cuando tenga sospechas razonables
respecto a la exactitud de la descripción de la carga (marcas, números, cantidades, peso,
volumen o cualquier otra identificación o descripción de las mercaderías que pudiera
corresponder) hecha por el expedidor, o cuando la mercadería o su embalaje no
presentaren adecuadas condiciones físicas de acuerdo con las necesidades propias de la
mercadería y las exigencias legales de cada modalidad a ser utilizada en el transporte.
ARTICULO 10.- Cartas de garantías. Son válidas entre el expedidor y el operador de
transporte multimodal las cartas de garantías extendidas por el primero, pero no pueden
ser opuestas a terceros de buena fe. Son nulas las cartas de garantías que se emitan para
perjudicar los derechos de un tercero o que contengan estipulaciones prohibidas por la
ley.

ARTICULO 11.- Omisiones. La omisión en el documento de transporte multimodal de


uno o varios datos a los que se refiere el artículo 5 no afectará la naturaleza jurídica de
este documento, a condición de que se ajuste a la norma del inciso j) del artículo 2 y
permita el cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 7 y 8 de esta ley.

ARTICULO 12.- Valor declarado. El expedidor podrá declarar, antes del embarque, la
naturaleza y el valor de la mercadería y exigir que tal declaración sea insertada en el
documento de transporte multimodal. Esta declaración expresa constituye una
presunción respecto al valor de la mercadería, salvo prueba en contrario que pueda
producir el operador de transporte multimodal o, en su caso, el transportador efectivo, o
el titular de la estación de transferencia o el titular de la estación de carga.

ARTICULO 13.- Entrega de la mercadería. La entrega de la mercadería sólo podrá


obtenerse del operador de transporte multimodal o de la persona que actúe por cuenta de
éste, contra la devolución del documento de transporte multimodal negociable
debidamente endosado de ser necesario.

El operador de transporte multimodal quedará liberado de su obligación de entregar la


mercadería si, habiéndose emitido el documento de transporte multimodal en un juego
de varios originales, el operador o la persona que actúe por cuenta de éste, ha entregado
de buena fe la mercadería contra la devolución de uno de esos originales.

ARTICULO 14.- Personas que pueden recibir la entrega. El operador de transporte


multimodal se obliga a ejecutar o hacer ejecutar todos los actos necesarios para que las
mercaderías sean entregadas a:

a) La persona que presente uno de los originales del documento de transporte


multimodal, cuando éste fuere emitido en forma negociable al portador;

b) La persona que presente uno de los originales del documento de transporte


multimodal debidamente endosado, cuando el documento de transporte multimodal
fuera emitido en forma negociable a la orden:

c) La persona determinada en el documento de transporte multimodal que fuera emitido


en forma negociable a nombre de esa persona con comprobación previa de su identidad
y contra la presentación de uno de los originales del mencionado documento. Si el
documento fuese endosado a la orden o en blanco, se aplicará lo dispuesto en el punto
b).

Capítulo IV

Responsabilidad del operador de transporte multimodal

ARTICULO 15.- Ambito de aplicación temporal de la ley. La responsabilidad del


operador de transporte multimodal se extiende desde que recibe la mercadería bajo su
custodia por sí o por la persona destinada al efecto y finaliza una vez verificada la
entrega a las personas indicadas en el artículo 14, de conformidad con el contrato de
transporte multimodal, las leyes y los usos y costumbres imperantes en el lugar de
entrega.

ARTICULO 16.- Extensión de la responsabilidad. El operador de transporte


multimodal será responsable por las acciones u omisiones de sus empleados o agentes
en el ejercicio de sus funciones o de cualquier otra persona cuyos servicios tenga
contratados para el cumplimiento del contrato.
ARTICULO 17.- Pérdida, daño o demora en la entrega. El operador de transporte
multimodal será responsable de la pérdida total o parcial, del daño de la mercadería o la
demora, si el hecho que ha causado la pérdida, el daño o la demora, se produjo cuando
la mercadería estaba bajo su custodia.

El operador de transporte multimodal sólo será a responsable por los perjuicios


resultantes de la demora, si el expedidor hubiera hecho una declaración de interés de la
entrega en plazo determinado y si la misma hubiese sido aceptada por el operador de
transporte multimodal.

ARTICULO 18.- Demora en la entrega. Pérdida. Se considera que hay demora en la


entrega de la mercadería si ésta no ha sido entregada en el lugar de destino previsto
dentro del plazo expresamente convenido, o a falta de plazo expresamente convenido,
dentro del que conforme con las circunstancias del caso sea exigible a un operador de
transporte multimodal diligente. El expedidor o el consignatario, pueden considerar
perdida la mercadería si no ha sido entregada dentro de los noventa (90) días siguientes
a la expiración del plazo de entrega.

ARTICULO 19.- Daños localizados. Remisión normativa. Cuando se demuestre que el


daño, la pérdida o la demora, se ha producido en un modo determinado de transporte,
con respecto al cual la legislación específica establezca sistemas de responsabilidad y
exoneración distintos de los previstos por esta ley, las causales de exoneración de
responsabilidad del operador de transporte multimodal serán las dispuestas en tal
legislación.

ARTICULO 20.- Daños localizados. Solidaridad. Cuando se acredite en que modo de


transporte o en que estación de transferencia se produjo el daño, la pérdida o la demora,
el operador de transporte multimodal será solidariamente responsable con el
transportador efectivo o con el titular de la estación de transferencia o con el depositario
sin perjuicio del derecho del primero a repetir del transportador efectivo o del titular de
la estación de transferencia o del depositario, lo que hubiere desembolsado en virtud de
tal responsabilidad solidaria.

ARTICULO 21.- Daños no localizados. Causales de exoneración. Cuando no se pueda


determinar en que modo de transporte ocurrió la pérdida total o parcial de la mercadería,
el daño o la demora en la entrega, o cualquier otro incumplimiento del contrato de
transporte multimodal, el operador de transporte multimodal se eximirá de
responsabilidad si acredita que su incumplimiento fue causado por:

a) Vicio propio de la mercadería, incluyendo las mermas normales provenientes de sus


propias características, pese al cuidadoso manipuleo y transporte;

b) Defectos o deficiencias de embalaje; que no sean aparentes;

c) Culpa del expedidor, consignatario o propietario de la mercadería o de sus


representantes;

d) Caso fortuito o de fuerza mayor. El transportador deberá probar que él o su


representante han adoptado todas las medidas para evitar el daño;

e) Huelgas, motines o "lock-out" efectuados por terceros;

f) Orden de una autoridad pública que impida o retrase el transporte, por un motivo no
imputable a la responsabilidad del operador de transporte multimodal.

ARTICULO 22.- Cuantía de la indemnización. Para establecer la indemnización por


pérdida o daño de la mercadería se fijará la misma según el valor de ésta en el lugar y en
el momento de la entrega pactada en el documento de transporte multimodal.
En caso de demora en la entrega, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 17, el
operador de transporte multimodal perderá el valor del flete de la mercadería que
hubiera sufrido demora, sin perjuicio de la obligación de resarcir el mayor daño probado
que se hubiere producido por tal causa.

ARTICULO 23.- Criterio para la valorización de la mercadería. El valor de la


mercadería se determinará teniendo en cuenta la cotización que tenga en una bolsa de
mercaderías o en su defecto observando el precio que tenga en el mercado, o si no se
dispusiera de esa cotización ni de su precio, según el valor usual de mercadería de
similar naturaleza y calidad, salvo que el expedidor haya hecho una declaración expresa
respecto al valor de la mercadería en el documento de transporte multimodal en los
términos del artículo 12.

ARTICULO 24.- Cuantía de la indemnización. Límite. La indemnización, si se


demuestra que el daño por la pérdida total o parcial, la avería o la demora en la entrega,
se produjo en los modos acuático o aéreo, no excederá los límites fijados por las normas
específicas aplicables a tales modos.

Cuando en el desarrollo de un transporte multimodal, incluido estaciones de


transferencia, depósitos o terminales de carga, no se pudiera identificar el momento en
el cual se produjo el daño o cuando el mismo se produzca en los modos ferroviarios o
carreteros, la indemnización no excederá el límite de cuatrocientos (400) pesos
argentinos oro por bulto afectado.

En caso de transporte de mercadería a granel, el límite de responsabilidad será de


cuatrocientos (400) pesos argentinos oro por unidad de flete.

Las partes podrán acordar en el momento de transporte multimodal un límite superior al


indicado precedentemente.

Cuando la mercadería fuera acondicionada en un contenedor, en una paleta o en otro


artefacto utilizado para la unitarización de la mercadería cada bulto o unidad de carga
asentado en el documento de transporte multimodal como incluido en dicho contenedor,
paleta o artefacto similar, será considerado para establecer la limitación de la
responsabilidad por bulto o pieza.

ARTICULO 25.- Valor del argentino oro. La cotización oro será la oficial fijada por el
órgano competente al momento de efectuarse la liquidación judicial o extrajudicial. En
defecto de cotización oficial se determinará su valor por el contenido metálico y no por
su valor numismático.

ARTICULO 26.- Responsabilidad acumulada. Límite. La responsabilidad acumulada


del operador de transporte multimodal no excederá los límites de responsabilidad por la
pérdida total de las mercaderías.

ARTICULO 27.- Exoneración de responsabilidad por actos del poder público. El


operador de transporte multimodal no responderá durante la ejecución del transporte por
las demoras en la entrega o daños sufridos por la mercadería como consecuencia de la
actuación de una autoridad administrativa o fiscal, tanto nacional como extranjera.

ARTICULO 28.- Pérdida del derecho a la limitación. El operador de transporte


multimodal, el porteador efectivo y el depositario no podrán acogerse a la limitación de
la responsabilidad prevista en esta ley, si se prueba que la pérdida, el daño o la demora
en la entrega provinieron de una acción u omisión imputable al operador de transporte
multimodal, al porteador efectivo, al depositario o sus dependientes con dolo o culpa
grave.

ARTICULO 29.- Responsabilidad de los dependientes. Si la acción se promoviera


contra empleados o agentes del operador de transporte multimodal o contra cualquier
persona a la que se haya recurrido para la ejecución del contrato de transporte
multimodal o para la realización de algunas de las prestaciones, ellos podrán oponer las
mismas exoneraciones y límites de responsabilidad invocables por el operador de
transporte multimodal. En este caso el conjunto de las sumas que los demandados deban
abonar, no excederá del límite previsto en el artículo 24.

ARTICULO 30.- Responsabilidad extracontractual. Las disposiciones de esta ley se


aplican tanto si la acción se funda en normas de responsabilidad extracontractual como
responsabilidad contractual.

ARTICULO 31.- Cláusulas nulas. Es absolutamente nula y sin efecto, toda cláusula
que exonere o disminuya la responsabilidad del operador de transporte multimodal, de
los transportadores efectivos, de los depositarios o de las estaciones de transferencia de
carga, por pérdida, daño o demora sufrida por la mercadería o que modifique la carga de
la prueba en forma distinta de la que surge de esta ley.

Esta nulidad comprende la de la cláusula por la cual el beneficio del seguro de la


mercadería, directa o indirectamente, sea cedido a cualquiera de ellos. La nulidad de las
cláusulas mencionadas no entraña la del contrato.

Capítulo V

Responsabilidad del expedidor

ARTICULO 32.- Imputabilidad. El expedidor no es responsable de los daños o


pérdidas sufridos por el operador de transporte multimodal, o por las personas a las que
éste recurra para la ejecución del contrato o para llevar a cabo algunas de las
prestaciones, salvo que tales daños sean imputables con dolo o culpa al expedidor, sus
agentes o sus subordinados.

ARTICULO 33.- Deber de información. En el momento en que el operador de


transporte multimodal toma la mercadería bajo su custodia, el expedidor le deberá
indicar con exactitud todos los datos relativos a la naturaleza general de la mercadería,
sus marcas, número, peso, volumen y cantidad.

ARTICULO 34.- Mercadería peligrosa. El expedidor debe señalar adecuadamente la


mercadería peligrosa y sus envases, mediante etiquetas normalizadas o marcas y debe
informar al operador de transporte multimodal sobre el carácter peligroso de la misma y
sobre las precauciones que deban adoptar. De no hacerlo así, será responsable ante el
operador de transporte multimodal de los perjuicios resultantes de la expedición de esa
mercadería, la que en cualquier momento podrá ser descargada, destruida o
transformada en inofensiva, según lo requieran las circunstancias o por orden de la
autoridad pública, sin que ello de lugar a indemnización alguna.

ARTICULO 35.- Criterio para la clasificación de la mercadería peligrosa. La


clasificación de mercadería peligrosa tendrá como base las recomendaciones de la
Organización de las Naciones Unidas (ONU) al respecto, tomando en cuenta las nueve
clasificaciones que dicta la Organización Marítima Internacional (IMO).

ARTICULO 36.- Límites de la responsabilidad. El expedidor, el consignatario, sus


dependientes y las personas de las que se sirven podrán ampararse en las mismas
limitaciones de responsabilidad de las que se benefician el operador de transporte
multimodal, el porteador efectivo o el depositario, sea que la acción se funda tanto en
responsabilidad contractual como extracontractual. Las personas indicadas en el párrafo
anterior perderán el derecho de acogerse a tales límites cuando hubieran actuado con
dolo o culpa grave.

Cuando se accione contra más de una persona el límite de responsabilidad total no podrá
exceder del que resulte aplicable.
ARTICULO 37.- Indemnización a favor del operador de transporte multimodal. El
expedidor indemnizará al operador de transporte multimodal por los perjuicios
resultantes de la inexactitud o insuficiencia de los datos mencionados en los artículos 5,
33, 34 y 35. El derecho del operador de transporte multimodal a tal indemnización no
limitará en modo alguno su responsabilidad en virtud del contrato de transporte
multimodal respecto a cualquier persona distinta del expedidor.

ARTICULO 38.- Subsistencia de la responsabilidad del expedidor. El expedidor


seguirá siendo responsable aún cuando haya transferido el documento de transporte
multimodal.

Capítulo VI

Aviso y constatación de daños

ARTICULO 39.- Del aviso y su omisión. El consignatario, dentro de los cinco (5) días
hábiles de recibida la mercadería, debe dar aviso al operador de transporte multimodal
sobre la pérdida, daño o demora en la entrega. La falta de aviso generará la presunción
de que la mercadería fue entregada tal como se encontraba descrita en el documento de
transporte multimodal. Esta presunción admite prueba en contrario.

ARTICULO 40.- Inspección conjunta y determinación de daños o pérdidas. El


operador de transporte multimodal y el consignatario están obligados, ante el pedido de
uno de ellos, a hacer una revisión conjunta de las mercaderías para determinar las
pérdidas o daños. Si las partes no se ponen de acuerdo en la redacción de la constancia
escrita de tal revisación, cualquiera de ellas puede pedir una pericia judicial con el
objeto de establecer la naturaleza de la avería, su origen y el monto.

Capítulo VII

Del ejercicio de las pretensiones

ARTICULO 41.- Prorroga de la jurisdicción. En los contratos de transporte multimodal


que se celebren para realizar un transporte en el ámbito nacional y en los contratos de
transporte multimodal internacionales en los que el lugar de destino previsto esté en
jurisdicción argentina, es nula toda cláusula que establezca otra jurisdicción que la de
los tribunales federales argentinos competentes. Sin embargo, es válido el sometimiento
a tribunales o árbitros extranjeros si se acuerda después de producido el hecho
generador de la causa.

ARTICULO 42.- Citación a terceros. El operador de transporte multimodal podrá pedir


la citación de los transportistas efectivos o de los depositarios efectivos, a fin de que
tomen intervención en el juicio, en el momento de la contestación de la demanda
respectiva.

ARTICULO 43.- Prescripción, plazos y cómputos. Las acciones derivadas del contrato
de transporte multimodal prescriben por el transcurso de un año, contado a partir del
momento en que la mercadería fue o debió ser entregada a las personas indicadas en el
artículo 14. Las acciones de repetición entre el operador de transporte multimodal y los
transportadores efectivos, o viceversa, podrán ser ejercitadas aún después de la
expiración del plazo establecido precedentemente, aplicándose el que corresponda a la
naturaleza de la relación.

Las acciones de repetición prescriben por el transcurso de un año, contado desde la


fecha de notificación del pago extrajudicial realizado o de la fecha del laudo arbitral o
sentencia definitiva que se dicte en la demanda iniciada.

Capítulo VIII

Disposiciones complementarias
ARTICULO 44.- Averías gruesas. Las normas de esta ley no afectan al régimen de las
averías gruesas.

ARTICULO 45.- Régimen de contenedores. Sustitúyense los textos de los artículos


485, 486 y 487 de la ley 22.415 por los siguientes:

Artículo 485: A los efectos de esta ley se considerará contenedor a un elemento de


equipo de transporte que:

a) Constituya un compartimiento, total o parcialmente cerrado, destinado a contener y


transportar mercaderías;

b) Haya sido fabricado según las exigencias técnico-constructivas, de conformidad con


las normas IRAM o recomendaciones COPANT o ISO u otras similares;

c) Esté construido en forma tal que por su resistencia y fortaleza pueda soportar una
utilización repetida;

d) Pueda ser llenado y vaciado con facilidad y seguridad

e) Esté provisto de dispositivos (accesorios) que permitan su sujeción o fijación y su


manipuleo rápido y seguro en la carga, descarga y trasbordo de uno a otro modo de
transporte;

f) Sea identificable, por medio de marcas y números grabados con material indeleble,
que sean fácilmente visualizables.

Artículo 486: La introducción, desplazamiento y extracción de contenedores del


territorio aduanero general, el territorio aduanero especial, zonas francas y otros ámbitos
geográficos en los que se aplique la legislación aduanera argentina, se realizará bajo
responsabilidad de un agente de transporte aduanero, según los requisitos que establezca
la reglamentación.

Artículo 487: En las condiciones previstas por los artículos 23, Inciso y) y 24 de la ley
22.415, la Administración Nacional de Aduanas reglamentará la utilización de los
contenedores, preservando la rapidez y economía del desplazamiento de estos equipos
de transporte, la seguridad de la carga y el respeto de los acuerdos internacionales sobre
la materia.

ARTICULO 46.- Artículo 46: Admisión temporaria de contenedores. A efectos de


racionalizar la utilización de los contenedores de matrícula extranjera, se establece
como límite del régimen de admisión temporaria de los mismos, el plazo de
cuatrocientos ochenta (480) días corridos.

Vencido el plazo señalado, la autoridad aduanera procederá a penalizar al responsable


de la admisión temporaria del contenedor con una multa diaria de CIEN PESOS ($
100), por un plazo máximo de noventa (90) días, vencido el cual se procederá al remate
del contenedor en infracción.

Decláranse remitidas de pleno derecho, conforme lo determinado por los artículos 877 y
concordantes del Código Civil, las condenaciones pecuniarias impuestas en virtud del
segundo párrafo del artículo 46 de la Ley 24.921. Igualmente declárase la caducidad de
los procedimientos administrativos y judiciales promovidos por imperio del artículo que
se modifica.

(modificado por art. 51 de la Ley N°25.345 B.O. 17/11/2000)

Capítulo LX

Remisiones
ARTICULO 47.- Acción ejecutiva para obtener la entrega de la carga. Son de
aplicación al contrato de transporte multimodal, en cuanto fueran pertinentes, las
normas de la sección 5a del capítulo VIII del título IV de la Navegación 20.094,
relativas a la acción ejecutiva para obtener la entrega de la carga.

ARTICULO 48.- Acción ejecutiva para obtener el pago del flete. Se aplicarán también
al contrato de transporte multimodal, en cuanto fuera pertinente, las disposiciones
referentes a la acción ejecutiva para obtener el cobro del flete contenidas en la sección
6a del capítulo VIII del título IV de la Ley de la Navegación 20.094, excepto lo
dispuesto en el artículo 590.

Capítulo X

Registro de operadores de transporte multimodal

ARTICULO 49.- Inscripción. Para ejercer la actividad de operador de transporte


multimodal será indispensable estar inscrito en un registro de operadores de transporte
multimodal a cargo de la autoridad nacional competente en el área de transporte.

ARTICULO 50.- Requisitos. Para inscribirse en el registro de operadores de transporte


multimodal el interesado deberá presentar una solicitud ante la autoridad nacional
competente, y acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

a) Establecer domicilio o representación legal en territorio nacional;

b) Acreditar y mantener un patrimonio mínimo en bienes registrables equivalente a


100.000 pesos;

c) Estatuto legalizado con constancia de su inscripción ante la Inspección General de


Justicia en caso de tratarse de una sociedad o matrícula de comerciante si se trata de una
persona física;

d) Estar inscripto como agente de transporte aduanero y como operador de


contenedores; respecto de estos requisitos se podrá suplir la inscripción por la
presentación de un apoderado general ya inscripto ante los organismos
correspondientes.

ARTICULO 51.- Seguros. Para poder desarrollar su actividad los operadores de


transporte multimodal deberán contar con una póliza de seguro que cubra su
responsabilidad civil en relación a las mercaderías bajo su custodia.

ARTICULO 52.- Vigencia de la inscripción. La inscripción en el registro mantendrá su


vigencia en los términos del artículo 50, siempre que no medie una comunicación oficial
por escrito de la autoridad competente del área de transportes al operador de transporte
multimodal respecto de la cancelación o suspensión de su inscripción.

La vigencia de la inscripción en registro de operador de transporte multimodal ser de


cinco años, renovables por períodos iguales.

ARTICULO 53.- Certificado de registro. La autoridad nacional competente extenderá


el correspondiente certificado de registro o lo denegará mediante resolución fundada,
dentro de un plazo que no exederá de 20 días hábiles, contados a partir de la fecha en
que se acreditó el cumplimiento de los requisitos establecidos en el artículo 50.

ARTICULO 54.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

DADA EL LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS


AIRES, A LOS NUEVE DIAS DEL MES DE DICIEMBRE DEL AÑO MIL
NOVECIENTOS NOVENTA Y SIETE.
- REGISTRADA BAJO EL N 24.921 -

ALBERTO R. PIERRI. - EDUARDO MENEM. - Esther H. Pereyra Arandía de Pérez


Pardo. - Edgardo Piuzzi.

CONVENIO TOKIO, SOBRE INFRACCIONES Y CIERTOS OTROS ACTOS


COMETIDOS A BORDO DE LAS
AERONAVES
B.O.E. num. 308 de 25 de diciembre 1969
JEFATURA DEL ESTADO
INSTRUMENTO de Ratificación del Convenio sobre Infracciones y ciertos otros actos
cometidos a bordo de
aeronaves, concluido en Tokio el 14 de Septiembre de 1963
JEFE DEL ESTADO ESPAÑOL, GENERALISIMO DE LOS EJERCITOS
NACIONALES
Por cuanto el día 27 de Julio de I964. el Embajador de España en Ottawa nombrado en
buena y debida forma al
efecto, firmó en nombre de España el Convenio sobre Infracciones y cierto; otros actos
cometidos a bordo de
aeronaves concluido en Tokio el 14 de Septiembre de 1963 cuyo texto certificado se
Inserta seguidamente Los
Estados Partes en el presente Convenio han acordado lo siguiente
CAPITULO I
CAMPO DE APLICACIÓN DEL CONVENIO
Artículo 1
1. El presente Convenio se aplicará a:
a) las infracciones a las Leyes penales;
b) los actos que, sean o no infracciones, puedan poner o pongan en peligro la seguridad
de la aeronave o de las
personas o bienes de la misma, o que pongan en peligro el buen orden y la disciplina a
bordo.
2. A reserva de lo dispuesto en el capítulo 111 este Convenio se aplicará a las
infracciones cometidas y a los
actos ejecutados por una persona a bordo de cualquier aeronave matriculada en un
Estado Contratante mientras
se halle en vuelo, en la superficie de alta mar o en la de cualquier otra zona situada fuera
del territorio de un
Estado.
3. A los fines del presente Convenio se considera que una aeronave
se encuentra en vuelo desde que se aplica la
fuerza motriz para despegar hasta que termina el recorrido de
aterrizaje.
4. El presente Convenio no se aplicara a las aeronaves en servicios
militares de aduanas y de policía.
Artículo 2
Sin perjuicio de las disposiciones del artículo 4 y salvo que se requiera
la seguridad de la aeronave y de las
personas o bienes a bordo, ninguna disposición de este Convenio se
interpretara en el sentido de que autoriza o
exige medida alguna en caso de infracciones a las leyes penales de
carácter político o basadas en discriminación
racial o religiosa
CAPITULO II
JURISDICCION
Artículo 3
1. El Estado de matricula de la aeronave será competente para
conocer de las infracciones y actos cometidos a
bordo
2. Cada Estado Contratante deberá tomar las medidas necesarias a
fin de establecer su jurisdicción como Estado
de matricula sobre las infracciones cometidas a bordo de las
aeronaves matriculadas en tal Estado.
3. El presente Convenio no excluye ninguna jurisdicción penal ejercida
de acuerdo con las leyes nacionales.
Artículo 4
El Estado Contratante que no sea el de matricula no podrá perturbar
el vuelo de una aeronave a fin de ejercer su
jurisdicción penal sobre una infracción cometida a bordo más que en
los caso siguientes:
a) la infracción produce efectos en el territorio de tal Estado;
b) la infracción ha sido cometida por o contra un nacional de tal
Estado o una persona que tenga su residencia
permanente en el mismo:
c) la infracción afecta a la seguridad de tal Estado;
d) la infracción constituye una violación de los Reglamentos sobre
vuelo o maniobra de las aeronave vigentes en
tal Estado;
e) cuando sea necesario ejercer la Jurisdicción para cumplir las
obligaciones de tal Estado de conformidad con un
acuerdo internacional multilateral.
CAPITULO III
FACULTADES DEL COMANDANTE DE LA AERONAVE
Artículo 5
1. Las disposiciones de este capítulo no se aplicaran a las infracciones
ni a los actos cometidos o a punto de
cometerse por una persona a bordo de una aeronave en vuelo en el
espacio aéreo del Estado de matricula o
sobre la alta mar u otra zona situada fuera del territorio de un Estado,
a no ser que el ultimo punto de despegue o
el próximo punto de aterrizaje previsto se hallen en un Estado distinto
del de matricula o la aeronave vuele
posteriormente en el espacio aéreo de un Estado distinto del de
matricula, con dicha persona a bordo.
2. No obstante lo previsto en el articulo 1, párrafo 3 se considerará a
los fines del presente capítulo, que una
aeronave se encuentre en vuelo desde el momento en que se cierren
todas las puertas externas después del
embarque y el momento en que se abra cualquiera de dichas puertas
para el desembarque. En caso de aterrizaje
forzoso, las disposiciones de este capítulo continuaran aplicándose a
las infracciones y actos cometidos a bordo
hasta que las autoridades competentes de un Estado se hagan cargo
de la aeronave y de las personas y bienes
en la misma.
Articulo 6
1. Cuando el Comandante de la aeronave tiene razones fundadas
para creer que una persona ha cometido o está
a punto de cometer a bordo una infracción o un acto previstos en el
artículo 1, párrafo 1, podrá imponer a tal
persona las medidas razonables, incluso coercitivas, que sean
necesarias:
a) para proteger la seguridad de la aeronave y de las personas y
bienes en la misma;
b) para mantener el buen orden y la disciplina a bordo;
c) para permitirle entregar tal persona a las autoridades competentes
o desembarcarla de acuerdo con las
disposiciones de este capítulo.
2. El Comandante de la aeronave puede exigir o autorizar la ayuda de
los demás miembros de la tripulación y
solicitar miembros de la tripulación y solicitar o autorizar, pero no
exigir, la ayuda de los pasajeros, con el fin de
tomar medidas coercitivas contra cualquier persona sobre la que
tenga tal derecho. Cualquier miembro de la
tripulación o pasajero podrá tomar igualmente medidas preventivas
razonables sin tal autorización, cuando tenga
razones fundadas para creer que tales medidas son urgentes a fin de
proteger la seguridad de la aeronave, de las
personas y de los bienes en la misma.
Artículo 7
1. Las medidas coercitivas impuestas a una persona conforme a lo
previsto en el artículo 6 no continuarán
aplicándose más allá de cualquier punto de aterrizaje a menos que
a) dicho punto se halle en el territorio de un Estado no contratante y
sus autoridades no permitan desembarcar a
tal persona, o las medidas coercitivas se han impuesto de acuerdo
con lo dispuesto en el artículo 6, párrafo I c)
para permitir su entrega a las autoridades competentes; o
b) la aeronave haga un aterrizaje forzoso y el Comandante de la
aeronave no pueda entregar la persona a las
autoridades competentes; o
c) dicha persona acepte continuar el transporte sometida a las
medidas coercitivas
Articulo 8
1. El Comandante de la aeronave podrá, siempre que sea necesario a
los fines previstos en el artículo 6, párrafo
1. a) o b). Desembarcar en el territorio de cualquier Estado en el que
aterrice la aeronave a cualquier persona
sobre la que tenga razones fundadas para creer que ha cometido. o
está a punto de cometer. a bordo de la
aeronave un acto previsto en el articulo 1. Párrafo 1. b).
2. El Comandante de la aeronave comunicara a las autoridades del
Estado donde desembarque a una persona.
de acuerdo con lo previsto en el presente articulo, el hecho de haber
efectuado tal desembarque y las razones de
ello.
Articulo 9
1. El Comandante de la aeronave podrá entregar a las autoridades
competentes de cualquier Estado Contratante
en cuyo territorio aterrice la aeronave a cualquier persona, si tiene
razones fundadas para creer que dicha persona
ha cometido a bordo de la aeronave un acto que, en su opinión,
constituye una infracción grave de acuerdo con
las leyes; penales del Estado de matricula de la aeronave
2. El Comandante de la aeronave. tan pronto como sea factible y. si es
posible, antes de aterrizar en el territorio de
un Estado Contratante con una persona a bordo a la que se pro ponga
entregar de conformidad con el párrafo
anterior, notificará a las autoridades de dicho Estado su intención de
entregar dicha persona y los motivos que
tenga para ello
3. El Comandante de la aeronave suministrara a las autoridades a las
que entregue cualquier presunto delincuente
de conformidad con lo previsto en cl presente artículo, las pruebas e
informes que, de acuerdo con las leyes del
Estado de matricula de la aeronave. se encuentren en su posesión
legitima
Artículo 10
Por las medidas tomadas con sujeción a lo dispuesto en este
Convenio, el Comandante de la aeronave, los demás
miembros de la tripulación, los pasajeros, el propietario, el operador
de la aeronave y la persona en cuyo nombre
se realice el vuelo no serán responsables en procedimiento alguno
por razón de cualquier trato sufrido por la
persona objeto de dichas medidas.
CAPITULO IV
APODERAMIENTO ILICITO DE AERONAVES
Artículo 11
1. Cuando, mediante violencia o intimidación, una persona cometa a
bordo cualquier acto ilícito de apoderamiento,
interferencia o ejercicio del control de una aeronave en vuelo, o esté
a punto de cometer tales actos, los Estados
Contratantes tomaran todas las medidas necesarias para que el
legitimo Comandante de la aeronave recupere o
conserve el control.
2. En los casos previstos en el párrafo anterior, el Estado Contratante
en que aterrice la aeronave permitirá a los
pasajeros y tripulación que continúen su viaje lo antes posible y
devolverá la aeronave y su carga a sus legítimos
poseedores.
CAPITULO V
FACULTADES Y OBLIGACIONES DE LOS ESTADOS
Artículo 12
Todo Estado Contratante permitirá al Comandante de una aeronave
matriculada en otro Estado Contratante que
desembarque a cualquier persona conforme a lo dispuesto en el
articulo 8. Párrafo 1.
Articulo 13
1. Todo Estado Contratante aceptara la entrega de cualquier persona
que el Comandante de la aeronave le
entregue en virtud del artículo 9. Párrafo 1.
2. Si un Estado Contratante considera que las circunstancias lo
justifican, procederá a la detención o tomará otras
medidas para asegurar la presencia de cualquier persona que se
presuma que ha cometido uno de los actos a
que se refiere el articulo 11. Párrafo 1, así como de cualquier otra
persona que le haya sido entregada. La
detención y demás medidas se llevarían a cabo de acuerdo con las
leyes de tal Estado, y se mantendrán
solamente por el periodo que sea razonablemente necesario a fin de
permitir la iniciación de un procedimiento
penal o de extradición.
3. La persona detenida de acuerdo con el párrafo anterior tendrá toda
clase de facilidades para comunicarse
inmediatamente con el representante correspondiente del Estado de
su nacionalidad que se encuentre mas
próximo
4. El Estado Contratante al que sea entregada una persona en virtud
del articulo 9, párrafo 1, o en cuyo territorio
aterrice una aeronave después de haberse cometido alguno de los
actos previstos en el articulo 11 párrafo 1.
procederá inmediatamente a una investigación preliminar sobre los
hechos.
5. Cuando un Estado en virtud de este artículo detenga a una persona
notificará inmediatamente al Estado de
matricula de la aeronave y al Estado de que sea nacional el detenido
y. si !o considera conveniente a todos los
demás Estados Interesados tal detención y las circunstancias que la
justifican. El Estado que proceda a la
investigación preliminar prevista en el artículo 4 del presente articulo,
comunicará sin dilación sus resultados a los
Estados antes mencionados e indicará si se propone proceder contra
dicha persona.
Artículo 14
1. Cuando una persona, desembarcada de conformidad con el articulo
9, párrafo 1, o desembarcada después de
haber cometido alguno de los actos previstos en el articulo 11,
párrafo 1, no puede o no desee proseguir el viaje,
el Estado de aterrizaje rehúsa admitirla y se trata de una persona que
no sea nacional del mismo ni tenga en él su
residencia permanente podrá enviarla al territorio del Estado del que
sea nacional o residente permanente o al del
Estado donde inicio su viaje aéreo.
2. El desembarque, la entrega, la detención o la adopción de las
medidas aludidas en el articulo 13. párrafo 2. o el
envío de la persona conforme al párrafo anterior del presente articulo
no se consideraran como admisión en el
territorio del Estado Contratante interesado a los efectos de sus leyes
relativas a la entrada o admisión de
personas y ninguna disposición del presente Convenio afectara, a las
leyes de un Estado Contratante. Que
regulen la expulsión de personas de su territorio.
Artículo 15
1. A reserva de lo previsto en el artículo precedente, cualquier
persona desembarcada de conformidad con el
artículo 8, párrafo 1, entregada de acuerdo con el articulo 9, párrafo
1, o desembarcada después de haber
cometido alguno de los actos previstos en el artículo 11, párrafo 1,
que desee continuar su viaje, podrá hacerlo tan
pronto como sea posible hacia el punto de destino que elija, salvo que
su presencia sea necesaria de acuerdo con
las leyes del Estado de aterrizaje para la instrucción de un
procedimiento penal o de extradición.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en sus leyes sobre entrada admisión.
expulsión y extradición, el Estado
Contratante en cuyo territorio sea desembarcada una persona. de
acuerdo con lo dispuesto en el articulo 8,
párrafo 1. o entregada de conformidad con el articulo 9, párrafo 1, o
desembarque una persona a la que se impute
alguno de los actos previstos en el artículo 11, párrafo 1, le concederá
en orden a su protección y seguridad un
trato menos favorable que el dispensado a sus nacionales en las
mismas circunstancias.
CAPÍTULO VI
OTRAS DISPOSICIONES
Articulo 16
1. Las infracciones cometidas n bordo de aeronaves matriculadas en
un Estado Contratante serán consideradas, a
los fines de extradición, como si se hubiesen cometido. no sólo en el
lugar en el que hayan ocurrido sino también
en el territorio del Estado de matricula de la aeronave.
2. A reserva. de lo dispuesto en el párrafo anterior ninguna
disposición de este Convenio se interpretara en el
sentido de crear una obligación de conceder la extradición.
Articulo 17
Al llevar a cabo cualquier medida de investigación o arresto u al
ejercer de cualquier otro modo jurisdicción en
materia de infracciones cometidas a bordo de una aeronave. los
Estados Contratantes deberán tener muy en
cuenta Ia seguridad y demás intereses de la navegación aérea
evitando e! retardar innecesariamente a la
aeronave, los pasajeros, los miembros de la tripulación o la
Carga.Articulo
18
Si varios Estados Contratantes constituyen organizaciones de
explotación en común u organismos internacionales
de explotación, que utilicen aeronaves no matriculadas en un Estado
determinado. designarán, según las
modalidades del caso. cuál de ellos se considerará como Estado de
matricula s loo fines del presente Convenio y
lo comunicaran a la Organización de Aviación Civil Internacional, que
lo notificara a todos los Estados Partes en el
presente Convenio.
CAPITULO VII
DISPOSICIONES FINALES
Articulo 19
Hasta la fecha en que el presente Convenio entre en vigor de acuerdo
con lo previsto en el articulo 21. quedara
abierto a la firma de cualquier Estado que, en dicha fecha sea
miembro de la Organización de las Naciones
Unidas o de cualquiera de los Organismos Especializados.
Articulo 20
1. El presente Convenio se someterá a la ratificación de los Estados
signatarios de conformidad con sus
procedimientos constitucionales.
2. Los instrumentos de ratificación serán depositados en la
Organización de Aviación Civil Internacional.
Articulo 21
1. Tan pronto como doce Estados signatarios hayan depositado sus
instrumentos de ratificación del presente
Convenio, este entrará en vigor entre ellos el nonagésimo día, a
contar del deposito del duodécimo Instrumento de
ratificación. Para cada uno de los Estados que ratifique después de
esa fecha, entrará en vigor el nonagésimo día
a partir de la fecha de deposito de su instrumento de ratificación.
2. Tan pronto como entre en vigor el presente Convenio será
registrado ante el Secretario general de las Naciones
Unidas, por la Organización de Aviación Civil Internacional.
Articulo 22
1. Después de su entrada en vigor, el presente Convenio quedará
abierto a la adhesión de cualquier Estado
miembro de la Organización de las Naciones Unidas o de cualquiera
de los Organismos Especializados.
2. La adhesión de un Estado se efectuará mediante el depósito del
correspondiente instrumento de adhesión ante
la Organización de Aviación Civil Internacional, el cual tendrá efecto el
nonagésimo día a contar de la fecha de
deposito.
Artículo 23
1. Los Estados Contratantes podrán denunciar este Convenio
notificándolo a la Organización de Aviación Civil
Internacional
2. La denuncia surtirá efecto seis meses después de la fecha en que
la Organización de Aviación Civil
Internacional reciba la notificación de dicha denuncia
Articulo 24
1. Las controversias que surjan entre dos o mas Estados Contratantes
con respecto a la interpretación o
aplicación de este Convenio, que no puedan solucionarse mediante
negociaciones, se someterán a arbitraje a
petición de uno de ello. Si en el plazo de seis meses, contados a partir
de la fecha de presentación de la solicitud
de arbitraje las Partes no consiguen ponerse de acuerdo sobre la
forma del mismo, cualquiera de las Partes podrá
someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia mediante
una solicitud presentada de conformidad con
el Estatuto de la Corte.
2. Todo Estado, en el momento de la firma o ratificación de este
Convenio o de su adhesión al mismo, podrá
declarar que no se considera obligado por el párrafo anterior Los
demás Estados Contratantes no están obligados
por el párrafo anterior ante ningún Estado que haya formulado dicha
reserva
3. Todo Estado Contratante que haya formulado la reserva prevista en
el párrafo anterior podrá retirarla en
cualquier momento notificándolo a la Organización de Aviación Civil
Internacional
Artículo 25
Con excepción de lo dispuesto en el artículo 24 el presente Convenio
no podrá ser objeto de reservas.
Artículo 26
La Organización de Aviación Civil Internacional notificará a todos los
Estados miembros de la Organización de las
Naciones Unidas o de cualquiera de los Organismos especializados:
a) toda firma del presente Convenio y la fecha de la misma:
b) El depósito de todo instrumento de ratificación o adhesión y la
fecha en que se hizo;
c) La fecha en que el presente Convenio entre en vigor, de acuerdo
con el primer párrafo del artículo 21;
d) Toda notificación de denuncia y la fecha de se recepción, y
e) toda declaración o notificación formulada en virtud del artículo 24 y
la fecha de su recepción.
Por tanto, habiendo visto y examinado los veintiséis artículos que
integran dicho Convenio, oída la Comisión de
Tratados de las Cortes Españolas, en cumplimiento de lo prevenido en
el artículo 14 de su Ley Orgánica, vengo
en aprobar y ratificar cuanto en ello se dispone, como en virtud del
presente lo apruebo y ratifico prometiendo
cumplirlo, observarlo y hacer que se cumpla y observe puntualmente
en todas sus partes a cuyo fin, para su
mayor validación y firmeza, mando expedir este Instrumento de
Ratificación firmado por Mi, debidamente sellado y
refrendado por el infrascrito Ministro de Asuntos
Exteriores
Dado en Madrid el 25 de Agosto de 1969.
FRANCISCO FRANCO
El Ministro de Asuntos Exteriores
El Instrumento de Ratificación fue depositado en Montreal ante la
Organización de Aviación Civil Internacional el día 1 de Octubre de
1969, entrando en vigor para España, según lo dispuesto en el
articulo
21 del Convenio, el día 30 de Diciembre de 1969.
LISTA DE LOS ESTADOS QUE HAN FIRMADO Y RATIFICADO EL,
CONVENIO, SOBRE
LAS INFRACCIONES Y CIERTOS OTROS ACTOS COMETIDOS A BORDO
DE LAS
AERONAVES, HECHO EN TOKIO El 14 de SEPTIEMBRE DE 1963.
…V
Enezuela

CONVENIO DE MONTREAL 1971

198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
CONVENIO PARA LA REPRESION DE ACTOS ILICITOS
CONTRA LA SEGURIDAD DE LA AVIACION CIVIL
Los Estados Partes en el presente Convenio
Considerando que los actos ilícitos de apoderamiento o ejercicio del control de
aeronaves en vuelo ponen en peligro la seguridad de las personas y los bienes,
afectan gravemente ala explotación de los servicios aéreos y socavan la
confianza de los pueblos del mundo en la seguridad de la aviación civil;
Considerando que la realización de tales actos les preocupa gravemente;
Considerando que, a fin de prevenir tales actos, es urgente prever las medidas
adecuadas para sancionar a sus autores;
Han convenido lo siguiente:
Articulo 1. 1. Comete un delito toda persona que ilícita e intencionalmente:
a) realice contra una persona a bordo de una aeronave en vuelo actos
de violencia que, por su naturaleza, constituyan un peligro para la
seguridad de la aeronave;
b) destruya una aeronave en servicio o le cause daños que la
incapaciten para el vuelo o que, por su naturaleza, constituyan un
peligro para la seguridad de la aeronave en vuelo;
c) coloque o haga colocar en una aeronave en servicio, por cualquier
medio, un artefacto o sustancia capaz de destruir tal aeronave o de
causarle daños que la incapaciten para el vuelo o que, por su
naturaleza, constituyan un peligro para la seguridad de la aeronave
en vuelo;
d) destruya o dañe las instalaciones o servicios de la navegación aérea
o perturbe su funcionamiento, si tales actos, por su naturaleza,
constituyen un peligro para la seguridad de las aeronaves en vuelo;
e) comunique, a sabiendas, informes falsos, poniendo con ello en
peligro la seguridad de una aeronave en vuelo.
2. Igualmente comete un delito toda persona que:
a) intente cometer cualquiera de los delitos mencionados en el párrafo
1 del presente artículos;
b) sea cómplice de la persona que los cometa o intente cometerlos.
Articulo 2. A los fines del presente Convenio:
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
a) se considerara que una aeronave se encuentra en vuelo desde el
momento en que se cierran todas las puertas externas después del
embarque hasta el momento en que se abra cualquiera de dichas
puertas para el desembarque; en caso de aterrizaje forzoso, se
considerara que el vuelo continua hasta que las autoridades
competentes se hagan cargo de la aeronave y de las personas y
bienes a bordo;
b) se considerara que una aeronave se encuentra en servicio desde que
el personal de tierra o la tripulación comienza las operaciones
previas a un determinado vuelo hasta veinticuatro horas después de
cualquier aterrizaje; el periodo en servicio se prolongara en
cualquier caso por todo el tiempo que la aeronave se encuentre en
vuelo conforme al párrafo a) del presente articulo.
Articulo 3. Los estados contratantes reobligan a establecer penas severas para
los delitos mencionados en el Articulo 1.
Articulo 4. 1. El presente Convenio no se aplicara a las aeronaves utilizadas en
servicios militares, de aduanas o de policía.
2. En los casos previstos en los incisos a), b), c) y e) del párrafo 1 del Articulo
1, el presente Convenio solamente se aplicara, ya se trate de una aeronave en
vuelo internacional, ya en vuelo interno, si:
a) el lugar, real o previsto, de despegue o de aterrizaje de la aeronave
esta situado fuera del estado de matricula; o
b) el delito se comete en el territorio de un estado distinto del de
matricula de la aeronave.
2. No obstante lo dispuesto en el párrafo 2 del presente articulo, en los casos
previstos en los incisos a), b), c) y e) del párrafo 1 del Articulo 1, el presente
Convenio se aplicara asimismo si el delincuente o el presunto delincuente es
hallado en el territorio de un Estado distinto del de matricula de la aeronave.
3. Por lo que se refiere a los estados mencionados en el Articulo 9, no se
aplicara el convenio en los casos previstos en los incisos a), b), c) y e) del
párrafo 1 del Articulo 1, si los lugares mencionados en el inciso a) del
párrafo 2 del presente articulo están situados en el territorio de uno de los
Estados referidos en el Articulo 9, a menos que el delito se haya cometido o
el delincuente o el presunto delincuente sea hallado en el territorio de un
estado distinto de dicho Estado.
4. En los casos previstos en el inciso d) del párrafo 1 del articulo 1, el presente
Convenio se aplicara solamente si las instalaciones y servicios de navegación
aérea se utilizan para la navegación aérea internacional.
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
5. Las disposiciones de los párrafos 2,3,4, y 5 del presente articulo se aplicaran
también en los casos previstos en el párrafo 2 del Articulo 1.
Articulo 5. 1. cada Estado contratante tomara las medidas necesarias para
establecer su jurisdicción sobre los delitos en los casos siguientes:
a) si el delito se comete en el territorio de tal Estado;
b) si el delito se comete contra a bordo de una aeronave matriculada
en tal Estado;
c) si la aeronave, a bordo de la cual se cometa el delito, aterriza en su
territorio con el presunto delincuente todavía a bordo;
d) si el delito se comete o a bordo de un aeronave dada en
arrendamiento sin tripulación a una persona que en tal Estado tenga
su oficina principal o, de no tener tal oficina, su residencia
permanente.
2. Asimismo, cada Estado contratante tomara las medidas necesarias para
establecer la jurisdicción sobre los delitos previstos en los incisos a), b) y c)
del párrafo 1 del Articulo 1, así como en el párrafo 2 del mismo articulo, en
cuanto este ultimo párrafo se refiere a los delitos previstos en dichos incisos,
en el caso de que el presunto delincuente se halle en su territorio y dicho
Estado no conceda la extradición, conforme al Articulo 8, a los Estados
previstos en el párrafo 1 del presente articulo.
3. El presente Convenio no excluye ninguna jurisdicción penal ejercida de
acuerdo con las leyes nacionales.
Articulo 6. 1. Todo Estado contratante en cuyo territorio se encuentre el
delincuente o el presunto delincuente, si considera que las circunstancias lo
justifican, procederá ala detención o tomara otras medidas para asegurar su
presencia. La detención y demás medidas se llevaran a cabo de acuerdo con
las leyes de tal Estado, y se mantendrán solamente por el periodo que sea
necesario a fin de permitir la iniciación de un procedimiento penal de
extradición.
2. Tal Estado procederá inmediatamente a una investigación preliminar de los
hechos.
2. La persona detenida de acuerdo con el párrafo 1 del presente articulo tendrá
toda clase de facilidades para comunicarse inmediatamente con el
representante correspondiente del Estado de su nacionalidad que se
encuentre más próximo.
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
3. Cuando un Estado, en virtud del presente articulo, detenga a una perdona,
notificara inmediatamente tal detención y las circunstancias que la justifican,
a los Estados mencionados en el párrafo 1, del Articulo 5, al estado del que
sea nacional el detenido y, si lo considera conveniente, a todos los demás
Estados interesados. El Estado proceda a la investigación preliminar prevista
en el párrafo 2 del presente articulo, comunicara sin dilación sus resultados a
los Estados antes mencionados e indicara si se propone ejercer su
jurisdicción.
Articulo 7. El Estado contratante en cuyo territorio sea hallado el presunto
delincuente, si no proceda a la extradición del mismo, someterá el caso a sus
autoridades competentes a efectos de enjuiciamiento, sin excepción alguna y con
independencia de que el delito haya sido o no cometido en su territorio. Dichas
autoridades tomaran su decisión en las mismas condiciones que las aplicables a
los delitos comunes de carácter grave, de acuerdo con la legislación del tal
Estado.
Articulo 8. 1. Los delitos se consideraran incluidos entre los delitos que del
lugar a extradición en todo tratado de extradición en todo tratado de extradición
celebrado entre Estados contratantes. Los Estados contratantes se comprometen
a incluir los delitos como caso de extradición en todo tratado de extradición que
celebren entre sí en el futuro.
2. Si un Estado contratante, que subordine la extradición a la existencia de un
tratado, recibe de otro Estado contratante, con el que no tiene tratado, una
solicitud de extradición, podrá discrecionalmente considerar el presente
Convenio como la base jurídica necesaria para la extradición referente a los
delitos. La extradición estará sujeta a las demás condiciones exigidas por el
derecho del Estado requerido.
2. Los Estados contratantes que no subordinen la extradición a la existencia de
un tratado reconocerán los delitos como caso de extradición entre ellos, sujeto a
las condiciones exigidas por el derecho del Estado requerido.
3. A los fines de extradición entre Estados contratantes, se considerara que los
delitos se han cometido, no solamente en el lugar donde ocurrieron, sino
también en el territorio de los Estados obligados a establecer su jurisdicción de
acuerdo con los incisos b), c) y d) del párrafo 1 del Articulo 5.
Articulo 9. Los Estados contratantes que constituyan organizaciones de
explotación en común del transporte aéreo u organismos internacionales de
explotación que utilicen aeronaves que sean objeto de una matricula común o
internacional, designara, con respecto a cada aeronave, según las circunstancias
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
del caso, el Estado de entre ellos que ejercerá la jurisdicción y tendrá las
atribuciones del Estado de matricula de acuerdo con el presente Convenio y lo
comunicara a la Organización de Aviación Civil Internacional, que lo notificara
a todos los Estados partes en el presente Convenio.
Articulo 10. 1. Los Estados contratantes procuraran tomar, de acuerdo con el
derecho internacional y sus propias leyes, todas las medidas que sean
factibles para impedir la comisión de los delitos previstos en el Articulo 1.
2. Cuando, con motivo de haberse cometido un delito previsto en el Articulo 1,
se produzca retraso de interrupción del vuelo, cada Estado contratantes en
cuyo territorio se encuentren la aeronave, los pasajeros, o la tripulación,
facilitara a los pasajeros y a la tripulación la continuación del viaje lo antes
posible y devolverá sin demora la aeronave y su carga a sus legítimos
poseedores.
Articulo 11. 1. Los estados contratantes se prestaran la mayor ayuda posible por
lo que respecta a todo proceso penal relativo a los delitos. En todo los casos,
la ley aplicable para la ejecución de una petición de ayuda será la ley del
Estado requerido.
2. Sin embargo, lo dispuesto en el párrafo precedente no afectara a las
obligaciones derivadas de cualquier tratado bilateral o multilateral que
regule, en todo o en parte, lo relativo a la ayuda mutua en materia penal.
Articulo 12. Todo Estado contratante que tenga razones para creer que se vaya a
cometer un delito previsto en el Articulo1, suministrara, de acuerdo con su ley
nacional, toda información pertinente de que disponga a los demás Estados que,
en su opinión, sean los mencionados en el párrafo 1 del Articulo 5.
Articulo 13. Cada Estado contratante notificara lo antes posible al Consejo de la
Organización de Aviación Civil Internacional, de conformidad con su ley
nacional, cualquier información pertinente que tenga en su poder referente a:
a) las circunstancias del delito;
b) las medidas tomadas en aplicación del párrafo 2 del Articulo 10;
c) las medidas tomadas en relación con el delincuente o presunto
delincuente, y especialmente , el resultado de todo procedimiento de
extradición u otro procedimiento judicial.
Articulo 14. 1. Las controversias que surjan entre dos o más Estados
contratantes con respecto a la interpretación o aplicación de este Convenio, que
no puedan solucionarse mediante negociaciones, se someterán a arbitraje, a
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
petición de uno de ellos. Si en el plazo de seis meses contados a partir de la
fecha de presentación de ola solicitud de arbitraje las Partes no consiguen
ponerse de acuerdo sobre la forma del mismo, cualquiera de las Partes podrá
someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia, mediante una
solicitud presentada de conformidad con el Estatuto de la corte.
2. Todo Estado, en el momento de la firma o ratificación de este Convenio o de
su adhesión al mismo, podrá declarar que no se considera obligado por el
párrafo anterior. Los demás Estados contratantes no están obligados por el
párrafo anterior ante ningún Estado que haya formulado dicha reserva.
3. Todo Estado contratante que haya formulado la reserva prevista en el párrafo
anterior podrá retirarla en cualquier momento notificándolo los Gobiernos
depositarios.
Articulo 15. 1. El presente Convenio esta abierto a la firma de los estados
participantes en la Conferencia Internacional de Derecho Aéreo, celebrada en
Montreal del 8 al 23 de septiembre de 1971 (llamada en adelante “Conferencia
de Montreal”). Después del 10 de octubre de 1971, el Convenio estará abierto a
la firma de todos los Estados en Washington., Londres y Moscú. Todo Estado
que no firmare el presente Convenio antes de su entrada en vigor de
conformidad con el párrafo 3 de este articulo, podrá adherirse a él en cualquier
momento.
2. El presente Convenio estará sujeto a ratificación por lo Estados signatarios.
Los instrumentos de ratificación y los instrumentos de adhesión se
depositaran en los archivos de los Gobiernos de los Estados Unidos de
América, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del norte y la Unión de
Republicas Socialistas Soviéticas, a los que por el presente se designa como
Gobiernos depositarios.
3. El presente Convenio entrara en vigor treinta días después de la fecha en que
diez Estados signatarios de este Convenio, participantes en la Conferencia de
Montreal, hayan depositado sus instrumentos de ratificación.
4. Para los demás Estados, el presente Convenio entrara en vigor en la fecha
que resulte de la aplicación del párrafo 3 de este articulo, o treinta días
después de la fecha de deposito de sus instrumentos de ratificación o
adhesión, si esta ultima fecha fuese posterior a la primera.
5. Los Gobiernos depositarios informaran sin tardanza a todos los estados
signatarios y a todos los Estados que se hayan adherido a este Convenio de
la fecha de cada firma, de la fecha de deposito de cada instrumento de
198 United Nations – Treaty Series * Nations Unies – Recuell des Traités 1975
Vol. 974 – I-14118
ratificación o adhesión, de la fecha de su entrada en vigor y de cualquier otra
notificación.
6. Tan pronto como el presente Convenio entre en vigor, los Gobiernos
depositarios lo registraran de conformidad con el Articulo 102 de la Carta de
las Naciones Unidas y de conformidad con el Articulo 83 del Convenio sobre
Aviación Civil Internacional (Chicago, 1944).
Articulo 16. 1. Todo Estado contratante podrá denunciar el presente Convenio
mediante notificación por escrito dirigida a los Gobiernos depositarios.
2. la denuncia surtirá efecto seis meses después de la fecha en que los
Gobiernos depositarios reciban la notificación.
EN TESTIMONIO DE LO CUAL los Plenipotenciarios infrascritos,
debidamente autorizados por sus Gobiernos para hacerlo, firman el presente
Convenio.
HECHO en Montreal el día veintitrés de septiembre del año mil novecientos
setenta y uno, en tres originales, cada uno de ellos integrado por cuatro textos
auténticos en los idiomas español, francés, ingles y ruso.
CONVENTION FOR THE SUPPRESSION OF UNLAWFUL ACTS
AGAINST THE SAFETY OF CIVIL AVIATION
SIGNED AT MONTREAL ON 23 SEPTEMBER 1971
Entry into force: The Convention
entered into force
on 26 January
1973.

Status: 180 Parties.

CONVENIO DE LA HAYA 1970


123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
CONVENIO PARA LA REPRESION DEL APODERAMIENTO
ILICITO DE AERONAVES
PREAMBULO
Los estados Contratantes en el presente Convenio
Considerando que los actos ilícitos de apoderamiento o ejercicio del control de
aeronaves en vuelo ponen en peligro la seguridad de las personas y los bienes,
afectan gravemente ala explotación de los servicios aéreos y socavan la
confianza de los pueblos del mundo en la seguridad de la aviación civil;
Considerando que la realización de tales actos les preocupa gravemente;
Considerando que, a fin de prevenir tales actos, es urgente prever las medidas
adecuadas para sancionar a sus autores;
Han convenido lo siguiente:
Articulo 1. Comete un delito (que en adelante se denominara “el delito”) toda
persona que, a bordo de una aeronave en vuelo,
a) Ilícitamente, mediante violencia, amenaza de violencia o cualquier
otra forma de intimidación, se apodere de tal aeronave, ejerza el
control de la misma, o intente cometer cualquiera de tales actos;
b) sea cómplice de la persona que cometa o intente cometer cualquiera
de tales actos.
Articulo 2. Los Estados Contratantes se obligan a establecer para el delito penas
severas.
Articulo 3. 1. A los fines del presente Convenio, se considerara que una
aeronave se encuentra en vuelo desde el momento en que se cierran
todas las puertas externas después del embarque hasta el momento en
que se abra cualquiera de dichas puertas para el desembarque. En caso
de aterrizaje forzoso, se considerara que el vuelo continua hasta que las
autoridades competentes se hagan cargo de la aeronave y de las personas y
bienes a bordo.
2. El presente Convenio no se aplicara a las aeronaves utilizadas en servicios
militares, de aduanas o de policía.
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
2. El presente Convenio se aplicara solamente si el lugar de despegue o el de
aterrizaje real de la aeronave, a bordo de la cual se cometa el delito, esta
situado fuera del territorio del Estado de su matricula, ya se trate de una
aeronave en vuelo internacional, ya en vuelo internacional.
3. En los casos previstos en el articulo 5, no se aplicara el presente Convenio si
el lugar de despegue y el aterrizaje real de la aeronave, a bordo de la cual se
comete el delito, están situados en el territorio de uno solo de los Estados
referidos en dicho Articulo.
4. No obstante lo dispuesto en los párrafos 3 y 4 del presente articulo, se
aplicaran los artículos 6,7,8 y 10, cualquiera que sea el lugar de despegue o
de aterrizaje real de la aeronave, si el delincuente o el presunto delincuente
es hallado en el territorio de un Estado distinto del de matricula de dicha
aeronave.
Articulo 4. 1. Cada Estado contratante tomara las medidas necesarias para
establecer su jurisdicción sobre el delito y sobre cualquier acto de violencia
cometido por el presunto delincuente contra los pasajeros o la tripulación, en
relación directa con el delito, en los casos siguientes:
a) si el delito se comete a bordo de una aeronave matriculada en tal
Estado;
b) si la aeronave, a bordo de la cual se comete el delito, aterriza en su
territorio con el presunto delincuente todavía a bordo;
c) si el delito se comete a bordo de una aeronave dada en
arrendamiento sin tripulación a una persona que en tal Estado tenga
su oficina principal, o de no tener tal oficina, su residencia
permanente.
2. Asimismo, cada Estado Contratante tomara las medidas necesarias para
establecer su jurisdicción sobre el delito en el caso de que el presunto
delincuente se halle en su territorio y dicho Estado no conceda la extradición,
conforme al Articulo 8, a los Estado previstos en el párrafo 1 del presente
articulo.
1. El presente Convenio no excluye ninguna jurisdicción penal ejercida de
acuerdo con las leyes nacionales.
Articulo 5. Los Estados Contratantes que constituyan organizaciones de
explotación en común del transporte aéreo u organismos internacionales de
explotación que utilicen aeronaves que sean objeto de una matricula común o
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
internacional, designaran, con respecto a cada aeronave, según las
circunstancias del caso, el Estado de entre ellos que ejercerá la jurisdicción y
tendrá las atribuciones del Estado de matricula de acuerdo con le presente
Convenio, y lo comunicaran a la Organización de Aviación Civil
Internacional, que lo notificara a todos los Estados Partes en el presente
Convenio.
Articulo 6. 1. Todo Estado Contratante en cuyo territorio se encuentre el
delincuente o el presunto delincuente, si considera que las circunstancias lo
justifican, procederá a la detención o tomara otras medidas para asegurar su
presencia. La detención y demás medidas se llevaran a cabo de acuerdo con
las leyes de tal Estado, y se mantendrán solamente por el periodo que sea
necesario a fin de permitir la iniciación de un procedimiento penal o de
extradición.
2. Tal Estado prodecerá inmediatamente a una investigación preliminar de los
hechos.
3. La persona detenida de acuerdo con el párrafo 1 del presente articulo tendrá
toda clase de facilidades para comunicarse inmediatamente con el representante
correspondiente del estado de su nacionalidad que se encuentre más próximo.
2. Cuando un Estado, en virtud de este articulo, detenga a una persona,
notificara inmediatamente tal detención y las circunstancias que la justifican, al
Estado de matricula de la aeronave, al estado mencionado en el articulo 4,
párrafo 1 c), al estado del que sea nacional el detenido y, si lo considera
conveniente, a todos los demás Estados interesados. El Estado que proceda a la
investigación preliminar prevista en el párrafo 2 del presente articulo,
comunicara sin dilación sus resultados a los Estados antes mencionados e
indicara si se propone ejercer su jurisdicción.
Articulo 7. El Estado contratante en cuyo territorio se a hallado el presunto
delincuente, si no procede a la extradición del mismo, someterá el caso a sus
autoridades competentes a efectos de enjuiciamiento, sin excepción alguna y
con independencia de que el delito haya sido o no cometido en su territorio.
Dichas autoridades tomaran su decisión en las mismas condiciones que las
aplicables a los delitos comunes de carácter grave, de acuerdo con la
legislación de tal Estado.
Articulo 8. 1. el delito se considerara incluido entre los delitos que den lugar a
extradición en todo tratado de extradición celebrado entre Estados
Contratantes. Los Estados Contratantes se comprometen a incluir el delito
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
como caso de extradición en todo tratado de extradición que celebren entre sí
en el futuro.
2. Si un estado Contratante, que subordine la extradición a la existencia de un
tratado, recibe de otro Estado Contratante, con el que no tiene tratado, una
solicitud de extradición, podrá discrecionalmente, considerar el presente
Convenio como la base jurídica necesaria para la extradición referente al
delito. La extradición estará sujeta a las demás condiciones exigidas por el
derecho del estado requerido.
3. Los Estados Contratantes que no subordinen la extradición a la existencia de
un tratado reconocerán el delito como caso de extradición entre ellos, sujeto a
las condiciones exigidas por el derecho del Estado requerido.
4. A los fines de la extradición entre los Estados Contratantes, se considerara
que el delito se ha cometido, no solamente en le lugar donde ocurrió, sino
también en le territorio de los Estados obligados a establecer su jurisdicción
de acuerdo con el articulo 4, párrafo 1.
Articulo 9. 1. Cuando se realice cualquier acto de los mencionados en el
articulo 1 a) o sea inminente su realización, los Estados Contratantes tomaran
todas las medidas apropiadas a fin de que el legitimo comandante de la
aeronave recobre o mantenga su control.
2. En los casos previstos en el párrafo anterior, cada Estado Contratante en cuyo
territorio se encuentren la aeronave, o los pasajeros o la tripulación, facilitara
a los pasajeros y a la tripulación la continuación del viaje lo antes posible y
devolverá sin demora la aeronave y su carga a sus legítimos poseedores.
Articulo 10. 1. Los Estados Contratantes se prestaran la mayor ayuda posible
por lo que respecta a todo proceso penal relativo al delito y a los demás actos
mencionados en el articulo 4. En todos los casos, la ley aplicable para la
ejecución de una petición de ayuda será la del Estado requerido.
2. Sin embargo, lo dispuesto en el párrafo precedente no afectara a las
obligaciones derivadas de cualquier tratado bilateral o multilateral que
regule, en todo en parte, lo relativo a la ayuda mutua en materia penal.
Articulo 11. Cada Estado Contratante notificara lo antes posible al Consejo de la
Organización de Aviación Civil Internacional, de conformidad con su
legislación nacional, cualquier información pertinente que tenga en su poder
referente a:
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
a) las circunstancias del delito;
b) las medidas tomadas en aplicación del articulo 9;
c) las medidas tomadas en relación con el delincuente o el presunto
delincuente y, especialmente, el resultado de todo procedimiento de
extradición u otro procedimiento judicial.
Articulo 12. 1. Las controversias que surjan entre dos o más Estados
contratantes con respecto a la interpretación o aplicación de este Convenio, que
no puedan solucionarse mediante negociaciones, se someterán a arbitraje, a
petición de uno de ellos. Si en el plazo de seis meses contados a partir de la
fecha de presentación de la solicitud de arbitraje las Partes no consiguen
ponerse de acuerdo sobre la forma del mismo, cualquiera de las partes podrá
someter la controversia a la Corte Internacional de Justicia, mediante una
solicitud presentada de conformidad con el Estatuto de la Corte.
2. Todo Estado, en el momento de la firma o ratificación de este Convenio o de
su adhesión al mismo, podrá declarar que no se considera obligado por el
párrafo anterior. Los demás Estados Contratantes no estarán obligados por el
párrafo anterior ante ningún Estado que haya formulado dicha reserva.
3. Todo Estado Contratante que haya formulado la reserva prevista en el párrafo
anterior podrá retirarla en cualquier momento notificándolo a los Gobiernos
depositarios.
Artículo 13. 1. El presente Convenio estará abierto a la firma de los Estados
participantes en la Conferencia Internacional de Derecho Aéreo celebrada en la
Haya del 1º al 16 de diciembre de 1970 (llamado en adelante “La Conferencia
de la Haya”), a partir del 16 de diciembre de 1970, en dicha ciudad. Después
del 31 de diciembre de 1970, el Convenio estará abierto a la firma de todos los
Estados en Washington, Londres y Moscú. Todo Estado que no firmare el
presente Convenio antes de su entrada en vigor de conformidad con el párrafo 3
de este articulo, podrá adherirse a él en cualquier momento.
2. El presente Convenio estará sujeto a ratificación por los Estados signatarios.
Los instrumentos de ratificación y los instrumentos de adhesión se depositaran
en los archivos de los Gobiernos de los Estados Unidos de América, el Reino
Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la Unión de Republicas Socialistas
Soviéticas, alo que por el presente se designa como Gobiernos depositarios.
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
3. El presente Convenio entrara en vigor treinta días después de la fecha en que
diez Estados signatarios de este Convenio, participantes en la Conferencia de La
Haya hayan depositados sus instrumentos de ratificación.
4. Para los demás Estados, el presente Convenio entrara en vigor en la fecha que
resulte de la aplicación del párrafo 3 de este Articulo, o treinta días después de la
fecha de deposito de sus instrumentos de ratificación o adhesión, si esta ultima
fecha fuese posterior a la primera.
3. Los Gobiernos Depositarios informaran sin tardanza todos los Estados
signatarios y a todos los Estados que se hayan adherido a este Convenio de la
fecha de cada firma, de la fecha de deposito de cada instrumento de
ratificación o adhesión, de la fecha de su entrada en vigor y de cualquier otra
notificación.
4. Tan pronto como el presente Convenio entre en vigor, los Gobiernos
depositarios lo registraran de conformidad con el articulo 102 de la carta de
las Naciones Unidas y de conformidad con el Articulo 83 del Convenio sobre
Aviación Civil Internacional (Chicago 1944).
Articulo 14. 1. Todo Estado contratante podrá denunciar el presente Convenio
mediante notificación por escrito dirigida a los Gobiernos depositarios.
2. La denuncia surtirá efecto seis meses después de la fecha en que los
Gobiernos depositarios reciban la notificación.
EN TESTIMONIO DE LO CUAL los Plenipotenciarios infrascritos,
debidamente autorizados por sus Gobiernos para hacerlo, forman el presente
Convenio.
HECHO en La Haya el día dieciséis de diciembre de mil novecientos setenta en
tres originales, cada uno de ellos integrados por cuatro textos auténticos en los
idiomas español, francés, ingles y ruso.
123 United Nations – Treaty Series 1973
Nº 12325
123 United Nations – Treaty Series
1973
Nº 12325
123 United Nations – Treaty Series
1973
Nº 12325
CONVENTION FOR THE SUPPRESSION
OF UNLAWFUL SEIZURE OF AIRCRAFT
SIGNED AT THE HAGUE ON 16 DECEMBER 1970
Entry into
force:
The Convention entered into
force on 14 October 1971.

Status: 177 Parties.